Anda di halaman 1dari 2

Balance de energía en el calentador solar

El balance de energía tiene como objetivo determinar el calor útil transmitido al


agua para establecer la eficiencia del calentador solar. El calor útil qútil, empleado para
calentar el agua del depósito de almacenamiento, es una parte de la radiación global
incidente sobre el colector solar GAe, el resto es calor disipado al ambiente.
Este balance de energía se expresa analíticamente como:
𝐺 𝐴𝑒 = 𝑞Ù𝑡𝑖𝑙 + 𝑞𝑐𝑠 + 𝑞𝑑𝑎 + 𝑞𝑐𝑥
Donde:
G= irradiacia
𝐴𝑒 = À𝑟𝑒𝑎 𝑒𝑓𝑒𝑐𝑡𝑖𝑣𝑎 𝑑𝑒𝑙 𝑐𝑜𝑙𝑒𝑐𝑡𝑜𝑟
𝑞ù𝑡𝑖𝑙 = Calor útil del colector
𝑞𝑐𝑠 = 𝐶𝑎𝑙𝑜𝑟 𝑑𝑖𝑠𝑖𝑝𝑎𝑑𝑜 𝑎𝑙 𝑎𝑚𝑏𝑖𝑒𝑛𝑡𝑒 𝑝𝑜𝑟 𝑒𝑙 𝑐𝑜𝑙𝑒𝑐𝑡𝑜𝑟
𝑞𝑑𝑎 = 𝐶𝑎𝑙𝑜𝑟 𝑑𝑖𝑠𝑖𝑝𝑎𝑑𝑜 𝑎𝑙 𝑎𝑚𝑏𝑖𝑒𝑛𝑡𝑒 𝑝𝑜𝑟 𝑒𝑙 𝑎𝑙𝑚𝑎𝑐𝑒𝑛𝑎𝑚𝑖𝑒𝑛𝑡𝑜 𝑑𝑒𝑙 𝑐𝑜𝑙𝑒𝑐𝑡𝑜𝑟
𝑞𝑐𝑥 = 𝐶𝑎𝑙𝑜𝑟 𝑑𝑖𝑠𝑝𝑎𝑑𝑜 𝑎𝑙 𝑎𝑚𝑏𝑖𝑒𝑛𝑡𝑒 𝑝𝑜𝑟 𝑙𝑎𝑠 𝑐𝑜𝑛𝑒𝑥𝑖𝑜𝑛𝑒𝑠

El calor útil introducido en la ecuación 1 está representado por el flujo de agua m´


en el calentador y las temperaturas de entrada y salida del depósito de almacenamiento Tfe,
Tfs.
𝑞ú𝑡𝑖𝑙 = 𝑚𝐶𝑃 (Tfe,-Tfs)
La eficiencia del calentador se define, entonces, como el porcentaje de la radiación
solar global incidente sobre la superficie efectiva del colector y que es aprovechado como
calor útil.
𝑅𝑎𝑑𝑖𝑎𝑐𝑖ò𝑛 𝑠𝑜𝑙𝑎𝑟 𝑖𝑛𝑐𝑖𝑑𝑒𝑛𝑡𝑒
η𝑐 = 𝐶𝑎𝑙𝑜𝑟 𝑎𝑝𝑟𝑜𝑣𝑒𝑐ℎ𝑎𝑑𝑜

𝑞ú𝑡𝑖𝑙
η𝑐 = 𝐺 𝐴
𝑒
En la práctica la eficiencia se determina experimentalmente en un intervalo finito de
tiempo; para fines de diseño el período de evaluación t puede ser de un día o un tiempo
mayor.
𝑡
∫0 𝑞ú𝑡𝑖𝑙
η𝑐 = 𝑡
∫0 𝐺 𝐴𝑒

Para calcularla radiación solar que incide sobre la superficie del colector inclinado
es necesario determinar los parámetros de geometría de solar para determinar el ángulo de
incidencia solar para poder determinar el calor del colector.
La declinación es igual a:
284 + 𝑛
𝛿 = 23.45 sin [360 ]
365
El ángulo horario se determina de la siguiente manera:
𝑤 = 15(ℎ𝑜𝑟𝑎 𝑠𝑜𝑙𝑎𝑟 − 12)
La ecuación para la hora solar es:

ℎ𝑜𝑟𝑎 𝑠𝑜𝑙𝑎𝑟 = ℎ𝑜𝑟𝑎 + 𝐸𝑇 ± 4(𝐿𝑆𝑇 − 𝐿𝑙𝑜𝑐 )


𝐸𝑇 = 229.18((−0.0334 sin 𝑀) + 0.0418 sin 2 ∙ 𝑀 + 3.5884))
2𝜋
𝑀= ∙ 3.5884
365.24
El ángulo de incidencia solar es muy útil, ya que permite un cálculo relativamente
simple
de la incidencia de radiación sobre una superficie. Las relaciones angulares entre el
incidente de la radiación solar directa sobre un plano, como una superficie de área de
pared o vidrio, orientado arbitrariamente en relación con la tierra pueden describirse en
términos de varios ángulos. Estos ángulos se ilustran en la figura 3.8. La orientación y la
inclinación de la superficie se determina con dos ángulos respectivamente: el ángulo del
acimut superficial (γ) y la pendiente
(Β).
Superficie de Azimut es el ángulo entre el sur y la proyección de la normal en el plano
horizontal de la superficie. Este ángulo se toma positivo si lo normal es al oeste del sur y
negativa si al este sur.
Pendiente es el ángulo en que la superficie esta inclinada respecto a la horizontal y se
toma positiva para superficies orientadas al sur.
Además, la posición del sol concerniente a la superficie se puede expresar usando el
ángulo de incidencia solar (θ).
Entonces:
cos 𝜃 = cos 𝛽 + cos 𝜃𝑧 + sin 𝛽 sin 𝜃𝑧 cos(𝛼 − 𝛾)