Anda di halaman 1dari 1

ANÉCDOTA

En hora de vacaciones me fui a Junín, cuando yo me fue a saludar a mis tíos


y tías, cuando mis padres se fueron a la iglesia y me dieron permiso de jugar
afuera en silencio, me encontré amigos y jugamos juntos con mis
hermanitos en la noche, pero encontramos una casa abandonada adentro
hemos encontrado un árbol de navidad con ojos y boca y manos entonces
hemos destruido en pedazos lo sacamos afuera una señora apareció y se
rio de que no era una bestia es un árbol de navidad y nos reímos.