Anda di halaman 1dari 3

AUTOMATIZACIÓN EN EL EMBALAJE Y ENVASADO DE ALIMENTOS

Envase:
Es el material que contiene o guarda a un producto y que forma parte integral del mismo;
sirve para proteger la mercancía y distinguirla de otros artículos
Envasado aséptico
Se han producido avances recientes en el envasado aséptico de alimentos. El proceso
difiere esencialmente del enlatado convencional. En el método aséptico, el contenedor
del alimento y el dispositivo de cierre se esterilizan por separado, y las operaciones de
llenado y cierre se realizan en una atmósfera estéril. La calidad de los productos es óptima,
ya que el tratamiento por calor de los alimentos puede controlarse con precisión y es
independiente del tamaño o del material del contenedor. Hasta ahora, los mayores avances
se han registrado en el tratamiento de líquidos y purés esterilizados mediante el
denominado proceso HTST, en el que el producto se calienta a una temperatura elevada
durante algunos segundos. A estas mejoras se añadirán las obtenidas respecto a los
alimentos en partículas. Un beneficio probable en las fábricas de alimentos consistirá en
la reducción del ruido gracias a la sustitución de recipientes metálicos rígidos. Además,
estos recipientes pueden plantear problemas debidos a la contaminación con plomo y
estaño de los alimentos conservados. Para su atenuación, pueden emplearse los nuevos
tipos de recipientes de dos piezas realizados con hojalata laqueada y los recipientes de
tres piezas de costuras soldadas en vez de estañadas
Envasado por congelación
En la industria de la congelación de alimentos se utilizan el conjunto de métodos de
ultracongelación de productos frescos a temperaturas por debajo de su punto de
congelación, formando de este modo cristales de hielo en los tejidos acuosos. Los
alimentos pueden procesarse crudos o parcialmente cocinados (p. ej., reses o platos de
carne preparados, pescados o productos derivados de éste, verduras, frutas, aves, huevos,
comidas listas para consumir, pan y pasteles). Los artículos perecederos congelados
pueden transportarse a grandes distancias y almacenarse para su tratamiento y/o venta
cuando la demanda lo requiera, disponiendo en todo momento de productos de
temporada.
Embalaje:
Son todos los materiales, procedimientos y métodos que sirven para acondicionar,
presentar, manipular, almacenar, conservar y transportar una mercancía
Envase y Embalaje.
los consumidores solicitan envases y embalajes más cómodos que faciliten el consumo
de alimentos en el camino. Al mismo tiempo, demandan productos de marca que ofrezcan
más variedad. Por eso los fabricantes de bienes de consumo tienen que ser capaces de
producir lotes cada vez más pequeños, financieramente viables y colocarlos en el mercado
con mayor rapidez. La respuesta de los fabricantes de maquinaria a estas demandas
consiste en reducir el tiempo de salida al mercado.
La mayoría de las veces, las máquinas de envase y embalaje tienen componentes de
control de movimiento que tienen que asignar procesos altamente dinámicos y
sincronizados..
Optimización de procesos de envase y embalaje en máquinas y líneas automáticas
La importancia de los procesos de envase y embalaje crece para los diferentes productores
de alimentos y bienes de consumo. Por ello, a la hora de diseñar una línea automática o
al estructurar un proceso de embalaje, el concepto de producción flexible debe ser una
prioridad. Larraioz Electrónica Industrial contribuye a ello con su tecnología.
En una sociedad de vocación consumidora como la actual, el envase cobra una
importancia sin igual. Los efectos en el consumidor de los diferentes envases y embalajes
contenedores son de muy diversa naturaleza.
En una gran superficie un consumidor dedica, por término medio, 5 segundos a cada
producto exhibido en los diferentes estantes, siendo éste el tiempo que tiene el envase,
con su poder diferenciador, para convencer al potencial cliente de las bondades del
producto (Cervera, 1998).
De acuerdo con la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la
Agricultura) el uso de unos adecuados envases y embalajes permitiría reducir las pérdidas
de alimentos, reduciendo el hambre en el mundo; estas pérdidas se pueden cifrar entre un
30% y un 50% (tercer mundo) y entre un 3% y un 5% (países desarrollados) (Packforst,
2000).
El número anual de palés y embalajes que pueden mover en los almacenes de una gran
empresa de distribución supera los 130 millones de unidades; evidentemente, todo
esfuerzo por hacer más eficiente, tanto la agrupación de envases en un embalaje como la
agrupación de embalajes en un palé, redundará en una importante reducción de los costes
de manipulación, almacenamiento y transporte (Henriksson, 1998).
En una economía desarrollada, una persona consume a lo largo de su existencia 130 veces
su propio peso (70 kilos) en envases domésticos; a estos residuos habría que añadir su
participación en el consumo de envases industriales o embalajes (Cervera, 1998).
Con todos estos datos sobre la mesa, es evidente la importancia de los procesos de envase
y embalaje para los diferentes productores de alimentos y bienes de consumo. Su
optimización, tanto a efectos de coste, productividad y eficiencia energética, es primordial
y prioritaria para dichos productores.
Automatización de máquinas y líneas de envase y embalaje
La extensiva automatización del proceso de envase y embalaje, no es un imposible, es
más, es un enorme valor añadido para quienes consiguen hacerlo a precios racionales. La
diversidad de la producción de una determinada empresa, la diferente demanda de
formatos de su envasado, y una adaptación rápida de un modelo a otro, requiere de una
solución: automatización.
Automatización sí, pero racional, con un interfase gráfico fácilmente entendible por los
operarios de las líneas automáticas, con una gestión apropiada de recetas y órdenes, y con
una eficiente comunicación a la oficina de producción que gestiona las necesidades de
envase y embalaje de la producción en tiempo real.