Anda di halaman 1dari 3

La axiología de los derechos fundamentales

El moderno estado constitucional tiene que asumir y adoptar la axiología como


principio de todos los derechos fundamentales y que en esta orbita los entes públicos
(ejecutivo, legislativo y judicial) deben garantizar la efectividad dentro del sistema, ya
que, estos derechos se proyectan como normas dentro de la constitución, pero además
son los valores que determinaran cierto comportamiento en los sistemas públicos del
estado.
En el sistema jurídico se emplearán estos derechos fundamentales como el umbral
de la distinción entre lo bueno y lo malo, por lo que se podría decir que restringe el
comportamiento de esta rama del poder público implicándola en un marco conceptual
de acción, en el cual ejercerá esta sus funciones respectivas.
En el sistema ejecutivo, estos derechos tendrán un papel importantísimo en cuanto
a las políticas que en el rijan pues todas estas tienen que estar acogidas por los
derechos anteriormente mencionados y velando que ninguno de ellos este por fuera del
mecanismo que ejercerá el mismo en su tiempo de acción.
La rama legislativa tendrá el papel fundamental de: promulgar, modificar, reformar
y ejercer control político através o entorno de los derechos fundamentales expuesto en
la constitución, cabe resaltar que; esta rama del poder público deberá garantizar la
legitimidad de estos derechos dentro del marco constitucional para que así las otras dos
ramas se comporten entorno a este mandato.
Todo esto es lo que se supone debe existir dentro del marco de constitucionalidad
y que debe ser garantizado por las ramas del poder público, sin embargo, es más que
evidente que esta no es la realidad a la que nos enfrentamos hoy los colombianos, pues
el estado se ha visto inmerso en la lucha de ideologías y en la indiferencia de quienes
depositamos la soberanía en el mismo, causando una crisis grandísima a nivel nacional.
Podemos decir que el estado es intermitente frente a: seguridad social, empleo,
seguro médico y lo más importante la legitimidad de los derechos fundamentales, por
el contrario, este está presente en cuanto: al IVA, las valorizaciones, etc. etc…
¿entonces?, este será un problema del sistema o de la ejecución del sistema que ha
planteado para el bienestar de los colombianos.
Hay que asumir los problemas que estamos evidenciando dentro de este sistema
público que hoy se ve envuelto en crímenes, narcotráfico, politiquería entre otras
infinidades de cosas, si nosotros seguimos en esta discusión en la que nos han
interpuesto estas clases sociales (lumpemburguesias) que han mal gobernado y han
trastocado la importancia del estado en todo sentido, esos de esa clase que ha
apoderado de nuestra soberanía van a seguir distribuyendo la plata como quieres,
reeligiéndose cuantas veces quieran etc. Etc…, mientras que nosotros seguimos bajo
procesos inmensos de inflación, de delincuencia, de desigualdad social y demás…,
ahora esto no quiere decir que nos llenemos de armas y combatamos la violencia con
más violencia, esto sería equivoco. Lo que planteo es que: necesitamos una
organización para dentro de las siguientes elecciones presidenciales y del senado,
necesitamos darle importancia al voto, a los cabildos abiertos etc. Etc… que son
mecanismos que nos han dado este estado social de derecho para finiquitar está mal
gobernación a la que estamos expuestos nosotros los colombianos, puede existir el
mejor sistema de legitimación de los derechos fundamentales u humanos u de derechos
en general, pero si aquellos que están para el cumplimiento de y veracidad de este
sistema están en el hedonismo, individualismo, mala fe etc…, ese que está planteado
no funcionara de ningún modo, eso era lo que quería plantear muchas gracias…
Felipe Vargas Rodríguez – Derechos Humanos – Luz Stella Aponte Jaramillo