Anda di halaman 1dari 2

Consideraciones para transferir una propiedad inmobiliaria

Algo muy importante a tener en cuenta cuando se piensa realizar una transferencia
inmobiliaria, es que se deben reunir varios requisitos, dentro de ellos se deberá de tener
un contrato de compra-venta, el cual no es más que un acto por el cual una persona
llamada “vendedor” transfiere a otra llamada “comprador” la propiedad de un bien a
cambio del pago de un precio acordado.

Para poder realizar una transferencia inmobiliaria el inmueble debe de estar registrado,
pues el título definitivo es el título por excelencia de una propiedad, aunque se puede
decir que en la República Dominicana, los títulos de propiedad se dividen en: título
definitivo y carta constancia, en este escrito hablaremos del título definitivo y más
adelante en otra oportunidad, hablaremos de la carta constancia. Lo importante es saber
que no podrá proceder a la transferencia de derechos sobre terrenos que no han sido
debidamente deslindados.

Pero antes de someter el expediente ante Registro de Títulos, se debe de cumplir con el
registro del inmueble en cuestión, por la Dirección General de Impuestos Internos a fin de
que se pueda determinar y establecer la base del impuesto para la transferencia. Una vez
cumplido con este requisito se procede al pago del 3% sobre el valor de la venta o lo
exigido de acuerdo al precio de referencia del avalúo realizado por la Dirección General de
Catastro, asumiendo también que se está al día con el pago al Impuesto sobre la Vivienda
Suntuaria si este se diere a lugar.

Recuerde que para iniciar un proceso de transferencia inmobiliaria es aconsejable, iniciar


un proceso de Investigación legal y fiscal del inmueble a adquirir antes, incluso de celebrar
cualquier tipo de contrato de compraventa, y siempre bajo la supervisión de asesores
jurídicos, con el fin de descartar cualquier tipo de cargas y gravámenes que pueda tener
dicho inmueble.

Documentos a solicitar al vendedor

1. Copia del Título de Propiedad: Servirá para comprobar que el que está vendiendo
es realmente el propietario de ese inmueble.

2. Original de la Certificación de Estado Jurídico de Inmueble: dicho documento será


necesario para saber que en este inmueble no existe ningún tipo de gravamen u oposición
para la venta, además de verificar que sobre o detrás de este inmueble no existe ningún
inconveniente.

3. Copia del Contrato de Venta: Es vital para poder verificar lo estipulado en el mismo.
4. Copia de la Cédula o Identificación del Vendedor: este documento servirá para verificar
a dicho vendedor, además de que será requerido en todos los procesos a realizar ante los
órganos correspondientes.

5. En caso de que el vendedor sea una empresa y/o compañía debe entregarle:

 Copia del registro nacional de contribuyente (RNC).

 Copia de la cédula del representante de la compañía.

 Copia de la asamblea extraordinaria.

6. Copia del Plano Catastral: El mismo deberá de estar aprobado por la dirección de
mensuras catastrales correspondiente.

7. Verificación del IVSS: Con este se verifica si la propiedad debe pagar el Impuesto
Suntuario (comúnmente llamado IVSS). En el caso de no pagarlo, se le debe emitir una
certificación indicando esto, y en caso de que éste se haya pagado, se deberá de solicitar
la certificación de que el inmueble se encuentra al día con dicho impuesto

8. En el caso de que su vendedor sea una compañía: Si le compra a una compañía, debe
acompañar su expediente con un acta de asamblea donde los socios accionistas autoricen
al firmante a venderle a usted el inmueble.