Anda di halaman 1dari 3

Universidad popular de la

chontalpa.
Universidad del pueblo, y para el pueblo.

Lic. Químico farmacéutico biólogo.

Materia.
Hematología.

Maestro.
Roberto Romero Mendoza.

Alumno.
Zuri Fernández de la Cruz.

Tema 5.
Resumen de plaquetas.

Semestre: 5° Grupo: A Turno: Matutino

14 de septiembre del 2018.


Las plaquetas son elementos de la sangre con un diámetro de 2u a 3u. Tienen un tamaño muy pequeño
con relación a los eritrocitos y leucocitos. Son enucleados y tienen una vida media de 8 a 12 días.

Características físicas

Las plaquetas están compuestas en la superficie externa de glicoproteínas, una banda submembranosa de
mucrotubulos compuestas de tubulina (proteína) proporcionándole el soporte estructural de disco. Tiene
microfilamentos contráctiles que están compuesto de actinina y miosina plaquetaria. Contiene en el
citoplasma inclusiones como mitocondrias y glucógeno, también se observan gránulos nucleares densos
que se encargan de contener ADP, ATP y calcio.

Funcion

Las plaquetas son células enucleadas de 1–2μm de tamaño, generadas en la médula ósea por
fragmentación de los bordes de los megacariocitos, que se acumulan en el lugar donde el endotelio está
disfuncional o dañado dentro de la pared arterial, lo que inicia la formación del trombo.

La participación de las plaquetas en la hemostasia es muy importante, porque liberan sustancias activas
contenidas en sus gránulos para algunas reacciones. Además las plaquetas poseen la capacidad de
coagulación y adhesión al endotelio lesionado y segregar un tapón plaquetario para evitar el sangrado de
los vasos sanguíneos.

Trombopoyesis.

Diariamente se producen 1011 plaquetas a través de un proceso complejo y estrictamente regulado. Los
megacariocitos son células de gran tamaño, poliploides, presentes en muy baja proporción en la médula
ósea. Derivan de células progenitoras hematopoyéticas que progresivamente pierden su capacidad de
autorrenovación y se diferencian hacia los distintos linajes: mieloides y linfoides. El progenitor común
mieloide origina, a su vez, el progenitor bipotencial megacariocítico-eritroide (MEP), capaz de dar origen a
los linajes eritroide y megacariocito, los cuales comparten diversas características comunes, incluido el
perfil de factores de transcripción. El precursor megacariocito más primitivo es el burst-forming unit
(BFUMK), con capacidad de formar grandes colonias de megacariocitos en cultivo, seguido por el CFU-MK,
que presenta capacidad proliferativa más restringida y origina colonias más pequeñas. Estos precursores
se diferencian, maduran y atraviesan un proceso de poliploidización hasta convertirse en megacariocitos
maduros, adecuados para una óptima producción de plaquetas.

A medida que el megacariocito madura desarrolla características específicas de linaje, incluyendo la


adquisición de gránulos específicos plaquetarios alfa y densos y un sistema de demarcación de
membranas (DMS) que constituirá el reservorio de la membrana de las futuras plaquetas. El DMS se
desarrolla a partir de invaginaciones de la membrana plasmática que se ramifican para formar un sistema
interconectado de membranas que ocupan todo el citoplasma. Una vez maduro, el megacariocito, en
contacto con la célula endotelial de la sinusoide vascular de la médula ósea, emite largas prolongaciones
citoplasmáticas, denominadas proplaquetas, que posteriormente se fragmentarán en plaquetas. Las
proplaquetas se originan en un polo del megacariocito, se elongan y ramifican profusamente. A lo largo
del eje de las proplaquetas “viaja” el contenido plaquetario hacia el extremo terminal, estacionándose en
diferentes segmentos que reciben el nombre de engrosamientos o swellings y finalmente se acumula en el
extremo o tipo, donde ocurrirá la liberación de las plaquetas. La trombopoyesis se completa en pocas
horas, período en el cual prácticamente todo el citoplasma del megacariocito se transforma en plaquetas,
estimándose que cada megacariocito da origen a alrededor de 1000-5000 plaquetas.
Activación Plaquetaria

El mecanismo de formación del trombo plaquetario puede dividirse en cuatro etapas:

1. Frenado de las plaquetas circulantes sobre la pared vascular contra la corriente del flujo sanguíneo que
las empuja.

2. Activación y adhesión firme de la plaqueta a la pared del vaso.

3. Unión de más plaquetas a las ya adheridas, que sería la fase de crecimiento del trombo.

4. Estabilización del trombo, la última fase.

Valores de referencia

La determinación del número de plaquetas en sangre con un contador celular es de ayuda en el


diagnóstico de una gran variedad de trastornos asociados a una cantidad disminuida o aumentada de
plaquetas.

Bibliografía

John Bernard Henry. (2000). 1ra edición. Laboratorio en el diagnóstico clínico. New
York, E.U.: Marban.