Anda di halaman 1dari 8

COMPOSICIÓN DEL SUELO El suelo está formado por 4 componentes: minerales, materia orgánica,

aire y agua. Estos se encuentran subdivididos y entremezclados de tal manera que el aire y el agua
ocupan los poros que existen dentro de la fracción sólida. 50 % Fracción sólida: 45%
Componentes minerales 5% Componentes orgánicos 50 % Fracción no sólida: 25% Aire 25%
Agua 4.1. Componente mineral: Esta constituido por partículas de diferentes composición química
y de tamaño; este componente deriva de la roca madre a través de procesos físicos, químicos y
biológicos y se considera la fuente principal de nutrientes para las plantas, aportándoles P, K, Ca,
Mg, etc. 4.2. Componente orgánico: Esta constituido por restos vegetales y animales parcial o
totalmente descompuestos, así como los residuos de los animales; su contenido es inestable por la
acción de los microorganismos que transforman la materia orgánica. Su contenido depende del
tipo de cultivo, tipo de mecanización y de la profundidad del suelo. Proporciona a la planta N, P, S;
siendo la única abastecedora de N. 4.3. El Agua Su contenido en el suelo es variable dependiendo
de la lluvia y del riego. Funciones: 1).- Suministrar a las plantas el agua que necesitan. 2).-
Disolver los nutrientes para que la planta pueda asimilarlos. 3).- Controla el volumen de poros
ocupados por el aire y las variaciones de temperatura. 4.4. El Aire Es una mezcla de gases que
hacen posible la respiración de las plantas y los microorganismos del suelo. En el suelo, el aire se
encuentra ocupando los poros de mayor tamaño, llamados macroporos. 5.Factores formadores
del suelo Los factores que intervienen en la formación del suelo son: El material originario El
clima La topografía Los organismos vivos El tiempo 5.1. material originario La roca o material
originario de un suelo determina la características del que tipo de suelo. Por ejemplo: El granito
tiende a formar suelos arenosos y poco fértiles. Los basaltos y los esquistos originan suelos
arcillosos La caliza dura suele originar suelos pedregosos La caliza blanda forma suelos arcillosos y
fértiles 5.2. El clima El clima influye en la formación del suelo por medio de la temperatura y la
precipitación. Las temperaturas altas y las precipitaciones abundantes aceleran el proceso de
formación del suelo. Interviene en tres procesos: Alteración del sustrato mineral Evolución de la
materia orgánica Migraciones de componentes en el perfil del suelo 5.3. La topografía La
topografía o relieve del terreno influye en los procesos de erosión. A mayor pendiente, mayor
movimiento de agua y mayor erosión, lo que da lugar suelos poco profundos y pobres. A menor
pendiente, la erosión es menos intensa y menor movimiento de agua, dando lugar a suelos más
fértiles y profundos. INFLUENCIA DE LA TOPOGRAFÍA EN LA FORMACIÓN DEL SUELO: IZQUIERDA.
Suelo fértil y profundo, con escasa pendiente DERECHA. Suelo en formación, pobre y poco
profundo, con elevada pendiente 5.4. Los organismos vivos Los organismos vivos del suelo: la
vegetación, la fauna y los microorganismos, intervienen de manera decisiva en la formación del
suelo. Son los responsables de la formación del humus, a partir de los restos que se van
incorporando al suelo. El HUMUS es la materia orgánica en descomposición (homogénea, amorfa,
de color oscuro e inodora) que se encuentra en el suelo, y procede de restos vegetales y animales
muertos. Depende de la acción de organismos vivos del suelo, como bacterias, protozoos, hongos
y ciertos tipos de escarabajos Organismos vivos del suelo 5.5 El tiempo El tiempo necesario para la
formación del suelo varía según el material originario. El proceso puede durar desde 100 años
hasta varios miles de años. Según el desarrollo del perfil, los suelos pueden ser: Jóvenes. Sin
diferenciación clara de horizontes. Maduros. Con horizontes claramente diferenciados. Viejos.
Suelos sin aireación debido a la acumulación de arcilla en el horizonte B
Plagas de los cítricos
Estamos entrando en la época de pulverizaciones o sanitación de
las plantas de cítricos, porque ahora los mismos empiezan a dar
nuevos brotes, floración y también comienzan los problemas de
plagas. Hablaremos de una de las plagas más importantes, los
daños y su control, siempre teniendo en cuenta que para cada
tipo de plaga existe un tratamiento que le es específico.

Previous ImageNext Image


/ ABC Color

 1
 2
 3
 4

Una de las principales plagas que afectan a los cítricos son los pulgones, estos
atacan principalmente a las hojas, son insectos chupadores que perjudican
notablemente a los brotes nuevos y puede afectar notablemente en la producción
final. Se deben controlar con insecticidas sistémicos por medio de una adecuada
pulverización.

Las cochinillas son otra importante plaga que afecta a los cítricos, son un tremendo
problema y de difícil control porque cualquier insecticida no las puede eliminar; por
lo tanto, es fundamental mezclar el insecticida sistémico con aceite mineral, para
que cumpla la función de cubrir la superficie y asfixie a los insectos. Solamente con
ese sistema de sanitación, momentáneamente, uno puede controlarlas, las mismas
también pueden ocasionar otro tipo de problemas que pueden ser observados en las
hojas, porque las hormigas quieren alimentarse de las cochinillas y se empieza a
formar una enfermedad que se denomina "Fumagina" que causa el ennegrecimiento
de las hojas.

Minador de las hojas, hormigas y acaros

Otro tipo de plagas es el "minador de las hojas" de muy difícil control, para eso se
utilizan insecticidas intralaminares, porque esta plaga se manifiesta por debajo de la
piel de las hojas de los cítricos y los productos deben penetrar muy bien para poder
eliminarla.
La forma de saber si nuestros cítricos tienen la plaga denominada "el minador de las
hojas" es que las hojas contienen unas manchas tipo galerías o túneles, que permite
la entrada de algunas enfermedades como hongos, que en sumatoria empeoran el
resultado final del producto. Controlar esta plaga es tan dificultoso como elevado en
costos.

Otras plagas que podemos citar son los trips y chinches que son de menor relevancia
en cuanto a la producción de cítricos. En las frutas también afecta "la mosca de las
frutas" que puede ser controlada con insecticidas específicos pero también con
trampas en época de fructificación.

Hormigas cortadoras

Las hormigas cortadoras también se encuentran entre las plagas que afectan a los
cítricos, el Ysaú y el Akekë que causan tremendos problemas a los productores al
dejar a las plantas con pocas hojas y no permitir que estas se desarrollen
normalmente. Las hormigas pueden ser controladas con productos específicos como
sebo tóxico y otros.

Al igual que las hormigas, los ácaros, son una plaga que atacan a este tipo de
plantas, existen diferentes especies: como el rosado y rayado, blanco que causan
también problemas en las hojas porque son insectos chupadores que afectan a los
frutos y la consecuencia es que dan al aspecto al producto final que perjudica
finalmente su comercialización.
Agr. Gilberto Chávez E.

Fotos: MATKEI

HERRAMIENTAS



 Facebook
 Twitter
 Enviar por mail
 Tamaño de texto
 Imprimir nota
 Reportar error


 ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 MÁS LEÍDAS 24 HS

 EN LA SEMANA
 1. Mataron a gorila para salvar a niño
 2. Juego de “lotería familiar” terminó e...
 3. Agente fiscal protagoniza accidente fatal
 4. Los albirrojos, campeones
 5. Hallan muerta a niña desaparecida en Argentina
 6. Ladrones de súper serían detenidos hoy
 7. Rescatan a futbolista mexicano secuestrado
 8. Canal de Panamá afectado por derrumbe
 9. Presunto homicida involucra a su padre

 10. El enigma de la consumida yerba mate


ABC COLOR EN FACEBOOK

Plagas de la sandía
Ing. Líder Medina (*) Foto: MATKEI La sandía es una de las
frutas más apreciadas en nuestro país, principalmente en el
verano, que es cuando el consumo aumenta porque es una
cucurbitácea refrescante, pues está compuesta por agua en su
mayor porcentaje. Sin embargo, para asegurar que el
consumidor pueda tener una sabrosa sandía, el productor debe
cuidarse de la presencia de varias plagas que atacan a la planta,
y saber cómo prevenirlas.
/ ABC Color

La plaga que más perjuicios provoca en la sandía, y cada año representa una pérdida
importante para los productores de esta cucurbitácea, es el pulgón.
La forma de controlar al pulgón que ataca la sandía consiste en la alternancia de
ingredientes activos, para que la plaga no adquiera resistencia. También se tienen
muy buenos resultados con productos que tienen como principios activos el
Imidaclopid y Cipermetrina, entre otros.
Para identificar el ataque del pulgón a la planta el productor debe monitorear y
observar no solo las plantas, sino también lo que hay alrededor de su parcela. Por
ejemplo, si hay un cultivo de algodón, este puede ser un hospedero del pulgón;
también las malezas, principalmente las de hojas anchas, que pertenecen a la familia
de las amarantáceas conocidas como carurú; también las malváceas (malva blanca).
Otra planta que puede servir como hospedero del pulgón es la cucurbitácea silvestre,
por ejemplo, la calabacita conocida como kamambu o mbói rembi’ u. De nada sirve
controlar el pulgón una vez transmitida la enfermedad. Otra de las malezas es el
typycha hû. Una amplia gama de hospederos de malezas agrupa a 27 familias, 79
géneros y 178 especies de malezas.

MOSAICO DE LA SANDIA
El PRSV-W (WMV-1)(WMV-2), también conocido como el virus del mosaico de la
sandía, es la enfermedad de mayor importancia económica en cucurbitáceas. En los
departamentos de Paraguarí, San Pedro, Cordillera y Alto Paraná, se puede tener un
100% de ataque; además existen datos de que el mosaico ya habría aparecido
también el año pasado en los departamentos de Itapúa, Concepción y Boquerón
(Chaco).
Este mal pertenece a la familia Potyviridae y afecta a la mayoría de la familia de las
cucurbitáceas.
En cuanto a los síntomas visibles del mosaico de la sandía, algunos de los
principales son el mosaico severo, que se presenta como pequeños ladrillitos
limitados por las nervaduras, los cuales se van agrandando y posteriormente toman a
toda la hoja; además, hay una reducción del limbo foliar, enanismo y deformación
de las frutas.
Otro de los síntomas muy parecidos son la clorosis de la nervadura, acortamiento de
los entrenudos foliares, reducción de tamaño y reducción de la fruta y también tiene
una piel dura.
Para controlarlo hay que buscar los hospederos, elegir un lugar donde será plantada
la sandía, atendiendo las malezas, el cultivo anterior de la parcela (no hacer sandía
en el mismo lugar donde ya se hizo sandía u otras cucurbitáceas como melón,
zapallo, pepino); tampoco cerca de otros cultivos parecidos.
Este pulgón pertenece a la especie Aphis gossypyy, de tamaño pequeño y de
coloración variable de amarillo claro a verde oscuro; vive sobre las hojas y los
brotes de la planta succionando la savia; la capacidad de reproducción de estos
insectos es enorme, sobre todo en nuestra región tropical, porque desarrolla un
sistema de reproducción partenogénica, o sea, asexual. En el inicio estos pulgones
no tienen alas, pero a medida que la población comienza a crecer de manera muy
intensa y cuando faltan alimentos por la superpoblación, ya aparecen los pulgones
con alas, que vuelan para otras plantas formando nuevas colonias.
Existe otra especie de pulgón denominada Myzus persicae, que es de coloración
verdosa y muy parecida al Aphis; estas especies pueden vivir asociadas.

ATAQUE DE LAS HORMIGAS


Cuando se observa que las hormigas van subiendo por las plantas, significa que las
mismas están teniendo pulgones, pues las hormigas buscan el excremento del
pulgón, hasta inclusive ellos viven en simbiosis, y la hormiga empieza a proteger al
pulgón.

SARNA DE LAS CUCURBITACEAS


El Cladosporium cucumerinum o sarna de las cucurbitáceas es un mal que ataca a la
sandía, el melón, el zapallo y el pepino. En esta época es importante que los
productores tengan en cuenta este problema, ya que el mismo puede iniciarse desde
la maceta y se puede extender hasta la cosecha.
Este mal se presenta en la sandía con los siguientes síntomas: aparición de pequeñas
manchas pardas y oscuras en las hojas, y en las ramas aparecen en forma de cancros
elípticos.
La enfermedad es más severa en condiciones de alta humedad y temperaturas
nocturnas bajas (13 y 20 ºC). Las temperaturas por encima de los 22 ºC reduce la
severidad de la enfermedad. El hongo vive principalmente en restos de cultivos
presentes en el suelo y semillas contaminadas.
Para el control del problema se puede hacer una rotación de cultivo con maíz,
desinfección de semillas, destrucción de plantas y pulverización preventiva con
fungicidas.

ORUGA
Otra de las plagas que atacan a la sandía es la oruga. Ataca los bordes terminales y
las frutas; se recomienda su control con piretroides, alternando con carbamatos y
con un producto de contacto, como la cipermetrina.