Anda di halaman 1dari 9

Shigella

La shigelosis es una enfermedad infecciosa provocada por la Shigella. El germen


de la Shigella es una familia de bacterias que puede causar diarrea en humanos.
Las personas con shigelosis se deshacen de las bacterias a través de sus heces.
Las bacterias pueden diseminarse a partir de una persona infectada y contaminar
agua o alimentos, o directamente contagiar a otra persona. Llevarse a la boca una
ínfima cantidad de bacterias Shigella es suficiente para experimentar los síntomas.

Esta enfermedad suele presentarse en escuelas e instituciones de cuidado infantil.


La shigelosis es una de las causas de la diarrea del viajero debido a agua o alimentos
contaminados en los países en desarrollo.

Fuentes Alimentos o agua contaminados, o contacto con una persona infectada. Los
alimentos más comúnmente asociados con brotes de Shigella son las ensaladas
y los sándwiches, que suponen mucho contacto manual durante su preparación,
y las verduras crudas contaminadas en los campos de siembra.
Período de 1 a 7 días (generalmente de 1 a 3 días)
incubación
Síntomas Repentinas molestias abdominales, fiebre, diarrea que podría contener sangre o
mucosidad, náuseas y vómitos
Duración 2-7 días
¿Quiénes están
Niños, en especial de entre 2 y 4 años
en riesgo?
Beba abundante líquido y descanse. Permanezca en casa y no asista a la
¿Qué debo escuela ni al trabajo para evitar propagar la bacteria a otras personas. Si no
hacer? puede beber suficiente líquido para prevenir la deshidratación, llame a su
médico.
¿Cómo prevengo
la enfermedad?  Lávese las manos con jabón de forma frecuente y con cuidado, en
especial luego de utilizar el baño, después de cambiar pañales y antes
de preparar alimentos o bebidas.

 Deseche los pañales sucios adecuadamente

 Desinfecte las áreas donde suele cambiar pañales luego de utilizarlas.

 No lleve a los niños con diarrea a establecimientos de cuidado infantil


mientras permanezcan enfermos.

 Supervise el lavado de manos de niños pequeños luego de utilizar el


baño.

 No prepare alimentos para otras personas mientras esté enfermo y


tenga diarrea

 Evite tragar agua en estanques, lagos o piscinas con agua sin tratar.

 Cuando viaje a países en vías de desarrollo, beba solo agua tratada o


hervida y coma solo alimentos cocidos calientes o frutas que pueda
pelar usted mismo.

Shigella es un microorganismo bacteriano patógeno para el organismo humano. Es


originario de los intestinos de los animales y muy invasivo. Su intoxicación se conoce como
shigelosis, se transmite por el agua y por los alimentos y es una de las causas más
frecuentes de diarreas de origen bacteriano. Su presencia indica una importante falta de
higiene y puede transmitirse de persona a persona, a través de las manos, por el agua, por
insectos o por contaminación fecal. Este artículo detalla cómo evitar Shigella de forma
fácil, qué medidas deben adoptar las personas que ya tienen la bacteria y las formas
de contagio.
Si se ingiere Shigella, su toxina penetra en la mucosa intestinal y provoca la shigelosis.
Los síntomas de la enfermedad se desarrollan entre uno y tres días después de la
ingestión y se inician con fiebre, dolor abdominal y diarrea acuosa. Duran entre cuatro y
siete días, aunque según el tipo de cepas de la bacteria, la intoxicación puede ser mucho
más grave y la duración supera los diez o doce días. Una de las características que
destaca de esta contaminación es su rápida propagación, ya que la bacteria tiene
una dosis infectante baja: bastan de 10 a 200 microorganismos para desatar los
síntomas. Desde el punto de vista bioquímico, Shigella es un microorganismo difícil de
distinguir de E. coli, Salmonella o Citrobacter spp. En cuanto a su contaminación por
alimentos, es también muy similar a las otras bacterias. Como en todas, la higiene
del manipulador juega un papel importante en su transmisión, aunque no es la única
premisa que se debe tener en cuenta para evitar y prevenirla.

Evitar Shigella de forma fácil

Se deben destacar algunos puntos decisivos para la prevención de esta bacteria. Todos y
cada uno de ellos son esenciales y ya conocidos, pero las infecciones bacterianas se
desarrollan día tras día, lo que es indicativo de que no siempre se tienen en cuenta estos
aspectos, que por otro lado son fáciles de llevar a cabo.

 Lavarse las manos con jabón, antes y después de manipular alimentos. La falta de
medidas higiénicas de los manipuladores es una de las causas más comunes de
contaminación, por lo que es necesario un lavado a conciencia, sobre todo, en los
espacios interdigitales. Una vez terminado, hay que secar con papel de un solo uso y
asegurarse de que quedan bien secas, ya que la humedad es un factor que beneficia el
crecimiento de las bacterias.
 Si se está en contacto con personas infectadas, deben extremarse las medidas de
higiene: lavarse las manos tras el contacto con ellas, así como los utensilios que se
usen, sábanas y ropa. También hay que lavarse las manos después de usar el baño o
cambiar pañales.

En cuanto a las posibles causas de transmisión, hay que saber lo siguiente:

 El agua es el alimento que más se relaciona con la transmisión de la bacteria, por lo


tanto, debe asegurarse su procedencia. El agua contaminada con heces fecales es otra
de las causas comunes de contaminación.
 Shigella está presente en alimentos con una tasa de humedad alta, como leche,
verduras, vegetales crudos y frutas, y se asocia a ensaladas, productos lácteos, huevos y
ovoproductos.
 También se detecta en alimentos como el atún, los langostinos, el pavo y las salsas
preparadas.

A partir de estas premisas, los consumidores deben tener en cuenta que:

 La bacteria es sensible al calor, con lo que muere a temperaturas iguales o superiores


a 70ºC.
 Se deben evitar los alimentos crudos o poco cocinados, ya que son los más
propensos a contaminación por Shigella.
 Para impedir su crecimiento, es fundamental conservar los alimentos bajo temperaturas
de refrigeración hasta su consumo.
 Se deben lavar los utensilios y tablas de manipulación antes y después de su uso.
Es frecuente la contaminación cruzada, cuando los alimentos ya cocidos entran en
contacto con los ingredientes crudos o contaminados (a través de los utensilios de
cocina).

En definitiva, una cocción adecuada y una rigurosa higiene durante la manipulación de los
alimentos resulta esencial para prevenir la infección de Shigella, que se origina, en la
mayoría de los casos, por la ruta oral-oral.

Qué deben evitar las personas


infectadas
Las personas infectadas con la bacteria deben tener en cuenta algunos aspectos para
obstaculizar la propagación de la enfermedad a personas sanas.

 Evitar trabajar en puestos cuyo riesgo de transmisión sea elevado, como locales
expendedores de alimentos, cuidado de niños y ancianos o trabajadores de la industria
alimentaria que estén en contacto directo con los alimentos ya procesados o pendientes
de procesar.
 No preparar comidas en casa. Es preferible que las personas infectadas no manipulen
los alimentos en ningún caso.
 Rechazar el contacto directo con niños, ancianos o personas con un sistema
inmunitario deficiente, ya que en estos casos el contagio es fácil.

FORMAS DE CONTAGIO
La bacteria se puede ingerir de varias maneras, aunque las más directas tienen su origen en
los alimentos y en el agua. Respecto a los alimentos, la presencia de insectos como
las moscas en la zona donde se manipulan favorece el contagio, ya que pueden reproducirse
en excrementos infectados y, al posarse sobre la comida, contaminarla. En cuanto al agua,
nadar en aguas residuales supone un riesgo, debido a la presencia de heces contaminadas,
tanto de animales como de personas.

En este último caso, hay que extremar las pautas de higiene. Shigella está presente en las
heces de las personas infectadas hasta dos semanas después de su recuperación. De ahí que
la mayoría de los contagios sean resultado de la bacteria, que pasa de las heces o las manos
sucias de una persona a la boca de otra. Esto ocurre sobre todo cuando los hábitos de higiene
básicos y lavado de las manos son ineficientes o escasos y, en especial, entre niños pequeños
que no están familiarizados con la limpieza de manos y el uso del inodoro.
Shigella es un tipo de bacteria que puede infectar el aparato digestivo, provocando un amplio
abanico de síntomas, desde la diarrea, los retortijones, los vómitos y las náuseas hasta
complicaciones y enfermedades más graves. Estas infecciones, denominadas shigelosis, a
veces remiten por si solas, pero otras veces los antibióticos permiten reducir la duración de
la enfermedad.

La shigelosis, que es más frecuente durante los meses de verano, suele afectar a niños de 2
a 4 años y muy raramente afecta a lactantes menores de 6 meses.

Se trata de una infección muy contagiosa y que se puede prevenir lavándose las manos a
conciencia.

Signos y síntomas
La bacteria Shigella produce toxinas que pueden atacar el revestimiento del intestino
delgado, cursando con inflamación, úlceras en la pared intestinal y diarrea sanguinolenta.

La gravedad de la diarrea opone la shigelosis a las diarreas ordinarias. En los niños con
shigelosis, la primera deposición suele ser abundante y acuosa. Las deposiciones posteriores
suelen ser más reducidas, pero la diarrea puede contener sangre y mucosidades.

Otros síntomas de la shigelosis son los siguientes:

 retortijones
 fiebre alta
 pérdida del apetito
 náuseas y vómitos
 dolor al defecar

En casos muy graves de shigelosis, la persona afectada puede presentar convulsiones,


rigidez de cuello, dolor de cabeza, cansancio extremo y confusión. La shigelosis también
puede desembocar en una deshidratación y, en contadas ocasiones, se asocia a otras
complicaciones, como la artritis, las erupciones cutáneas y la insuficiencia renal.

Algunos niños con casos graves de shigelosis necesitan ser hospitalizados.

Contagio

La shigelosis es muy contagiosa. Una persona puede contraer esta infección al entrar en
contacto con cualquier cosa que se haya contaminado con las heces de otra persona
infectada. Esto abarca los juguetes, las superficies de las habitaciones de descanso e incluso
la comida preparada por una persona infectada. Por ejemplo, si un niño toca una superficie
contaminada, como un inodoro o un juguete, y luego se mete los dedos en la boca, se podría
infectar. La bacteria también se puede trasmitir y contagiar incluso a través de las moscas
que han estado en contacto con heces contaminadas.

Puesto que no hacen falta muchas bacterias del género Shigellapara provocar una infección,
la enfermedad se extiende con facilidad en familias, guarderías y centros de preescolar. La
bacteria también se puede propagar a través del suministro de agua en zonas con medidas
higiénicas insuficientes. El contagio se puede producir a través de las heces de una persona
infectada durante aproximadamente 4 semanas, incluso después de que los síntomas más
evidentes de la enfermedad hayan remitido (de todos modos, el tratamiento antibiótico
puede reducir la excreción de bacterias de Shigella a través de las heces).

Prevención

La mejor forma de evitar el contagio de la shigelosis es lavándose las manos con jabón
frecuentemente y a conciencia, sobre todo después de utilizar el inodoro y antes de comer.
Esto es especialmente importante en las guarderías y los centros de preescolar.

Si usted está cuidando de un niño que tiene diarrea, lávese las manos antes de tocar a otras
personas y antes de manipular alimentos. (Las personas con diarrea no deben preparar
comida para otras personas.) Asegúrese de limpiar y desinfectar el inodoro después de que
lo utilice una persona con shigelosis.

Los pañales de un niño con shigelosis se deben desechar introduciéndolos en una bolsa o
recipiente que estén bien sellados, y él área donde se ha llevado a cabo el cambio de pañales
se debe limpiar con desinfectante. Los niños pequeños (sobre todo los que todavía llevan
pañales) con shigelosis o con diarrea de cualquier otra causa no deben estar en contacto con
otros niños.

Para prevenir las infecciones por Shigella también es importante manipular, conservar y
preparar los alimentos de una forma adecuada. Los alimentos fríos deben conservarse en frío
y los calientes, en caliente, a fin de prevenir la proliferación de bacterias

Diagnóstico y tratamiento
Para confirmar el diagnóstico de shigelosis, el pediatra de su hijo puede enviar una muestra
de las heces del niño a un laboratorio para que analicen si contiene bacterias del
género Shigella. Es posible que el pediatra también solicite un análisis de sangre y otras
pruebas para descartar otras posibles causas de sus síntomas, sobre todo si su hijo pierde
bastante sangre por las heces.

Algunos casos de shigelosis no requieren tratamiento alguno, pero se suele administrar


antibióticos para reducir la duración de la enfermedad y evitar el contagio a otras personas.
Si el pediatra receta antibióticos a su hijo, adminístreselos tal y como él se lo indique. Evite
darle a su hijo medicamentos de venta sin receta médica para los vómitos o la diarrea, a
menos que el pediatra se lo recomiende, porque podrían alargar todavía más la enfermedad.
Le puede administrar paracetamol (como Tylenol) para bajarle la fiebre y para que se
encuentre mejor.

Para prevenir la deshidratación, siga las indicaciones del pediatra sobre qué debería comer y
beber su hijo. Es posible que el pediatra le recomiende administrarle una bebida especial,
denominada "solución de rehidratación oral" (como Pedialyte), que repone rápidamente los
líquidos corporales perdidos, sobre todo si el niño tiene diarrea durante 2 o 3 días o más.

Los niños que se deshidraten moderada o gravemente o los que presenten enfermedades
más graves podrían requerir hospitalización. En un hospital los podrían monitorizar y les
podrían administrar los tratamientos necesarios, como antibióticos o líquidos por vía
intravenosa (VI).

1.- DESCRIPCIÓN.

Shigella es un género bacteriano perteneciente a la familia


Enterobacteriacene, integrada por gérmenes de forma bacilar, no
esporulados, inmóviles, pero animados de movimiento pendular (oscilación)
in situ. Son gramnegativos, aerobios-anaerobios facultativos. Citocromo-
oxidasa negativos. Fermentan la glucosa sin producción de gas; no
obstante, debido a su afinidad con E.coli, se han encontrado biotopos que
producen gas de la glucosa. No decarboxilan la lisina. No fermentan la
lactosa No utilizan el citrato como única fuente de carbono. No crecen en el
medio cianuro potasico. Su actividad bioquímica es muy reducida.

El género Shigella se divide en cuatro especies que pertenecen a


subgrupos serológicos distintos:

Subgrupo Especie
A Sh. dysenteriae
B Sh. flexneri
kC Sh. boydii
D Sh. sonnei

Existen algunas cepas de E. Coli imóviles y que no fermentan la lactosa que


se confunden con la Shigella. Se pueden diferenciar por las pruebas
siguientes:

Citrato Acetato Mucato Fermentación


de azúcares
E. c oli
inmóvil
no + + + +
fermentador
lactosa
Shigella - - - Pocos

2.- PRUEBAS RÁPIDAS PARA LA IDENTIFICACIÓN DE SHIGELLA

Las especies del género Shigella no son habitantes normales del ambiente,
proceden del hombre y otros primates. Para la identificación
de Shigella se han desarrollado técnicas rápidas que, en su utilización para
alimentos, no son tan fiables como los métodos microbiológicos
tradicionales. Su utilización preferente es para muestras clínicas (heces y
sueron) de personas enfermas de disentería.

Se ha conseguido buena especificidad con una prueba látex, usando el


kit comercial Bactigen (Agglutination Slide from Wampole Laboratory,
Cragury, N.J., USA).

El método ELISA se utiliza en clínica humana para investigar alguna de las


especies del género Shigella en muestras de heces y suero. Recientemente
se ha descrito una técnica ELISA para detectar Shigella y Escherichia coli
enteroinvasivo (ECEI), inmunizando conejos con una cepa invasiva de E.
coli 0143, siguiendo por absorciones con un derivado avirulento (Pal, 1989).

El método de hibridación DNA se usa con fines epidemiológicos o cuando


se ha logrado identificar la Shigella correctamente con sueros de referencia.

Como ayuda en la identificación de Shigella se pueden usar los API 20E y


API Rapid 20E.

Que es la shigelosis y causas

Shigella es un género bacteriano que puede infectar el aparato digestivo causando diarrea en
los seres humanos. Fue descubierta en el año 1897 por el científico japonés Kiyoshi Sigha, a
quien debe su nombre. Es un bacilo gramnegativo que puede adaptarse para crecer y realizar
su metabolismo tanto en presencia como en ausencia de oxígeno. Es inmóvil, no forma
esporas, y no tiene capacidad para fermentar la lactosa.
El género Shigella incluye cuatro especies: S. dysenteriae, S. flexneri, S. boydii y S. sonnei,
siendo esta última la principal causante de shigelosis en los países desarrollados.

La infección por Shigella causa una diarrea bacteriana conocida como disentería (la disentería
es una enfermedad infecciosa caracterizada por una inflamación del intestino, que produce
una diarrea grave con presencia en las heces de moco, sangre o pus). La shigelosis es
la gastroenteritis con mayor riesgo de contagio, ya que un inóculo bacteriano de tan solo 10-
100 bacterias viables puede producir enfermedad en adultos sanos.

Cuando una persona se infecta, la bacteria se adhiere a las células intestinales, las invade y las
destruye, produciendo así una diarrea sanguinolenta. S. dysenteriae produce una exotoxina,
llamada toxina de Shiga, con actividad tóxica a diferentes niveles del organismo. Las otras
especies de Shigella pueden producir toxina de Shiga en menor cantidad, u otras toxinas
similares.

Epidemiología de la shigelosis

La shigelosis es una infección de distribución universal, aunque es más frecuente en países


subdesarrollados, donde las condiciones sanitarias deficientes, el hacinamiento, o la
contaminación del agua y los alimentos, favorecen la infección. La infección por Shigella es más
frecuente durante las épocas de calor o lluvias importantes.

En los países desarrollados la mayoría de los casos son producidos por S. sonnei, mientras que
en zonas subdesarrolladas las especies más prevalentes son S. dysenteriae y S. flexneri.

La Shigella afecta fundamentalmente a niños menores de diez años (es rara en menores de
seis meses), aunque puede afectar a personas de cualquier edad. La malnutrición es un factor
de riesgo importante en la frecuencia y la gravedad de la infección.

El hombre es el único reservorio de Shigella. La mayoría de los casos se producen


por transmisión persona a persona a través de la vía fecal-oral. También pueden ocurrir brotes
epidémicos si se produce la contaminación de los alimentos o el agua con heces de pacientes
enfermos.

Shigella
Se sabe que las bacterias Shigella infectan a un gran número de personas en un tiempo muy corto. Se
puede transmitir de persona a persona con relativa facilidad, por lo que es una de las principales
causas de brotes en lugares llenos de gente, como guarderías, cruceros y restaurantes. Esta facilidad
de transmisión ha colocado a la bacteria Shigella entre las formas más comunes de enfermedades
transmitidas por los alimentos, causando un estimado de los CDC de 500.000 casos de enfermedad
al año. Las bacterias Shigella representan un género de varias especies bacterianas diferentes. La
mayoría de estas bacterias Shigella pueden causar enfermedades en humanos, incluyendo Shigella
sonnei, Shigella boydii, Shigella flexneri y Shigella dysenteriae.Shigella dysenteriae y Shigella
boydii no son tan comunes en los Estados Unidos, pero siguen siendo un problema importante en los
países en desarrollo. Shigella sonneies típicamente la más suave de la bacteria Shigella , causando
solamente diarrea acuosa. S. flexneri y S. boydii pueden causar infecciones leves a graves
dependiendo de la persona. S. dysenteriae a menudo causan las infecciones más severas y puede
producir toxinas Shiga. Lasbacterias Shigella son bastante frágiles y no pueden sobrevivir a altas
temperaturas o ambientes ácidos. La shigelosis, la enfermedad causada por la bacteria Shigella ,
normalmente sólo se transmite de persona a persona a través de la vía fecal-oral. La higiene
inadecuada es una de las razones principales para la extensión de Shigellosis. Especialmente se
aplica al lavado de manos , ya que el lavado indebido de las manos es una de las principales formas
en que se propagan las infecciones por Shigella . La shigelosis también se propaga cuando los
alimentos son preparados por alguien que tiene una infección por Shigelosis. Practicar una higiene
adecuada, técnicas de cocción adecuadas y otras medidas preventivas pueden ayudar a limitar el
riesgo de una infección por Shigelosis. Los brotes causados por la bacteria Shigella se han vinculado
a lechuga, ensalada de papa, leche, ensalada de atún, productos lácteos, ensalada de camarón, aves
de corral, ensalada de pollo y ensalada de macarrones. Con enfermedades como Shigellosis, una
persona enferma puede ser contagiosa aún después de que la enfermedad haya
disminuido. La bacteria Shigella puede permanecer en las heces hasta dos semanas después de que
desaparezcan los síntomas de la infección. Esta es la razón por la cual es importante mantener estas
prácticas de salud y seguridad incluso después de que una enfermedad se va.
Sólo unas pocas células de Shigella , entre 10 y 200, están obligadas a causar una infección. La
Shigellosis comenzará a mostrar síntomas entre ocho y cincuenta horas después de la exposición a
las bacterias. La mayoría de los casos de enfermedad se presentan con síntomas como diarrea que a
menudo es sangrienta, calambres, dolor abdominal, fiebre y vómitos. La mayor parte del tiempo, la
shigelosis es autolimitada y puede resolverse en unos 5 a 7 días. Algunos casos de Shigelosis pueden
ser más graves y causar complicaciones. Aquellos con ciertos factores de riesgo, incluyendo los
ancianos, los niños y aquellos con sistemas inmunes suprimidos tienen un mayor riesgo de
desarrollar un caso severo de Shigelosis. Las complicaciones asociadas con Shigellosis incluyen
ulceración de la mucosa, niveles peligrosos de deshidratación, artritis reactiva, sangrado rectal y
síndrome hemolítico urémico (HUS – en Inglés). HUS es causada por las toxinas Shiga y puede
dañar los glóbulos rojos. Estas células sanguíneas son enviadas a los riñones para ser filtradas. El
intento de eliminar estas células sanguíneas dañadas puede dañar los riñones. El daño del proceso de
filtración, junto con la mayor tasa de daño infligido en los riñones por las toxinas Shiga, puede
conducir a graves daños a los riñones e incluso insuficiencia renal. Si un caso de Shigelosis ha
progresado a HUS, síntomas como la disminución de la frecuencia en la micción, fatiga y pérdida de
color en los ojos y mejillas estará presente. HUS es una complicación muy grave que necesita ser
tratada lo más rápido posible.Para obtener más información sobre esta complicación peligrosa, haga
clic aquí . Mientras que la intoxicación por Shigella puede desaparecer por sí misma, a menudo se
recetan antibióticos para limitar y terminar la infección. Si usted o un ser querido comienza a
mostrar los síntomas de Shigellosis, monitoreé su condición de cerca y llévela a un profesional de la
salud si es necesario.