Anda di halaman 1dari 11

Bancafé quiebra en octubre de 2006

El 20 de octubre de 2006, hace exactamente 10 años, Prensa Libre dio a conocer a la opinión
pública que el Banco del Café (Bancafé) se había declarado en quiebra. Decenas de ahorrantes
vieron cómo su dinero se hacía humo.

Los ahorrantes que confiaron su dinero a ese banco, creyeron que era el mas sólido del
país. Diez años después, el juicio continúa contra Jorge Castillo, Ariel Camargo y Celeste
Soto, señalados de haber estafado a más de tres mil personas por medio de una
financiera.
Los miembros de la Junta Monetaria (JM), en conferencia de prensa informaron a los
accionistas y clientes que sus ahorros estaban garantizados, ya que la JM participaría
en solucionar la crisis, lo cual fue apoyado por la presidenta del Banco de Guatemala,
María Antonieta del Cid de Bonilla; Hugo Beteta, ministro de Finanzas, y Willy Zapata,
superintendente de Bancos

Los funcionarios se comprometieron a efectuar las gestiones para la devolución del


dinero de los afectados debido a la quiebra de la entidad bancaria, la cual había
arrastrado dificultades financieras por más de un año.

Del Cid de Bonilla dijo que los cuentahabientes podían disponer de su dinero en pocos
días, siempre y cuando se nombrara a los integrantes de la Junta de Exclusión, ya que
ellos serían los responsable del traslado de los fondos a otros bancos. “Esto se realizará
ordenadamente, para así proteger el dinero de los ahorrantes”, dijo Del Cid.

20/10/2006 Julio Recinos, Willy Zapata y José Asencio, en conferencia de prensa


informan sobre Bancafé. (Foto: Hemeroteca PL)

Zapata también dijo: “Si hubiera un ilícito se procedeerá según las leyes guatemaltecas”.

Historia del Banco

Bancafé fue fundado el 16 de octubre de 1978, con el objetivo de apoyar la producción y


exportación del café. En ese entonces, contaba con 165 agencias. En 1998 también
adquiere los derechos de Multibanco, una entidad pequeña especializada en atender
créditos personales.

La corporación a la que pertenecía Bancafé incluía una off shore (fuera del país) llamada
Bancafe International Banck, la cual operaba en Barbados.
23/11/2006 Cuentahabientes se retiran desconsolados de cajeros de Bancafé. (Foto:
Hemeroteca PL)
Plan de protección al ahorrante

Las primeras cuentas colocadas en otros bancos del sistema fueron los fondos de
pensiones, informaron los integrantes de la Junta de Exclusión de Activos y Pasivos
(JEAP) y el superintendente de Bancos, Zapata.

Julio Asencio, coordinador de la JEAP, confirmó que se inició el proceso de “arqueo de


valores” o recolocación de los fondos del banco liquidado en otras entidades. Las
operaciones de Bancafé fueron suspendidas definitivamente por la Junta Monetaria a
partir de haber incumplido reiteradamente las normativas bancarias en vigor.

Recursos respaldados

El 21 de octubre de 2006, ante la inquietud de varios clientes del banco que acudieron a
cajeros automáticos y algunas agencias de Bancafé, Asencio reiteró que los depósitos
monetarios, de ahorro y los fondos de pensiones estaban garantizados por el Fondo de
Protección al Ahorro (Fopa), así como los activos solventes del banco. “Esto permitirá
que los clientes tengan el cien por ciento de la disponibilidad de sus fondos”, manifestó
el coordinador de la JEAP.

Cheques y tarjetas

Ante la inquietud sobre otros productos del banco, los nuevos administradores explicaron
que los cheques emitidos que no habían pasado por la cámara de compensación, no
serían pagados hasta que se definiera legalmente qué institución sería la responsable
de esas cuentas.

Sobre las tarjetas de crédito de Bancafé, afirmaron que no podían usarse, pues, como
otros pasivos, también tenían que esperar a ser adquiridas por otros bancos.

De hecho, algunos comercios se negaron a recibir pagos con tarjetas de ese banco.

Off shore, en la mira

Las autoridades de la SB dijeron que continuarían investigando la off shore llamada


Bancafe International Bank (BIK) donde fue a dar el dinero de más guatemaltecos.

A través del BIK, los directivos de Bancafé invertierón alrededor de US$204 millones del
capital del banco en la firma de corretaje Refco, una corporación financiera de Estados
Unidos que se declaró en quiebra en octubre de 2005.

Responsable de la quiebra
El empresario Eduardo Manuel González Rivera, de 78 años, presidente de Bancafé, fue
el responsable directo de la pérdida del dinero de los ahorrantes debido a que los fondos
pasaron a una Off Shore, donde se perdieron.

Berger respalda medidas

El presidente de entonces, Óscar Berger, ordenó a los ministerios de Finanzas y


Economía, que en ese entonces integraban la Junta Monetaria, que respaldaran las
medidas sugeridas por Zapata, superintendente de Bancos, en el caso de Bancafé, con
la intención de mantener la estabilidad del sistema bancario nacional y asegurar los
fondos depositados por los cuentahabientes.

La medida del gobernante fueron difíciles, debido a que esto afectó a Eduardo González,
hijo del banquero y accionista del banco y quien trabajó en el Gobierno de la Gran Alianza
Nacional (Gana).

González, en aquella oportunidad era el precandidato con mayor oportunidad de ganar


las elecciones primarias del partido oficial de la Gana.

La decisión de suspender Bancafé fue comunicada por Berger a directores de los medios
de comunicación, en una reunión en la Casa Presidencial.

22 de octubre de 2006

Willy Zapata, superintendente de Bancos y Julio Asencio, coordinador de la Junta de


Activos y Pasivos de Bancafé en conferencia de prensa en aquella fecha dio detalles
sobre las causas del desfalco.

Según informaron, banco había violado la ley al prestar más del 15 por ciento de su
patrimonio y prestar dinero a su off shore (fuera de plaza) por montos que excedían el
límite permitido por la ley. Esto fue lo que originó la crisis financiera que causó la
suspensión de operaciones de la entidad.

Piden tranquilidad

Zapata y Asensio pidieron paciencia a los cuentahabientes, mientras se reubicaba su


dinero, y reconocieron que el proceso no debía tardar demasiado. “El objetivo de esta
Junta es que la situación se resuelva lo antes posible, para que los cuentahabientes
sigan utilizando su dinero de forma normal”, agregó Asensio.

El superintendente y los integrantes de la JEAP dijeron que todo el proceso de


suspensión y sus siguientes consecuencias aplican solo a Bancafé.
Expresan molestia

Muchas personas se dirigieron a varias agencias de Bancafé y cajeros automáticos para


pedir información o retirar su dinero. Entre los clientes había empleados de maquilas a
quienes se les pagaba a través del banco suspendido.

Los cuentahabientes se quejaron de que la institución no les brindó la información con


certeza sobre la integridad de sus fondos.

23 de octubre de 2006

El Banco de Desarrollo Rural (Banrural), el Banco Reformador (Bancor) y el Banco


Agromercantil fueron las instituciones que designó la JM para que los cuentahabientes
de Bancafé pudieran disponer de sus fondos.

Asensio, coordinador de la Junta de Exclusión de Activos y Pasivos, informó que se


convino que esas entidades fueran las encargadas de manejar los depósitos monetarios,
de ahorro, a plazos y otras inversiones de Bancafé; también dio a conocer los bancos a
donde habían sido trasladadas las cuentas de la cartera de Bancafé.

Eduardo González, ex secretario de Coordinación Ejecutiva y accionista mayoritario del


Banco del Café, aseguró en aquella época que participaría en las elecciones primarias
de la Gana.

Pese a que no quiso ahondar sobre su situación en ese partido, el candidato afirmó que
su equipo seguía en campaña.

Aseguró: “En este momento, el tema político no es lo más importante; estoy preocupado
por las personas que se quedaron sin dinero”.

Expuso que Bancafé sumaba un millón 200 mil cuentahabientes y dos mil 300
trabajadores; “ellos están cubiertos”, destacó.

González se manifestó en la sede de la Gana, mientras era acompañado de su esposa,


Ivonne de González, y dirigentes de la Gana.

De Bonilla y Zapata se excusaron por escrito, por su inasistencia a su citación en el


Congreso, con el argumento de que estaban ocupados atendiendo el caso de Bancafé.
Afirmaron en aquella ocasión que estaban dispuestos a cumplir con las citaciones, pero
que esto sería más adelante.
Los diputados de oposición advirtieron que, si las autoridades monetarias se negaban a
llegar al Congreso, tomarían medidas legales y podrían llevarlos al pleno.

Marco legal genera certeza

La Ley de Bancos y Grupos Financieros, vigente desde 2002, permitió a las autoridades
actuar oportunamente en el cierre de Bancafé antes de que su problemática amenazara
la integridad del total de los recursos de sus depositantes, opinaron analistas, que
también creían que la normativa podía perfeccionarse.

La suspensión de Bancafé podría considerarse un hito en Guatemala y Latinoamérica,


una región tradicionalmente sumida en el pasado en descalabros financieros.

Lizardo Sosa, ex presidente del Banco de Guatemala, opinó que la liquidación de


Bancafé y la promesa de normalizar los depósitos de los cuentahabientes demostraba
que la normativa vigente “estaba funcionando”.

Bancafé fue suspendido indefinidamente por la Junta Monetaria el viernes 20 de octubre


de 2006, por faltas sucesivas a esa legislación, como haber rebasado el límite de créditos
permitidos a su off shore.

Se aprende de errores

Sosa explicó que en la década de 1990, los países de la región emprendieron la


liberalización de sistemas financieros que estaban muy intervenidos y reglamentados.
Pero el proceso liberalizador de la actividad bancaria no fue acompañado de mejoras en
la supervisión. “Con la normativa anterior no podíamos actuar oportunamente, sino hasta
después de un largo proceso, en el que un banco incluso podía haber perdido varias
veces su capital”, dijo el experto.

¿Qué ha pasado luego de nueve años desde la intervención de Bancafé?

El 19 de octubre del 2006, las autoridades de la Junta Monetaria (JM) anunciaron en


altas horas de la noche la intervención del Grupo Financiero del País Bancafé, en ese
momento el cuarto banco más importante del sistema financiero. Después de nueve
años, las autoridades aún buscan recobrar parte de esos recursos.
al Banco del Café, solo Q234.6 millones se ha logrado recuperar en cartera. Las
autoridades afirman que lo más que pueden recobrar son Q300 millones.

Las malas decisiones de inversión del banco en mercados internacionales motivaron las
llamadas de atención y alertas de la Superintendencia de Bancos (SIB) que fueron las
razones para la suspensión de actividades de la entidad bancaria, propiedad de la familia
González.

Su fundador, Eduardo Manuel González Rivera, murió el 15 de mayo del 2014, y de ser
un banquero exitoso, fue acusado por el Ministerio Público (MP) de ser el responsable
de una estafa a los inversionistas de Bancafe International Bank (BIB) y Vipasa
International Investment Corporation, con sede en la isla de Barbados.
El recuento señala a unos tres mil 330 cuentahabientes que fueron perjudicados por un
monto de US$163 millones, que equivale a unos Q1 mil 200 millones.

La devolución se llevó a cabo por medio de un fideicomiso administrado por la estatal


Corporación Financiera Nacional (Corfina), en coordinación con el Banco de Desarrollo
Rural, Agromercantil y Banco Reformador.

Los depósitos y cuentas fueron reintegrados a los más de un millón de clientes, no así a
los inversionistas que estaban en BIB y Vipasa, quienes se encontraban en la banca
fuera de plaza (off shore).
Lento proceso
De los estados financieros por cuentas a liquidar del Fidecomiso de Activos Excluidos de
Bancafe se han recuperado Q234 millones 636 mil al 30 de agosto último del Fopa.
Ese monto recuperable significa el 14.6% que el Fopa entregó a Bancafé.
El fideicomiso de los activos extraordinarios o excluidos de Bancafé continúa en vigencia
por un año más y vencerá en julio del 2016.
Sergio Recinos Rivera, presidente en funciones de la Junta Monetaria y Banco de
Guatemala, (Banguat) expuso a Prensa Libre que calculan que el monto máximo a
recuperar a favor del Fopa son Q300 millones y que el resto no lograraría recuperarse.

“Se está realizando la recuperación de algunos activos y una parte es de cartera,


cobrándose a través de los mandatarios y el Fopa”, aseguró Recinos.
La otra parte, explicó, es por medio de la redención de activos mobiliarios.
El funcionario comentó que muchos de estos activos están bajo embargos e invadidos,
por lo que se está en gestión de recuperación judicial.
La mayoría de la cartera que tenía Bancafé era mala, explicó Recinos, la cual ya no
tendrá recuperación, y en el caso de algunos activos inmobiliarios estaban
sobrevalorados.
“Hay trabajo de depuración de la cartera en la cual existen activos que no son
recuperables, por lo que es poco lo que se ha recuperado”, afirmó.
La proyección más reciente del Fopa es que la recuperación de la cartera será de Q300
millones.

Consecuencias del caso Bancafé


MUCHAS SON LAS RAZOnes para entender la importancia del surgimiento de entre las
cenizas del caso del cierre de Bancafé. La generalidad de los guatemaltecos, con la obvia
excepción de quienes salieron afectados de cualquier manera, ya había olvidado el caso.
El tiempo pasa y en Guatemala, cada día trae no solo su afán, como expresa el dicho,
sino trae su propio problema. Y en los últimos años, sobre todo en los meses de este
agonizante 2011, trajo su propio escándalo. La arremetida en contra de la
institucionalidad del país encabezada por Álvaro Colom, su esposa y luego su exexposa,
tuvo una magnitud enorme y ello, más los avatares propios de la lucha preelectoral,
estaban sepultando a este caso y a los de los Bancos Gemelos.

TODO LO OCUrrido provocó el surgimiento de una verdadera catarata de porqués


difíciles de contestar. El guatemalteco promedio, quien no había sido afectado en forma
directa, empezó a preguntárselos. Tenían y tienen referencia a los hechos inmediatos.
Por qué actuó hasta ahora el Ministerio Público; por qué lo hizo a pesar de la actitud de
cumplimiento de requerimientos legales de los acusados, dentro de los juicios; por qué
tal exagerado despliegue de docenas de agentes armados hasta los dientes para
capturar a los exdirectivos, de una manera como no se hace ni con mareros; por qué no
se presentó el MP a la hora señalada; por qué se alargaron tanto las indagatorias, pero
sobre todo por qué esa institución judicial esperó cinco años para actuar.

SE DESPERTARON ALGUnas consideraciones, entre ellas la necesidad de diferenciar


entre captura de una persona, lo cual debería implicar sorprenderla in fraganti,
encontrarla en la calle porque las autoridades no saben de su paradero, o conducirla
desde su casa o algún otro inmueble. Pero a quien se presenta voluntariamente no
entiendo por qué se le llama capturado —cuestión de semántica, talvez— y no se le
califica como alguien llegado ante la autoridad de manera voluntaria para dilucidar su
situación. Todo eso lo digo sin entrar a considerar la situación jurídica de quienes son
acusados, sino nada más señalar algunas preguntas escuchadas durante varias
conversaciones de amigos y familiares sobre este tema, sin duda importante.

A MI JUICIO, LA PREGUNTA más importante debe ser respondida conforme se escarbe


en la totalidad de sucesos ocurridos antes del cierre de Bancafé, lo cual lleva a descubrir
la causas de sus problemas iniciales, pero sobre todo las de su muerte. Ese barco se
hundió llevándose consigo a muchos pasajeros, por decirlo en otras palabras. Se debe
descubrir si chocó contra un iceberg. Otro factor ahora olvidado por muchos es la calidad
de tercer banco del sistema nacional, con sus consecuencias, así como de las
aspiraciones políticas de Eduardo González, en ese entonces un personaje con algunas
posibilidades de éxito en el teatro político guatemalteco, todo lo cual implicaba una
posible realidad electoral desagradable para algunos.

ESTE 2012 TRAERÁ, CREO, el renacimiento del interés popular en la banca


guatemalteca. No me cabe duda: saldrán a luz otros casos, decisiones y actuaciones de
la Superintendencia de Bancos, por ejemplo. Pero además, quién o quiénes, y por qué
razones, actuaron como lo hicieron. Yo veo positivas todas estas posibilidades, porque
contribuirán a afianzar la transparencia de las actividades bancarias en general. Por su
característica de administrar dineros ajenos, de personas tan variadas como alguien con
muchos millones a alguien con poco dinero, producido por una vida de trabajo y muchas
veces de privaciones, la banca tiene una responsabilidad social y humana enorme,
compartida con quienes tienen en sus manos la muerte de instituciones.
La otra cara del caso “BANCAFE”

La estafa del Banco del Café, es un caso que aún causa dolor y mucha indignación en
la población guatemalteca. Afectados y espectadores no perdonan la maliciosa maniobra
financiera que dejó en la calle a muchos ahorradores. El sólo recuerdo es motivo de
repudio a todo nivel de la sociedad… pero ¿Qué tal si los artífices de esta estafa también
engañaron a sus propios accionistas y hoy están pagando justos por pecadores?
Cuando me enteré de la revocatoria de las medidas sustitutivas y arresto de los
hermanos Eduardo González Rivera, Jorge González Castillo, Ariel Camargo Fernández
y Leonel Hernández Girón, procesados por el fraude que causó el cierre del Banco del
Café, me dio gusto, pues es triste ver cómo la oscura maniobra jurídica que orquestó el
juez Mynor Barrera, se desvaneció dando pie incluso, a que le quitaran la inmunidad al
juzgador, quien actualmente se encuentra bajo investigación. Los ex directivos del
BANCAFE estaban “gozando” de una medida sustitutiva que les permitía vivir con
libertad, luego de pagar la ridícula fianza de Q150 mil, pero al igual que los anteriores
directivos, otro ex directivo que estaba en libertad era el empresario Francis Fischer
Theriot, quien ha regresado a la cárcel, luego de que el Juez Moto Morataya, cumpliera
con la disposición de la Corte Suprema de Justicia.

De acusado a acusador…

El empresario Francis Fischer Theriot, ex directivo del BANCAFE Guatemala, fue


encarcelado durante 40 meses junto a los otros directivos del Banco del Café, acusado
de ser cómplice y de conocer los malos manejos del banco. Fischer, que al momento de
ser capturado ya estaba fuera de la directiva del banco desde hacía varios años y que
incluso, tiene un finiquito que lo demuestra, se encontró en medio de un torbellino jurídico
que le ha costado toda una vida de trabajo.

La condición de Francis Fischer ya no es la misma que tenía cuando fue capturado, los
80 mil documentos pertenecientes al extinto Banco del Café y entregados a su equipo
de abogados, lo sitúan ahora en una posición diferente, ya que él junto con su equipo
legal han identificado no sólo los elementos que lo ubican fuera de la responsabilidad
jurídica de los malos manejos de los directivos de Bancafé Internacional, que estafaron
a los ahorradores e inversionistas, sino que además, han descubierto cómo el grupo
Fischer fue estafado y engañado en un proceso de fusión anómalo entre los bancos
MULTIBANCO Y BANCAFE.

¿Cómo nace la relación de los Fischer con BANCAFE?

Muchos recordamos con respeto al grupo financiero FISCHER, pues por más tres
generaciones han sido parte de la vida productiva de la sociedad guatemalteca. En sus
“buenos tiempos”, los Fisher fueron importadores reconocidos de automóviles, ellos
crearon las financieras Credisa y Fidesa, y fundaron Multibanco. La crisis que en 1998,
sufrió Multibanco, lo hizo víctima de un incumplimiento por parte de la empresa
Agromercantil, lo cual deterioró la solvencia del grupo Fischer, al punto de que para no
dañar a los ahorradores de MULTIBANCO, decidieron vender sus empresas y
propiedades y además fusionarse con el BANCAFE, y fue ahí donde empezó una
relación plagada de mentiras y engaño.

Una historia que sale a luz pero que no cambia nada


Durante 40 meses de privación de libertad, Francis Fischer no tenía medios de prueba
contundentes para demostrar su inocencia, declaró su abogado defensor Henry Comte,
pero luego de un minucioso estudio de los 80 mil documentos que presentó el MP,
llegamos a encontrar la evidencia que demuestra la inocencia de mi cliente, comentó.
Por su parte Harby Pacay, encargado de la parte penal dijo: “la responsabilidad de los
ex directivos de Bancafé Internacional, se puede demostrar en los documentos que
presentó el Ministerio Público, pero en esos mismos documentos están los elementos de
descargo de Francis Fischer, y es por eso que estamos presentando ahora una demanda
por estafa y estafa mediante información contable en contra de los directivos de Bancafé,
pues Francis Fischer no es cómplice de los señores González, sino que es otra víctima
más, que está sufriendo un daño colateral”.

Los medios opinan

En varios medios de comunicación se ha difundido la historia de Francis Fischer, sin


embargo, las víctimas de la estafa y el mismo Ministerio Público, aún responden a la
percepción mediática del caso.

El diario digital República GT, comento que: “Esta es la historia de un hombre que en su
afán de salvar de la ruina a su familia, se vio involucrado en uno de los casos más
sonados del sistema bancario. Luego de haber pasado más de tres años en prisión
preventiva, lucha por no volver a perder su libertad y permanecer con su familia.”

La página de análisis y Claro y Conciso, escribió sobre el tema: “El Grupo Bancafé estafó
a muchos de los depositantes que confiaron en ellos, invirtiendo temerariamente en el
extranjero, dineros de sus depositantes. La decisión de fusión de Multibanco y Bancafé,
que le significaría la cárcel, a Francis, por más de 3 años, la califica el afectado como la
peor de su vida y con esa decisión el Grupo Fischer, básicamente desapareció”.

En elPeriódico, del día domingo 5 de noviembre el columnista César García, señala que:
“El torbellino de Francis, no es cuestión de ser mafioso, ni se le puede comprobar
malandanza alguna, no fue parte de las malas decisiones del grupo financiero
quebrado… y su pecado –creo– se reduce a su falta de sagacidad, para negociar con
gente, conocida como “viva” en nuestro rancio entorno. Francis, pudo ser el “caballero”,
de la saga trágica que me tocó ver tantas veces: “Abuelo trabajador, hijo caballero y nieto
pordiosero”, pero no es un pícaro, ni merece estar preso…”
La justicia es ciega y complicada

La podredumbre del sistema, la corrupción generalizada y el desencanto de toda la


población, han creado la mediatización de la justicia, que nos lleva a romper el precepto
constitucional de presunción de inocencia, ya que tanto los medios como los juzgadores
y el pueblo en general, viven con sed de justicia, venganza y titulares que acaricien el
morbo ciudadano. La justicia camina muy lento en Guatemala y, en su torpe caminar, a
veces atropella a los inocentes.
Thelma Aldana: Resolución sobre caso Bancafe es un golpe duro al MP
Como un golpe "duro" para el Ministerio Público (MP), calificó la fiscal general Thelma
Aldana la resolución de un juez que ordena la libertad de cinco implicados en el caso de
estafa millonaria del desaparecido Banco del Café (Bancafe) en 2006.

Aldana no descartó que se impugne la acción del juez suplente Minor Barrera. Por su
parte, el querellante adhesivo Ángel Castro presentó una denuncia en la Procuraduría
de Derechos Humanos (PDH), contra el titular Jorge de León y el Defensor del Debido
Proceso, Gerardo Villamar, por “favorecer” a los sindicados y no a los 3 mil 336
afectados.
De acuerdo con la denuncia, el representante de la PDH se mostró anuente a favorecer
a los procesados y a la audiencia únicamente asistió un momento por lo que estuvo
ausente durante la resolución.
Este miércoles un juez en Guatemala ordenó dejar en libertad bajo el pago de 150 mil
como fianza a cinco personas vinculadas a la estafa de 200 millones de dólares de
Bancafe.

Manuel Eduardo González, Jorge Alfredo González, Ariel Estuardo Camargo Fernández,
Leonel Estuardo Hernández Girón y Francis Frederick Fischer, recobrarán su libertad
luego de que el juzgador estimó que no hubo evidencia sobre intermediación financiera.
Según dijo el fiscal contra el Crimen Organizado del Ministerio Público (MP), Rony López,
el juzgador no analizó a cabalidad todos los folios presentados en el caso y que
superaron los 25 mil documentos.

*Con información de Marcia Zavala/Soy502


26 de marzo de 2015, 13:03