Anda di halaman 1dari 9

Los reinos bárbaros y el Imperio Bizantino

Explica y analiza las características más relevantes y los aportes del:

- Pueblo visigodo. Esto es lo que piden


en el Silabo
- Imperio Bizantino. Justiniano y el Corpus Iuris Civilis

Introducción

El Imperio romano vivió siglos de esplendor, hasta que en el año 395 a.C. en el que el
emperador Teodosio dividió el Imperio en dos:

• El Imperio de Occidente, con capital en Roma, fue muy débil. Se lo quedó su hijo Honorio.

• El Imperio de Oriente, con capital en Constantinopla, fue muy fuerte. Se lo quedó su otro
hijo, Arcadio.

El primero (Occidente), fue atacado por los reinos bárbaros, hecho que marcó el final de la
Edad Antigua, para dar comienzo a un nuevo periodo histórico: la Edad Media. Por otra parte,
el Imperio Romano de Oriente, tomó el nombre de Imperio Bizantino.
Reinos bárbaros(Video de 04 min: https://pe.tuhistory.com/videos/la-rebelion-de-los-barbaros-el-legado-de-los-barbaros )

La palabra griega tenía un significado general de «extranjero», y se aplicó a todos aquellos


pueblos non-Romanus, que vivían al otro lado de sus extensas fronteras y con una lengua y
costumbres distintas a las greco-romanas. Estos pueblos vivían fuera del Imperio Romano
(fuera del LIMES - frontera). La mayoría de ellos eran de origen GERMÁNICO.Entre ellos
podemos citar a VÁNDALOS, SAJONES, ANGLOS, VISIGODOS, FRANCOS, ETC. Estos pueblos
fueron los responsables de la caída del IMPERIO ROMANO DE OCCIDENTE, iniciada a partir del
siglo IV y culminada en el año 476.

Tras la caída del Imperio Romano de Occidente, los pueblos germanos lucharon por quedarse
en antiguas tierras del Imperio. Así, los Anglos y Sajones invadieron Gran Bretaña, los Francos
la Galia (Francia) y los Visigodos, la Península Ibérica (Hispania).
Salvo casos aislados, la mayoría de los pueblos bárbaros eran respetuosos de la cultura
romana, y produjeron la fusión de las costumbres romanas con las propias. La aristocracia
germana comenzó a utilizar como su idioma el latín, que luego modificado, dio lugar a las
lenguas romances.

La religión que hubiera podido ser un elemento conflictivo en la relación de los invasores con
los pueblos autóctonos, se transformó en un factor de unidad al aceptar la mayoría de los
reinos la religión católica.

La forma de gobierno de estos reinos fue la MONARQUÍA ELECTIVA. Los reyes se apoyaban
para gobernar en la NOBLEZA y el ALTO CLERO. Muchos de estos reinos adoptaron algunas de
las leyes e instituciones del antiguo imperio romano.

Los Visigodos:

Entre los pueblos germanos invasores encontramos a los godos, divididos en visigodos, en
occidente y los ostrogodos, en oriente. Los francos, los suevos, los burgundios, los anglos, los
sajones y los jutos, los vándalos, los alanos y los alamanes, constituían el resto de los pueblos.

Los visigodos, junto a los ostrogodos, fueron una de las grandes ramas de los godos. Hacia la
época de la caída del Imperio de Occidente (476), se encontraban bajo el mando del visigodo
Eurico; el cual, ante este acontecimiento (caída del Imperio Romano de Occidente), se
convirtió en rey de visigodos y romanos, hecho que le permitió expandirse por las Galias y toda
Hispania, tras vencer a otros pueblos bárbaros como los VÁNDALOS1 y los ALANOS2. Siendo
Hispania el lugar en el que se instalaron definitivamente (hasta el año 711).

Paralelamente a la incorporación de otros pueblos godos, en especial ostrogodos, los visigodos


fueron adoptando los sistemas jurídico e institucional y la lengua romanos.

Economía y sociedad

Durante la época visigoda los latifundios se convirtieron en centros de articulación política y


social, en los que se integraba un gran número de población libre, vinculada personal y
económicamente a los grandes propietarios. Prosiguió la decadencia de las ciudades y del
comercio y se agudizó el proceso de ruralización de la sociedad.

Desde la conversión de Recaredo3 al catolicismo se produjo una confusión creciente entre el


poder político y el religioso, y la cultura se convirtió en monopolio de la Iglesia.

1
Los vándalos eran otro pueblo indoeuropeo de familia germánica. Se cree que habitaban las regiones
ribereñas del Báltico (en las actuales Alemania y Polonia) hasta que la llegada de los godos los obligó a
desplazarse hacia el Sur, un poco actuando como vanguardia de los godos, hasta asentarse en las riberas
del Mar Negro, siendo por tanto vecinos y en ocasiones aliados de los godos.
2
Los alanos eran un pueblo nómada en el más amplio sentido de la palabra, y además sometidos a la
presión de los hunos, lo que motivó que se desplazaran hacia el Oeste, hasta llegar a las costas y estepas
de lo que hoy es Ucrania, donde formaron alrededor del siglo III un reino que abarcaba buena parte de
lo que hoy es esta nación. En consecuencia, los godos se los encontraron allí cuando se asentaron en su
vecindad. Las relaciones entre ambos pueblos, aunque no se les puede calificar de amistosas, tampoco
parecen que estuvieran marcadas por el odio que más tarde sentirían los godos por los hunos. De los
alanos los godos aprendieron el uso de la caballería, los estribos, los arqueros a caballo y parte de las
artes metalúrgicas que practicaban.
3
Recaredo I fue rey de los visigodos desde el 586 hasta el 601
Política

Los visigodos pretendieron instaurar un Estado centralizado, continuador del poder romano, a
cuya cabeza estaba la institución monárquica. El rey era el jefe supremo de la comunidad y
tenía amplios poderes judiciales, legislativos, militares y administrativos. Para reforzar su
prestigio, los reyes visigodos adoptaron los atributos y el ceremonial de los emperadores. El
rito de la unción regia, que recibían de los obispos, les confería cierto carácter sagrado.
Tradicionalmente se accedía al trono por elección dentro de un linaje.

Diversos reyes intentaron hacerla hereditaria recurriendo al procedimiento de la asociación al


trono, que aseguraba la sucesión dentro de la propia familia, pero finalmente se impuso el
principio electivo a través del IV Concilio de Toledo(633).

El organismo que auxiliaba a los reyes en sus funciones de gobierno era el OfficiumPalatinum,
en el que se integraban los magnates de su confianza. Para la gobernación del territorio
mantuvieron la división de época romana en provincias, a cuyo frente situaba a un dux. En
cambio, los viejos municipios romanos fueron sustituidos por nuevos distritos de carácter más
rural, los territoria, gobernados por un comes. Tanto los duques como los condes pertenecían
a los escalones más altos de la nobleza y se erigieron en los grandes funcionarios de la
administración territorial. Las grandes asambleas políticas del reino fueron el Aula Regia y los
Concilios.

¿Por qué se ha decidido desarrollar el reino visigodo?

Pues bien, ello es así dado que la forma en que esta comunidad se desarrolló como sociedad, y
la forma en cómo se organizó, aportó significativamente a las fuentes del derecho posclásico
romano en occidente.

Ya hemos aludido a la manera como los jefes bárbaros se instalaron en diferentes sectores del
Imperio Romano de Occidente, modo de actuar que también incidió en las fuentes del derecho
hasta el punto de que las más grandes compilaciones de leyes elaboradas durante esta época
(leyes romano - bárbaras) tienen un contenido romano y son, en esencia, compilaciones mixtas
de iura4 y leges5. Las que más resaltaron son:

1. Los Edictos de los reyes visigodos, más conocidos bajo la denominación de Edicto de
Tecdorico (EdictusTheodorici) (500 d.C.), “Obsérvese ante todo que TEODORICO6,
considerándose acaso solamente como un representante del emperador, único que
podía dictar leges, llamó edictum a su propia codificación. Tal como se establece en el
prólogo, el Edicto no parece que intentara innovar, sino únicamente aclarar y afirmar

4
Durante el periodo Pos Clásico del Imperio Romano, los conflictos se resolvían a través de los
jurisprudentes, los cuáles emitían sus opiniones, generando, de esta forma jurisprudencia. De esta
manera, a efectos de uniformizar las opiniones jurisprudenciales se realizaron recopilaciones de
jurisprudencia fuente, las cuales recibieron el nombre de iura.
5
Los emperadores, del Imperio Romano, generaban diversas creaciones legislativas, denominadas
“Constituciones imperiales”, hecho que significó un problema en el periodo pos clásico del Imperio
Romano, por cuanto el número creciente de estas constituciones dificultaba el establecimiento de que si
una en particular tenía alcance general o no, o si estaba vigente en ciertos extremos o no, pues bien, a
efectos de resolver esta situación se realizaron diversas compilaciones, en las que se nombraba a las
“Constituciones Imperiales”, como leges.
6
El primer rey visigodo del que se tiene constancia de que legisló por escrito fue Teodorico I cuando aún
subsistía el Imperio romano de Occidente. Promulgó leyes que se referían, al menos, a los repartos de
tierras
principios ya vigentes. Está dividido en 155 capítulos cuyos materiales están extraídos
de las antiguas fuentes romanas, pero notablemente alterados y algunas veces
sustituidos por paráfresis muy libres”7
2. Código de Eurico (476 d.C.) El primer legislador fue Eurico, quien codificó las
costumbres germanas convirtiéndolas en leyes. Este código contiene una serie de
fuentes romanas adaptadas a la época, de manera especial, constituciones del Código
Teodosiano.
3. Derecho romano de los visigodos o Brevario de Alarico o Lex romana
Visigothorum(506 d.C.) Es una recopilación de derecho romano (leges y iura), y
contiene extractos de diversas obras, colocados unos junto a otros sin ninguna
elaboración y sin ningún orden lógico. Estos extractos se sacaron de los Código
gregoriano, hermogeniano, teodosiano y de las Novelas posteodosianas, así como de
los escritores, es decir, de las sentencias de Paulo, las Instituciones de Gayo y las
Responsa de Papiniano; las Constituciones y las Sentencias de Paulo van acompañadas
de una interpretatio que para las primeras consistía en un resumen y para las
segundas, en cambio, en una paráfrasis. La finalidad del texto obedece al interés de
AlaricoII8 por demostrar a la población romana que estaba dispuesto a respetar y
tutelar su Derecho.
4. El ElLiberIudiciorum o Fuero Juzgo. La obra legislativa más importante de la época
visigoda es el Fuero Juzgo, redactada en tiempos de Recesvinto y Chindasvinto. Fue
promulgado por Recesvinto en el 654, tras haber sido revisado por el Concilio VIII de
Toledo, culminando la reforma legislativa inacabada de su padre Chindasvinto. Se
aplicó tanto a godos como a hispanorromanos. El Código reitera la derogación de las
leyes romanas, aunque autoriza estudiarlas para buscar su utilidad. Fue revisado por
Ervigio, en el Concilio XII de Toledo del 680, añadiendo leyes favorables a la Iglesia,
modificando más de 80 leyes, mejorando así la coherencia del Código.Para un sector
de la doctrina, con este texto se alcanzó por primera vez la unificación jurídica entre
godos y romanos. Para ello mediante la ley 2,1, 10 se prohibiría definitivamente la
aplicación del derecho romano (pero podía mantenerse extrajudicialmente si ambas
partes estaban de acuerdo).
Respecto al grado de vigencia y aplicación del LiberLidiciorum se ha mantenido dos
posturas: la tesis germanista afirma que tuvo escasa aplicación debido a una excesiva
romanización que contribuyó al mantenimiento del derecho germánico. Otra tesis
afirma que el LiberIudiciorum tuvo un amplio grado de aplicación y que no es posible
suponer la existencia de un pujante y vital ordenamiento (es decir, un conjunto
desarrollado, amplio y homogéneo de normas) consuetudinario, de raíz germánica,
imbricado en la sociedad rural (del que no hay prueba) en constante oposición o lucha
con la romanizada legislación del Liber. Por el contrario, los documentos de aplicación
del derecho demuestran un significativo grado de aplicación y observancia de las leyes
del LiberIudiciorum.

7
Cfr. Iglesias, Juan. Derecho Romano, Barcelona : Ariel, 2002, p. 688
8
Rey de los visigodos que sucedió a su padre Eurico, Rey visigodo, muerto en el 484.El 22 de febrero del
506, Alarico II, recogiendo la tradición del Código de Eurico, promulgó la Lex Romana Visigothorum o
Breviario de Alarico II, que resumía toda la legislación aplicable a sus súbditos hispanorromanos y
galorromanos, no afectados por el Código de Eurico, que sólo se aplicaba a los godos del reino.
El Imperio Bizantino.

El Imperio de Occidente cayó en el 476, pero el Imperio de Oriente sobrevivió 1000 años más,
que en la Edad Media se llamó Imperio Bizantino – nombrado así por Bizancio, el antiguo
nombre de la ciudad de Constantinopla –, como consecuencia de las invasiones de LOS
PUEBLOS BÁRBAROS.

El Imperio Bizantino tomó del Imperio Romano el fuerte gobierno, las leyes y sus tradiciones.
Fue un poderoso Estado, con largas y prósperas ciudades,como por ejemplo su capital:
Constantinopla (llamada así en honor del emperador romano CONSTANTINO), o la ciudad de
Antioquía.

El Imperio Bizantino, superviviente y heredero del antiguo Imperio Romano, se convirtió en el


cruce de caminos entre Oriente y Occidente, entre Asia y Europa, y su capital, Constantinopla
en el punto de conexión del mar Mediterráneo y el mar Negro. Este cruce de caminos entre
dos mundos, permite que la civilización bizantina sintetice elementos cristianos, orientales,
griegos y romanos. Como herederos del Imperio romano, mantuvieron ciertos aspectos
sociales y administrativos y, como herederos de la cultura griega, el griego se convierte en la
lengua oficial y la cultura griega en la base de su civilización. El cristianismo se convirtió en un
elemento fundamental de la sociedad bizantina, aunque sus discrepancias con la Iglesia de
Roma provocaran su desvinculación del Papado. En cuanto a los elementos orientales, la
cercanía a Asia, le permite la introducción de elementos culturales y científicos procedentes de
los persas y los árabes.

Actividad económica

La larga supervivencia del Imperio Bizantino se debió fundamentalmente a su superioridad


económica y a su desarrollo urbano. Aunque la agricultura, de régimen latifundista fue su
principal base económica, su situación estratégica y su condición de gran urbe lo convirtieron
en el mercado del mundo. El comercio bizantino era fundamentalmente un comercio de lujo,
basado en el trasiego de las especias, la seda y otros productos provenientes de Asia que luego
eran vendidos en occidente con grandes beneficios. Su moneda, el sólido, fue la más utilizada y
valorada en todo el Mediterráneo medieval. Creada por el emperador Constantino pesaba 4,5
gramos de oro.

Organización política

Otra de las razones que explican la larga duración del Imperio Bizantino es su sólida
organización política y el hecho de que la autoridad del emperador procedía de Dios y, por
consiguiente, en teoría no podía ser discutida. Por este motivo, la ceremonia de coronación se
realizaba en la iglesia de Santa Sofía y, posteriormente todos los súbditos le prestaban
juramento de fidelidad.

El emperador bizantino, también llamado BASILEUS tiene un poder absoluto, es la cabeza del
Imperio y su único administrador, ya que era el jefe del ejército, de la administración y
además, jefe religioso. Para ejercer su poder se apoya en dos grandes pilares: el palacio
imperial y el ejército.

El emperador bizantino más importante y conocido es Justiniano. Destacó primero como


cónsul y general. En el 527 se convirtió en emperador, heredando una difícil situación política y
social que provocó una fuerte revuelta popular (532) Una vez sofocada inició una serie de
reformas y campañas militares que hicieron de su reinado la época de mayor gloria y
esplendor militar y económico de todo el Imperio.

Justiniano y el Corpus Iuris Civilis

La mayor extensión del Imperio Bizantino llegó con Justiniano hacia el año 550,fundador de la
dinastía Justinianea, quien tomó el norte de África a los Vándalos, Italia a los Ostrogodos, y el
sur de la Península Ibérica a los Visigodos.

La política interior de Justiniano tenía tres objetivos: reforma de la administración para que
funcionara de la forma más justa y eficaz posible; fortalecimiento de la economía mediante la
apertura de nuevas rutas comerciales y el apoyo a los comerciantes; y, por último, la unidad
religiosa de la Iglesia que se encontraba dividida tras la lucha monofisita (véase monofisismo).
Como sistema político, mantuvo la estructura de una monarquía absoluta sustentada en un
ceremonial palaciego que propagaba y simbolizaba el origen trascendente de su poder.
Justiniano en persona coordinaba la corte, la administración civil y el ejército. El instrumento
de poder que se encargó de imponer la voluntad imperial hasta el último rincón del Imperio
fue una administración sumamente organizada, que se fundamentaba en los principios de la
centralización, la separación estricta entre poder civil y militar, la burocracia profesional y el
control general.

Actividad legislativa

La voluntad reformista de Justiniano también se reflejó en la reforma legislativa. Consiguió la


unidad de la legislación bizantina e implantó la enseñanza del Derecho para que las leyes
fueran conocidas y aplicadas por igual en todos los rincones del Imperio.
Corpus Iuris Civile

Colección de libros que contenía las antiguas leyes romanas y otras leyes nuevas introducidas
por Justiniano. Con la redacción del Corpus Iuris Civilis, redactado entre 528 y 533, quedaron
reemplazadas todas las anteriores compilaciones de Derecho romano.

Para la elaboración de esta compilación, Justiniano nombró una comisión de diez juristas para
que sistematizaran, aclararan y reformaran las leyes acomodándolas a la nueva época. “Las
constituciones debían ser distribuidas, según la materia de que trataran en libros y títulos,
siguiendo el esquema del Edicto Perpetuo; y dentro de cada título, en riguroso orden
cronológico, conservando cada texto el nombre del o de los emperadores que la habían
promulgado, el destinatario y la fecha y lugar de emisión. El nuevo código fue promulgado en
el año 529 y desde entonces quedó prohibido recurrir a anteriores colecciones de leyes. Recibe
este código una nueva edición modificada en el año 531 y otra más de 535, que es la definitiva.

Contiene una selección de constituciones imperiales elaborada con base en las colecciones del
gregoriano, el hermogeniano y el teodisiano, las constituciones promulgadas por Justiniano y
una serie de disposiciones del emperador o tal vez de Triboniano, resolviendo dudas
doctrinarias de la jurisprudencia (quinquaginta decisiones).

La recopilación de iura recibe el nombre de Digesto o Pandectas. La obra está divida en


cincuenta libros que no presentan una extensión uniforme; cada libro se divide en títulos,
excepción hecha de los libros XXX, XXXI, y XXXII, que tienen título único; cada uno de los títulos
lleva una rúbrica que indica la materia que se trata en el mismo. Por ejemplo, el titulo VI del
libro XXII lleva por rúbrica “sobre la ignorancia de derecho y de hecho”. Dentro de cada título
de los textos de los jurisconsultos llevan, a manera de inscriptio, el nombre de su autor y la
indicación de la obra de donde proceden. Estos textos, que se designan indistintamente como
fragmentos o leyes, constan a veces de parágrafos numerados. Esta última división no procede
de los compiladores justinianos, fue hecho por los juristas de la escuela de Bolonia en la Edad
Media.

El Digesto constituye la obra más completa para el conocimiento de la jurisprudencia clásica,


cuyo entendimiento se logra tomando en cuenta:

1. Los compiladores seleccionaron solamente los textos de algunos jurisprudentes,


limitándose casi por completo a los de quienes fueron distinguidos con el
iuspublicerespondendi.
2. Gran cantidad de pasajes de los autores clásicos se hallan interpolados, es decir,
alterados en el momento de la recopilación de a acuerdo con la orden expresa de
Justiniano. Las interpolaciones pueden consistir en adiciones omisiones, o
sustituciones de palabras o frases y tienen como fin adecuar los textos de épocas
pasadas a las nuevas circunstancias político – sociales. Para realizar investigaciones
serias sobre el derecho romano clásico con base en esta obra es necesario proceder,
como instancia previa, a la búsqueda de tales interpolaciones, trabajo que puede
emprenderse con diversos métodos científicos que no es del caso entrar a considerar.
Un tercer libro forma parte del cuerpo de derecho justinianeo: las Institutas o Instituciones
realizadas, según el modelo de una obra homónoma de Gayo, a la manera de un trato
elemental de derecho para el uso de estudiantes.

Más tarde se editó junto con las tres partes descritas, una colección de las constituciones
imperiales dictadas por Justiniano después de la segunda edición del Código por su contenido
de leyes nuevas (no incluidas ya en la compilación) Recibió el nombre de Novelas
(Novellaeleges).

El Corpus Iuris Civilis, como empezó a llamarse en la Edad Media el conjunto de la recopilación
justinianea: código, Digesto, Instituciones Novelas fue un trabajo majestuoso, una gran paso
en el propósito de dar alcance universal al derecho romano tal como había sido concebido por
los clásicos; sin esta codificación el sistema jurídico romano se habría perdido para la Europa
Medieval, y por tanto, para el mundo moderno.Las leyes de muchos países europeos actuales
están basadas en los principios de este código. Por ejemplo, una de estas leyes dice, que una
persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario, algo que se usa en la actualidad.