Anda di halaman 1dari 5

Published on Sistema Nacional Argentino de Vigilancia y Monitoreo de plagas

(http://www.sinavimo.gov.ar)
Inicio > Humulus lupulus

Humulus lupulus [1]


Imagen:
Nombre vulgar:
Lúpulo
Idioma Español
Taxonomía:
Angiospermae [2],
Dicotyledonae [3],
Urticales [4],
Cannabaceae [5]
Tipo de cultivo:
Industriales
Nombre científico:
Humulus lupulus [6]
Introducción:

El lúpulo es originario del Hemisferio Norte (Europa, Asia y América del Norte). Los primeros gajos de
lúpulo fueron introducidos a la Argentina procedentes de Alemania después de la primera guerra
mundial. En 1935 comenzó su explotación de manera industrial, en Sierra de la Ventana y Comandante
Nicanor Otamendi. En 1949, comenzó a fomentarse el cultivo en el Alto Valle del Río Negro y
Neuquén y posteriormente en el Valle de El Bolsón, totalizando a comienzos de los ´90 alrededor de
230 has cultivadas en el país.
Actualmente, La Unión Europea (Bélgica, Alemania, España, Francia, Irlanda, Austria, Portugal y el
Reino Unido), Estados Unidos y China son los principales productores a nivel mundial.
El lúpulo se cultiva principalmente por sus inflorescencias femeninas, denominadas conos, que
contienen lupulina, polvo amarillo aromático y resinoso utilizado como materia prima indispensable
para la producción de cerveza. La lupulina está compuesta en un 12 % a 24 % por ácidos amargos que
confieren a la cerveza el amargor y le dan una mayor estabilidad; aceites esenciales, 0,2 % a 0,8 %,
constituidos por una combinación de aceites volátiles, monoterpenos y sesquiterpenos que transfieren
aroma; y taninos que contribuyen a la clarificación y estabilización de la cerveza y actúan en la
formación de la espuma.
El índice de calidad del lúpulo es el contenido de ácidos amargos, principalmente el porcentaje de la
fracción alfa (que puede alcanzar hasta el 14% en el caso de las variedades de alto contenido
denominadas super alfa) y que determina la dosificación utilizada en la elaboración de cerveza.
Si bien el aprovechamiento del lúpulo prácticamente se limita a la industria cervecera, secundariamente
se lo emplea para la fabricación de productos cosméticos (jabones, champús) y terapéuticos (tisanas
tranquilizantes) y la masa vegetativa de la planta para la alimentación de vacunos en forma directa o en
forma de alimentos balanceados.

Taxonomía:

Clase: Dicotyledonae
Orden: Urticales
Familia: Cannabaceae

Características morfológicas:

El lúpulo es una enredadera perenne, diclino dioica, que puede alcanzar hasta ocho metros de altura,
aunque en los últimos años también se han desarrollado variedades enanas que apenas alcanzan 2,50 m
de altura. Se la considera trepadora aunque no posee zarcillos u otros apéndices para este propósito,
sino que se sirve de robustos tallos provistos de pelos retrorsos.
Las hojas son palmatilobuladas con 3 a 5 lóbulos aserrados y acuminados. Las superiores son indivisas.
La planta femenina desarrolla sobre las guías laterales y en la parte superior de las guías principales
flores de color verde claro dispuestas en espiga y en la axila de brácteas foliáceas, acrescentes, que les
dan forma de cono y que encierran glándulas que producen la lupulina. Los frutos son aquenios, que
forman una infrtuescencia estrobiliforme.
La planta masculina presenta flores amarillo verdosas, pequeñas, dispuestas en panojas axilares.

Variedades comerciales:

Actualmente se han seleccionado tres cultivares para el Alto Valle y cuatro para El Bolsón:
Alto Valle: Clusters y Cascade procedentes de E.U.A. y Pride of Ring Wood de Australia;
El Bolsón: Cascade, originario de E.U.A., Brewers Gold y Bullion, de Inglaterra y Spalt de procedencia
Alemana; este último, es un lúpulo aromático cuyo comportamiento sigue siendo satisfactorio en la
zona cordillerana, aunque no en el Alto Valle donde a través de años sufrió una decadencia
prácticamente irreversible.

Requerimientos del cultivo:

El lúpulo es altamente resistente a las bajas temperaturas. En estado de reposo, puede resistir hasta -
20°C, aunque puede sufrir daños por frío en estado vegetativo. Prefiere clima fresco y húmedo con
veranos templados que presenten temperatura media entre 16 y 18°C. Se adapta tanto al cultivo a pleno
sol como en semisombra. Por ello se lo cultiva, generalmente, entre los 35º y 55º de latitud de los
hemisferios norte y sur.
Con relación al suelo, este cultivo requiere suelos profundos con buen drenaje.

Manejo del cultivo:

La propagación puede realizarse por semillas o división en primavera o por esquejes en invierno,
aunque en plantaciones industriales se utilizan solo los métodos agámicos.
En el caso de utilizar semillas, la siembra se realiza en semilleros fríos. La germinción es muy rápida.
Las plántulas obtenidas, se trasladan oportunamente a macetas bajo cubierta, hasta su trasplante en la
primavera o verano siguiente.
Si se utilizan rizomas, estos pueden plantarse en su lugar definitivo, en primavera, en posición
horizontal o vertical, en un surco de 2,5 a 3,5 cm de profundidad.
Los esquejes, de 10 a 15 cm, se obtienen de las ramas basales y se plantan en el mes de marzo, en
macetas con una mezcla de turba y arena. Estas deben conservarse bajo cubierta y con humedad
constante, hasta su trasplante al lugar defiitivo en el verano siguiente.
Por ser una planta trepadora requiere de una estructura de apoyo (tutores, espalderas). Esto, sumado a la
necesidad de un secadero, máquina cosechadora, prensa y maquinaria para la preparación de distintos
derivados, hace que el cultivo de lúpulo requiera importantes inversiones iniciales.
El sistema radicular es funcional durante muchos años (en general unos veinte) y la parte aérea de la
planta se corta anualmente en el momento de la cosecha.
La calidad del lúpulo fresco se deteriora rápidamente por oxidación, pudiendo perder hasta el 30% de
su poder de amargor en los seis meses siguientes a la cosecha. Por esta razón, tras la cosecha se seca
inmediatamente y se acondiciona (comprimido y embalado) o se transforma en pellets (granulados) o
en extracto de lúpulo.
En la actualidad, la cosecha en Argentina se realiza mecánicamente. Los secaderos son mayormente de
tipo torre de dos o tres niveles, equipados con calderas a gas-oil o gas y ventiladores que aspiran el aire
del ambiente y lo empujan a las cámaras con una presión adecuada. La duración del proceso de secado
depende de la temperatura en la cámara y en el exterior, de la velocidad del aire forzado, del tipo de
secadero, la cantidad de conos de lúpulo sobre los pisos de distintos niveles. El lúpulo se comprime en
prensas mecánicas o hidráulicas o se introduce directamente en molinos para elaborar el lúpulo
granulado o pellets. Existen plantas industriales donde todo el proceso se desarrolla en maquinaria
dispuesta en cadena, desde la cosecha en sí, hasta el producto final prensado o ya elaborado en pellets,
lo que asegura una mayor conservación de sus componentes.
Source URL: http://www.sinavimo.gov.ar/cultivo/humulus-lupulus

Enlaces
[1] http://www.sinavimo.gov.ar/cultivo/humulus-lupulus
[2] http://www.sinavimo.gov.ar/taxonomy/term/1504
[3] http://www.sinavimo.gov.ar/taxonomy/term/1505
[4] http://www.sinavimo.gov.ar/taxonomy/term/1545
[5] http://www.sinavimo.gov.ar/taxonomia-cultivos/cannabaceae
[6] http://www.sinavimo.gov.ar/cultivos/humulus-lupulus