Anda di halaman 1dari 6

Sistema o aparato excretor

El sistema o aparato excretor es el encargado de eliminar las sustancias tóxicas y los desechos
de nuestro organismo.
El sistema excretor está formado por el aparato urinario , los pulmones y la piel. El aparato
unitario lo forman los riñones y las vías urinarias.
Al sistema excretor debe añadirse el intestino grueso o colon , que acumula desechos en
forma de heces para ser excretadas por el ano.
Los riñones son dos órganos con forma de poroto, de color café, situados a ambos lados del
cuerpo por debajo de la cintura.

A través de la arteria renal, llega a los riñones la sangre cargada de sustancias


tóxicas. Dentro de los riñones, la sangre recorre una extensa red de pequeños capilares que
funcionan como filtros. De esta forma, los desechos que transporta la sangre quedan
retenidos en el riñón y se forma la orina.

La orina es un líquido amarillento compuesto por agua, sales minerales y sustancias tóxicas
para el organismo como la urea y el ácido úrico.
Luego la orina pasa a través de las vías urinarias.
Las vías urinarias están formadas por los uréteres, la vejiga y la uretra.
Los uréteres son dos tubos que salen uno de cada riñón y van a parar a la vejiga urinaria. Por
ellos circula la orina formada en los riñones.
La vejiga urinaria es una bolsa de paredes elásticas que almacena la orina hasta el
momento de la expulsión. Para que la orina no salga continuamente, existe un músculo
llamado esfínter,que cierra la vejiga.
La sangre sale del riñón mediante la vena renal. Ya no contiene urea ni ácido úrico, pero
todavía tiene dióxido de carbono. Por ello pasa a la vena cava y de ahí al corazón para
dirigirse finalmente a los pulmones.

La piel
Cuando hace mucho calor, sudamos para enfriar el cuerpo y eliminar las sustancias tóxicas. La
cantidad de sudor que excretamos en un día es variable, aunque normalmente la cantidad
aproximada es de medio litro.

El sudor es un líquido claro, de gusto salado, compuesto por agua y sales minerales.
La cantidad y composición del sudor no siempre es la misma ya que está regulado por
el sistema nervioso.
El sudor se produce en las glándulas sudoríparas , que están situadas en la piel de
todo el cuerpo, especialmente en la frente, en la palma de las manos, en la planta de
los pies, en las axilas... Luego, sale al exterior a través de unos orificios de la piel
llamados poros.
Los pulmones
Su función es poner el oxigeno aspirado, a través de la nariz, en contacto con la sangre y a
través de ella con los tejidos. El dióxido de carbono producido, como desecho metabólico, se
elimina de la sangre en los pulmones y sale al exterior a través de las fosas nasales o la
boca.

El hígado
El hígado participa del sistema excretor ya que sus células hepáticas representan sistemas
químicos complejos que ayudan a la función de todo el organismo, como la síntesis de
proteínas, modificación de la composición de las grasas, transformación de las proteínas y
grasas en carbohidratos y de productos de desecho nitrogenados como la urea.
Sistema excretor como regulador
Cuando hablamos de excreción, siempre pensamos en la eliminación de productos de
desecho. Esta sin embargo, es sólo una de sus funciones.
La excreción es además, un sistema regulador del medio interno; es decir, determina la
cantidad de agua y de sales que hay en el organismo en cada momento, y expulsa el exceso
de ellas de modo que se mantenga constante la composición química y el volumen del medio
interno (homeostasis). Así es como los organismos vivos aseguran su supervivencia frente a
las variaciones ambientales.
Se puede decir, que la excreción llevada a cabo por los aparatos excretores implica varios
procesos:
- La excreción de los productos de desecho del metabolismo celular.
- La osmorregulación o regulación de la presión osmótica.
- La ionoregulación o regulación de los iones del medio interno.
ÓRGANOS IMPLICADOS EN LA EXCRECIÓN EN LOS VERTEBRADOS
Productos de Órgano de
Origen del producto Órgano productor Medio excretor
desecho excreción
Por la degradación de
Urea Hígado Riñones Orina
aminoácidos
Por la degradación de
Ácido úrico Hígado Hígado Orina
purinas
Pigmentos Por la degradación
Hígado A. digestivo Heces
biliares de hemoglobina
Riñones Orina
Conjunto de células
Agua Respiración celular Piel Sudor
del organismo
Pulmones Vapor de agua
Conjunto de células
CO 2 Respiración celular Pulmones Aire espirado
del organismo
SECCIÓN VII: Fisiología renal

 Ver

 Imprimir

 Compartir

 Ver referencias
 Arriba

Fisiología renal
Los riñones, la vejiga y los uréteres constituyen el aparato urinario. En el
interior de los riñones la unidad funcional es la nefrona y cada riñón tiene
aproximadamente 1 millón de éstas. Los riñones intervienen de manera
esencial en la regulación de la homeostasia hídrica, la composición de
electrólitos (como Na, Cl, K, HCO3), la regulación del volumen extracelular (y
con ello la presión arterial), y la homeostasis acidobásica (cap. 39). Los riñones
filtran el plasma sanguíneo y producen orina, líquido por el cual se excretan los
productos de desecho metabólico del cuerpo como urea, amoniaco y
sustancias extrañas como metabolitos de fármacos. Otras de sus funciones son
la reabsorción de glucosa y aminoácidos a partir del filtrado plasmático,
además de regular la entrada de calcio y fosfato (que es alta en niños). Los
riñones intervienen en la gluconeogénesis y durante el ayuno sintetizan y
liberan glucosa en la sangre, y producen casi 20% de la capacidad glucógena
del hígado. Los riñones también son órganos endocrinos y elaboran cininas
(cap. 32), así como 1,25-dihidroxicolecalciferol (cap. 21), eritropoyetina (cap.
37); además, sintetizan y secretan renina (cap. 38).

De manera específica, en los riñones, se filtra un líquido parecido al plasma a


través de los capilares glomerulares hacia los túbulos renales (filtración
glomerular). Conforme este filtrado glomerular pasa por los túbulos, se reduce
su volumen y se modifica su composición por el fenómeno de reabsorción
tubular (extracción de agua y solutos del líquido tubular) y secreción
tubular (secreción de solutos hacia el líquido tubular) para formar la orina que
entra en la pelvis renal. Desde la pelvis renal, la orina pasa hacia la vejiga y es
expulsada hacia el exterior mediante la micción.

Las enfermedades de los riñones son muchas y entre las más comunes están
las lesiones agudas y crónicas de los mismos como nefropatía diabética,
síndromes nefríticos y nefróticos, riñón poliquístico, obstrucción e infección de
vías urinarias y cánceres de riñón. Cuando la función de estos órganos
disminuye al grado de que dejan de funcionar para conservar la salud, en
ocasiones se recurre a la diálisis y al final al trasplante.

La prevalencia de nefropatías va en aumento en todo el planeta y también es


cada vez mayor el costo de tratar enfermedades que dañan los riñones; por tal
razón, estas últimas constituyen una amenaza enorme que merma los recursos
asistenciales a nivel mundial. Las dos enfermedades que originan la mayor
prevalencia de disfunción renal son la diabetes y la hipertensión. Se sabe que
en el planeta casi mil millones de personas tienen hipertensión arterial y el
número posiblemente aumente a 1 560 millones para el año 2025. A nivel
mundial hay más de 240 millones de diabéticos cifra, que según cálculos,
aumentará a 380 millones para el 2025. En promedio, 40% de la población de
diabéticos ...