Anda di halaman 1dari 5

Marco teórico

Saponificación

“El proceso de fabricación de jabón se lleva a cabo gracias a una reacción química llamada
saponificación. La saponificación es la hidrólisis con catálisis básica de grasas y aceites para
producir jabón. Los aceites vegetales y las grasas animales son triglicéridos (esteres de glicerina
con ácidos grasos), y al ser tratados con una base fuerte como (NaOH) o (KOH) se saponifican, es
decir se produce el jabón (sal del ácido graso) y la glicerina (glicerol).

La reacción química que se efectúa en la fabricación de jabón se puede representar en forma


general como sigue:

La saponificación consta de dos etapas, la descomposición de los ingredientes en sus partes útiles
y la reacción de estas para producir el jabón.

Las grasas y los aceites se componen de triglicéridos, pero no se puede hacer jabón a partir de
ellos; es necesario que se descomponga en ácidos grasos y glicerol. Los ácidos grasos son un
elemento primordial en el proceso de elaboración de jabón, en cambio el glicerol aunque es útil no
es fundamental.

La desintegración de un triglicérido en sus componentes se denomina hidrólisis. En contacto con el


agua todo los esteres, incluidos los glicéridos se descomponen en sus componentes, glicerina y un
ácido graso.

En el proceso de fabricación de jabón, el agua hace llegar el hidróxido de sodio a todos los
rincones del recipiente, permitiendo así que se produzca la hidrólisis. Cuando el agua y las grasas

1. (Grasas y aceites vegetales)


2. (Gardey, 2014)
3. (Chambers)
4. (Mendez, La guia, 2010)
se mezclan, tan solo una pequeña parte del aceite se disuelve en el agua. Es decir, el agua
corriente tan solo descompone ligeramente las grasas y los aceites, por esto debemos añadir
hidróxido de sodio al agua.

Durante la hidrólisis, los iones de (NaOH) atacan el átomo de carbono que se encuentra en el
extremo carboxilo de los ácidos grasos liberándolos del triglicérido. Una vez separados los ácidos
reaccionan con un ion de sodio y forman el jabón. A continuación tres iones de hidróxido
reaccionan con el glicerol y dan lugar a la glicerina.

Todas las reacciones químicas requieren que los reactivos estén en contacto, por lo tanto es un
problema que la solución caustica (álcali) y las grasas no se mezclen. Sin embargo Las grasas y
aceites aparte de contener triglicéridos siempre contienen una pequeña cantidad de ácidos graso
libres. Cuando se añade la solución alcalina a la grasa se saponifican primero los ácidos grasos
libres formando porciones considerables de jabón que actúa como un excelente agente
emulsionante. La grasa no saponificada se disgrega gracias a la formación del jabón, aumentando
la superficie de contacto entre los reactivos, esto incrementa la velocidad de la reacción. Por lo
tanto, una buena forma de acelerar el proceso de saponificación es agregar una pequeña porción
de jabón ya formado a la mezcla de reacción.”1

Tinción

“Le denomina tinción al proceso y el resultado de teñir (otorgar un color a una cosa). El concepto
deriva del vocablo latino tinctĭo.

Es importante destacar que el acto y la consecuencia de teñir también se conocen como tintura.
De este modo, mientras que en el lenguaje coloquial suele emplearse la idea de tintura, en el
campo de la química y de la medicina se prefiere el término tinción.

En este sentido, se llama tinción a una técnica que se emplea en los laboratorios con el objetivo de
optimizar la visión de aquello que se observa a través de un microscopio. La tinción, de este modo,
consiste en aplicar un colorante a una sustancia o un tejido para que resulte más simple detectarlo
y analizarlo.

Con la tinción, es posible mejorar la definición de grupos de células o de fragmentos de tejido, por
citar algunas opciones. También, mediante tinturas especiales, se puede medir la presencia de
ciertas sustancias o elementos en un compuesto.”2

Técnica del Sudán iii

“La técnica del sudán III es un método utilizado generalmente para demostrar la presencia de
grasas mediante tinción de triglicéridos, aunque también tiñe otros lípidos. Pertenece al grupo de
colorantes indiferentes, que son aquellos que no tienen afinidad por estructuras ácidas o básicas.
Son insolubles en el agua y tiñen aquellas sustancias que tienen un poder de disolución superior al
del líquido empleado para preparar la solución colorante.”3
1. (Grasas y aceites vegetales)
2. (Gardey, 2014)
3. (Chambers)
4. (Mendez, La guia, 2010)
Concepto de Solubilidad

“La solubilidad es capacidad que posee una sustancia para poder disolverse en otra. Dicha
capacidad puede ser expresada en moles por litro, gramos por litro o también en porcentaje del
soluto.

Generalmente, para hacer que el soluto se disuelva se suele calentar la muestra, de este modo, la
sustancia disuelta se conoce como soluto y la sustancia donde se disuelve el soluto se conoce
como disolvente.

Para todas las sustancias no valen los mismos disolventes, pues por ejemplo, en el caso del agua
usada como disolvente, es útil para el alcohol o la sal, los cuales se disuelven en ella fácilmente, en
cambio, no se disuelven en ella el aceite, o la gasolina.

Los caracteres, polar o apolar, son de gran importancia en la solubilidad, pues gracias a estos, las
sustancias variarán sus solubilidades.

Los compuestos que poseen menor solubilidad, son los que tienen menor reactividad, como por
ejemplo, las parafinas, compuestos aromáticos, o compuestos derivados de los halógenos.

El concepto de solubilidad, se utiliza tanto para describir fenómenos cualitativos de los procesos
de disolución, como también para expresar de manera cuantitativa la concentración de una
solución.

La solubilidad de una sustancia es dependiente de la naturaleza, tanto del soluto como del
disolvente, así como también de la temperatura y presión a la que esté sometido el sistema. La
interacción de las moléculas del disolvente con las del soluto, para conseguir formar agregados se
conocen como solvatación, pero si el disolvente es agua, a este proceso se conocerá como
hidratación.

La solubilidad se ve afectada por diferentes factores, y ésta viene determinada por el equilibrio de
las fuerzas internas que existen entre los disolventes y los solutos. La temperatura o la presión,
son factores, que al romper el equilibrio, afectan a la solubilidad.

En gran parte, la solubilidad depende de la presencia de otras sustancias que se encuentran


disueltas en el disolvente, y también de la cantidad en exceso o defecto de un ion común en la
solución, así como también dependerá, pero en menor medida, de la fuerza iónica de cada
solución.

La temperatura, es uno de los factores que influye en la solubilidad, así, para muchos sólidos que
se encuentran disueltos en agua, la solubilidad aumenta al verse también aumentada la
temperatura hasta los 100ºC. Sometidos a altas temperaturas, la solubilidad de los solutos iónicos,
se ven disminuidos debido a que las propiedades cambian y el agua se convierte en menos polar,
al reducirse la constante dieléctrica.

1. (Grasas y aceites vegetales)


2. (Gardey, 2014)
3. (Chambers)
4. (Mendez, La guia, 2010)
Sin embargo, los solutos en estado gaseoso, muestran un comportamiento algo complejo frente a
la temperatura, pues al elevarse la temperatura, los gases tienen a volverse menos solubles (en
agua), pero si más solubles en disolventes de carácter orgánicos.

Así, en los compuestos orgánicos, la solubilidad, generalmente aumenta con la temperatura.

La solubilidad de los compuestos iónicos es algo compleja, pues en ella interviene más factores. En
la práctica es bueno saber algunas reglas para determinar la solubilidad o también, la insolubilidad
de las sustancias iónicas en la disolución acuosa.

Las reglas, obtenidas experimentalmente, hacen que las sustancias se puedan clasificar en:
Solubles, ligeramente solubles, o insolubles.

Solubles: Son las sustancias con una solubilidad superior a 0.02 moles de soluto por litro de
disolución

Ligeramente insolubles: son las sustancias que tienen una solubilidad aproximada de 0.02 moles
por litro.

Insolubles: Son las sustancias que no llegan a tener una solubilidad de 0.02 moles por litros, pero
dado que esta solubilidad no es del todo nula, se suele conocer con el nombre de poco solubles.”4

Materiales

 Aceite
 Probetas
 Sudan III
 NaOH
 Agua
 Cloroformo
 Baño María

Proceso

Saponificación

1. Agregar aceite en una probeta


2. Agregar 20% de NaOH respecto a el aceite
3. Agitar la probeta
4. Poner a baño María

1. (Grasas y aceites vegetales)


2. (Gardey, 2014)
3. (Chambers)
4. (Mendez, La guia, 2010)
Tinción

1. Agregar aceite en 2 probetas


2. Agregar en una tinta roja común y en otra Sudan III
3. Agitar las 2 probetas

Solubilidad

1. Agregar aceite en 2 probetas


2. Agregar en una cloroformo y en otra agua
3. Agitar las 2 probetas

Bibliografía

 Chambers, D. (s.f.). scribd. Recuperado el 10 de 04 de 2018, de


https://es.scribd.com/document/361877932/Tecnica-Del-Sudan-III

 Gardey, J. P. (2014). Definicion de. Recuperado el 2018 de 04 de 10, de


https://definicion.de/tincion/

 Grasas y aceites vegetales. (s.f.). Recuperado el 10 de 04 de 2018, de https://grasas-y-aceites-


vegetales.webnode.com.co/aplicaciones/saponificacion/

 Mendez, A. (20 de mayo de 2010). La guia. Recuperado el 10 de 04 de 2018, de


https://quimica.laguia2000.com/conceptos-basicos/concepto-de-solubilidad

1. (Grasas y aceites vegetales)


2. (Gardey, 2014)
3. (Chambers)
4. (Mendez, La guia, 2010)