Anda di halaman 1dari 2

EL DIAFRAGMA

Es un tejido músculotendinoso encargado de la respiración. Cuando se inhala, el diafragma


se contrae y agranda el espacio disponible en la cavidad torácica. Los músculos externos
intercostales también ayudan a agrandar la cavidad
torácica, permitiendo que el aire entre dentro de los
pulmones. Después de la inhalación, el diafragma se
relaja y el aire es exhalado por la contracción de los
pulmones y de los tejidos. Otra función es ayudar en el
acto de vomitar y en la expulsión de la heces y en la
orina]; el término proviene del latín diaphragma, y éste
del griego διάφραγμα (diáfragma), siendo diá: ‘a
través de’ o ‘diferencia’; phragma ‘separación’. Es
característico de todos los mamíferos y aparece en
algunas aves de manera rudimentaria.

En el humano, tiene forma de dos cúpulas, una para


cada cavidad pulmonar, llamadas hemidiafragmas que
cierran por abajo a la cavidad torácica (donde es convexo) y la separan de la cavidad
abdominal (donde es cóncavo). Su parte media es aponeurótica o tendinosa, llamada centro
tendinoso. Las porciones musculares tienen su origen en el centro y se irradian hasta sus
inserciones en la abertura torácica inferior. Las enfermedades respiratorias no suelen afectar
al diafragma, aunque puede sufrir parálisis debido a una neuropatía que afecte a los nervios
frénicos.

El diafragma se inserta en muchos puntos a nivel de la caja torácica; a nivel de periferia, el


músculo se inserta en:1

La apófisis xifoides del esternón.

Los bordes costales de la pared torácica.

Los extremos de la undécima y duodécima costilla.

Ligamentos que se extienden por la pared abdominal posterior.

Las vértebras lumbares mediante dos pilares, el derecho en el cuerpo de L1-L4 y el


izquierdo en L1-L3.

Visto desde el plano medio-sagital, va tomando una forma curvada, iniciándose su


curvatura desde el xifoides, cercano a la altura de la 8° a 9° vértebra torácica, hasta su
inserción en el ligamento arqueado medio, el cual, cruza anteriormente a la aorta a nivel de
la 12° vértebra torácica.

Durante el desarrollo embrionario, se origina por fibras musculares o tendinosas, en todos


los elementos anatómicos que forman el orificio costal inferior, de células mesodérmicas
del cuarto nivel cervical. Todas sus fibras confluyen en el centro frénico (que tiene forma
de trébol). Este centro es la parte más alta del diafragma, aunque es variable porque se
encuentra a la altura del quinto EIC (espacio intercostal) y puede ascender entre 3 y 6 cm
hasta el tercer espacio intercostal, pudiendo bajar otros tantos. También actúa de dos
formas: 1. Al aplanarse aumenta los diámetros cráneo-caudales. 2. Al ponerse rígido
ensancha el orificio torácico inferior.
ESTERILIZACIÓN

Se denomina esterilización al proceso por el cual se obtiene


un producto libre de microorganismos viables. El proceso
de esterilización debe ser diseñado, validado y llevado a
cabo para asegurar que es capaz de eliminar la carga
microbiana del producto o un microorganismo más
resistente.

Dado que la esterilidad no se puede demostrar de manera


absoluta, sin causar la destrucción completa de todas las
unidades del lote de producto terminado; se define la
esterilidad en términos probabilísticos, en donde la
probabilidad de que una unidad de producto esté contaminada es aceptablemente remota.
Se considera que un producto crítico es estéril, cuando la probabilidad de que un
microorganismo esté presente en forma activa o latente es igual o menor de 1 en 1.000.000
(coeficiente de seguridad de esterilidad 10^-6).

Los agentes que matan microbios son denominados microbicidas (cida= “matar”) o más
comúnmente denominados “germicidas”. Si el agente específicamente destruye bacterias,
es llamado bactericida; si mata hongos es denominado fungicida. Tras una exposición del
objeto esterilizado al aire o a sus alrededores, éste se habrá contaminado de nuevo con
microorganismos.

Los métodos térmicos de esterilización son comúnmente los más utilizados para eliminar
los microorganismos, incluyendo las formas más resistentes como lo son las endoesporas.

TASA DE MUERTE MICROBIANA

Cuando una población bacteriana es tratada con químicos o con calor, usualmente éstas
mueren a una tasa constante. Por ejemplo, si suponemos que tenemos una población de 2
millones de microorganismos que han sido tratados por un minuto, y 90 % de la población
ha muerto. Ahora nos quedan con 200,000 microorganismos. Si la población es tratada por
otro minuto, 90 % del remanente de la población será exterminada, resultando en 20,000
mocroorganismos. Si la curva de mortandad es trazada logarítmicamente, la tasa de muerte
es constante.