Anda di halaman 1dari 6

Aranda García Tanya

Mazurca en este día de Pere Gimferrer

El poema liminar de Arde el mar de Pere Gimferrer es “Mazurca en este día” este

poema es importante porque en él se encierran algunos de los puntos esenciales

del poeta. Sin duda alguna, este poema no es escogido al azar para ser el que

abra el poemario, pues tiene una razón de ser; José Luis Rey señala a “Mazurca

en este día” como:

Signo del libro en su conjunto (no es casual, por lo tanto, que lo


inicie), Arde el mar representa la constatación de una identidad que
sólo adquiere identidad en su dimensión estética; con lo que la
interrogación central del poema (Dios, ¿qué fue de mi vida?) se
transforma en otra nueva y paralela a lo largo del texto: Dios ¿qué
fue de mi escritura? Sólo a través de una escritura necesariamente
insuficiente puede alcanzar a evocar la imagen fantasmal del escritor
que el poeta construyó justamente en esa escritura.1
Para Lanz alrededor del poemario está inmersa una nostalgia que va

dirigida a los modelos en los que se podía construir una identidad a través de la

escritura.

Desde el titulo del poema “Mazurca en este día” el lector se encuentra con

un obstáculo, pues se ve en la necesidad de buscar el significado de mazurca:

este término alude a una danza romántica popular del siglo XIX y comienzos del

XX. Andrew Debicki ve que el titulo está en relación con códigos musicales, de tal

forma que “el poema nos ofrece, en última instancia, una mazurca, una danza

1
José Luis Rey citado por Juan José Lanz, “Mazurca en este día” como signo de la poética de Arde el mar en
http://www.zurgai.com/PDF/122006096.pdf 29/03/2011

1
artística más que una historia realista, y un ejemplo de las maneras con las que el

arte transforma la vida”.2

A lo largo del poema Gimferrer solicita a un lector con un bagaje cultural

amplio, pues hace referencias a Pound, a Coleridge y a la misma mazurca; sin

estos referentes muy probablemente el lector no comprenderá la poesía y quedará

un vacío en él.

El poema inicia con dos versos octosilábicos “Vellido Dolfos mató al rey/ a

las puertas de Zamora”,3 estructura muy característica del romancero. Después da

paso a los versos alejandrinos “Tres veces la corneja en le camino, y casi” (v.3); al

menos en este poema se puede observar la mezcla métrica de octosílabos,

alejandrinos, endecasílabos y algún verso corto. Utiliza una métrica bastante

clásica, aunque a primera vista nos parezca versolibrista, no es así; Gimferrer

cuidó bastante la métrica empleada en el poema.

El poema inicia y termina con una muerte: la de Sancho II y la de Kublai

Khan; dos sucesos terribles que marcan el principio y el fin de una tragedia.

En “Mazurca en este día” se pueden observar tres tiempos bien definidos: el

primero está marcado por la muerte de Sancho II que va de los versos 1-14; el

segundo lo vemos por la estancia en una Universidad y va de los versos 15-26; el

tercer tiempo, y el último, está en los versos 27-29. A lo largo del poema el lector

puede observar una simultaneidad de tiempos históricos.

2
Andrew Debicki citado por Eduardo Chirinos en La clave desleída en el justillo: historia íntima en
“Mazurca en este día” de Pere Gimferrer en http://www.jstor.org/stable/3246935?seq=13 29/03/2011
3
Pere Gimferrer, Poemas (1962-1969), poesía castellana completa, ed, de Julia Barella, Visor, Madrid, 2000
p. 131. De aquí en adelante sólo indicaré el número de verso.

2
El primer tiempo, como ya mencioné, está marcado por la muerte de

Sancho II lo que nos remite a la Primera Crónica General, la cual el lector debe

conocer para poder relacionarla. En la crónica Vellido Dolfos sale de Zamora y se

ofrece en vasallaje a Sancho, éste le promete enseñarle una entrada secreta a la

ciudad; sin embargo, cuando Sancho se retira para hacer sus necesidades físicas,

Dolfos le entierra la espada por la espalda; lo deja tirado y va en busca de Urraca. 4

De los versos 1 al 14 Gimferrer describe este suceso. Algunos críticos coinciden

en que la construcción de estos primeros versos están relacionados con el Canto

III de Ezra Pound.

Jordi Gracia señala que:

La segunda parte del poema de Pound recrea el principio del poema


del Cid, la salida de Burgos y se cierra con la muerte de Inés de
Castro: Un muro/ desladrillado acá, levantado allá/ Ruina, mera
ruina, el color se deslavaza sobre la piedra,/ la cal se eslavaza, pintó
Mantenga el muro./Andrajos de seda, Nec Spe Nec Metus versos
que están en relación con los versos 4-5 y 10-11 de Mazurca en este
día.5
El lector se puede percatar que el cambio temporal está marcado por el

agua; en el verso “sobre el rumor del río lamiendo el farellón” (v. 14) el río se

enlaza con la “lluvia” del verso “esta lluvia en los claustros de la Universidad” (v.

16) y el cierre está dado por el agua del verso “Cambia el color del agua,/ llegan

aves de Persia” (vs. 27-28). El agua es la que marca el cambio en la temporalidad

del poema.

4
Ángel Gómez Moreno, La poesía épica y de clerecía medievales, Madrid, Taurus, 1988 pp. 54-56
5
Jordi Gracia, op.cit., p.105

3
Ahora bien, de los versos 15 al 26 el poeta deja de lado la historia de

Sancho II para centrarse en un suceso más cotidiano, en los claustros de una

Universidad que, según Jordi Gracia, está relacionada con el entorno histórico real

del poeta, es decir, con el claustro de Letras de la Universidad de Barcelona. En el

verso “Guantes grises, rugosos,/ pana, marfil, cuchillos, alicates o pinzas” (vs. 23-

24) son símbolos que señalan un grupo en específico, en este caso a personas

que conviven en la Universidad; a pesar de que no hay ninguna presencia, por

medio de estos objetos se evocan.

En los últimos cuatro versos “Dios, ¿qué fue de mi vida?/ Cambia el color

del agua,/ llegan aves de Persi./ Kublai Khan ha muerto” (vs. 26-29). El lector

puede observar el tercer y último cambio temporal. Como ya había mencionado, el

poema inicia con una muerte y finaliza de igual forma con otra muerte, pero ahora

es la de Kublai Khan. Jordi ve que en este final:

Se resuelve el poema en tres versos que anuncian la metamorfosis


de las cosas y el paso del tiempo Cambia el color del agua, que
traen las aves de Persia como transición del último verso: Kublai
Khan ha muerto... Gimferrer relaciona con tres referentes cultos: el
poema de Coleridge, “Kubla Khan”... Ciudadano Kane, porque
Xanadú fue obra de Kublai Kahn, como dice el primer verso del
poema y, por último, una cita de Plutarco “el gran Pan ha muerto”,
leída en una fuente secundaria.6
Al menos en este final el poeta nos obliga a tener referentes para poder

comprender la lectura del poema, pues si no los tuviéramos estas anotaciones que

6
Gracia, op.cit., p. 73

4
señala Jordi pasarían inadvertidas; con ello, el lector debe estar atento para darse

cuenta de esta intertextualidad.

Gimferrer ha señalado que en “Mazurca en este día” la diversidad de

tiempos se condensa en una unidad que se hace presente, 7 y esta unidad se hace

presente en el acto de la lectura del poema, pues los tres tiempos se rememoran y

se fusionan; así el poema revive cada vez que el lector lo lee y se hace participe

en él.

Bibliografía

Chirinos, Eduardo, La clave desleída en el justillo: historia íntima en “Mazurca en

este día” de Pere Gimferrer en http://www.jstor.org/stable/3246935?seq=13

29-03-2011.

Gómez Moreno Ángel, La poesía épica y de clerecía medievales, Madrid, Taurus,

1988.

Gimferrer Pere, Poemas (1962-1969), poesía castellana completa, ed, de Julia

Barella, Madrid, Visor, 2000.

Gracia Jordi, Estudio preliminar a Arde el mar de Pere Gimferrer, Madrid, Cátedra,

1997.

Lanz Juan José, Mazurca en este día como signo de la poética de Arde el mar, en

http://www.zurgai.com/PDF/122006096.pdf 29-03-2011

7
Gimferrer citado por Juan José Lanzs, op.cit., p.97

5
6