Anda di halaman 1dari 33

Pág.

Conferencias Evangélicas
Predicho: La Apostasía Omega Para Destruir las Creencias Adventistas del Séptimo Día.-

(Solamente para Adventistas)

 El cambio doctrinal más dramático, asombroso, rápido y completo jamás realizado en nuestra
denominación. Y lo más sobresaltado, fue hecho apenas por dos hombres.
 La historia condensada desde 1941 hasta el 2008.
 El capítulo más asombroso y más atemorizador de nuestra historia denominacional, resultó
predicho en 1MS:197, 204.
 Cientos de hechos y citas de fuentes.
 Cómo un hombre, que no era de nuestra fe, estuvo trabajando durante 34 años, con resultados
permanentes.
 Lo que realmente sucedió y cómo alteró dramáticamente nuestras doctrinas oficiales de la
iglesia.
 Informes condensados testimoniados ocularmente y declaraciones documentadas, 70 capítulos y
4 apéndices pueden ser leídos completamente en nuestro libro Terremoto Evangélico (Ver
página 16). Usted está leyendo la versión resumida en este tabloide preparado por Cornerstone
Publishing.

Eventos que Sucedieron Antes de las Conferencias (1941-1954).-

Unruh Escribe una Carta (1949). Muchos se preguntan en aturdimiento cómo comenzó todo esto. El
28 de Noviembre de 1949, Unruh, un ministro Adventista, elogió a Barnhouse por ciertos sermones de
radio. Barnhouse le respondió diciendo que estaba sorprendido que uno de los herejes lo elogiara en
relación a la justificación por la fe.
Martin es Comisionado Para Escribir un Libro (1954). Walter Ralston Martin (1928-1989), director
de apologéticas de culto para Zondervan Publishing Company, era editor contribuyente de la revista
Eternity de Barnhouse. En la primavera de 1955, mientras verificaba los archivos de Barnhouse, Martin
descubrió aquellas antiguas cartas de Unruh. Martin entonces entró en contacto con Unruh y le pidió
para que pudiera tener “acceso directo” con Adventistas de autoridad y sus publicaciones, de tal manera
que “pudiera tratar en forma justa a los Adventistas” en un libro que Barnhouse le había solicitado.
Unruh notificó a la Conferencia General.
Branson se Había Ido (1954). Si el predecesor de Reuben R. Figuhr (Presidente de la Conferencia
General 1954-1966), William H. Branson (1887-1961), aun hubiese sido presidente, el terrible cambio
de doctrinas que ocurrió en las Conferencias Evangélicas, jamás habría sucedido. Pero, en la primavera
de 1955, Branson estaba fuera del cuadro, y Figuhr (elegido el 24 de Mayo de 1954), el cual no era un
experto en doctrinas, tenía el hábito de confiarles responsabilidades de bajo nivel a personas en las
cuales él confiaba.
Entran Froom y Anderson (1955). Leroy Edwin Froom era el más profundo investigador que nuestra
denominación haya jamás producido, pero Roy Allen Anderson, un ex evangelista público y poderoso
líder de hombres, inmediatamente se hizo cargo del contacto con Walter Martin. Él llamó a Walter E.
Read, un Secretario de Campo de la Conferencia General, el cual tampoco era un experto en doctrinas.
Froom trató de evitar en tomar parte en las reuniones cuando comprendió que tendría que comprometer
nuestras creencias denominacionales, pero Anderson lo instó a que lo haga. Él entonces trató de hacer
con que todo se inclinara hacia el gran objetivo de hacer con que nuestras más controvertidas creencias
fuesen aceptables para Walter Martin.
Pág. 2

El desafío era inmenso, y ellos dieron todas sus energías para hacer que tanto las conferencias como el
libro que se siguió, fuesen un gran éxito.
Los Éxitos Anteriores de Anderson Para Cambiar la Iglesia (1941, 1949). Anderson había
presionado antes todo proyecto en el cual había participado. Al convertirse en cabeza de la Asociación
Ministerial en 1941, él inmediatamente se puso a trabajar para eliminar dos himnarios que a nuestro
pueblo les gustaba mucho durante años: Cristo en Canto e Himnos y Tonos.
En 1949, R. A. Anderson, con la ayuda de Froom, fue capaz de efectuar un segundo cambio
significativo.
A mediados de 1940, un importante erudito Protestante de la Biblia, había escrito que los Adventistas
“negaban la deidad de Cristo”. El autor había encontrado en Bible Readings una declaración que decía
que Cristo había tomado “nuestra naturaleza caída”. Anderson había removido esa declaración de la
edición revisada. La declaración revisada fue publicada primeramente en la edición de 1949 de Bible
Readings. Es interesante que nuestro pueblo no se dio cuenta que este cambio había sido hecho, hasta
que el propio Anderson reveló el hecho.
Citamos a continuación la cita original.
“En Su humanidad, Cristo participó de nuestra naturaleza pecaminosa caída… La idea de que Cristo
nació de una madre inmaculada o sin pecado, no heredando tendencias al pecado, y que por esta razón
no pecó, Lo remueve del reino de un mundo caído y del mismo lugar desde donde se necesita la
ayuda…”.
Claramente, la Biblia enseña que Cristo no tomó la naturaleza de los ángeles (o, a ese respecto, la
naturaleza no caída de Adán), sino que de la descendencia de Abraham.

Las Reuniones Hechas Durante 18 Meses (Marzo 1955 – Agosto 1956).-

La Primera Reunión (Marzo 1955). En el tiempo de esta primera reunión, Froom hizo la
investigación y los escritos; y Anderson lo animó y lo guió para que se mantuviese la fuerte amistad de
Martin y Barnhouse.
¿Podría este pequeño grupo de tres Adventistas (Froom, Anderson y Read) representar a toda nuestra
iglesia? Ciertamente no representaron a los sólidos creyentes históricos. Es un hecho significativo que,
solo cinco años antes, al frente de toda la Sesión de la Conferencia General de 1950, Read defendió
nuestra enseñanza histórica acerca de la naturaleza caída de Cristo. Un gran cambio ocurrió dentro de
las primeras 24 horas.
Froom, ahora en el ápice de sus poderes mentales, pasó la tarde y el atardecer, después de la primera
sesión, preparando un estudio de 20 páginas, en respuesta a las preguntas colocadas por Martin en su
lista.
El segundo día jamás será olvidado. Martin admitió que había estado errado con respecto al
Adventismo del Séptimo Día y, en un gesto dramático, extendió su mano en señal de amistad. Pero esta
pequeña victoria solo sirvió para estimular aun más el apetito de Anderson y de Froom. ¡Si fuese
posible, tenían que ganar la total aceptación de los Evangélicos!
Subiendo a Barnhouse a Bordo (Agosto 1955). Martin ahora tenía que convencer a Barnhouse que
los Adventistas eran cristianos. Las reuniones en la casa de Barnhouse, persuadieron a Barnhouse y a su
hijo que ellos también habían mantenido una serie de malos entendidos.
Viajes Pagados a Todo el Mundo (1955). Nuestros líderes trajeron a Martin al Seminario Adventista
para que hablara, y también lo dejaron hablar en nuestra gran Iglesia de Takoma Park. También lo
llevaron con todos los gastos pagados a Loma Linda, y, en 1955, a estaciones misioneras alrededor del
mundo.
Los Tres Puntos. Estaba claro desde el comienzo que Martin tenía tres puntos en los cuales no
aceptaría ningún desacuerdo, los cuales, si nosotros nos comprometíamos con ellos, produciría el caos
en la Iglesia Adventista. En todos los demás, podría haber algunas variaciones, pero tres eran centrales
Pág. 3

para el moderno Protestantismo de Martin. Él presentó tres creencias controvertidas (para él) del
Adventismo que tenían que ser cambiadas:
1) La expiación de Cristo no fue completada en la cruz. 2) La salvación es el resultado de la gracia más
las obras de la ley. 3) Cristo tomó la naturaleza pecaminosa caída del hombre en la encarnación.
consideraremos cuidadosamente cada una de estas tres creencias en un Apéndice al final de este
tratado.
Nuestros líderes le aseguraron a Martin que la expiación fue esencialmente terminada cuando Cristo
murió en la cruz. Ellos le dijeron que Cristo realmente nunca tomó la naturaleza humana que nosotros
tenemos. Pero nuestra creencia acerca de la expiación y la naturaleza humana de Cristo son doctrinas
sólidas. Interferir con ellas es cambiar muchas otras creencias, incluyendo las verdades acerca de la
salvación, de la gracia, de la obediencia y de la ley de Dios.
Si la expiación fue terminada en el Calvario, entonces nosotros hoy fuimos salvos en la cruz. La
conducta no cuenta nada. Si Cristo realmente no tomó nuestra naturaleza humana, entonces Su vida sin
pecado no es un ejemplo que nosotros tengamos que seguir. Se dice que los seres humanos no necesitan
parar de pecar, porque no pueden parar de pecar. (Este terrible error fue inventado, pero es ávidamente
aceptado por millones, porque enseña que pueden continuar pecando y aun así irán al cielo).
Este error también elimina el triple mensaje angélico, el cual enseña que debemos adorar al verdadero
Dios; que el juicio se está realizando; que tenemos que abandonar a las iglesias que rechazan esta
verdad; que la marca de la bestia será colocada sobre todos aquellos que rechacen estas verdades.
Cada uno de estos puntos en los mensajes de los tres ángeles está ligado a la necesidad de obediencia a
la ley de Dios, por la fe en la habilitadora gracia de Cristo, la cual nos es provista a través del ejemplo
de la obediencia de la vida de Cristo, Su auto-sacrificante muerte, y Su mediación en el santuario
celestial para proveernos la fortaleza necesaria para obedecer todo lo que Dios nos manda en los libros
inspirados.
¡Estos cambios de Froom y Anderson son compatibles con la enseñanza de que ni siquiera es necesario
guardar el Sábado!
Un Apéndice al final de este tratado mostrará la verdad de nuestras creencias.
Cómo Froom y Anderson Ayudaron a Martin a Cambiar Nuestras Creencias. El punto clave a ser
eliminado eran los medios de la salvación. El objetivo era eliminar la obediencia a la santa ley de
nuestro Creador, el cual es un Dios santo. Fue decidido que, en algunos casos, las mismas palabras
usadas para describir nuestras creencias deberían ser cambiadas. La confusión de términos haría creer
que la modificación era más fácil.
En algunos casos esto exigió una traducción del vocabulario innato de la iglesia a un lenguaje común
de teólogos de otras denominaciones. Fueron usados cuatro métodos: redactando nuevamente nuestras
creencias Adventistas; citando pequeños recortes aquí y allí del Espíritu de Profecía; declaraciones
“oficiales” de Preguntas Sobre Doctrinas (QOD) asumiendo que todo Adventista creía en ellas, siendo
que casi nadie creía en eso; y repitiéndole muchas veces a los creyentes Adventistas que nada había
realmente sido cambiado.
Froom enfatizó dos palabras en relación a la naturaleza humana de Cristo que son frecuentemente
usadas por los Católicos Romanos y por los Evangélicos: exento y vicariamente. Esas palabras
complacieron a Martin y Barnhouse, ya que ambos eran Calvinistas. Estas dos palabras – exento y
vicariamente – no aparecen en la copia del manuscrito prepublicado de QOD sometido a los editores de
la Review.
Las Creencias de los Calvinistas. ¡Barnhouse y Martin estaban realmente tratando de hacernos
Calvinistas! Ellos pertenecían al ala Calvinista/Dispensacional de los Evangélicos. “Calvinista”
significa que la salvación es por predestinación y que no depende de nuestras acciones.
“Dispensacional” significa que la salvación antes del Calvario era por obediencia a la ley de Dios, y
que después del Calvario es por la gracia.
Pág. 4

¡Barnhouse creía que Cristo tomó una especie de humanidad compuesta, que ni siquiera era la
naturaleza de Adán antes de la caída ni la que tenía María! Su humanidad era meramente una capa
externa sobre Su perfecta, no pecaminosa naturaleza divina superior.
Preguntador: “Ellos (los líderes Adventistas) están tomando la posición, o no, que Cristo tiene la
naturaleza de Adán antes que pecara, ¿no es verdad?
Barnhouse: “¡Espero que no! Su posición es que Él era el Dios-hombre. Adán fue creado un ser sujeto a
caer. Jesucristo era el Dios-hombre, no sujeto a caer”.
¿Cómo pudimos agradar a tales hombres?
Hay una declaración muy clara en el CS:287-307, que muestra cuán mala es la doctrina calvinista de la
predestinación y cómo destruye totalmente la necesidad de guardar la ley de Dios.
Cómo Martin Cambió Nuestros Otros Libros. Martin no solo cambió nuestras creencias, sino que
también coaccionó a la Conferencia General para que se deshiciesen – o los reescribieran – de varios
libros de nuestra denominación.
Martin no solo exigió que muchos de nuestros libros tuvieran que ser expurgados por nuestras
casas publicadoras, sino que inició una tendencia para que ninguno de esos libros fuesen
nuevamente impresos, a menos que algunos pasajes ofensivos fuesen eliminados antes de ser
publicados.
Martin llegó un día con una maleta, literalmente una maleta, llena de publicaciones de casas
publicadoras Adventistas y dijo: ¿Sabían que vuestra denominación enseña estas cosas? La cosa es aun
peor, hermanos. Miren en la maleta”.
La maleta fue colocada sobre la mesa y fueron sacados cerca de 200 documentos. Después de gastar un
par de días viendo los documentos, el comité respondió: ‘Ciertamente tenemos que hacer algo al
respecto inmediatamente’. Ellos eran muy sensibles, y comenzaron a trabajar en serio.
Martin y Barnhouse reconocieron su oportunidad e hicieron pleno uso de ella. Por su parte, beneficiada
por saber dónde estaba parada con los Evangélicos, la Iglesia Adventista siguió adelante haciendo
esfuerzos para purgar de su literatura antigua el hecho o aparecimiento de error. Muchos libros
Adventistas fueron cuidadosamente cambiados, mientras a muchos otros no se les dio el permiso para
que fueran impresos.
Martin declaró (Eternity, Octubre de 1956) que “menos de 20%” de los libros Adventistas que se
imprimían en aquella época, eran aceptables. ¡El resto tenía que ser cambiado o eliminado
completamente! (Vance Ferrell en este punto lista cerca de 100 publicaciones Adventistas, siendo que
muchas de ellas eran libros doctrinales mayores, que no se encuentran más a la venta).
Martin había exigido que libros diferentes tenían que ser impresos. ¿Qué especie de libros doctrinales
tenemos ahora? Libros que ridiculizan a Ellen White. Libros que se burlan del “perfeccionismo”.
Libros que alaban a las iglesias Protestantes. Libros que sutilmente niegan la posibilidad de que
podamos obedecer la ley de Dios. Libros que le enseñan a nuestra juventud cómo ser payasos y cómo
hacer películas. Libros acerca de nuestros maravillosos adelantos en “plantar iglesias”, las cuales tienen
tambores, bandas, y cantantes que se balancean. Libros que comparan a aquellos de nosotros que
guardamos los mandamientos de Dios con Fariseos legalistas.
Algo Más Que Martin Cambió. Walter Martin también cambió nuestra identificación radial.
Previamente, al igual que todas las demás iglesias, nosotros irradiábamos nuestros programas de radio
y de televisión sin necesariamente identificar nuestra denominación.
En su conversación, él dijo varias cosas que los Adventistas iban a hacerlo en fo4rma diferente ahora.
Una de ellas era que la Voz de la Profecía y Fe Para Hoy se identificarían a sí mismas.
Reuniones Posteriores. En el Otoño de 1955, después de casi dos años de reuniones, ambas partes
habían concordado que cada una iba a publicar un libro exonerando a los Adventistas a los ojos de los
Evangélicos. Barnhouse estaba satisfecho con que los Adventistas eran fundamentalmente Evangélicos
en todos los asuntos concernientes a la salvación. ¡Martin también le dijo a Froom y a Anderson que las
denominaciones Reformadas (Calvinistas) estaban considerando seriamente en aceptar la
Pág. 5

denominación Adventista como verdaderamente una con ellos en las creencias principales relacionadas
con los medios de la salvación! En Mayo de 1956, se le mostró a Barnhouse una serie de documentos
que Froom había arreglado “mostrando” que la Sra. White había sostenido los conceptos doctrinales
que Froom y Anderson estaban exponiendo.
Froom y Anderson leyeron el “bombástico” artículo de Barnhouse donde presentaba la nueva
aceptación de los Adventistas como siendo Evangélicos, y los demás artículos, antes que fuesen
impresos. Los artículos de Martin que apoyaban esta idea y que iban a aparecer en Eternity, también los
leyeron.

Los Artículos que Aparecieron en la Revista No Adventista (Septiembre de 1956 – Enero de


1957).-

Introducción. Durante todo el tiempo en que las Conferencias Evangélicas estuvieron en progreso, no
le fue dicha ninguna palabra a nuestro pueblo.
En Agosto de 1956, terminaron estos 18 meses de reuniones. En Septiembre Barnhouse publicó en la
revista Eternity el primero de tres artículos mensuales en relación a sus reuniones con los Adventistas y
su nueva posición con respecto a ellos. Fue el “bombazo” inicial.
En Noviembre de 1956, otra revista Evangélica, Nuestra esperanza, publicó otra recomendación
cambiada de los líderes diciendo que debiéramos ser aceptados como Evangélicos. Pero más
significativo fue el artículo que venía algunas páginas más atrás en ese mismo asunto: un bien
diseñado artículo de Walter R. Martin declarando que todos debieran hacer “las paces con los
Adventistas”, debido a deseo de repudiar ciertos defectos doctrinales anteriores.
La Conferencia General pareció tener miedo de hablar y no supo qué decir, anunciarle a nuestra
propia iglesia algunas de las grandes noticias, la más rápida traición doctrinal en nuestra historia
denominacional.
El primer indicio que le dio la Iglesia Adventista a sus miembros de lo que estaba sucediendo, no
apareció sino hasta la aparición de un suave anuncio dirigido a los obreros en Diciembre de 1956 en la
revista Ministry.
Fuera de Eternity, Nuestra Esperanza probaría ser una de las pocas revistas Protestantes conciliatorias
en la controversia. ¡Todo lo que ganamos con nuestra traición fueron los cuatro artículos de
Martin, un artículo de Barnhouse, y el libro de Martin! En las décadas posteriores a eso, nuestros
líderes de iglesia han tratado repetidamente, a través de su conexión ecuménica, allegarse a las
demás denominaciones, con muy poco éxito.
Estos artículos de Eternity de Barnhouse y Martin, juntamente con el libro de Martin, La Verdad
Acerca del Adventismo del Séptimo Día, contenían cuatro temas:
1) Los Adventistas irían a concordar para poder recibir la “unidad y la fraternidad”. 2) Varias
creencias originales de los Adventistas eran ridículas; 3) Los Adventistas estaban realmente
cambiando sus creencias; y 4) Estas nuevas creencias eran diferentes de las anteriores creencias
doctrinales verdaderas.
La mayoría del pueblo común en nuestra iglesia aun no sabe lo que sucedió. El hecho que el
tornado doctrinal alcanzó a los líderes y pastores Adventistas, sin hacerle mención de los cambios
que se estaban llevando a cabo a los miembros de la iglesia, hizo con que el cambio fuese aun más
insidioso.
El Artículo Bombazo (Septiembre de 1956). En Junio de 1956, yo había comenzado mi segundo año
de tres en el Seminario, en la puerta al lado de la Conferencia General. Algunos de los profesores
habían mencionado aspectos divisivos sobre la expiación, la naturaleza de Cristo, y el error de que
Ellen White no tenía nada que ver en formular nuestras creencias.
Todos en el edificio del Seminario, siendo que ninguno de nosotros era la excepción, rápidamente
compramos copias de la edición de Septiembre de la revista Eternity. Era todo lo que nosotros
Pág. 6

estudiantes, podíamos hablar. He aquí parte de una declaración introductoria en la página 4 de esta
edición de Septiembre:

“El artículo principal de esta edición mensual será como un bombazo… Este artículo es la introducción
a una serie de tres, los cuales serán presentados por el editor contribuidor Walter R. Martin en los
próximos tres meses…”.

En otra parte de la revista estaba el propio artículo bombástico de Barnhouse. En su informe de las
reuniones, Barnhouse declaró: “Se percibió inmediatamente que los Adventistas estaban negando
enérgicamente ciertas posiciones doctrinales, las cuales previamente les habían sido atribuidas a ellos.
Ellos rechazaron absolutamente el pensamiento de que la guarda del séptimo día Sábado fuese una base
para la salvación.
“Martin encontró una de nuestras publicaciones la cual contradecía esta posición, y que le fue mostrada
a nuestro representante, el cual inmediatamente hizo conocer este hecho a los oficiales de la
Conferencia General, para que esta situación fuese remediada y para que esas publicaciones fuesen
corregidas.
Este mismo procedimiento fue repetido en relación a la naturaleza humana de Cristo. Los líderes le
explicaron al Sr. Martin que ellos tenían entre los miembros a ciertos de la “franja lunática”, los cuales
sostenían que Cristo tenía la naturaleza caída del hombre”.
Era obvio para Barnhouse que, en vista de los nuevos cambios doctrinales de los Adventistas, ¡ellos
ahora sostenían enseñanzas muy cercanas a las de los Calvinistas!
Barnhouse continuó: “Los Adventistas creen ahora que la expiación fue completada en la cruz, y que
no sería muy difícil caminar junto con el moderno Calvinismo”. (Los Calvinistas creen que nosotros
somos salvos completamente aparte de cualquier cosa buena o mala que podamos hacer en nuestra
vida. La conducta no cuenta para nada).
Froom y Anderson realmente leyeron el artículo bombástico de Barnhouse, y los artículos que le
siguieron, antes que fuesen impresos. Las palabras citadas “franja lunática” y las demás ideas en esta
cita, ciertamente provinieron de los Adventistas que asistieron a las conferencias. Los artículos de
Martin que apoyaban estas declaraciones en la revista Eternity, también fueron examinados.
George Knight declara: “En ninguna parte encontramos que los líderes Adventistas argumentaran que
el lenguaje no era de ellos, aun cuando M. L. Andreasen en sus Cartas a Las Iglesias haya afirmado
que era de ellos.
De acuerdo con Barnhouse, los líderes Adventistas sostenían que la naturaleza humana de Cristo ‘era
sin pecado, a pesar del hecho de que ciertos de sus escritores hayan ocasionalmente impreso libros con
puntos de vista contrarios y totalmente repugnantes para la iglesia como un todo. Ellos le explicaron
posteriormente al Sr. Martin que había entre ellos algunos de la ‘franja lunática’”.
Barnhouse había declarado que los Adventistas creían que la guarda del Sábado bíblico no tenía nada
que ver con la salvación. Si eso es verdad, ¡entonces no tiene ninguna importancia si guardamos o no
cualquiera de los Diez Mandamientos!
Volviendo al artículo bombástico de Barnhouse: “Una gran cantidad de tiempo fue gastada en nuestras
primeras reuniones para explicar el hecho que los Adventistas no creen que el legalismo haga parte de
la salvación… Ellos toman una posición (para nosotros muy ilógica) que los Diez Mandamientos tienen
que ser obedecidos, pero que su enseñanza [sobre esto] no tiene ninguna participación ya sea como un
pago o como parte de un pago para la salvación…
¡La última doctrina [el juicio investigador], para mí, es el fenómeno más colosal, psicológico y que
salva la dignidad, en la historia religiosa!
La posición de los Adventistas, nos parece a algunos de nosotros en algunos casos, que es una nueva
posición. Puede que sea meramente la posición de un grupo mayoritario del sano liderazgo, el cual
Pág. 7

estás decidido a frenar a cualquier miembro que trate de mantener puntos de vista divergentes de
aquellos que sostiene el liderazgo responsable.
(1) Notablemente, el liderazgo Adventista proclama que los escritos de Ellen G. White no están a la par
con las Escrituras.
(2) Ellos específicamente repudian la idea que la guarda del Sábado sea de alguna manera un medio de
salvación.
(3) Ellos no creen, como algunos de sus antiguos líderes enseñaban, que la obra expiatoria de Jesús no
hubiese sido completada en el Calvario, sino que Él está llevando a cabo una segunda obra ministerial
desde 1844. Esta idea también es totalmente repudiada… Se puede ver que lo que queda ciertamente
es exegeticamente indefendible y es una especulación teológica de un orden altamente imaginativo”.
Barnhouse eliminó cualquier importancia en los Diez Mandamientos, el Sábado bíblico, el ministerio
celestial de Cristo, y la verdad de que Cristo realmente tomó nuestra naturaleza. Él declaró: “¡Nosotros
personalmente no creemos que exista la más leve posibilidad de que un versículo de la Biblia sostenga
una posición tan peculiar, y además creemos que cualquier esfuerzo para establecerlo es trillado, soso e
improductivo!”.
Las bombas no mejoran las cosas. Ellas propiamente destruyen, matan personas, y lisian a los que
sobreviven. Las bombas de Martin y de Barnhouse estaban destinadas a hacer la misma cosa: destruir
los fundamentos de nuestras creencias básicas, matar las almas de los hombres y de las mujeres
enseñándoles que pueden ser salvos desobedeciendo los mandamientos de Dios; y lisiaron
inmensamente los esfuerzos de los fieles que permanecieron fieles a nuestras creencias originales.
Los primeros y pocos artículos de Eternity no fueron aceptados por un gran número de Evangélicos y
por otros Protestantes.
Esta acusación de una “franja lunática” fue increíble, cuando consideramos la siguiente lista de
prominentes líderes Adventistas que enseñaban que Cristo tomó la naturaleza caída del hombre para
vivir una vida sin pecado (son listados unos 50 nombres).
El Artículo de Eternity de Octubre de 1956 de Martin. He aquí la única declaración de especial
importancia en relación a los asuntos arriba mencionados en el primer artículo de Martin en Eternity:
“… En algunos lugares la teología ortodoxa cristiana y… Ellen White no concuerda; … fuera de las
doctrinas cardinales de la fe cristiana necesarias para la salvación del alma y para el crecimiento de la
vida en Cristo [ella concuerda con los Evangélicos].
El Artículo de Eternity de Noviembre de 1956 de Martin. Ahora volvemos al segundo de los tres
artículos de Walter Martin en la revista Eternity. “Una concisa declaración de lo que creen los ASD de
una fuente autoritativa” fue seguida por una declaración de cinco párrafos del próximo libro, Preguntas
Sobre Doctrinas, repudiando nuestras creencias básicas sobre la expiación y sobre la naturaleza de
Cristo.
Además, Martin dijo que solamente un 20% de los libros actuales Adventistas que se imprimen son
realmente sanos doctrinalmente; ¡pero que los líderes de la Iglesia Adventista están ocupados
corrigiéndolos o eliminando el resto! ¡Esa es una bomba de su propia fabricación!
Citamos a Martin: “Aun hay alguna literatura para ser impresa y en los estantes [que reflejaban la
posición anterior], pero se están tomando precauciones para limitar su circulación y para presentar un
cuadro unificado y verdadero de la adherencia del Adventismo del Séptimo Día a las doctrinas
cardinales cristianas…
Menos de un 20% de estos volúmenes están ahora actualizados o contienen la verdadera posición
Adventista del Séptimo Día…
La necesidad de abandonar las citas que están en los libros que ya no están más disponibles a la venta,
y declaraciones cuestionables que han sido repudiadas por la denominación Adventista, también tienen
que ser reconocidas por los publicadores cristianos…”.
Martin también reveló el hecho que muchos comentadores Adventistas en QOD declaran que ellos no
tienen idea de quién haya podido escribir el libro. Investigaciones posteriores han confirmado que fue
Pág. 8

Froom. Martin escribió: “El Dr. LeRoy E. Froom… escribiendo en una nueva publicación teológica a
ser lanzada al público a comienzos de 1957, dice claramente que la denominación Adventista del
Séptimo Día repudia toda posición extremista o personal del pasado…
Los Adventistas del Séptimo Día quieren corregir toda mala representación… y quieren fraternizar con
los otros miembros del cuerpo de Cristo”.
¡Froom y Anderson le dijeron a Martin que solamente Hiram Edson y “los pioneros Adventistas” creían
que había un santuario en el cielo!
El Artículo de E. Schuyler de Noviembre de 1956 en la Revista Nuestra Esperanza. “… El
Adventismo del Séptimo Día ha estado operando un cambio durante las décadas pasadas, y hay muchos
hermanos en Cristo que están dentro del rebaño del Adventismo”.
El Artículo de Diciembre de 1956 de la Revista Time. La revista Time declaró que las conferencias
eran un gran evento y que los Adventistas habían “anunciado que publicarían – probablemente en la
próxima primavera – una nueva y definitiva declaración de su fe”.
El Artículo de Enero de 1957 de Martin en Eternity. Este contenía la declaración “solo ‘miembros
antiguos’ de la IASD creían que ellos eran el remanente”. Sin embargo, Apoc. 12:17 identifica
claramente al remanente como siendo aquellos que guardan los mandamientos de Dios.
“… La idea de la ‘iglesia remanente’, expuesta por miembros antiguos… aun se enseña en la
denominación, aun cuando en un sentido ampliamente diferente… los Adventistas constituyen una
parte [énfasis suplido] definida de la ‘iglesia remanente’,…”.
¿Sabía usted que todas las iglesias hacen parte del remanente de los últimos días? Eso es lo que dice la
declaración anterior.
El Artículo de Noviembre de 1957 de Barnhouse en Eternity. En este artículo él anunció que QOD
había sido impreso. (El libro La Verdad Sobre el Adventismo del Séptimo Día de Martin, no fue impreso
sino hasta dos años después, en 1960).
“… El volumen [QOD] es una declaración autoritativa de sus doctrinas… Es una declaración definitiva
que elimina los escritos de los Adventistas que han sido independientes de y contradictorios a su sano
liderazgo…
En mi opinión, a ella [Ellen White] le faltó profundidad, exactitud y erudición…
Mientras la mayoría de nuestros lectores tal vez no quieran leer las 720 páginas del nuevo volumen
Adventista, yo recomendaría que compren, lean y hagan circular el volumen del Sr. Martin [no
publicado sino dos años después]”.

Los Artículos de la Revista Adventista (Diciembre de 1956 – Abril de 1960).-


Introducción a los Siete Artículos. Suficientemente raro, Froom y Anderson esperaron hasta
Diciembre de 1956, cuando el primero de varios artículos fueron publicados en la revista Ministry, la
cual es solamente enviada a pastores y líderes de la iglesia. En ella R. A. Anderson mencionó por
primera vez la revisión de la naturaleza humana de Cristo hecha en Bible Readings [Enseñanzas
Bíblicas] en 1949.
Anderson también habló mucho del Apéndice B de QOD, el cual posee un sub-encabezado, “[Cristo]
Tomó la Naturaleza Humana Sin Pecado”, como siendo “totalmente fidedigno y de confianza”. En
realidad, es una compilación altamente selectiva y distorsionada del Espíritu de Profecía, que pretende
apoyar la posición Evangélica. ¡Anderson también hizo deslizar calladamente el Apéndice B al final del
volumen 7A del Comentario Bíblico Adventista del Séptimo Día, sin que los editores del Comentario
jamás supiesen de dicha inclusión en forma anticipada!
Él afirmó que “Esto [el Apéndice B] provee una completa cobertura sobre este asunto tal como puede
ser encontrado en los escritos de Ellen White… Esta compilación representa fielmente el pensamiento
de la mensajera del Señor”. Esta fue una declaración totalmente falsa. En un intento de evitar
problemas, un mes después de la primera visita de Martin, Froom le escribió al Presidente Figuhr,
“algunas de las declaraciones son un poco diferentes de lo que usted puede anticipar…”.
Pág. 9

El Editorial de Froom de Diciembre de 1956 de Ministry. Este fue el primer artículo publicado por
nuestra denominación acerca de las Conferencias Evangélicas.
El mensaje del artículo era que algunos no habían estado enseñando el punto de vista correcto acerca de
la expiación. Aun cuando este es la primera información publicada por la Conferencia General, fue
impresa solo en una revista que solo va dirigida a pastores y líderes.
Citamos a Froom: “… Algunos cristianos han afirmado que nuestras enseñanzas implican que Cristo
está haciendo ahora otra expiación en el cielo fuera de la que Él llevó a cabo en la cruz… Los
Adventistas, al contrario, confían implícitamente en la expiación todo-suficiente, una vez para siempre,
hecha en la cruz…
Sobre un periodo de un año o más, cerca de 50 o 60 preguntas importantes… han llegado a la
Conferencia General [de teólogos] los cuales quieren conocer exactamente lo que creen los
Adventistas… No se ha hecho ningún intento en ninguna parte, para añadir, eliminar, o cambiar
nuestras doctrinas… Estas respuestas representan el pensamiento de un gran círculo de nuestros
predicadores, profesores y administradores…”.
Editorial de Ministry (sin firma), Abril de 1957. “… Él [Cristo] poseía la impecabilidad de la
naturaleza con la cual Adán fue creado en el Edén… Él era realmente un hombre, pero además era Dios
manifestado en la carne”.
Editorial de Ministry (sin firma), Junio de 1957. Anunciaba que QOD iba a ser publicado (aun
cuando no sucedió sino cuatro meses más tarde). Este editorial fue el único lugar que dijo el número
real de veces que Martin y/o Barnhouse se reunieron con ellos (los 16). “… El nuevo libro, Preguntas
Sobre Doctrinas, está casi listo para salir a la circulación… De todos los libros que hemos publicado,
ninguno ha tenido un escrutinio más cuidadoso que este. Es un proyecto de grupo, y no la obra de un
único autor [!]”.
El Artículo del Sr. Cox de Diciembre de 1957 en Ministry. Tanto este como el siguiente artículo
fueron los primeros a ser impresos después que QOD salió de la imprenta. Froom y Anderson tuvieron
que buscar para poder encontrar algo [dos autores no ASD] que pudiera apoyar sus errores.
Este artículo de Ministry, titulado “El Cristo Inmaculado”, era extraño, porque trataba de partir la
naturaleza humana de Cristo en dos partes. “Hay algunas almas buenas que aparentemente creen que
cuando Cristo nació de la virgen María, Él heredó de ella aquellas tendencias carnales que han echado a
perder nuestra raza desde que Adán cayó… Los Católicos Romanos… no pueden, sin embargo,
concebir que Él haya nacido de una mujer que erró… Algunos Protestantes asumen que María tiene que
haber transmitido inevitablemente sus tendencias carnales a su hijo… es decir, que Cristo tomó una
naturaleza carnal de María, es ciertamente, en cualquiera de los casos, exaltar marcadamente el papel
de María y enfatizarlo más allá de lo que es garantizado por las Escrituras…
Es muy significativo, que Froom y Anderson no pudieran localizar ni siquiera una cita, siendo un
Adventista que enseñó los extraños errores en esta edición de la revista Ministry.
La Declaración de W. G. T. Shedd de Diciembre de 1957 en Ministry. Llegamos ahora al segundo
extraño artículo en esta edición de Diciembre. ¡Declara que Cristo tenía una naturaleza compuesta, la
cual consistía de muchas personas diferentes, lo cual Lo hacía diferente de los seres humanos normales!
¡Shedd dice que esta teoría de una “persona compleja” se originó con los católicos!
Cristología Católica. La Palabra asumió la naturaleza humana, no una persona humana, en una unión
personal consigo mismo, a través de la cual la persona compleja existe, el Dios-hombre. “La
santificación total y original de la naturaleza humana fue primero necesaria para hacerlo apto para la
unión personal con la Palabra, la cual… fuera de Su infinita pureza no podía contaminarse a sí misma
volviéndose carne pecaminosa”.
Editorial de Ministry, Marzo de 1958. aparentemente, Froom recibió tantas quejas de aquella primera,
que se pensó que fuese mejor que el resto fuese anónimo. Este editorial de Marzo declaró que todos
(¡todos!) los “250 líderes denominacionales” que recibieron copias con anterioridad de QOD lo
aprobaron completamente y concordaron con él, “no hubo ningún pedido de cambio de contenido”.
Pág. 10

“Desde entonces, expresiones de sincera gratitud” han sido derramadas. (Considerando los errores que
fueron abiertamente enseñados en ese libro, esto tiene que ser una mentira). “La aprobación unánime
del libro proveniente de todas partes del campo mundial revela la unanimidad de nuestras… creencias,
y una cuidadosa lectura de QOD revelará que está en completo acuerdo con las más claras
declaraciones del Espíritu de Profecía”.
¡Totalmente, totalmente mentira!
El Artículo de Figuhr de Abril de 1960 en la Review. ¡Finalmente, 43 meses después que el
bombástico artículo de Barnhouse había choqueado a nuestra iglesia, y 30 meses después que QOD
salió de la imprenta – por lo menos – fue impreso un artículo en la Review para que nuestro pueblo lo
leyera! Pero no era acerca de QOD, sino que acerca del “favorable” nuevo libro de Martin.

Durante la Preparación de QOD (1956-1957).-


El Personal de la Review Profundamente Preocupado. Froom estaba ocupado escribiendo y volviendo a
escribir el borrador del libro que iba a salir a la venta. Ocurrieron tantos cambios hacia atrás y hacia
delante durante la preparación de QOD, que los editores de la Review, que quedaban justo al frente del
callejón del edificio de la Conferencia General, estaban profundamente preocupados. Ellos tratarían
repetidamente de corregir exageraciones, omisiones, y patentes faltas a la verdad; pero los errores eran
colocados nuevamente en sus lugares. La única corrección principal que ellos consiguieron colocar en
QOD fue la de una expiación “sacrificial” completa, en vez de expiación completa, fue hecha en la
cruz. Pero esta mezcla de verdad con error tuvo el efecto de hacer con que muchos que leyeron las
declaraciones considerasen los errores como posibles verdades.
Francis D. Nichol le escribió una carta confidencial al Presidente Figuhr, diciéndole que algunas de las
declaraciones habían sido hechas para Martin, las cuales “muchos de nosotros, bajo una madura
consideración, somos incapaces de apoyar”. Pero, consistentemente, a pesar de los repetidos intentos
por parte de los editores de la Review de editar los problemas, Froom y Anderson ganaron siempre.
Raymond Cottrell, uno de los editores asociados de la Review, le escribió una carta a L. E. Froom. “…
Pablo declaró que la característica central de la obra de la expiación y el plan de salvación son vistas en
el ministerio de nuestro Sumo Sacerdote en el santuario celestial… En las porciones del libro,
Preguntas Sobre Doctrinas, que lidian con el ministerio de Cristo en el santuario, la palabra ‘expiación’
parece haber sido escrupulosamente evitada… Usted ha sido guiado a comprometer insidiosamente la
verdad, para que quedase en términos aceptables para las iglesias Evangélicas populares… Tengamos
certeza que nada entrará en el libro propuesto que nos vaya a tomar los próximos 50 años para sacarlo”.
En Octubre del 2007 se cumplieron esos 50 años, y los efectos de QOD continúan debilitando nuestro
coraje y daña nuestra propia moral. Un miembro del cuerpo de editores escribe: “Lo recuerdo como si
fuese ayer cuando el trío de QOD finalmente le dijo al comité editor de la Review and Herald, el 30 de
Enero de 1957, que ‘no se permitiría más edición’. Aquella mañana en la oficina de comentarios,
Raymond Cottrell dejó la pieza y volvió con una toalla sobre su brazo izquierdo y con una palangana
con agua… Entonces cada uno de nosotros del equipo de Comentadores nos fuimos lavando las manos
por cualquier responsabilidad en relación a QOD”.
El 23 de Enero de 1957 la casa publicadora Review and Herald aceptó el manuscrito “tal como estaba”
para publicarlo sin responsabilidad por ediciones posteriores. En ninguna parte del libro estaba
mencionada la autoría de QOD, ni en ese ni en ningún otro tiempo. Siempre se declaró que un “grupo
representativo de líderes, profesores de Biblia y editores ASD, lo produjeron. En realidad, fue LeRoy
Edwin Froom el que escribió el libro, todo el libro.
Andreasen Comienza a Publicar. Comenzando con un trabajo que él escribió el 15 de Febrero de
1957, M. L. Andreasen escribió trabajo tras trabajo condenando lo que estaba sucediendo. El cielo
valora a los hombres y a las mujeres que se levantan y que pueden ser contados en una crisis, los que
defienden la verdad de Dios cuando está siendo pisoteada por aquellos que tratan de modernizar la fe.
Pág. 11

No fue sino hasta que Andreasen leyó el bombástico artículo de Barnhouse en Septiembre de 1956, que
él entendió totalmente lo que estaba sucediendo. Él estaba horrorizado por los artículos de 1957 de
Froom diciendo que “el acto sacrificial en la cruz [es] una completa, perfecta y final expiación por los
pecados del hombre”.
Central al punto de vista de Andreasen sobre la expiación había una división del mismo en “tres fases”:
(1) Cristo vivió una perfecta vida sin pecado, lo cual nos proveyó a nosotros un ejemplo de cómo
tenemos que vivir. (2) Su muerte auto-sacrificial en la cruz. (3) En la tercera fase, Cristo demuestra que
el hombre puede hacer lo que Él hizo, con la misma ayuda que Él tuvo. Esta fase incluye Su sesión a la
diestra de Dios… “Él está ahora eliminando y destruyendo el pecado en Sus santos en la tierra. Esto
hace parte de la purificación del santuario”.
Esta posición de la “última generación” de Andreasen es que Cristo es el ejemplo de lo que puede ser
obtenido en las vidas de Sus seguidores. ¡Ellos pueden ser vencedores en el más amplio sentido!
El 11 de Marzo de 1957, M. L. Andreasen expresó su profunda preocupación en una carta al presidente
de la Conferencia General:
“Si el libro [QOD] es publicado, habrá repercusiones hasta los confines de la tierra, porque los
fundamentos están siendo retirados.
… Si a estos hombres se les permite ser los autores o de aprobar el libro para que sea publicado, tengo
que protestar… Está en sus manos el partir la denominación o sanarla”.
Dos semanas después: “Es difícil concentrarse mientras el enemigo está destruyendo los fundamentos”
de la actual expiación y del juicio investigador en el santuario celestial. Saque eso, y estará sacando el
Adventismo.
… Esta es la mayor apostasía que la denominación jamás ha enfrentado”.
El 9 de Marzo de 1958, después que QOD había salido de la imprenta, Andreasen le escribió a Figuhr:
“Lloro por mi pueblo. Esta es la apostasía predicha hace mucho tiempo… Estoy tratando de salvar a mi
querida denominación para que no cometa suicidio”.
Andreasen publicó finalmente nueve trabajos de amplia circulación a fines de 1957 y comienzos de
1958 bajo el título general de “La Expiación”. A eso se siguió en 1969 una segunda serie llamada
“Cartas a las Iglesias”, la cual finalmente fue impresa como un pequeño libro de 100 páginas con el
mismo nombre.
¡El problema clave era que en aquel tiempo solo había un hombre que se levantó y permaneció firme
por la verdad! Si 10.000 Adventistas hubiesen sido tan resueltos como lo fue Andreasen, tal vez nuestra
iglesia hoy tendría sus creencias originales puras.

La Publicación de Preguntas Sobre Doctrinas (Octubre de 1957).-


El Libro Que Cambió la Iglesia Adventista. No fue sino hasta fines de Octubre de 1957 que
Preguntas Sobre Doctrinas fue finalmente impreso. Froom escribió en su introducción que contenía
solamente nuestras creencias normales. “El objetivo era colocar nuestras creencias básicas en
terminología corriente usada en círculos teológicos…”. “Esta no era una nueva declaración de fe…”.
“Estas respuestas representan la posición de nuestra denominación…”. “Las respuestas en este
volumen son una expansión de nuestras posiciones doctrinales…”. “No ha habido una negación de
puntos de vista anteriores erróneos individuales o minoritarios que posteriormente hayan sido
abandonados…”. “Los conceptos antiguos erróneos de una minoría claramente necesitaban ser
repudiados…”. “No debiéramos ser identificados con, o estigmatizados por, ciertos conceptos limitados
y defectuosos”.
Mirando Hacia Atrás a los Despojos Producidos. Todas las siguientes notables declaraciones fueron
escritas cerca de 50 años después de la inicial publicación de Preguntas Sobre Doctrinas: “levanta
incertidumbres acerca de lo que realmente creían los Adventistas…”. “… Enajenó varias facciones de
la iglesia teológicamente…”. “… Hizo más que cualquier otro evento único en la historia Adventista
para crear lo que parecen ser facciones en guerra permanente…”. “… Coloca la plataforma para una
Pág. 12

constante tensión teológica…”. “… El libro más divisivo en la historia Adventista del Séptimo Día…”.
“Su circulación produjo una prolongada alienación y separación…”. “Mucha de la controversia
doctrinal que dividió a los Adventistas en campos ‘tradicional’ versus ‘evangélicos’…”. “Ha vendido al
Adventismo a los Evangélicos…”. “La publicación de QOD ha sido un gran error…”. “Con el
noviazgo evangélico de la década de 1950, los líderes Adventistas comenzaron algo, cuya extensión no
anticiparon. El panorama tradicional Adventista fue radicalmente cambiado”. “Yo creo que los diálogos
evangélicos y la publicación de Preguntas Sobre Doctrinas crearon un clima en la iglesia favorable al
criticismo, sospecha, incertidumbre, rumor, y a una falta de confianza en el liderazgo”.
Un pastor preocupado predijo un gran desastre en el futuro: “vendría un tornado”.
Froom continuó optimista. Mirando hacia atrás 14 años, él escribió alegremente que aun a los Católicos
les gustaba QOD. Y, añadió, así también lo hizo el Concilio Mundial de Iglesias.
La Jubilación de Walter E. Read (1958). Solo un año después de que QOD fuese publicado, W. E.
Read decidió jubilar. Algunos creen que él estaba prematuramente agotado, aun cuando su rol haya sido
menor en las conferencias y en el resultante QOD.
Diseminando el Libro Por Todas Partes. Preguntas Sobre Doctrinas fue primeramente impreso por la
denominación a fines de Octubre de 1957. Froom y Anderson planificaron una inmensa distribución.
Cerca de un mes después de la publicación de QOD, Andreasen, hecho añicos por lo que había
encontrado en el libro, le escribió al Presidente Figuhr: “Estoy apenado de corazón, profundamente
apenado… La unidad de la denominación está siendo quebrada… Tiene que ser prontamente [QOD]
repudiado y retirado de circulación, si quiere salvar la situación”.
El 6 de Noviembre, una carta salió con la firma del presidente Figuhr a todos los presidentes de
Asociación y Unión. Él apelaba para que se formaran grandes grupos. El plan de Froom y Anderson era
el de suavizar la oposición. Muchos líderes de iglesia reconocieron que, a pesar de las publicaciones de
Andreasen, era mejor para ellos permanecer callados.
R. A. Anderson, el cual era extremadamente influyente, había enviado cuatro mil copias gratis a todo
colegio cristiano y seminario en el mundo.
Se les pidió a los diarios de Asociación Unión y a las revistas Adventistas que pusieran propagandas. A
los periódicos no Adventistas se les pidió que colocaran propagandas y que publicaran resúmenes del
libro. Se imprimió una adecuada carpeta de cuatro páginas para que fuese distribuida entre clérigos no
Adventistas. Los líderes religiosos de alto ranking recibirían copias complementares. Las iglesias
fueron convidadas a que colocaran copias en sus librerías y que le entregaran copias complementares a
los ministros protestantes. En 1970, Froom estimó que la circulación total habría sobrepasado las
138.000 copias.
El hermano Theodore Carcich, presidente de la Asociación Unión Central, fue el único líder de iglesia
que finalmente se rehusó a acceder a la presión efectuada para distribuir el libro. Él escribió: “El Sr.
Martin procede a servir al mismo picadillo teológico… que nuestros padres espirituales tuvieron que
rehusar hace varios años atrás. Preguntas Sobre Doctrinas es un hábil y sutil intento para socavar las
doctrinas fundamentales de los ASD”.
En el 2006, Herbert Douglass escribió: “En 1957, yo tenía razón para analizar ciertos asuntos bíblicos
con Arthur White… Él dijo, ‘Herb, yo pensé que iba a morir tratando de hacer conocidos mis puntos de
vista a Froom y Anderson’.
R. R. Figuhr… quedó cautivado con lo que parecía ser un magnifico logro [de evitar el rótulo de culto]
… Muchos sentían que si el hermano Branson (Presidente de la Conferencia General, 1950-1954) no se
hubiese enfermado, con lo cual su nombre fue removido del comité de nominaciones de la Conferencia
General de 1954, Preguntas Sobre Doctrinas jamás habría visto la luz del día…
Se les aseguró a los líderes de iglesia que cualquier mal entendido era solo semántica. Los obreros
denominacionales generalmente fueron embaucados y puestos a dormir o anduvieron en forma
clandestina”.
Pág. 13

¡Froom y Anderson habían controlado a toda la IASD, y habían ganado! ¡Ellos tuvieron éxito en
cambiar o suprimir las creencias de más de un millón de creyentes Adventistas!
Entre los años 1957 y 1971, L. E. Froom y R. A. Anderson estuvieron especialmente activos. Cientos
de viajes para hacer conferencias, yendo a los lugares más apartados de la tierra, fueron pagados por los
fondos de la Conferencia General.
Declaraciones Fraudulentas de QOD Acerca de la Naturaleza de Cristo. Definitivamente se
cometió un fraude en las declaraciones hechas por Froom en las Conferencias Evangélicas y en su
libro, Preguntas Sobre Doctrinas.
George Knight informa que los autores de QOD le dijeron a Martin que “la mayoría de la
denominación siempre había sostenido” que la naturaleza humana de Cristo “era sin pecado….”. ¡Pero,
en realidad, lo contrario es la verdad! Muchos de los así llamados de la “franja lunática” eran
presidentes de la Conferencia General, líderes de la iglesia, editores de la Review, autores importantes,
y bien conocidos profesores de colegios.
En su exhaustiva investigación, Ralph Larson no encontró ningún escritor ASD antes de 1952, que
haya escrito algo diferente a que Cristo tomó sobre Sí mismo nuestra naturaleza humana caída. Ellen
White nunca vaciló en su posición de que Cristo tomó sobre Sí mismo nuestra naturaleza humana caída
pecaminosa.
Froom hizo una encuesta de líderes Adventistas y descubrió que “casi todos ellos” creían que Cristo
tenía nuestra naturaleza pecaminosa, pero él siguió adelante con sus falsas afirmaciones.
Tratando de Ponerle un Freno a la Trampa.
¡Mientras le decían a nuestro pueblo que no se habían hecho cambios en nuestras enseñanzas, Froom y
Martin tuvieron que enfrentar el hecho de que no solo fieles Adventistas, sino que críticos no
Adventistas, reconocieron que esto simplemente no era verdad! ¡Las doctrinas Adventistas estaban
siendo cambiadas! Anderson le escribió a Martin: “Será para beneficio de todos los que están
preocupados si ayudamos a nuestro propio pueblo a que sepan que no hay ningún movimiento serio
como para cambiar nuestra creencia, sino que para aclararla”.
En cuanto a Barnhouse, él reconoció claramente que las enseñanzas Adventistas estaban siendo
cambiadas, ¡y así lo expresó en forma impresa! “La posición de los Adventistas nos parece a algunos de
nosotros en ciertos casos ser una nueva posición…”.
Nuestra Esperanza declaró: “El Adventismo del Séptimo Día ha estado efectuando un cambio”.
En el 2004 Ralph Larson escribió: “Ellos [Froom y sus asistentes] tuvieron que producir un doble
engaño. Tuvieron que probarle a los Calvinistas que nosotros habíamos cambiado nuestras doctrinas, y
al mismo tiempo probarle a los Adventistas que nosotros no las habíamos cambiado… Esta
‘presentación’ no pudo haber sido un accidente. Tuvo que ser un engaño deliberado e intencional”.
Otros Líderes Evangélicos Reconocieron la Trampa. Ellos vieron la conversación fraudulenta de
Froom y Anderson.
M. E. Deán escribió: “El libro abunda en una doble conversación y posee flagrantes contradicciones”.
Norman Douty afirmó que Barnhouse y Martin estaban “siendo presos por las declaraciones dadas por
los Adventistas”.
Varios críticos Evangélicos reconocieron que jamás una sesión de la Conferencia General aprobó
Preguntas Sobre Doctrinas, y por lo tanto no podía ser considerado oficial.
Harold Linsell del Seminario teológico Fuller, declaró correctamente que “los autores de QOD no
pueden y no hablan con autoridad…”. ¡Él añadió que si las doctrinas escatológicas Adventistas
(eventos de los últimos días) y el santuario fuesen removidas, terminaría el Adventismo! “Destruir
esas… y no habría una base adecuada para la existencia del Adventismo”.
Frank A. Laurence predijo que el volumen de Martin causaría “consternación y amargura”. “Este es un
libro que andará rodando en círculos Evangélicos y Adventistas hasta que los Bautistas del Sur envíen
un mensajero al Vaticano”.
Pág. 14

La Repugnancia en Marcha de Barnhouse. En aquella misma bomba de la edición de Eternity


(1956), aquellos que permanecieron firmes en la fe establecida por la Biblia en nuestra historia pasada,
fueron difamados por el virulento lenguaje del Dr. Barnhouse. George Knight informa que “otros
autores lo describen como siendo una ‘fiera’, ‘sin temor y brusco’, y uno que le gusta criticar
‘libremente’.
El repetido lenguaje agresivo del siempre combativo Barnhouse, sin duda hizo mucho para crear una
división.
Él escribió que QOD ‘es una declaración definitiva que borra los escritos de los Adventistas, los cuales
han sido independientes y contradictorios para su sano liderazgo’,… el ‘sano liderazgo que está
decidido a frenar a cualquier miembro que traten de mantener puntos de vista divergentes de aquel del
liderazgo responsable de la denominación.
Debiera ser evidente que el propio Barnhouse hizo mucho para exacerbar las dificultades internas entre
los Adventistas”.
Las Conversaciones Hudson-Barnhouse. El primer individuo a reimprimir la colección
mimeografiada de Andreasen fue Al Hudson, un impresor de Baker, Oregon. Él escribió: “Los oficiales
de la Conferencia General dieron evidencia que… habían perdido grandemente la visión espiritual…
Nosotros queremos dejar clara nuestra posición, de que el libro Preguntas Sobre Doctrinas, es el hijo
ilegítimo de un grosero adulterio espiritual”.
El 16 de Mayo de 1958, Hudson le telefoneó a Donald Barnhouse. Esto ocurrió un año y medio
después de los artículos bombásticos en Eternity y un poco menos de un año después que QOD salió a
la venta. La información dada por Barnhouse en esta conversación telefónica es devastadora. Él declaró
que los líderes ASD estaban repudiando totalmente ciertas enseñanzas antiguas… Él lo sabía, dijo, y
ellos también.
¡A Barnhouse no solo le dijeron, Froom y Anderson, que esta [QOD] era una abierta repudiación de
“errores” Adventistas antiguos, sino que toda la membresía de la Iglesia Adventista también concordó
con esa repudiación! Barnhouse expresó mucho disgusto tanto por los Adventistas como por sus
creencias.
En la siguiente conversación, “(H)” corresponde a lo que dice Hudson, y “(B)” lo que dice Barnhouse.
He aquí algunos pocos extractos de la larga conversación de ambos.
(B) “¿A qué iglesia pertenece usted?”.
(H) “Yo soy un ASD… Al parecer hay un ángulo de esta cosa que me gustaría que fuese aclarado…
¿Los líderes ASD indicaron formalmente o informalmente que ellos querían pertenecer a la comunidad
de la Asociación Nacional de Evangélicos?”.
(B) “No creo que exista ninguna duda de que los ASD – esto es, los líderes de alto rango – entienden
que es algo muy importante para los ASD ser reconocidos como Evangélicos. Yo dije: ‘Todo lo que
estoy diciendo es que los Adventistas son cristianos’. Yo aun pienso que sus doctrinas son las más
intrincadas de cualquier grupo de cristianos en el mundo. Yo creo esto sin dudarlo. De hecho, la
doctrina del juicio investigador es la proposición más evidente, salvadora de la dignidad, que jamás
haya existido… Bien, enfrentémoslo, de una manera muy agradable, los líderes que han escrito este
libro se han movido de la posición tradicional del movimiento ASD… Si usted quiere hacer algo por la
verdad, escriba un artículo y salga y diga algo como esto: ‘Enfrentemos el hecho de que estamos
errados en nuestras posiciones fundamentales. Abandonémoslas y continuemos adelante con la
verdad’”.
(H) “Francamente, existe una diferencia considerable entre lo que usted ha publicado y lo que nuestros
hombres nos están diciendo. Estoy tratando de saber si hemos cambiado”.
(B) “Todo lo que he publicado fue leído por los líderes ASD antes de publicarlo. No he impreso ni una
única línea que no haya sido leída antes por Froom… Voy a predicar en la IASD de Takoma Park,
Washington. Ya tuvimos al Dr. Roy Anderson en mi púlpito en la iglesia Presbiteriana…
Pág. 15

Permítame decirle esto, si no quiere, esto es, si trata de escribir un libro o cualquier cosa diciendo que
no ha habido un cambio en el Adventismo, entonces tendremos que volver atrás y decir, ‘Ustedes son el
anti-Cristo’. Yo tendré que hacer una retractación pública y tendré que enviarla a la revista Time
diciendo: ‘Vuestro artículo…’, ¿lo leyó cuando salió en la revista Time? Bien, tendré que escribirle a la
revista Time y publicarlo en Eternity y pedirle perdón a Talbot por King’s Business, Moody Monthly, y
decir, ‘Yo estaba errado. Estas personas aun son el anti-Cristo. Hay que colocarlas de vuelta juntamente
con los Testigos de Jehová, porque es ahí adonde pertenecen’”.
(H) “Entonces usted realmente cree que nuestro libro, Preguntas Sobre Doctrinas, apoya la actitud que
usted ha colocado en su revista Eternity…”.
(B) “… ese libro [QOD] está tomando la posición, por ejemplo, de que cualquier persona que haya
dicho que es necesario guardar el sábado para ser salvo, estaba errada. Vuestro libro dice eso. ¿Usted
no sostiene que el domingo sea la marca de la bestia, verdad?
… Si usted cree que guardar cualquier día menos el Sábado, es la marca de la bestia, entonces usted de
parte del anti-Cristo, porque usted está negando que la salvación sea solamente por la gracia… Eso es
del diablo, sin lugar a dudas, y usted ve, usted es el que está colocando la dificultad… ¡Yo odio el
sábado como un día religioso sabático, y lo odio porque Cristo lo odia!
¿Usted siente que es la iglesia remanente? … Si usted cree eso, entonces usted es un megalomaníaco.
Bueno, ¡esa no es una enseñanza Adventista!
… ¿Usted cree que yo estoy maldiciendo el sábado como si fuese el Sábado, maldiciendo todo aquello
que pertenece a la ley? … ¿Usted cree que a causa de ello yo soy un alma perdida?
Gracias a Dios que los líderes ASD no sostienen su posición, y ellos dicen: ‘Somos redimidos y somos
compañeros en Cristo’. Ellos creen que yo soy una persona que ha nacido de nuevo. Que yo estoy salvo
y que tengo la vida eterna. Ellos saben que yo sostengo la posición calvinista, que estoy salvo para
siempre y que no puedo perderme”.
(H) “Yo me encontré con uno de estos hombres que han sido primeros en este relacionamiento y que
me dijo en Washington, D.C., el pasado mes de Noviembre…”
(B) “¿Qué hombre?”.
(H) “… Yo se lo diré, fue Froom. Él me dijo que lo había colocado a usted justo en el punto en que
tenía que admitir que el séptimo día es el Sábado”.
(B) “Nosotros sabemos que el séptimo día no es el Sábado… Yo estoy predicando contra el Sábado en
estos momentos”.
(H) “… Nuestros hombres han estado diciéndoles una cosa a ustedes y otra cosa a nosotros”.
(B) “Bien, ponga eso por escrito en muchas palabras”.
(H) “Usted dice que usted tiene en sus archivos lo que puede apoyar todo lo que usted ha escrito en la
revista Eternity. Bien, ahora, ¿podría colocar esto?”.
(B) “Bien, uh…”.
(H) “Nuestros hombres están negando eso. Ahora pongamos las cosas en orden”.
(B) “Habían ASD que sostenían que Él no tenía una naturaleza pecaminosa… Ahora vuestros líderes
han salido repudiando fuertemente esa fase de las enseñanzas de los ASD”.
(H) “Ellos están tomando la posición, no es verdad, que Cristo tenía la naturaleza de Adán antes que él
pecara. ¿No es eso verdad?”.
(B) “… Que Él era el Dios-hombre. Adán fue creado como un ser sujeto a caer. Jesucristo era el Dios-
hombre, no sujeto a caer”.
(H) “Ha salido en la prensa Evangélica. Hemos sido representados como estando delante de la puerta
de la Asociación Nacional de Evangélicos pidiendo para ser admitidos”.
(B) “… Alguien declaró, creo, yo no estaba en la convención, que los ASD tenían tanto derecho a eso
como los Bautistas del Séptimo Día… Froom y el resto de ellos dice que Walter Martin sabe más de los
ASD que cualquier profesor de Takoma Park, Washington”.
(B) “Ella [Ellen White] abrió la boca demasiado sin pensarlo”.
Pág. 16

(H) “¿Usted cree que Anderson y Froom concuerdan con usted en esa posición?”.
(B) “Yo se que estos hombres son lo suficientemente inteligentes como para saber que ella era un ser
humano falible, y que ella misma lo reconoció así”.
(H) “¿Ellos creen que ella escribió errores?”
(B) “Claro que si. Todos estos hombres me han dicho eso. Todos. Todos… Si usted toma esa posición
el Adventismo del Séptimo Día va a tener que volver atrás a la misma posición de los Mormones. Ella
fue apenas una buena mujer que fue grandemente bendecida y que cometió grandes errores,
frecuentemente”.
(H) “¿Y usted no cree que el hermano Froom y los demás toman mi posición? ¿Qué ella fue un
verdadero profeta?”.
(B) “Claro que ellos no toman esa posición”.

Eso concluye los extractos más importantes de la conversación telefónica de Al Hudson con Donald
Barnhouse, el cual murió apenas dos años después. Debido a que Hudson se puso por escrito contra las
reuniones de Martin-Barnhouse con nuestros líderes, fue desfraternizado de nuestra iglesia.

Eventos Desde 1960 Hasta el Presente (1960-2008).-


Se publica el libro de Martin (Febrero de 1960). Martin le había asegurado a Anderson y a Froom
que él iba a lanzar su libro al mismo tiempo que Preguntas Sobre Doctrinas fuese publicado.
Finalmente, después de dos años de retraso, en Febrero de 1960, La Verdad Sobre el Adventismo del
Séptimo Día (VSASD) fue publicado.
T. E. Unruh… reveló que a Martin se le dio una copia de QOD antes que este fuese publicado, y a su
vez, nuestros líderes recibieron una copia de VSASD antes que fuese publicado. He aquí la declaración
de Barnhouse en el prefacio del libro de Martin:
“Que quede bien entendido que nosotros hicimos solo una afirmación: que aquellos ASD que siguen al
Señor de la misma manera que sus líderes tienen que ser considerados verdaderos miembros del cuerpo
de Cristo”.
En la página 15 del libro de Martin había una declaración de Harry W. Lowe, “Presidente del Grupo de
Estudio e Investigación de la Biblia de la Conferencia General de los ASD”. Lowe expresó una gran
apreciación por la aprobación de Martin de aquellas creencias que, en realidad, Froom y Anderson se
habían comprometido con ellas. “Su [la de Martin] presentación de nuestras doctrinas e
interpretaciones proféticas… es exacta… Este autor ha merecido nuestra gratitud y respeto por su
sincero esfuerzo en colocar correctamente nuestras posiciones doctrinales”.
A comienzos de 1960, F. D. Nichol le escribió lo siguiente a Figuhr: “El mundo no Adventista tomará
las palabras de Lowe como un endoso del libro”.
Martin estaba enfadado cuando nuestras librerías no colocaron su libro, VSASD, a la venta.
¿Cuándo fue publicado por primera vez VSASD? Mientras otros dicen que fue publicado por primera
vez en 1960, Froom dice que fue publicado por primera vez en 1957. Mi copia dice “Derechos
Autorales 1960”. Si hubo una edición anterior de este libro (la de 1957), así quedaría constatado en la
página de Derechos Autorales (o de Propiedad Intelectual). La revista Ministry anunció por primera vez
la publicación de VSASD en Abril de 1960. Francamente, esta es una clara evidencia de que Froom
estaba acostumbrado a manipular la verdad. Sin embargo, cuando Froom hizo con los escritos del
Espíritu de Profecía, trajo desgracia a nuestra iglesia. Él torcería la verdad lo necesario como para
convertirla en una mentira.
Una Reunión con Barnhouse (a fines de 1959). En Febrero de 1983, Kern Pihl, un médico ASD que
tenía una clínica médica en el Sur de California, me dijo que él y su esposa asistieron a una reunión con
Barnhouse en América del Sur, cerca de 12 meses antes de la muerte de Barnhouse. Por allá por 1959,
Barnhouse era muy antagonista de los ASD, sus creencias y sus objetivos. Él no era amigo de los
Adventistas. Fue a fines de ese año que él le habló a un grupo de misioneros en América del Sur.
Pág. 17

El Dr. Pihl informa: “A fines de 1959, mi esposa y yo éramos misioneros asalariados ASD en Perú. El
Dr. Barnhouse llegó a Lima. Él era muy amigable. Uno de nuestros misioneros Adventista se levantó y
le hizo una pregunta simple. En respuesta, Barnhouse habló un poquito y, al percibir que había sido un
ASD el que le había hecho la pregunta, repentinamente se puso rojo y comenzó a hablar en voz alta.
Entonces golpeó la palma de su mano con el puño cerrado de la otra mano, haciendo una gran palmada,
y gritó: ‘¡En el nombre de Jesucristo, maldigo ese Sábado del Séptimo Día!’.
En la diatriba que se siguió, él mostró claramente que nos odiaba como pueblo. Cuando él dijo que
‘maldigo ese Sábado’, mi esposa se volvió hacia mí y me dijo: ‘Ese hombre va a morir’.
Más tarde, yo me identifiqué como un médico misionero Adventista, y en respuesta, él se puso rojo
nuevamente y me gritó: ‘¡Cuando vuelva a los Estados Unidos, voy a hablar con sus líderes en
Washington, D.C., acerca de esta proselitización que ustedes Adventistas están haciendo aquí!’. Y
entonces entró en otra perorata. Estaba terriblemente enojado con el puro pensamiento de ver a un
misionero Adventista delante de él. Quedé muy impresionado con la aparente autoridad que él pensaba
tener sobre nuestros líderes en Takoma Park.
Ahora, aun más enojado, el Dr. Barnhouse saltó dentro del auto, cerró fuertemente la puerta, y le
ordenó al chofer que partiera.
¡Al parecer Froom y Anderson le habían asegurado a Barnhouse que iban a remover a todos los
misioneros de los campos extranjeros!
La Muerte de Donald Grey Barnhouse (Noviembre de 1960). Donald Barnhouse murió el 5 de
Noviembre de 1960, a la edad de 70 años, cerca de un año después del incidente en Perú. Su muerte
ocurrió solo 5 años después del comienzo de las Conferencias Evangélicas. Él fue golpeado con una
desconcertante enfermedad en Septiembre que los médicos finalmente diagnosticaron como siendo un
masivo tumor cerebral. Poco tiempo después de la muerte de Barnhouse, Walter Martin comenzó su
propia organización separada de “investigación de culto”.
La Muerte de William H. Branson (1961). William Henry Branson (1887-1961) durante años fue uno
de los defensores del Adventismo histórico. Es bien sabido que si él hubiese seguido siendo presidente,
las Conferencias Evangélicas (las cuales comenzaron en 1955) jamás habrían acontecido.
La Muerte de M. L. Andreasen (1962). Los siguientes extractos de la biografía de Virginia Steinweg
Sin Miedo Ni Favor, le proveerá a usted más material de subsidio de la terrible pena experimentada por
este hombre de Dios, M. L. Andreasen, la cual resultó en su muerte:
“Cuando él leyó en aquel día [Otoño de 1956], una reimpresión del bombástico artículo de Donald
Barnhouse en la revista Eternity, eso iniciaría una serie de reacciones de su parte que lo dañarían
seriamente en su salud…
Una frase [de Barnhouse] llamó la atención de Andreasen: ‘Se percibió inmediatamente que los
Adventistas estaban negando enérgicamente ciertas posiciones doctrinales que anteriormente se les
atribuían a ellos’.
Más adelante M. L. leyó lo siguiente: ‘Esta idea también es totalmente repudiada’. ¿Qué idea era esta?
Ninguna otra sino la que él consideraba el concepto básico del santuario y de la expiación, el asunto
sobre el cual él había concentrado sus pensamientos durante todos esos años.
Ahora él leyó esta sentencia: ‘Ellos no creen, tal como lo enseñaban algunos de sus antiguos
profesores, que la obra expiatoria de Jesús no estuviese completa en el Calvario’.
Muy pronto Ministry reveló que respuestas más completas serían publicadas en la forma de un libro:
‘Cerca de 250 hombres en Norteamérica y en otros países recibieron copias del manuscrito. Hubo, sin
embargo, un extraordinario coro de aprobación’”.
Andreasen se preguntó: ¿Quiénes eran estos 250 hombres que habían recibido copias antes que fuese
publicado el libro? … Lo molestó mucho que nadie pensara que un gran número necesariamente
tuviese que aumentar la pericia. Ningún cargo en la iglesia hace de un hombre un teólogo. Un
administrador no tiene más derecho a desempeñar el papel de teólogo ni tampoco lo inverso está
correcto.
Pág. 18

“Una cosa sabía M. L.: a aquel que probablemente podría haber detectado serias fallas en la
presentación de la expiación y sobre la naturaleza de Cristo, no se le brindó la oportunidad de hacerlo”.
Después que cartas intercesoras fueron ignoradas, Andreasen comenzó a publicar y a enviar por correo
advertencias para nuestro pueblo. Finalmente, el fin se acercó. Sus libros fueron removidos de nuestras
librerías en Noviembre de 1960; y el 6 de Abril de 1961, le fueron quitadas sus credenciales
ministeriales.
Steinweg continúa: “El cuerpo de M. L. no pudo soportar la pena que lo acongojó, especialmente
durante las largas noches. No se le permitió predicar más ningún sermón los Sábados… Él pasó la
última noche en su hogar orando y llorando. Su esposa le envió un aviso al presidente de la
Conferencia General [R. R. Figuhr], el cual estaba en las cercanías en aquel tiempo, diciéndole que M.
L. quería verlo.
M. L. dejó claro que aun cuando él no concordaba con algunos procedimientos seguidos en este caso, él
quería estar en paz con sus hermanos. Hubo lágrimas de gratitud en sus ojos cuando los visitantes se
fueron. ‘Ahora puedo morir en paz’, le dijo a su esposa”.
Esperamos encontrarnos con este hombre de Dios, M. L. Andreasen, en el cielo, porque hizo lo mejor
para advertir al pueblo de Dios de lo que estaba sucediendo. El 1 de marzo de 1962, el Comité de la
Conferencia General le devolvió las credenciales a Andreasen. Hubiese sido bueno que ese Comité
hubiese, adicionalmente, detenido la publicación de Preguntas Sobre Doctrinas. Tal como ha sucedido
a menudo en la historia, el que daba silbidos fue considerado el originador de todos los problemas.
R. R. Figuhr Coloca a B. B. Beach en el Comité del Concilio Mundial de Iglesias (1965). El mismo
año de su jubilación, y por primera vez, Figuhr hizo con que un ASD fuese colocado en un comité
ecuménico. Bert Beverly Beach fue señalado para que hiciera parte de un gran comité del Concilio
Mundial de Iglesias. Después de esta penetración en el corazón del ecumenismo mayor, nuestra iglesia
comenzó un intenso caminar para acercarse cada vez más a las demás denominaciones.
Figuhr Se Retira de la Presidencia (1965). Después de hacer un daño irreparable, R. R. Figuhr
finalmente se retira después de 12 años de trabajo.
El Libro de Froom, Movimiento de Destino (1971). Más de una década después de la publicación de
Preguntas Sobre Doctrinas, L. E. Froom publicó su versión sobre las crisis de 1888 y de 1950,
Movimiento de Destino. ¡Es un hecho notable que no haya habido un único punto donde Schuyler
English, Walter Martin o Donald Barnhouse hayan cedido en un punto doctrinal! Todos los
compromisos los hicimos nosotros. Desde el comienzo hasta el final, el Protestantismo Evangélico
proveyó la norma de pureza doctrinal que debía ser alcanzada. Movimiento de Destino fue un largo
intento para mostrar cómo nosotros nos deshicimos de errores que venían de años atrás. Es verdad que
Froom y Martin no trataron de destruir nuestro mensaje del santuario. Lo que hicieron fue colocar un
fuerte fundamento sobre el cual la Nueva Teología pudiese posteriormente erradicarlo. Martin y Froom
proveyeron la bala; la Nueva Teología proveyó el arma para usar la bala; y ahora se están efectuando
los disparos. Muchos han caído, heridos, y jamás se han recuperado. La pureza doctrinal,
aparentemente, es de mucha menos importancia que la unidad ecuménica con las demás iglesias.
De acuerdo con Froom, el destino de nuestro movimiento es la unidad con las iglesias caídas. Pero,
para hacer esto exitosamente, tuvimos que parar de mencionar las verdades de Daniel 7 y Apocalipsis
12, 13 y 14. ¿Cómo podemos nosotros decir que somos el remanente de Apoc. 12:17, si nos rehusamos
a dar el mensaje de Apoc. 14:6-12?
El Cambio en el Apéndice B (1972). Las preocupaciones de Martin acerca de la expiación y de la
naturaleza humana de Cristo eran cruciales. Él sabía muy bien que si aceptábamos su posición en
ambos casos, esto derrocaría efectivamente la verdad acerca de la importancia de la obediencia de la
ley de Dios. Sin reconocer el peligro, Froom y Anderson capitularon. Martin fue más listo que ellos.
Pero Martin y Barnhouse nos preguntaron obviamente acerca de nuestros puntos de vista antiguos en
estas dos áreas de enseñanza anteriormente señaladas.
Pág. 19

En 1971, Froom aplaudió sus presentaciones de “grupos” acerca de estos tópicos: “Fue hecha una
completa investigación de todas las declaraciones pertinentes del Espíritu de Profecía, a través de los
años, que tenían que ver con las preguntas vitales… Estas fueron colocadas en forma destacada en
Preguntas Sobre Doctrinas en el Apéndice A [la Divinidad de Cristo], B [la naturaleza humana de
Cristo], y C [la expiación]. Así fue completado el largo proceso de clarificación… Todo obrero y
estudiante de teología debiera tener estas compilaciones autoritativas a mano para referencia”.
Usted se acordará que R. A. Anderson también deslizó furtivamente el Apéndice B al final del Volumen
7A del Comentario Bíblico Adventista. ¡Pero él hizo esto sin que ninguno de los comentaristas editores
lo supieran de antemano!
Más de una década después, en 1970, una cuidadosa investigación en las oficinas de edición de la
Review descubrió la naturaleza fraudulenta de estas citas del Espíritu de Profecía.
Herbert Douglass escribió: “Finalmente yo tuve la oportunidad de examinar las referencias de QOD…
Descubrimos con asombro que algunas discordaban marcadamente con el contexto”.
En 1972, el Instituto de Investigación Bíblica decidió corregir el Apéndice B, tanto en la reimpresión de
QOD como en el Volumen 7A.
Froom Entendió la Verdad Antes de su Muerte (1974). Es interesante que la naturaleza defectuosa
del Apéndice B fuese publicado dos años antes de la muerte de Froom. Él probablemente se sintió
humillado.
La esposa de “Jim”, un editor de Froom, escribió: “Cuando Froom estaba en su cama de muerte, mandó
a buscar a Jim. La última impresión que le ha quedado a Jim durante todos estos años, fue la mirada de
fuerte terror en la cara de Froom cerca del fin… Ciertamente, Froom tuvo que quedar conciente de lo
que le había hecho a la iglesia remanente de Dios”.
Decisión de no Republicar Preguntas Sobre Doctrinas y Movimiento de Destino (1975). Un año
después de la muerte de Froom, fue decidido no reimprimir sus dos libros. Douglass informa:
“Mientras más se examinaba el libro [QOD], más evidente se hacía entre ellos [los líderes de la
Conferencia General], de no volverlo a imprimir.
Nuevamente, debido a varias afirmaciones que contenía y que eran dudosas y engañosas, Movimiento
de Destino no ha sido reimpreso”.
La Declaración de Dallas (1980). La Declaración de Creencias Fundamentales de los ASD, oficial,
promulgada en la Sesión de la Conferencia General de 1980 en Dallas, Texas, fue diseñada para
agradar tanto a los conservadores y a los defensores de la Nueva Teología en la iglesia.
He aquí un ejemplo de dos puntos clave en la declaración de 1980:
“Él también se volvió verdaderamente hombre, Jesús el Cristo. Él fue concebido por el Espíritu Santo y
nació de la virgen María. Él vivió y experimentó la tentación como un ser humano, pero ejemplificó
perfectamente la justicia y el amor de Dios”. [No hay nada aquí acerca de que Cristo haya tomado
nuestra naturaleza caída].
“Hay un santuario en el cielo, el verdadero tabernáculo que el Señor levantó y no el hombre. En él
ministra Cristo a nuestro favor, disponibilizando para los creyentes los beneficios de Su sacrificio
expiatorio ofrecido una vez para siempre en la cruz”.
Julius Nam declara: “Como la Review and Herald Publishing Association descontinuó la impresión del
libro [QOD] en 1975, la CG no ha ni repudiado el libro ni lo ha defendido… La declaración de
creencias fundamentales de la iglesia adoptada por la Conferencia General en Sesión en 1980 afirmó el
énfasis de QOD en la centralidad de la cruz y la delineación del ministerio celestial de Cristo después
de 1844, como una aplicación del sacrificio expiatorio de Cristo en la cruz”. ¡Pero la innovación hecha
en el 2005 en Saint Louis en la Sesión de la Conferencia General, es la peor de todas! Más sobre esto
de aquí a poco.
Muerte de Ruben R. Figuhr (1983). Es sabido que Figuhr frecuentemente presidía las reuniones de
Froom y Anderson con Martin. Debido a su continuo asentir, él se implicó seriamente en todas las
decisiones y en las acciones tomadas a partir de ahí para agradar a Martin.
Pág. 20

El Trabajo de Napa de Martin (1983). El objetivo principal de esta reunión era hacer una advertencia
para que si la Conferencia General no reimprimía el libro [QOD], él escribiría un libro contra nuestra
denominación.
Martin dijo que [no la Biblia sino] el libro Credos del Cristianismo contenía toda la “teología básica”
de todas las verdaderas iglesias cristianas. Martin dio como excusa el hecho de que no haya clasificado
a la Iglesia Católica Romana como culto, porque ellos aceptaron algunos de esos antiguos credos.
¿Cuál es el verdadero culto? Son aquellos grupos religiosos que violan la ley de Dios y que enseñan la
salvación en pecado. ¿Qué es el verdadero anti-Cristo? ¡Es alguien que niega que Cristo se hiciera
verdaderamente hombre y que realmente tomó nuestra naturaleza humana!
La Lección de la Escuela Sabática de Gulley y el Libro (1983). La Lección de la Escuela Sabática
del primer trimestre de 1983 fue la primera Lección de la Escuela Sabática para adultos que enseñó los
evidentes errores de QOD. Tanto la Lección como su libro guía, Cristo Nuestro Substituto, fueron muy
osados para presentar los errores de la Nueva Teología. Peor aun, ¡Gulley fue seleccionado para que
después escribiese el manuscrito del libro doctrinal oficial, Creencias Fundamentales de los ASD
(CFASD), el cual tomó el lugar de QOD! ¿Por qué seleccionaron ellos al hombre que se atrevió a
escribir la Lección de la Escuela Sabática y el libro guía, los cuales socavaron nuestras creencias
fundamentales? Tan pronto como CFASD fue publicado en 1988, cesaron totalmente todas las quejas
de Walter Martin y su organización.
La Revisión de Martin de Reino de los Cultos (1985). Este había sido siempre el “libro de culto”
principal de Martin. Martin escribió: “El 18 de Febrero de 1983, le escribí a la Conferencia General de
los ASD (Washington D.C.), pidiéndole a la [Conferencia] General que emitiera una declaración
pública y oficial reafirmando o negando la autoridad del libro Adventista QOD”.
Observe la fecha anterior: 18 de Febrero de 1983. Esta carta a la Conferencia General fue escrita
solamente cuatro días antes de la conferencia de Martin en Napa. El plan de Martin era darle una doble
advertencia a la Conferencia General. En la conferencia de Napa, también exigió que QOD fuese
impreso nuevamente. Esto debiera haber alertado a nuestros líderes (y a los líderes de otras iglesias)
que él aun estaba a cargo de nuestras doctrinas.
Martin continuó adelante y declaró que había recibido una respuesta (fechada el 29 de Abril) de W.
Richard Lesher, la cual decía: “Usted pregunta primero si los ASD aun están atrás de las respuestas
dadas a sus preguntas en QOD, tal como lo hicieron en 1957. La respuesta es: Si… La gran mayoría de
los ASD están en armonía con los puntos de vista expresados en QOD”.
Esto colocó a la Conferencia General en una situación difícil. ¿Cortarían finalmente ellos con Martin, o
capitularían tal como lo hicieron en la década de 1950?
Así es que fue decidido que, en vez de reimprimir QOD, la Conferencia General imprimiría otro libro
doctrinal en reemplazo [CFASD].
El Debate Ankerberg (Enero de 1985). En Enero de 1985, William Jonson y Walter Martin volaron a
Chattanooga parea grabar un video de una entrevista de cinco partes para la televisión. En vez de actuar
como un moderador imparcial (lo cual era su deber hacer), Ankerberg trabajó muy de cerca con Martin
para efectuar rápidos ataques verbales mediante preguntas, tan rápidas, que habría sido difícil aun para
un experto en la teología Adventista para responderlas.
Las entrevistas se centralizaron primariamente en tres asuntos: (1) Si ustedes Adventistas aceptan sus
[de Ellen G. White] escritos como autoritarios en vuestra denominación, entonces ustedes son un culto.
(2) Si ustedes Adventistas aceptan estas ideas [el santuario con un juicio investigador y una expiación
final], las cuales no estaban en vuestro antiguo libro doctrinal, QOD, entonces ustedes son apóstatas del
genuino Protestantismo. (3) Si ustedes Adventistas aceptan la posibilidad que el cristiano individual no
tiene ninguna participación en su salvación, entonces ustedes son legalistas y no son cristianos.
¡Si el enemigo tiene éxito en derribar esos tres aspectos básicos de nuestra fe, él tendrá éxito en destruir
los fundamentos de todas nuestras creencias distintivas!
Pág. 21

Diciendo representar al Adventismo de hoy, Jonson dijo que nuestra fe estaba totalmente basada en la
Declaración de Creencias Fundamentales de Dallas de 1980 [¡27 creencias!]. Pero esto nos convierte en
una iglesia credial, en vez de ser una fundada en la Palabra de Dios.
La posición de Lutero fue: Yo seré juzgado “bajo una condición, que tomen la Palabra de Dios como su
norma. Los hombres no tienen nada que hacer, a no ser obedecerla”. “Prueben a través de los escritos
de los profetas y apóstoles si he errado”. “Me temo mucho que las universidades van a ser las grandes
puertas del infierno, a menos que trabajen diligentemente en explicar las Escrituras… No le aconsejo a
nadie a colocar a su hijo donde las Escrituras no reinen soberanas. Toda institución donde los hombres
no estén incesantemente ocupados con la Palabra de Dios se corromperá”.
La Muerte de R. A. Anderson (1985). El hermano Anderson defendió vigorosamente a Walter Martin
como un “gran amigo” de la IASD. Fue el hermano Anderson el que dejó claro que el verdadero
propósito de QOD era un intento planificado para reformar las creencias de nuestra iglesia.
En 1956, Anderson le escribió dos cartas a R. A. Greive, un presidente de Asociación Australiano, que
después abandonó al Adventismo. Greive estaba enseñando la santificación instantánea, lo cual
significa que cuando nosotros aceptamos a Cristo somos preparados instantáneamente para el cielo, sin
ninguna obediencia a la ley de Dios.
En las cartas, Anderson concordaba con Greive que Cristo no tomó la naturaleza humana caída del
hombre, y que las demás enseñanzas de Greive serían muy luego apoyadas por las reuniones que
Anderson y sus asociados estaban teniendo con los Evangélicos. Pero, por ahora, Anderson le dijo que
no diseminara las noticias hasta más tarde.
Herbert Douglass escribió: “Durante muchos años después que el Dr. Anderson se retiró a su terreno en
Loma Linda, yo esperaba su telefonema. Sus frecuentes preguntas eran algo así: ‘Herb, ¿qué le está
sucediendo a nuestra iglesia?’. Parecía que ambos [L. E. Froom y R. A. Anderson] se arrepintieron de
las consecuencias de sus trabajos en la década de 1950”.
El Libro de Ralph Larson (1986, 1988). Ralph Larson fue un constante defensor del Adventismo
histórico. Su libro de 1986, La Palabra Fue Hecha Carne, proveyó la más completa cobertura
Adventista (del Espíritu de Profecía y de otros autores) disponible en cualquier parte sobre la
naturaleza humana de Cristo. ¡Larson no encontró a ningún escritor ASD antes de 1952 que haya
escrito algo diferente a que Cristo tomó sobre Sí mismo nuestra naturaleza humana caída! ¡También,
que sobre un periodo de más o menos 60 años, la hermana White no cambió su posición de que Cristo
tomó sobre Sí mismo nuestra naturaleza humana caída!
Su libro de 1988, Proclamen Su Poder, proveyó muchas declaraciones del Espíritu de Profecía sobre la
naturaleza de la gracia, la obediencia, la perfección de carácter y la naturaleza humana de Cristo.
En su libro, La Palabra Fue Hecha Carne, Larson presentó cerca de 1200 citas de periódicos y de otras
fuentes en Norteamérica, Gran Bretaña, África del Sur y Australasia. Cerca de 400 de estas citas eran
de Ellen White.
El Artículo Amenazador de Samples (1988). En un artículo de 15 páginas en el Diario Investigador
Cristiano, K. R. Samples, retrató a los “Adventistas Evangélicos (su nombre para aquellos de nosotros
que aceptaban la Nueva Teología) como siendo perseguidos y echados fuera de la denominación
Adventista. Poco después, nuestro nuevo libro doctrinal, Creencias Fundamentales de los Adventistas
del Séptimo Día (CFASD) salió de la imprenta, y todos los que nos tildaban de no cristianos, cesaron
inmediatamente de criticarnos. Esto se debió porque CFASD tiene los mismos errores doctrinales que
su predecesor [QOD].
Eso fue lo que hizo Walter Martin en 1983, y Samples lo repitió con su artículo en 1988. En ambas
instancias, Martin quería que todos los Evangélicos en todas partes, supieran que debido a sus
amenazas, los Adventistas continuaban sometidos a sus exigencias.
La Publicación de CFASD (1988). Debido a la controversia existente sobre el libro, QOD no fue más
impreso. Pero, por 1983, Walter Martin estaba amenazando abiertamente a nuestros líderes de iglesia.
Así es que, en 1988, fue aprobada una continuación de QOD. Titulada CFASD, contenía una repetición
Pág. 22

de la mayoría de los errores doctrinales que existían en el libro anterior. Por esta razón, la amenazadora
denuncia de Martin sobre nosotros, jamás fue impresa. Habíamos accedido a sus exigencias. ¡Por favor,
entienda que CFASD es el único libro doctrinal oficial jamás publicado por nuestra denominación!
La publicación de QOD fue retrasada más de un año, debido a repetidos rechazos del mismo por parte
de la Review y de ciertos líderes. ¡A medida que se acercaba la publicación de CFASD, llegó el rumor a
la casa publicadora que aproximadamente 75 páginas habían sido removidas del nuevo libro doctrinal!
La cantidad de texto removida aquí y allí en el libro, ¡llegaba a un quinto del contenido total! Como
resultado, una mezcla de verdad con errores sutiles de palabras ocurrió en ambos libros. Pero esto
solamente hace con que ambos libros sean más peligrosos.
¿Qué contenían las páginas que fueron retiradas? Creo que jamás lo sabremos. Lo que sí sabemos es
que en ninguna parte de la Lección de la Escuela sabática del tercer trimestre de 1988 le fue hecha
propaganda al libro como siendo el libro guía de estudio.
Así como LeRoy Edwin Froom fue al autor básico de QOD, así Norman Gulley fue el autor original y
principal de CFASD. Seis años antes, Gulley había escrito la notoria Lección de la Escuela Sabática
para Adultos de 1983 y el libro guía de estudio que la acompañaba. Esto lo había marcado como un
notorio teólogo liberal. ¡Pero él fue el seleccionado para escribir el último libro doctrinal! El tema de
Cristo Nuestro Substituto (CNS), era que Cristo fue nuestro substituto en todas las cosas, incluyendo en
proveer la obediencia que Dios requería para salvarnos, de tal manera que no necesitábamos obedecer.
La Declaración del Instituto de Investigación Bíblica (1989). ¡Solo poco después de la gigantesca
publicación de Ralph Larson coleccionando datos históricos sobre el asunto, el Instituto de
Investigación Bíblica de la Conferencia General (IIB) publicó un libro en 1989 a través de la Review,
que rechazó totalmente la importancia de nuestras verdades históricas, que anteriormente habían sido
colocadas a un lado por Preguntas Sobre Doctrinas!
“La Iglesia Mundial jamás ha visto estos asuntos [la naturaleza de Cristo, la naturaleza del pecado]
como siendo esenciales para la salvación ni para la misión de la iglesia remanente… Estos tópicos
tienen que ser dejados a un lado y no deben incitar a nuestro pueblo como si fuesen asuntos
necesarios”.
Walter Martin había ganado su última batalla por las almas de la Iglesia Adventista. Cerca del tiempo
del lanzamiento del libro del IIB, Martin murió.
La Muerte de Walter Martin (Marzo de 1989). El 15 de Marzo de 1989, Martin repentinamente
volvió a atacar las creencias Adventistas en una conferencia que dio en Fresno, California. En esta
conferencia, él descalificó el Espíritu de Profecía en una forma más viciada que nunca antes.
Luego después de eso, fue programada otra conferencia, no muy lejos de Loma Linda. Fueron
preparados los apuntes de Martin, y fue anunciado el día de la conferencia: Lunes 26 de Junio de 1989.
Esta reunión iba a ser una gran carga explosiva contra el Adventismo. Martin despertó aquella mañana
en su hogar de San Juan Capistrano, California, y tuvo un repentino ataque al corazón. Estaba muerto
cuando llegó al hospital.
¡Debe ser dicho que Walter Martin cambió la IASD más que ningún no Adventista en la historia!
Dios pudo habernos protegido de las amenazas de Walter Martin allá en 1955, si nos hubiésemos
aferrado sólidamente a la Biblia y al Espíritu de Profecía, que son nuestro fundamento de nuestras
creencias doctrinales. Pero eso no fue hecho. En las décadas siguientes, acelerando a comienzos de la
década de 1980, sucedió una terrible desolación. Solamente en el último día del juicio será contada toda
la historia.
Por favor, querido lector, lea la Biblia y el Espíritu de Profecía todos los días y obedézcale a esos
escritos sagrados, y estará a salvo.
Publicación de una Edición Anotada de QOD (2003). La Universidad de Andrews reimprimió QOD
después de dos décadas de la primera impresión. Esta fue una reimpresión exacta, más una
introducción y unas notas editoriales a lo largo de todo el libro hechas por George R. Knight. La
posición de Knight, en estas observaciones anotadas, es que QOD cambió solamente nuestras doctrinas
Pág. 23

sobre la naturaleza humana de Cristo… Será provista abundante evidencia de que fueron cambiadas
más creencias doctrinales.
El Nuevo Voto Bautismal (8 de Julio del 2005). ¡La Creencia Fundamental número 28 titulada
“Creciendo en Cristo”, no dijo ninguna palabra acerca de obedecer la ley de Dios, ni ninguna otra cosa
que Dios ordena! ¡Sin embargo, la nueva alternativa al voto bautismal, también aprobada en el 2005 (el
8 de Julio) es, lejos, la peor de todas! ¡Consiste apenas de tres sentencias! Ellas básicamente dicen lo
siguiente: (1) Acepte a Cristo. (2) Acepte la Biblia, tal como está interpretada por la Declaración de
Dallas. (3) Pague los diezmos y las ofrendas. ¡Eso es todo lo que usted tiene que hacer para entrar en la
IASD y tener la certeza de que está yendo al cielo!
Conferencia del 50º Aniversario de QOD (2007). Del 24-27 de Octubre del 2007, se realizó un
simposio de cuatro días en el Seminario Teológico de la Universidad de Andrews, durante el cual se
presentaron 24 trabajos, algunos por los conservadores y otros por los liberales, y aun otros por
Evangélicos no Adventistas. Hubo presentaciones tanto a favor como en contra del libro.
Profesores de Colegios Adventistas Enseñan de Libros Doctrinales Evangélicos (Septiembre del
2008). Se informa que SAU usa el Manual de la Vida Cristiana de Charles Stanley, un bien conocido
líder Evangélico, para sus clases básicas de Doctrinas Bíblicas. Tal como era de se esperar, contiene sus
puntos de vista errados sobre el infierno, el milenio, el rapto, la tribulación y el anti-Cristo.
La Última Lección de la Escuela Sabática Errada (2008). La Lección de la Escuela Sabática para
Adultos del cuarto trimestre del 2008, titulada La Expiación y la Cruz de Cristo, está enseñando
directamente el mismo error de Martin de una “expiación terminada en la cruz” y que fue colocada en
QOD por Froom y Anderson.
Décadas de Cambio Gradual (1960 hacia adelante). Después de la publicación de QOD,
comenzaron a ocurrir grandes cambios en una forma tranquila. Llegaron tan lentamente, que pocos de
nuestro pueblo entendieron lo que estaba sucediendo.
Primero, hubo cambios que ocurrieron como resultado directo de errores impresos en QOD. Segundo,
hubo cambios provenientes de otras causas, los cuales se combinaron con el desolador efecto de QOD.
Usted podrá encontrar la historia y la naturaleza de un gran número de estos otros cambios en los libros
listados en la parte posterior del libro, del cual este tabloide fue condensado.
Tres tendencias separadas han estado trabajando, las cuales han debilitado nuestra denominación. La
primera tendencia fue el gradual aumento de la apostasía doctrinal y de la mundanalidad en nuestros
colegios y universidades, causadas por nuestra esclavizante devoción de ganar acreditación externa.
toda la historia de esa tendencia hacia abajo, más o menos desde 1911 hacia adelante, está registrada en
el libro El Cianotipo Quebrado, de este autor.
La segunda tendencia comprometedora comenzó con la publicación de QOD en la década de 1950.
toda esa historia está relatada en este libro.
La tercera tendencia infortunada fue el crecimiento de las Conferencias Evangélicas, una determinación
a conseguir la aceptación directa de las iglesias Protestantes, Católicas y Ortodoxas.
Si usted quiere entender las bases de la Nueva Teología en nuestras filas, es bastante simple. Tuerza
varios conceptos doctrinales para poder concordar con la premisa de que está todo bien con continuar
pecando y aun así poder ir al cielo. Debe mencionarse aquí que un derivado de las Conferencias
Evangélicas fue el envolvimiento de nuestros líderes en el movimiento ecuménico. Esto comenzó a
fines de la década de 1950, y en 1965, dos “no miembros especiales” del Concilio Mundial de Iglesias
(CMI) comenzaron a enviar representantes a un comité doctrinal especial en sus oficinas generales en
Ginebra, Suiza: la Iglesia Católica Romana y la IASD. Nuestra participación en las oficinas generales
del CMI en aquel comité doctrinal, ha continuado hasta el día de hoy.
Para un pequeño grupo de hombres en nuestra Conferencia General en la década de 1950, les pareció
que se abría una nueva era para la iglesia. Realmente se abrió una nueva era, pero no sucedió lo que
ellos esperaban.
Pág. 24

Una causa significativa de nuestra debilidad es nuestro cambio gradual de la Biblia y del Espíritu de
Profecía como siendo la autoridad primaria en nuestra iglesia, hacia aquella de reuniones de comité,
libros políticos, y credos. ¡Los escritos inspirados de Dios no constituyen la base de las decisiones
tomadas!

Apéndice 1: Declaración de un Obrero de la Conferencia General (1983).-


A comienzos de 1983, entré en contacto con un amigo muy cercano, que conocí mientras asistía al
Seminario Adventista en Washington, D.C., desde 1955 hasta 1958. Yo le pedí que me diera una
declaración de lo que había visto y oído en aquel tiempo y después. Él era Ben Glanzer, el cual durante
años, tanto antes como después de la crisis doctrinal de la década de 1950, había sido miembro de la
Asociación Ministerial de la Conferencia General. Como asistente en la preparación de la revista
Ministry y con la continua conversación con amigos en la Conferencia General, en la Review, y
también en el campo, Ben sabía mucho de lo que estaba sucediendo durante aquellos fatídicos años.
Él declaró: “La mayoría no tuvo tiempo como para examinar personalmente todos aquellos trabajos
(los manuscritos de QOD antes de ser impreso). Ellos apenas los devolvían.
Un obrero denominacional presidente le llevó las hojas para que las revisara. “Estoy muy ocupado
parea hacer todo esto. Vea lo que puede hacer”.
Aquel obrero dijo: “¡Si usted cree que ese libro es malo, debiera haber visto los originales!... Pero
cuando le dije lo que ese libro contenía, no hizo nada al respecto. Lo devolvió tal como estaba”.
Un “lector” de un profesor de Biblia (una persona que corrige los papeles de clase para un profesor de
Biblia del Colegio Avondale) dejó escapar las noticias de lo que contenía el libro a otras personas, e
hizo furor cuando andaba por el campus.
“… Cuando esas copias originales volvieron a Anderson y Froom, tuvieron que suavizar muchas partes.
Pero entonces las copias revisadas fueron enviadas nuevamente a la Review para que fuesen
compuestas en el libro. Pero los editores del libro en la Review and Herald no se la tragaron… Esta es
la razón por la cual el libro está tan mezclado. Parte del libro es herejía y otra parte está bien.
Ben continuó: “En su conversación él [Martin] dijo varias cosas que los Adventistas ahora iban a hacer
en forma diferente… Una de estas era que La Voz de la Profecía y Fe Para Hoy se identificarían a sí
mismas.
R. A. Anderson me dijo personalmente que Froom no quería meterse en esto. Él se echó atrás, de tal
manera que pudimos concordar con los Evangélicos. Él [Martin] le dijo a Barnhouse que si él escribía
un artículo más contra los Adventistas ‘sin mi aprobación, puede contar con mi renuncia’. Martin
estaba más dispuesto a hablar con ambas partes que Barnhouse.
Cuando ellos tuvieron esas conferencias, Martin estaba en el asiento principal… Él es listo. Froom iba
a decir algo en la conferencia, y Martin citaría algo de sus libros [de Froom] donde él había dicho algo
diferente.
Una de las razones por las cuales ellos enviaron copias del manuscrito a los altos líderes, era parea
implicarlos en la responsabilidad por la publicación. Porque el hecho era que nadie se responsabilizaría
por eso… ¡Nadie tomaría la responsabilidad por escribirlo! Hasta hoy, pocas personas tienen alguna
idea de quién realmente lo escribió.
Usted tiene que leer la carta de R. A. Anderson a Grieve en Australia… Anderson le respondió y le dijo:
‘Si, estamos tratando de cambiar las doctrinas, pero antes queremos hacérselo saber a los ministros y
después al pueblo’.
Andreasen estaba viviendo en el área de Loma Linda en aquel tiempo, jubilado. Los hermanos le
retiraron su sustento por haberse opuesto a ese libro… El pobre sujeto preguntó si ellos [los oficiales de
bienestar] le permitirían continuar recibiendo su bienestar. Ellos le preguntaron: ‘¿Es usted un ministro
Adventista?’.
Pág. 25

‘Si, pero ellos me han cortado’, replicó él. Así es que el personal de bienestar fue a consultar a su
abogado para saber lo que estaba sucediendo, y muy luego Andreasen volvía a recibir el sustento
denominacional”.

Apéndice 2: Declaración de un Estudiante de Seminario (1983).-


De su experiencia personal, este escritor (Vance Ferrell) preparó la siguiente declaración a comienzos
de 1983.
“Yo estaba en el Seminario desde Junio de 1955 hasta Junio de 1958. Casi todos los 18 meses de las
Conferencias Evangélicas (Marzo de 1955 hasta Agosto de 1956) se realizaron en el edificio de la
Conferencia General, la puerta contigua a la del Seminario… A lo largo de casi todo ese tiempo, yo
estaba asistiendo al Seminario.
Mi mayor campo a lo largo del trabajo del Seminario fue en Teología Sistemática, y con este foco tuve
la oportunidad de estar bien al tanto de lo que se estaba enseñando.
A fines del invierno de 1955-1956, fui empleado por la Conferencia General para trabajar como
empleado de limpieza en el edificio de la Conferencia General… La asignación de trabajo era la de
empleado de limpieza nocturno y vigía.
Cada noche era designado un empelado de limpieza a un piso diferente (1º, 2º y 3º), y mi primera
designación fue la de llegar a las 17:00 horas, la hora del cierre, y rotar en diferentes pisos de tal
manera que el otro funcionario pudiese tener una noche libre. De esta manera, semana tras semana,
tuve la oportunidad de encontrarme y hablar con obreros que permanecían trabajando más horas.
Durante esa mi primera designación, trabajé solo en todos los pisos y limpié todas las salas… Más
tarde, mi designación fue cambiada, y fui colocado como empleado de limpieza a tiempo completo en
el segundo piso.
Esta muy impresionado con el hecho de que muy pocos hombres dirigían las actividades de todo el
edificio…
Mirando hacia atrás ahora, considero providencial que me tocara, noche tras noche, limpiar el segundo
piso…
Esta pieza en particular era la oficina de LeRoy Edwin Froom… Durante meses, encontré pilas de
papel grampeado de 8 ½” x 11”. Estas pilas cambiaban frecuentemente… Yo veía los prototipos de
capítulos aislados de Preguntas Sobre Doctrinas. No había pilas de papel sobre QOD en ninguna otra
oficina de la Conferencia General… Se me había dicho que el hermano Froom había realizado sus
actuales escritos y su obra de investigación en su residencia en el área de Takoma Park…
En la primavera de 1956, se comenzó a sentir todo el impacto de las conferencias con Martin-
Barnhouse. En la sala de clases del Seminario de Teología, aun cuando existían algunas disputas acerca
de la naturaleza de Cristo, era mucho menos noticioso que la preocupación acerca de la ‘expiación
terminada’ y la relación del Espíritu de Profecía con nuestras creencias doctrinales…
Era muy obvio que la facultad del Seminario había sido cuidadosamente acortada por alguien que había
saltado en el nuevo punto de vista…
Exactamente en el mismo tiempo que comenzó a ser presentada la expiación terminada, se nos
comenzó a decir sumariamente que Ellen White no tuvo nada que ver, de ninguna manera, con la
formación o el desarrollo de las doctrinas ASD… Más vigorosamente que ningún otro en las clases, yo
protesté contra esta innovación.
Su mente estaba bloqueada para un entendimiento de las doctrinas hasta que todos los hombres que
asistían a aquellas ‘conferencias de sábado’ estuviesen totalmente en armonía y de acuerdo en cada
punto doctrinal…
Su mente estaba tan bloqueada que los hermanos tenían la confianza en saber que lo que ella les daba
como respuesta a su confusión era luz directa proveniente de Dios, y no de su propio pensamiento… En
este punto, ella era tomada en visión, y les daba la interpretación correcta del asunto que se estaba
Pág. 26

analizando. Esto sucedió una y otra vez. Fue el Dios del cielo el que nos dio a través del Espíritu de
Profecía nuestras doctrinas o confirmó que eran las correctas…
También hubo alguna conversación acerca de la obediencia a la ley de Dios como siendo solamente ‘el
fruto de la salvación ya recibida’… Pero nuestra salvación no nos es asegurada en la conversión, y la
salvación no nos es impartida sin tener en cuenta la obediencia a la voluntad escrita de Dios.
Hubo una tarde que jamás olvidaré. He aquí la historia:
[Yo estaba limpiando la sala del hermano Froom] cuando observé una carta que había sido dejada
abierta y claramente dejada en el centro del escritorio, que siempre había estado sin nada encima…
Pero parecía que tenía que detenerme justo ahí y leer aquella hoja de papel.
Una niña había justamente aceptado recientemente el mensaje Adventista y había sido bautizada. Su
padre y su madre, después de saber esto, estaban profundamente perturbados. En reacción, le
escribieron a un bien conocido defensor del Protestantismo Evangélico, el Dr. Donald Grey Barnhouse.
Ellos le contaron la terrible cosa que estaba sucediendo con su hija y después le pidieron ayuda…
El Dr. Barnhouse les escribió una carta en respuesta… Él entonces les dijo a los padres de la niña que
él y el Dr. Martin estaban trabajando para colocar a los ASD en armonía con el Protestantismo
Evangélico, cambiando realmente sus doctrinas. Y él animó a la dupla con la seguridad de que él y el
Dr. Martin iban a tener éxito…
Ellos entonces le mostraron la carta de Barnhouse a su hija, esperando que la iban a convencer para que
volviera a la iglesia de sus padres… Muy perturbada, ella llevó la carta de Barnhouse a la iglesia y se la
mostró al pastor Adventista… Como resultado, esta carta – que yo tenía en mis manos y que decía todo
esto – había sido enviada por un obrero denominacional al hermano L. E. Froom.
Juntamente con aquella primera carta estaba la carta original mecanografiada que Barnhouse les había
enviado a los padres de la niña. Yo también leí esa carta…
La carta de Barnhouse había sido claramente colocada debajo de la carta que estaba sobre el
escritorio… Entonces, cuando yo tomé la carta de Barnhouse, noté que había otra carta mecanografiada
al lado de aquella… Escrita y firmada por Froom, esta tercera carta estaba dirigida a Barnhouse…
Él [Froom] había escrito esta carta para tratar de obtener alguna confianza renovada por parte de
Barnhouse, de que todo estaba bien…
‘Usted no ha respondido a ciertas cosas que le he preguntado. Y hay problemas que los estoy
escuchando. Jamás he tenido motivos para cuestionar sus motivos. Pero el hecho que usted no responda
me está asombrando’.
Las dos cartas revelaban una razón primaria por la cual Martin y Barnhouse estaban envueltos en las
conferencias. Su preocupación no era meramente la de escribir un libro; Martin pudo haber hecho eso
muy bien sin tener que meter a Barnhouse y a varios líderes Adventistas de alto rango, en discusiones
que duraron más de dos años. ¡Su objetivo era convertir a toda una iglesia!
Si Froom hubiese sido un total participante de lo que ellos estaban tratando de hacer, yo no hubiera
esperado que él escribiese una carta así como respuesta.
Me acuerdo claramente – porque me viene como un choque a mi mente – que no pasó una semana
después que yo hube leído esta carta, que yo estaba sentado en la capilla en el Seminario [durante una
charla del hermano Froom]. Froom declaró: ‘Durante todo el tiempo en que he conocido al Dr.
Barnhouse, jamás he tenido motivos para dudar de sus motivos’.
Jamás olvidaré lo que le acabo de decir… En la providencia de Dios, esas cartas estaban sobre la mesa
en aquella noche. Y, verdaderamente, no creo que deba permanecer quieto ahora, después que han
pasado tantos años…
Fue una revelación escuchar al Sr. Martin en persona. Cuando él habló, las palabras salían como balas
poderosas…
Es significativo que su texto haya sido Hechos 17:23. con una poderosa retórica él le dijo a la audiencia
aquella mañana acerca de los Atenienses que estaban ignorantemente adorando a un Dios
desconocido… Ahí, Martin dijo, las palabras quedaron grabadas, ‘al Dios Desconocido’. ‘¡A Aquel que
Pág. 27

vosotros adoráis ignorantemente; a Él os lo declaro a vosotros!’. Y él siguió con una decisiva


presentación por la gracia únicamente, y al mismo tiempo evitó un ataque directo a nuestras creencias.
El Walter Martin de mediados de la década de 1950 que moldeó el curso de aquellas Conferencias
Evangélicas, era un individuo poderosamente persuasivo y enérgico. Mientras urgía la ‘unidad’, exigía
conformidad… Este fue el hombre que guió las conferencias con los líderes ASD desde la primavera de
1955 hasta el verano de 1956. Este fue el hombre que fue agrado al escribirle Preguntas Sobre
Doctrinas.

Apéndice 3: Errores Doctrinales en QOD y CFASD.-


La Naturaleza Humana de Cristo. Cuando Cristo vino a la tierra, Él tomó nuestra naturaleza humana
caída. Es una continua maravilla para el presente escritor que el Espíritu de Profecía pudiera contener
tantas declaraciones exactas sobre la naturaleza humana de Cristo; pero la controversia sobre este
tópico no comenzó sino décadas después de la muerte de la Sra. White. Dos citas incontrovertibles:
“Pero Jesús aceptó la humanidad cuando la especie se hallaba debilitada por cuatro mil años de
pecado… Mas él vino con una herencia tal para compartir nuestras penas y tentaciones, y darnos el
ejemplo de una vida sin pecado.
Satanás había señalado el pecado de Adán como prueba de que la ley de Dios era injusta, y que no
podía ser acatada. En nuestra humanidad, Cristo había de resarcir el fracaso de Adán… Durante cuatro
mil años la raza había estado disminuyendo en fortaleza física, en poder mental, y en valor mental; y
Cristo tomó sobre Sí las enfermedades de la humanidad degenerada. Solamente así podía Él rescatar al
hombre de las más bajas profundidades de su degradación”.
“Muchos dicen que era imposible que Cristo venciera la tentación… Si tenemos en cualquier sentido
un conflicto más probatorio que el que tuvo Cristo, entonces Él no sería capaz de socorrernos. Pero
nuestro Salvador tomó la humanidad con todas sus susceptibilidades. Él tomó la naturaleza del hombre,
con la posibilidad de ceder a la tentación”.
“Él es nuestro ejemplo y, por la fe en Él, nosotros también tenemos que vencer en cada punto y ser
vencedores”.
¿Intrepidez? ¿Por qué la nueva teología, y por qué los evangélicos, tratan de negar esta verdad? Porque
ellos quieren excusar teológicamente el hecho que ellos quieren continuar en sus pecados hasta que
mueran.
Tal como puede ser leído en diversas otras doctrinas, se puede encontrar tanto la verdad como el error
en QOD y en CFASD, en relación a la naturaleza humana que tomó Cristo cuando vino a la tierra…
Debiéramos protestar por la inclusión de cualquier error para con la verdad en los libros doctrinales
oficiales Adventistas.
Declaraciones erradas en QOD: “Aun cuando nació en la carne, Él [Cristo] era sin embargo Dios, y
estaba exento de las pasiones heredadas y de las contaminaciones que corrompen a los descendientes
naturales de Adán. Él fue ‘sin pecado’, no solamente en Su conducta externa, sino que en Su propia
naturaleza”.
“Pero aun cuando sin pecado en Su vida y en Su naturaleza…”.
“Difícilmente puede ser interpretado… que Jesús estuviese enfermo o que experimentara las flaquezas
a las cuales nuestra naturaleza humana está sujeta. Pero Él llevó todo esto. ¿No podría ser que Él
llevara esto vicariamente…?
Estas debilidades, flaquezas, enfermedades, fallas, son cosas que nosotros, con nuestras naturalezas
caídas pecaminosas, tenemos que llevar. Para nosotros ellas son naturales, inherentes, pero cuando Él
las llevó, Él las tomó no como algo innatamente suyo… Él las llevó en Su naturaleza perfecta y sin
pecado. Cristo llevó todo esto vicariamente… Todo lo que Jesús tomó… todo fue tomado y llevado
vicariamente…”.
La naturaleza humana de Cristo de acuerdo con CFASD:
Pág. 28

“… Pero Él estaba libre de la corrupción hereditaria”. De acuerdo con esa declaración, Jesús tomó
nuestra debilidad física hereditaria, pero no nuestras debilidades morales hereditarias. Él no tomó
entonces totalmente nuestra naturaleza caída.
“Él tomó la naturaleza del hombre en su estado caída… no su pecaminosidad”.
Esas declaraciones contradictorias en una única sentencia son posibles debido a la alta atención
doctoral que estos libros recibieron en su proceso de edición.
La Expiación. “La expiación fue terminada en la cruz” es la enseñanza de aquellos capítulos de QOD
que lidian con la expiación.
“Creed solamente y seréis salvos”, es su grito. La verdad es que si no cooperamos activa y fielmente,
confiando día a día en Cristo – con Dios haciendo Su obra para nuestra salvación – no seremos salvos.
“Decididamente el todo suficiente sacrificio expiatorio de Jesús nuestro Señor fue ofrecido y
completado en la cruz”. Originalmente, la palabra era “expiación”. Pero los editores la cambiaron por
“sacrificio expiatorio”. Usted no encontrará en ninguna parte en QOD la palabra “expiación” aplicada a
cualquier cosa hecha después de la cruz.
“Nosotros creemos que la expiación provee un sacrificio perfecto, substitucionario por el pecado, y…
cumple con todo requerimiento [para la salvación]… Cuando por lo tanto, uno escucha a un Adventista
decir, o lo lee en alguna literatura Adventista – aun en los escritos de Ellen G. White – de que Cristo
está ahora haciendo la expiación, debiera entenderse que simplemente queremos decir que Cristo está
ahora haciendo la aplicación de los beneficios de la expiación sacrificial que Él hizo en la cruz.
Este sacrificio [en el calvario] fue completamente eficaz. Proveyó una completa expiación para toda la
humanidad.
Pero no fue con la esperanza de obtener algo por nosotros en aquel tiempo, o en algún tiempo futuro.
¡No! Él ya lo había obtenido para nosotros en la cruz”.
QOD usa repetidamente la frase “sacrificio expiatorio”; esto siempre se refiere a que la muerte de
Cristo en el Calvario fue la única expiación, mientras que sus “beneficios” fueron meramente aplicados
a partir de ahí. ¿Cuáles son los “beneficios”? Solamente el perdón. No hay santificación.
El resultado doctrinal de 1988, CFASD, presenta el mismo error fundamental: La expiación fue
terminada en la cruz.
“El grito ‘está consumado’ marcó la terminación de Su misión.
La expiación, o reconciliación, fue completada en la cruz… y el creyente penitente puede confiar en
esta obra terminada…
El ministerio mediatorio del Cristo resucitado posee el doble objetivo de perdonar y de vestir… El grito
del Calvario ‘está consumado’ marca la terminación”.
Permanece el hecho que, en este libro doctrinal oficial Adventista, el error está allí y es predominante.
El Espíritu de Profecía nos dice que Satanás trabaja más efectivamente cuando puede mezclar la verdad
con el error. El gigante dormido en ambos libros doctrinales es la falta de toda necesidad de una
obediencia activa por parte del cristiano.
George Knight, en sus notas en la versión reimpresa de QOD [la edición anotada del 2003 de QOD]
declara repetidamente que QOD enseñan nuestra posición corrompida de la expiación. Pero la bomba
de tiempo inserida en los capítulos sobre la expiación envuelve la falta de una requerida obediencia.
¡Casi cada hecho acerca del santuario celestial, tal como aparecen en los capítulos 24, 25 y 29 del
Conflicto de los Siglos (páginas 461-485, 533-545) están totalmente faltando en QOD! Eso se debe a
que esos detalles lidian directamente para posibilitar la obediencia por parte nuestra.
¡No hay nada en QOD acerca del poder para obedecer siendo providenciado por Jesús a Sus
seguidores! ¡Todo es perdón, perdón, perdón!
Las Conferencias Evangélicas y el libro resultante QOD, fueron uno de los principales canales donde se
originó nuestra actual apostasía doctrinal. El otro canal principal está explicado en mi libro El
Cianotipo Quebrado.
Pág. 29

En medio de más de dos docenas de pasajes en QOD que hablan acerca del perdón, solo encontré uno
que coloca el mensaje correcto. Para un estudio de investigación más preciso y completo sobre la
expiación y sobre el santuario celestial, lea el Conflicto de los Siglos, los capítulos 24, 25 y 29.

El Santuario de Dos Compartimientos en el Cielo. El concepto de un santuario celestial con dos


compartimientos, no es apreciado por la nueva teología. Ellos prefieren ver a Cristo entrando en un
único lugar, el Lugar Santísimo (el cual ellos consideran que es el propio cielo), y no haciendo nada
más después de eso.
Hay poca o ninguna mención en QOD de los dos compartimientos; y no hay casi nada acerca de una
estructura en el cielo. En el libro doctrinal resultante, CFASD, el énfasis también está en el perdón. No
hay ni una palabra acerca del poder vencedor para resistir y conquistar el pecado en este libro.
El Juicio Investigador. QOD no contiene ninguna referencia a una obra expiatoria en este juicio
investigador… Los dos “compartimientos” del tabernáculo terrestre solo se refieren como siendo dos
“fases” de la obra de Cristo en el cielo, no a dos compartimientos:
QOD: “Este ministerio sacerdotal de nuestro Señor, creemos, tiene su clímax en una obra de juicio…
Él no ministra en ‘lugares hechos por manos’,… pero los dos tipos de ministerio llevados a cabo en el
antiguo santuario – primero, el de la reconciliación en el Lugar Santo y, segundo, el del juicio en el
Lugar Santísimo – ilustran muy gráficamente las dos fases del ministerio de nuestro Señor como Sumo
Sacerdote”. “… La fase conclusiva de ese ministerio, la cual nosotros entendemos que es una obra de
juicio”. “… Un día de juicio”. “… Una obra de juicio”.
¡Nosotros concordamos totalmente que el juicio investigador está preocupado con una obra de juicio,
pero también es un tiempo para que el pueblo de Dios sobre la tierra se separe de sus pecados, de tal
manera que puedan pasar por el juicio! Este concepto es totalmente ignorado en QOD.
Tanto cuanto le preocupaba a Froom, el Calvario lo era todo; no había nada más que le siguiera,
excepto el perdón. Tal como él lo explicaba, traduciendo incorrectamente hagia, Jesús entró en ambos
lugares santos en el año 31 d.C., y todo lo demás era misericordia y perdón. “Jesús… entró en los
“lugares celestiales”,… pero no fue con la esperanza de conseguir algo para nosotros en aquel tiempo
[después que entró en el santuario], o en algún tiempo futuro. ¡No! Él ya lo había obtenido para
nosotros en la cruz”.
QOD: “La expiación [en el calvario] provee un sacrificio substitucionario todo-suficiente, perfecto, por
el pecado, el cual satisface completamente la justicia de Dios y cumple con todos los requerimientos,
de tal manera que la misericordia, la gracia y el perdón puedan ser libremente extendidos al pecador
arrepentido, sin comprometer la santidad de Dios o colocando en peligro la equidad de Su gobierno”.
¡De acuerdo con esto [con la declaración anterior], Dios puede llevar a los pecadores al cielo, sin
colocar en peligro Su gobierno! Todo lo que se necesita es arrepentimiento y perdón.
QOD: “¡Para poder ser salvo, tiene que haber un perdón individual!
A través de los sacrificios matutino y vespertino, ellos [los Israelitas] podían saber que sus pecados
habían sido perdonados.
El pecador individual no tenía absolutamente nada que hacer. Ellos eran ofrecidos a su favor, ya sea
que buscasen o no sus beneficios”.
¡No se menciona una única palabra [en QOD] acerca del hecho que el pueblo de Dios necesitaba
abandonar aquellos pecados de sus vidas, de tal manera que pudieran ser borrados! Tal como lo
presenta Froom, los pecados eliminados del universo serán pecados perdonados, pero no pecados
abandonados.
La nueva teología enseña que el juicio investigador de Dan. 8:14 solo se preocupa con el juicio contra
el cuerno pequeño. Aun cuando este error no está en QOD, George Knight lo inserta en sus notas en la
nueva edición reimpresa:
“La ‘purificación’ o juicio de Dan. 8:14 está contextualmente relacionada con el cuerno pequeño, en
vez de estarlo con el pueblo de Dios”.
Pág. 30

Tanto cuanto le concierne a la nueva teología, el juicio investigador es apenas un “juicio pre-Advento”
que está preocupado con el poder del cuerno pequeño. No es una investigación de las vidas o de la
obediencia del pueblo de Dios. Encontramos la misma definición del juicio investigador al no proveer
ninguna expiación, sino que apenas una obra de juicio sobre el cuerno pequeño, en el libro resultante,
CFASD.
“Las visiones de Daniel apuntan hacia un juicio pre-Advento en el cual Dios asegurará un veredicto de
condenación sobre el cuerno pequeño…”.
“Mientras el juicio trae condenación sobre el poder apóstata del cuerno pequeño, esta es ‘hecha a favor
de los santos del Altísimo’”.
Santificación. En el nuevo libro [CFASD], la santificación es formada en nosotros a través de la
“gracia” de Cristo, aparte de cualquier obediencia por parte nuestra.
“Muchos creen erradamente que su permanencia ante Dios depende de sus buenas o malas acciones…
Ni la justificación ni la santificación es el resultado de obras meritorias”.
En la página 123, el lector es enseñado que cuando el pecador va por primera vez a Cristo, él es
instantáneamente santificado y redimido (salvado). Después de eso, siguen dos “santificaciones”
adicionales.
“Las tres fases de la santificación que presenta la Biblia son: (1) un acto realizado en el pasado del
creyente; (2) un proceso en la experiencia presente del creyente; (3) y el resultado final que el creyente
experimenta al retorno de Cristo… En el momento de la justificación el creyente es también
santificado… Él o ella se convierten en un ‘santo’. En ese instante el nuevo creyente es redimido… y le
pertenece totalmente a Dios”.
Este “acto realizado” de santificación en el pasado del creyente es declarado ser instantáneo y
acompaña a la redención en el momento en que él fue por primera a Dios. Pero ese concepto de
santificación instantánea completa es extraño a nuestras enseñanzas de la Biblia y del Espíritu de
Profecía.
El tercer tipo de santificación es tan imaginaria como la primera: Gulley nos dice que nosotros
recibimos algo de una nueva “santificación” cuando Jesús vuelva. La verdad es que, en la segunda
venida de Cristo, los fieles son glorificados; ¡ellos no son santificados! El error básico aquí es que
nosotros fuimos salvos en la conversión y después navegamos en una “santificación” presente.
Obediencia. La moderna teología Protestante apóstata enseña que no se supone que tengamos que
obedecer la ley de Dios (porque Cristo la obedece por nosotros), no podemos obedecer la ley de Dios
(porque estamos presos al pecado original), y Él no quiere que tratemos de obedecer Su ley (porque la
ley ha sido abolida). La obediencia es simplemente el “fruto” que crecerá por sí mismo.
QOD: “Somos salvos solamente por la gracia”. “Pero habiendo sido salvos… los requerimientos de la
ley están cumplidos”. “Hacer lo correcto, obedecer los mandamientos de Dios, alcanzar cualquiera o
todas las condiciones… jamás ha salvado una única alma”.
No hay una única palabra en QOD acerca de luchar contra la tentación y abandonar el pecado. El libro
resultante, CFASD, también disminuye la importancia de la batalla personal del alma contra las
tentaciones externas y los pecados internos. Cuando solo se dice la mitad, se convierte en una semi-
verdad:
“La salvación es un regalo”. “Dios ha liberado a Su pueblo de la penalidad y de la maldición del
pecado”. “Los cristianos no guardan la ley para obtener la salvación. Aquellos que tratan de hacerlo
solo encontrarán una más profunda esclavización al pecado”.
La nueva teología considera la obediencia como siendo apenas el resultado de la salvación ya recibida,
sin un relacionamiento causal. La nueva teología siempre coloca la salvación en el primer punto en el
tiempo (en el momento de la conversión), y las buenas obras, si es que ellas aparecen, como algo
incidental que puede venir a seguir. Pero no se preocupe a si mismo si esto ocurre o no.
Perfección. La perfección de carácter es la perfecta obediencia a la ley de Dios. Ese es el objetivo por
el cual tenemos continuamente que luchar.
Pág. 31

La definición de perfección que usted encontrará entre los modernistas es apenas madurez de la
personalidad. No se hace ninguna mención acerca de la necesidad de la obediencia a la ley de Dios.
CFASD: “En el Nuevo Testamento, perfecto a menudo describe a personas maduras… de sus poderes
espiritual, mental y físico.
El Espíritu Santo trae… por la fe… la perfección como un regalo”.
Nosotros concordamos que nadie puede ser perfecto fuera de Cristo; pero la perfección no es algo que
se nos dé como un regalo, sin ningún esfuerzo por parte nuestra, fuera de aceptarla.
Salvación. La nueva teología enseña que la salvación viene automáticamente en la conversión. El
lector [del siguiente párrafo de CFASD] es instruido que la salvación posee dos fases: primero, la
salvación en la cruz; y, segundo, la salvación cuando Jesús vuelva. Todo el tiempo entre esos dos
eventos, los profesos cristianos estarán totalmente salvos. El autor [Gulley] está tratando de eliminar la
verdad Escritural que nuestra salvación aun está en el futuro.
“El punto de vista escritural de que en un sentido la adopción y la redención – o salvación – ‘ya’ ha
sido llevada a cabo y que, en otro sentido, aun no ha sido llevada a cabo, ha confundido a algunos. Un
estudio de todo el alcance de la obra de Cristo como Salvador provee la respuesta. [Se cita ahora a un
profesor del Seminario Adventista:] ‘Pablo relacionó nuestra actual salvación con la primera venida de
Cristo. En la cruz histórica, en la resurrección y en el ministerio celestial de Cristo, nuestra justificación
y santificación están seguras una vez por todas. Nuestra futura salvación, la glorificación de nuestros
cuerpos, Pablo la relacionó, sin embargo, con la segunda venida de Cristo.
“Pablo puede decir simultáneamente… salvación presente… salvación futura”. El Preterismo
[cumplimiento pasado] y Futurismo [cumplimiento futuro] fueron conceptos teológicos inventados por
dos Jesuitas. La nueva teología enseña una combinación de preterismo y futurismo en relación con la
salvación. Enseña que su alma fue salvada hace mucho tiempo atrás en una “expiación terminada” en la
cruz. Usted ahora solo necesita aceptarla. Su mente y su cuerpo van a permanecer presos en los
pecados acariciados hasta el segundo Advento, y entonces serán milagrosamente removidos. Todo lo
que necesitamos saber es permitir que el Espíritu Santo trabaje automáticamente en nuestras vidas, sin
ningún esfuerzo o resistencia al pecado por parte nuestra.
El Espíritu Santo trae el ‘está consumado’ del Calvario hacia adentro, aplicando la única experiencia de
la aceptación de Dios de la humanidad en nosotros. Este ‘está consumado’ de la cruz pone en duda
todos los otros intentos humanos…”.
De acuerdo con el párrafo anterior, el hombre no necesita buscar, a través de la fe en Cristo, obedecer
ninguno de los mandamientos de Dios. Cualquier esfuerzo para hacerlo, es totalmente innecesario.

Apéndice 4: Errores Doctrinales en la Lección de la Escuela Sabática y en el Libro Guía de


Gulley.-
Abreviaturas: CNS: El libro de Norman Gulley de 1982 titulado Cristo Nuestro Substituto; 3LES: La
Lección de la Escuela Sabática para Adultos del tercer trimestre de 1983, cuyo autor es Norman Gulley,
el principal autor del libro doctrinal de 1988 de la Conferencia General titulado CFASD. Aun cuando
parezca increíble que esto haya sido hecho, fue Norman Gulley el que fue seleccionado para que
escribiera el bosquejo original de CFASD.
Gulley y la Naturaleza de Cristo. “Cristo tomó la naturaleza espiritual del hombre antes de la Caída,
y la naturaleza física del hombre después de la Caída.
Cualquier idea de que Él fue exactamente como nosotros al nacer – incluyendo la naturaleza humana
caída, recibiendo los resultados de la herencia – coloca en cuestionamiento Su substitución”.
¡Cristo nos salvó solamente por Su naturaleza divina, la cual perfeccionó Su naturaleza humana!
“Jesús no vino porque necesitaba una humanidad perfecta. Su divinidad era suficiente”.
Así es que, de acuerdo con las declaraciones anteriores, Cristo tomó dos tipos de naturalezas humanas y
nos salvó debido a Su divinidad, sin que Su naturaleza humana tuviera nada que ver. Y, por sobre todo
Pág. 32

eso, Él lleva el pecado original como nuestro sino en la vida: “No tenemos que hacer nada malo para
ser pecadores. Hemos nacido así”.
Gulley y la Expiación. “Está consumado” resplandece por los cielos, alcanzando tanto hacia atrás
como hacia adelante en la historia… Su salvación [del hombre] fue terminada en la crucifixión del
Viernes”.
Cerca del fin de Constantinopla, él describe una conversación hipotética entre un estudiante que
pregunta y “Bob” el cual responde:
[P] “¿Necesita Él [Cristo] ahora añadir a lo que Él ya consiguió aquí? ¿Es el ‘está consumado’ del
Calvario solamente un hecho con reservas? [Inexacto].
[R] “‘Está consumado’ significa realmente el fin de ambos, de la [gran] controversia y de la salvación
del hombre”.
[P] “¿Entonces el ministerio de post-resurrección de Cristo no le añade nada a la cruz, como si fuese
insuficiente?”
[R] “Bob sonrió, ‘No’”.
Así es que de acuerdo con Gulley, la obra de Cristo en el santuario celestial no tiene ningún sentido.
Gulley y el Santuario de Dos Compartimientos. Gulley coloca las siguientes palabras en la boca de
su estudiante: “Las imágenes del santuario son útiles… entender exactamente lo que es el santuario, si
es el propio cielo o algo simbolizado por el modelo terrenal”. ¡Aun cuando Ellen White provee una
descripción específica, el estudiante dice no conseguir imaginárselo! Lea El Gran Conflicto, capítulo
24.
Gulley y la Obediencia. “Cristo ha pagado nuestra deuda sin ningún trabajo o acción por parte
nuestra”. “Alcáncela por la fe y acéptela”. “Nuestra parte en obtenerla es aceptar la redención…”. “…
Las obras no interesan… La justicia y la salvación son dones gratis de Cristo”.
Gulley y el Juicio Investigador. Gulley retrata la respuesta de su “estudiante”: “Yo me rebelo cuando
pienso en eso’. ‘¿Para qué un juicio después de todas estas evidencias de amor?’. Él tuerce sus manos
nerviosamente. ‘¡Odio esta idea de un juicio! ¡Esta daga siempre sobre nuestras cabezas!’”.
Las respuestas de “Bob”: “‘La inspección pre-Advento es para ver si aquellos [que han sido] llamados
han también aceptado el don gratis… Porque no son nuestras obras las que nos hacen pasar por la
inspección, sino las Suyas… El juicio pre-Advento primariamente se preocupa con nuestra aceptación
de la vida (y muerte) substitutoria de Cristo, en vez de hacerlo principalmente con nuestra vida’”.

Ellen G. White Vio los Designios Engañadores del Hombre.


“En una escena que pasó ante mí, vi cierta obra hecha por los médicos misioneros. [La Apostasía
Kellog] Nuestros hermanos dirigentes la contemplaban, observando lo que se hacía, pero no parecían
comprenderla. [Una descripción perfecta de lo que está sucediendo hoy] El fundamento de nuestra fe,
que fue establecido con tanta oración, con tan fervoroso escudriñamiento de las Escrituras, estaba
siendo demolido columna tras columna. Nuestra fe iba a quedar sin fundamento sobre el cual apoyarse;
se eliminó el santuario, se eliminó la expiación...
¿Les sorprende que tenga algo que decir cuando veo que las columnas de nuestra fe comienzan a ser
removidas? Se enseñan teorías seductoras, de tal forma que no las reconoceremos a menos que
tengamos un claro discernimiento espiritual (Manuscrito 46, del 18 de Mayo de 1904, "El fundamento
de nuestra fe", un sermón dado en Berrien Springs, Michigan, Estados Unidos)”. Alza Tus Ojos:150.

El lector de esta versión muy condensada del libro Nuestro Terremoto Evangélico es alentado para que
lea el libro completo, con todos sus análisis y documentación, para que así pueda compartirlo
ampliamente con otros.
Muchos otros libros están disponibles a precios misioneros, y también libros del Espíritu de Profecía en
cintas de audio o CD, sobre los niños, salud, y libros de colportaje. Algunos libros están en Español.
Entre en contacto con Harvestime Books, Box 300, Altamont, TN 37301, o llame al (1-931) 692-2777.
Pág. 33

www.eme1888.cl; eme1888@gmail.com