Anda di halaman 1dari 5

Caso Atala Riffo y niñas vs Estado chileno.

Descripción del caso:


El caso se refiere a la responsabilidad internacional del Estado por
- el trato discriminatorio y,
- la interferencia arbitraria en la vida privada y familiar de Karen Atala Riffo
Debido a su orientación sexual, en el proceso judicial que resultó en el retiro del
cuidado y custodia de sus hijas M., V. y R1.
Los hechos del caso inician en el año 2002 cuando Karen Atala Riffo decidió
finalizar su matrimonio con Ricardo Jaime López Allendes, con quien tenía tres
hijas: M., V. y R. Como parte de la separación de hecho, establecieron por mutuo
acuerdo que Karen Atala Riffo mantendría la tuición y cuidado de las tres niñas en la
ciudad de Villarrica. En noviembre de 2002 la señora Emma de Ramón, compañera
sentimental de la señora Atala, comenzó a convivir en la misma casa con ella y sus
tres hijas.
En enero de 2003 el padre de las tres niñas interpuso una demanda de tuición o
custodia ante el Juzgado de Menores de Villarrica. En octubre de 2003 el el Juzgado
de Menores de Villarrica rechazó la demanda de tuición. En marzo de 2004 la Corte
de Apelaciones de Temuco confirmó la Sentencia. En mayo de 2004 la Cuarta Sala
de la Corte Suprema de Justicia de Chile acogió el recurso de queja presentado por
Ricardo Jaime López Allendes y le concedió la tuición definitiva.
El 17 de septiembre de 2010 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
presentó una demanda contra el Estado de Chile, la petición inicial fue presentada
ante la Comisión Interamericana el 24 de noviembre de 2004 por Karen Atala Riffo
representada por abogados de la Asociación Libertades Públicas, la Clínica de
Acciones de Interés Público de la Universidad Diego Portales y la Fundación Ideas.
El 23 de julio de 2008 la Comisión aprobó el Informe de Admisibilidad, el 17 de
septiembre de 2010 la Comisión consideró que el Estado no había dado
cumplimiento a las recomendaciones del Informe, por lo que decidió someter el
presente caso a la jurisdicción de la COIDH.

1
Se omiten los nombres por ser menores de edad.
De acuerdo a la Comisión, el caso se relaciona con la responsabilidad internacional
del Estado por el trato discriminatorio y la interferencia arbitraria en la vida privada y
familiar que habría sufrido Karen debido a su orientación sexual en el proceso
judicial que resultó en el retiro del cuidado y custodia de sus hijas.
El caso también se relaciona con la inobservancia del interés superior de las niñas
cuya custodia y cuidado fueron determinados en incumplimiento de sus derechos y
sobre prejuicios discriminatorios.
fuente:
- CIDH. (2008). Technical Data: Atala Riffo y niñas vs Chile. 06/06/17, de
Comisión Interamericana de Derechos Humanos Sitio web:
http://www.corteidh.or.cr/cf/Jurisprudencia2/ficha_tecnica.cfm?nId_Ficha=196
&lang=e.
- COIDH. (2012). Sentencia 24 de febrero del 2012, caso Atala Riffo vs Chile.
06/06/17, de Corte Interamericana de Derechos Humanos Sitio web:
http://corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_239_esp.pdf

análisis crítico con perspectiva de género:

En el desarrollo del presente texto surgieron dos posturas, una contraria a la


sentencia interamericana y una a favor del citado fallo, ambas serán expuestas y se
realizará un análisis a manera de conclusión en el que se determine cuál es acorde
a los criterios necesarios para ser considerado con “perspectiva de género”.
A favor de la sentencia de la COIDH.
El caso Atala evidencia la discriminación interseccional relativa al sexo-género en
relación con la orientación sexual, que continúan ejerciendo, de forma casi
sistemática los organismos encargados de proteger y garantizar derechos, sobre
todo en el contexto latinoamericano, puesto que, como se evidencia en la sentencia
de la COIDH, el caso karen atala y niñas fue guiado tomando un criterio sin
importancia directa como lo es la orientación sexual del apoderado o apoderada
como decisivo en el interés superior del menor, vulnerando de esta manera su
derecho a la igualdad, resultando necesario tomar en cuenta su interdependencia
con otros derechos como lo son el ejercicio de los derechos sexuales y
reproductivos y el libre desarrollo a la personalidad.
Aunado a lo anterior la perspectiva de género de la corte suprema así como de la
corte de apelaciones es deficiente, por no decir nula, como se evidencia en el
siguiente extracto de sentencia:
“En la especie se crea una situación que afecta el bienestar de las niñas, las que
podrían sufrir discriminación y confusión en los roles sexuales, por lo que se
concluye que se ha antepuesto el interés de la madre al de las hijas”.
Como se puede concluir a través de un análisis transversal, las instituciones de
impartición de justicia chilena deciden acerca del interés superior de la niñez con
base en la construcción de mujer madresposa2 y no como individua sujeta de
derechos dado que se da por hecho que karen Atala está tomando una postura
egoísta, o contraria a la construcción de instinto materno, al decidir convivir con su
pareja emocional antes que pensar en el correcto desarrollo psicosocial de sus
hijas, esto con base en estereotipos, binarismos de género y construcciones
ideológicas patriarcales.
A favor de las sentencias de tribunales nacionales.
Desde otro punto de vista, como bien señala la Corte Suprema de Chile, Karen
Atala efectivamente ha interpuesto su interés de desarrollarse como persona por
sobre el interés de las hijas. Lo que se da en este caso no es una privación a su
derecho de género, pues no se le prohíbe hacer con su vida lo que estime, sino que
estamos ante un caso en el que frente a ello existen otros seres humanos que
también tienen derecho a desarrollarse; el padre, su derecho a tener la tuición de
sus hijas, quien está perfectamente apto para estar a cargo de ellas, a pesar de que
los papeles de género no están acostumbrados a que la figura paterna sea quien
asume este rol ; y el de las niñas que tienen derecho a desarrollarse de una manera
naturalmente biológica, quienes pueden verse afectadas en múltiples aspectos,
como puede ser que la formación de su género se vea altamente afectado por
criarse en un hogar con padres homosexuales, además de los acosos de los que
pueden llegar a ser víctimas, entre otros.

2
término acuñado por la feminista mexicana marcela lagarde
Por lo tanto, no hay un problema de igualdad de género, pues Karen Atala debería
tener la mira más allá de su interés y velar por el bien de las personas involucradas,
pues es a sus hijas a quien se pretende proteger principalmente, bajo el precepto de
que mis derechos terminan cuando empieza el de los demás.
El elemento esencial no es lo que Karen Atala haga con su vida privada, sino
que es darse cuenta de lo fundamental que resulta este aspecto en la crianza, pues
los niños son producto del complemento de un hombre y una mujer, así, los roles de
padre y madre no son creados, son de la naturaleza y no hay que privar a los
menores de este derecho. El amor entre mujeres como relación social es
perfectamente válido, pero no apto para estar al cuidado de los hijos.
Más aún, guiandonos por el principio de igualdad, que supone tratar de
diversa manera a lo que es diferente y por lo tanto asignarles diversos derechos y
obligaciones, no podemos pretender reemplazar la figura del padre de las niñas por
la pareja mujer homosexual de Atala.
conclusión
Atendiendo a esta convergencia de posturas respecto al caso atala y las sentencias
relativas, resulta necesario analizar con perspectiva de género atendiendo a
conceptos tales como:
● Identidad de género, que alude a la percepción subjetiva que un individuo
tiene sobre sí mismo en cuanto a su propio género, que puede o no coincidir
con el sexo (idea biológica) de una persona.
● papeles de género, en cuanto a los roles que la sociedad construye y asigna
para cada género. Implica una “conducta socialmente aceptada de acuerdo al
género”. En este sentido, la cuarta Sala del maximo tribual chileno, en el caso
Atala, contempla que una madre contará con la tuición de un hijo, si es una
mujer cisgénero, cuyo sexo coincide con su género y su actuar es
heterosexual.
● Orientación sexual: Relativo al patrón de atracción sexual, erótica, emocional
o amorosa de una persona a determinado grupo con cualidades sexuales y
de género determinadas; El conflicto principal materia de juicio en el Caso
Karen Atala, surge a raíz de su orientación homosexual. Y cómo los
tribunales consideran este aspecto de su personalidad, como trascendente
para contar o no con la tuición de sus descendientes.
● interseccionalidad: Cuestión abocada a la interacción de las distintas
identidades sociales y sus respectivos sistemas de opresión, dominación o
discriminación. En este caso, se interseccionan la sociedad dominante
(sistema Heteronormado patriarcal) contra la minoría homosexual Chilena,
que ejerce roles de padres y madres.

De esta forma se resume que el fallo de la corte Interamericana cuenta con una
mayor solidez que las sentencias de tribunales nacionales, dado que estos últimos
no involucran las cuestiones necesarias para hacer un análisis con perspectiva,
cosa que, al contrario si hace la corte interamericana. Esta cuestión finalmente, nos
lleva a reflexionar sobre ¿Cómo nuestra justicia aborda en último término, los
derechos de igualdad? Y además, la expectativa que genera el fallo Internacional,
para actualizar la ideología nacional, de una patriarcal heteronormada que data de
los orígenes conservadores de este país, a una ideología de género que trascienda
la legislación Chilena, y los criterios jurisprudenciales de nuestro Poder Judicial.

Enlace prezi:
http://prezi.com/dbmxocqf8ry9/?utm_campaign=share&utm_medium=copy