Anda di halaman 1dari 142

Universidad Nacional Agraria de la Selva

Facultad de Recursos Naturales Renovables


Departamento Académico de Ciencias Ambientales

Tratamiento de la Contaminación de Suelos


(M20702)
III Unidad
TÉCNICAS FÍSICAS Y QUÍMICAS DE DESCONTAMINACIÓN DEL SUELO
Ing. Victor M. Beteta Alvarado
manuel2858@gmail.com
Técnicas de descontaminación de suelos

• Técnicas de eliminación de los contaminantes.

• Técnicas de limpieza, el suelo se recupera.

• Para la extracción o destrucción de los contaminantes de los suelos se


utilizan procesos físicos, químicos y biológicos.

• Los procesos físicos y químicos, en general, son más eficaces, más


disponibles y más rápidos que los biológicos.
• En ocasiones se combinan varias técnicas para reforzar el proceso de
descontaminación.
• Soil Vapor Extraction + calor + Bioremediation
Técnicas físicas y químicas de descontaminación
del suelo
Son técnicas mucho más recomendables que las descritas en el capítulo
anterior ya que ahora el suelo se recupera al destruir o arrastrar a los
contaminantes.
• arrastre
• lavado
• extracción química
• oxidación/reducción
• deshalogenación
• tratamiento electroquímico
• desorción térmica
Arrastre, lavado y extracción
química
Semana 10
ARRASTRE DE VAPORES
• por inyección de aire
• mediante vacío
ARRASTRE DE VAPORES POR INYECCIÓN DE AIRE
(air sparging)

La aireación a presión utiliza aire (u oxígeno) para arrastrar los vapores

dañinos del suelo contaminado.


• Además del efecto del arrastre se favorece evaporación de los
contaminantes (cuando se bombea aire por debajo de la superficie del
terreno, las sustancias químicas se evaporan más rápidamente, con lo que
se hace más fácil eliminarlas).
• El aire que se inyecta en el terreno puede calentarse para acelerar el
proceso. El suelo caliente ayuda a que las sustancias químicas se evaporen
con mayor rapidez.
• Sólo se necesita de un compresor, pero es un método poco utilizado en la
práctica. Pues, ojo, al inyectar aire en el suelo podemos arrastrar la
contaminación y difundirla a otras zonas. Pero esta técnica si es práctica
frecuente en descontaminación de aguas subterráneas.
• Muy adecuada para VOCs y SVOCs, disolventes y combustibles
ARRASTRE DE VAPORES MEDIANTE VACÍO (SVE)
Soil Vapor Extraction

• Es el procedimiento usual para arrastrar a los contaminantes

• Para facilitar el arrastre de los gases contaminantes, en vez de

inyectar aire desde la superficie del suelo lo que se hace es que se

fuerza su recirculación excavando pozos que se encuentran

conectados a un equipo de vacío.


Objetivos

• Inducir un flujo de aire en el suelo que facilite la volatilización de los


contaminantes.

• Los contaminantes pueden estar.


• adsorbidos en la matriz del suelo
• disueltos en el agua del suelo
• libres en el aire del suelo

• Arrastrar los contaminantes volatilizados


• fuera del suelo
ESQUEMA GENERAL

• El sistema SVE consta básicamente de los pozos de vacío/extracción


que penetran en el suelo contaminado. Las canalizaciones para la
circulación de los gases hacia el sistema de descontaminación. La
unidad separadora de gases y líquidos. La bomba de extracción o sea
el compresor de vacío. Y la unidad depuradora de los gases.

• En determinados casos se llegan a excavar cientos de pozos


(típicamente a 2m de profundidad pero se ha llegado hasta los 90m).
• Los componentes de un SVE
los podemos ver con más
detalle en este esquema.
• Los gases extraídos por el SVE
se deben a varios
mecanismos:
• Arrastre directo de la atmósfera
del suelo
• Desorción de contaminantes de
las partículas del suelo,
• Volatilización desde el agua del
suelo
• Los resultados mejoran
sensiblemente si se procede a la
impermeabilización de la
superficie del suelo con
geomembranas (también se
pueden acoplar pozos de
inyección de aire).
El pozo lleva un tubo central de
unos 5 a 10 cm de diámetro de PVC
con una ventana de extracción en
su extremo inferior. La ventana de
extracción está rodeada de una
capa inerte y porosa de arena de
cuarzo y luego, el final de la ventana
de extracción se encuentra sellado
por una capa de bentonita.
Típicamente este método se utiliza para descontaminar suelos pero también es
utilizado para la descontaminación de aguas subterráneas. Bastaría simplemente
profundizar los pozos de vacío hasta perforar los niveles freáticos.
El sistema SVE está muy elaborado con unos equipos comerciales portátiles
muy experimentados.
Principios básicos

• El aire fluye desde las zonas de altas presiones hacia las de baja.

• Al producir vacío en los pozos se inducen presiones negativas en su


entorno.

• Los gases de esas zonas se arrastran a los pozos.

• Se favorece el flujo si además se inyecta aire a presión en las zonas


limítrofes.
• El aire se desplaza desde
las presiones altas a las
bajas siguiendo
direcciones
perpendiculares a las del
campo de presión.
• La impermeabilización de
la superficie se puede
realizar mediante una
geomembrana
impermeable, una capa de
arcillas compactadas,
lámina de plástico, asfalto
o cualquier otro material
impermeable.
Si se sella la superficie del suelo se
consigue mejorar los rendimientos al
modificar la circulación del flujo del
aire en el suelo.
Al sellar la superficie del suelo se
consiguen varios efectos:
• se reduce en gran medida la
entrada de aire desde la superficie
(circulación de aire limpio que
compite con el aire contaminado
del suelo)
• arrastra el aire desde distancias
más largas dentro del suelo
• previene de la entrada del agua de
lluvia
• reduce el contenido de humedad
del suelo
• reduce el contenido de vapor de
agua en los gases extraídos
Eficacia: parámetros
1. Del contaminante
2. Del suelo
1. Del contaminante
Estado del contaminante en el suelo

La eficacia de la técnica dependerá de su habilidad para arrastrar a los contaminantes, lo


que dependerá de un amplio conjunto de parámetros.
El primer factor a tener en cuenta es como se encuentra el contaminante en el suelo
parámetros, del contaminante
• Estado del contaminante en el suelo
• Presión de vapor
• Solubilidad en agua
• Constante de Henry
• Coeficiente de adsorción
• Degradabilidad
• Otras propiedades
• peso
• estructura molecular
• polaridad
• Estado del contaminante en el suelo
Los contaminantes orgánicos en el suelo se pueden encontrar en cuatro
formas:
• como gases disueltos en el aire dentro de los poros del suelo
• como líquidos inmiscible con el agua en los poros del suelo (NAPL)
formando finas películas sobre la superficie de las partículas
• adsorbidos en el complejo de cambio del suelo
• disueltos en la solución del suelo
El conocimiento del estado del contaminante es fundamental para
comprender el comportamiento frente a la extracción mediante vacío.
Durante la extracción varios mecanismos pueden ocurrir simultáneamente. Al
principio del tratamiento va a ocurrir la extracción del contaminante desde el
gas del suelo y después la evaporación del contaminante en situación
inmiscible. Después, y sólo cuando estos se hayan agotado se extraerá el
contaminante adsorbido y finalmente el que se encuentra disuelto en la
solución del suelo.
PRESIÓN DE VAPOR
• Representa la tendencia a volatilizarse y la partición en la fase gaseosa. Todos los
sólidos y los líquidos tiene una determinada presión de vapor y puede ser
considerada como su solubilidad en aire.
• Influenciada por la temperatura. Por ello la inyección de aire caliente mejora el
arrastre pero es una solución muy costosa.
• Se expresa en términos de milímetros de mercurio o de atmósferas y puede
representar un primer índice de ayuda para saber como va a responder un
contaminante a su extracción por esta técnica (los mejores >1mmHg, caso del
benceno, TCE, …).
SOLUBILIDAD
• Representa la tendencia a disolverse en agua (se expresa en término de peso/volumen, por
ejemplo mg/L). Influye en el estado (fase) en que se puede encontrar el contaminante en el suelo.
• Definición: máxima cantidad del compuesto que se puede disolver en agua a una determinada
temperatura.
• En los suelos el contenido de agua oscila normalmente entre el 10 y el 15% y los contaminantes
solubles se encontraran disueltos en agua.
• Para la SVE se requiere compuestos poco solubles en agua, para que no queden retenidos por el
agua, a menor solubilidad mayor facilidad de volatización.
• También se ha de considera la cosolvatación, que es la influencia de un compuesto en la
solubilidad de otro (mezcla de varios disolventes solubles entre sí).
• La solubilidad es un parámetro de fuerte incidencia en la movilidad y transporte hacia las aguas
subterráneas de un contaminante.
• Para mezclas orgánicas, como las de gasolinas, en la solubilidad influye la fracción molar de cada
compuesto individual, según la fórmula,
Ci = Xi Ai Cio
donde, Ci es la concentración de equilibrio del compuesto en la mezcla
• Xi es la fracción molar del compuesto en la mezcla
• Ai es el coeficiente de actividad del compuesto en la mezcla
• Cio es el equilibrio de solubilidad del compuesto puro.
Constante de Henry
Define la tendencia a la volatización de un compuesto disuelto en agua.
Es análoga a la presión de vapor pero la presión se refiere a una sustancia
pura y no a un compuesto.

KH = Cv / Cl
Donde
• KH = constante de Henry (que puede ser expresada en unidades
adimensionales o en atm . m3/mol)
• Cv = concentración de la fase de vapor en la interfase agua/vapor
• Cl = concentración del líquido en la interfase agua/vapor
Coeficiente de adsorción
Va a regular la fuerza de fijación del contaminante a las partículas del
suelo.
Mayoría de los contaminantes orgánicos son apolares

• Desorción compuestos hidrofóbicos


• no polares
• repelentes al agua
• baja solubilidad
• Desorción disminuye al desecarse el suelo
• Diferencias del potencial de
adsorción bajo diferentes grados
de humedad.

• La adsorción del suelo se vuelve


especialmente importante en los
suelos secos.

• Durante el proceso SVE la


humedad del suelo va bajando
(extraída por el aire)
Coeficiente de adsorción de los contaminantes: Kd materia orgánica y arcillas

Kd = foc . Koc
• donde Kd = coeficiente de reparto
• foc = porcentaje de carbono orgánico en el suelo
• Koc = coeficiente de reparto del carbono orgánico

• Valores típicos de foc: 2-6% (0,3-1% suelos cultivados)

• Koc calculado a partir del coeficiente de reparto octanol/agua


logKoc = 0 999 . logKow - 0,202

• Contaminantes más fácilmente adsorbidos que desasorbidos


• La adsorción de un contaminante al suelo se determina por el coeficiente de adsorción,
Kd.
• Mayoría de los contaminantes orgánicos son apolares y por ello la adsorción muestra
poca relación con arcillas pero si con el contenido total de materia orgánica.
• La Kd de un contaminante es muy variable de un suelo a otro dependiendo % materia
orgánica. Por ello se maneja el valor de Kd adaptado al % de materia orgánica = Koc que
es más significativo.
• Los investigadores han propuesto diversos procedimientos para calcular Koc; uno de los
mas fáciles es a partir del coeficiente de reparto octanol/agua del contaminante (Kow). El
Koc de un contaminante describe su partición entre agua (fase polar) y octanol (fase
apolar). El reparto octanol/agua es similar al reparto en la matriz del suelo y la materia
orgánica. Una ecuación aceptada es: logKoc = 0 999 . logKow - 0,202
• La mayoría de los contaminantes orgánicos son más fácilmente adsorbidos que
desorbidos. Es por ello que se consume mucho más tiempo y energía en la desorción que
en la adsorción de los contaminantes en el suelo. Este fenómeno es conocido como
histéresis tiende a reducir la capacidad de remover gases durante el proceso SVE,
particularmente en su etapa final.
• Para valores de materia orgánica < 0,5 a 1 % la adsorción por la fracción mineral es
predominante.
Degradabilidad

• La circulación de aire dentro del suelo es por sí misma una causa


importante de degradabilidad por los microorganismos del suelo (proceso
llamado bioventing)

• Al provocar el SVE la circulación del aire en el suelo favorece


descomposición de los contaminantes orgánicos por actuación de
microorganismos.

• La degradabilidad del contaminante orgánico será también un factor a


tener en cuenta.
• Otras propiedades
• peso

• estructura molecular

• Polaridad

Existen otras propiedades del contaminante que influyen en su


eliminación, como el peso molecular, su estructura y su polaridad, pero lo
hacen en mucha menor medida que los parámetros considerados
anteriormente, por lo que estos tres deben ser considerados como
secundarios.
2. Del Suelo
• Porosidad
• Permeabilidad al aire
• Textura y estructura
• Materia orgánica
• Homogeneidad/hetereogeneidad
• Humedad
• Profundidad de la capa freática
• Porosidad
• En cuanto a los parámetros del suelo que condicionan la eficacia del método SVE,
es la porosidad el más importante pues va acondicionar la facilidad de circulación
del aire y por tanto puede limitar la eficacia del arrastre de contaminantes.

• Los poros con aire representan las vías de circulación y por otra parte la
abundancia de poros implica muy poca superficie para la adsorción.
• De lo que se acaba de exponer se deduce que el SVE funcionará bien en suelos
porosos
• Un suelo poroso tiene del orden de un 50% de volumen de poros.
• Permeabilidad al aire
permeabilidades al aire > 10-10 cm2.
• Textura y estructura
La textura va a influir en la porosidad y permeabilidad. Así valores altos los
presenta los suelos francos y arenosos, mientras que los arcillosos son muy
impermeables y no son aptos para la SVE.
• Contenido de materia orgánica
La estructura desarrolla agregados que quedan limitados por espacios
porosos. Los suelos con un buen grado de desarrollo de la estructura son
ideales para aplicar el sistema SVE, mientras que los suelos de bajo grado de
desarrollo estructural son medios masivos en los que el SVE no ofrece
buenos rendimientos.
• Homogeneidad
la existencia de capas heterogéneas influye de una manera importante en la
circulación del aire.
• Hetereogeneidad

La heterogeneidad de un suelo se presenta por


cambios de estructura y de textura (los propio
procesos edáficos tienden a dar heterogeneidad;
formación de horizontes con distintas texturas y
estructuras; típicamente el proceso genético de
iluviación de arcilla forma un horizonte arenoso sobre
uno arcilloso). Si los contaminantes ocupan dos o mas
capas diferentes el SVE va a tender a extraer
preferentemente los contaminantes de la capa
permeable y va a resultar muy difícil descontaminar la
zona impermeable ya que las corrientes de aire van a
circular preferentemente por las capas de alta
permeabilidad.
El inconveniente de la heterogeneidad del suelo se puede corregir en parte utilizando pozos de
inyección de aire introducidos en la zona contaminada menos permeable para arrastrar los
contaminantes de estas capas. Los pozos de inyección de aire, como ya se ha dicho, pueden expandir
la contaminación a zonas próximas no contaminadas, por ello se usan también pozos pasivos en los
cuales sólo se comunica la zona contaminada con el exterior y es el vacío que se crea desde pozos
cercanos el que hace que el aire de la superficie entre en la zona contaminada poco permeable y
arrastre a los contaminantes.
• Humedad

La humedad del suelo es otro factor que


condiciona el resultado de la SVE ya que
directamente representa un pérdida de
porosidad para el aire (el poro está
ocupado por agua en vez de por aire) y por
otro lado proporciona un medio (el agua)
para que los contaminantes se disuelvan y
queden en parte protegidos del arrastre
(han de ser volatilizados para ello). Aunque
influye en el poder de adsorción
disminuyéndolo al aumentar la humedad y
por tanto favoreciendo la desorción.
• Profundidad de la capa freática
Al producirse el vacío la corriente creada puede afectar al agua
subterránea si esta se encuentra próxima al suelo contaminado.
Para evitar que el agua afecte a la extracción se pueden establecer pozos
horizontales en vez de verticales.
• Agua subterránea superficial a de 1,5 a 3 metros.
• Pozos horizontales. Pozo de inyección de aire enterrado en gravas.
• Pozo de extracción sellado con arcillas.

Pozos horizontales para nivel freático a 1 a 3 metros


• Distribución de una red de pozos horizontales
Sistema dual o multifase DVE ó
MDE
• Una variante del sistema SVE es el dual fase (DVE) o el multifase (MVE)

• Se utiliza para suelos con moderada/baja permeabilidad u horizontes de


textura heterogénea. Se emplea alto vacío (<30 cm Hg).

• Si hay capa de agua, primero rebaja el nivel freático y luego extrae por SVE.

• Remoción de gases y líquidos a la vez (en el suelo y en el agua subterránea),


por eso también se llama Dual Phase o Múltiple Phase.
Tecnología SVE en dos fases
•1º Fase. Extracción de vapores
•2ª Fase. Depuración de vapores
1º Fase. Extracción de vapores
• Alto vacío para extraer a la vez la contaminación de:
• vapores del suelo
• aguas subterránea

• Cada medio tiene comportamiento distinto, por ejemplo para un vacío de 32 atm
(24 cm Hg)
• Para el gas
• extracción 1.000 L/min
• radio de influencia 11 metros

• Para el agua
• extracción 3,4 L/min
• radio de influencia de 8 a 14 metros
Aplicabilidad
Condiciones idóneas

• Del contaminante
• Presión de mercurio > 1,0 mm
• Constante de Henry > 0,001 atm m3/mol
• Baja solubilidad en agua
• Bajo valor Kow

• Del suelo
• Permeabilidad para el aire > 10-6 cm2
• Contenido en humedad < 50%
• Bajo contenido en materia orgánica
Eficacia del sistema
Constante de Henry > 0,001 atm m3/mol (o también expresado por 0,01 adimensional)
Permeabilidad mas alta que 10-10 cm2 corresponde a suelos de textura arenosas y francas.
• Prestaciones del SVE dependerán del tipo de parámetros tanto los
referentes a los contaminantes como a los del suelo, pero son dos los
que más influyen: la constante de Henry y la presión de vapor.
• Por ejemplo estos son los valores de estos dos parámetros para cuatro
contaminantes orgánicos comunes fácilmente arrastrados en la SVE,
especialmente los tres primeros (ya que el PCE no presenta un
adecuado valor de la constante de Henry.
• Los contaminantes que pueden
ser fácilmente extraíbles por SVE
se encuentran distribuidos en la
esquina superior izquierda
delimitados por los valores de una
presión de vapor > 10-3 atm y una
constante de Henry > 10-3tm
m3/mol y bajas solubilidades.

• Por ejemplo, muchos compuestos


situados a la derecha de la gráfica
pueden ser muy volátiles pero no
son extraíbles por SVE al ser muy
solubles en agua (este es el caso,
por ejemplo, de la acetona).
• El grado de aplicabilidad del sistema SVE se puede
calcular en esta gráfica a partir de los valores de la
presión de vapor y de la permeabilidad del suelo.

• Se une el valor de la presión de vapor con la


permeabilidad y esa línea cruzará otra vertical que
dará el grado de efectividad de esta técnica. Por otro
lado trazando una horizontal desde el valor de la
permeabilidad aparecerá el tiempo aproximado
requerido para el tratamiento de este suelo por esta
técnica.

• La mayoría de los compuestos del petróleo tales


como benceno, tolueno, etilbenceno y xileno son
fácilmente biodegradados durante la extracción por
SVE.
Diseño operativo
Hay muchos criterios que hay que valorar antes de decidir la aplicación del sistema SVE en un sitio.
1. Caracterización de los contaminantes
2. Caracterización del suelo
3. Ensayos de laboratorio
4. Ensayo piloto en el terreno
5. Elección de los componentes del equipo
6. Planificación de la red de extracción
7. Calibración del sistema
8. Definición de los límites alcanzables
9. Planificación del calendario
10. Estimación de costes
11. Implementación
12. Monitorización
1. Caracterización de los contaminantes

La aplicabilidad de esta tecnología de pende de muchos factores relacionados con el sitio y con la naturaleza
de los contaminantes y la caracterización de los contaminantes y del suelo constituyen los primeros e
insoslayables pasos que hay que realizar.

2. Caracterización del suelo

Habrá que analizar la composición, tipo, edad, concentración, fase, presión de vapor, constante de Henry,
solubilidad y distribución horizontal y vertical de los contaminantes en el suelo. Y del medio habrá que
conocer la permeabilidad, humedad, textura, heterogeneidad, entre otros.

3. Ensayos de laboratorio

Los ensayos de laboratorio se pueden realizar en columnas de suelo, pero, dado que es imposible simular en
el laboratorio el comportamiento del suelo en el campo, los experimentos han de ser luego contrastados
con ensayos de campo
4. Ensayo piloto en el terreno. Permeabilidad del suelo al aire
• Es aconsejable planificar un ensayo piloto para determinar los parámetros
de trabajo como son la permeabilidad del suelo, el radio de influencia de los
pozos, la composición y concentración de los gases arrastrados, la intensidad
del flujo del aire, los niveles de vacío en distintos puntos del suelo, los
niveles de vacío requeridos, capacidad de la bomba de vacío, sistema de
depuración requerido y puntos de muestreo requeridos para el control del
funcionamiento.
• La obtención de información sobre las concentraciones y los flujos de aire en
capas horizontales es de gran importancia para la optimización del SVE
definitivo. Por ejemplo si el 90% de los contaminantes se están extrayendo
de sólo un intervalo vertical del 5%, el sistema se esta diluyendo por la
entrada de aire no contaminado y se deberá cambiar la situación de los
pozos y la profundidad de las ventanas de extracción.
4. Ensayo piloto en el terreno. Permeabilidad del suelo al aire
4. Ensayo piloto en el terreno - Radio de influencia de
los pozos

• El radio de influencia de los pozos es un parámetro de


suma importancia que hay que investigar en el ensayo
piloto.

• Alrededor de los pozos de vacío se establecen una


serie de pozos de medida con manómetros para
controlar las pérdidas de vacío a distancias cada vez
mayores del pozo de vacío (se colocan varios pozos de
medida formando anillos para compensar las
irregularidades del suelo). Con los datos se construye
una gráfica que representa los vacíos medidos en
función de las distancias.
4. Ensayo piloto en el terreno - Radio de
influencia de los pozos

• Un buen experimento debe dar una


representación lineal si se utiliza escala
semilogaritmica. El radio de influencia
de un pozo se determina de una
manera arbitraria por la caída del vacío
a valores no operativos (no se será
suficiente para producir arrastre de
vapores); una regla puede ser
determinarlo por la distancia a la que
aparece un vacío de 1 pulgada de agua
o un 10% del vacío aplicado.
4. Ensayo piloto en el terreno - Radio de influencia de los pozos

Una vez conocido el radio de influencia de los pozos se hace una distribución de ellos en el suelo contaminado de
manera que se solapen sus influencias entre pozos contiguos. En la distribución de los pozos hay que tener en cuenta
que debido a las irregularidades del terreno no todos los pozos tienen que tener el mismo radio de influencia (por igual
razón tampoco la zona de influencia tiene que ser una circulo).
4. Ensayo piloto en el terreno - Composición y concentración de los gases,
Intensidad del vacío y de los flujos del aire

Cuando el aire del suelo permanece indisturbado después de producirse el


vertido y la infiltración de la contaminación se vuelve saturado con los
vapores volatizados desde los contaminantes. Este vapor saturado es el
inicialmente arrastrado cuando comienza el proceso SVE. Este vapor es
rápidamente extraído y cuando se consume la concentración del gas
extraído decrece bruscamente hasta alcanzar un equilibrio. Después el flujo
de aire para arrastrar los contaminantes primero los tiene que volatilizar
desde la solución del suelo, desde la posición de líquido inmiscible y desde
las posiciones de cambio, con lo cual la extracción es más lenta pero más
constante.
5. Elección de los componentes del equipo
6. Planificación de la red de extracción
Se ha de planificar en función de los radios de influencia y de la extensión de la
contaminación.
7. Calibración del sistema

8. Definición de los límites alcanzables

9. Planificación del calendario

10. Estimación de costes

11. Implementación

12. Monitorización
Se han de determinar varios parámetros:
• intensidad del flujo de aire
• intensidad del vacío
• radio de influencia
El sistema consta de los siguientes componentes
• número y localización de pozos de extracción
• número y localización de pozos de monitoreo
• bomba de vacío
• separador aire/liquido
• llaves, manómetros y tuberías
• depuradores de gases
• instrumentación de control
2ª Fase. Depuración de vapores
Localización In situ
Aplicaciones y ventajas
• Muy efectiva para volátiles (VOCs, SVOCs), pero mucho menos eficaz para el diesel y el
queroseno.
• Puede tratar grandes cantidades de contaminantes.
• Produce modificación mínima en el suelo.
• Equipos completos desarrollados por numerosas casas comerciales, portátiles y muy
fáciles de instalar.
• Se complementa muy bien con otras tecnologías.
• Puede ser usada debajo de edificios y en otras localidades que no puedan ser
excavadas.
Limitaciones e inconvenientes

• No elimina los metales pesados, ni PCBs, ni dioxinas.

• No utilizable en suelos de baja permeabilidad.

• Contenidos en humedad necesitan de altos vacíos.

• Difícil arrastrar los VOCs con altos contenidos de mat. org.

• No destruye a los contaminantes

• Se puede arrastrar el agua subterránea.

Costes de muy bajo coste, de 10-50 €/m3, pero variable según tipo de
contaminación, extensión y concentración.
• TRATAMIENTO DE GASES.

Una vez que los pozos de extracción sacan del suelo al aire y a los vapores, un equipo especial
para el control de la contaminación del aire los colecta. El equipo separa los vapores dañinos del
aire limpio. Luego los vapores se pegan o se absorben a unos materiales sólidos, o se condensan
formando líquidos. Estos sólidos y líquidos contaminados se eliminan de manera segura. El
equipo de extracción por vacío (SVE) debe ir, pues, conectado a un sistema completo para
depurar el aire antes de soltarlo a la atmósfera (algunos cancerígenos, otros tóxicos, otros
inflamables, etc). Por tanto en la gran mayoría de los casos la liberación directa es inaceptable
exigiendo un post-tratamiento de gases. En los listados de la EPA se puede comprobar que de los
170 proyectos de descontaminación por SVE llevados a cabo, 146 utilizaron algún sistema
depurador de los gases extraídos.
Básicamente existen tres tipos de tecnologías.

• Adsorción. No destruye los contaminantes solo los separa. Retención de los contaminantes al pasar por un medio
o matriz, muy frecuentemente carbón. Muy utilizada para los VOCs.

• Tratamiento térmico. Destruye determinados contaminantes como los VOCs por oxidación al someterlos a altas
temperaturas.

• Biofiltración. Consiste en la utilización de organismos para consumir o metabolizar a los VOCs.

• En la elección de un equipo para el tratamiento de los gases intervienen varios factores: tipos de gases y
contaminantes (composiciones y concentraciones: VOCs, halogenados y no halogenados, presencia de gases
venenosos, presencia de partículas sólidas en suspensión, contenido en humedad, intensidad del flujo,
temperatura, etc).

• En los listados SUPERFUND de la EPA se comprueba que la adsorción es el procedimiento más usual,
representando el 70% de los casos y el segundo sistema depurador más utilizado fue la oxidación térmica con una
frecuencia del 25%.
Lavado de suelos
Lavado

Técnica de extracción de los contaminantes del suelo

por la aplicación de agua.

In situ y ex situ
Lavado in situ (Soil Flushing)
AGUA SIN O CON ADITIVOS

• A veces el agua contiene algún aditivo para favorecer la solubilidad del contaminante.

• Aditivos: surfactantes (detergentes) y disolventes (alcoholes).

• La efectividad es muy dependiente del tipo de suelo y contaminantes.

• Las soluciones extraídas del suelo deben ser tratadas con algún sistema de depuración para
separar los contaminantes del agua con los aditivos, para su reutilización y ello representa un
importante aumento de los costes.

• Un inconveniente adicional es la posibilidad de que en el suelo pueda quedar un residuo del


aditivo.
El sistema maneja gran cantidad de líquidos que deben ser tratados antes de
volverlos a usar.
En el lavado in situ el líquido es inyectado al suelo, atraviesa su masa y se disuelven los contaminantes.
Estos son arrastrados a los macroporos desde donde son bombeados a la superficie.
Aplicaciones y ventajas

• VOCs y SVOCs solubles en agua, cianuros metálicos,


disolventes nitrogenados, compuestos inorgánicos y metales
pesados.
Limitaciones e inconvenientes
• Los contaminantes no se destruyen.
• Los líquidos resultantes (muy abundantes) deben de ser tratados.
• Los aditivos (surfactantes y disolventes) se adhieren a las partículas
del suelo disminuyendo la porosidad y quedan en mayor o menor
cantidad retenidos en el suelo, contaminándolo.
• Los contaminantes orgánicos son fuertemente adsorbidos por las
arcillas, por lo que resultan difíciles de arrastrar.
• En ocasiones, la descontaminación conseguida por esta técnica
resulta insuficiente y es necesario completar el proceso con otros
procedimientos
• Se usa muy poco para los suelos contaminados. Es muy utilizada para
el tratamiento de las aguas.
Al inyectar agua al suelo contaminado se puede provocar la difusión de la
migración a otras zonas de suelo limpio. Esto no ocurre en el caso de las aguas
subterráneas.
Esta técnica requiere una alta densidad de pozos que el agua inyectado se
propague por todo el suelo.
Tiempo

• Moderados costes, pero muy variables según del tipo de contaminación,


de la extensión, de la concentración y del tipo de aditivos utilizados.

• De moderado a largo.

Costes

• Moderados costes, pero muy variables.

• 300 $/m3.
• Esta técnica ha sido aplicada, con buenos resultados, en el Aeropuerto
Internacional de Tucson (USA) para la extracción de tricloroetileno
(compuesto muy cancerígeno) añadiéndole al agua un detergente
(ciclodextrin; tanque “HPCD”) para facilitar la extracción.
Aeropuerto de Tucson (USA)
Agua + ciclodextrin
Lavado ex situ (Soil Washing)
Descripción
• Igual a la técnica anterior pero ahora el suelo se excava y se lleva a una planta
para su tratamiento, consiguiéndose en este caso una limpieza mucho más
completa y rápida.
• Los contaminantes pueden ser arrastrados por disolución, pero también en
suspensión.
Localización
• Ex situ, generalmente on site.
Normalmente se trabaja on site
• El suelo se excava y se lleva a una planta (frecuentemente on site) donde
primero se homogeneiza y luego se separa por tamaños y se trata en un
sistema de lavado. La separación por tamaños se realiza para facilitar las
labores de limpieza pues los contaminantes se unen preferentemente a la
fracciones finas, arcillas y limos, y con mucha menor intensidad a las
arenas. Así las arcillas y los limos se lavan más intensamente y si es
necesario s repiten los lavados.

• El proceso combina la separación por disolución y flotación por un lado y


por otro, para los contaminantes pesados por gravedad. Se trata de una
técnica muy experimentada en minería.
Aplicaciones y ventajas
• El proceso de lavado es mucho más enérgico (mezclado, agitación, tamizado y
tratamiento selectivo) que en el tratamiento in situ con lo que se consigue una
descontaminación mucho más intensa y rápida.
• Utilizable para cualquier tipo de suelos (no necesitan ser permeables).
• Contaminantes solubles en agua.
• Mucho más enérgico.
• Utilizable para cualquier tipo de suelos (no necesitan ser permeables).
• Procedimiento moderadamente utilizado.
Limitaciones e inconvenientes

• Suelos con alto contenido en materia orgánica requieren tratamiento previo.

• Los contaminantes orgánicos son fuertemente adsorbidos por las arcillas, por lo
que resultan difíciles de eliminar.

• Para mezclas complejas de contaminantes hay que programar unos lavados


secuenciales.

• Los líquidos resultantes son abundantes y deben de ser finalmente tratados.

Tiempo. De corto a moderado (semanas o meses).

Costes. Moderados, 300 $/m3.


Extracción química
Descripción
• Los reactivos químicos no destruyen a los contaminantes solo los disuelven. Por
tanto se origina un residuo con los contaminantes concentrados que deben ser
tratados o almacenados.
• Duración del tratamiento de 10 a 40 minutos.
• Los dos agentes extractantes: ácidos (clorhídrico) y disolvente orgánicos
apolares (en este caso no es el agua el vehiculo de transporte como en el caso
de lavado). Se trata una técnica ex situ que consta de agitación, separación por
hidrociclones, floculación (añadiendo Cl2Mg, CaCO3, cal, NaOH) y posterior
desecado.
Descripción
• Extracción por ácidos y por reactivos orgánicos
• Localización
• Técnica ex situ (on site y off site).
Aplicaciones y ventajas
• Contaminantes orgánicos, VOCs / SVOCs (PCBs, combustibles derivados del
petróleo) y metales pesados.
• Fácil manejo (suelo en planta de tratamiento), situación controlada,
condiciones prefijadas, estándares.
• Tratamiento completo: mezclado, agitación, tamizado y tratamiento
selectivo.
• Para cualquier tipo de suelos (no necesitan ser permeables).
Limitaciones e inconvenientes
• Los contaminantes orgánicos son fuertemente adsorbidos por las arcillas, por lo que
resultan difíciles de eliminar.
• Altos contenidos en materia orgánica requieren tratamiento previo.
• Los reactivos químicos utilizados pueden por si solos crear problemas de toxicidad.
• Con la extracción ácida hay que finalmente neutralizar la acidez resultante.
• Los contaminantes no se destruyen.
• Técnica moderadamente utilizada.
Tiempo. Moderado tiempo de ejecución.
Costes. Moderados a altos, 200-800 $/m3.
OXIDACIÓN REDUCCIÓN
Semana 11
• Transformación de los contaminantes por oxidación o reducción a
sustancias menos tóxicos, menos móviles o inertes.

• Reacciones redox envuelven transferencia de electrones; unos


materiales son oxidados al perder electrones a costa de otras
sustancias que se reducen al ganar electrones.

• In situ y ex situ
Oxidación/reducción In situ

Descripción

Destrucción química de los contaminantes orgánicos por oxidación (lo


más frecuente) o por reducción.

• Reactivos oxidantes: permanganato, agua oxigenada, ozono,


hipocloritos, cloro y dióxido de cloro.

• Reactivos reductores: H2S, sulfato ferroso y sulfuro de calcio.


Los agentes oxidantes pueden causar la descomposición de los contaminantes orgánicos en
cuestión de minutos y con una eficacia > 90%. El resultado final de este proceso es mineralizar a
los contaminantes orgánicos a CO2 y agua.

Los reactivos oxidantes son diversos:

• O3. Ozono. Actúa muy rápidamente y su acción es más rápida en suelos ácidos. Su
descomposición in situ puede oxigenar el suelo y producir bioestimulación.

• Permanganato. Normalmente se usa permanganato de K, pero también puede ser de Na, Ca o


Mg. La reacciones de oxidación del KMnO4 son mucho menos enérgicas y más lentas que las
de los dos reactivos anteriores, aunque su rango de actuación es mucho mas amplio (pH de
3,5 a 12), también tiene la ventaja de no produce calor ni vapores y al estar más tiempo en el
suelo permite una mayor infiltración y un mayor tiempo de contacto con los contaminantes.
• H2O2. La oxidación puede realizarse mediante la utilización de agua oxigenada (H2O2). El agua
oxigenada junto a hierro ferroso constituye el reactivo de Fenton que actúa como un
poderoso oxidante que degrada rápidamente a los contaminantes orgánicos. El reactivo de
Fenton es muy efectivo en condiciones muy ácidas (pH de 2 a 4) y se vuelve inactivo bajo
condiciones de alcalinidad moderadas a fuertes. El agua oxigenada en presencia de hierro
ferroso (Fe2+)reacciona dando radicales hidróxidos (OH•), hierro férrico (Fe3+) e iones
hidroxilos (OH-). Estos iones hidroxilos son fuertemente oxidantes y pueden romper los
enlaces hidrocarbonados de los constituyentes del petróleo, como el benceno, tolueno,
etilbenceno y xileno y también ataca a los hidrocarburos aromáticos (PAHs) y al MTBE (methyl
tertiary butyl ether), un aditivo común de las gasolinas.
Aplicaciones y ventajas

• Buenos resultados con los derivados del petróleo.

• Contaminantes orgánicos, VOCs, SVOCs, compuestos orgánicos con


comportamiento iónico, aldehídos, ácidos orgánicos, fenoles, cianuros,
combustibles, pesticidas, herbicidas y plaguicidas organoclorados.

• Capaz de destruir compuestos orgánicos recalcitrantes con otras técnicas.

• Los contaminantes se destruyen.

• Muy utilizado para aguas subterráneas pero apenas en suelos.


Limitaciones e inconvenientes
• La destrucción de los contaminantes puede producir coloides que reducen la
porosidad del suelo.
• Durante la oxidación se pueden producir gases tóxicos.
• Resultados muy defectuosos en suelos poco porosos.
• Se necesita de otras tecnologías (extracción de vapores).
Tiempo
• Muy rápido, de semanas a meses.
Costes
• Costes altos
Oxidación/reducción ex situ
Descripción
• Destrucción química de los contaminantes orgánicos por oxidación y
por reducción.
• Reactivos oxidantes: permanganato, agua oxigenada, ozono,
hipocloritos, cloro y dióxido de cloro.
• Reactivos reductores: sulfato ferroso, bisulfito e hidroxisulfito sódicos.
Aplicaciones y ventajas

• Como el tratamiento in situ: utilizado para los derivados del petróleo y


VOCs y SVOCs halogenados y no halogenados.

• Reducción: Con la reducción se obtienen buenos resultados para


compuestos inorgánicos, metales pesados y cianuros.

• Capaz de destruir compuestos orgánicos recalcitrantes.

• Los contaminantes se destruyen.

• Muy poco utilizado para aguas subterráneas y apenas aplicado a suelos.


Limitaciones e inconvenientes

• Durante las reacciones de oxidación se pueden producir gases tóxicos.

• La técnica no resulta rentable para suelos con intensa contaminación


debido al gran consumo de agentes oxidantes y reductores.

Tiempo

• Procedimiento de corto a medio plazo de ejecución.

Costes

• De moderados a altos costes, de 190 a 660 $/m3


DESHALOGENACION
(Dehalogenation)
Descripción

• Los mecanismos de ataque pueden ser por: reemplazamiento de las moléculas


halogenadas, por volatización parcial o por descomposición total.

• Los contaminantes halogenados, pueden contener diversos halógenos, como


fluor, cloro, bromo, yodo, pero generalmente se trata de cloro.

• Destrucción de los compuestos halogenados por reacción con determinados


agentes (bicarbonato sódico y polietilenglicol).

Localización

• Técnica in situ y ex situ


IN SITU
Se mezcla el agente deshalogenante en el suelo junto a nutrientes. Al aumentar la actividad
microbiana por los nutrientes se produce un elevado consumo de oxígeno (por la respiración de los
organismos) originándose u ambiente fuertemente reductor que provoca la descloración de los
compuestos orgánicos por reacciones químicas y microbiológicas.
Ex situ: off site

• El suelo es tamizado para retirar los fragmentos gruesos, luego se mezcla y tritura con el agente
deshalogenador (bicarbonato sódico y polietilenglicol) en un reactor y se calienta (por encima de 330º) para
producir la volatización de los contaminantes clorados. Luego estos se condensan, se recogen y se tratan.

• Finalmente se lava el suelo, se seca y se devuelve al sitio original.


Aplicaciones y ventajas

• Elimina VOCs, SVOCs, PCBs, dioxinas, furanos, hidrocarbonos clorurados y pesticidas.

• Para VOCs halogenados recalcitrantes (PCBs).

• Los contaminantes se destruyen.

Limitaciones e inconvenientes

• Suelos con altos contenidos en arcillas incrementa excesivamente los costes.

• Concentraciones de compuestos orgánicos clorados > 5% requieren grandes cantidades de


reactivos.

• Utilizada en muy raras ocasiones como técnica independiente, generalmente acompañada de


la desorción térmica o del lavado del suelo.
• Generalmente esta tecnología requiere de un tratamiento final de lavado por
agua y secado.
• El suelo excavado es transportado a la planta de descontaminación. La
deshalogenación se lleva a cabo en un reactor en el que se mezcla el suelo con
los agentes químicos. Una vez terminado el proceso de deshalogenación se
recoge el exceso de reactivo y se recicla enviándolo nuevamente al reactor. El
proceso termina acoplando una tecnología de lavado del suelo por agua para
remover los posibles contaminantes residuales.
• Con lo que el suelo queda prepara para llevarlo nuevamente a su posición
inicial.
Tiempo

• Procedimiento de corto a medio plazo.

Costes

• De moderados a altos, de 220 a 550 $/m3, aparte de las


movilizaciones de tierra y el transporte.
TRATAMIENTO
ELECTROQUÍMICO
Electrokinetic Remediation
La remediación electrocinética o electrorremediación es una tecnología
innovadora que puede utilizarse para la remediación in situ de suelos
contaminados con metales o compuestos orgánicos polares; es una técnica
aplicable principalmente a suelos de baja permeabilidad.
Se introducen unos electrodos en el suelo
contaminado, se crea una diferencia de potencial de
bajo voltaje entre ellos, se origina un campo eléctrico
y los contaminantes polares son arrastrados en este
campo eléctrico. Los contaminantes con carga
negativa (cloro, cianuro, fiuoruro, nitratos y
determinados compuestos orgánicos) se pegan al
ánodo (electrodo de signo +) mientras que los de
comportamiento positivo (el amonio y otros cationes
y compuestos orgánicos cargados positivamente) se
concentra en el cátodo (de signo negativo) y pueden
ser extraídos fuera del suelo.

Ánodo (+); cátodo (-).

Esta técnica requiere una alta densidad de la


instalación.

Hay que ir poco a poco barriendo la zona.


• La diferencia de potencial
entre los electrodos es muy
baja para esta técnica, del
orden de unos pocos voltios
por cm, y así se crea un campo
eléctrico de bajo voltaje
(miliamperes por cm2).
• Para la extracción de los
contaminantes pegados a los
electrodos se utiliza una
corriente de agua.
Mecanismo de transporte de contaminantes
• Ánodo (+); cátodo (-).

• La aplicación de un gradiente de potencial en un suelo


húmedo, da como resultado el transporte de iones en un
liquido (electro-migración; movimiento de especies
cargadas eléctricamente hacia el electrodo de signo
contrario), el transporte del agua de solvatación de dichos
cationes (electro-ósmosis; flujo neto de agua inducido por
el campo eléctrico, debido a la formación de una doble
capa eléctrica entre la superficie cargada de las partículas y
los iones disueltos o los dipolos del solvente).
Electroósmosis. Movimiento
de un líquido a través de los
tubos capilares del suelo
debido a una diferencia de
potencial. La electroósmosis
es el movimiento de un
líquido que contiene iones.
Cuando se aplica un campo
eléctrico al suelo el agua del
suelo se mueve entre los
electrodos.
• Ánodo (+); cátodo (-).
• Al arrastre mecánico de partículas en suspensión y de grandes moléculas
orgánicas se le llama electroforesis.
• La electro-migración es el mecanismo principal durante la electrorremediación.
La dirección y velocidad de movimiento de una especie iónica depende de su
carga (magnitud y polaridad) y de la magnitud de la electro-ósmosis inducida
por la velocidad del flujo.
• Las especies orgánicas o inorgánicas no cargadas también pueden movilizarse
debido al fenómeno electro-ósmotico causado por el flujo del electrolito.
• La extracción de los contaminantes se realiza a partir de los electrodos.
• Ánodo (+); cátodo (-).

La corriente eléctrica genera la


formación de un frente ácido en
el ánodo y uno básico en el
cátodo a partir de la disociación
de algunas moléculas de agua;
esta generación de condiciones
ácidas y básicas puede ayudar a la
desorción, disolución y transporte
de algunos contaminantes
metálicos hacia sistemas de
recolección ubicados en el
cátodo.
• Las altas concentraciones de iones que ocurren en los electrodos provocan por un lado la
precipitación en los electrodos y la producción de gases como resultados de las
reacciones de oxidación y reducción que tienen lugar en el ánodo y en el cátodo,
respectivamente, según las siguientes reacciones.

• El transporte de H+ es aproximadamente dos veces más rápido que el de los OH-. Por ello
el frente ácido se mueve a mayor velocidad que el frente básico. Por lo que el espacio
entre los electrodos tiende a acidifcarse.
Electrodos de muy diversos tipos, unos rígidos
• Electrodos incluidos en un material “no
rígido”. Son las cintas grises tiradas sobre
el suelo.
• La remediación electroquímica se puede aplicar a suelos contaminados contaminantes
iónicos: cationes como metales pesados (Cu, Zn, Mn, Cd, Hg, Cr,...), ión amonio y
compuestos orgánicos cargados positivamente; aniones inorgánicos (cloruros, cianuros,
fluoruros, nitratos, sulfatos) y cualquier otra sustancia de naturaleza iónica o ionizable.
Además, el transporte por electroósmosis permitirá eliminar del suelo otro tipo de
sustancias no iónicas, compuestos orgánicos polares, pero también apolares como
benceno, tolueno, etilbenceno, xileno, cetonas, fenantreno, fenol, hidrocarburos, PAHs,
BTEX.

• -- No necesitan suelos porosos como le ocurre a otras técnicas in situ, actúa sin
problemas en suelos de baja permeabilidad(arcillosos).

• -- Técnica muy poco utilizada. Las demostraciones realizadas hasta la fecha han dado
resultados muy diferentes.
• El tratamiento se dificulta para suelos con bajo contenido en humedad (<10%). La máxima efectividad se
presenta a un 15-20%. Si el suelo no presenta suficiente humedad la inyección de agua puede propagar
la contaminación a otras zonas.

• -- Si no se utilizan electrodos inertes (de carbón, grafito o de platino), los metálicos pueden corroerse y
aportan contaminación al suelo.

• -- Se producen reacciones de oxidación/reducción que pueden dar origen a compuestos tóxicos.

• -- Técnica poco experimentada. Los ensayos en el laboratorio en muchas ocasiones no se corresponden


en la práctica, debido a la dificultad de reproducir en el laboratorio las condiciones del suelo

• -- Resultados función de muchos factores todavía poco conocidos,


• -- del suelo: procesos físicos, químicos y biológicos
• -- del contaminante: especie, conc, solubilidad, movilidad iónica
Los costes pueden variar mucho en función de una serie de parámetros:
conductividad del suelo, tipo de contaminantes y distancias entre los
electrodos.
Desorción térmica
thermal desorption
Semana 12
• Existen dos procesos: de alta (HTTD) y de baja (LTTD) temperatura.

• Para la cámara de desorción de alta temperatura se trabaja de 320 a 560ºC y


frecuentemente se combina con la solidificación / estabilización, deshalogenación o la
incineración dependiendo del tipo de contaminantes.

• La de baja temperatura trabaja de 90 a 320ºC, se utiliza para remediación de


compuestos del petróleo en el suelo (con eficacia > 95%) y los daños son mínimos
(físicos, químicos e incluso biológicos).

• Además de los gases con esta tecnología se pueden arrastrar partículas de


contaminantes. Para separarlas luego hay que utilizar cualquier sistema de filtros de
depuración de gases tan utilizados en la técnica SVE (carbón activos, multifiltros, etc).
El sistema de
desorción térmica
más común consta
de un cilindro que
gira según un eje
horizontal calentado
directa o
indirectamente. Los
gases son separados
de las partículas y
tratados
separadamente.
• El proceso de alta temperatura es más efectivo para remover los SVOCs y metales volátiles.
• El tratamiento se dificulta para suelos con altos contenidos en humedad (desecado previo).
• Si el suelo presenta altos contenidos en materia orgánica y/o de arcillas, los SVOCs y VOCs se encuentran
fuertemente retenidos y puede fallar esta técnica.