Anda di halaman 1dari 35

See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.

net/publication/277403847

Tendencias en la investigación y el diseño del paisaje urbano

Article · May 2010

CITATIONS READS

0 124

4 authors, including:

Morella Briceño Avila Wilver Contreras


University of the Andes (Venezuela) University of the Andes (Venezuela)
23 PUBLICATIONS   13 CITATIONS    60 PUBLICATIONS   42 CITATIONS   

SEE PROFILE SEE PROFILE

Some of the authors of this publication are also working on these related projects:

Calidad ambiental urbana: morfología e imagen. Caso estudio Parque Metropolitano Albarregas y sus alrededores. Mérida- Venezuela.
View project

El valor estético y ecológico del paisaje urbano y los asentamientos humanos sustentables View project

All content following this page was uploaded by Wilver Contreras on 30 May 2015.

The user has requested enhancement of the downloaded file.


2-2010 / enero-DICIEMBRE / pp. 397-430

TENDENCIAS EN LA INVESTIGACIÓN
MORELLA BRICEÑO AVILA1, Y EL DISEÑO DEL PAISAJE URBANO
MARY OWEN DE CONTRERAS2 y
WILVER CONTRERAS MIRANDA3 TRENDS IN RESEARCH AND DESIGN FOR URBAN LANDSCAPING

Recibido: 13-10-09 1 Universidad de Los Andes, Facultad de Arquitectura y Diseño, Escuela de


Aceptado: 05-05-10 Arquitectura, Grupo de Investigación de Calidad Ambiental Urbana
(GICAU), Mérida, Venezuela, E-mails: mba@intercable.net.ve
2 Universidad de Los Andes, Facultad de Arquitectura y Diseño, Escuela de
Diseño Industrial, Mérida, Venezuela, E-mail: marowen3@hotmail.com
3 Universidad de Los Andes, Facultad de Ciencias Forestales y Ambientales,
Centro de Estudios Forestales y Ambientales de Postgrado, Laboratorio
Nacional de Productos Forestales, Mérida, Venezuela,
E-mail: wilver@ula.ve

RESUMEN ABSTRACT
Se presenta una síntesis sobre la tendencia evolutiva en el desa- A synthesis of the evolutionary tendency in the development of
rrollo del paisaje urbano, desde el enfoque estético y ecológico, the urban landscape, from the aesthetic and ecological approach,
a partir de los discursos psicologista y ambientalista, respecti- from psychological and environmental discourses, respectively. In
vamente. En la ciudad, el hombre crea y transforma su entorno the city, man creates and transforms your daily environment, based
de vida cotidiana, basado en la satisfacción de sus necesidades. on meeting their needs. Consequence of their actions, the urban
Consecuencia de sus acciones, el paisaje urbano ocupa amplios landscape and wide open spaces occupies becomes important
espacios naturales y cobra importancia la preocupación por su concern for its ecological character. Additionally, the quality of
carácter ecológico. Adicionalmente, la calidad de vida urbana se ve urban life is diminished by the disruption of the visual landscape
disminuida por el deterioro de la estructura visual del paisaje de las of cities. Not a few of its spaces and elements, far from promoting
ciudades. No pocos de sus espacios y elementos -lejos de favorecer their visual quality, “fragment the continuity of functions and
su calidad visual-, fragmentan la continuidad funcional y segregan segregate its people, reducing their addiction and urban identity.
a sus pobladores, disminuyendo su apego e identidad urbana. The city is seen in its landscape is the product of evolution, in
La forma de la ciudad observada en su paisaje es producto de su premises that meet specific needs. Therefore, reviewing these
evolución, bajo premisas que responden a necesidades puntuales. trends is useful because it allows to establish the historical
Por ello, revisar estas tendencias es útil, pues permite establecer la continuity of its visual structure.
continuidad histórica de su estructura visual. Key words: urban landscape, aesthetics, urban ecology.
Palabras clave: paisaje urbano, estética, ecología urbana.

397
1. INTRODUCCIÓN apreciación cultural que ha adquirido a lo largo de
la historia, así como del valor intrínseco de los
El paisaje urbano es una realidad físico-espacial y colores, la diversidad, la forma, las proporciones, la
una interpretación que hacemos de ella. Se escala, la textura y la unidad de los elementos... El
integra a nuestra vida a partir de la percepción y valor estético del paisaje acostumbra a tener una
capacidad para asociarla con significados, es por base cultural profunda que asocia la belleza a
tanto objetivo y subjetivo. El estudio científico determinados patrones o modelos y no resulta
del paisaje considera la percepción que tienen simplemente de los factores primarios como el
los habitantes y las formas de apropiación color y las texturas. En este sentido, el mar y la
simbólica del espacio, porque, a diferencia de la montaña son ejemplos de paisajes cuya valoración
experiencia del arte, los paisajes son dinámicos y ha cambiado diametralmente a lo largo de la
las personas forman parte de ellos. De aquí que, historia de las civilizaciones. Algunos ejemplos
la adjudicación de un valor estético tiene una generales de valores estéticos son las interficies
connotación espacial y temporal, social, cultural, paisajísticas donde se producen combinaciones
histórica y ecológica, a la vez que está determi- armónicas, áreas claramente reconocibles respecto
nada por la naturaleza de quien observa, sus a su entorno (mosaicos agroforestales, pendientes
capacidades, conocimiento, educación, expe- de secano), fondos escénicos (líneas de montañas,
riencias pasadas, nivel socio económico, edad, horizontes), conjuntos monumentales u otras
sexo, estado de ánimo y expectativas. singularidades estéticas (alineaciones arbóreas en
La investigación del paisaje reconoce la márgenes de carreteras y caminos, accesos
importancia de los factores culturales y sociales ordenados a los núcleos)” (Nogué y Sala (2008),
que condicionan la percepción como parte del además de los elementos construidos singulares
proceso cognitivo. Bellamy (2007) señala que “el presentes en la ciudad.
placer estético que otorga el paisaje es, sin duda, El paisaje urbano constituye tanto un
un proceso educativo que tiene todos sus referentes producto como una creación humana. Sirve de
en la cultura. La percepción del paisaje como soporte y recurso para la vida, a la vez que incide
“paisaje” guarda una relación distinta conforme las sobre las personas. Tiene una capacidad
características, el bagaje cultural y estético del orientadora, educativa y de sensibilización, al
observador. Apreciar el paisaje obliga a estar fuera tiempo que produce agrado y placer, tiene
del espacio (in visu) para lograr admirar lo que se potencial de desarrollo económico y es un
presenta ante la mirada”. referente básico para la planificación, diseño
Por su parte, Zavaleta (2005) afirma que “las urbano y ordenación del territorio. Expresa Bailly
ciudades y por ende sus paisajes, aparecen como la (1979) que el paisaje nace del encuentro entre las
creación cultural, de carácter físico, más elaborada organizaciones humanas y naturales, y es a la
de una determinada sociedad. Y el grado de vez soporte y producto del mundo vivo. Los
belleza, equilibrio y equidad que alcancen, será la enfoques de investigación actuales buscan
manifestación más evidente de su evolución”. considerarlo como concepto socio-ecológico,
Entonces, puede agradar por su belleza o por su sistema espacio-tiempo, complejo y abierto, que
valor utilitario, ambas nociones integran la se origina y evoluciona en la interfase naturale-
estética del paisaje urbano. za-sociedad (Briceño, 2009).
Esta orientación social y cultural adquiere Esta interfase es el lugar de encuentro y
sentido, cuando se percibe el paisaje desde su frontera que define la identidad del ciudadano.
“capacidad para transmitir un determinado Por tal razón la ecología urbana, con su enfoque
sentimiento de belleza, en función del significado y sistémico, ofrece un campo de actuación

398
m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
alternativo y complementario para el estudio de la ecología urbana, un alto grado de
integral de los múltiples ecosistemas que autosuficiencia y economía de recursos.
conforman la biosfera. La ciudad es parte • Añadir verde en todos lados respetando la
fundamental de los ecosistemas, donde cada ventaja y variedad que representa el domi-
acción modifica el medio prístino natural, para nio público y privado (casa-jardín y ciudad-
convertirlo en un hábitat de vida cotidiana. En parque).
algunos casos ese hábitat acumula problemas • Asegurar los bordes urbanos, funcional y
que sobrepasan y expanden sus fronteras al perceptualmente, en tanto representan a la
medio natural, aumentando su complejidad y ciudad y a la identidad del ciudadano.
revirtiéndose en la salud humana y ambiental. • Crear espacios públicos que constituyen el
Parte de esos problemas se reflejan en el paisaje objetivo básico del diseño urbano.
urbano. • Asegurar viviendas con vistas y adecuada
Desde mediados del siglo XX, las ciudades iluminación, aire y espacios verdes.
han crecido como consecuencia del desarrollo • Propiciar la mezcla fina de usos, clases
económico, tecnológico, productivo, político y sociales, razas, etc. considerando las nuevas
social. El resultado, es un incremento cada vez funciones, las transformaciones y espacios
más acelerado del territorio urbano y un flexibles que imponen las ciudades actua-
reducido hábitat natural, inserto entre poblados les.
que acumulan problemas, donde la planificación • Proponer una movilidad elaborada con un
se queda atrás en la búsqueda de soluciones cambio radical en la concepción de la loco-
oportunas (CNUAH, 2001; UNESCO, 1996; UICN, moción.
PNUMA, WWF, 1991). La crisis que supone el • Reforzar el carácter de la arquitectura local.
manejo de los recursos naturales y la compren- • Defender la privacidad, en tanto el espacio
sión de la ciudad como uno más de los ecosiste- público debe ser de elección y ésta –final-
mas terrestres, ha derivado desde los primeros mente–, es un asunto privado. El espacio
planteamientos de la ecología humana (Spooner, público debe ser repensado, no simplemen-
1987), hacia la revisión de la relación hombre- te como muestrario de sitios, sino como re-
ambiente, y en la reconsideración del papel de cursos, a manera de grandes contenedores
las ciencias en la arquitectura y el urbanismo. colectivos para las actividades individuales,
Este enfoque centra su atención en nuevos aún no imaginadas.
paradigmas que incorporan la complejidad • Por último, hacer las ciudades hermosas, por-
urbana y su incidencia en el entorno natural. que para los diseñadores urbanos, no hay
El arquitecto Michael Sorkin (1998), plantea otro objetivo. Señala el autor que seremos
once tareas que deben ser abordadas por el negligentes en nuestra tarea, si no somos
diseño urbano en el marco del modernismo, capaces de aumentar el deseo profundo,
historicismo y ciudad futura. Su idea se basa en el medio por el que ampliar el sentido de
aumentar la complejidad y respetar el carácter la ciudad y las actividades urbanas aún no
plural de nuestras culturas, profundizando en la imaginadas.
ecología y las transformaciones producidas por
los avances tecnológicos en las ciudades. Estas Méndez et al. (2010), amplían las tareas propues-
tareas son: tas por Sorkin (1998) compaginándolas con Pesci
• Reforzar los vecindarios como centros, (2007), donde las ciudades –además de ser
atendiendo su escala, densidad, dimensión territorios intervenidos armónicos, que satisfa-
y actividad; hacerlos sostenibles con la lógica cen las principales necesidades de confort,

399
Tendencias en la investigación y diseño del paisaje urbano
pp. 397-430
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
seguridad, movilidad y recreación–, deben ambientales, disminuyen la calidad de vida
proyectar espacios que fortalezcan y refuercen la urbana venezolana. Al respecto, algunos
calidad espiritual de sus ciudadanos hacia la arquitectos vislumbran el paisaje urbano, a partir
confraternidad, el respeto y la felicidad. Plantea- del descuido que subyace en el diseño de los
mientos que sólo pueden ser logrados a través elementos que contribuyen al arraigo y sentido
del desarrollo, promoción y consolidación de los de pertenencia de sus pobladores. El arquitecto
valores inmateriales, siendo uno de sus principa- Jesús Tenreiro expresa que la pérdida del alma
les instrumentos, el arte y sus múltiples manifes- de la ciudad es producto de la satisfacción de
taciones. Bajo esta premisa, el paisaje urbano se requerimientos de orden material, más no de los
transforma para reflejar una cobertura espacial deseos y necesidades de orden espiritual y
con las mejores y mayores expectativas del psicológicos del individuo. Tales requerimientos
espíritu humano, para la vida. materiales, podrían resumirse según lo expresa-
do por Juan de Dios Salas, “como el estigma del
2. LA CONSTRUCCIÓN DEL PAISAJE progreso y la adaptación a los paradigmas
URBANO contemporáneos” (Salas, 1996). Esto se explica
porque la ciudad actual se observa como lugar
La ciudad es un mundo complejo de relaciones. de intercambio de bienes, servicios e ideas,
En ella, adquieren forma los requerimientos, inclinándose cada vez más hacia la expresión de
manifestaciones y deseos humanos, expresados la productividad. Por más que subsistan algunos
en su tejido urbano, espacios públicos e interco- rasgos simbólicos, es un lugar de intercambio
nexiones, en ocasiones ordenados y en otras económico.
fragmentados visual y funcionalmente. “Las Por su parte, Carlos Gómez de Llarena
formas de la ciudad son espejos de las ambiciones señala que existe un sentido de pertenencia de
de personas y de la civilización que las construye” los pobladores latinoamericanos por algunos de
(Johnson, 1997). esos rasgos simbólicos del lugar que habitan, “…
El geógrafo José Palomares (s/f) sostiene en los pueblos latinoamericanos es evidente que,
que el hombre “reacciona frente al entorno además de la lengua y la religión como factores
percibido; su comportamiento resulta más un integradores de nuestra cultura, existe una tercera
reflejo de las imágenes que se forma del ambiente dimensión común, modeladora del alma: compar-
social y físico que de los verdaderos caracteres de timos la misma ciudad, y por lo tanto la misma
éste. Un comportamiento simple se manifiesta forma de habitar los espacios colectivos, los
como complejo sólo a causa de la complejidad del escenarios de nuestras semejantes costumbres y
medio en que se desarrolla. El comportamiento ritos sociales. Cualquier latinoamericano se
espacial, en una ciudad, está muy afectado por una desenvuelve con naturalidad en el centro de
zonificación invisible”. Las imágenes que se cualquier ciudad de otro país hermano….es una
perciben son, a la vez, una parte consustancial especie de déja vú, en Latinoamérica no hay
de la cultura y la sociedad. De allí que sus sorpresas. No hay pérdida, no hay extrañamiento”.
elementos, códigos y estructuras han venido Sin embargo, los cambios más importantes
-con el tiempo-, adoptando y reflejando los observados en el paisaje de las ciudades
signos de los distintos momentos históricos que latinoamericanas, introducidos durante el siglo
ha vivido cada sociedad. XX, lamentablemente desfiguraron el modelo
Hoy, el progresivo deterioro de la ciudad y urbano construido durante cuatro siglos. El
su calidad ambiental, dado el retroceso impor- arquitecto Gómez de Llarena afirma que la
tante de las condiciones identidad latinoamericana reflejada en este

400
m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
modelo, no debería ser considerada ajena o arquitecto y del diseñador urbano debe estar
impuesta. Por el contrario, su construcción orientado a una intervención, con los fines de
implicó un tiempo suficiente durante el cual el mejorar la continuidad y coherencia de su
ciudadano se apropió de ella (Brewer-Carías, paisaje. Un diseño urbano adecuado, mejora las
2006). condiciones visuales y físicas de la ciudad,
La ciudad latinoamericana posee una mayor aumentando la salud mental y espiritual
diversidad en su imagen comparada con la (Jackson, 2003), requisitos humanos marginados
ciudad occidental, no obstante, las personas se en los enfoques actuales en la ciudad
siguen identificando, en la mayoría de los casos, venezolana.
a través de los recursos formales del pasado. Lo Hoy, la noción acerca de la cualidad estética
antiguo se presenta como un valor en sí mismo y con la cual es juzgado y valorado el paisaje
por lo tanto el ciudadano actual, lejos de urbano, es reconocida desde las ciencias
desprenderse de su pasado histórico, continúa naturales y humanas, a las aplicadas. Se afirma
reconociéndose en los viejos monumentos. Esto que un paisaje urbano bello y ordenado influencia
se debe, como explica De Gracia (1992), a la el pensamiento y comportamiento humano en
incapacidad de las vanguardias del primer tercio forma positiva. Tal planteamiento constituyó un
del siglo XX (situación que aún subsiste), para reimpulso ideológico para la planificación de la
presentarse como una alternativa solvente en ciudad y la preocupación por su embellecimien-
pos de la reartistificación de la ciudad. to en las primeras décadas del siglo XX en
La pérdida del alma de la ciudad, observada diversas ciudades europeas y estadounidenses.
en el deterioro cada vez mayor de su paisaje Se consideró que la belleza por ser necesaria-
urbano y expresado en el aparente desorden mente moral, era necesariamente buena. Y más
formal de sus estructuras y la debilidad de su allá de la belleza, la estética tuvo prácticas
sentido de pertenencia, reclama repensarla sociales importantes, en el sentido de transfor-
respetando sus esquemas propios de evolución mar la ciudad para la buena moral y la imagina-
y continuidad formal, aumentando y mejorando ción de todos sus habitantes.
la calidad visual. Las tendencias observadas en el paisaje
Repensar la ciudad es responsabilidad no urbano se orientan a lograr una mayor integra-
sólo de los arquitectos sino de aquellos profesio- ción y protección de áreas naturales dentro y
nales que de alguna manera intervienen en ella, fuera de la ciudad. El contacto funcional y visual
tal es el caso de los diseñadores urbanos y con estas áreas, ha sido, es y deberá continuar
planificadores, entre otros. Spreirengen (1971) siendo, una parte también consustancial a la
afirma que “...la labor del diseño urbano es crear herencia genética y evolutiva del hombre.
las condiciones de vida necesarias para dar cabida
a las distintas actividades del ser humano, en 2.1 TENDENCIAS EN EL DESARROLLO DE LA
cuanto a la organización de la forma física, es decir, ESTÉTICA DEL PAISAJE URBANO
percibida de la ciudad, teniendo en cuenta el La preocupación por las características estéticas
permanente cambio que éstas representan”. de la ciudad y el conjunto de elementos que la
De acuerdo con este planteamiento la componen, siempre ha ocupado un lugar
ciudad es un gran sistema a transferir del pasado importante en los objetivos humanos. Distintos
hacia el futuro. El objetivo fundamental de toda son los referentes históricos a lo largo de la
nueva intervención, consiste en garantizar la evolución de las ciudades del mundo.
continuidad de la forma y paisaje urbano, lo La esencia de la concepción de la ciudad
viejo histórico y lo nuevo por edificar. El rol del medieval se basa en lo oculto, la sorpresa y la

401
Tendencias en la investigación y diseño del paisaje urbano
pp. 397-430
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
abertura improvisada. Aún cuando es vista como Cajano, Villa d´Este, Villa Lante, Villa Madama,
un lugar de intercambio para la producción jardines de Boboli y, en una última fase, Villa
agrícola y artesanal de la zona circundante, sus Aldobrandini y Mondragone. En todos estos
elementos se organizan para dar paso a un todo proyectos el hombre impone su autoridad,
único en la relación ciudad-campo. Uno de sus sentimiento de superioridad e ilusión de orden,
mejores ejemplos lo representa Venecia (Figura sobre el diseño del jardín y paisaje natural.
1), cuya imagen es considerada como agradable, La segunda actitud se produce un siglo
coherente, de gran diversidad y llena de secuen- después, momento en el cual la sede del poder y
cias espaciales, producto de la estructuración de su expresión habían pasado a Francia. Se trata
sus espacios públicos y valorización de los de continuar la herencia renacentista a mayor
elementos naturales. Tales cualidades le otorgan escala, en que las cualidades ornamentales de
su carácter y refuerzan la identidad ciudadana. las plantas son fundamentales. En este sentido,
Ante el desarrollo del nuevo territorio Mc no se permite que los conceptos ecológicos de
Harg (2000) explica cuatro grupos de actitudes. comunidad o asociación enturbien el objetivo.
La primera, ocurre con las incipientes exploracio- Para la concepción barroca el jardín es cerrado y
nes del siglo XVI, a partir de las cuales comienza aislado de la naturaleza procurando satisfacer las
la gran expansión del humanismo renacentista. demandas de los nobles. Es, por lo tanto, una
Procedía de Italia y es allí donde se encuentra la naturaleza selectiva, ordenada con simpleza y
expresión del hombre y la naturaleza. El enfoque simbólica para crear un sentimiento de tranquili-
renacentista rechaza la visión medieval y se dad. Su máxima expresión se encuentra en
manifiesta en las villas y jardines de Florencia, Francia en los palacios de Vaux-le-Vicomte y
posteriormente, su influencia se extiende a Versalles (Figuras 2 y 3) en las obras de André Le
Roma y Tívoli. Los arquitectos Donato Bramante, Nótre, en los tiempos del Rey Luis XIV (Mc Harg,
Rafael Sanzio, Andrea di Pietro Palladio y 2000).
Giacomo Vignola forjaron la expresión simbólica La ciudad barroca cristaliza los principios
del humanismo en relación con la tierra, tal y que rigen la ciudad ideal en términos de
como se observa en Villa Medici, Poggio en composición geométrica del espacio público,

FIGURA 1.
Venecia, Italia. Fuente:
Wuazaa (2009).

402
m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
FIGURA 2.
FIGU
URA 2. Pallacio de Versalles, Fra
ancia. Fuennte: Orange
erie (2009). Palacio de Versalles,
Francia. Fuente:
incorporando plazas, calles y trazados de Orangerie (2009).
ciudades. En el nuevo orden barroco, el jardín, el
parque y los monumentos se transforman en los
símbolos de la urbanística; el crecimiento y
florecimiento de lo natural se vuelven elementos
subordinados al diseño del espacio público. El
urbanismo barroco constituye un referente
básico para el trazado de algunas ciudades,
nuevos desarrollos urbanos y paisajismo del
siglo XX en América.
Al comentar las tendencias sobre el
desarrollo de la forma y paisaje urbanos, Lynch
(1992) explica que el diseño del entorno a gran
escala y la preocupación por su forma estética,
con frecuencia expresan las ideas de un poder
dominante, bien sea político, social, religioso o
militar. Muestra de ello, es el plan elaborado FIGURA 3.
Plano de Versalles,
durante los siglos XVII al XIX para la Roma París, Francia. Fuente:
barroca, iniciado con el Papa Sixto V (1585-1590) Wiki (2009).
en la Plaza de San Pedro de la ciudad del
Vaticano. Posteriormente, proyectada en su deseo era convertir toda Roma en un único
totalidad por el arquitecto Gian Lorenzo Bernini santuario, habiendo encontrado todos sus
entre 1653- 1657, siguiendo las premisas del elementos fragmentados. Hace realidad “uno de
mencionado Papa (Figura 4). los logros más suntuosos del diseño cívico” para
Ya en el período barroco, Sixto V es conside- ese momento (Gideon, 2009). En el nuevo orden
rado el primero de los urbanistas modernos, barroco, el jardín y el parque se transforman en
“desde el principio fue consciente de que la ciudad el símbolo de la urbanística; el crecimiento y el
era un organismo complejo, y sabía que la belleza florecimiento de lo natural se vuelven elementos
de las plazas abiertas y las calles anchas tenía que subordinados al diseño geométrico del espacio
estar respaldada por su funcionamiento social”. Su público.

403
Tendencias en la investigación y diseño del paisaje urbano
pp. 397-430
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
 
sobre la población, por medio de un trazado
urbano cuya franca y ordenada accesibilidad
visual y funcional, impidiera la realización de
revueltas sociales. Su propuesta se extiende
posteriormente al desarrollo urbanístico en otros
países como los Estados Unidos (EEUU).
Las nuevas intervenciones urbanas de
orden y simetría contrastan con posturas como
la del arquitecto austríaco Camilo Sitte (1843-
FIGURA 4.
1903), quien propone en su libro “Construcción
Plaza de San Pedro de ciudades bajo principios artísticos” -publica-
Vaticano. Roma do en 1889 y traducido por primera vez al
Barroca proyectada
por Bernini. Fuente: español en 1926-, un análisis urbano formal y
Artehistoria (2009). estético. En él, advierte el antagonismo entre lo
funcional y lo pintoresco, tomando lugar a favor
de lo segundo. Su libro exhorta a construir las
Más tarde en Francia, se desarrolla el Plan ciudades sobre una trama orgánica irregular,
para la Reforma de París (1850-1870) elaborado articulando espacios abiertos como plazas o
por el entonces alcalde de la ciudad, Barón plazuelas. Estudia las plazas de diversas ciuda-
Georges-Eugène Haussmann. Heredera de los des europeas (Figuras 6 y 7), planteando la
planteamientos barrocos, la ciudad industrial necesaria recuperación de una calidad espacial
expresa su renovada imagen en este plan (Figura equivalente. Renuncia a los principios compositi-
5). Sus objetivos se orientaron a diversas vos de ortogonalidad y simetría, en lugar de los
necesidades, como el incremento de la pobla- cuales defiende los espacios irregulares y la
ción, exigencia de construcciones y urbanismo participación de la naturaleza en el diseño de la
más higiénicos, frente a las enfermedades como ciudad. Retoma –como factor importante de
la peste o el cólera y, la adaptación del centro de composición–, la dimensión vertical de las
la ciudad a los nuevos medios de transporte ciudades y la riqueza formal-espacial de los
FIGURA 5.
Plan del Barón colectivo como el ferrocarril. Además, se trataba diseños antiguos (Sitte, 1980). Su obra tuvo
Haussman, París, de responder a cuestiones políticas de control repercusión en el urbanismo europeo de su
Francia. Fuente: CV
(2009).

FIGU
URA 5. Plan del Barón Hau
ussman, Paríís, Francia. F uente: CV (2
2009).
404
m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
época y, aunque fue rechazada por el movimien-
to moderno posterior, se retomó durante el
postmodernismo en la década de 1970, cuyas
ideas se centraban en la recuperación del
sentido social y cultural de la ciudad. Camilo
Sitte participó en diversos proyectos y análisis
urbanos, en los que puso en práctica sus
principios, tales como el plan de reconstrucción
y expansión de Lubin (Eslovenia) y el de expan-
sión de Marienberg (Silesia).
La tercera actitud mencionada por Mc Harg
(2000) se observa en el curso del siglo XVIII en
Inglaterra. Sus principios se basaron en la idea
de crear cierta unión entre el hombre y la
naturaleza, esta última tratada como jardín por
los arquitectos del paisaje. Se trataba de la
mayor expresión creativa y artística en términos
paisajísticos. Sus principales aportes descansan
en los sueños de pintores, escritores y poetas
como William Kent, Humphrey Repton, Lancelot
Brown, Uvedale Price, Payne Knight y William
Shenstone. Además del objetivo funcional de FIGURA 6.
Arriba- izquierda:
procurar obtener un paisaje productivo y Notre Dame de París
operativo, se intentaba recrear el concepto de en la Edad Media.
Centro: Notre Dame
naturaleza idílica. En tal sentido, se seguía una
de Haussmann.
ecología empírica en la cual la naturaleza –que Abajo-izquierda:
detestaba la línea recta–, era la mejor guía para Catedral de Amberes
con sus tres plazas
el jardinero, en tanto produciría su propia irregulares. Fuente:
estética. Sin contar con una ciencia como la Wikietsac (2009).

FIGURA 7.
Estudio para
Florencia, Plan Piazza
Signoria. Fuente:
Wikispaces (2009).

405
Tendencias en la investigación y diseño del paisaje urbano
pp. 397-430
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
ecología, su capacidad de anticipación se tosco y detestable, a la convicción de que la
manifestó en el empleo de la vegetación tierra es un lugar de vida, susceptible de ser
autóctona, para formar comunidades en enriquecido y embellecido. Se puede afirmar
perfecta consonancia con los procesos naturales. que se trata de los primeros pasos –aunque muy
A tales creaciones, se les adjudica el logro de incipientes–, de una Ecología Urbana precursora.
haber perdurado hasta hoy. El contexto de ideas y principios expuestos,
Esta actitud tiene importancia por muchas tuvieron resonancia en los EEUU con los trabajos
razones, en primer lugar, proporcionó los del arquitecto paisajista Frederick Law Olmsted
fundamentos de la ecología aplicada como (1822-1903), quien acuña el término Lansdcape
justificación de la función y estética del paisaje. Architecture. Es considerado antecesor de la
En segundo lugar, el manifiesto de la arquitectu- Planificación Ambiental y principal exponente del
ra moderna “la forma sigue a la función”, es Park Movement, a mediados del siglo XIX. Su tesis
sustituido por la expresión forma y proceso, se basa en vincular la idea del parque, a la de
como aspectos indivisibles de un único fenóme- saneamiento e ingeniería sanitaria (Figura 8).
no. Se trataba que la naturaleza completara el Conforme a las ideas derivadas de estos
trabajo del hombre, por lo que se recuperaron planteamientos, florecieron los primeros
tierras enfermas para la salud y para la belleza. proyectos del movimiento norteamericano city
Se pasó del rechazo a la naturaleza como algo beautiful de los años 1890 y 1900. Éste refleja en

FIGURA 8.
Frederick Law
Olmsted. Central Park,
1857. Nueva York.
EEUU. Fuente: NYC
(2009).

FIG
GURA 8. Fre
ederick Law Olmsted. Cen
ntral Park, 18
857. Nueva York. EEUU. Fuente: NYC
406
(2009). m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
sus propuestas referencias al orden y simetría Mall”, un espacio abierto que sirve de escenario,
del planteamiento barroco, e introduce elemen- atrio y conector entre el Capitolio, el monumento
tos naturales heredados de los planteamientos a Washington y el monumento a Lincoln. El plan,
de la ciudad jardín de 1898 del urbanista británi- concluye en el año de 1922 (Figura 12).
co Ebenezer Howard (1850-1928) (Figuras 9 y 10).
Estos proyectos, surgen en tiempos en que los
miembros de las clases altas tenían algún control
sobre las políticas urbanas, de modo que podían
reflejar en ella sus gustos. El resultado es la
imposición de su concepción del paisaje urbano,
traducida en una forma monumental.
En los EEUU, el interés por el estudio del
paisaje desde su calidad visual surgió a partir de
dos enfoques, que derivaron a su vez, en dos
perspectivas separadas de conocimiento y
actividad profesional. La primera comenzó con
la arquitectura y el paisajismo utilizados por FIGURA 9.
entidades públicas o corporaciones que cons- Propuesta de Ciudad
truían parques o lugares monumentales, como Jardín. Ebenezer
Howard. Fuente:
es el caso del movimiento city beatiful. En este Sociallysustainable
contexto se desarrolla el Plan para reformar el (2009).
corazón de Washington D.C., llevado adelante
por el Senador del Estado de Michigan, James
McMillan (Figura 11).
El proyecto surge con la intención de crear
un orden social desde el embellecimiento urbano,
en el marco de la conmemoración del centenario
de la ciudad. También pretendía cumplir con los
aspectos no realizados del Plan de la ciudad de
Pierre Charles L’Enfant, un siglo antes. Así, se
convoca a un grupo de expertos planificadores,
entre los que destacan el arquitecto y urbanista
norteamericano Daniel Burnham (1846-1912) y el
arquitecto paisajista norteamericano Frederick
Law Olmsted, Jr. (1870-1957) entre otros. La
finalidad del Plan –según el senador McMillan–, es
poner a Washington a la par de las grandes
capitales europeas de la época, aspirando a crear
un sentido de legitimidad del gobierno, en un
momento de agitación social en los EEUU. La FIGURA 10.
esencia del proyecto es rodear el edificio del Ciudad Jardín de
Capitolio con edificios monumentales del Lechtworht,
Inglaterra. Ebenezer
gobierno, sustituyendo las notorias “comunidades Howard. Fuente:
de tugurios”. El corazón del diseño es el “National Static (2009).

407
Tendencias en la investigación y diseño del paisaje urbano
pp. 397-430
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
FIGURA 11.
Plan McMillan,
Washington, D.C.
Fuente: Architizer
(2009).

FIGURA 12.
Plan axial “El Centro”,
Washington, DC.
Fuente: Art (2009).

408
FIGURA 12. Plan axial “El Centro”, Washington, DC. Fuente: Art (2009).m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
Esta orientación se extiende a otros natural y por la gestión de ecosistemas natura-
escenarios más corrientes como son los grandes les. El énfasis profesional ha sido técnico y
proyectos de vivienda, nuevas ciudades y áreas sistemático, sustentado en la técnica cuantitativa
de renovación urbana en EEUU, no obstante y unas medidas bien definidas, racionales y
–más allá de la monumentalidad–, su atención explícitas sobre los elementos del entorno
varía hacia la utilización de diversas escalas y natural. Se trata de un enfoque vinculado al
múltiples factores, entre los que destaca la racionalismo, observado en las tendencias
referencia a elementos naturales. funcionalistas durante el urbanismo moderno
En Venezuela, las concepciones urbanísticas posterior a 1950.
pueden observarse en la arquitectura monu- Aún cuando existía en el urbanismo
mental y el urbanismo neoclásico, en los norteamericano una preocupación hacia la
proyectos de los arquitectos Alejandro Chataing, integración de la naturaleza en la ciudad, la
Manuel Mujica Millán y Carlos Raúl Villanueva intención que dominaba se basaba en su
con el caso de “La reurbanización de El Silencio” dominio. Tal como señala Mc Harg (2000), se
del año 1944 (Figura 13), por ejemplo. corresponde con la cuarta actitud cuyas premi-
Además de la primera perspectiva señalada sas se orientaban a la justicia social, pero en lo
por Lynch (1992) sobre el diseño del entorno a que respecta a la tierra, no propuso nada nuevo.
gran escala y la preocupación por su forma Aquí el hombre continúa siendo el depredador
estética sensible, como expresión de un poder de conducta hostil frente a la naturaleza.
dominante; la segunda, se fundamenta en el Poco tiempo después durante los años de
manejo de la tierra dentro de los bosques del 1990, los procesos de transformación urbana
Estado, cuyo énfasis se ha desplazado de la experimentados por las ciudades han derivado FIGURA 13.
Carlos Raúl Villanueva
silvicultura a la recreación masiva. Aquí la en nuevas aproximaciones, no extrañas a las Proyecto de
preocupación central está dada por la contami- tendencias urbanísticas expuestas. Una es la Reurbanización de El
nación del aire, del agua y del suelo sobre las culturalista-arquitectónica, vinculada a la Silencio, Caracas,
Venezuela, 1944.
áreas rurales, por la preservación de su belleza señalada por Lynch (1992) sobre la forma Fuente: Arquitectura
(2009).

409
Tendencias en la investigación y diseño del paisaje urbano
pp. 397-430
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
estética; la otra, progresista o funcionalista, funcionalistas, en torno al ambiente urbano.
relacionada con la cuarta actitud, de corte Los modelos asumidos se impregnan por
racionalista. De acuerdo con ambas aproxima- un lado, de un extremo dogmatismo formal que
ciones, la ciudad como artefacto arquitectónico, -observado en la complejidad urbana-, afecta no
se contrapone al énfasis en su concepción como sólo el proyecto sino su realización; por otro
sistema socioeconómico y funcional. Estos dos lado, de un historicismo poco crítico que
enfoques han tenido su correspondiente asidero sobrevalora lo existente y; finalmente, de una
práctico en los países del occidente, Norte rigidez del modelo social que deriva tanto en
América, algunos de oriente, y muy pocos de una obsesión colectivista de las formas y
América del Sur (Monclús, 2000). espacios públicos históricos, como en la pérdida
La línea culturalista-arquitectónica, marcó de la privacidad (Ordeig, 2004). Sin embargo,
una tendencia hacia la novedad del proyecto desde recientes y complementarias aproxima-
urbano y de un urbanismo arquitectónico ciones a las dos mencionadas, se ha sumado una
cualitativo, moderando las posturas dogmáticas tercera que busca su integración, la paisajístico-
hacia un relativismo creciente. Se impusieron las ecológica cuyos antecedentes más inmediatos
ideas sustentadas en la reconstrucción, regenera- se remontan a la época de los años de 1970.
ción o revitalización de la ciudad, a partir de la
reutilización de las formas urbanas tradicionales 2.2 LA ESTÉTICA Y EL DISCURSO
o propias de la ciudad histórica. Destacan las PSICOLOGISTA
propuestas provenientes de Italia, Francia, Los discursos posteriores a los años de 1990
Alemania, España, EEUU e Inglaterra. Por otra muestran un proceso de convergencia, en virtud
parte, las propuestas teórico-prácticas, basadas del cual, las utopías pierden su “virulencia,
en la arquitectura urbana desde el enfoque obstinación y primitiva hostilidad”. Se trata de
tipológico y morfológico, fueron adoptadas por una dispersión teórica y práctica que reconoce
Italia y Francia. En éstas se recurre a los sistemas el aporte de la arquitectura en el campo del
compositivos propios de la ciudad clasicista o diseño urbano. Adicionalmente, se observa un
decimonónica, motivados por la “reconstrucción “nuevo” racionalismo que se acerca a la realidad
de la ciudad europea”. Bajo tales premisas, urbana de un modo más modesto en la teoría y
durante los años de 1980, el urbanismo alemán y en la práctica. En la actualidad, “las grandes
español reivindican los elementos tradicionales construcciones conceptuales que no admitían
del modelo histórico en las ciudades de Berlín y fisuras, quedan superadas; la reductibilidad de la
Barcelona, respectivamente. En Norteamérica los realidad a sistemas cerrados deviene abierta a la
modelos urbanos “históricos” se extienden al complejidad y diversidad de situaciones; criterios
denominado “New Urbanism” y al “Urban necesarios, pero tenidos por espurios hasta
Villages Group” en Inglaterra. entonces –como los económicos y de inversión-,
A partir de los años de 1970 hasta 1980, los encuentran su acomodo en el modo de enfocar el
enfoques del quehacer urbano marcarán el urbanismo” (Ordeig, 2004).
regreso a las características formales y funciona- El enfoque paisajístico-ecológico represen-
les de los núcleos tradicionales compactos y de ta por un lado, la noción del paisaje urbano
altas densidades. Sus ideas persiguen crear desde su estética, por otro, su importancia como
conciencia sobre la práctica negativa que parte integrante de los distintos ecosistemas,
conduce a procesos de suburbanización y una perspectiva ambiental.
dispersión, descontrolados y costosos, hereda- En este contexto, las tendencias que
dos de las propuestas de diversos movimientos abordan la investigación sobre el tema de la

410
m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
percepción del paisaje e inclinan la balanza hacia El libro de Cullen aporta elementos para
lo semántico, se recogen en el discurso psicolo- explorar la manera en que es vista y usada la
gista de los años de 1960 y 1970, cuya intención forma urbana por los hombres. Se apoya en el
es combinar categorías tradicionales con las mundo perceptivo y el empleo de valores
funcionalistas. Dedican una especial atención al subjetivos. Incorpora los conceptos de “óptica” o
significado inmediato y primario de la forma. Se “visión serial” del espacio urbano, “el lugar” y “el
ocupan tanto de las necesidades naturalistas contenido”. El primero se orienta a través de un
como de las socioculturales, a partir de un análisis sensible muy detallado de los elementos
proceso que aplica categorías tradicionales a las del paisaje. El segundo, desde las reacciones
racionalistas. Esta tendencia centra su atención humanas con respecto a la posición que ocupa
en lo perceptivo y su principal preocupación es el cuerpo en el medio que le rodea (posesión,
la humanización del paisaje urbano a través de la territorio ocupado, ventajas, recinto, punto focal,
cultura, historia y aspiraciones humanas, para lo panorámica interior, paisaje interior y exterior,
cual la tradición local adquiere un rol fundamen- espacio insustancial, plazoleta, silueta, división
tal. En el ámbito de estas nuevas tradiciones se del espacio, visión cerrada, anticipación,
enmarcan los aportes del arquitecto y diseñador ondulación, misterio, continuidad, etc.). El
urbano inglés, Thomas Gordon Cullen (1914- tercero implica el estudio de la ciudad desde su
1994) y del diseñador urbano norteamericano, color, escala, estilo, carácter, personalidad y
Kevin Lynch (1918-1984). unidad. Sus conceptos se agrupan en grandes
El arquitecto Gordon Cullen, fue un expo- categorías panorámicas como son: la metrópolis,
nente principal del movimiento conocido como la ciudad, la arcadia, el parque, la industria, el
“Townscape” de los años 1960, homónimo al labrantío y la naturaleza selvática. En cada una
“Landscape” desarrollado por el campo de las de estas categorías analiza las nociones de
ciencias naturales. Con su libro “Paisaje Urbano: yuxtaposición, inmediación, visión en detalle,
tratado de estética urbanística” publicado en urbanidad, nostalgia, intimidad, objetos signifi-
español en 1974, desarrolla –tomando distancia cativos, geometría, escala, relación, distorsión,
de los enfoques netamente cientificistas, aún árboles incorporados y publicidad, entre otros.
cuando reconoce su importancia–, una guía que Para el estudio de estos conceptos plantea
se constituye en un referente básico para el procedimientos que reconocen el movimiento,
diseño en la ciudad, lo que viene a complemen- entre la visión de lo existente y la visión revelada,
tar y a señalar las carencias de la planificación entre lo real y lo que se espera o anticipa. Desde
tradicional racionalista. este enfoque y como alternativa a la universali-
El concepto de Townscape (paisaje urbano) dad de imágenes propuestas por los arquitectos
surge en un momento histórico en el que se y urbanistas del movimiento moderno, propone
adquiere conciencia, por una parte, de la frialdad “forzar” el paisaje urbano a partir de la protec-
de los espacios generados por el racionalismo; y ción de lo particular. Plantea dividir el conjunto
por otra, de la precariedad y tardía configuración en sus partes componentes, teniendo en cuenta
de la primera generación de new towns del la continuidad que debe reflejarse entre ellos, es
discurso ambientalista. Del enfoque funcionalis- decir, “manipular dentro de cierta tolerancia” y
ta-racional, centrado en un plano universal y con la flexibilidad necesaria que conlleva. Explica
abandono de la sensibilidad hacia la ciudad, se que en la ciudad –como empresa humana de
pasa a valorar la percepción, el movimiento y el gran alcance–, existe “el arte de la relación” que,
contenido de las secuencias de imágenes que se al igual que el arte de la arquitectura, se desarro-
van descubriendo al recorrer el espacio urbano. lla desde el drama que ha de recrearse entre su

411
Tendencias en la investigación y diseño del paisaje urbano
pp. 397-430
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
ambiente y sus circunstancias. Afirma que es de a la manipulación de espacios y composicio-
necesario preocuparse por la facultad de ver nes que producen la morada del hombre.
porque “es por medio de la vista por la que El autor sostiene que al crear un sistema, se
podemos formarnos una idea del conjunto. La debe procurar organizar el campo, a fin de que
visión resulta no solamente útil, sino que, además, los fenómenos figuren lógicamente en un mapa
tiene la enorme virtud de evocar nuestros recuer- del entorno. “A través de la cúspide podemos
dos y experiencias, todas aquellas emociones rebajar las distintas dimensiones de las cosas que
íntimas que tienen el poder de conturbar la mente nos rodean y sobre las cuales podemos actuar. En
en cuanto se manifiestan” (Cullen, 1974) (Figura primer lugar, hay el mundo físico de la longitud, de
14). la anchura y la altura. Después, viene la dimensión
El paisaje urbano se construye de dos del tiempo y, a continuación, se encuentra la
maneras. Objetivamente, desde principios como dimensión del ambiente. A partir de estos dos
la riqueza, amenidad, experiencia y privacidad; cortes, vertical y horizontal, podemos construir un
complementariamente, a través del empleo de mapa elemental que, si se apoya en sanas premi-
valores subjetivos humanos. El punto de partida sas, es susceptible de crecer inmensamente.
que asume es la percepción, porque a través de Después de llegar a la idea de un mapa, debemos
ella el hombre establece contacto con lo que le considerar… la que se relaciona con la organiza-
rodea. Ese mecanismo de relación hombre- ción y manipulación. Si consideramos el mapa
entorno reconoce las sensaciones de espacio como un sistema (visual) de referencia de palabras,
(aquí y ahora), de organización y carácter (el entonces la organización es el arte de colocar una
juicio), de estructura temporal (realidad y palabra junto a otra, con el fin de hacer una lúcida
anticipación), y de configuración que correspon- afirmación que responda a cada uno de los

FIGURA 14.
Gordon Cullen.
Apuntes de su libro
“Paisaje Urbano:
Tratado de estética
urbanística”. Fuente:
Cullen (1974).

412
m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
problemas de diseño. Tal es el glorioso sentido de la de cinco elementos: las sendas, los bordes, los
comunicación, de la que tanto necesitamos” distritos o sectores urbanos, los nodos y los
(Cullen, 1974). hitos. Su obra constituye una referencia básica
El valor de la obra de Cullen reside en que para la planificación urbana, territorial y la
presta especial atención al impacto visual psicología ambiental.
producido por los elementos del paisaje urbano. La madurez de su trabajo y la preocupación
Éstos, provocan emociones y originan un drama constante por conducir sus estudios hacia las
o escena que, al ser tratados apropiada e ciencias aplicadas se observa en su libro
intencionalmente, pueden animar el interés y “Administración del paisaje” publicado en
atractivo de la vida cotidiana, lo que supone un español en el año 1992. En él desarrolla cuatro
camino alternativo al funcionalismo moderno. tópicos vinculados con la intervención de
Las críticas que ha recibido se orientan espacios urbanos, para lograr la calidad sensible
tanto a la difícil operatividad por la escasa de una región o sector. Estos son: sentir y actuar;
sistematización de diversos elementos para una la imagen del tiempo y espacio; paisajes y comuni-
metodología proyectual, como a su poca cación y; la intuición de vida.
relación con la ordenación general de la ciudad Sentir y actuar se relaciona con el hecho de
(Ordeig, 2004). que a las personas les resulte fácil utilizar sus
Por su parte, los aportes del diseñador sentidos y funciones orgánicas o de adaptación
urbano norteamericano Kevin Lynch, fundamen- en el medio. Para ello, “la sensación recibida debe
tados en la teoría del diseño ambiental, discu- ser aguda, descriptiva, agradable y estar sujeta al
rrieron entre una aproximación holística y una control de quien la capta” (Lynch, 1992). Desde
perspectiva analítica del entorno, aplicada a estudios de preferencias y comportamiento, se
problemas reales de planificación. A diferencia pueden identificar patrones de sensaciones y
de la obra de Cullen sobre la escena urbana, áreas. Integralmente, contribuyen a canalizar y
aislada del conjunto, tiende al estudio sistemáti- gestionar los espacios urbanos según las
co de la estructura urbana desde la percepción y sensaciones que se pretenden transmitir.
el comportamiento, ubicándose en el pensa- La imagen de tiempo y lugar implica nocio-
miento estructuralista de la época, aplicado a la nes de accesibilidad espacial, identificando en el
experiencia psicológica de la forma urbana. recorrido el propio hogar y comunidad, hasta los
También reconoce que “los múltiples mensajes del dominios sociales más amplios. El grado de
medio ambiente afectan nuestra manera de actuar bienestar, confort y agrado creado durante el
y conocer, nuestro desarrollo y nuestra satisfacción camino, con respecto al comportamiento y
emocional y estética” (Lynch, 1992). Su principal elementos identificados de la imagen, contribu-
obra es “La imagen de la ciudad”, libro publicado yen a la percepción del grado de accesibilidad a
en 1966. En él explica la manera en que los los distintos lugares de la ciudad. En ello
usuarios perciben y organizan la información concurren factores como la transición entre
espacial y cómo se desenvuelven en las ciuda- espacios y los límites o fronteras, considerados
des. En su estudio utiliza tres ejemplos de desde el movimiento potencial y la acción, que
ciudades norteamericanas diferentes, a saber: contribuyen al sentido de orientación. Otro
Boston, Jersey y Los Ángeles, para obtener factor importante es el carácter de un lugar. Éste
información sobre la forma en que los usuarios se presenta estrechamente vinculado con zonas
entienden el entorno. Esa información resulta físicamente distintas, cuya historia y significado
predecible y se obtiene a través de “mapas es de fácil comprensión para el usuario. Aún
mentales” configurados desde la identificación cuando estos espacios singulares históricos son

413
Tendencias en la investigación y diseño del paisaje urbano
pp. 397-430
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
fundamentales, aquellos espacios desprovistos manifestaciones. De aquí que aquellos espacios
de carácter reclaman elementos y tratamiento que reflejan su vitalidad, hacen visible la
adecuado, para lograr fomentar o aumentar el actividad que contienen desde la presencia de
arraigo y sentido de pertenencia de las personas. las personas que han vivido allí, la función y
De igual manera expresa que el carácter propósito del lugar, el patrón de apropiación, la
temporal estudiado en la percepción de los mezcla, la densidad de movimiento y actividad;
cambios que -sobre los elementos paisajes-, hasta las creencias y valores dados por símbolos
ocurren durante el día o la noche, conduce a relevantes, construidos y naturales, materiales o
diversas maneras de apropiación del espacio en espirituales, para la población.
distintos momentos por parte de grupos La obra principal de Kevin Lynch ofrece un
sociales, de edad y sexo, por ejemplo. La imagen primer intento sistemático de regularizar la
de tiempo y lugar ha sido poco desarrollada en lectura urbana, mediante categorías de referen-
la literatura urbana, aún cuando es necesaria cia a través de las cuales se realiza la percepción,
para lograr la calidad sensible propuesta por trascendiendo el campo de las tipologías
Lynch. aplicadas al hecho urbano. No obstante, su
Los paisajes y la comunicación, son concebi- interpretación es semiológica y no estructural,
dos como medios a través de los cuales los dado que “se fija más en el escenario existente y no
mensajes explícitos o implícitos, simples o en la estructura relacional que hace posible la
sutiles, son emitidos por objetos y personas. La intervención” (Ordeig, 2004), lo que supone un
cantidad de información y cómo se comunica problema al momento de establecer pautas
inciden sobre la manera de actuar y conocer, así concretas para el proyecto de diseño urbano.
como también sobre la satisfacción estética y El ámbito de los estudios perceptivos son
emocional. La información puede ser redundan- referencias para autores como Christian Norberg
te y/o trivial, pero siempre ha de considerarse su Schulz, quien elabora una reflexión filosófica
densidad (cantidad de información), legibilidad sobre el espacio como base de trabajo de la
(disponibilidad y acceso), orden (composición de arquitectura. Su principal obra en este sentido es
elementos y estructuración), facilidad de lectura “Existencia, Espacio y Arquitectura” (1975). Su
(accesibilidad y escala), congruencia y arraigo. La discurso se centra en el desarrollo de tres de los
congruencia se refiere a la correspondencia elementos propuestos por Lynch a saber “hito,
entre la forma y el mensaje que se quiere senda y distrito”, relacionados con “el lugar, el
transmitir. El arraigo se orienta tanto al conteni- camino y la región”. Según Schulz, estos elemen-
do del mensaje, como a la localidad específica tos estructuran el espacio urbano porque dan fe
hacia la cual se refiere. La comunicación en el de la existencia, el “ser” del hombre. El lugar
paisaje promueve los espacios, tanto para el constituye la estancia y el centro al cual se refiere
intercambio y socialización, como para la todo lo demás; el camino nos pone en marcha y
soledad y meditación. Puede separar a la gente establece una relación de dirección con respecto
o alentar el encuentro, respetar la iniciativa a lo “otro”; y la región es el área cercana al centro,
colectiva y también la individual. Además puede dada por la posibilidad de direcciones. Su idea
ser una oportunidad inestimable para la educa- de “espacio existencial” fenomenológico
ción ciudadana, socialización, cultura y ecología reclamado por la naturaleza humana, se enlaza
urbana con respecto al paisaje en su conjunto, -a través de estos principios- con posturas
sus elementos y valores. cercanas a Heidegger (Barjau, 1994). El “espacio
La intuición de vida constituye un puente arquitectónico” constituye un paralelo entre éste
entre el lugar y la vida en todas sus y el existencial, su encuentro nace de las

414
m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
relaciones entre el sentido de lugar, de camino y necesita aprehender esas relaciones, mientras
de región. que los esquemas geométricos se desarrollan
Schulz (1975) distingue para su propuesta más adelante, para cumplir propósitos específi-
de “sistema de espacios”, siete conceptos en cos y proyectuales.
orden creciente de abstracción. El espacio Sus ideas favorecen una mayor interrelación
pragmático, de acción física, donde el hombre entre los conceptos, en el marco de la compleji-
actúa vinculado con su ambiente orgánico. El dad urbana, de los sistemas y su estructura.
espacio perceptivo de orientación inmediata y “Estos espacios se van articulando a diversos
percibido por el hombre, es esencial para su niveles. Una región determinada se compondría de
identidad individual. El espacio existencial forma lugares, caminos y áreas. A su vez, un área de tal
la imagen estable del ambiente que le rodea, región se compondría, en otra escala, de otros
desde el sentido de pertenencia a una totalidad lugares, caminos y áreas. Concluye así que en la
social y cultural. El espacio cognoscitivo que realidad existe un sistema de centros, caminos y
implica conciencia acerca del espacio. El espacio áreas, que en el fondo es un sistema de sistemas. En
expresivo o artístico, aquel creado por el hombre cada nivel será necesario un cierto grado de
para representar su imagen del mundo. El identidad y de legibilidad, es decir, de las condicio-
espacio arquitectónico como espacio expresivo, nes de relación entre esas formas básicas” (Ordeig,
resultado de la relación e interacción entre 2004).
volúmenes, cuya creación es tarea de personas En la actualidad, las tendencias sobre el
especializadas, constructores, arquitectos y análisis y diseño del paisaje urbano tienden a
planificadores. El espacio estético, constituye la entretejer las distintas áreas de conocimiento
construcción abstracta que sistematiza las científico, buscando preservar entornos de
propiedades de los posibles espacios expresivos, carácter histórico construidos por el hombre,
en tanto responde a cuestiones humanas y mantener escenarios rurales tradicionales,
culturales. además de crear y reforzar el carácter de nuevos
El espacio existencial tiene -para el autor-, o existentes elementos y entornos, de una forma
un carácter objetivo. Señala que la estructura de integral que incluye todos los valores existentes
la existencia comprende dos aspectos, uno en ellos. Aunque los criterios para la calidad
abstracto y otro concreto. El primero refleja los escénica puedan parecer menos “científicos”, se
esquemas más generales topológicos o geomé- intenta avanzar en la misma dirección que
tricos, basados en relaciones de proximidad, conduce hacia lo que subyace de manera firme y
separación, sucesión, clausura y continuidad. El universal, la calidad de vida urbana.
segundo referido a la captación de elementos Uno de los aportes de los últimos años que
circundantes, por ejemplo, el paisaje rural, el interesa mencionar es el caso de España, con el
paisaje urbano y los edificios, entre otros. desarrollo y primera propuesta del Parque Lineal
En el contexto de la psicología de la de Manzanares Sur, en Madrid. Iniciado entre
percepción, Norberg Schulz sugiere que los 1985-1986, hoy continúa siendo objeto de
esquemas básicos de organización consisten en proyectos para las distintas zonas definidas en el
el establecimiento de “centros” o lugares donde plan inicial. Su concepción pertenece al arqui-
se establecen relaciones de proximidad; “direc- tecto y sociólogo José María Ezquiaga, cuya idea
ciones” o caminos que sugieren una cierta se centró en crear un “corredor verde” a lo largo
continuidad de recorrido y; “áreas” o regiones de un cauce fluvial en un paisaje rural-agrícola
que generan la idea de “cerramientos o cerca- de la periferia de la ciudad. Propuso unir lo rural
dos”. Afirma que para orientarse, el hombre y lo nuevo urbano, en una extensión de 369

415
Tendencias en la investigación y diseño del paisaje urbano
pp. 397-430
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
hectáreas, incorporando una serie de infraes- alternativa al planteamiento moderno del
tructuras, áreas de crecimiento y líneas férreas Congreso Internacional de Arquitectura
(Figura 15). El proyecto constituye un referente Moderna (CIAM), en un intento de humanización
importante para la unión entre la teoría y de la ciudad.
práctica, con la creciente complejidad y la Subraya el énfasis dado en los proyectos
sostenibilidad urbanas. urbanos a los valores naturales y socioculturales.
Se trata de una posición panteísta hacia la
naturaleza que propicia el mantenimiento de
una relación multisensorial con el entorno, “todo
el mundo fenoménico presenta rasgos divinos: las
relaciones del hombre con este mundo son
sacramentales. Existe la creencia de que las
acciones del hombre en la naturaleza pueden
FIGURA 15. afectar a su propio destino, que estas acciones
Parque Lineal de tienen consecuencias que son inmediatas y
Manzanares, Madrid,
España. Fuente: relevantes para la vida. En esta relación no hay
Arqcabrera, (2009). ninguna categoría que esté fuera de la naturaleza,
tampoco caben ni el romanticismo, ni el sentimen-
3. LA ECOLOGÍA Y EL DISCURSO talismo” (Mc Harg, 2000). Su principal preocupa-
AMBIENTALISTA ción radica en la humanización del paisaje
urbano a través de su contenido cultural,
La reinterpretación del proyecto ha tenido sus histórico y las aspiraciones humanas, para lo cual
bases en la herencia cultural, las tipologías de la tradición local adquiere un rol fundamental.
tejidos y tramas, las preexistencias naturales y Este discurso presenta diversas expresio-
antrópicas. En el marco de la planificación nes, a saber, el new empirism que deriva en el
ecológica, la práctica busca aumentar la calidad urbanismo autogestionario, las new towns que
visual del paisaje urbano. derivan en el urbanismo ecológico comunitario,
En tal sentido, las formulaciones teóricas y las estructuralistas ecológicas que resultan a su
metodológicas de la ecología -como parte de las vez en el organiscismo nórdico y en el estructu-
ciencias naturales-, se han extendido hacia el ralismo escandinavo, y por último, el urbanismo
campo del urbanismo, a través de los discursos socio-ecológico, que comparte criterios con el
descritos por Ordeig Corsini (2004). El discurso discurso psicologista (Ordeig, 2004).
ambientalista proviene de la época de 1940 de El new empirism, movimiento de las décadas
países del norte y sur de Europa y, el psicologista de 1940 y 1950, plantea diversas propuestas
en 1960 con los aportes ya descritos, de Gordon arquitectónicas que procuran la espontaneidad
Cullen y Kevin Lynch. Ambos discursos abonan el y el uso de materiales locales. Desde el punto de
camino para la introducción del tema ecológico vista del paisaje, combinan lo rural y lo urbano
en el urbanismo y el diseño. con equilibrio entre el clasicismo, la modernidad
Mc Harg (2000) reconoce que los países industrial y la naturaleza. Atiende las condicio-
nórdicos como Suecia, Noruega, Finlandia y nes de la zona observadas en el paisaje, su idea
Holanda y el centro europeo como Suiza, se basa en llevar la naturaleza a la ciudad y se
ofrecen al mundo mejores ejemplos de cómo caracteriza por ser autóctono y racionalista en el
proteger la Tierra y cómo hacer ciudades. De uso de tecnologías prefabricadas. Tiene lugar en
hecho, el discurso ambientalista surge como Finlandia con el arquitecto Alvar Aalto (Figura

416
m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
16), en Suecia con E. Gunnar Asplund, Backstrom naturaleza y la ciudad. Propone asentamientos
y Reinius, y en Dinarmarca con Kay Fisker y Arne autosuficientes residenciales. Tiene sus repre-
Jacobsen. Esta vertiente deriva posteriormente sentantes en Finlandia con Aarne Ervi y en
en el urbanismo autogestionario para el cual la Suecia con Sven Gottfried Markelius. Deriva en el
participación ciudadana es llevada a la planifica- urbanismo ecológico comunitario con un ideal de
ción técnica y profesional. Atiende la creación y sociedad sin clases, con gran sentido de coope-
mejora de espacios de relación público - privado, ración, organización descentralizada-autogestio-
con diversidad de usos y formas urbanas naria, mayor contacto con la naturaleza y bajo
complejas. Adicionalmente, se enfocan en consumo energético. Su propuesta es la de una
espacios deteriorados (plazas, calles, jardines) a ciudad multicéntrica autónoma con núcleos
partir del “Urban Renewal”, lo que coloca el autosuficientes. Cristaliza en Dinamarca,
acento en la renovación de lugares existentes en Finlandia y Noruega con el arquitecto danés
la ciudad. Tiene su asidero en Suecia e Inglaterra Tegnestuen Vandkunsten. En la actualidad las
con Ralph Erskine; Bélgica y Francia con Lucien propuestas de este arquitecto tienen una fuerte
Kroll, M. Culot y H. Lefebvre; Holanda con Aldo orientación ecológica y ha tenido amplios
Van Eyck y Pietro Hamel e Italia con Pier Luigi desarrollos en el área de la arquitectura y
Cervellati. urbanismo sostenibles (Figura 17).
La segunda vertiente es la correspondiente Las propuestas estructuralistas y ecológicas
a las new towns (década de 1950), su aporte de los años de 1950-1970, consideran el orden y
principal consiste en renovar las propuestas del jerarquía en los planteamientos estructurales del
CIAM, buscando una mayor integración entre la espacio urbano, a partir de variables ecológicas.

FIGURA 16.
New Empirism: Alvar
Aalto. Sunila.
Helsinki. Fuente:
Citywiki (2009).

417
Tendencias en la investigación y diseño del paisaje urbano
pp. 397-430
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
Deriva en dos propuestas, el organicismo nórdico crecimiento progresivo”, además de tratar con
y el estructuralismo escandinavo. El primero es especial atención las variables naturales,
heredero del new empirism que valora la facilitando la relación de la vivienda con el
naturaleza, al concebir una combinación paisaje natural.
orgánica de células de vivienda (arquitectura El estructuralismo escandinavo se funda-
aditiva) en conjunto con factores como la menta en crear propuestas compactas y regula-
comodidad, la tradición local y vernácula. Estas res, con un gradiente de relaciones entre el
soluciones se materializan en Dinamarca a través espacio público y privado. La arquitectura se
de los proyectos de Jorn Utzon y Bakke Draget y genera a través de la industrialización de
en Suecia con Per-Axel Ekholm y Sydney White. viviendas de alta densidad en baja altura. Tiene
La figura 18 muestra el proyecto de Kingo en sus principales exponentes en Dinamarca son
Helsingor, Dinamarca, basado en el tema de la Knud Svenson y Hans Hartwig Skaarup. Como
“arquitectura aditiva”. Éste da lugar a plantea- ejemplo se puede mencionar el conjunto de dos
mientos posteriores sobre “vivienda de mil viviendas “Albertslund Syd”, situado en

FIGURA 17.
Tegnestuen
Vandkunsten.
Øresundsparken,
tårnby 2008. Tårnby,
Dinamarca. Fuente:
Vandkunsten (2009).

FIG
GURA 17. Tegnestuen
T Vandkunsten.
V . Øresundsp
parken, tårnb
by 2008. Tå
årnby,
418
Dinamarca. Fuen
nte: Vandkunsten (2009). m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
Herstederne- Copenhague, proyectado por y en la participación pública en las distintas fases
Knud Svenson (Figura 19). Su propuesta eviden- de elaboración del proyecto. Se concreta en
cia la introducción de los espacios verdes Dinamarca con el arquitecto P. Suenson y en
urbanos, en una trama que se superpone a los Suecia con Celander, Forser y Lindgren (Figura
conjuntos de edificios. Estos espacios servirán 20).
como recintos colectivos y privados para la Los discursos ambientalista y psicologista
función recreativa y de esparcimiento, recono- definen el mensaje socio-ecológico y socio
ciendo así el valor de los elementos naturales cultural que guiará a la ecología urbana y,
–característicos de la zona–, insertos en el actualmente, a su visión de sostenibilidad. Para
paisaje urbano. ellos la valoración de una mayor complejidad de
Si bien el discurso psicologista considera la la ciudad da paso, por un lado, a la defensa de
tradición y el modernismo a la vez, el urbanismo las características autóctonas sociales, culturales
socio-ecológico de los años de 1960 al 1970, y económicas, y por otro, al concepto de
introduce la preocupación por la humanización diversidad. Esta complejidad se acoge como
del espacio urbano-arquitectónico. Sus propues- dato sujeto a reconsideración unitaria y como
tas se orientan al proyecto, estudiando la punto de partida para una idea integradora que
psicología de las comunidades y el carácter del valora lo existente.
entorno. Coloca el acento en las secuencias La ecología urbana tiene sus inicios en los
visuales desde el espacio público al privado, en planteamientos formulados por el Club de Roma
la recuperación de la “calle corredor” tradicional de los años de 1962-1972 sobre el agotamiento

FIGURA 18.
Organicismo Nórdico:
Jorn Utzon. Kingo.
Dinamarca. Fuente:
About (2009).

FIGURA
F 18. Organicismo
o Nórdico: Jo
orn Utzon. Kin
ngo. Dinama
arca. Fuente: About
419
(2009).
( en la investigación y diseño del paisaje urbano
Tendencias
pp. 397-430
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
FIGURA 19.
Estructuralismo
Escandinavo: Knud
Svenson, y otros.
“Albertslund Syd”.
Dinamarca. Fuente:
Blogspot (2009).

FIGURA 20.
Celander, Forser y
Lindgren.
Skintebodalen.
Goteborg. Suecia.
Ordeig C, J M. (2004).

FIGURA 20. Celander, Fo


orser y Lindgrren. Skinteboodalen. Gotebborg. Suecia. Ordeig
4).
C, J M. (2004

420
m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
de los recursos naturales causado por el desarro- urbanístico, mejor movilidad y reducción del
llo y crecimiento económico. Esta preocupación tráfico, acción local para la salud, economía local
es tratada en el año de 1987 por la Comisión viva y sostenible, igualdad y justicia social y, de
Brundtland (TWCED, 1987), cuando plantea que lo local a lo global. El Llamado Hannover y el
el desarrollo de los países debe acompañarse de Llamado de Johannesburgo en el año 2000,
un equilibrio y respeto hacia la naturaleza, para constituyen una voz orientada a los políticos
garantizar las necesidades actuales y las de para desarrollar los principios establecidos años
futuras generaciones, a partir del concepto de atrás.
desarrollo sustentable. La ecología urbana converge en sus criterios
Con la finalidad de hacer operativo el con las bases conceptuales del desarrollo
enfoque de la sustentabilidad del desarrollo y de sostenible. Su preocupación radica en la
extender las actuaciones a distintas disciplinas necesidad de buscar el equilibrio entre desarro-
del conocimiento científico, el Informe “Man and llo económico y naturaleza bajo el enfoque de
Biosphere” (MAB) de Ecología Humana y Urbana sistemas, integrado con las ciencias humanas,
(Spooner, 1987) expone en sus premisas la sociales y la planificación urbana estratégica. El
necesidad de buscar soluciones más integrales a enfoque resalta la percepción ambiental, el
los problemas ambientales. Forma parte del bienestar humano, la salud y la participación con
programa de la UNESCO y su contenido presenta una visión transdiciplinaria (Antrop, 2005 b).
un estudio de casos en donde los factores Factores como el legado cultural y la calidad de
antrópicos van de la mano con los factores vida facilitan el desarrollo sostenible a partir de
bióticos y abióticos. De hecho, el acento meto- la materialización de propuestas, tales son los
dológico dado a la investigación científica de los casos de las ciudades compactas, las ciudades
años que siguen a la década de los 70, se coloca ecológicas y las reservas de biosfera urbana
sobre el análisis de sistemas y el papel de las (UNESCO, 1995). En tal sentido, la planificación
ciencias sociales. La idea es integrar las ciencias ecológica y el proyecto ambiental humanista se
naturales y las sociales en los estudios sobre los presentan como alternativas teóricas y aplicadas
asentamientos humanos del programa MAB 11. en pensadores como el biólogo Salvador Rueda
En esta línea, las Agendas Locales 21 de la y el arquitecto Rubén Pesci, entre otros. A este
Conferencia de las Naciones Unidas sobre el enfoque, no escapan las orientaciones vincula-
Medio Ambiente y el Desarrollo, adelantadas en das al estudio del paisaje urbano.
Río de Janeiro, Brasil durante el año 1992, De hecho, son esenciales la determinación
asumen la idea de “pensar globalmente y actuar de las necesidades físicas y psicológicas, las
localmente” para darle una orientación más preferencias sobre elementos o paisajes natura-
práctica al tema de la sustentabilidad en la les o construidos, vistos desde la percepción de
ciudad. Posteriormente la Carta Aalborg sus usuarios y desde las distintas disciplinas que
(Dinamarca, año de 1994) establece diez se ocupan de su análisis. La premisa que
principios que deberán cumplir las ciudades fundamenta la calidad visual del paisaje urbano
sostenibles que luego son ratificados en la Carta se apoya sobre la sostenibilidad de sus atributos
Aalborg + 10 en Portugal durante 1996. Estos físicos, y el carácter ecológico que integra y
principios se orientan según la consideración de equilibra la relación de sus diversas poblaciones,
los siguientes enunciados: formas de gobierno, consigo mismas y con el medio que las sustenta.
gestión municipal hacia la sostenibilidad, La coherencia de los elementos y conjuntos del
recursos naturales comunes, consumo y formas paisaje, refuerzan y generan su carácter e
de vida responsables, planeamiento y diseño identidad, conceptos básicos del paisaje cultural.

421
Tendencias en la investigación y diseño del paisaje urbano
pp. 397-430
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
Antrop (2005 a) afirma que “El paisaje cultural es les y ecológicos, en constante evolución.
el resultado de una reorganización sucesiva del A principios de los años 70, en la ciudad de
suelo, para adaptar su uso y estructura espacial, a Metz en Francia, deciden planificar considerando
los cambios que demanda la sociedad… Los criterios humanos y no solamente económicos.
procesos y la gestión de los paisajes tradicionales El proyecto se concentra en el seno del espacio
pasados; las múltiples relaciones entre las personas urbano, con la manifestación física de testimo-
con el ambiente percibido y el significado simbólico nios de diferentes estilos arquitectónicos, uno
que genera, ofrecen un conocimiento valioso para de los cuales corresponde a la conservación de
una mejor planificación y gestión sostenible de los numerosos vestigios de la época romana, que la
paisajes futuros”. La figura 21 resume los plantea- convirtió en uno de los centros del Imperio. Tales
mientos formulados. muestras se ubican en los distintos museos y en
Otra interesante y más reciente propuesta algunos lugares públicos de la ciudad, como
teórica es la referida al nuevo urbanismo. Ésta, “Saint-Pierre-aux-Nonnains”, la más antigua
reúne las determinantes naturales de la ciudad y iglesia de Francia que data de siglo IV.
le da especial importancia a la participación “Inspirado por Jean-Marie Pelt oriundo de
transdiciplinaria en el proceso de elaboración de Metz, Presidente del Instituto Europeo de Ecología,
proyectos. Para lograr una eficiente participa- y Profesor emérito de la Universidad de Metz, este
ción, recurren a la conformación de talleres concepto de ecología urbana constituirá el
llamados “Charrettes”, en donde se recogen las fundamento de toda la acción llevada a cabo por
ideas, necesidades y expectativas que tienen las la Ciudad de Metz, que se basa en la puesta en
personas, previa realización de un diagnóstico valor del patrimonio y los vínculos que unen al
del área. Utiliza el concepto de “Transecto” para hombre con su entorno histórico, natural y
crear una serie de gradientes que caracterizan la cultural…Hoy en día, después de más treinta años
configuración físico-espacial, desde el espacio de la puesta en práctica de la ecología urbana, los
natural al construido. Adicionalmente, propone ciudadanos de Metz han elevado las 180 ha. de
recuperar los elementos de diseño urbano, tales espacios verdes en 1970, a 450. Metz ha sabido
como la trama, la manzana, la calle y la plaza, dotarse, en el corazón de la ciudad, de lugares
para los cuales sugiere –sobre cada transecto-, consagrados al paseo y al ocio, tales como el
un código o norma denominado “Smart Code”. estanque y su puerto deportivo, los muelles, y los
El nuevo urbanismo es heredero de la 34 Km. de paseos acondicionados a la orilla del
Planificación Ecológica (Human ecological planing) estanque, los numerosos parques y jardines, sin
de Ian McHarg de 1969. Sus representantes son, olvidarse, evidentemente, de la zona peatonal, que
en EEUU, Andrés Duany y Elizabeth Plater se jacta de ser una de las más importantes de
Zyberck (Steiner, 2008). La figura 22, resume los Francia…Metz lleva el nombre que la califica como
aspectos determinantes para la ecología urbana ciudad-jardín, y su título de Gran Premio Europeo
y la vertiente más reciente sobre el nuevo del Florecimiento 1994” (Perrota, 2002).
urbanismo. En Latinoamérica, un hito fundamental lo
Sobre el desarrollo práctico de la ecología constituye el caso de la ciudad de Curitiba,
urbana cabe mencionar los proyectos de capital del Estado de Paraná en Brasil, con una
ciudades ecológicas en Metz, Francia y Curitiba, extensión de 432Km2. Durante los años 1950 a
Brasilia. Ambos han aplicado proyectos donde 1980, el rápido aumento de población y la
interactúan las dimensiones social y natural. El necesidad de expansión de la ciudad, motivaron
resultado es la transformación del paisaje a las autoridades locales a elaborar y aprobar un
urbano integrado a los valores sociales, cultura- plan director, cuyo logro responde a su visión y

422
m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
33
FIGURA 21. Pensamiento contemporáneo y ecología urbana. Fuente: Elaboración propia.
2(1) 2010 / ENERO – DICIEMBRE/ 

FIGURA 21.
Pensamiento
contemporáneo y
ecología urbana.
Fuente: Elaboración
propia.

423
Tendencias en la investigación y diseño del paisaje urbano
pp. 397-430
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
ENERO – DICIEMBRE/ 

FIGURA 22.
Del mensaje
socio-ecológico y
socio-cultural a la
ecología urbana.
Fuente: Elaboración
propia.

. Del mensaje socio-ecológico y socio-cultural a la ecología urbana. Fuente: Elaboración propia.


aplicación en el largo plazo. El proyecto –enfoca- transporte público propuesto por el urbanista
do desde distintas disciplinas– comenzó en 1965 Jorge Wilhelm en 1974, que integra a través de
bajo la dirección del arquitecto y urbanista Jaime “avenidas estructurales”, a manera de columna
Lerner (posteriormente alcalde electo de la vertebral, el desarrollo de nuevos sectores
ciudad durante tres períodos, desde 1971 a urbanos ubicados en forma de racimos; por otro
1993), quien condujo todas las estrategias de lado, el sistema de parques, que además de
transporte público, tráfico, trabajo, entreteni- servir de drenaje de todo el territorio, responde
miento, vivienda y cohesión social, con una a una ambiciosa política de creación de áreas
visión integral y global. La premisa que orientó verdes, con una red de 28 parques y áreas de
el crecimiento urbano fue un modelo lineal, bosques que representan una quinta parte de la
basado en el transporte público, contrario al ciudad. Hoy, más de 1.6 millones de personas (el
modelo disperso predominante para la época. 70% de la población de la ciudad), utilizan el
Concebido así, las acciones más importantes del sencillo y moderno sistema de autobuses que
plan fueron dos, por un lado el sistema de circulan por estas vías. Adicionalmente, el

424
m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
sistema de parques en 20 años ha pasado de 0,5 norte de Italia) y empiezan a mirarse hacia adentro,
m2 de área verde por habitante a 50 m2. Curitiba pues no se reconocen en los Estados. Estas crisis
adquiere así un lugar preponderante como deben empezar a ser cambiadas por una nueva
emblema de Ciudad Ecológica Latinoamericana, ética de la solidaridad” (Pesci et al., 2007). El
cuyo carácter se refleja en los elementos y ambiente, el equilibrio, la participación, la
tratamiento integral de su paisaje urbano. justicia y la identidad, constituyen sólo algunos
La preocupación sobre los problemas aspectos que acentúan el comienzo en la
ambientales del planeta es un lugar común de evolución del pensamiento actual, integrando
muchos discursos científicos y políticos. Hoy, las los enfoques provenientes de las ciencias
acciones se orientan al logro y materialización naturales, humanas y aplicadas. El cuadro 1
del desarrollo sostenible, local, nacional y resume la posición adoptada por Pesci (2007),
globalmente en una escala temporal de largo sobre su propuesta de cultura ambiental,
plazo. La ciencia integra, a través de métodos “humanismo versus productivismo” en una visión
novedosos, factores naturales, sociales, históri- holística del desarrollo urbano reciente.
cos, culturales, políticos, económicos y ambien- Las tendencias en el diseño del paisaje
tales, para alcanzar un objetivo común. La urbano, apuntan hacia la convergencia de
ciudad y su paisaje, a través del diseño urbano enfoques disciplinarios y a la participación
como disciplina que aborda sus problemas, ciudadana en las distintas fases del proyecto.
están insertos en este discurso. Además de considerar las diversas escalas del
paisaje, en distintos momentos del tiempo.
4. CARÁCTER DEL PAISAJE URBANO De la pluralidad de perspectivas anteriores,
se pueden derivar algunas ideas importantes
El carácter del paisaje urbano ha variado en el con relación al tratamiento del paisaje natural
tiempo de acuerdo a los problemas subyacentes. dentro y fuera de la ciudad. Desde su creación,
Hoy, reclama un enfoque complejo, ecológico y se insertan en un territorio que presenta diversas
sistémico, orientado a la praxis de la planifica- características naturales. Es la actitud hacia ellas
ción, diseño y gestión urbana con una visión lo que ha variado con el tiempo.
temporal. Incorpora en un mismo nivel de Progresivamente, los objetivos sociales y
importancia, la ciudad presente, pasada y futura. culturales han ido incorporando a su sistema de
Otorga un valor especial a la praxis del humanis- valores, el paisaje natural.
mo, como plataforma para alcanzar una verda- El urbanismo ha intentado dar respuesta a
dera visión integradora del complejo hecho del múltiples necesidades en distintos momentos
urbanismo ecológico y sostenible. históricos. Cualquier recorrido por la evolución
La visión del nuevo humanismo, “es un de la ciudad, desde la clásica a la contemporá-
partido que se está empezando a forjar, subyacen- nea, debe considerar el pasado histórico y
te, por debajo de la realidad aparente, en algunas entender las razones que condujeron a distintas
Universidades, en algunos núcleos de pensamiento, soluciones. Se trata de aprehender, mantener y
en muchas cooperativas, en algunos núcleos de crear la continuidad histórica de los elementos
campesinos. No está ideologizado, no responde a construidos y naturales, que forman parte del
una ideología. Algunos se titulan “verdes” y hacen sistema de valores colectivos y ecológicos, en
de “lo verde” su bandera; otros simplemente tanto reflejan la coherencia, identidad y el
claman por la justicia; otros claman por la partici- carácter del paisaje urbano.
pación; otros claman por la identidad local, por las Hoy –más que nunca–, se impone la
nacionalidades (los vascos, los catalanes, los del necesidad de mejorar la relación de equilibrio

425
Tendencias en la investigación y diseño del paisaje urbano
pp. 397-430
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
CUADRO 1.
Cultura Ambiental. Nuevo Humanismo Productivismo Evidencias
Humanismo Versus. La prioridad científica hacia la investigación pura,
Fuente del cuadro Mundo Concreto Abstracciones
reflejó durante décadas este enfoque.
realizado por Pesci
(2007). La economía entendida como cierre de cuentas,
Mundo Vida Mundo Números en lugar de la sabia "administración de la casa
grande", como significó originalmente en griego.

Es una derivación de la filosofía positivista, que


Mundo Relaciones Mundo Objetos tiñó toda la sociedad desde el S. XVIII y la
industrialización.
Donde la organización del conocimento por
sectores (la ciencia compartimentada, la
Mundo Sistema Sectorialismo Universidad Napoleónica, el Estado
sectorializado) son sus síntomas de decadencia
más evidentes.

Una clara consecuencia práctica del positivismo,


que organiza el conocimiento y la toma de
Mundo Iniciativas Dirigismo
decisiones según árboles jerárquicos. Por ello la
democracia participativa está tan postergada.

Donde se despreció el conocimiento inductivo


(tan creativo e integrador) por el conocimiento
deductivo, que resulta en general eficaz para
Mundo Transdisciplina Especialismos
comprender "holísticamente" la realidad, y es casi
siempre lento para actuar acorde con la dinámica
de los cambios ambientales.

con el medio que sirve de soporte a semejantes sido el resultado del devenir mismo de las
creaciones humanas y, garantizar que tales acciones de vida, progreso, producción y
relaciones se mantengan y refuercen en el dominio del territorio generado por sus habitan-
tiempo. tes nacidos y renacidos en sus ámbitos urbanos.
Ha sido el devenir de distribuciones espaciales
5. CONCLUSIONES que se fueron amoldando a un medio ambiente
que les propiciaba mejores condiciones, según
Se han realizado una suma de reflexiones de fuera su esencia funcional, bien administrativa
cómo la ciudad es un sistema articulado en del poder, de defensa, de culto, de recreación,
pleno dinamismo y cambios en el tiempo, donde entre otros. Por ello, se ha llegado a tratar la
su desarrollo ha sido previamente definido y interrelación entre el pensamiento ecologista y
ajustado a un territorio para devenir en creci- su relación –evolución con la reciente ciencia de
mientos estructurados funcionalmente según el la ecología urbana, partiendo desde la visión del
sistema de clases sociales, pero con clara discurso ambientalista con sus valores natura-
irregularidad y anarquía, hasta donde se procura les– socioculturales, junto con el valor de la
una planificación sistémica y preconcebida para humanización de la ciudad que desencadenaron
la mejora de sus formas de vida urbana o rural. con los movimientos del New Empirism (urbanis-
Su paisaje, con todas sus implicaciones y mo autogestionario), New Towns (urbanismos
características de forma, estética y función, ha ecológico comunitario) y las propuestas

426
m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
estructuralistas y ecológicas (casos de los 7. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
urbanismos orgánico nórdico y el estructuralis-
mo escándinavo; así como del discurso psicolo- ABOUT. 2009. Organicismo Nórdico: Jorn
gista fundamentado en la tradición y el moder- Utzon. Kingo. Dinamarca. En línea: http://z.
nismo con el desarrollo de propuestas de about.com/d/architecture/1/0/I/I/utzon-
urbanismos socio ecológicos. Su conjunción en fredensborg-pritzker02.jpg [Consultado:
el tiempo ha promulgado los mensajes socio, 21/06/2009].
ecológicos y culturales del paisaje urbano, para AGUILAR, B. A. 2007. Algunas consideraciones
finalmente llegar a la consolidación de la ciencia teóricas en torno al paisaje como ámbito de
que proyecta la visión de la sostenibilidad en el intervención institucional. Publicaciones del
medio urbano, la Ecología Urbana. Instituto Nacional de Ecología. Secretaría
En ese marco de actualidad de su aplicabili- del Medio Ambiente y Recursos Naturales,
dad, se puede señalar el caso de Venezuela, México. En línea: http://www2.ine.gob.mx/
donde metodológicamente se ha podido definir publicaciones/gacetas/497/aguilar.html
la concepción holística y humanística de [Consultado: 11/02/2010]
urbanismos sostenibles, con las propuestas ANTROP, M. 2005 a. Why landscapes of the past are
desarrolladas recientemente formuladas desde important for the future. Landscape and Urban
la Universidad de Los Andes, para la ciudad de Planning 70 (2005) 21–34.
Mérida capital del estado Mérida, así como para ANTROP, M. 2005 b. From holistic landscape
la ciudad de Pampatar capital del Municipio synthesis to transdisciplinary landscape
Maneiro, que vienen a engranar y a aportar management. Tress, B., Tress, G., Fry, G.,
nuevos tintes de abordaje filosófico a la temática Opdam, P. (eds.). From landscape research to
urbana de las propuestas realizadas por el landscape planning: Aspects of integration,
biólogo Salvador Rueda y el arquitecto Rubén education and application. Springer Editorial.
Pesci sobre la planificación ecológica y el 295 p.
proyecto ambiental humanista. ARCHITIZER. 2009. Plan McMillan, Washington, D.C.
En línea: http://www.architizer.com/en_us/
6. AGRADECIMIENTO blog/dyn/7449/daniel-burnham-mass-appeal/
[Consultado: 13/05/2009].
Los autores agradecen al Programa de Doctora- ARQCABRERA. 2009. Parque Lineal de Manzanares,
do en Ciencias Humanas de la Universidad de Madrid, España. En línea: http://arqcabrera.
Los Andes, en cuyo marco se produjeron las site40.net/imagenes/big/so-3.jpg
ideas de este artículo. Adicionalmente, agrade- [Consultado: 18/04/2009].
cen al Consejo de Desarrollo Científico Humanís- ARQUITECTURA. 2009. Carlos Raúl Villanueva
tico y Tecnológico de la Universidad de Los proyecto de Reurbanización de El Silencio,
Andes, Mérida, Venezuela que ha hecho posible Caracas, Venezuela, 1944. En línea: http://
la realización de este trabajo. arquitectura.unet.edu.ve/CarlosPardo.htm
[Consultado: 16/05/2009].
ART. 2009. Plan axial “El Centro”, Washington, DC.
En línea: http://www.art.com/products/
p13614609-sa-i2705151/kenneth-garrett-
aerial-view-of-lincoln-memorial-reflecting-
pool-washington-monument-washington-dc.
htm [Consultado: 17/05/2009].

427
Tendencias en la investigación y diseño del paisaje urbano
pp. 397-430
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
ARTEHISTORIA . 2009. Plaza de San Pedro Vaticano. percepcions/perc98b.html [Consultado:
Roma Barroca proyectada por Bernini. 19/05/2009].
En línea: http://www.artehistoria.jcyl.es/ DE GRACIA, F. 1992. Construir en lo construido.
fichas/monumentos/1000.htm [Consultado: Editorial NEREA, S.A. Madrid, España. 373 p.
18/05/2009]. GIDEON, S. 2009. Espacio, Tiempo y Arquitectura.
BAILLY, A. 1979. La percepción del Espacio Urbano. Editorial Reverté. Barcelona, España. 864 p.
Colección Nuevo Urbanismo. Instituto de JACKSON, L. 2003. The relationship of urban design
Estudios de Administración Local. Madrid, to human health and condition. Landscape and
España. 326 p. Urban Planning 64: 191–200.
BARJAU, E. 1994. Martin Heidegger. Construir, JOHNSON, W. C. 1997. Planning and Politics.
habitar y pensar. En línea: http://www. American Plannig Association. Chicago, USA.
heideggeriana.com.ar/textos/construir_ 361 p.
habitar_pensar.htm [Consultado: 15/02/2010]. LYNCH, K. 1966. La imagen de la ciudad. Ediciones
BLOGSPOT. 2009. Estructuralismo Escandinavo: Infinito. Buenos Aires. Argentina. 311 p.
Knud Svenson, y otros. “Albertslund Syd”. LYNCH, K. 1992. La administración del paisaje.
Dinamarca. En línea: http://2.bp.blogspot. Grupo Editorial NORMA. Bogotá, Colombia.
com/_-veIDirUOp4/Rym79aclhtI/ 229 p.
AAAAAAAAAR4/5fNARmx20Ss/s400/ Mc HARG, I. 2000. Proyectar con la naturaleza.
albertslund+og+bjerget.jpg [Consultado: Barcelona: Editorial Gustavo Gili. España. 197 p.
11/06/2009]. MÉNDEZ E., W. CONTRERAS, R. CAMARGO, Y.
BREWER-CARÍAS, A. 2006. La ciudad ordenada. OVALLES DE C., M. CAMARGO, G. GUERRERO,
Caracas: Criteria Editorial. Caracas, Venezuela. M. OWEN DE C., M. BRICEÑO, F. RIPANTI,
258 p. L. GÓMEZ, B. GIL, J. LEÓN, G. RAMÍREZ y
BRICEÑO A. M. 2009. El valor estético y ecológico C. URDANETA. 2010. Mérida. Ciudad para
del paisaje urbano y los asentamientos vivir, crear y trascender. Talleres Gráficos
humanos sustentables. Revista Geográfica Universitarios. Rectorado, Universidad de Los
Venezolana 50(2): 213-233. Andes. Mérida, Venezuela. 137 p.
CITYWIKI. 2009. New Empirism: Alvar Aalto. Sunila. MONCLÚS, F. J. 2000. Teorías y formas de
Helsinki. En línea: http://citywiki.ugr.es/w/ intervención urbanística en los años 90:
images/d/df/Sunila-Presentaci%C3%B3n1.jpg Tradiciones y Paradigmas. Tema del Curso de
[Consultado: 17/04/2009]. especialización de la Universidad Politécnica
CNUAH. 2001. Informe sobre el estado de las de Cataluña-Colegio de Arquitectos de
ciudades del mundo. Centro de las Naciones Cataluña. Zaragoza. En línea: http://www.
Unidas para los Asentamientos Humanos etsav.upc.es/personals/monclus/cursos/
New York: UN-Hábitat.En línea:http://www. monclus.htm [Consultado: 19/04/2010].
cinu.org.mx/temas/desarrollo/dessocial/ NOGUÉ, J. y S. PERE. 2008. El paisaje en la
asentamientos/asentamientos.htm ordenación del territorio. Los catálogos de
[Consultado: 20/02/2010]. paisaje de Cataluña. Cuadernos Geográficos 43
CULLEN, G. 1974. El paisaje urbano: tratado (2): 69-98
de estética urbanística. Editorial Blume. NORBERG S., C. 1975. Existencia, espacio y
Barcelona, España. 200 p. arquitectura. Editorial Blume. Barcelona,
CV. 2009. Plan del Barón Haussman, París, Francia. España. 305 p.
En línea: http://cv.uoc.edu/~04_999_01_u07/ NYC. 2009. Frederick Law Olmsted. Central Park,
1857. Nueva York. EEUU. En línea: http://www.

428
m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
nyc-architecture.com/CP/CP.htm [Consultado: SPONNER, B. 1987. Resumen MAB de Ecología
25/05/2009]. Urbana y Humana. Programa de la UNESCO
ORANGERIE. 2009. Palacio de Versalles, Francia. Naciones Unidas (NU) sobre el Hombre y La
En línea: http://es.wikipedia.org/wiki/ Biosfera (Man and Biosphere, MAB). New York,
Archivo:Orangerie.jpg [Consultado: USA. 281 p.
21/03/2009]. SPREIRENGEN, P. 1971. Compendio de Arquitectura
ORDEIG C, J M. 2004. Celander, Forser y Lindgren. Urbana. Editorial Gustavo Gili. Barcelona,
Skintebodalen. Goteborg, Suecia. 259 p. España. 264 p.
ORDEIG, J. 2004. Diseño urbano y pensamiento STATIC. 2009. Ciudad Jardín de Lechtworht,
contemporáneo. Instituto Monsa de Inglaterra. Ebenezer Howard. En línea: http://
Ediciones, Grupo Noriega Editores. Barcelona, static.nai.nl/regie_e/old/letch2_e.html
España. 212 p. [Consultado: 27/05/2009].
PALOMARES M, J. 2008. Paisaje y paisajismo. STEINER, F. 2008. The living landscape. An ecological
Sostenibilidad. Jardinería urbana y approach to landscape planning. 2º Edition.
arquitectura del paisaje. En línea: http:// Island Press. New York, USA. 304 p.
www.coitavc.org/revista/J.B.Palomares_ TWCED. 1987. Our Common Future. The
AGR%C3%8DCOLA15.pdf [Consultado: World Commission on Environment and
24/04/2010]. Development (TWCED). Oxford University
PERROTA, J. 2002. Apuntes sobre Ecología Humana press. New York, USA. 400 p.
y Urbana. Edición digital por EditArte UICN. 1991. Cuidar La Tierra. Estrategia para el
DGtal. En línea: http://www.geocities.com/ Futuro de la Vida. Unión Mundial para la
editartedg/ [Consultado: 20/04/2010]. Naturaleza (UICN); Programa de las Naciones
PESCI, R. 2007. Ambitectura. Hacia un trabajo de Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA);
arquitectura, ciudad y ambiente. Ediciones Al Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).
Margen. La Plata, Argentina. 175 p. Gland, Suiza. 258 p.
PESCI, R. 2007. Proyectar la Sustentabilidad. UNESCO. 1995. La Estrategia de Sevilla. Desarrollado
Editorial Fundación CEPA. Buenos Aires, por el MAB (Man and Biosphere) en el Marco
Argentina. 209 p. Estatutario de la Red Mundial de las Reservas
SALAS, J. de D. (1996). Arquitectura Contemporánea de Biosfera. Sevilla, España. 372 p.
y Ciudad. Área central de la ciudad de UNESCO. 1996. Report of the Expert Meeting on
Mérida. Departamento de Composición European Cultural Landscapes of Outstanding
Arquitectónica. Facultad de Arquitectura de la Universal Value. World Heritage Committee
Universidad de los Andes. Mérida, Venezuela. Vienna. En línea: http://whc.unesco.
145 p. org/archive/europe7.htm [Consultado:
SITTE, C. 1980. Construcción de ciudades bajo 24/04/2009].
principios artísticos. Editorial Gustavo Gili. VANDKUNSTE. 2009. Tegnestuen Vandkunsten.
Barcelona, España. 379 p. Øresundsparken, tårnby 2008. Tårnby,
SOCIALLYSUSTAINABLE. 2009. Propuesta de Dinamarca. En línea: http://www.
Ciudad Jardín. Ebenezer Howard. En línea: vandkunsten.com/uk/Frontpage [Consultado:
http://sociallysustainable.files.wordpress. 20/04/2009].
com/2007/08/howard51.gif [Consultado: WIKI. 2009. Plano de Versalles, París, Francia.
26/05/2009]. En línea: http://wiki.ead.pucv.cl/index.
SORKIN, M. 1998. Eleven Tasks for Urban Design. php/Archivo:104versplg.jpg [Consultado:
Perspecta 29: 22-27 22/03/2009].

429
Tendencias en la investigación y diseño del paisaje urbano
pp. 397-430
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE
WIKIETSAC. 2009. En línea: http://wikietsac4curso.
wikispaces.com/La+Triple+Herencia+Urban
%C3%ADstica+del+Movimiento+Moderno
[Consultado: 21/05/2009].
WIKISPACES. 2009. Estudio para Florencia,
Plan Piazza Signoria. En línea: http://
wikietsac4curso.wikispaces.com/La+Triple+H
erencia+Urban%C3%ADstica+del+Movimient
o+Moderno [Consultado: 23/05/2009].
WUAZAA. 2010. Venecia, Italia. En línea: http://
wuazaa.files.wordpress.com/2009/08/
venecia21.jpg [Consultado: 15/03/2009].
ZAVALETA DE SAUTU, C. 2005. El paisaje en la
relación cuerpo-ciudad. Libro de Ponencias. I
Foro Urbano del Paisaje. Vitoria, España. 159
p.

430
m. briceño avila, b. gil s.,
w. contreras miranda y m. e. owen de contreras
2(1)2010 / ENERO-DICIEMBRE

View publication stats