Anda di halaman 1dari 8

Edición No.

14

15 Junio de 2009

AMBIENTAL

Imagen, Boulevard Bahía

Línea de Municipio 072


Coordinador:                 Lic. Luis Felipe Trujillo  Fonseca 
Teléfono: 285-0265 Dirección de Revista:   Biol. Sibila Esquivel Ávila 
Participa envía tus comentarios, dudas y sugerencias de artículos al Dirección de Diseño:   Lic. Gustavo Mojica Hernández 
Colaboradores:             Qfb. Dalila Pech Lagunes 
Correo:chetumalsaludable@hotmail.com                                          
LIXIVIADOS

¿Que son  los lixiviados? 
Los lixiviados son las aguas residuales formadas en los depósitos de basura, debido a 
la descomposición de los desechos y otros factores como la precipitación pluvial y la 
composición de los residuos. Pueden contaminar severamente los mantos acuíferos, 
y lo ideal es que se almacenen en los rellenos sanitarios para ser tratados posterior‐
mente. La peligrosidad de los lixiviados se incrementa por el exceso de residuos sóli‐
dos en los depósitos, lo cual se debe al crecimiento poblacional y a los elevados índi‐
ces  de  consumismo  actuales,  además  del  potencial  riesgo  de  los  componentes  de 
algunos desechos como limpiadores, pinturas, solventes y baterías. 

La  concentración  de  contaminantes  de 


los lixiviados varía con el tiempo, por lo 
que  difícilmente  puede  emplearse  con 
éxito un único tratamiento a estos líqui‐
dos.  Lixiviados  de  rellenos  jóvenes,  po‐
seen elevadas concentraciones de mate‐
ria orgánica e índices de biodegradabili‐
dad  (DBO5/DQO)  superiores  a  0.4,  lo 
que  hace  posible  que  sean  tratados  efi‐
cientemente  por  procesos  biológicos; 
pero en lixiviados de rellenos viejos, con 
índices de biodegradabilidad inferiores a 
0.02, estos  tratamientos no son  eficien‐
tes (Waritch et. al. 1998). 

Los lixiviados son líquidos altamente contaminantes en los que se han ensayado dife‐
rentes  tratamientos,  tanto  biológicos  (aerobios  o  anaerobios)  como  fisicoquímicos 
(Coulter et. al. 1997). Entre estos últimos, la adsorción con carbón activado ha mos‐
trado ventajas comparativas con respecto de otros sistemas de tratamiento fisicoquí‐
mico. 

Edición No. 14 Página 2


EL TRATAMIENTO DE LIXIVIADOS
La Directiva Europea sobre Vertido de Residuos es‐
tablece  que  la  eliminación  de  residuos  en  vertede‐
ros  debe  ser  la  última  opción,  tras  el  reciclado  y  la 
valorización  energética  (una  técnica  que  permite 
reaprovecharlos  para  producir  energía)  de  manera 
que  pueda  conseguirse,  entre  otras  cuestiones,  la 
reducción  de  lixiviados.  Además,  esta  normativa 
alienta el aumento del control y tratamiento de los 
líquidos obtenido 
 
El tratamiento de lixiviados es muy similar a la depu‐
ración  de  aguas  residuales,  aunque  con  algunas  di‐
ferencias debido a su alta carga orgánica. Los aspec‐
tos  económicos  y  técnicos  marcan  el  tipo  de  trata‐
miento  más  adecuado  para  cada  caso  concreto, 
combinándose en muchas ocasiones varios de ellos. 
 
Los  sistemas  más  extendidos  en  la  actualidad  son 
los que tratan el lixiviado en el mismo lugar ("in si‐
tu"),  gracias  a  sus  buenos  resultados  y  al  encareci‐
miento de las otras opciones. Los métodos más sim‐
ples están basados en la evaporación, natural o apo‐
yada por sistemas de riego por aspersión o pulveri‐
zación, o mediante inyección del lixiviado en túneles 
o naves cerradas. Asimismo, el mercado ofrece una 
gran variedad de tratamientos in situ, tanto biológi‐
cos como físico‐químicos:  
 
 
Por  su  parte,  los  tratamientos  en  un  lugar  distinto 
del  vertedero  ("off‐site"),  normalmente  depurado‐
ras  de  aguas  residuales  urbanas  o  industriales,  se 
emplean cuando no hay más opción y si estas insta‐
laciones  admiten  cargas  orgánicas  muy  elevadas, 
aunque en poco caudal. 
 
El concepto de lixiviación se utiliza para describir un 
fenómeno  característico  de  climas  húmedos,  que 
provoca  la  pérdida  de  nutrientes  en  algunas  capas 
del suelo, al arrastrar el agua sustancias básicas del 
terreno  como  arcilla,  sales,  hierro  o  humus.  Este 
concepto también se utiliza para indicar el desplaza‐
miento  hacia  ríos  y  mares  de  los  desechos  y  otros 
contaminantes, y el proceso de lavado de un estrato 
de terreno o capa geológica por el agua. 

La vegetación, en especial la forestal, sirve de protección natural contra la lixiviación, de ahí que si se destruye, dicho proceso se 
acelera considerablemente. El empleo de fertilizantes muy ácidos, el riego excesivo y los cultivos que retienen muchos nutrientes 
del suelo contribuyen también a incrementar este problema. 
Asimismo, la lixiviación también es un proceso que se utiliza industrialmente por ejemplo para preparar elixires: La planta medici‐
nal pulverizada se mezcla con alcohol y se coloca en un lixiviador, donde se macera hasta obtener el resultado deseado. 

Edición No. 14 Página 3


UN PROBLEMA GIGANTE
 
Recuerda que la basura “es un problema gigante en todo 
el mundo, situación que los países desarrollados observan 
desde  hace  mucho  tiempo,  y  nosotros  comenzamos  a 
preocuparnos  recién  ahora,  porque  la  posibilidad  de 
hacer rellenos sanitarios es limitada en cuanto a la dispo‐
nibilidad de terrenos, teniendo en cuenta que debe utili‐
zarse terrenos en buenas condiciones”.  
 
Surge así la gestión integral de los residuos que es admi‐
nistrar todas las herramientas posibles para hacerse car‐
go de la problemática de los residuos. “Entonces  el obje‐
tivo es que al relleno sanitario vaya lo menos posible. Se 
empieza  por  políticas  de  minimización  (“generemos  me‐
nos residuos”), difíciles de lograr en sociedades de consu‐
mo.  El  segundo  paso  es  recuperar  todo  lo  que  se  pueda 
(reciclado). El tercero es que con la porción orgánica del 
residuo, hagamos compostaje que es un proceso natural 
a través del cual se degrada la basura y luego puede utili‐
zarse como suelo. El resto, se envía a incineración, que se 
usa en Europa (queman la basura para generar energía) o 
se manda a un relleno sanitario”.  
 
Es  pertinente  aclarar  que  estas  metodologías,  relleno 
sanitario  y  clasificación  de  residuos,  son  complementa‐
rias,  se  necesitan  unas  a  otras,  además  de  una  serie  de 
acciones que de manera integral. El objetivo, es disponer 
la basura en condiciones controladas.  
 
 
 

La “mala información”  genera “rechazo absoluto  La  gestión  de  los  residuos  incluye  numerosos  programas  que  se 
de la sociedad, con el lema no queremos la basura  integran entre sí: capacitación, concientización ambiental, relacio‐
de otros, pero hay que entender que así no hay  nes  con  la  comunidad,  disposición  final,  separación  domiciliaria, 
sociedad posible”.  aprovechamiento,  etc.  “Si  hacemos  una  sola  cosa,  difícilmente 
solucionemos el problema”. 

Edición No. 14 Página 4


Los rellenos sanitarios
Construir un relleno sanitario
en Chetumal es imperativo,
aún que no resuelve todo el
problema; separar nuestro
desechos, contar con plan-
tas recicladoras de los dife-
rentes materiales ayudará a
resolver el problema, como
también ayudará sí todos los
ciudadanos de Chetumal y
Alcaldías aledañas comen-
zamos a tomar conciencia
de que el alto consumo de
productos tóxicos e innece-
sarios tienen que salir de
nuestras costumbres, piensa
en lo que realmente sí nece-
sitas además ten presente
que sean productos reusa-
bles y que se puedan reci-
clar. 

Imagen Plaza Chactemal

Los rellenos sanitarios son obras de ingeniería que tienen una serie de medidas de control o de mitigación garantizados para que 
no existan impactos sobre la salud y el medio ambiente, por ejemplo, un completo aislamiento del agua freática. Este proceso de 
mantenimiento se extiende por 15 o 20 años. Quedan los materiales inertes, sin consecuencias para las poblaciones. “La cuestión 
no es el relleno sanitario, sino la capacidad de controlarlo” afirma con seguridad el Dr. Carlos Martín, experto del Instituto de Desa‐
rrollo Tecnológico para la Industria Química (Intec) de Santa Fe. 

Edición No. 14 Página 5


HORARIO DE RECOLECCION DIARIA EN LA ZONA CENTRO

Propuestas Innovadoras

Tal  vez  nos  sea  la  mejor  opción,  pero  reemplazar  las  hamburguesas  de  carne  de  canguro 
puede reducir significativamente las emisiones de gas de efecto invernadero, dice un cientí‐
fico australiano. 
El gas producido por los eructos y flatulencias de las ovejas y las vacas es más potente que el 
dióxido de carbono en cuanto al daño que puede causar al ambiente. En cambio, los cangu‐
ros no producen ese gas, debido a que su sistema digestivo es diferente. El doctor George 
Wilson,  de  Australian  Wildlife  Services,  exhorta  a  criar  canguros  para  su  consumo.  Explica 
que  este marsupial tiene en sus intestinos microorganismos que son diferentes a los que se 
encuentran en las ovejas y vacas. El ganado vacuno y las ovejas producen el 11 por ciento 
del  dióxido  de  carbono  de  Australia,  y  durante  años  se  han  presentado  varias  propuestas 
para lidiar con ese problema. El doctor Wilson cree que la respuesta son los canguros. 
“sabe excelente, no menos que el venado, solo que tiene un sabor distinto”. 

Alemania da luz verde a controvertido experimento


El gobierno alemán dio luz verde apara llevar a cabo un controvertido experimento en la Antártida, el cual consiste en arro‐
jar hierro al mar con la finalidad de eliminar dióxido de carbono de la atmósfera. 
Durante dos jornadas y sobre una superficie de 300 kilómetros cuadrados en el océano atlántico, el equipo germano‐indio a 
bordo del buque científico alemán Polarstern (Estrella Polar) abonará con 20 toneladas de sulfato de hierro el mar para ob‐
servar sus efectos en el plancton. 
El hierro es un excelente “alimento” para microorganismos como el plancton vegetal, que a su vez tiene una gran capacidad 
de absorber gases venenosos como el dióxido de carbono, el principal causante del cambio climático. 
Se trata de la mayor  prueba que se haya hecho de fertilización  con hierro, tecnología que podría frenar a muy bajo costo el 
calentamiento global,  indican los impulsores del proyecto, que realizan en forma conjunta  Alemania y la India. El experi‐
mento que realizaran los científicos del instituto Alfred Wegenerr de investigaciones Polares (AWI) de Bremen. 
   
 
 
La ciencia no es solo un sistema de saber, sino también de actividades humanas con condiciones, consecuencias y aplica‐
ciones, se consideren buenas o no.  

"La alimentación saludable y equilibrada no sólo ayuda a prevenir enfermedades como la diabetes, el colesterol alto o la hiperten-
sión, sino que también permite preservar o mejorar la salud reproductiva", dijo a Reuters Health el autor del estudio, doctor Jaime
Mendiola, de la Universidad de Murcia.

Edición No. 14 Página 6


Edición No. 14 Página 7
DAÑOS AL MEDIO AMBIENTE
Bolsas de plástico Todos los días en nuestro país se consumen 20 millones de bolsas de plástico, de las
cuales 99 por ciento termina en basureros y esto dala al medio ambiente.
Actualmente en el senado de la republica se discute una iniciativa de ley que busca
crear las bases para que haya una migración paulatina al uso de plásticos biodegrada-
bles en menos de dos años.
El Fondo Mundial para la Vida Salvaje estima que el plástico afecta a 200 especies
marinas que mueren cada año por intoxicación. En el caso de México, las tortugas son
un a de las especies mas perjudicadas, por ejemplo, la tortuga Laúd.

Basura electrónica

El principal inconveniente del sistema actual de reciclaje es que es exitoso des‐
de  e  punto  de  vista  económico,  pero  no  necesariamente  desde  el  punto  de 
vista ambiental. Si una empresa no esta estructurada toma la parte más valiosa 
y  lo  demás  lo  desecha,  mientras  que  en  Europa  se  aprovecha  prácticamente 
todo, tal como lo percibe en las plantas de Suiza o Alemania. 
La  velocidad  del  desarrollo  tecno‐
lógico  ha  hecho  urgente  que  los 
gobiernos  tomen  cartas  en  el 
asunto e manera inmediata, antes 
de que gradualmente, terminemos 
siendo  devorados  por  nuestra 
propia chatarra electrónica.  

La vaquita marina podría transformarse en el primer cetáceo 


que desaparecería por causa de la actividad humana. Hace Casio tres 
años  se  tenia  una  área  protegida,  pero  eso  parece  no  ser  suficiente 
para evitar la muerte entre de entre 20 y 40vaquitas por año. 
Los números sobre cuantas vaquitas marinas quedan no son exactos. 
Los científicos estiman la presencia de 150 ejemplares en las aguas de 
San Felipe, en las costas del Golfo de California, en el mar de Cortés, 
donde vive la vaquita marina 

Edición No. 14 Página 8