Anda di halaman 1dari 17

1.

En resumen, los métodos de análisis de redes de distribución más significativos que


abarca un periodo de desarrollo de cerca de 6 décadas son los siguientes:

• Método de Hardy Cross 1936


Hardy Cross fue quizá el primero en sugerir un procedimiento iterativo para determinar la solución
de una red de tuberías. Se puede emplear en aquellos casos en que no se disponga de una
computadora o la red tenga pocos circuitos (quizá tres o cuatro).

Este método también es conocido como el “Método de balanceo de cargas por corrección de
gastos” dado que el método corrige el balance de cargas en cada circuito. Existe otra versión del
método que se basa en balancear los gastos al corregir las pérdidas de carga expresadas en las
ecuaciones H; sin embargo, ambos métodos son considerados como el Método de Hardy Cross.

• Método del Nodo Simultáneo (Conocido también como el método clásico de


Newton Raphson) 1960.
El método de Newton-Raphson puede emplearse también para encontrar las correcciones de
gasto en cada circuito durante la solución de una red de distribución. Este procedimiento toma en
cuenta la influencia que tienen los tubos comunes en los circuitos adyacentes y al igual que en el
Método de Hardy Cross, se supone una distribución inicial de gastos en los tubos, la cual satisface
las ecuaciones de continuidad en los nudos.

• Método del Circuito Simultáneo 1963

• Método de la Teoría Lineal 1977


El método de la teoría lineal emplea las ecuaciones Q, y dado que en este sistema las ecuaciones
de continuidad en los nudos son lineales, pero las expresiones de la pérdida de carga no son
lineales, entonces se propone un método para convertirlas en lineales. El método de la teoría
lineal no requiere una inicialización de los gastos en los tubos, y también converge con pocas
iteraciones. Sin embargo, el número de ecuaciones a resolver es mayor en comparación con los
métodos anteriores.

• Método del Gradiente Hidráulico (Conocido también como Método de la Red


Simultánea) 1980

Es importante anotar que los métodos del circuito y nodo simultáneo, teoría lineal y gradiente
hidráulico emplean formulaciones matriciales aprovechando el gran poder de procesamiento
numérico de los computadores modernos.
Como se puede observar, el desarrollo de los modelos computacionales modernos ha estado
precedido de 5 periodos históricos calificados como: 1) Desarrollo Fundamentos Teóricos, 2) Era
Pre-Informática, 3) Inicio de la Era Computacional Moderna, 4) Surgimiento de Métodos de
Análisis Avanzado y 5) Desarrollo Industria del Software Comercial.

Tabla I: Síntesis Histórica de Formulaciones y Métodos de Análisis de Redes Malladas


Periodo I: Desarrollo Fundamentos Teóricos

Claramente en el siglo XVII se dieron los primeros desarrollos teóricos y experimentales sobre
mecánica de fluidos. De este siglo podemos destacar los aportes de Bernoulli (1738) quien basado
en los fundamentos físicos de Newton aporto los principios básicos de conservación de energía
que sirvieron de base para dispositivos como el tubo venturi. En 1752 basado en las formulaciones
teóricas de Bernoulli, Leonard Euler planteo las ecuaciones de energía en la forma que hoy
conocemos y que sirven de base aún en los modelos hidráulicos actuales. En el mismo siglo,
Antoine Chezy (1770) encontró que en las pérdidas del agua en movimiento la relación V2/R. S
permanecía razonablemente constante en ciertas condiciones. Relación que sirvió de base en las
ecuaciones de pérdidas por fricción desarrolladas posteriormente.

En 1839 los investigadores G. Hagen y J.L. Poiseulle desarrollaron de manera independiente la


ecuación de pérdida de carga en pequeñas tuberías bajo regímenes de flujo laminar. Este trabajo
experimental derivó en ecuaciones teóricas (Ec. Hagen-Poiseulle) bajo el trabajo de F. Neuman y E.
Hagenbach.

Para 1845 J. Weisbach publica tres volúmenes de ingeniería mecánica basados en los resultados
de sus experimentos. La famosa Ecuación Darcy-Weibach surge de este trabajo como una
extensión a los trabajos previos de Chezy, de hecho, existe una clara relación entre el coeficiente C
de Chezy con el factor de fricción de la Ecuación de Darcy-Weisbach.

En 1883 los trabajos de experimentación O. Reynolds basados en observaciones previas de Hagen,


permitieron establecer una clara distinción entre los flujos laminar y turbulento. El investigador
identificó un número adimensional (posteriormente conocido como No. de Reynolds) para
cuantificar la condición que permitía clasificar estos tipos de regímenes de flujo.

Entre las décadas de 1900 – 1930 se presentaron también interesantes avances. Se debe destacar
el desarrollo de la teoría de capa límite que estudiaba la interacción entre los fluidos y las paredes
de las tuberías, estudio liderado por L. Prandtl y sus estudiantes T. Von Karman, J. Nikuradse, H.
Blasius y T. Stanton. Como resultado de años de investigación, se pudo demostrar experimental y
teóricamente el efecto de la pared de la tubería sobre el fluido y su perfil de velocidades. Cabe
destacar especialmente los experimentos de Nikuradse con partículas de arena normalizadas y
mediciones de pérdidas de carga que permitieron un mejor entendimiento para el cálculo del
factor de fricción en la fórmula de Darcy-Weisbach.

Mientras tanto en 1906, los investigadores A. Hazen y G.S. Williams desarrollaban una formula
empírica para el cálculo de pérdida de carga en tuberías. A pesar de que no tenía la misma
rigurosidad teórica que la ecuación de Darcy-Weisbach, la formula hallada posteriormente
conocida como Ec. de Hazen-Williams permitió un fácil cálculo de las pérdidas y fue ampliamente
adoptada en Norte América.

Finalmente, para este periodo, debemos destacar el trabajo realizado en 1938 por los
investigadores C. Colebrook y C. White quienes, basándose en los trabajos de Prandtl y sus
discípulos, desarrollaron la Ecuación de Colebrook-White para la determinación del factor de
fricción f de la formulación Darcy-Weisbach en tuberías comerciales.
Como consecuencia de este trabajo en 1944 L. Moody de la Universidad de Princeton publica el
diagrama de Moody, el cual esencialmente es una representación gráfica de la Ec. de Colebrook-
White para el rango flujo turbulento y la Ec. Hagen-Poiseulle en el rango de flujo laminar.

Periodo II: Era Pre-Informática

En 1936 Hardy Cross un Ingeniero Estructural de la Universidad de Illinois, desarrolló un método


matemático para resolver un análisis de distribución de momentos en estructuras porticadas.
Luego Cross entendió que el método desarrollado podría también ser usado para resolver
caudales y presiones en redes malladas de distribución de agua y publicó un artículo técnico con
este método pionero de futuros desarrollos.

En los trabajos de Cross formulaban en esencia dos posibles metodologías: i) Balanceo de Caudales
en las tuberías del sistema mediante un proceso iterativo incluyendo un factor de ajuste de
caudales en cada circuito, y ii) Resolución del Valor de Altura Piezométrica en cada nodo del
sistema bajo un proceso iterativo con un factor de ajuste para las alturas piezométricas o cargas
de los nodos. Para el cálculo de pérdidas por fricción se usaba la ecuación de Hazen-Williams.

Para la primera metodología, se requiere la suposición inicial de caudales en cada tubería del
sistema verificando el cumplimiento de la ecuación de conservación o continuidad en cada nodo
del sistema. La implementación de la segunda metodología que tuvo la participación del
investigador R.J. Cornish (1938) para su implementación, y que se conoció luego como el método
Cross de Corrección de alturas en nodos, simplemente se hace una estimación inicial de los valores
de gradiente hidráulico en cada nodo teniendo en cuenta que se tiene un nodo con valor de carga
conocida como puede ser un tanque o reservorio.

Comparando ambos métodos, se observó que “la convergencia era lenta y no totalmente
satisfactoria” cuando se empleaba el método de corrección de alturas en nodos. Esto fue atribuido
a la dificultad en obtener buenas estimaciones iniciales de los valores de gradiente hidráulico en
los nodos. Como resultado el método de corrección de caudales por circuito tuvo la aceptación de
la comunidad de ingeniería y fue rápidamente conocido con el nombre exclusivo de “Método de
Hardy Cross”. A pesar de que el método fue concebido originalmente como una metodología de
cálculo manual, la estructura general de la metodología lo hacía claramente un candidato para su
implementación computacional. Sin embargo, tendrían que pasar varias décadas para la llegada de
implementaciones de Hardware y de Software para su completa implementación.

Para 1950 no encontramos con el analizador de redes de distribución desarrollado por Mcllroy.
Este fue un método análogo al modelo computacional eléctrico, desarrollado para simular el
comportamiento de un sistema de distribución de agua calculando los flujos como si fueran
corriente eléctrica en lugar de agua. El analizador consideraba elementos especiales denominados
“Fluistors” o Resistencias de Fluido para simular las pérdidas de carga en tubería, considerando
que en la Ec. de Hazen-Williams la pérdida es proporcional al caudal elevado a 1.85 mientras en
sistemas eléctricos las resistencias cumplen la ley de Ohm, en la cual la caída del voltaje varía
linealmente. Este método no gozó de aceptación.
Periodo III: Inicio de la Era Computacional

El comienzo de este periodo se da a principios de los 50´s con los primeros (básicos) modelos de
análisis de redes para computadores. Con el advenimiento de los primeros equipos de cómputo
(mainframes) y el establecimiento del lenguaje de programación FORTRAN, los investigadores
comenzaron con la implementación de las metodologías conocidas de análisis para su uso en los
primeros computadores digitales.

En 1957 los investigadores Hoag y Weinberg adaptaron el método de Hardy Cross para resolver
redes malladas para computadores digitales y aplicaron dicho método para el sistema de
distribución de la ciudad Palo Alto en California. En la presentación de su implementación se
discutieron aspectos de velocidad, exactitud y la viabilidad económica de aplicar el método en un
amplio espectro de simulaciones de redes.

Subsecuentemente, dos firmas americanas de ingeniería como Rader & Associates y Brown &
Caldwell, emergieron como los pioneros en el uso del computador para analizar redes de
distribución de agua para sus clientes. En el mismo año, la firma de informática Datics Corporation
en Texas se convirtió en una de las primeras empresas en comercializar un programa comercial. La
era del software comercial para análisis de redes había nacido.

Sin embargo, con la creciente sofisticación de los computadores a mediados de la década del 60,
más universidades e investigadores comenzaron a cuestionar el uso del método Hardy Cross para
analizar caudales y presiones en sistemas de distribución debido al reconocimiento de las
siguientes limitaciones del método: i) Dependiendo del tamaño y complejidad del sistema, el
método requería de muchas iteraciones para finalmente lograr la convergencia numérica y ii) el
método original estaba restringido a sistemas perfectamente mallados y simples y no simulaba
explícitamente el comportamiento de elementos singulares como válvulas, bombas, etc.

Periodo IV: Surgimiento de Métodos de Análisis Avanzados en la Era Computacional Moderna

En respuesta a las limitaciones del Método de Cross, diferentes investigadores comenzaron a


analizar nuevas formulaciones y manejos matemáticos al análisis de redes los cuales pudieran
aprovechar de mejor manera las posibilidades aportadas por procesadores con cada vez mayores
velocidades de cálculo. Dentro de los métodos subsecuentemente desarrollados se encontraron:
1) Método del Nodo Simultáneo, 2) Método del Circuito Simultáneo, 3) Método de Teoría Lineal y
4) Método Compuesto/Gradiente Conjugado.

En 1963 D.W. Martin y G. Peters fueron los primeros investigadores en publicar un algoritmo que
podía usarse para resolver simultáneamente el valor de gradiente hidráulico en cada nodo del
sistema de distribución. Fundamentalmente, este método representaba una solución simultánea a
la metodología original de “Cross con Corrección de Alturas Piezométricas”. En la aplicación del
algoritmo, las ecuaciones de pérdida de carga para cada tubería estaban escritas en términos de
los caudales en cada tubería expresados como una función de los valores de gradiente en los
nodos extremos de cada tramo. La sustitución de estas ecuaciones dentro de la ecuación de
conservación de masa en cada nodo traía consigo la formación de un sistema de N Ecuaciones No-
Lineales (siendo N el número de nodos) escritas en términos de alturas piezométricas. Las
ecuaciones resultantes son entonces linealizadas usando las series de expansión estándar de
Taylor y resueltas iterativamente usando el método clásico de Newton Raphson. Posteriormente
(1968) los investigadores Uri Shamir y Chuck Howard del M.I.T. demostraron que el método podía
ser usado para acomodar elementos tales como bombas y válvulas y resolver algunas otras
incógnitas.

En 1969 Alvin Fowler y su asistente Robert Epp de la Universidad de British Columbia (CA)
desarrollaron una nueva aproximación para el análisis de redes malladas que aplicaba el método
de Newton-Raphson para simultáneamente resolver los factores de ajuste de caudal asociados con
el método original de Cross (1936). Esta metodología tenía además el beneficio de hacer un
manejo matricial de las ecuaciones y mejorar significativamente las características de
convergencia del algoritmo original.

En 1972 los profesores Don J. Wood y Charles introdujeron una nueva formulación al problema del
análisis de redes malladas “El Método de Teoría Lineal” en el cual la conservación de masa en los
nodos y las ecuaciones de energía en cada circuito eran resueltas simultáneamente para
directamente hallar en caudal en cada una de las tuberías. Así como en el método del “Circuito
Simultáneo” la determinación de los valores de carga asociados a cada nodo se requiere la
aplicación de una subrutina secundaria de pérdidas de carga. Sin embargo, la virtud de la
combinación de las ecuaciones de conservación de masa y de energía, hace que no se requiera
hacer un balance de caudales iniciales en los nodos. Este método tenía como ventajas la facilidad
de implementación en los lenguajes de programación su época y la capacidad de determinar
rápidamente otros parámetros además del caudal.

En cierto sentido la denominación del método como teoría lineal no es adecuada y surgió de la
manera original con la cual Wood y Charles propusieron minimizar el factor de error de
convergencia asociado con la solución de las ecuaciones no-lineales de energía. Posteriores
desarrollos al algoritmo por parte de sus desarrolladores en programas de Software Comerciales
(ej: KYPIPE, PIPE200X, PIPE2010) han realizado modificaciones significativas a la metodología
inicialmente planteada.

Posteriores investigaciones como las realizadas por Roland Jeppson de la Universidad de Utah en
colaboración con CH2M Hill trajeron consigo en 1976 el desarrollo de un nuevo software comercial
para el análisis de redes basado en el método del “Circuito Simultáneo”. En el uso de este
algoritmo, las ecuaciones no-lineales de energía para cada circuito o ruta son escritas en términos
de los factores de ajuste de caudal. Así como en los métodos de “Nodo”, las ecuaciones los
linealizadas usando una expansión estándar de las Series de Taylor y luego son resueltas de
manera iterativa usando el método de Newton Raphson. Una vez se obtienen los factores finales
de ajuste, los caudales en cada tubería pueden ser determinados por la multiplicación de dichos
factores con los caudales inicialmente supuestos. Como en el método original de Cross, se
requiere que la suposición inicial de caudales cumpla la ecuación de continuidad y los gradientes
en los nodos se obtienen mediante la aplicación de un método de perdidas.

Finalmente, este repaso por los métodos numéricos concluye con el Método del Gradiente el cual
fue propuesto en 1987 por Todini y Pilati. En esta formulación, las ecuaciones individuales de
energía en cada tubería se combinan con las ecuaciones individuales de conservación en cada
nodo para proveer una solución simultánea tanto de cargas en los nodos como caudales
individuales en las tuberías. Similar a lo realizado en los métodos “Circuito Simultáneo” y “Teoría
Lineal”, las ecuaciones no lineales de energía son linealizadas usando la expansión en series de
Taylor. Sin embargo, a diferencia de métodos predecesores en este caso las ecuaciones son
resueltas usando un eficiente esquema que emplea la inversión de la matriz de coeficientes
originales. Un aspecto por destacar del método es el trabajo con matrices de manera dispersa, lo
que permite a reducción de la memoria requerida y el tiempo de cálculo en computadores.

Este método ha sido actualmente adoptado por la mayoría de los programas de software
comerciales del mercado.

Periodo V: La Industria del Software Comercial para Análisis de Sistemas de Distribución.

Como se ha descrito previamente a finales de los 60´s y durante la década de los 70’s se tuvo un
periodo de gran fertilidad en el desarrollo y ajuste de diversos algoritmos para la solución de redes
malladas de distribución. Investigadores y Universidades a nivel mundial expusieron sus trabajos y
presentando las ventajas de implementación y/o velocidad de convergencia de sus metodologías.

A principios de los 80´s muchos de estos programas de “Investigación Académica” (ej: Fowler,
Jepsson, Sharmir y Howard, Wood, etc.) fueron paulatinamente convertidos en aplicaciones
comerciales de software que fueron promocionados y mercadeados a través de Universidades y/o
a través de empresa medianas e inclusive grandes corporaciones. Esto en paralelo con la
introducción del computador personal (PC) al público en general que a partir de 1981 surgió con el
éxito del IBM PC o compatible que hizo posible el llevar las metodologías de análisis a equipos de
escritorio.

Dentro de las primeras aplicaciones más importantes de la industria se destaca la entrada al


mercado a partir de 1982 de WATSIM desarrollado por Boeing Computer Services y de KYPIPE por
parte de la Universidad de Kentucky capitalizando la investigación de una década del Cetro de
Desarrollo de Software de la facultad de ingeniería de dicha universidad.

Paralelamente a principios de esta década se desarrolló el primer modelo de calidad de agua en


sistemas de distribución. En esencia se trataba de un modelo en periodo estático que empleaba
las formulaciones propuestas por D. Wood de la Universidad de Kentucky e investigadores de la
U.S. EPA [2].

A medida que avanzaban los 80´s aparecieron las aplicaciones lanzadas por firmas
norteamericanas e internacionales como Expert Development Corporation (WATSYS), WRC
(WATNET), Charles Howard y Associates (SPP8), y SAFEGE Consulting Engineers (Piccolo)
emergieron como los proveedores de servicios integrales de modelación para varias empresas de
Agua alrededor del mundo.

Los modelos entonces empezaron a extenderse a sistemas de mayor complejidad hidráulica


(Bombas, Válvulas de Control, Simulación en Periodo Extendido, Calidad del Agua) y en ese
momento agencias gubernamentales como el USACE [3] y la Agencia de Protección Ambiental de
EE. UU (U.S. EPA) también desarrollaron sus propias aplicaciones.
En 1985 la División de Gestión y Planeación de Recursos Hidráulicos de la Sociedad de Ingenieros
de EE. UU. (ASCE) en su conferencia anual (Buffalo, NY) realizó una serie de sesiones llamadas
posteriormente “La Batalla de los Modelos de Redes” donde a partir de un sistema definido se
solicitó la simulación y optimización a partir de diferentes modelos. Esto con el objeto de verificar
las debilidades y fortalezas y distintas metodologías y modelos.

Aunque los modelos iniciales de calidad de agua (periodo estático) demostraron ser útiles, el
avance de la simulación hidráulica precisaba modelos de calidad que representaran la dinámica
del movimiento de contaminantes a través de la Red. En este sentido en el Simposio de Sistemas
de Distribución realizado por la AWWA [4] en 1986 se da una introducción formal de Modelos
Dinámicos de Calidad de Agua, como una ampliación a investigaciones anteriores donde tres
grupos independientes liderados por universidades norteamericanas presentaron modelos
dinámicos de calidad de agua para sistemas de distribución.

En 1987 se lanza el programa de dominio público WADISO desarrollado para una unidad
experimental del USACE por los investigadores J. Gessler, J. Sjostrom y T. Walski. Dicho modelo
basado en la metodología de Nodo Simultáneo contenía simulaciones de la red tanto en periodo
estático como periodo extendido. Se trataba de un programa que permitía una entrada de datos
interactiva vía teclado y permitía la inclusión de los diferentes elementos de una red como
Bombas, Válvulas de Retención, Válvulas Reductoras de Presión, Múltiples fuentes, Patrones de
consumo, etc. Una de las grandes novedades del software es la inclusión de un módulo de Diseño
Optimización que permitía dimensionar las redes tanto para sistemas existentes como zonas de
expansión.

En el periodo que va de 1988 - 1990 aparecen ya implementaciones de modelos de calidad de


agua extendidos. Se puede destacar el modelo DWQM desarrollado por W. Graynman, R. Clark y
D. Males que permitía ejecutar simulaciones dinámicas de calidad a partir de los
caudales/velocidades generados por un modelo hidráulico y un esquema numérico alterno que
permitía rastrear sustancias conservativas o no-conservativas a lo largo de la Red. En este modelo
cada tramo de tubería se representaba como una serie de subtramos y sub-nodos seleccionados
como una aproximación de la distancia que recorría la sustancia a ser analizada en un salto
(tiempo) de cálculo (Método de Elementos Discretos de Volumen).

Para mediados de 1992 sale al mercado la primera versión del software CyberNET. Este software
lanzado por la casa matriz Haestad Methods (Hoy Bentley Systems) con base en Connecticut,
incluyó como gran novedad la integración del modelo hidráulico en un entorno CAD.

Para ese mismo año en la conferencia anual de la AWWA celebrada en Vancouver aparecieron en
escena más de 15 diferentes empresas desarrolladoras de software comercial para promover las
ventajas de sus productos y discutir el futuro de la disciplina de modelamiento hidráulico de redes.
Dentro de estas firmas presente se encontraban paquetes comerciales como: CyberNET, RINCAD,
STONER, AQUA, KYPIPE, Camp Dresser & McKee, CalcFlow, Piccolo, WaterWorks, TDHNET, Pipes
for Windows, y WATSYS.

En 1993 se lanza la primera versión al público del Software EPANET desarrollado por un grupo de
trabajo de la U.S. EPA liderado por Lewis Rossman. La primera versión de EPANET se basó en dos
modelos de uso público mencionados anteriormente: WADISO (Simulación Hidráulica) y DWQM
(Modelación Dinámica de Calidad). En ambos casos estos modelos estaban escritos en FORTRAN, y
el equipo de Rossman los convirtió en lenguaje de programación C que para su época era un
lenguaje de última generación. Como gran innovación se presentaba el uso de un programa en
entorno gráfico de Windows, que brindaba al usuario un software de código abierto con una
interfaz muy amigable que fue rápidamente adoptado por investigadores y la comunidad de
ingeniería.

Es importante anotar que EPANET sufrió cambios significativos hasta el lanzamiento de la versión
EPANET 2.0 a finales de la década (1998 – 2000), esto cambios no solamente tuvieron que ver con
mejoras a la interfaz gráfica y herramientas de entrada de datos sino también con sus métodos de
cálculo y algoritmos. En primer lugar, en lo que tiene que ver con el método de análisis hidráulico
se adaptó el método de gradiente conjugado (con el objeto de mejorar la velocidad de
convergencia y uso de memoria). En lo que tiene que ver con el modelo dinámico de calidad
también se reemplazó la aproximación Euleriana (M. Elememtos Discretos de Volumen) por una
aproximación o método Lagrangiana, quien según un análisis comparativo realizado por P. Boulos
y el mismo L. Rossman demostró ser más versátil y eficiente.

Si bien el algoritmo de Gradiente Hidráulico comenzó a ser una estándar de cálculo en la mayoría
de los programas luego de su adopción por el EPANET, cada nueva versión de los paquetes
comerciales traía consigo mejoras en el manejo de datos, reportes gráficos y tabulares, gestión de
escenarios, y la capacidad de interoperación con otros sistemas de información, especialmente
con Bases de Datos comerciales y Sistemas de Información Geográfica (GIS).

A medida que nos movemos sobre el final de la década del 90 y comienzos del siglo XXI, nos
encontramos que de manera análoga que muchos desarrolladores de Software comercial lanzaron
al mercado diferentes paquetes de software o versiones más desarrolladas y en ambiente
Windows de programas comerciales previamente desarrollados para DOS.

En 1998 el Centro Suizo de Desarrollo Cooperativo en Tecnologías (SKAT [5]) publica la primera
edición del artículo “Overview of computer programs on drinking water distribution”; una
selección completa de los 10 programas de software más usados a nivel mundial para el análisis y
diseño de sistemas de Distribución basado en una completa información de los desarrolladores y
distribuidores.

Dentro esta lista, que fue actualizada y refinada posteriormente en 2002 se encontraban
programas como: EPANET 2.0 (U.S. EPA), WaterCAD 5.0 (Haestad Methods), Pipe 2000 (Civil
Engineering Software Centre – U.KY), H2ONet/H2OMap (MWH Soft, Inc.), MIKE NET (BOSS
International, Inc.), AquaNet (Finite Technologies Inc.), ERACLITO y ARCHIMEDE (PROTEO s.r.l.),
STANET (Ingenieurbüro Fischer-Uhring), Wadiso SA (GLS Engineering Software Pty Ltd), entre
otros. Estos (aunque algunos ya han desaparecido) son los predecesores de los actuales paquetes
comerciales que lideran el mercado.
Periodo Actual: Desarrollos de la última Década y Tendencias Futuras

En los últimos 10 años (después de 2002), el desarrollo y avance de los paquetes comerciales ha
sido tal que a pesar de compartir muchos la misma base del algoritmo de cálculo (Gradiente
Hidráulico) existe una marcada diferenciación entre los diferentes software especialmente en
conceptos de interoperabilidad, facilidad de uso, herramientas de productividad, procesos de
consulta multi-criterio, operaciones de análisis espacial, posibilidades gráficas, integración con
Sistemas de Información Geográfica (GIS), etc.

Predecir el futuro y las tendencias de desarrollo no es una tarea fácil, especialmente por la
pronunciada dinámica de la industria del software. Sin embargo, hay tendencias que claramente
están ganando popularidad marcarán algunos de los desarrollos futuros, como son:

- Intercambio de Datos con otros Sistemas de Información, Dispositivos Electrónicos


(Gadgets) y/o otros programas de gestión.

- Uso de avanzadas técnicas de inteligencia artificial (ej: Algoritmos Genéticos) para procesos
de calibración hidráulica automatizada, diseño optimo y optimización energética.

- Detección matemática de Fugas

- Planes de Vulnerabilidad ante eventos de Contaminación

- Integración con SCADA

- Análisis de Calidad multi-parámetro

- Integración con Análisis de Transientes Hidráulicos

Las más recientes versiones del Software Bentley WaterCAD y WaterGEMS en su versión V8i SS2,
incluyen herramientas adicionales a la simulación hidráulica convencional que van acorde con
estas nuevas tendencias de desarrollo y avance de los modelos hidráulicos.
BIBLIOGRAFIA

(1) THE HISTORY OF WATER DISTRIBUTION NETWORK ANALYSIS: THE COMPUTER AGE. Lindell E.
Ormsbee. Director Kentucky Water Resources Research Institute, U. KY. Artículo publicado por
ASCE. 2006.

(2) ADVANCED WATER DISTRIBUTION MODELING AND MANAGEMENT. Haestad Methods. First
Edition. Waterbury (USA). 2004.

(3) INGENIERIA HIDRÁULICA: Aplicada a los Sistemas de Distribución de Agua. Autores Varios -
Universidad Politécnica de Valencia. Segunda Edición. Valencia (Es), 1996.

(4) HIDRÁULICA DE TUBERIAS - Abastecimiento de Agua, Redes, Riegos. Juan G. Saldarriaga.


Alfaomega-Uniandes. Segunda Edición - Alfaomega-Uniandes. Bogotá (Co), 2007.

(5) WATER DISTRIBUTION SYSTEM HANDBOOK – INTRODUCTION. Mays L. W. Ed. McGraw Hill.
New York. 2000.

(6) WATER DISTRIBUTION SYSTEM ANALYSIS: Field Studies, Modeling and Management.
Reference Guide for Utilities. U.S. Environmental Protection Agency. Office of Research and
Development. Water Supply and Water Resources Division. 2005.

(7) BENTLEY WATERGEMS V8i EDITION. Users Guide. Haestad Methods Solution Center – Bentley
Systems, Inc. 2006.
2. MÉTODO DEL GRADIENTE HIDRÁULICO: DETERMINACIÓN DE PRESIONES EN LOS
NODOS DE LA RED DE DISTRIBUCIÓN.
En las redes de tuberías a presión, así como en tuberías de redes abierta, con las cotas
topográficas de los nodos conocidas se puede determinar las alturas piezométricas en cualquier
nodo en la red si se conocen por lo menos una altura piezométrica de los nodos que constituyen la
tubería que se conoce las pérdidas de energía, como se representa en la gráfica.

El valor de la altura de presión o de carga de presión en los nodos en la red, es importante desde
el punto de vista energético, la cual expresa la variación dinámica de la presión en la red de
distribución y da una pauta en la determinación de la elevación mínima de loa fuente de
captación, la cual deberá suministrar la presión mínima requerida establecida por la norma.

FORMULACION:
Se basa en que en un flujo permanente se cumpla la conservación de la masa en cada nudo y la
conservación de la energía en cada barra de la red.

En cada Nudo se Cumple:


n es un exponente que depende del método de cálculo de la pérdida por fricción en la tubería, así
si se usa el método de Darcy-Weisbach se tiene: