Anda di halaman 1dari 4

El plan de negocio: una nueva visión

Emprende te permitirá evaluar tu negocio o idea, mediante la elaboración paso a paso de un plan
de negocio.

Pero, ¿qué es un plan de negocio?


El plan de negocio es un documento que recoge y ordena, de forma escrita, los detalles de un
determinado proyecto. En él se explica por qué estás entrando en un determinado negocio, qué
estás buscando, y cómo deseas conseguirlo.
Anteriormente, en los años 90, las universidades y las escuelas de negocio, le enseñaban a los
emprendedores que debían realizar un plan de negocio antes de sacar un proyecto a la calle. Y
que luego de hacer ese plan, buscarían inversores que financiaran el proyecto, sin hacer muchas
pruebas de mercado o ninguna, y que después, simplemente, ejecutarían el plan.
Como resultado, los emprendedores podían pasar meses antes de comenzar a probar su concepto
con clientes potenciales.
En síntesis, los pasos eran:
1- El emprendedor pensaba en el concepto o idea
2- De inmediato (basado en sus conjeturas y las de sus socios) esbozaba un documento
profesional lleno de simulaciones y proyecciones
3- Presentaba el documento a los posibles inversores
4- Cuando conseguía un inversor, ponía manos a la obra y llevaba el proyecto al mercado.
En el mundo de hoy, no se recomienda seguir ese proceso para emprender un negocio, porque
actualmente los mercados cambian rápidamente, las industrias son desconocidas, y los clientes
son más exigentes.
A medida que fueron emergiendo las telecomunicaciones, y la información se globalizó, los
entornos se hicieron más dinámicos e inciertos, los competidores y clientes son menos predecibles,
y hacer un plan de negocios comenzaba a ser un ejercicio muy lento y poco efectivo.
Los inversores comenzaron a desconfiar de las proyecciones basadas en las conjeturas de los
emprendedores, y la consecuencia fue: abandonar la idea de escribir largos planes de negocio que
no han sido probados en el mercado.
Hoy, muchos empresarios y expertos afirman que un plan de negocio realizado dentro de aquel
antiguo paradigma, ciertamente no aguanta el primer contacto con los clientes en el entorno
actual.
¿Por qué hacemos esta afirmación?
La respuesta, es muy sencilla:
Al comenzar a ejecutar esos planes y después de unos meses, los emprendedores descubrieron
que muchas de las ideas plasmadas en ese documento eran fantasiosas o simplemente, eran
hipótesis que no eran aplicables al mercado y fueron rechazadas por los potenciales clientes.
Entonces, ¿Es inútil hacer un plan de negocios hoy en día?
Si lo haces tratando de predecir el futuro, debes detenerte de inmediato.
Porque si pensaste en una idea, y luego, sobre la base de tus conjeturas personales (o inclusive
investigando la opinión de expertos) comenzaste a realizar proyecciones pensando en presentarlas
a posibles inversores, para probarlas en el mercado después de unos meses, probablemente tu
idea será devorada por el entorno o se diluirá. ¡Será un esfuerzo inútil!

¿Cuál es la mejor manera de realizar un plan de negocio actualmente?


El plan de negocio sigue siendo una herramienta útil, si el emprendedor comienza por hacer
pruebas controladas, ordenadas y rápidas en la calle, en vez de encerrarse con sus socios a escribir
proyecciones. De esa manera podrá documentar un plan de negocio basado en un aprendizaje
validado.
Es necesario que el emprendedor genere una lista de puntos para validar en el mercado, de esa
forma conocerá algunas realidades del modelo de negocio de su plan, y podrá escribir un
documento convincente, sazonado con evidencias que llamarán la atención de los inversores.
Hoy en día, los inversores desean escuchar más evidencias y menos proyecciones.
Steve Blank, profesor de emprendimiento en la universidad de Stanford, fundador de varias
empresas tecnológicas en Sillicon Valley, y cofundador de la aceleradora de empresas
Ycombinator. Creó el efectivo método Customer development, que propone los siguientes pasos:
1- Obtener una idea
2- Hacer pruebas en el mercado para validar o rechazar los elementos relativos a la idea
3- Escribir los aprendizajes, retroceder y reajustar, hacer cambios para volver a hacer pruebas
4- Estructurar el plan con los aprendizajes obtenidos
5- Buscar inversores y presentar el plan validado.
Es necesario preguntarse ¿Cuál es la estructura de un buen plan de negocios? ¿Cuáles son las
partes que lo componen?

Un buen plan de negocios se compone de cuatro grandes partes:


1- El modelo de negocio
2- La oportunidad en números
3- El entorno y sus riesgos
4- La gente: los socios y el equipo
El modelo de negocio es la base o el núcleo de todo plan de negocio.
Pero, ¿cómo agregar valor al mercado? Y aún más interesante ¿cómo capturar valor para
autosostenerse?

El modelo de negocios presenta:


- Los clientes y sus necesidades
- La propuesta de valor
- Los medios usados para dar a conocer dicha propuesta de valor
- Y las vías o mecanismos para convertirla en ingresos.
Además, detalla todos los elementos de soporte para la propuesta de valor, tales como: los
procesos, las alianzas y los recursos.
Luego, es necesario evaluar la oportunidad en números, y para eso es necesario que el
emprendedor se plantee las siguientes preguntas:
¿Qué porcentaje del mercado puedo obtener en los primeros meses? ¿Cuánto estimo vender en
los primeros meses? ¿Cuáles son los indicadores financieros principales para que esta idea sea
realmente un negocio?
Una vez evaluado el modelo de negocio y su magnitud, se debe plantear en qué entorno o
contexto se hará viable, es decir, el entorno y sus riesgos.
Por otra parte, ¿cuáles son los elementos externos que inciden en la idea? Estos son:
- La economía
- Las regulaciones
- Las normas sociales
- La tecnología
- La demanda del mercado
- La competencia
Por último, pero no menos importante, todo plan de negocio debe dejar muy claro quién está
detrás de la iniciativa:
- La gente: los socios y el equipo
Posiblemente, esta es la parte más visible para los inversores porque al inicio lo único que
realmente existe en un proyecto de negocio es la gente que lo empuja. Por lo tanto, en esta sección
te enseñaremos qué elementos de tu equipo debes resaltar para atraer la mirada de potenciales
socios, aliados o financistas, y cómo debes hacerlo.
Durante el programa te ayudaremos a recorrer, detalladamente, cada parte del plan de negocio,
y semana a semana iremos profundizando en cada elemento:
-En la primera semana, explicaremos los elementos básicos de un modelo de negocios.
-En la segunda, comenzaremos la primera parte del modelo de negocio que consiste en hallar los
elementos que generan valor.
-En la semana 3, nos adentraremos en el análisis y desarrollo de los elementos necesarios para
entregar el valor generado.
-La semana siguiente detallaremos y revisaremos todo lo relativo a la eficiencia del modelo de
negocio.
-En la semana 5, agregaremos cálculos al modelo de negocio y evaluaremos las dimensiones de la
oportunidad que quieres abordar.
-En la sexta semana, analizaremos todas las variables externas que pueden afectar al modelo de
negocio.
-En la semana 7, revisaremos quiénes son los socios fundadores y el equipo que iniciará esta
aventura.
-La última semana será para entregar, presentar y revisar el plan de negocio.
Recuerda que en cada semana tendrás el apoyo de un mentor certificado.
¡Bienvenido a Emprende!, comencemos con los elementos básicos de un modelo de negocio.