Anda di halaman 1dari 16

UNIVERSIDAD GALILEO

FACULTAD DE BIOLOGIA, QUIMICA Y FARMACIA (FABIQ)


LICENCIATURA EN ALIMENTACIÓN Y NUTRICIÓN
CURSO: Dietética I

Investigación: Trastornos alimenticios

Monica Ceballos
16002129

Guatemala 05 de mayo de 2018


Introducción

Los desórdenes alimenticios se han convertido en un tema relevante en la


actualidad, cada vez más hay más adolescentes y jóvenes que sufren de estos
trastornos y no sólo mujeres, según cifras hay más hombres que se suman a la
lista debido a que el ideal de belleza ha cambiado y la sociedad exige creer que se
debe ser delgado para ser aceptado. Por esa misma razón niñas desde los 11
años comienzan a preocuparse por verse bien y se dejan influenciar por muchas
razones que están presentes en su entorno sin darse cuenta que están dañando
su propia salud y poniendo en riesgo incluso propia vida. Quienes sufren de estos
trastornos no aceptan la realidad como es, se ven al espejo y rechazan sus
cuerpos, por eso mismo es un proceso en donde la aceptación lleva tiempo y
paciencia. A continuación, se presentan diversos tipos de desórdenes alimenticios,
sus posibles causas, consecuencias y tratamientos específicos para cada una.

Marco teórico

A. ¿QUÉ ES UN TRASTORNO ALIMENTICIO?


Los trastornos alimenticios son manifestaciones extremas de una variedad de
preocupaciones por el peso y la comida experimentados por mujeres y hombres.
Éstos incluyen la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el comer
compulsivamente. Todos éstos son problemas emocionales serios que pueden
llegar a tener consecuencias mortales. Una vez iniciados, los trastornos
alimenticios tienden a auto-perpetuarse. El hacer dietas, atascarse y purgarse son
métodos emocionales que utilizan algunas personas para manejar emociones
dolorosas y para sentirse en control de sus vidas personales. A su vez, estas
conductas deterioran la salud física, la autoestima, la capacidad y el control.

1. ¿Cuáles son sus causas principales?


Nadie está totalmente seguro sobre las causas de los trastornos de
la alimentación; sin embargo, existen varias teorías acerca de ellos.
Muchas personas que desarrollan un trastorno de la alimentación
tienen entre 13 y 17 años. Este es un momento de cambios físicos y
emocionales, presiones académicas y un gran nivel de presión de
los padres.
- Condiciones psicológicas, interpersonales y sociales.
- Sentimientos inadecuados, depresión, ansiedad, soledad, así
como problemas familiares y de relaciones personales
- idealización obsesiva de una cultura por la delgadez y el “cuerpo
perfecto
- También existe evidencia de que los trastornos de la
alimentación son un problema que ya otros miembros de la
familia tienen o han tenido.
- Cuando la presión por ser como los famosos se combina con el
hecho de que el cuerpo crece y cambia durante la pubertad, no
es difícil entender por qué algunos adolescentes tienen una
imagen negativa de sí mismos.
-
2. Efectos

Los trastornos de la alimentación son enfermedades médicas graves.


Con frecuencia, se combinan con otros problemas, como el estrés, la
ansiedad, la depresión y el consumo de drogas. Los trastornos de la
alimentación pueden derivar en problemas de salud física graves, como
afecciones cardíacas o fallo renal. En casos extremos, los trastornos de
la alimentación pueden desembocar en una desnutrición severa y hasta
provocar la muerte. Una persona con trastorno por atracones, que sube
mucho de peso tiene riesgo de desarrollar diabetes, afecciones
cardíacas y algunas otras enfermedades relacionadas con el
sobrepeso.

Los trastornos de la alimentación también pueden crear problemas


emocionales. Cuando alguien vive obsesionado con el peso, es difícil
que logre concentrarse en otra cosa. Puede resultar agotador y
abrumador controlar la ingesta de alimentos y el ejercicio físico, además
de estar en un estado de estrés constante por los alimentos y la forma
en la que se ve el cuerpo. Resulta sencillo darse cuenta de por qué
cuando aparece un trastorno de la alimentación uno puede volverse
más solitario y menos sociable. Se vuelve difícil juntarse a comer con
amigos o con la familia, o casi imposible dejar la adicción por el ejercicio
físico o el entrenamiento excesivos para salir a divertirse.

B. ANOREXIA

Se caracteriza principalmente por la auto-inanición (auto-negarse las comidas) y la


pérdida excesiva de peso. Muchos adolescentes con anorexia restringen su
ingesta de alimentos haciendo dieta, ayuno o ejercicio físico excesivo.
Prácticamente no comen o comen la menor cantidad posible de alimentos y esa
pequeña cantidad de alimentos que comen se transforma en una obsesión en
términos de la cantidad de caloría.

La anorexia puede comenzar en torno a los 13 y 16 años, en la pubertad, aunque


también se dan casos en edades más avanzadas. La sufre, preferentemente, la
mujer, pero los hombres también pueden padecerla debido a la presión de la
sociedad por la delgadez

Los síntomas incluyen los siguientes:

- Una preocupación constante por mantener un peso corporal bajo.


Usualmente 15% menos del peso normal que se mide de acuerdo a
la estatura y edad de la persona.
- Un miedo intenso hacia el aumento de peso y la obesidad.
- Una imagen corporal distorsionada.
- La pérdida de tres períodos menstruales consecutivos (amenorrea).
- Una preocupación extrema por el peso y la figura.

1. Una persona con anorexia puede hacer lo siguiente:


- Volverse muy delgada, frágil o demacrada
- estar obsesionada con la alimentación, la comida y el control
del peso
- pesarse de manera reiterada
- "llenarse con agua" deliberadamente al ir a ver a un profesional
de la salud que la va a pesar
- ser muy cuidadosa con las porciones o contar los alimentos
- comer únicamente ciertos alimentos, evitar alimentos como
lácteos, carne, trigo, etc. (por supuesto, muchas personas que
son alérgicas a un alimento determinado o que son
vegetarianas evitan ciertos alimentos)
- hacer ejercicio físico de manera excesiva
- sentirse gorda/o
- evitar las actividades sociales, especialmente las comidas y las
celebraciones en las que hay alimentos
- estar deprimidas, letárgicas (sin energía) y tener mucho frío.
2. Efectos de la anorexia nerviosa
En el caso de la anorexia, el cuerpo entra en modo de inanición, y la
falta de nutrición puede afectar al organismo de muchas maneras:
- una caída en la presión sanguínea, el ritmo respiratorio y el
pulso;
- pérdida de cabello o rotura de uñas;
- ausencia de la menstruación;
- crecimiento de lanugo (un pelo suave que puede crecer en
toda la piel);
- mareos o incapacidad para concentrarse;
- anemia;
- hinchazón en las articulaciones, y
- huesos frágiles.

3. Tratamiento

Tratamiento continuado a través un equipo coordinado de especialistas


(pediatra, psiquiatra, psicólogo, psiquiatra infantil, endocrinólogo,
dietista), con el fin de prevenir recaídas y complicaciones. La mayoría
de las veces se tratan en consultas externas, aunque en algunos casos
más graves es necesaria la hospitalización para realimentación o
estabilización de problemas médicos (desnutrición, deshidratación).

C. BULIMIA

La bulimia es similar a la anorexia. Cuando una persona tiene bulimia, come en


exceso (atracón) y después trata de compensar este exceso con decisiones
extremas, como provocarse vómitos o hacer ejercicio todo el tiempo, para evitar
subir de peso. Con el paso del tiempo, estas medidas pueden resultar peligrosas,
tanto física como emocionalmente. También pueden llevar a comportamientos
compulsivos (que son difíciles de detener) Frecuentemente estos ataques se
hacen en forma secreta.

Principalmente en chicas de entre 14 y 15 años, grupo de edad en el que aparece


más frecuentemente este trastorno, ya que las niñas tienen mayor conocimiento
de cómo controlar su peso.

Los síntomas incluyen los siguientes:

- Episodios repetitivos de atasques y purga.


- Una pérdida de control durante los atasques.
- Purgarse tras los atasques (por vómito autoinducido, utilización de laxantes,
pastillas de dieta, diuréticos, ejercicio excesivo o ayunos).
- “Estar a dieta” frecuentemente.
- Una preocupación extrema por el peso y la figura.
1. Una persona con bulimia puede:
- tener miedo a subir de peso
- estar sumamente insatisfecha con la forma, el tamaño y el
peso de su cuerpo
- inventar excusas para ir al baño inmediatamente después de
las comidas
- comer solo alimentos dietéticos o con bajo contenido de
grasa (excepto durante los atracones)
- comprar laxantes, diuréticos o enemas de manera regular
- pasar la mayor parte del tiempo haciendo ejercicio físico o
intentando quemar calorías
- evitar las actividades sociales, en especial las comidas o las
celebraciones en las que hay comida.
-
2. Efectos de la bulimia
- dolor constante de estómago;
- daño en el estómago y los riñones;
- caries (debido a la exposición a los ácidos del estómago);
- "mejillas de ardilla", cuando las glándulas salivales se
expanden de forma permanente a causa de los vómitos
frecuentes;
- ausencia de la menstruación, y
- pérdida de potasio (esto puede favorecer los problemas
cardíacos e, incluso, provocar la muerte)

3.Tratamiento

a) Terapia psicomotora: Incluye técnicas como expresión corporal,


respiración, etc., siendo su objetivo principal lograr que el paciente
se sienta satisfecho con su figura.
b) Tratamiento grupal: Facilita los procesos de identificación, lo que a su
vez favorece la cohesión del grupo, el apoyo mutuo y contribuye a
crear una actitud más colaboradora y menos defensiva en los
pacientes.
c) Terapia familiar y Grupos Multifamiliares: La familia debe aceptar
intervenir en el tratamiento, ya que es frecuente que la mayoría
niegue el problema. También es fundamental su educación en las
consecuencias físicas y psíquicas de los trastornos alimenticios.
d) Plan de alimentación: De acuerdo con el paciente se entrega un plan
de alimentación. Como primer paso, hay que interrumpir el círculo
vicioso normalizando la ingesta.
e) El internamiento hospitalario estaría indicado sólo en los siguientes
cuatro casos:
f) Si la gravedad del trastorno hace que un tratamiento en un
ambulatorio resulte insuficiente.
– Dependencia grave de medicamentos, alcohol y/o drogas.
– Dificultades extremas para romper el círculo vicioso entre episodios
bulímicos y vómitos.
– Fracaso repetido del tratamiento ambulatorio.

D. VIGOREXIA

Otros nombres comunes para vigorexia incluyen dismorfia muscular y anorexia


inversa. Las personas con este trastorno no son débiles o subdesarrollados, en
absoluto, por lo general tiene gran masa muscular. Este trastorno es una forma de
trastorno dismórfico corporal y se relaciona con el trastorno obsesivo compulsivo.
Las personas con dismorfia muscular constantemente se obsesionan con sus
imperfecciones, y distorsionan su percepción de sí mismas.
Esta enfermedad es más común en los hombres.

En México, la también llamada “enfermedad de la belleza masculina” afecta física


y psicológicamente a los varones entre los 17 y 35 años de edad.
Síntomas de la vigorexia

 Uno de los principales síntomas de la vigorexia es un persistente y duro


programa de entrenamiento que se centra en el levantamiento de pesas
con el objetivo de agrandar los músculos. Los pacientes entrenan con dolor
y lesiones, abandonan de trabajo y las obligaciones familiares para
entrenar, y se obsesionan cuando no lo están en el gimnasio
 Una persona que siempre se encuentra con carencia de tonicidad y
musculatura, puede sentir una necesidad obsesiva de realizar ejercicio
físico para mejorar su aspecto corporal.
 Mirarse al espejo constantemente también es común en la dismorfia
muscular, aunque, paradójicamente, muchos pacientes son muy tímidos. Al
igual que los pacientes de anorexia, ven sus cuerpos imperfectos, y por lo
tanto no quieren exponerse al juicio de los demás. Algunos vigoréxicos
también consumen drogas para estimular el desarrollo muscular, y pueden
desarrollar desórdenes alimenticios como la bulimia, en un intento de
controlar su dieta.

1. Causas
Como la mayoría de los trastornos, no hay una sola causa que
determina si alguien tiene o no vigorexia, sino más bien una
combinación de factores y una mirada a sus entornos y relaciones
del pasado.
- Hay algunos factores de riesgo posibles que contribuyen a
este trastorno: la intimidación y burlas durante el período
escolar, la falta de armonía de la familia, el perfeccionismo,
la tensión severa, el enfoque estético y la influencia negativa
de la cultura de masas que promueve un cuerpo idealizado.
- Los medios de comunicación pueden tener un papel muy
importante en cómo una persona se ve a sí misma. Con la
cantidad de revistas, anuncios y programas de televisión de
hoy en día, un hombre (o mujer) puede pensar que es
escuálido y débil, cuando en realidad no lo es,
probablemente.

2. Efectos o complicaciones de la vigorexia


- Músculos, articulaciones y tendones dañados
- Odio de sí mismo
- Malas relaciones, vida social afectada negativamente
- Interferencia con el trabajo y la escuela
- Incapacidad para relajarse sin preocuparse constantemente
sobre el juicio de los demás
- Depresión, suicidio
- Efectos peligrosos de los esteroides y otras drogas de
culturismo
- Problemas óseos, daños musculares, desgaste de tendones,
convulsiones, mareos, dolores de cabeza, taquicardias

3. Tratamiento

El tratamiento de la vigorexia consiste en la atención psicológica


(psicoterapia) a largo plazo. A veces las drogas psiquiátricas como
los antidepresivos se pueden utilizar para controlar la depresión,
especialmente en las primeras etapas del tratamiento. El apoyo de
amigos y miembros de la familia también es fundamental. La
comunidad de levantamiento de pesas ha sido lenta en reconocer la
dismorfia muscular, a pesar de una creciente toma de conciencia de
la situación ha llevado a algunos gimnasios a crear grupos de
apoyo y sistemas de compañeros para diagnosticar vigorexia en las
primeras etapas y para apoyar a las personas en la recuperación.

E. ORTOREXIA

Desde hace pocos años aparece un nuevo trastorno llamado Ortorexia: la


ortorexia más que en la cantidad se centra en la calidad de la alimentación hasta
convertirse en una obsesión patológica. El término “ortorexia nerviosa” proviene
del vocablo griego que significa “obsesión por un apetito correcto”; Ortho-
(correcto) y –orexia (apetito) y nerviosa hace referencia a la fijación. Fue definido
por primera vez por el médico norteamericano Steven Bratman, en 1997, en un
libro publicado en el año 2000 en EEUU y titulado “Health Food Junkies”,
(“Yonkies de comida sana”). Bratman fue médico y también miembro del
movimiento de alimentos naturales de EEUU durante 25 años. Fue seguidor de
distintas dietas con finalidades curativas o perfeccionista, durante diferentes
periodos pasando por dietas vegetarianas, frugívoras, crudívoras, macrobióticas,
etc... Tras muchos años llevando dietas extremas y siguiendo difíciles rituales en
los que comía frutas y vegetales que acababa de recoger del huerto, masticaba
los alimentos hasta 50 veces antes de tragarlos, se dio cuenta de que estaba
atrapado en una obsesión que se había convertido en el centro de su vida y
supeditaba su existencia a la forma de alimentarse.
Este trastorno consiste en una obsesión patológica por la alimentación sana o
equilibrada. Suele comenzar inocentemente, como un deseo para conseguir
superar enfermedades, perder peso o mejorar la salud. Suelen ser personas con
normas muy rígidas, si en algún momento no las cumplen se autocastigan con
dietas más estrictas como el ayuno, alaban sus éxitos, tienen un estricto
autocontrol para resistir la tentación y sienten superioridad hacia aquellos que no
siguen sus mismos hábitos alimentarios. Desplazan todo el significado de sus
vidas hacia la comida, y esto es lo que lo define como un desorden alimentario.

Mientras la afectación leve es mayor en las mujeres, el porcentaje de afectación


en grado moderado es mayor en los varones.

Afecta más a las mujeres sin duda. En un porcentaje de 95. Puede ser a cualquier
edad, pero es común que empiece entre los menores de edad.

Síntomas más comunes


- Preocupación excesiva por la calidad de lo que se come más
que por el placer y la necesidad de comer.
- Pensar durante más de tres horas al día en la dieta; en este
tiempo se incluye cocinar, hacer la compra, leer acerca de
dietas, pensar si un alimento es sano o no.
- Planificación de las comidas de los días siguientes; los
ortoréxicos tienden a planear los menús para los próximos
días, semanas, etc...
- Ser cada vez más estricto con uno mismo; el ortoréxico se
vuelve más rígido en sus hábitos alimentarios lo que le
provoca un gran placer.
- Abandonar actividades cotidianas por mantener una dieta
saludable; dejan de acudir a citas, de realizar trabajos ya que
todo su tiempo lo ocupan con la comida.
- Aumento de la autoestima y la experimentación de un estado
místico o de virtud mientras se sigue la dieta correcta.

1. Causas de la ortorexia
Es habitual –y bastante común- que la ortorexia aparezca en
personas muy controladoras, estrictas y exigentes tanto consigo
mismas como con los demás que las rodean.
Se caracterizan por ser personas intransigentes, lo que se traduce
en definitiva en que sólo aceptan aquello que ellos piensan y
quieren.
Quienes practiquen deportes como el atletismo o el culturismo, las
mujeres y los adolescentes

2. Efectos de la ortorexia
Las consecuencias físicas, son las mismas que las que una
inadecuada alimentación puede provocar: desnutrición, anemias,
hipervitaminosis o en su defecto hipovitaminosis, carencias de
oligoelementos, hipotensión y osteoporosis, etc.
Así como, en fases avanzadas, trastornos obsesivos-compulsivos
relacionados con la alimentación La propia carencia de vitaminas
como la B12 provoca alteraciones del comportamiento, que
acentúan todavía más en su obsesión.
Consecuencias psicológicas: tales como depresión, ansiedad e
hipocondriasis.
3. Tratamiento recomendado
a) Terapia Nutricional
Una vez que se ha aceptado que se padece de ortorexia,
hay que empezar a aprender a comer normal y cómo
hacerlo de una forma natural sin pensar demasiado en ello;
olvidarse de la preocupación por lo que se come. En
segundo lugar; se debe insistir desde un punto de vista
dietético y nutricional, esto significa que la persona cubra
sus requerimientos nutricionales mínimos y esto se
conseguirá aportando cada vez una mayor cantidad de
alimentos básicos hasta llegar a conseguir una alimentación
normal para esa talla, edad, sexo. Tras mejorar el estado de
salud de la persona, el tratamiento se debe basar en que
esa persona consiga establecer unos hábitos alimentarios
adecuados, se le debe enseñar cómo tiene que ser una
dieta equilibrada, completa y bien estructurada. Para ello, se
tendrán que ir introduciendo de forma gradual, alimentos
que eran rechazados por la persona además de explicarle la
importancia que tiene la ingesta de todos esos alimentos
para un buen funcionamiento del organismo.
b) Tratamiento psicológico
Es más difícil la recuperación psicológica que la física, pues
necesita de un gran trabajo por parte del paciente y se
deben modificar las conductas que la persona ha ido
adoptando durante el tiempo del trastorno, así como los
pensamientos obsesivos, el aislamiento social y los cambios
en el estado de ánimo.
c) Tratamiento congnitivo-conductal
Puede ayudar a modificar su conducta y mejorar o reforzar
su autoestima, ya que es fundamental corregir la visión
distorsionada sobre los perjuicios de ciertos alimentos.
Conclusiones

 La mayoría de trastornos requieren de un tratamiento específico, la


mayoría de estos llevan psicológico y nutricional, primero se necesita
trabajar en la mente, luego corregir sus hábitos alimentarios.
 Si se trabaja con pacientes que sufren de este tipo de trastornos debe
predominar la paciencia y trabajo constante mutuo pues para ellos es difícil
aceptar que requieren de ayuda profesional, por lo mismo debe ser un
avance lento.
 Debe promoverse un estilo de vida saludable pero nunca morir de hambre,
ante todo, la salud es primero que una buena apariencia física.
 Es importante que los padres de familia noten conductas extrañas y se
mantengan alertas pues la mayoría de veces son pacientes silenciosos que
actúan a escondidas sin saber el daño que se provocan a sí mismos.
 Llevar un estilo de vida saludable es lo ideal pero no debe caerse en el
exceso con dietas estrictas y ejercicio extremo, exigirse más de lo normal
perjudica la salud física y mental además que aleja del mundo exterior y
nos prohibimos disfrutar la vida como tal.
 Comprender de que trata está problemática actual sirve mucho para
identificar señales en los jóvenes y adultos, así como poder brindarles
ayuda y orientarlos a salir adelante.
Referencias

Anónimo. (s.f). NEDA feeding hope, ¿QUÉ ES UN TRASTORNO ALIMENTICIO?


Obtenido de https://www.nationaleatingdisorders.org/Que-es-un-trastorno-
alimenticio
New, M. J. (mayo de 2014). Teens Health, Trastornos de la Alimentación . Obtenido de
http://kidshealth.org/es/teens/eat-disorder-esp.html

Anónimo. (febrero de 2009). PoderEdomex, Bulimia afecta principalmente a jóvenes


de entre 14 y 15 años. Obtenido de http://poderedomex.com/notas.asp?id=40299

Anónimo. (2016). Vigorexia.org, Vigorexia . Obtenido de http://vigorexia.org/


Anónimo. (s.f). Fundación Manantial, Tratamientos . Obtenido de
http://www.manantiales.org/bulimia_anorexia.php
Cano, D. (s.f). Salud 180, Vigorexia afecta a hombres entre 17 y 35 años. Obtenido de
http://www.salud180.com/salud-dia-dia/vigorexia-afecta-hombres-entre-17-y-35-
anos
García, E. V. (2004). VNutrition, ORTOREXIA Trastornos de conducta alimentaria .
Obtenido de http://www.vnutritionconsulting.com/files/Ortorexia.pdf
Gimeno, A. (s.f). Psicología y mente, Ortorexia: la obsesión por los alimentos saludables.
Obtenido de https://psicologiaymente.net/clinica/ortorexia-obsesion-alimentos-
saludables
Huertas, A. (2006). 20 minutos, La anorexia baja de edad y aparece en niños de 9 años.
Obtenido de https://www.20minutos.es/noticia/134777/0/anorexia/baja/edad/
Perez, C. (s.f). Esencielle, Ortorexia: síntomas, causas y tratamiento. Obtenido de
https://www.esencielle.com/ortorexia-sintomas-causas-y-tratamiento/
Rosario Muñoz Sánchez, A. M. (2007). TCA Sevilla, ORTOREXIA Y VIGOREXIA:
¿NUEVOS TRASTORNOS. Obtenido de
http://www.tcasevilla.com/archivos/ortorexia_y_vigorexia.pdf
Safont, N. (2015). AboutEspañol, ¿Por qué se produce la anorexia? Obtenido de
https://www.aboutespanol.com/por-que-se-produce-la-anorexia-1088447
Soutullo, D. C. (s.f). Clínica Universidad Navarra, DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DE
LA ANOREXIA NERVIOSA EN LA CLÍNICA. Obtenido de
https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/anorexia-nerviosa