Anda di halaman 1dari 2

Escándalo en caso Sename: Despiden a Magistrado Carreño

Organización social presiona hasta conseguir desvinculación de magistrado Carreño y


prepara recurso de protección contra SENAME y Subsecretaría de Prevención del Delito.
Por primera vez en la historia de nuestro país, una organización social consigue destituir
de su cargo a una autoridad de la Corte Suprema. SOFINI, corporación presidida por el
psiquiatra Rodrigo Paz, no ha dado tregua a las autoridades y en esta ocasión gracias a la
presión, salió con la cabeza del magistrado Héctor Carreño, quien debió anunciar su
reemplazo en la dirección de la Unidad de apoyo a los jueces de familia.

Entre gritos de, ¡Y ya cayó…Y ya cayó…Y ya cayó…Y ya cayó!, empiezan a aparecer


carteles y personas que no se quitan la sonrisa de la cara porque saben lo que han
logrado. El grupo está reunido en Huérfanos con Miraflores, a las afueras de las oficinas
de SENAME, y lleva un cartel en que se lee “Gracias jueces de la Corte Suprema por
regalarnos un poco de justicia”. Se trata de la corporación SOFINI, organización que
encabeza las denuncias contra SENAME y sus irregularidades; se han reunido para
subrayar el reemplazo del magistrado de la Corte Suprema, Héctor Carreño, en la
dirección de la Unidad de apoyo a los jueces de familia.

Desde hace meses que Rodrigo Paz, líder de la corporación y principal denunciante del
Caso SENAME, responsabilizó de silencio y ocultamiento de información, al magistrado
Héctor Carreño, en lo que refiere al caso de las doce denuncias de abuso sexual a niños
del SENAME. Se le acusa de no haber entregado las correspondientes denuncias al
Ministerio Público o la Policía de Investigaciones.

Aún más, esta corporación que ahora se refiere al magistrado como cadáver judicial,
sostiene una versión sentenciosa en torno a las autoridades ligadas al caso, pues habla
de colusión entre Héctor Carreño, Rolando Melo, Angélica Marín (directora de la Unidad
de Protección de Derechos del SENAME) y profesionales de Unicef Chile, quienes lo
habrían hecho con el fin de mantener las cosas bajo la alfombra.

Si bien la idea de la manifestación era el agradecimiento hacia Tribunales (lugar donde


culminó la marcha), el punto de partida en las oficinas de SENAME no era azaroso pues
la batahola también era para recordarle a Rolando Melo, director nacional del Servicio,
que su cabeza al igual que la de Carreño es exigida por malas prácticas e irregularidades
graves en el caso.
¿Hacia dónde va la lealtad de SENAME?

Esta semana SOFINI llegará hasta la Corte de Apelaciones para interponer un recurso de
protección en contra del Servicio Nacional de Menores y la Subsecretaría para la
Prevención del Delito. Rodrigo Paz acusa a SENAME como infractor de su
responsabilidad al cuidado del menor mal apodado como Cisarro, mientras que a la
Subsecretaría le cuestiona la entrega de custodia del joven en una modalidad
“terapéutica” a cargo de una madre sin tratamiento.

En ambos casos los hechos son insólitos, Rodrigo afirma que la terapia asignada al
menor de catorce años no ha sido consultada con expertos antes de su importación y
menos comprobada para casos como el de Cristóbal. Lo más curioso es que SENAME
coincide con SOFINI en las críticas hacia el tratamiento, pero no hace nada ante ello.
“¿Por qué razón SENAME no ha presentado un recurso de protección en contra del
tribunal que ordenó el egreso de Cristóbal? ¿A quién le debe lealtad al ministerio del
Interior o al bien superior de Cristóbal?”, esas son las preguntas que busca responder la
corporación.

Por María Jesús Ibáñez C.

El Ciudadano