Anda di halaman 1dari 2

 Aparición de muertos.

Tras matar a Prudencio Aguilar en un duelo, su


fantasma le persigue a José Arcadio. Melquíades también vuelve de la muerte
en varias ocasiones (ve la sección sobre las pestes más abajo).
 Desaparición de Remedios, la bella.Mientras Remedios le ayuda a Fernanda
a doblar una sábana, Fernanda nota que está pálida y le pregunta si se siente
bien. Remedios le contesta que nunca se había sentido mejor y de repente
comienza a levitar con la sábana y se despide de Fernanda con la mano
mientras se eleva al cielo.

 La larga vida de Úrsula y los augurios de su muerte. Muere con más de 100
años: "La última vez que la habían ayudado a sacar la cuenta de su edad, por
los tiempos de la compañía bananera, le había calculado entre los ciento quince
y los ciento veintidós años". Antes de fallecer, aparece una fila de luminosos
discos anaranjados por el cielo, las rosas huelen a quenopodio y los garbanzos
se caen al suelo en forma de estrella de mar.
 Pestes de insomnio y amnesia. Nadie en el pueblo puede conciliar el sueño
por tanto tiempo que "se organizó la vida de tal modo que el trabajo recobró su
ritmo y nadie volvió a preocuparse por la inútil costumbre de dormir". Pero
luego llega la peste de amnesia y todos comienzan a olvidarse de las cosas, por
lo que José Arcadio pone pequeños letreros por toda la casa para recordar los
nombres de objetos básicos como mesa, silla, pared, cama, vaca, etc. El pueblo
no se cura hasta que Melquíades se resucita de la muerte ("había regresado
porque no pudo soportar la soledad") y trae una bebida que cura la peste.

 Pergaminos que levitan. Mientras Aureliano está en la cocina, cuatro niños


traviesos entran en su cuarto para destruir los pergaminos, pero una "fuerza
angélica" los levanta del suelo y los mantiene suspendidos en el aire hasta que
regresa Aureliano.
 Invasión de mariposas amarillas. Preceden las apariciones de Mauricio
Babilonia y hasta llegan a invadir la casa cuando Meme se cita con Mauricio a
escondidas de Úrsula.

 Lluvia de flores. Cuando muere José Arcadio Buendía caen del cielo
minúsculas flores amarillas. "Tantas flores cayeron del cielo, que las calles
amanecieron tapizadas de una colcha compacta, y tuvieron que despejarlas con
palas y rastrillos para que pudiera pasar el entierro".
 Lluvia (casi) incesante. Llueve por cuatro años, once meses y dos días.

La cruz: “ El miércoles de ceniza, antes de que volvieran a dispararse en el litoral, Amaranta


consiguió que se pusieran ropas dominicales y la acompañara a la iglesia. (à) el padre Antonio
Isabel les puso en la frente la cruz de ceniza. De regreso a casa, cuando el menor quiso limpiarse la
frente, descubrió que la mancha era indeleble, y que lo eran también la de sus hermanos. Probaron
con agua y jabón, con tierra y estropajo, y por último con piedra pómez y lejía, y no consiguieron
borrarse la cruz. En cambio, Amaranta y los demás que fueron a misa se la quitaron sin dificultad” .
Desapariciones: “ Amaranta sintió un temblor misterioso en los encajes de sus pollerines y trató
de agarrarse de la sábana para no caer, en el instante en que Remedios la bella, empezaba a
elevarse. (à) decía adiós con la mano...” .

El diluvio que duró más de cuatro años: “ Llovió cuatro años, once meses y dos días” .

Los años que vivió Úrsula: “ La última vez que le habían ayudado a sacar la cuenta de su edad, por
los tiempos de la compañía bananera, la había calculado entre ciento quince y los ciento veintidós
años” .

La lluvia de flores: “ Poco después cuando el carpintero tomaba las medidas para el ataúd, vieron a
través de la ventana que estaba cayendo una llovizna de minúsculas flores amarillas” .

El nacimiento del último miembro de la familia con cola de cerdo: “ Sólo cuando lo voltearon boca
abajo se dieron cuenta de que tenía algo más que el resto de los hombres, y se inclinaron para
examinarlo. Era una cola de cerdo” .

Cuando al último integrante de la familia Buendía lo comen las hormigas: “ Y entonces vio al niño.
Era un pellejo hinchado y reseco, que todas las hormigas del mundo iban arrastrando
trabajosamente hacia sus madrigueras por el sendero de piedras del jardín” .

Enfermedades imaginarias, como la peste del insomnio con la cual los que se enferman dejan de
dormir y olvidan el nombre de las cosas, personas y de su propia identidad.

Cuando José Arcadio Buendía enloquece por el recuerdo de todos los que habían muertos, y sus
familiares lo dejaron atado a un castaño.

Minat Terkait