Anda di halaman 1dari 80

SEMINARIO

“MARÍA

SEÑAL DE JESUCRISTO”
El gran regalo de Dios, para ti, hijito mío, es haberte confiado este secreto. El Seminario "María
Señal de Jesucristo", es el gran don de Dios a la Iglesia y al mundo en este siglo.

A ti que, por gracia de Dios y a pesar de tu pequeñez y tu maldad se te ha dado mucho con este
grandísimo regalo, más se te dará con las bendiciones venideras, que son réditos a altos
intereses.

Benditos sean quienes esto entiendan y se asocien a la empresa a ti encomendada.

Que todos sean prudentes y que merquen para el Reino con humildad y con prudencia.

El gran regalo de Dios, para ti, hijito mío, es haberte confiado este secreto. El Seminario "María
Señal de Jesucristo", es el gran don de Dios a la Iglesia y al mundo en este siglo.

Acta 316
(Bogotá, Sept. 23 de 1986)

¿Recuerdas que en este mismo sitio, tú en diálogo con Ella, un diálogo ingenuo e
infantil, como de un hijo a su mamá, le preguntaste: "¿qué me trajo?" Y, Ella te
respondió: "A Jesucristo". Le preguntaste: "Yo tan pequeño que apenas te tengo una
revistica en imprenta, que no sé qué suerte va a tener, ¿Qué puedo hacer para
contribuir al cambio de las cosas en el mundo?" Y, Ella te respondió: "Dar a
Jesucristo".

Acta 1370

Pídanle al Espíritu Santo, con humildad y con prudencia, que les dé la gracia de ser
humildes y dóciles a sus inspiraciones, para recibir, vivir y dar a Jesucristo el
Salvador, Dios verdadero y hombre verdadero.

Pídanle, a la vez, que el Espíritu Santo les dé el don de la gratitud, para agradecer a
Dios, el regalo extraordinario de las Enseñanzas recibidas de Jesucristo…

Lección 1139
1
CONTENIDO

0. Introducción
Lección 1486
1. María es Señal
Acta 250, Margen 1482. Lección 1421, Lección 1344, Lección 1215
1.1 Qué les enseña María Santísima
Acta 335, Acta 363
2. Si lo entendieran, lo vivirían
Acta 340 y lección 250; Lección 430 (Acta 520)
3. Cómo se dio el Seminario
Acta 1370 (1ª Acta), Acta 1324 (Acta 14)
4. Qué es el Seminario
Acta 234 y lección 144; Acta 1356
5. El qué y el porqué del Seminario
Acta 233 y lección 143
6. Cómo se hizo por primera vez
Margen 1603, margen 1600
7. SEMINARIO MARÍA, SEÑAL DE JESUCRISTO
Acta 239, Lección 144
A. Finalidades
Acta 239; Acta 233 Lección 143
B. Cuiden el modo de hacer el Seminario. Sean fieles a él.
Acta 214, Acta 221 lección 131; Acta 237 lección 147; Acta 239; Acta
235; Acta 886; Margen Acta 976
C. Presentación
Acta 239
D. Partes
Acta 237
E. Pasos
Acta 14; Acta 214; Acta 221, Acta 228
8. Así terminan las enseñanzas (Actas)
Margen 1610, Síntesis 1609, Margen 1607
9. Otros aspectos
Acta 1060, Síntesis Acta 195
10. Pedir permiso
Acta 934
11. Primer y segundo Seminario
Lección 309
12. Cómo empalma con el segundo Seminario
Lección 403
13. Cronología de Actas del Seminario “María señal de Jesucristo”
Desde el Acta 1ª hasta el Acta 100
14. Conclusión
Acta 1229
FUNDAMENTACIÓN BÍBLICA
Padre Néstor Raúl López

2
Presten, pues, todos: jerarcas, presbíteros en general, religiosos y seglares, mucha
y especial atención al Seminario “María Señal de Jesucristo” y a la Orden
trinitaria de los esclavos de la Esclava de Dios.
Ellos son una acción amorosa e insólita de Dios, en su afán paternal de
individualizar la redención. Esto es: de salvar al hombre, a pesar de sus desvíos.
Que el Espíritu Santo haga claridad en medio de las sombras y dudas
imperantes. Que, Él, guíe el corazón, la mente y voluntad de todos los
cristianos: jerarcas, presbíteros en general, religiosos y seglares, para que vean y
acepten estas gracias.

Acta 363

INTRODUCCIÓN

Lección Nº 1.486
Sean señales vivas. Testifiquen.

1. El mundo y el hombre, en él, necesitan señales visibles que les indiquen el camino y
la meta, por dónde deben seguir y hacia dónde deben dirigirse.

2. Pregúntense: ¿El camino y la meta de la felicidad de ustedes creen que son los
gobiernos, los poderosos y los países y los hombres con mayor prestigio que los otros,
como los que conocen y tienen a la vista?

O, ¿Creen que hacen falta otro u otros diferentes? En ese caso, ¿Cómo creen que
deben ser?

3. El viento es anterior a las aves, a las cometas y a los instrumentos o máquinas que
vuelan. ¿Creen que no hace falta el viento para lograr esos resultados?

4. Oren, oren, oren… Oren siempre. Sean oración.

5. Imiten a María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, Nuestra


Señora de la Nueva Alianza, Madre, Maestra y Modelo para ustedes.

3
1. MARÍA ES LA SEÑAL

Acta No 250
Revista María Hoy
Bogotá, Junio 13 de 1986
Viernes 02:20 AM

María, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, tiene la gracia de no quedarse en


Ella y por lo mismo, de nada retener en Ella. Todo lo remite a Dios, en el instante
mismo en que recibe honra, admiración, veneración.

Sí María es la Obra maestra de Dios, reflejo y proyección lo es de Él. Por lo mismo, no es


Ella, es Él, en Ella.

Amar a María, es complacer y amar a Dios.

Desdeñar, despreciar, minimizar a María, es desdeñar, despreciar, minimizar a Dios.

Ámenla, por tanto.

Hónrenla. Véanla. Óiganla. Imítenla, si quieren agradar a Dios.

Ella es la señal de Dios.

Quien va con Ella, va con Dios.

Quien va por Ella, va hacia Dios.

Quien de Ella se aparta, de Él, de Dios se aleja.

Tonto es el viajero que deja el camino seguro hacia su meta, corriendo por caminos y
por huellas, no seguros.

Su riesgo es grande. Su acto es torpe.

María es vía con señales claras, precisas y seguras hacia Dios,

Más:

"María es la señal que lleva a Dios".

María es señal de Jesucristo. Jesucristo es Dios. Por eso, María es la señal de Dios.

4
Dios, en su amor, para este tercer milenio de su amor ostensible para el hombre, ha
querido, por eso, revelarles, como novísima estrategia, el Seminario "María, señal de
Jesucristo", para que acierten en el Arte-Misterio de recibir, vivir y dar a Jesucristo, el
Salvador resucitado, para cristofinalizarse y cristofinalizarlo todo: el mundo, el hombre,
su historia, su ambiente y sus culturas.

Amen a María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre virgen y estarán amando


a Dios, el Santo, el Único, el Uno y Trino, la Trinidad Santísima.

Amar a María es señal de amar a Dios.

María es Señal de Dios; porque es señal de Cristo, quien Dios Es.

Lección No. 160


"María, Señal de Jesucristo", es Señal de Dios.

Al margen del Acta 1482

Hagan memoria de las experiencias que tengan ustedes vividas en su relación con Dios.
Esto, los introducirá en Jesucristo, que es el Verdadero y Único Camino de la felicidad y
santidad que es Jesucristo, señalado por María Santísima, como su Verdadera Señal.

Lección No. 1421

Jesucristo es el Unigénito del Padre, Uno con Él y con el Espíritu Santo, en el Misterio
de la Santísima Trinidad, por eso, Él es El que Es. Y, como tal, es el Camino seguro que
conduce al Padre, como el río que termina en el mar y se confunde con él, en unidad
indivisible, inalterable y perfecta. Por eso: Él es el Camino, la Verdad y la Vida.

La Santísima Virgen es la Señal segura, auténtica y eficaz, quien lleva al Camino, sin
riesgos y sin equivocaciones. Ella es: la Señal de Jesucristo. Y, quienes la siguen, con
humildad y con prudencia, se convierten en multicopias, conscientes y fieles de aquella
Señal.

Lección No. 1344

El verdadero Modelo, a quien se pretende imitar, es Jesucristo.

Entre las criaturas, la Santísima Virgen, al copiar el Estilo de Jesucristo, se convierte en


modelo. Por eso, si Jesucristo es el Camino, Ella es su Señal.

5
Lección Nº 1.215
Hagan alto y miren la Señal

La Santísima Virgen, es la Señal que, en este tiempo, deben mirar, como los magos de
oriente miraron a la Estrella que los llevó a encontrarse con el Salvador del mundo. Ella
es mi Señal.

El único y verdadero Camino para encontrar la vida eterna y llegar a ella, es la Virgen
María, creatura como ustedes, pero escogida por Dios para señalarles sin riesgos al
Salvador, que es el Único Camino. Síganla e imítenla. Ella, entre las creaturas es mi
copia fiel.

1.1 QUÉ LES ENSEÑA MARÍA SANTÍSIMA

Observen el estilo de María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen.


Observen su silencio, su modo de orar; su modo o estilo de hacer, su entrega y su
eficacia. Observen su anonadamiento; su sabiduría y su humildad delante del Altísimo.

¡Obsérvenla e imítenla! Si como Ella son, viven y hacen, Dios vendrá a ustedes, como a
Ella; en ustedes morará y en ustedes, con ustedes y desde ustedes, hará, según su plan,
criterio y voluntad.

Lo primero que Ella les enseña es a ser vírgenes. Para enseñarles eso, Ella no necesita
exponerles con grandilocuentes y rebuscadas expresiones y actitudes lo que es.
Simplemente vive y respira lo que es, y eso basta. Dios hace todo. Solo Dios basta.

Si eso no fuera así, nada en María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre


Virgen sería eficaz.

Lo segundo que María Santísima les enseña, es a acatar la voluntad de Dios, por sobre
todo, como fruto eficaz del mayor de todos los mandamientos de la ley de Dios:

"El mayor de todos los mandamientos y el primero, es amar a Dios sobre todo".

"En esto se fundamenta la ley y los profetas".

Lo tercero que María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen les enseña,
es a desaparecer cuando Dios está; para que Él haga según su voluntad; porque Él es.

En esto se fundamenta el silencio de María y en esto, como consecuencia se


fundamenta, el estilo, breve y prudente, del Seminario "María Señal de Jesucristo".

María con su humildad y su prudencia, acertó en lo de Dios. Se identificó con Él, al


dejar, que Él, y no Ella, fuera realmente en Ella. La consecuencia fue la Encarnación del

6
Salvador en sus entrañas. Y, aún más: para el hombre caído, la consecuencia real fue su
propia salvación, por la acción salvadora de Jesucristo, el Salvador resucitado.

El Seminario "María Señal de Jesucristo", revela y enseña el estilo eficaz de María


Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, en el arte misterio de ser
cristiano; para recibir, vivir y dar a Jesucristo, el Salvador resucitado, en orden a la
Cristofinalización o aceptación y proclamación del Señorío real de Jesucristo, verdadero
Dios y hombre verdadero.

El Seminario "María Señal de Jesucristo", por tanto, debe ser como con las piezas de un
rompecabezas. No se puede armar con eficacia, si no se usa como es.

Acta 335

Ella, por la gracia de Dios, es la real y verdadera cara visible del Amor; porque el Amor
está en Ella, para ser adorado y bendecido.

Ella es el lienzo verdadero con el rostro verdadero de Jesús.

Ella, por Ella, no es el rostro; pero, Ella, por Él, en Ella, es el reflejo fiel del verdadero
rostro.

Mírenla y mirarán el Rostro del que Es; porque Ella, por la gracia de Él, es copia y señal
de su presencia.

Quien ve, con limpio corazón, el rostro de María, ve, como José, varón prudente y
justo, el rostro verdadero del Señor. Esto es, a Dios encuentra reflejado en Ella; porque
Ella no es; es Él en Ella y, Ella, Señal es inequívoca de Él.

Crean, crean, crean.

Crean esto. Vívanlo. Confiésenlo.

María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, es Señal de Jesucristo, el


Salvador resucitado, verdadero Dios y hombre verdadero.

Esto es así; porque nada es imposible para Dios.

…Allí, en Ella, lo hallarán en todo tiempo; porque Ella es la virgen y Él está en la virgen.

Crean esto: el templo es Señal de María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre


Virgen; por el vacío virginal, para contener, por Gracia de Dios, al Todo Poderoso.

María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, es templo vivo de la


Santísima Trinidad, por su virginidad.

7
Más: Ella es el verdadero y real templo del que Es.

…Vean por qué, María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, es el


verdadero templo del que Es, por su virginidad. Y, por qué, al mismo tiempo, quien
busca a Dios, con limpio corazón, lo encuentra en Ella, infaliblemente.

Esto revela, en consecuencia, que María Santísima, la Inmaculada Concepción y


siempre Virgen, es la real y clara Señal de Jesucristo.

Ella no es Dios; pero es señal de Dios; porque es el verdadero templo de Dios, por su
virginidad.

En esta forma, además, Ella es, Modelo, para todas las creaturas.

…Es vocación de cada fiel, jerarca, presbítero en general, religioso y seglar, por tanto,
contribuir a la virginidad de la Iglesia verdadera, con la virginidad personal de cada uno,
hasta convertirla, a la Iglesia, en una verdadera copia de María Santísima, la
Inmaculada Concepción y siempre Virgen, porque cada uno y todos en conjunto sean
vírgenes, realmente vírgenes.

He aquí la importancia de la misión escatológica de esta Orden trinitaria, nueva,


novísima y novedosa de los esclavos de la Esclava de Dios:

“Hacer individuos vírgenes, para Virginizar la Iglesia verdadera, católica,


apostólica, romana”.

He aquí, también, por qué es importante el Seminario “María Señal de Jesucristo”,


como medio eficaz de Cristofinalización, por la virginidad de cada fiel.

Presten, pues, todos: jerarcas, presbíteros en general, religiosos y seglares, mucha y


especial atención al Seminario “María Señal de Jesucristo” y a la Orden trinitaria de los
Esclavos de la Esclava de Dios.

Ellos son una acción amorosa e insólita de Dios, en su afán paternal de individualizar la
redención. Esto es: de salvar al hombre, a pesar de sus desvíos.

Que el Espíritu Santo haga claridad en medio de las sombras y dudas imperantes. Que,
Él, guíe el corazón, la mente y voluntad de todos los cristianos: jerarcas, presbíteros en
general, religiosos y seglares, para que vean y acepten estas gracias.

Acta 363

8
2. SI LO ENTENDIERAN, LO VIVIRÍAN.

Acta No. 340


Revista María Hoy
Bogotá, Diciembre 8 de 1986
(Día de la Inmaculada Concepción) Lunes 5,59 a.m.

María es igual y mayor que los profetas de la Antigua Alianza; porque a través de su
virginidad sin manchas, la Palabra de Dios, revelada a los hombres, por su medio, por
Dios, con el soplo viviente de su Espíritu, se hizo visible; para enseñar cómo nutrirse de
Dios, comiendo su Cuerpo y bebiendo su Sangre, en un misterio extraordinario y
sobrenatural del gran amor del que es Amor.

María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, vivió, en sí, la Ley, creada
por la revelación de Dios, a través de los profetas, con el soplo del Espíritu de Dios.

Ella no mantuvo fuera de Ella, al modo de los hombres, la Palabra de Dios, como un
tesoro relegado al texto de la Ley, al modo de los hombres.

Ella vivió el Espíritu de esa Palabra, que es más o mayor que el texto, sin desechar el
texto. Por eso, en cumplimiento del texto, fue a Belén, con José, para empadronarse,
cuando llegó la hora de que, en Ella, tuviera fiel cumplimiento la promesa de hacer
visible el Espíritu o Palabra revelada a través de los profetas, por Dios, con el Espíritu de
Dios.

Jesucristo no cambió el texto ni el Espíritu contenido en el texto de la Palabra revelada


por Dios, en lo antiguo, a través de los profetas, con su Espíritu y confiado al cuidado de
los hombres en manos de los seres escogidos para ello.

Jesucristo respetó el texto y el Espíritu de Dios guardado y contenido en él. Pues, obra
de Dios es, y lo de Dios perfecto es y, por eso, es inmutable y eterno, si esencia y parte
suya es.

Lo revelado en lo antiguo o Antiguo Testamento es perfecto y el Perfecto (Jesucristo)


no podía revocarlo; pues esa Palabra y Él, son uno mismo. Ella, contenida en el texto y
revelada, a través de los profetas, por Dios, con el soplo del Espíritu de Dios, es su
misma presencia, pero invisible, porque el Espíritu de Dios no es visible. Por eso, en lo
antiguo, nadie vio a Dios y al Padre, nadie lo verá, si no es en Jesucristo.

Era plan, querer y voluntad de Dios, que el hombre viviera su Palabra. Esto es: que el
hombre lo viviera, a Él, en su Espíritu, revelado por Él, a través de los profetas, con su
Espíritu, para el espíritu del hombre.

Pero el hombre no vivió su Espíritu y, por eso, siempre anduvo en sombras de tinieblas
a pesar de la luz que lo alumbraba.

9
Para que el hombre viera, el amor de Dios se hizo visible, en Jesucristo, a través del
vientre de María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen.

María, por eso, es profeta y profeta mayor que todos los profetas.

El Nuevo Testamento, o Nueva Alianza, no es subrogación del viejo o Antiguo; sino,


aclaración de él y, por lo mismo confirmación ostensible, en Jesucristo.

Jesucristo es la Palabra de Dios revelada por Dios, al hombre, a través de los profetas,
por medio del Espíritu.

Por eso Jesucristo, el Verbo Encarnado, es Dios mismo. Y, por eso quien ve o encuentra
a Jesucristo, ve o encuentra al Padre y al Espíritu Santo. Pues los Tres, un solo y único
Dios son, en el misterio de la Santísima Trinidad.

Los guardadores del texto, no lo entendieron.

María Santísima, sí lo entendió. Por eso, en Ella, se encarnó el Misterio; para hacerse
revelación tangible. Dios quiere que todos lo entiendan. No obstante, no todos lo
entienden. Si lo entendieran, lo vivirían.

Dios sigue queriendo que el Verbo de Dios, ya encarnado para todos y visible en
Jesucristo, se encarne para cada uno de los hombres. Sólo así la Redención se
individualiza haciéndose real y eficaz para todos.

Como esto no se ha dado y no se da, tal como lo quiere Dios, Dios ha ideado una nueva,
novísima y novedosa estrategia. Ese es el sentido del Seminario "María Señal de
Jesucristo" y de esta nueva, novísima y novedosa Orden Trinitaria de los Esclavos de la
Esclava de Dios:

Jesucristo, la revelación del Padre, la Palabra de Dios encarnada, para ser


visible, quiere ser encarnado y vivido de modo individual en cada hombre.

Para encarnarlo y vivirlo hay que recibirlo. Y no se lo recibe, si no se es virgen, o sea:


limpio y libre espiritual y moralmente, como María Santísima, la Inmaculada
Concepción y siempre Virgen.

No se trata, pues, de cambiar nada, en lo revelado y dado por Dios, a través de los
profetas, incluyendo a María Santísima, y confiado al cuidado y Magisterio de la Iglesia
Verdadera; sino de aprender a vivir, encarnando, esa Palabra.

Este es el motivo por el cual, la Santísima, es Madre, Maestra y Modelo para ustedes.
Por eso, en esta época o era nueva, Dios ha querido valerse de Ella, para revelar su
amor, presentando, individualizados, determinados rasgos del carácter de Ella, para
que se imiten. Es el fundamento de los pasos o charlas breves del Seminario "María
Señal de Jesucristo".

10
El Seminario es una invitación a vivir. Esto es: a Ser.

Oren, oren, oren.... oren siempre. Sean oración.

Lección No. 250


Sean fieles al Espíritu de Dios

33. El plan amoroso de Dios, en esta hora, es hacer eficaz el Espíritu de la Palabra
mediante el uso adecuado de la misma.

¿Cómo?

El secreto está dado con amorosa paciencia en el Seminario "María Señal de


Jesucristo":

Sean vírgenes; para recibir, vivir y dar a Jesucristo, el Salvador resucitado, en


orden a la Cristofinalización. O sea: a aceptar, vivir y proclamar el Señorío de
Jesucristo, el Salvador resucitado, verdadero Dios y hombre verdadero.

34. El mejor homenaje, por tanto, que se le puede hacer a María Santísima, la
Inmaculada Concepción y siempre Virgen, en el día de su exaltación, es hacer operante
este Seminario, encarando su finalidad, con seriedad, con humildad y persistencia.

SÍNTESIS

4. Honren a María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, con la


virginidad de ustedes; para recibir, vivir y dar a Jesucristo, el Salvador resucitado, en
orden a la Cristofinalización. Esto es: en orden a aceptar, vivir y proclamar el Señorío de
Jesucristo, verdadero Dios y hombre verdadero.

Lección No. 430


Déjense Salvar. La Esclavitud a María Santísima es señal de Salvación.

12. María Santísima, libre, sacrificó su libertad consagrándosela a DIOS.

"Aquí está la Esclava o servidora de DIOS."

13. El sacrificio de ella (de María Santísima) hizo posible la Encarnación del HIJO de
DIOS.

14. Ese sacrificio es VIRGINIDAD o limpieza y libertad de todo lo que no es de DIOS,


para recibir a DIOS y, consecuencialmente, para vivirlo y darlo.

15. Vean en esto, el secreto y por qué de la Esclavitud aconsejada:

Sean esclavos por amor, de la Esclava de DIOS, por amor.

16. Sólo por amor se puede vivir esta esclavitud; para ser libres.

11
Por eso DIOS la santifica, haciéndoles limpios y libres de todo lo que no es de Él:
pecados, impurezas, malos hábitos, etc.

17. Vivan y propaguen la Esclavitud a la Esclava de DIOS; para ser voluntariamente y


con certeza "Esclavos de DIOS por amor."

18. Recuerden:

La esclavitud a DIOS, el Libre, el Libérrimo, es garantía de libertad y de limpieza de todo


lo que no es de DIOS.

¿Han visto a un hijo pequeñito, que está abandonado a su mamá, esclavo y


sucio?

¿No se dan cuenta que ese es el ser más atendido de una casa u hogar bien
establecido?

¿Qué creen que pasa con DIOS, cuando a Él se le confía todo?...

Confrontar: Lección 138 Vivan a fondo, más a fondo, el Seminario “María, Señal de
Jesucristo”

3. CÓMO SE DIO EL SEMINARIO

Acta No 1.370
Revista María Hoy
Bogotá, D.C. (oratorio de Lino),
Agosto 11 de 2007 - Sábado 02:08 AM

Un sábado como éste. En una madrugada como ésta, estabas aquí, fracasado, según tu
criterio; solo y en silencio. Te vi y te amé. Tu tristeza no era en sí por tu fracaso
personal; sino por el fracaso de no haber concebido y realizado una revista (María hoy),
digna de la honra que querías tributarle a María santísima, mi Madre y tu Madre
espiritual. Te observé como a Natanael bajo la encina y te llamé por tu nombre. Lino:
escribe. En tu estado, y en tus circunstancias, no era posible entender ese llamado.
¿Por qué y para qué? Pero Yo sí sabía, tanto el por qué, como el para qué; porque las
razones de Dios, no son las razones de los hombres. La razón del hombre es limitada. La
razón de Dios es infinita. Allí donde Pedro, el pescador no encontró peces; Dios lo
premió con una pesca milagrosa, porque tuvo fe en su Palabra y en su Nombre. Aquella
noche, en aquella madrugada, te sentías fracasado en tu intento de honrar a tu Mamá,
que es mi Madre. ¿Qué podías hacer fuera de abandonar tu empeño, como pudo
hacerlo Pedro? Pero tú, igual que Pedro, confiaste en el impulso de una voz

12
desconocida y escribiste, con la fidelidad de un amanuense, lo que llegaba a tu cerebro
e invadía tu corazón:

"Acta No. 1 - Revista María hoy..."

Era algo nuevo, novísimo y novedoso que no es posible que la razón del hombre pueda
concebirlo; pero que no es imposible para Dios.

En lo del hombre toda posibilidad tiene un comienzo y correlativamente tiene su final


radicado en su comienzo. Porque el hombre es finito, igual que todo lo del hombre,
Pero en Dios todo es eterno, porque está presente en su eterno presente, que es el
misterio de Dios: uno, único, inalterable.

¿Por qué me acerqué a ti, en esa madrugada del sábado 11 de agosto, igual que en
ésta, en todo, hasta en el misterio de sus coincidencias aparentes: Sábado 11 para
iniciar esta aventura de fe, de amor y de esperanza? - Sábado 11 de 1.984. Sábado 11
de 2007 -

La primera respuesta es: Porque Dios no se deja vencer en generosidad. Tú quisiste


honrar a mi Madre Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, Nuestra
Señora de la Nueva Alianza, con un tributo ajustado a tus limitaciones y Yo, el
Providente te salí al paso en tu fracaso, para permitirte, como a Pedro, ser pescador de
almas, con las redes de su entrega virginal. Esto es, de su propia nada consagrada a
Dios, como creatura que lo es.

¿Recuerdas que en este mismo sitio, tú en diálogo con Ella, un diálogo ingenuo e
infantil, como de un hijo a su mamá, le preguntaste: "¿qué me trajo?" Y, Ella te
respondió: "A Jesucristo". Le preguntaste: "Yo tan pequeño que apenas te tengo una
revistica en imprenta, que no sé qué suerte va a tener, ¿Qué puedo hacer para
contribuir al cambio de las cosas en el mundo?" Y, Ella te respondió: "Dar a Jesucristo".
La ratificación de esa respuesta la he venido dando Yo, a partir de la 1ª Acta escrita en
esa noche del 11 de Agosto de 1.984. El Seminario "María Señal de Jesucristo" es el
medio eficaz para lograr tu cooperación y la de quienes quieran que la admitan. Pero,
¿Qué hace falta para obtener sus buenos resultados? Sencillamente ser humildes y
prudentes, como la Santísima Virgen, a quien Dios le encomendó dar a Jesucristo, a
partir del instante en que le permitió a Dios que lo engendrara en su Vientre
Inmaculado.

Observen las profundidades del valor de la respuesta de la Virgen. Dar a Jesucristo es la


clave del don de Dios al dar a Jesucristo; porque Jesucristo es el Único y verdadero
Salvador del hombre y de todo lo del hombre.

Queda claro que Jesucristo, Dios verdadero y hombre verdadero, es el Único Salvador,
único Camino, única Verdad y única y verdadera Vida, para alcanzar la Vida eterna.
María no es Dios, porque es su creatura. En relación con Jesucristo, el único Camino, es

13
sólo la Señal segura que nos garantiza el encuentro con ese Camino Verdadero, para
encontrarlo y seguirlo a Él y no a una falsificación de Él.

La 1ª. Acta es una ventana celestial abierta por Dios, en su infinito amor, para
señalar el Seguro para la salvación eterna, que es Jesucristo, su Único Camino.

En esa misma Acta se da la promesa de que, a través de ti, se irán revelando cosas
secretas propias de Dios, para la salvación de ustedes.

¿Ha sido esto una verdad incuestionable, que ha venido dando frutos en la Iglesia y en
el mundo? ¿Sí o no?

Los frutos hablan por sí. Y, por ellos, se descubre la presencia y autenticidad del árbol
que los produce; porque, "por sus frutos los conoceréis,

¡Piensen, mediten, reflexionen!

- 1ra ACTA-
"MARÍA HOY"
(revista)
Agosto 11 de 1984
4 am. (sábado)

- Objetivo:

Cristofinalización del mundo.

- Metodología:

Recibir y dar a Jesucristo

- Pasos concretos:

a.- La vida (defensa de la vida. No al aborto)

b.- La infancia (su ambientación moral)

c.- La adolescencia (Palabra de Dios)

d.- La familia (Rosario)

e.- La Sociedad (Iglesia - sociedad civil)

- Plataforma: María

. Su identidad

. Su ejemplo

14
. Su abandono

- Recursos: absoluto abandono en la providencia.

Consejos prácticos:

- Escuchar a Dios (oración)

- Imitar a María:

. Vacío (1) (Luc. 1,34)

. Confianza (Luc. 1,46)

. Liberación (Luc. 1,38)

. Servicio (Luc. 1,40)

. Amor (Juan. 2,3)

(1) Abandono.

OBSERVACIONES:

- No repisar ideas ajenas (identidad).

- Construir el arca (la revista) con los planes de Dios.

- Dios proveerá en ideas y en economía. (Confiar y esperar).

- Rescatar y conservar los valores de la Moral y la Justicia.

- Hablar siempre de Jesucristo.

- Reunirse en oración colectiva, de equipos y familia al caer la tarde. Sobre todo


los días sábados. (Habrá bendiciones especiales).

- Orar individualmente al medio día y las mañanas. (Bendiciones especiales).

- Creer, confiar y esperar que Dios lleva la barca, Ama y es poderoso.

- Creer que María está presente y ora.

Por hoy basta.

Yo Soy el Señor y los instruiré, guiaré y ayudaré, como a Pedro, Santiago, Juan y
los demás. Yo los bendigo, y adelante. No se estanquen. “En cuanto a las
personas que colaborarán, Yo las iré señalando. Ahora sobran algunas que no

15
las he elegido Yo. Ya les mostraré cuales, que sientan o no sientan con el
criterio de María”.

Tú, Lino, sé como el junco. Yo té haré flexible y recio. No desmayes.

Ámame. Poco a poco iré abriendo tus ojos y revelándote secretos que están en
Mí. Bendiciones.

María, en unidad con todos, ora en adoración y en alabanza y en gratitud. Sus


ojos tienen lágrimas; pero su rostro es como un día con sol y con lloviznas.
Tiene como un iris.

Acta No 1.324
Revista María Hoy
Marilandia (Chipaque)
Diciembre 1 de 2006 - Viernes 01:15 AM

En las últimas Actas, el tema recurrente ha sido la Identidad, o necesidad de un Estilo


propio y radical, cuyo fundamento es la autenticidad. Si se logra eso ustedes, como
hijos de la Madre de Dios, alcanzarán el grado de eficiencia necesario para ser buenos
cristianos y, como tales, buenos ciudadanos, en la Iglesia y en el mundo a los que
pertenecen. Como consecuencia podrán contribuir eficazmente al cambio de las cosas
en el mundo en orden a replantear la historia. ¿No fue esa la súplica que tú, mi
pequeño, pobre, terco y torpe Bastoncito de ciegos, le hiciste a la Santísima Virgen, en
la noche del 16 de julio de 1984? ¿Y recuerdas la respuesta de Ella?

- ¿Qué puedo hacer para contribuir al cambio de las cosas en el


mundo?

- Dar a Jesucristo.

Ese consejo-respuesta, fue ratificado por Mí, a partir del Acta 14 de Mayo de 1985, al
darles el Seminario María Señal de Jesucristo, cuyos resultados positivos son
inocultables, e innegablemente marcados con las manifestaciones producidas en el Año
de la Alegría, cuya culminación los asombra y les da felicidad.

Acta No. 14

Hijo: qué tardos son. ¿No lo entendieron?

Siempre buscan ustedes cosas espectaculares, objetivas, que toquen sus sentidos de
modo singular. Pero no detectan las señales del Altísimo, aun indicándolas de manera
tan clara.

16
Eso produjo el fracaso de los guardadores de la Ley, en tiempo de mi primera venida.
No se ajustó Mi presencia a sus esquemas mentales, aunque estaba estrictamente
ceñida a la Palabra.

Yo era como Soy con una claridad mayor que la del sol y no pudieron verme en esa
forma.

Abran ustedes los ojos y vean mis señales.

Las estoy dando claramente, por todos los medios que, a ustedes, son accesibles. Pero,
como anoche, muchos quedan perplejos, sin ver, sin oír ni comprender.

Mi Espíritu está en ustedes dado con abundante prodigalidad.

No duerman. Ábranse a Él. Déjense guiar. Oigan mi Voz. Vívanla. Practíquenla.


Déjenme ser en ustedes de modo consciente.

Muchos, los que Yo quiera, te lo dije, en mi Acta anterior, verán mi signo, aquí y en
otros sitios el lunes de pascua y así fue. (Escribe Signo con mayúscula).

María es mi Señal. Ella es mi Signo con los brazos en cruz. María y la Cruz se identifican.

Son Mi albergue. Están hechas a la medida de mis esperanzas. Por eso, las dos son
redentoras.

Instrumentos claros y eficaces de mi acción redentora.

Cuando tú invitaste a mirar su rostro, en la imagen que te di, a través de Jorge Alberto,
no fue de tu ocurrencia personal. El Espíritu te lo inspiró. Y, aunque no lo hayan
entendido, en muchos se hizo más clara mi fuerza redentora. Yo sané a muchos, como
signo. Muchos, ahora mismo, están haciéndose preguntas. Y, muchos, ahora mismo,
están sintiéndose mejores.

Y qué?

Crees que por azar un Obispo quiere compartir contigo la grande y eficaz aventura del
Seminario de María - Señal de Jesucristo?

No te dije que ese lunes te daría señales claras?

- No te preocupes. Yo seré quien, con mi Espíritu, diga y haga lo que está en mi plan.

(…pasos del seminario…)

Esto es el Seminario de María Señal de Jesucristo: mí verdad de verdad, la encarnación


de María es la Encarnación de Jesucristo.

17
Y, así, nadie que hable y oiga hablar de María, dejará de hablar y de oír hablar de
Jesucristo.

El que queda al frente, cuando nace el hijo, es él. De él se habla. A él se mira. De él se


espera. Y, no por eso, la madre deja de ser y de tener una porción inestimable en el ser
y en el que hacer del hijo.

Mientras Yo sea y siempre lo Seré, porque Yo Soy el que Soy, el Santo, el Único, ella,
será Conmigo. Y, créeme, ella alcanzará todos los favores del Altísimo; por esto mismo,
no importa cuáles sean. Ella es y será la intercesora de los hombres; porque cuando ella
pide, su Palabra de súplica Soy Yo. Y Yo Soy eficaz.

Ámenla. Ámenla. Ámenla. Ámenla.

Cada gesto de amor a ella es una bendición. Sean maliciosos. Sean como las serpientes,
astutos. Aprovéchense de Dios. El medio es este.

¿Por qué no compran con el dinero que poseen? Si mueren de hambre de Dios, es
porque son insensatos; porque rechazan el don. Y se quedan sin poder. Si me aman a
Mí y la detestan a ella, esto es, si, como se dice en la Escritura, aman o dicen amar a
Dios a quien no ven y no aman al hermano a quien ustedes ven, son mentirosos.

Y el hermano mayor, a quien ustedes ven, es ella, María, por el querer de Dios. Es su
señal y por eso, el amor a ella, es señal clara del amor a Dios.

Por hoy basta.

Bendiciones. Bendiciones. Bendiciones.

4. QUÉ ES EL SEMINARIO

Acta No 234
Revista María Hoy
Bogotá, Mayo 23 de 1986 - Viernes 05:50 AM
Día grande de la grande resurrección de Jesucristo, el Salvador.

Sí, día grande es este, después del día de mi resurrección y dentro de ella; porque hoy
día, empiezo a forjar, en mi Iglesia Verdadera, Católica, apostólica, Romana y en torno
de Ella, la unidad de todas las iglesias, tendencias y sentidos de espiritualidad cristiana,
por medio de María, la Inmaculada Concepción y Siempre virgen, como una
consecuencia de la Cristofinalización del mundo, del hombre y de su historia y sus
culturas, mediante el proceso de recibir, vivir y dar a Jesucristo, el Salvador resucitado,
en esta novísima y novedosa estrategia del Seminario " María, Señal de Jesucristo."

18
Esta estrategia del Seminario "María Señal de Jesucristo" es fruto de una nueva y
novedosa Alianza, cuya finalidad es la Redención individual de cada hombre; mediante
su Cristofinalización individual, en todo.

No es, por lo mismo una simple aventura Mariológica. Es la operancia de María, la


Cristofinalizada, en la Cristofinalización individual de todos.

Por eso, el proceso claro y único de recibir, vivir y dar a Jesucristo, el Salvador
resucitado.

Por tanto es importante entender esto:

Dios quiere que María, la Madre, Maestra, Modelo, Misterio, Mensaje y Mandamiento
de Dios, para la Salvación individual del hombre, sea el medio eficaz de esa salvación y,
por lo mismo, a la vez sea el aglutinante de todos los hijos dispersos y en peligro, por
absurdos conceptos que desunen.

La Iglesia Católica, apostólica, romana, es la Iglesia Verdadera y única, por la Paternidad


visible de Pedro, "Cefas", la "Roca", con sucesión en el tiempo, y por la maternidad
visible de María, la Inmaculada Concepción y siempre virgen, sin sucesión en el tiempo.

María la Inmaculada Concepción y siempre virgen, contra lo que es verdad, ha sido y es


en muchos y para muchos factor de división y riesgos. Lo cual no puede ni debe ser;
como no es.

María es Madre y la Madre une no divide.

María no es causa de división; sino de unidad y salvación. Por tanto, Dios no quiere
hacer operante esta novísima estrategia, sin su concurso y sin su Alianza.

He aquí, por qué tantas bendiciones y tantas gracias son dadas en Ella y a través de Ella.

María, pues, en esta nueva Alianza es Señal. Como tal, clarísima señal de Jesucristo, el
Salvador resucitado; verdadero Dios. María, es pues, señal de Jesucristo-Dios, el
Salvador resucitado.

Como tal no se muestra.

Por eso, ustedes, no están convocados a un Seminario de Mariología; sino a una


estrategia Mariológica de Cristofinalización.

María es dada como paso, como anuncio, como medio, como señal, por tanto de la
presencia y del Amor de Dios.

Ahora entienden, por qué mí Revista "María hoy", es única.

19
Ella no trata de estancarse en la presencia de María, como Ella, en sí. Es una catarata
que desborda hacia Dios desde ese gran cauce perinclinal que es María, la Inmaculada
Concepción y siempre virgen.

Las aguas del amor y de la gracia no se quedan en Ella, como en un remanso; sino que
fluyen avasalladoras y vitales hacia Dios, como su único fin y única meta.

María es cauce necesario en el proceso. Por eso, Ella es, por la gracia de Dios, el medio
eficaz, para la salvación individual del hombre. Por lo mismo es el medio eficaz, para
posibilitar los medios de salvación, uno de los cuales es la unidad de acciones y de
fines, en torno de una misma fe. María, Madre y Maestra, enseña cómo unirse en una
misma Iglesia verdadera, descorriendo, por la gracias de Dios, los velos que
enceguecen.

Hay que airear, con los aires del Espíritu Santo, los criterios mariológicos.

Hay que cristofinalizar las tendencias Mariológicas, como hay que cristofinalizar las
indiferentes y las anti mariológicas, para hacerlas mariológicas y en siéndolo, hacerlas
Cristológicas.

Esto, aún no es claro, para ustedes; pero Yo, el que Soy, el Uno y Trino, el Único, la
Trinidad Santísima, el Santo de los Santos, Jesús, el Salvador resucitado, Yo, Yo les
aseguro, poco a poco, iré revelándoles secretos hoy ocultos en Mí, para que sean
santificados y salvados.

Vayan adelante con el Seminario "María, Señal de Jesucristo." Ya les enseñaré, a través
de él, cómo reconstruir mi Iglesia, cristofinalizándola, cómo cristofinalizarlo todo;
cómo, a través de María, dar pasos con acierto, en la unificación de las Iglesias, en
torno de la Iglesia verdadera, bajo mi paternidad y mi maternidad visibles, reflejadas en
la paternidad visible de Pedro, "Cefas", " la roca", con sucesión en el tiempo y, en la
maternidad visible de María Santísima, la inmaculada Concepción y siempre virgen, sin
sucesión en el tiempo; por lo que Ella, es Madre permanente, en cada instante, del
hombre y de la Iglesia verdadera, a la vez que es la Madre verdadera del Dios
verdadero.

María, Madre, dando a Jesucristo, el Salvador resucitado, da la Unidad renovadora y


vitalizadora.

Crean esto. Y oren.

Oren, oren, oren... Oren siempre. Sean oración.

Lección No. 144


María, medio eficaz de unidad y santificación

20
8. El Seminario “María, Señal de Jesucristo”, es una novísima y novedosa estrategia de
Dios, en su propósito de individualizar la redención a través de María, la Madre y la
Maestra.

9. María es Señal de Jesucristo, el Salvador resucitado.

10. El Seminario "María Señal de Jesucristo", no es un tratado de Mariología; sino un


medio mariológico eficaz de Cristofinalización.

11. El Seminario debe llevar a la Cristofinalización y por lo mismo a la unidad.

12. La Cristofinalización debe hacer la unidad entre los hombres. Por eso, debe,
igualmente, realizar la unidad entre creyentes entorno de una misma fe y un mismo
Padre.

13. María, Madre y Maestra, debe ser el medio eficaz, para acercar a las iglesias, en
torno de la Iglesia Verdadera y para unificar a los creyentes en torno a un mismo credo.

14. El Seminario "María Señal de Jesucristo" no es un tratado de Mariología; sino un


método Mariológico de Cristofinalización.

15. A través del Seminario, María es la Madre que señala el Camino haciendo luz clara
en todo instante.

16. María, Madre, no discrimina, ama. Su objetivo es Dios. Su plan: llevar a Dios y dar a
Dios.

17. Imiten a María.

18. Oren. Oren, oren, oren... Oren siempre. Sean oración.

SÍNTESIS:

1. Estén atentos a los pasos siguientes del Seminario "María Señal de Jesucristo". A su
profundización y a su observancia.

2. El Seminario les da claridad sobre el porqué de María en la Economía de la


Salvación.

3. El Seminario los lleva a la Unidad.

4. María es medio eficaz de Unidad; por su propia Cristofinalización.

5. Imiten a María.

Digan:

Dios mío:

21
Dame más luz; dame más gracias. Dame el Espíritu Santo, para hacer tu
voluntad. Amén.

Acta No 1.356
Revista María Hoy
Bogotá, D.C., Mayo 9 de 2007 - Miércoles 07:09 AM

Yo Soy la Palabra, la Única y Verdadera Palabra pronunciada por el Altísimo, mi Padre,


el Padre y autor de todo lo creado. Inclínense ante Mí y escúchenme. Desocúpense en
la mente y en el corazón de todo lo que no me pertenece; para que me puedan
albergar y vivir asimilándolo todo cuanto Yo les diga para ponerlo en práctica. Para eso,
pídanle al Espíritu Santo que les dé la gracia de desocuparse, ustedes en ustedes, no
por ustedes en sí y por sí, sino por su infinita e incomparable acción. Pídanle que les dé
la gracia de disponerse plenamente y que les dé la gracia de entregarse para que me
puedan recibir, vivir y proclamar y dar. Hagan ustedes, por la gracia del Espíritu Santo,
vivo, operante y eficaz, la realidad del Seminario María, Señal de Jesucristo que han
recibido como un don incomparable pensado, creado y dado por Dios, con el propósito
de permitirles individualizar la Redención dada por gracia para todos; porque Yo, morí
por todos, buenos y malos, sin ninguna excepción, para salvarlos.

5. EL QUÉ Y EL POR QUÉ DEL SEMINARIO

- Dar a Jesucristo"

Esas tres palabras llenas de sabiduría y de misterio no te las dijo Ella, por su propia
iniciativa, sino por la fuerza del Espíritu Santo, en cuya esencia bullía la plenitud de los
propósitos de Dios.

Han pasado solo 20 años que se cumplen hoy a esta misma hora y en este mismo sitio,
desde cuando inicié la aurora de mi confirmación a la profundidad de su respuesta.
Porque la primera Acta que te di en este mismo sitio es como el comienzo de un día
que va transformando en claridad el misterio de la noche.

En estos 20 años, ¡Cuantos resultados inimaginables, entonces, se han producido! Ese


solo hecho les plantea interrogantes serios que jamás podrán esclarecer, como muchos
otros misterios, si no es a la luz del Espíritu Santo.

Acta 1229

22
Acta No 233
Revista María Hoy
Bogotá, Mayo 21 de 1986 - Miércoles 08:35 AM

Vivan más a profundidad el Seminario "María, señal de Jesucristo".

El, es la novísima estrategia del que Es, para santificarlos y para hacerlos agradables y
asequibles a su Reino. Para que ustedes haga, a otros, asequibles al Reino y a la gracia
del que Es.

Recuerden: en Actas anteriores han ido aprendiendo cómo recibir, cómo vivir y cómo
dar a Jesucristo, el Salvador Resucitado. Ya ustedes conocen que está, por método,
dividido en tres partes, en cuanto a su finalidad, y, en seis pasos (charlas), en cuanto a
su procedimiento o estilo pedagógico de hacerlo. Ya saben que, para cada una de esas
tres partes, hay pasos o charlas específicos que les explica e informan:

1ra. Parte. "Recibir a Jesucristo."

1.- María la pobre de Dios

2.- María, la Esclava de Dios

3.- María, entrega absoluta.

2da. Parte. "Vivir a Jesucristo"

4.- María, la viviente.

5.- María, Donación perfecta.

3ra. Parte. "Dar a Jesucristo".

6.- María, la que da a Jesucristo.

Ya, en lecciones anteriores, se estudiaron cada uno de los pasos. El por qué y el para
que de ellos.

Por qué deben ser ágiles en su exposición. Nada de retóricas. Brochazos o pinceladas
esquemáticas de aspectos de María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre
Virgen, como madre, modelo, maestra, misterio y mandamiento dado a ustedes, por
Dios, con el propósito de enseñarles a recibir, a vivir y a dar a Jesucristo, el Salvador del
mundo, del hombre y de su historia; para Cristofinalizarlos y cristofinalizar el mundo.

Ya saben que la finalidad especifica del Seminario es, pues, cristofinalizarlos a ustedes
y cristofinalizar el mundo, cristofinalizar la historia, cristofinalizarlo todo. Esto es: que
Cristo, el Señor, sea el Señor de todo. Que Cristo, el Santo, lo santifique todo. Que
Cristo, Dios, sea el Dios y único Dios de todos y de todo.

23
Para esto, se ha creado todo, para ser de Dios y, en siendo de Dios, para que haya
orden, paz, justicia, libertad, amor. Esto es: para que el hombre sea feliz con la libertad,
el orden, la Paz, La justicia y el amor de Dios. También ya han aprendido el por qué y el
cómo de las dos primeras partes del Seminario. Saben que, para recibir a Jesucristo
deben de estar vacíos, esto es: limpios de todo. Especialmente de pecado, orgullo,
injusticia, mentiras, malos sentimientos y deseo, etc

Saben que, para lograr eso, deben vivir experimentalmente, los tres primeros pasos del
Seminario, imitando a María, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen. Si están
limpios, Dios entra en ustedes y mora en ustedes. En la medida en que estén vacíos y
limpios, Dios tomara mayor posición de ustedes. En esa misma medida, El los
santificara. En relación con Dios, ustedes serán más o menos santos.

Ya saben que, para "Vivir a Jesucristo", deben vivir a profundidad y experimentalmente


los pasos 4to y 5to del Seminario. Si ustedes no se entregan totalmente a Dios y dejan
que, El, con entera libertad obre en ustedes, no podrán vivir a Dios, debe echar raíces
en ustedes como un árbol en la tierra para vivir, en ella, crecer y dar frutos. Si viven a
plenitud estos dos pasos, Dios les participara todo lo de Él y, por eso, El, los santifica y
perfecciona, como el Padre que tienen en la tierra y en el cielo.

Esta parte, bien vivida, permite que ustedes ya no sean ustedes; sino ustedes
absorbidos por la Magnificencia de Dios, o sea que, de allí en adelante es Dios quien es
y obra en ustedes.

El cambio es sostenible. Un ejemplo profano les da Luz. No es lo mismo el hombre


sobrio, que el hombre embriagado de licor espirituoso. En el sobrio, él se manifiesta
como es. En el hombre embriagado, su comportamiento está transformado por las
propiedades del licor. El hombre embriagado habla, piensa y obra, como tal, y no como
él, es en sí.

Si esto hace una bebida espirituosa, cuánto más no hará el Espíritu Santo, en el espíritu
y en el cuerpo del hombre que lo alberga. Como el borracho se cede al licor espirituoso,
cédanse ustedes al Espíritu de Dios, como María la Inmaculada Concepción y siempre
Virgen y Dios hará en ustedes y con ustedes cosas grandes. Él habitara en ustedes y Él
obrará en ustedes según sus planes y propósitos.

La 3ra. Parte "Dar a Jesucristo, el Salvador Resucitado

Es casi una consecuencia inevitable de las dos anteriores. De Recibir y de Vivir a


Jesucristo" El paso concomitante o concurrente es: "María, la que da a Jesucristo."

Las aguas acumuladas se desbordan. Los frutos concebidos y en sazón se caen del
árbol. Los hijos no se quedan en los vientres maternales. Nacen, para ser nuevas
realidades operantes.

24
Tener a Jesucristo produce dos efectos inevitables:

1.- Vivir, conforme a su propia vida.

2.- Hacer, conforme al propio hacer de Jesucristo.

Quien tiene a Jesucristo, da a Jesucristo.

Quien tiene a Jesucristo, es santo; porque Jesucristo es Santo, el Santo de los


Santos.

Quien tiene a Jesucristo, vive; porque Jesucristo es Vida.

Quien tiene a Jesucristo, es veraz; porque Jesucristo es la Verdad.

Quien tiene a Jesucristo ama; porque Jesucristo es Amor.

Si eso sucede; el sujeto con Jesucristo, es diferente, al que no lo tiene. Su ser y hacer es
diferente. Ese, es luz y sal del mundo, porque la luz y el sabor bueno del que es Luz, la
luz y sal, la Sal de Salvación posee.

Esta parte, pues, desencadena el quehacer apostólico del cristofinalizado. El agua no se


estanca. Fluye. El Espíritu de Dios es el Agua de Gracias; para la vida eterna. (Juan 4,10)
El que tiene a Dios, al Espíritu de Dios, es agua de gracia; para el bien de si y de todos
sus hermanos y las cosas.

El desarrollo, el progreso, la paz son connaturales a la vida en Dios; como, igualmente


connaturales lo son la verdad, la libertad y la justicia, como frutos del amor de Dios
dado a los hombres.

El Seminario "María, señal de Jesucristo", es, por tanto, el llamado fuerte de Dios a la
santidad que Él quiere para el hombre. Por tanto, no está limitado a unos pocos ni a un
determinado gremio o a un determinado círculo. Es para todos, en todos los estados,
edades, sexos y circunstancias, como el sol y como el agua. A todos alimenta. A todos
debe santificar y hacer perfectos. A seglares, religiosos y sacerdotes, sirve en igual
forma. A todos, comunitaria e individualmente. A comunidades religiosas o seglares. Es
como el agua y como la sal y como la luz propia y común para todos. A todos vitaliza, a
todos santifica, a todos perfecciona.

Oren, oren, oren. Oren siempre Sean oración.

Lección No. 143


El qué y el porqué del Seminario "María, Señal de Jesucristo".

1.- El seminario "María, señal de Jesucristo" es el novísimo y novedoso plan de Dios, en


el propósito de Cristofinalizar al hombre, al mundo, su historia y su culturas.

25
2.- El seminario "María, señal de Jesucristo", es un medio eficaz de santificación y
perfección; para la Cristofinalización.

3.- María es el Modelo, la Madre y la Maestra eficaz.

4.- Su metodología es práctica y eficaz.

5.- Su finalidad es: de dos órdenes: Mediata e inmediata.

6 Del orden inmediato: Recibir, Vivir y dar a Jesucristo, el Salvador resucitado.

7.- De orden mediata: Cristofinalizarlo todo: el hombre, el mundo, la historia y las


culturas.

8.- La metodología se hace o cumple, con seis pasos o charlas breves, lo más breves
posibles.

9.- Cada paso es una pincelada clara, firme e inconfundible del rostro o ser y de las
actitudes de María, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, como la criatura frente
al Creador, Su Dios y su Señor.

10.- El símbolo o señal del Seminario, puede ser un arco iris. Cada color es Único.
Todos hacen el cuerpo del fenómeno (Arco Iris).

11.- Cada una de las tres partes recoge, para su conformación, determinado número
de pasos, distribuidos como en la figura de un embudo.

La 1ra parte, comprende de los tres primeros pasos

La 2da, los pasos 4 y 5.

La 3ra, el último paso (6)

12.- La 1ra parte a través de los tres primeros pasos, enseña cómo vaciarse, cederse y
cómo darse totalmente a Dios; para que Dios entre y more en la criatura (Apocalipsis
3,20)

13,- La 2da parte, a través de los pasos 4 y 5, muestra cómo dejar hacer a Dios.

El sujeto muere, en sí, para que Dios sea y haga. (Juan 4,10)

14.- La 3ra parte: "Dar a Jesucristo, el Salvador resucitado”, es consecuencia natural y


lógica de las dos partes anteriores, si los cinco pasos precedentes se han hecho en
forma correcta.

El modelo, como en todo, es María, la Inmaculada Concepción y siempre


Virgen, como la criatura perfecta, por la acción de Dios, el Perfecto, en Ella.
(Juan 15, 16- 17)

26
15.- El Seminario "María, Señal de Jesucristo", hecho en debida forma y con absoluta
entrega, es medio eficaz; para la santificación y perfección del hombre, del mundo, de
las culturas y de la historia.

16.- El Seminario capacita a todos, para cristofinalizarse y cristofinalizarlo todo

17.- El Seminario no excluye a nadie, ni se opone a nada. Es un condimento y un


nutriente necesario y esencial para todos, en cualquier estado, medio y circunstancia.

18.- El Seminario es aconsejable para la vida monástica, comunitaria y para el hombre


como unidad individual en cualquier medio.

SÍNTESIS:

1.- Vivir el seminario "María, señal de Jesucristo", es disponerse a la capacitación, para


recibir, vivir y dar a Jesucristo, el Salvador resucitado.

2.- El Seminario lleva necesariamente a la Cristofinalización de todos y de todo.

3.- María es el Modelo.

4.- Oren, oren, oren... Oren siempre, Sean oración.

6. CÓMO SE HIZO POR PRIMERA VEZ

Margen del Acta 1603

Pongan en práctica el Seminario María Señal de Jesucristo, hecho por primera vez en el
mundo, con la actuación pastoral del Obispo de Santa Marta, entre el 18 y el 19 de
Mayo de 1985, con ocasión de la bendición de la primera imagen de la Medalla
Milagrosa en Bocas de Ceniza.

Piensen, mediten, reflexionen.

Esta Acta, a la que deben llamar: "de El Rosario del Río Magdalena a María Santísima,
Nuestra Señora de la Nueva Alianza, en América Latina, para gloria de Dios y salud del
género humano",

Al margen del Acta 1600

¿Creen que es por azar que estas Enseñanzas se están dando aquí en Santa Marta,
donde, por mi gracia, se hizo el primer seminario: María, Señal de Jesucristo, por
primera vez en el mundo, en el mismo sitio donde tú hiciste el seminario de vida en el
Espíritu, y con la autorización y cooperación del Obispo? Hagan memoria de eso, si

27
quieren ser iluminados por la Luz del Espíritu Santo, con miras a ser testigos y
misioneros, como tales, en la Iglesia y en el mundo.

Piensen y mediten en esto:

1. ¿Con motivo de qué se hizo aquí el Seminario María Señal de Jesucristo?

2. ¿A quién usé, para esta gracia como antes lo había usado para introducir la
Renovación Carismática? ¿Al más importante entre los existentes entonces, o al menos
importante?

¿Por qué?

3. ¿Este hecho se dio, dentro o fuera de la Iglesia Católica, y sin el concurso de sus
jerarcas, o, por el contrario, dentro de Ella, y, con el concurso de sus jerarcas?

4. ¿Quiénes fueron los jerarcas y qué cargo tenían?

5. ¿Quién fue el instrumento humano elegido? ¿Por qué?

6. ¿Hay resultados ocurridos, como frutos de esta obra insólita de Dios? ¡Enumérenlos,
si son conocidos! Es necesario hacerlo, si quieren ser luz y sal.

Tú, hijo mío, mi pequeño, pobre, terco y torpe Bastoncito de ciegos, no dejes de
testificarme, con humildad, con amor, con verdad y con prudencia. Esto es, en unidad
con Dios. Sólo con Dios, aunque los hombres te fallen. Es mejor morir con fidelidad en
una cruz, que vivir en un lecho de rosas sin honor.

Hoy, al dejar el mensaje que te proponen para noticieros, deja, como consigna, estas
manifestaciones:

Este es tiempo de testificar a Dios, señalándolo con la propia vida, y a riesgo de ella. La
Verdad los hará libres. No solo de una cárcel, sino para la vida eterna. No tengan miedo
de creerle a de seguir a Dios. Él puede hacer de ustedes luminarias que destruyan las
tinieblas que hoy reinan en el mundo.

Deja mi bendición en esta casa y en cada uno de quienes te hayan visto y escuchado.

7. SEMINARIO

“MARÍA, SEÑAL DE JESUCRISTO”

28
El Seminario "María Señal de Jesucristo" es un método o medio sencillo, eficaz y
practico de recibir, vivir y dar a Jesucristo el Salvador resucitado para la
Cristofinalización individual de ustedes y del mundo, las sociedades, la historia y las
culturas.
Acta 239

El Seminario "María, Señal de Jesucristo", es una novísima y novedosa estrategia de


Dios, en su propósito de individualizar la redención a través de María, la Madre y la
Maestra.

María es Señal de Jesucristo, el Salvador resucitado.

El Seminario "María Señal de Jesucristo", no es un tratado de Mariología; sino un


medio mariológico eficaz de Cristofinalización.

El Seminario debe llevar a la Cristofinalización y por lo mismo a la unidad.

La Cristofinalización debe hacer la unidad entre los hombres. Por eso, debe,
igualmente, realizar la unidad entre creyentes entorno de una misma fe y un mismo
Padre.

María, Madre y Maestra, debe ser el medio eficaz, para acercar a las iglesias, en torno
de la Iglesia Verdadera y para unificar a los creyentes en torno a un mismo credo.

El Seminario "María Señal de Jesucristo" no es un tratado de Mariología; sino un


método Mariológico de Cristofinalización.

A través del Seminario, María es la Madre que señala el Camino haciendo luz clara en
todo instante.

María, Madre, no discrimina, ama.

Su objetivo es Dios.

Su plan: llevar a Dios y dar a Dios.

Imiten a María.

Oren. Oren, oren, oren... Oren siempre. Sean oración.

Lección 144

A. FINALIDADES

Sus finalidades son de dos clases:

1. Próxima (inmediata) Para recibir, vivir y dar a Jesucristo el Salvador resucitado.

29
2. Remota (mediata) Para la Cristofinalización individual de cada persona salvada
o salvable. Y para, con cada persona salvada o salvable, cristofinalizar el
mundo, las sociedades, la historia y las culturas.

Acta 239

Ya saben que la finalidad especifica del Seminario es, pues, cristofinalizarlos a ustedes y
cristo finalizar el mundo, cristo finalizar la historia, cristofinalizarlo todo. Esto es: que
Cristo, el Señor, sea el Señor de todo. Que Cristo, el Santo, lo santifique todo. Que
Cristo, Dios, sea el Dios y único Dios de todos y de todo. Para esto, se ha creado todo,
para ser de Dios y, en siendo de Dios, para que haya orden, paz, justicia, libertad, amor.
Esto es: para que el hombre sea feliz con la libertad, el orden, la Paz, La justicia y el
amor de Dios.

Acta 233

5.- Su finalidad es: de dos órdenes: Mediata e inmediata.

6 Del orden inmediato: Recibir, Vivir y dar a Jesucristo, el Salvador resucitado.

7.- De orden mediata: Cristofinalizarlo todo: el hombre, el mundo, la Historia y las


Culturas.

Lección 143

B. CUIDEN EL MODO DE HACER EL SEMINARIO.


SEAN FIELES A ÉL.

Acta No 214
Revista María Hoy
Manizales, Abril 27 de 1986 - Domingo 03:16 AM

- Abandónense más en el Señor. Nada hagan por ustedes. Nada, absolutamente nada.

Nada agreguen por cuenta de ustedes al plan de Dios y a lo que, Él, quiere y hace. No
traten de explicar ni a Dios ni a lo de Dios. Hagan solamente lo que Él quiere y como Él
lo quiere. Eso basta. Dejen que Él haga en ustedes y a través de ustedes su voluntad.
Eso basta.

Aunque crean que lo que Dios quiere es un absurdo, déjenlo hacer a Él. Lo que Él quiere
y hace eso es bueno. Eso basta.

Recuerden a Abraham. Recuerden a Noé. Recuerden a María. Recuerden a todos mis


apóstoles... Ellos creyeron; ellos se abandonaron en la Palabra y voluntad de Dios, el
Único, el Uno y Trino, la Trinidad Santísima y eso fue suficiente. Eso les bastó. Igual a
Moisés. Igual a todos los creyentes. Igual a ustedes. Dios basta.

30
El Seminario "María, Señal de Jesucristo" sea hecho como Yo, el que Soy, el Único, el
Uno y Trino, Dios, tu Dios y tu Señor, lo quiero y mando.

No metan su cabeza entre ustedes y el querer de Dios. No metan sus reflexiones y


criterios. Sean como María, la Inmaculada Concepción, la Madre, Modelo, Misterio,
Mensaje y Mandamiento que Yo, el que Soy, el Uno y Trino, el Santo de los Santos, el
Cordero de Dios que quita los pecados del mundo, del hombre y de su historia les he
dado.

Vacíense, entréguense, esclavícense, dónense al que Es y Él, el que Es, Él les bastará.

Observen con exactitud el tiempo. No abusen de él. No abunden en retórica. Señalen,


den a Dios, a Jesucristo el Salvador Resucitado. No lo demuestren. Nadie lo demuestra
a Él, porque Él es indemostrable. Él se demuestra, no la ciencia finita de ustedes. No
cabe su grandeza en ella. Ella es pequeña, imperfecta, oscura, por mucho que crean
saber y ser ustedes en ustedes. La inteligencia del más inteligente de ustedes nada es
delante del que Es. Dejen que Dios hable. No hablen ustedes cuando Él esté.
Anonádense, descúbranse, desnúdense, vacíense, despójense de ustedes y de todo lo
de ustedes, cuando Él esté. Él basta.

Observen lo que el Seminario se propone y háganlo como Dios lo quiere y manda.

Pinten, como Dios lo quiere y manda la imagen de María, la Inmaculada Concepción y


siempre Virgen. Si tal hacen guiados por el Espíritu Santo y dejando que Él, obre en
ustedes, Dios, a través de ustedes y en ustedes, dará y demostrará a Jesucristo, el
Salvador resucitado.

La finalidad es, no lo olviden: recibir, vivir y dar a Jesucristo, el Salvador resucitado.

Los pasos o medios: presentar en seis pasos de a 15 minutos, cada uno, un rasgo
modelo de María, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, hasta completar la
Imagen de una criatura de excepción, capaz de ser y hacer la voluntad del que Es, no
por sus medios, sino por la absoluta voluntad del que Es.

Entre cada paso, sean fieles al tiempo ya indicado.

Todo lo que hagan háganlo en oración.

Nada hagan sin orar. La primera lección en ustedes sea la actitud orante de María, la
orante y, a la vez, la actitud de amor, de humildad y vida de Ella. Estén y sean limpios,
como Ella. Para eso, siempre límpiense en las piscinas naturales de Mi Gracia.

La limpieza es la primera muestra de Dios en ustedes. No podrán tener a Dios si no se


asean a cabalidad, totalmente y siempre.

Es importante, pues, este Seminario.

31
Háganlo como Dios lo quiere y manda:

No abusen del tiempo.

Oren.

Empiecen rezando el Rosario que colocarán en manos de María, con la oración que ya
conocen.

Terminen siempre con la Eucaristía, en la medida en que les sea posible.

Así Dios será el Único.

Sean mansos y humildes de corazón.

Lávense, limpiándose a fondo en las piscinas naturales de la Reconciliación.

Sean testigos vivos de Dios, en Cristo, el Salvador resucitado.

Lección Nº 124
Sean fieles al Seminario "María Señal de Jesucristo".

Acta No 221
Revista María Hoy
Bogotá, D.C., Mayo 6 de 1986 - Martes 10:34 AM

No lo olviden: Yo, el que Soy, el Único, el Uno y Trino, el Santo de los Santos, la Trinidad
Santísima, tengo particularísimo interés en que ustedes pongan especialísimo interés
en la forma de hacer y de vivir el Seminario María Señal de Jesucristo; porque, del
modo como lo vivan y lo hagan, depende el que tengan claridad en la manera como
deben imitar a María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen.

Ustedes deben saber y enseñar a comprender experimental y vivencialmente a los


otros, cómo recibir, vivir y dar a Jesucristo, el Salvador Resucitado.

Para eso es indispensable que presten la atención debida a cada uno de los seis pasos
que lo integran.

No confundan uno con otro. Cada uno en sí, de modo particular, lleva una lección
concreta, que muestra el estilo de María.

Ninguno de ellos se confunde con el otro. Cada uno es individual y específico, como
individuales y específicos son cada uno de ustedes en el conjunto de personas en su
especie. Confundirlos es errar.

32
No quieran abundar en detalles incorrectos; por creer que sus luces son más claras que
las mías.

Yo tengo un propósito y un plan. Esos tienen una razón de ser. Y, Yo, aunque de
inmediato no lo vean ni lo crean, siempre tengo razón en lo que hago; porque siempre
tengo una finalidad concreta.

Por tanto cuiden de que en ustedes y en quienes los oigan y vean a ustedes hacer el
Seminario, quede, de modo inconfundible la imagen de lo que pretenden mostrar. Por
eso, no insistan en demostrar, ya se los he dicho. Señalen, muestren solamente.

Eso les dará el resultado que persiguen.

Lección No 131
Cómo hacer el Seminario "María, Señal de Jesucristo".

1. Observen a cabalidad cada uno de los pasos del Seminario "María, Señal de
Jesucristo."

2. No confundan un paso con otro. Cada uno, tiene su razón de ser y su finalidad
específica.

3. Consulten, como cuerpo de doctrina y para su observancia, la metodología trazada


en el cuerpo de esta Acta.

4. Imiten a María.

Vivan y hagan como Ella.

Ella es el Modelo y el Estilo.

5. Oren, oren, oren... Oren siempre. Sean oración.

6. Si se apartan de la observancia práctica de cada paso del Seminario "María, Señal de


Jesucristo," irán por mal camino.

7. No demuestren nada, en relación con el Indemostrable. Muéstrenlo, señálenlo,


vívanlo, como María.

Acta No 237
Revista María Hoy
Bogotá, Mayo 28 de 1986 - Miércoles 10:45 AM

33
No aparten los ojos de María la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, la Madre,
Maestra Modelo, Misterio, Mensaje y Mandamiento que Dios, el que Es, el Santo,
Único y Trino les da, les ha dado y les dará, para su salvación, perfección y santificación.

Ella es, ya lo saben, garantía de acierto, en el querer, voluntad y plan de Dios.

Óiganla, imítenla, síganla.

Ningún riesgo tienen con María.

Sin María muchos riesgos tienen.

Loco es, quien deja el salvavidas para nadar solo, en un mar revuelto.

Sensato es, quien se aferra al salvavidas en un mar revuelto.

María es el salvavidas que Dios ha puesto para la salvación de ustedes en la


embarcación de Pedro, que es la Iglesia verdadera, católica, Apostólica y Romana.

María les garantiza el arribo al destino que Dios tiene y quiere para ustedes.

Con Ella, van al cielo los que en Ella van.

Crean, confíen, esperen.

Sean prudentes y sabios.

Sean sencillos y humildes.

Sean limpios y castos.

Observen todos y cada uno de los pasos del seminario "María señal de Jesucristo"; en
orden a asimilar y vivir las tres partes que lo integran; para cristofinalizarse y
cristofinalizarlo todo.

El seminario es, no lo olviden, un método o medio sencillo, novedoso, eficaz y práctico


de cristofinalizarse (el individuo en sí) y de cristofinalizarlo todo (mundo, sociedades,
historias y culturas) por la acción directa del Espíritu Santo en ustedes, por el querer del
Padre y por la entrega y el amor del Hijo.

Hagan con sabiduría, prudencia y humildad el seminario.

No lo hagan una vez, como quien toma un curso y se gradúa. Háganlo con toda la
frecuencia que puedan, como quien se ejercita en aprender un arte y en adquirir
destreza y precisión.

Lección No 147
No aparten los ojos de María.

34
1. El seminario "María señal de Jesucristo" es el medio o método eficaz, novedoso,
sencillo y claro de cristofinalizarse (el sujeto individualmente)

Y de cristofinalizarlo todo (mundo, sociedades, historias y culturas).

2. Hacer y vivir el seminario "María señal de Jesucristo" según el plan , querer y


voluntad de Dios, es disponerse eficaz y necesariamente a recibir, vivir y dar a
Jesucristo, el Salvador resucitado para cristofinalizarse y cristofinalizarlo todo; como
María la Inmaculada Concepción y siempre Virgen.

3. María, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen es Madre, Maestra, Modelo,


Misterio, Mensaje y Mandamiento dado a ustedes por Dios para santificación y
perfección de ustedes.

4. Imiten a María la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, en el proceso de recibir,


vivir y dar a Jesucristo, el Salvador resucitado, para su santificación y perfección.

5. María es garantía en ustedes y en la Iglesia de acierto en relación con el querer, plan


y voluntad de Dios.

6. El fruto del vientre de María es Jesús, el Salvador resucitado. Jesús, el Salvador


resucitado es Dios. Dios es todo. El basta.

7. Busquen a Dios. Refúgiense en Dios. Reciban a Dios. Vivan a Dios. Den a Dios.

8. María sabe cómo se recibe, se vive y se da a Dios. Imítenla.

9. Para imitar a María, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, en el modo de


recibir, vivir y dar a Jesucristo, el Salvador resucitado, Dios que es el único, el Uno y
Trino, La Santísima Trinidad, ha ideado, programado y dado este seminario "María
señal de Jesucristo" como su estrategia novísima y novedosa de salvación, de la cual se
desprende esta novísima y novedosa "Orden Trinitaria de los Esclavos de la Esclava de
Dios", cuya finalidad es hacer vivir el Evangelio o Palabra de Dios para la salvación,
santificación y perfección de ustedes - modo individual - dentro de la única y verdadera
Iglesia, católica, Apostólica y Romana.

10. Aséense a fondo.

11. Sean vírgenes como María la Inmaculada Concepción y siempre Virgen. Para serlo,
báñense a fondo en las piscinas naturales de la gracia (Confesión)

12. Oren, oren, oren.... Oren siempre. Sean oración.

SÍNTESIS

1. Vivan a profundidad el seminario "María señal de Jesucristo".

35
2. Imiten a María la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, la Madre, Maestra,
Modelo, Mensaje y Mandamiento que Dios ha dado al hombre para salvarlo,
santificarlo y perfeccionarlo.

3. Oren, oren, oren... Oren siempre. Sean oración.

Repitan:

Dios mío:

Limpia mi corazón, para que hoy día haga tu voluntad y esté contigo. Amén

Digan:

Dios mío, Dame tu Espíritu, para vivir y hacer tu voluntad, querer y planes, según tus
propios planes, querer y voluntad.

Dios mío: Lléname de Ti. Amén, amén, amén.

Acta No 239
Revista María Hoy
Bogotá, Mayo 30 de 1986 - Viernes 06:30 AM

Vivan como hijos de la luz.

Sean luz y sal del mundo. Para eso, reciban, vivan y den a Jesucristo el Salvador del
mundo.

Háganlo como María la Inmaculada Concepción y siempre Virgen. El medio para


hacerlo en debida forma es, como ya lo saben: el seminario "María señal de Jesucristo".

Háganlo en debida forma y vívanlo. Propáguenlo. Enséñenlo. Por eso y para eso tengan
claridad en los conceptos. Sepan lo que hacen.

Por eso, Yo, el que Soy el Uno y Trino, el Santo de los santos, la Trinidad Santísima, les
hago luz para que vean con verdadera claridad.

Atiendan pues, con todos sus sentidos.

Lección No. 149


Vivan y propaguen el Seminario “María, Señal de Jesucristo”.

Acta No. 335


Revista María Hoy

36
Bogotá, Noviembre 27 de 1986
Jueves 07:26 AM

Pongan cuidado al seminario "María Señal de Jesucristo". No olviden que él, es acto
insólito y actual del amor de Dios; para que ustedes acierten en el arte misterio de ser
cristianos. Esto es: en el modo de recibir, vivir y dar a Jesucristo, el Salvador Resucitado,
en orden a la Cristofinalización individual, para la Cristofinalización colectiva. O sea: en
el modo de cómo aceptar y cómo proclamar el señorío de Dios; porque Jesucristo es
Dios.

Cristofinalizar es aceptar y proclamar el señorío de Dios en la vida personal de


quien lo acepta y en el medio y mundo donde vive.

Ustedes los de esta nueva, novísima y novedosa orden trinitaria de los esclavos de la
Esclava de Dios, presten mucha atención a la forma o modo de hacer el Seminario
“María Señal de Jesucristo” cuando ustedes lo prediquen o enseñen sus lecciones.

Vean con claridad y enseñen con claridad y precisión.

No confundan los objetivos.

No confundan partes con pasos.

No confundan los pasos entre sí.

No alteren el orden como deben presentar y enseñar las partes y los pasos.

No traten de ostentarse sabios al modo de los hombres.

Sean parcos y breves en el modo de enseñar y predicar.

Lección No. 245


Sean precisos en el modo de hacer el Seminario “María Señal de Jesucristo.

SÍNTESIS ACTA 335

1. Hagan el Seminario "María Señal de Jesucristo" con humildad y con prudencia.

2. El personal que dicte y viva un Seminario, no lo haga sin antes orar y estar limpio en
cada uno de sus integrantes.

3. Mientras se haga el Seminario todos los esclavos de la Esclava de Dios que lo


trasmiten, estén o permanezcan orando.

4. Recuerden: quien hace el Seminario es Dios; por tanto Dios debe estar presente en
todos los instantes: antes de hacerlo; mientras se hace y después de hacerlo.

37
5. Antes de hacerlo hay que orar intensamente para pedir la dirección de Dios.

6. Mientras se hace el seminario debe orarse intensamente; para que sea Dios quien lo
hace.

7. Después de hacerlo, se debe orar intensamente, para darle gracias a Dios y pedir la
permanencia de su Espíritu.

Además, es bueno darle parte a Dios de los éxitos o de los fracasos aparentes.
Él es el Señor de la empresa y, por tanto, debe recibir, aunque lo sabe, informes
oportunos, como señal de vasallaje y señorío.

8. Oren, oren, oren... oren siempre. Sean oración.

9. Imiten a María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen.

Acta No. 886


Revista María Hoy
Pitalito (Huila), Junio 5 de 1994 - Domingo 05:00 AM

Cuiden el Seminario; cuiden la Espiritualidad, sean más concretos en lo que dicen. No


olviden que, en esta Espiritualidad Trinitaria, nueva, novísima y novedosa de los Hijos
de la Hija de Dios, la brevedad es esencial. El Seminario "María, Señal de Jesucristo,
igual que los otros, no debe exceder de hora y media, incluyendo cantos; lo cual indica
que las charlas o pasos, deben ser más precisos y más breves. Lo que ahora están
haciendo debe servir de pauta para lo que se haga en lo futuro, por lo mismo, cíñanse
más a los esquemas. No olviden que cada paso debe tener una fisonomía propia, como
cada una de las piezas de un rompecabezas y, en consecuencia, debe relacionarse más
con las otras, sin dejar de ser lo que es.

¿Por qué tú no procuras dar ejemplo en esto, para que quede claridad perfecta? No
importa que ahora todas las personas que te acompañen hablen; importa que quede
bien enseñada la lección.

En el Seminario que van a dictar hoy no participen muchas personas, eso le quita
unidad. Da tú más pasos, para ejemplarizar. No hablen más de 3 o 4 personas
máximo. Eso será bueno y hará bien. No olviden las finalidades del Seminario y las
finalidades de la Espiritualidad; ellas son precisas; por eso crean un estilo: el estilo mío
que, ante todo es vida y por eso hace impactos y se diferencia de cualesquiera otros,
porque Yo Soy Vida, Soy Amor y Soy Verdad, gracias a que Soy la virginidad total o
plena. En Mí sólo hay espacio, para ser el que Soy y, eso debe darse en ustedes, si son
míos. ¿Lo entienden?

38
Lección 796

5. No traten de demostrarme; muéstrenme, que Yo me demuestro a mí mismo,


cuando soy señalado con acierto.

6. El que señala no necesita excesos de palabra, sino vida. La vida le da sentido


a la palabra y por eso, aquella es elocuente, no por los excesos, sino por la
precisión del contenido.

7. Hablen menos; vivan más. La vida es lo que da convencimiento, por su


certeza inconfundible. ¿Lo entienden?

Margen del Acta 976


No hagan que los admiren, por la sabiduría que muestren.

Hagan que me admiren por el amor y la humildad que vivan.

Sean humildes.

Centre el seminario "María, señal de Jesucristo" al qué, el porqué, y él para qué, que les
he dado y observe con fidelidad el cómo.

Créanme: no son más eficaces por lo mucho que digan a su manera, que por lo poco
que vivan a mi manera.

No se extiendan.

No pongan absurdas filigranas y oropeles en lo que dicen.

Piensen en esto: "a la rama verde y florecida la deslustran las malezas y hojarascas. La
mucha verborrea deslustra la palabra de Dios".

¿No creen que es mejor que Dios hable a que ustedes hablen?

Yo los bendigo con una bendición especial, para ustedes y todo lo de ustedes, porque
son de buena fe y están a mi servicio.

Hoy dejen mi paz en esta casa y donde quiera que se encuentren. Brillen, no por
ustedes sino por mi luz que está en ustedes.

Antes de aventurarse, oren. Consúltenme y denme cuenta de sus actos.

Mañana ojalá sean también luz y sal en Marilandia. Y no me demuestren a sus


maneras. Muéstrenme con sus entregas. Sean benditos.

39
Él haber interrumpido el seminario, ayer, en las clarisas, fue bueno y oportuno, yo
hablé en el silencio de ustedes. Créanme: las religiosas y el sacerdote recibieron el
mensaje que les di, en el silencio de ustedes.

TODOS SEAN BENDITOS, CON LAS BENDICIONES DEL PADRE Y DEL HIJO Y DEL
ESPÍRITU SANTO

C. PRESENTACIÓN

El seminario se divide pues, en tres partes:

1. Recibir a Jesucristo.

2. Vivir a Jesucristo

3. Dar a Jesucristo

Y en seis pasos o charlas breves, de 10 a 15 minutos cada uno, para explicar o enseñar
cada una de esas partes:

1. María la Pobre de Dios.

2. María la Esclava de Dios.

3. María Entrega total o absoluta.

4. María la Viviente.

5. María Donación perfecta.

6. María, la que da a Jesucristo.

Los tres primeros pasos, corresponden a la primera parte; el cuarto y el quinto paso, a
la segunda parte y el sexto paso a la tercera parte.

Estos seis pasos están divididos en dos grupos de a tres, o sea, en dos células trinitarias.

El objeto de esta división es mantener fresca la mente; descansando el cuerpo y


atentos a los sentidos.

Además esa división posibilita la presencia de la Santísima Trinidad. Pues la recuerda en


su tridimensión y en su unidad.

Entre cada paso debe haber un descanso de cinco minutos que es aconsejable ocuparlo
cantando y sin moverse del sitio; pero poniéndose en pie para descansar y
destensionarse.

40
Entre los dos grupos o células trinitarias de pasos, el descanso debe ser más
prolongado, de 10 o 15 minutos. El personal debe desplazarse.

Este espacio, sin descuidar el descanso, puede aprovecharse para presentar películas o
diapositivas o sociodramas alusivos.

Los tres primeros pasos deben dejar claridad sobre el modo de disponerse a recibir o
albergar a Jesucristo.

En esta primera parte (Recibir a Jesucristo), debe quedar bien clara la necesidad de
aportar la voluntad individual, disponiéndola subordinadamente a la voluntad de
Cristo.

La razón está en la frase conocida de san Agustín:

"Dios que te creó sin ti, no te salvará sin ti", porque Dios respeta la libertad y la
voluntad del hombre.

Dios ni siquiera la felicidad la da contra la voluntad y libertad del sujeto en cuyo


beneficio se da.

Cumplida la primera parte, en sus tres pasos, las dos restantes son de acción exclusiva
de Dios; pero sin anular la voluntad del hombre.

En la segunda parte, la cual abarca los pasos cuarto y quinto, Dios se enraíza y
desarrolla y fructifica en el sujeto que lo alberga.

En la tercera parte, que comprende el sexto paso, Dios da el fruto.

Un ejemplo profano hace claridad:

Para sembrar la semilla de una planta o un árbol, se prepara la tierra, cavando en ella,
para hacer espacio. Se vacía el hueco de todo, para que entre la semilla (primera parte
del seminario).

Depositada la semilla, esta germina desarrollándose y enraizándose en el hueco


(segunda parte del seminario).

A su debido tiempo la nueva creatura se da, independizándose de la matriz (tercera


parte de seminario).

Cada paso debe enseñar una determinada característica o acción de María, la


Inmaculada Concepción y siempre Virgen, la Madre, Modelo y Maestra a quien deben
imitar.

Por eso, no hagan confusión de pasos. Individualicen cada uno. Preséntenlo como es y
de modo exclusivo. Que el paso quede claro.

41
Esa claridad le permitirá asimilar, en debida forma, la parte respectiva del seminario.

Hechos todos los pasos, en debida forma y consecuencialmente asimiladas cada una de
las partes del seminario, la consecuencia es inevitable: Dios llega, vive y fructifica en
ustedes o lo que es lo mismo: Reciben, viven y dan a Jesucristo.

Debe quedarles a ustedes, una visión clara de María la Inmaculada Concepción y


siempre Virgen. Debe quedarles igualmente, una idea o visión clara del modo de hacer
o estilo de María la Inmaculada Concepción y siempre Virgen.

Ese modo o estilo, siempre imítenlo, si quieren acertar. Eso persigue el seminario.

El seminario debe terminar por regla general con la Eucaristía. La Homilía debe
acentuar la doctrina dada en el seminario.

Antes de los pasos debe hacerse una introducción en la que se le debe dar una visión
global del seminario. Esto despierta la atención de los asistentes y facilita la
comprensión de cada paso y su porque.

Al seminario debe agregarse una nueva charla; para determinar su operancia en la


práctica. En esta charla, igualmente breve, debe aconsejarse el modo práctico de
garantizar los efectos del seminario, mediante la creación de las células trinitarias o
grupos simples de reunión.

Debe procurarse que, los concurrentes se dispongan, según la afinidad natural de ellos,
a reunirse en grupos permanentes o células trinitarias permanentes.

La reunión de tres personas es más fácil y más eficaz que cualesquiera otra.

Estas reuniones deben ser periódicas y con el propósito de ayudarse los unos a los
otros a ejercitarse y crecer en la observancia de los pasos del seminario, así, cada
individuo adquiere el clima o medio necesario para su perseverancia y crecimiento.

La comunidad es esencial para perseverar y para crecer.

Las células trinitarias, no pueden permanecer aisladas indefinidamente. Por eso, es


preciso hacer reuniones periódicas de ellas, para vitalizarlas.

Las células trinitarias deben ser estimuladas a multiplicarse. Esto, da presencia a un


cuerpo integral de Cristofinalización. Este cuerpo y el Cuerpo Místico de Jesucristo
deben confundirse en uno solo, dentro de la iglesia que es el verdadero Cuerpo
Místico.

En resumen el seminario debe hacerse así:

1. Charla inicial. (Visión global)

42
Primera parte: Recibir a Cristo: tres pasos:

1. María la Pobre de Dios.

2. María la Esclava de Dios.

3. María Entrega total o absoluta.

Segunda parte: Vivir a Jesucristo: dos pasos:

4. María la Viviente.

5- María Donación perfecta.

Tercera parte: Dar a Jesucristo: un paso:

6- María la que da a Jesucristo.

Charla breve para explicar la formación y reunión de células trinitarias.

Misa - Homilía sobre el seminario.

Acta 239

D. P A R T E S DEL SEMINARIO

Recuerden:

1. Cada parte de él, tiene una finalidad específica, precisa y eficaz.

2. La primera: Recibir a Jesucristo(El Salvador resucitado), mediante cada uno de


los tres pasos que la conforma; está destinada a darles amplitud, capacidad,
disponibilidad, entrega y actitud para recibir a Jesucristo, el Peregrino de los
cielos que viaja desde su eternidad, en busca de cada uno de ustedes, en
particular, para salvarlo, ocupándolos con magnificencia y con su amor.

El no violenta; invita e implora, como si fuera un mendigo, por respeto a la dignidad y


libertad que quiere que ustedes tengan en ustedes y entre ustedes.

Pero ustedes son su morada, su templo y su sagrario viviente, querido por Él.

En la medida en que ustedes estén limpios, vacíos y disponibles para Él, Él se adueña de
ustedes y los hace santos, perfectos y felices, en la medida de su Padre y según su
voluntad, querer y plan.

Por eso es importante y esencial, esta primera parte del seminario.

43
Por eso en igual forma, es importante y esencial el magisterio de María, la Madre,
Maestra, Misterio, Mensaje, Modelo y Mandamiento que Dios, para salvarlos les ha
dado.

Límpiese a fondo, bañándose en las piscinas naturales de la gracia (Confesión).

Imiten a María.

Sean vírgenes.

Ella siempre fue virgen. Esto es: siempre estuvo limpia, Inmaculada.

Ustedes para serlo, aséense como ya lo saben. Vacíense de todo. Entréguense a la


voluntad de Dios, sin condiciones. Dispónganse con absoluta entrega, con amor y gozo.
Entréguense con gozo y alegría; para que Dios entre en ustedes plenamente y los
posea.

Imiten a María: estén vacíos como ella y disponibles al querer plan y voluntad de Dios.

Mientras más vírgenes sean, esto es: mientras más capacidad de entrega tengan para
Dios, Dios se hará más presente en ustedes y en mayor plenitud se enraizará en
ustedes.

Oren, oren, oren.

Oren siempre.

Sean oración.

3. La segunda parte, igual que la tercera, depende más directamente de la acción y la


voluntad de Dios. En tanto que, en la primera es indispensable el concurso de la
voluntad de ustedes a la de Dios; por el respeto que Dios tiene de la libertad y dignidad
de ustedes.

4. Pues, en El, es cierto aquello que conocen: Dios que te creó sin ti, no te salvará sin ti;
por esta misma causa su respeto a la libertad y voluntad de ustedes.
La segunda parte, con los pasos 4 y 5 del seminario, es todo un proceso de
enraizamiento y desarrollo de Dios, por su acción e infinito amor en el vacío y entrega
voluntarios de ustedes.

Dios solo hace su obra, cumple su plan, los llena y santifica. Es, no lo olviden la visión
del proceso de siembra de semillas, hasta obtener cosechas por parte del que siembra.

Se coloca la tierra en condiciones de recibir la semilla y de dejarla germinar y procrear.

Como ven, tampoco es una obra aislada de la tierra. Al fondo hay una voluntad, un plan
y una acción extraña: la del sembrador.

44
Así Dios no es extraño, en todo el proceso de salvación del hombre. Pero se requiere la
entrega voluntaria del hombre. La tierra se deja arar, cavar, vaciar y disponer con
abonos para la semilla que se siembra. Una vez sembrada la semilla, ya sigue un nuevo
proceso: germina la semilla en sí, dentro del surco, en el hueco propio, enraíza y se
desarrolla hasta ser un árbol con las condiciones necesarias para producir.

(4º. Paso: "María la Viviente)

Cumplida esta etapa de este proceso, sigue la fructificación. El árbol da frutos


concordantes con su especie y género. Los frutos no son para su provecho. Tienen un
destino social y universal. No son limitativos. Se dan erga omnes; para todos.

(2ª. Parte o etapa de este proceso: en el paso "María, donación Perfecta")

María entregada a Dios de modo absoluto en la primera parte del seminario; aquí en
esta parte se abandona totalmente en las manos, querer y voluntad de Dios; para que
El quiera, en orden a salvar a todos los mortales.

María ya no es, es Dios en ella.

Y Dios es y hace, como EL es y hace. Dios ya obra y es, con absoluta independencia de
María, no obstante hacerlo desde Ella.

Esto es lo que ustedes deben observar en todo este proceso, imitando a María, la
Inmaculada Concepción y siempre Virgen.

5. La tercera parte del seminario, en el 6º. paso, es como ya se los he dicho, una
consecuencia necesaria y lógica de las partes y pasos anteriores.

El sujeto cedido a Dios, en quien Dios vive y obra, ya no actúa él; deja que Dios sea
quien actúe en él.

Por eso, es Dios quien se da y quien da. Es Dios, quien se demuestra y hace.

El sujeto no es pasivo; porque se da; activo es, en el modo de dejar que Dios sea y haga
en él y con él.

Pero es pasivo, en cuanto activamente renuncia ser, para dejar el puesto a Dios en él.

Por eso es eficaz la vida y obra de quien deja a Dios vivir, hacer en él y desde él.

El fruto del sujeto cedido a Dios, es como en María: Jesús el Salvador resucitado.

El sujeto cedido a Dios no tiene la obligación de demostrar a Dios. Eso es absurdo. El


debe dar simplemente el fruto que Dios ha puesto en él y que a través de él, da.

45
A Dios nadie lo demuestra. Es indemostrable. Pero a Dios se muestra como María. Por
sus frutos lo reconoceréis.

Pues cada árbol por el fruto es reconocido.

Vean lo grande de este seminario.

Por eso háganlo y vívanlo con sabiduría y con prudencia, imitando a María, la
Inmaculada Concepción y siempre Virgen, la Madre, Modelo, Maestra, Mensaje y
Mandamiento que Dios les ha dado a ustedes para su salvación.

Vean igualmente la importancia y el valor de la Orden novísima y novedosa de los


"Pobres de Dios" Esclavos de la Esclava de Dios, la cual es trinitaria y simple; porque
Dios es el Uno y Trino y porque su finalidad es llenarlos de Dios, el Uno y Trino en cuyo
ser todo se santifica y perfecciona.

Sean limpios, sean vírgenes como María, La Inmaculada Concepción y siempre Virgen;
para dejarse llenar de Dios y llegar a ser según el querer, plan y voluntad de Dios:
santos y perfectos.

Oren, oren, oren... Oren siempre. Sean oración.

Acta 237

Confrontar: Acta 228.

E. P A S O S DEL SEMINARIO

1. María la pobre de Dios.

Sólo su aceptación de la pobreza - que es la entrega y sumisión incuestionable al querer


de Dios- pudo hacerla suficiente, para ser el recipiente vacío y digno -hecho digno por
gracia- de recibir la Palabra.

Acta 14

El primer paso, tiene como finalidad hacerlos limpios. Concrétense a esto. Limítense a
esto. No quieran abusar. No derrochen ideas absurdas ni palabras vanas para revelarse
doctos. Muestren cómo María es la pobre de Dios; porque, Ella, en sí se despojó de
todo. Recuerden en este paso, el pasaje del joven rico del Evangelio y el pasaje de
Nicodemo.

Solo haciéndose como niños, esto es, siendo pobres de Dios; teniendo actitudes de
pobre, se adquiere amplitud, para recibir al salvador.

46
En la medida en que se limpien de todo, hasta de la idea de sus enfermedades
corporales y del alma, tendrán tanta mayor capacidad para recibir, para ser santos.

Acta 214

1. En el primer paso, se pretende mostrar el estilo como María, la Inmaculada


Concepción y Siempre Virgen, se vació de todo, absolutamente de todo; para tener la
plena Capacidad de recibir a Dios.

Nada dejó en Ella, que estorbara. Se vació a plenitud, totalmente. Por eso es la pobre
de Dios.

En esto, hay que insistir y no en otro aspecto, en este paso.

No olviden, analizar los pasajes Evangélicos del Joven Rico (Marcos, 10 17,27) y de
Nicodemo (Juan, 3, 1-21).

Ningún bien es malo, mientras no se abuse de él; mientras no se haga de él un dios.

Disfruten todo, como si nada tuvieren; como si todo, como en verdad lo es, no
fuere para ustedes más que un don del que lo da. Esto es: de Dios.

Esto es tener actitud de pobres. Esto es ser pobres de Dios

Sean como niños, les insisto. No sean niños. El ser como niños les da actitud
de transitoriedad, de impotencia, por ustedes. Los hace pobres de Dios.

Ser niños, no es lo mismo, también se los he dicho. Ser niños, siendo hombres los
idiotiza. Esa es la actitud del que se aferra puerilmente a lo que sólo por el amor de
Dios posee y hace de esa posesión su fin, su todo. Esto es: su ídolo, su dios.

Esto, quede claro en este primer paso de este Seminario. Y, al quedar claro, llévenlo a
la práctica.

Vívanlo. Vacíense. Anonádense ante Dios. Humíllense. Sométanse. Despójense de todo


sentimiento obsesivo de tenencia y posesión: sentimientos de riquezas materiales,
culturales, espirituales o morales. Sentimientos de riquezas positivas o negativas.

Son riquezas positivas todos los bienes. Son riquezas negativas los sentimientos de
enfermedades; de culpas, de complejos, de frustraciones, de impotencia, de soledad,
etc. Esto es: todo aquello que los menoscaba y quita esperanza y optimismo.

Esto déjenlo bien claro. De este paso dependen, en mucho, los siguientes.

Si no están vacíos; si no tienen capacidad de recepción, no podrán recibir y


albergar el Verbo de Dios, como María. Por tanto, nunca serán Santos. Pues, llenos
estarán de lo que no los hace Santos

47
El que Santifica es Dios: No lo olviden.

Acta 221

1º. María, la Pobre de Dios.

La que de todo se vacía, para tener, en sí, todo el vacío disponible para Dios.

Es, ya lo saben, una actitud.

Acta 228

2. María esclava de Dios.

Solamente el que se cree esclavo, es digno de hacer, sin modificar ni alterar ni dañar la
voluntad de su Señor. No bastaba estar vacía. Era preciso estar dispuesta. Incondicional
y absolutamente dispuesta.

Acta 14

El segundo paso, María, la Esclava de Dios, debe enseñarles, de modo claro, a no


oponer ninguna voluntad ni nada a la voluntad de Dios.

Deben aprender a confiar irremisiblemente y sin alternativas, en la voluntad, en los


planes y el querer de Dios. No traten de explicar cosa diferente.

Recuerden la entrega de María:

"Aquí está la Esclava del Señor".

No adicionen nada, para ayudar a Dios, creyéndolo impotente. Él basta. Solo Él basta.

Cuando Dios está, Él hace y da, más allá del posible y la esperanza de los hombres.
Fíense en Él. Libérense esclavizándose, en la Esclava por amor, al que libera.

Acta 214

2. El segundo paso del Seminario, "María Señal de Jesucristo", es "María la Esclava de


Dios."

Precisen igualmente este paso.

No es lo mismo ser Pobre de Dios, que esclavo de Dios, aunque se identifiquen en sus
finalidades.

48
El Pobre de Dios tiene actitud; está en posibilidad de permitir que la voluntad y por lo
mismo, el Plan de Dios, se cumpla, en él. El Esclavo de Dios, se mueve a cumplir la
Voluntad de Dios. Hace la voluntad de Dios, inexorablemente, sin alternativas, como
todos los esclavos.

El ejemplo está en María:

Lucas 1, 38 “Aquí está la Esclava del Señor: Que se haga en Mí, como Tú lo has dicho."

María no era esclava, ciertamente. Era libre, libérrima. Dios no la había hecho esclava.
Por el contrario, Él, como en cada uno de ustedes, respetaba y respeta su dignidad y,
por lo mismo, su libertad y voluntad.

Ella, María, La Inmaculada Concepción y siempre Virgen, tenía y tiene conciencia clara
de esa dignidad y de esa libertad reconocidas y garantizadas por Dios, el Libre y por
tanto, el Liberador.

Pero, en Ella, el amor, la lleva a optar por la alternativa que, en el oprimido no lo es. Y,
por amor, se esclaviza, con libérrima libertad, para ser libre en el Libérrimo.

La lección es clara: María es copia fiel de Jesús, el Salvador Resucitado. Ella es su eco.
Por eso, lo que Ella es y hace es reproducción fiel de Él, en Ella; de lo que Él es y hace.

Jesús, el Salvador Resucitado, es Dios. Pero, Jesús-Dios, por amor al hombre caído, por
fuerza del pecado y, por lo mismo esclavo del tentador y malo, e irredimible por ningún
poder y medio extraño a la misma acción de Dios, se esclaviza, Él, al hombre,
confundiéndose con él, en todo, menos en el pecado que, es ontológicamente un
imposible. Se hace de su naturaleza y casta. Recoge todos sus pecados y con ellos, se
une en sus caídas, yendo a los más bajo.

Sólo así, esclavizándose por amor al hombre, Él, el libre, lo libera.

Hace operante la resurrección, Resucitando Él, para resucitar al hombre caído y


pecador.

María, a Imagen de Él, de Dios - Jesús, el Salvador Resucitado, siendo libre, aún de las
ataduras del pecado, se hace Esclava de Dios y del hombre, por amor. En esa esclavitud
sin alternativas, enseña el modo, único modo de acatar a Dios, dejando que sólo la
voluntad de Él sea la que se hace; porque sólo Él, tiene la razón, es fiel, es poderoso y
ama.

Esto déjenlo claro, en este paso. Esto no lo demuestren, ya se los he dicho; muéstrenlo;
vívanlo ustedes; enséñenlo a vivir con el ejemplo de María.

Imiten a María.

49
Piensen que Jesús es un peregrino en busca de posada y que ustedes son esa posada.
Vaciada, dispuesta, en el primer paso, déjenlo, entrar en éste.

Ábranle la puerta, obedeciendo a su llamada.

Acta 221

2º. María, la Esclava de Dios. Este paso, muestra cómo acatar la voluntad de Dios:
Como la única. Sin alternativas. Sólo lo Dios tiene la razón. Sólo Dios basta.

El libre se hace como esclavo, para obedecer, por amor.

Acta 228

3. María entrega absoluta.

Solamente el que se entrega puede recibir. No hay aceptación sin donación. Este es un
paso más adelante del querer.

Acta 14

En el 3er paso "María, entrega absoluta", lo importante es entender que María se


entregó sin condiciones y totalmente al Señor; a la voluntad de su Señor y que esto es
lo que cada uno de ustedes debe hacer, para que Dios haga en ustedes y a través de
ustedes, lo que Él quiere.

Fíjense, cómo esto no requiere hacer grandes esfuerzos de demostración ni perder


inútilmente el tiempo.

María simplemente se entregó, para recibir, en su vacío, la voluntad absoluta de su


Dios y Señor, a quien acataba y acata como su Único Señor y Único Dios y por lo mismo,
en contra de Quien no podía oponer su voluntad, aunque era y es libre.

Acta 214

3. En el tercer paso del Seminario, no olviden esto:

El esclavo obedece ciegamente, porque no tiene alternativas, entre la voluntad del que
manda y la suya propia.

No basta estar vacío, ser Pobre de Dios, y, además, ser Esclavo de Dios.

Se necesita algo más: Disponerse con gozo y entregarse plenamente.

Por eso, se habla de: "María, entrega absoluta."

50
El Esclavo y pobre de Dios, se entrega él, con alegría, con íntima decisión y gozo.

No se obedece porque toca, sino por amor. Y el obedecimiento es incondicional, es


absoluto, es total.

Estos tres pasos primeros pasos tienen la importancia de disponer (el primero), de
albergar (el segundo), esto es de acoger y de hacerlo con personal decisión (el 3º).

Acta 221

3º. María, Entrega total.

Este paso enseña que no basta vaciarse y ser o hacerse esclavo por amor. Que es
preciso entregarse a Dios incondicional y totalmente, por amor.

El vacío se deja en las manos de Dios, para que Dios lo llene.

Acta 228

4. María la viviente.

Solamente el que vive, se nutre de los elementos vitales y puede fecundar y fermentar.

Acta 14

El 4º paso, "María, la Viviente", debe dejar en ustedes, la clara concepción de que para
poder vivir la vida de Dios deben nutrirse de la Vida de Dios y solo de eso. Por tanto, en
ustedes es fundamental vivir a fondo, y en verdad, ustedes, todo lo de Dios, su Palabra,
su doctrina, sus Mandamientos, sus dogmas, etc. En una palabra: nútranse de Dios y
eso les basta.

Acta 214

4. El cuarto paso, "María, la Viviente", va más lejos: se persiguen, en este paso que,
Dios, Acogido y Encarnado, se participe en quien alberga, dándole su vida. Por tanto,
en este paso deben quedar claras las siguientes nociones:

a) Dios debe participarse a quien lo recibe. Por tanto, este, debe asimilar su vida y su
palabra. Él, Dios y no el hombre, de ahí en adelante es el que obra, y por eso, lo que el
hombre hace, con Dios en él, es lo que Dios hace a través de él. Así es clara la
afirmación de Pablo: "No soy Yo, es Dios quien vive en Mí". (Gálatas, 2, 19).

b) Y si Dios vive "en mí," Yo ya no soy, puede decir el hombre. Es Dios en mí.

51
La consecuencia es el fruto (Jesús, fruto del vientre de María); son los frutos o los
hechos: se vive y obra conforme a la palabra de Dios. Se cumplen los mandamientos. Se
obedece a Dios. ("Haced lo que Él os diga". Juan 2,5).

a) El dispuesto a Dios, debe nutrirse de los nutrientes de Dios. Debe comer su cuerpo y
vivir su Espíritu. Debe vivir todos los sacramentos con la seguridad de estar viviendo a
Dios.

b) En consecuencia, los nutrientes de Dios, deben disponer a quien vive este paso y los
anteriores, a ser y a obrar como Dios es y obra.

Esto es ser hecho a imagen y semejanza del que Es.

Este paso, debe enseñarles, en consecuencia a nutrirse de Dios. A observar su palabra.

A cumplir sus mandamientos. Esta es la lección insuperable de María. Ella, no hizo otra
cosa que cumplir la voluntad de Dios. Para eso, se nutrió de la palabra y de los
Mandamientos y sacramentos de Dios.

María se llenó de Dios y vivió a Dios.

Quien quiera acertar en lo del Reino no tiene otro Modelo ni otro estilo.

Acta 221

5. María donación perfecta.

El que vive está hecho y dispuesto para dar el fruto. La cosecha es fruto de la vida. Y
nada o nadie que vive se queda con el fruto; porque muere en sí matando al fruto.

Mira en naturaleza, que es el modelo perfecto. Flores y frutos de árboles y plantas, no


quedan dentro de las ramas, como no quedan los hijos en los vientres de las madres. Se
dan a tiempo justo, para salud y gozo de las madres y para bien de sí, del fruto y de
quienes lo reciben.

Acta 14

El 5º paso, "María, donación perfecta", debe dejarles la clara sensación de que ustedes,
al recibir y asimilar, esto es, vivir al Salvador resucitado, no pueden quedarse
egoístamente con Él, sin dejar que Él, obre y sea en ustedes.

Esto hace que ustedes se nieguen, muriendo a su "yo", para tener la total disposición
de dar.

Recuerden a María, la Inmaculada Concepción y Siempre Virgen, en todos los pasajes


del Evangelio (Lucas 1,2. Juan 2) cuando tuvo que confrontarse, entre ser propio interés
y el interés de sus hermanos, frente a Jesucristo, el fruto de su Vientre Inmaculado.

52
Acta 214

5. El quinto paso, "María donación perfecta" debe, igualmente quedar claro, bien claro.

No debe ser confundido con "María, entrega absoluta". En aquel, María se entrega a
Dios, para albergarlo. En este, María, nutrida de Dios, deja que Dios haga en Ella, según
su voluntad y, por lo mismo, se cede a sus hermanos, por amor a Dios. Ella no se queda
con nada para sí, no obstante que vive, en sí y a plenitud, la vida de Dios.

Es entonces como todos los vivientes, un ser dispuesto a dar el fruto, en obedecimiento
a un plan superior y extraño a sus propios planes, voluntad y designios.

Dios ha querido y quiere que todo lo que vive esté dispuesto a dejar que el fruto se dé y
se multiplique, así los animales y las plantas. Así, entre los animales, el hombre. El fruto
del hombre es el hijo que, en obedecimiento a una ley de conservación y multiplicación
de la especie, deja al fruto independiente al vientre en que gestó. El fruto es donado.
Ninguna madre guarda, en sí, sin parirlo y dejarlo libre, a su fruto. Si pretende hacerlo,
viola las leyes de Dios impresas en el orden natural y mata el fruto.

Las plantas producen, igualmente frutos para conservación de la vida. No de la suya


propia, sino de la vida en general. Y, de ese modo, en la naturaleza hay un círculo
maravilloso y eterno de donantes quienes, por lo mismo, a la vez que dan reciben.

Nadie que recibe deja de dar. Ni nadie que da deja de recibir.

En esa forma todos los vivientes son donantes y receptores. Dan y reciben. Reciben y
dan. No hacerlo, es violar el orden de Dios, inmerso en la naturaleza, para su
conservación.

María, es el espejo perfecto de la "Donación absoluta".

Ella, egoístamente pudo pretender, como cualesquiera otra madre, retener el privilegio
de posesión sobre su fruto.

Hacerlo habría implicado desobedecer a Dios; pero ello estaba entre las alternativas de
su libre albedrío, del libérrimo ejercicio de su voluntad. Pero, en Ella, Dios era el
Absoluto y eso era, para Ella.

Ella, Esclava de Dios, por amor a Dios y amor al hombre, nada otra cosa podía hacer,
que donarse de modo total, dejando que su Hijo, fuese el Salvador del hombre y,
ayudándolo, con su entrega, a cumplir su plan salvífico.

María, no ignoraba el riesgo desde el instante de su "Fíat:

53
Al aceptar la maternidad divina, aceptó, libre y conscientemente los riesgos a Ella
encadenados. Por eso, por este paso, es Ella, Madre, modelo, maestra, misterio,
mensaje, mandamiento de Dios y Corredentora de los hombres pecadores.

Es por esto, también, que hoy, en de la Iglesia verdadera, católica, apostólica, romana,
actúa directamente, como madre y cabeza visible de Ella, de la Iglesia, por su
maternidad sin sucesión, tratando de que la Redención de Cristo, el Salvador
Resucitado, hecha de modo genérico y potencial; para todos los hombres, se haga
operante e individual de modo activo y directo en cada uno de ellos.

Esto es vital. Por tanto este paso debe quedar claro. Se debe señalar, mostrar de modo
vivencial. Tu ejemplo del coco y del aguacate es bueno.

Un coco no debe dar aguacate ni al contrario. El cristiano, coco ó aguacate, debe dar el
fruto que le corresponde si en realidad es lo que dice que es. Sí se ha nutrido y se nutre
con todos los nutrientes de Dios. Si es viviente de Dios y, por lo mismo, si es santo por
tener a Dios.

Acta 221

6. María la que da a Jesús.

María, la pobre de Dios, no tiene nada más y, es del Evangelio, que cada quien da de lo
que tiene. Es por eso que se reconoce a cada árbol por sus frutos.

María renunció a todo, para ser la pobre de Dios y, como tal, la esclava perfecta. Por
eso, pasó a ser la hija y la mujer amada.

Lo único que aceptó, en humilde aceptación, aún no reflexionada y alabada


suficientemente, fue la Palabra de Dios, el Verbo que tomó carne en sus entrañas.

Jesús, Yo, el Salvador, Soy fruto del Amor misterioso del que es Santo y, a la vez, por
algo que ustedes no pueden entender, del amor de ella, de María, por aceptación total
del amor de Dios, totalmente asimilado con su entrega. Al fondo es el mismo amor de
Dios; porque no hay dos mares cuando las olas van y vienen.

Acta 14

El 6º paso, "María, la que da a Jesucristo", debe llevarlos a abrirse totalmente al


imperio del amor.

Ya no son ustedes. Es Dios en ustedes, si realmente, los pasos se han dado con sincero
corazón. Es Dios el que se da en ustedes y a través de ustedes para el bien de ustedes y
de todos sus hermanos.

El resultado es uno: Dios amor.

54
Si tal viven y hacen, Dios hace. Por tanto no demuestren, muestren, con el modo de
vivir y hacer de ustedes, como María, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, que
Dios es el Señor y que Él basta.

Acta 214

6. Este sexto paso es de una claridad incuestionable, si se da como es y después de


haberse dado como son, los pasos anteriores.

Nadie da de lo que no tiene:

A cada árbol se lo reconoce por sus frutos.

Los frutos de Dios, son los que surgen de Él, cuando el Espíritu de Dios está.

Por tanto, allí donde no hay frutos concordantes con la esencia de Dios, Dios no está.

Hay que revisar qué falta.

El principal fruto de la presencia de Dios es el Amor.

Si hay amor; Dios está. Si no hay amor, Dios no está, aunque haya rótulos y filosofías y
ritos de Dios en todas partes y en todo.

"No todo el que diga Señor, Señor se salvará; sino el que haga la voluntad de Dios."
(Mateo 7,21).

"Mi padre y mi madre y mis hermanos y parientes son todos aquellos que hacen mi
voluntad. " (Marcos, 3, 31-35)

¿El ejemplo de María cuál es? Ella recibió a Dios; vivió a Dios y su fruto es Dios.

Jesucristo es el fruto del vientre inmaculado de María, la Inmaculada Concepción y


siempre Virgen.

Por tanto, imiten a María. Vivan y hagan como Ella. El estilo de Ella, es el de Dios.

Imítenlo.

Para eso: Oren, oren, oren... Oren siempre. Sean oración.

Acta 221

8. ASÍ TERMINAN LAS ENSEÑANZAS

Margen del Acta 1610

55
De ese modo, ustedes, como la Santísima Virgen, alcanzarán la gracia de ser señales de
Jesucristo.

Síntesis Acta 1609

La vocación de ustedes, hijos de la Madre de Dios cuesta, y cuesta excesivamente caro,


porque, el precio por ella, es la excesiva y total entrega a Jesucristo, a quien deben
señalar como testigos, con el rigor insuperable de la verdad inalterable, para que, Él, en
sí y por sí, demuestre que es Dios.

Por eso, para ustedes, ser testigos - señales de Jesucristo, como María Santísima, es un
derecho y un deber inalterables.

Margen del Acta 1607

Quiero que, en este mundo cargado de malos propósitos, de malas obras y de inefables
corrupciones, ustedes, los hijos de la Madre de Dios, sean espejos de buen
comportamiento. Y, esto lo conseguirán cuando para ustedes los modelos genuinos,
entre las creaturas humanas, sean la Santísima Virgen y San José, como señales
genuinas de Jesucristo.

9. OTROS ASPECTOS

Acta No 1.060
Revista María Hoy
Marilandia, Chipaque
Julio 3 de 1998 - Viernes 03:05 AM
Esta etapa, por tanto, es la de entrega, fruto de la Alianza.

Entrega a Dios de modo absoluto y donación perfecta a los hermanos, como se les
enseñó durante casi catorce años, para que asimilaran y vivieran el mensaje contenido
en el Seminario "María, señal de Jesucristo."

Entiendan por qué, aunque hace tiempos se les dieron los otros dos Seminarios: de
Cristofinalización y Mariano de crecimiento, no se les impulsó la urgencia de hacer
aquellos, no obstante la impaciente incontinencia de muchos de ustedes.

La primera etapa equivale a la llamada, en esta Espiritualidad, escuela para enseñar a


fabricar ladrillos, en forma teórica y taller para fabricarlos en forma práctica con el
control de calidad necesario, para que sean perfectos.

Aplicando el símil a ustedes, como vocacionados a la vida de la gracia, escuela - taller


de aprendizaje y adiestramiento en el arte misterio de ser cristianos, con la perfección

56
del Padre del cielo, para ser destinados a construir la cristiandad perfecta, como el
ladrillo perfecto está destinado a integrar la pared perfecta de una constricción.

Vean cómo y por qué en Dios y en lo de Dios todo tiene su tiempo, no sujeto a la
impaciencia de los hombres.

Hacer los seminarios, como se hacen los cursos en las escuelas de los hombres, con la
vertiginosidad de las escuelas temporales, es pretender que el día amanezca fuera de
su hora, sujeto al capricho y la impaciencia de los hombres.

El día amanece, en la naturaleza, en su tiempo justo.

Nadie puede hacer un año de un día; porque la medida del tiempo es inexorable,
aunque se adelanten de prisa las manijas del reloj.

La semilla sazonada sólo madura en su tiempo, aunque se adelanten las cosechas por
los métodos artificiales de la ciencia.

Con los animales igual que con la flora: el fruto normal llega en su tiempo normal.

Las gallinas de galpón no son iguales a las gallinas de los campos.

El primer Seminario: María, señal de Jesucristo, los quiere perfectos como el Padre
Celestial y, el único perfecto, a esa medida, es Jesucristo.

Por eso, en realidad, lo que les propone es ser presencia viva o transparencia de
Jesucristo. Eso, solamente se logra siendo eucaristía, transubstanciada por la gracia de
Dios y la acción de Jesucristo, la única verdadera y eterna Eucaristía, cuando se
manifiesta en quien lo alberga voluntaria y libremente.

Eso no requiere prisa, sino entrega, que es la única forma de ser elaborados por la
acción gratuita de Dios.

Síntesis Acta 195

1.-Para crecer y persistir en el amor de Dios, hay que ser como María y hay que hacer
como Ella.

2.-Para crecer y persistir hagan con periodicidad el Seminario María Señal de Jesucristo.

3.-Observen y vivan cada uno de los pasos de ese seminario.

10. PEDIR PERMISO

57
b) ¿Podemos, contando con su autorización, dictar el Seminario "María, Señal de
Jesucristo" que, en otras ocasiones hemos dictado aquí en Neiva con su autorización?.

Nos acogeremos humildemente a lo que usted decida. Si no nos contesta o si su


respuesta es negativa, desarrollaremos el programa sin el seminario y sin la Eucaristía
en "La Barca", para testimoniarle nuestra fidelidad, la cual acataremos siempre,
cualesquiera sean sus decisiones.

Acta 934

11. PRIMER Y SEGUNDO SEMINARIO

Lección No. 309


Vayan adelante con el plan de Dios. No teman.

1.- Los seminarios revelados: "María Señal de Jesucristo" y de "Ambientación Celular",


son obra de Dios, para individualizar la redención.

2.- Hay señales claras e inconfundibles que revelan que estos seminarios son de Dios.

a.- Tienen dos objetivos: Virginidad y Cristofinalización.

Esos objetivos están revelados en las Sagradas Escrituras desde el Génesis.

b.- Quebrantada la promesa recibida por el hombre, no había alternativas para el


restablecimiento o salvación.

Un único medio había de salvación:

Dios mismo, en la persona de Jesucristo.

Pero una condición había inapelable: La virginidad.

c.- Virginidad y Cristofinalización son las propuestas posibles para el hombre, en orden
a su salvación.

Esto es el secreto de la Ley de los Profetas.

d.- Estos seminarios no proponen nada nuevo.

Señalan como vivir lo revelado, en orden a su eficacia y cumplimiento.

e.- La limpieza de la doctrina contenida en estos seminarios, es una señal irrebatible de


su origen.

58
f.- Hay señales más actuales, para ustedes, acerca de que estos seminarios son de Dios
y por ende de la Iglesia verdadera:

 No están en contra de ninguna de las verdades reveladas. Las afirman.

 Enseñan a ser dóciles al Magisterio de la Iglesia.

 El primer seminario que se cumplió en el mundo fue hecho en Santa Marta.

 La presencia del Obispo de Santa Marta, hoy Arzobispo de Barranquilla, es


garantía del querer de Dios.

Pregúntense: quien si no Dios, sin otras luces, pudo moverlo a él, a obrar como lo hizo,
contra toda enseñanza, por jerarcas de la Iglesia?

 El segundo seminario se hizo en Bogotá, Parroquia de San Felipe.

Pregúntense:

Si el Párroco es dócil a la Iglesia, quien, si no Dios, pudo persuadirlo a abrir las puertas
de la Arquidiócesis de Bogotá a esta nueva, novísima y novedosa estrategia?

3.- Confronten los seminarios con la Encíclica actual del Papa actual.

Observen que estos seminarios, en su esencia, están confirmados en ella.

4.- Estos seminarios no crean conflictos. Abren puertas a la fe.

Háganlos. Vívanlos. Difúndanlos.

5.- No teman.

6.- Oren, oren, oren... Oren siempre. Sean oración.

7.- Imiten a María Santísima. La Inmaculada Concepción y siempre Virgen.

12. CÓMO EMPALMA CON EL SEGUNDO


SEMINARIO

Lección No. 403


Hagan Ambiente

1. Recuerden: el ambiente o medio eficaz para ser, crecer y permanecer, es


indispensable y necesario.

2. La vida no se conserva sin ambiente.

59
3. Todo lo que vive necesita ambiente.

4. No hay seres vivientes sin ambiente propio.

5. En la vida de la gracia, como en todo, se requiere del ambiente.

6. Para ser cristianos se necesita a Cristo. Cristo es el ambiente del cristiano.

7. Para que Cristo sea el ambiente del cristiano debe estar.

8. Para que cristo esté se requiere de virginidad.

9. La virginidad es el ambiente necesario para que Cristo esté.

10. Sean vírgenes.

11. El seminario, "María, señal de Jesucristo", les enseña como ser vírgenes.

12. Para conservar la virginidad, creen ambientes de virginidad.

13. El seminario de Cristofinalización o de ambientación celular, les enseña cómo crear


o hacer ambientes de virginidad o de virginización.

SÍNTESIS:

1. No descuiden el ambiente de virginidad; para conservar la virginidad y crecer en ella.

2. Sin ambiente no hay vida.

3. La vida de la gracia, como todo lo que vive, necesita ambiente.

4. Ustedes, para mantener la gracia, creen ambientes de gracia.

5. El seminario de Cristofinalización les enseña cómo hacer o crear ambientes de


gracia.

6. Oren, oren, oren... Oren siempre. Sean oración.

7. Imiten a María la Inmaculada Concepción y siempre virgen.

13. CRONOLOGÍA DE ACTAS DEL SEMINARIO

“MARÍA SEÑAL DE JESUCRISTO”

Acta 1

- Metodología: Recibir y dar a Jesucristo

60
- Plataforma: María

- Imitar a María:

Acta 2

Te dijo mi madre, mi secreto, el 16 de Julio? Lo entendiste? Recibe a Jesucristo. Da a


Jesucristo. Eso basta. Yo Soy. Nada hay antes ni después.

Acta 5

El secreto es uno solo: reciban, por gracia, a Jesucristo y den, también, por gracia a
Jesucristo.

Acta 11

María es mi señal. María es el amor hecho carne en la naturaleza del hombre; porque
Yo, la Palabra del Santo de los Santos, tomé su carne y con mi encarnación la consagré.

Acta 13

El seminario de María Señal de Jesucristo, será una bendición.

Acta 14

Esto es el Seminario de María Señal de Jesucristo: Mi verdad de verdad, la encarnación


de María es la Encarnación de Jesucristo.

Acta 17

Ayúdenme. Yo quiero hacer un mundo nuevo. María ha tenido que ofrecerse y estar
pariendo, ininterrumpidamente a Dios -Salvador- en el afán de complacerme, entre los
hombres y de aplacar las iras de mi Padre.

Ámenla; porque es la hostia de propiciación por la que Dios sigue fiel en su fidelidad al
hombre.

Intégrense en el cuerpo místico de ella; para que estén inseridos en mi Cuerpo Místico,
en la unidad con el Padre y el Espíritu Santo.

Acta 18

¿Quién ha vivido y ha amado a mayor plenitud que María, la Viviente?

Y, ¿quién, por lo mismo ha dado y dará a mayor plenitud al que es la Vida y el Amor,
que ella, la que da a Jesucristo, el Salvador?...

61
Por eso; para agradar a Dios, no hay otro medio que hacer su voluntad. Y, eso, eso es lo
que María nos aconseja, dando la Única Palabra eficaz pronunciada por el Santo de los
Santos; dando a Jesucristo, física y espiritualmente.

En esta nueva era, usemos la estrategia nueva de Dios; para salvarnos. Creamos y
sigamos a María, que señala al Salvador.

Acta 21

Este Seminario será una gracia excepcional. En él acentuaré vocaciones religiosas y


sacerdotales.

Acta 35

Aprende y aprendan de María:

Nunca ha tratado de hacer cosa diferente a lo que es mi VOLUNTAD.

Nada ha hecho tratando de enseñar métodos para demostrar lo que solamente se debe
DAR y SEÑALAR. A MI se me DA. Esto es, se me señala…

Acta 38

¡Qué privilegiados son!

Muchos, en lo antiguo, habrían muerto de gozo con tan señaladísimo designio.


Muchos, en lo venidero, los bendecirán.

Vivan con alegría este regalo. Más: hagan ostentación de él, con el renovado
entusiasmo de sus vidas.

Acta 39

Sean, ustedes, cielos flotantes; parcelas visibles de Dios, entre los hombres.

Este Seminario está llamado a ser un faro luminoso y eficaz en mi señalamiento.

Este Seminario es ya, una muestra más clara de lo que, en realidad, Yo quiero. Por eso,
no sean maestros. Aprendan y, con docilidad, enseñen mostrando lo que se les da
servido y con claras y precisas instrucciones.

Acta 40

María está feliz. No la viste sonreír? Ella empieza a ver lo que le es dado entrever, por
gracia renovada: el futuro. Lo futuro. Ella ve ya el fruto de sus lágrimas. Ella renueva su
Magníficat, con gratitud profunda; porque su maternidad se hace más y más fecunda

62
con el logro de las miríadas incalculables de seres ganados, para Mí, por esta su acción
corredentora.

Acta 41

Siembren sin descanso y con firmeza y esperanza el Reino de los Cielos. Siembren la
Palabra viviente en ustedes.

Siembren el amor, la paz, la mansedumbre y todo lo del Reino. Siembren a María, el


nombre de María y el sentido de la Cruz. Siembren. Que nadie, de los que llamo y
reciben el mensaje como los mensajeros de relevo, como los atletas de las olimpiadas,
para llevar y transmitir, se quede quieto y frustre la encomienda. Que no haya higueras
sin fruto.

Acta 43

Vivan como el Modelo que les doy y obren como ella. Si Yo Soy Yo basto. Y Yo sé el qué
y el cómo de aquello que quiero y que tiene que ser.

No se resistan ustedes y no enseñen a resistirse a esta simplísima manera de hacer. No


habrá otro medio. Mi Iglesia tiene que llegar a esto. Esto lo queremos: una Iglesia santa
con semillas humildes, pero eficaces de santificación.

En resumen: Quiero que vivan Mi Palabra. El cómo está en los Evangelios: así como
María esclavizándose, por amor, al que la Libera.

Acta 47

Ella es el Modelo genuino que les he dado y que les doy.

Imítenlo y no tendrán ningún motivo de equivocación y de censura.

Acta 49

Mañana sean ríos que desborden amor, como cántaros llenos de miel. El amor será Mi
Palabra y con él, este seminario será bueno y eficaz. Restañará muchas heridas.

Acta 50

El Seminario sea hecho sin esquemas; pero con amor que se desborde, viva y vea.

Acta 51

-Hijo: Gracias por el Seminario.

Fue buena la forma como honraron a mi Madre.

Así es el estilo. Pero, ahora, pon atención:

63
Acta 54

Es grande, muy grande, no lo olvides, no lo olviden, la encomienda que les damos.

Es la suerte de mi Iglesia la que a esta Orden vinculamos.

Es, por eso, que nuestro afán, y el de María, la Inmaculada Concepción, es dar eficacia
individual, a la Redención ya dispensada, de modo general y para todos.

No es fácil pues, lo que a ustedes estamos dando en encomienda. Este honor es caro.
Les cuesta el, que tengan que estar muriendo a cada instante. El que no puedan
instalarse, el que no tengan tiempo de mirarse en el espejo, para hacerse ídolos.

Acta 58

Esta es la moda que quiero y aconsejo, a partir de una nuevo estilo de ser, hacer y dar;
el cual nuevo no es, porque es el que está en mi Evangelio; el que enseñé en mi
docencia sobre el mundo y vivieron, aprendido de Mí y que enseñaron mis Apóstoles.

Acta 59

Hablemos de María Santísima.

Es la Señal visible, terrenal, humana de mi Orden Trinitaria de los Simples "Pobres de


Dios y esclavos de la Esclava", elevada, por gracia, al rango inigualable, incomparable y
único de Madre Universal, Madre y Maestra de la Iglesia y Reina de todo lo creado…

No acogerla, no honrarla, no amarla, es devolver sin recibirlo, el envío de amor del que
los amo…

A partir de hoy y sobre este 3er. Milenio de la Era de mi gracia, María, la Inmaculada
Concepción, estará mucho más cerca de ustedes; a muchas más personas se revelará,
para revelarles el Misterio e invitarlos a ser Santos…

María, toda llena del Espíritu; por eso es Santa y lo es desde su concepción, más desde
la mente de Dios, al concebirla.

Es, por eso, el Modelo perfecto entre las criaturas terrenales y celestes, de la Santidad.

Ella es la Santa.

Acta 61

El Seminario "María Señal de Jesucristo" será en un… Pero sean breves.

Acta 62

64
Sean pobres de Dios, como Ella. Vivan la aptitud de pobreza que el Espíritu inspira a los
vacíos, humildes, y mansos y pacíficos.

Sean esclavos de Ella, si quieren merecer la plenitud en el Cuerpo del que Es, por la
plenitud de la que es en el que Es.

Acta 66

María es el Modelo. Por eso, es la Raíz y Base de mi Iglesia. Por eso, sobre Ella descansa
y obra el Espíritu Santo, en Ella y en mi Iglesia; en Ella y en cada uno de ustedes…

. Sean, como es Ella: Los que reciben, viven y dan al que Es. Los que me dan a Mí. Los
que dándome a Mí, se apartan de rodillas, para adorar, únicamente, al que Es…

Ella no es sin Mí, ni lo pretende. Por eso, lo que tiene y lo que da es mío. Es a Mí. El acto
de Ella es mi acto. Su palabra Soy Yo. Su Fruto, el fruto de su Vientre, es el Fruto de
Dios; es el que Es, Soy Yo.

Acta 67

Ella es el Modelo que les doy; porque nos es grata; porque nos complace; porque nos
es amada.

Respeten; pero amen. El amor es la única arma eficaz; el único medio capaz de
convencer. El amor es la llave que abre todas las puertas, hoy o mañana; tarde o
temprano.

. Usen el amor, por eso, para contribuir con María a ganarme adeptos para el Reino.

Acta 68

Dios llena el corazón de los creyentes; porque estos le dejan hacer con el vacío de todo
lo que es de ellos. Imiten al Modelo.

Crean y oren como Ella y, ustedes también, a la manera de Ella, serán también misterio
del Misterio; revelación de la Revelación; expresiones vivientes del Secreto revelado.

Acta 69

El amor no es almacenable. Se destruye en la inacción. Vive en la acción. Se multiplica y


obra en la acción.

Por eso es expansivo.

Es el dar perfecto.

65
Es lo que sale y crece en la proporción en que se da. Así se hace el bosque: dando sin
descanso la semilla. Así se hacen las tormentas y los mares.

Así se hace todo lo monumental: a partir de la simplicidad y de la entrega.

Acta 70

Los necesito, como a María, como a la Cruz, para redimir y restaurar. Para hacer un
mundo nuevo y una vida nueva. Ayúdenme. Ayúdenme. Ayúdenme.

Solo a través de la mansedumbre y pequeñez de ustedes, podré mostrar mi presencia a


los demás; a los arrogantes, a los insalvables de otro modo.

La cruz de ustedes se necesita. Corrediman, Conmigo, como María. Prolonguen mis


brazos y mi entrega. Extiendan el Reino. Lleven al amor. Muestren al que Salva.

Acta 71

Hoy denme gracias, en particular, por este Don…

Asimilen mi Espiritualidad y vívanla.

Den a Jesucristo en todo y a todos… Amen. Amen, Amen.

Acta 72

El Seminario fue bueno. Hubo eficacia. Ahora no lo entienden; pero Yo sí. La semilla
sembrada en la Comunidad de religiosas dará frutos.

Acta 73

Quiero restaurar mi Iglesia verdadera. Para eso estoy facilitándolo todo,


mediante el Soplo común del Espíritu en otras iglesias y medios. Pero todo
háganlo de cara. No a la Comunidad, en general, que es inoperante; sino de
cada persona en particular.

* Esta es la novedad en este estilo: La acción personal directa, mediante el amor que,
por sí es persuasivo.

Acta 74

Den calor, den vida, den sabor, den amor, den modo irreductible de servir y
comprender; den estilo de humildad y mansedumbre en sus maneras personales…

Lo que quiero es que vitalicen y sazonen; que alumbran y fermenten…

. No den cosas externas y objetivas.

. Den lo que reciben.

66
. Den la luz que les es dada.

. Den el amor, que han recibido y que reciben.

. Den al Salvador, que ha entrado en posesión de ustedes, a salvarlos.

. Ustedes den en la forma como les es dado: gratis; gratuitamente y por los mismos
medios.

. Haciéndolo, enseñen a hacerlo.

. Viviendo, enseñen a vivir este Evangelio, en sus comunidades, en sus medios, en sus
estados y en sus circunstancias respectivas.

Acta 75

Abran grietas de amor. Y eso basta.

Alístense para mi Seminario María Señal de Jesucristo…

Acta 76

* Hagan como María, la Inmaculada Concepción; señálenme. Entréguenme, Muestren.


Ella obra así. Y Ella es el Modelo que les doy

Cuando Ella me da, señala y muestra, se aparta a adorar, para que Yo sea visto y
adorado y recibido.

Acta 78

Hagan el Seminario.

Fíjate, como Yo voy abriendo caminos y posibilitando el hacer de lo que quiero.

Mi Orden va hacia adelante. Nadie puede detenerla. Yo la impulso y la bendigo.

Acta 79

…María y la Cruz, no lo olviden, son las señales de mi Reino. Las Señales visibles que
lo muestran. Úsenlas. Imítenlas. El Ave María, sea, como el sello de fábrica que indica
el taller de procedencia. Repítanla. Úsenla. Aconséjenla.

Acta 80

…El mandamiento ordenado a ustedes es muy fuerte; porque, a la vez, es el medio con
el cual pueden, ustedes, ayudarme, como María la Inmaculada Concepción, a salvar a
cada hombre, como quiero y, de ese modo hacer eficaz mi Redención

Acta 84

67
María me dio, por esto; porque se dio anonadándose, vaciándose,
empequeñeciéndose. Imitándola a Ella, me estarán dando sobre el mundo.

Nadie hará jamás nada más completo que María y lo que hizo no fue un esfuerzo de
orgullo, prepotencia, poderío, ostentación y ciencia; sino la aceptación humilde y
jubilosa del que Es.

Por eso Ella es el modelo humano que les doy. Imítenla. Hagan como Ella…

…Hijo: la gran revelación de Dios es el amor. Usen el amor en esta hora. Es el arma y la
herramienta que les doy.

Vívanlo. Respírenlo. Denlo.

Por el amor identifican al que es de Dios. Lo que es de Dios, Y lo que es de Dios es y es


eficaz. Con amor harán posible ustedes, que el mundo sea mejor.

Acta 85

…Lleven adelante mi encomienda. Entreguen mi mensaje, que son cartas de amor y de


esperanza.

Llevan la semilla de cómo hacer un mundo nuevo con una Iglesia renovada.

Ustedes son semillas de selección. Déjense sembrar.

Púdranse y mueran. Pero den frutos. Déjenme hacerlos fructificar en abundancia.

…Ve a Villavicencio con el Grupo. La invitación que te fue hecha mía es.

Quiero que allí, en esa Ultreya, propaguen a María, como lo que es:

Señal del que Es.

Yo los bendigo.

Acta 88

Les he creado por amor y para que amen. Esto den. Esto vivan. Esto enseñen.

…Alégrense! Les digo. La alegría es el rostro visible del amor, dado a los otros y a sí
mismo.

Acta 90

La santidad es un trueque permanente y obstinado. Es sacar, arrancando de raíz, el mal


y reemplazando su vacío por El Espíritu de Dios, por la presencia del que Es.

Ya te lo he dicho: Ser santos es dejarse poseer de Dios. Y donde Dios está, solo El, y lo
de Él, existe. Y tanto más, cuanto mayor vacío de maldad se tiene.

68
El Santo es la porción de espíritu y cuerpo, dados a un hombre, llenos de Dios.

Santo es el lleno de Dios.

Santo es igual a poseído de Dios.

Acta 91

* Vacíense.

* Sean Pobres de Dios

* Den a Jesucristo, el Salvador, que va en ustedes, como María, la Inmaculada


Concepción, el modelo, la madre y Maestra que les doy y que es signo y señal, para
ustedes.

* Da y den. Solamente así reciben y son dueños. Solamente así, son los
bienaventurados que poseen la tierra colmados con el Reino.

Acta 92

Lección No. 1. En síntesis:

Así, ustedes, como María, la Inmaculada Concepción el modelo que les doy, serán
corredentores. En Ella y con Ella, al permitir la Encarnación perenne, en cada uno de
ustedes, de modo individual

Acta 93

Y fíjate y fíjense: Ella es mansa y humilde.

* Es la pobre de Dios, su Esclava, la que a Él se da en absoluto y que entrega absoluta


es.

La que se dona y por eso, vive, es Viviente y a mí me recibe y vive y da.

Ella es mi lámpara, mi arca, el sello de mi alianza. El nudo de amistad entre Nosotros.

Acta 100

- Alégrense; porque testigos son de cosas grandes.

Hoy, en el Día del Señor, en nuestro día, Nosotros, el que Somos, el Santo de los Santos,
Dios, tu Dios y tu Señor, el Santo, el bueno, el justo, el misericordioso, el que Es Uno y
Trino, sellamos una nueva Alianza, entre ustedes y Nosotros: la Promesa de salvarlos,
cueste lo que cueste y solo por amor.

69
Así enjugamos las lágrimas, aun de sangre, de María, la Inmaculada Concepción, Madre
mía y de ustedes, por designio inexplicable; para ustedes:

* Hónrenla.
* Ámenla.
* Bendíganla.
* Llénenla de honores…

CONCLUSIÓN

Acta No 1.229
Revista María Hoy
Bogotá, D.C., Agosto 11 de 2004
Miércoles 04:06 AM

A esta Acta llámenla:


"El Acta de la promesa de Dios"

- Hijos de la Luz, del Amor y la Esperanza:

Sean benditos hoy, ayer, mañana y siempre, por los siglos, de los siglos, amén.

Hace 20 años estábamos aquí: tú desorientado y Yo abriendo las cortinas del misterio,
para darle sentido a la respuesta que mi Santísima Madre dio a la pregunta que le
hiciste días atrás:

"Mamá: yo tan insignificante, ¿qué puedo hacer para contribuir al cambio de


las cosas en el mundo?

- Dar a Jesucristo"

Esas tres palabras llenas de sabiduría y de misterio no te las dijo Ella, por su propia
iniciativa, sino por la fuerza del Espíritu Santo, en cuya esencia bullía la plenitud de los
propósitos de Dios.

Era como la primera gota de agua que se hizo en el mundo. ¿Quién, entre ustedes, por
sabio que lo hubiese sido, al modo de los hombres, habría podido sospechar que un día
se multiplicaría y crecería en tal forma, que se convertiría en ríos, mares y océanos?

70
¿Quién habría sospechado que el primer grano de arena llegaría a multiplicarse de tal
modo que colmaría vastas extensiones de desiertos en la tierra?

¿Quién habría sospechado, por mucha imaginación que poseyera, que el primer hombre
que fue creado se multiplicaría en tal forma que los incrédulos ensoberbecidos llenos de
desesperación buscan toda clase de estrategias para eliminarlo por el temor de que
falte pan y abrigo para alimentarlo y abrigarlo?

Los científicos y sabios sin Dios, con sólo la sabiduría y ciencia de los hombres, es como
ciego que trata de avanzar a tientas en medio de las tinieblas de su propia oscuridad.

Todo, porque "sin Mí, nada pueden hacer"

Han pasado solo 20 años que se cumplen hoy a esta misma hora y en este mismo sitio,
desde cuando inicié la aurora de mi confirmación a la profundidad de su respuesta.
Porque la primera Acta que te di en este mismo sitio es como el comienzo de un día
que va transformando en claridad el misterio de la noche.

En estos 20 años, ¡Cuantos resultados inimaginables, entonces, se han producido! Ese


solo hecho les plantea interrogantes serios que jamás podrán esclarecer, como muchos
otros misterios, si no es a la luz del Espíritu Santo.

Conjuguen los 4 primeros verbos que les he dado para edificación de ustedes,
observando los contenidos y reglas de los seis restantes.

Hagan alto hoy y piensen, mediten, reflexionen y saquen consecuencias.

¿Me entienden?

¿Tú, me entiendes?

No pretendan llenarse de razones para entender las razones de Dios.

A ustedes, las criaturas, no les es permitido romper, por ustedes en sí, los sellos de los
misterios de Dios, porque sus llaves sólo las tiene el Espíritu Santo y están en las manos
del Hijo, condicionadas a la Voluntad del Padre.

Es por eso que, razones sencillas como las 5 palabras que, el 16 de Julio de 1.984 fueron
pronunciadas por mi Santísima Madre, en respuesta a las 2 preguntas que le hiciste en
esa noche, no las han podido entender los más ilustres custodios de mi Gracia.

¿Cómo entenderlas, si el misterio, todo misterio, es tan simple, como el inexplicable


Misterio de Dios, a consecuencia de la simplísima sencillez de su grandeza?

71
¿Me entiendes?

¿Me entienden?

No es fácil entenderlo; porque sin Mí, nada se puede hacer. Y, nada es nada, aún lo más
elemental y simple.

Lo de Dios se entiende solamente a la luz de su Gracia, cuando se tiene un corazón de


niño carente de las complicaciones de los razonamientos absurdos de los mayores
ensoberbecidos.

Ustedes sean humildes, para que Dios les dé la gracia de recibir, vivir y dar a
Jesucristo.

Está bien que sean agradecidos y que, llenos de humildad, ensalcen el Santo Nombre de
Dios, como lo hizo la Santísima Virgen en su Magníficat, al recibir la claridad del
misterio de mi Encarnación.

Lean, relean y mediten: Lucas 1, 46-55.

Lección No 1.139
Vivan y adoren el Misterio

1. Jesucristo, el Señor, es el Misterio revelado.

2. Jesucristo, la Luz del mundo, es la Mismísima Palabra de Dios.

3. La Mismísima Palabra de Dios, que es Jesucristo, solamente se puede entender, a su


propia Luz, y por la gracia del Espíritu Santo.

4. Pídanle al Espíritu Santo, con humildad y con prudencia, que les de la gracia de ser
humildes y dóciles a sus inspiraciones, para recibir, vivir y dar a Jesucristo el Salvador,
Dios verdadero y hombre verdadero.

5. Pídanle, a la vez, que el Espíritu Santo les dé el don de la gratitud, para agradecer a
Dios, el regalo extraordinario de las Enseñanzas recibidas de Jesucristo en estos 20
años, de las cuales derivan tantos resultados, que son innegables e inexplicables, por la
mentalidad y la razón de ustedes.

6. Dediquen tiempo, con humildad y con prudencia, a escudriñar y a analizar cada uno
de los numerosos resultados, con los cuales han sido favorecidos en estos 20 años, que
se cumplen hoy.

72
7. Bendigan a Dios y agradézcanle cada uno de los resultados que descubran, como: el
enriquecimiento de la fe; la revista María Hoy, Marilandia, las dos Comunidades
religiosas; la Espiritualidad de los Hijos de la Madre de Dios; sus semillas extendidas a
diferentes lugares de la tierra donde darán frutos abundantes, y los IX Encuentros
Internacionales realizados.

8. Oren, oren, oren... Oren siempre. Sean oración.

9. Imiten a María Santísima, la Inmaculada Concepción y siempre Virgen, Nuestra


Señora de la Nueva Alianza, Madre, Maestra y Modelo para ustedes.

10. Sean Vírgenes, ¡Conviértanse! ¡Conviértanse! ¡Conviértanse!

SÍNTESIS:

Hacer Inventarios y Balances es bueno en las obras de Dios y en las del hombre. Así se
progresa; porque permiten conocer la realidad y saber de dónde se viene y hacia dónde
se va.

Gasten tiempo en esta operación y, como consecuencia de ella, sean agradecidos.


Agradézcanle a Dios sus dones y disfrútenlos.

Por hoy basta.

Bendiciones, bendiciones, bendiciones.

5:54 a.m.

Repitan:

Dios mío:

Limpia mi corazón para que hoy día haga tu voluntad y esté Contigo, Amén.

73
Digan:

Dios mío:

Te amo, te glorifico, te adoro.

Límpiame, libérame, lléname de Ti.

Dame una mente y un corazón nuevos.

Guíame y condúceme según tu Providencia y permíteme cumplir tus Mandamientos;


escuchar, vivir y practicar tus Enseñanzas y hacer según tu santísima Voluntad en todo
tiempo. Amén, amén, amén.

Al margen del Acta

Veo con gusto los sentimientos de gratitud que me expresan en todos los sitios donde
está esta Espiritualidad. Reconozco esos sentimientos y esas acciones de
agradecimientos. Por eso los bendigo y les prometo que los estableceré sobre la tierra
y en el cielo; pero no se cansen de ser humildes y de perseverar.

Esta Espiritualidad Trinitaria, Cristocéntrica, Mariológica, Eclesial, Eucarística y


Pneumatológica de los Hijos de la Madre de Dios abrazará la tierra, nutriéndose y
nutriendo en todos los ambientes como la Santísima Virgen , quien la presidirá
siempre, con la mansedumbre y la humildad de las raíces de los árboles y de las aguas
subterráneas, sin ruidos pero con eficacia.

Tengan hoy en sus memorias a quienes les han presidido en su viaje hacia el Reino de
los Cielos, salidos de esta Espiritualidad; a los que están enfermos o impedidos por
cualquier motivo y a quienes con razones o sin ellas se han apartado de ustedes. Oren
por todos ellos y bendíganlos bendiciéndome a Mí y dándome gracias.

Tú, hijo mío, regocíjate, porque sin merecerlo, tu nombre lo tengo inscrito en el Reino
de los Cielos. ¿Recuerdas que así te lo dije en la Basílica de San Pedro en Roma?

74
Regocíjate, alégrate y dame gracias. La Reina de los Cielos, tu Santísima Madre está de
fiesta; porque, ¿Qué madre no se regocija con las alegrías de sus hijos?

No temas, a nada, ni a nadie. Y, con los bríos de un atleta que triunfa, no me pierdas de
vista, a Mí, como tu Meta segura. Yo te doy y te daré fuerzas siempre, no obstante tu
miseria.

Que, en esto, quienes me sirven unidos a la empresa encomendada a ti, por mi gracia,
hagan suyas estas palabras que te digo a tí y que las disfruten con humildad y con
prudencia.

Hoy es día de gracias singulares para ustedes. No las malgasten.

Recuerden, vivan y disfruten estas palabras que, desde el comienzo repito con amor y
con poder y misericordia a quienes las escuchan:

¿Están cansados? ¡Vengan a Mí!

¿Están sedientos? ¡Vengan a Mí!

¿Tienen hambre? ¡Vengan a Mí!

Yo los saciaré

El Señor Soy Yo y Yo les basto.

Crean, créanme, confíen y esperen en Mí. Sólo confíen en Mí.

¡Ay! De quien confía en sí mismo; en el poder del hombre y de los elementos, o


criaturas en general.

¡Sé bendito!

¡Todos sean benditos!

Al margen de margen del Acta

A esta Acta llámenla:

"El Acta de la promesa de Dios"

75
Tiene el Sello de mi Palabra. Y Yo, el que Soy, el que Somos, cumplo siempre mi
Palabra, porque Yo y Ella, Somos uno mismo.

De hoy y para siempre, quienes vengan a este sitio serán benditos y


alcanzarán misericordia.

SEMINARIO MARÍA SEÑAL DE JESUCRISTO


FUNDAMENTACIÓN BÍBLICA.
Pbro. NÉSTOR RAÚL LÓPEZ

INTRODUCCIÓN Sentido de la imitación apostólica-aprender a


imitar a la virgen María.
 2 Tes 3,7-9
 Fil. 3,17 sigan mi ejemplo: 1 Cor 11,1

CRISTOFINALIZACIÓN: aceptar, vivir y proclamar el señorío de


Jesucristo Cristo: regenera-agrupa.
 Que todo tenga por cabeza a cristo. Ef. 1,10
 Cabeza-cuerpo de la iglesia. Plenitud. Col 1,18/2,19/Ef. 1,22.
 Cabeza todo principio Col 2.9

Se aplica a todo hombre que va por delante, sobretodo jefes-


principio de vida cohesión - crecimiento.

76
DOCTRINA DE LA IGLESIA:
 Se fija en aquella que engendro a Jesucristo .LC 1,31.
progresar. fe
 Vida de fe- fecundidad virginal. León Dufour no 37.

PLATAFORMA. María signo de salvación Sab 16, 6b-7

1. RECIBIR A JESUCRISTO

- MARÍA LA POBRE DE DIOS: (le pertenece a Dios)


Vacío. Ef. 4,22. Sentido virginal.

Ningún bien es malo, mientras no se abuse (posesión) de él y no se


le haga de él un dios MC 10, 20-21
 Tesoro terrenal: crecer yo, obra buena, ley.
 Tesoro cielo: Dios, obra santa, seguir-darse.

Ser como niños:


 Jn3, 3-6. Nacer del agua-espíritu.
 1cor 13-11. paso de la niñez- adultez.
 Gal 5, 19. Obras de la carne.
 Gal 5, 22. Frutos del espíritu.

Esto es su ídolo su dios Ef. 5,3-5. Obras de la carnes que son


idolatría.

- MARÍA LA ESCLAVA DE DIOS.


LC 1,38
Permanezca cada cual en la condición en la cual le hallo la llamada
de Dios. 1Cor 7,20-24.
 Conversión es ofrecer miembros-justicia-santidad. Rm 6,15-
19.

77
 Todo el que comete pecado es esclavo del pecado Jn 8,34.
 No esclavo, sino hijos resucitados. Gal 4,4ss.
 Sentimiento de cristo- condición de esclavo. Flp 2, 5.

- MARÍA ENTREGA ABSOLUTA: Entrega sin límites. Servicio,


darse. alegremente
 El esclavo obedece ciegamente. RM 6, 15 ss No tiene
alternativas.
 Hágase –cúmplase disponerse entregarse LC 1,38.
 Obedecimiento incondicional-hasta la muerte .Fil. 2,5-8
 Mi alma esta turbada Jn 12, 27. el dolor produce esperanza
 Quien cumple la ley serás feliz. St 1, 25.

2 VIVIR A JESUCRISTO:
- MARÍA LA VIVIENTE: Dios, acogido y encarnado, debe
participarse en quien lo alberga, por tanto debe asimilar su
vida – palabra.
Vivir la fe en cristo - vida en cristo. Gal 2, 19,21. No anulo la gracia
de Dios.
Dispuesto a Dios debe nutrirse, comer su cuerpo, vivir su espíritu,
vivir los sacramentos la seguridad que está viviendo a Dios.
NUTRIENTES.
Palabra:
 2 TM 16-17
 MC 13, 31
 HB 4, 12. Palabra viva y eficaz
 Prov. 30,5 Palabra escudo – refugio en El
 Hch 20,32: Encomiendo a Dios y a la palabra. Eficacia-
crecimiento
 Sal 119-105. antorcha pasa guía
 Rm 10, 17 fe nace la predicación. Arraiga en la palabra

 DT 11, 18-21. Palabras-corazón.

78
Eucaristía:
 Jn 6 51-57 pan vivo bajado del cielo. Vivirá por mí.
 1cor 11, 27 comunión indigna
 Mt 26,26 institución cena-eucaristía. Perdón de los pecados.
 1cor 13,3 fruto de la presencia de Dios el amor.
 Mt 12,50 voluntad de Dios.
 Lt 2,6 fruto de María.
Reconciliación:
 ST 5, 13-16 en los momentos difíciles busquen a los
presbíteros de la iglesia, pídanles que lo unjan con óleo de
salvación, confiesen sus pecados.
 MT 16, 18-19.
 Prov. 28, 13. Reconozcan sus pecados, 1jn 1,8-10.
ORACIÓN:
 Oración en secreto MT 6,6.
 Creed lo que va a suceder y lo tendrá MC 11, 22-24.
 Conocer intimidad de Dios 1 Cor 2,11-16.
 Te mostrare cosa que ignoras. Jer 33,3.
 Me dejaré hallar 29,12-14.

- MARÍA DONACIÓN PERFECTA.


 Como todo lo viviente dispuesto a dar fruto Gn 1,11
 Sarmiento fruto no por si mismo Jn 15, 1ss.
 Higuera estéril no tiene derecho a ocupar la tierra Lc 12,6-9.

3. DAR A JESUCRISTO:

- MARÍA LA QUE DA A JESUCRISTO:

 Fruto de la luz bondad-justicia-verdad Ef 5, 9.


 No esterilidad- inactividad. 2 Ped 1,5-10.

79
NOTA FINAL

En este año 2012, celebraremos el encuentro No. 17 de la Espiritualidad, cuyo lema se


centra en la Unidad. La palabra UNIDAD aparece en este archivo más de 20 veces.

El Seminario debe llevar a la Cristofinalización y por lo mismo a la unidad.


Acta 234

80