Anda di halaman 1dari 2

Cabildos

Fueron corporaciones municipales creadas en Canarias y posteriormente en


las Indias, América y las Filipinas por el Imperio español para la administración de
las ciudades. Fueron creados por una adaptación a un nuevo medio de
los ayuntamientos medievales de España, que en ocasiones también habían sido
llamados cabildos, en similitud con los cabildos catedralicios de las iglesias
catedrales. El término cabildo proviene del latín capitulum a la cabeza. El nombre
completo con que se encabezaba cada uno era Muy Ilustre Cabildo, Justicia y
Regimiento de...El Cabildo español no procede de Roma, fue una manifestación del
individualismo teutón. El cabildo —también llamado ayuntamiento o concejo
(concillium)— era el representante legal de la ciudad o villa, el órgano municipal por
medio del cual los vecinos velaban por los problemas judiciales, administrativos,
económicos y militares del municipio. Su estructura y composición fue semejante a
la que tuvieron los concejos de España, pero sus atribuciones variaron y también su
importancia política, debido a las condiciones especiales que tuvo la sociedad de
los reinos y provincias de ultramar
Ayuntamiento,
alcaldía o municipalidad es la organización que se encarga de la administración
local en un pueblo o ciudad, compuesta por un alcalde y varios concejales para la
administración de los intereses de un municipio.1Suele estar encabezado por
un alcalde, intendente, presidente de comuna o presidente municipal, que ostenta
la presidencia de la administración local y del pleno municipal, y formado por
los concejales, ediles o regidores que, reunidos en pleno, ejercen la potestad
normativa a nivel local. En algunos casos los ayuntamientos de pueblos pequeños
se gobiernan por algún tipo de sistema asambleario, como el tradicional que
en España se denomina concejo abierto, o concejo deliberante(en países
como Argentina, República Dominicana, etc.).Por extensión, también suele
llamarse ayuntamiento, municipalidad, palacio municipal o comuna a la casa
consistorial; el edificio que cumple las funciones de sede de la administración.
Peninsular
A lo relativo a una península, particularmente al habitante de una zona o poblado
ubicado en ella. Su uso en el contexto del habla común y
la bibliografía hispanohablante, tanto literaria como historiográfica, peninsular es el
nombre con el que se designaba a los oriundos de la península ibérica, en
contraposición a los locales de territorios españoles ultramarinos en la época
del imperio español. En la actualidad se emplea para diferenciar a los españoles
peninsulares de los extrapeninsulares: Baleares, Ceuta, Melilla y sobre
todo Canarias, por su posición periférica (donde también es usual aplicarles el
calificativo godos a los peninsulares, utilizado a veces peyorativamente, y que en
ese caso indica la soberbia que se les atribuye como estereotipo).1

Adelantado
Era la denominación que recibía un alto dignatario español a quien se le
encomendaba llevar a cabo una empresa jurídica militar y civil por mandato,
cuenta y bajo designio real. En las Siete Partidas, Alfonso X lo definió como el
homólogo en funciones del prefecto romano. Tenía asignada y apoderada una
jurisdicción nominada adelantamiento y su rango de dignidad era análogo al del
almirante antiguo.
Metrópoli
O metrópolis1 es el término que se utilizaba en la Grecia antigua para
las ciudades a partir de las cuales se crearía más tarde una colonia. Las metrópolis
tenían una influencia política decisiva en las colonias y eran igualmente los centros
religiosos, económicos, culturales y sociales de la región. A partir del tiempo
del Imperio Romano se renombraron algunas importantes ciudades como
metrópolis. El uso del término en el siglo XXI no está claramente delimitado. Se
suelen determinar así a las ciudades globales. A diferencia de una ciudad global,
que cuenta con una importancia internacional, una metrópoli puede contar con una
importancia relativa en una determinada región, ej. Metrópoli artística o financiera.
Se conoce como metropolización a la concentración cada vez mayor de economía,
administración y cultura. En la teoría de la dependencia se denomina metrópoli a lo
contrario de la periferia. Según algunas definiciones la población de una metrópoli
variaría entre 1 y 10 millones de personas. A partir de los 10 millones se utiliza el
término “megaciudad”, “megalópolis” o “megápolis”. En las metrópolis que destacan
por su importancia económica la cantidad de habitantes juega un papel menor.