Anda di halaman 1dari 4

Anemia

La anemia es una afección por la cual la cifra de hemoglobina está disminuida en los
glóbulos rojos. Estos glóbulos son los que se encargan de suministrar el oxígeno a los
tejidos. Esta hemoglobina es la proteína rica en hierro que le da a la sangre el color rojo
y al mismo tiempo permite a los glóbulos rojos transportar el oxígeno de los pulmones
al resto del cuerpo.

Causas
Existen tres causas principales de la anemia:
Pérdida de sangre (hemorragia).
Falta de producción de glóbulos rojos.
El cuerpo destruye glóbulos rojos

Síntomas
Los signos y síntomas de la anemia varían según la causa de la afección. Algunos
de ellos son:
 Fatiga
 Debilidad
 Piel pálida o amarillenta
 Latidos del corazón irregulares
 Dificultad para respirar
 Mareos o aturdimiento
 Dolor en el pecho
 Manos y pies fríos
 Dolor de cabeza

Tipo de anemia
Hay muchas formas de anemia, cada una con causas diferentes. La anemia puede ser
temporal o prolongada, y puede variar entre leve y grave.

1. Anemia ferropénica
Es uno de los tipos más comunes de anemia, que es causado por el bajo consumo de
alimentos con hierro como carnes rojas, huevos o espinacas. Mientras tanto, este tipo de
anemia también puede surgir después de una hemorragia o en aquellas mujeres que
sufran de menstruación abundante, debido a la pérdida de hierro a través de la sangre.

Cómo tratar: generalmente se trata con una alimentación rica en alimentos con hierro y
suplementación de hierro. En los casos más graves es necesario realizar una transfusión
sanguínea.

2. Anemia megaloblástica
Es un tipo de anemia que se caracteriza por el tamaño anormal de los glóbulos rojos y la
disminución de los glóbulos blancos y las plaquetas, provocado por la baja ingesta de
vitamina B12, más común en los vegetarianos. Además de los síntomas clásicos, puede
aparecer dolor en la barriga, caída del cabello, cansancio y heridas en la boca, por
ejemplo.

Cómo tratar: aumentar la ingesta de alimentos con vitamina B12 como ostras, salmón
y filete de hígado o el uso de suplementos de vitamina B12, comprados en la farmacia.

3. Anemia perniciosa
Este es un tipo de anemia megaloblástica que ocurre cuando la persona ingiere vitamina
B12 pero el cuerpo no puede absorberla, pudiendo causar graves daños neurológicos, si
no se realiza el tratamiento adecuado.

Cómo tratar: debido a la dificultad de absorber la vitamina B12, el tratamiento se debe


realizar a través de la colocación de inyecciones de vitamina b12 directamente en la
vena a lo largo del año.

4. Anemia hemolítica
Este tipo de anemia produce anticuerpos que destruyen las células sanguíneas. Es más
común en las mujeres que en los hombres y genera síntomas como palidez, mareos,
marcas rojas en la piel, resequedad en los ojos y en la piel.

Cómo tratar: afortunadamente esta anemia tiene cura, y puede lograrse con el uso de
corticoides o medicamentos inmunosupresores. En algunos casos, puede ser necesario la
realización de una cirugía para eliminar una parte del bazo.

5. Anemia falciforme
Es una anemia genética causada por la destrucción de las células rojas de la sangre lo
que genera síntomas como ictericia, hinchazón en las manos y en los pies, y dolor en
todo el cuerpo.

Cómo tratar: el tratamiento se realiza con medicamentos para aliviar los síntomas
presentes, ya que no existe un tratamiento capaz de curar este tipo de anemia.

6. Anemia aplásica
Es una enfermedad autoinmune donde la médula ósea disminuye la producción de
células sanguíneas, causando síntomas como manchas moradas en la piel, hematomas
frecuentes y sangrados que demoran mucho en detenerse.

Cómo tratar: su tratamiento se realiza con un trasplante de médula ósea y transfusión


de sangre. Cuando no se trata como es debido, puede causar la muerte en menos de 1
año.

7. Anemia de Fanconi
Es otro tipo de anemia genética caracterizada por el tamaño anormal de los glóbulos
rojos y la disminución de los glóbulos blancos y las plaquetas, provocado por la
deficiencia de vitamina B12. Los síntomas incluyen dolor de barriga, caída del cabello,
cansancio y heridas en la boca.

Cómo tratar: normalmente el tratamiento se inicia con el uso de corticoides, pero


puede ser necesario realizar transfusiones de sangre e incluso un trasplante de médula,
en los casos más graves.

Hemoglobina

La hemoglobina, es una proteína del sistema sanguíneo que se encarga de transportar


oxígeno desde los pulmones, a todos los tejidos del organismo y sobre al sistema
respiratorio, además, regula el ph de la sangre y recauda el dióxido de carbono para
enviarlo a los pulmones. Forma parte de los glóbulos rojos, y es quien se encarga de
pigmentar las células y darle el color a los glóbulos rojos.

Esta proteína nace en la médula ósea. Forma parte de los eritocritos, de los cuales cada
uno debe tener aproximadamente 32 picrogramos de hemoglobina. Existen 3 tipos de
hemoglobina:

Tipo A: esta representa casi el 97% de la sustancia que habita en la sangre de un adulto
promedio, se compone de dos globinas alfa y dos globinas beta. Inicia la producción en
la novena semana de gestación.
Tipo A2: solo supone el 2.5% de hemoglobina de la sangre, y son los números que se
reciben luego de los 12 meses desde el nacimiento.
Tipo F: También conocida como hemoglobina fetal, es la que tiene menos presencia en
el torrente sanguíneo. Está compuesta por el 1% en los adultos.

Los valores de referencia de la hemoglobina son:

Niños de 2 a 6 años: 11,5 a 13,5 g/dL;


Niños de 6 a 12 años: 11,5 a 15,5 g/dL;
Hombres: 14 a 18 g/dL;
Mujeres: 12 a 16 g/dL;
Embarazadas: 11 g/dL.

Hematocrito
El hematocrito es un parámetro de laboratorio que indica el el porcentaje de células
rojas, conocidas como eritrocitos, glóbulos rojos o hematíes en el volumen total de una
muestra de sangre, ayudando a identificar y diagnosticar algunos problemas como por
ejemplo la anemia.
El valor del hematocrito también puede reflejar la cantidad de hemoglobina presente en
los glóbulos rojos: cuando el hematocrito está bajo, normalmente indica de que hay
alguna situación que está causando una disminución de la cantidad de glóbulos rojos o
hemoglobina como ocurre en la anemia. Cuando está alto puede indicar que hay poco
líquido en la sangre, lo que puede ser significado de deshidratación grave.

Medias hematimetría

Son los parámetros que relacionan el índice hematocrito, la hemoglobina y el número de


hematíes o glóbulos rojos.