Anda di halaman 1dari 3

1.

Localiza los determinantes y pronombres posesivos:

Me llamo Julia y estoy buscando mi sombrero. Mi papá dice que está en el armario, pero ese
no es el mío, es el suyo. Mis sombreros no están allí. ¡Mira! Nuestro perro lleva el suyo.
Espero que nuestro padre se dé cuenta de su situación. Le deseo suerte, porque su felicidad
es también la mía y la tuya.

2. Localiza los pronombres personales de la siguiente canción:

Yo tengo una novia. Ella es muy simpática y a mí me gusta mucho. Me encanta cantarle
canciones con la guitarra. Quizás a ti no te gustan, pero ella no las puede dejar de escuchar.

Eres mi sol, y me haces feliz.

Para mí eres el amor de mi vida.

Tú y yo nos amaremos para siempre, ¡oh sí!

Es una bendición para mí y mi familia, tenerla entre nosotros y que forme parte de nuestra
familia.

3. Localiza los determinantes y pronombres relativos del siguiente texto, rodea los
determinantes y subraya los pronombres
Juan, que conducía muy deprisa, tuvo un accidente con el coche que su padre le había
dejado. No se acuerda de lo que pasó.

Juan buscó un taller donde llevar a arreglar el coche con el cual tuvo el accidente. ¿Cómo se
lo va a decir a su padre? Es una difícil historia a la que tiene que enfrentarse. Finalmente, el
vecino, cuyo padre es amigo de mi madre, le echó una mano.

4. Localiza los pronombres y determinantes interrogativos y exclamativos del siguiente


texto:

a) ¿Quién es esa chica?

b) ¿Qué coche vas a elegir?


c) ¡Cuántas motocicletas circulan hoy por la carretera!

d) ¿Qué hace?

e) ¿En qué piensa?

f) ¡Qué paciencia tienen a veces nuestros padres!

g) ¿Qué amigo ha sido?


h) ¿Cuál es la lengua oficial de su país?

i) ¿Quién sabe responder correctamente a esta pregunta?

1
5. Localiza los pronombres y determinantes demostrativos del siguiente texto:

Cuando era pequeña vi un partido de tenis en la televisión. Aquella noche soñé que era una
jugadora de tenis famosa. Desde entonces, voy a clases de tenis. El jueves entrené
mucho. Ese día se me rompió la raqueta.

Quiero comprarme una raqueta porque esta semana tengo un torneo.

- ¿Cuánto cuesta esta raqueta?

- Cuesta 149 €.
- ¿Y esa de la pared?
- Cuesta 199 €.

- Creo que me gusta más aquella raqueta que está colgada al fondo.

6. Localiza los pronombres y determinantes indefinidos del siguiente texto:

Antes, a Sandra le encantaba ir a la peluquería. Le gustaba que cualquiera le cortase el


pelo. Cualquiera podía cortarle el pelo. Cada corte de pelo era diferente y todos los cortes le
parecían fantásticos.

Pero algunas veces los peluqueros no acertaban con el corte de pelo. Todo el mundo se reía
de ella y muchos le decían que le quedaba fatal. Al principio Sandra no decía nada, pero
ahora no deja que nadie vuelva a tocarle el pelo.
Ahora es ella la que se corta el pelo. De hecho, ha descubierto que le encanta
probar varias técnicas de peinarse el cabello.

7. Localiza los determinantes y pronombres de los dos textos siguientes y clasifícalos:


TEXTO 1.

Al amanecer, Pepe y Alicia huyeron de sus casas. Dejaron detrás de sí pocas cosas, como
quien espera comenzar todo de nuevo. No se arrepentían de su decisión, nadie podía
detenerlos, eran libres. "Esto es vida", se decían, y en aquellos instantes de gozo hubieran
afirmado sin la menor duda que un nuevo futuro iba a comenzar para ellos.
Mientras caminaban ilusionados por los oscuros caminos del pueblo no dejaban de mirarse.
Se bebían el mundo a través de sus ojos, y no cesaban de reír.
Después de tres horas, empezaron a sentir cansancio y se pararon junto a una fuente. Pepe
sacó su petaca, lió un cigarrillo y se lo ofreció a Alicia, al tiempo que preguntaba: "¿se está bien
aquí, verdad?" Ella aceptó complacida y sacó de su mochila una manzana que entregó a su
amigo.
- Todavía nos falta mucho; guárdala - respondió él.
- ¿Qué temes, Pepe?; me parece que estás exagerando. Te inquietas por todo. Y, además,
todavía quedan cuatro en la mochila.
2
TEXTO 2.

El profesor Álvarez nos trajo ayer dos ásperas rocas metamórficas que había recogido en el
Arroyo del Jaramugo. Nuestro profesor tenía las manos manchadas de tierra, y en sus ropas
desgastadas se veían las marcas dejadas por cavar durante largas horas. Algunos estudiantes,
incrédulos ante la extraña pinta del profesor, señalaron que aquellas manos y sus diez dedos
arañados eran la falsificación más burda del mundo.

Minat Terkait