Anda di halaman 1dari 8

8.

DESARROLLO Y FUNCIONES DE
PLACENTA Y ANEXOS
Los anexos embrionarios son estructuras membranosas u órganos propiamente tales que
desempeñan funciones específicas durante el embarazo, pero que no intervienen en la
constitución estructural del embrión (salvo alantoides y saco vitelino) y que se originan
desde el trofoblasto, el pedículo de fijación y el endometrio uterino. Son 7 estructuras:
corion, decidua, amnios, cordón umbilical, saco vitelino, alantoides y placenta. Cada uno
cumple importantes funciones durante la gestación, sin embargo, los de mayor relevancia
en la clínica, y por ende los que se tratarán en este capítulo, son la placenta, el amnios y
el cordón.

FORMACIÓN DE LA PLACENTA Y ANEXOS EMBRIONARIOS

La placenta es un órgano complejo que se forma desde la decidua (modificación que


sufre el endometrio gravídico), el corion y el amnios. Para su formación se suceden varias
etapas y van apareciendo varias estructuras sucesivas. El punto de partida es el embrión
en etapa de blastocisto, cuando ya podemos diferenciar un trofoblasto y un
embrioblasto. A continuación se resumen brevemente los procesos.

ETAPAS DE LA PLACENTACIÓN

1-. Etapa prelacunar: comienza con la implantación del blastocisto y ocurre a los 6-7 días
post fecundación. En esta etapa el trofoblasto se contacta con el epitelio endometrial y lo
penetra. Mientras esto ocurre, el trofoblasto, muy activo proliferativamente, se diferencia
en una capa en contacto directo con el tejido materno, el sinciciotrofoblasto),
caracterizada por la fusión de las células vecinas, mientras que la superficie no en
contacto se diferencia en el citotrofoblasto. El sinciciotrofoblasto va penetrando el
endometrio y a la par crece a costa de fusión celular del trofoblasto en proliferación (ojo
que sinciciotrofoblasto propiamente tal no prolifera).

2-. Etapa lacunar: el día 8 post fecundación aparecen vacuolas dentro del
sinciciotrofoblasto que crecen y confluyen formando el sistema de lagunas, mientras que
el sincicio entre ellas forma las trabéculas; de esta forma distinguimos tres capas: 1) placa
coriónica primaria que mira hacia la cavidad del blastocisto, 2) sistema lacunar separado
por las trabéculas y 3) la capa trofoblástica externa que mira hacia el endometrio. La
penetración en esta etapa es tan importante, que el epitelio uterino se cierra por encima
del sitio de implantación. En esta etapa también comienza la invasión del trofoblasto,
responsable de la adaptación de los vasos sanguíneos maternos al embarazo y al anclaje
de la placenta en desarrollo.
3-. Período vellositario: dada la invasión del trofoblasto, dentro las lagunas quedan
atrapados capilares (y más adelante vasos de mayor calibre), por lo que se contacta por
primera vez la sangre materna con el embrión (lo que comienza el día 13 post
fecundación). El citotrofoblasto prolifera notablemente y con ello van creciendo las
trabéculas en forma longitudinal, pero también crecen de forma transversal formando
ramas de sincicio que protruyen hacia las lagunas formando las vellosidades primarias. En
este momento, las trabéculas primitivas pasarán a llamarse troncos vellositarios, que si
alcanzan la envoltura citotrofoblástica externa se denominan vellosidad de anclaje;
mientras que las lagunas se denominan espacio intervelloso. Posteriormente, células del
mesodermo extraembrionario invaden las vellosidades formando las vellosidades
secundarias. De este mesodermo, alrededor del día 18-20 post fecundación empezarán a
aparecer los primeros capilares fetales, y cuando esto suceda se hablará de vellosidades
terciarias. Recién a la 5° semana post fecundación, el alantoides (que posee
vascularización fetal), se fusiona con la placa coriónica estableciéndose la circulación
fetoplacentaria.

Barrera placentaria: estructuras que limitan el contacto entre la sangre materna y fetal.
Está compuesta por una capa de sinciotrofoblasto que recubre las vellosidades, una
capa de citotrofoblasto (células de Langhans; inicialmente continua, pero desde 2° y 3°
trimestre discontinua) de citotrofoblasto, la lámina basal trofoblástica, el tejido conectivo y
finalmente la lámina basal y endotelio fetal.

Cambios de las vellosidades en el embarazo

La estructura de las vellosidades terciaras cambia a lo largo del embarazo:


- Disminuye su diámetro desde 170 µm (primer trimestre) a 40 µm (tercer trimestre)
- Disminución del citotrofoblasto (y células de Langhans)
- El estroma cambia de laxo y rico en células de Hofbauer (histiocitos que regulan
respuesta inmune de la madre) a escaso y denso con pericitos y fibroblastos
- El sinciciotrofoblasto se adelgaza y los núcleos del sincicio se acumulan formando
los nudos sinciciales que cuando están presentes en el 30% de las vellosidades se
habla de placenta de término

FORMACIÓN DEL CORION Y LA DECIDUA

CORION

El corion corresponde a la unión del trofoblasto y el


mesénquima extraembrionario, que desde los 14 días
post fecundación se empiezan a formar las
vellosidades coriales (mismas vellosidades que se
hablaron en el apartado anterior). Esta estructura se
ubica inmediatamente por fuera del amnios, estructura
que contiene el saco ovular donde se encuentra el
embrión. El corion será una de las estructuras que
colabore en la formación de la placenta.

En el segundo mes, las arteriolas espiraladas ya han


crecido, pero lo hacen de forma asimétrica, dando
una irrigación mucho mayor por el polo basal del
embrión, lo que permite que en esa donde se formen
troncos vellositarios con ramificaciones primarias y
secundarias, mientras que el resto entra en atrofia. El
sector con troncos vellositarios y bien irrigado formará
el corion frondoso (del que se originará la placenta),
mientras que la zona menos irrigada se denomina
corion liso o calvo.

DECIDUA

Endometrio modificado que rodea al embrión y que es modificado de forma importante


por la interacción entre trofoblasto y endometrio. Posee glándulas hipertrofiadas en etapa
secretora y que son importantes para la nutrición del embrión antes de la circulación
fetoplacentaria y también posee abundantes células inmunes relacionadas con la
inmunotolerancia que se debe desarrollar.
Es posible distinguir en la decidua:

- Decidua basal, que es la que queda


bajo el huevo implantado y que
quedará parcialmente incluida en el
disco placentario
- Decidua capsular, que queda entre el
huevo y el “lumen” uterino (que
queda sobre el huevo implantado)
- Decidua parietal que recubre el resto
de la cavidad uterina. Entre la
decidua capsular y parietal existe una
cavidad virtual que a las 18 semanas
se oblitera y forma la decidua vera

PLACENTA

La placenta es un órgano exclusivo y fundamental del embarazo, que realiza funciones


claves para el feto desde un comienzo y hasta el final del embarazo, lo que explica que
alteraciones de su funcionamiento sean causa de importantes problemas en el embarazo.
En su formación participa el corion frondoso, la decidua basal y el amnios.

La placenta de término es un órgano discoide, plano, redondeado con un diámetro de 22


cm y un grosor de 2,5 cm, y un peso de 500 gramos (sin membranas ni cordón). Presenta
dos superficies:

 Superficie fetal  o coriónica, mira hacia la cavidad amniótica y posee apariencia


lisa dada por el amnios que cubre la placa coriónica (imagen izquierda)
 Superficie materna  o uterina, es opaca y se observan los cotiledones (10-40)
(imagen derecha)

CIRCULACIÓN PLACENTARIA

Durante las primeras semanas (y que tiene su peak las semanas 9 a 14) del embarazo, las
células del trofoblasto extravelloso invaden las paredes vasculares reemplazando la
íntima, muscular y elástica por material de tipo fibrinoide transformándolas en vasos de
alto flujo y baja resistencia, permitiendo mantener un adecuado flujo para el feto.

Desde estas arterias, la sangre llega hasta los espacios intervellosos, sitio sin cubierta
materna, por lo que se considera un sistema abierto. De estos espacios, la sangre
converge hacia la base de la placenta donde se originan los vasos venosos de drenaje
hacia las venas uterinas. Al contrario, el sistema fetal es un sistema cerrado en que hay
arterias umbilicales que se ramifican hasta los capilares de las vellosidades coriales (donde
ocurre el intercambio) y que luego convergen en la vea umbilical.

FUNCIONES DE LA PLAC ENTA

La placenta cumple múltiples funciones del feto, supliendo o apoyando a la mayoría de


los sistemas del organismo. Las principales funciones son:

1-. Intercambio de productos entre la madre y el feto y barrera entre circulación materna
y fetal

- Difusión simple de O2 y CO2


- Intercambio libre de agua
- Transporte por bombas o carrier de electrolitos
- Difusión facilitada de glucosa
- Transporte activo de aminoácidos
- Esterificación de ácidos grasos libres una vez traspasada la barrera
- Hormonas esteroidales pasan libremente, las tiroideas lentamente, mientras que las
peptídicas no atraviesan
- Fármacos

2-. Funciones metabólicas

- Síntesis de colesterol, ácidos grasos y glucógeno


- Regulación metabólica

3-. Función endocrina: Participa en la síntesis de:

- βHCG: producida por sinciciotrofoblasto. Su principal función es mantener el


cuerpo lúteo para producir progesterona y estrógenos. El peak de secreción está
entre la 8° y 12° semana
- Lactógeno placentario: producido por trofoblasto intermedio y sinciciotrofoblasto.
Promueve la producción de leche y además tiene funciones análogas a GH,
aumenta disponibilidad de glucosa y aminoácidos en el feto y aumenta la síntesis
de IGF, insulina, hormonas suprarrenales y surfactante pulmonar
- Progesterona: entre sus funciones destaca impedir las contracciones uterinas,
mantener el endometrio en fase secretora (decidua) y promover la lactancia
materna
- Estrógeno: función proliferativa sobre órganos reproductivos, aumenta tamaño
uterino. Se produce a partir de la dihidroepiandrostenediona producida por la
corteza suprarrenal fetal que previa metabolización hepática, es convertida en
estriol por la placenta
- Relaxina: contribuye a la relajación del cérvix, la sínfisis púbica y los ligamentos
durante el parto
- Otras: ACTH y derivadas (como melanocorticotropina, podría explicar la
pigmentación en la embarazada o β-endorfina (opioide endógeno), CRF (factor
liberador de corticotropina), inhibina (disminuye FSH materna), activinas
(relacionadas con la implantación), GnRH, TRH

4-. Función inmunológica

- Traspaso de inmunoglobulinas tipo IgG, el que comienza a ser importante desde el


segundo trimestre y llega a su peak hacia fines del embarazo
- Barrera inmunológica  la placenta impide la activación de una respuesta inmune
en la madre induciendo tolerancia

5-. Otras

- Balance hídrico y regulación del pH


- Transferencia de calor
- Función hematopoyética (primeras semanas de gestación)
- Secreción de NO, adenosina

El sinciciotrofoblasto es el que produce HCG y el trofoblasto intermedio o extravellositario


lactógeno placentario. La decidua secreta prolactina.

CORDÓN UMBICAL

Une el feto con la placenta. Tiene una longitud de 60 cm al término del embarazo y un
diámetro de 1,5 cm. Contiene dos arterias y una vena (derivados del alantoides),
rodeadas por tejido mesenquimático rico en miofibroblastos, colágeno y proteoglicanos
(llamado gelatina de Wharton) y tapizado por epitelio del amnios. A veces puede
producirse una arteria umbilical única (0,2-1%) lo que está asociado a malformaciones
congénitas. Normalmente está inserto en la zona central o paracentral de la placenta,
pero ocasionalmente lo hace en la periferia o francamente en las membranas ovulares lo
que se denomina inserción velamentosa del cordón, lo que eleva el riesgo de sufrimiento
fetal por desgarro de los vasos umbilicales al romperse las membranas (vasa previa).

MEMBRANAS OVULARES

Envolturas del huevo. Compuestas por corion y amnios, las que están íntimamente
adheridas entre ellas formando la membrana amniocoriónica, estructura avascular, que
participa en transporte de solutos y síntesis de prostaglandinas (PG), importantes en el
determinismo del parto.

Dentro del amnios, se encuentra el líquido amniótico cuyo volumen va desde los 30 ml a
las 10 semanas de gestación hasta cerca de un litro hacia fines del embarazo. Entre sus
funciones destaca amortiguar las sacudidas, impedir la adherencia del embrión al amnios
y permitir los movimientos fetales. Se puede decir que es la orina fetal, sin embargo, gran
parte de los desechos contenidos normalmente en la orina, son eliminados por la
placenta en el feto y no por el riñón. Se habla de polihidroamnios con aumentos de
líquido amniótico (más de 1.500 a 2.000 ml, principales causas son diabetes gestacional,
idiopática y defectos congénitos del feto como atresia esofágica o anencefalia) y de
oligohidroamnios a su disminución (<400 ml).

REFERENCIAS

(1) Sobrevia L, Casanello P. Placenta. Pérez-Sáncrez. Ginecología. Cuarta Edición


(2) Dra. H Vera. Clase Placenta 2014