Anda di halaman 1dari 5

Las fuentes del derecho musulmán.

pueden dividirse en dos grandes apartados: las fuentes originales (el Corán y la Sunna) y las
fuentes derivadas de un carácter racional (el Ijmá y el Qiyás)

El fundamento del derecho musulmán, como el de toda la civilización musulmana, es el libro


sagrado del Islam: el Corán. El Corán está constituido por el conjunto de revelaciones de Alá
al último de sus profetas enviados, Mahoma (570?-632).

El Corán es incuestionablemente la fuente primaria del derecho musulmán. Es evidente sin


embargo que las disposiciones que contiene el Corán son insuficientes para resolver las
relaciones que mantienen las comunidades musulmanas e incluso el de algunas
instituciones fundamentales del Islam no reciben una sola mención.

El contenido jurídico del Corán se encuentra en un cierto número de vesículos relativos al


“derecho civil” (setenta versículos), los cuales están divididos de la siguiente manera:
Versículos de carácter penal (30 versículos).
Versículos que reglamentan el procedimiento judicial (13 versículos).
Versículos constitucionales (10 versículos).
Versículos relativos a la economía y a las finanzas (10 versículos).
Versículos relativos al derecho internacional (25 versículos).

Las cuatro fuentes del Derecho Islámico (usul)

En los países musulmanes, el Derecho Islámico se basa en cuatro fuentes: dos


primarias (el Corán y los hadices) y dos secundarias (el ichmá y la quiyás). El experto italo-
egipcio Samir Khalil Samir ha definido los hadices de una forma muy gráfica: el Corán es la
lengua de Dios, mientras que los hadices son la lengua de Mahoma [KHALIL SAMIR, S. Cien
preguntas sobre el Islam. Madrid: Encuentro, 2003, p. 31]. Se trata de un derecho
consuetudinario que reúne lo dicho y hecho por el profeta, sus compañeros y los primeros
califas y que, unido a la Sira (biografía de Mahoma), dio lugar a la Sunna, tradición que ya
estudió el imán al-Chafii en el siglo IX y que, en los cuatro siglos posteriores, se compiló en
seis grandes recopilaciones de hadices, como la del imán Sahih al-Bujari, del siglo IX.

Su temática es muy variada, desde asuntos espirituales (como ritos o dogmas) hasta
cuestiones relacionadas con cualquier cuestión relacionada con el día a día [qué alimentos
son halal y están permitidos, cómo se realiza una transferencia de fondos (hawala) basada
en la confianza o cómo se cuantifica la dote de un matrimonio, etc.). La fiabilidad de un
hadiz depende de su cadena de transmisión a lo largo de los años; de ahí que se hable de
hadices ciertos, aceptables, endebles, falsos y apócrifos en función de si se ha podido
autentificar su “engranaje” hasta llegar al profeta o su círculo de primeros fieles.

Se recurre al ichmá [ijmá] como fuente secundaria cuando no se encuentran referencias en


el Corán o en los hadices para dilucidar si una determinada acción es lícita o no.

La tercera fuente del Derecho Islámico acude a la opinión de los eruditos(muchtahidines)


para determinar la correcta interpretación de las otras dos fuentes anteriores.
Trasladándolo a un concepto occidental, podríamos decir que estos especialistas sientan
jurisprudencia sobre cómo se debe aplicar la charía, utilizando un sistema interpretativo
(el ichtihad), con el que se logra el consenso (ichmá) de esos sabios legales; un acuerdo
consensuado que puede ser tácito o explícito.

Por último, la quiyás es un razonamiento analógico que se emplea si el Corán, los hadices o
el ichmá no han hallado una solución; por ejemplo, cuando se planteó si se prohibía el
consumo de drogas, ninguna de las tres primeras fuentes encontró una respuesta; en
cambio, se recurrió a la analogía y se llegó a un supuesto similar: el alcohol. Como el Islam
prohíbe ingerir vino o cualquier bebida alcohólica, se estimó que los estupefacientes
tendrían los mismos efectos y por eso se consideraron un acto haram (prohibido). La
analogía es una técnica habitual del Islam más tradicional.

Características del Corán

Es un libro tal que incluye crónicas del pasado (de las naciones que os precedieron), la fitna
(los hechos de sedición y los conflictos internos, la anarquía y la subversión) que os
perseguirán hasta el Día del Juicio, y los juicios acerca de las situaciones que tienen lugar
entre vosotros. Es la única medida que divide lo verdadero y lo falso. Todo su contenido es
juicioso.

Es la fuente de vida de las almas, la base de la moralidad y la esencia de las oraciones

Literariamente es un libro pesado y poco claro, con algunas páginas hermosas. Su recitación
salmodiada en árabe es agradable por la sonoridad del texto.

El Corán contiene abundantes dependencias de judíos y cristianos. Tengamos en cuenta que


una de las mujeres de Mahoma era judía y otra estaba bautizada.

Para muchos musulmanes, el Corán es un libro descendido de lo alto y no es aceptable


apartarse de su letra, ni siquiera en los aspectos claramente propios de una región y una
época. Esto conduce a un inmovilismo bastante trágico para el islam.
Fuentes del Derecho Musulmán.

El Corán resulto ser insuficiente como norma de conducta y se recurrió a otras fuentes
después de la muerte de Mahoma (632).

Las fuentes del Derecho musulmán son cuatro:


1.- El Corán, libro sagrado del Islam;
2.-La Sunna, o tradición relativa al enviado de Dios.
3.-El Idjma, o consentimiento universal de la comunidad musulmana; y
4.-El Quiyás, o razonamiento por analogía.
Descripción de cada uno de las fuentes del derecho Musulmán.

El Corán

El fundamento del Derecho Musulmán, al igual que toda la civilización musulmana, es el


libro sagrado del Islam, el Corán (Qoran), constituido por el conjunto de revelaciones de
Allá al último de sus profetas y enviados, Mahoma.

El Corán constituye la primera fuente del Derecho Musulmán, pero no es en sí mismo un


libro de figh, ni tampoco Un código de Derecho musulmán. Las disposiciones de naturaleza
jurídica que contiene son insuficientes para constituir un código, y algunas de las
instituciones fundamentales del Islam no aparecen ni siquiera mencionadas en él.

Por otro lado, el juez musulmán no está obligado a interpretar el Corán; los doctores han
llevado a cabo una interpretación autentica del mismo, y el juez debe referirse a las obras
de estos doctores.

La Sunna

Esta representa el modo de ser y de conducirse del Profeta, cuyo recuerdo debe servir de
guía a los creyentes. Está constituida por el conjunto de los h'adith, es decir, las tradiciones
relativas a los actos y palabras de Mahoma, según han sido transmitidos por una cadena
ininterrumpida de intermediarios.

Se destacan dos grandes doctores en la investigación y verificación del h'adith, que fueron
El-Bokhari y Moslem, de cuyo trabajo se han podido establecer la solidez de la base de la fe
musulmana.

El Idjma

Es la tercera fuente del Derecho Musulmán y está constituido por el acuerdo unánime de
los doctores. Ni el Corán ni la Sunna, pese a la extensión adquirida por esta podían ofrecer
respuesta a todos los problemas. Para poner remedio a su insuficiencia en el caso en que
no se encontrase resuelta una cuestión, y para explicar ciertas aparentes derogaciones a la
doctrina, se ha desarrollado el dogma de la infactibilidad de la comunidad musulmana
cuando la opinión de esta es unánime.

“Mi comunidad nunca será unánime en el error”; “Aquel que sigue un camino distinto al de
los creyentes está condenado al infierno”. El Idjma fundado en estas dos máximas, ha
permitido conferir autoridad a soluciones que no podían derivarse directamente del Corán
ni de la Sunna.

Considerando el Idjma como fuente del Derecho Musulmán, es importante tener en cuenta
las siguientes observaciones:

· Para que el Idjma admita una norma jurídica, no es necesario que la multitud de
creyentes le preste su adhesión o que responda al sentimiento unánime de todos los
miembros de la comunidad.

· El idjma no tiene nada que ver con la costumbre de nuestro derecho. La unanimidad
requerida es la de las personas competentes, la de aquellos cuya misión consiste en
elaborar y revelar el Derecho: Los jurisconsultos del Islam ( fouqha). “ Los sabios son los
herederos de los profetas”; el acuerdo de Doctores y jurisconsultos, mezclando tradición,
costumbre y práctica admitida mediante su acuerdo unánime una fuerza autentica de
verdad jurídica.

Quiyas: razonamiento por Analogía, ya que los doctores en derecho no pudieron prever
todas hipótesis que se presentan en la vida diaria ,debido a su derecho cerrado, fue
necesario establecer un procedimiento capaz de regular el futuro, por lo tanto se admitió
la licitud del razonamiento por analogía el cual solo puede considerarse como de
interpretación y de aplicación del Derecho sin que se pueda, mediante la utilización de dicho
procedimiento, crear normas fundamentales con valor absoluto.

1.- El coran
 No es un código de Derecho.
 Las disposiciones de naturaleza jurídica que contiene son insuficientes.
 Los doctores han hecho interpretaciones autenticas del mismo y el juez aplica esas
interpretaciones.
2.- El sunna
 Significa modelo o ejemplo
 Representa el modo de ser y de conducirse del profeta (servir de guía)
 Constituido por H`ADITH .- Parábolas relativas a los actos y palabras de Mahoma,
(transmitidas por intermediarios), así como practicas y costumbres que no objeto.
3.- El idjma
 Constituido por el acuerdo unánime de los doctores.
 Es el dogma de la infalibilidad de la comunidad musulmana cuando la opinión de
esta es unánime.
 No es histórica como las dos anteriores, las cuales el juez no esta obligado a
consultarlas, ya que una interpretación infalible y definitiva la da el IDJMA.
 Hoy solo consultan libros del FIGK aprobados por el idjma.
 Única base dogmática del Derecho.
4.- El quiyas
 Razonamiento por analogía
 El derecho musulmán es un derecho cerrado (que hay respuesta para todas las
cuestiones que puedan plantearse)
 Entonces, ha sido necesario un procedimiento capaz de regular en el futuro las
hipótesis para las que no ofrece solución el FIGK.
 Ha sido elevado al rango de fuente del derecho pese a que es un simple
procedimiento analógico.
 Es de interpretación y aplicación al derecho, sin que se pueda crear normas
fundamentales con valor absoluto.