Anda di halaman 1dari 66

Anorexia

Síndrome psiquiátrico, observado especialmente


en mujeres jóvenes, caracterizado por un
rechazo a la ingestión de alimentos, que lleva a
una rápida emaciación.
Se puede originar principalmente por las afecciones febriles e infecciosas.

También puede ser efecto de:

Afecciones digestivas: Cáncer de estómago o páncreas, enfermedades agudas


o crónicas del hígado, gastritis.

Intoxicaciones exógenas: alcoholismo, tabaquismo, fármacos.

Intoxicaciones endógenas: uremia crónica y cetosis diabética.

Enfermedades endocrinas: insuficiencia tiroidea, hipofisaria, suprarrenal.

Trastornos psíquicos: depresión, baja en la autoestima, la propia obesidad del


enfermo, muerte o enfermedad de un ser querido, separación de los padres,
fracasos escolares, sucesos traumáticos.
Bruxismo
Deslizar o frotar los dientes de atrás hacia
adelante uno sobre el otro o hacerlos rechinar.
Las personas pueden apretar y rechinar los dientes sin ser conscientes de
ello tanto durante el día como durante la noche, aunque el bruxismo
relacionado con el sueño a menudo es el mayor problema, ya que es
más difícil de controlar.

Aún no se ha llegado a un acuerdo sobre la causa exacta del bruxismo,


pero el estrés durante el día puede ser el desencadenante en muchas
personas. Algunas personas probablemente aprietan sus dientes y nunca
sienten síntomas. El hecho de si el bruxismo causa dolor y otros problemas
puede ser una mezcla complicada de factores:

 El nivel de estrés que la persona experimente


 Cuánto tiempo y qué tan fuerte aprieta y rechina sus dientes
 Si los dientes están desalineados
 Su postura
 Su capacidad de relajarse
 Su dieta
 Sus hábitos al dormir
Halitosis
Olor anormal del aire espirado; aliento fétido;
bromopnea.
Es explicable en presencia de procesos patológicos, de naturaleza
necrótica inflamatoria o neoplásica, localizados en las áreas
comunicadas con el aire expirado.
Se explica también por la presencia de gérmenes que actúan sobre
residuos alimenticios y detritus tisulares retenidos en la cavidad bucal,
faringe, esófago y estomago.

-Halitosis durante el sueño: se provoca por la fermentación de alimentos


por falta de lavado prolongado.
-Halitosis por falta de saliva.
-Halitosis sinusal: causada por la sinusitis maxilar, frontal y etmoidal.
-Halitosis nasal: las afecciones de la mucosa nasal
-Halitosis dentaria: Por caries.
-Halitosis por lesione bucales: ulceras
-Halitosis de origen digestivo: enfermedades hepáticas, estreñimiento y
retención de alimentos.
Alteraciones del gusto
El deterioro o alteración del sentido del gusto significa
que hay un problema con dicho sentido. Los
problemas van desde una distorsión del gusto hasta
una pérdida completa del mismo
Las personas que tienen problemas en el sentido del gusto a menudo tienen
un trastorno en el sentido del olfato que les puede dificultar la identificación
del aroma o sabor de un alimento.

Los problemas del gusto pueden ser causados por cualquier factor que
interrumpa la transferencia de sensaciones de sabor al cerebro o por
trastornos que afecten la forma como este órgano interpreta estas
sensaciones.

Las causas del deterioro del sentido del gusto abarcan:

 Resfriado común e infecciones respiratorias.


 Infecciones de las glándulas salivales.
 Cirugía del oído.
 Consumo de cigarrillo en exceso
 Resequedad de la boca.
 Medicamentos
 Encías inflamadas o hinchadas (gingivitis).
 Deficiencia de vitamina B12 o de zinc.
Problemas de masticación
Los trastornos de los músculos y la articulación
temporomandibular son problemas o síntomas
de las articulaciones y músculos de la
masticación que conectan la mandíbula inferior
al cráneo.
Gingivorragia
Hemorragia de las encías.
Las causas de la gingivorragia pueden ser locales
(gingivitis, manipulación dentaria, traumática, tumoral)
o sistémicas (discrasias sanguíneas, alteraciones de la
hemostasia–anticoagulación, antiagregantes
plaquetarios–, enfermedades hematológicas).
Sialorrea
Flujo exagerado de saliva; salivación, tialismo.
Algo de babeo en bebés y niños que empiezan a caminar es normal y puede ocurrir con la
dentición. El babeo en bebés y niños pequeños puede empeorar con los resfriados y alergias.

Otras afecciones que pueden causar demasiada saliva son:

 Alergias
 Pirosis o ERGE (reflujo)
 Intoxicación (especialmente por plaguicidas)
 Embarazo (puede deberse a efectos secundarios de embarazo como náuseas o
reflujo)
 Reacción al veneno de serpientes o insectos
 Adenoides inflamadas
 Uso de ciertos medicamentos

El babeo también puede ser causado por trastornos del sistema nervioso que dificultan la
deglución. Algunos ejemplos son:

 Esclerosis lateral amiotrófica o ELA


 Autismo
 Parálisis cerebral (PC)
 Síndrome de Down
 Esclerosis múltiple
Odinofagia
Deglución dolorosa; disfagia.
Los problemas de deglución pueden deberse a infecciones como:

 Citomegalovirus
 Enfermedad periodontal (gingivitis)
 Virus del herpes simple
 Virus de inmunodeficiencia humana (VIH)
 Faringitis (dolor de garganta)
 Candidosis oral

Los problemas de deglución pueden deberse a un problema con el esófago, como:

 Acalasia
 Espasmos esofágicos
 Enfermedad por reflujo gastroesofágico
 Inflamación del esófago
 Esófago de cascanueces
 Úlceras en el esófago, especialmente debido al antibiótico doxiciclina

Otras causas de problemas para deglutir abarcan:

 Úlceras en la boca o la garganta


 Algo atorado en la garganta (por ejemplo, una espina de pescado o un hueso de pollo)
 Infecciones o abscesos dentales
Disfagia
Deglución difícil.
La disfagia puede presentarse a cualquier edad, pero es más común en
personas mayores. Muchas cosas diferentes pueden provocar disfagia:

Hábitos de alimentación deficiente. Comer rápido, comer acostado o no beber


suficiente agua.

Trastornos nerviosos y musculares. accidente cerebrovascular, o enfermedad de


Parkinson, esclerosis múltiple, distrofia muscular o miastenia grave tengan
problemas para tragar. Estos trastornos pueden impedir que los nervios y
músculos del esófago funcionen bien. Esto puede hacer que el alimento se
mueva lentamente o incluso que quede atascado en el esófago.

Problemas en el esófago. reflujo ácido pueden dañar el esófago y provocar la


formación de tejido cicatricial, el cual puede estrechar la abertura del esófago.

Otros trastornos. Determinados tipos de cáncer, el agrandamiento de la tiroides


o el agrandamiento del corazón pueden ejercer presión en el esófago y
provocar disfagia.
Rumiación
Segunda masticación de los alimentos ya
ingeridos en el primer estomago de los animales
rumiantes.
Generalmente se inicia después de los 3 meses de edad, después de un
período de digestión normal. Se presenta en bebés y es raro en niños y
adolescentes. La causa de este trastorno a menudo se desconoce,
aunque se lo ha asociado con ciertos problemas como falta de
estimulación del bebé, rechazo y situaciones familiares de mucho estrés.

Síntomas

 Vómito o regurgitación repetitiva de los alimentos


 Remasticación repetitiva de los alimentos

Los síntomas deben continuar durante al menos un mes para encajar


dentro de la definición de mericismo.

Las personas no parecen presentar perturbación, náuseas ni desagrado


cuando devuelven el alimento y parece causar placer.
Eructo
Expeler con ruido por la boca gases acumulados
en el estómago.
 Presión causada por la deglución inconsciente de aire.
 Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
 Lo favorece la taquifagia, mala masticación, abuso de
bebidas gaseosas y del chicle.
 Suele ser consecuencia de una dispepsia.
Agruras
Sensación de quemazón en epigastrio
Ocurren cuando los alimentos se devuelven del estómago hacia el
esófago, acompañados de jugos gástricos.

El líquido gástrico, es por lo general excesivamente ácido. Por eso el


estómago tiene una película protectora que evita que el ácido lo irrite
o le cause algún daño.

Sin embargo, el esófago no tiene esa capa protectora por lo que


cuando el alimento se regresa a través de él, y llega a veces hasta la
boca, se produce inevitablemente una desagradable sensación de
un ardor que quema. Esta es la llamada acidez.

Puede ser provocado por: Dispepsias funcionales, Enfermedad por


Reflujo gastroesofágico, gastritis agudas y crónicas, úlceras pépticas
gástricas o duodenales, estrés, trastornos alimentarios disfunción del
esfínter esofágico inferior en el reflujo gastroesofágico.
Pirosis
Sensación de ardor que sube del estómago a la
faringe con eructos agrios, debida a una
dispepsia ácida.
La irritación de la mucosa esofágica es la principal de las
causas.

Puede ser resultado de enfermedades orgánicas de la regios


gastroesofágica.

Presencia de reflujo con esofagitis consecuente.

Se presentan como consecuencia de la ingesta de algún


alimento o medicamento
Regurgitación
Reflujo de un líquido en dirección contraria,
especialmente la emisión de líquidos o solidos
por la boca, procedentes del esófago o el
estómago, sin esfuerzos de vomito.
Se presenta cuando hay acumulación de materiales en el
esófago que no son llevados al estómago.

Se clasifican en dos tipos:

 Esofágicas: cuando el alimento se queda detenido en el


esófago, divertículos esofágicos, acalasia, estenosis
esofágica.

 Gástrica: Se presentan cuando hay dilatación aguda del


estómago, hipotonía del esfínter esofágico.
Nauseas
Basca, sensación penosa que indica la
proximidad del vómito y esfuerzos que
acompañan a la necesidad de vomitar. Disgusto
producido por ciertos alimentos.
Se pueden deber a varias circunstancias, desde un mal sabor de
boca, hasta problemas y trastornos psicológicos, pero principalmente
se puede deber a:

 Alergias a los alimentos

 Infecciones gástricas o intestinales

 Medicamentos o tratamientos médicos

 Mareo

 Dolor intenso
Vomito
Expulsión violenta por la boca de materias
contenidas en el estómago.
Se debe a muchos factores, pero resaltan:

 Lesiones en el aparato digestivo: ulceras o dilataciones estomacales,


lesiones intestinales, oclusión intestinal, apendicitis, hepatitis,
pancreatitis.

 Enfermedades renales o urológicas: uremia, insuficiencia renal, cólicos


nefróticos

 Alteraciones genitales: Se presentan en el embarazo, quistes ováricos.

 Enfermedades neurológicas: hipertensión intracraneana, meningitis,


hemorragias cerebrales, epilepsia, hidrocefalia.

 Intoxicaciones exógenas: gastritis, alcohol y tabaco

 Intoxicaciones endógenas: Acidosis diabética.

 Infecciones: cólera, fiebre amarilla


Hematemesis.
Vomito de sangre.
La causa más frecuente es la ulcera duodenal, ulcera gástrica,
gastritis erosiva.

Se clasifica en origen:

 Esofágico: esofagitis, cáncer, ruptura de un aneurisma


aórtico.

 Estómago y duodeno: Ulceras pépticas, agudas,, varices


gástricas, gastritis, carcinomas, tumores,.

Otras causas: pancreatitis.


Acedía
Indisposición del estómago por haberse
agrietado el contenido.
Dispepsia
Trastorno de la secreción, motilidad o sensibilidad
gástricas que perturben la digestión; designa cualquier
alteración funcional asociada al aparato digestivo.
Por lo general, se presenta cuando no hay una alimentación
saludable. Su origen puede estar en un trastorno físico o
emocional y en algunos casos se puede deber a un proceso
tumoral. La mayor parte de los ataques de indigestión están
relacionados con la comida o con las bebidas ingeridas. La
indigestión más frecuente es el resultado de una comida
copiosa, si bien cada persona es más sensible a algunas
sustancias que a otras.
Dolor abdominal
Es el dolor que se siente en el área entre el
pecho y la ingle, a menudo denominada región
estomacal o vientre.
Las causas menos serias de dolor abdominal abarcan:

 Estreñimiento
 Síndrome del intestino irritable
 Alergias o intolerancia a medicamentos
 Intoxicación alimentaria

Otras posibles causas abarcan:

 Apendicitis
 Oclusión o bloqueo intestinal
 Cáncer del estómago, el colon y otros órganos
 Colecistitis
 Disminución del riego sanguíneo a los intestinos (isquemia intestinal)
 Divertículos
 Enfermedad intestinal inflamatoria (enfermedad de Crohn o colitis
ulcerativa)
 Cálculos renales
 Pancreatitis (inflamación o infección del páncreas)
 Úlceras
Distensión abdominal
Aumento de volumen del abdomen,
acompañado de sensación de tensión interna.
Pude tener carácter agudo o crónico, se puede deber a la presencia de
exceso de líquidos, solidos y gases intra-abdominales.

 Por gases: íleo paralitico, obstrucción intestinal, intolerancia a la


lactosa, aerofagia.

 Por líquidos: ascitis, sangre, bilis, linfa.

 Por solidos: crecimiento de órganos intraabdominales, tumores,


embarazo,

También se puede deber a una temporal obstrucción del tubo digestivo.


Meteorismo
Distensión del abdomen por gases contenidos en
el tubo digestivo.
Clasificación en agudo y crónico:

Agudo: puede ser síntoma de algún trastorno gastrointestinal


grave. Lo causan principalmente las peritonitis, obstrucciones
intestinales, alteraciones cardiovasculares, trombosis, embolias,
cólicos, mielitis, fiebre tifoidea y neumonía.

Crónico: Se presenta más veces que el agudo, principalmente


por aerofagia, colecistitis crónicas, dilatación crónica del
colon, megacolon, ingesta excesiva de grasas y carbohidratos.
Borborigsmo
Ruido intestinal producido por la mezcla de
gases y líquidos.
Borborigmos hiperactivos, hipoactivos o ausentes:

 La obstrucción de los vasos sanguíneos impide el flujo apropiado de


sangre a los intestinos.
 La obstrucción intestinal mecánica por una hernia, tumor,
adherencias pueden bloquear los intestinos.
 Desequilibrios químicos como la hipocalcemia
 Infección
 traumatismo
 Drogas que reducen los movimientos intestinales.
 Anestesia general
 Radiación al abdomen
 Anestesia raquídea
 Cirugía abdominal
 Diarrea
 Alergia a los alimentos
 Sangrado gastrointestinal
 Enteritis infecciosa
 Colitis ulcerativa
Flatulencia
Distención del estómago o intestinos por aire o
gases por la vía anal.
Las causas más comunes son: aerofagia, psiconeurosis,
inflamación de la vesícula biliar, ingesta excesiva de
alimentos grasosos.

Se presenta en fenómenos no tan fuera de lo común


como lo es defecar.
Melena
Expulsión de sangre alterada por el ano, sola o
con heces, consecutiva generalmente, a una
enterorragia o gastrorragia.
La causa más frecuente es la ulcera duodenal, ulcera gástrica,
gastritis erosiva.

Se clasifica en origen:

 Esofágico: esofagitis, cáncer, ruptura de un aneurisma


aórtico.

 Estómago y duodeno: Ulceras pépticas, agudas,, varices


gástricas, gastritis, carcinomas, tumores,.

Otras causas: pancreatitis.


Diarrea
Aumento del ritmo deposicional con evacuación
de heces de consistencia disminuida.
Las diarreas se deben a perturbaciones del transporte de agua
y electrolitos a lo largo del tubo digestivo. Estas perturbaciones
son de cinco tipos:
 Diarrea osmótica (acumulación de solutos dotados de
poder osmótico en la luz del intestino)
 Diarrea secretora (desequilibrio entre la actividad
secretora del estómago o del intestino)
 Diarrea por permeabilidad anormal
 Diarrea por alteraciones de la movilidad intestinal (se da
en pacientes con problemas de colon irritable
hipertiroidismo, colitis y síndromes de secreción excesiva
de serotonina)
 Diarrea por alteraciones del transporte iónico activo (se
da en enfermedad congénita llamada clororrea, y en las
diarreas debidas a una acción de ácidos biliares y ácidos
grasos hidroxilatados.
Constipación
La constipación o estreñimiento es la expulsión
de materias fecales con frecuencia disminuida,
volumen insuficiente o resequedad excesiva.
 Constipación debida a llenado insuficiente del recto
- Movilidad colonica ineficiente
- Atonía intestinal
- Obstrucciones organicas del colon
- Megacolon congénito
- Medicamentos
 Constipación debida a interferencia con el vaciamiento
del recto
- Factores psicológicos
- Alteraciones neurológicas
- Elevación del umbral
- Patología anal
- Lesiones del recto
- Debilitamiento de los musculos de la pared
abdnominal y perineo.
Rectorragia
Las causas de rectorragia son diversas, dependiendo sobre
todo en la edad del paciente.

 En menores de 30 años, el divertículo de Meckel es la


causa más frecuente. Le sigue la enfermedad
inflamatoria intestinal y los pólipos.
 En los mayores de 30 años, la divertículosis colónica, las
neoplasias, la angiodisplasia, la colitis isquémica, son las
causas más frecuentes.
 Otras causas son: las hemorroides que es la causa más
frecuente en general de la rectorragia, la rectitis actínica,
las colitis infecciosas y los trastornos de coagulación.
Prurito anal
Sensación particular que incita a rascarse.
Las principales causas se deben a:
 Infestación por hongos, esto ocurre en presencia de
diabetes y si hubo administración de antibióticos.

 Parásitos

 Dermatosis

 Mala higiene

 Alergias cutáneas

 Cicatrización postoperatoria

 Menopausia
Pujo
Dolor abdominal acompañado de falsa
necesidad de evacuar el vientre con sensación
de calor o escozor en la región anal.
Algunas causas pueden ser:

 Infección en vías urinarias

 Vejiga caída

 Prostatitis

 Cistitis

 Inflamación de la mucosa rectal


Tenesmo
Deseo continuo doloroso o ineficaz, de orinar o
defecar.
Se puede ocasionar a partir de lesiones internas como:

 Hemorroides

 Proctitis: ulceras, amibas, microbios (Shigella, Salmonella,


etc)

 Cáncer rectal:

 Pólipos y otros tumores en el recto

 Empacamiento fecal: se debe a la concentración de


heces fecales en la cavidad rectal que no pueden ser
eliminadas por su consistencia y cantidad.
Ictericia
Coloración amarilla de la piel, mucosas y
secreciones, debido a la presencia de
pigmentos biliares en la sangre.
Puede provocarse por la producción excesiva de bilirrubina a
causa de hemolisis, enfermedades infecciosas, venenos
vegetales y animales, y reacciones inmunológicas

Por mala conjugación de la bilirrubina: defectos en transporte


activo (hepatitis aguda), deficiencia enzimática.

Por defecto y excreción de la bilirrubina: trastornos en las


células parenquimatosas, colestasis intrahepática y por
obstrucción extra-hepática.
Aparato
Digestivo