Anda di halaman 1dari 6

TIPOS DE ARCOS

a) Según la forma del intradós


Arcos según su geometría, por la forma del intradós:
ARCOS RECTILÍNEOS:

 Arco angular, rectilíneo, triangular, arco en mitra o mitrado, arco de o en frontón, formado
por dos segmentos rectos inclinados dispuestos en ángulo.
ARCOS CIRCULARES DE UN SOLO CENTRO:

 Arco de medio punto, redondo, cimbrado o formarete: el centro de la circunferencia está a


la altura de las impostas, por lo tanto su flecha es igual a la mitad de su luz.
ARCOS CIRCULARES DE MÁS DE UN CENTRO:

 Arco carpanel o apainelado: con dos centros en la línea de las impostas y otro por debajo de
ella.
 Arco rampante, por tranquil o arco cojo: es el que tiene sus salmeres a distinta altura.
ARCOS NO CIRCULARES DE DOS CENTROS:
Arco apuntado: las dos curvas forman ángulo en la clave. Según donde esté situado el centro, se
llaman:

 De todo punto cuando sus centros están en los arranques, en la línea de las impostas.
 De tercio punto cuando, dividida su luz en tres partes, los centros se encuentran en los
extremos del tercio central.
 De cuarto punto, cuando, dividida la luz en cuatro, los centros están en los extremos de los 2
cuartos.
ARCOS NO CIRCULARES DE TRES CENTROS:

 Arco túmido (de Tumidus –a –um = hinchado): es el arco de herradura apuntado, más ancho
hacia la mitad de la altura que en los arranques. También se le llama arco árabe.

b) Otros tipos de arcos


Arco con intradós horizontal o casi horizontal, con poca o ninguna convexidad. Las dovelas se
disponen radialmente en forma de cuña. Ver dibujo en la galería, más abajo.
ARCO ARBOTANTE O BOTARETE:
Arco rampante cuyo extremo inferior carga sobre un contrafuerte o botarel, mientras que el
superior absorbe el empuje de otro arco o de una bóveda. Es un arco exclusivo de la arquitectura
gótica que se utilizó en motivos estéticos, cuando se pretende mantener una imagen de
arquitectura adintelada, como sucede por ejemplo en el periodo neoclásico.
ARCO FAJÓN O PERPIAÑO:
Arco embebido en la bóveda de una nave y resaltado por su interior que sirve para reforzarla.
Voltea entre las columnas laterales marcando la subdivisión del cañón en tramos.
ARCO FORMERO:
Cada uno de los arcos que soportan una bóveda vaída. También se da este nombre a los arcos
sobre los que apoya una bóveda de arista o de crucería. En particular se usa esta denominación
para referirse a uno de los casos anteriores cuando el arco es paralelo al eje de la nave por su
pertenencia a alguno de sus tramos.
ARCO TORAL:
Cada uno de los cuatro arcos que definen el espacio del crucero y que sostienen la cúpula o
el cimborrio. De estos arcos, los que son fajones para la nave longitudinal son formeros para la
transversal y los fajones para la transversal son formeros para la longitudinal, al construir uno ha
hi que tener en cuenta la parábola diagonal de crucero i la sala longitudinal.
ARCO DIAFRAGMÁTICO:
Cada uno de los arcos que, dispuestos en dirección transversal, invierte el sentido tradicional de la
estructura que sostiene.
ARCO TRIUNFAL:
Arco que en las iglesias separa el presbiterio del resto de la nave principal.
ARCO ENVIAJADO:
El arco enviajado o arco aviajado es aquel que presentan los machos o soportes colocados
oblicuamente respecto a su planta. A menudo se utiliza para crear perspectivas y efectos visuales
que intentan engañar al espectador (efecto trompe-l’oeil), creando un efecto de mayor
profundidad en una ventana o puerta.
APLICACIONES DE CURVAS

Catenaria es la curva que describe una cadena suspendida por sus extremos, que tiene su masa
distribuida uniformemente y sometida únicamente a las fuerzas de gravedad. Al ser una curva que
se describe bajo el propio peso del elemento, la catenaria tiene la característica de ser el lugar
geométrico de los puntos donde las tensiones horizontales del cable se compensan y por ello carece
de tensiones laterales por lo que la cadena permanece inmóvil sin desplazarse hacia los lados. Las
fuerzas que actúan son una fuerza vertical, la de la gravedad, y la tensión de la cadena en cada punto
que es la que la mantiene estirada.

Catenaria descrita por una cadena cualquiera.

La catenaria es un ejemplo de la reflectividad que hay entre estructuras traccionarias

y las comprimidas, demostrando que un arco en forma de catenaria invertida es precisamente la


forma que minimiza los esfuerzos de compresión sobre dicho arco.

El arco es un sistema en equilibrio que permite salvar una luz con un material discontinuo
aprovechando su propio peso, estructuralmente funciona como un conjunto de elementos que
transmiten las cargas, ya sean propias o provenientes de otros elementos, hasta los muros o pilares
que lo soportan. Por su propia morfología las dovelas están sometidas a esfuerzos de compresión,
fundamentalmente, pero transmiten empujes horizontales en los puntos de apoyo.
Esquema de transmisión de fuerzas en un arco románico.

La curva de un arco es la resultante de los empujes producidos por las dovelas de espesor constante
y por lo tanto puede generar un arco de espesor mínimo sin que dichos empujes salgan de las caras
de contacto de las dovelas produciendo su colapso. Considerando que la forma del arco depende
entonces del equilibrio entre el peso y el empuje horizontal entre sus partes, la forma varia
dependiendo de la distribución de la carga.

Esquema de arcos de acuerdo a la distribución de la carga.

Las resultantes horizontales en los apoyos varían dependiendo de la proporción entre altura y la
distancia entre apoyos: para arcos catenarios de igual longitud, cuando mayor es la altura, menos
empuje horizontal hay en los punto de apoyo, y a medida que disminuye la altura aumentan los
esfuerzos horizontales, esta cualidad constructiva permite obtener grandes alturas con mínimos
empujes laterales.
Esquema empuje horizontal de las bases en arcos de distinta altura.

Además a partir de una curva catenaria se pueden derivar arcos funiculares, que se obtienen
reproduciendo (invertidos) los efectos de cargas puntuales sobre una curva catenaria.

Esquematización de curvas catenarias y arco funicular de acuerdo a cargas puntuales.

ARCOS FUNICULARES

Los arcos funiculares se obtienen cuando, de un arco catenario se suspenden diferentes cargas
puntuales. Para la obtención de este arco se debe fijar un cordel o cadena fija permitiendo su
arqueamiento, luego se disponen cargas puntuales hasta conseguir la forma deseada. Al final,
invertimos la curva y la usamos para usos arquitectónicos.
Aplicación de peso sobre sitintos tipos de curvas.

Aplicaciones del arco en la ingeniería civil: El uso más tradicional de un arco ha sido, ya desde los
orígenes de la mampostería una forma de salvar un vano o abertura en el paramento de un edificio
y de recintos abovedados. Debido a su particular capacidad para transformar los empujes verticales
del peso del edificio, en componentes más 'horizontales', se ha empleado como soporte, al mismo
tiempo que forma de apertura de muros. Su uso también ha sido fundamental en la construcción
de puentes.

Viaducto romano en Segovia.