Anda di halaman 1dari 13

UNIVERSIADAD AUTONOMA

TOMAS FRIAS
FACULATAD DE INGENIERA
CARRERA DE INGENIERIA
CIVIL

MATERIA: ESTRUCTURAS MADERAS


PRACTICA: 1,2
NOMBRE: AGUIRRE VERASTEGUI JUAN JESUS
DOCENTE: ING. MARCO SINGURI
C.I. 10521954
POTOSI -BOLIVIA
¿Qué normas existen para el diseño de estructuras de madera?

Normas y Recomendaciones de Diseño para estructuras de madera. A revisar en la presentación.


Contenido: -Protección contra daños por Viento.

-Protección contra daños por Sismo.

-Protección contra Humedad. Diseño por Viento. Clasificación de las estructuras según su respuesta ante
la acción del viento. Las estructuras de madera quedan clasificadas en los tipos 1 y 2: Estructura tipo 1:
aquellas que son poco sensibles a las ráfagas y a los efectos dinámicos del viento, como son:
Edificios para Habitación u oficinas, bodegas, naves industriales, techos y auditorios.

Estructuras tipo 2: Aquellas que por su alta relación de aspecto, o las medidas reducidas de su sección
transversal, son especialmente sensibles a ráfagas de corta duración, y cuyos periodos largos naturales
favorecen la ocurrencia de oscilaciones importantes en la dirección del viento, ejemplos:
Chimeneas, tanques elevados, antenas, bardas parapeto, anuncios y en general las construcciones que
presentan una dimensión muy corta paralela a la dirección del viento (Rascacielos). Michael Charters
Chicago Il. EEUU
2013 Skyscraper Competition
Mención Honorífica Edificio de 9 niveles en Londres con estructura de madera Edificio proyectado para ser
construido en Vancouver Canada, cuenta con 30 niveles, y estructura en madera en su totalidad, se sabe
que se puede llegar aún más alto utilizando sistemas hibridos madera-metal. Recomendaciones contra
viento en el diseño de uniones de la estructura del entresuelo al cimiento. Caso 1: Zapatas corridas de
concreto. -Anclas de acero galvanizado colocadas en la solera de desplante, ahogadas en el concreto:

-Anclas o pernos de acero galvanizado de diámetro mínimo de 1/2"


-Separación máxima entre pernos 1.80m
-Separación máxima 1.20 hacia las esquinas.
-Distancia máxima de 30cm a la junta más próxima. Recomendaciones contra viento en el diseño de
muros. Los empujes horizontales provocados por viento que sufren los muros, en un panel de madera, son
resistidos mediante la rigidizacion del mismo, por medio de arriostramientos (de 1x4 y 1x6 pulgadas)

-Rigidización por medio de la integración de muros diafragma construidos con tableros de madera
contrachapada.
*separación de clavos no mayor de 15 cm en los bordes del tablero, y no mayor de 30 cm en las partes
intermedias
*espesor mínimo del tablero contrachapado: 9mm Presenta: Ismael S. Diseño por sismo. El uso de
conectores metálicos es contrarrestar los daños físicos. ·Anclaje de la cimentación a la estructura (muros).
·De muros a entrepiso o cubierta según sea el caso.
-Recomendaciones de muro contra sismo:
·Resistencia hacia el empuje horizontal
·Evitar vanos cerca de las esquinas.
·Evitar vanos grandes en los muros de carga.
·Diseñar los muros con tableros que trabajen estructuralmente.
·Prever el uso adecuado de arriostramiento en los elementos estructurales.
·Riostras diagonales entre 30° y 60° de inclinación Bibliografía y referencias institucionales: ·Manual de
construcción de estructuras ligeras de madera, de la COFAN (Comisión Forestal de América del Norte).
·Consejo Nacional de la madera en la construcción A.C. (COMACO)
·Universidad Autónoma de Chapingo, División de Ciencias Forestales.
·Natural Resources Canada, Canadian Forest Service.
·United States Department of Agriculture, Forest Service.
·Manual de Conectores para estructuras resistentes a terremotos, de Simpson Strong tie
·Manual de conectores para estructuras resistentes a Viento, de Simpson Strong Tie. Diseño Contra
Humedad en estructuras de madera Consideraciones generales: La madera es un material higroscopico,
gana y pierde humedad constantemente.
En las construcciones de madera puede adquirir humedad básicamente por 3 caminos; por capilaridad,
por condensación y por lluvia.

-Condensación:
·Con más de 10°C de diferencia pero con una humedad relativa menor del 60%, es recomendado colocar
una capa de aislante térmico en techos, pisos y muros exteriores, para evitar la condensación.
·Con más de 10°C de diferencia pero con una humedad relativa mayor al 60%, además del aislante
térmico, se debe colocar una capa retardante de vapor en el lado caliente del muro exterior. Protección
contra absorción de humedad por capilaridad: ·Las losas de cimentación y zapatas aisladas o corridas,
deben de ser protegidas de la lluvia mediante drenes perimetrales.

·Bajo las losas de cimentación o de un piso de madera elevado se recomienda colocar una capa de
polietileno de 0.15mm de espesor con traslapes de 15 cm.

·Para el desplante de muros o de la madera que esté en contacto con los cimientos, se recomienda
aislarla de estos utilizando una barrera que puede ser de asfalto en caliente, cartón asfáltico o una capa
de polietileno. Protección contra Lluvia. Tema abarcado en la ponencia de: Impermeabilización de techos
de Madera

1. ¿Qué es diseño por esfuerzo admisible (ASD)

El método ASD ya tiene más de 100 años de aplicación; con él se procura conseguir que los esfuerzos
unitarios actuantes reales en los miembros estructurales sean menores que los esfuerzos unitarios
permisibles, aconsejados por el reglamento. Sin embargo, durante las dos últimas décadas, el diseño
estructural se está moviendo hacía un procedimiento más racional basado en conceptos de
probabilidades. En esta metodología (LRFD) se denomina “estado límite” aquella condición de la
estructura en la cual cesa de cumplir su función. Los estados límites se dividen en dos categorías:
Resistencia y Servicio. El primer estado tiene que ver con el comportamiento para máxima resistencia
dúctil, pandeos, fatiga, fractura, volteo o deslizamiento. El segundo estado tiene que ver con la 15
funcionalidad de la estructura, en situaciones tales como deflexiones, vibraciones, deformación
permanente y rajaduras. Lo que se pretende, entonces, es conseguir que la estructura no sobrepase los
estados límites mencionados, pero como es imposible conseguir riesgo cero en la práctica, el diseñador se
debe conformar con una probabilidad adecuada. Para poder conseguirla se debe basar en métodos
estadísticos, que se denominan “Métodos de Confiabilidad de momentos de primer orden-segundo orden”
para no sobrepasar la resistencia de los elementos, que es lo que más preocupa al diseñador. Aceptando
los criterios de base estadística en los que se basa este nuevo método, se puede expresar el
requerimiento de seguridad estructural como sigue: Rn ≥ ∑ i Qi φ γ La parte izquierda de la inecuación
representa la resistencia del componente o sistema, y la parte derecha representa la carga máxima
esperada. La resistencia nominal Rn es reducida por un factor menor que la unidad (factor de resistencia)
para obtener la “Resistencia de Diseño”. Al otro lado de la inecuación, las cargas son amplificadas por sus
respectivos factores de mayoración γi para tener las cargas factorizadas. Durante la última década ha
ganado terreno en USA la adopción de la filosofía de diseño AISC-Diseño por Factores de Carga y
Resistencia (AISC-LRFD), en especial para el caso de las estructuras de acero, desde la divulgación de
las Especificaciones AISC-86 correspondientes y que están basadas en los siguientes criterios: a) Un
modelo basado en probabilidades. b) Calibración de los resultados con los que se obtiene en el método
ASD, con el objeto que las estructuras no sean muy diferentes entre ambos métodos. Algunas de las
ventajas de este procedimiento son: 1. Es una herramienta adicional para que el diseñador no difiera en su
concepto de solución que emplea en diseño de concreto armado, por ejemplo. 2. LRFD aparece más
racional y por lo tanto se acerca más a la realidad de lo que ocurre en la vida útil de la estructura. 3. El uso
de varias combinaciones de cargas conduce a economía de la solución, porque se acerca con más
exactitud a lo que ocurra. 4. Facilita el ingreso de las bases de diseño conforme más información esté
disponible. 5. Es posible introducir algunos cambios en los factores γi o φ cuando se conoce con mayor
exactitud la naturaleza de las cargas. Esto tiene importancia cuando existen cargas no usuales, o mejor
conocimiento de la resistencia. 16 6. Futuros ajustes y calibraciones serán más fáciles de hacer

2. ¿Que es diseño por factores de carga y resistencia (LRFD)

El término LRFD (Load and Resistance Factor Design), que en español se traduce a: Diseño por Factores
de Carga y Resistencia, en los cuales sobresalen los términos:
Resistencia, que se refiere a la capacidad de cada miembro estructural, como por ejemplo la resistencia a
los momentos, resistencia a la tensión, etc. Dichas resistencias están tabuladas y se encuentran en los
anexos de la norma, junto con los factores de resistencia.
Esfuerzos, que se refiere a valores de la propiedades del material; los valores de resistencia que maneja la
norma LRFD son equivalentes a los valores de las tensiones admisibles.
En ASD los niveles de tensiones permisibles son muy bajos, y las magnitudes de las cargas están fijadas
solo para niveles de servicio. Esta combinación produce diseños que se mantienen en niveles de
seguridad altos y que permanecen económicamente factibles.
Desde el punto de vista del ingeniero el proceso de diseño del LRFD es similar al ASD. La diferencia más
obvia entre LRFD y ASD es que los valores de la resistencia y los efectos producidos por las cargas en
LRFD son numéricamente más grandes que en ASD, ya que estos son muy próximos a magnitudes
halladas en muchos ensayos, y no reducen de manera significativa el coeficiente de seguridad interno. Los
efectos de las cargas son más grandes a causa de que ellas son multiplicadas por los factores de carga
que están en el rango de 1.2 a 1.6.
En el método de los esfuerzos admisibles, estas cargas de servicio se usan directamente, mientras en el
método de las resistencias se modifican multiplicándolas por un factor de carga para producir una carga de
diseño llamada carga factorizada.
El segundo paso en el proceso de diseño, es el de evaluar la respuesta en la estructura al tipo de carga, y,
en especial, a la magnitud de carga requerida determinada. En el método de los esfuerzos admisibles,
esta evaluación consiste en cierta forma de análisis de esfuerzos. En el método de la resistencia, la
evaluación se hace para establecer la condición límite (resistencia última) para la estructura según el tipo
de carga. Para responder a las diferentes condiciones esta resistencia limitante se multiplica por un factor
de resistencia para usarse en el diseño.
Cargas factorizadas. - Las cargas que actúan sobre las estructuras provienen de diferentes fuentes, las
primarias son la gravedad, el viento y los sismos. Para usarse en el análisis o en el trabajo de diseño, las
cargas deben, primero, identificarse, medirse y cuantificarse de alguna manera y, luego, factorizarse (para
el método de la resistencia). En la mayoría de las situaciones, también deben combinarse en todas las
maneras posibles que sean estadísticamente probables, lo que a menudo produce más de una condición
de carga para el diseño.
El “Uniform Building Code” (Reglamento de Construcciones Uniformizadas) requiere la combinación de las
siguientes combinaciones de condiciones mínimas para cualquier estructura:
1. Carga muerta + carga viva de piso + carga viva de techo(o nieve).
2. Carga muerta + carga viva de piso + carga de viento (o sismo).
3. Carga muerta + carga viva de piso + carga de viento + carga de nieve/2.
4. Carga muerta + carga viva de piso + carga de nieve + carga de viento/2.
5. Carga muerta + carga viva de piso + carga de nieve + carga sísmica.

Esto no es todo para muchas estructuras, debido a problemas especiales. Por ejemplo, la estabilidad de
un muro sometido a fuerza cortante es crítica para una combinación de carga muerta y carga lateral
(viento o sismo). Las condiciones de esfuerzo a largo plazo o los efectos de la deformación plástica por
fatiga del concreto con solo carga muerta como una condición de carga permanente. Al final debe
prevalecer un buen juicio de diseño del ingeniero para concebir las combinaciones realmente necesarias.
Una sola combinación de carga prevalece para la consideración del efecto máximo sobre una estructura
dada. Sin embargo, en estructuras complejas (armaduras, arcos de edificio resistentes a los momentos,
etc.) los miembros individuales por separado se diseñan para diferentes combinaciones de carga crítica. Si
bien la combinación crítica para estructuras simples algunas veces se percibe con facilidad, otras es
necesario el realizar análisis completos para muchas combinaciones y luego comparar los resultados en
detalle para evaluar las verdaderas condiciones de diseño.
Los factores para el método de las resistencias se aplican individualmente a los diferentes tipos de carga
(muerta, viva, viento, etc.). Esto contribuye a la complejidad, ya que también es posible hacerlos variar en
combinaciones diferentes. En una estructura compleja e indeterminada, esto puede conducir a una
montaña de cálculos para el análisis completo de todas las combinaciones.
Las combinaciones de carga para ser usadas en diseño LRFD 1996:

1.4  D
1.2  D  1.6  L  0.5(L r o S o R )

1.2  D  1.6(Lr o S o R )  0.5(L o 0.8  W)

1.2  D  1.3  W  0.5  L  0.5(L r o S o R )

1.2  D  1.0  E  0.5  L  0.2  S


0.9  D  (1.3  W o 1.0  E)
Donde:
D : Carga muerta.
L : Carga viva causada por almacenamiento, ocupación o impacto.
Lr : Carga viva de techo.
S : Carga de nieve.
R : Carga causada por agua de lluvia o hielo.
W : Carga de viento.
E : Carga de Sismo.

Los factores de carga dadas en las anteriores ecuaciones intentan proveer un nivel consistente de
fiabilidad para un rango de valores de diferentes tipos de carga.

Factores de resistencia. - La factorización (modificación) de las cargas es una forma de ajuste para el
control de la seguridad en el diseño por resistencia. El segundo ajuste básico esta en modificar la
resistencia cuantificada de la estructura. Esto conduce a determinar primero su resistencia en algunos
términos (resistencia a la compresión, capacidad de momento, límite de pandeo, etc.), y luego reducirla en
algún porcentaje. La reducción (el factor de resistencia) se basa en diferentes consideraciones, incluyendo
el interés por la confiabilidad de las teorías, el control de la calidad de producción, la capacidad de predecir
comportamientos con precisión, etc.
Normalmente, el diseño por resistencia consiste en comparar la carga factorizada (la carga incrementada
en cierto porcentaje) con la resistencia factorizada (la resistencia reducida en cierto porcentaje) de la
estructura sometida a cargas. Así, aunque los factores de carga puedan parecer bajos en algunos casos,
las aplicaciones de los factores de resistencia conducen hasta un cierto punto a una magnificación del
nivel de porcentaje de seguridad.
Para proveer flexibilidad adicional y alcanzar una fiabilidad consistente a través de un rango para las
aplicaciones de los productos, los factores de resistencias son aplicados a los valores referenciales de
resistencias. Los factores de resistencia () son siempre menores a la unidad. La magnitud de los factores
de resistencia representa una reducción relativa requerida para lograr niveles de fiabilidad comparables.
Según la norma LRFD los factores de resistencia para productos basados en madera y conexiones son:
Compresión: c = 0.90

Flexión: t = 0.85

Estabilidad: s = 0.85

Tensión: t = 0.80

Corte / Torsión: v = 0.75

Conexiones: z = 0.65

3. ¿Cuál es la diferencia entre ASD y LRFD?

Este tema de tesis trata de una investigación de “Confiabilidad estructural”, entre dos métodos de diseño
de estructuras de acero, el código de la “Allowable Stress Design” (ASD por sus siglas en inglés, o Diseño
por esfuerzos admisibles) y el código “ Load and Resistance Factor Design” (LRFD por sus siglas en
inglés, o Cargas y Factores de Resistencia para el Diseño), usando solamente perfilaría mexicana
comercial de acero del “IMCA” (Instituto mexicano de la construcción en acero), esto con el fin de poder
observar una tendencia de variabilidad de factores de seguridad en las estructuras, ó sea observar que
tanto varia la confiabilidad estructural entre los dos métodos de diseño.(Instituto Mexicano de la
Construccion en Acero 2014) Para poder lograr el objetivo previamente planteado se estudiara a fondo el
acero estructural y la teoría que antecede estos dos métodos de diseño de estructuras de acero, y se
plantearan varios tipos de estructuras, las cuales serán sometidas a distintas formas de trabajo para así
poder diseñarlas por ambos métodos. Cabe mencionar que se utilizaran los códigos vigentes de diseño. Al
finalizar la investigación tendremos una mejor comprensión de la forma en que afectan los factores de
seguridad a las estructuras de acero, y que tanto variarían en cuanto su peso bruto estructural un método
de otro, lo que se refleja en el costo de la obra, y de no ser así se podría encontrar una tendencia de
escasez en la perfilaría mexicana comercial de acero.

1. Describa el procedimiento de determinación del módulo de elasticidad de la


madera

La heterogeneidad del material madera debido a su origen biológico, es una limitante para incrementar su
utilización industrial. Reducir la heterogeneidad de las propiedades mecánicas antes de su utilización en la
construcción como piezas estructurales implica un proceso de clasificación, de acuerdo, normalmente a
una medición o estimación de la rigidez pieza por pieza, expresada a través de su módulo de elasticidad.
Así mismo, esta medición debe hacerse a una velocidad tal, que no se transforme en un cuello de botella
en los procesos.
Desde hace por lo menos 3 décadas se comercializan maquinarias para realizar clasificación estructural a
la salida del aserradero. Estas se fundamentan en la correlación que se ha determinado entre el módulo
de elasticidad y la resistencia (módulo de ruptura) en piezas de madera. Dichas máquinas calculan la
relación esfuerzo/deformación flectando las piezas mediante rodillos a medida que ellas se desplazan
longitudinalmente. Algunos de estos equipos se conocen comercialmente con nombres como Continuous
Lumber Tester (CLT), High Capacity Lumber Tester (HCLT), Stress-O-Matic (SOM), Computermatic, TRU
Timber Grader, entre otras.
Equipos de desarrollo más reciente se basan en la inspección de las piezas mediante ondas
electromagnéticas. En caso, de realizarse con rayos X, se muestra una alta correlación entre la atenuación
de los rayos al ser transmitidos a través de la madera y su densidad, lo cual, permite realizar la detección
de defectos. Luego, mediante otras relaciones estadísticas, se estiman las propiedades mecánicas de la
pieza examinada. Estas tecnologías poseen la ventaja de ser “sin contacto” pero son indirectas ya que
dependen de la calidad de las relaciones estadísticas entre defectos y resistencia. En dichas tecnologías
se encuentra el equipo: X-ray Lumber Gauge (XLG) de CAE-Newnes.
Por otra parte, la utilización de las propiedades vibratorias para determinar las propiedades elásticas de
los materiales data de los años cincuenta. Recientemente algunas de estas técnicas han sido
estandarizadas. En esta tecnología se cuentan los siguientes equipos: Grindosonic, Metriguard 340E-
Computer, Metriguard 239A, Impulse-Hammer, entre otros.
Ante este escenario, el presente estudio describe el diseño de 2 prototipos de fácil fabricación para realizar
la END de las propiedades mecánicas de la madera. Se estima la rigidez de la madera a través de su
módulo de Young o módulo de elasticidad (MOE) en la dirección longitudinal. Se muestran algunos
resultados preliminares del testeo de estos prototipos en una pieza de material isotrópico y en piezas de
madera de pequeñas dimensiones. Con este trabajo se espera contribuir a expandir las alternativas de los
laboratorios de análisis de la madera, en el estudio sus propiedades mecánicas ya sea de productos
reconstituidos o de madera sólida, orientada a definir un sistema de clasificación de madera para
estructuras resistentes.
Antecedentes teóricos
Numerosas investigaciones se han realizado en torno a determinar las propiedades mecánicas de
elementos de madera mediante el análisis de las características de propagación de ondas elásticas. Al
medir las ondas de esfuerzo longitudinales (longitudinal stress waves: LSW) luego de su transmisión a
través del medio, es posible determinar dos características principales que son: rapidez de propagación (v)
y grado de atenuación. Unánimemente investigadores encuentran alta correlación entre el módulo de
elasticidad medido a partir de la curva esfuerzo/deformación de ensayos estáticos y el módulo de
elasticidad dinámico por LSW obtenido como ρv2, donde ρ es la densidad media del cuerpo (Sandoz,
1989; Ross y Pellerin, 1991a; Bender et al, 1990; Smulski, 1991). Además, la ortotropía que dicha
característica presenta en la madera puede ser aprovechada para estimar la inclinación de la fibra y la
detección de nudos puesto que ellos implican orientaciones locales distintas (Gerhards, 1982;
Armstrong et al., 1991). Por otra parte, diferencias marcadas de densidad (ρ) o impedancia (ρv)
constituyen interfaces que provocan reflexión de una parte de las ondas y atenuación de las que logran
transmitirse. De este modo, se ha intentado realizar la detección de pudrición y nudos mediante el análisis
del retardo, atenuación y reflexión de ondas elásticas, aunque se ha alcanzado un éxito relativo (Ross et
al., 1994; Schad et al., 1996).

La evaluación mediante LSW se realiza usando equipos conocidos como stress wave timers. En ellos, la
onda de esfuerzo se genera mediante un impacto manual (equipos: Metriguard-239A, Impulse-Hammer) o
queda a cargo de un transductor piezoeléctrico que es impulsado por un generador de señales
(equipos: Sylvatest, James-V-Meter, entre otros). Por otra parte, la detección del paquete de ondas a la
partida o luego de su transmisión o reflexión casi siempre se realiza mediante otro transductor
piezoeléctrico convenientemente dispuesto. La enorme diferencia en el valor de la impedancia acústica
entre el aire y la madera hacen muy difícil evitar el contacto directo o acoplamiento entre los sensores y la
pieza estudiada, aún cuando se están desarrollando transductores de alta sensibilidad que permitirían
superar este inconveniente (Bhardwaj, 2000).

Por otra parte, se ha planteado una técnica basada en poner en vibración el espécimen estudiado como
viga sobre dos apoyos. Cuando dicha vibración se estimula por un impacto, cuya duración es
extremadamente corta con respecto a la oscilación que produce, se habla de impulse excitation of
vibration technique (IET) o vibración transversal libre. A su vez, cuando la vibración es estimulada
periódicamente mediante algún transductor, se habla de sonic resonance (SR) o vibraciones transversales
forzadas. Estas técnicas han mostrado promisorios resultados para la evaluación del módulo de
elasticidad en forma no destructiva en diversos materiales, incluso las normas ASTM E1876-99 y ASTM
E1875-97 describen su implementación. De este modo, hace más de una década se comercializan
diversos equipos para la estimación del módulo de elasticidad mediante IET, tales son los casos
de Metriguard 340E-Computer, GrindoSonic, Bing, entre otros. Sin embargo, no se han reportado equipos
comerciales basados en SR.

Confrontado a estos antecedentes, se visualiza que la técnica de vibraciones transversales libres o IET,
puede tener alta aplicabilidad en la industria de la madera, dada su simplicidad y rapidez de medición.

Ross y Pellerin (1991b), proporcionan una buena revisión acerca de las técnicas de END implementadas
en estructuras de madera. En dicha publicación se expone la analogía entre el comportamiento de una
viga simplemente apoyada vibrando libremente y la vibración de una masa atada a un resorte y un
amortiguador. A partir de dicha analogía y tomando en cuenta la geometría de la viga (momento de
inercia, I y longitud total, L) y las condiciones de apoyo, es posible calcular el módulo de elasticidad
dinámico como:
MOE = ( m ff2 L3 ) / (12,65 I ) (1)

MOE = ( m ff2 L3 ) / (2,46 I ) (2)


La primera ecuación es válida para condiciones de apoyo en los nodos de la vibración, vae decir, usando
una luz de 55,2% de L (ASTM, 1999) y la segunda para condiciones de apoyo cerca de sus extremos
(Metriguard Inc., 1990).
Materiales y equipos
Utilizando componentes electrónicos básicos fueron montados dos dispositivos para la medición de la
frecuencia de vibración de un espécimen de madera mediante IET. El primer dispositivo estuvo basado en
ASTM E1876-99 (Figura 1A); el segundo, estuvo basado en el concepto del equipo 340E-Computer de
Metriguard Inc. (Figura 1B).

Figura 1. Montaje de ambos dispositivos para técnica de vibraciones transversales.


Se usaron apoyos aguzados en forma de cuchillo en cada nodo. En la primera configuración, el sensor de
vibraciones consistió de una lámina de cristal piezoeléctrico, la cual se adhirió a la pieza en estudio. Las
pequeñas flexiones o torsiones provocadas por la oscilación del espécimen sobre dicha lámina hacen que
ella genere una débil señal eléctrica. En la segunda configuración, el espécimen vibra apoyado casi en sus
extremos, uno de los apoyos consistió de una celda de carga de tipo universal que responde a las
periódicas diferencias de peso que se perciben a medida que el espécimen oscila. Esta segunda
configuración, si bien no es el estándar, posee la ventaja que permite medir directamente el peso del
espécimen (el doble del valor medido por la celda de carga). Cabe señalar que en ambas configuraciones
la vibración se indujo dando un golpe leve con un martillo metálico en el centro de la luz.
En la configuración del sistema de medición se debe tener precaución que el transductor no altere las
características propias de la vibración de la pieza. En el caso del dispositivo piezoeléctrico esta precaución
es especialmente importante, en el caso de la celda de carga no existe dicha precaución, salvo que la
rigidez de ella o de su apoyo sea demasiado baja. En este caso, se usó una celda de carga universal con
una capacidad máxima de 100 Kg.
En ambas configuraciones la señal se amplificó usando circuitos basados en un amplificador operacional
cuádruple de la serie 124. La señal se capturó desde computador a través de un convertidor analógico-
digital (CAD) de 12 bits y aproximadamente 8 KHz de rapidez de adquisición máxima. El CAD usado
disponía de un software de adquisición de datos, el cual, permitió obtener en tiempo real el espectro de
potencia de la señal con una precisión de 0,5 Hz basándose en la obtención de la transformada rápida de
Fourier (FFT). De este modo, el computador actuó de manera parecida a un osciloscopio.
Alternativamente se puede usar un data logger para registrar la señal y ser procesada posteriormente en
planilla electrónica.
El total de la inversión requerida no supera los 600 dólares adquiriendo todos dispositivos en el mercado.
Este monto puede reducirse a una décima parte si se construye especialmente la celda de carga
usando strain gages, los circuitos amplificadores, el circuito CAD y se construye el software de adquisición
de datos. En este caso, sólo se construyeron los circuitos amplificadores que tuvieron un costo cercano a
10 dólares. Estos correspondieron a circuito amplificador diferencial y de instrumentación que fueron
armados en protoboards, de acuerdo a los diagramas descritos en catálogo de National Semiconductor
Corp. (2000).
Finalmente, cabe señalar que la técnica de LSW se implementó usando el dispositivo stress wave
timer 239A de Metriguard Inc., el cual, entrega el tiempo en microsegundos que tarda la onda de esfuerzo
en propagarse en un trayecto de longitud conocida.
Metodología
En una barra de aluminio adquirida a Metriguard Inc. cuyas características se describen en la Tabla N°1 se
realizó la medición de módulo de elasticidad dinámico mediante las 3 técnicas descritas. Esto se realizó
con el propósito de establecer la exactitud de la estimación del MOE de dichas técnicas, en un material
isotrópico.
Tabla Nº1. Características barra metálica.
módulo de elasticidad (MOE) 73,09 GPa
masa (m) 11.000 g
longitud (L) 2.438 mm
ancho (b) 63,5 mm
altura (t) 25,4 mm
Estos mismos 3 ensayos se realizaron también en 5 piezas de Pinus radiata D. Don seleccionadas al azar
desde el Centro Regional de Tecnología e Industrias de la Madera (CERTIM - Universidad de Talca).
Dichas tablas se encontraban a un contenido de humedad de 10% medido con xilohigrómetro de púas,
algunas de ellas presentaban pequeños nudos, cuya cantidad y descripción no fue registrada, sin
embargo, sus características dimensionales se detallan a continuación (Tabla N°2):
Tabla Nº2. Características de las piezas de madera.
Pieza Nº1 Pieza Nº2 Pieza Nº3 Pieza Nº4 Pieza Nº5
masa (g) 779 1.184 1.045 1.084 1.015
Longitud (m) 2,05 1,60 1,60 1,60 1,60
ancho (mm) 37,2 65,2 64,8 64,2 66,5
altura (mm) 17,8 17,8 17,7 16,1 17,8
Los MOE dinámicos mediante IET se calcularon de acuerdo a las expresiones (3) y (4), las cuales fueron
obtenidas a partir de las ecuaciones (1) y (2). En tanto, el MOE dinámico mediante LSW se calculó de
acuerdo a la expresión (5) de acuerdo a (Ross y Pellerin, 1991b) :
MOE = 0,9465 ( m fa2 L3 ) / ( b t3 ) T1 (3)

MOE = 4,973 ( m fb2 L3 ) / ( b t3 ) (4)


MOE = m v2 / ( b t L ) (5)
Donde:
fa2 : frecuencia fundamental (Hz) medida usando lámina piezoeléctrica

fb2 : frecuencia fundamental (Hz) medida usando celda de carga


m :masa (Kg)
b :ancho (m)
t :altura (m)
L :longitud de la viga (m)
factor de corrección tomando en cuenta condiciones específicas del
T1 :
ensayo (muy cercano a 1 si el cuociente L/t ³ 20) (ASTM, 1999).
v : velocidad de propagación de la onda de esfuerzo (m/s)
RESULTADOS Y ANÁLISIS
Ensayo en barra isotrópica
El promedio de los resultados de las 10 mediciones de MOE dinámico por cada técnica para la barra de
aluminio se detallan en la Tabla N°3 :
Tabla Nº3. Resultados de mediciones para barra metálica.
MOE
Valor MOE Coeficiente Error
Técnica tabulado
promedio (GPa) de Variación (%)
(GPa)
1)IET piezoeléctrica ff = 22,5 Hz 73,4 0,0% 73,09 +0,4
2)IET celda de carga ff = 10,0 Hz 74,7 0,0% 73,09 +2,2
3) LSW v = 4964 m/s 68,9 1,1% 73,09 -5,7
De la observación de la Tabla N°3 se aprecia que en 10 repeticiones usando la técnica de vibraciones
transversales con sensor piezoeléctrico, la frecuencia de vibración fue de 22,5 Hz. Luego, el MOE
calculado fue de 73,4 GPa, encontrándose un error de 0,4% respecto al tabulado. Por otra parte, se
observa que usando la técnica de vibraciones transversales con celda de carga, en 10 repeticiones, la
frecuencia de vibración medida fue de 10,0 Hz, estimándose el MOE dinámico en 74,7 GPa, es decir, con
un error de 2,2% respecto al tabulado.
En ambas configuraciones de la técnica de vibraciones transversales, se observó una muy alta
repetibilidad de la medición. En las 10 repeticiones realizadas por cada configuración, la frecuencia
medida arrojó siempre un mismo valor, calculado con una precisión de 0,5 Hz.
Finalmente de la Tabla N°3 se aprecia que en 10 repeticiones usando la técnica de LSW, el MOE medio
fue de 68,9 GPa (coeficiente de variación de 1,1%), obteniéndose un error de subestimación de 5,7%
respecto al MOE tabulado.
Ensayo en piezas de madera
El promedio de los resultados de las 10 mediciones de MOE dinámico para cada una de las 5 piezas se
muestran en Tabla N°4:
Tabla Nº4. Resultados de MOE expresados en GPa para piezas de madera.
Técnica Pieza Nº1 Pieza Nº2 Pieza Nº3 Pieza Nº4 Pieza Nº5
1) IET piezoeléctrica 18,9 11,2 10,5 14,6 8,5
2)IET celda de carga 18,8 11,7 10,2 14,3 8,7
3) LSW 15,1 13,1 10,2 14,8 9,0
Con estos resultados se realizó una prueba F calculada por método de aproximación de Satterthwaite.
Para un nivel de confianza de 1%, se encontró que no existe diferencia significativa entre mediciones
realizadas con un mismo dispositivo (valor p igual a 0,4742), sin embargo, es altamente significativa la
diferencia entre técnicas de estimación del MOE (valor p igual a 0,0001).
Finalmente se realizó una prueba F similar para las 2 primeras técnicas (IET piezoeléctrica e IET celda de
carga). Para un nivel de confianza de 1%, el resultado mostró que no hay diferencias significativas entre
ambas. Se desprende de ello que el MOE longitudinal de la madera obtenido con un equipo comercial
basado en LSW difiere de los obtenidos mediante los prototipos de IET.
CONCLUSIONES
Se ha mostrado la factibilidad técnica de la construcción de 2 dispositivos para estimar el MOE longitudinal
de la madera de forma no destructiva. Se demuestra que con diseños y componentes electrónicos básicos
es posible implementar tecnologías de END basadas en vibraciones transversales con la obtención de
resultados promisorios. Esto se demuestra porque ambos dispositivos de IET descritos obtuvieron un error
de estimación del MOE del 0,4% y 2,2% respectivamente, en un material isotrópico, mientras que un
dispositivo comercial de LSW obtuvo un error de 5,7%.
Para mediciones en 5 piezas de madera de de Pinus radiata D. Don., análisis estadísticos mostraron que
ambos prototipos de IET obtuvieron MOE dinámicos no significativamente distintos entre sí. La técnica de
LSW usando un dispositivo comercial mostró diferencias significativas con los 2 prototipos descritos.
El prototipo basado en celda de carga aparece como más interesante, presentando las siguientes
ventajas:
- permite medir directamente el peso del espécimen, el cual, se requiere en la ecuación de MOE
dinámico,
-demanda una mayor luz de ensayo, lo cual, facilita la vibración del espécimen aumentando su amplitud y
reduciendo su frecuencia,
- el contacto transductor-espécimen es sencillo, ya que consiste sólo de un apoyo por gravedad.
La ventaja del prototipo basado en lámina piezoeléctrica consiste en su bajo costo comparado con la
adquisición de una celda de carga, aunque hoy en día puede resultar difícil de conseguirla en el mercado.
Sus desventajas son las siguientes:
- requiere tomar mayores precauciones en la zona de contacto transductor-espécimen,
- demanda una técnica complementaria para la medición de la masa.
Finalmente, cabe señalar que para estudios de continuación restan: verificación de la exactitud de estas
técnicas con respecto a ensayos mecánicos estáticos; incremento del tamaño de la muestra y la
representatividad de las piezas estudiadas, abarcando, por ejemplo: piezas con fibra recta o inclinada, con
defectos y sin defectos; verificación de resultados en condiciones ex-laboratorio, entre otras.

2. ¿Por qué no se usa el módulo de elasticidad de la madera en ensayos de torsión o


compresión?
La madera es quizá uno de los materiales dentro de la construcción que posee una
regulación a nivel de normas y ensayos más precaria e insuficiente desde el punto de
vista práctico o del profesional. Así lo asumen con frecuencia los profesionales de países
meridionales. En este contexto, la aparición de un cuerpo de normativa de usos y
ensayos, a nivel de laboratorio, común para toda la Comunidad Económica Europea no
sólo debe interesar a los directamente afectados, como pueden ser profesionales
europeos, sino también a todos aquellos productores que quieran introducir sus productos
en Europa, ya que esto no será posible sin efectuar dichos ensayos. Además, se suma
el interés propio de las novedades de esta normativa, en lo que a ensayos se refiere.
Estos ensayos poseen un concepto muy distinto del material madera de como se ha
hecho hasta ahora en prácticamente toda la normativa a nivel mundial. A dicha forma de
trabajar se le llama “nuevo enfoque” y trae como consecuencias una mayor seguridad en
el uso de la madera y mayores requerimientos en las instalaciones de los laboratorios de
ensayos. En este documento se procede a señalar estas cuestiones y a hacer una ligera
comparación (sin pretender ser exhaustivos) que haga comprender a grandes rasgos,
los puntos esenciales de este “nuevo enfoque”.