Anda di halaman 1dari 8

Proteinas y alimentación de aves de corral

La alimentación es una parte importante de criar pollos – la alimentación


constituye el mayor costo de producción y una buena nutrición se refleja en el
rendimiento de las aves y sus productos. Este artículo aborda las raciones
tradicionales, así como la mezcla de sus propias raciones, las dietas orgánicas y
asuntos de interés especial para alimentar pollos en algunos de los modelos
basados en pasturas.

Si el ave está ingiriendo una dieta fibrosa, se le suministra una arenilla tal como es
la cáscara de ostras para ayudar a moler el alimento grueso en la molleja. En aves
industriales generalmente no se utiliza esta arenilla porque la dieta es baja en
fibra. Las aves al aire libre ingieren también piedras pequeñas.

A menudo se utilizan diferentes raciones, dependiendo de la fase de producción


del ave. Las raciones de inicio son altas en proteína, un ingrediente costoso en la
alimentación. Sin embargo, las raciones de crecimiento y acabado pueden ser
bajas en proteínas ya que las aves mayores requieren menos cantidad de
proteína.

Una dieta de inicio tiene alrededor de 24% de proteína, una de crecimiento 20%
de proteína y una de acabado 18% de proteína. Los alimentos para gallinas
ponedoras generalmente tienen alrededor de 16% de proteína. Hay raciones
especiales disponibles para pollos de engorde, pollitas, ponedoras y
reproductores. También se puede abastecer granos enteros como para
acondicionar.

Los ingredientes de los alimentos para aves incluyen concentrados de energía


tales como maíz, avena, trigo, cebada, sorgo y subproductos de molinos. Los
concentrados de proteína incluyen harina de soja y otras harinas de semillas
oleaginosas (maní, ajonjolí, cártamo, girasol, etc.), harina de semilla de algodón,
fuentes de proteína animal (harina de carne y hueso, suero de leche deshidratado,
harina de pescado, etc.), legumbres tipo grano como frijoles secos y guisantes
forrajeros y alfalfa.

Proteína, vitaminas y minerales

Puesto que la proteína es generalmente uno de los ingredientes más caros de los
alimentos balanceados, la industria emplea raciones objetivas y reduce la cantidad
de proteína en la dieta a medida que las aves crecen (los pollos requieren menos
proteína en medida que crecen.) Sin embargo, puede ser no rentable para los
productores pequeños tener diferentes dietas como son inicio, crecimiento y
acabado.
La premezcla vitamínica se agrega generalmente, pero se puede reducir mediante
el uso de fuentes ricas en vitaminas vegetales como la alfalfa. Otras plantas
también proporcionan vitaminas en sus hojas, cáscaras y salvados. El aceite de
pescado puede proporcionar vitaminas A y D. La levadura aporta algunas de las
vitaminas B. La luz del sol es una buena fuente de vitamina D para los pollos al
aire libre (convirtiendo un precursor en vitamina D). Las aves en campos de
vacunos pueden obtener vitamina B12 rebuscando en el estiércol las larvas de
insectos.

Los granos que han brotado, aunque es un proceso de trabajo intenso, los utilizan
algunos productores como vitaminas, cuando las aves no tienen acceso al campo
libre. El brote del grano puede aumentar la cantidad de caroteno (precursor de la
vitamina A) y se usa como fuente de forraje durante todo el año. Podría ser una
ventaja para el certificado de producción orgánica de avicultura, para reducir la
cantidad de vitaminas sintéticas requeridas en la dieta. Comer plantas puede
proporcionar un color amarillo a la piel de los pollos cuando se benefician, y un
fuerte color amarillo en las yemas de los huevos.

Usualmente se agrega sal mineral a las raciones de aves, pero otras fuentes
pueden proporcionar minerales. El acceso a los pastos puede reducir las vitaminas
y los minerales necesarios en la dieta ya que las aves obtienen vitaminas de las
plantas, y las vitaminas y minerales de los insectos. Se adjunta un ejemplo de una
dieta de solo granos.

Agua

Las aves necesitan agua limpia en todo momento. Cada 4 gallinas necesitan 1 litro
diario de agua, cantidad que se dobla en época cálida.

Carencia de proteínas

Si el alimento no contiene suficientes proteínas (animales o vegetales) las aves se


debilitan y pueden padecer infecciones. No crecen bien se resiente la producción
de carne, y la puesta de huevos baja o cesa.

Carencia de minerales

La falta de calcio en el pienso puede originar:

• Curvamiento de los huesos de las patas con lo que las aves no caminan bien.
• Huevos de cáscara delgada o huevos sin cáscara.

Si los huevos de las aves carecen de cáscara o es blanda, se rompen y los comen
otras aves. Si así ocurre, las gallinas pueden desarrollar el vicio de comer huevos,
lo que constituye un problema.
Para evitar estos problemas, las aves deben ingerir minerales suficientes en forma
de harina de conchas o de huesos. Si las aves pueden escarbar el suelo en busca
de grano, tomarán del suelo del corral los minerales que necesitan. Una buena
fuente de minerales consiste en suministrar a las aves cáscaras de huevos
machacadas.

Problemas originados por la falta de vitaminas

Si no hay vitaminas en el alimento:

• Las aves no se desarrollan bien, están débiles, no caminan bien y tienen las
plumas erizadas.
• Pueden padecer afecciones pectorales y presentar exudaciones en la nariz y en
los ojos.
• Los dedos se curvan hacia adentro y las aves se mueven con dificultad.

Estos problemas pueden evitarse añadiendo al alimento vitaminas compradas en


el comercio o proporcionando a las aves plantas verdes, además de alimento. Las
carencias vitamínicas pueden hacer que las aves comiencen a picarse lo que se
convierte en un problema.

La carencia se produce cuando el ave no obtiene la cantidad requerida de un


determinado nutriente. Todos los animales pueden padecer problemas de
carencias, pero en las aves las carencias muestran pronto síntomas de:
• mala salud • problemas de las patas
• mal emplume • caída de la producción de huevos
• huevos con cáscara delgada • aves propensas a infecciones

Dieta balanceada

A veces se les da probióticos a los pollitos cuando se colocan y antes de


embarcarlos. Sin embargo, preparar una dieta equilibrada puede ser un proceso
complejo, posiblemente costoso, especialmente para productores con poca
experiencia en nutrición. Se necesita conocimiento especializado acerca de los
requerimientos de nutrientes de los pollos y los nutrientes contenidos en los
insumos. Se necesita conseguir los ingredientes de los alimentos balanceados,
molerlos, mezclarlos según una formulación, y generalmente se peletiza la mezcla.
Es importante el balanceo de raciones caseras, especialmente a escala comercial,
para lograr las cantidades adecuadas de nutrientes. Si las dietas no están
correctamente equilibradas, las aves sufrirán de enfermedades nutricionales. La
calidad de proteína es importante ya que se compone de aminoácidos
individuales, algunos aminoácidos esenciales para la salud del ave.

Si desea mezclar un gran volumen, usted puede conseguir un molino local que le
pueda moler, mezclar y posiblemente peletizar el alimento (requiere diferente
maquinaria). Los molinos de alimentos tienen acceso a ingredientes para
alimentos y personal con conocimientos en nutrición que le pueden formular las
raciones.

Algunos productores alimentan granos enteros. Una forma “anticuada” de


alimentar pollos es el método “masa y grano” que es un sistema doble de
alimentación para proveer granos enteros junto con una ración de alto valor
proteico para reducir los costos. Los granos enteros cuestan menos que la ración
de alto valor proteico y también se pueden cultivar en la granja.

Dietas orgánicas certificadas

Las raciones mezcladas en casa son particularmente útiles para los productores
avícolas orgánicos certificados. Aunque están disponibles para adquirir raciones
avícolas orgánicas previamente mezcladas, pueden ser costosas y pueden tener
que ser enviadas desde largas distancias.

Muchos productores buscan fuentes locales de ingredientes orgánicos para los


alimentos balanceados. Algunos productores cultivan sus propios insumos
orgánicos.

La mayoría de programas estándar para la producción ganadera certificada


requieren que 100% del pienso sea orgánicamente certificado y que no se
empleen antibióticos, antiparasitarios, estimulantes del crecimiento o insecticidas
que no están en la lista de programas no aprobados como productos naturales.
A partir de los 5 o 6 meses de edad, una gallina debería empezar a poner huevos,
llegando al máximo de puestas a los 2 años, a partir de entonces la producción de
huevos comienza a descender de forma gradual. Una gallina puede llegar a vivir
unos 15 años, pero dependerá siempre de las condiciones en las que se
encuentre.

Aunque el ciclo de vida de una gallina es de diez años y un poco más, en el caso
de la producción industrial, su vida fértil llega a ser de tres años. En condiciones
normales, si bien las gallinas pueden poner huevos con frecuencia, después de esta
edad deja de ser, por decirlo de alguna manera, productiva.

Aunque después de los tres años sigue poniendo huevos, estos no son de mayor
calidad, y la puesta no es tan frecuente como al principio. Por eso es que, luego de
este tiempo, muchas gallinas son sacrificadas y reemplazadas por otras más
jóvenes.

En este sentido, hay que tener en cuenta que las gallinas alcanzan su madurez a
las 22 semanas de edad. A partir de este momento, comienza su vida productiva,
que puede durar hasta un poco más de sesenta semanas. A partir de este punto,
comienza una nueva fase con el cambio de plumas.

Si bien con el cambio de plumas se inicia una nueva fase de puesta, la verdad es
que será un poco inferior a la primera, pues ya la gallina ha alcanzado el máximo
de su peso. Esto no quiere decir que no ponga huevos de excelente calidad. Para
ello, es importante contar con una buena alimentación rica en proteínas y calcio.

Por otro lado, hay que señalar que, a nivel industrial, se hacen ajustes genéticos
para que las gallinas puedan llegar a su edad de puesta mucho más rápido, e incluso
extender este período por un poco más de tiempo. En este caso, el propósito que
se persigue es aumentar y mantener el rendimiento de las gallinas ponedoras.

Aunque esto también se podría hacer a nivel casero, es mejor mantener el ciclo
natural de estas aves productoras de huevo si se piensa en una producción más
bien interna que comercial. Esto redundará en que los huevos serán de mayor
calidad, y por lo tanto, en sentido alimentario, beneficiará más a los consumidores.

Enfermedades

Como todos los animales de granja, las gallinas no se escapan de padecer de


enfermedades. Es importante conocerlas para saber cuáles son y cómo combatirlas.

Además, hay que tener cuidado, porque algunas de estas enfermedades repercuten
en el ser humano; y al ser animales que se usan para el consumo, podría traer
problemas mucho más graves.
Por esta razón, existen antibióticos para aves de corral, incluyendo las gallinas,
como la amoxicilina. Claro que el uso de estos antibióticos debe ser usado bajo
supervisión de un veterinario especializado en aves de corral.

Peste

Es uno de los virus más comunes en las aves de corral. Este virus se da con mayor
frecuencia en los gallineros donde hay hacinamiento, ya que su transmisión se da
por vía nasal.

Los síntomas que produce son: catarro, trastornos nerviosos, bronquitis, así como
tos y supresión del equilibrio; además de problemas respiratorios, y una
característica fundamental en la sintomatología es la torsión del cuello del ave.

Para evitar esta enfermedad, es importante la vacunación de las aves, así como
evitar los hacinamientos y mantener el buen ambiente de la gallina. Pero también
es importante no introducir al corral aquellas gallinas que aún no estén vacunadas.

Esto es importante, teniendo en cuenta que no existe una cura efectiva para la
enfermedad. Por eso, la vacuna es fundamental para evitarla.

Bronquitis infecciosa

La bronquitis infecciosa es causada por un coronavirus. Este solo afecta a los pollos
y las gallinas. Al igual que la peste, se contagia por la vía respiratoria.

Los síntomas que produce son la tos, así como secreción nasal, además de los ojos
llorosos y dificultad para respirar. Este virus se puede transmitir fácilmente por el
aire, lo que podría ocasionar la infección en las demás gallinas. Por eso, en estos
casos, es importante evitar el hacinamiento de los gallineros.

Además, si una gallina está infectada, debe aislarse de manera inmediata para
evitar el contagio a los demás. La manera más efectiva de prevenirla es con la
vacuna, ya que no existe un tratamiento para ella.

Gumboro
Esta enfermedad la causa un agente birnavirus; y este es muy resistente a
condiciones ambientales que son desfavorables. Es un virus con una alta
probabilidad de transmisión, y cuyo tratamiento más efectivo es la vacuna. Su
transmisión se da a través del contacto directo entre las aves o con sus
excrementos; e incluso se puede dar a través de la ropa de los operadores.

Por esta razón, para prevenirlo, hay que limpiar los corrales con frecuencia, además
de crear más gallineros en caso de haber bastantes gallinas.

Gripe o influenza aviar

Esta es una de las enfermedades de las gallinas ponedoras más comunes. Es un


virus que puede matar a las gallinas en corto tiempo. Los síntomas son plumas
erizadas, pérdida del apetito, mucha sed; caída de la producción de huevos y diarrea
constante.

La transmisión de esta enfermedad se da por medio del contacto con otras aves
que son acuáticas, especialmente las migratorias. Por esta razón, para prevenir esta
enfermedad, hay que mantener el gallinero limpio y seco, además de evitar el
contacto con otro tipo de aves extrañas

(Fuente: National Center for Appropriate Technology (NCAT) - Febrero 1998)

Referencias

1. Cheeke, Peter R. 1991. Applied Animal Nutrition: Feeds and Feeding. Macmillan, New York,
NY. 504 p.

2. National Research Council. 1994. Nutrient Requirements for Poultry. No. 1, 9th Edition.
National Academy of Science, Washington, DC. 155 p.

3. Plamondon, Robert. 1997. Feeding chickens the old-fashioned way. May-June. p. 51-52.

4. Organic Crop Improvement Association, 1001 Y Street, Suite B, Lincoln, NE 68508-1172


EUA

5. Joel Salatin, Polyface Farms, Inc, Rt. 1, Box 281, Swoope, VA 24479 EUA

Diciembre 2013
http://www.fao.org/docrep/T0690S/t0690s0c.htm

https://www.planetahuerto.es/revista/10-cosas-que-hay-que-saber-para-tener-
gallinas_00245
http://hablemosdeaves.com/gallinas-ponedoras/