Anda di halaman 1dari 2

El sistema de transporte es el constituyente más importante para la gran mayoría

de la organizaciones, esto se debe a que el éxito de la cadena de abastecimiento


está directamente ligada al uso adecuado de este.

El transporte es el responsable de la movilización del producto terminado,


materias primas e insumos entre empresas y clientes, pues de la planeación
depende el tiempo de entrega oportuno, la calidad del producto final entregado,
pues esta última parte de la cadena de abastecimiento es uno de los grandes
puntos de satisfacción que un cliente evalúa a tal punto que si el tiempo de
traslado no es el pactado se puede perder un cliente.

Uno de los puntos más costosos de la planeación logística es el transporte pues


para elegir un medio de transporte hay que evaluar que tipo de producto se quiere
enviar y cuáles son los factores que pueden le pueden afectar pues la el clima, la
temperatura, el movimiento y el tiempo de vida útil, pues lo anterior dicho puede
alterar su calidad.

Hoy en día el único elemento diferenciador real en los mercados actuales es el


servicio, y el transporte es una pieza vital en ese logro. Sin esto, la pérdida del
cliente es un hecho seguro.

El transporte en logística es hablar del movimiento de carga en sus formas


conocidas que son: aérea, marítima y terrestre Si se analizan estas tres formas de
traslado de productos se puede determinar que el transporte aéreo se realiza
mediante aviones cargueros o comerciales, el transporte marítimo se ejecuta
mediante barcos cargueros, tanto para carga suelta (break bult) o contenedores, y
el transporte terrestre mediante trenes cargueros y camiones de todo tipo y
tamaño. Todas las formas anteriores constituyen los movimientos de la cadena de
abastecimiento logística.

En el primero caso, la distancia entre el origen y el destino, es clave porque


define el tipo de nivel de servicio deseado y la elección de la forma de transporte.
Esto debido a que no es lo mismo que la distancia sea de 100 kilómetros en
carretera o tener que despachar productos desde Colombia a Canadá, donde las
modalidades marítima o aérea serían las idóneas ; la realidad más probable es
que sea bimodal, es decir, que sume un segundo tipo de transporte terrestre, ya
sea ferroviario o carretero, para llegar al destino final.

En segundo lugar la oferta de transporte. Esto, pues dependiendo del país las
redes de transporte cambian. Por ejemplo, en Colombia el más utilizado es el
carretero, es decir, por camión, y en forma muy minoritaria se trasladan productos
por tren.
Como tercer punto se incluye el destino final del producto, donde el país o
ciudad demandante es fundamental para definir el transporte a utilizar. Por
ejemplo, si la infraestructura portuaria de un país está más desarrollada y todos
los destinos navieros convergen ahí, sin duda el transporte marítimo tendrá una
relevancia importante frente al resto; así como si se realizan despachos entre
países de Europa, el transporte ferroviario y carretero se transformarán en
primarios, pues la mayoría de esos orígenes y destinos tienen como principal
troncal este tipo de transporte.

Sin embargo, para llegar al cliente final, el transporte más flexible es el


camión. Puede llegar a todos los puntos con facilidad.