Anda di halaman 1dari 20

“AÑO DEL BUEN SERVICIO AL CIUIDADANO”

INSTITUTON SUPERIOR PEDAGÓGICO HUANCAVELICA

PSICOLOGÍA

TEMA: LA PERSONALIDAD

DOCENTE:

ALUMNA: RUIZ VILLA; Rosa Sharen

CICLO:

HVCA-2017

1
DEDICATORIA

ESTE TRABAJO ES DEDICADO A


MI FAMILIA QUE A ESTADO AL
LADO MIO TODO ESTE TIEMPO.
Y A MIS AMIGOS POR SU GRAN
APOYO INCONDICIONAL.

2
INTRODUCCIÓN
Personalidad, pautas de pensamiento, percepción y comportamiento relativamente fijas y estables,
profundamente enraizadas en cada sujeto.
La personalidad es el término con el que se suele designar lo que de único, de singular, tiene un
individuo, las características que lo distinguen de los demás. El pensamiento, la emoción y el
comportamiento por sí solos no constituyen la personalidad de un individuo; ésta se oculta
precisamente tras esos elementos. La personalidad también implica previsibilidad sobre cómo
actuará y cómo reaccionará una persona bajo diversas circunstancias.
Las distintas teorías psicológicas recalcan determinados aspectos concretos de la personalidad y
discrepan unas de otras sobre cómo se organiza, se desarrolla y se manifiesta en el
comportamiento. Una de las teorías más influyentes es el psicoanálisis, creado por Sigmund Freud,
quien sostenía que los procesos del inconsciente dirigen gran parte del comportamiento de las
personas. Otra corriente importante es la conductista, representada por psicólogos como el
estadounidense B. F. Skinner, quien hace hincapié en el aprendizaje por condicionamiento, que
considera el comportamiento humano principalmente determinado por sus consecuencias. Si un
comportamiento determinado provoca algo positivo (se refuerza), se repetirá en el futuro; por el
contrario, si sus consecuencias son negativas —hay castigo— la probabilidad de repetirse será
menor.
Dado que este semestre se está trabajando sobre el programa vigente proporcionada por la cátedra,
este informe se realiza siguiendo las pautas de la misma con el agregado de algunas implicaciones
teóricas, y en algunas ocasiones con otras consecuencias.
Esto permite hacer un recorrido, hasta donde es posible, abarcando toda la unidad contemplada.

3
INDICE
1. ORIGEN ........................................................................................................................................ 6
2. ESTRUCTURA ............................................................................................................................... 7
2.1. ASPECTO BIOLÓGICO........................................................................................................... 7
2.2. ASPECTO SOCIAL ................................................................................................................. 7
2.3. ASPECTO INDIVIDUAL .......................................................................................................... 7
3. FORMACIÓN ................................................................................................................................ 7
3.1. DESARROLLO DEL YO COMO IDENTIDAD ............................................................................ 7
3.2. DESARROLLO DE LA CONCIENCIA MORAL ........................................................................... 8
4. ELEMENTOS ................................................................................................................................. 8
4.1. Constitución ........................................................................................................................ 8
4.2. Temperamento.................................................................................................................... 8
4.3. Carácter ............................................................................................................................... 8
4.4. Actitudes ............................................................................................................................. 8
4.5. Aptitudes ............................................................................................................................. 8
4.6. Rasgos.................................................................................................................................. 8
5. VARIABLES ................................................................................................................................... 8
6. TRASTORNOS ............................................................................................................................... 9
6.1. TRASTORNOS SOMÁTICOS .................................................................................................. 9
6.1.1. TRASTORNOS ORGÁNICOS MENTALES........................................................................ 9
6.1.2. TRASTORNOS AFECTIVOS .......................................................................................... 10
6.2. TRASTORNOS ESQUIZOFRENICOS ..................................................................................... 10
6.2.1. ESQUIZOFRENIA ........................................................................................................ 10
6.2.2. TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD ........................................................................ 10
7. RASGOS DE LA PERSONALIDAD ................................................................................................. 11
7.1. TEORÍA DE LOS RASGOS .................................................................................................... 11
7.1.1. RASGOS CARDINALES ................................................................................................ 11
7.1.2. RASGOS CENTRALES .................................................................................................. 11
7.1.3. RASGOS SECUNDARIOS ............................................................................................. 11
7.2. CATEGORÍAS DE LA PERSONALIDAD ................................................................................. 12
7.2.1. EXTROVERSIÓN.......................................................................................................... 12
7.2.2. AFABILIDAD ............................................................................................................... 12
7.2.3. DEPENDENCIA ........................................................................................................... 12

4
7.2.4. ESTABILIDAD EMOCIONAL ........................................................................................ 12
7.2.5. CULTURA O INTELIGENCIA ........................................................................................ 12
7.3. ¿EL AMBIENTE DETERMINA LA PERSONALIDAD? ............................................................. 12
7.4. LA PERSONALIDAD COMO REALIDAD CAMBIANTE ........................................................... 13
8. TEORÍAS ..................................................................................................................................... 15
8.1. EL CONDUCTISMO ............................................................................................................. 15
8.2. El PSICOANALISIS ............................................................................................................... 16
8.3. ELLO ................................................................................................................................... 17
8.4. YO ...................................................................................................................................... 17
8.5. SUPERYÓ............................................................................................................................ 17
9. PERSONOLOGÍA ......................................................................................................................... 18
10. TIPOLOGIA ............................................................................................................................. 18
11. DIFERENCIA ENTRE PERSONOLOGÍA Y TIPOLOGÍA................................................................ 18
11.1. PERSONA ....................................................................................................................... 18
11.2. PERSONAJE .................................................................................................................... 19
11.3. PERSONALIDAD ............................................................................................................. 19
12. CONCLUSIONES ..................................................................................................................... 19

5
LA PERSONALIDAD
La personalidad no es más que el patrón de pensamientos, sentimientos y conducta que
presenta una persona y que persiste a lo largo de toda su vida, a través de diferentes
situaciones.
1. ORIGEN
La palabra personalidad procede de la palabra latina persona, que a su vez tiene su
origen en las palabras griegas prósopsis (máscara, en castellano) y peri soma (Polaino-
Lorente)
El estudio de la personalidad propiamente dicho empezó en el siglo XX. En las dos
primeras décadas los psicólogos desarrollaron "tests mentales" para resolver problemas
prácticos urgentes. No obstante el estudio de la personalidad no se formalizó hasta finales
de la década de los 30 con el trabajo de Allport y su definición como “la organización
dinámica en el individuo de aquellos sistemas psicofísicos (patrones característicos de
conducta, pensamientos y sentimientos) que determinan su peculiar ajuste al entorno”
(Allport, 1966). En esta definición integra lo físico y lo psíquico, organiza la personalidad en
un sistema, la persona es un agente activo y único y se adapta a la situación.
En las décadas de los 30 y los 40 influyeron las guerras mundiales; asociándose mucho esta
etapa al desarrollo de tests estandarizados, donde Rogers y Frankl tuvieron gran implica ción,
cada uno en sus ramas (Mars, 2000). En la década de los 50 y los 60, los trabajos de Skinner
sobre las condiciones del entorno como factores de influencia en el comportamiento humano
y el desarrollo de la psicología social experimental cobraron gran importancia (Mars, 2000).

En las décadas de los 70 y 80 la psicología de la personalidad había perdido su objetivo


principal (estudio del individuo en su totalidad) al proliferar la investigación de constructos
aislados (Bandura, 1989). Pero poco a poco, la disciplina se fortaleció retomando las
relaciones entre cognición, afecto y conducta; entre variables biológicas y culturales; entre
variables de personalidad y campos aplicados; y vuelve al estudio del Yo (Mars, 2000), tal y
como lo comprendió Freud en su momento. A partir de los 90 se produce una gran dispersión
en su estudio, inabarcable para el objetivo de este trabajo, por lo que nos centraremos
principalmente en las teorías comprendidas en el periodo de 1900 a 1990.

6
2. ESTRUCTURA
La característica principal de la personalidad es la individualidad siendo lo físico un factor
determinante en la individualidad como también el aspecto social en la diferenciación de la
personalidad. Finalmente la motivación es un rasgo importante para establecer la estructura
individual de la personalidad.
2.1. ASPECTO BIOLÓGICO
Tiene su origen en la información genética y es un factor determinante en la
configuración individual. Teniendo cada individuo una combinación de información
genética única e irrepetible.
2.2. ASPECTO SOCIAL
Este condiciona nuestra personalidad. El idioma, la cultura y las costumbres son
rasgos que nos permiten establecer diferencias entre nosotros. Lo social influye en
nosotros a través del aprendizaje (socialización). Por esto se podría decir que existe
un aspecto social en la identidad personal. Un ejemplo de esto es el desarrollo de los
niños con poca estimulación social que como consecuencia tiene un resultado
desastroso y como consecuencia estos son socialmente perturbados y manifiestan un
retardo en el lenguaje y en el desarrollo intelectual.
2.3. ASPECTO INDIVIDUAL
Los psicólogos consideran cómo característica de la personalidad la motivación.
Describiendo las necesidades del individuo podemos describir la personalidad,
resumiendo que “somos los que necesitamos”. Por esto si estar con una persona es
una necesidad nos categorizamos como amigables, extrovertidos y gregarios.
Si comprendemos completamente la motivación, habremos comprendido la
personalidad.
3. FORMACIÓN
Es un proceso en el cual fuerzas biológicas y culturales se integran y hacen que el organismo
funcione como una totalidad unitaria. El nacimiento es sólo un paso pues toda nuestra vida es un
continuo proceso. La formación de la personalidad puede resumirse en tres aspectos.
3.1. DESARROLLO DEL YO COMO IDENTIDAD
Es el tema central de la personalidad, puesto que nos identificamos a través del
mecanismo del yo. Un recién nacido no se diferencia de absolutamente nada que lo
rodee y conforme el tiempo comienza a hacer una distinción del yo y del no yo a
través del aprendizaje. El primer paso es el reconocimiento de su cuerpo como algo
distinto de los objetos y las personas que lo rodean. Con el tiempo surge la percepción

7
del yo psíquico como el correr, caminar, explorar, descubrir y acumular expe riencias
y a los tres años el niño distingue él yo del tu pero aún no la noción del nosotros.
3.2. DESARROLLO DE LA CONCIENCIA MORAL
La conciencia moral es la función de la personalidad que consiste en comprender los
impulsos, las tendencias y las acciones propias con el sistema de normas morales
que han sido aceptadas como válidas por una sociedad. Es una capacidad que
requiere de una motivación del aprendizaje para su desarrollo. La conciencia moral
juega un papel importante en la formación de la estructura de la personalidad. La
conciencia actúa para suprimir o reprimir ciertos impulsos. Para lograr estas tareas
produce acciones punitivas, como la sensación de remordimiento y sentimiento de
culpabilidad
4. ELEMENTOS
4.1. Constitución
Conjunto de aspectos exteriores e interiores de base genético-hereditaria, origen de
la reacción funcional.
4.2. Temperamento
Tono o disposición afectiva, se refiere a la naturaleza emocional del individuo. Se
nace con el temperamento.
4.3. Carácter
Forma concreta y estable que adquieren en un individuo los rasgos afectivos-
dinámicos heredados.
4.4. Actitudes
Predisposiciones persistentes a responder favorable o desfavorablemente ante una
situación dada.
4.5. Aptitudes
Aptitud es la capacidad para hacer algo.
4.6. Rasgos
Características constantes del comportamiento del individuo en una gran variedad de
situaciones.
5. VARIABLES
Nuestra conducta está influida por nuestra herencia, por las condiciones de nuestro cuerpo, y por
estímulos y situaciones. Nuestra personalidad en sí misma es una fuente principal de conducta. Si
despreciamos las variables de la personalidad, no seremos capaces de obtener un cuadro completo

8
de las causas de la conducta. Un amigo puede saludarnos cada vez que lo encontramos, pero en
una ocasión en particular nos desconoce por completo. La conducta presente no es simplemente el
resultado de la situación inmediata, sino que está influida por un estado mental simultáneo.
Como proclaman los conductistas sociales, una conducta en particular depende del contexto de los
factores que están activos en cualquier momento dado, muchos de los cuales se encuentran dentro
de la personalidad misma (variables de la persona).
Podemos aceptar la suposición de que la personalidad es algo que se puede describir, que se
desarrolla, cambia y tiene principios de funcionamiento que podemos conocer.
Cuando no conocemos la estructura y los principios de funcionamiento de algo, podemos comenzar
con suposiciones. Buscamos entender las causas de la conducta. Al no poder explicar la conducta
por medio de causas externas, podemos recurrir a las variables de personalidad, como los
sentimientos, los impulsos y las ansiedades. Estas deben inferirse de la conducta, si esperamos
describir con éxito la personalidad.
6. TRASTORNOS
6.1. TRASTORNOS SOMÁTICOS
6.1.1. TRASTORNOS ORGÁNICOS MENTALES
Este grupo de trastornos se caracteriza por la anormalidad psíquica y conductual
asociada a deterioros transitorios o permanentes en el funcionamiento del
cerebro. Los desórdenes presentan diferentes síntomas según el área afectada o
la causa, duración y progreso de la lesión. El daño cerebral procede de una
enfermedad orgánica, del consumo de alguna droga lesiva para el cerebro o de
alguna enfermedad que lo altere indirectamente por sus efectos sobre otras
partes del organismo.
Los síntomas asociados a los trastornos orgánicos mentales podrán ser el
resultado de un daño orgánico o la reacción del paciente a la pérdida de
capacidades mentales. Ciertos trastornos presentan como característica principal
el delirio o un estado de obnubilación de la conciencia que impide mantener la
atención, acompañado de errores perceptivos y de un pensamiento desordenado
e inadaptado a la realidad.
Otro síntoma frecuente de los trastornos orgánicos como la enfermedad de
Alzheimer, es la demencia, caracterizada por fallos en la memoria, el
pensamiento, la percepción, el juicio y la atención, que interfieren con el
funcionamiento ocupacional y social. La demencia senil se da en la tercera edad

9
y produce alteraciones en la expresión emocional (apatía creciente, euforia
injustificada o irritabilidad).

6.1.2. TRASTORNOS AFECTIVOS


Son aquellos trastornos en los que el síntoma predominante es una alteración del
estado de ánimo. El más típico, la depresión, se caracteriza por la tristeza, el
sentimiento de culpa, la desesperanza y la sensación de inutilidad personal. Su
opuesta, la manía, se caracteriza por un ánimo exaltado, expansivo,
megalomanía y también cambiante e irritable, que se alterna casi siempre con el
estado depresivo.
6.2. TRASTORNOS ESQUIZOFRENICOS
6.2.1. ESQUIZOFRENIA
La esquizofrenia abarca un grupo de trastornos graves, que normalmente se
inician en la adolescencia. Los síntomas son las agudas perturbaciones del
pensamiento, la percepción y la emoción que afectan a las relaciones con los
demás, unidos a un sentimiento perturbado sobre uno mismo y a una pérdida del
sentido de la realidad que deteriora la adaptación social. El concepto de `mente
dividida', implícito en la palabra esquizofrenia, hace referencia a la disociación
entre las emociones y la cognición, y no, como vulgarmente se supone, a una
división de la personalidad que, más bien, hace referencia a otro tipo de
trastornos como la personalidad múltiple o psicopatía, denominada así por el
psiquiatra alemán Emil Kraepelin.
6.2.2. TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD
A diferencia de lo episódico de los trastornos neuróticos e incluso de algunos
psicóticos, los trastornos de la personalidad duran toda la vida; determinados
rasgos de la personalidad del enfermo son tan rígidos e inadaptados que pueden
llegar a causar problemas laborales y sociales, daños a uno mismo y
probablemente a los demás.
La personalidad paranoide se caracteriza por la suspicacia y la desconfianza. La
esquizoide ha perdido la capacidad e incluso el deseo de amar o de establecer
relaciones personales, mientras que la esquizotimia se caracteriza por el
pensamiento, el habla, la percepción y el comportamiento extraños. Las
personalidades histriónicas se caracterizan por la teatralidad de su
comportamiento y de su expresión, relacionadas en parte con el siguiente tipo, la

10
personalidad narcisista, que demanda la admiración y la atención constante de
los demás.
Las personalidades antisociales (antes conocidas como psicopatías) se
caracterizan por violar los derechos de los demás y no respetar las normas
sociales. Este tipo de personalidad es inestable en su autoimagen, estado de
ánimo y comportamiento con los demás, y los `evitadores' son hipersensibles al
posible rechazo, la humillación o la vergüenza. La personalidad dependiente es
pasiva hasta el punto de ser incapaz de tomar una decisión propia, forzando a los
demás a tomar las decisiones en su lugar. Los `compulsivos' son perfeccionistas
hasta el extremo e incapaces de manifestar sus afectos. Por último, los `pasivos -
agresivos' se caracterizan por resistirse a las exigencias de los demás a través
de maniobras indirectas, como la dilación o la holgazanería.
7. RASGOS DE LA PERSONALIDAD
No son más que las disposiciones persistentes e internas que hacen que el individuo piense,
sienta y actué, de manera característica.
7.1. TEORÍA DE LOS RASGOS
Los teóricos de los rasgos rechazan la idea sobre la existencia de unos cuantos tipos
muy definidos de personalidad. Señalan que la gente difiere en varias características
o rasgos, tales como, dependencia, ansiedad, agresividad y sociabilidad. Todo s
poseemos estos rasgos pero unos en mayor o menor grado que otros. Desde luego
es imposible observar los rasgos directamente, no podemos ver la sociabilidad del
mismo modo que vemos el cabello largo de una persona, pero si esa persona asiste
constantemente a fiestas y a diferentes actividades, podemos concluir con que esa
persona posee el rasgo de la sociabilidad. Los rasgos pueden calificarse en
cardinales, centrales y secundarios.
7.1.1. RASGOS CARDINALES
Son relativamente poco frecuentes, son tan generales que influyen en todos los
actos de una persona. Un ejemplo de ello podría ser una persona tan egoísta que
prácticamente todos sus gestos lo revelan.
7.1.2. RASGOS CENTRALES
Son más comunes, y aunque no siempre, a menudo son observables en el
comportamiento. Ejemplo, una persona agresiva tal vez no manifieste este rasgo
en todas las situaciones.
7.1.3. RASGOS SECUNDARIOS

11
Son atributos que no constituyen una parte vital de la persona pero que
intervienen en ciertas situaciones. Un ejemplo de ello puede ser, una persona
sumisa que se moleste y pierda los estribos.
7.2. CATEGORÍAS DE LA PERSONALIDAD
Las cinco grandes categorías de la personalidad
7.2.1. EXTROVERSIÓN
Locuaz, atrevido, activo, bullicioso, vigoroso, positivo, espontáneo, efusivo,
enérgico, entusiasta, aventurero, comunicativo, franco, llamativo, ruidoso,
dominante, sociable.
7.2.2. AFABILIDAD
Cálido, amable, cooperativo, desprendido, flexible, justo, cortés, confiado,
indulgente, servicial, agradable, afectuoso, tierno, bondadoso, compasivo,
considerado, conforme.

7.2.3. DEPENDENCIA
Organizado, dependiente, escrupuloso, responsable, trabajador, eficiente,
planeador, capaz, deliberado, esmerado, preciso, practico, concienzudo, serio,
ahorrativo, confiable.
7.2.4. ESTABILIDAD EMOCIONAL
Impasible, no envidioso, relajado, objetivo, tranquilo, calmado, sereno,
bondadoso, estable, satisfecho, seguro, imperturbable, poco exigente, constante,
placido, pacifico.
7.2.5. CULTURA O INTELIGENCIA
Inteligente, perceptivo, curioso, imaginativo, analítico, reflexivo, artístico,
perspicaz, sagaz, ingenioso, refinado, creativo, sofisticado, bien informado,
intelectual, hábil, versátil, original, profundo, culto.
7.3. ¿EL AMBIENTE DETERMINA LA PERSONALIDAD?
Si es cierto que factores hereditario, endocrinos, etc., determinan en parte la
personalidad del individuo, también lo es que el ambiente en el que vive y las
relaciones que mantiene con los demás influyen, en medida aún mayor, en la
formación de su personalidad. Pensemos, por ejemplo, en dos hermanitos, hijos de
los mismos padres: estos niños han recibido una dotación hereditaria más o menos
de las mismas características y a pesar de ello crecen de forma muy distinta, tienen

12
distinta personalidad. ¿A qué se debe? A que la actitud de los padres hacia cada uno
de ellos es distinta, como bien sabrá quién sea padre. En ef ecto, en relación a los
primogénitos, la madre y el padre desarrollan una ansiedad mayor, son más
aprensivos, y ello se comprende porque se trata de su primera experiencia, se
enfrentan por primera vez a la responsabilidad de ser “padres”. Se encuentran en una
situación de “rodaje‟, de la que el hijo, a veces, sufre las consecuencias. Sobre el
primogénito se vierten ríos de amor, pero también de expectativas, de inseguridad y
ansiedad, que influirán mucho en la formación de su personalidad.
Por cuanto respecta a los hijos que van llegando después, el rodaje ya está hecho,
la ansiedad es menor, ya se ha vivido la experiencia y parece que el hijo crece más
fácilmente, aunque en realidad lo que ocurre es que los padres, al estar más seguros
en su labor, transmiten esta seguridad al niño, haciendo que la vida sea también para
él más fácil. Ésta es la razón por la que los segundos hijos son en general más
sociables, más espontáneos, es decir, su personalidad acusa la influencia de una
atmósfera familiar distinta. El psicoanálisis dice que los primeros años de vida del
niño son de una importancia fundamental para la formación de su personalidad, y sin
duda es así. El niño que crece en un ambiente tranquilo, rodeado de amor, pero no
asfixiado, sino con libertad para descubrir el mundo que le rodea y estimulado en su
curiosidad, reúne las premisas positivas para convertirse en un adulto seguro de sí
mismo, con confianza también en los demás, activo y optimista. Por el contrario, el
niño poco amado o amado mal, de forma posesiva y egoísta, el niño frustrado en sus
intentos de autonomía, no adquiere esa seguridad y esa confianza indispensables
para madurar una personalidad abierta a los demás porque confía en sí mismo, capaz
de establecer relaciones auténticas y constructivas con los demás. Si es verdad lo
que Freud dice del niño, es decir, que es “el padre del hombre que será”, el periodo
infantil es una importante inversión sobre la vida adulta. Sería sin embargo un error
considerar que la personalidad se halla exclusivamente determinada por el ambiente
que rodea a la persona, así como lo sería pensar que cada persona nace con una
personalidad totalmente determinada. La realidad es mucho más compleja y los
factores que contribuyen a formar la personalidad no sólo son muy numerosos, sino
que se hallan repartidos a lo largo de toda la vida.
7.4. LA PERSONALIDAD COMO REALIDAD CAMBIANTE
De todo lo dicho anteriormente se deduce que la personalidad del hombre adulto
deriva de la interferencia entre la dotación biológica hereditaria en el momento de

13
nacer y las distintas experiencias, en parte consciente y en parte inconsciente, que
todo individuo ha de afrontar por el mero hecho de vivir en una sociedad. La
personalidad tiene por tanto una naturaleza biosocial: es la síntesis de m uchos y
distintos factores, que confluyen para producir, de forma compleja e integrada, ese
cuadro global que caracteriza a cada hombre como ser único e irrepetible. No sólo
esto, sino que a lo largo de la vida de un individuo la personalidad no es inmuta ble,
sino que se ve continuamente enriquecida, o empobrecida, y modificada por las
experiencias vividas, internas o externas, algunas de las cuales dejan una marca
profunda. Si pensamos por un momento en lo que éramos en la infancia y en lo que
seremos a edad avanzada, hallaremos una demostración de cuanto estamos
diciendo. El anciano sigue siendo la misma persona, la misma individualidad que,
unas décadas antes, llevaba ese mismo nombre y apellido, pero ya no es el mismo
hombre. Su personalidad (física, orgánica, ambiental, psicológica) ha cambiado
profundamente. Será siempre la misma persona, pero su personalidad se habrá visto
sometida a un devenir que poco a poco le habrá hecho cambiar. Nosotros nos damos
cuenta de esto cuando consideramos los dos extremos de la línea de la vida; pero
este resultado evidente es el producto de un movimiento continuo, de continuas
experiencias, de los innumerables enriquecimientos y empobrecimientos que van
marcando la evolución constante de esa vida y esa personalidad. La personalidad
debe entenderse por tanto como una organización de actividades psíquicas que
empieza a formarse desde el nacimiento, que se completa a lo largo del desarrollo de
la persona y en la vida adulta, que se enriquece continuamente (en la alegría y en el
dolor, en el éxito y en el fracaso) y, por último, que se caracteriza por un
comportamiento bastante coherente.
Algunos investigadores afirmaban que la personalidad se hereda, otros en cambio
afirmaban que las experiencias de algunas personas determinaban su personalidad.
En este sentido el pensamiento contemporáneo es más equitativo, y postula que tanto
la herencia (biología) como el ambiente (experiencias) son importantes, aunque claro
algunas características de la personalidad pueden recibir más influencia de un factor
que de otro. Algunos expertos establecen que la herencia establece límites al nivel
de desarrollo de características y solo dentro de él, las fuerzas del ambiente
determinan las características de la personalidad. Un alcance interesa nte es el que
afirma que es muy probable además que los seres humanos hayamos heredado

14
algunas características que influirán sobre las elecciones de nuestra carrera
profesional.
Los componentes ambientales que incluyen son:
 CULTURA
Es la manera característica en que poblaciones distintas organizan sus vidas.
Cumple un papel importante en la formación de la personalidad. Las personas
que nacen en una cultura específica están expuestas a los valores de la familia,
de la sociedad y a las normas de comportamiento aceptables. Es la encargada
de definir la manera en que se deben desempeñar los papeles en la sociedad,
así como también ayuda a establecer patrones amplios de similitud del
comportamiento entre las personas. Por lo general existen diferencias
extensas en los comportamientos de individuos, por esto no todas las personas
reaccionan igual a las influencias culturales En este tema es que muchas veces
los gerentes pueden cometer errores pues consideran que sus subordinados
son iguales a ellos, pues las personas poseen y muestran muchas diferencias
importantes, inclusive las personas que se desarrollan en la misma cultura y
que se han desarrollado en los mismos grupos sociales son diferentes.
 Familia
Conduce al individuo a participar socialmente en una cultura determinada; los
padres y hermanos desempeñan un gran papel en la formación de la
personalidad del individuo, así como también los demás miembros como tíos,
primos, abuelos, entre otros. En algunos casos la carencia de uno de los
padres puede afectar negativamente el desarrollo de los hijos a causa de tres
aspectos:
• Mediante sus comportamientos exponen situaciones que originan
determinadas conductas.
• Actúan como modelos de papeles con los que generalmente se identifican en
gran medida los hijos.
• Recompensan y castigan selectivamente algunos comportamientos.
8. TEORÍAS
8.1. EL CONDUCTISMO
Según esta teoría, todas las formas complejas de comportamiento las emociones, los
hábitos, e incluso el pensamiento y el lenguaje se analizan como cadenas de
respuestas simples musculares o glandulares que pueden ser observadas y medidas.

15
Watson sostenía que las reacciones emocionales eran aprendidas del mismo modo
que otras cualesquiera.
La teoría watsoniana del estímulo-respuesta supuso un gran incremento de la
actividad investigadora sobre el aprendizaje en animales y en seres humanos, sobre
todo en el periodo que va desde la infancia a la edad adulta temprana.
Según palabras de Watson " La personalidad es la suma de las actividades factibles
de descubrirse mediante una observación real de la conducta, suficientemente larga
como para que pueda suministrarnos una información segura. En otros términos la
personalidad no es sino el producto final de nuestros sistemas de hábitos. Nuestro
procedimiento para el estudio de la personalidad consiste en establecer y realizar una
sección transversal de la corriente de la actividad.
Dado el criterio general del conductismo sobre el papel del aprendizaje, la
personalidad será el resultado del mismo. La conducta se encuentra organizad a sobre
la base de tres niveles: el visceral, el manual y el laríngeo. Este último que se traduce
en el pensar, constituye la excelencia propia de los seres humanos. Cada uno de
esos tres niveles se encuentra bajo la constante acción del medio y del aprend izaje,
y cada uno de ellos aparece en un momento preciso del desarrollo.
8.2. El PSICOANALISIS
Las técnicas del psicoanálisis y gran parte de la teoría psicoanalítica basada en su
aplicación fueron desarrolladas por Sigmund Freud. Sus trabajos sobre la estructu ra
y el funcionamiento de la mente humana tuvieron un gran alcance, tanto en el ámbito
científico como en el de la práctica clínica.
La primera de las aportaciones de Freud fue el descubrimiento de la existencia de
procesos psíquicos inconscientes ordenados según leyes propias, distintas a las que
gobiernan la experiencia consciente. En el ámbito inconsciente, pensamientos y
sentimientos que se daban unidos se dividen o desplazan fuera de su contexto
original; dos imágenes o ideas dispares pueden ser reunidas (condensadas) en una
sola; los pensamientos pueden ser dramatizados formando imágenes, en vez de
expresarse como conceptos abstractos, y ciertos objetos pueden ser sustituidos y
representados simbólicamente por imágenes de otros, aun cuando el parecido entre
el símbolo y lo simbolizado sea vago o explicarse sólo por su coexistencia en
momentos alejados del presente. Las leyes de la lógica, básicas en el pensamiento
consciente, dejan de ejercer su dominio en el inconsciente.

16
El papel fundamental reside en la motivación inconsciente. Como teoría dinámica que
es, se basa en la existencia de una energía psíquica, lo que se expresa en dos puntos
fundamentales: 1.- La presencia de instintos, tendencias o necesidades que requieren
satisfacción; 2.- al ser frustradas o al no recibir la gratificación requerida, se producen
conflictos y ansiedad, y pueden originarse estados psico-patologicos. Sobre esa
constitución primordial, la personalidad se apoyara en dos instintos fundamentales:
el del Eros y el del Tanos. El termino instinto no lo identifica con las respuestas del
mismo nombre, de origen animal. Se trata, más bien, de energías básicas innatas,
que aun encontrándose en la raíz biológica de la personalidad, poseen una
manifestación psíquica: se trata, pues, de fuerzas psicobiologicas. Con ello se afirma
la tesis freudiana de la interrelación existente entre el desarrollo biológico y el
psíquico.
La personalidad aparece compuesta en forma tripartita: el ello, el yo y el superyó.
Estos factores pueden caracterizarse en la siguiente forma:
8.3. ELLO
1.- Constituye la reserva de los instintos de vida y muerte.
2.- Es la fuente de energía psicobiológica
3.- Motiva los impulsos agresivos, así como los placenteros
4.- No se encuentra controlado por la realidad: es ilógico e irracional
5 .- Se dirige por la satisfacción o insatisfacción de tipo inmediato.
7.- Los otros componentes, yo y superyó, surgirán en el desarrollo y el contacto con
la realidad.
8.4. YO
1.- Es un factor primordialmente consiente
2.- Se encuentra en contacto con la realidad física.
3.- Es una especie de intermedio entre los deseos de ello y las características de la
realidad física.
4.- Establece, o trata de hacerlo, un equilibrio y control entre el medio y el organismo.
5.- Procura que la conducta se resuelva en forma concordante y satisfactoria con el
medio.
6.- No va referido a ningún principio de tipo moral o rector.
8.5. SU PERYÓ
1.- Representa la socialización del individuo.

17
2.- Mientras el ello se encuentra condicionado primordialmente por las fuerzas
biológicas, y el yo por el medio físico inmediato, la base del superyó es sociológica o
cultural.
3.- Se alcanza relativamente en el desarrollo. Siendo, por tanto el último en elaborase.
4.- En la práctica, es un sinónimo de consciencia moral.
5.- En el aparece un yo ideal: el modelo o inspiración de nuestra conducta.
9. PERSONOLOGÍA
El término personología se debe al psicólogo norteamericano Henry A. Murray, quien en 1938 lo
utilizaba para referirse al “estudio o ciencia de Ia personalidad”.
La utilización de esta palabra ha tenido como finalidad establecer Ia separación entre el estudio de
la personalidad y el estudio de la psicología.
En la actualidad no suele utilizarse el término personología; en su lugar se habla de “Teorías de la
Personalidad”, ya que existen distintas escuelas psicológicas con hipótesis y explicaciones
diferentes en cuanto a la estructura de la personalidad.
10. TIPOLOGIA
La diferencia básica radica en el objetivo que persiguen ambas.
La tipología trata de clasificar a los individuos de acuerdo con estructuras fisiológicas o mentales.
Mientras que la personología se dedica a estudiar los factores determinantes de la personalidad que
llevan a la persona a actuar como lo hace. La personología no se queda en catalogar a los
individuos, sino que va más al fondo de las cosas: cuál es el origen del comportamiento humano.
11. DIFERENCIA ENTRE PERSONOLOGÍA Y TIPOLOGÍA
11.1. PERSONA
Para comprender mejor los términos personología y personalidad, es necesario
aclarar el significado de la palabra persona.
Tiene su origen en la lengua griega, significando etimológicamente “mascara”, es
decir, algo asumido, que no es propio de uno, algo que no es sustancial sino añadido.
Los actores del teatro se ponían máscaras (personas) para representar los distintos
papeles de la pieza teatral; y éste es el origen del primitivo significado de la palabra.
En el siglo III, los teólogos cambian el sentido del vocablo y entienden por
persona algo interior, de matiz sustancial o esencial. Y en el siglo VI, Boeclo añade a
esta concepción el atributo de la racionalidad.
En psicología conviene destacar la interpretación de Jung, discípulo de Freud, para
quien el término persona significa cara (mascara) que el hombre presenta a la

18
sociedad en que se desenvuelve. Cara que puede ser distinta a sus sentimientos e
intereses reales.
11.2. PERSONAJE
El término personaje se emplea con un doble sentido:
Para referirse a un sujeto distinguido.
Para hacer referencia a cada uno de los seres humanos o simbólicos ideados por un
escritor, y dotados de vida propia, que toman parte en la acción de una obra literaria.
Utilizado en el primer sentido, suele confundirse a veces dentro del lenguaje popular
no científico, con el término personalidad. La confusión proviene del hecho de que a
los grandes personajes se les hace mucha propaganda de su personalidad, en cuanto
a los rasgos más sobresalientes, terminando por identificar la personalidad con
aquellos aspectos en que se destaca el individuo.
Aunque este fenómeno es frecuente, debe tenerse en cuenta que no es correcta esta
identificación pues se falsea lo que es personalidad realmente, para reducirla al mero
efecto que estos individuos producen exteriormente.
11.3. PERSONALIDAD
Muchas son las definiciones que se han dado de la personalidad y a pesar de todos
los estudios, no se ha logrado precisar con exactitud. Generalmente las definiciones
dadas se clasifican dentro de tres tendencias:
- Considerar la personalidad como efecto exterior que una persona causa en los
demás.
- Definirla por su esencia y estructura.
- Considerarla como algo operacional: por las operaciones que produce .
12. CONCLUSIONES
En un principio, el termino persona fue usado por los griegos para indicar la máscara, las cuales
eran usadas por los actores en sus representaciones teatrales. A este origen se le atribuye la
responsabilidad de algunos de los significados que posee, entre ellos lo de falsa apariencia. Pero
en un intento de definirla podemos decir que cuando hablamos de personalidad nos referimos a la
organización dinámica dentro del individuo y para lo cual es importante destacar el carácter
integrativo de la personalidad, tanto de los factores heredados, los mixtos, que incluyen inteligencia,
carácter y experiencia previa como los adquiridos que es la situación actual, medio donde vive y
percepción de las situaciones entre otras.
La personalidad es el término con el que se suele designar lo que de único, de singular, tiene un
individuo, las características que lo distinguen de los demás. El pensamiento, la emoción y el

19
comportamiento por sí solos no constituyen la personalidad de un individuo; ésta se oculta
precisamente tras esos elementos. La personalidad también implica previsibilidad sobre cómo
actuará y cómo reaccionará una persona bajo diversas circunstancias.
Las distintas teorías psicológicas recalcan determinados aspectos concretos de la personalidad y
discrepan unas de otras sobre cómo se organiza, se desarrolla y se manifiesta en el
comportamiento. Una de las teorías más influyentes es el psicoanálisis, creado por Sigmund Freud,
quien sostenía que los procesos del inconsciente dirigen gran parte del comportamiento de las
personas. Otra corriente importante es la conductista, representada por psicólogos como el
estadounidense B. F. Skinner, quien hace hincapié en el aprendizaje por condicionamiento, que
considera el comportamiento humano principalmente determinado por sus consecuencias. Si un
comportamiento determinado provoca algo positivo (se refuerza), se repetirá en el futuro; por el
contrario, si sus consecuencias son negativas hay castigo la probabilidad de repetirse será menor.

20