Anda di halaman 1dari 13

GUIAS PARA EL DISEÑO DE PENDIENTES A CIELO ABIERTO

1. FUNDAMENTOS DE DISEÑO PENDIENTES


1.1 Introducción
Para una mina a cielo abierto, el diseño de las pendientes es uno de los principales desafíos en
cada etapa de planificación y operación.

Requiere conocimiento especializado de la geología, que es a menudo complejo en las cercanías


de cuerpos de mineral donde la estructura y / o la alteración pueden ser factores clave, y de las
propiedades de los materiales, que con frecuencia son muy variables. También requiere una
comprensión de los aspectos prácticos de implementación de diseño.

Este capítulo analiza los fundamentos de la creación diseños de pendiente en términos de las
expectativas de las diversas partes interesadas en la operación minera, que incluye propietarios,
la gerenta, fuerza de trabajo y los reguladores. Esto tiene la intención de proporcionar un marco
para el detalle capítulos que siguen. Establece los elementos de la pendiente de diseño, la
terminología de uso común, y el típico enfoque y niveles de esfuerzo para apoyar el diseño
requerido en diferentes etapas en el desarrollo de un cielo abierto La mayoría de estos
elementos son comunes a cualquier apertura operación de minería a cielo abierto,
independientemente del material a ser recuperado o el tamaño de las pendientes del cielo
abierto.

1.2 Diseños de pendiente de pozo


El objetivo de cualquier diseño de mina a cielo abierto es proporcionar una configuración de
excavación óptima en el contexto de la seguridad, recuperación de mineral y rendimiento
financiero.

Los inversores y operadores esperar que el diseño de la pendiente establezca muros que serán
estables por toda la vida del rajo, que puede extenderse más allá del cierre. Por lo menos,
cualquier inestabilidad debe ser manejable. Esto se aplica a todas las escalas de las paredes,
desdelos bancos individuales a las pendientes generales.

Es esencial que se garantice un grado de estabilidad para las pendientes en grandes minas a
cielo abierto para minimizar los riesgos relacionados a la seguridad del personal y el equipo de
operación, y riesgos económicos para las reservas. Al mismo tiempo, dirigir las necesidades
económicas de la recuperación del mineral de los propietarios deben ser maximización y
manteniendo al mínimo la relación de estéril a lo largo de la vida de la mina

El compromiso resultante es típicamente un equilibrio entre la formulación de diseños que


pueden ser de manera segura y práctica implementada en el medio ambiente de la operación y
el establecimiento de ángulos de pendiente tan empinadas como sea posible.

Como se describe en la Figura 1.1, los diseños de la pendiente forman una entrada esencial en
el diseño de un cielo abierto en cada etapa de la evaluación de un depósito mineral, desde los
inicios conceptuales de diseño que evalúan el valor del trabajo adicional en un descubrimiento
de exploración a través de diseños a corto y largo plazo para un rajo operativo. En cada nivel del
proyecto a través de este proceso, otros componentes clave incluyen los requisitos de todos los
interesados.
A diferencia de las pendientes civiles, donde el énfasis está en la confiabilidad y el rendimiento
del diseño y el costo / beneficio que es el menor del problema, las pendientes de los tajos
abiertos normalmente se construyen para niveles más bajos de estabilidad, reconociendo el
funcionamiento más corto de la duración de vida involucrada el más alto nivel de monitoreo,
tanto en términos de precisión y frecuencia, eso es típicamente disponible en la mina

Aunque este enfoque es completamente reconocido tanto por la industria minera como por las
autoridades reguladoras, la tolerancia al riesgo puede variar entre empresas y entre
jurisdicciones mineras.

La inestabilidad incontrolada, en efecto la falla de una pendiente puede tener muchas causas,
incluyendo:

factores de seguridad / sociales

 pérdida de vida o lesiones;


 pérdida de ingresos del trabajador;
 pérdida de confianza del trabajador;
 pérdida de credibilidad corporativa, tanto externa como con los accionistas.

Factores económicos

 interrupción de las operaciones;


 pérdida de mineral;
 pérdida de equipamiento;
 aumento de stripping;
 costo de limpieza;
 pérdida de mercados.

Factores ambientales / regulatorios

 impactos ambientales;
 aumento de la regulación;
 consideraciones de cierre.
1.2.1 Factores de seguridad / sociales
Las condiciones de operación seguras que protegen contra el peligro de muerte o lesiones al
personal que trabaja en el cielo abierto son requisitos morales y legales fundamentales.

Mientras que los rajos siempre han sido propensos a las inestabilidades de las paredes debido a
la complejidad de los entornos de minería, desde la adopción de la metodología de diseño de
taludes formales en a principios de la década de 1970, el número de fallas en general ha
disminuido. Aun así, en los últimos años ha habido varias grandes fallas en rajos abiertos en todo
el mundo. Trágicamente algunos de estos han resultado en pérdida de vidas; la mayoría ha
tenido graves consecuencias económicas para la operación. Estas fallas han atraído la atención
de los reguladores y del público. En consecuencia, cada vez es más común para la administración
(incluidos los ejecutivos) y el personal técnico enfrentar procesos penales cuando los códigos de
explotación son violados, ya sea en el diseño o la operación de una mina.

Si bien las principales fallas atraen una gran atención, es las fallas más pequeñas, a menudo
caída de rocas a escala de banco, que típicamente resultan en la mayoría de las muertes y
lesiones. Para que la industria minera sea sostenible, la seguridad es el primordial objetivo y,
por lo tanto, debe abordarse en todas las escalas de estabilidad de taludes.

1.2.2 Factores económicos


El principal incentivo económico en la mayoría de los rajos abiertos es lograr el ángulo de
inclinación máximo acorde con el nivel aceptado de estabilidad. En un gran cielo abierto, el
empinamiento de la pared por unos pocos grados puede tener un gran impacto en el retorno de
la operación a través de una mayor recuperación de mineral y / o stripping reducido (Figura 1.2).

En algunos casos, las pendientes de operación en los iniciales cortes de expansión pueden ser
más planos que los óptimos, ya sea para proporcionar ancho de operación adicional o para
garantizar la estabilidad donde los datos para apoyar los diseños son limitados. Sin embargo,
esta flexibilidad, que debe ser adoptada con la comprensión y consentimiento de todos los
interesados, casi siempre tiene consecuencias económicas negativas.
El impacto de la inclinación de la pendiente variará según la mina, pero, por ejemplo, se ha
demostrado que el aumento en el ángulo de inclinación de 1 ° en una pared de 50 ° a 500 m de
altura da como resultado una reducción de aproximadamente 3600 m3 (9000 t) de estéril por
metro de longitud de la cara de la pared.

El aumento del ángulo de la pendiente generalmente reducirá el nivel de estabilidad de la


pendiente, suponiendo que otros factores permanecer constante. El grado de inclinación puede
ser logrado sin comprometer a las empresas y los criterios de aceptación regulatoria, que
usualmente reflejan el requisito de seguridad para el personal y las reservas de mineral, debe
ser objeto de análisis de estabilidad y, en última instancia, de riesgo de evaluaciones.

A menudo ya no es suficiente presentar diseños de taludes en términos determinísticos (factor


de seguridad) para un planificador de mina quien los acepta sin criticar. Cada vez más, el
requisito es que se propongan dentro del marco de los niveles de riesgo relacionados con la
seguridad y los resultados económicos de un encargado de la toma de decisiones que no puede
ser un experto técnico en el campo minero. El diseño propuesto debe presentarse en un
formulario que permite a los ejecutivos de la mina y otras partes interesadas establecer niveles
de riesgo para la empresa. En este proceso, los diseñadores de taludes deben jugar un papel
importante.

1.2.3 Factores ambientales y regulatorios


La mayoría de los pozos abiertos se encuentran en jurisdicciones donde hay regulaciones
mineras que especifican requisitos en la seguridad y el medio ambiente, incluidos los del cierre
de la mina. Las regulaciones pueden ser federales, como en el caso de la Administración de
Seguridad y Salud minera (MSHA) en los Estados Unidos y los códigos SNiP en Rusia, o locales,
por ejemplo, los códigos provinciales de minería en Canadá y las regulaciones estatales en
Australia.

Las regulaciones relacionadas con las pendientes de los tajos abiertos varían considerablemente
entre jurisdicciones, al igual que los grados de flexibilidad para modificar las configuraciones de
pendiente de aquellos especificados en los códigos. Sin embargo, independientemente del tipo
de código, en la mayoría si no en todas las jurisdicciones, es la mayor responsabilidad del gerente
de mina registrado para mantener el "estándar de atención" y las revisiones periódicas por parte
de una persona competente.

Los niveles de requisitos en los códigos se pueden resumir así:

1. deber de cuidado, ejem. Australia Occidental, el Administrador de Mina registrado a


mantener niveles de diseño apropiados y procedimientos de operación segura.
2. Directivas generales, ejem. MSHA, que son generales en naturaleza y no especifican
criterios mínimos de diseño, aunque pueden incluir criterios de rendimiento definitivos
para la toma de bancos y bancos estables. Los inspectores de mina hacen cumplir estas
regulaciones y, por lo tanto, son responsable de aprobar la operación de un tajo en
términos de rendimiento de la pendiente.
3. Pautas generales, ejem. 'Pautas geotécnicas en minas a tajo abierto, Western Australia,
que esquematizan los antecedentes legislados para la seguridad en el contexto de los
factores geotécnicos que deben ser considerado en el diseño y operación a cielo abierto
minas
4. Criterios generales definidos, p. Columbia Británica, Canadá, que define anchuras de
banco mínimas también como la altura máxima del banco de operaciones, ambas son
relacionado con la capacidad del equipo de excavación.
5. Criterios detallados, p. los códigos SNiP rusos, que definir metodologías para ser usadas
en diferentes proyectos niveles de investigación y diseño de excavaciones.

En la mayoría de las jurisdicciones, es posible obtener autorización para variaciones del


código de minería, p. el uso de múltiples pilas de banco entre bermas de atraque, siempre
que se pueda presentar un caso de ingeniería claro y / o precedencia para tal variación en
similares condiciones que se pueden mostrar. Para practicantes de diseño de taludes, esto
significa mantenerse al tanto de los cambios regulatorios. Las consideraciones de cierre de
la mina dependen de los requisitos para las regulaciones , estándares de la compañía y / u
otros interesados.

1.3 Terminología del diseño de la pendiente


Esta sección presenta la terminología típicamente utilizada en el proceso de diseño de taludes y
presenta un caso para estandarizar esta terminología, particularmente con relación a
movimientos de taludes e inestabilidad.

1.3.1 Configuraciones de pendiente


La terminología estándar utilizada para describir la disposición geometría de los bancos y rampas
de acarreo en la pared de pozo se ilustra en la Figura 1.3.

Los términos relevantes para el diseño de la pendiente a cielo abierto como se usa en el manual
se da en el Glosario.

Cabe señalar que la terminología relacionada con los elementos del talud varían según las
regiones geográficas. Algunas importantes

ejemplos incluyen lo siguiente.

 Bench face (North America) = batter (Australia).


 Bench (North America) = berm (Australia).

El área plana entre la cara del banco utilizada para la captación de caída de rocas. El adjetivo
'atrapar' o 'seguridad' a menudo se agrega al frente del término en cualquier área.

 Berm (North America) = windrow (Australia) Rock

Montones de roca colocados a lo largo del pie de un banco para aumentar la captación de
desprendimiento de rocas y / o a lo largo de la cresta de los bancos para evitar que el personal
y el equipo caigan sobre la superficie de abajo. Tenga en cuenta la posible confusión con el uso
del término 'berma' para una superficie plana.

 Bench stack. Un grupo de bancos entre áreas horizontales más amplias, p. rampas o
bermas más anchas que quedan para fines geotécnicos.

Otro aspecto de la terminología que puede causar confusión es la definición de las orientaciones
de los taludes. Los diseñadores de pendientes generalmente trabajan sobre la base de la
dirección en la que se orienta la pendiente (dirección de inclinación/ dip direction), ya que esta
es la base de los análisis cinemáticos.
Por otro lado, los programas de planificación minera generalmente requieren entrada en
términos del azimut del sector de la pared, que está a 180 ° en la dirección en la que se enfrenta
la pendiente, es decir, una pendiente que se enfrenta / se inclina hacia 270 ° tiene un acimut de
90 ° (recuadro, figura 1.3). Es importante que la convención adoptada sea comprendida
claramente por todos los usuarios y se aplique de manera coherente.

Tenga en cuenta que los ángulos de la cara del banco se definen entre el pie y la cresta de cada
banco, mientras que los ángulos de inclinación entre rampas entre los caminos / rampas de
acarreo están definidos por la línea de los pies de banco. El ángulo general de la pendiente
siempre se mide desde el pie del talud hasta la cresta más alta (Figura 1.3).

1.3.2 Inestabilidad
La mayor capacidad para detectar pequeños movimientos en las pendientes y gestionar la
inestabilidad da lugar a una necesidad de una mayor precisión en la terminología.
Anteriormente, un movimiento significativo en un la pendiente se refería con frecuencia en
algunos términos alarmistas como 'falla', p. modo de falla, incluso si el movimiento puede ser
manejado. Ahora es apropiado ser más específico sobre el nivel de movimiento e inestabilidad,
utilizando las definiciones que reconocen la progresión del movimiento de la pendiente en el
siguiente orden de gravedad.

 Respuesta de descarga.

Los movimientos iniciales en la pendiente a menudo están asociados con la relajación de la


tensión de la pendiente a medida que se excava y se ha levantado el confinamiento
proporcionado por la roca. Este tipo de movimiento es deformación elástica lineal. Ocurre
en cada pendiente excavada y no es necesariamente sintomática de inestabilidad. Por lo
general, es pequeño en relación con el tamaño de la pendiente y, aunque puede detectarse
mediante instrumentos, no presenta necesariamente grietas superficiales. La deformación
es generalmente sensible a la minería. En sí mismo, la respuesta de descarga no conduce a
inestabilidad o movimiento a gran escala.
 Movimiento o dilatación

Se considera que esta es la primera evidencia clara de inestabilidad, con formación


asociada de grietas y otros signos visibles, p. agitación en el pie (base) de talud. En rocas
más fuertes, el movimiento generalmente resulta del deslizamiento a lo largo de una
superficie o superficies, que pueden estar formadas por estructuras geológicas (por
ejemplo, plano de estratos, fallas) o una combinación de éstas con una zona de debilidad
en el material que forma la pendiente.

La dilatación del talud puede tomar la forma de un arrastre constante en el que la


velocidad de desplazamiento es lenta y constante. Con más frecuencia, puede haber
aceleración ya que la fuerza en la superficie de deslizamiento se reduce. En ciertos casos,
el desplazamiento puede disminuir con el tiempo a medida que cambian los factores de
influencia (configuración de la pendiente, presiones del agua subterránea). Aunque se
mueve, la pendiente conserva su configuración original general, aunque puede haber
diversos grados de agrietamiento.

La minería a menudo puede continuar de manera segura si se establece un programa de


monitoreo detallado para gestionar el rendimiento de la pendiente, particularmente si
las tasas de movimiento son bajas y las causas de la inestabilidad pueden definirse
claramente.

Sin embargo, si no hay intervención, como la despresurización de la pendiente, la


modificación de la configuración de la pendiente o el cese de la extracción, el
movimiento puede conducir a una falla eventual. Esto podría ocurrir a medida que los
puntos fuertes a lo largo de la superficie deslizante se reducen a niveles residuales o si
factores externos adicionales, como la lluvia, afectan negativamente la distribución de
esfuerzos en la pendiente.

 Falla

Se puede considerar que una pendiente ha fallado cuando el desplazamiento ha


alcanzado un nivel en el que ya no es seguro operar o no se puede cumplir la función
prevista, p. cuando el acceso de la rampa a través de la pendiente ya no es posible. Los
términos "falla" y "colapso" se han utilizado como sinónimos cuando se hace referencia
a pendientes de tajo abierto, particularmente cuando la falla ocurre rápidamente. En el
caso de un modelo de 'falla progresiva', ocurre una falla en la pendiente del pozo cuando
'el desplazamiento continuará acelerándose hasta un punto de colapso (o un
movimiento muy acelerado)' (Call et al., 2000).

Durante y después del fracaso o colapso del pendiente, la configuración de diseño


original normalmente se destruye por completo. La minería continua casi siempre
implica la modificación de la configuración de la pendiente, ya sea mediante el
aplanamiento de la pared desde la cresta o saliendo por el pie de baco. Esto típicamente
resulta en un aumento de la remoción (remoción) de desechos y / o pérdida de mineral,
con importantes repercusiones financieras. La aplicación de una terminología coherente
como la descrita anteriormente también ayudará a establecer una explicación más
precisa de la condición de una pendiente para los no practicantes, como la
administración y otras partes interesadas.
1.3.3 Caída de rocas
El término "desprendimiento de rocas" se usa generalmente para materiales sueltos que se caen
o ruedan de las caras. Como tal, es principalmente un problema de seguridad, aunque podría
ser un precursor de inestabilidad a gran escala.

La caída de rocas puede ser un síntoma de una implementación deficiente del diseño, es decir,
malas prácticas de voladura y / o escalado. Sin embargo, también puede ser el resultado de la
degradación de la pendiente como resultado de la intemperie o de la acción de congelación-
descongelación.

1.4 Formulación de diseños de taludes


1.4.1 Introducción
El proceso de formulación de diseño de pendiente de pozo se ha desarrollado en los últimos 25
años y es relativamente estándar, aunque algunas de las metodologías varían entre los
profesionales. Esta sección presenta el marco general como una introducción a las metodologías
detalladas, que se discuten en los capítulos que siguen.

El proceso básico para el diseño de pendientes a cielo abierto, independientemente de su


tamaño o materiales, se resume en la Figura 1.4.

Siguiendo este enfoque, el proceso de diseño de la pendiente en cualquier nivel de un proyecto


implica esencialmente los siguientes pasos:

 formulación de un modelo geotécnico para el área del pozo;


 población del modelo con datos relevantes;
 división del modelo en dominios geotécnicos;
 subdivisión de los dominios en sectores de diseño;
 diseño de los elementos de pendiente en los respectivos sectores de los dominios;
 evaluación de la estabilidad de las pendientes resultantes en términos de los criterios
de aceptación del proyecto;
 definición de los requisitos de implementación y monitoreo para los diseños.

Los diseños de pendientes resultantes no solo deben ser técnicamente sólidos, sino que también
deben abordar el contexto más amplio de la operación minera como un todo, teniendo en
cuenta la seguridad, el equipo disponible para implementar en los diseños, las tasas de
explotación minera y los niveles de riesgo aceptables.

Los diseños deben presentarse de una manera que permita a los ejecutivos de la mina, que son
los responsables finales, y a los operadores, que implementan los diseños, comprender
completamente las bases y las deficiencias de los diseños, así como las implicaciones de la
desviación de cualesquiera restricciones definidas por el diseñador. En este contexto, un
elemento clave en los diseños son los criterios de aceptación con respecto a los cuales se
formulan los diseños. Estos deben estar claramente definidos por la gerencia que trabaja en
consulta con los diseñadores de la ladera y los planificadores de la mina.

Como se analiza en la siguiente sección, los datos disponibles y, por lo tanto, el nivel de confianza
en los diseños resultantes generalmente mejora con cada etapa sucesiva en el desarrollo de un
proyecto de minería a cielo abierto. Sin embargo, los procedimientos básicos de diseño son
esencialmente los mismos para todos los proyectos, con modificaciones menores dependiendo
de tales factores como la geología, las condiciones del agua subterránea y la vida útil propuesta
de la mina.

Los siguientes puntos describen los elementos básicos de cada paso. Se tratan en los siguientes
capítulos, citados entre paréntesis.

1.4.2 Modelo geotécnico


El modelo geotécnico (Capítulo 7) es la base fundamental para todos los diseños de taludes y se
compila a partir de cuatro modelos de componentes:

 el modelo geológico;
 el modelo estructural;
 el modelo de masa rocosa (propiedades del material);
 el modelo hidrogeológico.

Estos modelos también tienen aplicaciones para otros aspectos de la operación minera, por
ejemplo, en reservas de mineral y operaciones mineras. Sin embargo, aspectos particulares de
cada uno son crítico para el proceso de diseño de la pendiente.

Hay otros aspectos del modelo geotécnico que pueden ser importantes en casos específicos, por
ejemplo, estrés in situ, particularmente en relación con pendientes muy altas, la presencia de
aberturas subterráneas extensas y carga sísmica. Los métodos para recolectar los datos para
cada modelo se discuten en detalle en el Capítulo 2.

1.4.2.1 Modelo geológico (Capítulo 3)


El modelo geológico presenta una distribución tridimensional de los tipos de material que
estarán involucrados en las paredes del pozo. Las categorías de tipo de material pueden
relacionarse no solo con la litología sino también al grado y tipo de alteración, que puede
cambiar significativamente las propiedades del material, ya sea positivamente (silicificación) o
negativamente (argilización).
En algunos depósitos, notablemente aquellos ubicados en los trópicos, la geomorfología
también puede jugar un papel importante en los diseños de taludes.

Es importante entender el entorno geológico regional y la génesis de la mineralización. Esto a


menudo implica una apreciación que difiere un poco de esa requerido por los geólogos de la
mina, quienes típicamente se enfocan principalmente en la mineralización. Los estudios de
diseño de taludes deben tener una visión más amplia de la geología del depósito, incluida la roca
estéril circundante, centrándose en los aspectos de ingeniería.

A medida que las pendientes del foso se vuelven más altas, el potencial de impacto debido a las
tensiones in situ, particularmente al actuar en combinación con las altas tensiones creadas en la
punta de las paredes, debe ser mayor considerado. La evaluación del estrés in situ debe incluirse
en el modelo geológico.

1.4.2.2 Modelo estructural (Capítulo 4)


Un modelo estructural para diseños de taludes se desarrolla típicamente en dos niveles:

 estructuras principales (pliegues, inter-rampa y fallas de la escala de la mina);


 fabrica estructural (juntas, fallas de escala de banco).

Esta diferenciación se relaciona principalmente con la continuidad de las características y el


impacto resultante con respecto a los elementos de diseño de la pendiente. Las fallas mayores
probablemente sean continuas, tanto a lo largo de la caída como hacia abajo, aunque pueden
estar relativamente ampliamente espaciados. Por lo tanto, se podría esperar que influyan en el
diseño en una pendiente inter-rampa o general escala. Por otro lado, la fábrica estructural
normalmente tiene una continuidad limitada pero un espacio reducido, y por lo tanto se
convierte en una consideración importante en el diseño a escala de banco y posiblemente para
pilas de banco entre rampas.

1.4.2.3 Modelo de masa rocosa (Capítulo 5)


Las propiedades de los materiales en los que se excavará la pendiente definen el rendimiento
probable y, por lo tanto, el enfoque de diseño. En rocas fuertes, es probable que la estructura
sea un factor de control, incluso en pendientes relativamente altas. En materiales más débiles y
para pendientes muy altas, se podría esperar que la resistencia de la masa rocosa desempeñara
un papel importante, ya sea solo o en combinación con estructuras.

Al definir las propiedades del material, se debe tener en cuenta los posibles cambios en el
comportamiento con el tiempo. Esto se aplica particularmente cuando ha habido una alteración
argílica que involucra esmectividades (arcillas hinchables) o en lutitas ricas en arcilla, ya que las
propiedades de resistencia y el comportamiento del material pueden cambiar después de la
exposición.

Al determinar las propiedades del material, el diseñador de pendientes también puede


proporcionar datos importantes para otros aspectos de la operación minera, por ejemplo, en
diseños de voladura (Capítulo 11, sección 11.3). Esto no debe pasarse por alto al diseñar los
programas de prueba.

El análisis posterior de fallas e incluso de pendientes estables puede jugar un papel importante
en la determinación de las propiedades del material. Registros detallados del desempeño de la
fase las pendientes y las etapas iniciales de pendientes definitivas pueden proporcionar
evaluaciones a gran escala de propiedades que normalmente solo pueden determinarse
mediante pruebas de laboratorio a pequeña escala durante la viabilidad y las primeras etapas
de diseño. Esto se discute en detalle en el Capítulo 12.

1.4.2.4 Modelo de hidrogeología (Capítulo 6)


Tanto la presión del agua subterránea como los aspectos del flujo hídrico superficial del régimen
hidrogeológico pueden tener efectos negativos significativos en la estabilidad de una pendiente,
y por lo tanto deben entenderse completamente.

Estos aspectos suelen ser los únicos elementos en un diseño de talud que pueden modificarse
fácilmente mediante intervención artificial, especialmente a gran escala (entre rampa y mayor).
Sin embargo, las medidas de drenaje requieren que el compromiso del operador se implemente
de manera efectiva y, por lo general, requieren un tiempo significativo para el diseño y la
implementación. Identificación y caracterización del régimen hidrogeológico en las primeras
etapas de cualquier proyecto son, por lo tanto, de suma importancia.

1.4.3 Incertidumbre de los datos (Capítulo 8)


Con el movimiento hacia un diseño de pendiente basado en la probabilidad metodología la
necesidad de definir la fiabilidad de los datos en el modelo geotécnico ha aumentado
significativamente. En las primeras etapas del desarrollo del proyecto, los datos disponibles son
limitado y, por lo tanto, la fiabilidad de varios aspectos del modelo será bajo. Esto con frecuencia
lleva a una situación en la que las incertidumbres dominan los resultados probabilísticos y un
mayor enfoque determinista debe ser utilizado.

Un alto grado de incertidumbre puede existir incluso en el nivel de viabilidad, particularmente


cuando es altas (mayor que 500 m) pendientes y los únicos datos disponibles son de agujeros
de perforación y exposición superficial. En esta situación, ya sea información adicional obtenida
para reducir a las incertidumbres o los impactos potenciales deben quedar claros a los que
toman las decisiones.

En paralelo con la introducción de códigos para informar resultados de exploración, recursos


minerales y reservas de mineral en varios países (por ejemplo, JORC en Australia, SAMREC en el
sur África y 43-101 en Canadá), la necesidad creciente de definir la fiabilidad de los datos ha
generado un requisito para una sistema de reporte geotécnico relacionado con los diseños de
taludes para los pozos que definen las reservas. Por consiguiente, un sistema de informar el nivel
de incertidumbre en los datos geotécnicos es discutido en los Capítulos 8 y 9. El sistema está
vinculado a niveles de esfuerzo en las diversas etapas de la vida de un pozo abierto, descrito en
la sección 1.5 y la Tabla 1.2.

Utiliza terminología para describir los diferentes niveles de incertidumbre equivalentes a Niveles
de confianza "inferidos", "indicados" y "medidos" utilizado por JORC (2004) para definir el nivel
de confianza en recursos minerales y reservas de mineral (Figura 1.5).
1.4.4 Criterios de aceptación (Capítulo 9)
La definición de criterios de aceptación permite que los interesados, normalmente la
administración o los reguladores, definan el nivel de desempeño requerido de una pendiente
contra la inestabilidad y / o la falla. Los criterios se expresaron inicialmente en términos de un
factor de seguridad (FoS), que comparó la capacidad de la pendiente (fuerzas de resistencia) con
las fuerzas motrices que actúan en la pendiente (gravedad y presión del agua). Más
recientemente, la probabilidad de falla (PoF), es decir, la probabilidad de que el FoS sea 1 o
menos, se ha introducido como un criterio estadístico.

El nivel de aceptación en cualquiera de los términos puede variar, dependiendo de la


importancia de la pendiente. Por ejemplo, las pendientes de foso que no tienen instalaciones
principales (rampas, portales de túnel, trituradoras) en la pared o inmediatamente detrás de la
cresta pueden tener un FoS aceptable de 1.2 o 1.3, o un PoF en el rango de 10-15%. Para
pendientes más críticas estos valores podrían elevarse a 1.5 y menos de 5%, respectivamente.

Los valores típicos se muestran en la Tabla 1.1. Ninguno de los enfoques de la evaluación de la
estabilidad tiene en cuenta las consecuencias de la inestabilidad o el fracaso final o, por el
contrario, los efectos de las medidas de mitigación. Diseños basados en riesgos, que combinan
el PoF con las consecuencias (sección 9.5), permiten a la gerencia evaluar el diseño de una
pendiente en términos de criterios de aceptación que pueden incorporar fácilmente el riesgo en
términos de impactos económicos y de seguridad, así como las opiniones de la sociedad y los
requisitos legislados.

1.4.5 Métodos de diseño de taludes (Capítulo 10)


La formulación de criterios de diseño de pendientes fundamentalmente implica el análisis contra
los modos de falla predichos que podría afectar la pendiente en el banco, entre rampas y el
general. El nivel de estabilidad se evalúa y compara con los criterios de aceptación nominados
en los diversos niveles por los propietarios y / o reguladores para los niveles de seguridad y
riesgo económico.

El proceso de diseño de taludes comienza dividiendo el modelo geotécnico para el área de pozo
propuesta en dominios geotécnicos con estructuras geológicas, estructurales similares y
características de propiedad material. Para cada dominio, modos de falla potenciales son
evaluados y diseños en las escalas respectivas (banco, inter-rampa, general) se basan en los
niveles de aceptación requeridos (FoS o PoF) contra inestabilidad.

Una vez que los dominios han sido definidos, sus características pueden ser utilizado para
formular el enfoque de diseño básico. Esta implica evaluar los factores críticos que determinarán
el modo (s) de inestabilidad potencial contra el cual la pendiente los elementos serán diseñados.
Una división fundamental se relaciona a las propiedades de la roca en eso, para rocas más
fuertes, estructura es probable que sea el control primario, mientras que para el más débil
la fuerza de las rocas puede ser el factor de control, incluso hasta la escala de banco.

Donde se espera que la estructura sea un factor de control, la orientación de la pendiente puede
ejercer una influencia en el diseño criterios. En este caso, una subdivisión de un dominio en el
diseño sectores normalmente se requiere, basado en la cinemática consideraciones
relacionadas con el potencial de subvaloración estructuras (planar) o combinaciones (cuñas), o
derribar en controlar las características. La 'sectorización' puede reflejar controles en todos los
niveles, desde la escala de banco, donde la tela proporciona el control principal para los ángulos
de la cara del banco, hasta el total pendiente, donde pueden anticiparse estructuras principales
particulares para influir en un rango de orientaciones de pendiente con un dominio.

Para hoyos en rocas débiles, donde la fuerza de la masa rocosa se espera que sea el factor de
control en los diseños de pendiente, el proceso de diseño comienza con análisis para establecer
la rangos de ángulo de inclinación total e interramp que cumplen con el criterios de aceptación
para la estabilidad. Estos ángulos son entonces traducido a escala en configuraciones de banco
de cara.

El tipo de análisis de estabilidad realizado para respaldar el diseño de la pendiente depende de


varios factores, que incluyen:

 la etapa del proyecto (datos disponibles);


 la escala de la pendiente en consideración;
 las propiedades de los materiales que formarán el pendiente

Los principales tipos de análisis utilizados para el diseño incluyen:

 análisis cinemático para diseños de banco en roca fuerte;


 análisis de equilibrio límite aplicado a:
o fallas controladas estructuralmente en banco y diseño interramp,
o interramp y pendientes generales donde la estabilidad es controlado por la
fuerza de la masa del rock, con o sin anisotropía estructural;
 análisis numéricos para evaluar los modos de falla y niveles potenciales de deformación
en la rampa inter y en general pendientes