Anda di halaman 1dari 5

Bases teóricas del lenguaje y la comunicación ILLI 041 2018

Apunte 7. Nuevas teorías en los fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

I. Cuestionario
1. Qué rasgo general caracteriza a las corrientes lingüísticas surgidas a fines del
siglo XIX.
2. Qué descubrió Wenker al aplicar sus encuestas en relación con los cambios
fonéticos.
3. Qué importancia tuvo el Atlas lingüístico de Francia para los atlas posteriores.
4. Qué aspectos se analizan en la obra de Dauzat
5. De qué manera se puede explicar la evolución del rumano y del portugués.
6. Qué ideas tuvo Meillet en relación con el método histórico, el enfoque diacrónico
y la búsqueda de la protolegua.
7. Por qué es famoso Vendryès.
8. Qué escuela fundó Schuhardt.
9. Qué plantea el idealismo cuyo máximo representante es Vossler entre el
individuo y la lengua.
10. Quién fue en España el representante del idealismo.
11. Qué idea tuvo la neolingüística sobre el concepto de “comunidad lingüística”.
12. Mencione algunos términos que aportó a la geografía lingüística la
neolingüística.
13. Qué escuela funda Courtenay y en qué ámbito hizo su máximo aporte.
14. Qué destaca a Fortunatov.
15. Qué hecho revela la profundidad de la investigación de Whitney.

II. Reflexione
1. En qué sentido se comprueba que las teorías surgidas a fines del siglo XIX:
a) Se preocuparon por diferentes aspectos del lenguaje.
b) Usaron diferentes métodos de investigación.
c) Tenían diferentes concepciones filosóficas.

Cite ejemplos.

1
Bases teóricas del lenguaje y la comunicación ILLI 041 2018

Apunte
Origen y rasgos característicos de las nuevas teorías. A fines del siglo XIX
aparecieron en varios lugares de Europa nuevas corrientes lingüísticas. Se
caracterizaban por ser heterogéneas tanto por el objeto de estudio como por los
métodos de trabajo y su orientación filosófica.

Geografía lingüística y dialectología. En 1876 un filólogo alemán, Georg Wenker


solicitó a varios maestros de escuela de la localidad de Renania que aplicaran una
encuesta simple de unas 40 oraciones para ser traducidas a la variedad local. Su
objetivo era corroborar la teoría neográmatica de la regularidad de los cambios
fonéticos. Los resultaron echaron por tierra esa hipótesis. Su trabajo destacó por
estudiar los dialectos locales, por registrar sus datos en mapas sinópticos y describir
algunos fundamentos de dialectología.
Jules Gilliéron (1854-1926) publicó en los años 1903-10, su “Atlas lingüístico de
Francia” (ALF) modelo para todos los sucesivos modernos atlas lingüísticos. Se ocupó
de no solo de los cambios fonéticos, sino también del vocabulario. Examinó la forma
local de los vocablos franceses seleccionados, así como las variantes de 100 oraciones
simples escogidas, que ofrecían la posibilidad de sacar conclusiones también para la
morfología y la sintaxis de los dialectos escogidos. Su colaborador Edmond Edmont
trascribió fonéticamente la información de todas las localidades (639).
Atlas lingüístico alemán resultado de las encuestas de Wenker.
 Karl Jaberg y Jacob Jud “Atlas de lenguas y cosas de Italia y Suiza meridional”
(1925-40). Incluyen el campo y la ciudad.
 Atlas lingüístico rumano
 Linguist Atlas of the United States and Canada (1939-43), publicado por Kurath
y Bloomfield.
 Atlas lingüístico de Andalucía de Manuel Alvar y la Dialectología española de
Alonso Zamora Vicente.

Aunque los dialectólogos como Wenker y Gilliéron tuvieran razón en rechazar que los
cambios fonéticos se producen de manera general, no se daban cuenta de que los
cambios respondían a una cierta regularidad; por ejemplo, del hecho de que los
cambios se propagaran con mayor facilidad donde existían medios de comunicación
(ríos, puentes, etc.) y, a la inversa, con menor facilidad donde existían montañas u
otros factores geográficos que impidieran el contacto.

2
Bases teóricas del lenguaje y la comunicación ILLI 041 2018

Albert Dauzat (1877-1955), dialectólogo francés, publicó en 1922 su obra Geografía


lingüística donde analiza la influencia de la lengua estándar de los centros políticos y
culturales.

La geografía lingüística permitió aclarar muchas dudas sobre la evolución de las


lenguas; por ejemplo, comprender mejor, la evolución del rumano y del portugués en
la periferia del Imperio Romano.

La escuela psicológica y sociológica francesa. A finales del siglo XIX, en Francia


creció mucho el interés por las condiciones fisiológicas y psicológicas de la evolución
lingüística.

Maurice Grammont en 1985 publica “La disimilación de las consonantes en las lenguas
indoeuropeas y en las lenguas románicas”, donde adjudica los cambios a factores
fisiológicos y psicológicos.

Antoine Meillet (1866-1936), el representante principal de esta escuela, restó


preponderancia en sí al método histórico, al explicitar su valor como medio y no como
objetivo, llamó a abandonar la idea de buscar la protolengua y, en lugar de esto,
centrase en los estudios sincrónicos. Analizó la influencia de los factores sociológicos
en los cambios. En su concepción, la lengua era un conjunto de diversos estilos que,
por su parte, eran un producto de varios ambientes sociales. Los vocablos al pasar de
una capa social a otra cambian de sentido. En esta situación se dan dos principios: la
generalización y la especialización.

 Michel Bréal (1832-1915) propuso el término semántica.


 La escuela francesa se ocupó de la estilística en su vertiente social.
 F. Brunot y Delacroix se ocuparon de los temas lingüísticos y la relación que
hay entre la lengua y el pensamiento.

Vendryès (1875-1960), en su libro “El lenguaje” (1921) explicó de una manera


sistemática los principios y las ideas fundamentales de toda la escuela francesa. Según
su concepción, la lengua es ante todo un fenómeno social. Los cambios pueden ser
individuales, pero se generalizan solo cuando están en concordancia con las tendencias
de la lengua, las cuales están condicionadas, por su parte, por las necesidades de la

3
Bases teóricas del lenguaje y la comunicación ILLI 041 2018

comunidad lingüística. Entre sus ideas, destaca su teoría sobre el carácter afectivo del
discurso. De acuerdo con esto, nadie formula la misma idea dos veces de una manera
completamente idéntica.

Hugo Schuchardt y la escuela de “palabras y cosas”. Fue creador de la revista


Wörten und Sachen (Palabras y cosas). Consideraba la lengua como una creación del
individuo; la lengua, a su parecer, reflejaba la vida y el carácter del individuo, su
cultura, su humor, etc. Estos factores formaban el estilo individual, que era imitado por
otros miembros de la comunidad, generalizándose de esa manera.
Algunas de sus ideas repercutieron en otras escuelas y corrientes. Por ejemplo, su idea
de la lengua como creación del individuo que quedó retomada en Croce y por los
idealistas.
Rechazó la idea de las lenguas puras.

El idealismo estético de Vossler. Karl Vossler (1872-1949) retomó algunas ideas de


von Humboldt, de Schuhardt y de Benedetto Croce. Sus principales ideas son: las
cosas por sí solas carecen de cualquier significado; es solo el hombre y su imaginación
que se lo atribuyen. La lengua es el instrumento de su intelecto o espíritu; es un
fenómeno material a través del cual el hombre está materializando sus ideas y
emociones. Existe la relación de dependencia entre el mundo psicológico del hombre
(la causa) y la lengua que lo produce (la consecuencia). La lengua refleja la esencia del
individuo; el estilo es la expresión individual de su ideal estético. En todo lo que diga el
hombre está contenido algo de su propia persona; por estar siempre en otro estado
emocional, el hombre nunca repite lo mismo dos veces de una manera idéntica.

Sus ideas tuvieron mucha repercusión en España. Su representante allí fue Ramón
Menéndez Pidal (1870-1969).

Neolingüística. A mediados de los años 20 (del siglo XX) se formó en Italia una
nueva escuela lingüística que, en parte, continuó con las ideas de Humboldt,
Schuhardt, Croce y a las que unió las de Gilliéron. Sus ideas constituyen una forma
afinada de idealismo y fuerte carácter espacial o areal (por de geografía lingüística).
Su idealismo sobreestima al individuo y casi anula el carácter de comunidad lingüística
y la función comunicativa de la lengua.

4
Bases teóricas del lenguaje y la comunicación ILLI 041 2018

Para ellos, el hombre crea la lengua, en el sentido físico y espiritual, a través de su


voluntad, imaginación, pensamiento y emociones. La llamada “comunidad lingüística”
es pura ficción; lo que en realidad existe es solo un individuo hablante. […]

En el ámbito de la geografía lingüística aportaron términos que la lingüística moderna


tomó y que se conservan hasta nuestros días, tales como: isoglosa (la curva que
delimita el área de uso de cierto fenómeno lingüístico); innovación (un fenómeno
lingüístico nuevamente formado); substrato (el conjunto de fenómenos aceptados por
la lengua en nuevo territorio de las lenguas que anteriormente se hablaban allí);
centro y periferia de la zona lingüística, etc.

La escuela lingüística de Kazan. Surge en la Rusia zarista a finales del siglo XIX. En
los años 70 del siglo XIX el joven profesor polaco, Jan Baudouin de Courtenay funda la
escuela de Kazan. Se destaca por anticipar la idea de fonema (y hasta del término
mismo), la distinción entre fonética y fonología (para él fisiofonética y psicofonética,
respectivamente). En Petersburgo sus ideas encontraron a Lev Shtierba como principal
representante, ante todo fue conocido por su interés en la cuestiones de fonología y
léxico. Distingue, el carácter individual y social de la lengua. Y, también la posibilidad
de estudiar la evolución y el estado actual.

Filip F. Fortunatov y la escuela de Moscú. Surge en el mismo tiempo que la


escuela de Kazan y comparte con ella la doble posibilidad de estudiar la lengua en su
evolución y en un momento dado. Destaca por su teoría de la Forma que serviría de
base para el estructuralismo.

Un “americano solitario”: W. D. Whitney. Tanto los representantes de la escuela


de Kazan como los representantes de Moscú ejercieron una gran influencia en la ideas
del fundador de la lingüística moderna, Ferdinand de Saussure. Hay otro más,
Whitney, lingüista norteamericano, (1827-1994), a quien el mismo Saussure le
atribuye la idea del signo lingüístico. También destaca por ser el precursor de la
lingüística cuantitativa moderna, al interesarse por la frecuencia de los sonidos
ingleses.