Anda di halaman 1dari 1

Funciones del asesor jurídico en la empresa

El asesor jurídico en la empresa es un perfil cuya presencia está ganando cada vez más peso. Si habitualmente las
empresas acudían a esta figura cuando ya habían aparecido los problemas legales, la tendencia actual lo coloca en un
papel relevante como profesional clave en el día a día de un negocio; el asesor jurídico adopta hoy un rol proactivo, y
su existencia en la empresa le permitirá adelantarse a los problemas y situaciones negativas que surjan en el entorno
legal.
El asesor jurídico tiene como papel principal garantizar el cumplimiento de la legalidad en las operaciones del negocio
y es clave en cualquier estrategia empresarial. Pero, ¿en qué materias concretas beneficiará el asesor jurídico a la
empresa? Le presentamos 9 de sus principales funciones:
1- Asesora en la constitución, gestión y disolución de cualquier tipo de sociedad mercantil o civil.
2- Defiende los intereses de la empresa en todo tipo de procedimientos judiciales.
3- Estudia y resuelve los problemas legales relacionados con la empresa, sus contratos, convenios y normas legales.
4- Emite informes jurídicos sobre las distintas áreas de la empresa.
5- Negocia y redacta contratos.
6- Asesora a nuestra empresa en materia fiscal, preparando todo tipo de declaraciones y obligaciones fiscales y
tributarias.
7- Asesora en torno a la gestión de derechos en materia de propiedad intelectual e industrial.
8- Interviene en todo tipo de negociaciones laborales.
9- Asesora en materia de derecho empresarial.

El asesor jurídico en la empresa basa su trabajo en torno a tres procesos; planificación, control y asesoramiento y
defensa.
La planificación permitirá un adecuado análisis de la situación jurídica a medio plazo y un estudio de las mejores
alternativas a adoptar. Supone un ejercicio de reflexión acerca de qué necesita o qué puede optimizar la empresa desde
el punto de vista legal.
El control legal implica determinar las acciones que eviten los riesgos. Tiene un marcado carácter preventivo y mediante
ciertos protocolos se establece el modo de proceder ante situaciones específicas.
En el proceso de asesoramiento y defensa, el asesor jurídico se enfrentará a la resolución de las consultas y dudas que
aparezcan en el día a día, ofreciendo defensa legal a nuestra empresa y defendiendo los intereses de la compañía respecto
a reclamaciones o demandas en procedimientos judiciales o extrajudiciales.
La asesoría jurídica en la empresa es conveniente para cualquier tipo de negocio. Debe identificarse con los problemas
propios de la actividad, involucrándose permanentemente en su día a día contribuyendo activamente al negocio con las
mejores fórmulas jurídicas.
El asesor jurídico debe establecer los mecanismos de control que alerten sobre los posibles incumplimientos en los que
pueda incurrir la empresa. Incumplimientos que se previenen asesorando sobre los riesgos en materia legal.
Los continuos cambios legislativos sitúan al asesor jurídico como una figura vital en la empresa, porque informará
continuamente de las modificaciones y de cómo éstas nos afectan. El asesor jurídico en la empresa facilitará el trabajo,
orientará las acciones desarrolladas en el marco legal adecuado y evitará que la empresa tenga que enfrentar situaciones
negativas.