Anda di halaman 1dari 11
FACULTAD DE DERECHO ESCUELA ACÁDEMICA PROFESIONAL DE DERECHO INFORME “ DERECHO SUCESORIO ENTRE PERÚ Y AR

FACULTAD DE DERECHO ESCUELA ACÁDEMICA PROFESIONAL DE DERECHO

INFORME

DERECHO SUCESORIO ENTRE PERÚ Y ARGENTINA”

AUTORES:

CÁRDENAS CHÚ, María Pía LOPEZ SANTILLÁN, Jhan

ASESOR:

Dra. Lucy Angélica Vernaza

EXPERIENCIA CURRICULAR:

DERECHO CIVIL VIII (SUCESIONES)

TARAPOTOPERÚ

(2018)

1
1

INTRODUCCIÓN

El hecho de la muerte genera consecuencias jurídicas importantes, como la de finalizar un matrimonio, abrirse la sucesión de la persona que acaba de fallecer, entre otras. En cuanto a la apertura de la sucesión, se da por la muerte biológica de la persona o declaración de muerte presunta. La persona en vida, estuvo al frente de su patrimonio que él mismo edificó, a través de las relaciones jurídicas creadas; ahora bien, un hecho jurídico inevitable como la muerte hace desaparecer a la persona como tal, deja de ser sujeto de derecho; sin embargo; las relaciones jurídicas que han dado lugar al patrimonio que formó, no desaparecen con la muerte, sino que ésta trasciende al sujeto, y por ello el Derecho regula la transmisión de los bienes derechos y obligaciones de la persona fallecida a favor de los que resulten sus sucesores. Esta transmisión patrimonial está regulada en el Código Civil por el Derecho Sucesorio. Por otro lado, la importancia y trascendencia de la familia está reconocida por todos, y el deber del Estado de protegerla, aparece en todas las constituciones, y se reitera en convenios internacionales como la Declaración universal de derechos humanos, el Pacto Internacional de derechos civiles y políticos entre otros.

El Derecho Sucesorio es una disciplina jurídica que si bien es cierto goza de autonomía, es cierto que mantiene estrechas relaciones con las diversas ramas del Derecho, como el Derecho de Personas (este Derecho regula el hecho de la muerte), el Derecho Real (goza de las características de este derecho, como el de persecución, de allí las acciones reales en el Derecho Sucesorio), con el Derecho Obligacional (no sólo se transmiten bienes y derechos sino igualmente obligaciones), con el Derecho de Contratos (cuales se desenvuelve el proceso hereditario, a saber, el causante o de cujus, los sucesores y el patrimonio hereditario. En cuanto a los sucesores, éstos si se trata de una sucesión legal, necesariamente tienen que ser parientes del causante, incluyendo a la cónyuge que hace descansar su derecho en el matrimonio, y si fuera el caso del causante que ha integrado una unión de hecho registrada, su derecho de herencia reconocida por Ley 30007 descansa en la familia formada por esta unión de hecho. Si se trata de una sucesión testamentaria, en primer lugar, los sucesores son igualmente familiares del causante, esto es los llamados legitimarios o herederos forzosos es decir los descendientes, ascendientes y cónyuge o concubina. Ahora bien, de la descripción de estos sucesores, inferimos que las normas sobre sucesiones descansa las donaciones constituyen contratos importantes en el Derecho Sucesorio de allí los artículos 1629 y 1645), y por cierto con el Derecho de Familia, atreviéndonos a decir que el Derecho de Familia es el soporte del Derecho Sucesorio, en tanto que los sucesores del causante, en la vía testamentaria o legal, en la gran mayoría de casos van a ser los familiares del causante, y sólo como excepción lo serán personas

2
2

ajenas al entorno familiar del causante, cuando éste no tenga herederos forzosos, herederos que lo son en tanto que tienen una estrecha relación con el causante, es decir sus descendientes, ascendientes, cónyuge o si fuera el caso, el sobreviviente de una unión de hecho.

El Derecho Sucesorio tiene tres elementos importantes sobre los que en el nexo familiar existente entre el causante y sus sucesores, es decir, básicamente son las relaciones familiares que van a dar lugar a la sucesión, cuando un integrante de la familia fallezca, por ello se dice, y con razón que el derecho sucesorio guarda una estrecha relación con el Derecho de Familia, e incluso cuando se trata de privar de los derechos que tienen los legitimarios (desheredación), tenemos que referirnos a causales que se ubican en el Derecho de Familia, así tenemos la suspensión del ejercicio de la patria potestad, el incumplimiento de la obligación alimentaria entre padres e hijos, y viceversa.

3
3

COMPARACIÓN DEL DERECHO DE SUCESIONES PERUANO CON LA LEGISLACIÓN ARGENTINA:

En Argentina el Código Civil y Comercial rige las sucesiones en su Libro V, Título I, artículos 2277 a 2531. Se destacan los siguientes elementos:

La legítima es la parte de bienes que componen la herencia que no son disponibles para dar a otras personas que no son los herederos forzosos, ya que la ley declara nula toda disposición en contrario.

La proporción de la Legítima varía según qué tipo de herederos concurren a la sucesión. La legítima de los hijos en la sucesión de los padres es 2/3 de los bienes, del hijo a los padres 1/2 y la del cónyuge 1/2. Eso no significa que hereden ese porcentaje de la herencia, sino que determina cuál es la porción indisponible por testamento. Todo lo que exceda estos porcentuales podrá ser dispuesto por testamento a favor de cualquier persona (sea heredero forzoso o no). El Código Civil Argentino, en su Libro Cuarto - De Los Derechos Reales y Personales Disposiciones Comunes - Sección Primera de la Transmisión de los derechos por muerte de las personas a quienes correspondían. Corresponde en este trabajo, constatar cómo ha sido regulada la representación sucesoria en el código civil de argentina y nuestro actual código civil peruano. RÉGIMEN SUCESORIO EN ARGENTINA:

Nos referiremos a las sucesiones que tienen como presupuesto la muerte del causante, y esta es la sucesión MORTIS CAUSA, El sistema argentino se enroló en la concepción romana de la continuidad de la persona, se crea una ficción de continuidad de la personalidad del causante en el heredero. En el sistema germánico se sostiene la separación de patrimonios. Con la influencia de Aubry et Rau se parte de la idea que el PATRIMONIO es una universalidad jurídica. Legislación aplicable a las Sucesiones en Argentina se discute si se aplica un régimen de Unidad o un régimen de fraccionamiento o pluralidad de sucesiones. Los Tratados de Derecho Civil Internacional de Montevideo de 1889 y 1940. Se inclinan por la segunda posición. Rigen disposiciones contradictorias que dan lugar a que la doctrina y la jurisprudencia no adhieran a un mismo sistema. En efecto, el art. 3283 se refiere como única ley aplicable a la sucesión la del último domicilio del causante (unidad). El art. 3612 contiene la misma solución para el caso de sucesión testamentaria. En cambio, los arts. 10 y 11 del CC argentino se inclinan por la ley de situación de los bienes (fraccionamiento), aplicándose tantas leyes como bienes en distintos países existan al tiempo de la muerte del causante en estos casos mayormente.

4
4

La jurisprudencia dominante sostiene el fraccionamiento parcial, o sea, solamente para los bienes inmuebles dejando a los muebles de la sucesión para el régimen de unidad (último domicilio del causante). Sin embargo, se advierte en los fallos más recientes una tendencia a la

unidad. Posición avalada por distintos congresos jurídicos. Por su parte la jurisprudencia también está dividida en este tema, hay fallos que optan por el sistema de unidad y otros por el

de pluralidad.

Se podría decir que tenemos un sistema mixto y casuístico, pero enrolado en el

de unidad de sucesiones y priorizando el último domicilio del causante. Como ya lo habíamos señalado la transmisión sucesoria es la consecuencia concomitante del hecho mismo de la apertura es la transmisión sucesoria, con el fallecimiento se produce, al mismo tiempo la apertura de la sucesión y la transmisión de los bienes de la herencia. (Sarsfield, 1999), autor del Código Civil Argentino, en su nota al Art. 3282 señala que la muerte,

la apertura y la transmisión de la herencia se causan en el mismo instante, no existiendo entre

ellas el menor intervalo de tiempo, en consecuencia, son indivisibles.

La transmisión sucesoria

debe entenderse con todos los bienes y obligaciones de las que el causante es titular al momento de su fallecimiento; vale decir, con todo el activo y con todo el pasivo sucesoral, tal como lo determina el Art. 660 del CC, hasta donde alcancen los bienes de la herencia, por orden del Art. 661 Como en el caso de los derechos, las deudas a que se refiere son únicamente las trasmisibles, pues las personalísimas no son objeto de transmisión, tal como lo expresan los

Arts. 188, 1218 y 1363. Las deudas difieren de las cargas, a las que también menciona el artículo en que éstas son obligaciones nacidas después de la muerte, como los gastos del funeral o de incineración, de habitación y alimentación de sus dependientes y el caso que erróneamente califica el Código como tales: Los gastos de la última enfermedad del causante.

Clases de sucesiones mortis causa, se dividen en:

  • LEGITIMAS cuando los herederos son creados por la ley

  • TESTAMENTARIAS cuando es la voluntad del de CUJUS o causante el que la establece solemnemente por testamento. En las Primeras, la ley presume la voluntad del causante, creando herederos forzosos establecidos según el orden familiar contenido en nuestro ordenamiento jurídico, hay órdenes de parientes descendientes ( que comprenden hijos, nietos, bisnietos y sucesivos sin límite), ascendientes (que comprende a los padres, abuelos, bisabuelos y sucesivos sin límite) colaterales ( que son los hermanos, sobrinos, sus descendientes, tíos, primos hasta el cuarto grado de parentesco, a los que se agregan el orden del cónyuge y el de la nuera viuda sin hijos, los herederos legítimos llegan hasta al cuarto

5
5

grado, siguiendo el orden sucesorio mencionado, heredan al causante desde el mismo momento de la muerte del mismo, aunque el heredero no tuviere conocimiento de la misma, también tienen el derecho a renunciar a la herencia, la que se considerará irrevocable.

El Artículo 3288 del CC de Argentina prescribe: toda persona visible o jurídica, a menos que exista una disposición contraria de la ley, goza de la capacidad de suceder o recibir una sucesión. Partiendo de este hecho en la doctrina Argentina, la capacidad para suceder: es la aptitud (jurídica) para adquirir el conjunto de titularidades transmisibles del causante. Es el presupuesto subjetivo de la vocación hereditaria, o más bien, su condición de eficacia y que se considera como condiciones de eficacia: que el titular de la vocación no sea incapaz para adquirir y que la vocación no esté sujeta a resolución por disposición de la ley o del causante (dejar sin efecto la adquisición ya operada por resolución.

En el caso del Perú, siguiendo la corriente argentina, el Código civil de 1936 en la Parte General, bajo el título de las incapacidades para suceder se normaba la incompatibilidad de algunas personas para suceder. En el derecho actual, no resulta adecuado hablar de incapacidad para heredar, esta figura tenía su sustento cuando a algunas personas en razón de su raza, condición de esclavo, profesión religiosa o condena, se les excluía de suceder a cualquier persona. Era en términos absolutos. La incapacidad revelaba la falta de toda aptitud para suceder a cualquier persona. Si no existiera testamento ni herederos legítimos (o sea hasta el cuarto grado) o los que hubiera renunciaren a la herencia, la misma quedará vacante y pasará al Estado. En el caso argentino el Estado no es heredero. Recibe la herencia por ser titular del dominio eminente de los bienes relictos situados en cualquier provincia del territorio argentino.

El Código Civil argentino establece que, si el testamento se otorga en territorio argentino, obligatoriamente debe ser realizado en alguna de las formas establecidas en el Código (por acto público, en sobre cerrado u ológrafo sin perjuicio de los testamentos especiales), sea el testador argentino o extranjero (art. 3634). En cambio, si el testamento se celebra en el extranjero se reconocerá como válido en Argentina si cumpliere con las formas del lugar de residencia del testador o las de su nacionalidad o las del derecho argentino (art. 3638).

Argentina no admite el testamento recíproco conjunto otorgado por dos o más personas. Lo considera un acto personalísimo y debe ser realizado individualmente, el Código establece que se regirá por la ley del domicilio del testador al tiempo de su muerte (art. 3612). Las disposiciones sobre los bienes se encuentran limitadas por la porción legítima si correspondiere.

6
6

Aquí un poco del derecho comparado con la legislación argentina respecto a sucesiones con el Perú.

 

CUADRO

COMPARATIVO

DEL

DERECHO

SUCESORIO

ENTRE

PERÚ

Y

 

ARGENTINA:

 

ARGENTINA

PERÚ

¿Cuánto tiempo tarda una sucesión?

¿Cuánto tiempo tarda una sucesión?

 

Una vez firmado el escrito de presentación y sorteado en la Cámara Civil correspondiente, dependiendo de la jurisdicción (Capital Federal o Provincia de Buenos Aires con los distintos Departamentos Judiciales) puede haber una demora normal de 5 a 6 meses hasta la declaratoria, a veces un poco menos o un poco más de tiempo. Varía de acuerdo al Juzgado que interviene y a su caudal de trabajo.

Normalmente, en el caso en que todos los herederos estén de acuerdo y toda la documentación esté en regla, hasta la de declaratoria de herederos las sucesiones tardan en promedio unos 4 / 5 meses.

 

¿Qué tipos de sucesiones existen? Existen dos tipos de sucesiones:

   

La sucesión ab intestato (sin testamento), la mayoría y La sucesión testamentaria (con testamento)

 

¿Cuáles son los primeros gastos para iniciar una sucesión?

   

Los gastos en la tramitación de una sucesión se dan por etapas. Pueden ser la obtención de las partidas que acrediten los vínculos entre el fallecido y los herederos, la planilla de inscripción en juicios universales, el bono y el

lex provisional de inicio y los edictos. No es caro.

 

¿El testamento evita tramitar la sucesión?

 

No,

el

testamento

no

evita

tramitar

la

sucesión. Se debe tramitar una sucesión que se

llama testamentaria.

 

¿Se

publican

edictos

en

una sucesión

 

testamentaria?

Si, aunque un heredero se presente con un

7
7

testamento, los Juzgados suelen ordenar publicar edictos igual, para asegurarse de que no existan herederos forzosos y que el testamento sea válido.

 

¿Cuáles son los tipos de testamentos más usados?

 

El testamento ológrafo y el testamento por escritura pública.

¿Puede revocarse

 

un testamento?

 

Si, todas las veces que quiera. Será válido el

último que otorgue, quedando sin efecto todos los anteriores.

¿Qué porcentaje de los bienes es la legítima

 

en

las

sucesiones?

La

legítima

de

los

hijos

es 4/5,

la

de

los

padres 2/3 y

la

del

cónyuge 1/2. Eso

no

significa que hereden ese porcentaje

de

la

herencia, sino que determina cuál es la porción

indisponible por testamento. Lo que exceda de

la legítima es lo que puede ser dispuesto por

testamento

a

favor

de

cualquier

persona

(familiar o no, heredero forzoso o no).

¿Qué pasa cuando una persona muere sin tener herederos ni haber hecho testamento?

 

La herencia queda vacante y los bienes se destinan al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en Capital Federal. No es conveniente dejar la herencia vacante, ya que los bienes no suelen llegar a quienes debieran llegar. Si Ud. No tiene herederos forzosos ni naturales o no desea que lo herede ningún pariente, puede hacer un testamento a favor de alguna institución de bien público, que de este modo ayudará a la comunidad.

¿Se puede iniciar una sucesión

si

algún

 

heredero no está de acuerdo?

Si, alcanza con que un solo heredero la inicie y denuncie la existencia de los demás, quienes será citados por cédula a que hagan valer sus derechos y además serán citados por edictos. Pero cuando se conocen los herederos, es obligación denunciarlos en el primer escrito.

8
8

¿Qué documentación necesito para iniciar una sucesión?

   

Partida de defunción original Partida de nacimiento de los hijos que estén vivos y de defunción si ha fallecido alguno. Partida de matrimonio en caso de que el/la fallecido/a estuviera casado/a. Partida de defunción del cónyuge si era viudo/a. Partidas que acrediten vínculos por otros lazos de parentescos. Datos de cuentas bancarias ó cajas de seguridad (se puede pedir vía judicial pero es más lento) Título de propiedad de inmuebles, automotores, embarcaciones o de cualquier bien registrable inscripto. Informe de Dominio de todos los bienes que serán transmitidos. Boletas de impuesto inmobiliario. Boletas de impuesto municipal. Testamento original en el caso de ser una sucesión testamentaria.

¿Cuáles son los gastos de una sucesión?

 

En la Ciudad de Buenos Aires los gastos de tasa de justicia son del 1,5% del valor proporcional de los bienes que entran en la sucesión, y los gastos de inscripción dependen de los bienes a inscribir. En Provincia de Buenos Aires, la tasa de justicia, es del 2,2% más sobretasa de justicia que es el 10% del monto de la tasa. Además se pagan ingresos brutos y aportes previsionales.

¿Cuándo

termina

una

sucesión?

 

La sucesión termina al inscribirse la misma o la

partición en

el

Registro

de la

Propiedad y

recibir usted el testimonio

inscripto.

Es

un

error frecuente creer que porque ya fue

dictada

la

declaratoria

de

herederos

la

sucesión terminó. No es así. Usted no podrá disponer de los bienes hasta que no haga la inscripción del Registro respectivo.

¿Se puede hacer la sucesión por un solo bien cuando hay varios que integran el acervo hereditario?

 

Si, en principio se puede iniciar la sucesión e

9
9

inscribir

la

declaratoria

de

herederos

sólo

 

respecto

a

un

bien

y

en

el

futuro,

gradualmente,

ir

inscribiendo

los

bienes

restantes. A veces no se conocen

todos los

bienes del difunto de entrada, no se tienen los

datos

precisos

y

luego se

va ampliando la

denuncia de bienes que integran el acervo

sucesorio

 

¿Qué

es

el

acervo

sucesorio?

 

El

acervo

sucesorio

es

la

masa

de

bienes

(inmuebles,

muebles,

embarcaciones,

rodados,

acciones,

inversiones)

que

eran

propiedad del fallecido y que al morir deben pasar por la sucesión.

¿Hereda un cónyuge los bienes gananciales?

 

No, al morir uno de los cónyuges, el otro lo que

hace

es

retirar el

50

%

que

le correspondía

sobre los bienes gananciales, ya que la

sociedad conyugal termina en este caso por

muerte. Si hay hijos, el 50 % restante los heredan los hijos en partes iguales.

Los

bienes

gananciales

son

los

adquiridos

durante el matrimonio.

 

¿Cuánto hereda el cónyuge de los bienes propios?

 

Respecto a los bienes propios del fallecido y habiendo hijos, el cónyuge hereda como si fuera un hijo más. No hereda la mitad. Hereda en la misma proporción que si fuera un hijo. Es decir que si se presentan cónyuge y 4 hijos, el o la cónyuge supérstite (sobreviviente) hereda sólo 1/5 de los bienes. Igual que sus hijos. Los bienes propios son los adquiridos antes del matrimonio o recibidos por herencia o a título gratuito.

¿En qué jurisdicción se inicia una sucesión?

 

La jurisdicción depende del último domicilio real del fallecido, es decir, depende de dónde

vivía. Si el último domicilio era en la ciudad de Buenos Aires, la sucesión se tramitará en los Tribunales Civiles de la Nación, en esta ciudad. Si el último domicilio era en provincia de Buenos Aires, puede iniciarse en los tribunales más cercanos al último domicilio o también solicitar prórroga de jurisdicción a cualquier

localidad

 

de la

 

Provincia.

10
10

No importa donde se encuentren ubicados los bienes que constituyen el legado. Si el último domicilio del causante es la Ciudad de Buenos Aires, allí tramitará su sucesión. Es importante el domicilio que consta en el Certificado de Defunción. Si el último domicilio del fallecido fuera, por ejemplo, Italia y tuviese bienes en la República Argentina, es en esta última donde deberá tramitarse su sucesión.

 

¿Cómo se inscriben los bienes en una sucesión?

 

Los bienes de una sucesión se pueden inscribir en condominio (es decir, todos los herederos son dueños del porcentaje que les pertenece) o bien habiendo hecho una partición o cesión de derechos donde cada uno se adjudica un bien determinado. La inscripción no se hace ante Escribano sino a través de la sucesión.

11
11