Anda di halaman 1dari 106

PROVINCIA DE SANTA CRUZ

PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

TOMO: XXXIX - SENTENCIAS -


REGISTRO: 1077
FOLIOS: 033/085

En la Ciudad de Caleta Olivia, Departamento Deseado, Provincia de Santa


Cruz, a los trece días del mes de julio de dos mil diecisiete, siendo las doce
horas, se reúne la Excma. Cámara en lo Criminal de la Segunda
Circunscripción Judicial, integrada por los Señores Jueces, Dr. Jorge Omar
ALONSO, a cargo de la Presidencia y los Dres. Juan Pablo OLIVERA y
Cristina de los Ángeles LEMBEYE, como Vocales de la misma, junto con la
Señora Secretaria Dra. Laura Inés VALLEBELLA, a los fines de dictar
sentencia en la causa caratulada: “HERNANDEZ ROBERTO ESTEBAN Y
OTROS S/ HOMICIDIO CALIFICADO” Expte. Nº 4280/16, originaria
del Juzgado de Instrucción Nº 1 de la ciudad de Caleta Olivia con el Nº
60.623/15, seguida a: ROBERTO ESTÉBAN HERNANDEZ, de apellido
materno Maldonado Cárcamo, hijo de Juan y de Irene, apodado "Tero", de
nacionalidad argentina, soltero, instruido, nacido en Caleta Olivia, Provincia
de Santa Cruz, el 9 de diciembre de 1981, con último domicilio en Piedra
Buena Nº 2.845 de esta ciudad, actualmente detenido en la Comisaría de
Cañadón Seco, DNI Nº 29.058.546; DAMIÁN CRISTIAN GABRIEL
ROLDAN, de apellido materno Navarro, hijo de Manuel Alberto y de Amalia,
sin apodos, nacido en Caleta Olivia el día 25 de marzo de 1987, de
nacionalidad argentina, instruido, soltero, con último domicilio en Barrio 2 de
Abril Escalera 52 Departamento “A” de esta ciudad, ahora detenido en la
Comisaría de Cañadón Seco, DNI. 32.698.286; OSCAR ANTONIO
CARRAZANA, de apellido materno Maldonado, hijo de Rodolfo Antonio y
de Sara Yolanda, nacido en Caleta Olivia el día 12 de mayo de 1987, de
nacionalidad argentina, instruido, soltero, con último domicilio en Barrio 2 de
Abril Escalera 03 Departamento "B" de esta ciudad, actualmente detenido en
la Alcaidía local, DNI. 32.938.876; y a RODRIGO DARIAN QUIROGA, de
apellido materno Bordón, hijo de Lindor Américo y de Alicia Angélica,
apodado “Gordo” o “Negro”, nacido en Fiambalá, Provincia de Catamarca el
día 28 de marzo de 1983, de nacionalidad argentina, instruido, soltero, con
último domicilio en Barrio 2 de Abril Escalera 52 Departamento "B" de esta
ciudad, ahora detenido en la Alcaidía local, DNI. 30.649.685. Intervienen en
el proceso: el Sr. Fiscal de Cámara Dr. Carlos Rubén Rearte en forma

1
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

conjunta con el Fiscal de grado Dr. Martín Sebastián Sedán, y el Letrado


Adjunto de Fiscalía de Cámara Dr. Ramiro López Chiartano; la parte
Querellante y Actor Civil Sr. Bonifacio Barrera, representado por su letrado
apoderado Dr. Alberto José Luciani; el Sr. Defensor particular de los
imputados Quiroga y Carrazana Dr. Marcelo Fernández; el Sr. Defensor
particular y letrado patrocinante en la causa civil de los imputados Hernández
y Roldán, Dr. Edgardo Fabián Edelcopp y apoderado del Sindicato de Petróleo
y Gas Privado de Santa Cruz en la acción Civil; los co-defensores particulares
Dra. Débora Ruth Ferrari, por el imputado Hernández y Dr. Gerard Gramática
Bosch por el imputado Roldán.

Y RESULTANDO:
Que arriba el presente expediente a este Tribunal en
virtud de los requerimientos de elevación a juicio efectuados por la parte
Querellante y por el Fiscal de grado obrantes a fs. 3403/3419vta y fs.
3464/3509vta respectivamente, y en los que se imputa a los procesados: a) por
parte de la Querella “tentativa de homicidio, múltiplemente agravado por
haber sido cometido por el uso de armas de fuego, por haber sido cometido
por un medio idóneo para crear un peligro común y por haber sido cometido
con el concurso premeditado de dos o más personas, en calidad de coautores”,
y por el Fiscal de grado el delito de: “Homicidio en concurso ideal con
tentativa de homicidio, ambos delitos múltiplemente agravados por haber sido
cometidos por un medio idóneo para crear un peligro común y con el concurso
premeditado de dos o más personas, en calidad de coautores” (Arts. 79, 80
incs. 5° y 6°, 42, 45 y 54 del C.P.). El Requerimiento Fiscal de Elevación a
Juicio, sostiene la responsabilidad penal de los imputados: “en los hechos que
se investigan en los presentes autos, debido a que el día 09 de abril de 2015,
siendo las 12:15 hs. aproximadamente, un grupo de alrededor de sesenta
personas, afiliados al sindicato de la UOCRA entre quienes se encontraban
Reynaldo Vargas Flores y Bonifacio Barrera, se hicieron presente en la
intersección de Avenida Güemes y calle Lavalle de esta ciudad de Caleta
Olivia, parándose en la vereda del local comercial denominado Hiper
Tehuelche, esto es, frente al Sindicato de Petroleros y Gas Privado que se
encuentra cruzando la Avenida Güemes, momento en el cual comenzaron a
tocar bombos y a efectuar cánticos relacionados a la protesta que estaba

2
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

dirigida a solicitar puestos de trabajos al Sindicato de Petroleros y Gas


Privado de la Provincia de Santa Cruz. En esas circunstancias de tiempo y
lugar se hizo presente un grupo de cuatro personas a bordo de un rodado
marca Volkswagen Gol, color Blanco Dominio LJY 408, conducido por
OSCAR ANTONIO CARRAZANA, quienes venían circulando por calle
Güemes en sentido Sur Norte, doblando sobre Güemes en "U", regresando en
sentido contrario por el otro carril de esa Avenida, en sentido Norte Sur,
hasta calle Lavalle en donde dobló en contramano, estacionándose en parte
exterior del Sindicato y sobre Calle Lavalle, descendiendo estas cuatro
personas del rodado, quienes ingresaron al Sindicato por la puerta del frente
sobre calle Güemes, saliendo del interior del local del Sindicato, por la misma
puerta e inmediatamente después de que ingresaran esas cuatro personas, un
grupo de diez personas aproximadamente, entre quienes estaba RODRIGO
DARIAN QUIROGA, alias El Pequeño Juan, portando un arma de fuego tipo
escopeta quien comenzó, sin más desde la parte exterior del Sindicato de
Petroleros y pese a encontrarse en una zona céntrica de la ciudad en donde
circula habitualmente una cantidad indeterminada de personas atento a la
ubicación de diversos locales comerciales en el lugar, a efectuar disparos del
arma de fuego que portaba en dirección al grupo de afiliados a la UOCRA
que se encontraba en frente del Sindicato de Petroleros con la clara intención
de provocarle la muerte a algunas de esas personas afiliadas al Sindicato
UOCRA. En esas circunstancias de tiempo y lugar, DAMIAN CRISTIAN
GABRIEL ROLDAN, HERNÁNDEZ ROBERTO ESTEBAN y OSCAR
ANTONIO CARRAZANA junto a un grupo de personas que se encontraba en
el interior del Sindicato de Petroleros y Gas Privado de la Provincia de Santa
Cruz, entre quienes se encontraban las personas que habían descendido del
rodado mencionado anteriormente, se sumaron a la agresión que efectuaba la
persona anteriormente referida y comenzaron a efectuar, también, disparos
con otras armas de fuego tipo revólver y pistolas, desde la planta baja del
Sindicato y desde la ventana del primer piso, siempre en dirección al grupo
de afiliados del Sindicato UOCRA que se encontraban cantando frente al
Sindicato, con la clara intención de provocarles la muerte a algunas de esas
personas afiliadas al Sindicato UOCRA disparando, entre todos, treinta
proyectiles aproximadamente, impactando algunos de esos proyectiles en

3
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

rodados que se encontraban estacionados en cercanías del lugar,


perforándolos, mientras otros impactaron en palmas y en estructuras de la
construcción que se está llevando adelante en el predio del local comercial
denominado "Hiper Tehuelche". Debido al accionar de los imputados, uno de
los proyectiles de bala disparados impactó en el cuerpo de uno de los
afiliados al Sindicato de la UOCRA, el Sr. Reynaldo Vargas Flores,
provocándole la muerte por Hemoneumotorax Bilateral por herida de Arma
de Fuego, mientras otro de los proyectiles impactó sobre otro afiliado, Sr.
Bonifacio Barrera, provocándole una herida de arma de fuego dejando
alojado un resto plomizo en la región de cadera sínfisis pubiana.
Posteriormente, unos pocos minutos después de esta agresión con armas de
fuego, DAMIAN CRISTIAN GABRIEL ROLDAN, HERNÁNDEZ ROBERTO
ESTEBAN Y OSCAR ANTONIO CARRAZANA y una persona más que no ha
podido ser identificada hasta el momento, salieron del interior del Sindicato
de Petroleros y Gas Privado, portando armas de fuego y subiendo al rodado
marca Volkswagen Gol color bordo dominio DDA 757 que se encontraba
estacionado en calle Lavalle, a unos 30 metros aproximadamente del
Sindicato de Petroleros y Gas Privado, para darse a la fuga en contramano,
siendo posteriormente perseguidos por personal policial que fue alertado de
la situación y luego de que uno de los ocupantes del rodado se diera a la fuga,
comenzándose una persecución por diversas calles de la ciudad, arrojando
los ocupantes del vehículo perseguido, desde el interior del rodado, una
mochila marca HP con la inscripción Helmerich & Payne (Argentina DC rig
336-1 año) que contenía en su interior diez armas de fuego a saber: una
pistola marca Bersa, calibre 360, número de serie P 47114; Pistola marca
Bersa, calibre 22, LR, Serie 748568; pistola marca Bersa Plateada calibre
380, serie A 16048; pistola Bersa Modelo Thunder 9, número de serie 661662
9 x 19 mm; Una pistola marca Jericcho 941F, Serie 95301463 9 x 19 mm; Un
revólver marca Smith & Wesson serie 32 LONG CTG; Arma tipo revólver
marca Doverman calibre 22 largo serie 100 numeración 004965 en su
empuñadura; arma tipo revólver marca Smith & Wesson serie 502549; Arma
tipo revólver marca TALA serie 30658 en su tambor en su alvéolo nº 1 restos
de una vaina y en el alveolo Nº 2 posee un cartucho 22 percutido; Un arma de
fuego tipo revólver marca TANQUE serie 24532.- Asimismo, otras dos

4
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

personas se salieron del interior del Sindicato por un portón que da a la calle
Lavalle, retirándose a pie del lugar. Posteriormente personal policial, luego
de una breve persecución, logró aprehender a los imputados en la
intersección de calles Maipú y Máximo Berezosky de esta ciudad,
procediéndose a la aprehensión del resto de los ocupantes del edificio al
momento de salir por sus propios medios, minutos después y luego de que se
hicieran presentes en el lugar personal policial de la división Infantería entre
otros efectivos policiales, del interior del local del Sindicato de Petroleros y
Gas Privado”.
Durante el debate, las partes acordaron la incorporación
por lectura de los testimonios de: Adolfo Maximiliano ACOSTA; Oscar Raúl
COLOMA; Miguel Angel HECHEGARAY; (FS.3763VTA) y a fs. 3811vta
de: Daniel Antonio FLORES; Eda RODRIGUEZ; Jorgelina Beatriz
CARRIZO ZUÑIGA; Javier Nicolás HERRERA; Néstor David JONES; Jorge
Ariel VEGA; Richard Ángelo SANTILLAN; Maximiliano Emanuel
OCAMPO; Paola Belén VENTURA; José Guillermo OVIEDO; Ivana VILTE;
Ángel Ricardo GOMEZ; Daniel Rubén AGUDO; Jonathan HERRERA; Raúl
Alejandro ROMERO; Enzo Denis GONZALEZ; Luis Nicolás ROMERO;
Félix Emilio REBANAL; Luis Alberto HERRERA; Benito Amílcar
FLEITAS; Sergio Germán BROLLO; Santiago HUERTA; Héctor Claudio
SALAMANCA; Marcelo Fabián CORZO; Abel Eliseo HERRERA; Edgardo
Alcides FERNANDEZ; Juan Matías DIDER MERCAU; Rosa Alicia
BRELIS; Oscar Alejandro DIAZ; Néstor Emanuel AGUILAR; Samuel Sergio
CASTILLO; Mauro Alejandro NEUQUEN; Sergio Abel DELGADO; Jorge
Ismael GONZALEZ, Marcos Iván CARRAZANA, Marcelo Daniel PALMA;
Mauro José REYES; Mauro Ezequiel CARRAZANA; Eduardo Enrique
MORENO; Reinaldo Andrés COLMAN e Iser Juan WEGORZ y Leopoldo
PURICELLI.
Al momento de alegar, el letrado apoderado de la querella,
Dr. Alberto Luciani, y manifestó que: Mantiene la acusación y los hechos
como también la pretensión civil, lo que consideró probado al igual que la
calificación legal (tentativa de homicidio múltiplemente agravado, por haber
sido cometido por un medio idóneo para crear un peligro común y por haber
sido cometido con el concurso premeditado de dos o más personas, en calidad

5
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

de coautores, Arts.79, 80 inc. 5° y 6°, 42 y 45 del C.P.). Que a través de las


declaraciones de los testigos, que dividió en tres grupos: el primero
pertenecientes a la UOCRA, a quienes nombró, el segundo relacionados con el
Sindicato de Petroleros y el tercero integrado por el personal policial que tomó
intervención. Sostuvo que se ha acreditado que el 9 de abril de 2015, con
pequeñas variaciones entre los testigos, en circunstancia que se encontraban al
menos sesenta compañeros del gremio de la UOCRA concentrados en la
Municipalidad local haciendo un reclamo por subsidios y otras cuestiones,
deciden marchar hacia la Seccional Segunda donde estaba el entonces
Gobernador Daniel Peralta; deciden detenerse frente al Sindicato de Petroleros
sito en Güemes y Lavalle de esta ciudad, para reclamar por el despido de
cuarenta y cinco compañeros en Pico Truncado, que se encontraban
construyendo la sede del Sindicato de Petroleros en esa ciudad. En esas
circunstancias, donde se ha acreditado que el reclamo era pacífico y que solo
tenían bombos, banderas y cánticos y también que en ese momento buscan a
otros empleados de la UOCRA que se encontraban trabajando en la
construcción del Hiper Tehuelche frente al mencionado sindicato, arribó un
rodado color blanco, en dirección sur – norte y giró en “U” retomando por
Güemes en sentido norte – sur doblando por Lavalle en contramano y se
detuvo, bajaron cuatro personas con un bolso, entraron al sindicato e
inmediatamente egresó uno de esos hombres y comenzó a disparar hacia ellos
con una escopeta, luego se escuchó el sonido de vidrios rotos y una multitud
de disparos desde la parte superior del sindicato y desde allí otras personas
comenzaron a disparar, un sujeto sacó el cuerpo por la ventana y efectuó
disparos con un arma automática. Se logró acreditar también, por el
testimonio de Franco Barros, que éste les pedía a los gritos que no dispararan
porque dos de sus compañeros se encontraban heridos en el suelo, después
observó que egresaron cuatro personas portando armas de fuego y que se
subieron a un rodado color bordó que estaba estacionado sobre calle Lavalle
retirándose en contramano. Se describió a las personas que descendieron del
automóvil blanco: uno delgado de 1,60 mts que usaba una gorra tipo capucha,
campera negra con detalles blancos, pantalón de jean azul claro; otro de tez
trigueña, de 1,50, con capucha; otro más alto que los anteriores, delgado y el
cuarto reúne las mismas características anteriores. En relación a las personas

6
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

que observaron la realización de los disparos, en la vereda del sindicato,


dijeron que era una persona de 1,70 mt de altura, con cabellos a la altura de los
hombros, tez blanca, señalaron que también disparaba una persona de
contextura grande, morocho con tatuajes en los antebrazos, esta persona es la
que refieren tendría una escopeta en sus manos. Entienden algunos de estos
testigos que las personas que vieron ingresar al sindicato son las mismas que
dispararon y luego se dieron a la fuga. Luego refieren las circunstancias en las
que cae Reynaldo Vargas y es atendido por personal policial. Ven cómo queda
tendido su mandante Bonifacio Barrera, ya que tenía una herida en una de las
piernas. La declaración de los policías Javier Bordón, Francisco Martínez,
Cristian Ismael Chocobar Sajama, Ríos René, Diego Suárez, Carlos Andrés
Gutiérrez, Mella, Damián Enrique Bayón, Alfredo Rolando Zapana, Rubén
Omar Almirón, de los cuales algunos manifiestan las circunstancias en que se
enteran de lo ocurrido frente al sindicato ya que se dio aviso a todas las
dependencias. Otros dicen el modo en que se les da aviso de la huida de un
vehículo VW Gol bordó con la luneta rota, que salió del sindicato y que
estaría implicado en los hechos. Cómo por vía radial se comunica de la
situación y se solicitaba colaboración; se dispuso así hacer un rastrillaje,
relatan cómo fue la persecución, que salieron en dos móviles, uno a cargo de
Ludueña lo relata en su declaración testimonial, que el Cabo Ríos, Chocobar y
Martínez, se dirigieron hacia la terminal de ómnibus, observando que por calle
Israel iba un vehículo de similares características al referido, lo siguen de
cerca, entra a la terminal y arroja un bolso. Ese bolso quedó con una consigna
policial. Luego se llamaron testigos para abrir y constatar qué tenía. Retoma
su huida por la Av. Tierra del Fuego hacia la escuela 29, donde el vehículo
comenzó a fallar y paró, deteniéndose a tres de los aquí imputados,
Hernández, Roldán y Carrazana. La Bioquímica Melamud es quien hace el
procedimiento de detección de pólvora (que describe) y que la prueba le dio
resultado positivo a los imputados, con excepción de Hernández. Luego
tenemos -continuó diciendo- las declaraciones testimoniales de personas
relacionadas con el Sindicato de Petroleros, Diego Reynaldo Morales,
Guzmán, Raúl Gallardo, Javier Nicolás Herrera, Jorge Ariel Vega, Richard
Ángelo Santillán, Enrique Pfoh, Aldo Andrada y Osvaldo Villa, este último es
el personal que estaba a cargo de la seguridad del sindicato y es empleado de

7
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

la empresa de seguridad de Pródromos, a la cual el Secretario General del


Sindicato de Petroleros le confió la seguridad del sindicato y de su persona.
Hace hincapié en la pericia del médico forense acreditando la herida por arma
de fuego que sufrió su poderdante, de la que le queda una cicatriz visible en la
cadera del lado izquierdo. La contestación del oficio de la empresa Claro,
adjuntando detalle de llamadas entrantes y salientes de la línea telefónica
perteneciente a Claudio Vidal, desde el 1.4.2015 al 10.4.2015. Otro informe
de la empresa Claro, en el que informan la titularidad de otras líneas
telefónicas de personas relacionadas al gremio de petroleros. Abonados con
comunicaciones cruzadas, así Quiroga con Claudio Vidal, Rivera Mauna y
Carrazana. Eduardo Vacilio Cook. Mensajes de texto de Rodrigo Quiroga y
Carrazana a Claudio Vidal. La responsabilidad de los imputados está
plenamente acreditada. Pergeñaron y participaron de un plan común,
Dispararon con dolo homicida en contra de los manifestantes de la UOCRA.
La manifestación de la UOCRA era pacífica. Cuando empezó el tiroteo una
persona dispara desde UOCRA hacia Petroleros con clara intención de defensa
frente a la tremenda balacera que recibían del otro lado. No se ha acreditado
ninguna causa de justificación, ninguna excusa absolutoria ni supuesto de
inculpabilidad -agregó-. Sostuvo que los cuatro imputados son responsables
por sus actos e imputables de acuerdo a las pericias que se han producido, por
lo tanto no hay ningún factor de inimputabilidad ni de inculpabilidad; nos
encontramos en la especie con una conducta típica, antijurídica, culpable y
punible. Los embates de los Sres. Defensores al intentar acreditar que fueron
atacados por parte de los manifestantes de la UOCRA no han sido acreditados.
Que los continuos pedidos de cambio de calificación legal hacia figuras menos
gravosas, basados en argumentos que cuestionan la autoría de alguno de los
imputados tampoco puede prosperar. El fiscal de instrucción hizo un trabajo
correcto, minucioso y prolijo, que su teoría del caso ha sido acreditada. Hubo
una convergencia intencional respecto de los disparos ejecutados por parte de
los cuatro imputados y de algunos más que no han podido ser identificados; se
probó que los cuatro imputados pertenecían a una especie de banda que era
utilizada por el Secretario General del Gremio, no sólo para atacar a terceras
personas que nada tienen que ver con el gremio, como es el caso de la
UOCRA, sino contra sus propios miembros de Comisión Directiva o algunos

8
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

delegados disidentes como los que han venido a declarar en éste debate, como
los Sres. De Sousa, Uribe, Martín Oñate y Néstor Vivares, miembros de la
Comisión Directiva de Claudio Vidal. Todos ellos han declarado en forma
uniforme y conteste acerca de hechos de violencia, una metodología tendiente
e excluirlos de la actividad sindical para que de esa manera el Sr. Claudio
Vidal pudiera ejercer su poder sindical, personal y económico sin ninguna
traba ni control, contando para eso con recursos ilimitados. Se han acreditado
los cuantiosos fondos destinados por el Sindicato a seguridad, a la empresa de
Pródromos, y que constituye una especie de blanqueo, porque el día de los
hechos los dos empleados de esa empresa se encerraron bajo llave y ninguna
intervención tuvieron para impedir la violencia. Se ha acreditado que hubo una
planificación previa de los imputados, que recibieron órdenes de personas con
capacidad de decisión dentro del gremio, que se concentra en cabeza de
Claudio Vidal. El día de los hechos se planificó ejercer violencia en contra de
los manifestantes de la UOCRA, y para eso se hizo salir al personal femenino
administrativo que trabajaba en esas dependencias. Que es importante el
testimonio -incorporado por lectura- del por entonces abogado del sindicato de
petroleros, Dr. Puricelli, quien dijo que fue a dejar su vehículo a otro lugar
porque iba a haber hechos de violencia en el sindicato, pero él no se fue,
estuvo adentro del sindicato por lo cual claramente no sintieron temor por lo
que iba a pasar con la UOCRA, sino que se planificó una agresión del
Sindicato de Petroleros al de la UOCRA, sino no se entiende porqué el
abogado no se fue a otro lugar. No se acreditó que hubiera un peligro concreto
para las personas o los bienes del Sindicato, una agresión ilegítima. La autoría
fue planificada y se dividieron los roles. Algunos ejercieron actos de violencia
con determinadas armas, como es el caso de Quiroga que utilizó una escopeta
con munición anti tumulto, y en relación a él no se pudo acreditar que utilizara
otro tipo de arma de fuego. Pero si había un plan entre los cuatro de ejercer
violencia y con ánimo homicida en contra de los miembros de la UOCRA. Se
ha acreditado la cantidad de armas que se secuestraron, dentro del bolso
arrojado había diez armas, todas con capacidad operativa y que habían sido
disparadas, y estaba la que se utilizó para matar a Reynaldo Vargas. Las
armas entraron y salieron del Sindicato, llegaron en el auto blanco y se fueron
en el Gol bordó en el que se detiene a tres de los imputados. Eran muchas

9
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

armas, algunas de alto calibre, y eso prueba que se han usado medios para
crear un peligro común, por lo tanto, la agravante que se pidiera
oportunamente del Art. 80 inc. 5° del C.P., en grado de tentativa, que es la
calificación propiciada por esta parte, ha sido plenamente acreditada. Debe
tenerse en cuenta la cantidad de armas de fuego y de tiradores, el lugar. Se
estableció que había tres trayectorias de disparos, en ese lugar y a esa hora
crearon un peligro común para la ciudadanía que en ese momento transitaba
por ese sitio céntrico de esta ciudad. Por lo que entiende que tal calificación
legal se encuentra acreditada. No se debe perder de vista la gravedad del
hecho, el peligro en que estuvieron los transeúntes y no solo la gente de la
UOCRA. No hubo más víctimas por un azar del destino. No se puede
disculpar ni justificar la tremenda balacera que llevaron adelante los
imputados recibiendo órdenes del Secretario General del gremio petrolero. Si
se avalara esto, podría volver a ocurrir.
En cuanto a la otra agravante, la del concurso premeditado
de dos o más personas, entiende que también se ha configurado. Hubo un plan,
recibieron mensajes, se repartieron las armas, esas armas ingresaron en forma
planificada al gremio, en donde hay un servicio de seguridad, que, como
decían, no deja pasar a cualquiera ni cualquier cosa, todo fue ordenado y
planificado, no hubo azar. Que las personas se distribuyeron determinados
roles, algunos subieron y dispararon desde la parte superior del sindicato tal
como ha quedado acreditado, otros dispararon desde la puerta del sindicato. El
reparto de roles delictivos en contra de las víctimas está claramente
establecido en esta causa. La agravante mencionada no exige un plan
minucioso relativo a todas las dificultades que puedan presentarse, pero si que
el plan esté delineado a groso modo, como ha quedado acreditado en este
caso. Reiteró a esta altura que la manifestación de la UOCRA era pacífica y
que no se ha probado ninguna agresión hacia el Sindicato de Petroleros en ese
momento, tampoco hay ninguna evidencia de un antecedente previo de
agresiones del gremio de la UOCRA hacia el gremio de Petroleros en la
ciudad de Pico Truncado, eso fue descartado por un miembro de la Comisión
Directiva del sindicato, en concreto Cares, que dijo que cuando concurrieron
manifestantes de la UOCRA frente al sindicato en aquella ciudad
inmediatamente se hizo presente la fuerza policial y el incidente no pasó a

10
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

mayores y que él entró y salió sin ningún tipo de problema; tampoco es cierto
que la intención de la UOCRA era la de tomar el Sindicato de Petroleros, no
hay ninguna evidencia ni dato objetivo que avale tal hipótesis. Los testimonios
indican que llegó un Gol de color blanco, dentro del cual estaban Oscar
Carrazana al volante acompañado por Roberto Hernández y Damián Roldán,
en el transcurso de esa secuencia se sabe que en la vereda del sindicato había
gran cantidad de gente identificada con la actividad petrolera conversando
entre ella y hablando por teléfono y todos los indicios señalan que estaban
recibiendo órdenes del personal superior habilitado para dar esas órdenes,
algunos referían insultos en actitud desafiante a miembros de la UOCRA, es
decir que la conflictividad empezó desde petroleros hacia la UOCRA.
Carrrazana, Hernández y Roldán descendieron del gol blanco con un bolso
lleno de armas y allí se encontraron con Rodrigo Quiroga. Hace referencia a
mensajes comunicaciones telefónicas entre los imputados el día del hecho.
Incluso algunos testigos indican que vieron a Quiroga hablar por teléfono en el
exterior del sindicato, esto muestra que todo fue planificado y no imprevisto,
nada fue al azar. No hubo más personas afectadas por una casualidad del
destino. El hecho de que el proyectil que todavía tiene alojado Bonifacio
Barrera en su cadera, en medio de esa balacera no lo matara ha sido un
resultado del azar, la intención era claramente homicida. Tulia Castillo, vecina
y docente de esta ciudad, expresó la gran cantidad de personas que había en
ese lugar que como ella nada tenían que ver con los sucesos ni con ninguna
reyerta de las que se estaban produciendo ese día, dijo de la cantidad de
disparos y que ella también podría haber sido una víctima. Por otra parte, se
intentó hacer ver que el Sindicato fue atacado, que había un sinnúmero de
orificios de bala en las paredes. Eso fue desvirtuado por testimonios que
dieron cuenta de que esos ataques eran de vieja data. Se han acreditado por lo
menos treinta disparos por parte de miembros del Sindicato de Petroleros
hacia el grupo de la UOCRA. Aunque, sostuvo, fueron muchos más, pero se
borraron evidencias en esta causa. Hizo referencia a la peligrosidad
evidenciada por los imputados y por el Secretario General del Sindicato de
Petroleros, en cuanto a la gran cantidad de armas que se secuestraron y otras
que no pudieron secuestrarse, ha sido una constante en la gestión de Claudio
Vidal. Miembros de su misma Comisión han sido contestes en relación al

11
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

punto. ¿Por qué no se hizo un allanamiento en el edificio sindical?. Son


errores que en otros hechos no hubieran acontecido. Que los imputados
pertenezcan a un gremio no justifica que se los valore de manera diferente.
Los imputados fueron alojados donde más les convenía, recibieron viandas
todos los días, a dos de ellos se les entregaron casas mientras estuvieron
detenidos. Si no hubiera una decisión de la más alta esfera del Sindicato de
darles impunidad, esos privilegios no hubieran ocurrido.
Que de acuerdo a la prueba a las que hizo mención y a los
hechos por los que solicitó la elevación a juicio, pidió pena con los
parámetros de los arts. 40 y 41 del C.P. En los cuatro casos tuvo en cuenta la
peligrosidad evidenciada, la utilización de gran cantidad de armas de fuego en
lugar céntrico, en una hora en la que transita mucha gente, que se trató de una
banda organizada con una gran capacidad operativa, nunca antes vista en
Santa Cruz; que no hay arrepentimiento alguno de los imputados. En concreto
pidió para Quiroga y Carrazana la pena de 10 años de prisión, y para Roldán y
Hernández, 15 años de prisión, por la misma calificación legal a que hizo
referencia anteriormente.
En cuanto a la acción civil sostuvo que fueron acreditadas
las pretensiones de su parte, por lo que el pedido resarcitorio debe prosperar.
Afirmó que dos de los imputados no han respondido la demanda civil, por lo
tanto solicitó se los tenga por confesos de manera ficta. Los graves daños de
Bonifacio Barrera han sido probados, las secuelas traumáticas están claras, el
daño moral de casi haber perdido la vida, y de ver cómo un compañero de
lucha sindical murió a su lado también. El daño moral debe ser indemnizado.
Luego el Sr. Fiscal de Cámara, Dr. Carlos Rearte, alegó:
El hecho que se le atribuye a Roberto Estéban HERNÁNDEZ, Damián
Cristian Gabriel ROLDÁN, Oscar Antonio CARRAZANA y Rodrigo Darián
QUIROGA ocurrió el día 9 de abril de 2015, siendo aproximadamente las
12:15 hs. cuando un grupo de alrededor de 60 personas del sindicato de la
UOCRA, entre los que se encontraban Reynaldo Vargas Flores y Bonifacio
Barrera, se hizo presente frente al sindicato de petroleros de esta ciudad,
comenzando a tocar bombos y cánticos a fin de solicitar puestos de trabajo. En
esas circunstancias de tiempo y lugar un grupo de cuatro personas a bordo de
un rodado VW Gol color blanco, dominio LJY 408 conducido por Oscar

12
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

Carrazana estacionó en la parte exterior del Sindicato de Petroleros,


ingresando al mismo. Inmediatamente después egresa del mismo edificio un
grupo aproximado de diez personas, entre las que se encontraba Rodrigo
QUIROGA, quien portaba un arma de fuego tipo escopeta comenzando a
efectuar disparos en esa zona céntrica de la ciudad y en dirección al grupo de
la UOCRA. En esas mismas circunstancias los imputados ROLDAN y
CARRAZANA, que se encontraban en el interior del edificio, se sumaron a la
agresión y comenzaron también a efectuar disparos con armas de fuego tipo
revólver y pistolas desde la planta baja y desde la ventana del primer piso,
siempre en dirección al grupo de manifestantes de la UOCRA. Debido al
accionar de los imputados uno de los proyectiles impactó en el cuerpo de
Reynaldo Vargas provocándole la muerte por arma de fuego, mientras otro
proyectil impactó sobre el Sr. Bonifacio Barrera, afiliado de la UOCRA,
provocándole herida de arma de fuego dejando alojado un resto plomizo en la
región de la cadera. Los imputados ROLDAN, CARRAZANA y
HERNÁNDEZ salieron del interior del Sindicato portando una mochila con
armas de fuego en su interior, subieron al rodado VW Gol color bordó
dominio DDA 757 que estaba estacionado sobre calle Lavalle y emprendieron
la fuga, siendo perseguidos posteriormente por personal policial; uno de los
imputados arrojó la mochila que contenía en su interior diez armas de fuego,
habiendo sido aprehendidos posteriormente por personal policial.
Que ha sido -dijo- una causa muy compleja con
muchísimos testigos quienes han concurrido a declarar durante el transcurso
del debate. Los imputados han negado ciertas atribuciones de los hechos y
manifestaron en sus declaraciones cuál ha sido su verdad. Que durante el
debate se han visualizado distintos testimonios muy compactos y de grupos
distintos, uno de la UOCRA y otro del Sindicato de Petroleros. Los de la
UOCRA se encontraban manifestando pacíficamente frente a la Municipalidad
desde días atrás, fueron, por inquietud de los mismos dirigentes de la
UOCRA, a manifestarse al Sindicato de Petroleros por despidos de algunos
afiliados en Pico Truncado. Se sabía de antemano de algunos acontecimientos
en esa localidad, lo que fue referenciado por algunos testigos como el
Comisario General Abboud y el encargado de la seguridad del Sindicato,
Prodromos. La cuestión es que espontáneamente los afiliados de la UOCRA

13
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

decidieron marchar, refieren que iban con banderas y tambores. Querían


expresarse frente al Sindicato de Petroleros. Eran 60 personas
aproximadamente, algunos dicen más, otros menos. Que era una
manifestación pacífica, así lo dijo la gran mayoría de los testigos identificados
con el gremio de la UOCRA. Los testigos con alguna vinculación al Sindicato
de Petroleros dijeron que la actitud de los manifestantes era agresiva y que
hacían cosas tales como tirar piedras, utilizar armas, petardos y tiros. En ese
momento llega al lugar un vehículo Gol blanco conducido por Carrazana,
acompañado de dos personas más, se baja con un bolso e ingresa al Sindicato.
Luego de unos minutos salen cerca de diez personas, entre ellos Quiroga, que
realiza disparos con una escopeta. Quiroga dijo que era para arriba, pero
testigos como Rearte, de la UOCRA, refiere que apuntaba a las personas.
Otros integrantes del gremio realizan disparos hacia afuera del Sindicato. En
ese preciso momento pasa una persona no vinculada a ninguno de los grupos,
la testigo Tulia Castillo, que circulaba por calle Lavalle, frente a un gimnasio
muy conocido, y que vio entre los que se manifestaban una persona con un
arma de fuego que hacía tiros y muchos que corrían. Evidentemente, a raíz de
los disparos realizados desde el sector de petroleros hubo consecuencias muy
graves. Esas agresiones, que partieron desde el Sindicato, causaron el
fallecimiento de una persona y las lesiones de otra. Concretamente todos los
testigos refieren la actitud de dispersión, de un evidente descontrol, corridas,
ruidos de disparos, golpes, muchas situaciones difíciles que impidieron
observar y precisar quiénes fueron los que dispararon. Durante el desarrollo
del debate ninguno de los testigos pudo establecerlo concretamente. Al único
que reconocieron fue a Quiroga. Sólo se referenció de dónde provenían los
disparos. Algunos dijeron que provenían de todos lados, otros que era de la
parte superior del edificio, desde una ventana. De las pericias realizadas por el
Lic. Sgarzini se estableció que desde el lado del Sindicato hubo tres puntos de
tiro, uno ubicado al lado del balancín, otro en cercanías de la puerta y otro
ubicado en la parte superior. También dijo que hubo otro punto de tiro desde
el lado donde estaban los manifestantes de la UOCRA, es decir desde la
vereda del Hiper Tehuelche, refiriendo que éstas eran vainas de calibre 22. En
las instalaciones del Sindicato, en la parte exterior, había vainas de 9mm y
calibre 38. Se determinó entonces de dónde venían cada uno de los disparos.

14
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

La muerte de Reinaldo Vargas fue explicada por el Dr. Vera Maydana, quien
graficó el ingreso de la bala, que traspuso el brazo e ingresó a la zona toráxica
de arriba hacia abajo y produjo la muerte, explicando que el disparo pudo
tener esa dirección. A pocos metros se encontraba la otra víctima tirada y tuvo
las lesiones certificadas por los médicos. Luego de esa situación se produjo la
salida de tres de los imputados: Hernández, Carrazana y Roldán con un bolso
con 10 armas de fuego. Se dirigieron a la zona de la terminal local donde a
raíz de la persecución policial, paran, tiran las armas y continúan con la fuga,
siendo detenidos cerca de la escuela N° 29. Esos son los hechos acreditados
desde la perspectiva de la Fiscalía. A raíz de esta situación, es importante
aclarar qué es lo que se ha podido probar y qué no. Pudimos probar que
algunos de los imputados tenían restos de pólvora “puntillado”, lo que denota
claramente la posibilidad de que los mismos hayan disparado armas de fuego,
como en el caso de Roldán, Quiroga y Carrazana, no así de Hernández. Sí se
probó su presencia en el lugar y la huída. En el caso de Quiroga, que disparó
un arma, lo que él mismo reconoció.
Todos tuvieron participación en el hecho que se les
atribuye, dijo, el tema es qué tipo de participación tuvieron. La circunstancia
de encontrarse en el lugar de los hechos, haber ingresado y haberse hallado en
sus manos restos de pólvora en forma de puntillado, prueba que los imputados
ejercieron la acción de disparar armas de fuego. Conforme hizo referencia la
Bioquímica Melamud. Además, dijeron que dispararon. Quiroga reconoció
incluso con qué tipo de arma lo hizo. Con relación a Hernández no se
determinó que hubiera usado arma de fuego, pero sí que estuvo adentro del
Sindicato. Tres personas utilizaron armas. También existieron otras cuatro que
utilizaron armas, lo que consta en la Instrucción y que por circunstancias
procesales no llegaron a esta instancia de juicio. Escuché -continuó diciendo-
los argumentos de la querella sobre el hecho y la responsabilidad atribuida.
Son los fundamentos del fiscal de grado en su requerimiento de elevación a
juicio, según la teoría de Maurach sobre las acciones y conductas aditivas, lo
que no comparto porque considero que el Código Penal Argentino da
respuesta a este tipo de acciones. Considero que no se probó quién es la
persona que disparó y mató a Reynaldo Vargas e hirió a Barrera. Fueron
muchos los que dispararon en función de lo que dijeron los testigos y peritos,

15
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

y no hay rastros papilares sobre las armas peritadas. Y si bien se encontró el


arma homicida, la Jericho 9mm, conforme lo dijo el perito Fleitas, no se sabe
quién mató. El Código establece resultados claramente identificados y que en
algún momento fueron planteados y desechados durante la instrucción, me
refiero a las conductas tipificadas en el Art. 95 del Código Penal Argentino.
Básicamente a la agresión, que es el acometimiento de varios en contra de
otros que pueden limitarse a la defensa de ese acometimiento o pueden
formalizar un rechazo a ese tipo de agresión. La figura requiere que tomen
parte más de cuatro personas. Se dieron las circunstancias de ese tipo penal.
Básicamente porque no está individualizado el autor que cometió el hecho y el
resultado que se les atribuye, aquí hay sentadas cuatro personas, pero hubo
cuatro más a los que les dio positivo el dermonitrotest y que por las
circunstancias a las que seguramente la defensa hará mención, no fueron
elevadas a juicio. Entonces, consideró, no se puede aplicar la máxima
taxatividad legal en circunstancias en que los únicos imputados que han
llegado a esta instancia son sólo estos cuatro, los aquí juzgados. En este
sentido, esta Fiscalía debe tener objetividad y racionalidad en relación a las
personas que son sometidas a juicio, agregó. Falta certeza sobre la autoría del
resultado. Consideró que en el caso de Quiroga, Roldán y Carrazana, la
calificación que corresponde aplicar es la del art. 95 CP, homicidio y lesiones
en agresión. A Hernández no se le encontró dermotest positivo. De todos
modos estuvo en el lugar de los hechos, él mismo lo reconoce. Con Carrazana
y Roldán se llevaron las armas en su automóvil bordó, dejando el bolso en
cercanías de la terminal. La responsabilidad que considera debe atribuírsele es
la de de encubrimiento en grado de tentativa, Art. 277 inc. 1° apartado “b” y
art. 42 del C.P. porque su acción fue la de retirar las armas utilizadas en el
hecho para ocultarlas, y al ser sorprendidos por la policía no pudo lograrlo. Es
decir, ocultar los elementos utilizados para la comisión del delito. La acción se
encuentra probada, es típica, no hay elementos de justificación que excluyan
su antijuridicidad, pudieron motivarse de otra manera y no lo hicieron. Con
respecto a la pena a requerir, tuvo en consideración, dijo, como agravantes la
muerte y las lesiones, y como atenuantes la educación y situación social de
cada uno. Por ello, acusó formalmente a Damián Roldan, Oscar Carrazana y
Rodrigo Darián Quiroga por el delito de homicidio y lesiones leves en

16
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

agresión arts. 95 y 96 CP, requiriendo se les aplique la pena de tres años de


prisión, de ejecución condicional y a Roberto Hernández la pena de un año y
medio de prisión, de ejecución condicional, por encubrimiento en grado de
tentativa, Art. 277 inc. 1° apartado “b” y 42 del C.P. , y se remitan a
Instrucción los antecedentes del caso a fin de investigar al testigo Muro por
falso testimonio, pues evidenció su clara voluntad de omitir decir la verdad.
Seguidamente alegó el Sr. Defensor Particular Dr. Marcelo
Fernández, por los imputados Quiroga y Carrazana. Dijo que los acusaciones
de la fiscalía y la querella, con pruebas meramente circunstanciales y
endebles, pretenden inculpar a dos personas inocentes, en este caso los Sres.
Oscar Antonio Carrazana y Rodrigo Darian Quiroga. Que más allá de toda
duda razonable, debe prevalecer la presunción de inocencia que consagra
nuestro sistema penal. A lo largo de este juicio ni la fiscalía ni la querella
probaron que sus defendidos habieran intervenido en este hecho en forma
directa o indirecta, sino que las pruebas recolectadas prueban algo que va en
sentido contrario, los alejan responsabilidad en el hecho. Aclaró asimismo que
hay cosas que no discutirá, contrariamente a lo que se podría suponer -que los
defensores deben discutir todo-, pues hay cosas que son indiscutibles. No
discutió que el Sr. Reynaldo VARGAS FLORES murió, ni que el Sr.
Bonifacio BARRERA fue herido por el producto de disparos de armas de
fuego. Tampoco que esos disparos provinieron del interior de la parte superior
del edificio del Sindicato de Petroleros. Tampoco discutió con qué criterio o
discernimiento el Juez de grado decretó la falta de mérito y posteriormente el
sobreseimiento definitivo de cuatro de los posibles autores de esos disparos,
Reinaldo Andrés COLMAN, Mario Rubén GUZMAN, Oscar Alejandro DIAZ
y Diego Reynaldo MORALES, a pesar de que la prueba de dermonitrotest les
dio resultado positivo. Planteó que ni Carrazana ni Quiroga fueron las
personas que efectuaron esos disparos con armas de fuego, ellos no son
responsables de la muerte de Reynaldo VARGAS FLORES, ni de la herida
sufrida por Bonifacio Nilamón BARRERA, y para demostrarlo se refirió a las
pruebas rendidas en la audiencia de debate. Así, dijo, tenemos varios tipos de
pruebas: las materiales, que son las vainas servidas encontradas en el lugar del
hecho, y en lo que a sus defendidos importa hizo mención a los cuatro
cartuchos de escopeta de color verde, de dispersión, tal cual lo expuso el Lic.

17
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

en Criminalística Comisario Inspector Sgarzini, munición que no puede


producir ningún tipo de daño corporal. Las periciales, que determinan la
dirección e inclinación que tuvo el proyectil que terminó con la vida de
Reynaldo Vargas Flores, haciendo hincapié en la conclusión de que el disparo
efectuado salió de la parte superior del edificio del Sindicato de Petroleros y
no de la inferior donde se encontraban sus defendidos. La pericia de
dermonitrotest que esta defensa no va a cuestionar, porque resulta coincidente
con el accionar que sus defendidos dijeron haber desplegado en el uso de la
escopeta. Las pruebas testimoniales, claramente diferenciadas entre las del
personal y afiliados del Sindicato de Petroleros -que son de negación total del
hecho y los disparos, a pesar de que algunos de esos testigos fueron de los que
les dio el dermonitrotest positivo y sobreseídos oportunamente-, de
desconocimiento y desacreditación hacia sus defendidos, acorde a sus
intereses sindicales y políticos; y los de manifestantes y afiliados del sindicato
de la UOCRA, que dieron datos concretos sobre lo sucedido y que en su
mayoría son contestes con las declaraciones de sus defendidos en la sala de
audiencias y se que sometieron al interrogatorio tanto de la querella, como de
la fiscalía y las autoridades judiciales sin ningún tipo de restricción,
contestando todas y cada una de las preguntas que les fueron realizadas. Que
todo esto en su conjunto, que llamamos cuadro probatorio, admite
interpretaciones diferentes y en algunos casos conclusiones diferentes, como
sucede entre las arribadas por la fiscalía, la querella y esta defensa. La querella
no ha podido demostrar la existencia del dolo, que es la intención de matar, de
lograr el resultado muerte, en la conducta desplegada por mis defendidos,
puesto que ellos nunca tuvieron tal intención, tampoco la de herir a nadie, su
conducta fue simplemente accionar una escopeta cargada con cartuchos de
dispersión para evitar que continúe el avance de los manifestantes hacia el
ingreso del sindicato. Una acción que no realiza la acción de matar, con lo que
no puede ser responsable de ese delito por no concurrir los elementos típicos
del homicidio ni de sus agravantes en la conducta desplegada por sus
defendidos, mucho menos de una tentativa. Que a diferencia de lo que
entiende la Fiscalía, Carrazana y Quiroga no participaron en la riña o agresión,
o sea que no pueden ser penalmente responsables por el delito en cuestión. No
basta con individualizar quién participó de la riña o agresión, sino que hay que

18
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

conocer con exactitud quiénes ejercieron violencia sobre la víctima. Es clara la


doctrina y la jurisprudencia al decir: "aquel que participó en la riña o agresión,
del que no se comprueba (más allá de toda duda razonable) que ejerció
violencia sobre la persona del ofendido, no es autor penalmente responsable
por el delito en cuestión, ya que el hecho entraría en el campo de la faz
negativa de la tipicidad por falta de adecuación al tipo". Que de sostener dicha
acusación, se estaría violando el principio de "in dubio pro reo" derivado del
principio de inocencia. La Fiscalía no ha podido comprobar que sus
defendidos participaron de la riña o agresión tumultuosa, que tuvieron
intención de hacerlo (la figura es dolosa), que ejercieron violencia sobre el
sujeto que resultó muerto o lesionado y que dicha violencia es causa junto a
otras de aquella muerte o lesión no derivadas de un factor externo. Concluyó
pidiendo que se declare inocentes a sus defendidos y se los absuelva de toda
responsabilidad por la muerte de Reynaldo VARGAS FLORES y la herida
sufrida por Bonifacio BARRERA. Subsidiariamente, para el supuesto que
adopte la calificación propuesta por la Fiscalía, art. 95 del C.P., solicitó se
aplique la pena mínima de dos años de prisión y se decrete la inmediata
libertad de sus defendidos.
Luego alegaron los defensores particulares de los
imputados Hernández y Roldán, quienes dividieron su tarea. En primer
término la Dra. Ferrari consideró que la instrucción desde el inicio fue
unidireccionada, subjetiva, parcial, incompleta y prematura con respecto a
algunas decisiones jurisdiccionales como los sobreseimientos de Guzmán,
Morales, Colman y Díaz, que tenían restos de pólvora conforme la prueba de
dermonitrotest que se practicó sobre esas y otras personas. No se investigó que
los manifestantes portaron y dispararon armas de fuego, lo que se supo desde
un primer momento, y no se realizó ninguna medida tendiente a preservar la
prueba con relación a ellos, averiguar si efectivamente poseían o no armas de
fuego, pese a que la prueba científica así lo indicaba desde un primer
momento. Planteó la nulidad absoluta del dermonitrotest, en virtud de la
establecido por el art. 159 inc. 3° del C.P.P., en relación a Roldan, recordando
que a Hernández le dio negativo. El argumento central está motivado en que
nunca se le notificó a Roldán su derecho de designar un perito de control o
designar un abogado defensor, citó lo declarado por la Bioquímica Melamud y

19
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

el Lic. Sgarzini, que explicaron cómo se toman las muestras y se realiza la


pericia y dijeron que la prueba era irreproducible. No fue notificado. No surge
del expediente que hubiera urgencia y que la muestra no pudiera ser guardada,
no hay fundamento de la premura, tampoco se le dio intervención al defensor
público por lo menos. Existe un interés actual y urgente de ser corregida esa
nulidad. Hace reserva de Casación y Recurso Extraordinario ante la CSJN. En
relación a sus defendidos, expresó que ambos han reconocido que se hicieron
presentes en el Sindicato Petrolero, llegaron separados, Hernández en su Gol
bordó y Roldán caminando, no en el auto Gol blanco que conducía Carrazana,
y mucho menos que ingresaran armas de fuego al edificio. Eso no ha sido
controvertido por ninguna prueba. Fueron en su condición de afiliados a hacer
trámites relativos a un reclamo por diferencias de haberes y el otro por un
reintegro de medicamentos relacionado con la hija, esto surge de la prueba,
para lo que se remitió a las actas de requisa de fs. 56, 58, 93 secuestro de DNI,
comprobante del banco de la fecha del hecho, y dinero ($17.300) lo que
muestra que había estado pagando cuentas, como dijo en la audiencia, y en la
requisa vehicular no se le secuestró elemento alguno que lo vincule al hecho.
A raíz de esto afirmó que no organizaron ir juntos, fueron separados, no
bajaron del Gol blanco, ni llevaban armas, no existió ningún tipo de
comunicación entre ellos ni con otros miembros del Sindicato petrolero, de la
prueba queda acreditado que no hubo connivencia ni distribución de roles. No
hay pruebas de que los dichos de Hernández y Roldán fueran mendaces o
contradictorios. Del análisis de sus teléfonos celulares hay un solo mensaje
entre Hernández y Carrazana, que data de fecha 2 de marzo de 2015, que nada
tiene que ver con el hecho. Como primeras conclusiones, Hernández y Roldán
estaban en el lugar y momento del hecho, con el solo fin de hacer un reclamo,
ellos reconocen que se fueron en un gol bordó hasta que fueron detenidos,
tomaron la decisión de irse porque tenían miedo de lo que pudiera llegar a
pasarles o que fueran detenidos, lo que efectivamente ocurrió. Que cuando
salían recibieron piedrazos, según testimonios de Rearte y Barros, y el auto de
Hernández no fue peritado, por lo que su declaración no fue controvertida en
cuanto a que recibió disparos. También quedó acreditado que desde el auto de
Hernández fue arrojado el bolso con las armas de fuego que han sido
secuestradas, pero Hernández manejaba ese auto, el testigo Marcelo Martínez

20
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

dice que lo vio conducir, eso no es indicativo de que hubiera disparado armas.
Carrazana dijo que quien arrojó el bolso con armas fue Roldan, y éste dijo que
fue Carrazana. Este tema ha sido dilucidado por el testigo Ríos Suarez, policía
que declaró en debate y dijo que el que tira la mochila era delgado, tenía un
pantalón de jeans y después supe que era de apellido Carrazana. Por ello se
acredita que quien tiró el bolso o mochila fue Carrazana, no Roldán. En el
bolso había 10 armas y varias vainas. De las pruebas realizadas sobre esas
armas surge que ocho de ellas habían sido disparadas, no obstante de la pericia
papiloscópica agregada a fs. 1395 surge que no se encontraron huellas
dactilares de ninguno de nuestros defendidos sobre dichas armas, continuó.
Ninguno de los testigos que declararon durante el debate, ni los que se
incorporaron por lectura sus dichos, observaron a Roldán ni a Hernández
disparar algún arma de fuego, ni los ubicaron en alguna de las tres bocas de
fuego que señaló Sgarzini. Las ruedas de reconocimiento son negativas a su
respecto. De ocho personas que concurrieron a reconocer a Damián Roldán en
el lugar de los hechos, solo dos dijeron que era poco parecido, Cuiza Flores lo
reconoció en una posición distinta a la que estaba en la rueda y cuando se le
preguntó dijo que era poco parecido. Orellana dijo también que era poco
parecido. Con relación a Hernández, de las siete personas que fueron a
reconocerlo una sola lo ubicó en el lugar de los hechos que fue Filiberto
Orellana, tampoco del debate surge ninguna prueba que demuestre un aporte
relevante en los hechos. A Hernández la prueba de dermonitrotest le da
negativo en ambas manos, a Roldan positivo solo en una, además de la
nulidad ya planteada, los técnicos dijeron que era una prueba orientativa, que
el supuesto de contaminación pudo haber existido, Sgazini dijo que no tenía
antecedentes, pero puede existir la posibilidad. Recordó que a otras cuatro
personas el dermonitrotest le dio positivo, no obstante en el caso de Colman,
Guzmán, Morales y Díaz fueron sobreseídos.
Que la bala que produjo la muerte de Vargas Flores era una
9mm, que fue disparada por la pistola marca “Jericho”, en cambio la que hirió
a Barrera no sabemos porque no fue extraída de su cuerpo. Que sus defendidos
no poseen ni poseían armas de fuego, no son legítimos usuarios de armas de
fuego ni tienen antecedentes penales. Como conclusión se ha podido
determinar que un disparo segó la vida de Vargas Flores y otro causó la lesión

21
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

leve de Barrera. Por ende, hubo una persona o a lo sumo dos que habrían
disparado una o dos armas de fuego. No pudo determinarse quien disparó el
arma que mató a Vargas e hirió a Barrera. No existe ningún elemento de
prueba de que ellos hayan portado un arma de fuego, ni que hayan disparado,
ni que hayan estado en las “bocas de fuego”. La certeza negativa respecto de
Hernández se impone y existe cuanto menos una mínima duda respecto de
Roldán basada en la prueba de dermonitrotest, que es endeble y de carácter
orientativo y que incluso cuando se dispuso el sobreseimiento de las otras
personas, a las que le había dado positivo, ni siquiera se lo valoró. Por ello, el
principio in dubio pro reo debe favorecer a Roldán y sobre Hernández existe
la certeza negativa.
Luego, el Dr. Gramática Bosch alegó sobre las
calificaciones legales seleccionadas por la querella. Dijo que no se da la
premeditación, pues con la prueba queda claro que se trata de una reunión
casual y no organizada. Que se requiere como elemento objetivo del tipo penal
dos o más personas. La premeditación o confabulación previa al hecho y el
modo conjunto de realizarla, exige conocimiento, voluntad e intención de
actuar en grupo y disparar armas de fuego con la intención de matar a Vargas.
Claramente tampoco están dados los elementos objetivos ni subjetivos de la
agravante de “medio idóneo para generar un peligro común” por la cantidad
de armas, sino que debe desplazarse al homicidio simple del art. 79 del C.P.
Este tipo penal agravado se da en casos de incendio y estragos donde el
potencial de peligro alcanza a un número indeterminado de personas. La
utilización de arma de fuego ya está contemplada en el art. 41 bis del C.P., con
lo que de aplicarse se estaría vulnerando el “non bis in idem”. Como los
aparatos explosivos, radiactivos, citó a Soler. Que parte de la Doctrina
considera que el medio idóneo para hablar de esa agravante debería ser alguno
de los contenidos en los arts. 186, 187, 190 o 191 del C.P. Darle al arma el
sentido de peligrosa sería equipararla a una bomba, cuando esta tiene
características completamente distintas. Está claro que en esta causa se
pretende aplicar esta agravante, no por el uso de un arma de fuego sino por la
pluralidad de ellas, pero tampoco se puede, pues solo se afecta a quienes están
en esa dirección. Estas agravantes deben caer y así se solicita expresamente.
Con respecto a la tentativa de homicidio tampoco se da ninguna de las

22
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

participaciones criminales de Roldán o Hernández, no hay certeza positiva de


saber quién ha sido el tirador en el hecho homicida ni en el lesivo. No hay
ninguna prueba que los vincule a ello. Tampoco hay una coautoría, porque no
hay ninguna prueba que acredite la existencia de un plan inicial, aporte
esencial, distribución de roles, etc. cualquier aporte inicial o final al hecho no
puede tenerse como participación, debe ser entre el inicio de ejecución y hasta
su consumación. En la intimación del hecho no se imputa cuál ha sido el
aporte esencial que se traduzca en una participación necesaria, tampoco una
participación no necesaria de Roldán y Hernández, por lo tanto y en el
eventual caso que se pretenda atribuir este tipo de participación criminal, esta
parte hace reserva de plantear nulidad absoluta por violación al principio de
congruencia al no estar prevista en la intimación del hecho, ni que fueran
tiradores ni que hayan traído armas, no se los vio con armas en el interior del
sindicato. Y lo más importante es que objetivamente el momento en que ellos
intervienen es posterior a la consumación de los hechos. Salen del gremio. No
hay prueba alguna de que fueran autores o coautores o que hubiera
convergencia intencional. Solicita la absolución de abmos. Subsidiariamente
podría darse el supuesto de tentativa de encubrimiento, posterior a los hechos,
sin promesa anterior, compartiendo con el fiscal en este aspecto.
Subsidiariamente también estimó que podría calificarse
como homicidio y lesiones en agresión. Lo fundó en que no se investigó en
instrucción la posibilidad de que hubiera agresión recíproca, que hubiera
permitido calificar los hechos como homicidio en riña. También en forma
subsidiaria, con respecto a Barrera, solicitó se recalifique el hecho como
lesiones leves, teniendo en cuenta lo que dijo el Médico Vera Maydana, que
no hubo peligro de vida y que la curación fue de menos de 30 días.
Concluyó peticionado que se investigue por la comisión del
delito de falso testimonio agravado a los testigos: Rubén Uribe; Walter
Fernando Velázquez; Fernando De Souza, manifestando que han sido testigos
políticos, como también en relación a algunos de los testigos de la UOCRA,
como Barros, Orellana, Castro, Acevedo, Paillaguala, Carrizo, Asencio,
Ovando, Perez Angulo, Romero Sánchez y García Molina, de lo que da
fundamentos.
Agregó que de pacífica la manifestación no tuvo nada,

23
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

tiraron piedras a la salida de Roldán y Hernández, tenían armas de fuego y


estaban encapuchados. En el supuesto de condena, pidió el mínimo de pena
previsto para el delito, ya que son jóvenes 30 y 35 años de edad, ambos son
padres de familia, son sustento de sus familias, ambos trabajaban desde pocos
meses antes del hecho, ninguno integraba la Comisión Directiva y viven en
Caleta Olivia. Las agravantes deben ser rechazadas. La acusación de la
querella ha sido dogmática, sin indicar la prueba que permita sustentar esas
afirmaciones. Y con respecto al Fiscal, no se da la agresión, porque no está
demostrada la autoría material del delito, existe certeza negativa en ese
sentido, ni Hernández ni Roldan ejercieron violencia específica que amerite la
aplicación de tal calificación legal; y en el supuesto de Hernández no se probó
su intención y voluntad de salir del gremio con fines delictivos, es decir, para
ocultar las armas de fuego, su intención era salvarse.
Se corrió traslado a la querella y fiscalía por el pedido de
nulidad de la pericia de dermonitrotest, relacionada al imputado Roldán. Los
que se opusieron y fundaron en que la cuestión ya había sido planteada en
otras instancias y resuelta en sentido negativo, y por lo tanto ha precluido,
solicitaron su rechazo invocando el precedente de esta Cámara en autos
“Cingolani”.
Hubo réplica solamente de la Querella, en la que expresó
que no hay elementos probatorios que corroboren lo manifestado por la
defensa. Reiteró la acusación, y aclaró que su parte no ha mantenido la
agravante del Art. 41 bis del C.P.
No hubo dúplicas.
En cuanto a los planteos referidos al resarcimiento de los
daños, éstos se consignarán directamente en el Considerando respectivo, por
tratarse de una litis diferente.
Finalmente, los imputados hicieron uso de su derecho a
dirigirse al Tribunal conforme el Art. 376 última parte del C.P.P., y:
Hernández dijo: “quiero decir que soy inocente y confío en
la decisión del Tribunal…”.
Roldan dijo: “Quiero decir que soy inocente y solo quiero
que se esclarezca esto y confío en la decisión del tribunal…”
Quiroga: “Quiero decir que soy inocente y confío en la

24
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

decisión del tribunal. Yo tiré con una escopeta, pero no le hice daño a nadie.”
Carrazana: “Quiero decir que soy inocente y confío en la
decisión de Tribunal. No le perjudiqué la vida a nadie”, con lo que la causa se
encuentra en estado de dictar sentencia,
Y CONSIDERANDO:
Que luego de cumplir con el proceso de deliberación (art.
381 del C.P.P.), el Tribunal, en forma conjunta, estableció para resolver las
siguientes cuestiones: I) ¿Corresponde declarar la nulidad de la pericia de
dermonitrotest? II) ¿Pueden coexistir válidamente las acusaciones finales de la
Querella y la Fiscalía?, en su caso, ¿existieron los hechos y sus autores fueron
los acusados?; III) ¿Qué calificación legal corresponde dar a los hechos?; IV)
¿Cuál es la sanción a aplicar y si corresponde la imposición de las costas del
proceso?; V) ¿Corresponde hacer lugar a la acción civil por resarcimiento de
los daños materiales, psicológicos y morales impetrada por Bonifacio Nilamón
Barrera?

I) PLANTEO DE NULIDAD PRUEBA DERMONITROTEST.


A la primera cuestión el Sr. Juez de Cámara, Dr. Jorge
Omar Alonso dijo:
La defensa de los imputados Roldán y Hernández, al
momento de alegar planteó la nulidad del informe pericial de dermonitrotest
con respecto a Roldán por considerar que nunca se le notificó a éste el derecho
que poseía de designar un perito de control o un abogado defensor, y que no
se trató de un caso de urgencia fundado, conforme fundamentos referidos más
arriba. Petición que rechazaran las contrapartes.
Con lo cual la incidencia se encuentra en condiciones de
ser resuelta. Analizada minuciosamente la causa, no surge que la nulidad en
cuestión hubiera sido planteada con anterioridad, “en otras instancias” como
afirma el apoderado de la querella, a lo que adhirió el Fiscal de Cámara.

Por lo tanto, la situación procesal no es idéntica que en el


precedente “Cingolani”, donde por mayoría, se había rechazado el planteo por
entender que las nulidades articuladas ya habían obtenido tratamiento y
resolución durante la instrucción y que habiendo tenido pronunciamiento

25
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

confirmatorio el rechazo del planteo por parte del Juez de Recursos, no podía
la defensa volver a formalizar el planteo nulificante, por encontrarse éste ya
resuelto y por ende amparado bajo el paraguas de la preclusión procesal.
Allí se distinguió: “Una cosa es que una nulidad absoluta
pueda ser declarada en cualquier momento del proceso y otra diferente es que,
habiendo sido ya resuelta, un Tribunal que no tiene competencia de Alzada en
relación a quien la decidió, pueda volver sobre el tema, afectando el principio
de preclusión. Este instituto, el de la preclusión, se refiere no sólo al aspecto
temporal -etapas del procedimiento- sino también a un aspecto material -qué
es lo que se resuelve-. De lo contrario, todas las cuestiones podrían ser
reeditadas constantemente ante todos los magistrados que intervienen en las
diversas etapas hasta lograr, quien las presentase, una resolución favorable
que, por lógica, generalmente resultaría desfavorable para la contraparte
quien, a su vez, podría reeditar infinitamente la cuestión”.
Desde ya adelanto que le asiste razón a la defensa del
imputado Roldan, pues no obran constancias de que se haya notificado al
propio imputado o a su defensor de la toma de muestras sobre sus manos, ni
de la pericia técnica realizada sobre dichas muestras. A fs. 42 a vta obra acta
de aprehensión de Roldán fechada el día 09.04.2015 a las 13:20hs, donde se lo
invita a designar un abogado defensor, pero no existe constancia de qué
respondió. Se negó a firmar el acta.
Durante el debate declararon el Comisario Sgarzini y la
bioquímica Melamud, quienes explicaron en detalle cómo es el procedimiento
del dermonitrotest, que se divide en dos etapas: la de toma de muestras, y la de
la pericia química propiamente dicha para determinar la presencia de nitritos y
nitratos, elementos presentes en la pólvora. Que en ese proceso, por la
aplicación de un reactivo químico, la muestra se destruye, por lo tanto la
pericia es irreproducible.
Advierto que la prevención no observó en su accionar la
regla de la última parte del art. 202 in fine del ritual, norma que resulta
aplicable por la remisión del art. 176 inc. 4º CPP. No obstante considerar en
mi criterio, que en la causa el Juez ya se encontraba de facto abocado a las
diligencias instructoras y debió en su caso garantizar al imputado asistencia y
representación técnica, cuestión que se omitió, ocasionando un grave perjuicio

26
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

al derecho de defensa, pues se lo privó de la posibilidad de controlar la prueba


(tanto el levantamiento de los rastros, como la propia pericia técnica, en un
acto que por sus características resultaba único e irreproducible, arts. 159 inc.
3, 160 y ccdtes. del CPP y art. 18 de la CN).
Voto por la nulidad de la prueba de dermonitrotest con
respecto a Damian Cristian Roldan.
A la cuestión primera el Sr. Juez, Dr. Juan Pablo
OLIVERA, dijo (conforme al art. 43 de la Ley Nº 1, texto según ley Nº
2.046):
Adhiero al voto que antecede, por sus mismos
fundamentos.
A la cuestión primera la Sra. Jueza, Dra. Cristina de los
Ángeles LEMBEYE, dijo (conforme al art. 43 de la Ley Nº 1, texto según ley
Nº 2.046):
Adhiero a lo resuelto por los Colegas preopinantes.
Quiero solo agregar al respecto que la oposición de las
partes acusadoras con la sola cita del precedente “Cingolani” de esta Cámara
(Sentencias T° TOMO: XXVII – Reg. 754, F° 070/102), tuvo solo
fundamentación aparente, puesto que no es aplicable a la situación que aquí se
plantea en absoluto. Primero porque en aquella ocasión la Mayoría -que
integré- resolvió que la nulidad ya había sido planteada en la instrucción con
agotamiento de la vía recursiva y no había chance de volver a intentarla en el
debate (cuando en el caso que ahora nos ocupa es al contrario, nunca había
sido planteada antes de los alegatos finales), y porque en “Cingolani” la
defensa estuvo notificada del informe de dermonitrotest a realizarse, con lo
que tuvo la posibilidad de controlarla, lo que no ocurrió aquí.
Es claro en el caso que la Policía tenía la posibilidad, y aún
la obligación de tomar las muestras como rastros del delito (art. 176 inc. 2
CPP), pero antes de la realización del informe -que implica la destrucción de
las muestras, por las características que reviste- debió notificarse a la Defensa
-aunque fuera genéricamente a un Defensor Oficial-, con lo que la nulidad
planteada se presenta, a mi juicio, clara. Una vez levantados los rastros, la
urgencia desaparece.

27
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

II) ACUSACIÓN de la QUERELLA y la FISCALIA. HECHOS,


AUTORÍA:
A la segunda cuestión el Sr. Juez de Cámara, Dr. Jorge
Omar Alonso dijo:
El acusador público al momento de los alegatos finales
valoró la prueba producida e incorporada al debate y consideró que en el caso
de los imputados Quiroga, Roldán y Carrazana, la calificación legal que
corresponde aplicar es la del art. 95 del C.P. homicidio y lesiones en agresión,
requiriendo para ellos la aplicación de un pena de tres años de prisión de
ejecución condicional.
Y con respecto al imputado Hernández, sostuvo que el
hecho, que no fue modificado, encuadraría en el delito de encubrimiento en
grado de tentativa, Art. 277 inc. 1° apartado “b” y art. 42 del C.P. porque no se
acreditó que hubiera efectuado disparos con arma de fuego; la acción de éste
fue la de retirar las armas utilizadas en el hecho para ocultarlas y al ser
sorprendidos por la policía no pudo lograrlo. Pidió sea condenado a la pena de
un año y medio de prisión. Fundó su posición conforme se consignara más
arriba, al reproducir los planteos de las partes.
Debo recordar que la acusación fiscal es un acto jurídico
complejo, integrado por dos actos, el requerimiento de elevación a juicio y el
alegato final, y que entre ambos debe existir congruencia (a menos que el
Ministerio Público Fiscal haya decidido ampliar o modificar la acusación, de
conformidad con lo establecido por el art. 364 del C.P.P.).
Los acusados llegaron a esta instancia en el marco del
Requerimiento Fiscal de Elevación a Juicio, en el que se les atribuye el hecho,
que el fiscal de grado encuadró en el delito de homicidio en concurso ideal
con tentativa de homicidio, ambos múltiplemente agravados por haber sido
cometidos por un medio idóneo para crear un peligro común y con el concurso
premeditado de dos o más personas, en calidad de coautores (Arts. 79, 80 incs.
5° y 6°, 42, 45 y 54 del C.P.) y con una pena en expectativa de prisión
perpetua.
El relato de los hechos imputados se mantuvo sin
modificaciones desde la indagatoria, el procesamiento y por último en los
requerimientos de elevación a juicio de la querella y del fiscal. Si el Fiscal de

28
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

Cámara al evaluar la prueba, en su alegato final, consideró que ésta no era


suficiente para acreditar la autoría del disparo, debió analizar la participación
de los imputados en el hecho y de no poder probarla, solicitar su absolución.
Pues de lo contrario se afectan los principios de congruencia y preclusión,
reeditando una situación que ya fue tratada y resuelta por el Sr. Juez de
Recursos, al confirmar el procesamiento en orden al delito por el cual los
imputados fueron traídos a juicio, desechando la calificación que ahora
propone el fiscal, bajo la modalidad de agresión.
En el fallo “Sircovich” la CSJN se expidió ampliando el
concepto del “principio de congruencia” destacando la importancia que
adquiere el componente normativo en la definición de la base fáctica. Allí se
juzgó “que existió una variación relevante del supuesto de hecho, y esto sólo
pudo ocurrir tomando como punto de comparación solamente los hechos
empleados en la acusación a los fines de la subsunción en el tipo penal
escogido. De manera que la modificación de la base fáctica en la sentencia se
produjo como consecuencia de la modificación del criterio sobre cuales de los
elementos imputados adquirían relevancia jurídico penal; en otras palabras,
fue el distinto punto de vista determinado normativamente, desde el cual se
subsumieron los hechos del caso lo que implicó una mutación relevante de la
base fáctica”.
Del análisis del fallo que realiza Ernesto Kreplak,
publicado en “Jurisprudencia Penal de la Corte Suprema de Justicia de la
Nación” – Leonardo Pitlevnik dirección. Tomo 3, página 48, extrae como
conclusión que: “El principio de congruencia exige mantener incólume el
razonamiento por el cual a un hecho determinado le corresponde una
consecuencia jurídica determinada. Es decir, se exige identidad del juicio de
subsunción entre la acusación y la sentencia, por lo que, además de los
mismos elementos fácticos considerados relevantes desde el punto de vista
normativo, debe mantenerse idéntica posición de cada uno de estos elementos
en la estructura de la imputación.”
La suerte de la acusación fiscal, por su evidente violación
al principio de congruencia, no puede ser otra que su nulidad absoluta e
insalvable. Ello a raíz de que, como dije, la acusación es un acto complejo
integrado por dos, el requerimiento de elevación a juicio y el alegato final. En

29
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

este caso, por la sorpresiva decisión del titular de la acción al final del debate,
el acto quedó desintegrado e incompleto, lo que lo torna nulo.
Dicho esto, analizaré la proposición fáctica de la acusación
privada.
La parte querellante tuvo por acreditada la hipótesis fáctica
contenida en su Requerimiento de Elevación a Juicio, aclarando que se
corresponde con el efectuado por el Sr. Fiscal de grado, sosteniendo la
responsabilidad penal de los imputados.
En razón de lo resuelto en el considerando anterior, debo
aclarar que solo subsiste la acción penal en relación a los hechos por los cuales
la querella formalizó su acusación final, sin perjuicio de hacer referencias a la
muerte de Reynaldo Vargas Flores, por tratarse de un mismo hecho.
Abierto el debate, los imputados Hernández y Roldán,
prestaron su consentimiento para declarar.
Roberto Esteban HERNÁNDEZ declaró por primera vez en
la causa y manifestó que no aceptaría preguntas y dijo que: “el 9 de abril de
2015, me levanto a las 8.15, bajo a tomar mates con mi papá y mi mamá,
luego los llevo al trabajo, al vista Hermosa donde trabaja como albañil, voy
al cajero, luego a la Municipalidad, salgo de “Tierras” de la Municipalidad a
buscar los DNI de mis hijos, le dejo plata a mi sra, hago fotocopias en la
librería, voy a la empresa donde trabajo, voy al Sindicato de Petroleros a
autorizar unos remedios, antes de mi detención, tengo el tiket de los remedios,
luego me cruzo con Gallardo y me dice que había tenido problemas con gente
de la UOCRA, me dijo que me quedara, le dije que no. Me fui a mi casa, …
vuelvo a subir a mi casa, voy a la lavandería a retirar mi mameluco. … luego
voy para el sindicato, ya estaba gente de la UOCRA encapuchada, con la
cara tapada, entro al sindicato y la gente cierra las puertas, empezaron,
Morales, Guzmán, Jorge Prat y Colman a tirar tiros. Me tiro al suelo por
miedo a que me maten. Luego me asomo por la ventana veo gente de la
UOCRA que juntaban algo. Salen con una mochila y aprovecho a salir yo, los
otros tiraban a matar, y ahí lo veo a Roldan me subo a mi auto y salgo lo más
rápido que pude, Carrazana llevaba la mochila, lo seguía la policía, él tiró la
mochila. Yo estuve haciendo una vida normal toda la mañana, de ahí queda
claro que no participé en nada. Fui por unos remedios y terminé preso. El

30
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

dermonitrotest me dio negativo. Estuve en el lugar equivocado en el momento


equivocado. También quiero dejar constancia que el día … me llamó
Carrazana pidiéndome algo de plata, le dije no tengo. Eso es todo.”
Luego declaró el imputado Damián Cristian Gabriel
ROLDAN, también por primera vez durante el proceso, quien manifestó que
no aceptaría preguntas y relató su actividad, diciendo: “El 9 de abril de 2015,
yo bajaba del campo de trabajar, me bañe en mi casa y fui al cajero saque
$30.000 y tenía que pagar cuentas y devolver plata que me habían prestado.
Fui a Saturno a pagar pero no había sistema, me encontré con un amigo a
quien le devolví 4000 que me había prestado. Luego tomamos un café. Luego
fui a averiguar por un somier, luego hablé con …. Por teléfono. Después fui a
“Torca”, ahí encontré a Julián Quiroga, me recordó que yo le debía plata a
su hermano, le di la plata y quedé en encontrarme con Anahí Gomez en Neon
Pub. Iba a comprar para hacer la previa de esa noche…. Mientras esperaba
el llamado de Anahí fui al Sindicato de Petroleros porque me había pagado
de menos. Ahí me encontré con una manifestación de la UOCRA, todos con
las caras tapadas. Entré, no le di importancia y … me dice que los de la
UOCRA había tomado el sindicato de Las Heras y Truncado. Villa, no me
dejó salir porque…. Vi el gol blanco del que se bajó Carrazana y …. Y
empezaron los disparos. Morales, Colman, Días y Guzmán estaban
disparando. Una vez terminada la balacera algunos del sindicato empezaron
a llorar y a decir que saquen las armas del sindicato. Levante las armas y los
casquillos. Que me haya dado positivo una mano, no significa que haya
disparado. Me asomé y vi un auto verde y una moto que pasó y tiró una
ráfaga de disparos, cuando salgo se nos venían los de la UOCRA, ahí
Hernández gritó que nos subiéramos al auto, Hernández sacó el auto en
contramano porque se nos venían los otros nos hicieron dos disparos en el
auto. No hice nada malo, nada más que ir a hacer un reclamo al sindicato y
me encontré con toda esta situación”.
Antes de finalizar el debate, los imputados Carrazana y
Quiroga solicitaron declarar, haciéndolo por primera vez en el proceso.
Aceptaron preguntas de las partes y el Tribunal, dando su versión de los
hechos, así se expresó Carrazana: “…ese día voy llegando al gremio, cerca de
las doce. Cruzo de frente el grupo de manifestantes de la UOCRA con

31
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

bombos, banderas. Cuando voy llegando con el auto no me dejan pasar. Me


entran a patear el auto porque ya habían cortado la calle. Entonces hago
marcha atrás y lo meto en contramano. Yo bajo y empiezo a insultar, les digo
que quién me iba a pagar las cosas. Había gente sentada en los banquitos
frente al gremio y empezaron a entrar porque ellos tiraban piedras, sale
Quiroga con una escopeta y tira dos o tres tiros al aire. Quiroga entra cuando
se empiezan a sentir detonaciones, y me da la escopeta a mí, me dijo
“disparale a alguien que se vienen”, yo apoyé y tiré un tiro para arriba. Yo
me hice para atrás, la tiré, y me tiré boca abajo en el pasillo. Se escuchaban
gritos, detonaciones. Yo no me levanté. Cuando terminó todo quise salir, y
venían todos bajando de las oficinas de arriba, entre ellos Roldán y
Hernández con una mochila. Gritaron que teníamos que desalojar por orden
de Pródromos, y cuando nos ven salir nos empiezan a tirar piedras. Yo de la
desesperación no sabía ni dónde tenía la llave del auto. Hernández me llama
para que vaya en su auto, me subo de acompañante, y el otro atrás con la
mochila. Salimos en contramano. Fuimos para la zona norte y cruzamos el
patrullero de frente, le dije a Hernández que frenemos que no habíamos hecho
nada, y él me dijo “no, quién me paga a mí el abogado, quién me saca”, en
eso abre la puerta Roldán y tira la mochila en la terminal. Gira el auto y
volvemos para la dirección anterior, había un policía que nos apunta, y el
patrullero nos seguía, por un desperfecto el auto pierde velocidad, no subía
por la 29, así que ahí se detuvo el auto, yo me bajé y me tiré al piso”. A
preguntas de la Fiscalía, respondió: “yo soy municipal, Quiroga igual. Fuimos
citados por el intendente Córdoba y nos dijo que vayamos a cumplir funciones
a Petroleros, que hablemos con Gallardo, que es el que dijo el otro día que no
nos conocía, que nos iba a decir lo que teníamos que hacer. Teníamos que
entregar kit escolares, ver qué se necesitaba. Seguimos cobrando el sueldo
municipal, el sindicato no nos pagaba nada. Nosotros trabajábamos en
recolección, Quiroga es chofer y yo colero. El sindicato nos pagaba lo que
nos descontaban en la muni nada más, nos daban cheques. Íbamos desde
mitad de 2014, Quiroga y yo nada más. Participábamos de asambleas,
eventos, día del niño, todo eso. Teníamos que tocar el bombo, andar con ellos.
Yo tengo una banda de música y toqué para el día de la madre. Yo no tenía
pretensión de entrar al petróleo, estaba bien donde estaba. Con Quiroga

32
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

venimos trabajando desde que hicimos el Club 2 de abril, con la liga de


barrios, con los sponsor, hablar, agradecer, todo eso. Roldán también es
conocido del barrio. Hernández era de la UOCRA, después llega al gremio,
yo ya estaba ahí cumpliendo tareas. Me parece que cuando nosotros
estábamos ahí ellos eran desocupados. Llegué en el Gol blanco, que es de mi
cuñado, Eduardo Cuk, él es petrolero, trabaja en el sindicato. Yo ni me fijé si
el vehículo tuvo algún daño. Llegué solo. Nosotros teníamos que ir y que nos
vean, para que no nos descuenten más. No me comuniqué con Quiroga,
Hernández ni Roldán. Vi bajar cuando terminó todo a Roldán, Hernández y
Gallardo. Dijeron que desalojemos, que tiremos los celulares o rompamos los
chips por orden de Pródromos. Yo tenía anotado como “Jefe de Jefes” a Vidal,
yo lo había llamado para que nos reintegren lo que nos habían descontado,
me fueron pasando de uno a otro, incluso una chica Jaramillo que dijo que no
nos conocía, ella nos hacía firmar los cheques. Recuerdo que Cuk me llamó,
porque yo tenía que llevar ropa a lavar y unas camisetas a poner el sponsor, y
todo eso quedó en el gremio. Yo me comuniqué durante la huída. Yo recibía
órdenes de Gallardo, de Herrera, se intercambiaban. Quiroga me dio la
escopeta, y dijo “tiren que se vienen” y yo tiré para arriba, ya estaba lista. Yo
no manejaba armas. La seguridad de Pródromos tenía armas. No teníamos un
lugar asignado, a veces nos quedábamos afuera con la gente, tomando mate.
La seguridad no nos dejaba acceso a cualquier lado, les teníamos que
preguntar a ellos. Yo había entregado CV antes de esta gestión. Yo había
entrado a la muni en Barrido y Limpieza, de ahí pasé a Recolección y mejoré
el sueldo. No recuerdo si mandé mensajes de texto. No recuerdo que la
seguridad nos haya llamado para algo ese día. Los de seguridad ese día eran
Muro, el gordito que vino, y uno flaquito”. A preguntas de la querella, dijo:
“Pródromos daba las órdenes, y manejaba las cosas si había algún problema,
en la puerta de ellos. No se si había armas de fuego. Yo no sabía que iba a
haber una manifestación. Gallardo era el que decía que tire, no Quiroga, yo
tiré de la desesperación, usted sabe lo que es que le tiren piedras a su auto,
estaba muy fuerte el ambiente … no hablamos nada más en el auto en la
huída, no dijeron nada del bolso, nada. Era solo salir. Yo no intervine en la
decisión de arrojar el bolso”. A preguntas del Dr. Fernández dijo: “la
diferencia salarial que me pagaban me la daban en las oficinas de abajo,

33
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

nosotros no subíamos. Con Jaramillo nos encontramos dos o tres veces, si no


Herrera nos daba el cheque. Durante la detención nos visitó Farías,
Pródromos. En los actos usábamos chaleco, (acompaña los chalecos y fotos).
… quiero que se aclarezca esto de una vez, porque esto no es vida. El gremio
me llevó siempre la comida a Cañadón mientras estuve ahí. Ahora también. …
estamos suspendidos creo en la muni. Mis hermanos me ayudan. Yo soy
inocente, no le quité la vida a nadie ni quise perjudicar a nadie”.
Luego se expresó Quiroga diciendo: “llegué al gremio
11.40 u 11.45. A los 10 minutos llegó la UOCRA, se pararon en la calle,
empezaron a insultar. Vi llegar el Gol de Carrazana, quiso estacionar y no lo
dejaron, así que se metió marcha atrás. Yo estaba en el hall. Vino Gallardo y
dejó la escopeta apoyada, dijo que si se acercaban que tiremos. Cuando veo
que están avanzando salí, hice 3 o 4 disparos al aire. Sale uno de la UOCRA
con algo en el cuello y me empezó a tirar, yo salí corriendo para adentro del
gremio, le tiré la escopeta a Carrazana y corrí para el fondo. Cuando se
terminaron de escuchar las detonaciones me asomo, salen Carrazana,
Hernández, Roldán con la mochila en la mano, y otras personas. Me quedé
ahí hasta que llegó la policía, nos hicieron entregar teléfonos, chips, todo. Yo
no me fui en ningún momento. Sabía que la escopeta tenía cartuchos de
dispersión, unos cartuchos verdes, sabía que daño no le iba a hacer a nadie.
Ya me la habían mostrado antes, por ahí se usaba para las asambleas, la
usaban para dispersar gente. Nosotros estábamos para ayudar en el día de la
madre, entregar kits escolares, eventos, avisar a las agrupaciones que vengan
tal día, para todo eso, acá en Caleta. Una vez fui a una asamblea en Las
Heras”. A preguntas de la Querella, respondió: “nos mandó Córdoba a
laburar ahí, nos mandaban Gallardo y a veces Javier Herrera. El único arma
que vi en el sindicato es esa, para dispersar, armas chicas no vi. Yo por ahí
voy al campo a tirar, conozco algo de armas. Una vez tomaron el gremio y les
pegaron a los de seguridad, unos meses antes de que nos manden a nosotros a
trabajar ahí, cuando estaba afuera lleno de carpas, agredieron a la
seguridad, rompieron computadoras, sacaron papeles, según comentarios,
nosotros entramos 2 o 3 meses después”. Luego a preguntas del Fiscal, dijo:
“yo llegué solo ese día. Me dejó mi señora por el centro, pasé a comprar
cigarros y me fui caminando. No me acuerdo si hablé por teléfono, creo que

34
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

hablé con Carrazana. Con él hicimos el Club 2 de abril, estábamos en la liga


de barrios. A Roldán lo conozco de chiquito porque vive al lado de mi casa. Él
entró a trabajar, antes tocaba el bombo con nosotros. Hernández creo que
antes estuvo en la UOCRA, y de ahí pasó a Petroleros. Cuando terminó todo
había gente arriba, nosotros no subimos, estaban las puertas cerradas, habían
entrado disparos, gente de la comisión no había. Se hablaba que tiraron ellos
de adentro del gremio, de arriba, que había uno tirado, nosotros no veíamos
porque estaba la puerta cerrada y las persianas bajas. A mí no me
secuestraron celular. Gallardo dio la orden que le entreguemos todos los
celulares, le había dicho Pródromos. Yo le entregué el mío a él. La policía
entró como a las 2 horas. Gallardo andaba con otro, tenían una bolsa y ahí
metían los teléfonos. Con los de seguridad nos conocíamos pero ellos estaban
atrás de la puerta, que se abre de adentro nomás. Los que estaban abajo eran
más desocupados que otra cosa. No me acuerdo si hablé con mi señora yo,
creo que sí. Por la puerta de Lavalle se fueron dos o tres, pero no sé quiénes
eran. Hernández, Roldán y Carrazana salieron por el frente. Abajo éramos
15, 18 tal vez. Gallardo dejó la escopeta y después no sé si se fue para arriba,
yo estaba mirando a los de la UOCRA. Hernández y Roldán creo que estaban
arriba”. A preguntas del Dr. Fernández dijo: “conozco a Cooper, es mi vecino,
vivimos en la misma escalera, lo conozco desde el año 90, antes capaz
también (aporta una foto, y dice que se conocen desde los 7 años, y Cooper
dijo acá que no lo conocía). A preguntas del Fiscal respondió: “pienso que
todavía soy municipal, dejamos de cobrar ahí nomás. No tuve asistencia
económica, solo de mi familia. El sindicato me llevaba la comida durante la
detención, Claudio Farías me llevaba, vianda, todos los días, al mediodía y a
la noche”. En ese momento el Dr. Fernández acompaña recibos de sueldo de
su pupilo Quiroga, extendidos por el municipio local, por el que acredita que
cobró hasta la asunción del Intendente Facundo Prades, es decir hasta el
comienzo de la actual gestión.
Luego solicitaron la ampliación de sus indagatorias
Hernández y Roldán, al solo efecto de manifestar:
Hernández que “en ningún momento estuve en la parte de
arriba. Y desde el 23 de octubre que empecé a laburar nunca tuve la
autorización de subir, y que Roldán nunca llevó la mochila”.

35
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

Roldán que “cuando nos detuvieron me llevaron a la


Primera, me tomaron el dermotest en una oficina, nadie me dijo que podía
tener un perito de control ni que podía llamar a un abogado. Nunca toqué la
mochila ni la tiré. Carrazana y Quiroga mienten”.
La materialidad del suceso que conforma la acusación
se encuentra plenamente probada, a través de:
El parte de novedad de servicio, de fs. 23/24, efectuado
por el Oficial Principal Alfredo Zapana, con el cual se da inicio a las
actuaciones en Comisaría Seccional Primera. Que informa: el día 9.4.15, a las
12:18 hs. se recepcionó un llamado telefónico de guardia del Comando
Radioeléctrico Zona Norte, informando la Sargento Primero Ana Márquez
sobre incidentes en la parte frontal del Sindicato de Petroleros y Gas Privado
de Santa Cruz sito en calle Lavalle y avenida Güemes Nº 1008 de esta ciudad.
Constituido en el lugar en compañía de Figueroa, Bayón y Ledesma, observó a
dos personas que se hallaban tiradas en el suelo sobre calle Güemes y 25 de
Mayo –sobre la vereda del Hiper Tehuelche- frente al Sindicato, uno de ellos
expresaba dolor a gritos por lo que se convocó al móvil sanitario que al arribar
certificó que una de las personas se hallaba sin vida. Señala que en el lugar se
encontraba un grupo de aproximadamente 50 personas de sexo masculino
pertenecientes al gremio UOCRA, que se habían apersonado a reclamar la
reincorporación laboral, cuando personas de las que desconocen identidad
egresaron del Sindicato de Petroleros y comenzaron a efectuar disparos con
armas de fuego, impactando en dos de los manifestantes. Destaca que en el
lugar se encontraba el efectivo policial Nelson Ochoa con prestación de
servicios en la Comisaría Seccional Tercera, quien le informó que en
momentos en que caminaba por ese lugar escuchó varias detonaciones de
armas de fuego observando que varias personas se retiraban de la sede del
Sindicato en un rodado marca Volkswagen Gol color bordó con vidrios
polarizados, con la luneta rota. Inmediatamente tomó conocimiento por
intermedio de la Comisaría Seccional Cuarta que personal de esa unidad iba
en persecución de dicho vehículo –dominio DDA-757- el que circulaba en
cercanías de la Terminal de ómnibus y, al encontrarse con otro móvil policial
de frente, giró raudamente arrojando los ocupantes a la vía pública un bolso -
que fue resguardado por un efectivo policial- intentando continuar con su

36
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

huída, siendo interceptados en la calle Gregores y Berezosky, procediéndose a


la aprehensión de Roberto Esteban Hernández, Damián Cristian Roldán y
Oscar Carrazana. Posteriormente informó que el personal de la Seccional
Cuarta procedió al secuestro del bolso arrojado el que contenía en su interior:
cuatro pistolas calibre 9mm; una calibre 22mm; tres revólveres calibre 32mm
y dos calibre 22mm; celulares, diversas vainas y municiones. Por otro lado, la
totalidad de las personas que se encontraban en el interior del Sindicato se
entregaron voluntariamente siendo aprehendidos y trasladados a distintas
dependencias policiales. Con posterioridad, se labraron actas de estilo de las
diligencias efectuadas por el personal de la división criminalística,
procediéndose al secuestro de vainas servidas calibres 22, 9 mm y 12/70 y
restos plomizos en inmediaciones del occiso, que resultó ser Reynaldo
Vargas-Flores, de nacionalidad boliviana, fecha de nacimiento 03 de octubre
de 1989, DNI 94.084.436, quien conforme certificado de defunción, falleció
por hemoneurotorax bilateral por herida de arma de fuego, mientras que el
otro herido fue Bonifacio Barrera, argentino, DNI 33.260.012, quien
presentaba un resto plomizo en región de cadera, sínfisis pubiana, y quedó
internado en el nosocomio local. Por último, se procedió al secuestro de los
rodados que se encontraban en el sindicato.
En el Acta de Inspección Ocular, obrante a fs. 25/36,
transcripta a fs. 1401/1408, efectuada el día 09 de abril de 2015 a las 13:00 hs.
por Alfredo Zapana Oficial Principal, Sebastián Sgarzini, Licenciado en
Criminalística, Raúl Rojas Patiño, Comisario y Cristian Coria, Sub Comisario
(a fs. 1711/1794 se agregan las secuencias fotográficas tomadas en ese acto,
donde se ilustran impactos de bala sobre vehículos estacionados en la vía
pública, poste, canasto para basura). Se procedió a describir minuciosamente
los rastros dejados por el hecho, con constancia de la posición del cuerpo de
Reynaldo Vargas, los elementos que había a su alrededor, las improntas en el
enrejado del “Hiper Tehuelche”, el cartel de YPF que presentaba un orificio,
manchas sanguinolentas por goteo en el cordón de la calle 25 de Mayo y
vainas servidas en la vereda del edificio del Sindicato de Petroleros y Gas
Privado, estableciendo como punto de referencia el límite de la edificación
municipal de calle Lavalle a Güemes, se procedió a individualizar las vainas
servidas encontradas en el lugar. Se dejó constancia de los vehículos

37
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

existentes en la playa de estacionamiento de la calle Güemes, procediéndose al


secuestro del Volkswagen Gol, cinco puertas color blanco, dominio LJY-408
(éste vehículo, como se verá en el desarrollo de las pruebas testimoniales es el
que conducía el imputado Carrazana cuando llegó al lugar) estacionado en las
dársenas ubicadas sobre calle Lavalle. Por último, se trazaron posibles
trayectorias, orientadas desde el frente del sindicato hacia el cuadrante
noroeste de la intersección de la avenida Güemes con calles Lavalle y 25 de
Mayo.
El acta de Inspección Ocular realizada mediante
Orden de Allanamiento, con su correspondiente transcripción, obrante a fs.
1358/1365, efectuada el día 10.4.2015 en la sede del Sindicato de Petroleros y
Gas Privado sito en calle Güemes Nº 1008 y Lavalle, al que se acompaña
DVD, que contiene fotografías, material fílmico, diligenciamiento de
inspección ocular y secuencias fotográficas de anteriores procedimientos por
hechos delictivos en el edificio del sindicato, efectuada por el Comisario
Inspector Sebastián Sgarzini, los Subcomisarios Cristian Coria, Cristian
Davies, los Oficiales Diego Tapia, Ivana Vilte, Paola Ventura, Michelle
Quiroga y la ayudante Melanie Montes, a fin de realizar el levantamiento de
huellas y rastros y el secuestro de materiales relacionados con la investigación.
En el exterior del sindicato, se realizó una tarea reconstructiva de las posibles
trayectorias balísticas, indicando la existencia de tres posibles deducciones:
1ª) relacionada con el orificio L del cartel de YPF sobre la vereda del Hiper
Tehuelche en proyección hacia el sector de ubicación del balancín de
perforación emplazado a modo de exhibición, situado a 13,70 mts del cordón
de Lavalle y a 12,70 de Güemes, se obtiene una posible boca de fuego o
posición del tirador sobre la tapa del mismo situada a 1,63 metros del suelo;
2ª) entre la oficina del abogado patrocinante del sindicato sector interno con
relación al primer árbol sur a norte más cercano a la intersección Güemes y 25
de Mayo y palma de madera del cableado eléctrico donde fueran
inmovilizados surcos con impronta "w" y orificio "v", se obtiene una posible
boca de fuego o posición de tiro en área comprendida dentro del paño móvil
del ventanal de dicho ambiente con vista a avenida Güemes, se deduce una
posible trayectoria oblicua descendente en ángulo de 130º oeste a este con
desviación de dicho surco hacia el orificio de 117º cuya distancia se estima de

38
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

28,20 metros y de 36,90 metros respectivamente, por otra parte, la posible


boca de fuego dentro de la oficina permite estimar que se realizó a una altura
de 1,35 metros desde el piso; 3ª) relacionada entre el canasto de basura
amarillo de la vereda del sindicato y el sector de ingreso al hall del edificio,
estimándose posible trayectoria de proyectil en ángulo de 115º oeste a este,
probable boca de fuego o posición de tiro en el sector de ingreso principal,
altura estimada 1,30 o 1,10 metros con recorrido entre ambas áreas de 14,15
metros.
La lesión por disparo de arma de fuego que
presentaba el querellante Bonifacio Barrera, se encuentra probada por el
certificado Médico rubricado por el Dr. Juan Esteban CHOLUM, obrante a fs.
37, quien examinó a Bonifacio Barrera el 09.4.15, en el HZCO y certificó que
presenta: “…herida de arma de fuego en región de cadera izquierda,
permaneciendo alojado a nivel de la sínfisis pubiana. El paciente permanece
internado para control y tratamiento.” Ese mismo día también fue examinado
por el Médico Forense y su informe fue agregado a fs. 720/721; dice: "...
presenta herida por arma de fuego con orificio de entrada en la cadera
izquierda y se alojó el proyectil cercano al pubis... de la TAC y la evaluación
médica surge que no reviste gravedad salvo de ocurrir alguna complicación,
que no corre peligro su vida, no será operado para la extracción del
proyectil… Tiempo de curación treinta días, incapacidad laboral igual
período...".
Posteriormente a fs. 2878, se agrega el informe
pericial efectuado por el Médico Forense Rubén Néstor Vera Maydana, quien
informa que las lesiones del Sr. Barrera son de carácter leve, que no pusieron
en peligro su vida, quedando una secuela física consistente en una cicatriz
visible a la desnudez de la cadera del lado izquierdo.
El Lic. Diego Gaitán intervino como perito psicólogo
y declaró en el debate, ratificó su informe anterior relacionado con Bonifacio
Barrera y concluyó que “no se observaba daño psíquico al momento de la
evaluación. Daño psíquico es un constructo jurídico con aportes de la
psicología. Nosotros hablamos de estrés postraumático con vivencia normal o
anormal. Se hizo el último trimestre del año pasado, era un sujeto que podía
mencionar hechos de su vida pasada, presente, infancia, situaciones que

39
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

manifestó pero que pudo acotar y realizar una vida normal, establecer lazos
afectivos significativos, sostener un trabajo, relacionarse socialmente,
expresarse simbólicamente, lo que excluye el estrés postraumático”.
Franco Daniel Barros fue la primera persona en
declarar como testigo en Comisaría, luego frente al Juez de Instrucción y
durante el debate, dijo que se desempeña laboralmente como empleado
administrativo en la Uocra y que ese día: “Estábamos acampando en la
Municipalidad. Nos movilizamos al Sindicato de Petroleros, porque habían
despedido a 45 compañeros en Truncado, fuimos con bombos y banderas, al
medio de la calzada de la calle Güemes. Salió uno de los señores que está acá
con una escopeta y empieza a disparar. Desde las ventanas de arriba también
disparaban. Vi a Reynaldo y a Bonifacio caídos, les grité que paren porque ya
nos habían matado dos compañeros, para mí estaban los dos muertos.
Escuché entre 60 y 70 disparos. Más cerca mío estaban los compañeros
Torres, Villarroel, el hermano de Vargas, y otro montón de compañeros,
algunos salieron corriendo, otros nos ocultamos. Yo me oculté atrás de un
árbol, otros atrás del cartel de YPF, otros detrás de las palmas, otros corrían.
Los despedidos estaban trabajando en el complejo que construía Petroleros
en Truncado, y trabajaban para una empresa, no para el sindicato. Recuerdo
que uno tiraba con una 9 o algo similar de la ventana de arriba, eran tiros
repetitivos y a pegar. Se me borraron las facciones del rostro de esta persona.
Frente a la Municipalidad éramos 80 personas, no fuimos todos, muchos
decidieron quedarse ahí para no abandonar esa protesta. Habremos sido
entre 50 y 60 personas los que fuimos”. A preguntas de la Querella respondió:
“el que empezó a disparar es él (señala a Quiroga), estaba en la puerta del
Sindicato de Petroleros. Él estaba en la puerta, llegaron dos personas con una
bolsa y enseguida éste salió con la escopeta y empezó a disparar. Nadie tuvo
heridas de perdigones. Arriba estaba el que disparaba con repetición. Era una
persona de mi estatura, por como daba en la ventana, de pelo negro, corto,
delgado (aprox. 1,75). Tiró entre 20 y 25 disparos. El de la escopeta hizo entre
3 y 4 disparos hacia donde nosotros estábamos. Había otro al lado de la
puerta que tiraba. No vi quién le disparó a Reynaldo Vargas. Eran muchos los
que disparaban, se escuchaban varias clases de armas. A Vargas lo vi
entrando en shock, caído, temblando. Bonifacio Barrera no se movía, pero me

40
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

acerqué y vi que hablaba. Cuando dejaron de disparar salieron personas del


sindicato que subieron a un auto y se dieron a la fuga en contramano por
Lavalle. No los puedo identificar ahora, han cambiado mucho sus facciones,
uno iba abrazando algo, a la carrera, que se subió como copiloto, llevaba
algo cubriéndolo con la campera. El auto salió apurado, los compañeros los
corrieron tirándole piedras, pero no lo pudieron agarrar. Había gente
caminando por la zona, normalmente. Me oculté atrás del árbol
instintivamente. Tenía la adrenalina a full. Salí corriendo y me vine al juzgado
a dar información de lo ocurrido.” A preguntas de la fiscalía, contestó: “…la
ida a Petroleros se decidió en Santa Cruz Norte, lo íbamos a hacer en Las
Heras y donde hubiera un Sindicato de Petroleros, porque en Truncado los
habían amenazado. Nos informan que los delegados habían decidido esta
movilización. Llevábamos bombos, banderas. Yo llevaba una bandera en un
tarro de pvc de agua. Cuando estábamos tocando vimos llegar un gol blanco,
bajó una persona y se nos arrimó a unos 7 metros, insultándonos, diciendo
barbaridades, nosotros hicimos caso omiso. Estacionó sobre Lavalle, a 10 o
15 metros de la esquina, en contramano, y en el costado del Sindicato. No
recuerdo ningún auto verde, ninguna moto tampoco. Sabemos que cuando vas
con un reclamo muchas veces no te encontrás con la mejor predisposición
para solucionarlo. No supe que nadie de la Uocra haya disparado, después la
calle decía que si, yo no vi a nadie. Nosotros nunca nos cubrimos la cara para
las movilizaciones. Cuando terminó la balacera algunos compañeros
agarraron piedras y se volvieron hacia el sindicato, querían tomar
represalias. Algunos compañeros que tienen armas querían ir a buscarlas
para tomar represalias, pero les dijimos que no. Nosotros no teníamos grupo
de choque”. Dijo que el grupo que integraba ocupaba la mitad de la calzada
hacia el Hipertehuelche, algunos había en la vereda del hiper. Que el que
disparó con la escopeta los apuntó directamente (e hizo la teatralización). Yo
estaba a menos de 15 m del que disparaba con la escopeta. Cuando empiezan
los disparos de arriba salgo corriendo y me escondo atrás del árbol. Cuando
disparaban la escopeta no hubo heridos. Bonifacio Barrera venía militando
con nosotros desde hacía 8 meses más o menos, era un desocupado en busca
de un puesto de trabajo. Yo no estaba a cargo de la bolsa de trabajo en ese
momento, a él lo vi en algunas movilizaciones. Del auto blanco bajó uno, que

41
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

nos increpó, no recuerdo de qué lado bajó. No llevaba nada, iba de ropa de
manga corta. Cuando se van en el auto bordó el que llevaba algo entre la
ropa se sentó como acompañante. … Primero vi a Bonifacio tirado, y después
al otro muchacho, a mi derecha, …. Cuando llegaron los dos vehículos yo
estaba de frente al sindicato, primero llega el auto blanco, después el bordó -
del que bajaron 3 personas”.
Bonifacio Nilamón Barrera, el querellante, resultó
herido de bala en la “región de cadera sínfisis pubiana” declaró diciendo que
conoce de antes al imputado que es apodado “Pequeño Juan” [Quiroga] del B°
Jardín, relató lo sucedido brindando numerosos detalles referidos al día del
hecho: “fuimos al Sindicato a manifestarnos por el tema de trabajo, éramos
un grupo de desocupados de UOCRA, con cantos, tocata. Fue en abril de
2015, un jueves, 11:50 de la mañana, el delegado Franco Barro recibió un
llamado telefónico de Cristian Zalazar, ordenándole que fuéramos a
manifestarnos a Petroleros. Fuimos al sindicato, nos quedamos en la mitad de
la calle, unos 40 éramos, bolivianos y argentinos. De la calle que viene del
Gorosito vino un Gol blanco, fuerte, casi nos atropella, giró en U frente al
Hiper Tehuelche y estacionó en Petroleros. Había unos cuatro cuidando el
sindicato. Al rato, del auto bajaron tres personas, y uno nos agredió. Los otros
dos entraron al sindicato, llevaban una mochila como escondida, cerraron la
puerta, a los 5 minutos abren la puerta, sale el Pequeño Juan [Quiroga] con
una escopeta cargada tirando al aire, como para espantarnos. Mis
compañeros de la banda, que tocaba, retrocedieron. Quedamos en el medio de
la calle el delegado y yo, él bajó la escopeta y tiró a quemarropa, a matar. Yo
me asusté y me corrí hacia la esquina para cubrirme en un cartel de YPF, él
tiró fácil tres tiros. Franco Barra le decía que no tire, y él seguía. Era una
cosa de terror. Traté de correrme a la esquina, sentí el balazo en la pierna, me
perforó el pantalón, me paralizó el cuerpo y caí, ahí lo vi a Reynaldo Vargas
al lado mío, sacudiéndose, ya muriendo. Quería correrme más hacia la
esquina, pero no pude, estaba como paralizado. De ahí vi que de las ventanas
de arriba del sindicato tiraban con armas de puño, y al lado de Juan también
había personas con armas de puño. De parte de UOCRA respondió con arma
de fuego “Oveja” Velázquez, él estaba con la patota. Fue un choque entre
ambos sindicatos. La ambulancia tardó como 20 minutos en llegar, la

42
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

balacera siguió mientras yo estaba tirado, fue algo de terror. La escopeta del
Pequeño Juan era negra, corta, no vi cuántos caños tenía, fue todo muy
rápido. Él la recargó dos veces, fácil (hizo el gesto de desplazar hacia adelante
y atrás la corredera) como en las películas. Dos personas vi con armas de
puño, pudo ser un 22, no se. El Pequeño Juan disparaba casi desde el cordón,
otro de arriba del sindicato, y otro al lado de la puerta abierta. No se quién le
disparó a Reynaldo Vargas, él había caído antes que yo. Uno de los que me
fue a hablar cuando estaba en el piso fue Jony, “el perro”, después llegó la
ambulancia. A Vargas lo socorrió el hermano, que también estaba en la
UOCRA. Al hospital me llevó la ambulancia, me revisaron, la bala la tengo
alojada en la ingle, estuve cuatro días internado, caí el jueves y salí el lunes.
Cuando hace frío me duele, tengo problemas para dormir, me duele la cadera,
y en la parte psicológica tengo insomnio, lo sueño a Reynaldo Vargas, perdí la
capacidad de coordinar, tengo problemas para concentrarme, no puedo
estudiar, hacía ciclismo y ahora no lo puedo hacer, me quedó un trauma
psicológico, no soy el mismo, quedé muy mal, en ese momento pensé que
estaba al punto de la muerte. Nosotros prestábamos servicios para UOCRA en
recolección. Después de eso no volví a conseguir trabajo, un amigo me metió
en el plan 1840, que no es mucho, pero es para comer y vestirme. La bala no
me la extrajeron por tema de dinero y es una operación costosa, más o menos
200 mil. Actualmente no tengo militancia sindical”. Respondió diversas
preguntas de las partes: A las de fiscalía dijo; “empezó a disparar el Pequeño
Juan, y enseguida los otros, todo junto. Vázquez disparó como respuesta
cuando yo caí, y la balacera siguió. De parte de UOCRA vi un arma, de puño,
no sé el calibre, color negra. Vázquez estaba con Franco Barros, eran los que
manejaban a los desocupados y a la patota de UOCRA. Digo patota por como
son, y estaban los dos delegados, Franco y “Oveja”, y sus mano derecha,
eran cinco fácil. Nosotros seríamos 35, éramos 40 en total”. A las preguntas
del Dr. Fernández agregó “el Pequeño Juan estaba a un metro del cordón,
nosotros estábamos en el medio de la calle, con Franco Barros, con una
bandera. Él nos apuntó a quemarropa. Yo me tiré para la esquina para
cubrirme con el cartel. La escopeta era corta (señala unos 50 cm con las
manos). Cuando el Pequeño Juan tiró por segunda vez, yo recibí el impacto,
estaban disparando todos, los tres…”. A preguntas del Dr. Gramática Bosch

43
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

“…los que bajaron del auto llevaban algo oculto, pudo haber sido un bolso,
pero algo llevaban. De la UOCRA solo disparó Vázquez, estaba en la calle del
medio con un arma de puño y disparaba constantemente, estaba parado.
Nosotros fuimos en manifestación pacífica. Yo no sabía que había alguien
armado con nosotros, yo no vi el arma antes. Me enteré que en Truncado
había pasado un caso similar, problemas de UOCRA, fue también en abril, el
mismo día 9 de abril. Cuando fui a la marcha no lo sabía. No se si en Las
Heras hubo problemas. Los disparos fueron constantes (pregunta por arma
automática), distinto a la escopeta y al arma de puño. Moto no escuché,
solamente el auto”.
Celso Hernán Castro, apodado “dedo Mocho”, se
manifestaba en la movilización de la Uocra, brindó su testimonio y dijo
conocer a los imputados Carrazana y a Quiroga. Sobre el hecho en particular
expresó: “… Estábamos en la Municipalidad, fuimos a una protesta, a buscar
a los compañeros del Hiper, de golpe hubo disparos y yo me escondí frente a
un cuadradito de hormigón, quedó uno tirado en el piso y otro sentado en el
piso gritando. Primero lo vi a Quiroga hablando por teléfono, después llegó
un auto y empezaron los disparos. Había un grupo de gente en la vereda del
sindicato de petroleros y él hablaba por teléfono, iba y venía. Ahora no me
acuerdo qué auto era, creo que bajaron dos personas del auto, bajaron con un
bolsito, una mochila, algo así. Nosotros estábamos esperando que se retiren
los muchachos que estaban trabajando en la empresa para que nos
acompañen. No había bombos, redoblantes, nada de eso. No recuerdo que de
adentro del sindicato nos griten. Yo estaba al último, jodiendo con los
compañeros. Soy corto de vista y no escucho bien… con Carrazana
trabajamos haciendo una ruta; a Quiroga lo conozco del 2 de abril. Ahí
nomás de que él estaba hablando por teléfono, empezaron los disparos. Desde
que llegó el auto con los de la mochila no pasó mucho hasta que empezaron
los disparos, ahí nomás. … nosotros no teníamos la cara tapada. No se acercó
a nosotros ningún auto o moto. No vi a nadie armado de nosotros. No lo vi a
Carrazana. Quiroga estaba con el teléfono, antes del tiroteo, ahí nomás antes,
no lo vi con arma porque cuando empezó el tiroteo yo salí corriendo. Los que
pudieron ver más son la señora de tránsito y el policía de civil, que estaban
mirando todo, éramos como 30. Estábamos parados esperando que salgan los

44
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

compañeros del hiper para ir a la municipalidad. Conozco a Franco Barros,


estaba. Velázquez creo que también estaba, no me acuerdo bien…”.
Axel Alejandro Payaguala, brindó su testimonio en la
audiencia diciendo “Estábamos acampando en la municipalidad, muy bien no
sabía yo a qué íbamos al sindicato, era militante, estaba buscando trabajo.
Estaba tocando el redoblante, de repente sentí algo que pensé que eran
petardos, cuando todos empezaron a correr no entendía, me empecé a cubrir
atrás del cartel de YPF que está en el Hiper. Cuando me levanté en el acampe
me dijeron de la movilización, me lo dijo un compañero, no sé el nombre.
Estaba tocando el redoblante de espaldas al sindicato cuando empecé a ver
que corrían todos. No conté los disparos, más de 10 fueron. No se dónde se
hacían los disparos, venían del sindicato, no sé de qué parte. … No recuerdo
personas con la cara cubierta, íbamos a apoyar a compañeros, no en busca de
ningún conflicto. No recuerdo que se nos haya acercado un vehículo o una
moto. …conozco a Oveja, era el dirigente de Uocra, estaba en la
manifestación, nos dirigía…”.
Franz Reynaldo Romero Sánchez, dijo que
“Estábamos ahí frente al gremio petrolero, fuimos a una marcha pacífica,
pasados unos minutos llegó un coche color bordó, los ocupantes entraron al
gremio, eran cuatro o tres. Pasó mucho tiempo, no los puedo describir. No se
si llevaban algo o no ... Pasados unos minutos salieron personas de adentro
del gremio y empezaron a dispararnos a nosotros. Yo escapé. Vi a uno que
sacó un arma grande, no conozco de armas, pero podría decir que era una
escopeta. Yo me di la vuelta, perdí el sentido y aparecí entre los coches. Era
una persona robusta, gorda, alta, pelo corto. Es la única persona que vi
disparando. Si hubo respuesta de alguien de la Uocra no lo vi, yo me di la
vuelta y me fui hacia los coches. No vi a nadie armado de la Uocra. Estaba a
unos 3 m de donde cayó Reynaldo. … Los del auto, cuando iban llegando y la
banda estaba en la calle, vinieron con el coche a gran velocidad, como
intimidando. Se bajaron del coche como insultándonos, “qué hacen acá?”,
algo así. Yo vi el auto bordó.” Las partes confrontaron su testimonio con lo
declarado durante la instrucción (fs. 783, sobre el Gol blanco), explicó que no
recordaba haber dicho eso, pero afirmó: “el auto bordó si lo vi. … solo
recuerdo la escopeta (hace señas de recargar subiendo y bajando la mano), y

45
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

acercad de lo que dijo a fs. 784 en cuanto a haber visto una pistola que salía
desde la puerta dijo es confuso, no lo recuerdo ahora. … Lo vi cuando salieron
del gremio, agarró la escopeta y la cargó. Después no me acuerdo y aparecí
en otro lugar. Esa persona salió del gremio, hizo 2 o 3 pasos y empezó a
cargar el arma, yo me di la vuelta. Ahora no recuerdo cómo eran los que
bajaron del auto.” (a fs. 784 si lo recordaba).
Gustavo Emilio Medina, que conocía a Vargas Flores
por haber trabajado juntos, declaró que estuvo en el lugar del hecho, “al lado
del finadito Vargas”, en la calle; en lo referente a los instantes previos a los
disparos coincide con lo declarado por sus compañeros y expresó que: “…Lo
único que hicimos cuando empezaron los tiros fue salir corriendo, y yo me
puse en la calle para evitar que pasara el colectivo y eso, para que no hagan
más desastre. Los muchachos estaban tocando el bombo y apareció un Gol
blanco, que giró en U enfrente del Hiper y se metió al gremio petrolero, la
gente esta se metió y después llegó otro auto Gol bordó y ahí empezaron los
tiros. Después el gol bordó salió disparando y los desocupados le tiraban
piedras. Yo había agarrado a la señora esta y tomamos para el lado del
banco. También se iba metiendo la señora de tránsito y con ella cortamos el
tránsito, porque seguían a los tiros. No me acuerdo cómo eran ni cuántos los
que bajaron de los vehículos. Nos estaban tirando de arriba, del primer piso
del sindicato de petroleros. No pude ver qué armas eran…”.
Alfredo Zapana es Oficial Principal de Policía, es
quien redacta el informe de novedad que da inicio a las actuaciones, presta
servicios en la Comisaría Primera de esta ciudad, y relata cómo tomó
conocimiento del hecho y cuáles fueron las primeras diligencias realizadas:
“… Concurrimos con celeridad. Escuchamos disturbios, vimos a dos
masculinos tendidos en el suelo, con disparos de arma de fuego. Convocamos
la ambulancia. Estaba el oficial Ochoa de civil, me dio indicaciones sobre un
vehículo, características y dominio si no recuerdo mal. Informé a
dependencias sobre ese vehículo que se había dado a la fuga. Llegó personal
del hospital, evacuó al herido, el otro ya había fallecido. Concurrí con el
chofer Cabo 1ro Figueroa, Cabo 1ro Bayón y Agte. Ledesma. Había mucha
gente. Indicaban al edificio del frente, que de ahí habían salido los disparos.
Llegó Infantería y otras dependencias. Quedaron redoblantes, banderas de la

46
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

UOCRA, palillos (de tocar)”. … A preguntas de la querella dijo: Ochoa me


dijo que el auto tenía la luneta rota, el color -creo que rojo-, el dominio. Pedí
a todas las dependencias en frecuencia policial la demora de ese vehículo.
Las personas decían que había habido un enfrentamiento entre gente de la
UOCRA y petroleros. … yo hice el acta de inspección ocular del edificio, una
vez que se evacuó todo, empezamos afuera, frente, laterales, con
Criminalística. Detallamos vainas servidas, calibres, trayectorias. Intervino el
Jefe de Unidad, y con personal de fuerzas especiales desalojaron el edificio.
Había casquillos de 22 y de todo, está todo en el acta, … vainas se
secuestraron en ambos lugares, tanto en la esquina del Hiper como de la
vereda de petroleros.”
Franco Gabriel Ludueña es Subcomisario y
dijo que el día del hecho “estaba en la Cría 4ta., escucho por equipo un alerta
sobre pedido de presencia policial en Petroleros, Güemes entre Mosconi y
Lavalle. Subo al móvil, le indico a Almirón que vaya a la terminal y después a
rotonda de acceso norte, por la vía de escape. Yo fui al lugar para
entrevistarme con el oficial de servicio de la Primera. Cuando iba por
Meprisa habían dado con el gol bordó con luneta dañada, Almirón. Trataron
de identificarlo, aceleraron y se dirigieron a la terminal. Lo persiguieron.
Arrojan un bolso, una mochila negra. El Oficial dejó una consigna, Chocobar
y alguien de tránsito. Nosotros giramos por la Av. República e iniciamos la
persecución por Tierra del Fuego. En 2 o 3 minutos dimos con el vehículo,
porque por desperfectos quedó en Beresosky entre Maipú y Gregores. Las
características del vehículo las aportó el oficial Ochoa, que estaba ahí y vio
que se dieron a la fuga. En el auto iban Hernández, Carrazana y Roldán.
Hicimos el secuestro de la mochila de la que se habían descartado con
Criminalística, cuando la abrimos había armas de fuego, 11 si mal no
recuerdo, 6 pistolas 9 mm y 22 y revólver, munición suelta, dos cargadores y
dos celulares. … las armas estaban retraídas, listas para disparar en su
mayoría. Había ciertas armas que estaban cargadas, recuerdo una con 7 otra
con 9 municiones”.
El Comisario Sebastián Ismael SGARZINI,
Licenciado en Criminalística, explicó detalladamente frente al Tribunal su
intervención profesional, y dijo: “…Yo concurrí como coordinador de todas

47
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

las tareas de Criminalística en la Inspección Ocular del lugar del hecho, ese
día estuvo presente el Gobernador en Caleta, se nos hizo entrega de móviles
policiales, ya terminando el acto tomamos conocimiento del hecho y de
inmediato nos abocamos. Al día siguiente se continuó con las tareas e
inspecciones frente al edificio del sindicato. Con todo lo que ello implica,
búsqueda de indicios y constatación, descripción del cuerpo de un
masculino… todo ello se plasmó en el acta de inspección ocular y fotografías.
Las trayectorias [de los disparos] localizadas son de carácter hipotético
tomando en cuenta indicios, determinamos tres posibles trayectorias con tres
posibles bocas de fuego. Esto no quiere decir que fueran las únicas, pudo
haber existido otras. Esas son las que tenían más probabilidades. No hemos
encontrado bocas de fuego desde el lado del Hipertehuelche, de ese lado se
encontró una importante cantidad de casquillos de arma de fuego que nos
hace presumir que hubo intercambio de disparos. Vainas calibre 22 del lado
del Hiper. Del lado del sindicato vainas 9 mm, de la vereda por donde estaba
el cuerpo de Vargas eran 22, estaban casi sobre el cordón, entre el pavimento
y el cordón, cerca del cuerpo estaba un redoblante y una bandera. La
distancia entre las vainas 22 y el sindicato es el cordón del lado del Hiper
hasta el sindicato. Las vainas 9 mm sobre la vereda casi pegado al edificio
del sindicato. La inspección en el interior del sindicato se hizo después por
directivas del Juzgado de Instrucción, a través de una orden de allanamiento.
Adentro del edifico no encontramos vainas que yo recuerde. Las tres bocas de
fuego las sacamos en concordancia, las numeramos como “posible
trayectoria 1” era con respecto a un cartel de YPF sobre la vereda del
Hipertehuelche. En concordancia a donde estaba ubicado el cuerpo de
Vargas. En el cartel presentaba un orificio de entrada y una impronta de
“salida” (que no perforó) adentro del cartel encontramos fragmento de
proyectil, en la vereda del sindicato donde hay un balancín y un motor tapado
ahí hubo un tirador. Después la otra posible boca de fuego es la primera
ventana superior como yendo para el Meprisa. Sobre Güemes. Donde estaba
el cuerpo de Vargas están las posibles trayectorias 1 y 2, de las esquirlas que
hemos encontrado resultaban bastantes características de las 9mm. … Una
22 LR tiene un alcance de 1000mts. no se encontraron improntas de disparo
de escopeta … La tercer boca de fuego es sobre la puerta del sindicato… A

48
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

preguntas del Dr. Fernández dijo: “…encontramos unas vainas de cartuchos


de escopeta color verde, esas son AT, no tiene proyectiles de plomo, son de
plástico o goma, generalmente se usan para dispersar tumultos. Es una
munición que está limitado su uso a fuerzas de seguridad, desconozco si hay
venta ilegal. No encontramos otro tipo de cartuchería de escopeta o
letales…”
Tulia Alicia Castillo, quien al momento del hecho
pasaba rutinariamente en su vehículo por calle Lavalle, se detuvo en la
esquina del Sindicato. Es una de las pocas personas que no pertenece a
ninguno de los dos grupos antagónicos, relató que: ese día fui a buscar a mi
hija al colegio, volvíamos del Aoniken y cuando nos acercábamos al sindicato
escuché unos estruendos pensé que era pirotecnia … y pude ver frente al
Hipertehuelche a una persona que retrocedía y disparaba en dirección al
sindicato. Era un arma de puño, a su lado había una persona sentada. …
delante mío había dos vehículos y a mano derecha había dos más, eran
muchos disparos uno atrás del otro. No puedo precisar cuántos. … cuando yo
escuché los estruendos no sabía de dónde venían hasta que vi a esa persona
disparar. Por lo que vi, tiraba en defensa porque retrocedía. La gente huía del
lugar corriendo desde el Hiper hacia la Lata Naranja por el medio de la
calle. …, no recuerdo como estaba vestido el que disparaba. Tenía un cuellito
azul tapándole la cara, tenía un camperón azul como de la Uocra, creo que de
jeans y zapatillas…”. La persona que dice que disparaba, de acuerdo al
testimonio de Bonifacio Barrera, es “Oveja” Velázquez, y comenzó a hacerlo
cuando él estaba caído por la herida de bala y cerca suyo también en el suelo,
Vargas Flores agonizaba.
El certificado de defunción de fs. 94/95, rubricado por
el Médico Forense Dr. Ruben Vera Maydana, acredita que el fallecimiento de
Reynaldo Vargas Flores se produjo por “Hemoneumotórax bilateral. Por
herida de arma de fuego”.
El informe pericial de fs. 722/725, efectuado por el
mismo Médico Forense, quien practicó la autopsia al cuerpo de Reynaldo
Vargas Flores, informó que presenta: “… 1.- Orificio de entrada de proyectil
arma de fuego, sin tatuaje, en brazo derecho superior, a 25 cm. de la
articulación acromio clavicular, por fuera de la línea anterior del humero,

49
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

solo interesó masa muscular. En la cara interna del brazo orificio de salida.
2.- Orificio entrada ingresa al tórax tomando en cuenta la línea axilar
anterior en borde inferior del hueco axilar derecho, a 18,5 cm. de este espacio
anatómico altura 5ta costilla, sin orificio de salida.... EXAMEN INTERNO
Tórax el proyectil luego de su trayecto por el brazo derecho ingresa al tórax a
la altura del quinto arco costal, se visualiza fractura arrancamiento del borde
inferior de esta costilla, perfora las pleuras pulmonares, atraviesa el pulmón
derecho en su lóbulo medio, a la altura de la sexta vértebra dorsal entre el
cuerpo vertebral y pedúnculos vertebrales, la atraviesa con fractura estallido,
luego perfora las pleuras pulmón izquierdo y queda alojado en el espesor del
arco costal sexto del lado izquierdo. Desde ese lugar con maniobra digital se
extrae el proyectil de arma de fuego”. Describió el proyectil extraído como:
bala encamisada, de 15 mm de largo, 9 mm de diámetro, con un peso de 8 gr.,
en un lateral de la punta presenta una abolladura producto del choque óseo
interno. Fue embalado y entregado al Juzgado interviniente. De las “…
CONSIDERACIONES MEDICO - LEGALES... 1.- El disparo no ocurrió a
corta distancia, no presenta signos que lo caractericen. 2.- el ingreso de la
bala es de derecha a izquierda, levemente inclinado o descendente en relación
al plano del piso considerando a la víctima de pie. 3.- no presenta orificio de
salida, solo un impacto. 4.- El proyectil al ingresar al cuerpo por su inercia,
alta energía y superlativo movimiento giratorio, produce en el órgano que
incidió, en este caso los músculos y principalmente pulmones, una expansión
de tejido denominado "cavitación", la arquitectura pulmonar fue destruida a
su paso llevando al sangrado y la aparición de aire en espacio que no debe
haber, resultando un hemoneutórax agudo bilateral. Continuando las lesiones
produce fractura estallido del cuerpo vertebral sexto, ocasionando un shock
medular, daño neurogénico, parálisis de miembros inferiores, y también daño
hacia la parte superior del organismo, comprometiendo el cerebro con
inconciencia y el individuo se hubo de desplomar. 5.- Periodo agónico fugaz.
6.- Causa de muerte insuficiencia respiratoria, por hemoneutórax bilateral y
shock neurogénico ... EN CONCLUSIÓN: La presente autopsia realizada, en
el Hospital Zonal de la localidad, en el cuerpo de quien fuera en vida
VARGAS FLORES REYNALDO, 25 años de edad, DNI Nº 94.084.436, tiene
como causa de muerte HERIDA GRAVE POR ARMA DE FUEGO… ". El

50
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

profesional declaró durante el debate, ratificando los informe periciales


reseñados precedentemente y respondió las inquietudes de las partes, y
explicó los motivos por los cuales consideró que las heridas en el brazo
izquierdo y tórax, fueron ocasionadas por la única bala que extrajo del cuerpo.
La bala 9 mm extraída del cuerpo del occiso fue
peritada por el Lic. Benito Fleitas y se determinó que fue disparada por la
pistola marca “Jericcho”, secuestrada junto a otras nueve armas de fuego de
puño dentro de la mochila que fue arrojada en la Terminal de micros local
desde el automóvil VW Gol, color bordó, conducido por Hernández que era
acompañado por Carrazana y Roldán. Estas circunstancias fueron observadas
por el personal policial que a bordo de un móvil policial intentaba
interceptarlos. Posteriormente, luego de una persecución que los llevó hasta
inmediaciones de la Escuela N° 29, el Gol bordó se detuvo por desperfectos
mecánicos, siendo sus ocupantes aprehendidos.
Así lo explicaron los policías que intervinieron en
esa oportunidad. En tal sentido, el testigo Carlos Andrés Gutiérrez dijo que ese
día, como al mediodía, estaba de servicio en la 4ta., e informan vía radial de
un gol bordó que estaba involucrado en un hecho con arma de fuego. Él salió
como chofer en el móvil 605 con el Subcomisario Ludueña, y el Cabo 1°
Bordón. “ …Fueron para el lado del Meprisa. En el móvil 53 salieron
Martínez, Chocobar y el Oficial Almirón en dirección al B° Ceferino. El otro
móvil localiza el auto en la zona del B° Ceferino, dijo que huyó y el otro móvil
inicia la persecución por la Tierra del Fuego. Nosotros íbamos 2 cuadras
atrás del otro móvil. Cuando llegamos a la Berezosky el otro móvil ya había
interceptado el vehículo y ya estaban las personas en el piso. Yo me dispuse a
cortar la calle Berezosky y Maipú. Eran 3 personas. En el móvil 605 se
trasladó a uno de ellos a la Secc.1ra., de ahí fuimos a la terminal, donde
había quedado Chocobar con una mochila que ellos habían arrojado.
Después llegó Criminalística e hizo su trabajo, había 10 armas de fuego, yo
estuve ahí, pusieron las armas en cartón con precinto, numeradas, todo. Me
llamó la atención una 9 y una que era plateada, eran todas armas de puño. En
el auto iban 3 personas.”
Los otros policías a que hace mención Martínez
declararon en la audiencia abonando sus dichos. También resulta importante el

51
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

testimonio de Diego René Ríos Suarez, efectivo policial con prestación de


servicios en la Comisaría Seccional Cuarta, (fs. 371, ratificada a fs. 711), que
salió junto a Rubén Almirón en el patrullero y, cuando se dirigían por la
avenida República observó por calle España el vehículo en cuestión que tomó
la avenida Tierra del Fuego e ingresó a la Terminal de ómnibus, en ese
momento pudo divisar que desde el asiento trasero del Gol uno de los
ocupantes arrojó una mochila color negra, girando el vehículo en "u"
retomando por avenida Tierra del Fuego, pasando por el supermercado
Carrefour, hasta avenida Mitre y luego por calle Máximo Berezosky y que, al
pasar por la calle Gobernador Gregores, ese vehículo sufrió desperfectos
mecánicos comenzando a detener la marcha, pudiendo hacer descender del
rodado a los tres ocupantes. Inmediatamente arribaron móviles de las
Comisarías Seccional Segunda y Cuarta. Finalmente, describe al que arrojó la
mochila como delgado, de 1,65 metros aproximados de altura, 70 kilogramos,
morocho, quien después supo que se apellidaba Carrazana.
Por las actas de aprehensión de Oscar Antonio
Carrazana, de fs. 38, llevada a cabo el día del hecho a las 13:10hs, se acredita
que vestía: una gorra con visera “Nike”, color gris, una campera deportiva
marca “Team Foot” del equipo “Barcelona” color rojo parte; por la obrante a
fs. 42, se constata que el día 09 de abril de 2015, siendo la 13:15hs., se
procede a la aprehensión de Damián Cristian Roldán, quien vestía una
campera de abrigo color negra marca Kappa, una remera color verde mangas
cortas, y pantalón deportivo y zapatillas Adidas y por la de fs. 43, se constata
que el día 09 de abril de 2015, siendo la 15:00hs., se procede a la aprehensión
de Roberto Esteban Hernández, quien vestía una campera deportiva color
blanca con rayas celestes marca Adidas, pantalón corto deportivo, una remera
mangas cortas blanca y zapatillas deportivas marca Puma.
El Acta de Secuestro, con su correspondiente
transcripción, obrante a fs. 364/366, efectuada el día 09 de abril de 2015 por el
Oficial Principal Franco Gabriel Ludueña, la Oficial Ayudante Ivana Vilte y el
Sargento Sergio Seguel, en Avenida República sin número frente a la
Terminal de ómnibus, donde se procedió a la incautación de una mochila
marca HP, inscripción Helmerich & Payne; una pistola marca Bersa, calibre
360 Nº serie P 47114 Thunder, 380 CC; una pistola marca Bersa, calibre 22

52
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

LR Nº serie 74 8568 modelo Thunder, 22 y almacén cargador conteniendo 10


cartuchos calibre 22 con inscripción "C" en la base del culote; una pistola
marca Bersa plateada, calibre 380 modelo Thunder, 380 Nº serie A 16048; una
pistola marca Bersa, modelo Thunder, 9 Nº serie 661662 9x19 mm, con
almacén cargador conteniendo siete cartuchos 9mm, CBC sin signos de
percusión; una pistola marca Jericcho 941 F, Nº serie 95301463, 9x19 mm, sin
almacén cargador; un revólver marca Smith & Wesson, Nº serie 32 LONG
CTG, presenta limaduras en parte interna tambor y parte fija del arma, una
vaina de color dorado con inscripción 32 S &W l cbc, con signos de percusión
y signos de chamuscamiento en la parte de la boca; un revólver marca
Doberman Nº serie 100, calibre 22 largo, 004965 con tambor giratorio vacío
con 10 alvéolos; un arma tipo revólver marca Smith & Wesson, Nº serie
502549; un revólver marca Tala, Nº serie 30658; un revólver marca Tanque,
Nº serie 24532; un almacén cargador con inscripción en lateral derecho Bersa
calibre 380 ACP industria Argentina conteniendo cuatro cartuchos SP 380
AUTO; un cargador sin cartuchos; un almacén de color negro sin inscripción
visible con 15 cartuchos 9 mm; un almacén cargador con un cartucho 9mm;
tres celulares, dos marca Samsung y otro Sony; dos cartuchos calibre 32; tres
cartuchos calibre 9 mm y dos calibre 32.
El Informe Pericial Balístico, obrante a fs.
2522/2545, fue elaborado por el Lic. Benito Amilcar FLEITA del Poder
Judicial de Santa Cruz, quien procedió a peritar las armas Jericho Nº
95301463, Bersa Nº 661661, Bersa Nº B47114 y Bersa Nº A16048,
concluyendo que las vainas servidas secuestradas en autos fueron disparadas
por dichas armas, asimismo informó que las vainas calibre 12/70 fueron
disparadas mediante escopeta calibre 12. Y en relación al proyectil extraído
del cuerpo de REYNALDO VARGAS, explica que se trata de un proyectil
encamisado calibre 9 mm con plena correspondencia de las
microcaracterísticas dejadas por el ánima del cañón con los proyectiles
disparados por la pistola Calibre 9 mm marca "JERICHO NRO. 95301463".
Afirmando que el Proyectil Dubitado fue disparado por la Pistola antes
mencionada. / Producto del confronte de las vainas servidas calibre 9 mm
dubitadas se pudo observar la plena correspondencia de las dubitadas
contenidas en los sobres identificados con los nros. 83, 88, 90, 92 y 93, con

53
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

las indubitadas percutidas por la pistola calibre 9 mm marca "JERICHO


95301463".
Durante la instrucción surge del acta de fs.
3260/3261, que se procedió a efectuar la reconstrucción del hecho conforme
las versiones de los testigos Tulia Castillo, Bonifacio Nilamon Barrera, Franco
Daniel Barros, Ariel Darío Atencio, Marcelo Fabián Corzo, Jonathan Emiliano
Manrique, Celso Hernán Castro, Omar Capihuara y Filiberto Orellana. Dichas
diligencias fueron filmadas y reproducidas durante el debate.
El testimonio de Dante Jatar Abboud, Comisario
General, quien en la época se encontraba a cargo de la Unidad Regional Norte,
brindó detalles de lo sucedido el día del hechos y la intervención que tomó.
Dijo: “Estábamos en el acto de inauguración de la Comisaría de la Mujer.
Observamos pasar un móvil de infantería hacia el centro, nos anotician por
teléfono de un tiroteo en el Sindicato de Petroleros Privados. Yo fui con el
chofer y el Segundo Jefe. Ya estaba la ambulancia trasladando a un herido al
hospital y la víctima fatal tapada, quedaban sobre Lavalle algunos
manifestantes de UOCRA a los que hicimos retroceder hacia el centro, en
razón que infantería tenía rodeado el lugar, parapetados detrás de los árboles
y en posiciones de protección, porque adentro del Sindicato había gente.
Después se presentó el Jefe de Policía, Aleuy. Después llegó el Dr. Puricelli,
abogado del sindicato, y Pródromos, que se comunicaban con la gente de
adentro del sindicato. Pasado un tiempo prudencial las fuerzas especiales
fueron sacándolos de a uno, requisándolos y llevándolos al lugar de
detención. Se hicieron las actuaciones judiciales, el trabajo criminalístico,
etc. Yo era el Jefe de la Unidad Regional Norte”. A preguntas de la Fiscalía,
contestó: “recibí comunicación de Pródromos, que para mí es responsable de
seguridad del sindicato el 16 de marzo, fue en esa fecha que hubo un
incidente en Pico Truncado, porque habían echado a 45 personas y la
UOCRA les había ocupado el predio. El Juez Cimini ordenó el desalojo y que
se pudiera ingresar a trabajar, lo que se garantizó. El 26 de marzo el Dr. libra
otro oficio ordenando que los manifestantes se retiraran a 50 m de donde se
estaban manifestando, se los notificó y accedieron. El 7 de abril personal del
sindicato y un arquitecto quisieron retomar tareas trayendo personal de
Comodoro Rivadavia, por lo que quedaron 4 efectivos de policía adicional en

54
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

el interior del predio. En manifestación de la disconformidad habían cortado


la ruta y el 9 quisieron entrar a trabajar, se pararon sobre la ruta, se los
notificó que debían deponer su actitud, y se fueron a la sede del sindicato, a la
parte externa, fue personal de la Comisaría 1ra. Constatan que Herrera hizo
3 disparos afuera del sindicato, el personal intentó ingresar pero los
manifestantes se lo impidieron y Herrera se dio a la fuga en su auto marca
Bora. Se labraron las actuaciones correspondientes. La orden de Jefatura y de
la Regional es que el Sindicato Petrolero fuera controlado por patrullajes, a
raíz de que por la interna del sindicato decían que lo iban a tomar (el de acá),
los controles están en los partes de la Comisaría y en el Comando
Radioeléctrico. El 7 de abril UOCRA hizo una manifestación en el municipio
local, creo que intervino Cabrera, Secretario de Gobierno. El 8 no hubo
solución e instalaron una carpa frente a la municipalidad, y el 9 estaban ahí,
y el movimiento hacia el Sindicato fue espontáneo. Ese día lo llamé a
Pródromos después del hecho, porque él es el responsable de la seguridad del
sindicato, y se decía que delegados iban a ir en apoyo del gremio y le pedí que
eso no ocurriera porque había una persona fallecida”. A preguntas de la
Querella respondió: “no teníamos conocimiento de que en el sindicato hubiera
armas de fuego. Hubo en otras ocasiones anteriores, incluso con gente herida.
Esto fue muchos meses antes, por una interna del sindicato”. A preguntas del
Dr. Fernández dijo: “no recuerdo haber recibido llamadas temprano pidiendo
seguridad. Después del hecho hablé con Pródromos, antes no recuerdo. Él
siempre fue el que nos solicitó adicionales para asambleas, etc. En los medios
dijeron que no se había dado seguridad, pero fue una cuestión mediática.
Unos 20 días después, en un control en Las Heras se encuentra un vehículo
con armas de fuego, creo que era de apellido Andrade la persona, se inician
actuaciones en el juzgado del Dr. Quelín. Yo no participé en eso, lo hizo
directamente el Jefe de Policía. Se hicieron allanamientos en Caleta Olivia,
Pico Truncado y Las Heras. Acá en la casa de Pródromos, en un depto. del
Edificio Guttero, donde vivía Vidal. En la casa de Pródromos se secuestraron
pistolas 9 mm., rifles, fusiles, armas largas, municiones de diversos calibres,
equipos de comunicación, inhibidores de señal y diversos elementos que están
detallados en esa causa. Con Vidal se detuvo a dos policías del grupo
“Halcón” y se les secuestraron las armas. Todos esos detenidos fueron

55
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

trasladados acá, después a Las Heras para declarar en el Juzgado del Dr.
Quelín. Eso fue 20 días o 1 mes después de este hecho. El día de este hecho no
recuerdo si se encontraron armas dentro del Sindicato. Se encontraron
impactos en el edificio también. Creo que había cartuchos de escopeta 12 70
sobre la vereda del sindicato”. A preguntas del Fiscal dijo: “en Pico Truncado
fueron a manifestarse afuera del Sindicato, no supimos si pretendían tomarlo.
Casi toda mi carrera presté servicios en Caleta Olivia. Hubo un hecho
armado anterior, creo que vino gente de Las Heras y tomaron el Sindicato,
hubo disparos de adentro hacia afuera y resultó lesionada una persona de las
que quería levantar la reja para entrar. Hubo una negociación, se sacó a la
gente de adentro, se los trasladó custodiados hasta Pico Truncado, ahí se
hicieron las requisas, algunos fueron detenidos, otros fijaron domicilio, se
hicieron los guantes de parafina. Han habido también pintadas en el
sindicato, todo por su propia interna. Hubo una ocasión en la tiraron piedras
contra nosotros y el edificio, no recuerdo qué año fue eso”. Preguntado por la
Querella agregó: “las medidas preventivas ya estaban ordenadas, eran donde
se estaba construyendo en el nuevo sindicato. La movilización acá de la
UOCRA desde la municipalidad hacia petroleros fue espontánea. Un personal
nuestro que estaba haciendo un trámite bancario es quien da aviso de lo que
pasaba, por eso se actuó tan rápido y se pudo hacer el operativo cerrojo,
etc.”.
Justo Martín Oñate, Eduardo Néstor Vivares, Rubén Uribe
y De Sousa, que integran la actual Comisión Directiva del Sindicato de
Petroleros, y declararon en el debate, fueron contestes en afirmar que por
discrepancias con la conducción a cargo del Secretario General Claudio Vidal,
han sido excluidos de sus funciones y amenazados, que han efectuado
denuncias judiciales al respecto, lo que evidencia la utilización de la violencia
como medio de resolución de conflictos.
Así se expresó Oñate: “…aclaro que del hecho no vi ni
escuché nada porque no estaba”. A preguntas de la querella fue diciendo: “soy
miembro de Comisión Directiva del Sindicato, en la actual. A los dos meses
fui desvinculado, dejado de lado. Figuro como miembro de comisión, pero no
he sido partícipe de nada de lo que pasó a partir del 14 de febrero de 2014. Yo
no pude cumplir con mi función porque pienso diferente, además yo estuve

56
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

detenido por el art. 194 del CP. La cabeza del sindicato me desvinculó y me
persiguió. Yo he sido amenazado públicamente con echarme de la provincia,
etc., las armas son el modus operandi de Claudio Vidal, él me amenazó
públicamente y la justicia nunca me escuchó. Una o dos veces vine al
sindicato mientras estuve, al comienzo, que no había todavía todo ese tono de
seguridad. Ellos tienen seguridad y cualquiera sabe que tienen a los que
tocan bombos y todo eso. Soy el primer vocal titular del sindicato y nadie me
notificó que iban a contratar servicio de seguridad. …”
Eduardo Néstor Vivares, a preguntas de la querella dijo:
“… soy miembro de la Comisión Revisora de Cuentas del sindicato [de
Petroleros]. Estamos en el acta de proclamación del Ministerio de Trabajo,
pero hemos sido dejados de lado por esta Comisión Directiva. Tenemos otra
manera de trabajar, que no coincide con esta Comisión. Una vez que salimos
de estar presos no tuvimos más recursos y tuvimos que volver a nuestros
trabajos, estuvimos en un reclamo gremial en la empresa Baxe, fue un
reclamo por un despido, condiciones de trabajo, desarraigo, en Las Heras.
Fuimos detenidos un domingo, estuvimos tres meses. También detuvieron a
Cisterna, Soria, Aromoa, Martín Oñate y yo. Ayuda técnica no tuvimos, mi
abogado me dijo que el abogado que nos puso el sindicato no había hecho
nada por nuestra libertad. Ni bien comenzó la gestión se hicieron contratos
con seguridad, pero yo no los vi, estaban expuestas en una memoria y
balance. Uno no termina de conocer a ciencia cierta qué tipo de seguridad es
la que contrataron, decía “seguridad”. … No tenemos referente. Hice una
presentación pidiendo los libros contables, como Revisor de Cuentas, y me
fueron negados…”
Rubén Alberto Uribe dijo ser Secretario Adjunto del
Sindicato de Petroleros, reconocido por el Ministerio de Trabajo, pero por
diferencias con Vidal volvió a trabajar en la empresa, porque el sindicato no le
pagaba el sueldo. Aclaró que no estuvo en Caleta ese día. “…Pero hasta ese
momento yo estaba en el gremio. … en el organigrama soy el segundo del
gremio. Cuando Vidal cayó detenido creo que por orden del juez Quelín
empezaron las diferencias. Yo nací en Las Heras en 1973, nunca me habían
robado la casa, desde que estoy en el sindicato entraron dos veces. Tengo
unas capturas de pantalla en las que habla de mí con otra persona, donde

57
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

hablan de “visitarme” la casa, así que yo asocio con eso los robos en mi casa.
Hice la denuncia con el Dr. Candia [Fiscal de Las Heras]. Creo que me
mandaba a apretar para que piense lo mismo que él. Yo tenía una oficina en
Las Heras con Alejandro Garay que me daba una mano, y esa oficina fue
forzada, sacaron la impresora, la computadora, las carpetas con reclamos.
Hicimos un acta con la Escribana Parra, porque nos cambiaron la cerradura
de la oficina. Ni siquiera me hizo los aportes, pueden verificar en ANSES,
entonces tuve que volver a trabajar a Oleosur … En el sindicato había como
una empresa de seguridad, que creo que es de Pródromos. Cuando cayó
detenido como no tenía contrato, me lo quisieron hacer firmar a mí al
contrato, y yo no se lo firmé. No sé quién lo firmó. Pródromos llega al
sindicato por medio de Vidal. No sé nada de acopio de armas en Las Heras.
Yo no puedo entrar al sindicato, sería como buscar mi desgracia, exponerme
a que me pase algo. No lo intenté ni lo voy a intentar por temor a mi
integridad física. Nosotros cuando hicimos reclamos a San Antonio, un año
atrás más o menos, los delegados me invitaban a las reuniones con los
directivos y en una aparecieron personas a golpearlos, fue golpeado Cristian
Bezunartea y amenazados Cañizares, Marcelo Oñate, Rueda y no me acuerdo
qué otro. Yo justo en esa reunión no participé. Me entristece haber compartido
la conducción del gremio con esta clase de gente, él usa esa metodología para
amedrentar a los que piensan diferente a él. Vidal es el que decide, ni consulta
a los trabajadores”. A preguntas del Fiscal, dijo: a Carrazana lo conocía de
vista del gremio, pero ellos tenían trato con Vidal nomás, conmigo no. A
Carrazana nomás conozco, a los otros no, y no sé qué función cumplía en el
gremio. Me parece que es la primera vez que el gremio tiene seguridad así,
antes cuando estaba Segovia yo era delegado y no recuerdo que alguna vez
haya habido seguridad. La decisión la tomó Vidal, no lo consultó ni con los
trabajadores ni con la comisión directiva. Cuando él estuvo detenido lo fui a
ver a la Alcaidía y me decía que había que pagar un abogado y yo me negué
también a eso, porque él había caído por armas, trata, drogas, y si hubiera
sido por reclamos gremiales lo hubiera consultado con los trabajadores, pero
como era un tema personal no estuve de acuerdo. El abogado era Hernán
Custich, y pedía 200 mil pesos para empezar con la causa, pero Vidal me dijo
que le diera más porque le cobraba 500 mil. Pródromos siempre estaba al

58
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

lado de Vidal, como seguridad, de su confianza. Nunca lo vi solo a Vidal. Creo


que cuando golpearon a Bezunartea andaba el compañero Pratt, y no se
quienes más, yo no estaba…” También explicó el ingreso de dinero al
sindicato, por medio de los descuentos a los afiliados y aportes patronales, y
“yo no comulgo con Vidal y tengo temor a entrar al sindicato y que me pase
algo…”
Fernando Adrián de Souza Canadá, dijo que el día del
hecho él estaba en Río Gallegos, su testimonio fue ofrecido por la querella y a
sus preguntas dijo: “soy Secretario Gremial reconocido por el Ministerio de
Trabajo y por el Juez Marinkovich en una causa. Ganamos las elecciones el
20 de noviembre de 2013, termina el 4 de diciembre de este año. Solamente 9
meses pude cumplir mis funciones, desde que asumimos el 6 de diciembre de
2013 que la jueza Yañez nos entregó el sindicato, hasta el 15 de diciembre de
2014. Después de eso yo y otros compañeros fuimos impedidos de cumplir
funciones por el Secretario Gral. Hubo cuestionamientos, pretendimos que se
resolvieran internamente, sobre todo el pedido de rendición de cuentas, como
no se pudo mandamos carta documento. Después recibimos 8 atentados, entre
familiares y a nosotros, que nos dejaron sin poder ejercer la función. El
Estatuto dice que las decisiones se toman entre los 13 miembros titulares de
Comisión, y Vidal se manejaba solo, absolutamente solo. Si se fijan, los que
no estamos pudiendo ejercer funciones somos los que lo seguimos en la línea
de mando. Los atentados están denunciados en la justicia. … El 28 de
noviembre atentan contra mi casa, con enormes piedras, el 6 de diciembre
entran dos personas armadas, preguntan por mí, dejan la amenaza de que me
deje de joder porque iba a terminar mal. El 15 de diciembre fui a trabajar a la
delegación, a las 9.20 ingresa Vidal, Huenchelén, Luxe, alrededor de 40
personas en forma violenta, nosotros estábamos en el fondo, nos piden que
nos vayamos, que les de las llaves de las camionetas. No vi armas de fuego,
pero entraron a golpear. Como no le quise entregar las llaves empiezo a
recibir los primeros golpes de parte de Vidal, a los compañeros los golpearon
otros que venían con él, Daniel Andrade, el Hueso Torres, la mayoría de zona
norte. A mí Vidal me golpeó hasta en el piso. Nos sacan a los golpes. También
estaba Pedro Pródromos, el supuesto responsable de seguridad, le dije cómo
había permitido eso y me contestó “yo traté de que no te peguen demasiado”.

59
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

Hicimos la denuncia en la Cria. 5ta. y nos vio el médico de la Cría. El 6 de


enero de 2015 me golpean la puerta del departamento, porque se estaba
prendiendo fuego un auto, y era mi auto, estaba el encendedor ahí. Radiqué la
denuncia. El responsable es Claudio Vidal y la gente que lo secunda. El 9 de
enero me avisan que gente de zona norte se estaba organizando para ir a
escracharme a Río Gallegos. Lo cierto es que llegaron con banderas, bombos,
cruzaron micros, trafics de empresas de zona norte, tocaban bombos, tiraban
cohetes, intentaron entrar al edificio y la portera cerró la puerta, se quedaron
4 horas haciendo el escrache. Hicieron notas periodísticas. También hicieron
escraches en la casa de mi madre, en el aeropuerto de Río Gallegos,
increpándonos, empujándonos. La policía nos tuvo que meter en una oficina,
hubieron videos en las redes porque ellos mismos filmaban lo que estaban
haciendo. Eso está en el Juzgado 3 de Río Gallegos. La seguridad siempre la
manejó Vidal, el único lugar que no la tenía era en Río Gallegos. Nunca antes
había habido seguridad. Se gastaban alrededor de siete millones y medio en el
primer ejercicio que trataron de aprobar en 2015. Todos esos ejercicios están
recurridos en el Ministerio de Trabajo, y hemos denunciado a Vidal por
malversación de fondos en 2016. Hay gastos inexplicables, como sueldos
cuando los pagan las empresas, mantenimiento de camionetas que son
nuevas. Vidal tenía seguridad constante, siempre andaba con Pródromos, no
sabemos si esa empresa está habilitada, no sabemos cómo llegó esa empresa
al sindicato. Acá un afiliado no podía subir al segundo piso sin estar
autorizado, había que pasar por tres personas de seguridad antes. Yo cuando
ejercí funciones acá estaba arriba, y no entraba cualquiera, porque la
seguridad tenía esas órdenes. Cuando asumimos había mucha conflictividad,
porque el sindicato estaba intervenido, había muchas listas, y había mucha
actividad afuera del sindicato, de ahí conozco a Carrazana y Quiroga. Yo
actualmente no puedo ingresar a ninguna sede del sindicato, ellos siempre
creyeron que nosotros íbamos a tratar de ingresar de alguna forma, y siempre
hay gente esperándonos, si hubiéramos ido algo nos hubiera pasado. Vidal
maneja armas, estuvo detenido en una causa en la que se le encontraron
armas. Mientras yo estuve acá no había armas en el interior del sindicato
acá. Dos días después de este hecho se detuvo un Vento en el que iba Andrade
a Las Heras, y se inicia una causa en Las Heras. A mí me llamaron de policía

60
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

para decirme que habían encontrado entrecruzamientos de mensajes sobre


atentados que yo había tenido, cuando se le informaba al Secretario General
que estaba hecho lo que le habían solicitado. Yo declaré en Río Gallegos y
ratifiqué lo mismo que ahora. Andrade era un liberado de funciones como
tantos otros que no cumplía funciones reales. Vidal se maneja sin Comisión
Directiva real, es él y 5 más. En este gremio no se puede pensar distinto. Y hay
cómplices, como la Secretaría de Trabajo. Las memorias y balances están
todas impugnadas ante el Ministerio y ante la justicia por malversación de
fondos. ... Pródromos es la sombra de Vidal. Claudio Farías también está a
plena disposición de Vidal. Es el que les lleva la comida todos los días a los
detenidos. Cuando nos escrachaban nos decían corruptos, compraban
medios, nos hacían campaña en contra. A mí me golpearon en la cabeza, en el
ojo, por todo el cuerpo, me partían sillas en la cabeza. Ninguna empresa toma
un empleado si no pasa por el sindicato”. A preguntas del Dr. Gramática
Bosch dijo que en pocas ocasiones pude hablar con los medios, la mayoría
no te dan derecho a réplica porque tienen pauta publicitaria del gremio. Lo
van a ver en el balance. Las causas avanzaron todas, nos presentamos como
querellantes. Cuando hablé en los medios dije todas estas cosas. Yo no tengo
diferencias personales con Vidal, si con sus manejos, por eso lo he
denunciado. Es probable que tratemos de armar una alternativa para la
conducción del gremio, estoy en “Petroleros del Base”. Yo no fui formalmente
apartado del gremio, por eso figuramos ante la autoridad de aplicación con
los cargos para los que fuimos elegidos, por eso dije que somos impedidos. Lo
quiso hacer en una reunión con 5 miembros, o sea sin quorum, por eso está
impugnada esa resolución, y el Ministerio nos está dando la razón.
Alvaro David Santana, cuyo testimonio fue ofrecido por la
querella, dijo: “…organicé el padrón de despedidos durante la intervención de
Federación. Actualmente no tengo relación con el gremio. Interrumpí la
relación por una seguidilla de situaciones. Las reuniones por puestos de
trabajo no tenían respuesta, escribí una carta de queja al sindicato, a la
conducción de Vidal, y me apretaron dentro del sindicato. La carta la presenté
en las radios y medios digitales, y al otro día me encerraron entre 9 personas,
cerraron la puerta y me dijeron que suba solo a hablar con De Souza en ese
entonces, él y Vidal comandaban todo en ese momento. Le dije que no iba a ir

61
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

solo, siempre subía con un testigo diferente. Al día siguiente llegamos, nos
quedamos afuera, y de repente empezaron a entrar personas gritándonos
cosas, entonces disolví el grupo y no fuimos más, para no exponer al padrón.
Y le escribí a Vidal preguntándole porqué nos hacían eso. Él me dijo que lo
hable con Fernando, y Fernando me decía que no tenía nada que ver. No se
hacían cargo del apriete. Una vez Vidal me dijo que hable bien de él en las
radios para que nos den más puestos de trabajo, y yo le dije que primero me
haga entrar gente. No vi armas de fuego. Cuando estaba afuera vi a algunos
entrar con las manos en la cintura, pero nada más”.
Con respecto a la actividad desarrollada por Oscar Antonio
CARRAZANA, en primer lugar tengo en cuenta el testimonio de Ariel Darío
ATENCIO, quien pudo identificarlo porque lo conoce de antes, lo señaló al
momento de declarar frente a este Tribunal, y durante la Instrucción en rueda
de personas (fs. 1116/1117), dijo que conducía el vehículo Gol Blanco, al que
varios de los testigos hicieron referencia, y luego del hecho permaneció en el
estacionamiento del sindicato, como consta en el Acta de Inspección ocular, de
donde fue secuestrado. Declaró frente al Tribunal diciendo que cuando ya se
encontraban manifestándose frente al Sindicato de Petroleros: “… apareció
un auto gol blanco, pasó por la calle y los muchachos se abrieron, dio la
vuelta y se metió en contramano, estacionó en el sindicato, bajaron
muchachos, no sé cuántos, vi a uno morocho (el de blanco, señalando al
imputado Carrazana) que manejaba. Se mandaron al sindicato. No vi si
llevaban algo. De repente no sé cuánto pasó y se empezaron a escuchar
tiros…. Yo estaba al último. Empezó la balacera, fueron una banda de
disparos, pero apenas se escucharon 2 o 3 tiros salieron todos corriendo.
Venían del sindicato los disparos, no sé si de arriba, de abajo, se escuchaban
silbidos por todos lados. No atiné a mirar para el frente... Yo estaba parado
atrás de un árbol, y me resguardé atrás de una camioneta, que estaba en la
calle de “Variedades” en dirección a la “Lata Naranja” [kiosco], me agaché
ahí entre la camioneta y la vereda. Y después fui para donde estaban todos y
escuché que había dos heridos, miré y vi a uno tirado, estaba el hermano,
estaba otro que le habían dado en la pelvis. Después llegó la policía y nos
hizo retirar. Del sindicato salieron un par corriendo, yo estaba asistiendo al
compañero. Salieron en un gol bordó, en contramano. El auto estaba en el

62
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

estacionamiento del sindicato. Salieron para el lado de Variedades. Después


ya llegó la policía con los escudos, la ambulancia. … he ido a Petroleros a
dejar curriculum, a veces había muchachos afuera, vi al que está de blanco
(Carrazana), él siempre estaba parado afuera. Fue confrontado por las partes,
en relación a lo que había declarado anteriormente y brindó las siguientes
explicaciones: “… Estuve en las ruedas de reconocimiento. Ahora no me
acuerdo a quién reconocí. Me quiero olvidar de esto, tengo muchos dramas
familiares, y ahora ya me estresé. No me amenazaron. …” A preguntas del Dr.
Fernández, contestó: “al de blanco no lo vi con arma en esos momentos.
Cuando empezó el tiroteo no miré para el gremio. … no me acuerdo de ver
alguien con bolso o mochila. En la reconstrucción me puse nervioso y hubo
cosas que me molestaron, que te mezclan con gente, que te tenés que acordar
el 100%, yo andaba sin laburo, yo fui en la trafic, estaba Bonifacio. Decían
que si hablás de más te pueden imputar, esas cosas. Yo ese día la hice cortita,
me quería ir. Creo que también estaba Castro”. Preguntado para que confirme
o no lo que dijo a fs. 800 con relación a la mochila manifestó: “ahora no me
acuerdo”. Frente al Juez de Instrucción brindó mayores detalles (fs. 801),
describiendo la llegada del auto “Gol Power blanco de vidrios polarizados”,
la maniobra efectuada hasta que estacionó y “veo al conductor del gol blanco
con una mochila que se dirige al sindicato y entra al sindicato. Ahí estaban
parados afuera del sindicato como cinco personas. Estas personas que se
bajan del gol se meten para adentro. Entre cantos y cantos, de repente se
escucharon tiros y la gran mayoría de los muchachos que estaban salieron
corriendo…”. También describió físicamente a las personas que vio paradas
frente al Sindicato. El testimonio de Atencio adquiere relevancia junto a las
demás declaraciones que son contestes en afirmar la llegada del vehículo VW
Gol, color blanco, instantes previos a que se iniciaran los disparos.
Wilder García Molina integraba el grupo de manifestantes
de la UOCRA, relató que ya se encontraban frente al sindicato de petroleros y
que vio salir personas en dos autos Gol, uno blanco y otro rojo o bordó, que
pasaron frente a ellos, salieron y luego de 8 o 10 minutos entraron al mismo
lugar de donde salieron; “…llevaban una bolsa o algo y ahí empezó el
tiroteo… Bajaron como tres personas, no sé cuánto tardó y empezaron a los
tiros, no sé cuántos. Yo me oculté atrás del árbol, uno gritó “nos dieron”, y vi

63
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

uno caído y cerca otro, y Franco estaba detrás del árbol gritando “paren,
paren… , las balas sonaban en las rejillas del Hiper, por todos lados …arma
no vi, disparos si…. Dispararon de arriba de esa esquina que ahora dicen que
es Petroleros, de ahí. A mí me dio una bala de goma o proyectil, me dio acá
(se toca la clavícula derecha) y en la zapatilla. No fui al médico, me quedó un
punto rojito, se perdió después al no sé cuánto tiempo. Me parece que los
disparos venían de la ventana del segundo piso, y de abajo me parece
también. “
En base a ello, es posible deducir que el bolso a que hacen
referencia los testigos, que traía una de las personas que bajó del Volkswagen
Gol, color blanco conducido por Carrazana, contenía las armas de fuego que
inmediatamente fueron utilizadas para disparar sobre los manifestantes con
intención de matar. Basando la afirmación en que luego de su ingreso a la
sede del Sindicato de Petroleros, escasos instantes después comenzaron los
disparos, que sería el tiempo que les insumió el repartir las armas, prepararlas
para efectuar disparos y tomar posición en los lugares que de acuerdo a los
testimonios, la inspección ocular y el informe del Lic. Sgarzini se estableció
como “bocas de fuego”.
Refuerza esta afirmación, el resultado de la pericia
telefónica (fs. 856/1011) realizada sobre el celular de Oscar Carrazana, donde
se pudo constatar que mantenía comunicación mediante mensajes de texto con
Rodrigo Quiroga, un tal Nayi Rivera y con “Tero” que es el apodo de
Hernández, haciendo referencia a armas de fuego, balas y una “Versa” 22.
Los testigos que describieron este tramo del suceso afirman
que quienes bajaron del Gol Blanco entraron de inmediato a la Sede de
Petroleros. Nadie les impidió la entrada.
En esa fecha se encontraban en el interior, trabajando como
empleados de la empresa de seguridad “Sec”, Jonathan Villa y Carlos Muro.
El primero cuando declaró como testigo en el debate, dijo que cerca del
mediodía estaba junto a su compañero Muro y al escuchar ruidos afuera fue a
la puerta, “encontré a toda esa gente, cerré la puerta y fui a donde estaban los
dirigentes de la Comisión. Me llaman, no recuerdo si fue Bruno Gómez, mi
supervisor, o Pedro Pródromos que es mi jefe, para que cierre la puerta y
avise a la gente de la Comisión que haga un procedimiento, que es ponerlos a

64
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

resguardo, que queden encerrados en sus oficinas o recurran al SUM, que es


más alejado de la puerta. Yo me quedé en mi oficina, que no tiene vista al
exterior…”. Si bien el testigo fue un tanto desordenado en su relato, quedó
claro que esto sucedió antes de los disparos.
En relación a la conducta desplegada por Rodrigo
Darián QUIROGA, alias “Pequeño Juan”, se tiene por probado que fue quien
comenzó a disparar con una escopeta, ello así por los testimonios de Pablo
Ramón ACEVEDO (fs. 696); Walter Gustavo VELAZQUEZ, describió a la
persona como: robusto, medio pelado, cara redonda, morocho, tenía una
escopeta en la mano y los otros tiraban detrás de él. Posteriormente en rueda
de personas reconoció a Quiroga como quien portaba la escopeta y disparaba
(fs.1087); BARROS por su parte dijo: “el que empezó a disparar es él
(señalando a Quiroga en la sala de este Tribunal), estaba en la puerta del
Sindicato de Petroleros. Él estaba en la puerta, llegaron dos personas con una
bolsa y enseguida éste salió con la escopeta y empezó a disparar. Nadie tuvo
heridas de perdigones. Arriba estaba el que disparaba con repetición. Era una
persona de mi estatura, por como daba en la ventana, de pelo negro, corto,
delgado (aprox. 1,75). Tiró entre 20 y 25 disparos. El de la escopeta hizo entre
3 y 4 disparos hacia donde nosotros estábamos. Había otro al lado de la
puerta que tiraba. No vi quién le disparó a Reynaldo Vargas”; Bonifacio
BARRERA, a fs. 80/81 dijo que era “…robusto alto y pelado, portaba un
arma de fuego tipo escopeta de doble caño el cual comenzó a efectuar
disparos al aire y luego nos barrió hacia donde estábamos nosotros”; Celso
Hernán CASTRO lo identificó en rueda de personas (fs.1097), refirió haberlo
visto hablando por teléfono y que estaba nervioso. En idéntica diligencia
procesal fue reconocido por el testigo Ariel ATENCIO (fs.1099/1100), quien
refirió que “estaba parado afuera del sindicato y que estaba nervioso”. Omar
CAPIHUARA también lo reconoció en rueda de personas de fs. 1102, dijo que
estaba afuera y que tenía un arma que no pudo describir, pero aclaró que la
empuñaba con ambas manos.
Lo descripto debe conjugarse con las constancias de
la Inspección Ocular del lugar del hecho, donde se constató la existencia y se
procedió al secuestro de cartuchos color verde AT (anti tumulto) calibre 12
70, para escopeta, que fueron hallados en la vereda del sindicato de petroleros.

65
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

Además del propio reconocimiento efectuado por Quiroga, quien aclaró que
disparó con cartuchos de dispersión y al aire. Sobre las características de estos
cartuchos, nos ilustró el Lic. Sgarzini, dijo que los perdigo Esto además del
propio reconocimiento efectuado por Quiroga, no menor por cierto. Sobre las
características de estos cartuchos, nos ilustró el Lic. Sgarzini, dijo que los
perdigones que dispara no son de plomo, por lo general son de goma o
plástico.
Inmediatamente después de los primeros disparos
producidos por Quiroga se hicieron los siguientes, totalizando treinta
aproximadamente, efectuados por otras personas que lo acompañaron a la
parte externa y otros desde una ventana del piso superior del sindicato de
petroleros. En este sector, sobre la parte externa existe un alero, allí se
constató y se procedió al secuestro (fs. 522/526 con fecha 10.04.2015) de “una
vaina servida color dorado signo de percusión central en culote, 9x19 SP -
levantada sobre alero primer piso-; una vaina servida color dorado, signo de
percusión central en culote .380 CBC -levantada sobre alero primer piso-;
una vaina servida color dorado, signo de percusión central en culote .380 SP
AUTO -levantada sobre alero primer piso-…”. Es del caso recordar aquí que
el proyectil que impactó en el cuerpo de Reynaldo Vargas Flores era calibre
9mm y que el médico Forense determinó que la bala penetró en ángulo de
arriba hacia abajo, con lo que es posible afirmar que el tirador que utilizó la
Jericho 9mm, estaba ubicado en ese lugar.
Uno de los proyectiles de bala 9mm disparados
impactó en el cuerpo del Sr. Reynaldo Vargas Flores, que se encontraba entre
los manifestantes de la UOCRA, provocándole la muerte por
hemoneumotorax bilateral por herida de arma de fuego, mientras otro de los
proyectiles impactó sobre otro de los manifestantes, el Sr. Bonifacio Barrera,
provocándole una herida de arma de fuego dejando alojado un resto plomizo
en la región de cadera, sínfisis pubiana.
Pocos minutos después de esta agresión con armas
de fuego, Damián Cristian Gabriel ROLDAN, Roberto Estéban
HERNÁNDEZ y Oscar Antonio CARRAZANA y una persona más que no ha
podido ser identificada, salieron del interior del Sindicato de Petroleros y Gas
Privado portando armas de fuego y subiendo al rodado marca Volkswagen

66
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

modelo Gol, color bordo, dominio DDA 757 que se encontraba estacionado en
calle Lavalle, a unos 30 metros aproximadamente del Sindicato, siendo
conducido el vehículo por Hernández, para darse a la fuga en contramano, con
la evidente intención de hacer desaparecer del lugar del hecho las armas
utilizadas antes de que llegara la policía y asumiendo el riesgo de represalias
de los manifestantes que se encontraban en las inmediaciones del lugar.
Posteriormente fueron perseguidos por personal policial que fue alertado de la
situación y luego de que uno de los ocupantes del rodado se diera a la fuga,
comenzando una persecución por diversas calles de la ciudad, arrojando
Carrazana (conforme testimonio del policía Ríos Suarez fs. 712) desde el
interior del rodado una mochila marca HP con la inscripción “Helmerich &
Payne” en las inmediaciones de la Terminal de ómnibus.
Como ya se describió, se implantó consigna junto a
la mochila (Agente Chocobar), luego se procedió bajo formalidades legales a
constatar la existencia de diez armas de fuego de puño, que fueron descriptas y
secuestradas. Entre ellas se encontraba la “Jericcho” 9mm, y -pericias
mediante- se determinó que de esta pistola se disparó la bala que puso fin a la
vida de Vargas Flores. También había en el bolso una pistola “Bersa”
plateada, calibre 380, modelo Thunder 380 Serie A16048, siendo la única de
ese calibre, se puede inferir que fue utilizada desde la parte superior del
sindicato, donde se secuestró una vaina del mismo calibre ubicada sobre el
alero.
Sobre la identidad de las otras personas que
efectuaron disparos desde la sede de Sindicato se refirió el imputado
Hernández, en su indagatoria al inicio del debate, donde declaró por primera
vez en el proceso y no aceptó preguntas, dijo: “ …voy para el sindicato, ya
estaba gente de la UOCRA encapuchada, con la cara tapada, entro al
sindicato y la gente cierra las puertas, empezaron Morales, Guzmán, Jorge
Prat y Colman a tirar tiros... Salen con una mochila y aprovecho a salir yo,
los otros tiraban a matar, y ahí lo veo a Roldán, me subo a mi auto y salgo lo
más rápido que pude, Carrazana llevaba la mochila, nos seguía la policía, él
tiró la mochila. ….”
En similar sentido se expresó el imputado Roldán en
su indagatoria al inicio del debate, donde declaró por primera vez y no aceptó

67
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

preguntas: “ Morales, Colman, Díaz y Guzmán estaban disparando. Una vez


terminada la balacera, algunos del sindicato empezaron a llorar y a decir que
saquen las armas del sindicato. Levanté las armas y los casquillos.”. Estas
personas que Hernández y Roldán identifican efectuando disparos, se
encontraban en el interior del edificio del sindicato, fueron aprehendidos y en
su momento se les practicó dermonitrotest que arrojó resultado positivo (fs.
13/14vta) y a fs. 1518/1693 se dictó su falta de mérito y posterior
sobreseimiento definitivo por transcurso del tiempo (art. 292 CPP).
De los testimonios de Justo Martín Oñate, Eduardo Néstor
Vivares, Rubén Uribe y De Sousa, que integran la actual Comisión Directiva
del Sindicato de Petroleros, y declararon en el debate, surgen sus
coincidencias al afirmar que por discrepancias con la conducción a cargo del
Secretario General Claudio Vidal. De la prueba producida se deduce que, al
menos Carrazana y Roldán, trabajaban informalmente para el Sindicato de
Petroleros, sus tareas habituales eran permanecer en la vereda de la sede para
hacer un primer control de las personas que pretendían ingresar al edificio y
averiguar a qué venían. En caso de acceder, intervenía el personal de la
empresa de seguridad “SEG”, a cargo de Pedro Pródromos, los que efectuaban
otro control y derivaban a la persona a la oficina correspondiente. Con
respecto al acceso al sector del primer piso, fue muy claro el testigo De Sousa:
“Acá un afiliado no podía subir al segundo piso sin estar autorizado, había que
pasar por tres personas de seguridad antes. Yo cuando ejercí funciones acá
estaba arriba, y no entraba cualquiera, porque la seguridad tenía esas órdenes.
Cuando asumimos había mucha conflictividad, porque el sindicato estaba
intervenido, había muchas listas, y había mucha actividad afuera del sindicato,
de ahí conozco a Carrazana y Quiroga”.
Del modo en que ocurrió el hecho se deduce que no
pudo haber sido cometido sin una planificación previa y que los imputados
recibieron órdenes de personas con capacidad de decisión dentro del gremio, y
que esa se concentra en cabeza de Claudio Vidal, como lo afirma la querella.
Siendo indicativo de ello que se hizo salir al personal administrativo femenino
que trabajaba en la sede del gremio, y que el personal de la empresa de
seguridad “SEG” puso en marcha el protocolo tendiente a resguardar la
integridad física de las personas como lo relató el testigo Villa. De ese modo

68
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

se despejaron las áreas que luego serían utilizadas por los tiradores.
Sobre lo considerado en el párrafo anterior y
teniendo en cuenta que Claudio Vidal no ha sido imputado en esta causa, y
que surgiría responsabilidad de otras personas que no han sido investigadas,
deberán extraerse las copias pertinentes, que serán remitidas al Agente Fiscal
en turno a sus efectos, como así también con respecto a las afirmaciones de los
imputados Quiroga y Carrazana, relativas a que siendo ellos empleados
municipales desde antes de la fecha del hecho, fueron enviados por el
Intendente Municipal de aquella época, Sr. José Manuel Córdoba a trabajar al
Sindicato de Petróleo y Gas Privado, relevándolos de las tareas que debían
realizar en le Municipalidad, pudiendo tal cosa constituir la comisión de un
delito de acción pública, corresponde extraer copias certificadas de las partes
pertinentes, que serán remitidas al Fiscal en turno a sus efectos.
Tales pruebas, son suficientes a mi juicio para tener
por acreditado el hecho y su participación en el mismo por parte de los
imputados.
La respuesta entonces a esta cuestión, es positiva.
Es mi voto.
A la cuestión segunda el Sr. Juez Dr. Juan Pablo
OLIVERA, dijo (conforme al art. 43 de la Ley Nº 1, texto según ley Nº
2.046):
Se llega a esta instancia decisoria a fin de definir la
responsabilidad penal de los traídos a juicio, en un hecho que tuvo
consecuencias múltiples, de difícil (aunque no imposible) análisis, que se
perpetró en la vía pública en el marco de una manifestación entre dos grupos
sindicales; que trajo como consecuencia la muerte del Sr. Reynaldo Vargas y
lesiones en la zona de la cadera del Sr. Bonifacio Barrera.-
Las características de los hechos exigirán una valoración
estricta de la prueba testimonial, puesto que la mayoría de los testigos
representan un interés relacionado a su grupo de pertenencia; debiendo
discriminarse en cada caso su credibilidad de acuerdo a la corroboración que
puedan tener con otros medios probatorios. También habrá que evaluar si
alguno o algunos testigos pueden ostentar o no esa calidad, pues no puede
pasar por alto que a lo largo del debate ha surgido la existencia de causas que

69
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

pueden considerarse conexas al presente hecho y algunas investigadas en


distinta jurisdicción, y que en función de la postura enunciada por uno de los
acusadores (el fiscal de grado), se intenta determinar la responsabilidad de
otras personas, vinculadas a una de las representaciones gremiales
(Testimonio en autos: “Comisaría Seccional Primera S/ Investiga Homicidio
Calificado” Expte. 63.594/16).-
Hechas estas aclaraciones, debo mencionar que como
cuestión previa corresponde examinar la regularidad de las acusaciones
pública y privada, en particular si respetaron el marco fáctico que se delineó
en los actos centrales del proceso (Indagatoria-R.F.E.J.-Acusación final),
único modo posible de arribar a una sentencia válida.-
El querellante, al alegar, dijo que sostenía la misma
plataforma fáctica expuesta al requerir la elevación a juicio, aunque vinculado
con el alcance de la acción civil que entablara por esta vía; sostuvo que los
cuatro imputados pertenecían a una especie de “banda” que respondía al
Secretario General del Sindicato de Empleados Petroleros Privados, Sr.
Claudio Vidal, para atacar a disidentes, tildando de metodología violenta a la
desplegada por el titular de la entidad.-
Ese desborde causal, que no perjudica lo central de la
acusación a los imputados por los hechos que le fueran intimados (que la parte
no varió), podrá resultar de relevancia procesal, si determinada la
responsabilidad de todos o algunos de aquéllos, surge la ampliación del objeto
a otros eventuales partícipes (vgr. autores mediatos, instigadores etc.)
quedando para la querellante la posibilidad de determinar otras
responsabilidades penales respetando la garantía de la defensa en juicio de
quienes resulten imputados; tomando intervención en el proceso que por
separado se sigue y se referenciara supra.-
En el caso de la acusación fiscal también se pregonó el
mantenimiento de la identidad del hecho, aunque varió por completo la
calificación, la que pasó de un homicidio calificado por el concurso de dos o
más personas y por ser el medio idóneo para causar un peligro común, en
concurso ideal con tentativa de homicidio calificado bajo la actuación de una
co-autoría por adición, a sostener que se trata de un homicidio en agresión
para tres de ellos y para el restante la de tentativa de encubrimiento.-

70
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

Es del caso remarcar que frente a un mismo hecho no


pueden coexistir dos calificaciones jurídicas que se contrapongan y que
definan la suerte de dos pretensiones autónomas pero referidas a un mismo
evento cuyo resultado fuera la lesión por arma de fuego en el cuerpo de
Bonifacio Barrera. En primer término porque las figuras jurídicas pueden
ostentar distintos elementos objetivos y subjetivos que repercutan en la
modificación de determinada parcela de la plataforma fáctica; y en segundo
lugar, como efecto necesario de esa modificación, se produzca una
incongruencia con la acusación que dio apertura al debate.-
Para así proceder, el Sr. Fiscal de Cámara, bajo la
apariencia de no mutar el hecho, lo cambió por completo; ya que pasó de
sostener la hipótesis del requerimiento fiscal de elevación a juicio que atribuía
los resultados al accionar conjunto de un grupo de personas (que había hecho
propia), a introducir como requisito “sine qua non” un hecho no considerado
en la apertura del debate.-
Me refiero obviamente a la determinación precisa de la
identidad de un único autor, hecho éste no descrito en la acusación originaria
(que sostenía una plural por co-autoría impropia), para así luego proceder a un
cambio de calificación por el homicidio por agresión (art. 95 del C.P.) que
supone la intervención de más de uno pero con otro delineamiento típico.-
La figura escogida por el Fiscal de Cámara requiere
precisamente como requisitos típicos la determinación de quienes acometieron
en forma “directa” contra la víctima y la indeterminación del autor que
produjo el resultado (lesiones o muerte). Es decir que habría una pluralidad de
lesiones y una pluralidad de intervinientes, que descartaría, por una
imposibilidad probatoria, determinar quién fue el autor que en relación de
causalidad produjo el resultado.-
Muta los hechos de una co-autoría funcional
necesariamente plural del delito de homicidio, a un hecho que pena la
participación en un evento que crea un peligro y que se imputaría, digo así
porque no lo manifestó expresamente, un resultado a título de culpa bajo la
forma de preterintencionalidad de los intervinientes (doctrina in re Antiñir,
CSJN).-
A mi modo de ver, no se trata del ejercicio legítimo de la

71
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

determinación de la subsunción jurídica, pues no explica cómo cada uno de


los acusados por la nueva figura jurídica (art. 95 del C.P.) habrían causado
violencia sobre la persona de los ofendidos, en un hecho que sólo tuvo, bajo
un análisis estricto de casualidad puramente natural, una única causa.
Entonces no se entiende de qué manera (ni intentó explicarlo) cada tirador
habría ejercido violencia física directa si el resultado muerte y el de lesión
habrían tenido un solo nexo causal (un disparo y no varios). Pues como lo
sostiene Nuñez: “…Para nuestra ley no basta tomar parte en la riña o
agresión para ser punible, sino que, fundando la punibilidad en una
presunción de autoría, la limita a los que obraron sobre la persona del que
resultó muerto o lesionado…” (Nuñez, Ricardo; Derecho Penal Argentino-
Parte Especial, p. 250).-
Evidentemente, desde la apertura del debate hasta la
producción del alegato final, ha habido un cambio radical de postura del
Fiscal de Cámara Dr. Carlos Rubén Rearte, abandonando la hipótesis inicial
en lo que hace a su aspecto fáctico (que claramente recorta) , para ensayar una
modificación de la calificación jurídica que con anterioridad había sustentado
como propia y que había sido desechada en toda la instrucción preparatoria del
juicio.
Al alegar, olvidando por completo la anterior circunstancia,
expuso como único argumento uno falaz, que el criterio que abandonaba no
era suyo (¿?): “…Escuché lo que dijo la querella sobre el hecho y la
responsabilidad atribuida. Son los argumentos del fiscal de grado al fundar
su requerimiento de elevación a juicio. Sustentado en teorías de Maurach
sobre las acciones y conductas aditivas, lo que no comparto porque considero
que el Código Penal Argentino da respuesta a este tipo de acciones…”.-
Lo que resulta claro a mi juicio es que decidió abandonar la
hipótesis originaria, mutando el hecho (parcialmente) para encajar la nueva
calificación propuesta. Sostengo que lo cercenó voluntariamente, porque no
invocó razones de insuficiencia probatoria para acreditar la ejecución de un
plan criminal que tenía por objeto acometer con armas de fuego en forma
directa contra manifestantes indeterminados, con una participación plural de
tiradores. El requerimiento de elevación a juicio del Fiscal de grado Dr.
Martín Sebastián Sedán lo expresaba claramente “...Planificaron matar gente

72
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

y lo hicieron...”.-
Lógicamente ésta nueva calificación jurídica “sorpresiva”,
no causa ningún agravio sustancial a los imputados, pues en rigor de verdad
los beneficia merced a la escasa exposición punitiva a la que los somete.-
Reitero, existe una suerte de desistimiento de considerar al
hecho imputado como realizado por un número plural de personas y en el
marco de un plan del que habrían participado Quiroga, Hernández, Carrazana
y Roldán y con el objeto de disparar indiscriminadamente contra un grupo de
manifestantes, asumiendo la posibilidad de producir el resultado muerte o
lesiones. Si se elimina la existencia del plan conjunto, tomaría relevancia un
acometimiento plural pero no organizado, donde sólo sería importante la no
determinación de quién fue su autor material, sin importar si hubo o no aportes
causales distintos a la producción del resultado.-
Si el Fiscal de Cámara Dr. Carlos Rubén Rearte no
compartía los términos del requerimiento fiscal de elevación a juicio redactado
por el Fiscal de Grado Dr. Martín Sebastián Sedan, tenía la facultad de
apartarse y requerir que aquél sostenga la acusación (art. 60 inc. 2º del CPP).
Por el contrario en una muestra de respaldo a toda la labor realizada por el Dr.
Sedán en la investigación penal preparatoria, lo citó para que coadyuve en el
debate (inc. 1º de la misma norma). Todo el juicio la Fiscalía fue en una
dirección procesal, para en el alegato (sin la participación del Dr. Sedán),
recortar el hecho bajo la apariencia de no estar de acuerdo con la dogmática
jurídica citada para sustentar la co-autoría en el plan criminal.-
Esta actuación no le causa ningún agravio a los imputados,
todo lo contrario, los beneficia en extremo porque a partir de la nueva
imputación pasarían de estar expuestos a una condena de prisión perpetua a
una de tres años de ejecución condicional. A quien claramente perjudica es a
la querella, porque por vía indirecta y solapada bajo la alegación de no
compartir una doctrina de la co-autoría aditiva pretende limitar el
conocimiento total del hecho, y a Reynaldo Vargas, sujeto central de este
proceso en los términos del inc. 1º del art. 8 de la C.A.D.H. porque sus
derecho-habientes tienen la garantía de que sus derechos sean determinados en
el juicio.
La prueba sólo puede definir como cierta a una de esas dos

73
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

hipótesis, y reafirmada la de la querella (como lo propone el primer votante),


frente a la legitimación acotada de ésta -a la víctima que representa-, se reduce
el marco de conocimiento, quedando vedado para el Tribunal imponer sanción
por el tramo del hecho del que resultara víctima Reynaldo Vargas, pues
quedaría sin acusación fiscal por resultar ésta incongruente con la sostenida en
el requerimiento fiscal de elevación a juicio.-
Aclarado ello, corresponde fundar porqué considero que el
hecho ha ocurrido bajo la plataforma fáctica propuesta por la querella.-
No resulta una cuestión controvertida que a las 12:15 hs. del
día 09 de abril de 2015, un grupo de adherentes al gremio de la construcción
de Caleta Olivia, aproximadamente sesenta, concurrieron a manifestarse frente
a la sede del Sindicado de Petroleros y Gas Privado de Santa Cruz; sito en la
intersección de la Avda. Güemes y Lavalle. Encontrándose en ese grupo las
dos víctimas de autos, Reynaldo Vargas y Bonifacio Barrera.-
Uno de los delegados de la UOCRA, Franco Barros dijo que
estaban acampando frente al municipio de Caleta Olivia, y que decidieron
trasladarse al Sindicato de Petroleros a manifestarse por los despidos que se
habían realizado en Pico Truncado, en la obra de petroleros (construcción de
la nueva sede del Sindicato en aquella ciudad).
Dijo Barros que los manifestantes ocuparon la mitad de la
calzada de la Avda. Güemes y comenzaron a exhibir sus banderas al mismo
tiempo que realizaban cánticos de protesta contra los petroleros.
Que en ese contexto arribó un automóvil Gol color blanco,
del que bajó una persona, se acercó de modo desafiante a los manifestantes y
comenzó a insultarlos. Situación que es ratificada por el testigo Raúl Matías
Carrizo, quien dijo que vio estacionar un Gol blanco y luego le comentaron
que de él bajaron tres o cuatro personas. A su vez Filiberto Orellana Espinosa,
vuelve sobre la presencia del Gol blanco afirmando que llegó del lado del
Gorosito, pasa por al lado de la manifestación y luego retoma en contramano
por calle José Hernández, refirió que “…uno salió con la mano como agresivo,
después sonó como un petardo…el Gol entró a la base de ellos…”. Dato por
demás importante es que éste testigo reconoció a uno, a quien recuerda como
“…con campera blanca, chofer, era altote, ingresó a la sede de ellos”. (fs.
1122, reconocimiento en rueda de personas y 1134), y señala a Hernández…”.

74
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

El testigo Jorge Fernando Torres ratifica la presencia de un auto blanco del


que se bajan personas. Juan Oscar Ovando aportó que “…llegó un móvil al
Sindicato de Petroleros, entraron personas y en ese momento empezó un
tiroteo…creo que era un Gol blanco…”. Franz Reynaldo Romero Sánchez, lo
recuerda como un Gol bordó, del que bajaron unas tres o cuatro personas,
aunque luego recuerda que era un Gol blanco y que oportunamente describió a
las personas (fs. 784). Roger Montaño, que del Gol blanco “…bajó uno
encapuchado con mochila, pensamos que era un trabajador, entró al sindicato,
después empezó el tiroteo y cuando terminó se fue en el auto…”. Gustavo
Emilio Medina dijo “…. Los muchachos estaban tocando el bombo y apareció
un gol blanco, que giró en U enfrente del hiper y se metió al gremio petrolero,
la gente esta se metió y después llegó otro auto gol bordó y ahí empezaron los
tiros. Después el gol bordó salió disparando y los desocupados le tiraban
piedras…”.-
Los precedentes testimonios dan cuenta de la situación: una
manifestación frente al Sindicato de petroleros, multitudinaria
(aproximadamente 40 a 70 personas), en un inicio pacífica, con bombos y
banderas, y que cambia radicalmente a partir del ingreso del Gol blanco, del
que se bajan cuatro personas portando un bolso y casi en relación de causa a
efecto, la aparición posterior de al menos diez personas que comienzan a
disparar contra la multitud, algunos desde el exterior y otros garantizándose su
anonimato desde el interior del sindicato en el piso superior.-
Un dato trascendente lo aporta Celso Hernán Castro quien
reconoce al imputado Quiroga, y manifiesta que previo al desenlace del hecho
se encontraba en el exterior de la sede, describió que “…primero lo vi a
Quiroga hablando por teléfono, después llegó un auto y empezaron los
disparos. Había un grupo de gente en la vereda del sindicato de petroleros y él
hablaba por teléfono, iba y venía. Ahora no me acuerdo qué auto era, creo que
bajaron dos personas del auto, bajaron con un bolsito, una mochila, algo
así…”. Es de vital importancia su testimonio, pues a Quiroga lo conocía con
anterioridad por resultar vecinos de barrio.-
En ese vehículo arribó el imputado Hernández (conforme
reconocimiento de Orellana Espinoza), también lo hizo el co-imputado
Carrazana, lo que puede deducirse de la interpretación de los mensajes de

75
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

texto entre Carrazana y Quiroga quienes manifiestan la necesidad de concurrir


al gremio, extremos que surgen a partir del secuestro del teléfono portátil de
Oscar Carrazana y su pericia. Mensajes de texto de Quiroga a Carrazana que
dicen: "Donde estas es hurgentr” (7.49hs, 9/04/15; "Vamos al gremio" a las
8.25hs del mismo día). En tanto que Oscar Carrazana le comunicó a un
contacto que identifica como “Amor Mío”: "se pincho ak quieren tomar!!!",
en la misma fecha a las 9.10hs. (Pericia Telefónica, fs. 856/1011).-
Surgió del debate que ni Carrazana ni Quiroga resultaban
empleados petroleros sino municipales y que se encontraban adscriptos al
gremio, en una especie de precaria e irregular afectación administrativa a
partir de un acuerdo entre el ex intendente José Manuel Córdoba y el titular
del sindicato Claudio Vidal. El mismo Carrazana ratificó esto y sostuvo que lo
citaban para realizar tareas sociales, en ocasión en que el sindicato entregaba
diversos elementos a familiares de afiliados o se realizaban actividades
deportivas. Él mismo adujo integrar un club de barrio junto a Quiroga.-
Ambos rechazaron pertenecer a una especie de seguridad de
facto del sindicato, aunque diversos testigos los ubican regularmente en el
sector del ingreso al mismo. Así lo afirmaron Mario Rubén Guzmán (fs.
3136/3137) y Aldo René Andrada (fs. 3362/3363). Merced a éstos testimonios
y a la actuación que les cupo en este evento, puede colegirse que cumplían una
función complementaria con la que prestara la compañía SEC contratada por
el ente para realizar un control de ingreso y recibir C.V. de distintos aspirantes
para la bolsa de trabajo que allí funcionaba.-
Entonces, la presencia de Carrazana y Quiroga el día del
hecho, no resultaba extraña, todo lo contrario a las afirmaciones de algunos
testigos de que simplemente eran concurrentes al gremio sin tareas
específicas.
La pericia telefónica de fs. 856/1011 demuestra que
inclusive tenían acceso directo al Secretario General del Gremio a través de
comunicaciones telefónicas al abonado que el informe de la empresa Claro
identifica como de titularidad de Claudio Vidal (fs. 2689/2692). Entonces el
mensaje de Rodrigo Quiroga a Carrazana respecto a concurrir con urgencia al
gremio el día del hecho tiene lógica, si se tiene en cuenta que ese día 09 de
abril también había una manifestación de la Uocra en la ciudad de Pico

76
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

Truncado por los despidos. La urgencia en concurrir al gremio ¿tenía que ver
con la posibilidad o información de una manifestación de igual tenor ante la
sede de Caleta Olivia?
La cuestión es que Quiroga se comunicaba con Carrazana
para arreglar y reclamar ante el titular del Sindicato por servicios que no
identificaron: "Q le mandamos a Claudio" (06/04/2015 02:52 a.m.),
contestando Oscar Carrazana: “Si este mes ya nos va a apagar lo que
arreglamos... Si el ya paso el valance... Mal no estaa, tiene plata” (06 de abril
de 2015 07:54 a.m.).
Resultando revelador que el día del hecho Carrazana envió
mensajes a quien tenía agendado como “Jefe de Jefes” -en referencia a
Claudio Vidal- (02966218211): "ehh claudio nos vas a pagar lo axordado o
no?"; "soy carrazana la concha de tu hermana!!! el cuñado de kuc" (07:35
a.m.).-
Luego de ese mensaje de Carrazana a Vidal (07:35 a.m.),
surge la repentina necesidad de concurrir al gremio, acoradada entre aquel y
Quiroga, con comunicaciones telefónicas a las 08:14, 08:15, 08:33, 08:52,
08:53, 09:07 a.m. de ese 09 de abril de 2015.-
Carrazana se identificó ante el Secretario General como “el
cuñado de Kuc”, lo que hace presumir que este tendría un contacto más
cercano con aquel. Pero, ¿Quién es Kuc?.
Eduardo Basilio Kuc, es el titular registral del vehículo
utilizado por los imputados para transportar las armas e ingresarlas a la sede
gremial, lo que surge del informe registral de fs. 2179 respecto al Volkswagen
Gol dominio LJY-408. A Kuc, Carrazana le preguntaba por Vidal, “Ta el hijo
de puta de claudio" (25/03/2015 07:40 a.m.). Y otro mensaje más esclarecedor
que daría pié a interpretar la función concreta de Carrazana para el gremio
petrolero: "Que mierda el chanta ese..[en referencia a Vidal] Bueno manda mj
si pinta bondi" (25/03/2015 07:42 a.m..)”.-
La frase que Carrazana le envía a su cuñado Kuc, relativa a
que avise si “pinta bondi”, tiene un significado concreto, pertenece al lunfardo
tumbero, y no violo ninguna regla probatoria afirmando que cualquiera que
coloque la frase en un buscador de la World Wide Web (www.), entenderá su
sentido de que significa una “pelea o bardo” o que “se armó quilombo”.-

77
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

También surge de distintos mensajes la relación de Carrazana


con la adquisición irregular de armas de fuego: a Edgar Rivera –Nayi-:"jajajaj
de una! Te aviso si rescato un rifle (13/03/2015).-
Al co-imputado Roberto Hernández (2975210225) –Tero-,
Carrazana le pide dinero para presuntamente cancelar la compra de “fierros”
(armas): "uh fijate si podes conseguir 5 porque ise una movida de fierro y me
falta entregar plata... si quiere te los muestro" (02/03/15).-
Los mensajes siguen de Carrazana a terceros, pero el patrón
es el mismo, la adquisición de armas: con “JERE” (2975174889), el día
03/04/2015: "Dale conseguime balas de 22 yo llevo uno" (recibido a las 05:57
a.m.), "Dale, que es versa" por la pistola Bersa (contestó a las 05:58), “no
revolver" (recibido a las 05:59 a.m.), "Cuantos tiros" (contestó a las 05:59
a.m.), "Hu me cagaste no me acuerdo con 10 balas por las dudas safo"
(recibió a las 06:01 a.m.). Por último, el día 25/03/2015 recibió de Edgar
Rivera –Nayi-: "si por ahora todo tranky, mi viejo salio hoy para rio negro asi
q en la cemana vamos a tener novedades de algunos juguetes mas" (08:00
a.m.); "Si hay juntamos y traemos mas" (08:02 a.m.).-
De todo ello se colige que “si pintaba bondi”, que lo llamen a
Carrazana. Quién lo llamó, quién tuvo la dirección del hecho, quién instigó,
será materia del proceso que el Dr. Sedán reseñó en su requerimiento de
elevación a juicio, pero queda claro que hubo un plan criminal que el Fiscal
Carlos Rearte no vio y no quiso ver, bajo el pretexto de abandonar una
posición de la dogmática jurídica.-
En el plan original estaban Carrazana y Quiroga, y merced a la
prueba testimonial que lo ubica a Hernández bajando del vehículo el día del
hecho, debe colegirse que sabía en concreto a qué iba, máxime cuando en
fecha próxima se había comunicado con Carrazana y éste le requería dinero
para cancelar la compra de un “fierro”. Es inexplicable que no sepa las
actividades de Carrazana, más, puede inferirse a partir de esos hechos
probados que las conocía perfectamente, participaba de ellas. Tanto
Hernandez como Roldán se presentaron como empleados petroleros, lo fueron
hasta el 29 y 30 de marzo de 2015, luego de ello conforme la prueba
informativa de autos, cesaron en la relación laboral.-
Pero más allá de su pertenencia al grupo, los imputados fueron

78
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

vistos bajando del vehículo en el que llegaron las armas o ejerciendo la acción
de disparo.-
Los reconocimientos en rueda de personas fueron muy claros
respecto de Rodrigo Darian Quiroga, a quien le atribuyeron disparar con una
escopeta hacia la multitud desde afuera del sindicato, en una posición que
como se verá infra, coincide con una de las líneas de disparo. Así lo afirmaron
Walter Gustavo Velasquez (fs.1088/1089), Celso Castro (1098/1099), Ariel
Atencio (1100/1102), Omar Capihuara (fs. 1103/1104). A Quiroga lo ubican
afuera, disparando y nervioso.-
A Carrazana lo reconoce Ariel Atencio (fs. 1117/1118): “…el
del Gol que dije en mi declaración, nariz ancha tipo boxeador (…)”.
A Roberto Esteban Hernández lo reconoce Filiberto Orellana
(fs. 1122/1123): “…él bajó del auto y entró al sindicato…”.-
A Cristián Damián Roldán (fs. 1134) lo reconoce también
Filiberto Orellana: “... salía de la oficina de ellos, como si hubiera estado
retando, puteando, después volvió a salir …”.-
Como se verá todos los imputados han tenido un grado de
aporte al plan criminal. En sintonía con la posición del Fiscal de Cámara han
pretendido eludir su responsabilidad criminal, fundándose en la inexistencia
de prueba del disparo homicida.
Pretendieron que opere en su favor un tramo del plan ideado
por ellos tendiente a eliminar esa posibilidad, apoyados en la autorización
expresa para ingresar con armas a la sede del gremio que le brindaron las
autoridades presentes del gremio y de la empresa de seguridad (se desconoce
de si de alguna de las ausentes también, será materia de investigación).
Pudieron diseñar distintas líneas de tiro (al menos tres), y garantizar la no
identificación de algunos tiradores quienes lo hicieron desde el interior en el
piso superior.-
Las defensas legítimamente, se apoyaron en una circunstancia
procesal para excluir la responsabilidad de sus pupilos, pues a partir de
requerir la nulidad de las pruebas de dermonitrotest, creyeron ver en esa
exclusión probatoria, la de las restantes pruebas de cargo.
Nada más alejado de la realidad, las pruebas se analizan y
valoran en un determinado contexto histórico y fáctico. Existen una serie de

79
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

hechos probados que enlazados conducen a una única conclusión, la autoría de


los encausados; ninguna de las versiones exculpatorias que trajeran a
consideración ostentan entidad para derrumbar el gravoso cuadro probatorio
que demuestra su participación en el plan criminal y la directa vinculación con
las armas secuestradas que positivamente fueran disparadas contra la
multitud.-
• Se vió claramente que con anterioridad al hecho, reclutaban armas.
(Carrazana, Hernández, Quiroga).-
• Estaban disponibles por si “pintaba bondi” (quilombo)
• Tenían directa relación con la máxima autoridad del gremio
• Cobraban por servicios, exigieron un pago el día del hecho (Quiroga y
Carrazana a Claudio Vidal)
• Arribaron al sindicato en un auto de una persona vinculada al Secretario
General (Kuc).-
• Lo hicieron con un bolso en el que llevaban armas, el mismo que luego
les fuera secuestrado en la fallida huída.-
• Llegaron a la manifestación de modo desafiante, pasaron por frente a
ésta y se estacionaron sobre la calle lateral del sindicato.-
• Les fue permitido el ingreso, cuando supuestamente afuera se
desarrollaba una manifestación violenta (lo cual no fue acreditado).-
• Inmediatamente luego del arribo, colocaron a Quiroga en el exterior
portando un arma larga, de mayor intimidación realizando disparos al
menos con cartuchos AT, garantizando que los manifestantes no
intenten repeler la agresión.-
• Al mismo tiempo quienes llevaron las armas en el vehículo Hernandez,
Carrazana y Roldán, las utilizaron disparando.
• A su vez distribuyeron otras, al menos cuatro, en otras personas que ya
se encontraban en el interior del gremio.-
• Realizaron al menos cuarenta disparos, todos dirigidos a la multidud de
manifestantes de Uocra (40 a 70 aprox.).-
• Se produjeron los resultados típicos (muerte y lesiones) como
consecuencia de la ejecución de los disparos coordinados por las cuatros
personas que previamente habían llevado al lugar las armas, las

80
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

distribuyeron y las dispararon.-


• Una vez concluido el hecho escapan a bordo de un Volkswagen Gol
bordó, Carrazana, Hernádez y Roldán junto a un bolso con armas.
• En la huída, luego de ser perseguidos por personal policial, arrojan el
bolso en las inmediaciones de la terminal de transportes.-
• Por desperfectos mecánicos son aprehendidos en cercanías de la Escuela
Nro. 29 de esta ciudad.-
Si se tuvieran que graficar a modo de conclusión los hechos
probados, habría que decir coloquialmente que “Si tiene cuatro patas, mueve
la cola y ladra, es un perro”. Inexplicablemente el perro que estaba ladrando,
no fue visto ni escuchado por el titular de la acción penal pública Dr. Carlos
Rearte, quien produjo un dictamen infundado y alejado del cuadro probatorio,
que justificará su declaración de nulidad.-
Hay un hecho que Carrazana, Hernández ni Roldán pueden
revertir, fueron vistos escapando del gremio petrolero junto a un bolso, que
luego tiraron y en el que había diez armas de fuego de distinto calibre. La
huída en las condiciones en que se realizó consituye un claro indicio de
autoría pues no pudieron dar una justificación válida de tal acción. Los
imputados tenían una relación de “señorío” sobre las armas, las que habían
sido disparadas (al menos ocho de las diez).-
Pero no tuvieron señorío sobre cualquier arma, ¡Lo tuvieron
sobre el arma homicida!.-
Las armas secuestradas, sus características y calibres, se
encuentran descritas en el acta de fs. 364/366; la pericia técnica de fs. 1262
informa cuáles habían sido disparadas. El dato más relevante es que una de
ellas la 9mm Jericho 941F, fue la homicida (conf. pericia balística de fs.
1840/1853). Carrazana dijo que Roldán y Hernández venían del piso superior
con el bolso con armas. Según el acta de inspección ocular en el alero del piso
superior se encontraron casquillos de calibre 9mm. y de .38 (fs. 71/76 y
522/526). La trayectoria informada por el Licenciado en Criminalística
Comisario Sgarzini, indica que una de las posibles es la ubicada en el interior
de la oficina del personal en el primer piso, descrita la boca de fuego en las
fotografías de fs. 199/200; de allí distintos testigos ubican a dos tiradores en la
ventana próxima a la ochava (fotografías de fs. 201/203).-

81
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

En definitiva, estima que Vargas (y por tanto Barrera que se


encontraba muy próxima a aquel) quedó en la trayectoria de dos líneas de
fuego, con disparos que partieron desde la sede sindical en el primer piso: “En
cuanto a trayectoria, que es hipotética, determinamos tres posibles. Desde el
sindicato. Lo que no quiere decir que son las 3 únicas que hubieron, pudieron
haber más. Esas fueron determinadas con bastante probabilidad. Del lado del
hipertehuelche no encontramos bocas de fuego. Cerca de los banderines
también se encontraron cantidad importante de casquillos, con lo que se puede
afirmar que de ese lado también se realizaron disparos. En la vereda de
hipertehuelche había vainas de cal. 22, y del lado del sindicato son calibre 9
mm. Las vainas 22 no estaban cerca del cuerpo de Vargas, si estaban las
banderas y redoblantes. Las 3 bocas de fuego las rotulamos con números; la 1
es en relación al cartel de YPF, donde fue encontrado el cuerpo de Vargas, el
cartel tenía orificio de entrada del lado del sindicato, sin salida, la esquirla
estaba dentro del cartel, la boca de fuego o posición de tiro es en el balancín
que aún está; la 2 es de una oficina de la planta alta del edificio, la primera
ventana por Güemes yendo hacia Meprisa, esa fue por el indicio W que había
en un árbol; la 3 es la puerta de ingreso del sindicato, con impacto en un cesto
amarillo que está sobre la misma vereda. La bala 22 no tiene blindaje ni
encamisado. No lo hicimos con el láser, porque es para la noche, lo hicimos
con una cinta. Vargas quedó entre las líneas 1 y 2 de fuego. Las esquirlas que
encontramos son similares a las 9 mm. El calibre 22 L. puede hacer 1000 m de
trayectoria. Las escopetas por lo general disparan proyectiles múltiples, y
producen la llamada rosa de dispersión….”.-
La punta de la investigación que permitió identificar a los
imputados y secuestro posterior de las armas, nace a partir de la intervención
del Oficial Nelson David Ochoa (fs. 70 y 703). Ochoa se encontraba en el
centro de la ciudad, en zona cercana al monumento al obrero petrolero,
escucha los disparos, se dirige a la sede gremial y observa cómo egresan
personas que se suben a un automóvil y salen en contramano por calle Lavalle.
Dijo que escuchó unas treinta detonaciones y vio a dos personas tiradas
heridas en la vereda del Hiper Tehuelche. Que en momentos que se solicitaba
apoyo y una ambulancia, escucha decir a los manifestantes “Ahí salen”, en
referencia a los imputados quienes abordan el Volkswagen Gol color bordó

82
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

con la luneta dañada.-


La secuencia posterior, que involucra la persecución policial,
el secuestro de las armas que arrojaran en inmediaciones de la terminal de
transportes y la posterior detención en la zona de la Escuela Nro. 29, se
encuentran acreditadas por las declaraciones de los numerarios policiales que
intervinieron en esos hechos. No resulta una cuestión controvertida, por tanto
me remito en honor a la brevedad expositiva a las respectivas declaraciones
(Marcelo Francisco Martínez, Cristian Ismael Chocobar, Carlos Andrés
Gutiérrez Mella).-
El policía Diego René Ríos Suárez describió todo el derrotero
de fuga de los imputados. Cuando se dirigían por la avenida República
observó por calle España el vehículo, que tomó la avenida Tierra del Fuego e
ingresó a la Terminal de Ómnibus. Luego pudo divisar que desde el asiento
trasero del Gol uno de los ocupantes arrojó una mochila color negra, girando
el vehículo en "u" retomando la huída por avenida Tierra del Fuego, pasando
por el supermercado Carrefour, hasta avenida Mitre y luego por calle Máximo
Berezosky. A continuación, al pasar por la calle Gobernador Gregores, el
vehículo sufrió desperfectos mecánicos comenzando a detener la marcha,
pudiendo hacer descender del rodado a los tres ocupantes. Inmediatamente
arribaron móviles de la Comisaría Seccional Segunda y Cuarta. Finalmente,
describe al que arrojó la mochila como delgado, de 1,65 metros aproximados
de altura, 70 kilogramos, morocho, quien después supo que se apellidaba
Carrazana.-
De la suma de hechos probados, puede colegirse que el grupo
integrado por los imputados Carrazana, Quiroga, Hernández y Roldán, fueron
los autores de los disparos. Los testigos sitúan el número de disparos en al
menos treinta; una faena de ese tipo en un espacio corto de tiempo (diez
minutos al menos), solo pudo ser desarrollada por un número plural mínimo
de cuatro personas, lo demuestran los testimonios y las diferentes líneas de
fuego.
Ninguno de los imputados pudo dar una explicación
razonable del porqué de su presencia el día de los hechos, las manifestaciones
que en particular expresó cada uno de ellos, resultan meros indicios de mala
justificación.-

83
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

La versión que aportara Roberto Hernández no tiene ningún


andamiento probatorio, quedó demostrado que ingresó con Carrazana al
sindicato y además que se retiró con él. Ello descarta toda la secuencia fáctica
que desemboca en el modo en que dice haber llegado al sindicato. Tuvo
disposición y señorío sobre las armas que fueran secuestradas y merced al
llamado en co-deliencuencia que le achaca el mismo Carrazana puede inferirse
que fue uno de los tiradores que se situó en el primer piso junto a Roldán. La
principal arma exculpatoria que invocó fue el resultado negativo de la prueba
de dermonitrotest, que su propia defensa impidió que ingrese como prueba
válida, merced al pedido de nulidad, y que además en todo el desarrollo del
juicio tildó de orientativa y carente de validez, con serias chances de no dar
resultados confiables.-
Otro tanto se puede mencionar de Damián Cristián Gabriel
Roldán. También reseña una serie de trámites que habría realizado esa mañana
con suma meticulosidad, dice haber recibido un llamado y concurrido a la
sede gremial por un reclamo salarial, situación en la que se topa con el
reclamo de la Uocra e ingresa al sindicato. Resulta sumamente difícil que en el
contexto de una manifestación gremial frente a su sindicato haya ido a realizar
trámites administrativos, cuando consta en la causa que las empleadas
Marilina José Jaramillo y Jorgelina Carrizo habían sido retiradas mucho antes
del mediodía en que dice haber llegado y que ese día el sindicato no prestaba
funciones. No se entiende que en ese contexto le hayan abierto la puerta para
su ingreso de manera individual, si como se manifestó en la causa, temían por
la toma del mismo. Si bien no fue reconocido como ingresando con el Gol
blanco, el retiro posterior con Carranaza y Hernández junto a las armas
secuestradas y el arma homicida, permite sostener la mendacidad de sus
dichos. En el contexto por él indicado, solo pudo entrar con autorización de
quienes dirigían los actos de la sede gremial, junto a sus consortes procesales.
Dice que el delegado Gallardo, le manifestó que habían tomado la sede del
sindicato en Truncado y Las Heras y que estaban todos asustados. ¡Vaya
manera de estar asustados!, con diez armas, tres líneas de tiro, y todas las
circunstancias que antes dí por acreditadas; el indicio de mala justificación
aparace patente. Resta señalar que él también fue citado en co-delincuencia
por Carrazana, quien lo ubicó bajando del piso superior junto con las armas y

84
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

en compañía de Hernández. Nunca pudo dar una explicación lógica de porqué


había huido con las armas y los co-imputados.-
El descargo de Quiroga choca en primer término con todo el
derrotero de actos prepraratorios del plan que tuve por acreditados y que lo
realizó junto a Carrazana (los intercambios telefónicos dan cuenta de ello). Él
había acordado concurrir al gremio, el objetivo era claro, defenderlo ante una
supuesta toma, habían con anterioriodad hechos acaecidos en la ciudad de
Pico Truncado que funcionaban como antecedentes (descritos
convenientemente por el Comisario General Abboud). Frente al evento dice
haber recibido la escopeta de un delegado gremial, Gallardo, y que efectuó
disparos al aire. Su intervención no fue individual ni desconexa con el grupo
con el que había acordado la ida al gremio. Actuó apoyando a los tiradores,
exhibiendo y efectuando disparos contra los manifestantes (no al aire como él
dijo), el objetivo era claro, mantener a raya a aquellos con un tipo de arma que
causa mayor temor por el modo en que se producen los efectos del disparo, en
forma de rosa, con potencialidad para producir daño plural. Con Roldán y
Hernández tenían un contacto barrial, se conocían, ello permite inferir que
todos participaban del plan, del cual Carrazana era un especial actor. Sobre sus
co-imputados dijo: “…Hernández, Roldán y Carrazana salieron por el frente.
Abajo éramos 15, 18 tal vez. Gallardo dejó la escopeta y después no se si se
fue para arriba, yo estaba mirando a los de la Uocra. Hernández y Roldán creo
que estaban arriba…”.-
Finalmente la determinante co-autoría de Oscar Antonio
Carrazana ha quedado desgranada a lo largo de la fundamentación del voto.
Ha estado desde el comienzo organizándolo, y actuando al servicio de
autoridades del gremio, sobre las cuales deberá investigarse si les cabe alguna
responabilidad penal. La aparición de Carrazana en el gremio esa mañana no
fue fortuita, él mismo dijo recibir órdenes de dos delegados de apellido
Gallardo y Herrera. Ingresó con un arsenal de al menos diez armas, junto a sus
compañeros barriales Hernández y Roldán, con quienes luego de concluir la
faena huyen para garantizar su impunidad. Hay una relación de causa a efecto
entre la aparición del grupo, el desarrollo de la balacera, y su conclusión con
víctimas directas (Vargas y Barrera) y un número indeterminado cercano a 40
personas que corrieron un peligro común por la cantidad de disparos que el

85
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

grupo efectuó indiscriminadamente contra los manifestantes.-


Por tanto entiendo que la hipótesis acusatoria propuesta por
la querella ha quedado sobradamente domostrada, correspondiendo declarar la
co-autoría funcional de todos los que fueran traídos al debate, que será
analizada en particular al pronunciarme sobre la calificación legal.-
Como consecuencia de ello debe necesariamente declararse
la nulidad de la acusación fiscal, por violar el principio de congruencia,
recortando hechos en perjuicio de la garantía de la defensa en juicio de la
querella; pues de modo indirecto le vedaba la posibilidad de acceder a la
jurisdicción en la condiciones en que había quedado trabada la litis. Reitero
que la modificación ensayada por el acusador público, importó la supresión de
un tramo del hecho (sin hacer ninguna referencia a imposibilidad probatoria)
alegando el abandono de una doctrina jurídica que antes había sostenido para
fundar su apartamiento de la imputación.-
Medió un clara violación a los arts. 330 y 376 del C.P.P. en
función de los arts. 160 y 6° del mismo cuerpo legal; pues se fundó de manera
aparente la acusación integrando dos actos que resultan complementarios
(requerimiento de elevación a juicio y acusación final) de manera
incongruente, con violación a la garantía constitucional de la víctima
(Reynaldo Vargas y sus derecho habientes), imposibilitando el acceso a la
jurisdicción de manera regular y la obtención de una tutela judicial efectiva
(art. 8 de la Convención Americana de los Derechos Humanos, Art. 14.1 del
Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos).-
Por ello, y adquirido firmeza el presente decisorio, deberá
remitirse copia de las presentes actuaciones al juez competente, para que en
otro proceso se defina la suerte de la acción penal de manera regular, o en su
defecto se emita un pronunciamiento respecto a la posibilidad de que esta
sentencia resulte útil para definir la posición de los imputados con la
acusación que aquí se declara irregular. Entiendo que no contamos con
elementos para definir la cosa juzgada en el hecho, pues la irregularidad
procesal en caso de ser ratificada podría ser objeto de declaración de cosa
juzgada írrita.
A mi modo de ver es sumamente grave que el ejercicio de la
acción penal pública haya sido ejercida en las condiciones procesales en que

86
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

se ha hecho. El Fiscal en el acto introductorio del debate, nos contó un


argumento y a la hora de “filmar” la película en la acusación final (alegatos),
cambió por completo sus argumentos apartándose de la prueba producida.-
Creo necesario, que se remita copia al Agente Fiscal de 1ra.
Instancia a efectos de que determine responsabilidades penales de personas
que pudieron formar parte del plan criminal, bajo alguna forma de co-autoría,
de participación o de encubrimiento. En particular me refiero al derrotero de
hechos que se infieren de las comunicaciones telefónicas de algunos
imputados, donde fácilmente se deduce que algunos podrían haber sido
quienes aportaron armas con anterioridad a la ejecución, vehículos, o podrían
haber sido sus autores mediatos (conf. pto. 75 del requerimiento fiscal de
elevación a juicio) y declaración indagatoria de Oscar Antonio Carrazana en el
sentido que habría recibido órdenes de una persona identificada como de
apellido Gallardo (que sería miembro de la Comisión Directiva o delegado,
para ejecutar disparos; y que en sus precarias funciones recibía en general
directivas de aquel).-
También debo decir que omití ex profeso, la consideración de
algunos testimonios de personas que se encontraban ese día en la sede de
petroleros, pues conforme se desarrollara en los considerandos,
necesariamente se les permitió el ingreso a los cuatro imputados, para ejecutar
un plan criminal. No se entiende que ingresen a una sede con seguridad
privada, con al menos diez armas de fuego, personas que en principio no
tenían vinculación laboral regular con el sindicato, sin algún grado de permiso
expreso que, merced al desarrollo de los hechos, sólo pudo tener como objeto
la ejecución indiscriminada de disparos contra manifestantes en un lugar
céntrico generando un peligro común.-
Quedará en el criterio del Agente Fiscal en turno la evaluación
de la procedencia de la acción penal pública y la descripción concreta de los
hechos que delimiten la eventual ampliación del objeto procesal en la causa
donde se investiga la facilitación irregular de armas de fuego citada en los
considerandos. Una investigación penal de este tipo no puede tener
acometimientos procesales individuales e incoordinados, a través de la
sustanciación individual de causas que pueden tener manifiesta conexidad, sea
por el objeto o por los sujetos que resultaren involucrados.-

87
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

Es mi voto.
A la cuestión tercera el Sr. Juez Dr. Cristina de los Ángeles
LEMBEYE, dijo (conforme al art. 43 de la Ley Nº 1, texto según ley Nº
2.046):
Adhiero a las soluciones propuestas por los Colegas
preopinantes y a su minucioso análisis del cuadro probatorio.
III) CALIFICACION LEGAL DEL HECHO PROBADO.
A la tercera cuestión el Sr. Juez de Cámara, Dr. Jorge
Omar Alonso dijo:
El acusador privado pidió que el hecho se califique
como homicidio en grado de tentativa, múltiplemente agravado por haber sido
cometido por un medio idóneo para crear un peligro común y con el concurso
premeditado de dos o más personas, en calidad de coautores (Arts. 79, 80 incs.
5° y 6°, 42 y 45 del C.P.), en su réplica aclaró que no sostenía la agravante del
art. 41bis del C.P.
En tanto la defensa técnica de Quiroga y Carrazana
cuestionó las calificaciones legales que solicitó el acusador, alegó que la
querella no ha podido demostrar la existencia del dolo, que es la intención de
matar, de lograr el resultado muerte en la conducta desplegada por sus
defendidos, puesto que ellos nunca tuvieron la intención de ocasionar la
muerte ni herir a nadie, su conducta fue simplemente -en el caso de Quiroga-
accionar una escopeta cargada con cartuchos de dispersión, para evitar que
continúe el avance de los manifestantes hacia el ingreso del sindicato. Quien
no realiza la acción de matar no puede ser responsable de ese delito, al no
concurrir los elementos típicos del delito de homicidio ni de sus agravantes,
mucho menos puede haber tentativa.
El Dr. Gramática Bosch, defensor de los acusados
Roldán y Hernández, dijo que no se da la premeditación, vinculada a la
calificante del concurso premeditado que requiere como elemento objetivo del
tipo penal dos o más personas. La premeditación o confabulación previa al
hecho y el modo conjunto de realizarla, exige que haya habido conocimiento,
voluntad e intención de actuar en grupo y disparar armas de fuego con el
propósito de matar a Vargas. Claramente no están dados los elementos
objetivos ni subjetivos, dijo.

88
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

Cuestionó la agravante del medio idóneo para


generar un peligro común, postulando que debe desplazarse al homicidio
simple del art. 79 del C.P., según fundamentos ya referidos. Pidió
subsidiariamente otra calificación, de todo lo que se dejó constancia en los
resultandos de la presente.
En primer lugar, corresponde aclarar que este
Tribunal ha perdido jurisdicción en relación al homicidio de Reynaldo Vargas
Flores, al haberse resuelto la nulidad del alegato final de la fiscalía, que ejercía
la titularidad de la acción por ese delito (conforme lo resuelto en el
Considerando anterior). Por tal motivo debe el decisorio limitarse a la
acusación de la querella y a su legitimación. Consecuentemente la agravante
del Art. 80 inc. 5° del C.P., no se puede mantener pues se requiere como
elemento objetivo que se haya ocasionado la muerte de una persona. Es decir
que el inc. 5° del tipo agravado no admite tentativa.
Los hechos investigados en el presente legajo,
suficientemente probados – al igual que la participación de los acusados- en el
considerando segundo, encuadran en el tipo penal de homicidio agravado por
el concurso premeditado de dos o más personas, en grado de tentativa Arts.
79, 80 inc. 6°, 42 y 44 del del Código Penal.
Es mi voto.
A la cuestión tercera el señor Juez, Dr. Juan Pablo
OLIVERA, dijo (conforme al art. 43 de la Ley Nº 1, texto según ley Nº
2.046):
Comparto el modo en que resuelve y funda la calificación
legal el vocal que lidera el Acuerdo, Dr. Jorge Omar Alonso.-
Conforme a los hechos que hemos tenido por acreditados,
comparto el encuadre jurídico que se propone, debiendo responder los
imputados como co-autores del tipo penal de homicidio agravado por el
concurso premeditado de dos o más personas, en grado de tentativa Arts. 79,
80 inc. 6°, 42 y 44 del Código Penal.-
Quiero agregar en relación a la co-autoría, que los imputados
han actuado ejecutando un plan criminal de manera conjunta y concertada.-
Lo demuestran los distintos hechos probados, que dan cuenta
de la existencia de un núcleo de actos independientes que solo tienen sentido

89
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

si se vinculan (concatenados) con el cumplimiento de un fin último; y este era


la represión sin derecho de la manifestación gremial de los empleados de la
Uocra por un modo violento. Teniendo en consideración que había un número
significativo de empleados de la construcción (40 a 70 según testigos), ese fin
sólo podía ser concretado si todos lo imputados realizaban un aporte causal
relevante, como fue la ejecución de disparos coordinados contra los
manifestantes. El hecho no hubiera podido desarrollarse para el cumplimiento
de su fin, si sólo un tirador aislado ejecutaba algunos disparos, puesto que
frente a la cantidad de manifestantes, estos válidamente podrían haber
realizado actos de defensa.-
El plan se desprende del arribo a la sede sindical con un
arsenal, apto para el disparo y que fue efectivamente utilizado de manera
plural (en un número de ocho) contra personas indeterminadas.-
Actuaron de manera conjunta y desde el aspecto subjetivo al
tener el conocimiento de los medios que usaron para concretar el fin último
buscado (la expulsión de la movilización), quisieron el resultado (la muerte de
cualquier manifestante, pues los disparos fueron realizados de modo plural en
un número no menor a treinta).-
El resultado típico quedó en el ámbito del conato, pues merced
a la rápida intervención del oficial Ochoa que ocasionalmente arribó al lugar,
se solicitó apoyo y la víctima recibió atención médica inmediata. El disparo
era apto para producir el resultado muerte.-
Hay coautoría funcional, pues como ya se dijo todos los aportes
de los imputados tenían envergadura y entidad para la consecución del fin
común concertado, no interesa que la adhesión se haya prestado en el
momento o con anterioridad; lo decisivo es querer como propio el resultado
del coautor del plan criminal con independencia que quién haya sido el que
produjera en relación de causalidad el resultado típico.-
“Estos casos de reparto de tareas se resuelven por el llamado
dominio funcional del hecho, que tiene lugar cuando el aporte que cada uno
realiza al hecho es de tal naturaleza que, conforme al plan concreto, sin ese
aporte el hecho no podría haberse llevado a cabo según dicho plan”
(Zaffaroni, Alagia, Slokar, “Manual de Derecho Penal, Parte General”, Ed.
Ediar, Bs.As., 2006, pág. 616).

90
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

“Cada uno de los coautores tiene en sus manos el dominio del


hecho, a través de su función específica en la ejecución del suceso total,
porque como el plan concreto incluye su aporte, si él no hace su parte el hecho
fracasa” (Edgardo Alberto Donna, “La autoría y la participación criminal”,
Ed. Rubinzal Culzoni, Santa Fe, 2002, pág. 43).-
No interesa que la adhesión se haya prestado con anterioridad
o en el comienzo de ejecución del plan criminal, lo decisivo es que se haya
demostrado la convergencia intencional en la ejecución de la división de las
tareas ejecutadas para la consecución del fin último.-
El hecho es antijurídico pues no obraron al amparo de ninguna
causa de justificación legal. No corrían peligro bienes jurídicos por una
manifestación que hasta la llegada de los imputados, se había desarrollado de
manera enérgica (con cánticos y pirotecnia) pero sin el uso de armas de fuego.
Esta conclusión se puede deducir del testimonio de Tulia Castillo, quien si
bien refiere haber visto a una persona dentro del grupo de la Uocra disparando
un arma de fuego, interpreta que lo hacía en una situación de defensa,
retrocediendo frente al embate plural ofensivo del poder de fuego de los
tiradores apostados en la sede gremial de petroleros. Lo que se encuentra
avalado por el secuestro de ocho vainas calibre .22 en las inmediaciones de
donde cayeran los heridos.
No se probó que hubiera habido más que una sola persona
que no mostraba su cara, que habría sido Walter “Oveja” Velázquez, quien
además fue aparentemente y según los dichos de Barrera, quien disparó
retrocediendo y en defensa del grupo.
La capacidad de culpabilidad de los cuatro imputados no fue
puesta en duda, por lo que pueden ser declarados penalmente responsables
completando el ilícito penal.-
Es mi voto.-
A la cuestión tercera la Sra. Jueza, Dra. Cristina de los
Ángeles LEMBEYE, dijo (conforme al art. 43 de la Ley Nº 1, texto según ley
Nº 2.046):
Adhiero a la propuesta y minucioso análisis de los Colegas
que me preceden en el orden de votación.
IV) LA PENA:

91
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

A la cuestión cuarta el señor Juez Dr. Jorge Omar


ALONSO dijo:
Pidió la Querella que se condene a Quiroga y Carrazana a
la pena de 10 años de prisión, y a Roldán y Hernández a la de 15 años de
prisión, por la misma calificación legal a que hizo referencia anteriormente.
Debe desecharse el pedido de la defensa, teniendo en
cuenta lo considerado y expresado en el Considerando Segundo.
A ello deben sumarse los informes periciales elaborados
por el médico psiquiatra, Dr. Fernando Monzón, agregados a fs. 2151/2153,
2154/2156, 2157/2159, 2160/216, con respecto a los imputados Roberto
Estéban HERNANDEZ, Damián Cristian Gabriel ROLDÁN, Oscar Antonio
CARRAZANA y Rodrigo Darián QUIROGA, respectivamente, sobre quienes
determina que son personas vigiles, globalmente orientados en tiempo y
espacio, con conciencia de situación y buena valoración de contexto. Las
funciones intelectuales superiores, que abarcan atención y memoria no
presentan alteraciones en el curso ni en el contenido (no presentan
pensamientos del tipo deliroides, ni delirantes) son conscientes y dueños de
sus actos antes, durante y posterior a los hechos que se están investigando.
Por ello, existió acción, pues no hubo circunstancia alguna
que la anulara, la misma fue dolosa, pues actuaron con conocimiento y
voluntad de consumar la conducta descripta por el tipo penal, no existen
causas de justificación probadas ni alegadas, ni circunstancias que excluyan la
culpabilidad, pues eligieron libremente el actuar ilícito.
El acusador no fundó porqué pidió el mínimo de pena
previsto en la norma de fondo para dos y el máximo para los restantes (art. 44
tercer párrafo CP). Podría haber distinguido entre prisión y reclusión, con lo
que para ambos hubiese sido el mínimo de la pena, pero no lo hizo.
Este Tribunal que ahora integro siempre ha considerado
como límite la pena pedida por la acusación, conforme doctrina que surge de
Fallos 330:2658 (caso “Amodio”).
Considerando que la medida de la culpabilidad en el caso
es igual para todos los coautores, corresponderá entonces condenarlos a la
pena de diez años de prisión, con accesorias legales y costas.
Tratándose del mínimo de la escala legal, no es del caso el

92
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

tratamiento de circunstancias atenuantes y agravantes (arts. 40 y 41 CP).


No obstante quiero consignar que todos ellos son
primarios (sg. informes del Registro Nacional de Reincidencia de fs. 2397,
2398, 2407 y 2409), y todos ellos son jóvenes -30 años Carrazana y Roldán,
34 Quiroga y 35 Hernández-, lo que permite pensar en un buen pronóstico en
cuanto a aprender a comprender y respetar la ley, objetivo básico previsto por
el art. 1 de la ley 24.660; y que todos tienen hijos.
En su condición de vencidos, les corresponde afrontar las
costas del proceso (art. 29 inc. 3° CP).
Es mi voto.
A la cuestión cuarta el señor Juez, Dr. Juan Pablo
OLIVERA, dijo (conforme al art. 43 de la Ley Nº 1, texto según ley Nº
2.046):
Adhiero al voto que antecede, por sus mismos
fundamentos.
A la cuestión cuarta la señora Jueza, Dra. Cristina de los
Ángeles LEMBEYE, dijo (conforme al art. 43 de la Ley Nº 1, texto según ley
Nº 2.046):
Adhiero al voto que lidera el acuerdo, por sus mismos
fundamentos.

V) DEMANDA CIVIL.
A la cuestión sexta el señor Juez Dr. Jorge Omar ALONSO
dijo:
Que, dentro del marco fáctico señalado por el actor civil, en
virtud de la abundante prueba producida en el proceso penal, afirma que se
probó que el accionar de los ahora demandados civiles fue cumplido bajo las
órdenes del Secretario General del Sindicato de Petroleros. Que dicha entidad
sindical dirime sus conflictos internos y con terceras personas por métodos
violentos, habiéndose constatado en la mayoría de ellos el uso de armas de
fuego. Señala que el caso de autos es uno de ellos. Considera probado con la
prueba arrimada al proceso penal el accionar tanto delictivo como los daños
ocasionados a su mandante y el nexo de causalidad existente entre ambos.

Asegura que los hechos se produjeron por orden de la

93
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

cúpula del sindicato demandado, circunstancia que lo vincula en forma directa


a los mismos y lo hace responsable de los daños ocasionados al igual que los
imputados.
Reclama se indemnice el daño material originado por la
acción ilícita cometida. Sujeta al sindicato a la obligación de resarcir por ser
un sujeto de derecho con capacidad de contraer derechos y obligaciones,
reconocido jurídicamente como tal. Funda su petición en lo dispuesto por los
arts. 43, 1067, 1068, 1072, 1109 y 1113 primera parte del Código Civil.
Cuantifica los daños materiales en la suma de $ 3.000.000
(tres millones de pesos) sin hacer consideraciones respecto del modo en que
llega a esa suma.
En cuanto al daño moral indica que debe resarcirse el
menoscabo espiritual producido a su mandante para el resto de su vida,
fundado en la gravedad de los hechos, la afectación de su integridad física y
psíquica, la angustia vivida en ocasión en la que casi pierde la vida, ver morir
a un compañero de lucha sindical y todos los padecimientos sufridos en su
salud –internaciones y tratamientos médicos-, por portar aún en su cuerpo el
proyectil que lo lesionara. Los cuantifica en la suma de $ 1.000.000 (un millón
de pesos).-
Como lucro cesante afirma que su mandante se vio
impedido de realizar actividades económicas rentables –las que intentaba
conseguir al momento de los hechos-. Lo cuantifica en la suma de $ 1.000.000
(un millón de pesos) en concepto de las ganancias que se vio impedido de
conseguir, alegando como justificativo de ello la edad del actor y la plena
capacidad productiva que tenía al momento de los hechos.
Por daño psicológico y luego de diferenciarlo del daño
moral, reclama la suma de $ 200.000 (doscientos mil pesos), con fundamento
en los trastornos psicológicos provocados por los hechos vividos y con el fin
de solventar el tratamiento psicológico para menguarlos.
Alega daño al proyecto de vida sin poder comprenderse los
fundamentos alegados como justificativo de su existencia, y lo cuantifica en $
1.500.000 (un millón y medio de pesos).

94
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

Por su parte los imputados Oscar Carrazana, Damián Roldán y


Roberto Hernández, formulan puntual negación relativa al sustento fáctico y
jurídico de la demanda, la existencia de los daños mencionados, el nexo de
causalidad y la procedencia de su resarcimiento. Interponen excepción de
falta de legitimación pasiva. Señalan que es inaplicable la responsabilidad
objetiva que pretende el actor civil y que lo que debe probar es la existencia
del dolo o culpa de su parte, la que niega. En subsidio, deja peticionada la
repartición de las consecuencias del daño.
En cuanto a los rubros reclamados, además de remarcar la
improcedencia de cada uno de ellos, cuestiona en todos su cuantificación por
imprecisa, considerando que tal situación afecta su derecho de defensa,
oponiendo la excepción de defecto legal.
Del daño moral señala que el actor no posee incapacidad
alguna, y que los criterios de determinación propuestos son ajenos al régimen
de cuantificación del daño extrapatrimonial impuestos por el art. 1741 del CC.
Dice que del lucro cesante deben descontarse los seguros
civiles o de riesgo del trabajo, que hubiera recibido el actor con motivo de la
incapacidad que dijo tener, la que no ha sido denunciada ni respecto a la cual
se han aportado datos a los fines de su cálculo.
Respecto del daño psicológico remarca luego de
conceptualizarlo, que la incapacidad física o psíquica se indemniza a través de
una sola suma –conforme el art. 1746 del CC y C-, y no en forma duplicada
como pretende.
Del daño al proyecto de vida lo cuestiona específicamente por
no ser un rubro que se pueda indemnizar más allá del daño patrimonial – lucro
emergente o lucro cesante- o extrapatrimonial que el hecho le hubiera causado
y por no haber demostrado el impacto patrimonial que le generó ni cómo
impactó en su espíritu.
A su turno el Sindicato de Petroleros y Gas Privado Santa
Cruz, niega en general y particular cada uno de los hechos y el derecho
invocado. Puntualiza que no es responsable porque quienes decidieron la
huelga fueron los trabajadores de la UOCRA, porque no es ni eventualmente

95
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

deudora de la obligación resarcitoria. Y que debió demandar a los verdaderos


responsables o iniciar un reclamo de responsabilidad colectiva. Niega la
relación entre la huelga que ejercían los trabajadores y los daños que habría
sufrido el actor.
Agrega que no existe relación de dependencia funcional u
ocasional entre los supuestos autores y ese Sindicato. Y que el Sindicato y sus
miembros no han sido sus autores y por lo tanto no existe causal de atribución
de su responsabilidad.
Alega que la conducta desplegada por la propia víctima
concurrió a producir su propio daño como participante del grupo agresor.
Plantea también falta de legitimación pasiva por no haber sido
el Sindicato partícipe, a través de sus órganos de conducción, de hecho ilícito
alguno. Ni han participado directa o indirectamente de los hechos en que se
funda la demanda.
Finaliza aclarando que no existe actuar antijurídico achacable
ni causa de atribución alguna que justifique la condena a resarcir. Pone de
resalto que no se dan los presupuestos propios de la responsabilidad civil,
poniendo de resalto la inaplicabilidad de la responsabilidad objetiva e
inexistencia de culpa de su parte. No hay nexo causal entre las conductas
atribuibles a los participantes y los resultados dañosos. En cuanto a los rubros
que forman el reclamo indica iguales aspectos que los demandados Carrazana,
Roldán y Hernández.
Al imputado Rodrigo Darian Quiroga se le dio por decaído el
derecho de contestar.
Que, dentro del marco fáctico señalado por el actor civil
afirma, en virtud de la abundante prueba producida en el proceso penal, se
probó que el accionar de los ahora demandados civiles fue cumplida bajo las
órdenes del Secretario General del Sindicato de Petroleros. Que dicha entidad
sindical dirime su conflictos internos y con terceras personas por métodos
violentos, habiéndose constatado en la mayoría de ellos el uso de armas de
fuego. Señala que el caso de autos es uno de ellos. Considera probado con la
prueba arrimada al proceso penal el accionar tanto delictivo como los daños

96
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

ocasionados a su mandante y el nexo de causalidad existente entre ambos.


Asegura que los hechos se produjeron por orden de la
cúpula del sindicato demandado, circunstancia que lo vincula en forma directa
a los mismos y lo hace responsable de los daños ocasionados al igual que los
imputados.
Reclama se indemnice el daño material originado por la
acción ilícita cometida. Sujeta al sindicato a la obligación de resarcir por ser
un sujeto de derecho, con capacidad de contraer derechos y obligaciones,
reconocido jurídicamente como tal. Funda su petición en lo dispuesto por el
art. 43, 1067, 1068, 1072, 1109 y 1113 primera parte del Código Civil.
Cuantifica los daños materiales en la suma de $ 3.000.000 sin
hacer consideraciones respecto del modo en que llega a esa suma.
En cuanto al daño moral indica que debe resarcirse el
menoscabo espiritual producido a su mandante para el resto de su vida,
fundado en la gravedad de los hechos, la afectación de su integridad física y
psiquica, la angustia vivida en los hechos en los cuales casi pierde la vida, ver
morir a un compañero de lucha sindical y todos los padecimiento sufridos en
su salud –internaciones y tratamientos médicos-, por portar aún en su cuerpo
el proyectil que lo lesionara. Los cuantifica en la suma de $ 1.000.000.-
Como lucro cesante afirma que su mandante se vio impedido
de realizar actividades económicas rentables –las que intentaba conseguir al
momento de los hechos- Lo cuantifica en la suma de $ 1.000.000, en concepto
de las ganancias que se vio impedido de conseguir, alegando como
justificativo de ello la edad del actor y la plena capacidad productiva que tenía
al momento de los hechos.
Por daño psicológico y luego de diferenciarlo del daño moral,
reclama la suma de $ 200.000, con fundamento en los trastornos psicológicos
provocados por los hechos vividos, y con el fin de solventar el tratamiento
psicológico para menguar los mismos.
Alega daño al proyecto de vida sin poder comprenderse los
fundamentos alegados como justificativo de su existencia, y lo cuantifica en $
1.500.000.

97
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

Por su parte los imputados Oscar Carrazana, Damián Roldán y


Roberto Hernández, formulan puntual negación relativa al sustento fáctico y
jurídico de la demanda, la existencia de los daños mencionados, el nexo de
causalidad y la procedencia de su resarcimiento. Interpone excepción de falta
de legitimación pasiva. Señala que es inaplicable la responsabilidad objetiva
que pretende el actor civil y que lo que debe probar es la existencia del dolo o
culpa de su parte, la que niega. En subsidio, deja peticionada la repartición de
las consecuencias del daño.
En cuanto a los rubros reclamados, además de remarcar la
improcedencia de cada uno de ellos, cuestiona en todos su cuantificación por
imprecisión, considerando que tal situación afecta su derecho de defensa,
oponiendo la excepción de defecto legal.
Del daño moral señala que el actor no posee incapacidad
alguna, y que los criterios de determinación propuestos son ajenos al régimen
de cuantificación del daño extrapatrimonial impuestos por el art. 1741 del CC.
Dice que del lucro cesante deben descontarse los seguros
civiles o de riesgo del trabajo, que hubiera recibido el actor con motivo de la
incapacidad que dijo tener, la que no ha sido denunciada ni respecto a la cual
se han aportado datos a los fines del su cálculo.
Respecto del daño psicológico remarca luego de
conceptualizarlo, que la incapacidad física o psíquica, se indemniza a través
de una sola suma –conforme el art. 1746 del CC y C, y no en forma duplicada
como pretende.
Del daño al proyecto de vida lo cuestiona específicamente por
no ser un rubro que se pueda indemnizar más allá del daño patrimonial – lucro
emergente o lucro cesante- o extrapatrimonial que el hecho le hubiera causado
y por no haber demostrado el impacto patrimonial que le generó ni como
impactó en su espíritu.
A su turno el Sindicato de Petroleros y Gas Privado Santa
Cruz, niega en general y particular cada uno de los hechos y el derecho
invocado. Puntualiza que no es responsable por que quién decidieron la huelga
fueron los trabajadores de la UOCRA, por que no es ni eventualmente deudora

98
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

de la obligación resarcitoria. Y que debió demandar a los verdaderos


responsables o iniciar un reclamo de responsabilidad colectiva. Niega la
relación entre la huelga que ejercían los trabajadores y lo daños que habría
sufrido el actor.
Agrega que no existe relación de dependencia funcional u
ocasional entre los supuestos autores y ese Sindicato. Y que el Sindicato y sus
miembros no han sido sus autores y por lo tanto no existe causal de atribución
de su responsabilidad.
Alega que la conducta desplegada por la propia victima
concurrió a producir su propio daño y como participante del grupo agresor.
Plantea también falta de legitimación pasiva por no haber sido
el Sindicato partícipe, a través de sus órganos de conducción, de hecho ilícito
alguno. Ni han participado directa o indirectamente de los hechos en que se
funda la demanda.
Finaliza aclarando que no existe actuar antijurídico achacable
ni causa de atribución alguna que justifique la condena a resarcir. Pone de
resalto que no se dan los presupuestos propios de la responsabilidad civil,
poniendo de resalto la inaplicabilidad de la responsabilidad objetiva e
inexistencia de culpa de su parte. No hay nexo causal entre las conductas
atribuibles a los participantes y los resultados dañosos. En cuanto a los rubros
que forman el reclamo indica iguales aspectos que los demandados Carrazana,
Roldán y Hernández.
Al imputado Rodrigo Darian Quiroga se le dio por decaído el
derecho de contestar.
Así las cosas, y tal como ha quedado trabada la litis con los
escritos de demanda y contestación, corresponde emitir pronunciamiento
acerca del alcance de la reparación civil en favor del actor Bonifacio Barrera
por los daños que en su integridad física le ocasionara el hecho atribuido a los
demandados directos.-
Como cuestión previa deviene imperativo aclarar cuál es el
alcance de la prejudicialidad penal sobre la acción, pues en virtud de los
distintos factores de atribución (responsabilidad por el hecho propio y

99
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

responsabilidad por el hecho de un tercero), difiere necesariamente sus


efectos.-
Es claro entonces que a partir de haber quedado definidos
los alcances de la responsabilidad penal de los co-demandados, por imperativo
del art. 1776 del C.C.C., la sentencia penal produce efectos de cosa juzgada
“...sobre la existencia del hecho principal que constituye delito y de la culpa
del condenado...”.-
En función de ello, la acreditación del hecho ilícito
(tentativa de homicidio calificado) en la condiciones descritas en la sentencia
penal, permite hacer civilmente responsables a los demandados Damián
Cristian Gabriel Roldán, Roberto Esteban Hernández, Rodrigo Darian Quiroga
y Oscar Antonio Carrazana, como responsables directos en los términos del
art. 1749 del C.C.C., y frente a la pluralidad de intervinientes en el resultado
lesivo único, corresponde declararlos solidariamente responsables en función
de los previsto por el art. 1751 del C.C.C.., por las consecuencias inmediatas y
mediatas que tuvieran relación de causalidad adecuada con el ilícito, conforme
se analizará infra.-
Ingresando a la responsabilidad del co-demandado
Sindicato Petrolero y Gas Privado Santa Cruz (conf. Poder de fs. 3448/3449)
viene a éste proceso, naturalmente sin ser parte necesaria del proceso penal, y
en consecuencia el demandante tenía la obligación de demostrar el factor de
atribución que engendre algún supuesto de responsabilidad por el hecho de
terceros (art. 1753 y sgtes del C.C.C.).-
Esa carga procesal a mi modo de ver, no fue cumplida
acabadamente por el actor, pues en ningún tramo de su ofrecimiento
probatorio ha intentado siquiera demostrar cuál era la relación funcional de
dependencia que los declarados penalmente responsables habrían tenido con el
demandado indirecto.-
Se pregonó que todos los imputados obraban cumpliendo
órdenes del Secretario General del Sindicato Sr. Claudio Vidal, quien habría
utilizado a aquellos para dirimir conflictos de modo violento, como el que
genera el conocimiento de la presente acción civil.-

100
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

De los términos en que el actor ha redactado su demanda,


se deduce que si se proponía demostrar la relación de dependencia, debió
delimitar concretamente su objeto procesal y ampliar la demanda, a modo de
litis consorcio pasivo facultativo en los términos del art. 88 del C.P.C.C.yC.-
No se puede emitir un pronunciamiento válido cuando el
Sr. Claudio Vidal no es parte en la litis, y para esa persona jurídica (Sindicato
Petrolero y Gas Privado Santa Cruz), éste es un dependiente por el que debe
responder. Por ende debió formar parte del objeto procesal para examinar la
procedencia de responsabilidad civil por el hecho de otro, demostrando
previamente la responsabilidad directa del Secretario General, el cual, reitero
no resultó demandado.-
Frente a la inexistencia de vínculo laboral directo entre los
declarados responsables en el juicio civil y el Sindicato Petrolero y Gas
Privado Santa Cruz, o de algún otro factor objetivo de atribución que genere
un deber de responder por parte del principal, es que deviene imperativo hacer
lugar a la excepción de falta de legitimación pasiva articulada por la
demandada, con costas a su cargo por aplicación del principio objetivo de la
derrota (art. 68 y ccdtes del C.P.C.C.).-
Alcance de la reparación civil. Daño Material y Moral.-
El daño moral en la persona de Bonifacio Barrera, puede
considerarse un daño in re ipsa, pues el daño resulta de la naturaleza de la
acción que ejecutaran los demandados y que por el marco en que se
desarrollaron los hechos produjo una necesaria alteración de su espíritu y
tranquilidad emocional. Se trato de un daño que puede quedar sujeto al
prudente arbitrio judicial y con la directriz que fija el art. 1741 del C.C.C; por
ello propongo a los fines de mitigar los padecimientos extrapatrimoniales
sufridos en la suma de $ 200.000 (doscientos mil pesos), la que será reajustada
desde la fecha del hecho (mora) y hasta el dictado de la presente sentencia a
través de la tasa pasiva de uso judicial publicada por el Banco Central de la
Nación Argentina.-
El daño material que el actor cuantificó en la suma de
$3.000.000 (tres millones de pesos), por la lesión a la integridad física no la ha

101
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

acreditado en la cuantía reclamada, por lo que solo lo considero procedente en


lo que respecto a los gastos de internación y gastos médicos se refiere, que
pueden presumirse realizados y con directa vinculación al hecho ilícito.
Estimo tal monto en la suma de $ 5.000 (cinco mil pesos), teniendo en cuenta
que resultó asistido desde un inicio y en todas las oportunidades en el Hospital
público de esta ciudad.
En los demás rubros (lucro cesante, y daño emergente
como consecuencia del daño al proyecto de vida y daño psicológico) no los ha
acreditado, pues no ofreció prueba que resulte pertinente y útil para sostener la
procedencia del reclamo indemnizatorio, correspondiendo su rechazo.-
Por todo lo expuesto propongo:
1.- Admitir la acción por reparación de los daños y
perjuicios promovida por Bonifacio Barrera, condenando a los demandados
Damián Cristián Gabriel Roldán, Roberto Esteban Hernández, Rodrigo Darian
Quiroga y Oscar Antonio Carrazana, a abonar al actor la suma de pesos
doscientos mil ($200.000) en concepto de daño moral (art. 1741 del C.C.C.), y
de pesos cinco mil ($ 5.000) en concepto de daño emergente, con más los
intereses moratorios y punitorios, que se actualizarán por la tasa pasiva del
B.C.R.A. desde que la suma es debida (09/04/15) hasta su efectivo pago, con
costas en contra de los demandados vencidos (art. 68 del CPCyCSC).
2.- Hacer lugar a la excepción de falta de legitimación
pasiva articulada por la co-demandada Sindicato Petrolero de Gas Privado
Santa Cruz, por no haber la actora demostrado el factor de atribución en los
términos del art. 1753 del C.C.C., rechazando la demanda articulada a su
respecto, con costas a la actora vencida en esta incidencia.

A la cuestión quinta el Sr. Juez, Dr. Juan Pablo OLIVERA,


dijeron (conforme al art. 43 de la Ley Nº 1, texto según ley Nº 2.046):
Adhiero al voto que antecede, por sus mismos
fundamentos.
A la cuestión quinta la Sra. Jueza, Dra. Cristina de los
Ángeles LEMBEYE, dijo (conforme al art. 43 de la Ley Nº 1, texto según ley
Nº 2.046):

102
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

Adhiero al voto que antecede, por sus mismos fundamentos


en lo relativo a la reparación económica integral del daño sufrido por
Bonifacio Nilamón Barrera como proponen los Colegas preopinantes.
Disiento solo en cuanto a la cuestión relativa a la tasa de interés a la que el
monto indemnizatorio debe actualizarse desde que es debido, en relación a lo
cual seré breve en atención a que la mayoría en relación al tema ya está
formada.
Como dije en ocasión de votar en los autos caratulados
“ZARATE, Sergio René y otro c/ GONZÁLEZ, Julio Omar s/ Demanda
Laboral”, Expte. Nº 14.134, sentencia de la Cámara de Apelaciones en lo Civil
de esta Circunscripción judicial registrada al T° LXXIX, Reg. 2471, F°
143/148, el 18 de junio de 2.015 y otras que le siguieron “El tema en
tratamiento ha merecido diversas opiniones, tal como han transcripto los
votos precedentes. En nuestro ordenamiento, al no existir una ley especial los
intereses deben ser fijados por los jueces, conforme la manda del art. 622 del
Código Civil, y que recepta en similar sentido el art. 767 de la nueva
normativa (C.C.C.), que entrará en vigencia en el mes de agosto próximo
[ahora vigente hace casi dos años]. Esta discrecionalidad que se ha delegado
a la función jurisdiccional debe adaptarse a la justicia del caso, debiendo
procurarse que la reparación o resarcimiento sea integral, general o
completo. Como consecuencia de ello los intereses que se establezcan deben
recomponer todos los aspectos menoscabados al actor de autos. En ese orden
de ideas entiendo que el criterio que debe adoptarse en la materia es el de que
los intereses se calculen a la tasa activa que publica el Banco de la Nación
Argentina...”.
Es mi voto.
En atención a lo expuesto, y al mérito que ofrece el
Acuerdo que antecede, la Excma. Cámara en lo Criminal de la Segunda
Circunscripción Judicial, por unanimidad

RESUELVE:
1°) DECLARAR la nulidad de las pericias de
dermonitrotest practicadas en autos, conforme petición de los Dres. Gerard
Gramática Bosch y Debora Ruth Ferrari, según fundamentos analizados en los
Considerandos.

103
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

2°) DECLARAR la nulidad de la acusación fiscal,


conforme fundamentos analizados en la sentencia, y remitir copia de ésta a la
Fiscalía de Instrucción correspondiente cuando pase en autoridad de cosa
juzgada, a los fines analizados en los Considerandos.
3°) CONDENAR a ROBERTO ESTÉBAN
HERNANDEZ, de apellido materno Maldonado Cárcamo, hijo de Juan y de
Irene, apodado "Tero", de nacionalidad argentina, soltero, instruido, nacido en
Caleta Olivia, Provincia de Santa Cruz, el 9 de diciembre de 1981, con último
domicilio en Piedra Buena Nº 2.845 de esta ciudad, actualmente detenido en la
Comisaría de Cañadón Seco, DNI Nº 29.058.546; DAMIÁN CRISTIAN
GABRIEL ROLDAN, de apellido materno Navarro, hijo de Manuel Alberto
y de Amalia, sin apodos, nacido en Caleta Olivia el día 25 de marzo de 1987,
de nacionalidad argentina, instruido, soltero, con último domicilio en Barrio 2
de Abril Escalera 52 Departamento “A” de esta ciudad, ahora detenido en la
Comisaría de Cañadón Seco, DNI. 32.698.286; OSCAR ANTONIO
CARRAZANA, de apellido materno Maldonado, hijo de Rodolfo Antonio y
de Sara Yolanda, nacido en Caleta Olivia el día 12 de mayo de 1987, de
nacionalidad argentina, instruido, soltero, con último domicilio en Barrio 2 de
Abril Escalera 03 Departamento "B" de esta ciudad, actualmente detenido en
la Alcaidía local, DNI. 32.938.876; y a RODRIGO DARIAN QUIROGA, de
apellido materno Bordón, hijo de Lindor Américo y de Alicia Angélica,
apodado “Gordo” o “Negro”, nacido en Fiambalá, Provincia de Catamarca el
día 28 de marzo de 1983, de nacionalidad argentina, instruido, soltero, con
último domicilio en Barrio 2 de Abril Escalera 52 Departamento "B" de esta
ciudad, ahora detenido en la Alcaidía local, DNI. 30.649.685, a la pena de
DIEZ (10) AÑOS DE PRISIÓN, de cumplimiento efectivo, con más las
accesorias legales y costas del proceso (arts. 5, 12, 19, 29 inc. 3º, 40 y 41 del
C.P.), como coautores penalmente responsables del delito de homicidio
agravado por el concurso premeditado de dos o más personas, en grado
de tentativa (arts. 42, 44, 45, 79 y 80 inc. 6° del C.P.), hecho cometido en
Caleta Olivia el 09.4.15, en perjuicio de Bonifacio Nilamon Barrera.
4°) a) Admitir la acción por reparación de los daños y
perjuicios promovida por Bonifacio Barrera, condenando a los demandados
Damián Cristian Gabriel Roldán, Roberto Esteban Hernández, Rodrigo Darian

104
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

Quiroga y Oscar Antonio Carrazana, a abonar al actor la suma de pesos


doscientos mil ($200.000) en concepto de daño moral (art. 1741 del C.C.C.), y
de pesos cinco mil ($ 5.000) en concepto de daño emergente, con más los
intereses moratorios y punitorios, que se actualizarán (conforme Mayoría) por
la tasa pasiva del B.C.R.A. desde que la suma es debida (09/04/15) hasta su
efectivo pago, con costas en contra de los demandados vencidos (art. 68 del
CPCyCSC); b) Hacer lugar a la excepción de falta de legitimación pasiva
articulada por la co-demandada Sindicato Petrolero de Gas Privado Santa
Cruz, por no haber demostrado la actora el factor de atribución en los términos
del art. 1753 del C.C.C., rechazando la demanda articulada a su respecto, con
costas a la actora vencida en esta incidencia.
5°) EXTRAER copias de las partes pertinentes
(indagatorias de Carrazana y Quiroga y copias de recibos de sueldo
presentadas como prueba documental durante el debate) que serán remitidas al
Fiscal en turno de ésta ciudad, a los fines que investigue la posible comisión
de un delito de acción pública a ese respecto.
6°) Poner a disposición de las partes copias de las actas y
del audio que estimen correspondientes a fines de iniciar investigaciones por
la presunta comisión del delito de falso testimonio.
7°) Remitir copia certificada de la presente sentencia al Sr.
Fiscal de Instrucción, Dr. Martín Sebastián Sedán (“Testimonio en autos:
Comisaría Seccional Primera s/investiga homicidio calificado”, Expte. N°
63.594/16), a fin de que sea agregada a esa causa que se encuentra aún en
etapa de investigación para que evalúe la ampliación de su objeto procesal.
8°) Diferir la regulación de los honorarios profesionales de
los Sres. Defensores Particulares, apoderado de la querella y actor civil hasta
tanto denuncien su condición tributaria y se determine el monto del proceso
conforme los parámetros dados en la sentencia civil que se dicta.
9º) Regístrese la presente, notifíquese a las partes, y
consentida o confirmada que sea, cúmplase y líbrense las comunicaciones de
rigor.

Dra. Cristina de los Ángeles Lembeye Dr. Juan Pablo Olivera


Jueza de Cámara Juez de Cámara

105
PROVINCIA DE SANTA CRUZ
PODER JUDICIAL
Cámara en lo Criminal y Correccional
CALETA OLIVIA

Dr. Jorge Omar Alonso


Juez de Cámara

ANTE MÍ:

Dra. Laura Inés VALLEBELLA


Secretaria

106