Anda di halaman 1dari 5

“EL ARQUITECTO, UN MAR DE CONOCIMIENTOS CON CINCO CENTIMETROS DE

PROFUNDIDAD”
Por Salazar Castro Marcos David Josué
La arquitectura ha surgido con el hombre, desde que se ha asentado en la tierra y como ha ido
evolucionando en medio de la sociedad, la manera en que la necesidad de habitar en un refugio
lo ha llevado a indagar, ensayar y posteriormente irse perfeccionando en la realización de estos
espacios, que son la parte más importante para el ser humano, porque es en este, que realiza sus
actividades diarias y se desarrolla.
La arquitectura como tal, es una ciencia que tiene enseñanzas teóricas, porque nos da pautas
para poder criticar, apreciar, valorar obras que se han realizado en distintos campos, pero para
llegar a criticar y juzgar estas obras, es necesario que el arquitecto tenga práctica y
razonamiento., que es ese proceso de observar la evolución de nuestro proyecto, ir modificándolo
paso a paso cada espacio hasta llegar a culminarlo y por otra parte el razonamiento está en
nuestro cerebro, es la capacidad de poder interpretar y descubrir el mensaje oculto en una obra
construida, a medida que vamos conociendo más conocimientos que no teníamos en mente, y
estos conocimientos nos van a dar una mejor manera de poder apreciar las obras arquitectónicas
y poder después aplicarlo en nuestros proyectos. Miman Sinan (1489-1599): “He visto
monumentos; admirables restos de la antigüedad. De cada ruina he aprendido algo, de cada
edificio he absorbido algo.
Un arquitecto es aquel que se empapa y se nutre de diversas ciencias, que tiene un
razonamiento, una interpretación personal de lo que ha leído y además es talentoso, y de esta
manera logrará su objetivo y destacará, dando soluciones que se apliquen para nuestra sociedad
de hoy en día. También es esa persona que conozca como es el funcionamiento de cada ciencia,
encontrando la esencia, la principal característica de cada ciencia, pero que además todos estos
conocimientos los pone en práctica, emitiendo un buen juicio de una obra de arte sin equivocarse
en su apreciación, esto porque ya conoce las ideas básicas que le van a permitir distinguir lo que
es correcto de lo que no es correcto, pero además logrará la capacidad de asimilar lo más
importante, lo que le sirva para poder más adelante plasmarlo en sus proyectos.
Alcanzar un alto grado de conocimientos requiere de dos aspectos: una parte práctica, en la
cual la persona se ha especializado en alguna ciencia por medio de la utilización de cualquier
parte del cuerpo, y la parte especulativa, que es propio de hombres sabios, el raciocinio, que es
tener un criterio que va de acuerdo a una situación para tomar decisiones, en el libro hay una
comparación entre la medicina y la música, lo que se rescata es que una ciencia propia y otra
ciencia artística están ligadas una a la otra, porque de alguna manera se puede establecer una
analogía en ambos casos y que se pueden explicar con las matemáticas y las leyes de la
naturaleza y esto a su vez, sirve para que el arquitecto lo aplique también en sus obras, ya que
tanto la ciencia propia y la artística manejan un mismo criterio, solo que la diferencia está en que
la medicina será aplicada por un médico y la música por un músico, pero el arquitecto tiene la
ventaja de poder combinar ambas ciencias y a partir de esto, generar algo bien hecho.
A la arquitectura le pertenecen dos cosas: lo significado, que es el tema que uno propone y lo
significante, que es demostrar con un sustento teórico y científico, ambos van de la mano, uno no
puede ser sin el otro, por lo cual el arquitecto debe manejar muy bien ambas cuestiones, ya que
ambas cosas forman un vínculo, un arquitecto tiene que saber explicar y sustentar lo que está
proponiendo de manera que sea factible, que se pueda llevar a cabo.
También gracias a la óptica, se puede establecer los puntos de salud, de la iluminación,
establecer la intensidad, donde se requiere más y donde un poco menos, mediante la aritmética se
calcula el costo del edificio, desde la cimentación hasta el acabado, cada detalle de los espacios,
la materialidad, la textura y también de acuerdo al área del terreno, también la historia, para que
haya un respaldo de formas o detalles que se puedan hacer, sirve para poder dar explicación, esta
puede ser por un acontecimiento real o puede ser buscándole un significado, un valor.
Por último y lo más importante es la filosofía, porque es la razón de ser arquitecto, ya que lo
perfecciona en base a sus creencias, buscando se integro, una persona sincera, generosa, que sea
honesto y honrado, tiene que tener amor por su carrera, no buscar beneficios o por dinero, sino
más bien porque a él le agrada hacerlo y lo más grato es que le pagarán por lo que le gusta hacer,
guardando su dignidad y creándose una buena reputación.
A partir de la filosofía, se dan investigaciones de la naturaleza, con el fin de solucionar
problemas que se presenten en el medio, esta filosofía puede cambiar si un arquitecto lo decide,
puede quedarse así como Ciriani, no explorar nada más de lo que ya sabe y replicar sus obras con
un mismo criterio, con la misma idea, con la misma concepción de siempre, o puede elegir
cambiar de filosofía, así como Richard Meir, enfocándose más en el presente, respondiendo a las
necesidades de hoy en día, sin perder sus ideas base, pero acoplándolas de la manera más sutil
posible a cada contexto, puesto que cada contexto es distinto y requiere un análisis diferente. Así
como también la música, para que se familiarice con la matemática de los sonidos y que esto le
sirva para que en una obra pueda y sea capaz de hacer una buena disposición y organización de
los elementos constructivos.
La medicina sirve para ver los climas de acuerdo a las localidades o zonas, para poder
generar calidad de saneamiento a las personas, más que nada es la dirección hacia el norte que se
empleaba desde tiempos antiguos, también debe conocer las leyes en el aspecto constructivo, en
el aspecto de la norma, de la iluminación, la conducción de agua, previniendo cualquier
problema que pueda existir una vez concluida la obra, esta ley le puede valer ante el propietario y
ante los inquilinos que habiten en esta, para que ninguno se afecte y tampoco sea engañado.
Con la astrología se busca establecer la edificación en base a los puntos cardinales, la
estructura del cielo como equinoccios, solsticios y el movimiento orbital de los astros, sin esto,
no se podrá conocer la disposición y la estructura de los relojes, y esto es muy cierto y hasta hoy
en día se aplica, porque debe haber un estudio para que en las mañanas, el sol llegue
primeramente y de manera tenue a los dormitorios, para después pasar a los otros ambientes de
una casa por ejemplo, para que haya comodidad en la realización de las distintas actividades.
La arquitectura es ir abarcando cosas que sean fácilmente comprendidas, es ir subiendo de
nivel, abarcar cada vez más conocimientos que desconocemos en las diferentes ciencias
ayudándose con la ciencia artística, ya que tambas tienen mucho en común, además forma un
cuerpo, que consta de muchos miembros, y si se inicia desde la infancia, se le hace más fácil
comprender las cosas, porque se le inculca las bases para que más adelante no tenga dificultades.
El arquitecto debe de estar en la capacidad de expresar sus ideas y que éstas sean
comprendidas hasta por un niño de cinco años, también debe conocer el ritmo, la repetición, la
verticalidad, cosas que le darán una sensibilidad única, una manera de percibir los estímulos que
siente su cuerpo, tanto internamente como exteriormente a través los sentidos, solo así se puede
crear una obra que conmueva a las personas que puedan visitarla, además debe conocer el arte
del dibujo, puesto que en la pintura, se descubre la búsqueda de la mezcla perfecta, en cuanto a
los colores, a las texturas, a aspectos claros y oscuros, espacios llenos y vacíos que van a ayudar
a comprender de mejor manera, de igual manera conocer el arte de la escultura, ese manejo del
sentido del tacto, moldear cada espacio, cada rincón por más lejos que se encuentre, dejando a un
lado las masas, y más bien logrando la plasticidad de los espacios, que no sea rígido, que sea
flexible por qué no, tampoco alcanza el prestigio de un médico, pero debe conocer la medicina,
esto es vital para conocer las diferentes sensaciones que podemos percibir en cada espacio,
porque el cuerpo siente, si un espacio es reducido, si un espacio es alto, si es largo o angosto, si
es luminoso o no, en fin, debe ser un conocedor de todo.
Llego a la conclusión entonces, que el arquitecto de hoy en día y desde siempre, necesita estar
en un constante camino de aprendizaje, tanto teóricamente como de una manera práctica en cada
caso dado, acompañado de las artes, porque éstas le mostraran la relación, la analogía, el cómo
relacionar y aplicarlo en la arquitectura. Además, a partir de este conocimiento, el arquitecto
debe determinar su criterio propio, estableciendo su propia manera de contemplar la arquitectura,
su manera personal de concebir a la arquitectura, cuál es su proceso de diseño, no quedarse en
pautas o instrucciones dadas como en el inicio se habla, sino mejorar, explorar y descubrir un
criterio tan personal para él, el cual sea propio de él y para él.