Anda di halaman 1dari 5

Andrea Carolina Rodríguez Salas - Comunicación Social III Semestre

Civilización Occidental
II Parcial

La verdad sobre la Civilización Occidental

Cuando se habla de Civilización Occidental suele ser recurrente la idea de


Grecia como la cuna de la misma, sin embargo, a pesar de que fue efectivamente en
Atenas, durante el siglo V a.C. -conocido como siglo de Pericles- que surge lo que hoy
se conoce como Civilización Occidental, este periodo de tiempo no es más que una
etapa que forma el concepto que sigue desarrollándose hasta la actualidad.

La etapa que le sigue es el Imperio Romano, es importante resaltar que tanto la


etapa anterior que se llevaba a cabo en Grecia, como esta que se lleva a cabo en lo que
hoy es Italia, tienen en común su origen como civilizaciones Talasocráticas, es decir,
que nacen a “raíz” del mar. El Imperio Romano nace como tal en el año 27 a.C., tras ser
fundada Roma en el 753 a.C., no obstante, por voluntad del emperador Teodosio, en el
395 a.C., el imperio se divide en dos: Imperio Romano de Oriente e Imperio Romano de
Occidente, cuyas capitales eran Roma y Constantinopla, respectivamente.

Es importante hacer cierto énfasis en Constantinopla, puesto que era considerada


la “Reina de las ciudades” y la “Ciudad más bella del mundo”, además de que era una
ciudad estratégicamente ubicada y donde se encontraban en gran porcentaje los sabios
de la antigüedad, cabe aclarar también que era una ciudad con muchos avances
científicos y arquitectónicos, son resaltables el sistema de alcantarillado y las murallas
de protección de la ciudad. Lo anterior, sumado a un ejército que vivía lo
suficientemente cerca a las murallas como para impedir la mayoría de los ataques
invasores bárbaros fue lo que permitió que el Imperio Romano de Occidente durará
hasta el siglo XV d.C. año 1453, en contraste con el Imperio Romano de Oriente el cual
cae en el siglo V d.C. año 476., es decir alrededor de 10 siglos antes.
Casi simultáneamente con la caída del Imperio Romano de Oriente, siglo V d.C.,
inicia la Edad Media, la tercera etapa de la Civilización Occidental. Esta es quizá una de
las instancias más importantes de la historia del concepto a tratar, en general es también
la que se malentiende más, es importante decir que a pesar de que es considerada una
época oscura, es a su vez una etapa que -al menos en Constantinopla- propició los
avances tecnológicos y tuvo en ella a los más grandes sabios de la época, puesto que en
toda la Edad Media, que va del siglo V d.C. al siglo XV d.C., el Imperio Romano de
Occidente era importante y aún no era invadido. Una característica importante es el
surgimiento de una nueva clase social que lideraría los procesos de la siguiente etapa,
esta es la burguesía: impulsora de la modernidad.

Sin embargo, lo más importante de la Edad Media son las Guerras Religiosas o
Cruzadas, consideradas Conditio Sine Quanom, es decir: condición que impulsa el
cambio. Sin las Guerras Religiosas los combatientes originarios de lo que fue el Imperio
Romano de Oriente no hubieran descubierto ciertas ciencias ocultas o consideradas
brujería. Además, las cruzadas reactivaron el comercio y ocasionaron la migración
forzada de los sabios a otros países de Europa, de igual forma debilitaron el hogar de
estos: Constantinopla, y es precisamente la caída de la ciudad más grande del Imperio lo
que marca el final de la Edad Media y el inicio de la Modernidad.

Finalmente, por su parte, la Modernidad tiene dos hitos que marcan su inicio en
el siglo XV d.C.: la ya nombrada Caída del Imperio Romano de Occidente y el
Descubrimiento de América en 1492. El primer gran acontecimiento de esta etapa que
va en Europa hasta el s.XVIII y en América hasta el s. XX es la decadencia del poder
moral, económico y político de la Iglesia, la cual hasta ese momento ejercía un rol
dominante en Europa Occidental. Resulta de gran importancia el carácter expansionista
de la etapa, en el sentido de que un movimiento empezaba en un país europeo pero
terminaba expandiéndose por los demás países. El segundo gran acontecimiento es el
Renacimiento, acompañado por el Humanismo.

El Renacimiento y el Humanismo son críticas intelectuales que surgen por la


corrupción del clero, el nacimiento de la burguesía y las cruzadas, lo que demuestra que
de cierta forma estos momentos y en general toda la historia, son “acumulativas” es
decir lo que repercute en una época inicia un proceso silencioso que afecta a otra etapa.
El Humanismo es especialmente importante por la re-interpretación de los textos
sagrados, también porque se recupera el valor y la dignidad del ser humano. De cierta
forma gracias a Pico della Mirandola y su “Oración por la dignidad del hombre” que da
pie a estos movimientos originarios de Italia, así mismo es notable la influencia de
autores como Francisco Petrarca.

Posteriormente, el 31 de octubre de 1527 ocurre un hecho que sería el detonante


para un cambio histórico: la Reforma y la Contrarreforma. Ese día en Alemania, Martin
Lutero colgaría en la puerta de la iglesia-universidad de Wittemberg sus 95 tesis,
condensadas en tres doctrinas principales, en primer lugar la justificación por la fe, es
decir, con solo creer en Dios serás salvado; en segundo lugar el sacerdocio universal,
todos somos iguales ante Dios; en tercer y último lugar la infalibilidad basada en la
Biblia, lo que planteaba que todas las respuestas están en los textos sagrados. Esto daría
origen al Protestantismo como una rama un poco más pura del cristianismo y que
causaría especial impacto en países como Inglaterra y que ocasionaría guerras religiosas
y persecuciones por la fe.

Por su parte, la iglesia genera un movimiento en respuesta a la reforma llamado


la Contrarreforma para contener el avance del Protestantismo, una de las medidas fue el
Concilio de Trento que durante 18 años se reunió con el objetivo de analizar la manera
de recuperar territorios.

Tras la Reforma y la Contrarreforma, a un siglo de terminar la Modernidad en


Europa, es decir, a inicios del siglo XVII d.C. en Francia surge una nueva corriente de
pensamiento: el Racionalismo. Los pensadores de esta corriente son partidarios de la
Razón como único medio (único en caso de los extremistas) para llegar al conocimiento
que puede existir, se remiten a Platón. Uno de los principales exponentes es Isaac
Newton, cuyo origen es inglés, lo que recuerda que si bien el Racionalismo surge en
Francia se extiende por toda Europa occidental.
A finales del siglo XVII d.C. en Inglaterra llega la corriente que, según Kant, es
complementaria al Racionalismo: el Empirismo. Al contrario de la otra corriente, esta
plantea que el medio para llegar al conocimiento es la experiencia a través de los
sentidos, así mismo se basan en otro filósofo antiguo, Aristóteles. De esta corriente es
importante resaltar a Hume por su trabajo en el campo de la investigación sobre el
entendimiento humano.

Simultáneamente en toda Europa Occidental, y a través de un proceso que


empieza unos años antes, durante el siglo XVII al XVIII llega a su máximo esplendor lo
que se conoce como Revolución Científica. Es entonces la burguesía la clase impulsora
al ser la dueña de las industrias y por la necesidad y utilidad para las mismas.

En el siglo XVIII d.C. empieza en Francia “el siglo de las luces” es decir, La
Ilustración, como un movimiento filosófico o intelectual guiado por la luz de la razón,
este va a hacer una crítica al status quo de toda Europa. Sus representantes más
importantes son Montesquieu, Voltaire y Rousseau, el primero con su crítica política, el
segundo con la crítica hacía la religión y el último con su crítica a la sociedad.

En 1620 empieza a cambiar el panorama de la Civilización Occidental, Ingleses


llegan a Estados Unidos por primera vez para establecerse, huyen de las persecuciones
religiosas y llegan con la esperanza de una mejor forma de vida, lo que trajo
consecuencias inevitables como la formación de trece colonias de la corona británica.
En 1776 estas colonias se unen para declarar su independencia de Inglaterra, en una
revolución norteamericana. Sin embargo, hasta 1783 esta no se reconoce por la corona.
Entrada ya la segunda mitad del siglo XIX d.C. Estados Unidos se encuentra en un
periodo de luchas internas, conocidas como Guerra de Secesión, la misma se genera
principalmente por una lucha entre dos sistemas económicos distintos y la abolición de
la esclavitud.

En Inglaterra, por otra parte, durante la segunda mitad del siglo XVIII d.C.
(1750) hasta finales del siglo XIX d.C. (1870) se desarrolla una de las revoluciones con
más impacto en la civilización occidental: la Revolución industrial. Esta se da
principalmente en tres sectores: textil, siderúrgico y transporte. La revolución fue
posibilitada por la invención de la Máquina de Vapor y es considerada el motor
impulsor del capitalismo en su máxima expresión, no debe olvidarse que esos avances
tecnológicos se deben al liderazgo de la clase, ya establecida, de la burguesía.

En relación a todo lo anterior, se puede concluir que el concepto de Civilización


Occidental va más allá de la Grecia Antigua, que implica las etapas ya mencionadas y
las correspondientes divisiones que involucran el desarrollo de toda Europa Occidental
y América. Se puede decir entonces que la Civilización Occidental se caracteriza por
etapas que pudieron llevarse a cabo y evolucionar por la razón, el cristianismo y la
burguesía.