Anda di halaman 1dari 157

Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción del desarrollo y prevención de la violencia

Experiencias participativas con jóvenes en


proyectos de promoción del desarrollo y
prevención de la violencia
El caso de El Salvador
Experiencias participativas con jóvenes en
proyectos de promoción del desarrollo y
prevención de la violencia

El caso de El Salvador
Experiencias participativas con jóvenes en
proyectos de promoción del desarrollo y
prevención de la violencia

El caso de El Salvador
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción del desarrollo y prevención de la
violencia. El caso de El Salvador

Pan American Health Organization


Pan American Sanitary Bureau
Regional Office of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N. W. Washington, D. C.
20037 United States of America
Teléfono: (202) 974-3000
www.paho.org

Secretaría de la Juventud de El Salvador


Boulevard El Hipódromo, n.º 110
San Salvador. El Salvador
www.jovenes.gob.sv

Cooperación Técnica Alemana - GTZ


Prolongación Arenales 801
Lima 18, Perú
Teléfono: (511) 422-9067
gtz-peru@pe.gtz.de

Esta publicación se realizó en el marco del Proyecto Fomento del Desarrollo Juvenil y Prevención de la
violencia (OPS-GTZ)

Autora
María Santacruz Giralt

Equipo técnico del proyecto


Matilde Maddaleno
Alberto Concha-Eastman
Sara Marques
Ana Isabel Moreno
Amalia Ayala
Anja Krammer

Equipo técnico de la Secretaría de la Juventud


Marisa Fortin de Miranda
Ligia Fuentes

Cuidado de edición: Lidia Ferdmann y Carolina Teillier


Diseño de carátula y diagramación: SINCO Editores

ISBN 92 75 32643 6

Biblioteca Sede OPS - Catalogación en la fuente


Organización Panamericana de la Salud

Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción del desarrollo y prevención de la violencia. El caso
de El Salvador
Washington, D. C.: OPS, © 2006

I. Título

1. ADOLESCENTE
2. VIOLENCIA - prevención y control
3. FORMULACIÓN DE POLÍTICAS
4. DESARROLLO DEL ADOLESCENTE
5. EL SALVADOR

NLM WS 462

6
Índice general

Presentación 11

Introducción 13

1. Algunos datos sobre la situación de la niñez, la adolescencia y


la juventud en El Salvador 17

2. Metodología 37
2.1 Esquema del informe y procedimiento general para la elaboración
de cada apartado 37
2.2 Descripción de los criterios de evaluación de las experiencias y
del instrumento utilizado en las entrevistas 39
2.2.1 Los criterios de evaluación: definiciones conceptuales
y operativas 39
2.2.2 El instrumento 43

3. Las experiencias 47
3.1 Emprendizaje en la microrregión de «Los Nonualcos»
(FEDISAL, FADEMYPE) 47
3.1.1 Información general de la experiencia e instituciones
involucradas 47
3.1.2 Información técnica de la experiencia 48
3.1.3 Valoración en función de los criterios 49
3.1.4 Lecciones aprendidas y aspectos a tener en cuenta 51
3.2 Jóvenes Emprendedores Empresariales-AJE El Salvador 52
3.2.1 Información general de la experiencia e instituciones
involucradas 52
3.2.2 Información técnica de la experiencia 54
3.2.3 Valoración en función de los criterios 55
3.2.4 Lecciones aprendidas y aspectos a tener en cuenta 57
3.3 Casa de la Juventud del Municipio de Aguilares-Comité Pro Defensa
de los Derechos de la Niñez y la Familia de Aguilares, PNUD 58
3.3.1 Información general de la experiencia e instituciones
involucradas 58
3.3.2 Información técnica de la experiencia 59
3.3.3 Valoración en función de los criterios 61
3.3.4 Lecciones aprendidas y aspectos a tener en cuenta 63
3.4 Campaña de recuperación, separación y reciclaje de
desechos sólidos-Aurora 65

7
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

3.4.1 Información general de la experiencia y de la institución


involucrada 65
3.4.2 Información técnica de la experiencia 66
3.4.3 Valoración en función de los criterios 67
3.4.4 Lecciones aprendidas y aspectos a tener en cuenta 68
3.5 Centro de Formación y Capacitación-CFC, Vicaría del Divino Salvador 69
3.5.1 Información general de la experiencia e instituciones
involucradas 69
3.5.2 Información técnica de la experiencia 70
3.5.3 Valoración en función de los criterios 71
3.5.4 Lecciones aprendidas y aspectos a tener en cuenta 73
3.6 Programa Piloto «Familias fuertes. Amor y límites»-OPS, MINED, MSPAS 73
3.6.1 Información general de la experiencia e instituciones
involucradas 73
3.6.2 Información técnica de la experiencia 74
3.6.3 Valoración en función de los criterios 76
3.6.4 Lecciones aprendidas y aspectos a tener en cuenta 77
3.7 Red Juvenil de la microrregión de «Los Nonualcos»-Alcaldías de
la microrregión, Red Juvenil, GTZ 78
3.7.1 Información general de la experiencia e instituciones
involucradas 78
3.7.2 Información técnica de la experiencia 79
3.7.3 Valoración en función de los criterios 80
3.7.4 Lecciones aprendidas y aspectos a tener en cuenta 82
3.8 Participación de la Juventud en Observación de Procesos
Electorales-ISED 83
3.8.1 Información general de la experiencia e instituciones
involucradas 83
3.8.2 Información técnica de la experiencia 83
3.8.3 Valoración en función de los criterios 85
3.8.4 Lecciones aprendidas y aspectos a tener en cuenta 86
3.9 Educación para la Vida-MINED, MSPAS, SNF 87
3.9.1 Información general de la experiencia e instituciones
involucradas 87
3.9.2 Información técnica de la experiencia 88
3.9.3 Valoración en función de los criterios 89
3.9.4 Lecciones aprendidas y aspectos a tener en cuenta 91
3.10 Casas de Encuentro-INTERVIDA 92
3.10.1 Información general de la experiencia e instituciones
involucradas 92
3.10.2 Información técnica de la experiencia 92
3.10.3 Valoración en función de los criterios 94
3.10.4 Lecciones aprendidas y aspectos a tener en cuenta 95
3.11 Festivales Regionales Nonualcos de Teatro-Alcaldías locales,
CONCULTURA, GTZ 96

8
Contenido

3.11.1 Información general de la experiencia e instituciones


involucradas 96
3.11.2 Información técnica de la experiencia 97
3.11.3 Valoración en función de los criterios 98
3.11.4 Lecciones aprendidas y aspectos a tener en cuenta 99
3.12 Becas de formación, Proyecto Nehemías-OJJ, CSJ 100
3.12.1 Información general de la experiencia e instituciones
involucradas 100
3.12.2 Información técnica de la experiencia 101
3.12.3 Valoración en función de los criterios 102
3.12.4 Lecciones aprendidas y aspectos a tener en cuenta 104
3.13 Inserción sociolaboral de jóvenes en conflicto del Municipio de
Ilobasco-Movimiento de Jóvenes Encuentristas (MOJE) 104
3.13.1 Información general de la experiencia e instituciones
involucradas 105
3.13.2 Información técnica de la experiencia 106
3.13.3 Valoración en función de los criterios 107
3.13.4 Lecciones aprendidas y aspectos a tener en cuenta 109
3.14 Centro de Educación para Todos (CET)-Fe y Alegría 110
3.14.1 Información general de la experiencia e instituciones
involucradas 110
3.14.2 Información técnica de la experiencia 111
3.14.3 Valoración en función de los criterios 113
3.14.4 Lecciones aprendidas y aspectos a tener en cuenta 114
3.15 Una alternativa de educación y trabajo para jóvenes en alto
riesgo: Polígono Industrial Don Bosco 116
3.15.1 Información general de la experiencia e instituciones
involucradas 116
3.15.2 Información técnica de la experiencia 117
3.15.3 Valoración en función de los criterios 119
3.15.4 Lecciones aprendidas y aspectos a tener en cuenta 120
3.16 Resumen gráfico 122

4. Una revisión a las políticas sobre niñez y juventud 125


4.1 Breve estado del arte: legislación y acciones sectoriales
relacionadas con la niñez y la juventud 125
4.1.1 Legislación y políticas sobre niñez y juventud 125
4.1.2 Acciones sectoriales en el ámbito público 137
4.1.3 El Plan Nacional de Juventud 140
4.2 Actores y entidades clave 141

5. Conclusiones y recomendaciones 145


5.1 Conclusiones 145
5.2 Recomendaciones 151

Referencias bibliográficas 155

9
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

Índice de cuadros y gráficos

Cuadros
1.1 Población total por sexo, según grupos de edad. Año 2004 19
1.2 Pobreza absoluta y total, según grupos de edad. Año 2002 20
1.3 Condiciones de alfabetismo (total del país), según grupos
de edad. Año 2004 21
1.4 Primeras causas de muerte por grandes grupos, según
grupos de edad. Año 2003 25
1.5 Primeras causas de muerte del total de causas externas,
según grupos de edad. Año 2003 26
2.1 Definición operativa de los criterios y sus niveles 44
3.1 Cuadro comparativo del puntaje otorgado a los criterios
en cada una de las 15 experiencias 123
3.2 Ubicación de las experiencias en los cinco ejes del
Plan Nacional de Juventud 124
4.1 Matriz de objetivos, ejes y áreas de acción estratégica
del Plan Nacional de Juventud 142

Gráficos
1.1 Asistencia escolar (total del país), según grupos de edad.
Año 2004 22
1.2 Sexo y edad de las víctimas de homicidio, según registros
del Instituto de Medicina Legal. Año 2004 28
1.3 Victimización por cualquier hecho de violencia, según
edad y sexo. Año 2004 29
1.4 Acto violento sufrido por pandilleros por lo menos una
vez durante un año, según sexo (en porcentajes) 30

10
Presentación

Según el Informe mundial sobre la violencia y la salud preparado por la Organización


Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el
2003, América Latina es la región que sufre el mayor impacto de la violencia en el
mundo. La tasa promedio de homicidio de los jóvenes entre 15 y 29 años es de 101,7
por 100.000 en varones, y de 11,5 por 100.000 en mujeres. Sin embargo, el homicidio
es solamente la manifestación más extrema de la violencia. Se calcula que por cada
asesinato hay 20 a 40 víctimas, adultas y jóvenes, involucradas en actos de violencia
sin consecuencias mortales, pero que requieren atención intrahospitalaria. Los
adolescentes y jóvenes constituyen la población más afectada por todo tipo de violencia,
incluyendo el abuso físico, sexual, verbal y emocional, así como el abandono. Las
posibilidades de que los jóvenes y adolescentes tengan un desarrollo sano se ven
limitadas cuando son golpeados por la violencia, sea como testigos, víctimas o agresores.

En casi todos los países de América Latina se reconoce que la violencia que afecta a
los jóvenes es un problema político y de salud pública. Su prevalencia no solamente
tiene repercusiones en el desarrollo juvenil, sino también mina los fundamentos
democráticos de la sociedad y es responsable por costos humanos, económicos y sociales
enormes en la región. Los gobiernos dedican considerables recursos a la lucha contra
la violencia juvenil; sin embargo, muchas iniciativas fracasan porque se ha invertido
poco en la evaluación de impacto de los proyectos y en la participación de los jóvenes
en el proceso.

El Proyecto Fomento del Desarrollo Juvenil y Prevención de la Violencia, financiado


por el gobierno alemán e implementado por la Organización Panamericana de la Salud
y la Cooperación Técnica Alemana-GTZ, tiene como objetivo mejorar la participación
de los jóvenes en la gestión de los programas de desarrollo juvenil y prevención de la
violencia en los países seleccionados —Argentina, Colombia, El Salvador, Honduras,
Nicaragua y el Perú—. En este contexto, una de las principales líneas de acción es la
gerencia de conocimientos, que busca presentar evidencia de experiencias exitosas y
sistematizar las políticas de prevención de la violencia en jóvenes en El Salvador
desde una perspectiva de salud pública que incorpora el género, el desarrollo y la
participación.

11
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

Esta sistematización es un componente en los esfuerzos de la gerencia de


conocimientos. Esperamos que contribuya al tratamiento de estos temas en el futuro,
y que motive a los gobiernos y a la sociedad civil a pensar en la construcción o
reformulación de las políticas relacionadas con la prevención de la violencia para que
respondan realmente a las necesidades e intereses de los jóvenes, permitiendo apostar
decididamente por la formación ciudadana para brindar alternativas reales de
desarrollo.

Matilde Maddaleno Wilfried Liehr


Asesora regional Asesor principal
Unidad de Salud del Adolescente Proyecto Fomento del Desarrollo
Área de Salud Familiar y Comunitaria Juvenil y Prevención de la Violencia
Organización Panamericana de la Salud Cooperación Técnica Alemana-GTZ
Organización Mundial de la Salud

Alberto Concha-Eastman Ana Isabel Moreno


Asesor regional Coordinadora regional
Prevención de Violencia y Lesiones Proyecto Fomento del Desarrollo
Unidad de Evaluación de Riesgos Juvenil y Prevención de la Violencia
Área de Desarrollo Sostenible y Salud Ambiental Cooperación Técnica Alemana-GTZ
Organización Panamericana de la Salud
Organización Mundial de la Salud

12
Introducción

A l hablar sobre la población


salvadoreña, hay que aludir
necesariamente a que es eminentemente
(OPS) y la Cooperación Técnica Alemana
(GTZ), busca promover el desarrollo
juvenil y la prevención de la violencia
joven. No obstante, esa cualidad —en mediante la construcción de redes
términos del número de niños, niñas, nacionales o equipos asociados que
adolescentes y jóvenes— no se equipara puedan operar como referentes para
en justa proporción con la cantidad y lograr que la violencia, que afecta a la
calidad de los esfuerzos encaminados a juventud, sea parte de los temas a
atender las múltiples necesidades y abordar en las agendas públicas de los
demandas de estos grupos de edad. países de intervención. Tiene como
Problemáticas que, precisamente por objetivo lograr que la juventud de los
haber sido atendidas —cuando lo han países involucrados participe en la
sido— en forma escasa, discrecional o gestión de programas de desarrollo
fragmentaria, prevalecen como factores juvenil y prevención de la violencia,
que históricamente han mantenido a entendiendo como grupo destinatario a
estas amplias colectividades en una adolescentes y jóvenes de ambos sexos
permanente situación de marginación, entre los 10 y los 24 años de edad. Este
desventaja y riesgo. Esto es proyecto cuenta con cuatro grandes
especialmente cierto y urgente, ya que líneas de acción:
en El Salvador, niñas, niños, adolescentes
y jóvenes no solo constituyen amplios a) gestión de políticas públicas,
grupos en situación de exclusión social mediante el apoyo a los equipos
sino que también enfrentan condiciones locales asociados al proyecto en la
adversas al correr el riesgo de incorporación del enfoque de
convertirse en víctimas de la violencia prevención de la violencia en las
que se vive en forma cotidiana en el país. políticas públicas, con participa-
El panorama en el que están inmersos es, ción de los jóvenes;
como lo han demostrado estudios,
investigaciones, informes e incluso cifras b) gestión de conocimientos, median-
oficiales, bastante desventajoso. Frente te el apoyo a la gestión de conoci-
a ello han surgido iniciativas en forma de mientos sobre juventud y preven-
programas y proyectos, desde diversos ción de la violencia en los países
enfoques. involucrados, y la promoción del
intercambio regional;
El proyecto regional «Fomento del
desarrollo juvenil y prevención de la c) experiencias innovadoras y
violencia», implementado por la participativas con jóvenes, facili-
Organización Panamericana de la Salud tando el desarrollo de experiencias

13
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

seleccionadas orientadas a la y operativa— los criterios de selección y


prevención de la violencia, y valoración de las experiencias tomadas en
cuenta en el estudio, a la vez que detalla
d) abogacía, mediante el apoyo a la la guía diseñada y utilizada por la autora
construcción de la imagen pública para hacer las entrevistas.
con equipos de trabajo y del impul-
so de alianzas estratégicas para El tercer apartado presenta las quince
posicionar el tema de juventudes y experiencias tomadas en cuenta en el
prevención de violencia en cada estudio, descritas con cierto detalle para
país. rescatar las lecciones de buenas prácticas
referidas por las personas entrevistadas.
El presente documento pretende sumarse Cada una es sintetizada en cuatro
a la línea de acción de gestión del pequeños subapartados: descripción
conocimiento de este proyecto mediante general de la experiencia, información
la documentación y descripción de técnica (metodología, temas
experiencias exitosas, innovadoras y transversales, instrumentos y fases),
participativas con adolescentes y jóvenes valoración del cumplimiento de cada uno
en proyectos de promoción del desarrollo de los criterios de evaluación, y un
juvenil y prevención de violencia en El recuento de lecciones aprendidas y
Salvador; así como también identificar recomendaciones por parte de sus
información sobre políticas y legislación implementadores. Este tercer apartado
referidas a niñez y juventud vigentes en cierra con un cuadro comparativo de las
el país. experiencias y la valoración de los
criterios en forma gráfica.
Para ello, este documento organiza la
información en cinco grandes apartados. El cuarto bloque del informe se centra en
El primero muestra un breve panorama la revisión de políticas sobre niñez y
sobre la situación de la niñez, juventud: se inicia con un breve estado
adolescencia y juventud salvadoreñas del arte de la legislación vigente y de las
usando algunos datos y planteando acciones sectoriales destinadas a atender
reflexiones alrededor de determinadas a estos grupos de población, y se ofrece
áreas, tales como su composición una enumeración de actores y entidades
numérica en relación con el resto de la clave para la atención de la niñez y la
población del país, el acceso a la juventud.
educación, la situación de salud, la
relación con la violencia, la situación Finalmente, las conclusiones y
laboral y otros datos referidos a la recomendaciones del informe se exponen
ciudadanía y la participación juvenil. en el quinto capítulo.
El segundo capítulo se centra en aspectos Este documento ha sido posible gracias a
metodológicos: describe el procedimiento la colaboración y el apoyo de los puntos
y las técnicas de las que se partió para focales OPS y la GTZ locales, en el
elaborar el presente estudio, en términos momento de llevar a cabo el estudio.
de las entrevistas realizadas para la
exploración de las experiencias y de la Deseo agradecer, también, el tiempo y la
búsqueda de la información para participación desinteresada de los
estructurar el apartado sobre políticas. representantes de las instituciones
Asimismo, describe —en forma conceptual tomadas en cuenta en la conformación de

14
Introducción

la muestra de experiencias y proyectos. como de la posibilidad de potenciar el


Estas personas son una evidencia de la desarrollo juvenil con acciones concretas
buena disposición, la creatividad, el y creativas, aun en circunstancias en las
empeño y el esfuerzo con que a diario se cuales los recursos escasean.
realiza un trabajo que, desde diversas
especificidades y enfoques, procura la No obstante el entusiasmo mostrado por
búsqueda de mejores condiciones para todas estas personas e instituciones al
niñas, niños y jóvenes en un contexto proveerme de su ayuda y de tan variada y
bastante adverso. Son, asimismo, una rica información, aclaro que las
muestra de la viabilidad de atender la imprecisiones, los errores, las omisiones o
problemática de violencia juvenil con los desaciertos que puedan encontrarse en
herramientas alternativas a la fuerza, así este texto son de mi entera responsabilidad.

15
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

16
1
Algunos datos sobre la situación
de la niñez, la adolescencia y la
juventud en El Salvador

P ara esbozar la situación de la juven


tud en El Salvador es necesario defi-
nir primero qué se entenderá en este tra-
serie de concomitantes cambios biológicos
y psicológicos, así como de los tipos y las
características de las interacciones socia-
bajo por ‘jóvenes’. Esto implica hacer les (Krauskopf 2003). El documento «Pa-
alusión a la complejidad de tal catego- norama social de América Latina 2004»,1
ría, ya que es difícil establecer límites de la Comisión Económica para América
claros y definitivos para todos los gru- Latina y el Caribe (CEPAL), señala la com-
pos sociales. La juventud ha sido defini- plejidad que entraña la definición de una
da tradicionalmente como una fase tran- categoría que permita establecer los lími-
sitoria entre la niñez y la adultez, y en tes de lo que se puede entender como ju-
este sentido se la ha entendido más como ventud en forma concreta y estable (que
una vía hacia la autonomía que —en teo- sea válida para diferentes contextos y so-
ría— supone la adultez, que como un ciedades). Sin embargo, este informe plan-
período con características que le son
tea que la edad es un criterio demográfico
definitorias. Desde esta visión más tra-
que ha servido como definición operacio-
dicional, el límite entre juventud y
nal para distinguir a quienes pueden ser
adultez viene dado por el inicio de la
considerados como jóvenes:
vida laboral y la conformación del pro-
yecto personal de familia. Sin embargo, […] desde 1985 las Naciones Unidas
y tal como lo han venido documentando adoptaron como criterio normativo la
cohorte de edad que se encuentra entre
los últimos estudios y demostrando las los 15 y 24 años, aunque este rango de
recientes tendencias, este inicio de la edad puede desplazarse hacia arriba o
«fase adulta» de la vida ha venido expe- hacia abajo, según las exigencias que
rimentando un proceso de moratoria, con impongan los contextos particulares a los
jóvenes [...] con este enfoque se ponen
lo cual empieza a iniciarse ahora a eda- de relieve algunos procesos relevantes: en
des progresivamente menos tempranas la cota inferior se considera la edad en
que en el pasado. que ya están desarrolladas las funciones
sexuales y reproductivas, y la cota
superior coincide generalmente con el
Desde una perspectiva biopsicosocial, el cierre del proceso educativo formal, el
inicio de la juventud se asocia al período ingreso al mercado de trabajo y la
de la pubertad, la adolescencia y lo que formación del hogar [...].
se denomina la «adultez joven», con una CEPAL 2004: 228

1
Puede encontrarse en <www.eclac.org>.

17
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

El documento mencionado también re- próximos a abandonarla (25 a 29 años)


coge información relacionada con diver- (CEPAL 2004). Por otra parte, esta defini-
sos rangos de edad con los que funciona- ción coincide en su rango también con el
rios de organismos gubernamentales de World Report on Violence and Health (Re-
juventud de varios países latinoamerica- porte mundial sobre violencia y salud,
nos definen este período, en la cual se Krug y otros 2002).
encuentra una tendencia de extensión
hacia edades más tempranas o bien más Con esto en cuenta, en términos demo-
altas que el rango asumido por Naciones gráficos, los resultados de la Encuesta de
Unidas. Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM) del
2004 (Dirección General de Estadística y
Un informe sobre la juventud en Censos [DIGESTYC] 2005) reflejan que El Sal-
Iberoamérica define este período como vador es un país eminentemente joven,
[...] un proceso de cambio, en cuyo ya que alrededor de 61,7% de su pobla-
desarrollo se suceden etapas diferen- ción total tiene menos de 30 años; poco
ciales en cuanto a las actividades que más de la mitad de esta (52,2%) se com-
realizan (estudio versus trabajo), su gra-
do de independencia y autonomía (econó- pone de personas del sexo femenino y
mica y afectiva) y al rol que ocupan en la 47,8% por hombres. Como lo muestra el
estructura familiar (hijo, jefe de hogar o cuadro 1.1, la población masculina entre
cónyuge).
0 y 19 años es ligeramente mayor que la
CEPAL y OIJ 2004: 16-17
femenina entre esas mismas edades; la
Ese documento, que presenta un exhaus- paridad entre ambos sexos se da en el
tivo diagnóstico sobre la situación de la grupo entre los 20 y 29 años, y no es sino
juventud, asume un criterio demográfi- a partir de los 30 años cuando comienza a
co para su definición, entendiéndola manifestarse la preponderancia cuantita-
como el grupo conformado por hombres tiva del género femenino sobre el mascu-
y mujeres entre los 15 y los 29 años. Sin lino. Sin embargo, y en términos genera-
embargo, plantea que algunos países han les, es notable la desproporción de los
ampliado este rango, incluso hasta lle- diversos grupos de edad, especialmente
var su límite inferior a los 12 o los 10 entre el rango de lo que en este trabajo
años de edad. se entenderá por niñez y juventud y el
resto de la población.
Este informe centrará el interés en el
período comprendido entre los 10 y los Sin embargo, al pasar rápida revista a al-
29 años de edad, que —aunque distinto a gunos indicadores generales, esta dispa-
los ya mencionados y un poco más am- ridad cuantitativa a favor de la niñez y la
plio que el rango de edad de la pobla- juventud en El Salvador es proporcional a
ción destinataria considerada en el pro- la vulnerabilidad social y económica en la
yecto regional— permite analizar la que estos grupos parecen encontrarse. Por
situación tanto del segmento de edad ejemplo, de acuerdo con el índice de de-
próximo a adquirir la condición de ju- sarrollo humano (IDH) utilizado por el Pro-
ventud (10 a 14 años), como el de aque- grama de las Naciones Unidas para el De-
llos que ya se sitúan en esa categoría (15 sarrollo (PNUD) para medir el progreso o
a 24 años) y el de quienes se encuentran retroceso alcanzado por una sociedad en

18
1. Algunos datos

CUADRO 1.1 POBLACIÓN TOTAL POR SEXO SEGÚN GRUPOS DE EDAD. AÑO 2004
Mujeres Hombres Total
Grupo de edad
3.526.383 100,0% 3.230.403 100,0% 6.756.786 100,0%

0-9 años 745.952 21,2% 769.991 23,8% 1.515.943 22,4%


10-19 años 729.531 20,7% 756.026 23,4% 1.485.557 22,0%
20-29 años 616.965 17,5% 552.409 17,1% 1.169.374 17,3%
Subtotal (0-29 años) 2.092.448 59,4% 2.078.426 64,3% 4.170.874 61,7%
30-59 años 1.089.038 30,9% 857.459 26,5% 1.946.497 28,8%
60 años y más 344.897 9,8% 294.518 9,1% 639.415 9,5%
Fuente: elaboración propia a partir de datos de la Encuesta de Hogares de Propósitos Multiples-EHPM (Dirección
General de Estadística y Censos [DIGESTYC], Ministerio de Economía, 2005).

términos de su desarrollo humano,2 en el […] en cuanto a los grupos de edad, las


disparidades de la incidencia de la
2003 el país se encontraba en la posición pobreza afectan principalmente a las
105 entre 175 países. Según el Informe personas de 0 a 17 años, las cuales
sobre desarrollo humano. El Salvador representan 40,8% de la población total
del país, pero aglutinan a 52% de la
2003, esto implica que población en pobreza absoluta, y a 49%
del total de la población pobre. Esta
en términos comparativos con los países situación, además de confirmar que la
con los cuales El Salvador compite más niñez y la adolescencia continúan siendo
directamente, o con los cuales está más parte de los grupos económica y
vinculado en virtud de su vecindad socialmente más vulnerables del país,
geográfica o de la magnitud de sus debería ser motivo de especial
intercambios comerciales, el nivel de preocupación, debido a que se trata del
desarrollo humano del país es segmento de población que representa el
[igualmente] modesto. futuro del país […]
PNUD 2003: 37 PNUD 2003: 57
El mencionado estudio del PNUD también Estos datos proveen claves iniciales que
subraya las significativas asimetrías en cuan- confirman la situación de desventaja eco-
to a desarrollo urbano entre las áreas urba- nómica en la que viven muchos niños, ni-
nas y rurales, así como el hecho de que la ñas y jóvenes, grupos que, paradójicamen-
pobreza continúa siendo el desafío más te, a la vez son mayoría en el país. La
grande que se sigue enfrentando en un país contribución masiva de estos segmentos
donde cerca de la mitad de la población a la pobreza que se vive en amplios sec-
continúa siendo pobre (véase el cuadro 1.2). tores de El Salvador debería ser motivo
Más concretamente, resalta que de especial preocupación, porque eviden-

2
De acuerdo con el PNUD, «el desarrollo implica la ampliación de las oportunidades y libertades de las
personas con respecto a la salud, la nutrición, acceso a conocimiento, acceso a servicios básicos (como
agua potable, electricidad y las comunicaciones) y el disfrute de libertades civiles, sociales y culturales,
que lleven a una vida plena» (2003: 37). Este índice compuesto se basa en tres indicadores: longevidad
(esperanza de vida al nacer), nivel educacional (una combinación de tasa de alfabetización de adultos y
tasa bruta de matriculación combinada) y nivel de vida (medido por el producto interno bruto per cápita)
(PNUD 2003: 368).

19
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

CUADRO 1.2 POBREZA ABSOLUTA Y TOTAL, SEGÚN GRUPOS DE EDAD. AÑO 2002

Contribución a la
Porcentaje de Porcentaje en Porcentaje en
Grupo de edad pobreza en %
población total pobreza absoluta pobreza total
Absoluta Total
0-17 años 40,8 24,4 51,6 52,0 49,0
18-59 años 49,1 15,3 36,8 39,2 42,0
60 años y más 10,1 16,8 38,2 8,9 9,0
Total 100,0 19,2 42,9 100,0 100,0
Fuente: Informe sobre Desarrollo Humano (PNUD 2003).

cia el descuido estatal hacia los grupos 10 años y más. No obstante, si se toman
destinados a constituirse en relevos en cuenta los datos desde los 6 años de
generacionales, y porque su marginación edad (el límite inferior para el cual se
y vulnerabilidad económica se traduce en cuenta con información en dicha encues-
una serie de exclusiones de tipo social y ta de hogares y una edad en la que mu-
económico que impactarán en el corto o chos niños y niñas se encuentran ya
mediano plazo, así como en la vulnera- enrolados en el sistema), los datos mues-
ción de sus derechos básicos. tran una tasa de analfabetismo general
de 18,7%, (16,9% para los hombres y 20,3%
En el ámbito de la educación, según un para las mujeres).
informe de la Fundación Empresarial para
el Desarrollo Educativo (FEPADE), a finales Volviendo al ya citado estudio de la FEPADE
de la década pasada (Umaña 1997) los y siguiendo las tendencias establecidas en
dos indicadores básicos de exclusión para él para la década pasada, este estudio
jóvenes de 7 a 18 años que se identifica- plantea que el analfabetismo se aglutina
ron en el estudio fueron el analfabetis- fundamentalmente en el tramo de edad
mo y la exclusión escolar.3 En el caso del entre los 7 y los 12 años, y que a conti-
analfabetismo, este informe planteaba nuación de este tramo la trayectoria de
cómo en el país este fenómeno sigue sien- los datos cambia en forma drástica
do un problema para la inserción social (Umaña 1997: 66). Al revisar datos más
de la población, precisamente por cons- recientes —y sobre la base de cálculos
tituirse en el indicador de la exclusión propios realizados a partir de los datos de
más básica del sistema educativo. Por su la encuesta nacional de hogares del año
parte, el informe de la EHPM correspon- 2004— se tiene que la tasa de analfabe-
diente al año 2004 resalta que la tasa de tismo promedio entre las edades de 6 a
analfabetismo general para ese año en 12 años asciende a 28,8%: 4,9% para el
el país era de 15,5%. Sin embargo, este tramo de 13 a 15 años, 4,9% para el rango
cálculo solo toma en cuenta a aquellas de 16 a 18 años y 7,6% para el intervalo
personas que no saben leer y escribir de entre los 19 y los 28 años de edad.

3
Hay que tomar en cuenta que el rango de edad en el que se centra este estudio sobre la situación de niñez
y adolescencia en el país es el de los 7 a los 18 años.

20
1. Algunos datos

Esta tendencia general se mantiene en para aquellas entre los 16 y los 18 años y
función del sexo: en el caso del masculi- asciende a 9,1% entre las jóvenes de 24
no, la tasa de analfabetismo asciende a a 28 años.4
30,1% entre niños de 6 a 12 años de edad,
baja a 5,6% entre los de 13 a 15 años, se En todo caso, se observa una concentra-
mantiene en esa proporción en las eda- ción del analfabetismo en edades tempra-
des siguientes, y sube a 8,3% en los jó- nas, una inflexión en las tendencias a par-
venes entre los 19 y 28 años de edad (véa- tir de los 12 años y un relativo manteni-
se el cuadro 1.3). En el caso de las niñas miento para los siguientes grupos de edad.
y las jóvenes sucede algo parecido: poco En este sentido, vale la pena subrayar ese
más de la cuarta parte de las niñas en- 5% de jóvenes entre los 16 y los 18 años
tre los 6 y los 12 años son analfabetas, (ciertamente una proporción más elevada
tendencia que cae a 4,2% entre las ado- en las zonas rurales que en las urbanas, y
lescentes de 13 a 15 años, se mantiene con tendencia a incrementarse a medida

CUADRO 1.3 CONDICIÓN DE ALFABETISMO (TOTAL DEL PAÍS) SEGÚN GRUPOS DE EDAD. AÑO 2004

Grupo de Total Alfabetos Analfabetos


edad población
general General Hombres Mujeres General Hombres Mujeres

6-12 años 1.134.083 807.057 409.023 398.034 327.026 176.525 150.501


(71,2%) (69,9%) (72,6%) (28,8%) (30,1%) (27,4%)
13-15 años 465.831 442.853 222.340 220.513 22.978 13.234 9.744
(95,1%) (94,4%) (95,8%) (4,9%) (5,6%) (4,2%)
16-18 años 426.955 406.063 204.519 201.544 20.892 11.116 9.776
(95,1%) (94,8%) (95,4%) (4,9%) (5,2%) (4,6%)
19-23 años 625.464 584.033 278.147 305.886 41.431 19.093 22.338
(93,4%) (93,6%) (93,2%) (6,6%) (6,4%) (6,8%)
24-28 años 578.542 527.988 250.405 277.583 50.554 22.633 27.921
(91,3%) (91,7%) (90,9%) (8,7%) (8,3%) (9,1%)
29-33 años 454.031 405.072 188.133 216.939 48.959 18.322 30.637
(89,2%) (91,1%) (87,6%) (10,8%) (8,9%) (12,4%)
34 años a 2.214.734 1.624.460 774.405 850.055 590.274 211.306 378.968
más (73,3%) (78,6%) (69,2%) (26,7%) (21,4%) (30,8%)
TOTAL 5.899.640 4.797.526 2.326.972 2.470.554 1.102.114 472.229 629.855
(81,3%) (83,1%) (79,7%) (18,7%) (16,9%) (20,3%)

Fuente: elaboración propia a partir de datos de la EHPM (DIGESTYC 2005).

4
Según estos datos, en el país por lo menos una entre cada diez mujeres jóvenes entre los 29 y los 33 años
carece de educación formal, una proporción que asciende a un alarmante 30,8% en las mujeres mayores de
34 años y a poco más de la quinta parte de hombres de esas mismas edades.

21
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

que cuentan con mayor edad) que se en- GRÁFICO 1.1 ASISTENCIA ESCOLAR (TOTAL DEL
cuentran no solo al margen del sistema en PAÍS), SEGÚN GRUPOS DE EDAD. AÑO 2004
su forma más básica, sino que son aque-
llos que por lo regular difícilmente se re- 100
91,7 93,3 91,9
96,8 99,6

integrarán. ! !
81,8 78,6
80 !

Porcentajes
57,4
Una vez revisadas las tendencias de uno 60
!
52,6
42,6
! ! Estudia No estudia

de los indicadores básicos de exclusión 40


47,4

21,4
para los jóvenes según el informe de la 20
18,2
!
8,1
6,7
FEPADE, se repasarán algunos datos rela- 0
8,3 ! 3,2
!
0,4
!

cionados con la exclusión del sistema

16-18 años
10-12 años

13-15 años

19-23 años

24-28 años

29-33 años

34 años y
4 -6 años

7-9 años

más
educativo. Según datos de la EHPM para
el año 2004, en el ámbito nacional la Fuente: elaboración propia a partir de los datos de la EHPM
población de 4 años o más que asistió a (DIGESTYC 2005).

un centro educativo formal fue de


1.982.492, lo que equivale a una tasa de Si se toma en cuenta que el grupo de 7 a
asistencia escolar de 31,9% del total de 15 años comprende las edades entre las
población de esa misma edad; tasa que que se esperaría que niños y jóvenes rea-
tiende a incrementarse en las zonas ur- lizaran su educación básica (1.° a 9.° gra-
banas (32,6%) respecto a las rurales dos), los cálculos indican que, en térmi-
(30,9%), y en el caso de los hombres nos generales, la proporción de no
(34,5%) en contraste con las mujeres asistencia es de 11% en el país, de 10,4%
(29,5%) (DIGESTYC 2005: 11-12). Centran- en el caso de los varones y de 11,6% en
do la atención en los grupos de edad de el caso de mujeres entre 7 y 15 años. En
interés, se tiene que la mayor cobertura otras palabras, por lo menos uno de cada
se registra en el tramo de los 7 a los 12 diez niños y jóvenes en edad de haber
años de edad, con 92,5% de asistencia finalizado algún nivel o su educación bá-
escolar. Esta proporción no varía sustan- sica completa, se encuentra fuera del
cialmente en función del sexo. No obs- sistema. Más aún, por lo menos dos de
tante, la cobertura del sistema cae a cada cinco adolescentes (41,2%) del sexo
cerca de 80% en el grupo de edad entre masculino entre los 16 y 18 años, y por
los 13 y los 15 años, llegando a ser de los menos cuatro de cada diez mucha-
poco más de 50% en el grupo de edades chas (44,1%) en ese mismo rango —eda-
entre los 16 y 18 años. En otras palabras, des en las que deberían estar finalizan-
la participación escolar hasta aproxima- do sus estudios de secundaria— se
damente los 12 años, es casi total encuentran fuera del sistema educativo.
(93,3%). A partir de esa edad la tenden- Esto es especialmente importante si se
cia es a la disminución acentuada en el considera que, de acuerdo con una in-
porcentaje de cobertura del sistema, vestigación sobre políticas públicas de
sobre todo después de los 15 años (véase juventud, para el año 2003 el Ministerio
el gráfico 1.1). de Educación asignó más de la mitad de

22
1. Algunos datos

sus recursos a la educación primaria, en en general (zonas urbanas y rurales) por


contraste con 6,6% asignado a la educa- los grupos de edad entre los 4 y los 28
ción parvularia y 5,8% a la educación se- años fueron las siguientes: la necesidad
cundaria, lo cual muestra una despro- de trabajar (24,2%); resulta muy caro,
porción grande en la inversión para la aludiendo a la falta de recursos econó-
niñez escolarizada, en comparación con micos (23,1%); no quiere o no le interesa
aquellos entre los 15 y los 24 años de (20,5%); los padres no quieren (8,6%); y
edad que se encuentran cursando edu- los quehaceres domésticos (6,6%). En
cación media y secundaria (Carranza estas cinco razones se encuentra agluti-
2004: 19). nado 83% de la niñez, la adolescencia y
la juventud del país (entre los 4 y los 28
Todos estos datos, que reflejan la exclu- años de edad). Existen algunas variacio-
sión de los jóvenes del sistema educati- nes en función de la edad, pero en tér-
vo a partir de ciertas edades críticas, son minos generales se mantienen esas cin-
de suma importancia en un país como El co argumentaciones que, por un lado, dan
Salvador. En primer lugar, porque en la cuenta de las limitantes económicas exis-
medida en que la educación formal al- tentes (expresadas en la necesidad que
canzada por un joven sea menor, más muchos tienen de incorporarse al mer-
bloqueado verá uno de los principales cado laboral, así como en la considera-
canales de movilidad e inclusión social. ción de que es muy caro estudiar), y por
En segundo lugar, porque es un país don- otro lado, de la desidia o el desinterés
de —como se verá más adelante— los por estudiar, probablemente vinculado
jóvenes constituyen uno de los principa- con el hecho de encontrarse desempe-
les grupos afectados por la violencia. Y ñando actividades de otro tipo, que com-
entre las diversas dimensiones de la vio- piten con el estudio y que resuelven otras
lencia se encuentran las pandillas juve- necesidades familiares.
niles, a las cuales las y los jóvenes que
deciden integrarse a estas agrupaciones En el campo de la salud, la Encuesta Na-
lo hacen cuando tienen alrededor de 15 cional de Salud Familiar (FESAL) señala que
años, edad que coincide con el rango que las mujeres y los hombres de 15 a 24 años
corresponde a los jóvenes que salen o constituyen un segmento poblacional
son expulsados del sistema educativo5 importante en la salud pública, tanto por
(véase el gráfico 1.1). su relación con la fecundidad —al repre-
sentar un poco más de un tercio de la
En cuanto a los motivos de no participa- población clasificada como en edad fér-
ción en el sistema educativo, las cinco til— como en cuanto al control del virus
razones más frecuentemente esgrimidas de la inmunodeficiencia humana (VIH) y

5
En este sentido, una de las medidas para prevenir que niños y jóvenes se integren a las pandillas juveniles
—una de las expresiones de violencia juvenil con mayores probabilidades de convertir a jóvenes en víctimas
y victimarios— sería precisamente mantenerlos dentro del sistema educativo. Con ello podría proveérseles
no solo de la oportunidad de alcanzar mayores niveles de educación formal sino de espacios para el uso
alternativo del tiempo libre, y podría constituirse en una forma de alejarlos de las calles, escenarios en
donde la niñez y la juventud están expuestas más directamente no solo a las pandillas sino también al
narcotráfico y al crimen organizado.

23
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

del síndrome de inmunodeficiencia ad- 40,8% entre las de 19 años y se eleva a


quirida (sida) (FESAL 2004). De hecho, 76,1% entre las de 24 años. Como conse-
como lo documenta una investigación cuencia del primer embarazo, casi 81%
sobre factores determinantes de la pro- interrumpieron sus estudios al enterarse
pagación del sida y de otras enfermeda- de su situación. El 67% de las que tuvie-
des de transmisión sexual, a diferencia ron que dejar de trabajar no volvieron a
de la distribución general por sexo de los hacerlo después de terminado su emba-
casos de sida —donde tres cuartas par- razo. Cabe mencionar, como datos im-
tes corresponden a hombres—, en el gru- portantes, que 2,1% de las mujeres re-
po de edad entre los 10 y los 19 años portaron que su primera relación sexual
esta distribución es más igualitaria (51,5% fue por violación; y que 5,3% de los hom-
entre las jóvenes y 48,1% entre los jóve- bres dijeron que la primera pareja sexual
nes); una proporción que se incrementa fue una trabajadora del sexo (ibídem).
a 61,2% en el caso de los hombres (y des- Aunque aparentemente no son porcen-
ciende en el caso de las jóvenes) entre tajes elevados de población, evidencian
los 20 y 24 años de edad (Castillo y otros la existencia de prácticas sexuales que
2001: 19). constituyen un factor de riesgo impor-
tante en cuanto al control de enferme-
En cuanto a las prácticas sexuales, los dades de transmisión sexual (ETS) e in-
resultados de la Encuesta FESAL indican cluso del VIH. El abuso sexual contra la
cuestiones importantes: más de la mitad mujer y los niños o las niñas a menudo
de las mujeres (55,7%) y dos de cada tres los convierte en miembros del reservorio
hombres (66,4%) entre los 15 y los 24 años del sida y otras ETS, pues «los efectos
en El Salvador han tenido por lo menos negativos del complejo VIH, sida, ETS
una relación sexual. La edad promedio muestran un sesgo hacia la enfermedad
de inicio de las prácticas sexuales entre del binomio madre-hijo» (Castillo y otros
los hombres es menor que la de las mu- 2001: 17).
jeres (15 frente a 16,4 años); y menos
de 10% utilizaron algún método anticon- Siempre dentro del ámbito de salud, al
ceptivo durante dicha relación. Adoles- revisar las causas de mortalidad en el país
centes y jóvenes inician su vida sexual los datos son bastante reveladores. El
con parejas generalmente mayores que cuadro 1.4 muestra su clasificación por
ellos y ellas, lo cual los «expone a mayor categorías: enfermedades del sistema
riesgo reproductivo y presumiblemente circulatorio, causas externas, enfermeda-
limita su capacidad de autodetermina- des transmisibles, tumores, afecciones
ción para iniciar o no su actividad sexual» originadas en el período perinatal y to-
(FESAL 2004: ix). das las otras enfermedades.

Por otra parte, 40,9% de mujeres entre En primer lugar, destaca en el cuadro
los 15 a los 24 años de edad han tenido mencionado el hecho de que si bien la
por lo menos un embarazo (18,1% mayor proporción de causas de muerte
premarital y 22,8% marital). La propor- son las enfermedades del sistema circu-
ción con por lo menos un embarazo as- latorio (21,8%), a este grupo de causas
ciende de 6,9% entre las de 15 años a le siguen muy de cerca aquellas de tipo

24
1. Algunos datos

CUADRO 1.4 PRIMERAS CAUSAS DE MUERTE POR GRANDES GRUPOS, SEGÚN GRUPOS DE EDAD. AÑO 2003

Causas de Grupos de edad


muerte 10 a 24 25 a 59
< 1 año 1 a 4 años 5 a 9 años 60 y más Total
años años
Enfermedades 27 13 9 56 849 4.658 5.612
del sistema (0,48%) (0,23%) (0,16%) (1,00%) (15,13%) (83,0%) (21,84%)
circulatorio
Causas 39 73 85 1.479 2.577 740 4.993
externas (0,78%) (1,46%) (1,70%) (29,62%) (51,61%) (14,82%) (19,43%)
Enfermedades 552 190 44 184 1.004 1.852 3.826
transmisibles (14,43%) (4,97%) (1,15%) (4,81%) (26,24%) (48,41%) (14,89%)
Tumores 9 20 21 119 965 2.101 3.235
(neoplasias) (0,28%) (0,62%) (0,65%) (3,68%) (29,83%) (64,95%) (12,59%)
Afecciones 355 — — — — — 355
originadas (100,0%) (1,38%)
en el
período
perinatal
Demás 472 131 38 266 2.569 4.201 7.677
enfermedades (6,15%) (1,71%) (0,49%) (3,46%) (33,46%) (54,72%) (29,87%)
TOTALES 1.454 427 197 2.104 7.964 13.552 25.698
(5,66%) (1,66%) (0,77%) (8,19%) (30,99%) (52,74%) (100,0%)

Fuente: base de datos de mortalidad de DIGESTYC (véase en <www.ops.org.sv/situacion/edad.php>).

externo: casi una quinta parte de la po- restringe la posibilidad de conocer direc-
blación fallecida durante el año 2003. En tamente las causas de mortalidad entre
segundo lugar, el mismo cuadro permite la franja específica de los 10 a los 29
ver la distribución por causa de muerte años, sí se puede ver el peso de las cau-
según grupos de edades. En este senti- sas externas en la mortalidad de niños,
do, a pesar de que el grupo de 25 a 59 niñas y jóvenes, grupos que no tendrían
años es demasiado amplio e incluye una que fallecer a estas edades.
parte de la población considerada, para
Al centrar el análisis en las causas exter-
efectos de este trabajo, en la franja de
nas, la información resulta todavía más
juventud (hasta los 29 años), es eviden-
elocuente. En esta categoría se engloban
te que más de 80% de las enfermedades
las causas que se enumeran en el cuadro
del sistema circulatorio se circunscriben
1.5: agresiones y homicidios, lesiones por
a la población de 60 años y más. En con-
accidentes de tránsito, lesiones autoinfli-
traste, por lo menos tres de cada diez
gidas, caídas, ahogamiento y muerte por
personas (29,6%) que mueren en el país
sumersión, entre otras.
por causas externas se encuentran entre
los 10 y los 24 años, y más de la mitad se Sobre esto, lo primero que cabe mencio-
dan entre el grupo de edades de los 25 a nar es que, en términos generales, más
los 59 años. Si bien, como se ha dicho, de las tres cuartas partes de las causas
este último rango es muy amplio y la for- externas de muerte están referidas a agre-
ma en que están planteados los datos siones y homicidios (42%), y a accidentes

25
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

CUADRO 1.5 PRIMERAS CAUSAS DE MUERTE DEL TOTAL DE CAUSAS EXTERNAS,


SEGÚN GRUPOS DE EDAD. AÑO 2003

Causas de Grupos de edad


muerte 10 a 24 25 a 59
< 1 año 1 a 4 años 5 a 9 años 60 y más Total
años años
Agresiones 3 5 6 783 1.156 139 2.092
y (0,14%) (0,24%) (0,29%) (37,43%) (55,26%) (6,64%) (41,90%)
homicidios
Lesiones 12 35 57 344 911 389 1.748
por (0,69%) (2,0%) (3,26%) (19,68%) (52,12%) (22,25%) (35,01%)
accidente
de tránsito
Lesiones 0 0 0 203 282 41 526
autoinfligidas (0,0%) (0,0%) (0,0%) (38,59%) (53,61%) (7,79%) (10,53%)
intencional-
mente
Ahogamiento 10 18 11 109 105 13 266
y sumersión (3,76%) (6,77%) (4,14%) (40,98%) (39,47%) (4,89%) (5,33%)
accidentales
Caídas 1 1 2 10 34 137 185
(0,54%) (0,54%) (1,08%) (5,41%) (18,38%) (74,05%) (3,71%)
Demás 13 14 9 30 89 21 176
causas (7,39%) (7,95%) (5,11%) (17,05%) (50,27%) (11,93%) (3,52%)
externas
TOTALES 39 73 85 1.479 2.577 740 4.993
(0,78%) (1,46%) (1,70%) (29,62%) (51,61%) (14,82%) (100,0%)

Fuente: base de datos de mortalidad de DIGESTYC.

de tránsito (35%). Lo segundo tiene que tre esas edades y 15,7% de muertes del
ver con las edades y la mortalidad por total de causas externas registradas para
agresiones y homicidios: si bien más de la ese año (véase el cuadro 1.5).
mitad de los homicidios se aglutinan en
el grupo de los 25 a los 59 años, esto no El asunto de las causas externas de mor-
quiere decir que en El Salvador los homi- talidad en el país conduce hacia el si-
cidios se centren en personas adultas: lo guiente tema: la vinculación entre la vio-
que sucede es que este rango no solo es lencia y los grupos de interés de este
bastante amplio, como ya se señaló, sino estudio. De acuerdo con el Reporte Mun-
que también incluye a una porción impor- dial de Violencia y Salud, publicado por
tante de jóvenes. No obstante, es suma- la Organización Mundial de la Salud (Krug
mente elocuente y preocupante que y otros 2002), la violencia es una de las
37,43% de las muertes por agresión u ho- causas más frecuentes de mortalidad en
micidio se centren en el rango de los 10 a personas entre 15 y 44 años de edad en
los 24 años, edades en las cuales esta cau- el mundo. Mucha de esta violencia se
sa no debería ser la más frecuente; de circunscribe a América Latina; y en esta
hecho, esos 783 casos (entre los 10 y los región —considerada una de las más vio-
24 años) son 52,9% del total de casos en- lentas del mundo—tiene expresiones bas-

26
1. Algunos datos

tante diversas, en términos cualitativos zación Panamericana de la Salud (OPS),


y cuantitativos. No obstante, a diferen- señaló que los jóvenes eran las víctimas
cia de otros países latinoamericanos, la más comunes de los delitos más graves
violencia que prevalece en Centroa- de violencia entre los residentes del Área
mérica —y en forma más concreta, en Metropolitana de San Salvador (Cruz
Guatemala, Honduras y El Salvador— es 1999, Instituto Universitario de Opinión
de tipo homicida. De acuerdo con cifras Pública [IUDOP] 1999).
oficiales, las tasas de homicidio de esta
subregión rondan las 45 muertes por cada Datos nacionales más recientes, tanto
100.000 habitantes (Cruz 2005). Según oficiales como de investigaciones rela-
este mismo autor, una característica de cionadas con el tema, muestran el papel
la violencia que cruza toda esta región protagónico de los jóvenes en la violen-
es que los protagonistas suelen ser hom- cia cotidiana. Por ejemplo, los registros
bres jóvenes, cuyas tasas de homicidios llevados a cabo por el Instituto de Medi-
son mucho más elevadas que las de cual- cina Legal «Dr. Roberto Masferrer» du-
quier otro grupo demográfico. rante el año 2004 muestran que las vícti-
mas más frecuentes de homicidio son
Centrando la mirada en el caso salvado- hombres jóvenes, con un drástico aumen-
reño, la violencia constituye un proble- to sobre todo en los grupos entre los 15 y
ma sumamente serio. En primer lugar, los 34 años de edad (véase el gráfico 1.2).
es preciso mencionar que el problema Este informe indica que más de 1.100
de la violencia no es nuevo sino que se jóvenes fueron asesinados en todo el país,
remonta a períodos anteriores a la pro- lo que representa cerca de 40% de los
longada guerra civil que vivió el país homicidios cometidos durante ese año,
durante la década de 1980. Aunque los es decir, tasas por encima de 90 muertos
acuerdos de paz que pusieron fin al con-
por cada 100.000 jóvenes (Molina 2005a).
flicto bélico fueron firmados a inicios de
la década de 1990, la violencia en el país Más aún, el número de homicidios entre
aumentó como producto de sus diversas el grupo de personas cuyas edades osci-
expresiones durante la posguerra. Un lan entre los 20 y los 24 años de edad
estudio regional pionero sobre el tema representó la cuarta parte del total de
de la violencia en El Salvador encontró muertes registradas para dicho año, lo
que entre 1994 y 1996 el país habría al- que se expresa en una tasa de 114 homi-
canzado una tasa general de homicidios cidios por cada 100.000 habitantes de
por encima de los 100 asesinatos por cada esas edades; a este grupo le sigue la co-
100.000 habitantes, y que una de las horte entre los 25 y los 29 años, con una
características era la participación de tasa de homicidio de 96,4 por 100.000
jóvenes —especialmente de hombres jó- habitantes; en el caso de los adolescen-
venes— (Cruz y González 1997). Por su tes entre 15 y 19 años, la tasa de muer-
parte, el estudio ACTIVA («Actitudes y nor- tes ascendió a 63 por cada 100.000. En
mas culturales frente a la violencia») forma comparativa, la tasa de homici-
realizado en diversas ciudades latinoa- dios general en el país para ese año fue
mericanas —incluida San Salvador—, co- de 43,4 muertes por cada 100.000 habi-
ordinado regionalmente por la Organi- tantes. Este mismo informe destaca que,

27
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

GRÁFICO 1.2 SEXO Y EDAD DE LAS VÍCTIMAS DE bién de robos, asaltos y diversos hechos
HOMICIDIO, SEGÚN REGISTROS DEL INSTITUTO DE de violencia (Cruz y Santacruz 2005) (véa-
MEDICINA LEGAL. AÑO 2004 se el gráfico 1.3).

700
Entre las expresiones de violencia juve-
nil más estudiadas en el país se encuen-
Número de reconocimientos

600 Sexo
500 Masculino tra el fenómeno de las «maras» o pandi-
400
Femenino
llas juveniles. Los primeros estudios sobre
300 maras en El Salvador fueron realizados a
200 principios de la década de 1990 (Argueta
100
y otros 1992), y a pesar de que en ese
0
4 9 14 19 24 29 34 39 44 49 54
momento las pandillas no tenían las ca-
a a 59 ás
0 5
10
a
15
a
20
a
25
a
30
a
35
a
40
a
45
a
50
a a ym
55 60 racterísticas ni las dimensiones actuales,
Edad en años ya se destacaba en estas primeras aproxi-
maciones que estos grupos tenían com-
Fuente: Molina (2005).
portamientos extremadamente violentos,
consumían drogas y accedían a las armas
para dicho año, 266 niños, niñas y ado- de fuego. Una de las primeras investiga-
lescentes menores de 18 años fueron víc- ciones sobre el tema, realizada por el
timas de homicidios, lo que representa UNICEF y FLACSO a mediados de la década
9,1% del total de homicidios reconocidos de 1990, destaca las características fun-
por el Instituto de Medicina Legal. damentales que iba adquiriendo el fenó-
La mayor parte de la violencia por homi- meno de las pandillas y muestra que se
cidios tiene como sus víctimas más fre- originan en contextos de mucha exclu-
cuentes a jóvenes, especialmente a los sión social, en los que prevalecen el ha-
de sexo masculino. Según el citado in- cinamiento urbano y las familias
forme forense, por cada mujer asesina- disfuncionales, y en donde el ejercicio
da en el país durante el 2004 hubo por lo de la violencia es muy cotidiano (Smutt
menos 10 hombres que murieron vícti- y Miranda 1998).
mas de la violencia homicida. Por su par-
te, cuando se trata de victimización por Desde el IUDOP de la Universidad Centro-
homicidio, este suele ser cometido en la americana José Simeón Cañas, y en for-
mayoría de los casos con un arma de fue- ma casi simultánea al anterior estudio,
go. De acuerdo con la información se realizó otra aproximación al fenóme-
forense, las armas de fuego son el ins- no de las maras, basada en una encuesta
trumento utilizado en más de 75% de los a miembros de pandillas aplicada por jó-
homicidios en el país. venes pandilleros especialmente entre-
nados por el Instituto para dicha investi-
Los resultados de una reciente encuesta gación. Este estudio reveló, entre otros
de victimización a nivel nacional eviden- datos importantes, que la solidaridad y
cian que los hombres jóvenes son las víc- el respeto son elementos fundamentales
timas más comunes de las agresiones y para la integración en estos grupos, así
delitos en los espacios públicos, y son como la falta de opciones y los pocos
víctimas no solo de homicidios sino tam- espacios de desarrollo (Cruz y Portillo

28
1. Algunos datos

GRÁFICO 1.3 nando así un análisis diferenciado entre


VICTIMIZACIÓN POR CUALQUIER HECHO DE VIOLENCIA mujeres y hombres. A pesar de que en
SEGÚN EDAD Y SEXO. AÑO 2004 términos cuantitativos menos mujeres se
integran a estas agrupaciones, ellas vi-
20
ven y experimentan la violencia dentro y
16 fuera de la pandilla de manera cualita-
tivamente distinta que sus compañeros
Porcentajes

12

8
(Santacruz y Concha-Eastman 2001).
Sexo

4 Masculino Adicionalmente, esta investigación apor-


0
18 a 25 años 26 a 40 años 41 a 55 años
Femenino
56 años y más
tó, además de otra mucha información,
Edad
datos acerca de la frecuencia y calidad
de las expresiones de violencia ejercida
y sufrida por los pandilleros. El gráfico
1.4 muestra cómo casi todos los pandi-
1998). Asimismo, este estudio ratificó los lleros fueron agredidos físicamente en el
elementos encontrados en estudios an- transcurso de un año; y por lo menos dos
teriores sobre los elevados niveles de terceras partes sufrieron agresiones con
violencia como parte de la dinámica de arma blanca, hombres y mujeres en pro-
estas agrupaciones, dirigida sobre todo porciones similares.
hacia jóvenes de pandillas rivales, y la
forma en que la violencia se conjuga con Las diferencias por sexo se dan en los ca-
el consumo de drogas. sos de lesiones por arma de fuego —más
de 50% entre los hombres y más de 29%
Otro estudio muy similar se realizó en el
entre las pandilleras— y en los de robo y
año 2000 como seguimiento del anterior.
hurto —más mujeres han sufrido este tipo
Esta investigación, patrocinada por la
de delitos—. No obstante, la diferencia más
OPS, reveló que el fenómeno de las pan-
notable se encuentra en las violaciones.
dillas se había agravado en términos cua-
litativos. Como indicadores de esta ase-
GRÁFICO 1.4 ACTO VIOLENTO SUFRIDO POR
veración se tenía que los pandilleros
PANDILLEROS POR LO MENOS UNA VEZ DURANTE UN
ejercían más violencia, que estaban con-
AÑO, SEGÚN SEXO
sumiendo mayor variedad y cantidad de
(EN PORCENTAJES)
drogas con más frecuencia, que se en-
contraban armados y se hallaban más
cercanos a agrupaciones de narcotráfico
y otras de crimen organizado que en sus
inicios, y que muchos provenían de fa-
milias en las que habían experimentado
la violencia en formas brutales, como
testigos o como víctimas directas a ma-
nos de familiares cercanos. Una innova-
ción aportada por este estudio es haber
desagregado la información en función
Fuente: Santacruz y Concha-Eastman (2001).
del sexo de los pandilleros, proporcio-

29
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

Los datos de este estudio muestran que la pobreza, son las condiciones de margi-
la mayor parte de las agresiones fueron nalidad social las que se relacionan con
provocadas por otros pandilleros o por la prevalencia de estos grupos.
agentes de la policía. El estudio también
encontró que casi 70% de los mareros por- Por otra parte, y en el caso de El Salva-
taban armas; en mayor proporción, de dor, el mencionado estudio subraya cua-
tro grandes elementos: en primer lugar,
fuego. El hecho de haber portado un arma
que la confianza interpersonal entre los
de fuego marca diferencias importantes
residentes de una comunidad específica
en el ejercicio de la violencia entre es-
es menor en las zonas en donde existen
tos grupos, ya que quienes las portaban
pandillas juveniles. Esto puede ser un
tenían un mayor nivel tanto de agresión
efecto de dos vías, ya que la confianza
hacia otros como de victimización de
interpersonal entre los vecinos puede
parte de otros (ibídem).
haberse visto erosionada por la presen-
El Proyecto Regional Maras y Pandillas en cia de estas agrupaciones, lo cual no solo
Centroamérica reúne investigaciones dificulta la comunicación y organización
realizadas por centros académicos de comunitaria sino que también favorece
Guatemala, Honduras, El Salvador y Nica- la existencia de normas —implícitas o
ragua, orientadas a proveer información explícitas— y actitudes que estimulan la
acerca de las pandillas en esos países. agresión en las relaciones humanas. En
En el caso salvadoreño, estos estudios segundo lugar, el estudio pone de relie-
ratifican la complejidad de los factores ve la importancia de cierto tipo de espa-
que están en la base del fenómeno y pro- cios de encuentro en las comunidades,
veen de importante información sobre las como las canchas, los parques y las ca-
condiciones y características de los con- sas comunales. El énfasis no se pone solo
textos donde crecen los pandilleros (ERIC, en su existencia sino también en que es-
IDESO, IDIES, IUDOP 2004), así como de las tén en buen estado, elemento asociado
medidas adoptadas por el gobierno sal- también al tema de la sensación de se-
vadoreño para enfrentarlo (ERIC, DIRINPRO, guridad ciudadana corroborado en otros
IDIES, IUDOP y Nitlapán 2004). estudios (Cruz y Santacruz 2005). En ter-
cer lugar, resalta la complejidad del fe-
Lo destacable de estas investigaciones, nómeno de las pandillas, en la que el
al margen de que evidencian una vez más concepto de capital social es sumamen-
la complejidad de la referida problemá- te relevante en el tema de la violencia.
tica, es que subrayan la importancia de
las características del contexto que in- Pero la violencia juvenil en El Salvador
ciden de manera importante en la ero- no se reduce a las maras o pandillas ju-
sión del capital social y humano, contri- veniles. Hay otras expresiones de violen-
buyen a la desorganización comunitaria cia colectiva en las cuales los jóvenes son
y promueven la existencia de agrupacio- también protagonistas, como la violen-
nes violentas como las pandillas. Asimis- cia estudiantil. Esta expresión de violen-
mo, descartan la simplista correlación cia es ejercida por jóvenes enrolados en
que muchas veces se hace entre violen- diversos centros escolares que se enfren-
cia y pobreza, demostrando que, más que tan entre sí en las vías públicas, en los

30
1. Algunos datos

eventos deportivos o en los mismos cen- violencia destacaba el hecho de que ni-
tros escolares, por razones de identidad ños, niñas y jóvenes —sobre todo entre
institucional. La Facultad Latinoameri- los varones, que mostraban un promedio
cana de Ciencias Sociales (FLACSO), Pro- de agresividad más elevado que las jó-
grama El Salvador, se encuentra realizan- venes— hubieran experimentado algún
do la primera investigación sobre el tema tipo de victimización (dentro y fuera del
en el país. Aunque al momento de re- hogar), carecieran de habilidades socia-
dactar este documento la investigación les, consumieran o hubieran consumido
no estaba finalizada, se sabe que el apor- alcohol y manifestaran tener apoyo y per-
te estará dirigido a indagar las causas y misividad parental con respecto al uso
dinámicas de las confrontaciones violen- de la violencia.
tas de los estudiantes de educación me-
dia y contribuir a formular programas de Otra investigación importante que des-
prevención sobre el mismo.6 taca los niveles de violencia colectiva
protagonizada por niños y jóvenes es la
En alguna relación con esta temática, un del proyecto Children in Organized Armed
estudio del IUDOP de la UCA acerca de los Violence (COAV) o Niños en Violencia Ar-
factores de riesgo de la violencia en los mada Organizada. Este esfuerzo de in-
centros educativos del Área Metropo- vestigación forma parte de un proyecto
litana de San Salvador (AMSS) encontró destinado a estudiar el involucramiento
que las condiciones más asociadas a las de niños y adolescentes en grupos arma-
conductas violentas de los jóvenes son dos organizados (narcotráfico, pandillas
el nivel, la calidad, la comunicación y el u organizaciones paramilitares) que fun-
tipo de relaciones que mantienen con sus cionan fuera de las órbitas tradicional-
madres, padres o encargados en los ho- mente definidas como zonas de guerra.
gares; el monitoreo parental; el consu- El caso de El Salvador, como parte de la
mo de drogas y alcohol; la falta de habi- compilación de estudios realizados en
lidades sociales; y el acceso a las armas otros diez países, se centró en las pandi-
de fuego. De hecho, según este estudio llas juveniles Mara Salvatrucha y Barrio
por lo menos 17% de los jóvenes entre 18, las dos más grandes y más confronta-
13 y 19 años llevaron algún tipo de arma das en el país. El estudio muestra un bre-
a su centro educativo, entre ellas, ar- ve análisis histórico de cómo surgieron y
mas de fuego (Santacruz y Portillo 1999). se han mantenido las pandillas juveni-
El estudio subrayó, entre otras informa- les, de la estructura de mando existente
ciones, que en la incidencia en el ejer- como parte de su dinámica y de sus rela-
cicio de la violencia en los centros edu- ciones con la comunidad, así como un
cativos del AMSS confluyen factores perfil de los niños y jóvenes que ingre-
personales, comunitarios, conductuales san a estos grupos y el rol del Estado
y familiares; y entre los factores de ries- como respuesta a este fenómeno. En tal
go de mayor peso en el ejercicio de la sentido, destaca que

6
Véase <www.flacso.org.sv/flacso_index.php?estructura=3&esquema_modulo=22&proyecto=4>.

31
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

al hacer un recorrido por los últimos 20 Asimismo, este informe subraya una pa-
años en la historia de la relación entre la
juventud y las políticas públicas en el radoja en la juventud latinoamericana:
país [El Salvador], nos damos cuenta de el hecho de contar con más años de es-
que esta no ha sido integrada al sistema colaridad formal que las generaciones
político nacional, por lo que no ha habido
un avance significativo en el desafío de
precedentes, y al mismo tiempo dupli-
crear oportunidades políticas y car y hasta triplicar su índice de desem-
económicas para la juventud. Por pleo, además de percibir menores ingre-
ejemplo, no existe en el presupuesto de
la nación ningún rubro que vaya dirigido
sos —con iguales o mayores cualificacio-
al sector juventud. nes educacionales— por desempeñar
Carranza 2005: 248 empleos del mismo tipo. Estas tenden-
cias latinoamericanas tienen su corres-
En lo que respecta al empleo juvenil, in- pondencia local en cuanto a la situación
formes de la Organización Internacional laboral de la juventud salvadoreña. El ya
del Trabajo (OIT) destacan el crecimien- mencionado trabajo de Carranza sobre
to del desempleo en el ámbito mundial juventud y políticas públicas en El Salva-
(10% de la población económicamente dor señala cómo, para 1999, el grupo de
activa [PEA]), una situación que afectó personas entre los 15 y 24 años repre-
sobre todo a América Latina y el Caribe, y sentaba 25,9% de la PEA del país (23%
que en la región tuvo un impacto signifi- para la PEA urbana y 30,7% para la ru-
cativo entre los jóvenes (Carranza 2004). ral), lo cual indica que el sector juven-
Por su parte, el informe Panorama social tud tiene una alta oferta de trabajo en
de América Latina, de la CEPAL, destaca la sociedad salvadoreña.
que existe una tendencia desventajosa en
la situación laboral de los jóvenes, relati- Tomando datos oficiales más recientes,
vamente homogénea para la región, que la Encuesta de Hogares y Propósitos Múl-
se evidencia en los niveles de desempleo: tiples del año 2004 señala que más de
la tasa de desempleo de los jóvenes du- 50% de la población en edad de trabajar
plica ampliamente la de los adultos (PET) —que en el caso salvadoreño inclu-
(15,7%, comparada con 6,7% a inicios del ye a toda persona apta para trabajar, de
milenio), y la brecha entre jóvenes y adul- 10 años o más— tiene entre 10 y 29 años
tos es parecida para hombres y mujeres de edad, lo cual también pone en evi-
(CEPAL 2004: 163). El informe resalta que dencia la magnitud de la oferta laboral.
entre inicios del decenio de 1990 y co- Como parte de la PET, la PEA para ese
mienzos del siguiente, el porcentaje de año fue de 2.710.237 personas, de las
jóvenes de 15 a 19 años de edad ocupa- cuales 93,2% se encontraban ocupadas y
dos en sectores de baja productividad el resto desocupadas. Esto indica, en pri-
hacia el año 2002 era de 69%, mientras mer lugar, una tasa global de participa-
que esta proporción se redujo a 51,7% en ción7 de 51,7%, es decir, que existen más
la cohorte de los 30 a los 64 años (ídem: de 52 personas ocupadas (que cuentan
163-164). con un trabajo u ofertando su fuerza de

7
Cociente que resulta de dividir la población económicamente activa (PEA) entre la población en edad de
trabajar (PET).

32
1. Algunos datos

trabajo) en el mercado laboral por cada Esto se encuentra también bastante re-
100 personas en edad de trabajar. Sin lacionado con el tema de las actividades
embargo, estos datos muestran variacio- económicas de los jóvenes, ya que si bien
nes que tienden a ser desfavorables en las tendencias muestran una disminución
el caso de las mujeres y de los jóvenes. del porcentaje de mujeres jóvenes dedi-
Por ejemplo, en el caso de las mujeres cadas exclusivamente a tareas domésti-
esta tasa de participación es de 38,6%, cas, la mayor diferencia por sexo —en
lo que refleja una disminución en rela- cuanto a ocupación— se refiere a los que-
ción con el año 2003 (40,4%). Esta situa- haceres domésticos, ya que 4,04% de las
ción parece ser especialmente desven- mujeres entre los 15 y 29 años se dedi-
tajosa entre las mujeres jóvenes, quienes can a esta actividad, en tanto que en los
a pesar de haber alcanzado mayores lo- hombres esta proporción no llega a 1%.
gros educativos que sus pares en prácti- Un diagnóstico sobre el desempleo juve-
camente todos los niveles de educación nil en las zonas urbanas del país realiza-
formal, tienen más dificultades para en- do por el Instituto Salvadoreño de For-
contrar empleo, al margen de que los mación Profesional (INSAFORP), denominado
salarios que perciben son comparativa- «Jóvenes y mercado de trabajo urbano
mente menores. en El Salvador», plantea que más de la
cuarta parte (26,7%) del desempleo glo-
En cuanto a la edad, la población entre bal de la economía urbana está compues-
los 10 y los 29 años constituye el 39,6% ta por jóvenes; que los jóvenes salvado-
de la PEA. Entre ellos, 38,4% del grupo reños urbanos llegan a tener tasas de
de ocupados está conformado por per- desocupación abierta que hasta duplican
sonas entre esas edades; sin embargo, la tasa nacional; y explica los altos índi-
estos grupos de edad constituyen más de ces de desempleo juvenil a partir de la
la mitad (55,5%) de la población desocu- transformación del modelo económico
pada dentro de la PEA. En términos ge- del país en los últimos años —que ha crea-
nerales, para el 2002 las tasas de des- do mucho desequilibrio en el mercado
empleo entre hombres jóvenes de 15 a laboral—, a la vez que plantea la insufi-
19 años fueron de 19,8%, mientras que ciencia de fuentes de empleo y la inca-
la tasa en el caso de las jóvenes de esas pacidad del sistema económico de gene-
edades ascendió a 27%. En la cohorte rar dichas fuentes para satisfacer la
entre 20 y 24 años la tasa de desempleo oferta (INSAFORP 2002). A los hallazgos y
entre los hombres fue de 14,5%, mien- recomendaciones planteadas en ese es-
tras que la de las mujeres jóvenes fue tudio, Carranza (2004) contrapone algu-
de 21,5% (Carranza 2004). Por su parte, nas limitaciones: en primer lugar, desta-
la EHPM señala que para el año 2004 la ca que el estudio se centra únicamente
tasa de desempleo nacional fue de 6,8% en jóvenes de la zona urbana, lo que li-
(6,5% en el caso del área urbana y 7,2% mita en medida importante el análisis,
en las áreas rurales), un porcentaje muy en tanto que los datos revelan que un
inferior al encontrado en el caso de los buen número de jóvenes rurales son los
jóvenes entre 15 y 29 años (10,7% nacio- que pasan a formar parte del grupo de
nal y 11,3% en el área urbana) (DIGESTYC personas desempleadas y desocupadas.
2005). Por otra parte, resalta que dicho infor-

33
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

me deja abierta la interrogante acerca tos a llegar a prescindir del régimen de-
de las maneras en que el sistema debe mocrático. Como menciona este autor,
transformarse para generar más y mejo- «esto [el alejamiento de los jóvenes de
res fuentes de trabajo para jóvenes. la política], aunado a un claro esfuerzo
de algunos sectores por criminalizarlos y
En todo caso, lo que queda claro a partir por responder con represión frente a su
de este panorama es que la situación del supuesta responsabilidad en la prevalen-
desempleo juvenil en el país se cons- cia de la delincuencia, ha contribuido
tituye en uno de los obstáculos más gran- significativamente a separar a este gru-
des y más complejos a superar para po- po social de las alternativas de partici-
der hablar de desarrollo juvenil y de sus pación que fomentan el sentido de ciu-
posibilidades de inserción social. Los jó-
dadanía necesaria para la creación del
venes se enfrentan en forma continua al
sujeto político que dé continuidad al es-
reto de conjugar la poca experiencia la-
fuerzo de la construcción democrática en
boral que puedan tener con la ausencia
El Salvador» (Cruz 2003: 251).
de oportunidades de trabajo y de em-
pleo que les posibilite un mínimo de ca- Un trabajo de investigación sobre cultu-
lidad de vida y autonomía, lo cual es aún ra política de jóvenes del Área Metropoli-
más evidente en el caso de aquellos jó- tana de San Salvador que cursan primer
venes en situación de vulnerabilidad, año de secundaria (7.°) y el último gra-
donde un empleo digno podría marcar do de bachillerato, basado en una en-
diferencias importantes en las decisio- cuesta a casi 1.600 jóvenes entre los 11
nes que muchas veces se ven orillados a y los 22 años de edad, refleja, entre otros
tomar. aspectos, que la mayoría de los jóvenes
es ambivalente en su apoyo al tipo de
En cuanto a la participación política y
régimen político en el cual desearían vi-
organización social de los jóvenes salva-
vir, sin que necesariamente esto impli-
doreños, diversos estudios sobre la par-
que que estén debatiendo en forma ac-
ticipación electoral (Cruz 1998 y Cruz
tiva y participativa sobre el tipo de
2001) reflejan que uno de los sectores
régimen que quisieran apoyar en el país.
que ha venido alejándose paulatinamen-
Y esto porque, como los resultados mues-
te de los eventos electorales son los jó-
tran, la mayoría de ellos no sabe qué es-
venes, y que estos suelen mostrarse más
perar de un régimen democrático y no
reacios a identificarse con cualquier op-
saben si lo que tienen en el país lo es, al
ción política en los diversos sondeos de
margen de que muchos no piensan en la
opinión. Al respecto, el estudio de Cruz
política ni les interesa.
muestra no solo una menor participación
de los jóvenes en política, sino también Por otra parte, se encontró que los jóve-
una progresiva desafección de este gru- nes terminan pronunciándose a favor o
po de edad en relación con ella, al mos- en contra de un tipo de régimen especí-
trar menos confianza en las institucio- fico más por cómo creen que debe fun-
nes, tener un menor sentido de eficacia cionar un régimen democrático —creen-
política respecto a las autoridades esta- cias casi nunca muy claras— que por
blecidas y, al parecer, estar más dispues- valoraciones sobre la forma en que se ha

34
1. Algunos datos

conducido el sistema político durante la la política es cosa de adultos y la ven


posguerra (ibídem: 328). En otras pala- lejana a sus necesidades y aspiraciones.
bras, la vinculación entre el sentido de
eficacia política, la valoración acerca del En todo caso, el alejamiento de los jóve-
desempeño de la institucionalidad o la nes de la política tiene mucha relación
percepción de las problemáticas nacio- con la percepción de que estar cerca del
nales y la preferencia por un régimen quehacer político no se traduce en be-
democrático se mostró más bien difusa, neficios directos ni para la población ni
presumiblemente porque se encuentran, para ellos como grupo dentro de la so-
por una parte, construyendo aún su re- ciedad. Y en este sentido no se alejan de
lación con el sistema político, y por otra, las percepciones ciudadanas adultas, en
en el proceso de desarrollo de sus ideas tanto que no se ven representados en la
sobre la política. En todo caso, esto no clase política ni consideran que el traba-
implica que los jóvenes no apoyen nece- jo de esta esté dirigido en beneficio de
sariamente un régimen democrático, sino la población en general. En otras pala-
que más bien pone en evidencia el des- bras, la juventud salvadoreña comparte
crédito y la desconfianza que inspira la con los adultos la percepción de falta de
institucionalidad vigente, directamente legitimidad de sus gobernantes, así como
relacionada con la percepción de efica- los sentimientos de recelo, desconfian-
cia que la ciudadanía —en este caso los za y apatía frente a una clase política
jóvenes— tiene del sistema. indiferente a las necesidades y deman-
das de la población.
De otro lado, en cuanto a la participa-
ción juvenil en organizaciones, un estu- Esta rápida panorámica acerca de la si-
dio realizado por FLACSO Programa El Sal- tuación de la niñez, la adolescencia y la
vador señala que la mayoría de jóvenes juventud lleva a la conclusión de que el
consultados en su estudio (entre 14 y 24 contexto que las rodea, en lo que respec-
años de edad) no participaban ni habían ta a las oportunidades, es bastante redu-
participado nunca en alguna agrupación cido y está lleno de obstáculos para la
u organización social; y que cuando se promoción de su desarrollo, entendido
encontraban afiliados a alguna, esta era este como «el fortalecimiento de la ca-
usualmente de tipo religioso o estudian- pacidad de los jóvenes para convertirse
til (Padilla 2002). Este es un hallazgo que en adolescentes y adultos sanos y exitosos,
también se ha evidenciado en otros es- mediante la construcción de aptitudes y
tudios (CEPAL y OIJ 2004; Santacruz 2003). el desarrollo de oportunidades de com-
Al respecto, estos estudios plantean que promiso y apoyo» (Guerra y Williams
la participación de los jóvenes es limita- 2002). El enfoque de desarrollo juvenil,
da y se muestra especialmente apática como lo señalan estos autores, es ligera-
hacia instituciones o agrupaciones con mente distinto del de la prevención de
modelos tradicionales y adultocéntricos violencia juvenil, ya que en lugar de con-
de organización, que tienden a limitar centrarse en factores de riesgo seleccio-
el compromiso activo de la juventud. nados y en las formas de reducirlos, pone
Entre otros aspectos, sostienen que en énfasis en el fortalecimiento de la capa-
muchos jóvenes prevalece la idea de que cidad de los niños y adolescentes para

35
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

convertirse en jóvenes y adultos sanos tipo socioeconómico, la dificultad de


mediante la construcción de aptitudes y acceder a un empleo digno, la prevalen-
la potenciación de oportunidades desde cia de condiciones insalubres para el cre-
la sociedad y el Estado. Ambos enfoques cimiento y desarrollo de niños y jóvenes,
—desarrollo juvenil y prevención de vio- así como de enfermedades de transmi-
lencia juvenil— no solo son complemen- sión sexual y del VIH-sida, y la violencia
tarios sino que buscan atender las circuns- social que los circunda —y que en mu-
tancias y necesidades específicas de chas ocasiones se convierte en parte de
desarrollo de los jóvenes, al integrar un su estilo de vida— son factores obsta-
enfoque orientado hacia el riesgo, y la culizadores de suma importancia. Estos
potenciación de las condiciones que per- inciden en forma directa no solo en sus
miten favorecer su desarrollo. oportunidades de inserción social sino
también en sus posibilidades más bási-
En todo caso, la situación de la niñez, la
cas de supervivencia. De ahí que sea pre-
adolescencia y la juventud salvadoreñas,
ciso atender las necesidades y condicio-
que se pretendió describir en forma sinté-
nes en las que viven estos grupos mayo-
tica e inacabada en este capítulo, eviden-
cia la vulnerabilidad de estos grupos. Mu- ritarios cuyos derechos básicos son
chos jóvenes encontrarán serios obstáculos vulnerados, relegados a una ya histórica
para su desarrollo o no podrán realizar sus situación de marginación. En este senti-
proyectos de vida, al encontrarse al mar- do, el Estado salvadoreño debe tener un
gen de las oportunidades y de sus dere- papel protagónico, apoyando con recur-
chos en diversos ámbitos como salud, edu- sos y acciones efectivas a la niñez y la
cación, trabajo y participación ciudadana. juventud para que puedan encontrarse
en condiciones de cumplir con las fun-
La exclusión del sistema educativo a par- ciones y las demandas que la sociedad
tir de tempranas edades por razones de les reclama.

36
2 Metodología

2.1 Esquema del informe y búsqueda de información acerca de ini-


procedimiento general para ciativas que se hubieran implementado
la elaboración de cada o estuvieran en marcha, destinadas a la
niñez y la juventud, tanto dentro del ám-
apartado
bito de prevención o atención de violen-
El primer apartado de este documento cia como relacionadas con la promoción
presenta un rápido panorama de la si- del desarrollo de estos grupos sociales. A
tuación de la niñez y la juventud en El partir de la revisión de información pro-
Salvador, en diversas dimensiones (edu- porcionada por las representantes de la
cación, salud, violencia y desempleo, en- GTZ y la OPS locales acerca de iniciati-
tre otras), a partir de la revisión de da- vas impulsadas por ambas instancias, así
tos estadísticos y hallazgos de diversos como de información sobre algunas ini-
esfuerzos de investigación, así como de ciativas en marcha con la que contaba la
documentos oficiales como la Encuesta autora, y de la derivada de presentacio-
de Hogares de Propósitos Múltiples nes de experiencias expuestas en algu-
(EHPM) para el año 2004; la Encuesta nos foros realizados a finales del año
Nacional de Salud Familiar (FESAL), cuyos pasado e inicios del presente,8 la autora
datos corresponden al año 2003; los in- tomó en cuenta un grupo inicial de ex-
formes del Instituto de Medicina Legal; periencias para ser evaluadas.
y datos expuestos en las páginas web de
diversas instituciones y organismos inter- En esta primera selección de iniciativas,
nacionales, entre otros. que no implicaba aún una exploración
exhaustiva de cada una de ellas, pesó el
El capítulo que sigue a estas breves ano- hecho de que las experiencias incluye-
taciones metodológicas (que se consti- ran —en mayor o menor medida— algu-
tuye en el tercer apartado de este docu- nos criterios de evaluación tomados en
mento) se centra en la exposición de los cuenta y definidos a priori por la autora
proyectos y las experiencias revisados en (ver bloque 2.2.1 de este apartado, so-
este estudio. Para su realización, la pri- bre los criterios de evaluación). Por otra
mera fase del trabajo consistió en la parte, esta selección inicial también pro-

8
La información sobre el tema procedió fundamentalmente de la compartida por las agencias ya mencionadas,
así como de las memorias de labores y las presentaciones de diversos proyectos e intervenciones expuestas
en el «Encuentro centroamericano sobre violencia y delincuencia juvenil», el foro «Experiencias exitosas a
favor de la juventud» y el «Primer congreso interinstitucional a favor de la niñez, adolescencia y juventud»,
todos realizados en la ciudad de San Salvador entre diciembre del 2004 y abril del 2005.

37
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

curó resaltar la diversidad, para no caer todas las fases de implementación de


en la tendencia de centrar la atención cada experiencia —o en su mantenimien-
solo en aquellas que atienden el proble- to, en el caso de las que aún se encon-
ma de la violencia sino incluir otras con traban en curso en el momento de llevar
el potencial de prevenirla, en la medida a cabo el estudio—, y la revisión docu-
en que apoyan dimensiones importantes mental o bibliográfica, a partir de docu-
de la promoción del desarrollo juvenil. mentos, boletines, alguna sistematiza-
De esta forma, y luego de una reunión ción o folletos, en ocasiones proporcio-
con las representantes de la OPS y la GTZ nados por las personas entrevistadas. Sin
locales, en la que se les informó cuáles embargo, contar con esta información
serían las iniciativas a tomar en cuenta y adicional no fue posible en todos los ca-
los criterios para evaluarlas, se definió sos, por lo que los datos que se exponen
una muestra conformada por quince ex- sobre la iniciativa provienen fundamen-
periencias de diversa naturaleza, ejes talmente de la información obtenida du-
temáticos y metodologías, cuyo rasgo rante la entrevista, realizada en los quin-
común es tener o haber tenido como gru- ce casos tomados en cuenta; cuando fue
po meta a niños, niñas, adolescentes y posible, la información de la entrevista
jóvenes, tanto con propósitos preven- fue complementada con la documental.
tivos, de promoción de desarrollo, forta- Una vez realizadas las entrevistas, se
lecimiento de destrezas y capacidades, procedió a transcribir la información y a
como de creación de oportunidades para clasificarla en función de los objetivos
la rehabilitación y la reinserción de gru- fundamentales del apartado: documen-
pos vulnerables. Para la recolección de tar información básica de la iniciativa,
información, la autora diseñó un protoco- así como aquella que permitiera some-
lo de entrevista que pretendía recopilar terla a escrutinio basándose en los ocho
información general y técnica sobre la criterios previamente establecidos para
experiencia, así como aquella relaciona- valorar sus características y complejidad.
da con cada uno de los ocho criterios de
evaluación previamente definidos.9 Después de la descripción de los proyec-
tos, el bosquejo sobre la situación de la
Se procedió a la búsqueda de los contac- niñez y la juventud en el país —presen-
tos y de las personas idóneas para las en- tado en el primer capítulo— se comple-
trevistas, así como al desplazamiento a menta en el cuarto apartado, donde se
los lugares en que se llevan a cabo algu- expone una revisión de la legislación, las
nas de las iniciativas. El tercer apartado políticas y las acciones sectoriales vin-
de este documento describe las iniciati- culadas a la niñez y la juventud, así como
vas tomadas en cuenta en el estudio, a un repaso de las principales característi-
partir de dos fuentes fundamentales de cas del Plan Nacional de Juventud, la Le-
información: una entrevista semies- gislación Penal Juvenil y algunas investi-
tructurada con uno o más actores invo- gaciones sobre políticas referidas a la
lucrados en forma directa en alguna o niñez y la juventud. El procedimiento se

9
Ver la descripción del instrumento en el apartado 2.2.2.

38
2. Metodología

basó, en su totalidad, en la revisión y ser evaluables con relativa precisión a


consulta de fuentes bibliográficas prima- partir de la información disponible.10 En
rias y secundarias. A continuación de esta este sentido, la intervención más com-
información se presenta un bosquejo de pleta sería, por supuesto, la que lograra
actores y entidades clave identificadas transitar por más elementos. Estos cri-
a partir de la información otorgada por terios,11 con una breve explicación de su
los participantes o derivada de la revi- significado, son los siguientes:
sión de los documentos relacionados con
el tema de la juventud. Finalmente, la a) Sistematización de la experiencia:
quinta sección da paso al planteamiento la implantación (puesta en marcha)
de breves reflexiones finales que cierran de todo programa de intervención
el documento. social supone el establecimiento cla-
ro de objetivos, recursos, responsa-
2.2 Descripción de los criterios bles y tiempos. La sistematización de
de evaluación de las la experiencia se referirá a la exis-
experiencias y del tencia de pautas definidas en forma
organizada y pormenorizada, plasma-
instrumento utilizado en las
das por escrito —generalmente en la
entrevistas forma de un proyecto o de un infor-
me—, que delimitan sin ambigüedad
2.2.1 Los criterios de evaluación:
el curso de acción del programa que
definiciones conceptuales y
expone. Esto implicaría que tales
operativas
pautas de acción existen como un
Se tomaron en cuenta ocho indicadores proyecto que plantea cómo será lle-
o criterios de evaluación a partir de los vada a cabo la experiencia, así como
cuales se caracterizaría el alcance de las la medida en la cual se han registra-
iniciativas seleccionadas. Como es ob- do sus progresos —parciales o tota-
vio, estos criterios no agotan las varia- les—. Concretamente, una interven-
das posibilidades que debería contem- ción sistematizada explica con
plar un proyecto, programa o interven- informes periódicos «el qué» (de qué
ción social en general; sin embargo, se trata la experiencia, sus objeti-
fueron pensados por ser indicadores bá- vos), el «con qué» y el «cómo» (los
sicos que deben o deberían cumplir di- recursos con los que se cuenta o los
chas propuestas y por la factibilidad de medios o actividades a llevar a cabo

10
Sobre todo si se tienen en cuenta las limitantes inherentes a recabar información de la complejidad de todo
un programa o proyecto a partir de una entrevista o de algunos documentos, y como parte de una evaluación
«externa», es decir, realizada por sujetos ajenos a aquellos implicados en la planificación, el diseño y la
implantación de la intervención.
11
Es preciso mencionar que para tomar decisiones respecto a los criterios de evaluación la autora se auxilió
con el trabajo de delimitación conceptual —y sus respectivas definiciones operativas— realizado por un
miembro del comité organizador del «Encuentro centroamericano sobre violencia y delincuencia juvenil»,
del cual la autora formó parte, a quien agradece muchas de las ideas retomadas para la elaboración de los
criterios utilizados en este trabajo.

39
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

para cumplir los objetivos), los por una parte, claro y sólido en su
«quiénes» (características del equi- planteamiento; y por otra, cuando
po o personas responsables de las está orientado a no depender única-
distintas fases), los «cuándos» (du- mente de recursos externos para su
ración del programa o de sus fases) implementación. Aunque muchos
y el «hacia dónde» (alcance de la factores pueden explicar el éxito o
iniciativa). Es importante que haya el fracaso de un programa, y por ende
claridad de planteamientos, ya que su interrupción, uno que se precie
esta información es necesaria para de exitoso debe cumplir con los tiem-
comprender la orientación, las ca- pos programados, llegar a buen tér-
racterísticas y los alcances de la in- mino en los plazos estipulados y
tervención. La importancia de este orientarse a lograr la autososte-
elemento radica también en que nibilidad.
constituye la base de otro criterio a
tomar en cuenta en este estudio y d) Indicadores de avance y éxito: por
uno de los aspectos que le conceden lo general, los programas de inter-
un aporte adicional de calidad al pro- vención se nutren de pasos interme-
grama en cuestión: la replicabilidad. dios que asisten al resultado final que
se espera de la intervención. Por ello,
b) Replicabilidad: relacionada con el cri- es importante que en todo progra-
terio anterior, implica la posibilidad de ma se establezcan criterios de cum-
volver a implementar la experiencia plimiento parcial y total de objeti-
con ciertos ajustes en un nuevo con- vos. Un programa que se precie de
texto, sin que se alteren las estrate- estar bien formulado no puede im-
gias, los objetivos o las pautas funda- provisar ni avanzar a ciegas; debería
mentales de acción. Supone que la contar con indicadores cuantificables
intervención tiene la claridad proce- o registrables de efectividad o de
dimental mínima que facilita el tras- logro de metas (por ejemplo asisten-
lado de las acciones a otros escena- tes, cobertura, número de charlas
rios con la expectativa realista de impartidas, materiales elaborados,
lograr resultados similares. etcétera), ya que son estos los que
dan la pauta para establecer si el
c) Sostenibilidad: puede definirse programa está cumpliendo con los
como la capacidad de un programa objetivos propuestos (parciales o to-
para perdurar según su planificación tales), o si avanza por simple impro-
hasta cumplir con los objetivos tra- visación.
zados, sean estos parciales o tota-
les; así como la posibilidad de que e) Evaluación: la evaluación se refiere
este programa se mantenga o per- a la determinación del cumplimien-
dure por sí mismo, con recursos pro- to de objetivos por medio de estra-
pios. Un programa tendrá buen pro- tegias metodológicas capaces de
nóstico y puede esperarse que se arrojar información que dé cuenta de
mantenga en el tiempo cuando es, la incidencia del programa imple-

40
2. Metodología

mentado. Resulta difícil una evalua- f) Articulación local e institucional: un


ción final o de resultados cuando se programa debería entrar en diálogo
trata de una intervención preventi- con otras organizaciones, institucio-
va, por su carácter prospectivo; en nes o incluso instancias gubernamen-
este caso, cuando menos, el progra- tales, tanto centrales como locales.
ma o proyecto deberá contemplar Esto dice mucho de la calidad y el
formas de evaluación de proceso o alcance posible del trabajo, pues
de implantación, con el fin de cono- introduce posibilidades de coordina-
cer los resultados obtenidos y esta- ción interinstitucional, de seguimien-
blecer si se han logrado los objeti- to, de apoyo mutuo, de aprovecha-
vos. Cuando se trata de programas miento de capacidades instaladas y,
que han finalizado, debería contar- por lo tanto, de posibilidades de re-
se con datos que permitan dirimir si plicabilidad y sostenibilidad, entre
el programa tuvo algún impacto y
otros aspectos. Muchos programas y
«efectos no contemplados»; si estos
proyectos entran en diálogo con or-
fueron adversos o si no influyeron
ganizaciones, instituciones o gobier-
en el curso de la implementación.
nos —centrales o municipales— para
Existen otras formas de evaluación
potenciar sus recursos, sus acciones
que podrían clasificarse en la siste-
matización: la evaluación interna y su posibilidad de incidencia de la
(realizada directamente por los ac- intervención.
tores o el personal que implementó g) Empoderamiento y protagonismo
la iniciativa, lo que permite que la juvenil: está referido a la capacidad
información que provee la evalua- de la intervención para trasladar po-
ción provenga de fuentes que cono-
der —en forma de conocimientos, re-
cen de primera mano los detalles que
cursos, capacidad de decisión, parti-
permiten profundizar en su sistema-
cipación en el diseño e implemen-
tización; este tipo de evaluación in-
tación de la iniciativa, etcétera— a
terna puede ser de proceso o inclu-
los beneficiarios del programa (los
so de impacto) y la evaluación
externa, llevada a cabo por perso- jóvenes), para que se apropien de las
nas o instituciones ajenas al progra- herramientas que les permitan llevar
ma o proyecto, la cual sirve de com- a cabo por su cuenta las actividades
plemento a la evaluación interna, o iniciativas promovidas originalmen-
aportando una «objetividad» adicio- te por el programa o proyecto. El as-
nal. Asimismo, hay evaluaciones rea- pecto del empoderamiento, en tér-
lizadas a partir de técnicas cuanti- minos generales, suele ser uno de los
tativas o cualitativas. Para que la elementos que más se promocionan
evaluación sea lo más completa po- en las intervenciones sociales, pero
sible, sería ideal que hubiera una es en realidad uno de los más difíci-
combinación tanto de ambos tipos les de alcanzar y medir porque supo-
de evaluaciones como de ambos ti- ne que desde el planteamiento origi-
pos de técnicas, que arrojen infor- nal de trabajo se supere cualquier
mación complementaria y hagan más forma de asistencialismo, así como
completa la evaluación. que se promueva la capacidad de

41
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

autogestión de las personas. También (1990: 151-153), es el criterio eco-


es difícil porque implica tocar aspec- nómico que revela la capacidad ad-
tos o características personales de los ministrativa de producir el máximo
beneficiarios o la población meta, de resultados con el mínimo de re-
quienes al final tendrían que consti- cursos, energía y tiempo. En el caso
tuirse en promotores fundamentales que ocupa a este trabajo, es un cri-
de sus cambios en cuanto a actitu- terio que servirá para aproximarse
des, hábitos y creencias. Esta dificul- al balance entre los costos financie-
tad estriba en que el empoderamiento ros o de recursos de la práctica y la
conlleva la superación de estadios cobertura que esta ha tenido, en el
previos, y eso supone desaprender, número de beneficiarios o cumpli-
cuestionarse e incluso resistirse a los miento de objetivos. Es una estima-
cambios que se están promoviendo, ción de los beneficios de la experien-
así como también reclama responsa- cia en relación con la inversión
bilidades nuevas, desconocidas para realizada; en este sentido, un pro-
los beneficiarios —en este caso, los grama será más eficiente en la me-
jóvenes—. El empoderamiento impli- dida en que consiga un mayor núme-
caría el fortalecimiento de la capaci- ro de objetivos con determinados
dad organizativa y de las formas de recursos, o en que el lograr deter-
expresión, gestión e incidencia políti- minados objetivos no suponga ago-
ca de los jóvenes. Un programa que tar los recursos económicos o huma-
se defina como empoderador o como nos con los que se cuenta.
promotor del protagonismo juvenil
debería dar cuenta de qué tipo de Como ya se dijo, la presencia de un ma-
«poder» se está hablando, cómo com- yor número de estos criterios —si no de
prueba su emergencia o existencia y todos—en las experiencias o los progra-
cómo acerca el mismo a los objetivos mas revisados, supondría una mayor com-
que el programa ha definido. Es im- plejidad, integralidad y calidad técnica.
portante conocer mediante el proyec- Sin embargo, la existencia de estos cri-
to cómo y cuánto se involucra a la terios en una intervención social en el
población diana de la intervención: contexto salvadoreño —aunque desea-
los jóvenes; más específicamente, ble— muchas veces es más una cuestión
qué capacidad tiene la intervención de grado que su mera presencia o ausen-
para trasladarles conocimientos, re- cia. Por lo tanto, y con el objetivo de
cursos, poder de decisión, etcétera, evaluar la cobertura de estos criterios en
con la finalidad de que se apropien cada experiencia abordada, se procedió
de herramientas que les permitan lle- a definirlos en forma operacional; es de-
var por su cuenta actividades o ini- cir, a plantear no solo qué se habría de
ciativas promovidas originalmente por entender por cada uno de ellos en forma
el programa. conceptual, sino cómo se identificarían
y se los conceptuaría en esta investiga-
h) Eficiencia: se entiende como la re- ción, y qué elementos se tomarían en
lación entre los resultados obtenidos cuenta para considerar esa «graduación»
y los medios utilizados. Según Sander en cada uno de ellos.

42
2. Metodología

Para lo mismo, se decidió tomar como ca de las instituciones involucradas en la


parámetro una escala de cuatro puntos.12 implementación de la iniciativa; el se-
La ausencia total del criterio implicaría gundo, sondear acerca de la «presencia»
un puntaje de 0, una presencia pobre o o existencia de cada uno de los ocho cri-
escasa vendría indicada con un puntaje terios de evaluación tomados en cuenta
de 33, una mayor existencia del criterio para el estudio; y el tercero, recoger las
en la práctica en cuestión se valoraría lecciones aprendidas en la ejecución de
con 66 puntos y a la existencia más com- las experiencias desde la perspectiva de
pleta se le otorgarían 100 puntos. En este quienes las implementaron.
sentido, si bien la valoración en una u
Esta información se exploró en once apar-
otra categoría podría antojarse arbitra-
tados: el primero se destina a recopilar
ria por ser a su vez un criterio de la au-
información general de la o las institu-
tora, se procedió a hacer una definición
ciones involucradas, tales como el tipo
operativa de lo que se trataría de tomar
de organización, la ubicación geográfica
en cuenta para ubicar o valorar ese cri-
o su área de acción y las redes de las
terio de una forma u otra, como parte
cuales estas instituciones puedan formar
de la práctica en cuestión. Así, el cua-
parte.
dro 2.1 muestra las definiciones ope-
rativas en función de cada uno de los El segundo apartado recoge información
ocho criterios tomados en cuenta, y den- general de la experiencia: área temáti-
tro de ellos, para cada una de las valo- ca en la que se circunscribe la iniciativa,
raciones o puntajes posibles. En conse- su cobertura, características del grupo
cuencia, en la medida en que una meta o de los grupos a quienes va dirigi-
experiencia o proyecto obtuviera más do el proyecto, duración de la iniciativa,
puntos, esto no solo indicaría una mayor fuentes de financiamiento, etcétera.
—o incluso máxima— presencia y cum-
plimiento de criterios de rigurosidad en El tercer bloque sondea información téc-
la implementación, sino que podría de- nica de la experiencia: objetivos, justifi-
rivarse incluso una aproximación a aque- cación, fases y módulos en los que se en-
llos campos —dentro de su práctica— en cuentra organizada, metodología e
los que se logró identificar una mejor instrumentos utilizados y la incorporación
calidad técnica en términos generales. de temas como género, participación ju-
venil y participación local o comunitaria.
2.2.2 El instrumento
Las secciones cuarta a décima de la fi-
La ficha de información diseñada para cha están dedicadas a explorar los ocho
este estudio tenía tres grandes objeti- criterios tomados en cuenta para este
vos en términos de recolección de infor- informe: la cuarta se centra en la siste-
mación: el primero, recoger datos acer- matización (existencia de un informe o
(Sigue en la pág. 46)

12
Esta decisión obedece a la resolución de la autora respecto a la viabilidad de operativizar con mayor
precisión cuatro niveles de una escala (en este caso: mucha, alguna, poca o ninguna cobertura del criterio)
que definir en forma operativa cada uno de los niveles de una escala que tuviera un mayor número de
valores (una escala del 1 al 10, por ejemplo).

43
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

CUADRO 2.1 DEFINICIÓN OPERATIVA DE LOS CRITERIOS Y SUS NIVELES

Criterio Definiciones y niveles de los criterios

Sistematización Ninguna (0 puntos): no existe un informe o reporte del proyecto.


Poca (33 puntos): no existe un informe estructurado de lo llevado a cabo; solo
existen partes inconexas o poco explicativas o estructuradas, o grandes
lineamientos iniciales no actualizados. La sistematización está en fases incipientes.
Alguna (66 puntos): existe un informe que explica, por lo menos a grandes rasgos,
los puntos esenciales de la intervención, sus objetivos y los resultados obtenidos.
Mucha (100 puntos): existe un reporte que da cuenta en forma clara de los
objetivos, los materiales, las fases, recursos, metodología, responsables y
resultados esperados. Hay un documento estructurado que da cuenta de la manera
en que se ha llevado a cabo la intervención.
Replicabilidad Ninguna (0 puntos): por las características del proyecto, no es factible replicarlo
o volver a implementarlo.
Poca (33 puntos): hay posibilidades de replicar alterando en forma drástica las
estrategias o pautas de acción.
Alguna (66 puntos): existen posibilidades de replicar sin alterar drásticamente
el curso o las actividades de la iniciativa.
Mucha (100 puntos): alta factibilidad de trasladar las actividades realizadas a
otros escenarios, sin tener que modificar en lo sustancial la iniciativa.
Sostenibilidad Ninguna (0 puntos): no es claro cómo se prolongará en el tiempo o los recursos
que harán posible su sostenibilidad. El proyecto carece por completo de estrategias
orientadas a lograr la autosostenibilidad. Son proyectos que no duraron lo previsto
o fueron interrumpidos.
Poca (33 puntos): el trabajo es de muy corto alcance, no hay claridad en la
calendarización, y por lo tanto no queda claro cómo se logrará cumplir los objetivos
con los recursos (humanos o financieros) con los que se cuenta. Se estipulan los
recursos que son necesarios, pero no cómo serán empleados.
Alguna (66 puntos): hay calendarización de actividades y estipulación clara de
cómo se han de invertir recursos para lograr objetivos, pero no se han planteado
estrategias de autosostenibilidad.
Mucha (100 puntos): estipulación clara de las actividades, programación y los
recursos que permitirán cumplirla. Tienen ya puesta en marcha estrategias para
lograr autosostenibilidad.
Indicadores de Ausencia de indicadores (0 puntos): no existen indicadores de avances ni
avance y éxito cuantitativos ni cualitativos, o no han sido registrados.
Pocos (33 puntos): hay bastante ambigüedad en la determinación de los
indicadores (de ambos tipos)
Algunos (66 puntos): los indicadores se han señalado con mayor precisión, pero
no concuerdan con los objetivos del proyecto o son sumamente subjetivos.
Existencia máxima de indicadores (100 puntos): hay claridad en los indicadores
que se establecen, son concordantes con los objetivos, dan cuenta de la ejecución
de las actividades del proyecto y concuerdan con las estrategias de evaluación.
Evaluación Ninguna (0 puntos): no se especifica la realización de una evaluación, no se ha
contemplado realizarla como parte de las actividades del proyecto o no se ha
realizado.
Poca (33 puntos): realización solo de evaluaciones internas, sin indicadores claros,
o solo cuenta con evaluaciones puntuales que arrojan indicadores cualitativos al
final del proyecto (solo evaluación de impacto) o alguna de sus fases.

44
2. Metodología

Criterio Definiciones y niveles de los criterios


Evaluación Alguna (66 puntos): se ha hecho un esfuerzo de evaluación interna con mayor
precisión de indicadores, se cuenta con indicadores cualitativos pero se carece
de una evaluación externa que sirva de contraste para validar los resultados de la
valoración interna realizada por los actores involucrados.
Mucha (100 puntos): estrategias de evaluación variadas (internas y externas, con
técnicas cuantitativas y cualitativas) para distintos momentos del proyecto;
idealmente incluyen evaluaciones de proceso e impacto, con definición de los
responsables y los pasos para realizarlas.
Articulación local Ninguna articulación (0 puntos): el proyecto es sumamente puntual, de corto
e institucional alcance y responsabilidad exclusiva de la institución que lo implementa, y no se
ha logrado articular la iniciativa con ninguna institución local.
Poca articulación (33 puntos): a pesar de que el proyecto es de corto alcance, se
encaminaron acciones para incluir a otras instituciones interesadas que pudieran
colaborar.
Alguna articulación (66 puntos): la participación de varias instituciones u
organizaciones se dio como parte de una estrategia del proyecto; no se ha logrado
aún involucrar a instancias de gobierno local o central.
Articulación máxima (100 puntos): además de instituciones u organizaciones, se
logró coordinar con instancias oficiales.
Empoderamiento Ninguno (0 puntos): proyecto de corte asistencialista; no hay participación juvenil
ni consultas, ni procura de fortalecimiento de capacidades comunitarias.
Poco (33 puntos): se consulta pero sigue habiendo dirección exclusiva de quienes
llevan el proyecto; se buscan cambios de comportamiento o actitud puntuales.
Alguno (66 puntos): el proyecto sufrió alteraciones como parte de un proceso en
el que los jóvenes pasaron de ser destinatarios de las actividades o iniciativas a ir
paulatinamente involucrándose más en las actividades, ganando protagonismo y
participando en forma más directa y activa.
Empoderamiento máximo (100 puntos): el programa o proyecto tiene la visión y
el objetivo de ceder poder y protagonismo a la población juvenil; se negocia
constantemente el avance del proyecto y los jóvenes contribuyen en el diseño y
las estrategias del proyecto. No solo se busca el incremento general de capacidades,
sino que los jóvenes ejecuten la experiencia.
Eficiencia Ninguna (0 puntos): el costo de la inversión no es compensada en términos de
cobertura (pocos o puntuales beneficiarios), como tampoco de la calidad técnica
de la iniciativa. No se lograron los objetivos porque no alcanzaron los recursos. El
costo es superior al beneficio, en tanto que se invirtieron todos los recursos
disponibles y no se alcanzó un mínimo de resultados deseados.
Poca (33 puntos): aunque los recursos alcanzaron para lograr los objetivos, los
costos en términos económicos y humanos siguen siendo muy altos en relación
con la cobertura y los beneficios de la iniciativa.
Alguna (66 puntos): el balance entre costo y beneficio tiende a favorecer la
realización del proyecto, pues a pesar de los costos la cobertura y la calidad
técnica de la experiencia, hace que valga la pena la inversión. Se cumplen la
mayoría de objetivos con los recursos destinados.
Mucha (100 puntos): los beneficios del proyecto, el empoderamiento de los
jóvenes, las posibilidades de replicar la experiencia y los resultados obtenidos
justifican y compensan los costos en los que se ha incurrido y superan la inversión
material y humana. Los beneficios superan los costos y los objetivos se han
alcanzado en su totalidad con los recursos destinados.

45
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

sistematización del proyecto, compleji- aspectos que contribuyeron a la partici-


dad de dicho informe, etcétera); la quin- pación juvenil y formas en que la expe-
ta, en la sostenibilidad (acciones para riencia aporta o fortalece las capacida-
garantizarla, actividades basadas en una des de los jóvenes); la novena sección
programación o planificación previa y está dirigida a sondear el criterio de la
existencia de amenazas a la sostenibi- eficiencia, buscando establecer alguna
lidad); la sexta busca información sobre relación costo-beneficio en términos de
evaluación e indicadores de éxito (si la los costos financieros del proyecto, co-
iniciativa ha sido evaluada, tipo de eva- bertura y cantidad de beneficiarios di-
luación, indicadores cualitativos o cuan- rectos, entre otros; y la décima sección
titativos, resultados o impactos en el gru- explora las posibilidades de replicabilidad
po meta, etcétera); la sétima sección se de la iniciativa y los recursos necesarios
para concretarla.
ocupa de la articulación local o coordi-
nación interinstitucional (tipo de insti- Finalmente, un último apartado se con-
tuciones involucradas —oficiales, del go- centra en las lecciones aprendidas: as-
bierno central o locales; organizaciones pectos innovadores o exitosos, factores
de la sociedad civil y de la cooperación de éxito, errores cometidos, dificultades
internacional—, sus aportes y tipos de enfrentadas y formas en que fueron su-
coordinación en el marco de la implemen- peradas, sugerencias para la prevención
tación de la iniciativa); en la octava sec- de dichas dificultades, así como otros
ción se consulta sobre el protagonismo aspectos relevantes o lecciones que los
juvenil en la iniciativa (caracterización, y las participantes quisieran compartir.

46
3 Las experiencias

E ste apartado reúne la descripción de


las quince experiencias o proyectos
dirigidos a adolescentes y jóvenes, to-
Salvadoreña (FEDISAL) y un miembro de la
Fundación para el Autodesarrollo de la
Micro y Pequeña Empresa (FADEMYPE), ins-
mados en cuenta en este estudio. Esta tancias que, a pesar de haber sido acom-
información procede, en su mayoría, de pañadas en las primeras fases del proce-
las entrevistas con personas directamen- so por varias otras, fueron las institucio-
te involucradas en una o todas las fases nes principalmente responsables de la
por las que pasó o pasa el proyecto o implementación de la iniciativa. La FEDISAL
programa. Cuando ha sido posible, se se definió como una organización priva-
complementó la información de la en- da sin fines de lucro; la FADEMYPE, como
trevista con datos o documentos provis- una organización no gubernamental.
tos por las personas entrevistadas. En un Ambas instituciones forman parte, a su
primer momento se presentan las des- vez, de redes más amplias de trabajo, y
cripciones de cada proyecto; posterior- cuentan con proyectos focalizados en
mente, se presenta un cuadro compara- algunas zonas del país.
tivo que ilustra las puntuaciones otorga-
das a cada intervención en cada criterio, Este proyecto tenía como objetivo gene-
para finalmente cerrar el capítulo con ral «la creación de nuevas empresas, por
la ubicación de las quince experiencias medio del proceso de emprendizaje, en
en cada uno de los cinco ejes del Plan el marco de una estrategia de desarrollo
Nacional de Juventud 2005-2015. local, creando un entorno de aprendiza-
je grupal acompañado para aprender a
3.1 Emprendizaje en la emprender».13 A este gran objetivo ge-
microrregión de «Los neral se le añadían objetivos institucio-
nales más específicos que tenían que ver,
Nonualcos» (FEDISAL,
en uno de los casos, con el deseo de ser
FADEMYPE) parte de un esfuerzo interinstitucional
para implementar y transmitir una estra-
3.1.1 Información general de la
tegia alternativa de inserción al empleo;
experiencia e instituciones
y en el otro caso —aunado al objetivo
involucradas
general—, con la necesidad de reforzar
La información sobre este proyecto fue la presencia institucional en la región en
provista por una representante de la la que esta institución ya realizaba un
Fundación para la Educación Integral trabajo. Esta iniciativa fue implementada

13
El texto entrecomillado indica que es una cita textual, ya sea de información procedente de las entrevistas
o de documentación provista por las instituciones sobre dicha experiencia.

47
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

en dos municipios del interior del país: to de oportunidades de negocios locales,


Zacatecoluca y Santiago Nonualco (cabe- de las habilidades y aptitudes para cier-
cera departamental y municipio perte- tas ocupaciones, oficios o ideas de nego-
neciente a la denominada Microrregión cio; y la falta de conocimiento de las ins-
de los Nonualcos, respectivamente, per- tancias e instituciones que favorecen la
tenecientes al departamento de La Paz). intermediación laboral, así como de las
La experiencia duró cuatro meses, de instituciones de apoyo para la creación
abril a julio del 2004, y tenía como po- de negocios.
blación o grupo meta a personas
desempleadas de ambos sexos entre los Adicionalmente, en opinión de uno de los
18 y 25 años de edad, con una escolari- entrevistados, otra argumentación que
dad mínima de noveno grado (finaliza- justifica la experiencia es que, si bien
da). Adicionalmente, los entrevistados en la Microrregión de los Nonualcos (re-
fueron consultados acerca del área te- gión en la que se encuentran los munici-
mática en la que, bajo su criterio, pios en los que se llevó a cabo la iniciati-
circunscribirían la experiencia, a partir va) no se acusan niveles tan elevados de
de una serie de ejes posibles planteados violencia juvenil, hay una gran necesi-
en la entrevista. Así, los entrevistados dad de empleo, aunada a un gran desco-
consideraron que el proyecto se ubicaría nocimiento de las habilidades necesarias
en el eje educativo, desde la perspecti- para la creación de una empresa. Para
va del fomento de habilidades para la lograr sus objetivos, las instituciones se
creación de empresas; y en los ejes de plantearon las siguientes estrategias:
emprendizaje, de inserción laboral y de
desarrollo local y comunitario, pues la a) proporcionar información sobre opor-
idea es el fomento de capacidades y ha- tunidades de negocio, servicios
bilidades para la creación de empresas, crediticios, de asesoría técnica e
más que la mera formación laboral. Las intermediación laboral;
fuentes de financiamiento reportadas por
b) facilitar formación emprendedora
los entrevistados fueron GTZ, SWISSCONTACT,
mediante la realización de cuatro
las respectivas alcaldías (local de traba-
talleres, y
jo y algunos refrigerios), FADEMYPE y FEDISAL
(capacitación y asistencia técnica). c) consolidar un grupo interinstitucional
de coordinación para el proceso.
3.1.2 Información técnica de la
experiencia Así, aunque originalmente se había plan-
teado la ejecución de cuatro talleres, la
Según la información provista, se enu- experiencia incluyó cinco, teniendo en
meran textualmente las principales ca- cuenta los siguientes tres temas a lo lar-
rencias, necesidades y dificultades de- go de los módulos:
tectadas en la población meta y que,
según las instituciones, justificaron la a) capacitación en creación de la em-
implementación del proyecto: la dificul- presa (que incluía la identificación
tad para la inserción laboral de jóvenes de información local o de oportuni-
en la economía formal; el desconocimien- dades de negocio, evaluación de

48
3. Las experiencias

ideas de negocios, características do a jóvenes. Esto no solo tuvo que ver


emprendedoras personales, elabora- con limitantes de convocatoria y de co-
ción del plan de negocios); ordinación con los respectivos gobiernos
locales, sino también con un aspecto más
b) aspectos financieros, y vinculado con la percepción que se tiene
de los jóvenes, rescatada por uno de los
c) acompañamiento y asistencia téc-
entrevistados: muchas veces las asocia-
nica.
ciones comunales compuestas por adul-
Al ser consultados sobre la metodología y tos no consideran a los jóvenes como
los instrumentos utilizados, ambas per- actores. Esto incidió en la dificultad de
sonas entrevistadas enfatizaron el uso de convocatoria y, en forma obvia, en las
una metodología eminentemente par- posibilidades de la población diana (en
ticipativa dentro de los talleres (meto- este caso, los y las jóvenes) de acceso y
dologías CEFE [competencia económica, asimilación de la experiencia. Por otra
formación emprendedora] y ZOPP [plani- parte, en relación con la participación
ficación de proyectos orientada a objeti- comunitaria, los entrevistados destaca-
ron la diferencia entre una comunidad
vos]), consulta de materiales, ejercicios
organizada y vinculada con su respecti-
de estimación de costos, simulación de
vo gobierno local y las que no tienen esta
experiencias, trabajos en grupo, etcéte-
coordinación, puesto que, en su opinión,
ra. Asimismo, se auxiliaron con fichas,
el hecho de que existan actores cerca-
guías de trabajo, cuestionarios, matrices
nos a la población (gobiernos municipa-
personales y grupales, y con la guía de les, organizaciones no gubernamentales)
capacitación facilitada por las institucio- hace más factible la ejecución del tra-
nes. Finalmente, al consultar acerca de bajo. Se destacó también que el interés
algunos ejes transversales que podían y el compromiso que pudiera existir por
haberse incluido en la iniciativa y que in- parte de los actores locales era funda-
teresaban en forma directa a esta inves- mental para el logro de los objetivos.
tigación (género, participación prota-
gónica juvenil y participación comunita- 3.1.3 Valoración en función de los
ria), los entrevistados dieron algunos criterios
datos interesantes. Haber dirigido el pro-
grama a personas de ambos sexos fue la Sistematización (100 puntos): los repre-
forma en que los entrevistados mencio- sentantes de ambas instituciones dieron
naron haber tomado en cuenta el tema cuenta de la existencia de un informe
de género en la iniciativa. No obstante, del proyecto (una sistematización), en el
no se encontró que el proyecto hubiera que se especifican con detalle los pasos
incorporado un enfoque de género como de la intervención, las fases, los tiem-
parte de su conceptualización. pos, los responsables y la metodología
seguida en el proceso. Incluso mencio-
En lo referente a la participación y el naron encontrarse trabajando en una
protagonismo juvenil, los entrevistados versión más completa del mismo. Tam-
mencionaron un aspecto importante: por bién indicaron haber rendido a las insti-
problemas de convocatoria asistieron tuciones donantes un reporte mensual de
también adultos, a pesar de estar dirigi- actividades.

49
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

Sostenibilidad (33 puntos): esta puntua- res (evaluación interna). Se carece de


ción se otorga basándose en la informa- evaluación externa, así como de una eva-
ción proporcionada por los representan- luación a partir de indicadores más di-
tes de las dos instituciones que llevaron rectos.
a término la experiencia. En primer lu-
Articulación local y coordinación
gar, ambos manifestaron que si bien se
interinstitucional (33 puntos): si bien se
diseñaron estrategias y se inició el tra-
contó con la presencia de instituciones
bajo en dos municipios, el proyecto lle-
implicadas al inicio del proyecto, al con-
gó a término solo en uno de ellos
sultar con mayor profundidad a los en-
(Zacatecoluca), mientras que en el de trevistados estos no dieron cuenta de la
Santiago Nonualco solo se hicieron dos participación de otra organización de la
talleres. Por su parte, al ser consultados sociedad civil —aparte de las dos que ellos
acerca de las acciones para garantizar representaban, cuya coordinación mutua
la sostenibilidad a lo largo del proyecto, calificaron de eficiente y sinérgica—. Por
ambos representantes manifestaron que otra parte, mencionaron la colaboración
lo que en un inicio fue un grupo relati- de un delegado de las alcaldías y otro
vamente amplio de instituciones que se del Ministerio de Trabajo; sin embargo,
sumaron, no los acompañó hasta el fi- la coordinación con estos funcionarios fue
nal, lo cual supuso una sobrecarga para solo relativamente eficiente, en tanto
los representantes de FEDISAL y FADEMYPE. que, a pesar de su buena disposición y
El hecho, manifestado por los entrevis- del interés mostrado, no hubo una bue-
tados, del progresivo «retiro» de esas na convocatoria a las comunidades por
instituciones, pudo afectar en forma im- parte de estas personas o no contaban
portante la sostenibilidad del proyecto, con el tiempo suficiente para dedicarle
lo que se evitó gracias a las institucio- a la iniciativa. Muchas veces la coordi-
nes que mantuvieron el compromiso. nación con estas instancias se limitó a la
convocatoria o a aspectos logísticos. En
Indicadores de éxito (33 puntos): en una el caso de entidades de cooperación in-
presentación de esta iniciativa se plan- ternacional, su función en este proyecto
tearon algunos indicadores cualitativos; estuvo más limitada a aspectos técnicos,
no obstante, en su definición prevale- financieros o de facilitación de recursos.
cen la subjetividad y la imprecisión. Si En este sentido, si bien se encaminaron
bien se cuenta con algunos datos, no hay acciones para incluir a otras institucio-
exactitud en el planteamiento de nes, la articulación no pudo funcionar
indicadores cuantitativos (no se expresa hasta el final del proyecto.
un número o criterio numérico específi-
Empoderamiento y protagonismo juve-
co que dé una idea clara del cumplimien-
nil (33 puntos): los representantes de
to de los objetivos).
ambas instituciones mencionaron que, por
Evaluación (33 puntos): los represen- las características de la iniciativa —crea-
tantes de ambas instituciones mencio- ción de capacidades y facilitación de in-
naron que las instituciones implicadas formación sobre servicios crediticios—, la
realizaron una evaluación final de los ta- participación de los jóvenes tuvo un ca-
lleres con el objetivo de detectar erro- rácter más receptivo. En este sentido, la

50
3. Las experiencias

orientación provenía de los encargados de didas—, en donde dos de los jóvenes que
la implementación. Si bien los jóvenes se habían finalizado el proceso contaban ya
integraron a pesar de las dificultades, las con una posibilidad de financiamiento
directrices de las actividades fueron para su plan de negocios.
orientadas por los facilitadores.
3.1.4 Lecciones aprendidas y aspectos
Eficiencia (33 puntos): si bien no se pudo a tener en cuenta
contar con datos acerca de los costos fi-
nancieros en los que incurrió el proyec- En términos generales, y a pesar de las
to, hay un estimado en términos de re- dificultades en la implementación, hay
cursos humanos, recurso primordial que una valoración positiva de los represen-
los representantes de las instituciones tantes de las instituciones responsables
pusieron a disposición: en la implemen- de la iniciativa. Entre los factores innova-
tación participaron nueve personas; seis dores o exitosos que destacaron se en-
personas de equipo técnico y tres cuentran:
facilitadores. Sin embargo, el elemento
que incide en esta valoración tiene rela- - una feria de negocios con los parti-
ción con los resultados obtenidos, ya que cipantes, en la que se dieron a co-
al final de la experiencia, de 25 personas nocer algunos de los proyectos o pla-
que participaron (en el municipio en el nes de negocios formulados;
que logró cumplirse la iniciativa en su - el involucramiento del gobierno lo-
totalidad), solo ocho finalizaron el pro- cal mediante aportes logísticos, y
ceso (32%); y de ellas, seis lograron ela-
borar un plan de negocio. - haber logrado consolidar un grupo de
instituciones encargadas de desarro-
Replicabilidad (100 puntos): los repre- llar y promover el proceso.
sentantes de ambas instituciones consi-
deran que la experiencia tiene altas po- Asimismo, valoran como un factor de éxi-
sibilidades de ser replicada, con ciertas to el haber culminado la iniciativa y
condiciones que se transcriben textual- haberla sistematizado, a pesar de las di-
mente: «la existencia de disposición y ficultades halladas en el camino. Una di-
compromiso interinstitucional para el ficultad de bastante peso según su opi-
desarrollo del proceso, en especial de nión fue el aspecto financiero, entendido
las instituciones locales; lograr convo- como la posibilidad de contar con una ins-
car a la población joven desempleada tancia o institución financiera que facili-
que necesita insertarse económicamen- te créditos para los nuevos negocios. En
te; si se realiza una adecuada convoca- este sentido destacaron que si el esfuer-
toria inicial y constante durante todo el zo tenía como objetivo crear nuevas em-
proceso». Un elemento de peso es que, presas, para la consecución del mismo la
en el momento de la entrevista, el re- estrategia de capacitación debía acompa-
presentante de FADEMYPE comentó que ñarse con un fuerte componente finan-
este año habían vuelto a implementarla ciero que hiciera posible otorgar créditos
en otro municipio distinto —con ciertos para los planes con mayores posibilida-
cambios a partir de las lecciones apren- des y más factibles de poner en marcha,

51
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

ya que un obstáculo enorme que enfren- cial de trabajo para estas nuevas
tan quienes quieren iniciar una empresa empresas;
—sobre todo en el caso de los jóvenes—
es el acceso a un crédito, a causa de la - es importante evaluar si resulta me-
cantidad de prerrequisitos que este pro- jor invitar a trabajar a jóvenes ale-
ceso conlleva. En una palabra, el compo- jados del sistema escolar por su ne-
nente financiero debió haber acompaña- cesidad de trabajar, o que hubieran
do la iniciativa; se planteó entonces la finalizado sus estudios, ya que mu-
creación de una banca para iniciativas chas veces el compromiso de asistir
emprendedoras de este tipo, con el po- a la escuela dificultó la participación
tencial de beneficiar a jóvenes y poten- en algunas jornadas, con lo que se
ciar su desarrollo. perdía la continuidad del trabajo, y

En cuanto a los errores que pudieran ha- - hay que tomar en cuenta las instan-
berse cometido, resaltaron el deficita- cias oficiales a las cuales compete
rio proceso de convocatoria, que llevó a el trabajo relacionado con el desa-
que participaran en la experiencia más rrollo juvenil, y no dejar o delegar
adultos que jóvenes. Por otra parte, des- completamente en los jóvenes la «re-
tacaron que hubo una inadecuada iden- solución» de su problema, pues esto
tificación de contrapartes institucio- supone desligar a dichas institucio-
nales, ya que las instituciones locales nes de su responsabilidad en la pro-
fueron las que menos se involucraron, a cura de mejores oportunidades de
excepción de la oficina del Ministerio de desarrollo para la juventud.
Trabajo y las alcaldías, lo que redundó
en lo que ellos denominaron «falta de 3.2 Jóvenes Emprendedores
asimilación de la experiencia por parte Empresariales- AJE
de los actores locales», referida sobre El Salvador
todo a la poca apropiación de la iniciati-
va por parte de las entidades locales. 3.2.1 Información general de la
Finalmente, como error se destacó el experiencia e instituciones
hecho de no haber identificado mecanis- involucradas
mos de financiamiento para apoyar el
desarrollo de las ideas de negocio desde La información sobre este proyecto fue
el inicio de la consolidación del grupo de provista por representantes de la Asocia-
ción Jóvenes Empresarios de El Salvador
coordinación interinstitucional.
(AJE El Salvador), institución responsa-
Para enfrentar las dificultades o superar ble de la implementación de la iniciati-
los errores, plantearon las siguientes su- va. AJE El Salvador se definió como una
gerencias o lecciones aprendidas: organización privada sin fines de lucro,
«abierta a todos los jóvenes emprende-
- es necesario acompañar la iniciati- dores salvadoreños, creada con el obje-
va con los recursos financieros sufi- tivo de apoyar a estos mediante capaci-
cientes para facilitar un capital ini- tación, asesoría, facilitación de acceso a

52
3. Las experiencias

capital semilla y establecimiento de con- Usulután, San Vicente, Suchitoto, Nejapa


tactos empresariales».14 Esta asociación y El Paisnal (los últimos tres, en la zona
está afiliada a organismos relacionados norte del departamento de San Salvador).
con el tema del emprendedurismo juve-
nil, tales como la Young Americas Busi- La experiencia duró aproximadamente cua-
ness Trust (YABT) y la Confederación Ibe- tro meses, desde la planificación inicial
roamericana de Jóvenes Empresarios (octubre 2004), la realización del taller de
(CIJE). Las actividades de la institución formadores (febrero del 2005) dirigido a
se centran, principalmente, en los ejes «más de 100 jóvenes líderes de diferentes
de: comunidades de todo el país»,15 lo que
posteriormente dio paso a una serie de
a) capacitación; réplicas durante marzo y abril del 2005,
realizadas por los jóvenes formadores ca-
b) asesoría y consejería; pacitados por la AJE durante el taller de
c) facilitación de acceso de jóvenes a formadores, para finalizar con la Feria Ju-
capital semilla (asesoría a jóvenes venil Emprendedora a finales de mayo del
emprendedores en la presentación 2005. En el grupo meta se encontraban
de solicitudes de crédito, respaldo jóvenes de ambos sexos entre los 13 y 17
ante entidades financieras y promo- años de edad, sin una escolaridad mínima
ción de líneas de crédito), y (tenían básicamente que saber leer y es-
cribir y realizar las cuatro operaciones arit-
d) establecimiento de contactos em- méticas).
presariales.
Basándose en las respuestas de los repre-
Centrando la atención en el proyecto en sentantes de la AJE, la experiencia se
concreto, este tenía como objetivo ge- podría circunscribir en los ejes edu-
neral «capacitar y organizar como em- cativos, desde la perspectiva del fomen-
presarios a 800 jóvenes de zonas rurales to de habilidades sobre empresarialidad
a nivel nacional» y ofrecer herramientas y creación de planes de negocios; y en los
para poner en marcha un negocio. Asi- ejes de emprendizaje, de inserción labo-
mismo, busca alejar a los jóvenes de tra- ral y de desarrollo local y comunitario,
bajos riesgosos (de las peores formas de pues, en forma parecida a la experiencia
trabajo infantil), ofreciéndoles nuevas anterior, la idea es el fomento de capaci-
opciones productivas en el autoempleo, dades y habilidades para la creación de
mediante la formación de pequeñas em- empresas, más que la mera formación la-
presas. Esta iniciativa estaba dirigida a boral. Las fuentes de financiamiento re-
jóvenes de zonas rurales de los munici- portadas por los entrevistados fueron la
pios de Sonsonate (departamento de Organización Internacional del Trabajo
Sonsonate), Zacatecoluca (departamen- (OIT), la Secretaría de la Juventud (en la
to de La Paz), La Carrera y Jiquilisco en fase de la Feria Juvenil Emprendedora) y

14
Tomado textualmente del documento «Asociación Jóvenes Empresarios El Salvador. Información general.
Año 2005», proporcionado por las personas entrevistadas.
15
Tomado textualmente del boletín Jóvenes Emprendedores Empresariales, AJE-OIT.

53
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

la AJE (capacidad técnica). La Asociación - identificación de perfiles emprende-


Azucarera de El Salvador (FUNDAZUCAR), la dores (por medio de selección de lí-
Fundación Salvadoreña para la Salud y el deres) e identificación de oportuni-
Desarrollo Humano (FUSAL), la organización dades de negocio: identificación
CARE INTERNATIONAL, el Ministerio de Trabajo previa de quienes participarían en la
de El Salvador y algunos jóvenes volunta- capacitación de formadores y análi-
rios de universidades también participa- sis de las características de los en-
ron en la iniciativa. tornos que puedan condicionar o in-
cidir en el plan de negocios;
3.2.2 Información técnica de la
experiencia - capacitación de formadores (taller
de formadores): dirigido, según la
Al consultar acerca de la(s) justifica- información que ellos brindaron, a
ción(es) de la asociación en general y del más de cien jóvenes líderes comu-
proyecto en particular, la AJE se apega a nales. En esta capacitación les brin-
las cifras de desempleo nacional de las y daron conocimientos básicos para
los jóvenes, y plantea que, frente a la montar una microempresa y conoci-
gran cantidad de población joven en el mientos sobre emprendedurismo;
país, «incrementar su espíritu empren-
- proceso de réplicas con asesoría de
dedor [de la gente menor de 30 años]
la AJE: llevadas a cabo por los jóve-
tendrá un impacto significativo [...] en-
nes capacitados por la AJE durante
trenar y educar a los jóvenes en habili-
el taller de formadores. Estos jóve-
dades empresariales impulsará iniciati-
nes se constituyeron en multiplica-
vas que producirán empleo, estimulará dores de la experiencia en sus loca-
el nacimiento de nuevos negocios y pro- lidades, apoyados técnicamente por
veerá productos y servicios en la comu- la AJE y otras entidades participan-
nidad» (AJE 2005: 1). Asimismo, y refi- tes, entre ellas un grupo de univer-
riéndose en forma más específica a la sitarios voluntarios, y
experiencia, relata que esta encuentra
su justificación en la necesidad de crear - Feria Juvenil Emprendedora: última
una «cultura emprendedora» entre jóve- fase del proyecto, llevada a cabo en
nes de estas comunidades rurales, para los pasillos de un centro comercial
que tengan la posibilidad de contar con capitalino. En la feria se ofreció un
empleo para sí mismos y generarlo para espacio a 36 jóvenes para que pre-
otros. sentaran sus planes de negocio. Al
finalizar el evento, un jurado con-
El proyecto consistió en la transferencia formado por miembros de la AJE se-
de la metodología de la AJE sobre leccionó los cinco negocios con ma-
empresarialidad y creación de planes de yor potencial y fueron premiados con
negocios a jóvenes líderes comunales, un incentivo económico (capital se-
quienes se constituirían a su vez en re- milla).
plicadores o multiplicadores de lo apren-
dido en sus respectivas comunidades. En En cuanto a la metodología y los instru-
términos generales, la experiencia fue mentos utilizados, los representantes de
ejecutada en cuatro grandes fases: la AJE señalaron haber utilizado una me-

54
3. Las experiencias

todología que pone énfasis en el concep- más allá de que sus jóvenes hubieran sido
to de «aprender haciendo», provenien- beneficiarios de la capacitación proporcio-
te de los Laboratorios Empresariales del nada por los multiplicadores o por los re-
YABT, la cual tiene por objetivo crear presentantes de AJE. Finalmente, en parti-
planes de negocios que permitan orga- cipación y protagonismo juvenil se pudo
nizar microempresas. Básicamente con- apreciar un mayor impacto, ya que el taller
siste en «integrar experiencia práctica inicial para formadores estaba destinado a
en la capacitación teórica que la mayo- capacitar a jóvenes líderes, quienes a su
ría de los jóvenes recibe en institucio- vez multiplicarían esta experiencia y trans-
nes de educación de negocio y crear pro- mitirían los conocimientos en su localidad.
gramas integrales de desarrollo de En este sentido, no solo el grupo capacita-
empresarios [...] los experimentos pue- do se apropió de los conocimientos; tam-
den ser la creación de una empresa fic- bién tuvieron la posibilidad de transmitir-
ticia o de una pequeña tienda real que los a otros jóvenes y convertirse en un enlace
los mismos estudiantes administran» entre un grupo más amplio y los conocimien-
(ídem: 10). Según lo declarado, se utili- tos transmitidos. Por otro lado, los entre-
zaron guías de tutor y guías de estudian- vistados mencionaron un aspecto importan-
tes, y el proceso estuvo acompañado y te: los jóvenes (en el caso de los talleres de
facilitado por miembros de la AJE. formadores) fueron capacitados por otros
jóvenes (miembros de la AJE), lo cual —se-
Finalmente, al consultar acerca de la gún lo declarado en la entrevista— generó
forma en que se tomaban en cuenta al- un efecto positivo en los beneficiarios.
gunos ejes temáticos que interesaban a
esta investigación —tales como género, 3.2.3 Valoración en función de los
participación juvenil protagónica y par- criterios
ticipación comunitaria—, se encontró que
fueron tomados en cuenta, pero en for- Sistematización (66 puntos): si bien exis-
ma tangencial o como algo surgido a raíz te un informe del proyecto, este se en-
de la iniciativa más que como una línea contraba aún en desarrollo cuando se
de trabajo previamente definida. Por realizó la entrevista. En relación con su
ejemplo, en cuanto a género, se tomó estructura, los entrevistados manifes-
en cuenta una convocatoria abierta a taron que el informe explica a grandes
ambos sexos y una capacitación que ellos rasgos los puntos esenciales de la inter-
definieron como «sin distinciones entre vención. También indicaron haber rendi-
hombres y mujeres»; sin embargo, no hay do cada seis semanas un reporte a la
indicios de la incorporación de un enfo- entidad financiadora.
que de género.
Sostenibilidad (33 puntos): esta puntua-
Algo parecido se dio con el tema de la par- ción se otorga basándose en el hecho de
ticipación comunitaria, ya que durante la que si bien las actividades programadas
entrevista mencionaron que las comunida- se cumplieron en gran medida en los
des «se involucraron» en la iniciativa, sin tiempos establecidos, el proyecto tuvo
dar ejemplos concretos de dicha participa- un cariz más bien puntual; no se vislum-
ción o de algún impacto que la experiencia bra una estrategia clara de sostenibilidad
pudiera haber tenido a nivel comunitario, en el tiempo, justamente por el carác-

55
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

ter preciso y concreto del proyecto. En Articulación local y coordinación


otras palabras, queda la impresión de ser interinstitucional (66 puntos): se contó
una iniciativa, si bien bastante organiza- con otras instituciones como parte de la
da y estructurada en el tiempo y con estrategia del proyecto; sin embargo, la
posibilidades de replicarse, también bas- coordinación entre la entidad responsa-
tante puntual. No se aprecia con clari- ble y las instituciones locales no siempre
dad el desarrollo de estrategias claras de fue fluida, por lo que parece haber habi-
autosostenibilidad en las comunidades do un «traslape» o poca claridad en los
donde se trabajó. En cuanto a las ame- roles y las responsabilidades de las di-
nazas a la sostenibilidad durante el pro- versas instituciones. En cuanto a la arti-
yecto, se señalaron la falta de coordina- culación con instancias oficiales, men-
ción y dificultades en la relación inicial cionaron la colaboración del Ministerio
entre la AJE y las instituciones que cola- de Trabajo, cuyo aporte estuvo vincula-
borarían en la implementación en el do a la coordinación con la OIT y respal-
ámbito local. do institucional; y a la Secretaría de Ju-
ventud, que proporcionó un aporte
Indicadores de éxito (66 puntos): exis- financiero y apoyo en la fase de realiza-
ten indicadores cuantitativos (ejemplo: ción de la feria. En cuanto a entidades
93 tutores capacitados, 800 jóvenes sen- de cooperación internacional, el aporte
sibilizados —los que recibieron la capa- de la OIT estuvo más centrado en aspec-
citación de los multiplicadores—, aproxi- tos financieros y de organización.
madamente 200 asistentes a la feria, 35
planes de negocios presentados en la fe- Empoderamiento y protagonismo juve-
ria), aunque la información sugiere que nil (66 puntos): a pesar de que la inicia-
no fueron planteados con anticipación tiva estaba orientada a la creación de
sino que más bien son cifras obtenidas capacidades y, en este sentido, la orien-
posteriormente a la implementación de tación y las directrices de las activida-
la iniciativa. des provenían en definitiva de los encar-
gados de la implementación, el puntaje
Evaluación (33 puntos): los representan- en este criterio obedece a que, en pri-
tes de la AJE mencionaron que hubo una mer lugar, la AJE es una institución cu-
evaluación interna por parte de la OIT a yos miembros han emprendido iniciati-
ellos y a las otras instituciones implica- vas empresariales de distinto tipo, lo cual
das, mediante talleres. Asimismo, men- contribuye a generar confianza y credi-
cionaron que los resultados de cada mó- bilidad entre quienes reciben los servi-
dulo se contrastaban con lo planteado cios, con la premisa de tener como
en el proyecto a partir de la técnica del capacitadores a personas que han em-
marco lógico, y que también contaban prendido por sí mismas las iniciativas y
con los testimonios de los jóvenes que el conocimiento que transmiten. En se-
habían participado en la feria o en las gundo lugar, el componente de «educa-
capacitaciones. Se carece de evaluación ción entre pares» de la iniciativa (jóve-
externa, así como de una evaluación de nes emprendedores de la AJE capacitando
proceso. a otros jóvenes) y el hecho de que estos

56
3. Las experiencias

jóvenes capacitados tenían a su vez la tras de haber sido implementado


posibilidad de multiplicar los conoci- exitosamente. Otro criterio que mencio-
mientos y trasladarlos a otros jóvenes, naron es el hecho de que se forman
fomentaban un mayor involucramiento capacitadores para que estos se dedi-
de la mayoría de los beneficiarios, se- quen, a su vez, a replicar lo aprendido
gún lo manifestado en la entrevista. en sus comunidades.

Eficiencia (66 puntos): consultados sobre 3.2.4 Lecciones aprendidas y aspectos


los costos monetarios, los representan- a tener en cuenta
tes de la AJE manifestaron que estos ha-
bían ascendido a 115 dólares por joven, En términos generales, hay una valora-
tomando en cuenta las conferencias, el ción bastante positiva por parte de los
estudio del entorno, los refrigerios de los responsables de llevar a cabo la iniciati-
talleres, etcétera. Mencionaron haber va. Entre los factores innovadores o
capacitado a 93 jóvenes, que se constitu- exitosos destacaron:
yeron en formadores o multiplicadores.
- el hecho de que jóvenes empresa-
Tomando en cuenta solo a esos 93
rios se dediquen a capacitar a otros
formadores directamente capacitados por
jóvenes y se constituyan en un refe-
la AJE, los costos ascienden a aproxima-
rente o un punto de comparación o
damente 10.700 dólares, recursos con los
de ejemplo para los beneficiarios, ya
que se logró alcanzar, a criterio de los que, como ellos, en un momento
entrevistados, los objetivos previstos. Por debieron iniciar desde el principio y
otra parte, mencionaron que en las dis- ahora cuentan con su propio nego-
tintas fases de implementación partici- cio o están vinculados a una institu-
paron alrededor de 41 personas: 12 miem- ción con afiliaciones internacionales
bros de la AJE, 15 jóvenes voluntarios de con iniciativas conducidas también
universidades, 12 personas de otras insti- por otros jóvenes, y
tuciones y dos representantes de la OIT.
Finalmente, en relación con los resulta- - haber analizado el entorno local para
dos obtenidos al final de la experiencia, ajustar los planes de negocios a las
de 93 personas que participaron en los características de la zona.
talleres y de las demás que participaron
en el proceso de réplicas en sus comuni- Una dificultad resaltada fue la necesi-
dades, 35 proyectos se mostraron en la dad de reforzar la coordinación con or-
Feria y cinco lograron un incentivo eco- ganizaciones locales que auxilien y apo-
nómico para poner en marcha su plan de yen los procesos de convocatoria e
negocio. implementación, lo cual resulta ser crí-
tico para el éxito de la iniciativa y para
Replicabilidad (100 puntos): los entre- la cobertura, sobre todo si se trabaja en
vistados consideran que la experiencia áreas rurales. No contar con este tipo de
tiene elevadas posibilidades de ser re- coordinación implicaba también eleva-
plicada, en primer lugar porque se basa ción de los costos, ya que había que tras-
en un método con etapas bien definidas, ladarse hasta cada lugar para cubrir las
que es posible adaptar a distintos audi- diversas necesidades. En otras palabras,
torios y entornos y que ha dado mues- la coordinación interinstitucional con

57
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

organizaciones locales es un criterio de 3.3 Casa de la Juventud del


eficiencia, eficacia y efectividad en el Municipio de Aguilares-
desarrollo de la experiencia. Comité Pro Defensa de los
Si bien no fueron específicos en el plan- Derechos de la Niñez y la
teamiento de posibles errores cometidos, Familia de Aguilares,16 PNUD
plantearon algunas sugerencias o leccio-
nes aprendidas para enfrentar las difi- 3.3.1 Información general de la
cultades: experiencia e instituciones
involucradas
- se destacó la necesidad de tener «vo-
cación de servicio», un aspecto que, La información sobre este proyecto fue
si bien lo consideraron parte de la provista por la Oficial de Programa del
filosofía de los miembros de la aso- Proyecto de Prevención y Atención de
ciación, fue valorado como funda- Violencia y Delincuencia Juvenil, que se
mental ya que es importante que las enmarca dentro de las iniciativas del Pro-
personas involucradas tengan un alto grama Sociedad Sin Violencia del Progra-
sentido de compromiso y disponibi- ma de las Naciones Unidas para el Desa-
lidad para enfrentar las dificultades; rrollo (PNUD), una de las instituciones
encargadas de impulsar la iniciativa, jun-
- definir de antemano, y con especi- to con el Comité Pro Defensa de los De-
ficidad, los roles y las responsa- rechos de la Niñez y la Familia del muni-
bilidades que cada institución asu- cipio de Aguilares y otra serie de
miría para llevar a buen término la instituciones oficiales que se menciona-
iniciativa. En este sentido, proponen rán posteriormente.
detallar en la planificación, con mu-
cha precisión, los responsables de Este proyecto tenía como objetivo gene-
cada actividad a ejecutar, lo cual es ral «el fortalecimiento de la participa-
especialmente importante durante la ción positiva de los y las jóvenes, las fa-
fase de las réplicas, y milias y comunidad de Aguilares en
general como elementos clave para for-
- se destacó nuevamente la necesidad talecer la convivencia, potenciar las ca-
de que las organizaciones cedan el pacidades y prevenir la violencia juve-
espacio para que los jóvenes concre- nil».17 A este gran objetivo general se le
ten la iniciativa y se constituyan en añadía el propósito de generar un mode-
actores y ejecutores del proceso. lo de prevención local basado en tres

16
Este Comité está conformado por representantes de las siguientes instancias locales: la alcaldía, la Unidad
de Salud, la Policía Nacional Civil, un delegado del Ministerio de Educación, así como por miembros adultos
y jóvenes de la comunidad.
17
El texto entrecomillado indica que es una cita textual, ya sea de información procedente de las entrevistas
o de documentación provista por las instituciones sobre dicha experiencia.

58
3. Las experiencias

ejes: la descentralización de recursos, operación Italiana, dentro del marco del


el protagonismo juvenil y la coordinación Proyecto de Prevención de Violencia y
interinstitucional. Esta iniciativa tiene Delincuencia Juvenil. También destacó
una cobertura municipal, circunscrita al los aportes económicos de la municipa-
municipio de Aguilares, del departamen- lidad y, en el área técnica, los del PNUD
to de San Salvador.18 La experiencia ha y de otras instancias gubernamentales y
tenido una duración aproximada de cua- privadas.19
tro años: desde el año 2002 en que se
inicia el proceso de consulta y prepara- 3.3.2 Información técnica de la
ción, hasta el año 2005 en que se dará experiencia
por cerrado el proyecto, sin que esto
Al consultar acerca de las razones, ca-
implique el cierre del espacio. El grupo
rencias o necesidades detectadas en la
meta está constituido por personas de
población meta que pudieran justificar
ambos sexos entre los 14 y los 24 años
la implementación del proyecto, la en-
de edad, para especializar el servicio;
trevistada planteó la necesidad de ge-
los potenciales usuarios no tenían que
nerar un espacio o contexto de partici-
poseer un nivel educativo o una condi-
pación positiva que sirviera como alter-
ción socioeconómica determinada para
nativa a niños, niñas y jóvenes para
acceder a los servicios.
alejarlos de la violencia, ya que se tra-
En cuanto al área temática en la que se bajó en lugares en los que había violen-
circunscribiría la experiencia, la entre- cia. Algunos factores que también se to-
vistada la consideró una estrategia de maron en cuenta porque podían poner
prevención de la violencia y de fomento en riesgo a la población meta del muni-
del protagonismo juvenil. En cuanto al cipio son los siguientes:20 abandono pre-
nivel de intervención, si bien se busca- maturo de la escuela y pocas posibili-
ba realizar primordialmente actividades dades de formación técnica y superior;
encaminadas a la prevención primaria de problemática de violencia juvenil; acce-
la violencia, también se realizaron ac- so a drogas y alcohol; inexistencia de
ciones que pueden enmarcarse en una espacios de recreación; violencia
fase de prevención secundaria, ya que intrafamiliar y maltrato infantil; y caren-
se trabajó en zonas en las que había vio- cia de apoyos familiares y de la comuni-
lencia. La fuente de financiamiento re- dad en general en los esfuerzos de inte-
portada por la representante fue la Co- gración social de los jóvenes. Adicional-

18
De hecho, la iniciativa de las Casas de la Juventud fue implementada en varios municipios del Área
Metropolitana de San Salvador dentro del marco del mismo programa, aunque en esta oportunidad el
estudio se circunscribe exclusivamente a la experiencia del municipio de Aguilares.
19
Entre estas el Ministerio de Trabajo (M INTRAB), la Secretaría Nacional de la Juventud, el Centro Nacional de
Artes (C ENAR) y, últimamente, el Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP) (Memoria de Labores,
Encuentro Centroamericano sobre Violencia y Delincuencia Juvenil 2004).
20
Enumerados en las presentaciones realizadas por miembros de la Casa de la Juventud durante el «Encuentro
centroamericano sobre violencia y delincuencia juvenil» y en el «Congreso interinstitucional a favor de la
niñez, la adolescencia y la juventud».

59
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

mente, se mencionó que el fundamento operadores de los municipios y de los


teórico de esta iniciativa tiene su base jóvenes multiplicadores. Se estable-
en la consideración de que el fortaleci- cieron alianzas con organizaciones no
miento de relaciones de confianza, co- gubernamentales vinculadas al pro-
operación y participación entre los miem- yecto por medio de contratos.
bros de la comunidad, junto con el
protagonismo juvenil, propicia un am- - Segunda fase (2004). La asesoría pres-
biente favorable para la prevención de tada por el PNUD se limitó a cuestio-
la violencia. nes más de tipo técnico (elaboración
de documentación, estandarización
Para lograr estos objetivos, se plantea- de procedimientos, facilitar contac-
ron las siguientes estrategias: tos, etcétera). Entre otras activida-
des, esta fase comprendió la descen-
a) la descentralización de fondos, con tralización de recursos a los muni-
el fin de promover la autogestión de cipios, la identificación de los
la Casa de la Juventud y el fomento administradores (jóvenes) de la Casa
de capacidades locales; de la Juventud, así como la defini-
ción de compromisos municipales.
b) la promoción del protagonismo ju-
venil, por medio de la generación de - Fase de cierre (primer semestre del
oportunidades para la toma de de- 2005). La labor de acompañamiento
cisiones, y del PNUD se dio como parte de una
capacidad de gestión local ya insta-
c) la coordinación interinstitucional,
lada. Destacan entre las actividades,
mediante la creación de un comité
nuevamente, la descentralización de
local que permitiera optimizar recur-
recursos, la formalización de com-
sos y dar una respuesta más integral.
promisos con la municipalidad y la
Así, la experiencia se ejecutó en una fase realización de algunas liquidaciones.
preparatoria y tres grandes fases poste- En esta fase se incluyó la sistemati-
riores: zación más formal del proyecto y su
evaluación.
- Fase preparatoria (aproximadamen-
te cinco meses). Hubo una interven- Se destacó el uso de una metodología
ción más directa de las instituciones participativa, compuesta por tres ele-
implicadas (PNUD), ya que se esta- mentos (que coinciden con las estrate-
ban estableciendo los contactos ini- gias anteriormente enumeradas): la ca-
ciales, la identificación de municipios pacitación y la formación del recurso
y contrapartes locales y nacionales. humano (dirigidas a quienes se conver-
tirían en los operadores o multiplicadores
- Primera fase (2003). Se elaboraron de lo aprendido), la asesoría en cues-
planes de trabajo por municipio, se tiones técnicas (planificación, gestión de
detectaron necesidades de la pobla- fondos, intermediación, búsqueda de
ción meta, se ejecutaron activida- alianzas, estrategias de promoción de la
des en el ámbito local y el PNUD experiencia, etcétera) y la generación de
aportó recursos para la formación de capacidades de autogestión.

60
3. Las experiencias

En cuanto a los temas que podrían con- intergeneracionales (espacios para


siderarse transversales en la iniciativa, desarrollar hábitos de escucha).
la información indica que no solo se in-
cluyeron sino que tuvieron algún nivel En relación con la participación comuni-
de impacto. En cuanto al género, la en- taria, se destacó la existencia de un co-
trevistada mencionó que se intentó mité interinstitucional local y, como un
implementar un sistema de cuotas de logro importante, haber incluido el tema
participación en las actividades, y se de la juventud en la agenda municipal y
buscaba implementar acciones enfoca- la erogación de recursos municipales para
das al empoderamiento femenino (aun- el mantenimiento de la Casa de la Ju-
que no se especificó de qué tipo). Sin ventud (servicios públicos, pago de ho-
embargo, había conciencia de la dificul- norarios a facilitadores, refrigerios y
tad de integrar plenamente esta varia- compra de materiales, entre otros). Fi-
ble, ya que la población «en riesgo» de nalmente, destaca el hecho de que los
involucrarse, participar o ser víctima de jóvenes se han incorporado en ocasiones
la violencia juvenil es fundamentalmen- a grupos artísticos que a su vez prestan
te masculina. En cuanto a la participa- servicios a la comunidad, lo que ha ayu-
ción y el protagonismo juvenil, se men- dado a fomentar la credibilidad. Algunas
cionaron tres elementos: áreas de impacto fueron: deporte, arte
y cultura, educación (charlas en resolu-
a) la participación de los jóvenes no se ción de conflictos, ángeles de la paz en
limitaba, según la entrevistada, a reci-
centros escolares), salud (talleres de
bir los servicios; se buscaba, además,
capacitación en salud sexual repro-
que ellos se involucraran paulatina-
ductiva, atención psicológica, nutrición)
mente en labores de planificación,
y la Unidad Local de Empleo.
ejecución y evaluación;

b) se intentó promover y reactivar la 3.3.3 Valoración en función de los


participación juvenil y construir re- criterios
des, a pesar de la resistencia o apa- Sistematización (100 puntos): la entre-
tía inicial de los jóvenes para vistada mencionó que hay informes bas-
involucrarse (debieron generar espa-
tante estructurados del proyecto, así
cios especialmente para convocar-
como un documento de sistematización
los), y
general y un documento más específico
c) respecto a tomarlos en cuenta para sobre el proyecto en cada municipio, que
decidir, se considera que existe im- especifica con detalle los pasos de la in-
pacto en este sentido porque hay tervención, las fases, los recursos y la
grupos de jóvenes en la Casa de la metodología seguida en el proceso. Tam-
Juventud en horas no escolares (lle- bién informó que estaba trabajando en
gan por iniciativa propia y no por su- la afinación del informe referido a la
gerencia del centro educativo). Asi- experiencia concreta de este municipio
mismo, tiene administradores (Aguilares), así como haber rendido re-
jóvenes, y se han buscado estrate- portes financieros y técnicos semestra-
gias para mejorar las relaciones les a las instituciones donantes.

61
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

Sostenibilidad (100 puntos): esta puntua- sobre el proyecto, a partir de una téc-
ción se otorga basándose en que, si bien nica cuantitativa (encuesta de opi-
el proyecto cumplió sus objetivos en los nión), cuyos datos serían comparados
tiempos previstos en la calendarización, con la línea de base establecida al ini-
una de sus estrategias implicaba fomen- cio del proyecto (evaluación externa
tar la capacidad de gestión local a partir a ser realizada por una institución aje-
de la identificación de recursos humanos na al proyecto, mediante contrato).
y financieros que permitieran garantizar
en alguna medida la sostenibilidad de la Articulación local y coordinación
iniciativa. Así, no solo se fortalecieron interinstitucional (100 puntos): no solo
alianzas con instituciones locales sino que se contó con la participación de diversas
se logró establecer un compromiso con instituciones a lo largo del proyecto en el
el gobierno local mediante la erogación ámbito local sino que, como ya se men-
de fondos públicos de la Municipalidad de cionó, la articulación incluyó en forma
Aguilares para financiar actividades con- activa a la municipalidad. En cuanto a
cretas de la Casa de la Juventud (pago de organizaciones de la sociedad civil, algu-
servicios públicos, de los facilitadores, nas apoyaron la implementación median-
refrigerios durante actividades, compra te la ejecución de actividades y como
de materiales, etcétera). parte del proceso de formación de recur-
sos humanos. Se desarrolló, además, una
Indicadores de éxito (66 puntos): se cuen- estrategia de alianzas con la empresa pri-
ta con indicadores cualitativos que, aun vada y se contó con el apoyo de la Asocia-
cuando son a veces relativamente «subje- ción de Aguilarences en el Exterior, COMPAS
tivos» (aumento del número de jóvenes (salvadoreños nacidos en ese municipio
participando en actividades y en la toma hoy residentes en Estados Unidos). Entre
de decisiones), dan cuenta de algún nivel las instancias oficiales que se involucraron
de impacto en forma cualitativa. En el destacan las instituciones que forman par-
momento de la entrevista no había te del Comité Pro Defensa de los Dere-
indicadores cuantitativos, por no haber chos de la Niñez y la Familia (policía, uni-
realizado aún la respectiva evaluación. dad de salud, Ministerio de Trabajo). Sin
embargo, vale la pena destacar que, se-
Evaluación (100 puntos): se considera- gún la entrevistada, la eficacia de la co-
ron dos estrategias de evaluación, que ordinación con estos delegados se veía
son: afectada por el hecho de que si bien co-
a) la sistematización y elaboración de laboraban con sus competencias específi-
un documento de buenas prácticas cas, carecían de la posibilidad de tomar
como parte de la evaluación interna decisiones en el ámbito local, lo cual
y con técnicas cualitativas (grupos muchas veces dilataba los procesos pues
focales, entrevistas con jóvenes y se debían esperar las autorizaciones de
personal implicado en la imple- las respectivas oficinas centrales. En el
mentación), y caso de entidades de cooperación inter-
nacional, su función en este proyecto es-
b) una medición de las percepciones pú- tuvo más restringida a aspectos técnicos,
blicas de los residentes del municipio financieros o de facilitación de recursos.

62
3. Las experiencias

Empoderamiento y protagonismo juve- humanos y financieros, esto se compen-


nil (66 puntos): ya se mencionó en un sa en la medida en que se cumplieron
apartado anterior que el protagonismo varios objetivos.
juvenil se dio como producto de la
implementación de la iniciativa y como Replicabilidad (66 puntos): la represen-
parte de una estrategia del proyecto en tante del PNUD considera que la expe-
cuestión. De hecho, la entrevistada des- riencia tiene altas posibilidades de ser
tacó como un logro el que hubiera un replicada porque se construye a partir
buen número de jóvenes que pasaron de de recursos locales, es barata conside-
ser beneficiarios o partícipes de la ex- rando los beneficios, atiende las deman-
periencia a involucrarse cada vez más das específicas del municipio (territo-
activamente en la implementación y pla- rialización del modelo) y genera interés
nificación de actividades de la Casa de local. Sin embargo, un elemento de peso
la Juventud. No obstante, persisten en relación con las posibilidades de ré-
aquellos que se limitan a participar en plica es la necesidad de contar no solo
las actividades en formas más pasivas o con recursos financieros, sino que tam-
que aún muestran resistencia a involu- bién haya un interés manifiesto del go-
crarse y ser parte de la iniciativa. Un bierno local por apropiarse de la inicia-
elemento interesante es que los adminis- tiva, así como apertura y colaboración
tradores de la Casa son jóvenes, lo que, de instituciones dispuestas a ceder es-
según la entrevistada, ha permitido que pacio y poder de decisión a los jóvenes.
exista un canal de afirmación distinto
que les provee reconocimiento. 3.3.4 Lecciones aprendidas y aspectos a
tener en cuenta
Eficiencia (66 puntos): en un cálculo
general, se estima que los costos econó- En términos generales, hay una valora-
micos durante los tres años de duración ción bastante positiva en relación con
suman entre 80.000 y 90.000 dólares esta iniciativa por parte de la entrevis-
(monto que incluye infraestructura, ma- tada. Entre algunos factores innovadores
teriales, costos administrativos y de y exitosos destacan:
recursos humanos). En la puesta en mar-
cha del proyecto se involucraron alre- - El aprendizaje entre pares: como
dedor de 15 personas, entre miembros expresión de esto se resaltó que los
del Comité y de otras instituciones, y re- administradores y facilitadores de la
presentantes del PNUD. En cuanto a la Casa sean jóvenes, lo que permitió
cobertura, la entrevistada calcula que fortalecer la horizontalidad, la co-
la cantidad de beneficiarios directos os- laboración y el sentido de pertenen-
ciló entre los 1.500 y 2.000 muchachos y cia, a la vez que posibilitó la trans-
misión de aprendizajes y conocimien-
muchachas del municipio y sus respec-
tos y que los jóvenes tuvieran un
tivas familias. Un número menor pero
canal de autoafirmación distinto a
igualmente importante (800 jóvenes)
partir de las capacidades adquiridas.
participaron por lo menos en alguno de
los talleres realizados. Si bien se invirtió - La disposición de un espacio físico
una considerable cantidad de recursos para la juventud del municipio, lo

63
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

que facilita que tenga mayores opor- funcional y orgánico del comité local, ya
tunidades de ser identificada como que este se constituye en el canal de
actor local. participación de otros sectores sociales
—de hecho, la naturaleza de la iniciativa
- La territorialización del modelo, ya es su carácter de esfuerzo interinsti-
que se instaló en el municipio partien- tucional—, a la vez que limita la posibili-
do de las características y particulari- dad de que el proyecto quede centrali-
dades de cada entorno, considerando zado en la municipalidad, aumentando
los recursos y las capacidades loca- el riesgo de politizar la iniciativa.
les, y comprometiendo el esfuerzo de
actores locales. Un error cometido se relaciona con lo que
la entrevistada resaltó como el predo-
- El establecimiento de una cogestión minio de la visión adultocéntrica: si bien
para el proyecto entre los comités el proyecto contemplaba que los y las
locales y la participación y el com- jóvenes tuvieran la posibilidad y la ex-
promiso de las municipalidades, lo periencia concreta de participación, en
que ha permitido definir una estra- la relación intergeneracional entre aque-
tegia de sostenibilidad. llos y los adultos se mantiene la tenden-
cia de estos últimos a asumir roles direc-
- La celebración de festivales y mues-
tivos y jerárquicos en relación con las
tras artísticas que han facilitado el
decisiones a tomar, lo que dificulta la par-
encuentro positivo entre la juventud
ticipación de los jóvenes y deslegitima,
de las comunidades y los adultos,
según ellos, la participación de los adul-
ayudando a la deconstrucción de la
tos. De ahí la necesidad de impulsar, des-
imagen negativa de los jóvenes.
de un inicio, la horizontalidad en las re-
- El uso del arte y el deporte como laciones entre los actores —sobre todo si
prevención, ya que son ofertas con- pertenecen a diferentes generaciones—
cretas con un amplio potencial de y potenciar la capacidad de gerencia de
convocatoria entre la juventud. los jóvenes. La entrevistada también
destacó la tendencia a concentrar a las
- La creación de una red única local y los beneficiarios del proyecto en gru-
de jóvenes en el municipio, que res- pos escolarizados, lo cual se reforzó de-
tringe las posibilidades de rivalida- bido a la falta de cultura de participa-
des y conflictos. ción juvenil y a la apatía y resistencia de
los jóvenes a participar en las activida-
Una dificultad con bastante peso, en opi- des, sobre todo en fases iniciales; frente
nión de la entrevistada, es la partida- a esto, consideró necesario desarrollar
rización política que a veces se produjo actividades que permitan ampliar y plu-
en el proyecto, lo que en cierta forma ralizar la convocatoria.
complicó la coordinación operativa. Por
ejemplo, surgieron diferencias y resis- Asimismo, la entrevistada sostuvo que la
tencias entre algunos actores en cuanto definición de una política de juventud —y
a involucrar a la Secretaría de la Juven- del destino de los recursos para poner en
tud en la iniciativa. En este sentido, plan- marcha las estrategias planteadas en ella—
tea la importancia del fortalecimiento permitiría establecer con más claridad las

64
3. Las experiencias

competencias, y definir las responsabili- biental, la recolección de desechos sóli-


dades y la participación del Estado y de dos inorgánicos, la reconversión laboral
las instancias a involucrarse en una ini- de recolectores informales, el fomento
ciativa dirigida a la niñez y la juventud, de la sustentabilidad a comunidades de
ya que si estos esfuerzos se dieran como extrema pobreza mediante la recolección
parte de una política, serían más articu- de desechos y su posterior comercializa-
lados y organizados. Otro elemento que ción, y la creación de microempresas
destacó fue la necesidad de focalizar las comunales de artesanías utilizando de-
actividades mediante la descentralización sechos sólidos como materia prima. Este
de recursos, el trabajo articulado con proyecto se enmarca dentro del progra-
otras instituciones y la participación com- ma «Comunidades sustentables». El ob-
prometida del gobierno local. jetivo de la iniciativa es capacitar y con-
cienciar a los miembros de la comunidad
3.4 Campaña de recuperación, sobre el tema medioambiental y la ne-
separación y reciclaje de cesidad del correcto tratamiento de la
desechos sólidos-Aurora basura, aprendiendo a reciclar y así ge-
nerar fondos para la sostenibilidad de la
3.4.1 Información general de la iniciativa.
experiencia y de la institución
A este gran objetivo general se le añadía
involucrada
el propósito de sensibilizar a niños y jó-
La información sobre este proyecto fue venes de ambos sexos del centro escolar
provista por dos representantes de la or- de la comunidad, sobre la problemática
ganización Aurora, encargada de impul- de contaminación ambiental generada
sar e implementar la iniciativa «Campa- debido al mal manejo de los desechos
ña de recuperación, separación y reciclaje sólidos. Esta iniciativa tiene una cober-
de desechos sólidos en la colonia La tura en el barrio o colonia en la que se
Ponderosa».21 Esta institución se define a ha implementado la iniciativa, ubicada
sí misma como una organización de la en el municipio de Apopa, del departa-
sociedad civil que «pretende plantear al- mento de San Salvador. La experiencia
ternativas integrales a los problemas del duró aproximadamente dos años, desde
sector de desechos sólidos inorgánicos, el 2003, cuando el proyecto se inicia en
razón por la cual desarrolla una serie de el centro educativo. El grupo meta está
programas para solucionar la contamina- constituido por niñas, niños y jóvenes que
ción ambiental que genera el inadecuado cursan entre los grados primero de pri-
tratamiento de la basura».22 maria y noveno de secundaria, del cen-
tro educativo de la colonia. En cuanto al
Entre las actividades de esta organiza- área temática en la cual circunscribiría
ción se encuentran la implementación de la experiencia, la entrevistada la consi-
programas de capacitación medioam- deró una estrategia de concientización

21
Comunidad del municipio de Apopa, departamento de San Salvador.
22
El entrecomillado indica que son fragmentos de información extraídos del sitio web de la organización,
<www.fundaurora.com.sv>, que complementan la información obtenida durante la entrevista.

65
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

que podría enmarcarse en el desarrollo b) dotación de recursos para recolec-


sostenible e incluso en una temática de ción (barriles, sacos);
tipo educativo. La fuente de financia-
miento reportada por la representante c) actividades de recolección y sepa-
fueron los recursos propios de la institu- ración de desechos;
ción, en alianza con otras organizacio- d) reciclaje de materiales junto con
nes e instancias que hicieron algunos empresas especializadas, y
aportes.
e) enseñanza teórico-práctica y partici-
3.4.2 Información técnica de la pativa —aprender haciendo— para
experiencia facilitar proceso de aprendizaje y pa-
ra que los capacitados tengan un rol
Al consultar acerca de las razones, ca- dinámico.
rencias o necesidades detectadas en la
población meta que pudieran justificar Las fases de esta experiencia pueden
la implementación del proyecto, la en- englobarse en siete:
trevistada plantea, en primer lugar, la
- fase de convocatoria a los centros
necesidad de conocer el manejo de de-
escolares a un concurso de arte en
sechos sólidos debido a las condiciones
reciclaje (entre estos centros edu-
de insalubridad y contaminación en las
cativos participó el centro «La
que normalmente se encuentran muchos
Ponderosa»);
lugares, entre ellos la colonia en la que
se implementó la iniciativa. Es un lugar - fase de capacitación: impartida por
con altos índices de problemas intesti- multiplicadores, incluía capacitación
nales, que pueden ser disminuidos al ca- sobre separación de desechos sóli-
pacitar a las personas —incluso niños y dos, desarrollo sustentable y clases
niñas— en el manejo y el correcto trata- de compostaje. Estaba dirigida a
miento de la basura. Por otro lado, men- padres, madres, tutores, alumnos,
ciona que no existe conciencia de la ne- alumnas y maestros. Los represen-
cesidad e importancia de depositar la tantes entrevistados mencionaron
basura en su lugar. Finalmente, conside- que, como parte de esta fase, en
ra que este tipo de capacitación contri- cada grado de la escuela se formó
buye a solventar, por lo menos en parte, un comité ambiental. Los miembros
necesidades económicas del centro es- de los comités asistían a las capaci-
colar, ya que al convertir el desecho só- taciones y posteriormente daban las
lido en una artesanía o en materia pri- charlas a sus otros compañeros y
ma, este adquiere un valor económico y compañeras;
puede venderse.
- fase de recolección de desechos só-
Para lograr estos objetivos se plantea- lidos;
ron las siguientes estrategias:
- fase de separación de desechos (gru-
a) sensibilización mediante jornadas de pos de plástico, papel y metal no
capacitación a maestros y alumnos; ferroso);

66
3. Las experiencias

- traslado del material separado a los 3.4.3 Valoración en función de los


centros de acopio, y criterios

- cuantificación del peso del material Sistematización (66 puntos): la entrevis-


(a partir de ese momento se reci- tada dijo contar con un informe estruc-
clan y se elaboran las artesanías rea- turado del proyecto, en el que se espe-
lizadas con esta materia prima). cifican los pasos de la intervención, las
fases, los recursos y la metodología se-
Se destacó el uso de una metodología guida en el proceso.
participativa, que los entrevistados de-
nominaron «aprender haciendo»: capa- Sostenibilidad (33 puntos): esta puntua-
citaciones verbales y técnicas, con el ción se otorga basándose en el hecho de
correspondiente acompañamiento de los que si bien el proyecto cumple sus obje-
representantes de Aurora. También men- tivos de concientización y capacitación
cionaron el uso de material audiovisual a los jóvenes (lo que consideran como
como parte de las capacitaciones. una estrategia para que la experiencia
sea sostenible), mencionan la limitante
En cuanto a los temas transversales, los de los recursos financieros y humanos,
representantes dijeron haber tomado en sobre todo porque para la elaboración e
cuenta el género en la iniciativa al «no implementación de ciertos procedimien-
haber hecho distinciones». Consultados tos (compostaje e hidroponía, por ejem-
acerca de cómo se tomó en cuenta el plo) es importante contar con ciertos
protagonismo juvenil, las personas en- recursos que no se tienen.
trevistadas destacaron que eran los alum-
nos y las alumnas quienes, al apropiarse Indicadores de éxito (66 puntos): se
de la experiencia, se involucraban en el cuenta con indicadores cualitativos y
trabajo de recolección y tratamiento de cuantitativos (recolección de 700 libras
desechos sólidos, y que incluso ahora de desechos sólidos al mes) que indican
hablan más directamente de la conta- algún impacto. Sobre lo cualitativo, in-
forman de cambios de actitud de niños,
minación y de la necesidad de reciclar.
niñas y jóvenes en la forma de conducir-
En cuanto a la participación comunita-
se en relación con los desechos sólidos y
ria, comentaron que la iniciativa tras-
la basura, así como entre las personas
cendió el centro educativo, y se
en general, y una mayor concientización
involucraron la comunidad y los padres
en relación con el tema.
y las madres de familia. Señalaron como
consecuencia la descontaminación de Evaluación (33 puntos): tienen evalua-
fuentes o focos infecciosos en la comu- ción de proceso realizada a nivel interno
nidad por iniciativa propia, basándose en (por miembros de la institución), basada
los conocimientos adquiridos. También en el plan de acción definido previamen-
mencionaron haber notado cambios de te. Manifiestan monitorear el proceso en
actitud hacia la basura por parte de los el centro educativo aproximadamente
residentes de la colonia. cada tres meses. No obstante, carecen

67
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

de evaluación externa y de evaluaciones pequeña por su naturaleza puntual—, así


a partir de técnicas más precisas. como las posibilidades de replicar la ex-
periencia, la concientización en materia
Articulación local y coordinación medioambiental obtenida por los y las
interinstitucional (33 puntos): si bien
participantes, y el conocimiento sobre el
cuentan con la colaboración de algunas
correcto tratamiento de la basura, justi-
instancias —entre ellas algunas oficiales
fican y compensan lo invertido.
como la Secretaría de la Juventud, el
Comando de Ingenieros de la Fuerza Ar- Replicabilidad (100 puntos): los repre-
mada (CIFA) y la alcaldía— sus aportes se sentantes de Aurora consideran que la
circunscriben a aspectos logísticos, de experiencia tiene altas posibilidades de
provisión de infraestructura o de dispo- ser replicada, en primer lugar porque
sición de trabajo de los delegados. Falta prevalece en todo el país la falta de edu-
un compromiso más estrecho para hacer cación en materia medioambiental y del
sostenible la experiencia.
correcto tratamiento de los desechos
Empoderamiento y protagonismo juve- sólidos. En segundo lugar, porque es una
nil (66 puntos): el protagonismo juvenil iniciativa que se construye a partir de
se da como parte del proceso en el que, recursos locales, y es barata consideran-
inicialmente, los y las jóvenes reciben la do los beneficios. Destacaron sin embar-
capacitación y orientación de los go la necesidad de contar con recursos
facilitadores; sin embargo, los represen- económicos, ya que es imprescindible
tantes de Aurora expresaron que estos tener un transporte para acarrear los
se convierten posteriormente en multipli- desechos, un lugar para convertirlo en
cadores de la iniciativa. centro de acopio y una infraestructura
apropiada para que las personas puedan
Eficiencia (100 puntos): en un cálculo vender las artesanías creadas a partir del
general, se estima que los costos econó-
material.
micos ascendieron a aproximadamente
5.000 dólares. En la puesta en marcha 3.4.4 Lecciones aprendidas y aspectos a
del proyecto intervinieron dos miembros tener en cuenta
de Aurora. En cuanto a la cobertura, la
entrevistada calcula que la cantidad de En términos generales, hay una valora-
beneficiarios directos fue de 230 estu- ción positiva en relación con esta inicia-
diantes de la institución y sus respecti- tiva de parte de la entrevistada. Entre
vas familias, como beneficiarios indirec- algunos factores innovadores y exitosos
tos. Reportaron también que mediante destaca la capacitación brindada a las
la recolección de los desechos sólidos se comunidades en el arte del reciclaje y la
generan ingresos para la institución; lo posibilidad de comerciar los productos
que cultivan en los huertos caseros sirve manufacturados. Con el manejo y trata-
para consumo interno, y venden los ob- miento correcto de la basura, destaca
jetos artesanales que elaboran con ma- que también es posible combatir las epi-
teria prima de desechos reciclados. Por demias. El empeño de quienes intervi-
ello consideran que los beneficios del nieron en la iniciativa fue destacado
proyecto —aunque con una cobertura como un factor de éxito.

68
3. Las experiencias

Un error mencionado es no haber cobra- involucramiento y el compromiso mostra-


do por las capacitaciones brindadas, ya do por la directora del centro educativo,
que esto abonó a la falta de recursos quien ha impulsado la iniciativa y la ha
antes aludida. Frente a esto, recomien- apoyado dentro de sus posibilidades. En
dan para procesos futuros tomar en cuen- opinión de los representantes de Aurora,
ta la necesidad de cobrar, aunque sea ella marcó la diferencia y se constituyó
simbólicamente, para incrementar los en un factor fundamental del éxito de la
recursos. Sin embargo, lo fundamental iniciativa.
para solventar la experiencia lo centran
en la responsabilidad del gobierno que, 3.5 Centro de Formación y
a juicio de los participantes, debe to- Capacitación-CFC, Vicaría
mar conciencia de la necesidad de con- del Divino Salvador
vertirse en un patrocinador financiero de
iniciativas que, como esta, tengan como 3.5.1 Información general de la
objetivo la capacitación para el cuido del experiencia e instituciones
medio ambiente, dirigida a sectores in- involucradas
fantiles y juveniles.
La información sobre este proyecto fue
Otra dificultad señalada fue el transpor- provista por la representante del Centro
te, ya que su costo es alto y la municipa- de Formación y Capacitación (CFC). Es
lidad no lo asume. Manifiestan haber so- un proyecto en consorcio con la denomi-
licitado patrocinio a empresas y a la nada Pastoral de Maras de la Vicaría del
municipalidad para enfrentar esta difi- Divino Salvador, compuesta por parro-
cultad, pero aún no lo han obtenido. En- quias del centro urbano de la capital, San
tre las necesidades destacadas se hallan, Salvador. La entrevistada refirió que el
además, obtener los recursos necesarios CFC está en proceso de legalización como
para un centro de acopio y su manuten- una asociación; y que forma parte, a su
ción, así como tener suficientes recur- vez, de iniciativas de trabajo en red como
sos humanos, ya que estos son pocos para la Red de Redes y la Red de Organizacio-
la cantidad de trabajo y las demandas nes que intervienen en Situaciones de Su-
técnicas de la iniciativa. frimiento Social. No obstante, el trabajo
del CFC se focaliza en el municipio de
Asimismo, plantean que es necesario que
San Salvador.
el gobierno local se interese por apro-
piarse de la iniciativa, ya que con ello se Esta institución tiene como objetivo «for-
promoverá una política de cuidado del mar, capacitar y asesorar al recurso hu-
medio ambiente. Incluso, afirman, po- mano que trabaja con niños y niñas en
dría ser más fácil obtener los espacios situación de vulnerabilidad, con el fin de
físicos necesarios para la recolección y proveer respuestas alternativas a aque-
el tratamiento de los desechos. Por otra llas situaciones de sufrimiento social».23
parte, destacaron la importancia del A este objetivo institucional se le aña-

23
Cita textual de la entrevista.

69
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

den los del proyecto: «propiciar espacios 3.5.2 Información técnica de la


para el fortalecimiento de experiencias experiencia
de concertación entre instancias pasto-
rales, gubernamentales y no guberna- El proyecto encuentra su justificación en
mentales, a fin de brindar atención a la la crisis económica y social de la socie-
niñez, adolescencia y juventud en situa- dad salvadoreña, que somete con ello a
ción de riesgo». Asimismo, tiene la meta la niñez, la adolescencia y la juventud a
de brindar un proceso de capacitación situaciones de vulnerabilidad tales como
que parte de un modelo teórico que per- la violencia intrafamiliar, el consumo de
mite visualizar y abordar alternativamen- sustancias, la vagancia y las pandillas
te estas situaciones, así como desarro- juveniles. Para enfrentar estos problemas
faltan recursos humanos capacitados y un
llar un trabajo social profesional.
modelo científico de intervención que
Esta iniciativa está vigente desde el 2000, responda a estas dificultades experimen-
año en el cual iniciaron sus labores y co- tadas por la niñez y la juventud.
menzaron a formar recursos humanos
El Centro trabaja basándose en el mode-
(llamados agentes sociales) basados en
lo denominado ECO 2: Epistemología de
su modelo. Tienen como grupo meta a
la Comunidad, Ética y Comunitaria, que
«niños, niñas, adolescentes y jóvenes en
trata de entender la complejidad de la
situación de sufrimiento social», así como
realidad desde una perspectiva ética y
a agentes de acción social (hombres y
comunitaria. Este modelo está orienta-
mujeres de 18 años o más que pasan por
do hacia la prevención, rehabilitación,
un proceso formal de capacitación). En
reinserción social y reducción del daño o
otras palabras, además de la atención a
riesgo en el que pudieran encontrarse
la niñez y la juventud, el CFC forma y
niños y niñas. Realiza su labor en varios
capacita al personal de las parroquias que
ámbitos: casos individuales, grupos y co-
trabaja con niños y niñas, así como a las
munidad. Para cada ámbito se diagnosti-
organizaciones o redes que deseen ca-
ca el problema y la situación, y se plani-
pacitarse y formarse en el trabajo de
fican las actividades con cada equipo que
prevención y rehabilitación. En cuanto
intervendrá en los lugares concretos; a
al área temática dentro de la cual se
continuación se ejecutan las actividades
circunscribiría la experiencia, la entre-
(definiendo si es trabajo de prevención
vistada consideró que el proyecto se ubi-
o de reducción del daño), se evalúan y
ca en los siguientes ejes: educativo, des-
se reformulan los objetivos según los re-
de la perspectiva de la formación y sultados.
capacitación del recurso humano; y de
prevención en diversos niveles (primario, En cuanto a la metodología y los instru-
secundario y terciario), pues manifies- mentos utilizados, se enfatizó —en el caso
tan brindar atención en el ámbito pre- de la formación de los agentes sociales—
ventivo y de reducción del daño. La fuen- el uso de una metodología participativa
te de financiamiento principal reportada mediante talleres de capacitación para
por la entrevistada fue CÁRITAS de Alema- las fases formativas iniciales (dos fases),
nia y otras agencias que financian inicia- actividades que son evaluadas periódi-
tivas específicas. camente. La tercera y la cuarta fase de

70
3. Las experiencias

formación llevan más tiempo (tres años), y actividades de bienestar comunal para
distribuidas en módulos. En cuanto a los que las acciones tengan algún impacto.
instrumentos, la entrevistada mencionó
que cuentan con diverso material didác- 3.5.3 Valoración en función de los
tico, la elaboración de diarios de cam- criterios
po, etcétera. Respecto a la atención a
Sistematización (100 puntos): el proyec-
la niñez y la juventud en situación de
to cuenta con informes narrativos semes-
riesgo, la metodología depende de cada
trales en los que se especifican con de-
situación a abordar y del tipo de inter-
talle los pasos de la intervención,
vención por realizar (prevención o reduc-
tiempos, responsables, valoraciones y
ción del daño).
metodología seguida en el proceso. La
Al consultar acerca de cómo ha sido to- entrevistada menciona también la exis-
mada en cuenta durante la experiencia tencia de informes por rubros (más ope-
la variable género, la entrevistada men- rativo) realizados por los equipos de tra-
cionó que es un tema fundamental, ya bajo; también cuentan con insumos por
que uno de los criterios de selección para parte de los beneficiarios para la reali-
los agentes sociales es «que tengan co- zación de estos informes.
nocimientos básicos de perspectiva de
Sostenibilidad (66 puntos): según la en-
género»; esta se introduce en la forma-
trevistada, las actividades planificadas se
ción del recurso humano y en el análisis
cumplen en los tiempos estipulados en
y abordaje de las problemáticas. En
la gran mayoría de los casos. En cuanto a
cuanto a la participación y el protago-
las acciones para garantizar la soste-
nismo juvenil, la entrevistada manifestó
nibilidad, el proyecto se sostiene actual-
que en la iniciativa de Red de Redes a la
mente por financiamiento externo; esto
que pertenece el CFC se conformó un
fue considerado como una amenaza, ya
grupo de líderes que estaba organizan- que este apoyo será recortado con el
do un foro con la finalidad de convocar tiempo, por lo que necesitan validar el
a otros jóvenes para analizar la situa- modelo para poder «venderlo» a organi-
ción de la juventud. Considera que tan- zaciones e instituciones mediante capa-
to dentro de la iniciativa más amplia de citaciones y así generar los recursos ne-
las redes a las que pertenecen, como cesarios.
también en el CFC, se promueve la par-
ticipación juvenil ya que «este grupo de Indicadores de éxito (66 puntos): si bien
jóvenes que se ha formado es una semi- se cuenta con datos concretos de resul-
lla para involucrar a otros». Finalmen- tados, en algunos casos existe subjetivi-
te, en relación con la forma en que se dad en el planteamiento de ciertos
toma en cuenta la participación comu- indicadores cualitativos. Un medio para
nitaria, la entrevistada destacó que el cuantificar el impacto de la experiencia
proceso mismo de análisis de la proble- son las listas de asistencia y control de
mática o la intervención en una situa- participantes. Entre algunos resultados
ción específica implica que todos (niños, mencionados se encuentran: «atención
niñas, adolescentes, jóvenes, adultos) de 218 niñas, niños y jóvenes provenien-
deben desarrollar una labor comunitaria tes de 12 diferentes lugares de riesgo

71
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

atendidos a través de 249 actividades la sociedad civil que conforman la red,


preventivas y 43 de reducción del daño, la califican como eficiente en la medida
en cinco diferentes proyectos parro- en que facilita la realización de convo-
quiales, la mayoría de los cuales se han catorias y el trabajo de incidencia políti-
mantenido en los procesos de atención». ca, aunque muchas veces consiste en
En cuanto a la formación de agentes de compartir las experiencias y visiones so-
acción social, se destacó «la formación bre el propio trabajo. En el caso de enti-
de 26 agentes pastorales (la mayoría de dades de cooperación internacional, su
los cuales se mantienen participando di- función en este proyecto estuvo más li-
rectamente en las jornadas de formación mitada a aspectos financieros o de
y capacitación), seis personas que se han facilitación de recursos.
especializado en el modelo ECO 2». Fi-
nalmente, en cuanto a la organización y Empoderamiento y protagonismo juve-
nil (33 puntos): el involucramiento de
construcción de redes, «la iniciativa Red
jóvenes es variable y, como dijo la en-
de Redes permite el contacto con 21 re-
trevistada, depende de cada iniciativa.
des de trabajo preventivo y de rehabili-
Aunque en cada experiencia hay proce-
tación; el trabajo con la Red Centroame-
sos de formación y empoderamiento de
ricana de Organizaciones que intervienen
los jóvenes que asisten, su involucra-
en Situaciones de Sufrimiento Social
miento se va dando en forma progresiva,
(RECOISS) brinda un espacio para fortale-
y aunque se les consulta y toma en cuen-
cer experiencias y articular el trabajo».
ta en forma directa respecto a aspectos
Evaluación (33 puntos): la representan- concretos de la implementación, la orien-
te del CFC mencionó que se lleva a cabo tación proviene en buena medida de los
una evaluación de cada uno de los pro- agentes sociales. No obstante, la entre-
cesos en los que intervienen. La evalua- vistada mencionó que existe una mayor
ción de las actividades es realizada tan- atención, expectativa y criticidad entre
to por los beneficiarios como por los aquellos que superan los 13 años de edad,
miembros de los equipos. Se carece de muchos de los cuales terminan involu-
evaluación externa, así como de una eva- crándose más directamente.
luación de impacto, que se ha previsto
realizar. Eficiencia (66 puntos): el cálculo gene-
ral de los costos financieros anuales en
Articulación local y coordinación los que incurre el proyecto es de aproxi-
interinstitucional (66 puntos): si bien el madamente 150.000 dólares (pago de
CFC pertenece a redes de trabajo y arti- recursos humanos, materiales, gastos
culación más amplias ya mencionadas administrativos, etcétera). En la imple-
(Iniciativa Red de Redes y RECOISS), lo cual mentación participan alrededor de trein-
es parte medular de las estrategias del ta personas, entre personal del CFC y los
proyecto, al consultarle con mayor pro- agentes sociales, beneficiando al año a
fundidad la entrevistada no informó acer- alrededor de 450 niños, niñas y jóvenes
ca de algún apoyo concreto ni coordina- en situación de vulnerabilidad. Entre los
ción estratégica con ninguna entidad de beneficios identificados a corto y media-
gobierno central o local. En el caso de la no plazo por la entrevistada se encuen-
coordinación con las organizaciones de tran la reducción de la violencia y la in-

72
3. Las experiencias

formación en relación con situaciones de con herramientas alternativas al uso de


riesgo. la fuerza.

Replicabilidad (100 puntos): el modelo Una dificultad enfrentada son las cons-
es replicable, ya que puede adaptarse tantes muertes de muchachos (pandille-
el mismo patrón de trabajo a los diver- ros, por ejemplo) debido a la violencia
sos niveles (individual, grupal, comuni- cotidiana que existe en muchas zonas en
tario) para el análisis y trabajo sobre dis- las que intervienen, lo cual genera pro-
tintas problemáticas. Entre los recursos fundas desmotivaciones en los grupos de
necesarios para replicar la iniciativa des- trabajo, entre los facilitadores y en los
tacan, fundamentalmente, los financie- procesos. Frente a esto han debido soli-
ros y el recurso humano capacitado. citar ayuda externa, procesos de traba-
jo y consejería grupal.
3.5.4 Lecciones aprendidas y aspectos
a tener en cuenta Para prevenir dificultades de este tipo, la
entrevistada recomienda mantener la
Entre los factores innovadores o exitosos transparencia en todos los procesos, des-
destacados por la entrevistada se encuen- de el momento en que se analizan las si-
tran la capacitación del recurso humano tuaciones en las que se intervendrá, eva-
y el hecho de constituirse en una alter- luando las posibilidades concretas de
nativa de trabajo social a partir de un incidencia, gestionando el apoyo externo
modelo teórico-científico. Asimismo, va- cuando sea preciso y no magnificar las
loran como factor de éxito el constituir- acciones o los impactos que puedan te-
se en una «piedra de tropiezo»: son una ner. Por otra parte, destaca la necesidad
evidencia más de que las situaciones pue- de contar con más recursos humanos ca-
den ser abordadas en formas alternativas pacitados para cubrir las expectativas de
y eficientes, convirtiéndose así en parte atención y capacitación, así como nuevas
de esa «minoría activa» que trabaja en la demandas de la zona. Finalmente, consi-
atención de la niñez y la juventud. Sin dera necesario fomentar el trabajo en red
embargo, se percibe realismo sobre el y con ello unir esfuerzos en función de
trabajo cuando destacan que uno de los dar respuestas concretas a las múltiples
errores cometidos fue el haber «motiva- necesidades de estos sectores, no como
do a la gente a no tener miedo a las pan- una «moda de trabajo» sino como vía para
dillas», sin considerar las circunstancias hacer efectivos los esfuerzos.
concretas que pueden existir en una zona
o lugar en relación con la dinámica pan- 3.6 Programa Piloto «Familias
dillas-comunidad. Frente a esto manifies- fuertes. Amor y límites»-
ta que si bien ellos trabajan desde una OPS, MINED, MSPAS
perspectiva de derechos, es necesario re-
conocer que «ahora el fenómeno es dis- 3.6.1 Información general de la
tinto», por lo que el desafío es replan- experiencia e instituciones
tear el trato hacia las pandillas en función involucradas
de las características de cada situación;
el desafío es cómo realizar acciones po- El programa piloto «Familias fuertes.
sitivas y afirmativas tratando de trabajar Amor y límites» consistió en una estra-

73
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

tegia inspirada en el Programa de Forta- Esta iniciativa fue implementada en dos


lecimiento Familiar de la Universidad centros educativos públicos, ubicados en
Estatal de Iowa, Estados Unidos de dos municipios del Área Metropolitana de
Norteamérica. La oficina de la OPS-OMS San Salvador: Soyapango y San Martín. La
Washington eligió a El Salvador para apli- experiencia duró aproximadamente tres
car el plan piloto de esta iniciativa en el meses, a mediados del año 2004, y tuvo
ámbito latinoamericano, para lo cual como población o grupo meta a familias
designó a la Gerencia de Adolescentes —adultos y jóvenes— de ambos centros
del Ministerio de Salud Pública y Asisten- escolares, cuyos hijos tuvieran entre 10
cia Social (MSPAS) como instancia coordi- y 16 años. La iniciativa estaba concebida
nadora de la implementación. La infor- como una estrategia de prevención pri-
mación al respecto proviene de la maria, de tipo educativo. El programa fue
entrevista con el facilitador principal del financiado por la Organización Paname-
programa, y del respectivo informe de ricana de la Salud.
seguimiento y evaluación realizado por
el Departamento de Salud Pública de la 3.6.2 Información técnica de la
Universidad Centroamericana (DSP-UCA). experiencia
Este proyecto tenía como objetivo prin- La implementación del proyecto la justi-
cipal la «prevención de conductas de fican desde la necesidad de los padres,
riesgo en adolescentes entre las edades
las madres o personas encargadas, de co-
de 10 y 14 años, y sus respectivas fami-
nocer formas y herramientas para pro-
lias, por medio del aprendizaje y desa-
rrollo de habilidades concretas para de- veer seguridad básica y afecto a los jó-
sarrollar una disciplina consistente y, a venes a su cargo, y a la vez fortalecer o
la vez, proporcionar a los jóvenes amor, construir límites en la relación, partien-
apoyo y cercanía».24 A este gran objeti- do de las posibilidades de estrechar los
vo general se le añadían objetivos más vínculos existentes. La operativización de
específicos relacionados con las y los des- la estrategia consistió en el desarrollo de
tinatarios del programa (adolescentes y siete sesiones, dirigidas a los padres, las
padres y madres o tutores): en el caso madres o personas encargadas, a los jó-
de los y las jóvenes, la iniciativa estaba venes por separado y a la familia en su
destinada a brindar información sobre totalidad. Las actividades fueron efec-
habilidades para la vida (decir no a si- tuadas de acuerdo con las siguientes fa-
tuaciones de riesgo y a la presión de los ses:25
pares, autoeficacia, etcétera). En el otro
caso, esta iniciativa tenía por objetivo - conocimiento del programa por par-
el fortalecimiento del vínculo entre pa- te de la Gerencia de Adolescentes del
dres, madres, tutores y jóvenes, median- MSPAS;
te el uso de técnicas para favorecer el
acercamiento intergeneracional y forta- - selección de los centros educativos
lecer las relaciones entre ellos. y de los municipios en los que se de-

24
Tomado del informe de seguimiento y evaluación de la experiencia y de la entrevista con el facilitador.
25
Tomado del informe de seguimiento y evaluación del programa.

74
3. Las experiencias

sarrollaría el trabajo con la coope- • protección contra el abuso de


ración local de los Sistemas Básicos sustancias, y
de Salud Integral (SIBASI); • ayuda para las necesidades es-
- capacitación del personal de salud peciales de la familia; y
que iba a participar como facilita- - estudio de evaluación: llevado a cabo
dores; por el Departamento de Salud Públi-
- desarrollo de prueba piloto; ca de la UCA, consistió en la revisión
del material utilizado, visitas de
- realización del taller con el perso- campo a las dos escuelas y adminis-
nal de los SIBASI participantes y de los tración de tres cuestionarios (uno di-
centros escolares, para capacitarlos rigido a las y los facilitadores del pro-
sobre las técnicas a utilizar en las grama; el segundo dirigido a padres,
diversas fases de la estrategia; madres o encargados; y el otro a las
y los alumnos participantes).
- selección de familias que participa-
rían en la intervención y de aquellas En cuanto a la metodología, el entrevis-
que constituirían los grupos control tado mencionó que esta había consistido
(proceso conjunto con personal de en el desarrollo de sesiones vivenciales,
salud y las directoras de los centros); con modalidad de taller, en las cuales se
trasladaban los conocimientos a la vez que
- en forma paralela se desarrolló una se intentaba rescatar la práctica e histo-
encuesta de línea de base dirigida a
ria personal de cada persona participan-
las familias, tanto a las que iban a
te. Para ello se valieron de instrumentos
participar como a las que no (grupo
como manuales de enseñanza, videos, di-
control);
námicas y prácticas grupales e individua-
- operativización: consistió en el de- les. Se consultó en qué medida se habían
sarrollo de las sesiones de trabajo tomado en cuenta las variables género,
en cada centro educativo. En todas participación y protagonismo juvenil, y
las sesiones se realizaron activida- participación comunitaria. El facilitador
des paralelas para padres o tutores entrevistado mencionó que se intentó
y para adolescentes, y luego en co- analizar cómo las diversas problemáticas
mún para toda la familia. Los temas afectaban y eran vividas en forma distin-
desarrollados durante las sesiones de ta por hombres y por mujeres, a la vez
trabajo fueron los siguientes: que se intentó destacar la construcción
social de los roles asignados a los diferen-
• uso de amor y límites, tes sexos en los temas tocados en las se-
• establecimiento de reglas en el siones. En cuanto a la participación y el
hogar, protagonismo juvenil, mencionó que en
• fomento de la buena conducta, uno de los centros educativos (Soyapango)
la iniciativa había servido para la confi-
• uso de las consecuencias, guración de una pequeña organización
• construcción de puentes, juvenil; destacó también que durante el

75
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

desarrollo de un tema los jóvenes entre- las evaluaciones, de tipo cuantitativo y


naron a los padres y las madres de fami- cualitativo. Si bien hay un importante
lia. En relación con la participación co- esfuerzo de precisión de los indicadores
munitaria, destacó que en un centro —para lo cual ayuda en buena medida la
educativo también había surgido un pe- evaluación llevada a cabo— aún prevale-
queño comité de apoyo conformado por cen indicadores planteados en forma sub-
padres y madres. En cuanto a esto, su- jetiva (sobre todo con comentarios de
brayó el decidido apoyo de la directora beneficiarios, adultos y jóvenes, que se
de dicho centro educativo, lo que se aña- toman como indicadores de éxito; por
dió a las posibilidades de organización que ejemplo «los padres se sentían más cer-
encontraron los participantes. canos a sus hijos», «reportaban cambios
en los hijos», «los muchachos se sentían
3.6.3 Valoración en función de los escuchados»).
criterios
Evaluación (100 puntos): se realizaron eva-
Sistematización (100 puntos): existe un luaciones de tipo cuantitativo (encuestas
informe del proyecto en el que se espe- de línea de base y de seguimiento) y cuali-
cifican con detalle los pasos de la inter- tativo (datos facilitados por los participan-
vención, los tiempos, los ejes temáticos tes durante las visitas de campo, la obser-
y los objetivos de cada sesión, la agenda vación del proceso y una entrevista no
desarrollada, observaciones de cada se- estructurada con los facilitadores). La eva-
sión y resultados de la evaluación. Por luación de la iniciativa también contó con
su parte, el facilitador entrevistado de- un análisis estadístico de los resultados de
talló que tuvo que rendir informes escri- la encuesta, y de su respectivo informe. El
tos en forma periódica y un informe fi- informe destaca que la estrategia de eva-
nal al culminar la capacitación del luación del programa consta de varias fa-
personal. ses: evaluación a los participantes y a los
no participantes antes de la intervención
Sostenibilidad (33 puntos): esta puntua- (sobre la base de lo cual es destacable la
ción se otorga basándose en el carácter iniciativa de introducir un diseño cuasi ex-
puntual de la iniciativa, que aunque da perimental para la evaluación); evaluación
señales de tener calidad, es bastante al final de la intervención (al culminar las
específica y de una temporalidad corta. siete sesiones); y evaluaciones de segui-
No se reportaron amenazas a la soste- miento a llevarse a cabo al año, a los tres
nibilidad durante la implementación de años y a los cinco años después de finali-
la iniciativa, ya que se contó con los fon- zada la intervención. Finalmente, no solo
dos necesarios para las actividades pla- destaca la variedad de técnicas y el uso de
nificadas. Un elemento que se destacó un diseño de evaluación sino el hecho de
fue que mientras se desarrollaba el pro- que esta fue realizada por una institución
grama hubo una epidemia de dengue, por externa al proyecto.
lo que hubo necesidad de negociar con
funcionarios del MSPAS para que no reti- Articulación local y coordinación
raran a algunos miembros del personal. interinstitucional (33 puntos): el facili-
tador entrevistado no dio cuenta de la
Indicadores de éxito (66 puntos): se participación de ninguna institución u
cuenta con indicadores provenientes de organización de la sociedad civil como

76
3. Las experiencias

parte de la iniciativa. En cuanto a ins- milias, con alrededor de tres miembros


tancias oficiales, destacó la participa- cada una). Tomando en cuenta los bene-
ción del MSPAS por medio de la Gerencia ficios del proyecto (a partir de las
del Adolescente y los SIBASI locales, y del retroalimentaciones de los participantes
Ministerio de Educación por facilitar el a los facilitadores registradas en la eva-
recurso humano y las condiciones para luación) y la participación de las perso-
el trabajo en las escuelas, respectiva- nas, se considera que los beneficios su-
mente. La coordinación con entidades de peran y justifican los costos financieros
cooperación internacional se dio dentro en los que se incurrió.
del aspecto financiero. En este sentido,
hubo un involucramiento directo de las Replicabilidad (100 puntos): la experien-
instituciones encargadas del proyecto, cia tiene altas posibilidades de ser repli-
pero poca articulación con otras organi- cada, ya que cuenta con áreas temáticas
zaciones, rasgo probablemente vincula- específicas y una agenda delimitada para
do al carácter puntual del proyecto. cada sesión. No son temas difíciles, son
adaptables a diversos contextos y, fuera
Empoderamiento y protagonismo juve- de los financieros y la disponibilidad de
nil (33 puntos): la participación de los las instituciones educativas, no parece
jóvenes tuvo un carácter más receptivo. necesitarse una gran cantidad de recur-
Si bien el facilitador entrevistado men- sos para su implementación.
cionó que las técnicas (participativas y
lúdicas) potenciaban el involucramiento, 3.6.4 Lecciones aprendidas y aspectos a
el interés e incluso la reflexión entre los tener en cuenta
jóvenes, el examen de la información
Entre los factores innovadores o exitosos
obtenida hace considerar que la orien-
destacados se encuentran el hecho de ca-
tación y las directrices de las activida-
pacitar a adolescentes en temas relacio-
des provenían de los facilitadores. Si bien
nados con las habilidades para la vida, y el
los jóvenes se integraron, y sin duda com-
fortalecimiento de vínculos dentro de las
partieron y recibieron un cúmulo de nue-
familias; ambos, factores importantes de
vos y útiles conocimientos destinados a
prevención de conductas de riesgo. A la
impactar en las relaciones dentro de sus
vez, el entrevistado destacó que el pro-
familias y mejorarlas, no hubo partici-
yecto ofrece instrumentos prácticos para
pación de jóvenes en el diseño, en la
fortalecer las relaciones. No obstante,
implementación de actividades o la vali-
mencionó que la falta de un marco teórico
dación de la iniciativa, ni como parte de
referencial como parte del manual es una
los facilitadores del programa (todos
limitante importante a ser superada, ya que
adultos).
el marco teórico permite conocer y enten-
Eficiencia (100 puntos): los costos finan- der de qué tipo de conceptualizaciones se
cieros en los que incurrió el proyecto derivan las estrategias. Otro error que des-
fueron de aproximadamente 6.000 dóla- tacó fue el hecho de que muchas veces se
res, según los cálculos del entrevistado. vio la iniciativa como un proceso de vali-
Mencionó que se involucraron aproxima- dación de un proyecto piloto, por lo que
damente veinte personas (facilitadores, se sugiere —ahora que ya se tiene la vali-
personal educativo), y alrededor de 120 dación— implementar este programa como
beneficiarios (participaron cuarenta fa- parte de un proyecto de desarrollo comu-

77
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

nitario más amplio, con la respectiva revi- microrregión, Red Juvenil,


sión de procesos metodológicos y un se- GTZ
guimiento luego de las siete sesiones, pero
antes del cumplimiento del primer año 3.7.1 Información general de la
(como lo estipulado en la evaluación). experiencia e instituciones
involucradas
Un factor de éxito identificado en la ini-
ciativa es el involucramiento, el interés La información sobre este proyecto fue
y la iniciativa mostrados por una de las provista por la representante de la Co-
directoras de los centros educativos, ya operación Técnica Alemana (GTZ), quien
que este tipo de disposición marca una intervino directamente en su implemen-
diferencia importante entre el éxito y el tación. Si bien la oficina central de la
fracaso de una iniciativa de este tipo. GTZ está en San Salvador, cuentan con
Destaca también la importancia de la una oficina regional en San Rafael
multidisciplinariedad de los equipos de Obrajuelo, uno de los municipios de la
trabajo, lo cual enriquece el programa y microrregión de los Nonualcos.26 La GTZ
ayuda a afrontar las dificultades desde forma parte, a su vez, de redes más am-
la visión de varias disciplinas. plias de trabajo con instancias guberna-
mentales y con contrapartes de la socie-
Entre las reflexiones planteadas se halla dad civil.
la necesidad de que las personas que par-
ticipen en el programa puedan contar con Este proyecto tenía como objetivo gene-
el tiempo suficiente para capacitarse ral la conformación y fortalecimien-to de
mediante la lectura de los materiales, la una red juvenil activa en la microrregión,
preparación de las sesiones, el repaso de promoviendo así la acción conjunta de
los videos, etcétera, por lo que se nece- sus integrantes para aumentar la parti-
sita del apoyo institucional para que los cipación activa de las y los jóvenes vo-
facilitadores se preparen para lograr un luntarios. Asimismo, la entrevistada ma-
desempeño óptimo en las sesiones. nifestó que mediante la iniciativa se
busca el desarrollo integral de los jóve-
Finalmente, se considera que en el país nes al participar en lo que tiene que ver
existe capacidad instalada en los minis- con la democracia y la gobernabilidad de
terios —de Salud y Educación—, que pue- esos municipios. Esta iniciativa tiene una
de servir de recursos (humanos y logís- cobertura regional, ya que la Red Juve-
ticos) para fortalecer y replicar este tipo nil funciona en 11 municipios de la
de iniciativa. microrregión. En cada uno de los muni-
cipios participan varias instituciones lo-
3.7 Red Juvenil de la cales, entre las que se encuentran las
microrregión de «Los alcaldías, organizaciones no gubernamen-
Nonualcos»-Alcaldías de la tales, la Casa de la Cultura local y unida-

26
La microrregión de los Nonualcos es un conglomerado de 19 municipios, 18 de ellos ubicados dentro del
departamento de La Paz y uno en el departamento de San Vicente, ambos en la zona paracentral del país.

78
3. Las experiencias

des de salud, entre otras. No en todos nea de base sobre la situación de los jó-
los municipios se cuenta con el apoyo de venes en la región (mediante consultas a
todas esas instituciones, pero sí en la jóvenes y a instituciones locales), a par-
mayoría. La experiencia tiene tres años tir de la cual se vio la poca participación
de haberse iniciado (desde junio del juvenil en los gobiernos locales, los pocos
2002), y estiman que pudiera prolongar- espacios de recreación, la poca capacita-
se hasta el 2008. ción acerca de diversos temas (salud
sexual reproductiva, VIH-sida, etcétera),
El grupo meta lo constituyen adolescen- frente a lo cual se tomó la decisión de
tes y jóvenes de ambos sexos, de 14 a 25 apoyar una iniciativa que promoviera la
años de edad, residentes en la microrre- participación, la organización y la educa-
gión, sin requisitos con respecto al nivel ción. Cuentan con dos líneas de trabajo
educativo, la situación laboral ni las con- —capacitación y asesoría técnica— y tra-
diciones familiares. La entrevistada co- bajan a tres niveles: dirigidas a institu-
mentó que, como el de la GTZ, su traba- ciones locales (de la organización civil o
jo está enfocado a fomentar la parti- incluso de cooperación internacional), a
cipación de la mujer, por lo que hacen gobiernos locales y a jóvenes.
una convocatoria en la cual de 60 a 70%
son adolescentes y jóvenes del sexo fe- En cuanto a la forma en que se realiza-
menino. En cuanto a las áreas temáti- ron y organizaron las diferentes fases, la
cas en las que se podría circunscribir la entrevistada mencionó que la primera
iniciativa, la entrevistada señaló que la fase del proyecto abarcaría desde junio
iniciativa puede definirse como una ex- del 2002 hasta junio del 2006. No obs-
periencia de la organización comunita- tante, por razones internas de la GTZ, la
ria de los jóvenes para promover su de- iniciativa pasó de ser un proyecto en sí
sarrollo integral y que puedan tener mismo a enmarcarse desde este año como
una participación más activa dentro de un componente de un programa distin-
los municipios en lo referente a dere- to, con lo que se dio por finalizada la
chos y responsabilidades. Adicional- primera fase. Esta consistió en la identi-
mente, puede ser concebido como una ficación de las instituciones que traba-
estrategia de ampliación de espacios re- jan en la zona con la juventud y la orga-
creativos. En cuanto a las fuentes de nización de los jóvenes (fase en la que
financiamiento, la entrevistada comen- se encuentran actualmente), llevando a
tó que si bien la GTZ financia una parte, cabo asambleas juveniles municipales en
la proporción varía porque depende de cada municipio involucrado. La siguien-
los temas y componentes de la iniciati- te fase consistirá en la capacitación más
va. La otra parte es financiada por con- profunda en temas que apoyen la ciuda-
trapartes o por las alcaldías. danía y la participación juvenil (ciuda-
danía, democracia y capital social, en-
3.7.2 Información técnica de la tre otros).
experiencia
Al ser consultada acerca de la metodolo-
Al ser consultada acerca de la justifica- gía y los instrumentos utilizados, men-
ción del proyecto, la entrevistada refirió cionó el uso de una metodología de edu-
que antes de iniciarlo se elaboró una lí- cación entre pares, mediante convivios,

79
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

campamentos en donde se capacita a los tividad en el concejo del municipio. Fi-


jóvenes líderes inicialmente, para que nalmente, al ser consultada acerca de la
ellos repliquen lo aprendido con los jó- participación comunitaria, la entrevista-
venes en general (aunque haya adultos da destacó la creación de comités
como tutores). En estas actividades uti- interinstitucionales previos a la Red, a
lizan la metodología ZOPP, pizarras y tar- los que se los capacitaba en temas rela-
jetas de colores, plumones y otros ma- cionados con la juventud; asimismo,
teriales prácticos. mencionó que las comunidades e incluso
las Asociaciones de Desarrollo Comunal
Al consultar de qué manera se tomó en (ADESCOS) buscan a la Red en cada uno de
cuenta la variable género, ella mencio- los municipios, y que los jóvenes no son
nó que es un tema transversal a la ini- «utilizados» sino que participan y los re-
ciativa. Esto, no solo en términos de la conocen como un grupo juvenil organi-
convocatoria sino que como parte de las zado.
capacitaciones que recibirán se incluye
todo un componente de participación de 3.7.3 Valoración en función de los
la mujer. Además, tratan de que la cuo- criterios
ta de participación de las mujeres y las
adolescentes sea incluso más alta que la Sistematización (100 puntos): la entre-
de los jóvenes, lo cual la cataloga como vistada mencionó una ficha de sistema-
una empresa bastante difícil de lograr tización de la iniciativa y un documento
en las zonas rurales. Esto se encuentra con el registro de todas las actividades
vinculado con la participación juvenil en realizadas desde el inicio de la Red. Sos-
general, que ella considera que es pre- tiene que ambos documentos informan
cisamente a partir de la formación y ca- sobre las fases de la intervención, y que
pacitación recibida por los jóvenes que han tenido que presentarlos tres veces
surge la iniciativa de fortalecer la red en dos años.
en la zona. Menciona que en la actuali- Sostenibilidad (66 puntos): durante la
dad esta es conocida como una de las ejecución de la experiencia no hubo ame-
redes más organizadas en el ámbito na- nazas a la sostenibilidad del proyecto
cional, lo cual la diferencia de una aso- porque la GTZ cubría casi la totalidad de
ciación de jóvenes, en primer lugar por- los costos. Las actividades se han cum-
que son de la zona rural y en segundo plido en función de las calendariza-
lugar porque, a diferencia de las asocia- ciones. Sin embargo, refiere que actual-
ciones de jóvenes de la capital, carecen mente se encuentran en la fase de «irlos
de una «institución de respaldo»: en el soltando», es decir que la institución está
caso de la Red son los jóvenes por su intentando replegarse para que los jóve-
cuenta, aunque reciben el apoyo de ins- nes se apropien de la iniciativa por com-
tancias locales y de la cooperación ale- pleto, lo cual se considera que se logra-
mana. También mencionó que se llevan rá cuando se conformen todas las
a cabo asambleas, a las cuales asiste un directivas en el ámbito de la región y en
número considerable de jóvenes. A la vez la medida en que procuren ser autosos-
han podido formar una comisión de jó- tenibles y cuenten con la colaboración
venes o «directiva», con representa- de las instituciones locales.

80
3. Las experiencias

Indicadores de éxito (66 puntos): entre ción para la legalización de la Red. Entre
los indicadores cualitativos resaltados la las instancias oficiales se encuentran las
entrevistada destacó la participación de alcaldías, que dan asesoría, proveen de
los jóvenes en los concejos de 4 de los infraestructura e incluso, cuando se ha
19 municipios, lo cual es importante por- necesitado equipo para trabajar, colabo-
que forman parte de un espacio de toma ran financieramente (esto en 75% de los
de decisiones. También mencionó que dos municipios). Mencionó que la coordina-
alcaldías les pagan a tres jóvenes para ción con la Secretaría de la Juventud
que trabajen en la promoción de los te- consiste en integrar a la Red en algunos
mas relacionados con la juventud. Otro ámbitos de trabajo o en invitarlos a even-
indicador destacado es la organización tos. No obstante, con las instancias ofi-
interna de los jóvenes y su participación. ciales se han dado también algunas difi-
En términos cuantitativos, señala el apor- cultades, cuando se «politiza» o parti-
te de las alcaldías a la participación de dariza el tema, ya que a veces han surgido
jóvenes en capacitaciones y el número problemas de utilización de jóvenes lí-
de jóvenes integrados a la Red (350 en deres para campañas políticas aprove-
la región). Un aspecto que destaca la en- chándose de la organización y del invo-
trevistada como impacto en el grupo lucramiento de ellos. En cuanto a la co-
meta es la cohesión, la solidaridad y el operación internacional, han contado
compañerismo alcanzado, lo que se evi- con el apoyo de la GTZ y de la Embajada
dencia en la conformación de una direc- de Alemania.
tiva compuesta por ocho jóvenes de di-
ferentes municipios bien integrados y Empoderamiento y protagonismo juve-
apoyando procesos, incluso en munici- nil (100 puntos): la entrevistada mencio-
pios que no son los propios. na que desde finales del año 2004 la par-
ticipación juvenil en la Red se ha visto
Evaluación (33 puntos): a pesar de con- más fortalecida, sobre todo a partir del
tar con una sistematización, tienen pla- fomento a la autogestión y a la autosos-
nificada la ejecución de otra para tenibilidad. Los jóvenes participan direc-
monitorear el proceso, durante el pri- tamente en la iniciativa; ellos la van
mer trimestre del siguiente año. Asimis- implementando (aunque con apoyo exter-
mo, la entrevistada hizo alusión a que, no) y en algunos municipios forman parte
en el ámbito interno, tienen un moni- de un espacio de toma de decisiones.
toreo del impacto de las actividades. Se
carece de evaluación externa, o de téc- Eficiencia (66 puntos): la entrevistada
nicas de evaluación más precisas. comentó que en lo que va del proyecto
(tres años) se han invertido aproximada-
Articulación local y coordinación mente 100.000 dólares, de los cuales
interinstitucional (100 puntos): como ya 25.000 han sido invertidos durante el úl-
se mencionó, hay una serie de instan- timo año; comentó que al inicio del pro-
cias implicadas en la iniciativa, tanto en yecto prácticamente todo el presupues-
cada municipio como en la región. La en- to era cubierto por ellos, un aporte que
trevistada señaló la existencia de orga- va en disminución en la medida en que
nizaciones de la sociedad civil que cola- la Red va cobrando autonomía. En la ex-
boran dando capacitaciones y colabora- periencia han intervenido aproximada-

81
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

mente nueve personas de la GTZ y alre- que se seguirían, lo cual se prolongó du-
dedor de 80 personas procedentes de las rante algún tiempo e influyó en la gene-
instituciones locales, habiéndose bene- ración de cierta dependencia por parte
ficiado por lo menos 350 jóvenes que de los jóvenes y de las personas involu-
actualmente se contabilizan dentro de cradas, quienes incluso consideraban que
la Red. A pesar de los costos, el balance la Red era una «red juvenil de la GTZ».
costo-beneficio favorece la implemen- Frente a esto, la entrevistada menciona
tación del proyecto. que el trabajo en el campo de la juven-
tud «es similar al de género»: no debe
Replicabilidad (66 puntos): si bien la tratarse solo con los implicados (en este
entrevistada consideró que la experien- caso los jóvenes) sino también con quie-
cia es replicable, sostiene también que nes los rodean (los adultos), pues nor-
es importante una mayor evaluación para mal o frecuentemente son estos quienes
analizar si lo es en todos los contextos. les cierran las puertas a aquellos.
Entre algunos recursos que considera
necesarios para la replicación de esta Para enfrentar las dificultades o superar los
iniciativa se encuentran la voluntad de errores, la entrevistada planteó las siguien-
los adultos de trabajar con los jóvenes, tes sugerencias o lecciones aprendidas:
la disposición de las instituciones y vo-
- es importante que las capacitacio-
luntad política (en el caso de los gobier-
nes estén dirigidas a jóvenes y a adul-
nos locales) para apoyar el trabajo con
tos, no solo para que estos últimos
los jóvenes, así como para formar parte
cuenten con más información sobre
de una coordinación interinstitucional en
temas que afectan a los jóvenes, sino
la base de una iniciativa como esta.
para que también se involucren con
3.7.4 Lecciones aprendidas y aspectos a una óptica de potenciación del
tener en cuenta protagonismo juvenil en las activi-
dades y los procesos que ellos llevan
El aspecto innovador, y a la vez exitoso, a cabo;
destacado por la entrevistada, es el
empoderamiento de los jóvenes y el ni- - es recomendable llegar a acuerdos o
vel de organización juvenil para la ges- convenios con los gobiernos locales
tión de sus propios recursos, así como el u otro tipo de instancias para que
hecho de que el proyecto fomenta la ca- apoyen financieramente los gastos de
pacitación sobre temas que crean ciuda- traslado, ya que la Red es intermuni-
danía. Otros factores de éxito destaca- cipal; para la celebración de asam-
dos son haber logrado que las mujeres bleas u otro tipo de actividades los
—y no solo las jóvenes— participen en la jóvenes necesitan desplazarse y ca-
Red, así como haber promovido la coor- recen de recursos para ello, y
dinación interinstitucional.
• para fomentar la participación de los
En cuanto a los errores que pudieran ha- jóvenes en una iniciativa de este tipo
berse cometido, la entrevistada mencio- es fundamental la coordinación
nó que al comienzo había una guía casi interinstitucional como soporte de la
«paternalista» en relación con los pasos organización y gestión de recursos.

82
3. Las experiencias

3.8 Participación de la Juventud a) la consolidación de procesos y meca-


en Observación de Procesos nismos de participación ciudadana;
Electorales-ISED b) el fortalecimiento de la formación cí-
vica de jóvenes en materia electoral, y
3.8.1 Información general de la
experiencia e instituciones c) la observación de las formas en que
involucradas se aplica y cumple la ley electoral.
La información sobre este proyecto pro- Esta iniciativa fue implementada en veinte
viene de la entrevista con el represen- municipios de tres departamentos del
tante del Instituto Salvadoreño de Estu- país: diez del departamento de San Vi-
dios Democráticos (ISED) y de la infor- cente, seis de San Miguel y cuatro de
mación provista por esta institución en Usulután, entre abril del 2003 y marzo del
su presentación en el «Foro de Experien- 2005. Tenía como población o grupo meta
cias Exitosas a favor de la Juventud».27 a personas de ambos sexos entre los 15 y
El ISED, institución responsable de la los 18 años de edad, que cursaran tercer
implementación de la iniciativa, se de- ciclo o bachillerato en el momento de
fine como una organización no guberna- desarrollar la experiencia. No se mencio-
mental sin fines de lucro, cuya misión es na otro tipo de criterios socioeconómicos.
«contribuir al establecimiento y conso- En cuanto al área temática, la experien-
lidación del sistema democrático en la cia se circunscribe a los ejes educativo,
sociedad salvadoreña, por medio de la desde la perspectiva del fomento de ha-
formación y capacitación política y so- bilidades para la creación de empresas, y
cial, difusión de valores y principios, de promoción del desarrollo de la ciuda-
análisis e investigaciones de la realidad danía de los jóvenes y su participación
nacional».28 Tiene su oficina central en social. La fuente de financiamiento re-
San Salvador, aunque tiene proyectos en portada es la Unión Europea.
el interior del país y forma parte del Con-
sorcio de ONG de Educación Cívica. 3.8.2 Información técnica de la
experiencia
El proyecto tenía como objetivo princi-
pal «el fortalecimiento de la educación Las carencias que se pretendían solven-
cívico-democrática de jóvenes estudian- tar por medio de la iniciativa tenían que
tes y ciudadanos por medio de su partici- ver con el hecho de que en las poblacio-
pación activa en la observación de pro- nes identificadas, así como en el resto
cesos electorales». Este objeto general del país, prevalece una tradición de cul-
del proyecto se desprendía en tres más tura política autoritaria y excluyente,
específicos: frente a la cual se definió la necesidad

27
Mencionado en el apartado metodológico como una de las fuentes de información a partir de las cuales se
partió para seleccionar las iniciativas o proyectos a tomar en cuenta en este estudio.
28
El texto entrecomillado indica que es una cita textual, procedente de las entrevistas o de documentación
provista por las instituciones.

83
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

de implementar una estrategia para for- de su comunidad, entre otros temas). La


talecer o brindar conocimientos sobre los metodología de trabajo referida fue de
derechos y obligaciones ciudadanos, y educación popular, a partir de la cual
con ello fortalecer mecanismos de par- involucraban más a las personas y las in-
ticipación ciudadana. vitaban a compartir sus experiencias.
Entre los instrumentos utilizados mencio-
Para lograr estos objetivos, las institucio- naron contar con manuales para los ob-
nes se plantearon las siguientes estrategias: servadores y los informes que estos ela-
a) cursos de educación cívica; boraban cada cierto tiempo.

b) foros de interés municipal; Finalmente, al consultar sobre cómo se


tomó en cuenta la variable género, el
c) observación electoral; representante del ISED mencionó que «las
jóvenes se involucraron en igual número
d) certámenes estudiantiles, y que los muchachos y mostraron mucha
e) talleres vivenciales. iniciativa», lo cual es difícil en las zonas
rurales debido a los estereotipos de gé-
Para el análisis se tomarán en cuenta las nero. Manifestó que la experiencia había
estrategias de observación electoral y de contribuido a reconocer el espacio que
certámenes estudiantiles, aunque el pro- la mujer debe tener en la vida ciudada-
yecto fue más amplio. En el caso de la na, y a disminuir un poco las incomodi-
estrategia de observación electoral, esta dades originadas por la participación de
consistió en la creación de grupos de jó- las mujeres —e incluso su dirigencia— en
venes estudiantes y otros no enrolados espacios públicos. En cuanto a la partici-
en centros educativos, para que analiza- pación y el protagonismo juvenil, el en-
ran y observaran en forma crítica y paso trevistado destacó que en un municipio
a paso, con un orientador, el desarrollo se conformó una Asociación de Jóvenes
del proceso electoral. Esto, con la fina- para la Participación Ciudadana, con pro-
lidad de volver la atención de los jóve- puestas para el concejo municipal. Tam-
nes sobre el proceso electoral del país; bién mencionó que los jóvenes se sensi-
que compararan la norma con la reali- bilizaron sobre la importancia de los
dad y se concientizaran sobre el valor mecanismos de la democracia para ele-
del voto. Al finalizar el proceso se com- gir a los gobernantes, y se los estimuló a
partieron las experiencias y se redactó que ejercieran el sufragio. En relación
un informe sobre los acontecimientos. En con la participación comunitaria, el en-
el caso de los certámenes estudiantiles, trevistado sostuvo que gracias a la ini-
se llevaron a cabo concursos entre estu- ciativa se promocionó la realización de
diantes de tercer ciclo y bachillerato evaluaciones ciudadanas de la gestión de
acerca del conocimiento del civismo y la los concejos municipales, mediante son-
realidad del país (investigaciones de cam- deos de opinión y de modalidad presen-
po, conocimiento sobre el rol del gobier- cial (asambleas); la gente participó en
no municipal, aproximación de los jóve- forma destacada, ya que estaba necesi-
nes a las manifestaciones socioeducativas tada de ese espacio de expresión.

84
3. Las experiencias

3.8.3 Valoración en función de los de ellos se derivan del conteo de asis-


criterios tentes a las actividades (por ejemplo:
1.100 jóvenes participantes en los dos
Sistematización (100 puntos): el repre- procesos electorales del 2003 y del 2004;
sentante del ISED destacó la existencia 2.000 estudiantes participantes en los
de dos informes del proyecto. Uno de certámenes estudiantiles).
ellos anual, narrativo, que especifica los
pasos de la intervención, sus fases, sus Evaluación (66 puntos): se especificó la
responsables y la metodología seguida en realización de dos evaluaciones: una pe-
el proceso; y el otro, un requisito de cie- riódica (al final de cada año de labores)
rre de la entidad financiadora, basado efectuada por ellos mismos durante el
en un formato preestablecido por ellos. proceso, a partir de informes mensuales
de los educadores y de las visitas de
Sostenibilidad (33 puntos): si bien hubo
monitoreo y acompañamiento; y la otra,
un importante intento de involucrar a
una evaluación externa al final del pro-
otras instituciones, el proyecto tenía un
ceso, mediante talleres y entrevistas.
carácter puntual. Por su parte, se seña-
laron algunos desfases en la programa- Articulación local y coordinación
ción al inicio de la iniciativa. Por otro interinstitucional (33 puntos): algunas
lado, y como parte de los efectos del organizaciones de la sociedad civil cola-
proyecto, en algunos casos el alcalde o boraron en la convocatoria y enviaron
los secretarios de los partidos políticos beneficiarios; incluso la Iglesia, en su
mostraron cierta resistencia ante la aper- calidad de actor local importante, coor-
tura de algunos mecanismos de partici- dinó con el ISED para facilitar la ubica-
pación gracias a la iniciativa en las co- ción de los educadores cívicos (capa-
munidades. Se emplearon los recursos citadores) en la comunidad. Asimismo,
necesarios para implementar la inicia- hubo instituciones locales (Casa de Cul-
tiva, pero no quedan estipuladas estra- tura y alcaldías) que colaboraron y coor-
tegias de sostenibilidad. dinaron con los educadores cívicos. El
aporte de la cooperación internacional
Indicadores de éxito (66 puntos): entre
fue de tipo financiero.
los indicadores cualitativos de la expe-
riencia se mencionó la sensibilización de Empoderamiento y protagonismo juve-
los jóvenes sobre la importancia de los nil (33 puntos): la participación de los
comicios como una vía de elección de jóvenes tuvo un carácter más receptivo
los gobernantes. La observación de los y, aunque se involucraron en las iniciati-
procesos contribuyó a la transparencia vas, su participación no fue sostenida o
electoral. También se destacaron algu- dentro del diseño y la implementación.
nos cambios actitudinales en las muje- En este sentido, la orientación y las di-
res y jóvenes, quienes se vieron rectrices provenían de los encargados de
involucrados en la iniciativa en forma la implementación.
directa y percibieron la necesidad de
seguir participando activamente en even- Eficiencia (33 puntos): si bien no se pudo
tos de carácter cívico-político. En cuan- recabar datos acerca de los costos finan-
to a indicadores cuantitativos, muchos cieros en los que incurrió el proyecto,

85
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

hay un estimado de 15 miembros - ser un ejercicio que permite descu-


involucrados en la implementación de la brir la importancia del voto y obser-
iniciativa (10 educadores cívicos, tres de var cómo funciona la delegación del
equipo técnico, un auxiliar y un conta- poder individual a los gobernantes.
dor). Por su parte, el representante del
En cuanto a los errores que pudieran ha-
ISED manifestó que se involucraron de
berse cometido, resaltó el hecho de ha-
30 a 40 jóvenes por municipio, lo que
berse atrasado al inicio de la experien-
hacía un número aproximado de 1.200
cia, lo cual incidió en el desfase de algunas
participantes.
actividades. Por otra parte, destacó una
Replicabilidad (100 puntos): el entrevis- dificultad importante relacionada con la
tado considera que la experiencia tiene falta de disposición por parte de las auto-
altas posibilidades de ser replicada, ya ridades del Tribunal Supremo Electoral,
que no se necesitan tantos recursos eco- quienes no agilizaron los permisos para la
nómicos, las actividades son bastante observación de las elecciones; una acti-
claras y se cuenta con los materiales edu- tud también manifestada por las juntas
cativos. Sin embargo, se precisa la for- departamentales y las juntas receptoras
mación de los educadores cívicos, así de votos ya durante la jornada electoral,
como recursos financieros y logísticos. lo cual muchas veces tuvo como causa la
falta de disposición de estas instancias o
3.8.4 Lecciones aprendidas y aspectos la mala relación con el educador (como
a tener en cuenta ya se mencionó, en algunos lugares la pre-
sencia de los educadores cívicos genera-
En términos generales hay una valoración ba ciertas resistencias).
bastante positiva del representante del
ISED acerca de la iniciativa. Los factores Para enfrentar las dificultades o superar los
innovadores o exitosos que destacó el errores, el entrevistado planteó las siguien-
entrevistado son: tes sugerencias o lecciones aprendidas:

- la importancia de haber llevado a - la necesidad de concientizar a los


cabo esta iniciativa en las áreas rura- miembros de las instituciones oficia-
les, en donde se muestra un interés les acerca de que experiencias como
grande por este tipo de temas y hay estas ayudan a profundizar los pro-
importantes vacíos de información; cesos educativos, enriquecen la de-
mocracia y fomentan valores, por lo
- la novedad de la experiencia: que a que es importante su ayuda para agi-
partir de este tipo de actividades se lizar las autorizaciones, de modo que
promueva la investigación de la rea- los jóvenes participen en forma más
lidad de las comunidades o de las cercana y directa en este tipo de
sociedades por parte de los jóvenes, actividades, y
así como fomentar su participación
en los procesos electorales y profun- - que este tipo de práctica se amplíe
dizar sus conocimientos dentro del y sea realizada con niños y adoles-
área de educación cívica, y centes, como parte de su formación

86
3. Las experiencias

cívica en su condición de preciu- dad y cuenten con un proyecto de vida


dadanos. definido».29 A este gran objetivo general
se le añaden objetivos más específicos
3.9 Educación para la Vida- que tienen que ver con la intención de
MINED, MSPAS, SNF fortalecer las habilidades para la vida
entre estos grupos poblacionales; por
3.9.1 Información general de la ejemplo, brindar herramientas para la
experiencia e instituciones elaboración del proyecto de vida y para
involucradas tratar con madurez y responsabilidad su
sexualidad y afectividad, apoyar a edu-
La información sobre este proyecto fue cadores para facilitar la enseñanza so-
provista por la gerente del Programa Edu- bre los temas relacionados con la educa-
cación para la Vida de la Dirección Na- ción para la vida, y ofrecer a los padres
cional de Juventud del Ministerio de Edu- y las madres herramientas metodológicas
cación (M I N E D ). Esta instancia y la para que aborden esos temas con sus hi-
Gerencia de Adolescentes del Ministerio jos e hijas.
de Salud (MSPAS) son las instituciones ofi-
ciales responsables de la implemen- El proyecto ha sido implementado en
tación del proyecto. La iniciativa se ini- centros educativos públicos de diferen-
ció el año 2001 y continúa vigente a la tes cascos urbanos de ocho departamen-
fecha. Su grupo meta lo constituyen ado- tos del país: Santa Ana y Sonsonate (zona
lescentes y jóvenes de ambos sexos, de occidental), Chalatenango (zona cen-
12 a 24 años de edad, enrolados en el tral), La Libertad y San Salvador (área
sistema educativo público, con un nivel metropolitana), Cuscatlán y San Vicente
de estudios de tercer ciclo (sétimo a no- (zona paracentral) y Usulután (zona
veno grados) y bachillerato. La iniciati- oriental). Las zonas en las que trabaja-
va surgió como producto de la coordina- ron dentro de los departamentos fueron
ción de estos dos ministerios, cada uno seleccionadas a partir de una estimación
de los cuales la ejecutaba desde su pro- de los lugares en los cuales los jóvenes
pio ámbito (educativo o de salud), coor- estaban expuestos a diversos tipos de
dinados desde la Secretaría Nacional de riesgos (por ejemplo, zonas de los puer-
la Familia (SNF). Dado que la entrevista tos en las que existe un inicio temprano
fue con la funcionaria del MINED, la infor- de relaciones sexuales, incidencia de
mación se centra en el trabajo realizado embarazos adolescentes, etcétera). Esta
desde ese Ministerio. experiencia podría inscribirse en un área
temática educativa, desde la perspecti-
Este proyecto tenía como objetivo ge- va del fomento y fortalecimiento de di-
neral «contribuir a la formación de la ni- versas habilidades para la vida. Entre las
ñez, adolescencia y juventud, para que fuentes de financiamiento citadas por la
tengan una autoestima fuerte, aprendan entrevistada se hallan el Fondo de Po-
a conducir sus emociones y su sexuali- blación de las Naciones Unidas (UNFPA)

29
Citado textualmente de la presentación realizada por el MINED sobre dicha experiencia.

87
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

para el componente sexualidad y el Fon- a) educación integral de la sexualidad;


do Global para el componente VIH-sida.
b) prevención de la violencia estudian-
3.9.2 Información técnica de la til e intrafamiliar;
experiencia
c) prevención del consumo de drogas;
El proyecto se conformó a partir de un
d) prevención de desastres;
conflicto previo debido a la creación de
un manual de sexualidad denominado «De e) proyecto de vida, y
adolescentes para adolescentes»,30 el
cual, según la entrevistada, puso en evi- f) equidad de género, el cual a la vez
dencia la poca coordinación interinsti- es un eje temático.
tucional acerca de la complementariedad
El material didáctico fue diseñado según
del trabajo entre ambas instancias. Por
el tema. Aparte, se formaron «asesores
ello buscaron coordinar con el Ministerio
pedagógicos» que se constituían en agen-
de Salud y la Secretaría Nacional de la
tes clave en los centros educativos y eran
Familia, para contar con materiales en co-
los encargados de velar por la calidad del
mún planteados desde ambos enfoques y
trabajo en cada uno de ellos; estos aseso-
dirigidos a poblaciones diferentes (el MSPAS
res pedagógicos recibieron previamente
trabaja el proyecto, pero en población
un diplomado en Educación para la Vida,
usuaria de las unidades de salud locales).
que incluyó los seis componentes antes
Así, la experiencia del MINED se estructu- descritos, de un año de duración. La en-
ra a partir de tres grandes módulos: trevistada menciona que se trabajaba con
jóvenes líderes en forma paralela, en un
a) adolescencia; campamento de cuatro días de duración
y una serie de refuerzos en un día, sobre
b) educación de la sexualidad, y
diversos temas, en cada lugar de los cua-
c) salud sexual y reproductiva. les provenían los jóvenes. Para lograr es-
tos objetivos, el proyecto se planteó, en-
Estos módulos son comunes con los del tre otras, las siguientes estrategias: jor-
MSPAS; sin embargo, el MINED incluye tres nadas de sensibilización de padres y
fascículos: «Todo tiene su momento» madres, prevención del VIH-sida desde los
(sexualidad); «Mi proyecto de vida» y centros escolares, cursos de educación de
«Andemos nuevos caminos» (masculini- la sexualidad y valores.
dad). Además, tiene una guía didáctica
para el curso «Habilidades para la vida», Al ser consultada sobre la metodología y
que incluye todos los contenidos ante- los instrumentos utilizados, la entrevis-
riores. Por su parte, el proyecto tiene tada enfatizó el uso de una metodología
seis componentes: de educación entre pares, capacitacio-

30
Es un manual sobre salud sexual y reproductiva impulsado por el Ministerio de Salud y elaborado en
coordinación con agencias internacionales, organizaciones no gubernamentales y otras instituciones oficiales
hacia el año 2000, el cual por su contenido sexual explícito generó mucha controversia —sobre todo de
parte de sectores conservadores de la sociedad y la Iglesia—, razón por la cual fue sacado de circulación.

88
3. Las experiencias

nes en campamentos, videoforos, ferias La elaboración de reportes depende de


contra la violencia, ferias de salud y jor- cada uno de los proyectos y de los diver-
nadas de sensibilización, consulta de los sos componentes o módulos, pero en pro-
materiales diseñados, guías de capaci- medio se elabora y presenta un informe
tación, etcétera. técnico cada seis meses.
En cuanto a cómo se tomó en cuenta la Sostenibilidad (66 puntos): la entrevista-
variable género, la entrevistada fue enfá- da señaló que el interés y la coordinación
tica al afirmar que fue transversal a la entre los titulares de los ministerios
iniciativa y constituyó también un eje del involucrados (Salud y Educación), junto con
proyecto mismo. Transversal, porque se la iniciativa de la Primera Dama y repre-
procuró que los componentes (sexualidad, sentante de la Secretaría Nacional de la
salud sexual y reproductiva, etcétera) in- Familia (SNF), fueron claves para la
cluyeran la perspectiva en los materiales sostenibilidad de la iniciativa. Por su par-
que se producían; y eje, porque de este te, el equipo técnico (las representantes
se desprendió el proyecto «Educación de las gerencias ministeriales y la funcio-
para la niña», a partir del cual se diseñó naria de la SNF) tenía reuniones semana-
un material sobre equidad de género en les de coordinación. Al ser consultada acer-
el aula. En lo referente a la participación ca de posibles amenazas a la sostenibilidad,
y el protagonismo juvenil, la entrevista- la entrevistada comentó que con el cam-
da mencionó que la iniciativa contempló bio de gobierno (año 2004) varió la forma
no solo la capacitación de jóvenes sino de gestión de las instituciones involucradas:
también de líderes juveniles, cada uno el MSPAS coordina más con la Secretaría de
de los cuales promovía un grupo de diez la Juventud —que centra su atención en la
jóvenes de su centro escolar —apoyado población no escolarizada—, y Educación
por un maestro enlace—, quienes en mu- con la Secretaría Nacional de la Familia.
chos casos se constituían en referentes Otra cuestión que se deriva de los datos
cercanos a otros jóvenes. En relación con obtenidos, vinculados con la sosteni-
la participación comunitaria, la entrevis- bilidad, es la «transitoriedad» de los líde-
tada destacó la participación de muchos res: si bien se forman líderes jóvenes que
miembros de la comunidad educativa han de capacitar a las cohortes inferiores,
(maestros y maestras). estos van creciendo y eventualmente de-
jarán el centro escolar, por lo que es nece-
3.9.3 Valoración en función de los sario seguir formando constantemente a
criterios jóvenes para que la iniciativa se perpetúe.
Sistematización (100 puntos): la funcio- Indicadores de éxito (66 puntos): en una
naria entrevistada señaló que varios com- presentación de esta iniciativa se plan-
ponentes del programa se encuentran tearon los siguientes indicadores cualita-
sistematizados, y que incluso cuentan tivos: «el que los jóvenes miembros del
con materiales educativos diseñados. grupo meta hagan un uso adecuado de su
También indicó que cuentan con infor- tiempo libre, mejorías en el clima de con-
mes técnicos y financieros del progra- vivencia en los centros educativos parti-
ma, en los que iban implicados aspectos cipantes, incremento del interés institu-
de la ejecución propia de la iniciativa. cional para continuar con el programa, los

89
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

centros educativos que participaron no se cias de cooperación financiaban compo-


han visto involucrados en violencia». La nentes específicos del programa.
funcionaria entrevistada destacó la par-
ticipación de los y las jóvenes involucra- Empoderamiento y protagonismo juve-
dos, ya que se mantuvieron capacitando nil (33 puntos): basándose en las carac-
a sus pares durante más tiempo del que terísticas de la iniciativa —creación de
se había planificado. Asimismo, resaltó el capacidades, facilitación de información
compromiso que mostraron los asesores sobre temas vinculados con la salud
al dedicar su tiempo libre a acompañar a sexual y reproductiva y fortalecimiento
los jóvenes. No obstante, no hay claridad de habilidades para la vida—, se conclu-
en el planteamiento previo de indicadores ye que si bien se vieron involucrados en
cuantitativos. la iniciativa, la participación de los jó-
venes en el diseño tuvo un carácter más
Evaluación (33 puntos): la entrevistada receptivo que activo. En este sentido, la
comenta que el equipo técnico ha hecho orientación proviene más de los encar-
evaluaciones del proceso, a partir de las gados de la implementación; y si bien
cuales se han ido reportando los avances algunos adolescentes y jóvenes se inte-
de la iniciativa. Carecen de una evalua- graron en forma activa, las directrices
ción de impacto y de una evaluación ex- de las actividades vienen siendo orienta-
terna, así como de una evaluación a par- das por los facilitadores.
tir de indicadores más directos.
Eficiencia (66 puntos): un cálculo rápido
Articulación local y coordinación de los costos del proyecto desde su
interinstitucional (100 puntos): como ya implementación hasta el cambio de go-
se mencionó, la implementación de la bierno (alrededor de cuatro años) fue de
iniciativa contó con el aporte de varias un millón de dólares, lo que indicaría unos
instituciones y con la colaboración de una 250.000 dólares anuales, aproxima-
serie de organizaciones no gubernamen- damente. Sin embargo, de esa cantidad,
tales con trabajo vinculado a las capaci- 90% procede de la cooperación interna-
taciones sobre diversos temas (educación cional y solo 10% del gobierno central.
para la paz, prevención del consumo de En su implementación han participado
sustancias, etcétera). No obstante, la cerca de siete personas (tomando en
entrevistada señaló que la coordinación cuenta solamente al personal del MINED)
con estas instituciones no siempre fue y contabilizan un total de 1.200 docen-
muy fluida. Por otra parte, mencionó la tes capacitados, cada uno con alrededor
colaboración de instituciones oficiales de 40 adolescentes y jóvenes a su cargo.
como el Instituto Salvadoreño de Desa- Asimismo, como beneficiarios indirectos
rrollo de la Mujer (ISDEMU), el ISNA, la Se- señalan a aproximadamente 5.000 alum-
cretaría Nacional de la Familia, la Secre- nos y alumnas y a un número similar de
taría de la Juventud y, como ya se señaló, padres, madres y encargados que asis-
el Ministerio de Salud. También mencio- tieron a charlas de capacitación. La en-
nó una serie amplia de entidades de co- trevistada valora que como beneficio
operación internacional, cuya función en adicional de la iniciativa se tiene un mo-
este proyecto se vinculó a aspectos téc- delo pedagógico de desarrollo de habili-
nicos y financieros. Las instancias y agen- dades para la vida, recurso humano for-

90
3. Las experiencias

mado y una base desde la cual es posible para la Vida) para que el programa
impulsar nuevos programas. se implante;
Replicabilidad (66 puntos): la entrevis- - haber logrado consolidar un grupo
tada considera que es una experiencia con coordinación intra e interinstitu-
replicable porque se cuenta con mate- cional, y
riales (manuales, guías para capacitado-
res, instrumentos) ya diseñados, los pro- - la permanencia de los y las partici-
cesos ya están organizados (ya que su pantes en el programa.
población diana es aquella enrolada en En cuanto a los errores que pudieran ha-
el sistema) y hay un programa estructu-
berse cometido, resaltó el hecho de que
rado con estrategias ya definidas. Sin
las áreas geográficas de financiamiento
embargo, también se necesita de recur-
no coincidían (ya se mencionó que cada
so humano especializado que conozca con
componente era financiado por agencias
precisión los temas y tenga la apertura
distintas), lo cual creaba dispersión de
necesaria para entenderlos; asimismo,
esfuerzos y hacía que no todas las escue-
una actitud abierta de aprendizaje en
las contaran con igual número de compo-
adultos y disponibilidad de estos últimos
nentes. Por otra parte, una de las dificul-
para aprender de los jóvenes. Un elemen-
tades encontradas tiene que ver con el
to fundamental para las réplicas es la
hecho de que, en algunos componentes
posibilidad y «voluntad» de los centros
(ejemplo: salud sexual reproductiva) se
educativos para incluir los componentes
requiere más dominio técnico médico,
como parte del currículo escolar. Al mar-
frente a lo cual muchas veces les faltaba
gen de esto, también se evidencia el peso
información pues no contaban con los co-
del financiamiento: una de las razones
nocimientos pertinentes. Por su parte,
por las cuales no todas las escuelas con-
bastantes maestros adoptaban actitudes
taron con todos los módulos del progra-
paternalistas frente a los y las jóvenes, lo
ma tuvo que ver con este factor.
que, en su opinión, no favorecía la parti-
3.9.4 Lecciones aprendidas y aspectos cipación protagónica de estos últimos.
a tener en cuenta Aunque no fue destacado en forma direc-
ta, el componente financiero —o la au-
Como ya se mencionó, la entrevistada sencia de este en algunos casos— también
hizo una valoración positiva de la inicia- planteó sus dificultades.
tiva. Entre los factores innovadores o
exitosos que destacó se encuentran: Para enfrentar las dificultades o superar
los errores en el futuro, la entrevistada
- el reconocimiento de la necesidad de planteó las siguientes lecciones aprendi-
ocuparse de estos temas como par- das o sugerencias:
te de los conocimientos académicos
ofrecidos por los centros educativos - lograr que los centros educativos asu-
a adolescentes y jóvenes; man los contenidos de la iniciativa,
más que como proyectos espe-
- haber logrado crear una entidad den- cíficos, como componentes que inte-
tro del MINED (Gerencia de Educación gren los contenidos educativos;

91
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

- trabajar en colaboración con otras que no es curativo ni de rehabilitación,


instituciones; sino un espacio alternativo para uso de
su tiempo libre. Cuentan con ocho casas
- incluir los componentes del Progra- en varios municipios del interior del país,
ma Educación para la Vida como par- y desde hace un par de meses con una
te de la formación inicial de los do- en el municipio de San Salvador y otra
centes, y en el municipio de Soyapango, ambos del
Área Metropolitana de San Salvador. La
- fomentar este tipo de programas iniciativa tiene dos años de haberse ini-
como una forma de incidir en la sa- ciado (agosto del 2003), a partir de un
lud de los adolescentes y los jóve- estudio de necesidades. A partir de esto,
nes. La información vertida por este y del análisis de las posibilidades de cada
tipo de programa puede incidir en el lugar, comienza con las casas de Tecoluca
número de embarazos adolescentes, (departamento de San Vicente) y Tepeco-
ya que esto se vincula con la falta yo (La Libertad). Es una alternativa con-
de información y formación educa- cebida para adolescentes y jóvenes de
tiva. Por otra parte, muchas jóvenes ambos sexos, entre los 12 y los 21 años
que quedan embarazadas son expul- de edad, aunque también se da cabida y
sadas del sistema educativo, una si- atención a niños menores o a jóvenes
tuación que hace que se reduzca el mayores. Las casas están abiertas a cual-
proyecto de vida en las niñas y las quier tipo de joven; no se circunscriben
jóvenes, lo cual puede prevenirse a jóvenes en riesgo. En cuanto al área
con información y educación. temática, el proyecto se ubicaría en el
eje uso del tiempo libre y recreación; de
3.10 Casas de Encuentro-INTERVIDA hecho, uno de los entrevistados la des-
tacó como una estrategia de prevención
3.10.1 Información general de la primaria. El financiamiento proviene de
experiencia e instituciones INTERVIDA.
involucradas
3.10.2 Información técnica de la
La información sobre este proyecto fue experiencia
provista por representantes de INTERVIDA, una
organización no gubernamental calificada Entre las necesidades detectadas por esta
por los entrevistados como arreligiosa y institución en relación con los jóvenes
apolítica, principal institución responsable se encuentra la posibilidad de que cuen-
de la iniciativa. También forma parte de ten con espacios alternativos a la calle y
redes locales en microrregiones, y su tra- a la iglesia para hacer uso de su tiempo
bajo se ubica en los departamentos de San libre, a lo cual se trata de dar una res-
Salvador, La Paz, San Vicente (ambos de la puesta por intermedio de las casas. En
zona paracentral) y Usulután (zona orien- opinión de uno de los entrevistados, otra
tal del país). argumentación que justifica la experien-
cia es que se puede favorecer la organi-
Este proyecto consiste en la implemen- zación juvenil para la coordinación de
tación de casas de encuentro cuyo obje- otras actividades de interés. Al consul-
tivo es brindar a la juventud un espacio tar sobre las líneas de trabajo que se

92
3. Las experiencias

plantean en el proyecto, los entrevista- generacional y las convivencias; hay


dos destacaron que, como primer paso, festivales culturales juveniles que
se realiza un convenio formal entre la rescatan el folclore de cada munici-
alcaldía de los municipios implicados y pio, y
la organización, para que la municipali-
dad intervenga directamente en la - cine en el parque: se proyecta una
implementación: INTERVIDA equipa el lugar, película en el parque con un equipo
se encarga de la capacitación y contrata básico (un cañón de proyección y un
a un facilitador de la casa, pero la alcal- equipo de sonido), abierta a todos,
día está en la obligación de hacer y se aprovecha para hacer algunas
remodelaciones del local (en caso de que actividades comerciales (venta de
el inmueble no se encuentre habitable), comida) que generan ingresos.
de pagar los servicios y el mantenimien- En cada una de esas áreas se forma un co-
to, y de que un empleado remunerado mité de líderes para coordinar las activida-
por la municipalidad se haga responsa- des. Hay capacitaciones para estos comi-
ble de la biblioteca. Si la alcaldía no cum- tés. Los facilitadores «dirigen» la Casa de
ple de antemano con la solicitud de este Encuentro de la que son responsables y, a
convenio, el municipio no es candidato. la vez, coordinan una actividad en cada una
La oferta de servicios de las Casas de de las otras casas. Según el entrevistado,
Encuentro gira alrededor de las siguien- esto permite que los muchachos se organi-
tes áreas: cen y no dependan de los adultos.

- biblioteca pública: tienen una ofer- Al ser consultados sobre la metodología


ta amplia de libros, talleres de crea- y los instrumentos utilizados, los entrevis-
ción literaria y actividades de fomen- tados comentaron que se parte de una
to de la lectura; planificación anual, la cual es la direc-
triz de las actividades por realizar en
- artes, clases de teatro, música, pin- cada Casa de Encuentro durante el año,
tura, danza (cada día una actividad en función de las necesidades o de los
distinta); recursos con los que se cuenta. También
enfatizaron el uso de una metodología
- deportes, basándose en los más prac- eminentemente participativa, a partir de
ticados en el municipio; reuniones de los comités de cada área.
- ecología: clases de reciclaje de plás- Para la planificación y la ejecución de
tico, recolección de basura y refores- las actividades, se encuadran dentro de
tación; la técnica del marco lógico.

- salud sexual reproductiva, median- Finalmente, al ser consultados sobre al-


te la capacitación brindada por edu- gunos ejes transversales que podrían ha-
cadores; berse incluido en la iniciativa (género,
participación protagónica juvenil y par-
- habilidades para la vida, un compo- ticipación comunitaria), manifestaron
nente transversal que se ocupa de que el género fue tomado en cuenta
asuntos como la comunicación inter- mediante talleres sobre este tema, como

93
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

parte de las actividades y en el hecho de y cada mes los comités de las casas tie-
haber impulsado que los comités de res- nen que rendir cuenta de las actividades
ponsabilidades de la Casa de Encuentro llevadas a cabo. También se cuenta con
sean mixtos (por ejemplo, el trabajo en un video acerca de las actividades de las
cafetería no lo realizan solo mujeres sino Casas de Encuentro y un informe que
también muchachos). De hecho, hay igual explica los puntos esenciales de la inter-
número de facilitadores de sexo mascu- vención. No obstante, la sistematización
lino que de sexo femenino. En cuanto a pormenorizada de la experiencia no está
la participación y el protagonismo juve- finalizada.
nil, los entrevistados mencionaron que
la responsabilidad en la implementación Sostenibilidad (100 puntos): para que la
de todas las actividades es delegada a experiencia sea sostenible, la primera
los jóvenes que conforman los comités acción fue obtener el compromiso y la
de las casas, y se les da un taller previo inversión de la municipalidad (pago de
para que puedan luego brindarlos a otros bibliotecario y mantenimiento de la
jóvenes. casa). Por otra parte, también se hacen
actividades para que la comunidad ges-
También ellos se encargan de la logística tione recursos (administración de la ca-
para las actividades. Mencionaron que el fetería y capacitaciones). Es importan-
impacto de la iniciativa en lo que se re- te que la comunidad adopte la iniciativa
fiere al protagonismo juvenil es notable, como propia para lograr sostenibilidad.
sobre todo porque gracias a estas inicia- Los entrevistados manifiestan que con el
tivas se les brinda una confianza que nor- tiempo ha habido una mayor aceptación
malmente no se tiene en los jóvenes; de la experiencia, sobre todo en la medi-
cada vez que preparan una actividad o da en que las personas van dándose cuen-
un evento y se cumplen las actividades, ta de que la inversión en actividades cul-
se genera un cambio de actitud en los turales y recreativas de los jóvenes trae
adultos (mayor confianza). Por su parte, grandes beneficios.
en relación con la participación comuni-
taria, los entrevistados destacaron que Indicadores de éxito (66 puntos): entre
en muchas actividades cuentan con el los indicadores cualitativos destacados
aporte y la colaboración de instituciones está el hecho de que muchos jóvenes se
que se han involucrado directamente en han alejado de las drogas y la violencia,
la iniciativa (escuela, Iglesia, unidad de en la medida en que hay oferta alterna-
salud). Mencionaron que, a su vez, las tiva de actividades. El hecho de que las
actividades tienen un componente de municipalidades hayan «adoptado» la ini-
proyección social (servicio de la biblio- ciativa también lo consideran un indica-
teca, talleres, cine en el parque, etcé- dor importante de éxito. Los indicadores
tera), lo cual favorece la participación y cuantitativos señalados tienen que ver
el involucramiento de la comunidad. con la participación de los jóvenes en
algunas actividades: alrededor de 600
3.10.3 Valoración en función de los jóvenes al mes visitan la biblioteca, el
criterios número de visitas a centros culturales,
tres festivales culturales. Mencionaron
Sistematización (66 puntos): los entre- que cada actividad tiene sus propios
vistados mencionaron que cada semana indicadores de cumplimiento.

94
3. Las experiencias

Evaluación (33 puntos): los repre- Eficiencia (66 puntos): en términos de cos-
sentantes de INTERVIDA señalaron que la tos financieros, cada Casa de Encuentro
evaluación externa estaba prevista, aun- tiene un costo de 150.000 dólares al año
que pendiente de ser realizada. No obs- en general, cerca de la mitad financiados
tante, se hacen evaluaciones internas por INTERVIDA (60.000 a 70.000). También se
mensuales en cada casa, en las que par- contabilizan cerca de 30 personas partici-
ticipan los jóvenes y los representantes pando en las casas, entre los facilitadores,
de las entidades involucradas. delegados municipales y otros capacita-
dores. En cuanto a la cobertura, mencio-
Articulación local y coordinación
nan que los beneficiarios directos ascien-
interinstitucional (100 puntos): como se
den aproximadamente a 150, y se contabi-
ha venido afirmando, en esta iniciativa
hay muchas instituciones involucradas. En lizan unos 600 beneficiarios indirectos por
el caso de las organizaciones de la socie- cada una (participantes en las actividades
dad civil, su aporte ha consistido en brin- deportivas, culturales y festivales organi-
dar capacitaciones de diverso tipo a los zados por los jóvenes de la Casa de En-
usuarios de las Casas de Encuentro, lo cual cuentro). Se considera que si bien los cos-
según los entrevistados ha contribuido a tos son elevados, los beneficios de la ini-
proveerle al proyecto un mayor profesio- ciativa los compensan.
nalismo. También se han incluido instan-
Replicabilidad (66 puntos): los represen-
cias gubernamentales como la Secretaría
tantes de INTERVIDA consideran que la ex-
de la Juventud (los han tomado en cuen-
periencia tiene altas posibilidades de ser
ta en actividades organizadas por la Se-
replicada porque es de carácter preven-
cretaría); el ISNA ha brindado talleres de
tivo, lo que usualmente es más barato
prevención de la violencia, y han recibi-
que los costos que implica la violencia.
do charlas de prevención también de la
No obstante, un elemento fundamental
policía. La coordinación directa y estre-
es que el municipio tenga, además de
cha con las alcaldías ya fue descrita en
recursos, interés por invertir en un es-
apartados anteriores. Lo bueno que des-
pacio para jóvenes de su municipio. En
tacaron de la coordinación con las ins-
este sentido, son fundamentales la cola-
tancias oficiales es que estas no han te-
boración y el trabajo conjunto con la
nido fines políticos —por lo menos hasta
municipalidad, y es importante contar
el momento— sino el objetivo de aportar
con un enlace municipal dinámico que
a la iniciativa.
crea en el trabajo con jóvenes.
Empoderamiento y protagonismo juve-
nil (100 puntos): los entrevistados consi- 3.10.4 Lecciones aprendidas y aspectos
deran que los jóvenes se han involucrado a tener en cuenta
activamente en la implementación de la
Entre los factores innovadores o exitosos
experiencia; las normas son creadas por que destacaron se encuentran:
ellos y es un espacio netamente juvenil.
De un proyecto en el que los jóvenes eran - el trabajo en coordinación con otras
los destinatarios, pasaron a involucrarse instancias e instituciones oficiales,
más en las actividades y ganar protago- con el fin de juntar «en un solo lu-
nismo, y en la actualidad están directa- gar» los esfuerzos y los recursos fi-
mente involucrados en las estrategias nancieros y humanos para ofrecer un
implementadas en el proyecto. espacio distinto a los jóvenes;
95
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

- el involucramiento del gobierno lo- el inicio, con suma claridad, las res-
cal, mediante su apoyo financiero y ponsabilidades de cada una de las
logístico; partes, así como los tiempos de eje-
cución y el tipo y la calidad de los
- haber logrado consolidar y promo- aportes, enmarcados en un convenio
ver la participación juvenil, no como con la municipalidad;
beneficiarios o usuarios del espacio
sino como responsables directos; - mantener el espacio abierto a todo
el que quiera participar en él, pero
- haber facilitado un espacio en el que a la vez tomar medidas de seguridad
la juventud pueda ejecutar sus ini- claras para evitar problemas como
ciativas, y el robo de materiales o equipos, y
- la promoción de un espacio en el que
- tener siempre en cuenta que el tra-
se promueven actividades artísticas y
bajo con jóvenes es una responsa-
culturales, con protagonismo juvenil.
bilidad fuerte (y no siempre fácil),
Una dificultad que en su opinión puede pues no solo se trabaja para ellos sino
trabar el desarrollo de las actividades son con ellos, porque se promueve su
los procesos burocráticos en los que mu- participación protagónica. En este
chas veces se encuentran las municipa- sentido, también es importante con-
lidades, lo que incide en el tipo y la ca- cientizar a los adultos de la necesi-
lidad de la coordinación con estas. Otra dad del trabajo preventivo con jó-
dificultad mencionada tiene que ver con venes, que trae beneficios y evita
la violencia que prevalece en algunos invertir en forma más onerosa en
municipios donde tienen funcionando aquellos involucrados en violencia.
Casas de Encuentro (San Salvador y
Soyapango), lo cual puede afectar la con- 3.11 Festivales Regionales
vocatoria o incidir en el desarrollo de la Nonualcos de Teatro-
iniciativa. Finalmente, señalaron estar Alcaldías locales, CONCULTURA,
a la expectativa de si el cambio de los GTZ
gobiernos locales (2006) afecta la conti-
nuidad a pesar de los esfuerzos realiza- 3.11.1 Información general de la
dos y de los convenios establecidos con experiencia e instituciones
la comunidad. involucradas

Para enfrentar las dificultades o superar La información sobre este proyecto fue
los errores, los entrevistados menciona- provista por la coordinadora del proyecto
ron las siguientes sugerencias o leccio- y representante de la GTZ, una de las ins-
nes aprendidas: tituciones involucradas en esta iniciativa,
en conjunto con el Consejo Nacional para
- tomar en cuenta los «tiempos» de la Cultura y el Arte (CONCULTURA) y alcaldías
la municipalidad, que muchas veces locales de la microrregión de los Nonualcos.
no coinciden con los de quienes im-
pulsan la experiencia, razón por la Este proyecto tiene como objetivo gene-
cual es importante delimitar desde ral «la utilización eficaz de metodologías

96
3. Las experiencias

artísticas —el teatro participativo—como nes conflictivas, a menudo inter-


herramientas de trabajo alternativas con generacionales. El objetivo fue reflejar
el fin de involucrar y estimular la parti- las problemáticas frente a una audien-
cipación comunitaria en la transforma- cia conformada por adultos, a quienes
ción y cambio social de su entorno».31 A normalmente se los involucra (de ahí el
este gran objetivo general se le añaden, nombre de teatro participativo). Asimis-
según la entrevistada, los objetivos es- mo, se visualiza como una estrategia para
pecíficos de los grupos teatrales que par- valorizar las expresiones artísticas de los
ticipan en estos festivales. La iniciativa jóvenes y las vías de promoción cultural.
ha sido implementada en municipios de Para lograr estos objetivos, se promocio-
la microrregión de los Nonualcos, con un naron las siguientes estrategias:
eje temático eminentemente cultural,
encaminándose hacia el rescate de la - promoción de la organización juve-
identidad cultural de la región median- nil en grupos de trabajo teatral;
te las expresiones teatrales. La experien-
- capacitación sobre temas y técnicas
cia se inició en el 2002, y desde enton-
de teatro participativo y sobre dra-
ces se ha venido realizando un festival
mática creativa, y
por año. Tiene como población o grupo
meta a jóvenes de ambos sexos entre los - concientización de la participación
14 y los 25 años de edad, sin ningún cri- de los jóvenes en el desarrollo de sus
terio referido a la escolaridad u otra va- municipios, por medio de su contri-
riable socioeconómica. La fuente de bución artística.
financiamiento reportada fue la GTZ (en
el marco de lo que fuera su Proyecto Ju- De esta forma, las actividades encamina-
ventud) —entidad que también ha brin- das hacia el logro de los objetivos han sido:
dado asesoría técnica—, las respectivas
a) identificación de jóvenes con habili-
alcaldías (transporte y aspectos logís-
dades para el teatro;
ticos), el CONCULTURA y las Casas de la Cul-
tura locales (infraestructura). b) ensayos grupales durante los fines de
semana y capacitaciones por parte
3.11.2 Información técnica de la de un consultor, y
experiencia
c) realización del festival en un muni-
Según la información provista, la expe- cipio designado, al cual asisten los
riencia se justifica en términos de la ne- diferentes grupos.
cesidad percibida de proveer un espacio
cultural que a la vez sirva para canalizar La metodología utilizada es la de teatro
conflictos a partir de una metodología participativo, que consiste en poner en
diferente, que involucre a jóvenes, que escena una problemática (consumo de
haga que se interesen más por el resca- drogas, violencia intrafamiliar, etcétera)
te del folclore y las tradiciones locales y e interaccionar con el público (similar al
que permita «poner en escena» cuestio- sociodrama), la cual es una técnica para

31
Tomado de un documento provisto por la entrevistada.

97
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

resolución de conflictos en el ámbito co- trategia, la participación de la GTZ se


munitario. En cuanto a los instrumentos, reduciría paulatinamente (en la actuali-
los jóvenes hicieron uso de vestuario y dad es de 25%) para que la responsabili-
maquillaje. dad sea asumida por entidades locales
(el CONCULTURA y las Casas de la Cultura).
Al ser consultada sobre cómo se tomó en En este sentido, si bien la experiencia se
cuenta la variable género, la entrevista- ha sostenido durante este tiempo, para
da refirió que mucho de lo escenificado que continúe necesita del decidido apo-
tenía que ver con situaciones de vulne- yo de la municipalidad y de las institu-
rabilidad que afectan directamente a ni- ciones locales vinculadas con la cultura.
ños, niñas y mujeres; y que mediante las
escenificaciones se «ponían en eviden- Indicadores de éxito (66 puntos): entre
cia» y se trataba de interaccionar con el los indicadores cualitativos la entrevis-
público en búsqueda de soluciones, o por tada señaló el uso del teatro participativo
lo menos para enfatizar su existencia como herramienta de resolución de con-
entre la comunidad. Consideró, por otra flictos. Los jóvenes montaron escenas
parte, que la participación y el protago- para concientizar al público adulto so-
nismo juvenil fueron potenciados al pro- bre determinados temas. Como indica-
mover su participación directa en un es- dores cuantitativos, mencionó la parti-
pacio cultural. Finalmente, en relación cipación de veinte Casas de la Cultura y
con la participación comunitaria, la en- más de cinco jóvenes en cada municipio,
trevistada destacó que antes del festival directamente involucrados en la
se organizaban presentaciones en las co- implementación y los procesos de répli-
munidades para invitarlas a asistir en el ca de la iniciativa desde su inicio en el
festival y a la vez posibilitarles un espa- año 2002. Adicionalmente, destacó la
cio de esparcimiento cultural. participación (como actores o especta-
dores) de alrededor de 200 jóvenes en
3.11.3 Valoración en función de los cada festival. Otro elemento resaltado
criterios fue el trabajo coordinado de los jóvenes
con instituciones locales.
Sistematización (66 puntos): la entrevis-
tada señaló que existe un informe de la Evaluación (33 puntos): la entrevistada
sistematización de los festivales de tea- señaló que la experiencia ha sido eva-
tro; no así de la experiencia de cada gru- luada, pero indicó que consistió en una
po de trabajo. evaluación interna y dice desconocer a
partir de qué tipo de técnicas. Se tiene
Sostenibilidad (33 puntos): esta puntua- proyectada una evaluación de impacto,
ción se otorga basándose en que se re- pero no se obtuvo información de cuán-
portó que al inicio del año se dio una do se hará.
disminución importante de la asistencia
de los jóvenes a los grupos por falta de Articulación local y coordinación
recursos —o en algunos casos de disposi- interinstitucional (66 puntos): se contó
ción— para pagar el transporte, un gasto con la participación de instituciones lo-
antes cubierto por la GTZ. La entrevis- cales (alcaldía, Casas de la Cultura), cuyo
tada comentó que, como parte de la es- aporte ha sido de naturaleza financiera

98
3. Las experiencias

(el CONCULTURA destina 130 millones de damente cuatro representantes de la GTZ


dólares anuales) y logística en el caso involucrados en la experiencia.
de los festivales (transporte, alimenta-
ción, materiales e infraestructura). No Replicabilidad (100 puntos): según la
hubo participación de organizaciones de entrevistada, esta iniciativa tiene altas
la sociedad civil. En relación con la co- posibilidades de ser replicada. En primer
operación internacional, su aporte estu- lugar, porque en todos los municipios
vo vinculado a aspectos financieros (so- cuentan con una Casa de la Cultura que
bre todo al inicio) y técnicos. puede y debe constituirse en anclaje e
interlocutor imprescindible en el ámbi-
Empoderamiento y protagonismo juve- to local; en segundo lugar, porque los jó-
nil (33 puntos): la participación juvenil venes se interesan por el tema; y en ter-
(en cantidad y calidad) en estas iniciati- cer lugar, porque no se necesitan muchos
vas ha sido distinta en todos los grupos. recursos para llevarla a cabo. Sin embar-
Si bien hay unos municipios en los cua- go, destacó que es necesario tener un
les los jóvenes se encuentran bastante respaldo institucional, así como la volun-
involucrados, en otros esta participación tad de participar y colaborar por parte
es menor o se da como una forma de de los adultos y, obviamente, de los jó-
ocupar su tiempo libre o no estar en sus venes.
casas, lo que a veces se traduce en una
actitud más pasiva frente a la iniciativa. 3.11.4 Lecciones aprendidas y aspectos
No obstante, la entrevistada comentó a tener en cuenta
que esta experiencia ha favorecido el de-
Entre los factores innovadores o exitosos
sarrollo de capacidades como hablar en
destacados se encuentran la implementa-
público, analizar las problemáticas so-
ción del teatro participativo como una
ciales a partir de otras perspectivas y
herramienta de resolución y transforma-
manejar el estrés a partir del teatro y la
ción de conflictos en el ámbito social,
danza, entre otras.
que puede ser utilizada por los jóvenes
Eficiencia (66 puntos): en cuanto a cos- para la promoción de la cercanía interge-
tos financieros, la entrevistada mencio- neracional, así como para hacer visibles
nó que habían sido fluctuantes. Por ejem- las problemáticas sociales dentro del
plo, el primer festival fue financiado por municipio. También es importante el inte-
completo por la GTZ, con un costo aproxi- rés mostrado por las instituciones para
mado de 6.000 dólares y una asistencia apoyar a los jóvenes en esta iniciativa.
de alrededor de 200 jóvenes, entre be- En cuanto a los posibles errores, la re-
neficiarios directos e indirectos (conta- presentante de GTZ resaltó el hecho de
bilizados con listas de asistencia y fichas que, durante algunas fases del proyec-
de los participantes). El último festival to, la participación de ellos como faci-
tuvo un costo menor para la agencia de litadores se había vuelto a veces más
cooperación (4.000 dólares), porque par- protagónica que acompañadora del pro-
te de los gastos fueron asumidos por las ceso, lo cual se veía acentuado cuando
instituciones locales. En cuanto a los re- no veían —como institución— que otras
cursos humanos, hay más de 15 directo- entidades se involucraran y apoyaran la
res de la Casa de la Cultura y aproxima- iniciativa de los jóvenes. Una dificultad

99
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

fue la lejanía y la consecuente necesi- recursos para este tipo de iniciati-


dad de subvencionar los gastos de trans- vas, y
porte de los grupos de teatro. Finalmen-
te, otro obstáculo importante tuvo que - promover este tipo de experiencias,
ver con que algunos funcionarios de las que no son muy conocidas y tienen
Casas de la Cultura no apoyaban la ini- un potencial cultural importante
ciativa en forma decidida y la veían más para los jóvenes. Si se promueve y
como una obligación que como un espa- se da a conocer esta iniciativa, es
cio valioso para los jóvenes. posible generar interés y, con ello,
posibilidades de réplica.
Para enfrentar las dificultades o superar
los errores, la entrevistada planteó las 3.12 Becas de formación,
siguientes sugerencias o lecciones apren- Proyecto Nehemías-OJJ, CSJ
didas:
3.12.1 Información general de la
- los festivales deberían contar con un
experiencia e instituciones
patrocinio más decidido de las insti- involucradas
tuciones oficiales de juventud y
aquellas vinculadas con lo cultural, La información sobre este proyecto fue
para disponer de más recursos y bus- provista por la coordinadora de la Ofici-
car así estímulos para fomentar la na de Apoyo a la Justicia Juvenil (OJJ)
participación juvenil (ejemplo: be- de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de
cas, pago de transporte, etcétera); El Salvador, oficina encargada y respon-
sable de la ejecución del programa. Esta
- no limitarse «al centro y a las zonas es una iniciativa dirigida a jóvenes entre
urbanizadas» para las capacitacio- los 12 y los 23 años de edad que cumplen
nes, sino que es necesario despla- con medidas judiciales provisionales o
zarse hacia otras zonas (aunque im- definitivas, con la idea de que puedan
plique un incremento en los costos) desarrollar un proceso educativo median-
para lograr una mayor cobertura; te una capacitación especializada que
facilite su reinserción social. Su objetivo
- capacitar desde un inicio a funcio- general lo plantean de la siguiente for-
narios y otros adultos que se vincu- ma: «coordinar y articular con otras ins-
larán con la experiencia, acerca de tituciones gubernamentales y no guberna-
temas referidos a la juventud, y ap- mentales y con la cooperación interna-
titudes y actitudes necesarias en la cional para fortalecer los programas de
relación con niños, niñas y jóvenes. educación en responsabilidad que ejecu-
Es importante fomentar la horizonta- tan los juzgados de menores y Juzgados
lidad y el acercamiento intergenera- de Ejecución de medidas, mediante el
cional, sobre todo porque ellos (di- acompañamiento a procesos de capaci-
rectores, funcionarios) tienen posibi- tación especializada a adolescentes y
lidades más amplias de gestionar los jóvenes en conflicto con la ley». Por su

100
3. Las experiencias

parte, entre sus objetivos específicos se portadas por la entrevistada fueron el


encuentran:32 PNUD y UNICEF , entre otras (financia-
miento), y alianzas con diversas instan-
- propiciar la coordinación y articula- cias que se denominan instituciones
ción de espacios idóneos para la in- capacitadoras (capacitación técnica).
serción social;
3.12.2 Información técnica de la
- fortalecer programas de atención
experiencia
integral orientados hacia la construc-
ción de proyectos de vida de jóve- Según la información provista por la en-
nes en conflicto con la ley; trevistada, este programa responde a la
- estimular la responsabilidad y parti- necesidad de los operadores de justicia
cipación de la familia en los proce- juvenil de contar con espacios para que
sos de reinserción social de jóvenes las y los jóvenes con medidas provisio-
en conflicto con la ley, referidos por nales o definitivas tengan la oportunidad
la jurisdicción de menores, y de cumplirlas en condiciones que les per-
mitan concretar un proceso de educación
- ejecutar y dar seguimiento a jóve- en responsabilidad que les facilite la
nes beneficiados con becas de for- construcción de un proyecto de vida para
mación profesional. su inserción social. Adicionalmente, en
opinión de la entrevistada, la iniciativa
Por su carácter, esta iniciativa no se posibilita el involucramiento y la coordi-
circunscribe a zonas específicas sino que nación interinstitucional para la acción.
los beneficiarios provienen de todas las
zonas del país, ya que la condición fun- Para lograr estos objetivos, el procedi-
damental es que hayan sido referidos por miento de asignación de la beca (en el
los tribunales de menores o de ejecu- caso de las referencias de juzgados de
ción de medidas. La experiencia se ini- familia) es el siguiente: los jueces de
ció a finales del año 2003 con el progra- familia identifican a las y los jóvenes en
ma de becas y se ha mantenido hasta riesgo que puedan ser beneficiados con
ahora. Al programa de becas original se una beca (necesariamente de por lo me-
le ha sumado la iniciativa denominada nos 12 años de edad, con escasos recur-
Proyecto Nehemías, que consiste en un sos económicos, referidos por un juzga-
esfuerzo de coordinación interinstitucio- do de familia e interesados en recibir el
nal para favorecer y fortalecer la oferta curso solicitado) y hacen las gestiones
de programas de educación y posibilitar ante la institución capacitadora. Una vez
la integración de jóvenes en conflicto con realizada la evaluación de aptitudes y
la ley, mediante la provisión de oportu- cumplidos algunos requisitos, los jueces
nidades laborales gracias a enlaces con de familia proceden a elaborar y enviar
la empresa privada, formación de por escrito la solicitud de asignación de
microempresas o establecimiento de ta- una beca dirigida a la OJJ, en la que de-
lleres. Las fuentes de financiamiento re- ben constar la firma del juez y el sello

32
Esta información está tomada de los folletos informativos facilitados por la entrevistada.

101
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

del tribunal respectivo, designando a la En cuanto a la participación y el


persona responsable de hacer el segui- protagonismo juvenil, la entrevistada
miento por parte del tribunal. Esta soli- señaló que son algo difícil de lograr en
citud debe ser remitida por lo menos una este proyecto porque la medida es otor-
semana antes del inicio del curso, con gada por un tribunal; sin embargo, se
los datos completos de la persona bene- intenta que, dentro de las posibilidades
ficiada, y la identificación de la institu- del programa, las capacitaciones se ha-
ción capacitadora y el curso a recibir. gan basándose en los intereses de los jó-
También debe incluir la duración de la venes. En relación con la participación
capacitación, especificando horarios, comunitaria, la entrevistada destacó la
costos mensuales y totales de la capaci- participación y el involucramiento de
tación, de alimentación y transporte. varias instituciones capacitadoras y otras
entidades que se han sumado al esfuer-
Al ser consultada sobre la metodología zo de brindar alternativas a los jóvenes.
utilizada, la coordinadora de la oficina
señaló que el programa tiene «una me- 3.12.3 Valoración en función de los
todología participativa e interactiva en- criterios
tre los responsables, basada en la comu-
nicación constante para maximizar los Sistematización (100 puntos): la entre-
resultados esperados». Indicó, además, vistada refirió que existen informes com-
que dada la especial situación de los be- pletos del programa, en los cuales se es-
neficiarios directos, las becas se otorgan pecifican con detalle aspectos finan-
tomando en cuenta criterios de flexibili- cieros, procedimientos, instituciones
dad temporal y financiera y buscando una responsables y algunos resultados. Tam-
propuesta que favorezca a los jóvenes. bién indicó que deben entregar reportes
de las actividades realizadas e informes
Finalmente, se consultó acerca de algu- financieros cada tres meses.
nos ejes transversales que podían haberse
incluido en la iniciativa y que interesan Sostenibilidad (66 puntos): las activi-
en forma directa a esta investigación: dades han sido ejecutadas según la calen-
darización de actividades planificada, y
género, participación protagónica juve-
los informes estipulan la forma en que
nil y participación comunitaria. La en-
se invierten los recursos; sin embargo,
trevistada señaló que la selección se rea-
las actividades para garantizar la
liza con una perspectiva de género,
sostenibilidad del programa se basan en
buscando alternativas y apoyos que for-
la búsqueda de fondos y no se han plan-
talezcan los proyectos personales, basán-
teado estrategias de autosostenibilidad.
dose en los intereses y necesidades de
los y las jóvenes. No obstante, se con- Indicadores de éxito (66 puntos): los
cluye que si bien no hacían una distin- resultados y los logros han sido plantea-
ción entre posibles beneficiarios (el pro- dos en forma clara, en función del tipo
grama está dirigido a personas de ambos de proyecto en el cual están involucrados
sexos), tampoco había una definición los jóvenes. Se ha llevado un registro de
estricta que incorporara un enfoque de la cantidad de beneficiarios dentro de
género. cada proyecto y del número de jóvenes

102
3. Las experiencias

que no concluyen las capacitaciones; por taciones a los jóvenes o los apoyos espe-
ejemplo, durante el año 2004, del total cíficos desde su especialidad. Entre las
de jóvenes cuyas becas fueron financia- instancias oficiales destacan la Policía
das por el UNICEF (75), 94% concluyeron Nacional Civil (seguimiento de los casos
la capacitación y 6% no la concluyeron; y protección cuando es necesario) y el
durante ese mismo año, del total de Consejo Nacional de Seguridad Pública,
becados financiados por el PNUD (89), entre otras. Las agencias de cooperación
83% finalizaron y 17% desistieron, etcé- aportan el financiamiento del programa.
tera. En cuanto a los indicadores cuali-
tativos, la entrevistada resaltó la reali- Empoderamiento y protagonismo juve-
zación de una feria de empleo, que nil (33 puntos): como ya se mencionó,
consideran una exitosa experiencia de las características de la población bene-
coordinación entre instituciones invo- ficiaria y la naturaleza de la iniciativa
lucradas en el programa; también seña- hacen que el protagonismo juvenil, en
ló que el proyecto permite gestionar cuanto al diseño y la implementación de
otras formas de becas mediante la coor- la iniciativa, sea bastante limitado; de
dinación y articulación de esfuerzos con hecho, al comienzo muchos jóvenes asis-
otras instancias (por ejemplo, Proyecto ten solo porque carecen de otra opción.
Nehemías), a la vez que permite mos- Sin embargo, la entrevistada afirmó que
trar que existen oportunidades para quie- se van involucrando a medida que se les
nes deseen optar por un cambio en su permite elegir el tipo de capacitación que
estilo de vida, motiva a los participan- desean; en ese lapso, tienden a mante-
tes a buscar un reconocimiento positivo nerse alejados de situaciones de riesgo
de parte de la sociedad y ayuda a resca- (reincidencia en delitos).
tar su condición de sujetos de derecho. Eficiencia (100 puntos): los costos son
Evaluación (33 puntos): la entrevistada variables; dependen del monto asignado
mencionó que el equipo técnico efectuó a cada proyecto que conforma el progra-
evaluaciones de la iniciativa mediante ma, de la cantidad de jóvenes asignados
un recuento de las historias de vida de (becarios) a cada proyecto y de la dura-
algunos jóvenes. También consideró que ción de los mismos. Haciendo una revi-
un indicador de impacto es el cumpli- sión de los datos facilitados, un cálculo
miento de la capacitación. Sin embargo, general arroja una inversión mensual de
se carece de evaluación externa y de una aproximadamente 80 dólares por joven,
evaluación a partir de indicadores más incluidos la capacitación, el transporte y
directos y precisos. el refrigerio. Sin embargo, en el proyecto
con el Polígono Don Bosco esta inversión
Articulación local y coordinación asciende a 229 dólares mensuales por jo-
interinstitucional (100 puntos): como ya ven, pero incluye una formación integral
se adelantó, en la implementación de dentro del Polígono (escuela formal, edu-
esta iniciativa se involucran institucio- cación vocacional y formación empresa-
nes oficiales y de la sociedad civil, así rial). En cuanto a cobertura, en un plazo
como agencias de cooperación. Las or- de 18 meses (enero del 2004 a junio del
ganizaciones de la sociedad civil apor- 2005) tuvieron 269 becarios y un monto
tan, entre otros elementos, las capaci- que ascendió a 20.645 dólares.

103
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

Replicabilidad (100 puntos): la entre- Para enfrentar las dificultades o superar


vistada consideró que la iniciativa es los errores, la entrevistada planteó algu-
replicable, siempre que se articulen es- nas sugerencias o lecciones aprendidas:
fuerzos y coordinaciones interinstitu-
cionales y luego se pase a la acción con- - dar prioridad a la comunicación intra
creta, para lograr cierta credibilidad (en e interinstitucional, plantear con cla-
términos de transparencia y resultados ridad los objetivos y las expectati-
concretos) e ir gestionando, justifican- vas del proyecto, mostrar con clari-
do y obteniendo los fondos. dad los requerimientos del trabajo y
fortalecer la coordinación entre ins-
3.12.4 Lecciones aprendidas y aspectos tituciones;
a tener en cuenta
- promover un cambio de paradigma
Entre los factores innovadores o exitosos en la forma de considerar a la niñez
de la iniciativa, la entrevistada destaca y la juventud en la actualidad, y pri-
que es una alternativa de fortalecimien- vilegiar un enfoque de derechos;
to de los programas de educación para la
- capacitar a las personas involucradas
responsabilidad que ejecutan los juzga-
en este tipo de iniciativas para que
dos, iniciativa que mueve a diversas ins-
tituciones a ponerse de acuerdo con un puedan hacer prevalecer este enfo-
interés común (los jóvenes) y que «mues- que de derechos. La capacitación
tra al gobierno que se pueden llevar a cabo formal debe girar en torno a temas
iniciativas alternativas con este tipo de referidos a la niñez y la juventud,
población». Por otra parte, menciona que pero también se debe contar con
se pone énfasis en que las instituciones vocación en el personal que trabaja
no solo aporten económicamente sino en con estos grupos de población, y
que se convenzan de que la población a
- procurar que los medios de comuni-
la cual benefician está conformada, tam-
cación den cobertura a este tipo de
bién, por sujetos de derecho.
iniciativas, para mostrar las activi-
Una dificultad de peso es que algunos dades y los esfuerzos alternativos que
miembros o empleados que trabajan con se llevan a cabo con población vul-
los jóvenes dudan de su potencial o tienen nerable y en riesgo; es decir, que no
un paradigma de niñez y juventud bastan- solo le den cobertura a los aspectos
te tradicional; inclusive muchas veces des- negativos o amarillistas, sino también
cargan sus frustraciones contra ellos, lo al esfuerzo de jóvenes que realizan
cual, como es obvio, resulta desfavorable actividades positivas.
para el proceso en el que están inmersos
los jóvenes involucrados. Otro problema 3.13 Inserción sociolaboral de
subrayado es el escaso financiamiento dis- jóvenes en conflicto del
ponible para este tipo de iniciativas con Municipio de Ilobasco-
jóvenes infractores, y la carencia de espa-
Movimiento de Jóvenes
cios para este trabajo por parte de institu-
ciones directamente responsables. Encuentristas (MOJE)

104
3. Las experiencias

3.13.1 Información general de la parte de una red local de instituciones


experiencia e instituciones de la sociedad civil y oficiales.
involucradas
El proyecto —dirigido a jóvenes de am-
La información sobre este proyecto fue bos sexos de 14 a 21 años de edad, en
provista por el coordinador general del situación de riesgo o de exclusión34 (sin
Movimiento de Jóvenes Encuentristas ningún requerimiento educativo)— tenía
(MOJE), definido como una asociación y en sus inicios un gran objetivo general:
ubicado en el municipio de Ilobasco, de- contribuir con la disminución de los índi-
partamento de Cabañas (zona paracen- ces de violencia juvenil en Ilobasco. A
tral del país). El proyecto germina en el tal objetivo se añadió ahora la meta de
año 1996, a partir de la iniciativa de un contribuir con la generación de oportu-
comité local constituido por el movimien- nidades y espacios de participación, con
to de jóvenes encuentristas, la Casa de el fin de promover cambios de actitud
la Cultura local, la Unidad de Salud y la que permitan a los jóvenes en conflicto
alcaldía, entre otros actores, quienes realizarse y lograr su inserción sociola-
discutían acerca de las pandillas juveni- boral. Entre los objetivos específicos des-
les y la violencia en el ámbito de su mu- tacan:
nicipio.33 Dicho comité recibió asesoría
técnica del PNUD y de la OPS, producto a) generar en los y las jóvenes nuevas
de lo cual surgió el primer perfil de pro- actitudes hacia la vida, que les per-
yecto. El MOJE inició pequeñas activida- mitan realizarse;
des con los jóvenes en conflicto hacia b) lograr la inserción sociolaboral de
1997, con recursos propios, apoyado por jóvenes en conflicto (miembros de
algunas personas y con un pequeño pandillas juveniles) y vulnerables, y
financiamiento del PNUD. En 1998 reci-
bieron el apoyo de la Cooperación Téc- c) lograr el fortalecimiento institu-
nica Sueca y a partir de ese momento cional del MOJE para que alcance su
iniciaron campañas de sensibilización de sostenibilidad administrativa, técni-
la comunidad sobre la situación de la ca y financiera.
juventud; ese año también tuvieron con-
tacto con la Fundación SKIP, que colabo- Para responder a estos objetivos se plan-
ró en la gestión del proyecto «Reinserción tearon cinco líneas de acción:
social de jóvenes en conflicto», iniciado a) organizar espacios de participación
en 1999. Actualmente, la asociación re- juvenil;
cibe apoyo económico y técnico del Ban-
co Centroamericano de Integración Eco- b) promover en la comunidad activida-
nómica (BCIE), de la fundación española des educativas que permitan crear
CODESPA y de la Agencia Española de Co- conciencia acerca de los problemas
operación Internacional (AECI), y forma de la juventud;

33
Esta información procede del documento de sistematización provisto por el MOJE, de la entrevista y de
datos obtenidos en presentaciones realizadas por la asociación en diversos espacios.
34
Consideran como población en riesgo a aquella involucrada en violencia o en consumo de sustancias;
jóvenes excluidos, en cambio, son aquellos que viven en condiciones de marginalidad social.

105
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

c) crear espacios para la recreación, la tidad de jóvenes que hay en la lo-


cultura y el deporte; calidad;
d) desarrollar un proceso de atención - los jóvenes demandan capacitarse para
grupal a jóvenes en conflicto, y desempeñar un trabajo que les per-
mita obtener ingresos económicos;
e) crear oportunidades de capacitación
laboral y empleo. - bajos niveles de educación formal;
La iniciativa tiene cobertura municipal y - los jóvenes carecen de orientación y
se centra especialmente en ocho zonas del apoyo, por lo que muchos se inician
municipio, identificados por ser lugares con en el consumo de drogas y alcohol, y
alta vulnerabilidad en términos de violen-
cia en general y de jóvenes en situación - necesitan sentirse aceptados por la
de marginalidad. sociedad, así como expresar su crea-
tividad y mostrar sus cualidades.
En cuanto al área temática en la que se
circunscribe la iniciativa, el entrevistado Frente a estas necesidades, surgió el
mencionó que contempla la formación hu- compromiso institucional de satisfacer-
mana y la capacitación técnico-vocacional las. Para ello se plantearon como estra-
y empresarial, a la vez que fomenta el de- tegia impulsar cuatro programas:
sarrollo local y comunitario. Los fondos,
como se dijo, provienen de agencias de co- a) Programa Educativo, para concien-
operación internacional, aunque el entre- ciar a la comunidad sobre la situa-
vistado asevera que desde hace relativa- ción de la juventud, promover espa-
mente poco tiempo han adoptado políticas cios de expresión juvenil y evitar la
de autosostenibilidad. marginación de jóvenes en conflicto;

b) Programa Recreativo, Deportivo y


3.13.2 Información técnica de la
Cultural, para abrir espacios de re-
experiencia
creación con el fin de que los jóve-
Según la información provista, la inicia- nes se relacionaran incluso con aque-
tiva surgió a raíz del alto índice de vio- llos en riesgo, y acercarse como
lencia juvenil en el municipio, ubicado institución a estos últimos;
en uno de los departamentos con más
pobreza del país. Hacia el año 1996 esta c) Programa de Formación Humana,
situación contrastaba con las pocas ac- para que los jóvenes vivieran nuevas
ciones de los gobiernos central y local experiencias positivas que conlleva-
de ese entonces para enfrentar el pro- ran cambios actitudinales y el esta-
blema en toda su magnitud. Ante tal si- blecimiento de nuevas relaciones (se
tuación, ese año MOJE realizó una serie consideraba la base fundamental del
de talleres de consulta, a partir de los proceso), y
cuales los y las jóvenes sintetizaron un
d) Programa de Inserción Laboral, para
conjunto de constataciones y demandas:
capacitar a los jóvenes que ya ha-
- los espacios de recreación no cubren bían pasado por la experiencia de
la demanda en relación con la can- formación humana.

106
3. Las experiencias

No obstante, en la actualidad las estra- en las diversas actividades y se tiene pre-


tegias se han fusionado en dos: el Pro- visto incluir los procesos de capacitación
grama de Inserción Sociolaboral, con ta- entre los miembros de la asociación para
reas de desarrollo económico-productivo favorecer un cambio de actitud por par-
(capacitación técnicovocacional) y el te de los facilitadores, de modo que ellos,
Programa de Participación Juvenil e In- a su vez, promuevan la perspectiva de
cidencia Social, correspondiente al an- género entre los capacitandos. En cuan-
terior Programa de Formación Humana. to a la participación y el protagonismo
juvenil, destacó que muchos jóvenes que
Corriendo el riesgo de sintetizar la ini- forman parte de la asociación fueron en
ciativa con apresuramiento, a conti- un inicio beneficiarios y ahora se invo-
nuación se tratará de describir las fases lucran activamente en el proyecto, en
del proceso: se inicia con el Programa los procesos de decisión institucional y
de Formación Humana, contactando en en la formulación misma de la iniciativa.
primer lugar a los jóvenes mediante una En relación con la participación comuni-
convocatoria para capacitaciones, ver los
taria, finalmente, señaló que para el
intereses que muestran, etcétera. Pos-
MOJE es importante mantener vínculos
teriormente se les imparte formación en
con la comunidad; así pues, han estable-
liderazgo y otros temas diversos, con el
cido alianzas con instituciones locales
objetivo de fortalecer la organización
como las Asociaciones de Desarrollo Co-
juvenil en las comunidades. Esta fase
munal (ADESCOS), la Iglesia y grupos juve-
dura aproximadamente seis meses. Pos-
niles, para que apoyen las iniciativas de
teriormente se inicia el programa de De-
los jóvenes.
sarrollo Económico Productivo. La fase
de inserción laboral consiste en la capa-
3.13.3 Valoración en función de los
citación técnica en un área vocacio-nal
criterios
y la conformación de empresas juveni-
les con los que muestren mayor interés Sistematización (100 puntos): existe una
por hacerlo. En cuanto a la metodolo- sistematización del proyecto que, si bien
gía, el entrevistado señaló el uso de la no está actualizada, detalla los pasos de
participativa, centrada en la educación la intervención, las fases, los programas,
popular, con énfasis en la participación los antecedentes de la iniciativa y la
de los jóvenes, en las capacitaciones y metodología seguida en el proceso, así
en el trabajo en grupos, entre otras he- como valoraciones y lecciones apren-
rramientas. didas; el entrevistado afirmó, además,
Al consultar acerca de la inclusión de la que se encuentran trabajando en una
variable género, el entrevistado sostuvo versión más completa. También indicó
que es un eje transversal de la iniciati- haber entregado a las instituciones do-
nantes reportes de las actividades reali-
va: hay un grupo de mujeres (beneficia-
zadas (informes desde mensuales hasta
rias y del personal de la asociación) que
semestrales).
están elaborando políticas de equidad
como parte de los ejes de trabajo de la Sostenibilidad (100 puntos): no solo re-
institución. Por otra parte, también pro- ciben ayuda financiera de parte de insti-
mueven la participación de las jóvenes tuciones internacionales sino que han

107
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

encaminado una política de autososteni- visitan la biblioteca que se ha puesto a


bilidad consistente en una aportación por disposición de la niñez y la juventud en el
parte de los beneficiarios de 30% del va- local del MOJE. De hecho, la biblioteca
lor de su escolaridad, así como un ingre- ha sido el vínculo inicial con jóvenes no
so que asciende a 30% de lo obtenido en pandilleros, ya que se convirtió en un pun-
las actividades extracurriculares. A pe- to de referencia y de encuentro para jó-
sar de las resistencias iniciales, se ha lo- venes, miembros de pandillas o no.
grado la aceptación de esas medidas.
Evaluación (33 puntos): el equipo técni-
Indicadores de éxito (100 puntos): en co del MOJE realiza evaluaciones inter-
términos cualitativos, el representante del nas trimestrales. Las fortalezas y debili-
MOJE considera que las iniciativas han dades encontradas se plantean como
contribuido en importante medida a la parte de la sistematización. Sin embar-
reducción de la violencia juvenil exis- go, no se ha realizado aún una evalua-
tente en el municipio desde el año 1999; ción externa o con triangulación de di-
asimismo, considera que en las colonias versos tipos de técnicas (cualitativas y
en las que se trabajó en forma más direc- cuantitativas).
ta se redujo la pertenencia de jóvenes a
Articulación local y coordinación
pandillas. Sin embargo, no hay datos con-
interinstitucional (66 puntos): como ya
tundentes que establezcan causalidad
se comentó, en la implementación de la
entre estas reducciones y las acciones
iniciativa participan varias instituciones
derivadas del proyecto. En términos cuan-
de la sociedad civil y de la cooperación
titativos, señalan que por lo menos 100
internacional. Las primeras apoyan las
jóvenes que pertenecían a pandillas es-
capacitaciones; las últimas, en términos
tán incorporados a actividades producti-
financieros y técnicos. No obstante, de-
vas (microempresas, acciones de lide-
clararon no contar con apoyo ni ayuda
razgo); no hay mujeres jóvenes vinculadas
de los gobiernos central ni local. En al-
a maras; la institución cuenta con un cen-
guna medida, gracias a su comerciali-
tro juvenil en Ilobasco para el desarrollo
zadora han logrado establecer articula-
de sus actividades; se editó un libro so-
ciones; sin embargo, no tienen el apoyo
bre testimonios de pandilleros, que bus-
ni la ayuda de instancias oficiales.
ca generar conciencia ciudadana sobre la
realidad de estos jóvenes; existen siete Empoderamiento y protagonismo juve-
microempresas —que operan con 35 jó- nil (100 puntos): el involucramiento de
venes artesanos— que han tenido una gran los jóvenes se da en dos vías: reciben
aceptación; han elaborado un plan estra- orientación sobre temas especializados
tégico a cinco años (del 2004 al 2009); por parte de los encargados de la imple-
por lo menos 300 jóvenes han sido capa- mentación y se involucran activamente
citados laboralmente en carpintería, en la experiencia una vez que finaliza su
serigrafía, panadería, floristería, estruc- asistencia a los programas de capacita-
turas metálicas, decoración, comerciali- ción y formación humana.
zación, cerámica y computación. Actual-
mente atienden a cerca de 200 jóvenes, Eficiencia (100 puntos): los costos de la
y hay alrededor de 50 usuarios diarios que iniciativa ascienden a 97.000 dólares

108
3. Las experiencias

anuales. Se involucran aproximadamen- nes, hay un cambio también en el


te 25 miembros del MOJE (entre socios, entorno.
directivos, cooperantes, personal) y se
calcula que hay 200 beneficiarios anua- En cuanto a los errores que se pudieran
les directos y cerca de 400 beneficiarios haber cometido, el entrevistado relató
indirectos (usuarios de la biblioteca pú- que al inicio no se elaboró planeación
blica y de los espacios de encuentro ge- estratégica, precisamente por la falta de
nerados en las instalaciones). Se consi- experiencia de todos los involucrados en
dera que, si bien los costos financieros la iniciativa, que los ha llevado a «apren-
son elevados, los beneficios de la inicia- der haciendo, [a] aprender en el cami-
tiva, la calidad técnica y el impulso al no». Una dificultad fue la falta de cre-
protagonismo juvenil hacen que los pri- dulidad de las personas de la comunidad
meros sean compensados. —sobre todo adultas— que no compartían
la idea. El entrevistado mencionó tam-
Replicabilidad (100 puntos): el represen- bién la existencia de grupos de extermi-
tante del MOJE considera que la expe- nio (a causa de la violencia que vivía el
riencia es replicable porque utiliza re- municipio en aquellos años); debido a su
cursos locales e involucra a la comu- actividad y a la rivalidad entre las pan-
nidad. No obstante, hace hincapié en la dillas murieron muchos beneficiarios, lo
necesidad de contar con recurso huma- cual se constituyó en una dificultad con-
no capacitado y consciente de las siderable. Por otra parte, señaló que,
implicaciones del trabajo directo con como trabajan con personal voluntario,
jóvenes. supone una dificultad depender del tiem-
po de estas personas para ejecutar el
3.13.4 Lecciones aprendidas y aspectos proyecto o para que no haya mucha ro-
a tener en cuenta tación de personal. Finalmente, a mu-
chos jóvenes se les dificulta el libre des-
La valoración de la experiencia, por parte plazamiento por la comunidad a pesar de
del representante del MOJE, es bastan- haber dejado la violencia, debido al te-
te positiva. Entre los factores innova- mor de sufrir agresiones por parte de la
dores o exitosos destacados, él señala: pandilla rival; esto dificulta sobrema-
- haber logrado que muchos jóvenes nera su incorporación a la escuela o la
pasen de una situación de exclusión obtención de un empleo.
a contribuir con el desarrollo de la Para enfrentar las dificultades o superar
comunidad, lo cual aporta al flore- los errores, el entrevistado planteó las
cimiento de una identidad diferen- siguientes sugerencias o lecciones apren-
te entre los jóvenes; didas:
- la posibilidad de generar empleo y
- en cuanto a la elaboración del pro-
brindar con ello opciones concretas
yecto, es preciso mantener una con-
y reales de inserción a los jóvenes,
sulta permanente con los jóvenes, y
y
fomentar su participación constan-
- en la medida en que hay posibili- te; asimismo, es fundamental que
dad de inserción social de los jóve- intervengan en el planteamiento de

109
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

propuestas para fomentar el del Centro de Educación para Todos


empoderamiento de los jóvenes; (CET), definido como una organización
no gubernamental sin fines de lucro, de
- es esencial la preparación del recur- educación popular no formal y social, que
so humano, cuidando que no solo pertenece a su vez a Fe y Alegría y a la
sepan hacer su trabajo sino que se Red Ignaciana de Solidaridad. Se ubica
comprometan activamente con la en el Cantón Zacamil del municipio de
iniciativa. La labor con jóvenes en Mejicanos, en el departamento de San
conflicto y en situación de vulnera- Salvador.
bilidad requiere de animadores cali-
ficados y sensibles a la problemáti- Consiste en un programa de prevención
ca juvenil; por esta razón se ha ido socioeducativa con enfoque comunitario
capacitando al personal en técnicas para niñas, niños, adolescentes y jóve-
participativas, salud sexual repro- nes en alto riesgo. Su objetivo general
ductiva, género y derechos humanos, es «desarrollar una educación alternati-
entre otros; va de carácter preventivo para niñez y
juventud que contribuya a mejorar sus
- muchos jóvenes quieren poner su condiciones de vida, a la disminución de
propia empresa pero tienen dificul- la violencia a todos los niveles (intrafa-
tades para obtener créditos o finan- miliar, delincuencial, de pandillas) y a la
ciamiento, dado que no hay fondos transformación personal y de su entorno
para apoyar iniciativas juveniles; por social, mediante programas especí-
ello, el MOJE está gestionando la ficos».35 A este gran objetivo general se
creación de un fondo rotatorio que le añaden objetivos más específicos, en-
en el mediano plazo pueda funcio- tre los cuales se encuentran:
nar como una cooperativa de prés-
- acompañar el proceso de desarrollo
tamos, y integral y socioeducativo de niñas,
- han logrado por sus medios gestio- niños, adolescentes y jóvenes en si-
nar fondos de cooperación interna- tuación de alto riesgo desde un mo-
delo de educación no formal;
cional para desarrollar el área de
fortalecimiento institucional. - favorecer el desarrollo de actitudes
y valores positivos mediante forma-
3.14 Centro de Educación para ción integral, acompañamiento y pro-
Todos (CET)-Fe y Alegría puestas organizativas de capacita-
ción y lúdicas acordes a sus intereses
3.14.1 Información general de la y necesidades;
experiencia e instituciones
involucradas - ofrecer oportunidades de continuar
el proceso de educación formal me-
La información sobre este proyecto fue diante un programa de becas y de
provista por el coordinador de juventud educación a distancia;

35
El texto entrecomillado indica que es una cita textual, ya sea de información procedente de las entrevistas
o de documentación sobre la experiencia.

110
3. Las experiencias

- brindar a niñas, niños, jóvenes e in- o a consumo de drogas. El entrevistado


cluso personas adultas que asisten a considera que el proyecto se ubica en
las diversas actividades, espacios de los ejes temáticos de salud y educación,
formación en valores y derechos a ya que es una experiencia de corte
partir de la reflexión sobre su socioeducativo, de educación no formal
cotidianidad, para que adquieran y y de carácter preventivo que busca fo-
se apropien de formas alternativas mentar la inserción social. Las fuentes
de interacción y convivencia en la de financiamiento reportadas fueron co-
familia y la comunidad; operación internacional (AECI y organi-
zaciones no gubernamentales), así como
- crear espacios que generen en la ju-
la solidaridad de grupos nacionales y con-
ventud una dinámica de identifi-
tribuciones de personas particulares.
cación grupal y referencia positiva;
- dar seguimiento a procesos perso- 3.14.2 Información técnica de la
nales de jóvenes involucrados en experiencia
problemas de drogadicción y pandi-
La existencia del proyecto se justifica en
llas;
la necesidad de reducir la alta deserción
- promocionar el protagonismo y la escolar en el área y los problemas de vio-
participación de niñas y mujeres, y lencia. La zona donde se ubica la inicia-
tiva está poblada de comunidades
- contribuir con el desarrollo de la or- urbanomarginales, cuya realidad está
ganización comunitaria y con la dis- marcada por una histórica situación de
minución de la violencia intrafa- exclusión y violencia que data de antes
miliar y juvenil, en coordinación con del conflicto bélico. Al margen de esto,
otros organismos. la carencia de servicios básicos, la es-
trechez de los espacios privados, el ha-
Esta iniciativa ha sido implementada en cinamiento, la violencia social y las difi-
forma directa en ocho comunidades cultades económicas han contribuido a
urbanomarginales de la zona de la que la población haya generado compor-
Zacamil, en el municipio de Mejicanos, tamientos y actitudes agresivas frente a
y el proyecto lleva seis años ejecután- diversos problemas. Ante esta realidad,
dose. Aunque tiene entre sus usuarios po- la niñez y la juventud se enfrentan a si-
blación joven mayor de 18 años e inclu- tuaciones de abandono, maltrato y asig-
so algunos adultos en talleres vocacio- nación de responsabilidades a temprana
nales, su población meta son niñas, niños edad, que vulneran sus derechos y las
y adolescentes entre los 8 y los 18 años afectan directamente.
de edad, de ambos sexos, con una escola-
ridad mínima de primer grado, prove- De ahí que la base teórica del Centro gire
nientes de zonas marginales y que estén sobre tres ejes centrales: la educación
asistiendo a la escuela. Este último es social, la apertura de espacios y la peda-
un criterio importante, ya que la inicia- gogía del afecto y de la alegría. En el pri-
tiva se basa en que el muchacho esté mer eje se busca el acceso de la pobla-
estudiando como una vía de prevención ción meta a una educación integral en las
de su ingreso a pandillas, a narcotráfico siguientes áreas: artística, refuerzo esco-

111
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

lar, actividades lúdico-recreativas y for- tes y jóvenes de secundaria, se convier-


mación de valores. La apertura de espa- te en un proceso de crecimiento perso-
cios busca generar una dinámica de ac- nalizado. En cuanto a la metodología y
ción que permita ofrecer alternativas de los instrumentos utilizados, el CET parte
identificación grupal y de referencia po- de una metodología «del afecto y la mo-
sitiva. La pedagogía del afecto implica el tivación», la cual toma como base los
convencimiento de la dignidad de las per- intereses de niños, niñas y jóvenes, in-
sonas, la creencia en ellas y en su capaci- tentando empezar por la creatividad y
dad de tomar conciencia para dar sentido ofreciendo lo que pueda serles atractivo
a su existencia, con un proyecto de vida y a la vez útil; buscan que vean en el
a partir de valores que humanizan. Centro «su propio espacio vital, donde
aprenden haciendo». En primer lugar, in-
Para lograr estos objetivos, el Centro se tentan que niñas, niños y jóvenes pasen
plantea las siguientes estrategias: el mayor tiempo posible en el Centro.
- utilización de un currículo no formal: En cuanto a cómo se ha tomado en cuenta
refuerzo escolar, áreas artísticas la variable género, el entrevistado señaló
(danza, expresión corporal, manuali- que no distinguen entre posibles benefi-
dades), deportivas y formación de ciarios (el programa va dirigido a personas
valores; de ambos sexos); afirmó que más bien in-
- educación preventiva: provisión de corporan el enfoque de género como un
espacios formativos y organizativos; tema transversal de la iniciativa, sobre todo
en los espacios de capacitación. En lo re-
- dimensión comunitaria: visitas a do- ferente a la participación y el prota-
micilios, relación con organizaciones gonismo, señaló que los jóvenes involu-
locales y participación en eventos de crados desarrollan iniciativas de participa-
las comunidades; ción encaminadas a la entretención, así
como grupos de crecimiento y grupos de
- educación para el trabajo: talleres jóvenes que se organizan para favorecer a
de carpintería, panadería, computa- otros compañeros que no pueden pagar la
ción, costura y cosmetología, y colegiatura, entre otros. En relación con
- disminución del abandono escolar y la participación comunitaria, destacó la
mantenimiento de la motivación para existencia de talleres vocacionales dirigi-
culminar los estudios. dos a miembros de la comunidad, la crea-
ción de una escuela de padres y madres de
La experiencia en el CET supone un pri- familia para brindar orientación sobre
mer momento (alrededor de una hora a crianza y el seguimiento a procesos perso-
partir de las 13.00 horas) de «fase aca- nales de jóvenes en situación de alto ries-
démica», que implica la ejecución de go y miembros de pandillas, para procurar
tareas, refuerzo escolar a los pequeños, su desvinculación de la agrupación. No obs-
apoyo para enfrentar problemas de tante, sostuvo que la escasez de recursos
aprendizaje más serios y estudio. Poste- financieros y humanos es una limitante para
riormente hay una fase de formación de la ampliación de la cobertura a un nivel
valores que, en el caso de los adolescen- comunitario.

112
3. Las experiencias

3.14.3 Valoración en función de los pandillas; y la creación de un círculo de


criterios terapia comunitaria para padres, madres
de familia o encargados. También es un
Sistematización (100 puntos): el proyec- logro haber organizado la atención du-
to cuenta con un plan estratégico que rante la mañana a niñas, niños y jóvenes
detalla actividades en función de diver-
que asisten a clase por la tarde, y vice-
sos objetivos. El entrevistado mencionó
versa, con el objetivo de cubrir a la po-
tener que rendir reportes trimestrales de
blación de ambos turnos (matutino y ves-
actividades a las instituciones donantes.
pertino). Por otra parte, en lo que va del
Sostenibilidad (33 puntos): esta puntua- año han atendido a 150 niños, niñas y
ción se otorga basándose en que la insti- adolescentes entre los 7 y 16 años; a 60
tución reconoce que la inestabilidad eco- jóvenes en talleres de carpintería y ar-
nómica, producto sobre todo de la falta tesanía; a 50 jóvenes y adultos en proce-
de apoyo de instancias oficiales centrales sos de alfabetización; y aproximadamen-
o locales relacionadas con la problemáti- te a 600 jóvenes que eventualmente
ca expuesta, constituye la amenaza más visitan el Centro, procedentes de escue-
directa a su sostenibilidad. El proyecto las de la zona. Si bien estos indicadores
lleva por lo menos seis años de ejecución; corresponden a los objetivos trazados,
sin embargo, el entrevistado señaló que no se cuenta con indicadores cuantitati-
no tienen «ninguna garantía», ya que se vos más precisos, o con la evidencia de
sostienen financieramente con la ayuda que estos son un resultado concreto de
de la cooperación internacional. la intervención.

Indicadores de éxito (66 puntos): entre Evaluación (66 puntos): se realizan dos
los indicadores cualitativos se encuen- evaluaciones al año, una de proceso y
tran haber logrado que muchos niños y otra de impacto. Estas evaluaciones las
niñas finalicen sus estudios gracias al pro- hace el equipo de trabajo (la directora,
grama de becas; la disminución de de- administradora y los cuatro educadores)
serción escolar con el programa de re- a partir de un análisis de fortalezas, opor-
fuerzos (más de 90% de muchachos y tunidades, debilidades y amenazas
muchachas que permanecen en el Cen- (FODA). Se carece de una evaluación ex-
tro culminan sus estudios); la reducción terna, así como de una evaluación a par-
de la violencia con el programa de aten- tir de indicadores más directos.
ción juvenil; una mayor concientización
entre la ciudadanía para denunciar he- Articulación local y coordinación
chos de violencia intrafamiliar; el segui- interinstitucional (33 puntos): si bien
miento a jóvenes involucrados en pandi- cuentan con la colaboración de institu-
llas y su motivación para seguir ciones para apoyar la ejecución —sobre
estudiando; la desarticulación de la todo iniciativas específicas de la socie-
clica36 en una de las comunidades; la dis- dad civil o de la cooperación internacio-
minución de enfrentamientos entre nal—, no tienen apoyo de instituciones

36
Subgrupo dentro de una pandilla.

113
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

oficiales locales ni centrales. Si bien la en centros de educación no formal y en es-


alcaldía del municipio es parte de una cuelas, puesto que ayuda a mantener ocu-
de las redes a las que pertenecen, no se pados a niños, niñas y jóvenes al tiempo
ha involucrado en la iniciativa. En el caso que fomenta un uso alternativo y sano de
de entidades de cooperación internacio- su tiempo libre. No obstante, requiere per-
nal, su aporte ha sido en el campo finan- sonal preparado y capacitado técnica y
ciero o en el de facilitación de recursos. vocacionalmente para trabajar con jóvenes,
En este sentido, aunque algunas accio- así como recursos económicos por todas las
nes se encaminaron a incluir a otras ins- inversiones que supone. Se requiere un equi-
tituciones, la articulación no se ha tra- po de personas comprometidas y capaces
ducido en garantías de sostenibilidad ni de apostar por un proyecto en el que es
se han articulado estrategias para ello. necesario aportar, además de conocimien-
Empoderamiento y protagonismo juve- tos, esperanza a personas que viven en si-
nil (66 puntos): entre los jóvenes, niños tuación de marginalidad.
y niñas que asisten al Centro se da un
proceso de progresivo compromiso y 3.14.4 Lecciones aprendidas y aspectos
concientización sobre la importancia de a tener en cuenta
la iniciativa y de su participación. Un fac-
En términos generales, y a pesar de las di-
tor que en teoría contribuye con esta
ficultades, hay una valoración suma-men-
actitud es que la iniciativa promueve el
te positiva de la iniciativa. Entre los facto-
involucramiento al reconocer a los jóve-
nes y valorar sus aportes. Asimismo, en res innovadores o exitosos que fueron
el ámbito actitudinal, se afirma que a destacados se encuentran:
medida que pasa el tiempo existe entre - la apertura de procesos de transfor-
los involucrados una mayor conciencia de mación personal, familiar y comuni-
que pueden tomar decisiones. taria, que han incidido en un cambio
Eficiencia (66 puntos): el costo de la inicia- positivo y en la disminución de la vio-
tiva asciende a 87.000 dólares anuales; se lencia en la zona;
involucran aproximadamente 14 personas
- haber facilitado un espacio de recrea-
en la intervención y en el momento de la
ción y sano esparcimiento para niños,
entrevista tenía una cobertura de 180 alum-
adolescentes y jóvenes;
nos (niñas y niños de tercer ciclo), 24 de
bachillerato y 60 en los talleres de capaci- - que los usuarios se acerquen a las ins-
tación. Si bien la inversión financiera es talaciones por motivación propia;
considerable, las características de la ini-
ciativa y los beneficios que aporta hacen - la combinación entre formación aca-
que esta se compense. démica y educación no formal, junto
con otras áreas (artística, personal y
Replicabilidad (100 puntos): la experien- académica);
cia se considera replicable, en primer lugar
porque ya se ha intentado hacer en otro - la utilización de metodologías integra-
municipio; el representante del Centro se- les para la educación de la población,
ñala que la experiencia puede replicarse que toman en cuenta sus intereses y
tanto en lugares urbanos como en rurales, necesidades, y

114
3. Las experiencias

- haber logrado que los estudiantes no a los bajos salarios o a las dificultades pro-
deserten de la escuela, que dismi- pias del contexto. Finalmente, también
nuya la violencia entre la población es un obstáculo la falta de espacios de
objetivo y que la conducta positiva distensión para el personal, dadas las
se generalice aun fuera del Centro. estresantes condiciones de trabajo.
Asimismo, el entrevistado valoró como fac- Para enfrentar las dificultades o superar los
tores de éxito el trabajo coordinado con errores, el entrevistado planteó las siguien-
las comunidades de la zona, el trabajo en tes sugerencias o lecciones aprendidas:
equipo con otras instituciones para conso-
lidar el impacto, así como en algunos ca- - es fundamental el trabajo en cola-
sos haber involucrado en forma directa a boración estrecha con los padres, las
las familias en los procesos de sus niños, madres de familia o encargados, ya
niñas y jóvenes, a pesar de la dificultad que se constituyen en los elementos
que muchas veces esto supone. clave para mantener a niños y jóve-
nes en los centros educativos; asi-
En cuanto a los errores que pudieran ha- mismo, cuando es necesario, para el
berse cometido, resaltó el hecho de que seguimiento de procesos más com-
muchas veces se ha pretendido abarcar plejos, como los de quienes ya se
más de lo que se puede en términos de involucraron en pandillas o en dro-
recursos (sobreactivismo), en vista de las gadicción;
múltiples necesidades de la zona, mu-
chas veces saliéndose de sus áreas defi- - es necesario concientizar a las per-
nidas de trabajo. Otro error tiene que sonas involucradas (en el Centro y
ver con la contratación del personal, ya en la comunidad) acerca de la difi-
que el perfil que se necesita no solo está cultad que implica el trabajo, sobre
ligado a la formación, sino también a la todo porque la población meta son
vocación de trabajo y la competencia en jóvenes y niños en riesgo, usualmen-
el trato con la niñez y la juventud. Fi- te con problemas de rendimiento, de
nalmente, consideró que se comete un conducta o ambos en sus centros
error cuando se responde más a los ob- educativos, por lo cual es fundamen-
jetivos de los donantes que a los insti- tal señalar que los cambios son pro-
tucionales. cesos paulatinos que pueden bene-
ficiarse con iniciativas como esta, y
En relación con las dificultades, la prin-
cipal tiene que ver con aspectos finan- - a pesar de las adversidades, este tipo
cieros, pues hay poca credibilidad para de experiencias tienen en su base fe
apoyar este tipo de iniciativas, sobre todo en la niñez y la juventud, así como
al inicio, cuando no se cuenta con resul- una alta valoración por la vida, lo
tados o impactos específicos. Otra difi- que hace que se apueste por la in-
cultad, derivada de la primera, es la fal- versión. En palabras del entrevis-
ta de personal capacitado; la mayoría ha tado, lo poco que pueda haberse
ido aprendiendo durante el proceso, y hecho y lo que pueda haber costado
cuando se ha acercado personal formado queda legitimado con los resultados
en estas áreas, no se ha quedado debido de la experiencia.

115
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

3.15 Una alternativa de do para que los jóvenes accedan a una


educación y trabajo para buena capacitación y formación tecno-
jóvenes en alto riesgo: lógica y empresarial. Entre los objetivos
específicos se pueden mencionar:
Polígono Industrial Don
Bosco - propiciar un ambiente educativo fun-
damentado en los principios peda-
3.15.1 Información general de la gógicos salesianos: razón, religión y
experiencia e instituciones amor;
involucradas
- lograr en el joven una visión empre-
La información sobre este proyecto pro- sarial que lo conduzca a formar per-
viene de la entrevista con el director de sonas libres, creativas, solidarias y
la institución, así como de la revisión de transformadoras de su realidad;
documentos de sistematización de la ini-
ciativa (UNICEF 2003). El Polígono Indus- - generar becas para jóvenes en con-
trial Don Bosco (PIDB) es una institución flicto con la ley para que puedan in-
salesiana privada de carácter educativo sertarse en la sociedad mediante la
y proyección empresarial, con una am- educación formal y la capacitación
plia trayectoria en rehabilitación de jó- técnica, con el fin de que lleguen a
venes en conflicto. Sus orígenes se re- conformar su pequeña empresa y sean
montan al año 1985,37 y está ubicado en los promotores de su desarrollo;
el municipio de San Salvador, inserto en
un sector de comunidades urbanomar- - proporcionar becas a jóvenes adoles-
ginales. Busca la inserción de jóvenes en centes para que se capaciten en un
riesgo social o en conflicto con la ley oficio y lleguen a ser empresarios;
mediante la provisión de becas de tra-
- procurar que los jóvenes alcancen un
bajo y estudio, además de otra modali-
adecuado desarrollo físico y mental;
dad de becas para impulsar al joven a
llegar a ser pequeño empresario o capa- - promover hábitos y valores necesa-
citarse en algún oficio. rios para la inserción social, y
El PIDB es un complejo empresarial en - coordinar y compartir los esfuerzos
el que funcionan diez empresas que ela- del PIDB con el sector público, la
boran productos de fácil comercia- Corte Suprema de Justicia y el sec-
lización, en ramas como carpintería, tor privado, a favor del joven enfren-
calzado, matricería, plástico, serigrafía, tado al sistema penal.
corte y estampado, panadería e impren-
ta. Su objetivo general es constituirse Esta iniciativa tiene como población o
en una institución que, desde el enfo- grupo meta a un sector específico de la
que salesiano, brinde un espacio adecua- sociedad: jóvenes de ambos sexos que

37
Para mayor información sobre la historia del surgimiento del PIDB, revisar UNICEF 2003.

116
3. Las experiencias

viven en las calles, jóvenes en alto ries- 3.15.2 Información técnica de la


go o en conflicto con la ley, que tienen experiencia
entre 14 y los 20 años de edad y están
dispuestos a trabajar y estudiar. De he- El programa busca dar respuesta al des-
cho, existe un convenio en el que parti- empleo, la falta de acceso a la educa-
cipan la institución, la Oficina de Apoyo ción, la drogadicción y la violencia, pro-
a la Justicia Juvenil de la Corte Supre- blemas de los cuales los jóvenes son
ma de Justicia y el UNICEF, en el que se víctimas. La iniciativa surgió como una
fijaron algunos otros criterios de selec- forma de responder a la realidad de po-
ción, además de los antes mencionados: breza y marginación de las comunidades
no tener problemas de drogas y, si los que rodean el Polígono. El proceso con
tiene, que esté dispuesto a dejar de con- los jóvenes conlleva la preocupación por
sumirlas, así como a cumplir el reglamen- su formación integral (física, mental y
to interno, a no identificarse con el gru- desarrollo personal), pues esta facilita
po al que ha pertenecido (pandilla, mara su eventual inserción. Los presupuestos
teóricos en los que se basa el trabajo que
o banda) y a no fumar; firmar una carta
desarrolla el Polígono son, como ya se
de compromiso al ingreso aceptando sus
mencionó, la tríada salesiana de «razón,
responsabilidades; y asistencia de pa-
religión y amor»; el trabajo y el estudio
dres, madres o encargados a reuniones
para el desarrollo personal y la capaci-
de convivencia familiar una vez al mes.
tación técnica; y la búsqueda del ahorro
Para el trabajo con jóvenes infractores como plataforma para alcanzar la meta
se coordina con los juzgados de meno- y la estructuración de un ambiente sano
res y de ejecución de medidas, así como que desestimule el contexto violento y
con otras organizaciones que trabajan en de riesgo del que los jóvenes normalmen-
la inserción y rehabilitación de jóvenes. te provienen. En forma transversal se
Cabe destacar, también, que existe un intenta generar una participación activa
acuerdo entre el PIDB y los juzgados, a del joven, que contrarreste cualquier
partir del cual los jóvenes internos que forma asistencialista de trabajo.
se encuentran cumpliendo alguna medi-
Para tratar de proveer a los jóvenes la
da en la institución pueden salir con sus
oportunidad de alcanzar una digna inte-
familias los fines de semana. El proyec-
gración a la sociedad, el PIDB cuenta con
to se ubicaría en el eje educativo, des-
programas para muchachos («Miguel
de la perspectiva del fomento de habili-
Magone») y muchachas («Laura Vicuña»).
dades para la creación de empresas; y
Ambos constituyen una alternativa de
en los ejes de emprendizaje, inserción
formación que los prepara para asociar-
laboral y desarrollo local comunitario, se y formar una empresa, pues promue-
pues la idea es fomentar capacidades y ven la generación de autoempleo. Los
habilidades para la creación de empre- servicios ofrecidos por los programas son
sas como parte de una formación inte- los siguientes:
gral. El financiamiento proviene de pro-
yectos de cooperación internacional, a) área laboral: enseñanza de un ofi-
donaciones y apadrinamientos. cio, incorporación a una empresa,

117
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

práctica empresarial y especiali- El procedimiento relativamente usual para


zación en mercadeo y ventas; entrar al Polígono es voluntario, y exige
una serie de pasos previos: se inicia con
b) área académica: educación formal una entrevista con el director de la insti-
hasta el bachillerato, nivelación aca- tución para exponer los motivos por los
démica, escuela de padres y madres que se desea entrar en los programas; se
o encargados, y visitas a los hogares pasa a una entrevista con el equipo
de los jóvenes; psicopedagógico de la institución; se so-
mete el caso a una valoración, y si se es
c) área familiar: reuniones con padres
aceptado se abre un expediente y se en-
y madres de familia o encargados,
trega la documentación respectiva. Esto
así como visitas domiciliarias;
implica que cada joven adquiere un com-
d) área psicológica: seguimientos indi- promiso que le permitirá mantenerse en
viduales, terapias individuales y gru- el programa y, sobre todo, alcanzar las
pales, y registros psicológicos; metas que se traza. Como último paso del
proceso preliminar de selección se firma
e) área de salud: control de salud ini- un convenio entre el o la joven, su padre,
cial, atención a enfermedades co- su madre o la persona responsable y el
munes y atención especializada; PIDB, que establece las responsabilidades
y los compromisos que cada parte asume,
f) área de proyección: formación acer-
así como los motivos por los cuales el con-
ca de agremiación y cooperativismo,
venio se puede dar por concluido antes
educación en el ahorro, asociación
del tiempo estipulado.
en una microempresa o creación de
una nueva empresa y posibilidad de El entrevistado afirma que usan un mé-
seguir estudios universitarios, y todo inductivo: a partir del joven se rea-
lizan todas las actividades pertinentes
g) área espiritual: promoción de reti-
para su formación y él o ella es la priori-
ros, enseñanza de la fe y asesoría dad; se realiza un acompañamiento y una
espiritual. formación «desde ellos, para ellos y con
Entre las necesidades detectadas está el ellos». Por otra parte, el programa parte
acceso a estudios para el desempeño la- de una postura personalizada, basada en
boral, razón por la cual se creó el Insti- el criterio de la individualidad de cada
tuto Técnico Obrero Empresarial (ITOE), proceso.
que permite a los jóvenes concluir sus La estrategia formativa de los programas
estudios de bachillerato. El ITOE ofrece se divide en tres etapas:
además estudios de primaria y secunda-
ria, con escolaridades de bajo costo, lo a) educación formal (en el ITOE);
que permite a los residentes de la co-
munidad beneficiarse con la enseñanza b) prácticas empresariales en empresas
de este nivel. La figura jurídica bajo la cooperativas, y
cual se ubican el PIDB y el ITOE se deno- c) recreación, educación para la vida,
mina Fundación Educación y Trabajo educación para el ahorro y creci-
(EDYTRA). miento espiritual.

118
3. Las experiencias

En un primer momento los jóvenes lle- 3.15.3 Valoración en función de los


gan al centro motivados por participar criterios
en actividades deportivas y luego se de-
sarrolla un itinerario de educación en Sistematización (100 puntos): las
valores utilizando el deporte como es- sistematizaciones de la iniciativa son
pacio educativo. Una segunda etapa —a bastante completas e incluso han sido
la que pasan los más motivados— es la publicadas (UNICEF 2003).
de talleres, que incluye áreas formativas Sostenibilidad (100 puntos): el Polígono
en forma simultánea: tecnológica, ad- lleva varios años funcionando (desde
ministrativo-empresarial, de nivelación 1988). Si bien dependen en buena medi-
y educación formal participativa, edu- da de la cooperación externa para el
cación en el ahorro y otras. La tercera financiamiento de sus actividades, tam-
etapa corresponde a la experiencia en bién han desarrollado estrategias de
empresas: organizados en pequeños gru- autosostenibilidad (convenios interins-
pos, los y las jóvenes se preparan para titucionales y empresas).
la formación de una nueva empresa. Esta
etapa dura aproximadamente tres años Indicadores de éxito (100 puntos): en-
y corresponde a la profundización del tre los resultados destacados se encuen-
concepto de empresa y del perfil de em- tran la coordinación institucional logra-
presario, la conformación y consolida- da con juzgados para la creación de becas
ción de capital de trabajo, la búsqueda para jóvenes infractores, la minimización
de fuentes de sostenibilidad e incluso de problemas de violencia entre jóvenes
becarios, y la formación de jóvenes
personería jurídica. La formación labo-
microempresarios. Por otra parte, de 145
ral y académica se complementa con la
jóvenes beneficiados desde 1997 al 2003,
formación humana.
15 (10,3%) reincidieron y en la actuali-
En cuanto a la variable género, hay un dad cumplen una medida de internamien-
programa dirigido a mujeres jóvenes y to. De los 130 restantes, 62% han sido
no se hace distinción entre los sexos para empleados en empresas familiares u otras
las capacitaciones a recibir. Respecto a empresas más grandes, 24% se encuen-
la participación y el protagonismo juve- tran en el PIDB, 2% cuentan ya con su
nil, el programa busca romper el asisten- propia empresa y 12% reincidieron (UNICEF
cialismo promoviendo el involucramiento 2003: 85).
y el compromiso directo de los jóvenes Evaluación (33 puntos): hay evaluacio-
en cada fase de la iniciativa. Finalmen- nes progresivas a los jóvenes para tener
te, en relación con la participación co- criterios de avance durante su proceso,
munitaria, se destacaron los esfuerzos pero fuera de los indicadores cuantita-
institucionales por involucrar a los fami- tivos y cualitativos no se tiene informa-
liares o encargados durante las diversas ción acerca de la realización de alguna
fases del proceso, así como actividades evaluación de la iniciativa.
de proyección social, al tener los miem-
bros de la comunidad la posibilidad de Articulación local y coordinación
beneficiarse con la enseñanza escolar interinstitucional (100 puntos): como ya
provista por el ITOE. se mencionó, el Polígono se ha articula-

119
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

do con instancias oficiales para favore- una oportunidad de inserción porque no


cer a jóvenes infractores y constituirse forma a los jóvenes solo en el área labo-
en una alternativa al internamiento. Asi- ral sino también en lo académico y en lo
mismo, coordina con agencias de coope- personal.
ración internacional que colaboran con
un aporte financiero. Replicabilidad (66 puntos): si bien es una
experiencia que puede ser replicada,
Empoderamiento y protagonismo juve- necesita no solo recursos financieros y
nil (66 puntos): el proyecto busca la for- humanos sino también tiempo para ge-
mación integral de los jóvenes para faci- nerar resultados y, con ello, credibilidad
litar su inserción social; sin embargo, a frente a las instituciones e instancias de
pesar de que el papel y el involucra- cooperación, de modo que estas se vean
miento de los y las jóvenes es fundamen- motivadas a apuntalar el financiamiento
tal para su formación, su participación y las coordinaciones.
tiene un carácter más bien receptivo. En
este sentido, la orientación y las direc- 3.15.4 Lecciones aprendidas y aspectos
trices del trabajo provienen de los en- a tener en cuenta
cargados de la institución.
En términos generales, y a pesar de las
Eficiencia (100 puntos): si bien no se dificultades en la implementación y la
pudo contar con datos precisos y actua- coordinación con algunas instancias, el
lizados de los costos financieros en los balance general de la iniciativa es posi-
que incurre el Polígono, hay un estimado tivo. Entre los factores innovadores o
de entre 250 a 300 dólares mensuales por exitosos se encuentran:
joven. Sin embargo, el elemento que in-
cide en esta valoración se relaciona con - las actividades del Polígono se diri-
los resultados obtenidos: si bien es cier- gen a una clientela específica: jóve-
to que financieramente es bastante caro, nes en situación de vulnerabilidad y
es la única alternativa que ofrece una riesgo, y jóvenes en conflicto con la
posibilidad de inserción al joven en con- ley, a los cuales les ofrece un mode-
flicto para cumplir con una medida de lo de educación integral;
educación en responsabilidad, evitando - permite a los jóvenes del programa
así su internamiento. Más aún si se toma completar sus estudios, al tiempo
en cuenta que los centros de interna- que aprenden a trabajar y a adquirir
miento no proveen opciones ni de edu- una visión empresarial encaminada
cación ni de esparcimiento o formativas, a la autosuficiencia;
al margen de que su capacitación en el
Polígono resulta más barata que lo que - muchos de los y las jóvenes infrac-
le cuesta al Estado un menor institucio- tores que recibieron educación en el
nalizado. Por otra parte, ofrece a jóve- Polígono continúan visitándolo y
nes no infractores —pero en situación de mantienen contacto con los for-
madores;
vulnerabilidad y marginación—, una op-
ción de capacitación formal a bajo cos- - el Polígono ofrece un programa al-
to. Además de todo esto, el Polígono es ternativo de inserción del joven en

120
3. Las experiencias

conflicto con la ley, cumpliendo con Para enfrentar las dificultades o superar
el espíritu de la Ley Penal Juvenil los errores, el entrevistado planteó las
de educar en responsabilidad y evi- siguientes sugerencias o lecciones apren-
tando así el abuso en la aplicación didas:
de la medida de internamiento, y
- es recomendable un acercamiento
- en su mayoría, cuando salen del Po- más estrecho entre las instituciones
lígono no incurren en actividades vio- que participan en el proceso de in-
lentas; y aunque no todos se con- serción de los jóvenes con medida
vierten en microempresarios, sí judicial, ya que el desconocimiento
logran conseguir empleos y son muy de las funciones y del papel de cada
responsables. Ha habido casos de una genera malentendidos y deficien-
reincidencia, pero constituyen una cias en la coordinación; al respecto,
minoría. debería haber una capacitación con-
junta que permita a cada contrapar-
Entre las dificultades o cuestionamientos te conocer sus responsabilidades y
surgidos respecto al Polígono se encuen- los lineamientos generales para cum-
tran los criterios de ingreso de los jóve- plirlas;
nes con medida judicial (coordinados por
las instituciones antes señaladas), que - es necesario establecer un vínculo
se han ido flexibilizando a partir de cons- que contribuya a dirimir contradic-
tantes diálogos y las subsecuentes mo- ciones entre la institución y los jue-
dificaciones a los convenios entre las par- ces, para unificar criterios entre to-
tes. Otra dificultad es la falta de dos los actores;
definición del papel de los jueces de eje-
- es fundamental que el Estado asuma
cución de medida y el Instituto Salvado-
su responsabilidad respecto a la for-
reño para el Desarrollo Integral de la Ni-
mación de estos jóvenes, sin recar-
ñez y la Adolescencia (ISNA), dentro del
gar al Polígono o dejarle todo el com-
marco del programa educativo del Polí-
promiso;
gono. Por su parte, algunos funcionarios
señalan que en ocasiones se irrespetan - no ha bastado la existencia de una
los procedimientos legales (en el caso legislación penal juvenil, ya que se
de los menores infractores); por ejem- careció de respaldo financiero y de
plo, si hay un incidente con un joven ads- apoyo permanente, pues hay poca
crito al programa del Polígono, hay que apuesta por la formación integral y
abrirle un proceso y convocar a una au- digna de la niñez y la juventud. En
diencia en la que deben comparecer el este sentido, paralelamente a la exis-
juez, el fiscal, el procurador y el equipo tencia de la ley, debe haber un com-
multidisciplinario del Polígono, un requi- promiso en cuanto a inversión de re-
sito legal que a veces no ha sido cumpli- cursos para que la ley funcione. Esta
do. Por último, según algunos jueces el inversión no debe dirigirse solo a los
Polígono desconoce todo el procedimien- sujetos a formar; también debe
to legal que se debe seguir antes de in- invertirse en la capacitación del per-
gresar a un joven a sus instalaciones. sonal involucrado;

121
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

- la confianza y el diálogo permanen- 3.16 Resumen gráfico


te han sido factores importantes en
este proyecto, ya que han permitido El cuadro 3.1 representa gráficamente el
que los jóvenes beneficiados experi- puntaje estimado para cada uno de los
menten verdaderos cambios de ac- ocho criterios en cada una de las 15 ex-
titudes, al sentirse personas respe- periencias comentadas, así como el pro-
tadas y queridas; medio resultante de la sumatoria de los
puntajes dividida entre el número de cri-
- aunque el programa se aplica indis- terios (8). Así, en la medida en que más
tintamente a jóvenes en riesgo, a los celdas aparecen coloreadas, hay un me-
que viven en la calle, a participantes jor logro referido a ese criterio (siempre
en pandillas y a infractores, en el caso sobre la base de la información que fue
de estos últimos se han utilizado nue- posible conseguir y de la valoración pro-
vas formas de acercamiento y se ha pia respecto a lo explorado). Este ejer-
sido más tolerante, considerando su cicio permite visualizar no solo el logro
experiencia de vida, muchas veces adjudicado a cada criterio en cada ini-
distinta a la de los otros jóvenes en ciativa, sino también el conferido al con-
situación vulnerable; junto de las experiencias.
- este tipo de trabajo requiere de par- Por otra parte, y a petición de la repre-
ticipación de personas con compro-
sentante de la GTZ, cuando se llevó a cabo
miso humano y sensibilidad, y
el estudio, uno de los criterios iniciales
- ante la situación de violencia y de- para selección de las iniciativas —al mar-
lincuencia en la que se ven invo- gen de los criterios de evaluación ya enu-
lucrados muchos jóvenes salvadore- merados— fue la variabilidad (sobre todo
ños, la solución no reside en la entre aquellas que pueden ser enmarcadas
represión sino en la concientización en el ámbito de la promoción del desa-
del papel de la sociedad ante los jó- rrollo juvenil), de modo que se pudiera
venes y las alternativas que se les circunscribirlas a los ejes del Plan Nacio-
brindan. Los jóvenes en conflicto con nal de Juventud de la Secretaría de la
la ley se convierten en un asunto em- Juventud (que será presentado en el si-
blemático que refleja los problemas guiente capítulo). De esta forma, las ini-
de toda una sociedad, frente a lo cual ciativas han sido ubicadas en algún eje,38
la experiencia del Polígono muestra con el objetivo de mostrar su compatibi-
que hay que invertir en la niñez y la lidad en términos temáticos con las es-
juventud para no tener que hacerlo trategias, acciones e iniciativas que pue-
después en jóvenes en conflicto con dan derivarse en la fase de ejecución de
la ley. dicho Plan.

38
El color de las «barras» del cuadro 3.1 corresponde al color asignado a cada eje temático del cuadro 3.2.

122
CUADRO 3.1 CUADRO COMPARATIVO DEL PUNTAJE OTORGADO A LOS CRITERIOS EN CADA UNA DE LAS 15 EXPERIENCIAS

Indicadores de Coordinación Protagonismo


Sistematización Sostenibilidad Evaluación Eficiencia Replicabilidad Promedio
éxito interinstitucional juvenil
Nombre de la experiencia
33 66 100 33 66 100 33 66 100 33 66 100 33 66 100 33 66 100 33 66 100 33 66 100
1. Emprendizaje en Microrregión 50,0
de Los Nonualcos
2. Jóvenes Emprendedores 62,5
Empresariales
3. Casa de la Juventud del 83,3
Municipio de Aguilares
4. Campaña de recuperación, 62,5
separación y reciclaje de
desechos sólidos-Aurora
5. Centro de Formación y 66,7
CapacitaciónCentro de
Formación y Capacitación
6. Familias Fuertes 70,8
7. Red Juvenil de la Microrregión 75,0
de Los Nonualcos
8. Juventud en Observación de 58,3
Procesos Electorales
9. Educación para la Vida 66,7
10. Casa de Encuentros 75,0
INTERVIDA
11. Festivales Regionales 58,3
Nonualcos de Teatro
12. Becas de formación, Proyecto 70,8
Nehemías
13. Inserción de jóvenes en 87,5
conflicto-MOJE
14. Centro de Educación para 66,7
Todos
15. Polígono Industrial Don Bosco 83,3

123
3. Las experiencias
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

En el siguiente capítulo se describe con ción relacionada con la niñez y la juven-


más precisión esta iniciativa del Plan Na- tud, así como las acciones sectoriales en-
cional de Juventud y se repasa la legisla- caminadas a beneficiar a estos grupos.

CUADRO 3.2 UBICACIÓN DE LAS EXPERIENCIAS EN LOS CINCO EJES DEL PLAN NACIONAL DE JUVENTUD
Ejes del Plan Experiencias
Nacional de
Juventud
1. Impulso a la * Emprendizaje en microrregión Los Nonualcos (FEDISAL, FADEMYPE)
autonomía * Jóvenes Emprendedores Empresariales (Asociación Jóvenes Empresarios,
juvenil AJE El Salvador)
2. Fomento del * Casa de la Juventud del Municipio de Aguilares (comité local, alcaldía, PNUD)
bienestar * Campaña de separación y reciclaje de desechos sólidos (Aurora)
juvenil * Centro de Formación y Capacitación (CFC, Vicaría del Divino Salvador)
* Familias Fuertes (OPS, MINED, MSPAS)
3. Desarrollo de * Red Juvenil de la Microrregión de los Nonualcos (GTZ, municipalidades de la
ciudadanía región)
plena * Participación de la Juventud en la Observación de Procesos Electorales (ISED)
* Programa Educación para la Vida (M INED, UNICEF)
4. Apoyo a la * Casas de Encuentro (INTERVIDA)
creatividad * Festivales Regionales Nonualcos de Teatro (GTZ, municipalidades)
juvenil
5.Oportunidades * Becas de formación (OJJ, SCJ)
para grupos * Inserción sociolaboral de jóvenes en conflicto (Movimiento de Jóvenes
vulnerables Encuentristas-MOJE)
* Centro de Educación para Todos (Fe y Alegría)
* Educación y trabajo para jóvenes de alto riesgo (Polígono Industrial Don Bosco)

124
4 Una revisión a las políticas
sobre niñez y juventud
4.1 Breve estado del arte: • Constitución de la República
legislación y acciones (1983)39
sectoriales relacionadas con Algunos artículos vinculados con estos gru-
la niñez y la juventud pos y que los afectan son los siguientes:

4.1.1 Legislación y políticas sobre Artículo 1.º, establece que el Estado re-
niñez y juventud conoce a la persona humana desde su
concepción, como origen y fin de su ac-
A partir del año 1985, proclamado como tividad y, por consiguiente, ha de asegu-
Año Internacional de la Juventud, se in- rar a todas las personas el goce de sus
tensifican el trabajo y la gestión pública derechos, tales como la salud, la liber-
orientados hacia el mundo juvenil. Esto tad y la justicia social;
se manifiesta sobre todo en la creación
de organismos oficiales de atención a la Artículo 3.º, establece la igualdad de
juventud en el ámbito latinoamericano, todas las personas ante la ley, que con-
así como en un creciente interés por in- siste en el goce de todos sus derechos y
corporar disposiciones internacionales so- responsabilidades;
bre niñez y juventud a las constitucio-
Artículo 34.º, establece la obligato-
nes de los países (CEPAL 2004). En el caso
riedad del Estado de brindar protección
salvadoreño, los Acuerdos de Paz abrie-
a la niñez y a la adolescencia;
ron un espacio para la ratificación de
algunos derechos y convenciones inter- Artículo 35.º, establece que el Estado ha
nacionales relacionados con la niñez y la de proteger la salud física, mental y
juventud, que a su vez dieron paso al moral de los menores y garantizará el
surgimiento de instrumentos jurídicos. A derecho de estos a la educación y la asis-
continuación, y a partir de la revisión de tencia. También plantea que «la conducta
documentos relacionados con el tema antisocial de los menores que constituya
(Corte Suprema de Justicia 2005, Martí- delito o falta estará sujeta a un régimen
nez Ventura 2005, Carranza 2004, Aguirre jurídico especial»;
2002 y MSPAS 2001), se presenta una rápi-
da enumeración de la legislación salva- Artículo 36.º, establece la igualdad de
doreña relacionada con la niñez, la ado- derechos de hijos e hijas nacidos fuera y
lescencia y la juventud. dentro del vínculo matrimonial, y

39
Publicada en el Diario Oficial, 234, tomo 281, del 16 de diciembre de 1983.

125
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

Artículo 144.º, establece que los tra- Memorando de entendimiento entre el


tados internacionales ratificados por El gobierno de El Salvador y la Organización
Salvador se constituirán en leyes de la Internacional del Trabajo (OIT) para el
república, por lo que son vinculantes para Programa Internacional para la Erradica-
todos los habitantes. ción del Trabajo Infantil (IPEC).

En este sentido, y desde la Constitución Convención sobre los Derechos del Niño
de la República, los derechos de la niñez (CDN), ratificada a finales de 1989 y con
y la adolescencia estarían contemplados. ello convertida en ley secundaria de la
No obstante, no se perciben disposicio- república, sentó las bases para que el
nes constitucionales que individualicen Estado y la sociedad reformularan las
al joven o a la juventud como titular di- relaciones de la niñez y la juventud con
recto de derechos. la legislación, mediante el replantea-
miento del marco jurídico vigente de
• Convenios ratificados por el Estado acuerdo con los principios y preceptos
salvadoreño establecidos en la Convención. Este ins-
trumento internacional impulsa en for-
Algunos de los convenios más directamen-
ma decidida el tratamiento del tema de
te relacionados con la situación de la ni-
niñez y juventud, sobre todo en materia
ñez y la juventud son los siguientes
penal, ya que se comienza a desarrollar
(Aguirre 2002):
una nueva perspectiva que mira a los jó-
Convenio 29, sobre trabajo forzoso. venes como sujetos de derecho. Desde
esta perspectiva, y sin desconocer que
Convenio 138, relativo a la edad mínima los jóvenes enfrentan agudas situaciones
de admisión al empleo. de riesgo —consideradas en este enfoque
como vulnerabilidades más que como
Convenio 100, relativo a la igualdad de
conductas de los implicados—, se asume
remuneración entre la mano de obra
que los jóvenes son ciudadanos y tienen,
masculina y la mano de obra femenina desde esta condición, derechos que la
por un trabajo de igual valor. sociedad y el Estado deben respaldar. En
Convenio 182, relativo a la prohibición de consecuencia, el acceso a servicios no
las peores formas de trabajo infantil y la debe ser visto como una concesión o fa-
acción inmediata para su eliminación. vor del Estado, sino como derechos que
deben estar asegurados (Rodríguez 2005).
Convención sobre la Eliminación de to-
das las formas de Discriminación contra • En el ámbito del Derecho Penal: la
la Mujer. Legislación Penal Juvenil

Convención Interamericana para preve- Anteriormente, los niños, niñas, adoles-


nir, sancionar y erradicar la Violencia centes y jóvenes acusados o condena-
contra la Mujer. dos por un delito eran juzgados por los
mismos jueces y con las mismas leyes
Convenio sobre la Protección de Meno- que los adultos. Posteriormente surgió
res y la Cooperación en materia de adop- la «Doctrina de la situación irregular»,
ción internacional. que en teoría buscaba no incluir a los

126
4. Una revisión a las políticas

jóvenes en el derecho penal, mediante principales consecuencias de esta doc-


la creación de instituciones y leyes es- trina, Martínez Ventura (2005: 374-375)
peciales (Martínez Ventura 2005). A pe- destaca cinco:
sar de que suponía un cambio de para-
digma respecto a la forma antigua de a) hace una distinción entre jóvenes
sancionar a niños y adolescentes sin dis- infractores y jóvenes con dificulta-
tinción de la forma en que se hacía con des (solo aquellos jóvenes que han
los adultos, «en la práctica, estas ideas cometido un hecho sancionado como
tutelares, leyes e instituciones [...] nun- delito por leyes penales pueden ser
ca han cumplido con lo que prometen sometidos a enjuiciamiento, no así
[...] por el contrario, sus resultados son sujetos abandonados o vulnerados en
dañinos para los jóvenes» (Martínez Ven- alguno de sus derechos);
tura 2005: 373). Con los espacios que
b) niños, niñas y adolescentes son vis-
se abrieron a las reformas a partir de la
tos como sujetos responsables con
ratificación de convenios ratificados por
derechos y obligaciones (las medidas
el Estado salvadoreño, un nuevo para-
digma entró en vigencia: la «Doctrina a imponer se hacen bajo un paradig-
de la protección integral», que supone ma de «educación en responsabili-
una nueva concepción e ideas sobre los dad»: partir de que entienden que
derechos de los niños, niñas y adoles- son responsables de sus acciones);
centes, condensadas en cuatro docu- c) reconoce las garantías judiciales (de-
mentos internacionales: la CDN, las Re- recho a presunción de inocencia, a
glas Mínimas de las Naciones Unidas para defensa de un abogado, entre otras);
la Aplicación de la Justicia de Menores
(Reglas de Beijing), las Reglas de las d) la utilización del internamiento como
Naciones Unidas para la Protección de último recurso y, en todo caso, apli-
los Menores Privados de Libertad y las cado por el menor tiempo posible, y
Directrices de las Naciones Unidas para
la Prevención de la Delincuencia Juve- e) la búsqueda de la no intervención de
nil (Directrices de Riad, Red Interame- los juzgados (desjudicialización de
ricana de Alto Nivel sobre Descentrali- delito para evitar la intervención
zación, Gobierno Local y Participación formal de la justicia en la medida
Ciudadana) (ibídem). de lo posible).

Este cambio de paradigma supuso una En el marco de esta doctrina, en 1995


innovación importante, ya que se pasó entró en vigencia la Ley del Menor In-
de una visión de niños, niñas y jóvenes fractor,40 que posteriormente (2004) cam-
como objetos de protección a una ópti- bió su nombre a Ley Penal Juvenil.41 Esta
ca de sujetos de derecho. Entre las legislación define el marco judicial para

40
Para una revisión completa del complejo proceso de estructuración de esta legislación, véase Santos de
Escobar (2005).
41
Como producto de un conjunto de reformas a dicha legislación realizadas durante el año 2004.

127
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

las personas entre los 12 y los 18 años de más, a cumplir programas educati-
edad; sin embargo, Martínez Ventura pre- vos, recibir orientación y a ser con-
cisa que a los jóvenes entre los 12 y los trolado por el tribunal), e
16 años de edad también pueden aplicár-
- internamiento (encarcelamiento en
seles las medidas establecidas en la Ley
centros, apartados de los adultos;
del Instituto Salvadoreño de Protección debe ser utilizado como un último
al Menor, entre las que se hallan el rein- recurso).
tegro al hogar, la colocación familiar, la
colocación en hogar sustituto y la colo- No obstante, reportes de la Corte Supre-
cación institucional. Esta ley ma de Justicia citados en un artículo de
Sánchez de Escobar muestran que en
establece las condiciones y los procedi- muchas ocasiones la medida privilegiada
mientos que se deben seguir para
imponer una medida que limita los es la del internamiento:
derechos de los niños y adolescentes
responsables de cometer algún hecho para el año 1999, un 44,2% de los delitos
delictivo […] mediante ella se reconoció cometidos por menores de edad eran
que los jóvenes delincuentes son sujetos contra el patrimonio. [...] un 20,07% eran
de derecho y requieren un trato especial contra la vida y, en un tercer lugar, están
por parte del Estado, tal como lo con 11% y un 18% respectivamente, los
establece el inciso segundo del Art. 35 de delitos relacionados con el consumo y
la Constitución [salvadoreña] […] [esta tráfico de drogas y la libertad sexual [...]
ley lo que hace es] establecer las reglas a pesar de lo anterior, el mismo informe
básicas para restringir o afectar derechos registra porcentajes elevados de
a niños, niñas y adolescentes infractores sentencias de los tribunales de menores
que, por su situación de desigualdad donde la medida del internamiento es del
frente a los adultos, y tal como lo 50% o más, en relación con el total de
establece la Constitución, deben ser sentencias.
tratados en forma especial para Santos de Escobar 2005: 30
compensar esa desigualdad.
Martínez Ventura 2005: 376-377 Sin embargo, si bien la nueva legislación
introdujo novedades en materia legal y
Entre las medidas a imponer a niños y apoyó el avance del tratamiento del tema
jóvenes enfrentados al sistema penal se de juventud en conflicto con la ley, este
encuentran: nuevo sistema se topó con problemas
relacionados con la coordinación y cola-
- orientación y apoyo sociofamiliar (re-
boración interinstitucional y entre los
uniones entre el joven, sus encarga-
diversos operadores involucrados en el
dos y el juez);
proceso de administración de justicia
- amonestación (llamado de atención (Santos de Escobar 2005, Carranza 2004).
del juez al joven frente a padres o Para fortalecer las instituciones del sec-
encargados); tor justicia vinculadas con el proceso de
aplicación de la nueva legislación, la
- imposición de reglas de conducta Unidad Técnica Ejecutiva (UTE) creó,
(obligaciones o prohibiciones al me- hacia 1998, el programa interinstitucional
nor impuestas por el juez o la jueza); Hacia un Sistema de Justicia Juvenil, fi-
- servicios a la comunidad; nalizado en el 2001. A partir de esto se
propuso la creación de la Oficina de Apo-
- libertad asistida (el joven queda li- yo a la Justicia Juvenil, cuya visión, se-
bre pero obligado, por seis meses o gún Carranza, «parece ampliarse, invo-

128
4. Una revisión a las políticas

lucrando el contexto social de los jóve- establece las normas a las que deben
nes que se encuentran en conflicto con sujetarse los menores que, con motivo
la ley [...] busca el apoyo mutuo al inte- del resguardo o cumplimiento de alguna
rior del Órgano Judicial, con el fin de medida de internamiento, se encuentren
ejecutar tareas muy concretas, entre en los centros previstos para ello, así
ellas, la creación de alternativas reales como la administración de dichos cen-
de rehabilitación y reinserción para jó- tros, que dependen del ISNA.
venes en proceso judicial» (Carranza
2004: 42). No sin pocas dificultades, la Códigos Penal y Procesal Penal: vigentes
legislación penal juvenil salvadoreña se desde 1998, contienen disposiciones que
encuentra adecuada a la CDN desde hace también son aplicables a niños, niñas, ado-
10 años; no obstante, «la práctica insti- lescentes y jóvenes en conflicto con la ley,
tucional aún presenta rasgos demasiado a la vez que establecen los tipos delictivos
fuertes de la cultura de la Doctrina de la relacionados con estos grupos y los proce-
Situación Irregular» (Sánchez de Escobar dimientos para la investigación y el casti-
2005: 30). go de infracciones penales. Es decir, sirve
de marco subsidiario de aplicación a la Ley
Existen otros códigos y leyes que tam- Penal Juvenil (LPJ) e incumbe a estos gru-
bién se aplican en El Salvador a niños y pos de edad, pero dentro de un marco nor-
jóvenes enfrentados al sistema penal mativo especial configurado por la LPJ, la
(Corte Suprema de Justicia, 2005): CDN e instrumentos internacionales com-
plementarios.
Ley de Vigilancia y Control de Ejecución
de Medidas al Menor sometido a la Ley • En el ámbito de la legislación familiar
Penal Juvenil: regula la ejecución de
medidas impuestas por los jueces de Se encuentran vigentes códigos y leyes
menores y los recursos que puedan in- que regulan la situación familiar y que,
terponerse contra sus resoluciones, es- aunque no destacan directamente la fi-
tableciendo los mecanismos por medio gura de niñez o juventud entre sus plan-
de los cuales se insertan o reinsertan a teamientos, se relacionan en forma indi-
la sociedad los niños y jóvenes encon- recta con estos grupos:
trados responsables de infringir la ley. Código de Familia: vigente desde 1994,
Ley del Instituto Salvadoreño para el establece los entes que conforman el sis-
Desarrollo Integral de la Niñez y la Ado- tema de protección a la infancia y ado-
lescencia (ISNA): reglamento general del lescencia, y regula los derechos y debe-
Instituto que tiene por objeto ejecutar res de los miembros del grupo familiar.
y vigilar el cumplimiento de la Política Ley Procesal de Familia: vigente desde
Nacional de Atención al Menor en el ám- 1996, establece la normativa para
bito nacional, y brindar y promover el efectivizar los derechos y deberes regu-
desarrollo y la protección integrales del lados por el Código de Familia y otras
menor. leyes afines.
Reglamento General de los Centros de Ley contra la Violencia Intrafamiliar:
Internamiento para menores infractores: también vigente desde 1996, establece

129
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

formas de erradicación de la violencia cación, y que esta incluirá el desarrollo


entre miembros de la familia o en cual- de una infraestructura física adecuada,
quier otra relación interpersonal de di- la dotación de personal competente y de
chos miembros, y tiene el objetivo de los instrumentos curriculares pertinen-
proteger a la niñez y adolescencia fren- tes. El artículo 5.º, por su parte, plantea
te a cualquier forma de violencia en el que la educación parvularia y básica es
seno del grupo familiar. obligatoria y juntamente con la especial
serán gratuitas cuando las imparta el Es-
• En el ámbito de la legislación de tado.
derecho social
Ley del Seguro Social: estableció el Ré-
Código de Trabajo: vigente desde 1972, gimen del Seguro Social obligatorio, apli-
establece un marco regulatorio sobre el cable a todos los trabajadores que
trabajo de la niñez y la adolescencia; dependieren de un patrono, y sentó las
incorpora reformas a los artículos 105 y bases para que el Instituto Salvadoreño
114, referentes a las edades a partir de del Seguro Social cubriera en forma gra-
las cuales se autoriza el trabajo de la dual los riesgos a que están expuestos
niñez y adolescencia salvadoreña en la- los trabajadores debido a enfermedad o
bores peligrosas e insalubres. accidente común, riesgos profesionales
y maternidad.
Ley de Nombre de la Persona Natural:
asegura el derecho de todo niño, niña y Ley de equiparación de oportunidades
adolescente a un nombre que lo identi- para las personas con discapacidad: su
fique y lo individualice. objetivo es establecer un régimen de
Código de Salud: desarrolla los princi- equiparación de oportunidades para las
pios constitucionales relacionados con la personas con discapacidades físicas,
salud pública y la asistencia social de los mentales, psicológicas o sensoriales, con-
habitantes de la república, así como las génitas o adquiridas.
normas para la organización, el funcio- Ley para el control de la comercia-
namiento y las facultades del Consejo lización de las sustancias y productos de
Superior de Salud Pública, del Ministerio uso industrial o artesanal que conten-
de Salud Pública y Asistencia Social y los gan solventes líquidos e inhalantes: mar-
demás organismos del Estado, y de los co regulatorio sobre el uso de inhalantes,
servicios de salud privados. también llamada «ley contra la pega».
Ley General de Educación: determina los • Políticas relacionadas con niñez,
objetivos generales de la educación; se adolescencia y juventud
aplica a todos los niveles y las modalida-
des, y regula la prestación del servicio Política Nacional para el Desarrollo Inte-
de las instituciones oficiales y privadas. gral de la Niñez y la Adolescencia (PNDINA).
En su artículo 4.º estipula que el Estado Instrumento formulado hacia el año 2000,
fomentará el pleno acceso al sistema tiene como ente coordinador de su ejecu-
educativo de la población apta, como una ción al Instituto Salvadoreño de Desarrollo
estrategia de democratización de la edu- Integral de la Niñez y la Adolescencia (ISNA)

130
4. Una revisión a las políticas

y como ente rector a la Secretaría Nacio- vo—; la Unidad Técnica Ejecutiva —Po-
nal de la Familia (SNF). Su objetivo gene- der Judicial—, la Comisión Coordinadora
ral lo define así: «garantizar la creación del Sector Justicia y la Comisión de la
de condiciones y mecanismos que mejo- Familia, y la Mujer y la Niñez —Poder
ren las oportunidades de desarrollo y cali- Legislativo—), se conjugaron para impul-
dad de vida de los niños, niñas y adoles- sar el Código de la Niñez y la Adolescen-
centes, promoviendo lineamientos de cia, con el objetivo fundamental de «ar-
manera coordinada, integrada y monizar e integrar en un solo cuerpo la
participativa entre el Estado, Gobiernos legislación existente sobre la niñez y la
locales, familia y sociedad civil, a fin de adolescencia» (Carranza 2004: 42). Al
promover el fiel cumplimiento de los de- proceso de creación del documento que
rechos de la niñez y adolescencia en un reunía los principios básicos del Código y
marco de respeto al estado democrático la respectiva socialización del mismo
de derecho»42. La PNDINA adjudica respon- entre diferentes interlocutores —que in-
sabilidades a todos los sectores —públicos cluía, aparte de adultos, a niñas, niños,
y privados— involucrados en el desarrollo adolescentes y jóvenes—, un borrador del
de la niñez y la adolescencia; e incorpora Código fue llevado a la Asamblea Legis-
propuestas, sugerencias, recomendaciones lativa a mediados del año 2002. No obs-
y lineamientos de trabajo con la finalidad tante, desde entonces, la Comisión de la
de articular esfuerzos de cooperación en Familia, la Mujer y la Niñez de esta Asam-
el marco de la Convención Internacional blea no ha logrado alcanzar acuerdos para
sobre los Derechos del Niño, en la cual se su aprobación, lo que se vio detenido por
fundamenta. No obstante, y a pesar de la la pasada campaña electoral presiden-
complejidad de las estrategias y las líneas cial. Hasta la fecha, no se ha logrado su
de acción planteadas en la política, en aprobación.
opinión de Carranza43 esta política no pa- Algo similar sucede con la legislación en
rece tener un impacto destacable en las
relación con juventud. Hacia el año 2001
acciones realizadas por diversas instancias
se dio inicio a un proceso de consulta
públicas, ya que a lo largo de su trabajo
impulsado por la Comisión de Juventud,
de campo para la realización de una in-
Deporte y Recreación de la Asamblea
vestigación sobre políticas públicas y ju-
Legislativa para la elaboración de una
ventud, ninguna institución aludió a dicha
normativa sobre juventud, que tenía
política como marco de sus actividades ni
como objetivo elaborar un anteproyecto
la destacó en forma relevante.
de Ley de Juventud (Carranza 2004;
Código de la Niñez y la Adolescencia y Aguirre, 2002). Este proceso fue acom-
Ley General de Juventud: dos propues- pañado por un equipo técnico escogido
tas en lista de espera. Hacia el año 2001 por la misma Comisión; se desarrollaron
varias instituciones (UNICEF; la Secretaría varias consultas públicas en todo el país,
Nacional de la Familia —Poder Ejecuti- en las que participaron diferentes insti-

42
Más información en <http://adolec.org.sv/tc/legislación/politica 2000.htm> y en <www.juventud.org.sv>.
43
En entrevista personal.

131
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

tuciones que trabajan con jóvenes. Este acuerdos necesarios para su aprobación,
anteproyecto ha pasado a las secreta- aspecto que se espera corregir en el mar-
rías técnicas de los partidos políticos co de la implementación del Plan Nacio-
para su estudio y revisión, y hasta el nal de Juventud» (Secretaría de la Ju-
momento no ha sido entregado al Con- ventud 2004: 12).
sejo Judicial para ser convertido a ini-
ciativa de ley44 (Carranza 2004). La Ley Antimaras y los Planes de Mano
Dura y Súper Mano Dura: las respuestas
Por su parte, la Red para la Infancia y oficiales al fenómeno de las pandillas. A
Adolescencia (RIA), compuesta por un finales de julio del año 2003, el enton-
número considerable de organizaciones ces presidente de El Salvador, Francisco
e instituciones que trabajan en el tema Flores, anunció en cadena de televisión
de derechos de la niñez y adolescencia y por todos los medios de comunicación,
en el país, ante las recientes observa- el inicio del Plan Mano Dura, cuyo obje-
ciones del Comité de los Derechos del tivo era la captura de pandilleros por
Niño de la ONU, y en relación con el pro- parte de la Policía Nacional Civil y de la
yecto del Código de Niñez y Adoles- Fuerza Armada, para la supuesta desarti-
cencia, mostró dudas acerca de si el pro- culación de las clicas (subgrupos de una
ceso de consulta con la sociedad civil pandilla más grande) y el posterior en-
había sido suficiente, e instaba a la pron- carcelamiento de sus miembros. Estas
ta aprobación del mismo, con las direc- capturas no serían producto de la perse-
trices de la Convención, reiterando la cución de quienes hubieran cometido
necesidad de abrir espacios para la par- delitos, sino por su condición de perte-
ticipación de la sociedad civil y la niñez nencia a las pandillas; con esto, dio ini-
en el proceso. Demandó al Estado salva- cio a un prolongado proceso de capturas
doreño asegurar y acelerar la adopción masivas de jóvenes, que posteriormente
del Plan Nacional de Acción a favor de la eran puestos en libertad por falta de
niñez y adolescencia, y proveer los recur- pruebas. Esta iniciativa, más que tener
sos para su ejecución. Recomendó, ade- la pretensión de contribuir al enfrenta-
más, la aplicación de la Política Nacio- miento de la violencia o a la atención al
nal para el Desarrollo Integral de la Niñez fenómeno de las pandillas, poseía una
y Adolescencia de forma coordinada.45 intención claramente electoral: preten-
día mostrar a la ciudadanía que el go-
En cuanto a la Ley General de Juventud, bierno tenía una voluntad de respuesta
el documento del Plan Nacional de Ju- a uno de los problemas más señalados
ventud destaca que «se han presentado por la ciudadanía, luego de que el parti-
varios proyectos de ley ante la Asamblea do oficial se viera en aprietos en las elec-
Legislativa, pero no se han logrado los ciones municipales y legislativas de ini-

44
De hecho, a mediados del 2002 surgió el movimiento Pro Ley de Juventud, una agrupación de organizaciones
juveniles que trabajan en la promoción de dicho anteproyecto (véase «Jóvenes promueven aprobación de
anteproyecto de ley», Diario Co-Latino, 7 de julio del 2004).
45
Véase en <http://www.redlamyc.info/Comunicaciones_Region/Correos%20tematicos/Ley%20Antimaras/
Conferencia%20de%20PRENSA%20Final%20%206%20pm%20Recomendaciones%20CDN_%20ONU%2009_06_04.doc>.

132
4. Una revisión a las políticas

cio de ese año, y como una forma de responder, como la Convención de los
asegurar réditos políticos para los Derechos del Niño;
comicios presidenciales, que tendrían
c) era inconstitucional, pues violaba,
lugar en marzo del 2004. Poco más de
entre otros, el artículo 12 de la Cons-
dos meses después de anunciada esta
titución sobre la presunción de ino-
medida, la Asamblea Legislativa aprobó
cencia hasta no haber demostrado la
la Ley Antimaras,46 que pretendía regu- culpabilidad;
lar de forma especial y temporal los de-
litos cometidos por las pandillas, d) sobresaturó el sistema judicial, ya
concediéndosele una duración de 180 que se tuvo que procesar a miles de
días a partir de su entrada en vigencia. jóvenes, otorgándosele a la mayoría
de los casos un sobreseimiento defi-
Estas medidas no solo partían de la falsa nitivo, sin que esto tuviera un efec-
premisa de que los pandilleros son los to regulador del delito, y
responsables de la mayoría de los homi-
cidios en el país —cuando las cifras ofi- e) era una ley exclusivamente puniti-
ciales de Medicina Legal y los análisis de va, que carecía de espíritu preven-
expertos destacan que buena parte de tivo o de atención al fenómeno.
los asesinatos tienen un móvil descono-
No obstante, como lo publicó un perió-
cido, que solo una cifra inferior a 10%
dico digital un mes después de iniciado
puede ser atribuida con claridad a las dicho plan,
pandillas y que no puede ser estableci-
da con precisión la eficacia de la policía Flores se comprometía a poner tras las
rejas a todo aquel que tuviera que ver
para capturar y procesar a los responsa- con pandillas [...] apenas un mes después
bles de toda la actividad delincuencial de aquello [inicio del Plan Mano Dura], y
del país (Martínez 2005)—, sino que se en medio de una intensa polémica sobre
la Ley Antimaras, el mandatario aseguró
centraban completa y exclusivamente en la semana pasada, en cadena nacional,
la punición y la represión como forma que gracias a su plan se habían podido
de responder a la situación, al margen evitar casi 40 asesinatos que
anticipadamente atribuía a las maras [...]
de ser claramente violatorias de dere- no obstante, desde que se anunciara la
chos constitucionales y humanos de los puesta en marcha del plan presidencial,
pandilleros. Algunos problemas de esta 1.270 pandilleros han sido capturados por
la Policía Nacional Civil y las Fuerzas
ley se resumen en que (Carranza 2004): Armadas de El Salvador. Sin embargo,
según cifras brindadas por la Fiscalía esta
a) reproducía penas ya contempladas semana, solo 27 han podido ser
en el Código Penal salvadoreño; procesados judicialmente. Los demás han
sido liberados por falta de pruebas y han
b) proponía medidas que contradicen sido favorecidos con exoneración
definitiva, lo que los libra de ser
disposiciones jurídicas frente a las procesados por el mismo delito una
que el Estado está comprometido a segunda vez.47

46
Mediante Decreto Legislativo 158, aprobado el 9 de octubre del 2003.
47
Véase <www.elfaro.net/secciones/noticias/20030825/noticias3_20030825.asp>.

133
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

Por su parte, Carranza documenta que, va fue el acuerdo de no emitir una nueva
a seis meses de comenzadas estas ini- ley específica para el combate a las pandi-
ciativas (mayo del 2004), la Policía Na- llas, sino hacer una serie de reformas a los
cional Civil contabilizaba cerca de 14.000 Códigos Penal y Procesal Penal existentes.
capturas de pandilleros, de los cuales Sin embargo, como parte de las modifica-
más de 11.000 habían sido sobreseídos ciones legales hechas a estos códigos y a la
definitivamente y cerca de mil habían Ley Penal Juvenil, se incorporaron nuevas
sido sobreseídos en forma provisional figuras delictivas —como las «agrupaciones
(Carranza 2004: 75). Frente a las múlti- ilícitas»— que posibilitaban la aprehensión
ples críticas y demandas de inconsti- de miembros de pandillas.
tucionalidad interpuestas ante la Corte Así, en agosto del 2004, y a partir de los
Suprema de Justicia, esta instancia de- resultados de las mesas de concertación,
claró la inconstitucionalidad de la Ley la administración del presidente Elías
Antimaras hasta el 1 de abril del 2004. Antonio Saca diseñó y anunció el lanza-
No obstante, ese mismo día el Ejecutivo miento del Plan Súper Mano Dura, que
emitió la «Ley para el Combate de las pretende constituirse en un programa
actividades delincuenciales de Grupos o integral de atención al problema de pan-
Asociaciones Ilícitas Especiales», que fue dillas como parte de su plan de gobierno
aprobada, también el mismo día, sin dis- denominado País Seguro, consistente en
cusión legislativa. un relanzamiento de los operativos de
desarticulación de las clicas y de deten-
Al inicio de la nueva gestión gubernamen- ción y captura de pandilleros por parte
tal en junio del año 2004, casi un año des- del ejército y la policía (bautizados con
pués de anunciado el Plan Mano Dura, se el nombre de «puño de hierro»), como
instalaron unas mesas de discusión y con- parte de una estrategia que ahora inclu-
sulta sobre el tema de las pandillas, convo- ye modalidades de prevención y atención
cadas por el Ejecutivo, en las que partici- del fenómeno (Planes Mano Amiga y Mano
paron diversos sectores y actores sociales y Extendida, respectivamente) a partir del
políticos del país. Se trataba de analizar refuerzo del trabajo policial en estas
las dimensiones de la problemática en tres áreas y la coordinación con instancias
áreas: una mesa trataría sobre reformas a oficiales y de la sociedad civil (PNC 2004).
la legislación penal (Códigos Penal y Proce-
sal Penal); la otra giraría en torno a refor- Este plan se inicia con una modalidad fun-
mas a la Ley Penal Juvenil (entonces lla- damentalmente represiva, que no se di-
mada Ley del Menor Infractor); y la última ferencia en lo esencial de la visión ni de
mesa estaba subdividida en los temas pre- los objetivos de su predecesor, el Plan
vención, rehabilitación y atención al fenó- Mano Dura, ya que los operativos consis-
meno de las maras. Los aportes, insumos y ten en la incursión de contingentes
acuerdos a los que llegaron luego de tres policiales y miembros del ejército a las
meses los integrantes de cada mesa fueron comunidades con pandillas para hacer
recogidos en un documento de sistemati- cateos, desarticular las clicas y hacer
zación elaborado por dos consultores (Mi- detenciones, las cuales tienen su respal-
nisterio de Gobernación 2004). Uno de los do en la acusación de «asociaciones ilíci-
resultados más relevantes de esta iniciati- tas». Para ello han creado agrupaciones

134
4. Una revisión a las políticas

conjuntas, compuestas por miembros del de esta iniciativa se encuentra, por ejem-
ejército y la policía, denominadas Gru- plo, el hecho de que reciben a los pandi-
pos de Tareas Antipandillas (GTA), y las lleros por separado (según afiliación a una
Secciones Antipandillas (SEAP), «confor- u otra pandilla), y las capacitaciones se
madas con personal de investigaciones, dan por separado. Por otra parte, es una
inteligencia y seguridad pública en los modalidad costosa, ya que el manteni-
departamentos con menor incidencia miento de un joven en este centro ascien-
delincuencial» (PNC 2004: 9). de a los 2.500 dólares anuales por pandi-
llero, con costos estimados de 170.000
El componente denominado Plan Mano dólares anuales.49
Extendida consiste en «brindar una mano
extendida a los jóvenes pandilleros, en El plan Mano Amiga corresponde al com-
conflicto con la ley, drogodependientes o ponente destinado a la prevención, la que
indigentes. El programa tiene compo- —al igual que en el caso anterior— ha sido
nentes de valores cívicos, consejería, guía circunscrita dentro de los programas a
espiritual, atención psicológica, nivela- coordinar por parte de la SJ. Se ha con-
ción académica, formación vocacional, cebido como «la intervención temprana
cultura, deporte, salud integral, vínculos de apoyo a jóvenes en riesgo, es decir,
familiares y mediación laboral o todos los programas y proyectos encami-
emprendedurismo».48 Este plan se en- nados a prevenir que la juventud salva-
cuentra enmarcado como un programa doreña se involucre en actividades vio-
dentro del quinto eje del Plan Nacional lentas o delictivas, ingrese a pandillas,
de Juventud (Creación de oportunidades deserte de sus centros educativos, se
para grupos vulnerables y excluidos) de convierta en drogodependiente o indigen-
la Secretaría de la Juventud (SJ), y pro- te o padezca un embarazo precoz».50 Pre-
pone la coordinación entre diferentes ins- tende articular actividades entre la SJ,
tancias oficiales y de la sociedad civil por diversos ministerios, el ISNA y otras enti-
medio de modalidades de atención como dades oficiales y de la sociedad civil,
externados, internados voluntarios, comu- mediante un comité de coordinación
nidades terapéuticas y casas de paso. No interinstitucional. Al analizar la orienta-
obstante, hasta ahora la modalidad más ción de este componente, no se perci-
publicitada ha sido la creación de la Gran- ben mayores diferencias en cuanto a las
ja Escuela, que consiste en un internado estrategias que se plantean, en forma
voluntario para jóvenes que han perte- más completa y mejor desarrollada, en
necido a las pandillas, con duración va- el Plan Nacional de Juventud.
riable en función de los programas en los
que estén inscritos y con el criterio ini- A pesar de las iniciativas anteriores, el
cial de que los jóvenes hayan tomado la Plan Mano Dura —aparte del ya señalado
decisión de cambiar el rumbo de sus vi- énfasis en la represión policial más que
das. Sin embargo, entre las debilidades en la efectiva investigación criminal del

48
Véase <www.jovenes.org.sv/p_extendida.asp>.
49
Véase <www.elmundo.com.sv/vernota.phpnota=43386&fecha=07-03-2005>.
50
Véase <www.jovenes.org.sv/p_amiga.asp>.

135
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

delito o en la prevención y atención al pecto, algunos funcionarios de la poli-


problema de la violencia juvenil— ha pro- cía, entre ellos los que pertenecen a la
bado ser ineficaz y contraproducente en División de Servicios Juveniles y Familia,
el enfrentamiento de la problemática. El sostienen que este tipo de medidas (Pla-
ejemplo más evidente del fracaso de es- nes Mano Dura y Súper Mano Dura) solo
tas iniciativas tiene un elocuente indica- han agravado las problemáticas, acercan-
dor en el exponencial incremento de los do más a las pandillas al crimen organi-
homicidios durante los últimos dos años: zado.53 Además, estas medidas, basadas
han aumentado en forma drástica a par- en capturas masivas y operativos
tir de mediados del año 2003 (Cruz 2005). policiales, aparte de retirar el énfasis
Los registros forenses del Instituto de necesario en el fortalecimiento de la in-
Medicina Legal señalan el incremento en vestigación criminal, han saturado los
el número de homicidios a partir del año centros penitenciarios —que desde antes
2003, revirtiendo la tendencia a la baja de la aplicación de estos planes ya esta-
experimentada desde finales del decenio ban ocupados muy por encima de su ca-
de 1990 (Molina 2005a y 2005b).51 Los in- pacidad—, y acercado con ello a los jó-
formes forenses registraron un incremen- venes privados de libertad a los miembros
to en el número de homicidios, que pasa- del crimen organizado recluidos en los
ron de 2.388 en el año 2003, a 2.933 para centros penales (FESPAD y CEPES 2004).
el 2004 (ibídem). Estas tendencias no han
variado en lo que va del 2005, ya que de Además de la ineficacia señalada, estas
enero a agosto se registró un promedio estrategias denotan un manejo politizado
de 10 muertes diarias. del tema de la prevención y atención del
fenómeno de las pandillas, en tanto que
Por si esto fuera poco, aparte de inefi- desde su diseño e implementación se
caces, estas medidas han mostrado ser constituyeron en parte de una anticipa-
ineficientes, ya que las detenciones ma- da campaña presidencial. Su objetivo era
sivas han redundado en gastos onerosos generar réditos políticos a corto plazo,
en recursos humanos, materiales, técni- convirtiéndose en un tema clave de la
cos, logísticos y financieros;52 además, victoria del partido oficial en las elec-
han contribuido a debilitar y recargar aún ciones de inicios del 2004, y demostrar
más las instituciones encargadas de la que se estaban tomando medidas para
investigación criminal (fiscalía y policía), combatir uno de los problemas de inse-
y a sobrecargar a los tribunales. Al res- guridad más señalados por la población.

51
Como dato adicional, de acuerdo con estimaciones efectuadas en un informe del PNUD sobre los costos de
la violencia en El Salvador, estos habrían alcanzado un monto total de aproximadamente 1.717 millones de
dólares en el 2003, cifra equivalente al 11,5% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Asimismo, los
cálculos realizados en este estudio indican que lo que El Salvador perdió en el año 2003 debido a la
situación de violencia equivale aproximadamente «a la recaudación tributaria total y supone más del
doble del presupuesto asignado a Educación y Salud» (PNUD 2005: 8).
52
A pesar de que el gobierno no ha rendido cuenta de los costos económicos de los Planes Mano Dura, algunos
cálculos indican que el Estado ha destinado más de 137 millones de dólares a instituciones relacionadas
con el área de seguridad pública (Martínez Ventura 2005).
53
Véase <www.elsalvador.com/noticias/2005/09/27/nacional/nac21.asp>.

136
4. Una revisión a las políticas

4.1.2 Acciones sectoriales en el ámbito autor, las ambiciosas pretensiones de esta


público institución, reflejadas en sus objetivos,
no corresponden a su asignación presu-
En materia de niñez y juventud, y a par- puestaria, la que se desprende de con-
tir de la revisión de algunos documentos tribuciones del Ejecutivo para algunas
oficiales, de sus respectivos sitios web, instituciones de proyección social, que
de trabajos previos sobre el tema y del para el año 2003 ascendieron a 0,5% del
esfuerzo de síntesis elaborado en el do- presupuesto total de la Nación (ídem: 18-
cumento Plan Nacional de Juventud 2005 19). Para ese año (2003), esta entidad
al 2015 (Secretaría de la Juventud 2004), era una de las pocas instituciones del
se enuncian a continuación algunas ins- Estado cuya naturaleza de trabajo se
tituciones públicas que han dirigido ac- acercaba a apoyar al sector niñez y ju-
ciones sectoriales o cuentan con instru- ventud. A pesar de ello, el estudio de
mentos jurídicos orientados hacia la Carranza evidencia el magro apoyo finan-
creación de estructuras institucionales de ciero con el que contaban para sufragar
protección y promoción de los derechos los gastos de sus actividades.
de la niñez y la adolescencia.
Ministerio de Educación (MINED). Además
Instituto Salvadoreño para el Desarro- de una variada gama de programas y pro-
llo Integral de la Niñez y la Adolescen- yectos extracurriculares destinados a
cia (ISNA). Tiene como objetivo fortale- jóvenes escolarizados, relacionados con
cer la atención integral de la niñez y la seguridad, convivencia ciudadana, edu-
adolescencia, con énfasis en las situacio- cación y desarrollo de habilidades, el
nes de riesgo y exclusión social, para fa- MINED tiene en la expansión de la matrí-
cilitar con ello la protección de niños, cula secundaria, por un lado, y en la
niñas y adolescentes en amenaza de vio- modernización de la enseñanza técnica,
lación de sus derechos. Tiene por objeto por otro, dos contribuciones a las políti-
ejecutar y vigilar el cumplimiento de la cas de juventud (Secretaría de la Juven-
Política Nacional de Atención al Menor y tud 2004). Actualmente se encuentra
brindar protección integral mediante sus implementando, bajo la Dirección Nacio-
tres divisiones: Admisión y Registro, Aten- nal de Juventud, el programa Participa-
ción Preventiva y Departamento de ción, Oportunidades, Desarrollo, Educa-
Reeducación. Asimismo, esta instancia ción y Recreación-P ODER , destinado a
tiene entre otros objetivos más específi- fomentar entre los estudiantes de ter-
cos el apoyo a la consolidación de la par- cer ciclo y bachillerato (de 13 a 21 años
ticipación de los gobiernos locales, las de edad) «el cultivo de actitudes positi-
comunidades e instituciones de la socie- vas y la libertad para tomar decisiones
dad civil en la atención y protección a la responsables por medio de actividades
niñez y la adolescencia; y el desarrollo extracurriculares».54
de campañas de sensibilización social
sobre los derechos de estos grupos Corte Suprema de Justicia (CSJ). Tiene
(Carranza 2004). Como bien señala este una destacada labor en la atención de

54
Puede encontrarse en <www.mined.gob.sv/gestion_mined/Plan_Nacional_2021/pdf/poder.pdf>.

137
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

menores en conflicto con la ley, median- rio, el Departamento de Gestión del Em-
te iniciativas educativas, armonización pleo debe ofrecer el servicio gratuito de
legal y fortalecimiento institucional. colocación de los trabajadores. Impulsa
Dentro de ella, la Oficina de Apoyo a la a su vez, en coordinación con el Progra-
Justicia Juvenil (OAJJ) busca beneficiar ma IPEC de la OIT y una gama de institu-
al menor de edad en conflicto con la ley ciones públicas y privadas, el proyecto
tomando en consideración la Doctrina de de Erradicación de las Peores Formas de
Protección Integral, mediante acciones Trabajo Infantil.
relacionadas con iniciativas educativas
dirigidas a generar en los jóvenes cono- Ministerio de Salud Pública y Asisten-
cimientos sobre sus derechos y deberes, cia Social (MSPAS). Entre las acciones de-
apelando a procesos formativos, y la sarrolladas se encuentra la implemen-
implementación de un programa de be- tación del Programa Integral de Salud
Adolescente, apoyado por la OPS, el UNFPA
cas que tiene por objetivo brindar a jó-
y la GTZ, con un enfoque preventivo y
venes en situación de riesgo la oportuni-
de fomento de estilos saludables de vida.
dad de contar con un espacio de
Por otra parte, este Ministerio capacita
formación vocacional.
a su personal en el tratamiento de víc-
Consejo Nacional de Seguridad Pública timas de violencia intrafamiliar (VIF) con
(CNSP). Creado a inicios de 1996 y consi- el fin de que se encuentre mejor capa-
derado un ente asesor en temas de polí- citado para abordar a las víctimas en si-
ticas de seguridad, se ha destacado por tuación de crisis. También destaca la
impulsar iniciativas relacionadas con pre- creación del Consejo Nacional de Salud
vención de violencia, trabajando en co- Mental, por Decreto Ejecutivo de febre-
ordinación con algunas alcaldías, con el ro del año 2000, cuyo fin es promover e
apoyo de algunas organizaciones no gu- impulsar estrategias de prevención, aten-
bernamentales y la cooperación inter- ción y curación en salud mental integral
nacional (Secretaría de la Juventud de la población.
2004). Entre estas estrategias destacan,
Procuraduría General de la República
entre otras, el programa Projóvenes, fi-
(PGR). Es el organismo encargado de la
nanciado por la Unión Europea y dirigido
defensa de adolescentes en conflicto con
a la prevención de la violencia juvenil,
la ley, que no hayan nombrado o no pue-
acciones de modificación del entorno so-
dan nombrar un defensor.
cial de barrios populares, intervenciones
comunitarias, actividades artísticas y Procuraduría para la Defensa de los
deportivas. Derechos Humanos (PDDH). En 1992 se
creó la Procuraduría Adjunta para la De-
Ministerio de Trabajo y Previsión Social fensa de los Derechos del Niño.
(MINTRAB). Tiene como una de sus fun-
ciones la promoción del empleo y la for- Instituto Salvadoreño para el Desarro-
mación profesional de los recursos hu- llo Integral de la Mujer (ISDEMU). Median-
manos, así como la formulación, te el Decreto Legislativo 644 de 1996,
ejecución y supervisión de la política involucra el tema infancia en la parte
sociolaboral del país, y el diseño de las específica de la niña y la adolescente.
políticas de empleo. Dentro del Ministe- Se encarga de diseñar, dirigir, ejecutar,

138
4. Una revisión a las políticas

asesorar y velar por el cumplimiento de doreña, organismos públicos y privados,


la Política Nacional de la Mujer. y agencias de cooperación. Entre sus atri-
buciones está orientar la Política Nacio-
División de Servicios Juveniles y Fami- nal de Atención Integral al Menor, sirvien-
lia de la Policía Nacional Civil (PNC). do de enlace entre organismos públicos
Dentro de la PNC en el año 2000 se creó y privados, así como con agencias de co-
la División de Servicios Juveniles, instan- operación externa. Además, tiene como
cia policial dirigida específicamente a objetivo promover, potenciar y facilitar
asuntos relacionados con la familia y los oportunidades y condiciones para propi-
adolescentes. Contempla una serie de ciar la unión y el desarrollo sostenible e
programas: Programa Preventivo para el integral de la familia y sus diferentes
uso de drogas (jornadas de concien- grupos. Articuló el proyecto País Joven-
tización y responsabilidad sobre el tema Tu futuro es hoy (que se inició en el año
del consumo de sustancias y la protec- 2001) y los programas Escuela Saludable
ción de niñez y adolescencia con pobla- (iniciativa interministerial que inició sus
ción escolarizada de educación básica, labores en el año 1995) y Fortalecimien-
maestros y padres y madres de familia); to de Valores. El programa País Joven sig-
Programa de Educación Preventiva con- nificó uno de los primeros intentos de
tra la Violencia Intrafamiliar (sensibili- coordinación y concertación interinstitu-
zación y jornadas de capacitación); Pro- cional, ya que incluía una variada gama
grama de Educación Preventiva contra de entes públicos y privados. No obstan-
el Uso y Abuso de Drogas-PEPAD (fomento te haberse constituido en un referente
de la participación ciudadana en la pre- de articulación de esfuerzos, «el Progra-
ma se asemejó más a una simple suma
vención de la violencia y la delincuen-
de iniciativas preexistentes [...] que a
cia, dirigido a jóvenes estudiantes de
una instancia de generación de iniciati-
plan básico o bachillerato, y a miembros
vas programáticas nuevas, destinadas a
de comunidades). articular dinámicamente los aportes de
Asamblea Legislativa. A partir de la re- las diversas instituciones públicas y pri-
forma al Reglamento Interno de la Asam- vadas convocadas a incorporarse» (Secre-
taría de la Juventud 2004: 7). A partir de
blea Legislativa de 1992 se creó la Co-
la creación de la Secretaría de la Juven-
misión de la Familia, la Mujer y el Niño,
tud, este programa pasó a formar parte
encargada de estudiar los anteproyectos
de la jurisdicción de esta entidad.
de ley vinculados con estos grupos
poblacionales. Secretaría de la Juventud. La creación
de esta Secretaría, en el año 2004, es un
Secretaría Nacional de la Familia (SNF). hito que marca el primer esfuerzo en la
Secretaría dependiente del despacho de constitución de una institucionalidad so-
la Primera Dama, es el ente encargado bre juventud en el país. Tiene la función
de asesorar al Presidente de la Repúbli- de asistir y asesorar al Presidente de la
ca en temas relacionados con niñez, República en el planeamiento y la pro-
mujer, familia y tercera edad, y debe gramación de estrategias y acciones re-
servir de enlace entre las instituciones lacionadas con el desarrollo integral del
encargadas de velar por la niñez salva- joven, así como definir e impulsar una

139
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

política nacional de juventud que per- a) mejorar la calidad de vida de los jó-
mita incorporar plenamente a este sec- venes;
tor de población al desarrollo del país.
La misión que ha definido esta Secreta- b) promover el desarrollo juvenil, y
ría consiste en «promover, con la parti-
c) atender a los grupos vulnerables y
cipación responsable de los jóvenes, la
excluidos (véase el cuadro 4.1).
generación de políticas públicas de ju-
ventud y así contribuir a mejorar su cali- Así, los objetivos del plan pretenden ser
dad de vida, promover su desarrollo y cumplidos mediante cinco ejes de acción:
ampliar las oportunidades que les per-
mitan formarse como buenos ciudada- a) impulso a la autonomía;
nos» (ídem: 16). Para darle cumplimien-
to a esa misión, se ha desarrollado el b) fomento del bienestar;
proyecto de política de juventud deno- c) desarrollo de la ciudadanía;
minado Plan Nacional de Juventud 2005
al 2015,55 que se describe a continuación. d) apoyo al desarrollo de la creatividad, y

4.1.3 El Plan Nacional de Juventud e) creación de oportunidades para jó-


venes vulnerables y excluidos.
Una de las resoluciones adoptadas por el
Presidente al asumir sus funciones, a me- A su vez, estos cinco ejes de acción agru-
diados del año 2004, fue la creación de pan 18 áreas estratégicas de interven-
la Secretaría Nacional de Juventud, la ción (véase el cuadro 4.1), que en el caso
cual —como ya se adelantó en el punto de los primeros cuatro ejes están más
anterior— es una instancia con rango mi- relacionadas con la ejecución de accio-
nisterial, encargada del planeamiento y nes preventivas y de promoción de desa-
la programación de estrategias y accio- rrollo, y en el caso del quinto eje están
nes relacionadas con el desarrollo inte- destinadas a proveer atención efectiva a
gral juvenil, encargada de definir e im- grupos vulnerables, entre ellos los
pulsar la política nacional de juventud. involucrados en violencia. Asimismo, el
Para ello, se inició con el diseño y poste- plan expone el sistema institucional ope-
rior validación del Plan Nacional de Ju-
rativo a construir para su implementación
ventud 2005-2015. En cuanto se contó
efectiva; los recursos humanos, de infra-
con una versión preliminar de la propues-
estructura y financieros necesarios para
ta, se realizó un proceso de validación
mediante la participación de diversos ac- tal fin; el sistema de monitoreo y eva-
tores institucionales públicos y privados. luación para realizar los correspondien-
tes seguimientos; y los mecanismos e ins-
El documento del Plan Nacional de Ju- tancias de aprobación de la propuesta
ventud persigue tres grandes objetivos: (Secretaría de la Juventud 2004). En este

55
El diseño del Plan contó con la participación del consultor Ernesto Rodríguez y con los aportes de las
consultas realizadas a diversas instituciones y agrupaciones para reunir insumos, programáticos y operativos,
que sirvieron para enriquecerlo (Secretaría de la Juventud 2004).

140
4. Una revisión a las políticas

sentido, si bien el plan y las iniciativas pos de edad. Por otra parte, está llama-
que este ha impulsado son de creación do a considerar que la principal fuerza
reciente como para aventurar un juicio reside en la participación de las perso-
objetivo de su eficacia y cobertura, pue- nas e instituciones que conforman el te-
de afirmarse que se constituye en un jido social, con los cuales es preciso que
punto de partida para articular los es- coordine sus esfuerzos.
fuerzos, las iniciativas y las institucio-
nes respectivas para comenzar a dar res- Gobiernos locales. En el ámbito de la
puestas concretas a las múltiples prevención de la violencia, así como en
necesidades de estos sectores. la promoción del desarrollo juvenil, los
gobiernos locales tienen un rol fundamen-
4.2 Actores y entidades clave tal. Los gobiernos locales están llamados
a identificar la problemática económica
El grupo de actores llamados a implicar- y social de sus municipios, así como a
se en la problemática del desarrollo ju- conocer sus fortalezas, debilidades y
venil y la prevención de la violencia lo oportunidades, precisamente por encon-
conforman todas las instancias, públicas trarse más cercanos a la población. En
y privadas, que trabajan directa o indi- este sentido, tienen un papel medular en
rectamente en áreas relacionadas con la el desarrollo o fortalecimiento del capi-
promoción de la calidad de vida de la tal social local, así como en la imple-
niñez, la adolescencia y la juventud, tan- mentación de estrategias a mediano y
to en el ámbito de la protección social largo plazo en lo relativo a la atención a
como en el de la garantía del cumpli- la niñez, adolescencia y juventud, me-
miento efectivo de los derechos. Dentro diante el incentivo y la promoción de la
de este marco debe incluirse en forma participación de las comunidades y de
directa y protagónica —o incluso estos grupos de edad en las decisiones a
fomentarse, si es precaria— la partici- tomar.
pación de los y las jóvenes. Como una
primera aproximación, se enumeran a Sociedad civil. La sociedad en general —y
continuación algunos actores clave. las comunidades en particular— deben te-
ner un rol protagónico en el proceso de
Gobierno Central. Su rol es el de cons- identificación y solución de problemas, por
tituirse en rector y formulador de políti- lo que se requiere de su participación ac-
cas públicas, por lo cual es imprescindi- tiva en las iniciativas vinculadas con la aten-
ble que encamine esfuerzos y recursos ción a la niñez, adolescencia y juventud.
en su diseño, así como en la promoción, Dentro de la sociedad civil existen grupos
supervisión y evaluación de su cumpli- de gran importancia, como las organiza-
miento. Por otra parte, el Estado tiene ciones no gubernamentales y las universi-
como misión constitucional proteger los dades. Cada una, desde su especificidad,
derechos de la ciudadanía; y aunque esta capacidad y objetivos, ha dado muestras
condición no ha sido alcanzada por ni- importantes de iniciativas, respuestas con-
ños y adolescentes menores de 18 años, cretas e involucramiento en la atención y
le cabe igualmente cubrir las necesida- el trabajo con poblaciones específicas (caso
des y velar por los derechos de estos gru- de las organizaciones no gubernamentales)

141
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

CUADRO 4.1 MATRIZ DE OBJETIVOS, EJES Y ÁREAS DE ACCIÓN ESTRATÉGICA DEL PLAN NACIONAL DE JUVENTUD
Grandes Mejorar la calidad de vida Promover el desarrollo Atender a grupos
objetivos de los jóvenes juvenil vulnerables
Ejes de Impulso a la Fomento del Desarrollo de Apoyo a la Creación de
acción autonomía bienestar la ciudadanía creatividad oportunidades
juvenil juvenil juvenil
Áreas de Fomentar la Promover la Generar alternativas
acción educación y salud para los jóvenes que
estratégicas capacitación integral Fortalecer la Fomentar y quieran salir de las
entre formación y apoyar la maras
jóvenes participación creación
Facilitar la Apoyar ciudadana cultural de Red de apoyo a
incorporación entornos juvenil los jóvenes jóvenes indigentes
laboral favorables en situación de calle
Incentivar la Generar Apoyar los Apoyar la Fortalecer los
adquisición opciones procesos de inventiva programas para
de viviendas recreativas organización científica y jóvenes
y liderazgo tecnológica dependientes de las
positivo de los drogas
juvenil jóvenes
Apoyar las Masificar el Estimular el Apoyar a jóvenes en
iniciativas de deporte y el voluntariado conflicto con la ley
jóvenes sano juvenil Prevenir y atender
emprende- esparcimiento el embarazo precoz
dores en adolescentes
Ejes transversales: Género (hombres y mujeres jóvenes), Residencia (jóvenes urbanos y
rurales) y Grupos diversos (jóvenes con capacidades diferentes, entre otros).

Fuente: Secretaría Nacional de Juventud (2004).

o en la generación de conocimiento sobre adolescentes y jóvenes requiere, en pri-


ellas (en el caso de las universidades). De mer lugar, del adecuado reconocimiento
hecho, muchos de los esfuerzos más de la complejidad de su intervención, que
encomiables, efectivos y eficaces para no debe verse como el mero involucra-
enfrentar el problema de la violencia ju- miento en las iniciativas, programas o
venil o para apuntalar o promocionar el proyectos dirigidos a ellos como grupo
desarrollo de la niñez y la juventud han meta, sino que tiene que trascender al
provenido de iniciativas de organizaciones involucramiento directo en procesos y
de la sociedad civil. actividades que les permitan intervenir
e incidir en los procesos de decisión. Para
Las y los jóvenes. Considerar la impor- ello, es fundamental la colaboración
tancia de la participación activa de es- intergeneracional, que pasa por el en-
tos grupos en la discusión y el trabajo en tendimiento adulto de que una de las
problemáticas que les conciernen resul- principales formas de educar sobre ciu-
ta una tautología. La participación de dadanía es mediante la promoción del

142
4. Una revisión a las políticas

protagonismo juvenil; y por la toma de población, caracterizada en buena me-


conciencia entre los jóvenes acerca de dida —hasta el momento— por un ma-
que gracias a su participación efectiva nejo simplista de las situaciones de ries-
se favorecen sus posibilidades de inci- go que ellos enfrentan y, por otra parte,
dencia y los espacios de expresión. por un tratamiento amarillista de la in-
formación. En el país, esto se ha evi-
Cooperación internacional. Tiene un
papel importante en los aportes técni- denciado especialmente en el tema de
cos y financieros, así como de respaldo las pandillas juveniles, un fenómeno
a iniciativas y programas en marcha, so- frente al cual se ha incidido más en la
bre todo como parte de la red interinsti- generación de alarma social que en la
tucional, que se supone debe articularse profundización del conocimiento acer-
basándose en dichas iniciativas. ca de los factores sociales, económicos
y comunitarios que han favorecido el
Sector privado. Posee también un rol im- mantenimiento y la agudización del fe-
portante, ya que con su involucramien- nómeno. Este manejo de la información
to puede colaborar y favorecer iniciati- en el país ha acrecentado la estigma-
vas en favor de los derechos de la niñez tización generalizada ya no solo de los
y la adolescencia. Está llamado a actuar jóvenes marginados o de grupos vulne-
en coordinación con instancias públicas rables, sino de las diversas «juventu-
y privadas, para promover y patrocinar des», pues tiende a equipararlas con la
iniciativas, con recursos financieros, con
violencia, a considerarlas como un
aportes específicos o con la apertura de
binomio «inseparable» y a señalarlas co-
espacios concretos para favorecer la in-
mo únicas responsables de la grave si-
serción laboral de los jóvenes.
tuación de la violencia en el país. Des-
Medios de comunicación. Pueden apor- de esta perspectiva, resulta evidente el
tar en el mejoramiento de la imagen que rol que los medios de comunicación de-
sobre los jóvenes se transmite hacia la ben asumir al respecto.

143
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

144
5 Conclusiones y
recomendaciones
5.1 Conclusiones sidades de estos grupos, y no solo cir-
cunscribir la mirada en modalidades de
Los programas o proyectos revisados en atención centradas en un enfoque de ries-
este estudio ponen en evidencia, en pri- go. Esto no ha implicado dejar de lado
mer lugar y en medida importante, la experiencias dirigidas a grupos vulnera-
existencia de innovación y creatividad en bles de ejercer o sufrir violencia —con
el abordaje de la situación de la niñez y una importante y valiosa trayec-toria y
la juventud, contraponiéndose con ello contribución— y que han sido bien eva-
al enfoque meramente represivo de en- luadas en términos generales. Una segun-
frentar los desafíos que supone la aten- da razón es que se consideró fundamen-
ción a estos grupos de población. En se- tal tener una pequeña y variada selección
gundo lugar, muestran que es posible de experiencias que pudieran circunscri-
trabajar con estos grupos de edad me- birse en los cinco ejes del Plan Nacional
diante formas que promueven —siquiera de Juventud, con el fin de situarlas den-
en mayor medida que en tiempos ante- tro de las líneas temáticas establecidas
riores— enfoques alternativos y moder- en este y mostrar que son compatibles
nos de ver la niñez, la adolescencia y la con las iniciativas que la Secretaría Na-
juventud, o que por lo menos procuran cional de Juventud debe coordinar y pro-
alejarse un poco de los paradigmas sim- mover en el marco de dicha propuesta.
plistas que ven a estos grupos como me-
ras «fases transitorias a la adultez» o Al analizar la información de las expe-
como inmersos en un período de «riesgo riencias —no siempre abundante y muy
y transgresión de normas». En un inten- variable en cuanto a contenido entre una
to de desviar la mirada de estas pers- y otra— a la luz de los criterios estable-
pectivas más tradicionales, se eligieron cidos, es posible hacer algunas reflexio-
diversas iniciativas y proyectos que no nes generales, sin que esto implique que
estuvieran enfocados exclusivamente en tales consideraciones se aplican a todos
la atención de la violencia juvenil, sino los casos con igual peso. En otras pala-
también dirigidos a potenciar otras áreas bras, cabe aclarar que estas iniciativas
fundamentales para el desarrollo de es- fueron sometidas a un proceso de «valo-
tos grupos. ración» que pretendía «medir» la exis-
tencia de ciertas características que die-
Una primera razón para ello descansa en ran cuenta, en alguna forma, de sus
la importancia de contar con una peque- soportes técnicos, teóricos, metodoló-
ña muestra de la diversidad de enfoques gicos y, con ello, pretender establecer
e iniciativas en marcha en el país para sus posibilidades de impacto. En este
atender las múltiples demandas y nece- sentido, si bien se ha intentado hacer un

145
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

gran esfuerzo de objetividad y búsqueda ción del trabajo realizado hay aún un lar-
de elementos para cimentar las valora- go camino por recorrer. No se trata solo
ciones, es completamente factible que de contar con informes de las activi-
—dadas las limitaciones inherentes a este dades —muchos de ellos elaborados como
estudio— haya habido información que respuesta a demandas de la instancia co-
quedó sin revisar, así como detalles de operante o financiadora— sino de contar
las experiencias no detectados y que con sistematizaciones que constituyan un
pudieran haber incidido en las valora- registro de la experiencia, que se con-
ciones. viertan en una constancia tanto de las
implicaciones técnicometodológicas de la
No obstante, en su momento también se iniciativa como de las lecciones aprendi-
enfatizó la «gradualidad» en cuanto a la das. Estos insumos se vuelven fundamen-
existencia o no de los criterios estable- tales en el momento de tomar decisio-
cidos, precisamente porque las compleji- nes respecto a la replicabilidad de la
dades de toda iniciativa dificultan hablar iniciativa, para decidir el rumbo que ha
de mera existencia o inexistencia de cier- de mantener o tomar, al analizar el im-
tas características, a menos que la infor- pacto de las acciones y actividades rea-
mación demuestre la falta total de crite- lizadas, e incide en medida importante
rios, con lo cual queda en evidencia la para recoger la experiencia y dar cons-
pobre calidad técnica de la experiencia. tancia de su existencia. La sistema-
Se hace esta aclaración de antemano para tización en documentos no solo permite
dejar establecido que, si bien este esfuer- reconocer y promover el esfuerzo, sino
zo ha estado encaminado a detectar bue- que se convierte en herramienta para la
nas prácticas sobre la base de ciertos cri- gestión, al brindar a otras instancias inte-
terios, la información que arroja esta resadas la posibilidad de conocer la ex-
exploración es un punto de partida para periencia e incluso replicarla.
un estudio más detenido y pormenoriza-
do de ellas, que permita ratificar o alte- Este punto lleva a otro de los criterios
rar estas reflexiones, un detenimiento que tomados en cuenta: la replicabilidad,
trasciende los objetivos y posibilidades del entendida como la posibilidad que tiene
presente documento. una iniciativa de poder ser implementada
en otros escenarios sin que esto impli-
Al dar un vistazo general a las iniciativas que alterar sus estrategias y caracterís-
revisadas, se encuentra, de parte de los ticas. El análisis de la información evi-
responsables, un esfuerzo por contar con dencia que la posibilidad de volver a
informes completos, que rescatan las ac- implementar las iniciativas se ve media-
tividades realizadas y que las enmarcan da por una serie de factores que no se
como parte de una iniciativa planifica- limitan a la inexistencia de recursos fi-
da. En este sentido, se aprecia un es- nancieros, lo que lógicamente no preten-
fuerzo por alejarse de la improvisación de aseverar que el financiamiento no sea
en la implementación y ejecución, pro- fundamental. Las posibilidades de répli-
ducto muchas veces de la urgencia de ir ca se relacionan muchas veces con que
atendiendo las necesidades emergentes. la experiencia pueda tener acceso a cier-
No obstante, en cuanto a la sistematiza- tos recursos, entre los cuales destacan

146
5. Conclusiones y recomendaciones

la posibilidad de contar con recurso hu- por parte de las instancias oficiales de
mano capacitado y, más que capacita- juventud del gobierno central o del go-
do, con voluntad de trabajo en esta pro- bierno local. Las posibilidades de sosteni-
blemática. bilidad se amplían en la medida en que
se generan o se fortalecen las alianzas
En muchas experiencias destaca el pa-
con actores clave como las entidades
pel clave que jugaron personas que mar-
oficiales, los gobiernos locales, y con
caron la diferencia por su entrega, su
organizaciones de la sociedad civil, por
trabajo desinteresado, su iniciativa, su
lo que el trabajo y la coordinación
dedicación y su apuesta por el trabajo
interinstitucional se vuelven fundamen-
comprometido con los y las jóvenes. En
tales. Las respuestas desarticuladas, que
este sentido, no se destacó tanto —aun-
acaparan para sí la ejecución de los pro-
que no deja por ello de ser importante—
gramas o proyectos, muestran serias li-
la necesidad de contar con «más profe-
mitaciones que se evidencian sobre todo
sionales», sino con personas que conoz-
en la sostenibilidad de los esfuerzos. Las
can el tema, que sepan y entiendan la
amenazas a la sostenibilidad se acentúan
importancia del trabajo con los jóvenes
y para ellos, con compromiso y vocación, en la medida en que las iniciativas son
sobre todo porque muchas veces la la- puntuales y carecen de un trabajo trans-
bor se hace en condiciones complicadas, versal de los diversos sectores; de ahí que
con limitados recursos y con múltiples no solo haya que promover la descentra-
demandas, desafíos e incluso frustracio- lización, entendida como la focalización
nes. Frente a esto ayudan no solo la ca- del trabajo y los recursos en el ámbito
pacidad y los conocimientos técnicos del local, sino también la «descentralización
personal, sino su sensibilización y com- de las prácticas», atendiendo a las ne-
promiso respecto a la importancia y la cesidades de concertar esfuerzos con
urgencia del trabajo y la inversión en otros actores, en beneficio de su sosteni-
niñez y juventud. Estas características bilidad y su viabilidad.
que ha de tener el recurso humano
En este sentido, el papel de los gobier-
involucrado han sido resaltadas como
nos locales es fundamental. En primer
factores que inciden en la implemen-
lugar, favorece, como ya se mencionó,
tación de las experiencias y, obviamen-
la sostenibilidad de las iniciativas. En
te, en las posibilidades de replicarlas.
segundo lugar, las alianzas con las muni-
Este tema lleva a tocar otro de los crite- cipalidades son un vehículo con altas
rios mediante los cuales se analizaron posibilidades de incidir en las dinámicas
estas iniciativas: la sostenibilidad. Mu- locales y potenciar el desarrollo de las
chas veces, y en función de los alcances zonas. Incide en las dinámicas locales en
pretendidos en la fase del diseño de la la medida en que involucra a los jóve-
experiencia, esta termina dependiendo nes, los toma en cuenta desde la insti-
en forma excesiva de las agencias tucionalidad vigente más cercana, y con
implementadoras o de las instancias ello posibilita que se incluya el tema ju-
financiadoras, sin que se hayan diseña- ventud en las agendas, que se invierta y
do estrategias de autosostenibilidad que apueste en forma directa en iniciativas
impliquen la adopción de compromisos que puedan convertirse en contextos de

147
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

participación activa y positiva de jóve- han sido como producto de valoraciones


nes y en canales alternativos de internas (de los actores involucrados y,
autoafirmación. Esto tiene, en conse- en algunos casos, de los usuarios de los
cuencia, un impacto en el mediano pla- servicios o de los beneficiarios, según se
zo en términos de seguridad ciudadana plantee la estrategia), las que son suma-
(por ejemplo, la existencia de espacios mente útiles pero también, a menudo,
alternativos a la calle o a las pandillas insuficientes.
juveniles incide en las posibilidades de
que niños y jóvenes se integren a estos Esta es una deficiencia importante de
grupos), en la construcción de capital superar, pues es fundamental contar con
indicadores precisos —cuantitativos y
social local y en la deconstrucción de la
cualitativos—, derivados de una planifi-
imagen negativa que se tiene de los y
cación previa y de la estipulación de cri-
las jóvenes. Por ello, es preciso que las
terios claros que denoten el impacto de
buenas experiencias se caractericen por
la experiencia, la correspondencia de
privilegiar un enfoque que parta de la
actividades realizadas en relación con los
necesidad de trabajar en forma conjun-
objetivos planteados, e incluso estrate-
ta, mediante el fortalecimiento de alian-
gias a partir de las cuales se puedan de-
zas entre entidades públicas y privadas,
tectar los llamados «efectos», que se dan
que permitan gestionar y canalizar re-
como producto de otras variables ajenas
cursos, enriquecer la iniciativa, viabilizar
a la implementación y que, de no ser so-
su sostenibilidad y asumir responsabili- metidas a un proceso de evaluación, pue-
dades compartidas frente a ella. den ser atribuidas erróneamente a la in-
Hay un área que se evidenció como la tervención. La vía para realizalo es partir
más deficitaria entre las experiencias de procesos constantes y rigurosos de
revisadas: las evaluaciones y, en conse- monitoreo y evaluación.
cuencia, los indicadores de éxito. En la En este sentido, es fundamental, por un
valoración otorgada se asignó un puntaje lado, la concientización acerca de la ne-
por la existencia de indicadores en las cesidad de las evaluaciones, de las posi-
iniciativas y por la precisión con la cual bilidades que ofrecen tanto para
estuvieran definidos. Lo que se despren- enrumbar la iniciativa —de ser nece-
de de la información es que la gran ma- sario— e, incluso, de la forma en que a
yoría de experiencias cuentan con partir de ellas se legitiman las acciones
indicadores de tipo cualitativo, que no implementadas, se logra demostrar su
por ser derivados de las impresiones o impacto y se fundamentan los beneficios
producto de los cambios percibidos por derivados de ellas en relación con los
los implementadores son menos impor- costos que las iniciativas puedan impli-
tantes o relevantes. Sin embargo, se evi- car; por otra parte, es importante la ca-
dencia ambigüedad y, en algunos casos, pacitación del personal en el área de eva-
subjetividad en su planteamiento. Lo luación de proyectos y programas. Si bien
mismo sucede con el monitoreo y la eva- no es necesario ser un experto en
luación de experiencias: la mayoría de metodologías de diversos tipos ni reali-
las iniciativas que manifiestan haber sido zar investigaciones profundas a modo de
sometidas a un proceso de evaluación lo evaluación, sí lo es contar con un cono-

148
5. Conclusiones y recomendaciones

cimiento básico de los presupuestos y de Por ello, en todas las experiencias se


las diversas técnicas (cuantitativas y cua- hallaron niveles variables de eficiencia,
litativas) y modalidades de ejecución ya que —a menos que carezca completa-
(evaluación de proceso, de impacto, et- mente de calidad técnica, esté mal orien-
cétera) a partir de las cuales es factible tada y no haya producido resultados fa-
realizar evaluaciones puntuales, preci- vorables o haya generado efectos
sas y técnicamente sólidas, con el fin de contraproducentes, lo cual no ha sido el
que los actores cuenten con criterios caso en ninguna de ellas—, las iniciati-
para decidir respecto a la mejor y más vas revisadas han aportado a los jóvenes
eficiente forma de llevar a cabo una eva- beneficios que justifican y compensan la
luación, con los recursos disponibles. inversión realizada. Sobre todo, y en for-
Esto es especialmente importante fren- ma evidente, si se toman en cuenta los
te al diseño de programas de prevención, costos en términos económicos, huma-
sobre todo porque, por su mismo carác- nos y de años de vida perdidos en este
ter prospectivo y de largo plazo, es fun- país a causa de la violencia —que tiene
damental que desde el inicio se contem- entre sus víctimas más frecuentes a los
ple un componente de línea de base y jóvenes—, así como los onerosos gastos
un posterior monitoreo y evaluación que en seguridad pública y en el internamien-
permita validar la iniciativa. to de los miles de reos confinados en las
cárceles del país. Los costos en preven-
Entre los elementos que se pretenden ción y atención a grupos vulnerables son
subrayar en toda intervención se encuen- inferiores a los que cada día suponen las
tra la eficiencia, entendida como una atenciones médico-hospitalarias y la pér-
valoración de la capacidad de producir el dida de nueve o diez vidas diarias, por lo
máximo de resultados con el mínimo de general de jóvenes, como parte de la si-
recursos. En este caso, se ha entendido tuación de violencia que prevalece en el
la eficiencia como un balance costo-be- país. Esto no quiere decir que no haya
neficio: entre los costos financieros o en necesidad de aplicar este criterio, suma-
recursos humanos en los que se ha incu- mente necesario y útil en el momento
rrido y la cobertura y los beneficios de la de tomar decisiones respecto a la for-
iniciativa. Y esta ha sido, en este estu- ma, maneras y tipo de iniciativas en las
dio, una evaluación difícil de realizar en que se invertirán los recursos (la mayo-
muchos casos. Por una parte, porque a ría de las veces limitados). En este sen-
pesar de las indagaciones no siempre se tido, la existencia de indicadores de éxi-
cuenta con la información completa, so- to e impacto claros, coherentes con las
bre todo en lo que se refiere a costos fi- estrategias de evaluación utilizados y que
nancieros; además, muchas veces hay una den cuenta del cumplimiento de objeti-
gran imprecisión sobre los indicadores de vos se vuelve fundamental para cualquier
la cobertura que ha tenido la iniciativa. análisis de este tipo.
Pero el elemento que más dificulta la va-
loración está relacionado con la noción Finalmente, el último y no menos impor-
de los costos que implica, en una socie- tante criterio tomado en cuenta en el
dad como El Salvador, la inexistencia de análisis de estas experiencias es la par-
estas oportunidades. ticipación juvenil. En este punto, es im-

149
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

portante diferenciar de qué tipo de par- de paradigmas a partir de los cuales se


ticipación se habla, pues muchas veces deben derivar las ofertas programáticas
se parte de que la mera presencia de en el país. Al respecto, uno de los obstá-
jóvenes como receptores de una serie culos que es necesario solventar es la
de actividades promueve, por sí misma, «mirada» o la perspectiva que algunas
la participación juvenil. Otro enfoque re- entidades mantienen sobre la juventud.
lacionado con esto es aquel que concibe En otras palabras, para fomentar y pro-
que el empoderamiento de los jóvenes mover la construcción de ciudadanía
surge o se potencia con la mera apertu- como marco de una participación juve-
ra o «concesión de espacios» específi- nil eficaz es preciso superar algunos pro-
cos donde se fomenta esa participación. blemas en las relaciones intergenera-
Si bien son espacios útiles —sobre todo cionales, entre los que se encuentran el
si son probablemente los pocos o únicos adultocentrismo, el adultismo y los blo-
lugares donde los jóvenes pueden expre- queos intergeneracionales (Krasukopf
sarse, tener canales y modalidades al- 2003). Un acercamiento intergene-
ternativas de autoafirmación, generar un racional, un mejor conocimiento sobre
sentido de pertenencia o simplemente el tema de la niñez y la juventud y una
contar con un lugar distinto a la casa o a progresiva sensibilización son importan-
la calle donde «pasar un rato»—, la mera tes para entender y apoyar iniciativas en-
concesión o la apertura de espacios o el caminadas a promover la participación
incluirlos como población diana de una juvenil.
iniciativa no implica, de por sí, que se
esté potenciando la participación pro- Por otra parte, este documento ha preten-
tagónica juvenil. dido señalar el marco jurídico e institu-
cional vigente referido a la niñez y la ju-
El empoderamiento juvenil y la partici- ventud. Sobresale en este sentido la
pación efectiva han de procurarse con inexistencia de legislación y políticas es-
estrategias integrales orientadas más pecíficas sobre juventud, encaminadas a
bien a la construcción de ciudadanía, la promoción del desarrollo o la preven-
entendido esto como el proceso de re- ción de la violencia. Existe, por otra par-
conocimiento social de los derechos de te, un marco jurídico sectorial (en forma
los jóvenes, y desde ahí fortalecer aque- de códigos y legislación en los ámbitos de
llos espacios en los cuales puedan parti- familia, derecho social y penal, entre
cipar en cuestiones que los involucran. otros), que pretende brindar atención a
El fomento de la participación juvenil estas franjas de edades según su especifi-
pasa por el reconocimiento —por parte cidad. No obstante, si bien en lo discursivo
de los jóvenes, pero también de las ins- parece haber conciencia de la necesidad
tancias públicas y privadas cuyo trabajo de diseñar y hacer efectivas políticas en-
se relaciona con ellos y que normalmen- caminadas a la atención de la niñez y la
te están dirigidas por adultos— de su juventud, en la práctica no se han aproba-
condición de sujetos de derecho y no de do algunos instrumentos fundamentales
meros objetos de protección. Hacerlo como parte de la normativa para efectivizar
implica un importante primer paso en la derechos, entre ellos el Código de la Niñez
promoción de desarrollo y en el cambio y la Adolescencia, la Ley de Juventud o la

150
5. Conclusiones y recomendaciones

Política de Niñez y Juventud. No se quiere de los jóvenes o que potencien los dis-
decir con esto que la mera aprobación de tintos ámbitos de desarrollo. Si bien debe
estos instrumentos sea condición suficien- haber una correcta y oportuna aplicación
te para hacer cumplir los derechos; no obs- de la ley en caso de comisión de un deli-
tante, la adopción de una normativa diri- to —al margen de si el que comete el
gida con especificidad a estos grupos puede delito es pandillero o no—, es imprescin-
ser la base para la aplicación de dichos dible rescatar la importancia de la pre-
derechos, aunque hay que tener presente vención y la reducción del daño o inter-
que para efectivizarlos es fundamental no vención en grupos vulnerables, en un país
solo contar con leyes sino con la introduc- en donde a diario mueren muchos jóve-
ción de mejoras sustantivas en la atención nes a causa de la violencia.
a estos grupos.
Si bien la atención de la juventud en si-
Es necesario poner énfasis en la aten- tuación de vulnerabilidad es sin duda ur-
ción a la niñez y la juventud en las di- gente, no dejan de ser menos impor-
versas áreas de la promoción del desa- tantes todas aquellas iniciativas dirigidas
rrollo, dando especial importancia a la a niños, niñas, adolescentes y jóvenes no
prevención y la atención de la violencia involucrados en violencia. En esta línea,
que afecta a estos grupos. Sin dejar de las políticas públicas destinadas a estos
lado que en el país algunos jóvenes es- grupos deben enfocarse también en el
tán directamente vinculados a situacio- cuidado de la salud, mediante la promo-
nes de violencia, y que esta afecta a los ción de hábitos de vida saludables, la
jóvenes en la doble vertiente víctima- prevención del uso y abuso de sustancias
victimario, es fundamental que estas si- (legales e ilegales), y la información so-
tuaciones sean enfocadas también como bre enfermedades de transmisión sexual
vulnerabilidades que devienen del entor- y embarazos precoces, así como sobre
no desfavorable en el que estos grupos su prevención. Ya que los problemas de
se encuentran inmersos, y no como pro- salud sexual y reproductiva han sido im-
ducto de condiciones o trastornos portantes al tomar en cuenta a la ado-
psicopatológicos de los jóvenes o de su
lescencia como sujeto de atención de
«vocación o tendencia al crimen». Se dice
salud, la promoción de la salud y de há-
esto porque, tradicionalmente, en el país
bitos de vida saludables entre estos gru-
se ha puesto énfasis en las políticas de
pos debe ser uno de los principales obje-
tolerancia cero y de corte coercitivo
tivos de los proyectos de desarrollo
(mano dura) como forma de enfrentar y
juvenil.
resolver el problema de la violencia ju-
venil. Al margen de que un enfoque que
5.2 Recomendaciones
privilegia la coerción antes que la pre-
vención y la atención de violencia tiene Trabajar en red. A lo largo del documen-
una mirada más limitada de la situación, to se ha evidenciado la situación genera-
trata igualmente en forma simplista las lizada de vulnerabilidad que enfrentan
soluciones, al no priorizar el desarrollo y la niñez, la adolescencia y la juventud
la implementación de iniciativas y expe- en el país, la cual no se limita a la expo-
riencias que fomenten la participación sición a la violencia diaria sino a las ca-

151
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

rencias en los diversos componentes fun- puestas sectoriales tardías y desarticu-


damentales para el desarrollo juvenil ple- ladas, y por otro, una visión centrada en
no. Frente a ello, se ha intentado hacer el riesgo y la amenaza que implica el
una pequeña recopilación de iniciativas involucramiento de ciertos sectores de
que, desde diversas especificidades y la juventud en la violencia, con la res-
actores, han tratado de generar respues- pectiva respuesta represiva. Frente a
tas y espacios de promoción de desarro- esto, se torna prioritario promover, a
llo. No obstante, un elemento crucial cualquier costo, iniciativas encaminadas
señalado por los y las representantes de a la prevención de la violencia y al desa-
las instituciones consultadas tiene que rrollo de la niñez y la juventud. El tema
ver con la necesidad de desarrollar he- de la prevención de la violencia se en-
rramientas y habilidades de coordinación cuentra implícito en las estrategias diri-
para el trabajo en red. El trabajo y la gidas al fomento del desarrollo, aquellas
coordinación interinstitucional, como se que han faltado históricamente en el país
ha venido reiterando en este informe, es y han cedido paso a políticas represivas
un criterio de éxito fundamental no solo de tolerancia cero. Cualquier política
para el desarrollo y la integralidad de basada únicamente en la coerción está
cualquier iniciativa sino incluso para su condenada al fracaso si no está acompa-
sostenibilidad. Es fundamental, en este ñada por políticas de prevención de la
sentido, superar nociones —a veces pre- violencia y promoción del desarrollo, con
valecientes no tanto en el discurso como responsabilidades institucionales clara-
en la práctica— paternalistas y centra- mente definidas en términos de coordi-
listas en el quehacer, que enfocan la eje- nación y ejecución. Prevenir resulta siem-
cución de las experiencias dentro del pre más barato que rehabilitar o atender
marco exclusivo de la labor institucional los estragos de la violencia y, aunque los
y de las agencias financiadoras. El tra- efectos sean evidentes a largo plazo, es
bajo efectivo en red y la coordinación fundamental encaminar desde ahora es-
interinstitucional promueven la sinergia trategias que respondan a los múltiples
y la distribución de roles y responsabili- desafíos que implica la situación de la
dades, enriquecen las experiencias, fa- niñez y la juventud, los grupos más vul-
vorecen la creación de alianzas y posibi- nerables a sufrir y eventualmente ejer-
litan pasar de una visión centralista a una cer violencia. Resulta crucial, en relación
más integral que supere la desarticula- con esto, la prevención de la violencia
ción y la sectorialización de los esfuer- intrafamiliar. Diversos estudios, así como
zos. No obstante, es necesario desarro- buena parte de la experiencia de las ins-
llar, entre los actores implicados, las tituciones que atienden a jóvenes en si-
habilidades y coordinaciones necesarias tuación de vulnerabilidad y riesgo y en
para este tipo de trabajo. rehabilitación, evidencian que los hoga-
res son un escenario primario de viven-
Invertir en proyectos y programas de cia de la violencia, a manos de las perso-
prevención. En las respuestas oficiales a nas adultas más cercanas y significativas.
los desafíos que supone la atención a la
niñez, la adolescencia y la juventud, en Promover el conocimiento sobre la ju-
el país han prevalecido, por un lado, res- ventud. Esto es necesario para ayudar a

152
5. Conclusiones y recomendaciones

comprender las diversas problemáticas Intervenir en el entorno: la construcción


de estos grupos y poder tomar decisio- y el fomento del capital social y huma-
nes respecto a sus necesidades; puede no. Diversas investigaciones subrayan el
impulsarse mediante el fortalecimiento papel fundamental del entorno en la pre-
de la oferta de información y el análisis vención de la violencia y, en conse-
de la situación de juventud. Es necesa- cuencia, en el fortalecimiento del desa-
rio, asimismo, favorecer la decons- rrollo. Como lo pone en evidencia una
trucción de la imagen negativa de los investigación regional sobre pandillas
jóvenes, suscitada en buena medida por juveniles en Centroamérica (ERIC, IDESO,
los medios de comunicación social y por IDIES e IUDOP 2004), las comunidades en las
el manejo político del tema, y promover que proliferan las pandillas son sectores
su introducción apropiada mediante la que, más que empobrecidos, se encuen-
difusión de mensajes alternativos que tran en situación de abandono por parte
estimulen un mejor conocimiento de la de las autoridades locales y nacionales,
situación y el tratamiento responsable del por lo cual es imprescindible atender a
fenómeno de la violencia, sobre todo de estas zonas en situación de marginación
la violencia juvenil. que carecen de las condiciones básicas
necesarias para el crecimiento y el es-
Por otra parte, la existencia de docu- parcimiento sano de su niñez y juven-
mentos, informes, encuestas y análisis tud. Por otra parte, son lugares en don-
sobre la juventud proporcionaría infor- de es preciso fortalecer el capital social
mación acerca de otras fases y expre- existente, entendido como el fomento de
siones juveniles en el país, ya que la mi- la confianza interpersonal entre los ve-
rada ha estado enfocada —aun en el caso cinos, del impulso a la participación de
de los estudios y las investigaciones— en los residentes de todas las generaciones
los jóvenes más vinculados con la violen- en instancias locales de toma de deci-
cia, precisamente debido a la urgencia de sión sobre cuestiones que les conciernen;
identificar los factores que inciden en su en la inversión, en el cuido y manteni-
involucramiento. No obstante, no es me- miento de la infraestructura de las zo-
nos importante conocer «la otra cara de nas y en la construcción y el fortaleci-
la moneda», entender cómo funciona y miento de redes sociales comunitarias.
qué caracteriza a ese cúmulo de jóvenes Solo con la promoción de la confianza
con diversas características, pero que no interpersonal, así como del involucra-
se encuentran involucrados en violencia. miento en cuestiones de interés público
Esto proporcionaría un panorama más y de la construcción de confianza en la
completo, aunque definitivamente incon- institucionalidad, se podrá tejer una red
cluso, de los diversos sectores de la ju- social capaz de contener y dar respuesta
ventud que habitan el país; proveería de a los desafíos planteados por su niñez y
información en relación con la resiliencia, juventud.
un tema que no ha sido explorado ni in-
vestigado con la profundidad necesaria; Fortalecer estrategias de monitoreo y
y proporcionaría material para la gestión evaluación de los programas y proyec-
y la toma de decisiones. tos. Como se ha venido señalando en este

153
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

informe, y como de alguna forma quedó salud sexual reproductiva, la promoción


en evidencia mediante el análisis de las de hábitos básicos de higiene y el consu-
iniciativas revisadas, el componente de mo balanceado de alimentos, entre otros
evaluación y monitoreo de las experien- temas relacionados con el fomento al
cias suele estar entre los más deficitarios. desarrollo juvenil.
Es fundamental contemplar la evaluación
como parte fundamental de la experien- Fortalecer la participación protagónica
cia, tomarla en cuenta desde un inicio juvenil. Lo usual es tomar en cuenta a
para asignar los recursos pertinentes y, los jóvenes como beneficiarios o como
en caso de que no se cuente con las po- parte de la población diana de proyectos
sibilidades o los recursos técnicos para y programas. No obstante, es importan-
llevarla a cabo, solicitar evaluación ex- te que en el país se fomente y se active
terna como una forma de legitimar las la participación juvenil, en primer lugar,
acciones implementadas, corroborar los porque es una vía directa para involu-
impactos y justificar las inversiones. crar a sus agrupaciones en espacios des-
de los que puedan participar en la toma
Fortalecer los mecanismos de acceso a de decisiones. Esto es especialmente ur-
empleos dignos y competitivos para los gente e importante en un país como El
jóvenes. Ninguna estrategia de preven- Salvador, donde la juventud se muestra
ción de violencia y de fomento de desa- con una acentuada desafección en rela-
rrollo juvenil puede dejar de lado un ción con su participación política y, en
tema de gran trascendencia como es el algunos casos, manifiestamente apática
de la inserción laboral juvenil. Para ello, respecto a su involucramiento en espa-
es fundamental dar continuidad a los pro- cios de participación social o comuni-
cesos interinstitucionales sobre la crea- taria que no se relacionan con la políti-
ción de políticas de fomento al empleo ca. Buena parte de esa actitud viene
juvenil que ya se han iniciado en el país. dada, por un lado, por las relaciones
En este sentido, es importante el apoyo
intergeneracionales, en las que prevale-
a instituciones involucradas en la imple-
ce una distancia considerable entre ado-
mentación de proyectos y programas de
lescentes o jóvenes y las personas adul-
empleo juvenil, y hacer de su fomento
tas; y por otro lado, por un andamiaje
un área prioritaria de intervención, ya
institucional —usualmente dirigido por
que entre los grupos más desfavorecidos
adultos— que genera desconfianza y re-
en este campo se encuentran la juven-
celo. Es necesario fomentar la participa-
tud y las mujeres.
ción juvenil desde el diseño y la concep-
Cambiar de paradigma respecto a la ción misma de los proyectos, lo cual
atención de la salud. Más que subrayar implica un acercamiento de la institu-
la existencia de políticas de atención a cionalidad a estos grupos de población,
problemáticas de salud, es fundamental a fin de conocer, desde la visión de los
que en el país se promocione un estilo jóvenes, las necesidades más apremian-
de vida saludable, que implique la pre- tes a las que hay que dar respuesta y las
vención de drogodependencias y enfer- formas en las cuales ellas y ellos mismos
medades de transmisión sexual, el cono- consideran que pueden involucrarse y
cimiento de temas relacionados con la aportar para ello.

154
Referencias bibliográficas

AGUIRRE Saldaña, Miguel Arturo


2002 Estudio sobre formas de vida de los jóvenes de El Salvador desde la perspectiva
de: la educación, el trabajo, salud y vivienda. San Salvador: Ministerio de Trabajo
y Previsión Social (MTPS) y Organización de Estados Iberoamericanos para la
Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).

ARGUETA, Sandra; Gisela CAMINOS, Margarita MANCÍA y María de los Ángeles SALGADO
1992 «Diagnóstico de los grupos llamados ‘maras’ en San Salvador. Factores psicosociales
que prevalecen en los jóvenes que los integran». Revista de Psicología de El Salvador,
43, pp. 53-84.

ASOCIACIÓN JÓVENES EMPRESARIOS DE EL SALVADOR (AJE)


2005 «Información general» (documento mimeografiado).

CARRANZA, Marlon
2005 «Detention or death: where the ‘pandillero’ kids of El Salvador are heading». En L.
Dowdney, Neither war nor peace. International comparisons of children and youth
in organized armed violence. Rio de Janeiro: Children in Organized Armed Violence
(COAV), Viva Rio, Instituto de Estudos da Religao (ISER) e International Action
Network on Small Arms (IANSA).
2004 «Políticas juveniles y rehabilitación de mareros en El Salvador». En ERIC, IDESO,
IDIES, IUDOP y Nitlapán (editores).

CASTILLO, Carolina; Ana Carolina PAZ, Lorena RIVAS DE MENDOZA y Ernesto A. SELVA SUTTER
2001 Estudio de los conocimientos, creencias, actitudes y prácticas de la población
salvadoreña sexualmente activa como factores determinantes de la propagación
del sida y otras enfermedades transmitidas principalmente por contacto sexual.
San Salvador: Talleres Gráficos de la Universidad Centroamericana José Simeón
Cañas (UCA).

COMISIÓN ECONÓMICA PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (CEPAL)


2004 Panorama social de América Latina 2004. Santiago de Chile: CEPAL.

COMISIÓN ECONÓMICA PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (CEPAL) y ORGANIZACIÓN IBEROAMERICANA DE JUVENTUDES
(OIJ)
2004 La juventud en Iberoamérica. Tendencias y urgencias. Santiago de Chile: CEPAL,
Naciones Unidas.

155
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA


2005 Legislación penal juvenil. San Salvador: Sección de Publicaciones de la Corte
Suprema de Justicia.

CRUZ, José Miguel


2005 «Armas, violencia y juventud en El Salvador» (documento mimeografiado, en
prensa).
2003 «¿Para qué sirve la democracia? La cultura política de los jóvenes del Área
Metropolitana de San Salvador». En Florisabel Rodríguez, Silvia Castro y Johnny
Madrigal (editores). Con la herencia de la paz: cultura política de la juventud
centroamericana. Heredia, Costa Rica: Fundación Pro Ciencia, Arte y Cultura de la
Universidad Nacional (UNA).
2001 ¿Elecciones para qué? El impacto del ciclo electoral 1999-2000 en la cultura política
salvadoreña. San Salvador: Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).
1999 «La victimización por violencia urbana: niveles y factores asociados en ciudades
de América Latina y España». Revista Panamericana de Salud Pública, 5, 4-5, pp.
259-267.
1998 «Las razones del abstencionismo en El Salvador en 1997». En Ricardo Córdova
(comp.). El abstencionismo electoral en Nicaragua y El Salvador. San Salvador:
FUNDAUNGO.

CRUZ, José Miguel y Luis Armando GONZÁLEZ


1997 «Magnitud de la violencia en El Salvador». Estudios Centroamericanos (ECA), 588,
pp. 953-966.

CRUZ, José Miguel y María SANTACRUZ


2005 La victimización y la percepción de seguridad en El Salvador en 2004. San Salvador:
Ministerio de Gobernación, Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP), Instituto
Universitario de Opinión Pública (IUDOP) y Programa de las Naciones Unidas para el
Desarrollo (PNUD).

CRUZ, José Miguel y Nelson PORTILLO


1998 Solidaridad y violencia en las pandillas del Gran San Salvador. Más allá de la vida
loca. San Salvador: UCA Editores.

DIRECCIÓN GENERAL DE ESTADÍSTICA Y CENSOS (DIGESTYC)


2005 Encuesta de hogares de propósitos múltiples. Año 2004. San Salvador: División de
Estadísticas Sociales, Ministerio de Economía de El Salvador.

ENCUENTRO CENTROAMERICANO SOBRE VIOLENCIA JUVENIL


2004 Memoria de labores. San Salvador: Centro Canadiense de Estudios y Cooperación
Internacional (CECI), UCA, Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible
(IEPADES), Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Jóvenes
Hondureños Adelante Juntos Avancemos (JHA-JA).

156
Referencias bibliográficas

EQUIPO DEREFLEXIÓN, INVESTIGACIÓN Y COMUNICACIÓN (ERIC); INSTITUTO DE ENCUESTAS Y SONDEOS DE OPINIÓN


(IDESO), INSTITUTO DE INVESTIGACIONES ECONÓMICAS Y SOCIALES (IDIES) e INSTITUTO UNIVERSITARIO DE
OPINIÓN PÚBLICA (IUDOP )
2004 Maras y pandillas en Centroamérica. Volumen II, Pandillas y capital social. San
Salvador: UCA Editores.

ERIC, DIRECCIÓN DE INVESTIGACIÓN Y PROYECCIÓN SOCIAL (DIRINPRO), IDIES, IUDOP y NITLAPÁN (editores)
2004 Maras y pandillas en Centroamérica. Volumen III, Políticas juveniles y rehabilitación.
Managua: UCA Publicaciones.

FESAL
2004 Encuesta nacional de salud familiar (FESAL) 2002-2003. San Salvador: Asociación
Demográfica Salvadoreña.

FONDO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA INFANCIA (UNICEF)


2003 Atención en el Polígono Industrial Don Bosco para jóvenes en alto riesgo y en
conflicto con la ley. San Salvador: UNICEF, Programa Sociedad Sin Violencia del PNUD.

FUNDACIÓN DE ESTUDIOS PARA LA APLICACIÓN DEL DERECHO (FESPAD) y CENTRO DE ESTUDIOS PENALES DE EL SALVADOR
(CEPES)
2004 Informe anual sobre justicia penal juvenil. El Salvador 2004. San Salvador: FESPAD
Ediciones.

GUERRA, Nancy y Kirk WILLIAMS


2002 Boletín temático. Desarrollo juvenil y prevención de violencia: aptitudes
fundamentales. Riverside, California: Southern California Center of Excellence on
Youth Violence Prevention.

INSTITUTO SALVADOREÑO DE FORMACIÓN PROFESIONAL (INSAFORP)


2002 Jóvenes y mercado de trabajo urbano en El Salvador. San Salvador: INSAFORP.

INSTITUTO UNIVERSITARIO DE OPINIÓN PÚBLICA (IUDOP)


1999 Normas culturales y actitudes sobre la violencia. Estudio ACTIVA. San Salvador:
IUDOP-UCA.

KRAUSKOPF, Dina
2003 Participación social y desarrollo en la adolescencia. San José, Costa Rica: Fondo
de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

KRUG, Etienne; Linda DAHLBERG, James MERCY, Anthony ZWI y Rafael LOZANO (editores)
2002 World Report on Violence and Health. Ginebra: World Health Organization
Publications.

157
Experiencias participativas con jóvenes en proyectos de promoción

MARTÍNEZ VENTURA, Jaime


2005 Límites democráticos al poder penal. Reformas de la seguridad pública y la justicia
penal. San Salvador: FESPAD Ediciones.

MINISTERIO DE GOBERNACIÓN
2004 Construyendo juntos una política de prevención, atención y control de la violencia.
El camino recorrido por las mesas de trabajo. San Salvador: Ministerio de
Gobernación.

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA Y ASISTENCIA SOCIAL (MSPAS)


2001 Adolescentes saludables. Programa Nacional de atención integral de la salud de
adolescentes. San Salvador: MSPAS.

MOLINA, Fabio
2005a Reconocimientos de defunciones por homicidios realizados por los (las) médicos(as)
forenses del Instituto de Medicina Legal de El Salvador, año 2004 (Investigación y
análisis epidemiológico de los homicidios). San Salvador: Corte Suprema de Justicia.
2005b Defunciones por homicidios. El Salvador, años 2003 y 2004. San Salvador: Corte
Suprema de Justicia.

PADILLA, Guillermo
2002 Juventud y cultura política. San Salvador: FLACSO Programa El Salvador.

POLICÍA NACIONAL CIVIL


2004 Plan súper mano dura. San Salvador: Dirección General de la Policía Nacional
Civil.

PROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO (PNUD) (editores)


2005 ¿Cuánto cuesta la violencia a El Salvador? Cuadernos sobre Desarrollo Humano, 4.
San Salvador: PNUD.

PROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO (PNUD)


2003 Informe sobre Desarrollo Humano. El Salvador 2003. Desafíos y opciones en tiempos
de globalización. San Salvador: PNUD.

RODRÍGUEZ, Ernesto
2005 Jóvenes, conflicto urbano y ciudadanía en América Latina: un desafío para las
políticas públicas. Montevideo: Centro Latinoamericano sobre Juventud (CELAJU).

SANDER, Benno
1990 Educación, administración y calidad de vida. Buenos Aires: Santillana.

SANTACRUZ, María
2003 Una aproximación al estudio sobre las clases medias y su comportamiento político.
San Salvador: Fundación Dr. Guillermo Manuel Ungo (FUNDAUNGO), Friedrich Ebert
Stiftung (FES), IUDOP-UCA.

158
Referencias bibliográficas

SANTACRUZ, María y Alberto CONCHA-EASTMAN


2001 Barrio adentro. La solidaridad violenta de las pandillas. San Salvador: IUDOP-UCA.

SANTACRUZ, María y Nelson PORTILLO


1999 Agresores y agredidos. Factores de riesgo de la violencia juvenil en las escuelas.
San Salvador: IUDOP-UCA.

SANTOS DE ESCOBAR, Aída Luz


2005 «El proceso de construcción de la Ley del Menor Infractor». En Corte Suprema de
Justicia. Ensayos sobre justicia juvenil. A 10 años de su implementación. San
Salvador: Sección de Publicaciones de la Corte Suprema de Justicia, pp. 1-22.

SECRETARÍA DE LA JUVENTUD
2004 Jóvenes salvadoreños: actores estratégicos del desarrollo. Propuesta de Plan
Nacional de Juventud 2005-2015. San Salvador: Secretaría de la Juventud,
Presidencia de la República.

SMUTT, Marcela y Jenny Lissette MIRANDA


1998 El fenómeno de las pandillas en El Salvador. San Salvador: FLACSO y UNICEF.

UMAÑA, Carlos
1997 Los jóvenes en situación de exclusión social. Caracterización de la niñez y la
adolescencia de 7 a 18 años de El Salvador. San Salvador: Fundación Empresarial
para el Desarrollo Educativo (FEPADE).

159