Anda di halaman 1dari 3

1.

Fundamentos básicos de hidrología

1.1. Definición
La Hidrología, según Dingman (1994), es “La ciencia que se enfoca al ciclo hidrológico
global y a los procesos involucrados en la parte continental de dicho ciclo, es decir, es la
geociencia que describe y predice:
• Las variaciones espaciales y temporales del agua en las etapas terrestre, oceánica y
atmosférica del sistema hídrico global y;
• El movimiento del agua sobre y debajo de la superficie terrestre, incluyendo los procesos
químicos, físicos y biológicos que tienen lugar a lo largo de su trayectoria”.

1.2. Objetivos
En general los objetivos de la Hidrología son:
• Adquirir los conocimientos teóricos básicos de los fenómenos hidrológicos.
• Conocer la cantidad, frecuencia y naturaleza de ocurrencia del proceso lluvia
escurrimiento sobre la superficie terrestre y;
•Determinar eventos de diseño, a partir de los datos hidrológicos.

1.3. Ciclo hidrológico


El ciclo hidrológico está compuesto por diferentes variables, las cuales se relacionan entre
sí por medio de los procesos hidrológicos, hidrológico se puede representar como un
sistema, los componentes del sistema serán las variables hidrológicas y los procesos que
las relacionan entre sí; los sistemas adyacentes serán aquellos que tienen como límites
comunes las capas altas de la atmósfera y los sistemas geológicos profundos.

Al considerar una escala a nivel planeta, el ciclo hidrológico se denomina global. Este
sistema global se puede subdividir en tres: en un subsistema atmosférico, en un
subsistema de agua superficial y en un subsistema de agua subterránea.

Subsistema atmosférico
Este subsistema se abastece de la evaporación (fenómeno que se origina por la
incidencia de la energía proveniente del Sol y de la atmósfera alta), es decir, de los
volúmenes de vapor de agua que llegan a la atmósfera desde la superficie del océano y/o
desde la superficie del terreno; en este último caso, si existe una cubierta vegetal, se
presenta el efecto combinado que recibe el nombre de evapotranspiración.

La precipitación podrá tener lugar tanto en la superficie del océano como en el continente
y, en algunas situaciones, el agua precipitada no se incorporará a ningún proceso de los
subsistemas de agua superficial y subterránea, regresando a la atmósfera; a esta variable
se le da el nombre de intercepción o pérdidas, y queda ejemplificada por aquella porción
de agua líquida atrapada en las copas de los árboles, techos de las casas, etc.

Subsistema del agua superficial


Para este subsistema la precipitación se considera como una entrada. Una vez eliminada
el agua interceptada, el volumen restante se transformará en escurrimiento sobre la
superficie del terreno, el cual a su vez llegará al sistema de drenaje del área de captación
para formar el escurrimiento superficial; parte de estos escurrimientos saldrán del
subsistema como infiltración al subsistema subterráneo o bien como escurrimiento por
medio de los sistemas de drenaje regionales que finalmente llegan al océano.
En la figura 1.1 se muestra la representación esquemática del sistema del ciclo
hidrológico global. Se puede notar que el sistema tiene una relación estrecha con dos
sistemas adyacentes:
Con la parte superior de la atmósfera, a través de la energía que llega del Sol y los
estratos superiores, y con los sistemas geológicos profundos como aquellos que están
asociados a sistemas geotérmicos y que pueden interactuar con los componentes
recarga, flujo subterráneo y flujo subsuperficial.
Para cuantificar cualquier variable hidrológica involucrada en un proceso determinado, se
hace uso de los principios de conservación, así como de expresiones empíricas y
semiempíricas que se han obtenido a través de años de investigación. Dependiendo del
enfoque del estudio, se decide el tipo de herramienta matemática a utilizar en el
planteamiento y solución de algún problema particular.
Ecuación de transporte de Reynolds.

Ahora bien, a partir de la ecuación se pueden obtener las ecuaciones de conservación.


Así, para deducir la ecuación de continuidad, si η es igual a la unidad, se obtiene la
expresión siguiente:

Donde E es la entrada por una de las superficies que limitan al volumen de control o
sistema; S es la salida por otra de las superficies limitantes; y ΔV es el cambio en el
almacenamiento en un intervalo de tiempo definido.