Anda di halaman 1dari 3

Guerrero Martínez Joy Dunixxi 11 de Octubre del 2018

Grupo: 618

Historia Verdadera de la conquista de la Nueva España


Bernal Díaz del Castillo

Muchos son los documentos y textos que hablan de la conquista española, muchas
son las visiones que se tienen de esta; gracias a los códices nahuas es posible
conocer la visión de los indígenas conquistados. Sin embargo,aunque este libro
presenta la misma historia, es de una forma muy diferente, Bernal Díaz fue nada
más y nada menos que un soldado, que estuvo presente en todo momento durante
la conquista y es él, el que se dio a la tarea de inmortalizar su historia en un gran
libro, en el cual muestra una “verdad”, su verdad y la de todos los españoles.

En sí la historia es la misma de siempre, la que ya se conoce al derecho y al revés,


y que Díaz intenta describir de manera muy breve (según él), realmente lo diferente
aquí es ver qué pensaban los españoles durante su expedición y sus batallas. El
libro comienza con una pequeña introducción al personaje, el autor es invitado a
viajar a aquellas tierras indias recién descubiertas, allí es llevado a conocer Cuba y
Yucatán, de ahí se sigue la historia verdadera.

Seguro fue impactante para una civilización “avanzada” llegar a una tierra
desconocida y encontrar a unos “indios salvajes con sus vergüenzas de fuera” ,
tratando de una forma u otra entender lo que dicen, tratando de nombrar los lugares
como podían y con la idea de que aquellos habitantes idolatraban figuras de barro
que parecían demonios (también les impactó el oro, pues cada vez que llegaban a
una tierra nueva, buscaban provisiones y oro u otras piedras preciosas). A pesar de
que fueron emboscados, los indígenas se vieron en desventaja comparando sus
primitivas armas con el cortar de las espadas españolas. A pesar del insistente
deseo de los españoles de continuar, los indígenas indudablemente les dieron
batalla, ellos sabían que en donde desembarcasen habría guerra.

Ante todas sus dificultades, estos españoles siguieron fuertes por su gran devoción
a Dios, tanto así, que uno de sus más grandes deseas fue el de evangelizar a los
indígenas, dándoles santo bautismo.
Guerrero Martínez Joy Dunixxi 11 de Octubre del 2018
Grupo: 618

Realmente fue mucho el tiempo que pasaron explorando y luchando, le tocó ver
cómo Cortés asumió el poder en la expedición y describe de forma sorpresivamente
precisa las tácticas de ataque de este mismo y cada uno de los lugares en los que
llegaron a estar. Bernal Díaz parecía devoto a Hernán Cortés, así andaban, a veces
con temor ante tantos indígenas que podrían vencerlos,llegaron a México con ese
miedo y fueron consiguiendo aliados a duras penas.

Desde el principio del libro notas el deseo del autor de trascender en la historia,
puede ser el verdadero motivo que lo llevó a escribir este libro, sin embargo, este
libro también le sirvió para justificar todo lo que hicieron los españoles durante la
conquista, y por otro lado, parece tener esa doble intención de anular todos los
libros que de este tema hablaran, pues este libro es la historia verdadera, no hay ni
habrá otras para Díaz

Sobre el libro en general, tal vez alguien de nacionalidad mexicana no goce


plenamente de leer un libro en el que llaman primitivos (y que además de todo, es
por ese y otros calificativos, que los españoles justifican muchas de las acciones
malas que realizaron), pero viéndolo desde un punto de vista objetivo, el autor era
ya viejo cuando lo escribió, tenía una mentalidad que difícilmente cambiaría,
además de que puede que, aunque él estuviera consciente de que algunas cosas
de las que estuvieron estaban mal,muy en el fondo él -y los demás españoles, por
supuesto- tenía la creencia de que habían hecho un bien al “civilizar y educar” a los
indígenas.
Guerrero Martínez Joy Dunixxi 11 de Octubre del 2018
Grupo: 618

Esta mentalidad, no es cosa solamente de de Díaz del Castillo; para los españoles,
la forma de reafirmar su autoridad y su identidad como país era comenzar a
expandirse,además de que el nacionalismo era mucho más fuerte en aquel
entonces. Eso por un lado, y por el otro y de forma general, en todo el continente se
vivía un eurocentrismo impactante. Por estas cuestiones, entre otras, entiendo
porqué los españoles se sentían con el poder y la superioridad de llegar a
conquistar e imponer sus ideas y también entiendo que para el autor
verdaderamente no hay otra historia, además, cualquiera que cuente su historia va a
intentar demostrar el porqué cree tener la razón, y no está mal, finalmente ya pasó,
y aunque su justificación no me convence del todo, lo acepto y respeto.

Después de analizar por qué el autor plantea las cosas como las plantea, dejó de
molestarme mientras leía el libro, sin mencionar que es realmente un buen trabajo,
digo, sí tuve problemas con descifrar ciertas palabras, porque nuestra lengua -
aunque sea la misma- cambió bastante de esa época comparado con la del día de
hoy; y el texto en sí, no está tan bien estructurado como los textos que acostumbro
a leer, pero en parte, eso me encantó. Sobre lo anterior, se podría decir que la
redacción es mala, sin embargo, el hecho de que escriba sin cuidado y tan
coloquialmente, le da cierta emoción, esto porque plasma la historia tal cual la
recuerda y tal cual le llega a la mente; al leer su versión, sentí la historia realmente
viva, genuinamente despertó algo en mí, es algo que te atrapa por su simpleza, el
libro tiene esencia literaria.

Por todo lo anterior, y como una simple lectora, procurando no dejarme influir
factores externos que alteren mi opinión, creo que el libro es en verdad bueno, no
necesita justificar lo que dice en cientos de documentos y textos, tampoco utiliza un
vocabulario rimbombante o una prosa poética; simplemente, y de una forma
extraña, toda esa historia de un país se reduce a la anécdota de un viejo hombre,
emocionante y con un toque de novela de aventura. Me gustó mucho.