Anda di halaman 1dari 7

EL CAMPO DE LA PSICOLOGIA SOCIAL

Cómo percibimos a los otros, cómo desarrollamos sentimientos positivos y negativos


hacia ellos, qué esperamos de los otros y a qué atribuimos sus conductas, cómo las
personas se comunican lo que piensan y sienten, cómo tratamos de influir sobre los otros
y a su vez somos influidos por ellos, cómo reaccionamos a los diversos intentos de
influencia de que somos objeto continuamente por parte de personas y/o grupos, etc.

DEFINICION DE PSICOLOGIA SOCIAL

En 1968, Allport presenta una ligera ampliación de esta definición, afirmando que "La
psicología social es una disciplina en la cual las personas intentan comprender, explicar
y predecir cómo los pensamientos, sentimientos y acciones de los individuos son
influenciados por los pensamientos, sentimientos y acciones percibidos, imaginados o
implícitos, de otros individuos" (Raven & Rubin, p. 16, 1983)

Se preocupa de incluir los distintos aspectos de la actividad psicológica (cognitivos,


afectivos, conductuales), tanto del agente como del objeto de influencia, permitiendo así
abarcar muchos fenómenos que sólo empezaron a ser temas de interés específico de
los psicólogos sociales, destaca claramente como foco de interés de la disciplina el
fenómeno central de la influencia social que se da entre los individuos distingue las
diversas modalidades y formas que puede asumir el proceso básico de influencia social,
algunas de ellas muy sutiles y subjetivas establece que el nivel de análisis básico de la
psicología social es el individuo, al igual como ocurre con toda la psicología. Son los
individuos, y no otros niveles como grupos u organizaciones, los que piensan, sienten y
actúan, en una relación de influencia recíproca con otros individuos, independientemente
que estos individuos pertenezcan o representen a otras instancias.

Baron & Byrne (1994), quienes plantean que la tarea central de los psicólogos sociales
es comprender cómo y por qué los individuos se comportan, piensan y sienten como lo
hacen, en situaciones que involucran a otras personas.

La psicología social es una ciencia, aunque los temas que estudia puedan ser muy
diferentes de aquellos de las ciencias físicas o biológicas. Se focaliza principalmente en
comprender las causas o factores que moldean nuestros pensamientos, sentimientos y
conductas en situaciones sociales. Intenta lograr esta meta a través de la utilización del
método científico, y toma en cuenta que nuestra interacción con otros está influenciada
por un amplio rango de factores sociales, cognitivos, ambientales, culturales y biológicos

RELACIONES CON OTRAS DISCIPLINAS

Con respecto a la psicología general su relación es obvia, ya que la psicología social es


una rama de aquella y de ahí su énfasis en el nivel individual de análisis. Tan obvia es
esta relación que para algunos toda la psicología es social, en la medida que
prácticamente todo comportamiento humano es susceptible de alguna forma de
influencia social. A la psicología general le corresponde estudiar toda la conducta del
individuo, independientemente de su grado de determinación social. En cambio la
psicología social se focaliza en estudiar las diversas formas de influencia social sobre la
conducta del individuo.

La sociología se interesa especialmente en el estudio de la sociedad, las instituciones


sociales y las relaciones entre organizaciones o grupos dentro de un sistema social. Sin
embargo, sociología y psicología social tienen un área de intersección relativamente
amplia, que incluye temas como las actitudes, la influencia normativa, la importancia de
las posiciones y roles sociales, el liderazgo, la socialización, el comportamiento desviado,
etc..
En el caso de la antropología cultural, esta disciplina se dedica en particular al estudio
de los diversos productos, patrones, formas de interacción, etc. de los diferentes grupos
culturales, con un enfoque comparativo. , los datos antropológicos son de gran valor y
utilidad para los psicólogos sociales en su intento de comprender y explicar el
comportamiento social de los individuos, así como también las teorías y herramientas
metodológicas psicológicas son de utilidad para el antropólogo.

La psicología social tiene relaciones con otras disciplinas interesadas en fenómenos


conductuales y sociales, tales como la educación, la ciencia política, y la economía.

DESARROLLO HISTORICO

Es posible distinguir tres grandes aproximaciones al estudio de la conducta social que se


han originado en momentos históricos muy diferentes, pero que todos ellos se prolongan
hasta la época contemporánea. Estas aproximaciones son la Filosofía Social, el
Empirismo Social y el Análisis Social.

La Filosofía Social surge desde la antigüedad y se basa en la conjetura. Consiste en


reflexiones y especulaciones acerca de la naturaleza humana y la conducta social, sin
ninguna forma sistemática de recolección de datos ni verificación de las afirmaciones.

El Empirismo Social, que surge a finales del siglo XIX y se basa en la descripción.
Representa un avance hacia un conocimiento más completo de algunos fenómenos
sociales, a través de una recolección sistemática de datos que va más allá de la mera
especulación.

El Análisis Social, surge sólo durante las primeras décadas del siglo XX, y enfatiza la
causalidad. Mientras el Empirismo Social proporciona una descripción de características
de individuos o eventos sociales, el análisis social busca establecer un fundamento
científico para comprender lo que se describe. Involucra un estudio específico de las
relaciones subyacentes con el fin de revelar nexos causales y verificar teorías, o dicho
de otra manera, busca relaciones causales utilizando los datos derivados de la
investigación sistemática
La psicología social moderna, aunque ya en 1908 aparecieron los dos primeros libros
que incluían en su título la expresión "psicología social", uno del sociólogo Ross y otro
del psicólogo McDougall (Allport, 1954), ambos textos se basaban principalmente en
conceptualizaciones y especulaciones más que en pruebas empíricas. Solo en la década
del 20 es posible encontrar algunos hitos importantes de lo que va a ser la disciplina en
adelante. Así, en 1921 aparece el Journal of Abnormal and Social Psychology, la primera
publicación específicamente destinada a divulgar artículos de psicología social (Perlman
y Cozby, 1988), y que en 1965 se convertiría en el actual Journal of Personality and
Social Psychology, considerada la principal revista de la disciplina a nivel mundial. Y en
1924 aparece el texto de Psicología Social de Floyd Allport, que a pesar de su fecha de
publicación ya refleja lo que va a ser la orientación moderna de la disciplina, o sea, lo
que Hollander (1981) denomina el análisis social.

En los años 30 encontramos ya trabajos clásicos de dos de las figuras más importantes
de la disciplina: los estudios de Muzafer Sherif sobre la naturaleza e impacto de las
normas sociales sobre los juicios y conductas de los individuos, y el famoso estudio de
Kurt Lewin y otros acerca de la influencia de distintos estilos de liderazgo sobre la
productividad y otros procesos de grupo (Perlman y Cozby, 1988).

En los años 40, y muy relacionados con el esfuerzo bélico de la Segunda Guerra Mundial,
encontramos el trabajo de Lewin sobre dinámica de grupo, las investigaciones de
Hovland y otros sobre comunicación y cambio de actitudes, el monumental estudio sobre
liderazgo de Hemphill y otros, y el estudio clásico sobre la personalidad autoritaria de
Adorno y colaboradores, motivado por los fenómenos del fascismo y el nazismo
(Wrightsman & Deaux, 1981).

En los años 50, habiendo alcanzado ya la disciplina un carácter de ciencia experimental,


se pueden destacar los estudios de Asch sobre el conformismo y el desarrollo de la teoría
de la disonancia cognitiva de Festinger, una de las teorías más fructíferas de la disciplina
y que siguió siendo un foco de interés para muchos investigadores durante varias
décadas.

Los años 60 pueden ser considerados como el período en que la psicología social
alcanzó su mayoría de edad. Durante esta "década turbulenta" caracterizada por rápidos
cambios sociales, aumentó mucho la cantidad de psicólogos sociales y el campo se
expandió hasta incluir prácticamente todos los aspectos imaginables de la interacción
social, en una verdadera explosión del conocimiento en el área.

Los años 70 significaron una aceleración y expansión de muchas temáticas previas, y


además surgieron nuevos temas o fueron estudiados desde una nueva perspectiva.

Durante la última parte de los 70 y especialmente en los años 80, se observan dos
grandes tendencias que han configurado la psicología social de nuestros días: un
creciente énfasis en la perspectiva cognitiva, en la aplicación de los hallazgos y principios
de la psicología social a la solución de problemas prácticos, existiendo ya importantes
desarrollos en relación a la salud, procesos legales, conservación de la energía, y
comportamiento en contextos laborales y comerciales (Baron & Byrne, 1994; Smith &
Mackie, 1995).

Los años 90 pueden ser caracterizados por tres principales tendencias que ya son claras
o que se ven venir en los próximos años:

a) creciente conocimiento y creciente sofisticación de los procesos cognitivos y de las


aplicaciones a problemas prácticos

b) creciente énfasis en el rol del afecto en muchas formas de conducta social, con
muchas investigaciones actuales dedicadas a examinar el impacto de los estados
emocionales y las complejas interacciones entre afecto y cognición

c) adopción de una perspectiva multicultural o de diversidad social, relacionada con los


crecientes fenómenos migratorios y la internacionalización de las comunicaciones, el
comercio y la vida social en general (Baron & Byrne, 1994).

Sólo a partir de los años 70 se advierte el surgimiento, quizás no tan rápido como habría
sido deseable, de una psicología social europea que ha hecho aportes muy importantes
tal como el trabajo de Tajfel sobre identidad social, categorización social y relaciones
intergrupales, y el trabajo de Moscovici sobre polarización de grupo e influencia de las
minorías en un grupo (Turner, 1994).

CAMPO DE ESTUDIO Y APLICACIÓN


Cualquier disciplina científica puede ser caracterizada en términos de cuatro principales
aspectos (Hollander, 1981) que, referidos a la Psicología Social, serían los siguientes:

 Un conjunto de fenómenos de interés: en nuestro caso corresponde a todos


aquellos fenómenos que involucran influencia social, en cualquiera de sus formas
y niveles. Esto incluirá la influencia de una persona sobre otra (ej. atracción,
expectativas)
 Un cuerpo de teorías acerca de tales fenómenos: en este caso, proposiciones y
explicaciones acerca de los fenómenos de influencia . Las teorías consistirán en
algunos conceptos y proposiciones acerca de la relación entre ciertos eventos,
con el objetivo de explicar y predecir un fenómeno de interés.
 Un conjunto de métodos de investigación: destinados a obtener evidencias acerca
de los fenómenos de interés, mediante procedimientos sistemáticos y controlados.
 un cuerpo organizado de hallazgos acumulados: el conocimiento y las evidencias
obtenidas de la investigación, y organizados alrededor de las teorías y modelos
en los distintos tópicos de interés.

En relación al campo de aplicación de las teorías y hallazgos de la psicología social,


desde muy temprano se enfatizó su gran contribución a la psicología laboral, donde
juegan un rol fundamental aspectos como actitudes, socialización, roles y normas,
cohesión de grupo, liderazgo, comunicación y relaciones humanas, toma de decisiones,
etc.

Respecto a la psicología educacional, cada vez se reconoce más el rol desempeñado


por las variables psicosociales en el rendimiento y comportamiento escolar, en términos
de clima social del aula, cohesión de grupo, patrones de liderazgo, expectativas y
atribuciones del profesor, comunicación verbal y no verbal entre profesor y alumnos, etc.
(Backman y Secord, 1971; Johnson, 1972; Ovejero, 1988).

En el ámbito de la psicología clínica, y particularmente en la psicoterapia, es muy


evidente la relevancia de temas como el cambio de actitudes, entrenamiento en
habilidades sociales, comunicación interpersonal, resolución de conflictos, comparación
social y autoevaluación, estilo atribucional, etc. (Gondra, 1985; Sheras & Worchel, 1979).
Otros ámbitos de vasta aplicación de los conocimientos de la psicología social lo
constituyen la publicidad, la psicología ambiental (Proshansky, Ittelson y Rivlin, 1983;
Stokols, 1984, 1995), la psicología comunitaria (Montero, 1984; Sánchez, 1995) y la
psicología del deporte (Buceta, 1995; Marquez, 1995). Por último, y sin agotar el tema,
podemos señalar el rol fundamental que juega la psicología social en el nuevo campo de
la psicología de la salud (Montesinos y Preciado, 1990; Stone, 1988; Taylor, 1990)
definida como la especialidad que estudia los procesos psicológicos que afectan el
desarrollo, prevención y tratamiento de la enfermedad física (Glass, 1989).