Anda di halaman 1dari 16

EL GENERAL FRANCHET D'ESPEREY

NÚMERO 1 3 6 4 0 CÉNTIMOS
i
LA GUERRA
==^ ILUSTRADA = ^
DIRECTOR

AUGUSTO RIERA

LA SITUACIÓN ranzas que fundaban en esa gran ofensiva de la prima-


vera; advirliendo que la resistencia enemiga no se que-
La Batalla del Emperador, cómbale liomérico que de- branla y que, por lo contrario, recibe de los Estados Uni-
bía poner fin a la guerra después de aniquilar a los ejér- dos los elemenlos necesarios para que se prolongue años
cilos franco-ingleses, ha terminado en punía, como casi y años, comprenden los alemanes, o empiezan a compren-
lodo lo que se anuncia y alaba por adelanlado. La ofensiva der, que se han empeñado en una obra imposible.
enlre Montdidier-Noyon ha costado esfuerzos inauditos a Anhelan la paz; renunciarían de buena gana a todas,
los alemanes y les dio muy escasos resultados. Encontra- absolutamente a todas las ventajas obtenidas a tanta cos-
ron una resistencia tenaz, una preparación adecuada y se ta con tal de volver al ser y estado anteriores a la guerra.
estrellaron contra ella. Sólo consiguieron llenar los hos- Quizá para preparar una nueva agresión más formidable
pitales de Alemania y Francia. Detenidos al cabo de tres clurante un siglo entero; pero, para obtener reposo, para
días de escasísimo avance y viendo que no les era posible hacer revivir las energías com'erciales'& industriales ago-
avanzar a viva fuerza, se resignan a preparar una nueva ladas por la lucha. • ^
ofensiva en otro punto cualquiera del frente. Si les fra- Los más optimistas comprenden que aun cuando pu-
casa la nueva tentativa emprenderán olra y otra, hasta diese el ejército alemán obligar a rendirse a los france-
que les queden fuerzas y voluntad pai'a ello. ses, no habría logi'ado Alemania un triunfo decisivo. Tn-
Viendo de qué manera han sido defraudadas las espe- gi a Ierra y los Estados Unidos proseguirían la lucha, ar-
•iK^ít^.Vi*^;;fííÍi'íí
•«jíassaKtf^,'

Mr. W. A. Bishop, célebre aviador canadiense que ha derribado más de cuarenta aeroplanos enemigos
CFoí. Central Jíeius)
1922 LA GUERRA ILUSTRADA

cia y la adolescencia se pervierten. Empieza ese malestar,


se siente esa angustia que precede a las crisis.
Aquellos que lo duden, estudien lo que pasa en Fi'au-
cia, en Inglaterra, en Italia. Sin querer rendirse, lodo el
mundo reniega de la guerra. ¿Qué han de hacer los ale-
manes, que soportan privaciones inaudilas?

Los austríacos acometieron i)oi' íiu a los italianos, pero


con relativa calma. Sus ataques en la región montañosa
y en la llanura que riega el Piave, no han sido impetuo-
sos como dicen los diarios de Roma. Los vencidos en Rawa
Ruska, en Lemberg, en Czernovitz, en Przemysl y en todo
el frente oriental; los que dejaron millón y medio de sol-
dados en poder de los rusos, no tienen ya aliento para
emprender una'de esas ofensivas fulniiuanles que desba-
ratan y derrotan al enemigo por prevenido que esté.
Hasta ahora sólo han podido vadear el Piave; i)ero no
ensanchar las cabezas de puente para moverse con des-
embarazo, y están en una situación poco envidiable, con
el río a la espalda, resistiendo los couli'n.ilaques del ene-
migo.
Y, no hay duda alguna : o los italianos se han poiia-
do muy bien o los austríacos muy mal, puesto que tenien-
do la totalidad de su ejército para acomeler al italiano, un
pueden adelantar un paso y forcejean en los límites (h;
sus posiciones anteriores.
Un crítico mililar dice que siempre fué operación di-
fícil vadear un río leniendo enfrente a un enemigo |)0(le-
i'oso y decidido. Será verdad que existen mil y una diíi-
cullades para una operación tan delicada; pero hace nui-
chos días que empezó la del Piave y aun no lleva traza de
terminar. Los alemanes, en cambio, parece que no ti'opie-
zan con semejantes obstáculos. Ni el Vístula, ni el Niemen,
ni el Danubio, ni el Mosa, ni el Aisne, ni el Marne rhílu-
vieron jamás sus regimientos. Será exacto lo que el cií-
tico dice para excusar la falta de acometividad de los aus-
tríacos; pero cualquiera diría que Boroevic no se ha lu-
cido. Parece que por entre las filas austro-húngaras ])ase
el espectro de Potiorek.
El ataque a las líneas italianas por todas las fuei'zas
austríacas ha hecho (pie los socialistas acaudillados por
Turati renunciai'an a su oposición a la lucha. Tnrati de-
claró que los socialistas, en la hora presente y peligrosa,
estaban dispuestos a ilar la viila por la patria.
Soldado Hervio en el .momento de lanzar una bomba a las trincberas
enemigas del frente macedónico
(Fot. Central Neiüs)

De los siibniarinos alemanes (|iie echaron a piípie a


iii.'in'.iii foiili'.n ella n Oliiiin y ni ,Tiip('iii y, oiili'fíl.'iiiU», no nuKílios buques iiorteaiueiicaiios.en la, costa, orienlal de
sei-ííi jiosihle Ij-riinjni; en los lallei'es y las fi'ihi'icas, sino los Estados Unidos, no se ha sabido nada más. j'roliahle-
cu las Ir'incheras como ahora. No volvci'íaii las colonias menle porque el gobierno de \\asliingl(>ii no pcrniili', (pie
a cni-iqíiecer la madre paliia, no (;i'iiznrían los niai'os las liahlcn de ellos, ya fpie de seguro (•onliniiaii su ohra de.
lloias mercantes, no lialnía piiei'los abieilos pai'a los bu- deslriicciíui, en grande o pequeña escala.
ques alemanes, obligados a permanecer bloqueados en
Bieina y Ilamburgo.
Los «dirig'enies» alemanes se han equivocado de me- NADA NUEVO
dio a medio, y pagan esLas graves equivocaciones los ale-
manes Lodos. Y la guerra coniiiu'ia a causa de ese ei'i'oi- La guerra (pie casliga a las naciones de la Europa C(M1-
inicial. tral ha engañado a, lodos los estral(\gas, a todos los (•(•(nm-
Los periódicos aliados y aliadofilos han abusado, des- mistas y a cuantos ci'eían que el buen sentido podín ser-
de que principió la guerra, de la manía de decir que Ale- vir para adivinar la solución del conílicto.
mania lendría que capilular por hambre. No acertaron en Afirmaban los críticos militares que la guerra seiía cor-
sus pronósticos. Unas medidas oportunas, aplicadas con ta. Dada la eficacia de las armas,'el alcance, poder,y nú-
energ-ía y sin el menor desfallecimiento, contuvieron el mero de la artillería, las masas humanas movilizadas y los
liandjre. Pero no han bastado para remediar la necesidad, datos de exploración aportados por loa aeroplanos y diri^
y la situación es francamente mala en Alemania y pésima gibles, se les antojaba que tres o cuatro batallas acabarían
en Austria. Todo el trigo de Rumania y de Ukrania no ha con la potencia de uno de los contendientes : Los econo-
podido bastar a los germanos. Las cosechas perdidas por mistas aseguraban que la lucha podría ser formidable,
falta de brazos, las primeras materias que faltan en abso- pero que forzosamente debería ser breve, puesto que el
luto y que no se ha podido sustituir con otros productos gasto que implicaba el sostenimiento de ejéircitos innu-
de la química, dejan sentir sus efectos. Decrece la moral, merables era tal que no se podría soportar más allií de
mengua la natalidad, aumentan las defunciones, la infan- cinco o seis meses. Gomo, además, tenían que ir a filas
LA GUERRA ILUSTRADA 1923

los lioiTibies de lodiis odndes y r)i'ofosinncs, quedarían sin lidos de las fábricas de Skoda y de K riipp. ¡Milagi'o! ¡Mi-
brazos los cani|)os, las fábricas y los lallci'cs, y sería ini- lagi'o!
l)os¡ble prolongar la lucha. De ahí que predijeran el pron- Los que esperaban que las micvas armas produjerau
1:0 lérinino del conHiclo. Y los hombres que sin entender algún progreso estratégico digno de ser tenido en cuen-
en achaques guerreros ni econijuiicos pensaban por cuen- ta; los que pensaban que los caudillos de estos ejércitos
la |ii'()|iia, imaginaron que la misma extensión y i)rol'un- lan numci'üsos habían de inventar maniobras geniales, se
didad del conllicto tenía que abreviar su duración. Cre- lian llevado chasco. Ni los alemanes ni los franceses, ni
yeron que los hombres se dai'ían cuenta de la insensatez los auskiacos ni los italianos han hecho nada nuevo, nada
de su conducta y no perseverarían en ella si los jefes eran admirable. Y las batallas se han perdido y ganado sin sa-
tan locos o malvados que no mandasen suspender la ma- ber por qué, a punto fijo. La victoria del Marne fué ])ro-
l;ni/,a. ducto de una serie de circunstancias favorables a los fran-
Todos se equivocaron. Los estrategas no pensaron que ceses. Los alemanes han vencido una porción de veces siu
|Hi(h'a volverse a la guerra'de posiciones, hasta que al ter- esperarlo, sin sospechai'lo siquiera, y, en candjío, fue-
minar la balada del Marne advirtieron que los alemanes ron derrotados ante el Vístula y rechazados ante Verdún,
se habían clavado en el suelo. Los economistas no conta- donde esperaban dos grandes victorias. En el Tsouzo pa-
ron con las enormes reservas metálicas y el crédito ilimi- saron los austro-alemanes siu resishunM;!. Alioi'a los aus-
tado de que disponen los gobiernos, crédito que no resis- tríacos no alcanzan a pasar el Piave.
lii'ía un examen detenido, pero que basta para sostener Todo ha aumentado desde hace algunos siglos el | i o -
ejércitos incontables. Las personas de buen sentido se ol- doi' ofensivo y defensivo de las armas, el m'nnero de los
vidaron de que el vulgo no lo tiene ni los gobernantes tam- soldados, la facilidad ile transportes y exploración, lodo,
poco. menos la iuleligencia de los hondjres. .
Y la guerra se prolongó mucho más de lo que todos
pensaron, y amenaza no terminar por ahora.
Ha dado esta guerra cien sorpresas, Una de las prime- l.OS SL\N FEINERS
ras consistió en ver .con que íacilidad caían, bajo una llu-
lie aquí la nota oficiosa que el gobierno inglés lia publicado sobi'e el
via de grandes proyectiles, las fortalezas mejor dispuestas último movimienío de Irlanda :
pai'a una larga resistencia. Lieja y Amberes cayeron en
pocos días, a pesar del coraje de .sus guarniciones. Las cú- «Inmediatamente después de la rebelión, fué evidente
pulas de los fuertes saltaron como leves cascarillas al cho- que los jefes sinn Idn-ers solicitaron de nuevo la ayuda de
que de las granadas monstruosas. «¡No hay resistencia Alemania.
posible contra semejante artillería!... Todo ha de ceder ))E1 17 de Junio de 1916 un despacho de Berlín dirigido
ante el poder de esos cañones...)) Repitió todo el mundo de Washington declaraba que Alemania estaba dispuesta
éstas o parecidas frases y... de pronto, nueva y mayor sor- y pronta a proporcionar un nuevo apoyo si los irlandeses
presa, espectáculo maravilloso e increíble: los atrinche- declaraban qué género de socorro deseaban.
ramientos de campaña se burlaban de los monstruos sa- ))E1 16 de Junio el conde Bernstorff había ya lelegralia-

Grupo de granaderos servios disponiéndose a lanzar bombas a las trincheras enemigas en el frente greco-búlgaro
(Fot- Central Hews)
1924 LA GUERRA ILUSTRADA

Soldados ingleses tomando el rancho después de un rudo combate sostenido cerca del río Piave
(Fot. Central News)

Refugios construidos por los soldados franceses en la ladera de una colina, para librarse del bombardeo de los teutones
(Fot. Central Newí)
LA GUERRA ILUSTRADA l'J25

Batería de cañones de grueso calibre situada por lo« franceses en la nueva línea de contención del avance del enemigo
(Fot: Central A'cics)

Acopio de torpedos aéreos para municionar n '--3 cainbatientes de las trincheras avanzadas del frente francés
CFot. Central News)
O

o.

>
H

iz!
Q
O
!^
t» .
O
t-t
<1
M
00
M

ti Sí

o o
t-t
>

OD

a
SO

t>
O
o
se IT)

•5
O
<!
so

t*l
SI
H3
tti
H
C*
O
LA GUERRA ILUSTRADA

ANIMADA ESCENA QUE PRESENTA ÜN DEPÓSITO DE MüNlCrONES ESTABLECIDO A RETAHUAnDIA DE LA LINEA DE FUEOO BRITÁNICA
(Fot. Central News)
LA GUERRA ILUSTRADA i929

do dando, con respeclo a la rebelión, los inl'ormes que po- »En los últimos días de 1916, M. Ziiumermann decía
seía y anunciando que habían sido recogidas ya 1,000 li- que se propusiese el deseudjarco de una gran cantidad de
bras eslerlinas para la defensa de sir Roger Casemenl. municiones entre el 21 y el 25 de Febrero, añadiendo que
»E1 día 29 de Julio enviaban al conde un extenso tele- era imposible enviar tropas alemanas.
grama dando nuevos informes sobre Irlanda, y diciendo ))E1 18 de Enero de 1917 el conde Bernstorff contestó
que la obra de reorganización de los rebeldes hacía bue- que el Comité irlandés se desligaba de la proposición,
nos progresos, y que a éstos se les habían facilitado fon- puesto que sin tropas alemanas era imposible el levanta-
dos para sus necesidades. miento.
«El 8 de Septiembre, un telegrama dirigido a Berlín «Después de la entrada en guerra de los Estados Uni-
por el conde Bernstorff contenía el memorándum de nua dos el 4 de Abril de 1917, la línea de comunicaciones entic
pei-sona llamada «director de la revolución irlandesa», que el gobierno alemán y los jefes sinn fdners quedó cortada
encerraba proposiciones para una nueva sublevación. temporalmente.
))Ese memorándum decía que toda sublevación debía ))Se obtuvo en seguida el establecimiento de una nueva
ai)oyarse en Alemania, enviando ésta una expedición con línea de comunicaciones qiie comenzó a funcionar iiune-
fuerzas militares suficientes para asegurar un desembarco. diatamente.
«Para esa nueva tentativa el gobierno alemán debía íljar ))E1 efecto de esta nueva línea de comunicaciones con

Centinela aliado situado en la cúspide del monte Grappa de los Alpes venecianos
(Fot. Central News)

la fecha, y como a guisa de estimulante el memorándum Irlanda quedó visiblemente comprobado con los discursos
insistía sobre la ventaja de tener bases para los submari- de los jefes sinn feiners pronunciados en aquella época.
nos y los zeppelines en el oeste de Ii'landa. ))Por ejemplo. De Valei'o, hablando a la Convención ir-
»E1 conde Bernstorff, encontrando evidentemente di- landesa, el 5 de Octubre de 1917, declaró :
ficultades, con unos agentes advirtió al gobierno alemán, «Para nuestra organización particular, nosotros poilía-
el 24 de Octubre, que el capitán Boelu, que se encontraba ))mos tener un gran ejército—500,000 combatientes volun-
en Holanda, no podía escribir a los irlandeses y que .us "tarios—, pero sin medios oportunos de combate.
cai'las podían ser interceptadas, lo que ocasionaría un per- »Ya ha habido demasiada efusión de sangre sin éxito.
juicio a sus agentes. ))No aconsejaré otra rebelión sin la esperanza plena do
»Más tarde era arrestado el capitán Boelu en aguas in- «oportunidades y de éxito.»
glesas. «Se esperaba, en un porvenir cercano, una invasión de
))E1 4 de Diciembre, el conde Bernstorff añadió de nue- Irlanda por las tropas alemanas y un desembarco de ti'o-
vo, subrepticiamente, una nota al mensaje autorizado [lor |)as y de municiones en Irlanda.
el'gobierno americano, nota mencionando que los jefes »En Enero de 1918 declaraba De Valera: «En tanto (pie
irlandeses de América insistían en una contestación a .-.ius «Alemania sea enemiga de Inglaterra, e Inglaterra la ene-
proposiciones del 8 de Septiembre. »miga de Irlanda, Irlanda será amiga de Alemania.»
))Un telegrama det conde Bernstorff enviado por Na- «Durante un tiempo determinado ha sido difícil obte-
vidad no ha parecido. ner informes sobre los planes que alimentaban los sinn
1930 LA GUERRA ILUSTRADA

Casas destrozadas por las granadas austríacas en una ciudad del norte de Italia
CPot. Central News)

jrincvs^ y los alemanes; pero en Abril i'iliimo se tuvo la quedaba más recurso al gobierno de la Gran Bretaña que
corleza de que el proyecto de desembarcar armas en Ir- detener a los autores y a los cómplices de esta criminal in-
landa estaba madurado para su ejecución. triga».
))Los alemanes no esperaban más que los últimos -in- * * « •

formes que se les pudiei'a [acuitar acerca del momonlo


propicio, el liis'ar y la liora de desembarco. Una vez en la cárcel los nacionalistas irlandeses, lord
))Las autoridades pudieron ser advertidas de que los Prench, gobernador de Irlanda, dio la siguiente proclama
jefes sinn /eincrs'esperaban posiblemente, el desembaico para calmar los ánimos, por la transacción que significa :
de un agenle alemán, que conduciría iiii submarino. ((Primero. En cum|ilimiento de nuestra promesa, ha-
))Este agenle, en efecto, desembai'c(') \ fué delenido (Í1 cemos las siguientes proposiciones, que, si son aceptadas.
día, 12 de Abril. Irlanda entrará a formar parte en la lucha que se sostiene
))La nueva insurrección no dependía sino de las muni- en defensa de la libeilad del mundo. La oferta que hace-
ciones, que los submarinos deliíiiii condiicii' en abundan- mos está basada en qué Irlanda suministre un número de
cia. Había, evidentemente, de seguir esto a la victoria de hombi'es proporcional al que suministra el Imperio bri-
la ofensiva alemana en el fi'cnle Oeste, en el.preciso mo- tánico.
mento en que se hubiei'a juzgado que la Gran Bretaña no ¡¡Segundo. Con objeto de establecer este reparto, pe-
tendría ti'opas suficientes. dimos que Irlanda ponga sobre las armas a 50,000 hombres
))Los documentos de que era portador De Valera, d:m, ard,es del primero de octubre para llenar los huecos de las
|)or último, detalles precisos acerca de la constitución de¡ divisiones irlandesas que están en el frente y después de
ejército revolucionai'io, que se evahiaba en medio, millón ,e^ta fecha poner en línea dos o tres mil reclutas cada mes
de hombres aguerridos. tȇra conservar el contingente de estas divisiones.
«Así resulta evidente que las municiones que fueron )¡Tercero. Queremos que todo el mundo entienda que
embarcadas en ios submarinos alemanes de Cuxhaven a no hay en esto ninguna inlención de perjudicar los inte-
j)rimeros de Mayo tenían el mismo objeto que la actividad i'eses materiales ni reducir la producción de los alimentos
lie esos sumergibles enemigos en la costa Oeste, y no eran,' ni intentar nada que pueda perjudicar en lo más mínimo
cierlamenle, los de la simple destrucción de barcos mer- al país. Aunque es sabido que gran parte de la población
cantes. riii'al es apta para las operaciones militares, el Gobierno
))Se ve tandjién que las negociación(!s eidre el Comité billánico considei'a que la gente que debe ser reclulada,
ejecutivo de las agi'U])aciones de sinn feiners y Alemania será el gran número de jóvenes que hay en las ciudades,
prosiguieron virtualmente durante tres años y medio. número que es mucho mayor que el requerido para dar el
»E1 punto capital del proyecto era el establecimiento de necesario contingente.
bases submarinas a lo largo de las costas irlandesas para ¡¡Cuarto. Como ya se hizo en Inglaterra, Escocia y Ga-
destruir los buques de todas las naciones les, declaramos que por el presente llamamiento no se
»Con el fm de evitar más efusión de sangre inútil, y compromete más que a los hombres de diez y ocho a vein-
para cumplir un deber con respecto a sus aliados, no le tisiete años, sin que por esto sean excluidos los hombres
LA GUEHRA ILUSTRADA 193i
de más edad, especialmente dotados para el servicio mili- peligro para las fronteras rumanas. Otras ocho divisiones quedarán en
Moldavia en pie de paz. Kl conjunto de la infantería no e.Kcederá de las
lar o animados por su deseo de servir al país en el camiw citadas ocho divisiones, que no tendrán en junto más de 20,000 hombres,
de batalla; reconocemos que todos los que vayan al frente con 3,200 de caballería y 9,000 de artillería.
a luchar por la patria tienen derecho a exigir lodo cuanto »Las tropas que quedan movilizadas en Besarabia deberán ser dismi-
la patria pueda darles. Se asegura que la tierra pertenece- nuidas en caso de desmovilización, al mismo efectivo que las ocho divi-
siones antes citadas.
rá a los hombres que han combatido por su patria y ac- "Las demás tropas rumanas que no existían en tiempo de paz si-rán
tualmente se estudian las leyes para conseguirlo. disueltas.
«Quinto. Los detalles sobre la concesión de pensiones «Todas las armas y municiones que se hallen disponibles serán guar-
serán publicados por las autoridades civiles. Los trabajos dadas has'.a la conclusión de la paz general, bajo el mando e inspección
superior de la Cuádruple, en los territorios rumanos ocupados.
de reclutamiento se encomendarán a las autoridades ci- "Las municiones que se dejan disponibles al ejéi-cito de Moldavia son
viles y se tomarán las medidas necesarias para que el v(i- limitadas a 250 cartuchos por fusil, 2,500 cartuchos por ametralladora y
clutamiento sea equitativo.» 150 balas de cañón.
"Las divisiones movilizadas en Besarabia recibirán las municiones re-
glamentarias para el estado de giierra.
DOCUMENTOS HISTÓRICOS "Las tropas rumanas desmovilizadas quedarán en Moldavia hasta la
evacuación de los territorios rumanos.
."Las fuerzas marítimas fluviales continuarán armadas hasta que la
situación de Besarabia se aclare.
TRATADO DE PAZ ENTRE ALEMANIA "Las fuerzas navales necesarias p a r a la policía del río y las fuerzas
navales del mar Negro, de las cuales dispone la Comisión tecnológica del
Y RUMANIA mar Negro, quedarán igualmente armadas.
"El artículo tercero t r a t a de las cesiones de la Dobrudja, que le fué
He aquí un extracto de ese tratado, que Rumania se ha cedida a Eumania con motivo del tratado de paz de Bucarest en 1913, con
visto obligada a firmar : rectificación de las fronteras en favor de Bulgaria. La comisión de dele-
gados de las potencias aliadas, después de la firma del tratado de paz,
«La Ciiádriiple de «na parte y lliimania de otra parte, declaran que fijará la frontera del Danubio entre los territorios cedidos a Bulgaria
el estado de guerra entre ellas ha terminado. Las partes contratantes de- y Eumania.
claran qne están decididas en lo sucesivo a vivir en paz y amistad. Las "Eumania cede a las potencias aliadas la parte de la Dobrudja, situa-
relaciones diplomáticas y consulares entre las partes contratantes serán da al norte de la nueva línea fronteriza descrita en el párrafo anterior,
restablecidas tan luego se haya llevado a cabo la ratificación del tratado hasta el Danubio, más precisamente, entre el vértice formado por el del-
de paz, reservándose también p a r a entonces otros arreglos relacionados t a y el mar Negro y el brazo de Sah Jorge.
con la aceptación recíproca de cónsules. "El río Thalweg delimitará la frontera que será tenida en cuenta por
»E1 segundo capitulo hace referencia a la desmovilización de Eumania, las potencias interesadas, como se indica en la primera condición.
que empezará inmediatamente después de firmada la paz, según las clau- "Eumania tendrá una salida comercial asegurada al mar Negro por
sulaos siguientes : Chernavcda y Constanza.
«Las instituciones militares generales serán mantenidas, según el úl- "En el arlículo 12, Eumania declara que está conforme en que su
timo presupuesto establecido antes de la guerra. Las diez primeras divi- frontera sufra una rectificación en favor de Austria-Hungría. Un mapa
siones rumanas y dos divisiones empleadas en Besarabia quedan en i'ie anexo lleva señalada en rojo la nueva frontera. Este mapa constituye la
de guerra, así como los batallones de cazadores que provengan de las di- parte esencial del tratado de paz.
visiones de cazadores disueltas, hasta que la continuación de las opera- "Dos comisiones mixtas compuestas por un número igual de delegados
ciones militares de las potencias aliadas en Ukrania no ofrezca ningún de las potencias participantes, marcarán sobre el terreno, inmediata-

Cuartel general de un cuerpo de ejército servio, establecido en una montaña inmediata a la línea de fuego
CFot. Central News)
1932 LA GUERRA ILUSTRADA

Tipos de prisioneros alemanes capturados por los canadienses en uno de los últimos combates
(Fot. Central News)

mente después de la ratificación del tratado de paz, la nueva línea fron- Continúan los combates entre los aliados y los alemn-
teriza. nes en el frente occidental.
"Las propiedades del Estado en la? regiones rumanas cedidas pasan
flin indemnización y sin servidumbre, pero salvaguardando, no obstante, 14 de Junio. — Desembarcan en Francia 62,000 solda-
los derechos privados en dichas regiones en poder de los Estados que las dos norteamericanos.
adquieren. Los alemanes ya no atacan en Francia.
"Ningi'in compromiso de ninguna clase incumbe a los Estados que que- 15 de Junio Empieza una gran ofensiva auslriaca
dan en posesión de los territorios cedidos por Rumania, por el hecho de
la dependencia anterior con respecto a Rumania. contra el frente italiano: en la rcqión montañosa de Asia-
(Continuará) (ja y en la llanura del Piave. Los ilalianos resisten con
bravura. El presidente del Consejo ha marchado al frente.
16 de Junio. — Los austriacos consiguen, después de
HECHOS CULMINANTES largos y sangrientos esfuerzos, pasar el curso del Piave
en dos puntos diferentes; pero de continuo les hostiga el
9 de Junio. — Pnisíiiiicn h)s alemanes su (lUitjne enlre enemigo.
Mniildidier y Noyon. Toman dos pueblos, que vuelven a En la región montafwsa los ingleses rechazan a los aus-
jierder. Kl a,vancc es corto y lento. triacos.
10 de Junio. — Conlinúa la ofensiva alemana entre No- 20 de J u n i o — L o s austríacos atacan de nuevo en Asia-
yon y Montdidier. Los [ranceses resisten y contraatacan. go y sufren una grave derrota, perdiendo 350 prisioneros.
El avance de la secunda ¡ornada es casi nulo. En el Piave prosigue encarnizada la batalla, no pudien-
11 de Junio. — Los norteamericanos atacan a los teu- do los austríacos ensanchar la zona de ataque por la resis-
tones junto a Chaleau-Thiérry y hacen 250 prisioneros. Se tencia inquebrantable de los italianos.
apoderan, asimism.o, de muchas ametralladoras y de bas- 23 de Junio. — Los aiistriacos achacan al mal tiempo
tante material de (juerra. la paralización de su ofensiva; pero los ilalianos aseguran
Los franceses loman una serie de posiciones rjue les que se debe a que las tropas'enemigas se balen de mala
arrebataran los alemanes y contienen el avance de éstos. gana.
Puede decirse que está terminada la ofensiva que empezó Llegan a Francia catorce mil soldados norteamericanos.
anteayer. 24 de Junio. — Los ilalianos reconquistan casi todo el
12 de Junio. — Lo.9 aliados toman a los búlijaros unas terreno perdido en los primeros días e infli(jen a los au.s-
posiciones al oeslc del laqo Ochrida y capturan 370- pri- Iriacos una gran derrota, cogiéndoles muchos miles de
sioneros. . prisioneros y abundante material de guerra.

i^-'-

En el próximo número publicaremos el retrato del g e n e r a l J a c q u o t ; el mapa de Italia, con l a s d i v e r s a s fases de la.
ofensiva austríaca y contraofensiva Italiana, e n colores, y retratos y grabados de actualidad e n n e g r o .
EL MEJOR U B R O DESTINADO A I N HIJO ES LA HISTORIA DE s u PATRIA m
ítí m
¿¡i !&3
isa íi¿?íi

HISTORIA-^ ESPAÑA
y de los Pueblos Hispano=Amerícaflos hasta su Independencia
por
Manuel Rodríguez Codolá
Profesor de la Escuela de Artes y Oficios y Bellas Artes de Barcelona, índividoo de la Academia Provincial de Bellas Artes y de la
it Geodas y Artes, correspondiente de la de San Femando y de la de Boeoas Letras de Sevilla
ses^uido cada período histórico de un juicio, por

Iliguel S. Oliver
C«rrespdiente de la Academia de la Historia










Hf AQUÍ DII2 RÜZOlilS POR QUI ESTil OBRIIKH OBlilllDO THII BRIlllllllf ÍKIIO {





• 1.* Por ser la historia de la patria. 6.' Por su novísima presentación. :




2." Porque la historia de la patria es el 7.° Porque a la vez que instruye, deleita, j

B
B
B
mejor libro de todos.
B
B
B
8
8." Por ser la más económica de las pu- •
B

B
B
3.* Por la autoridad de sus autores. blicadas. :
B

8
a
a-
a
4." Por estar ilustrada con más de 2,000 9.* Porque su publicación ha costado un :
a
B
a
a
grabados. millón de pesetas, y :

B
a

a

5.* Por contener todos los cuadros histó- 40." Porque el cuaderno sólo vale 70 cén- |



• ricos españoles. timos de peseta. :
:

Esta obra — qne coastitnlrá ona priinorosa oarradÓD, concisa y


atractiva, por la reconocida maestría de sas autores — estará ríca°
100 mente ¡lastrada con más de DOS MIL GRABADOS, labor de los 100
CUADERNOS grandes maestros del arte pictóríco español, en qne aparecerán CUADROS EN
LA representados todos los hechos de cada reinado (con la historia,
COLORES
de! traje, mnebles y arquitectura en sus diferentes épocas y estilos,
OBRA retratos, etc.), con perfección y colorido tales, que el lector, como en 2000
COMPLETA inmensa cinta cinematográfica, verá desfilar ante sus ojos toda la his' EN NEGRO
toria y civilización de nuestra patria por riguroso orden crcaolégico.

CONTIENE TODOS LOS CUADROS HISTÓRICOS EXISTENTES EN NUESTROS MUSEOS

3 ^ ^ S9 NO DEJE USTED DE CONSULTAR UN CUADERNO DE ESTA HISTORIA DE ESPAÑA


7 0 CÍNTINOS CUADERNO aPÍDASE EN TODOS LOS KIOSCOS Y LIBRERÍAS gSMSEGUl EDIIBARCELONA