Anda di halaman 1dari 6

Trabajo practico integrador 1er cuatrimestre

Psicológica educacional 1

Andres Ignacio Deagustini

2018

Primero voy a intentar contextualizar la película “los coristas” ya que es importante tener en
cuenta este factor para alcanzar un mejor entendimiento de las conductas y las relaciones que
se establecían dentro de la institución. Se trataba de una época de posguerra en donde el
Estado estaba fuertemente militarizado y por ende las instituciones. El conductismo era el
paradigma que regía en la educación acorde a los paradigmas científicos, políticos, económicos
y sociales. La finalidad del conductismo es condicionar a los alumnos para que por medio de la
educación supriman conductas no deseadas, así alienta en el sistema escolar el uso de
procedimientos destinados a manipular las conductas, como la competencia entre alumnos
cuestión que se puede observar en un examen donde el niño falla en la respuesta y todos los
de más alumnos se burlan de él, agravado por la descalificación del profesor.

La crisis económica que atravesaba Europa en dicha época, y en particular Francia


condicionaba a los padres a enviar a los niños a este tipo de instituciones para al menos poder
comer o en el peor de los casos los huérfanos, como Pépinot y Le Querrec, eran contenidos
allí. Hablar de institución es un primer concepto a tener en cuenta ya que se trata de un
internado, una escuela que desde su estructura y, fundamentalmente, en la práctica intenta
generar pautas de conducta a través del autoritarismo y el castigo “el poder disciplinario, en
efecto, es un poder que, en lugar de sacar y de retirar, tiene como función principal la de
"enderezar conductas"; o sin duda, de hacer esto para retirar mejor y sacar más.” (Foucault,
1975)

Ocurre un hecho que cambiara, sin lugar a dudas, esta estructura de poder y se da cuando
arriba a la institución un nuevo preceptor Clement Mathieu. En la primera escena él se acerca
a la reja y observa a un niño, Pépinot, que está en la puerta esperando que sus padres vayan a
buscarlo, cuando el nuevo celador interroga el motivo el niño le dice que un sábado sus padres
lo pasarían a buscar, a lo que este desconociendo la historia personal del niño le responde
inocentemente “pero hoy no es sábado”.

Una vez que ingresa al internado ocurre el accidente con el auxiliar que es lastimado cerca de
un ojo a causa de una travesura de Le querrec. Cuando él se entera que fue este niño, decide
actuar de una manera muy diferente a la que los estudiantes estaban acostumbrados.
Diferentes conductas manifestaban el vínculo de rebeldía de los chicos hacia las figuras de
autoridad, de hecho, al ingresa al salón ve que un esqueleto tenía un cigarrillo en la boca, él no
se escandaliza ni reacciona de forma despótica simplemente le resta valor al hecho lo que
genera una primera impresión, por lo menos, llamativa en los niños que estaban
acostumbrados a ese estilo militarizado de educación “de este estado de conflicto brotan los
mecanismo de defensa, a los que llamaremos más adecuadamente conductas defensivas”
(Zarzar Charur,pag44)
A su vez, también resuelve el problema del accidente de una manera mucho más empática y
humana. Cuando sale del salón con el alumno responsable ve como el director llevaba de la
oreja a un niño a su oficina y escucha como comienza a golpearlo, ante esta situación decide
que en vez de acusarlo, el niño se haga cargo de los cuidados del hombre dejando una
enseñanza mucho más amorosa y constructiva.

Otra escena que marca también el estilo de Clement, se da cuando le pide a los chicos que
escriban en una hoja sus sueños, ahí nota que Pépinot no escribía nada. Observa que el niño
estaba viviendo un conflicto emocional paralizante, y que no actuaba como los otros
compañeros que querían ser pilotos de guerra, mafiosos, conductores etc. Probablemente, no
había lugar antes para los sueños de los chicos poco interesaba el mundo interior de estos
simplemente eran tratados, como diría Freire, depósitos bancarios. “(…) en la que el educador
“depositaba” el saber en un educando pasivo, que solo se limitaba a absorber ese conocimiento
sin cuestionar nada ni incluir en él su propio mundo (…)” (Belinco 2017)

Clement empieza a establecer un vínculo con Pépinot, y cuando el profesor lo acusa al


pequeño de ser un caso perdido él lo intenta ayudar en el examen y, cuando comienza a
probar las voces, lo adopta como su asistente y jefe de coro a lo que el niño responde con una
sonrisa. Otro acierto del profesor. En las antípodas de este estilo pedagógico se encuentra el
director que al encontrar un dibujo caricaturizado de él, que había hecho Pierre, decide
castigarlo imponiéndole al niño realizar tareas de limpieza. El director le dice a Mathieu:
“Acción y reacción, ¡Castigado!”. “Es más fácil modificar las conductas externas, adaptándolas
a las circunstancias, que modificar las pautas de conducta, ya que la modificación de estas
implica un cambio más profundo den el individuo” (Zarzar Charur, pag 49)

Coincide que en esos días la madre del niño fue a visitarlo, y como no tenían permitidas las
visitas mientras durara el castigo, Clement le inventa a la señora que su hijo había ido al
dentista para evitarle un potencial conflicto en el vínculo entre el hijo y la madre. De hecho,
esta le dice cuando no ve al hijo: “otra vez castigado”, y eso genera la rápida respuesta del
preceptor. Con estos actos, los niños empiezan a observar una resistencia ante las autoridades
y otro tipo de vínculo posible con un profesor. Más adelante veremos como la conducta de
este no solo llega a los niños si no también a los otros profesores de la institución.

Otra escena interesante para señalar es cuando arriba a la escuela Monden derivado de otro
internado, asiste acompañado de un psiquiatra que dice haberle realizado un examen
psicológico que clasificaba a los niños desde normales hasta retardados y que este alumno se
encontraba en el medio aunque con un perfil perverso. Este caso también es un ejemplo de la
importancia que se le daba en la época a este tipo de test que implicaba una fe en el progreso
científico, en el empirismo positivista (hijo de la crisis de posguerra que comencé
describiendo).

En esta situación, Clement también comienza a establecer un vínculo con este chico por
ejemplo vinculando en el coro. No sancionándolo cuando canta la canción con un lenguaje
inapropiado para la época. O mismo cuando el chico le tira el humo del cigarrillo en la cara. De
hecho en un momento de la película, Monden le dice a Pierre que deben lograr expulsar a
Clement de la escuela y este le responde que antes había otros profesores peores “Podemos
decir que los dos tipos básicos de vínculo con el objeto de la conducta son los de atracción y
rechazo” (Zarzar Charur, pag42)

Luego ocurre un robo en el colegio a lo que el director acusa a Monden del mismo y lo castiga
con el calabozo, lo envían con la policía –dándole intervención a otra institución encargada de
castigar- y cuando vuelve al internado el director comienza a pegarle en la cara para que
confiese el robo. Harto de este acoso el chico responde agrediéndolo e intervienen los otros
profesores que estaban en la puerta para separarlo. Enfurecido dice que el chico confeso su
crimen y es reenviado de nuevo al otro internado del que provenía. Este hecho no es menor,
ya que después este se venga de esta injustica prendiendo fuego una parte de la escuela.
“Para poder comprender y explicar determinada conducta es indispensable analizar el campo
en el que esta se da” (Zarzar Charur, pag28)

Otra escena interesante es cuando Pierre le arroja la tinta a Clement cuando caminaba con su
madre y es acusado por los compañeros. La madre le dice que se avergüenza de él y el
profesor interviene diciéndole que el actúa así porque ella es lo único que tiene y que es
natural que el sienta celos ante la presencia de otros hombres. “Esto nos remite al hecho de
que, si queremos entender a fondo la conducta de un individuo, tenemos que recurrir tanto al
análisis de su vida pasada, como al de todos los elementos presentes en el momento de emitir
tal conducta” (Zarzar Charur, pag32) Sin embargo, no hay que dejar de considerar que las
conductas son multicausales y que puede haber tanto motivos consientes como inconscientes.
Ya que podría darse el caso de que Clement siga siendo reconocido por Pierre como un objeto
de figura de autoridad por su cargo, y su conducta haya sido la de expresar esa necesidad de
rebeldía, de resistencia ante el hostigamiento de la institución para con los niños. El
aprendizaje va a llevar naturalmente resistencias.

Más allá de estas cuestiones, Clement le recomienda a la madre que enviara a su hijo a
estudiar música a otro lugar. Aquí podemos observar como el preceptor intervenía en otros
vínculos –madre-hijo- dándole un consejo hablando de las potencialidades del niño. Una frase
que me llamo la atención en la escena es cuando él le dice que tiene “60 hijos”. Describiendo
el carácter de las relaciones que establecía. Ya que lo hacía desde un lugar cercano a las
emociones, desde esa actitud empática y, desde mi punto de vista, mucho más humana. Esto
me da pie a señalar otra escena, en donde va de visita la condesa, al ver el coro felicita al
director por los “métodos humanos de contención” ante lo que el preceptor reacciona con un
gesto irónico, es más, el director dice que él es el responsable del coro en su afán de
congraciarse y obtener una donación económica.

Como dije anteriormente, la acción de este preceptor y las resultados que obtenía comenzó a
influenciar al resto de la comunidad educativa. Es el caso del profesor de educación física que
por ejemplo decide robarle la leña al director para que los niños vuelvan a bañarse con agua
caliente o mismo la del auxiliar que había sido lastimado de acompañar en la excursión con los
niños a Clement. Luego de esa excursión, el colegio es incendiado y el director decide echar al
celador, ante esta situación el hombre dice que el también renuncia porque es igual de
responsable a lo que Clement le agradece el gesto pero le dice que debe seguir allí ya que los
niños lo necesitan. Ante la impotencia por la decisión del director, Clement le dice a este que
él no puede ser así generando que el director le responde con enojo y sarcásticamente
diciéndole “san mathieu” “un músico fracasado, un supervisor”. A lo que el preceptor
solamente responde: “estás loco” “Tenemos la ilusión de que el otro comprende nuestros
mensajes tal cual creemos decirlos sin darnos cuenta del rol activo del receptor que, cuando
interpreta el mensaje , pone en juego su propia subjetividad”. (Gasalla, Pág. 19)

Al final, los niños despiden a Clement tirándole avioncitos con dedicatorias sintetizando un
poco esa relación diferente que se generó. “La personalidad es dinámica, cambiante, está
sometida a fluctuaciones entre evolución y regresión entre integración y dispersión. Esta
posibilidad de cambio es el fundamento del aprendizaje” (Zarzar Charur, pág. 47)

2- Creo que para analizar la conducta humana debemos incluir aquellas acciones que se
pueden ver tanto como las que no. En el corto, el dialogo mental que ocurre en los
protagonistas es el que le da sentido a la reacción de ambos aparentemente absurda, a lo que
podemos ver en la superficie. “Una misma pauta de conducta puede sustentar diferentes
manifestaciones externas de la conducta” (Zarzar Charur, pág. 47). En el caso del corto, el
objeto es percibido como una figura amenazante, para el taxista un ladrón y para el pasajero
un secuestrador. Cada uno actúa en consecuencia y las acciones del otro son interpretadas en
base a esa primera impresión que cada uno tenía. Vuelvo a citar el fragmento del texto de
Gasalla ya que también entiendo que se puede aplicar a la consigna “Tenemos la ilusión de que
el otro comprende nuestros mensajes tal cual creemos decirlos sin darnos cuenta del rol activo
del receptor que, cuando interpreta el mensaje , pone en juego su propia subjetividad”. De esta
manera, no podemos dejar de tener en cuenta que las conductas humanas son multicausales,
deben entenderse en el contexto ya sea la historia personal, cultural y social de los individuos
como también en tanto a los factores inconscientes de cada uno que condicionan
indudablemente la conducta.

“una pauta de conducta es una determinada forma de estructurar la conducta. Por estructura
de la conducta vamos a entender el tipo de relación establecido entre todos los elementos que
integran o que forman parte de dicha conducta” (Zarzar Charur pág. 37) Ambos personajes,
guiados por algunas actitudes externas en el otro, adecuan esas señales como “lógicas” a su
objeto. Guiados por generalizaciones, forman ese concepto que en este caso los determina.
En el caso de las frases “naturalmente tú, siempre tu” y “Le Querrec no olvide para nada su
nombre” trata también de actitudes por parte de los docentes –el director y el preceptor que
antes ocupaba el cargo- guiados por una pauta de conducta del niño que ,según la visión de
estos, formaban parte de su personalidad. “Una pauta de conducta es pues una determinada
forma de estructurar la conducta, definida sobre todo por el tipo de vínculo establecido con el
objeto. Pero es una forma de estructurar la conducta que el sujeto ha hecho propia, que ha
asimilado de tal manera que llega a formar parte de su personalidad”. (Zarzar Charur, pág. 46)

Desde el lado del niño se podría decir que el objeto de sus acciones era contra la figura de
autoridad y el vínculo eran ciertas actitudes de rebeldía que intentaban satisfacer la necesidad
de Le querrec en manifestarse contra las injusticias propias de la institución y el hostigamiento
de los docentes. Por momentos el chico actuaba mostrando arrepentimiento y sumisión, pero
la motivación era por conveniencia ya que si él seguía con su actitud rebelde lo más probable
era que lo envíen al calabozo o incluso que le peguen. Por este motivo, podemos decir que
modificar pautas de conducta es mucho más complejo que cambiar una determinada
respuesta, es más complejo que hacer que un niño guarde silencio mientras el profesor habla
ya que se modifica una actitud externa pero el objeto sigue siendo identificado como una
figura autoritaria, se habla de aprendizaje cuando se logra cambiar una pauta de conducta. “El
aprendizaje se va a encontrar con resistencias. Para caracterizar el marco vincular en el cual se
gestan los aprendizajes es preciso reconocer actitudes, entendidas estas como los estados
internos que influyen o modifican la selección de las acciones individuales realizadas por una
persona. En efecto, las acciones constan de componente afectivos –emocionales-, aspectos
cognoscitivos y consecuencias conductuales” (Gasalla, pág. 16)

Pienso que lo destacable de la tarea como docente de Clement en la película es que el con su
manera de actuar con ese paternalismo, ese cariño con los niños desintegro un poco esa visión
de que todos los docentes eran autoritarios. Creo que algunas conductas externas tanto de los
niños como de las otras personas que formaban parte de la comunidad educativa, muestran
que hubo un cambio en la pauta de conducta de estos, un aprendizaje –que a mi entender
contaba con un elemento fundamental que era el amor –

3- Titulé a la historieta tiempo de calma aunque bien podría llamarse…

“HAZ LO QUE YO DIGO PERO NO LO QUE HAGO”